0

21 dias habito

Cambiar un hábito alimenticio requiere un trabajo de conciencia, dado que generalmente los hábitos se asocian a conductas automáticas y en la mayoría inconscientes. Los hábitos aparecen en nuestras vidas por varias razones, ya sea por imitación o por algún desencadenante en la vida que nos lleva a adquirir ciertas rutinas.

¿Puedo cambiar un hábito alimenticio en 21 días?

Eso depende de hace cuánto tengas adquirido ese hábito. No es lo mismo cambiar un hábito alimenticio que tienes adquirido desde la niñez, a un hábito que lo has incorporado a tu vida en el último año; además se debe tener en cuenta a qué se tiene asociado esa rutina (aburrimiento, placer, estrés, tristeza, social, etc) y también la intensidad con la que se enfrenta una persona con ese hábito: algunos están más arraigados que otros, por lo tanto, habrá personas que podrán cambiar un hábito alimenticio en un par de semanas, mientras que a otros les puede llevar varios meses modificarlos. Por lo tanto, vamos a olvidarnos del tiempo y a poner en marcha estos tips:

+ Decisión: es importante tener la decisión interna de cambiar un hábito alimenticio, sin importar el tiempo que te tome.

+ Momento de tu vida: si estás pasando un buen momento en tu vida, es más probable que tengas más energía para modificar los malos hábitos; si por el contrario estás con muchas situaciones que tienes que atender, quizás podrías plantearte cambiar un hábito que no conlleve demasiada dificultad, por ejemplo, incluir más líquidos a lo largo del día o cambiar la merienda de un bollo por una fruta, etc.

+ Razones por la quieres cambiar un hábito: lo ideal es tomar la iniciativa por un deseo y motivación propia y no depender de otras situaciones o personas, por ejemplo, quiero comer más saludable porque quiero bajar de peso para la boda de mi amiga. Probablemente este cambio de hábito alimenticio tenga un fin (cuando haya terminado la boda de tu amiga), igualmente puedes usar este evento como un puntapié a iniciarte en una alimentación más saludable y ser consciente de que puedes mantener esta alimentación saludable durante más tiempo.

+ Detectar el hábito alimenticio que desees cambiar, por ejemplo, reducir los productos snack o bollería industrial, dejar las bebidas azucaradas o con alcohol, dejar de comprar comidas procesadas, etc.

+ Identificar qué desencadena el hábito nocivo, por ejemplo, adquieres alimentos tipos snack cuando estás en la oficina, te gusta tomar un dulce luego de comer, consumes mucho alcohol cuando estás con amigos, por las noches al llegar a casa te gusta picotear lo que encuentras…

+ Planifica el nuevo hábito saludable, por ejemplo, cambia el snack de la oficina por frutos secos; consume una fruta o yogur de postre en lugar de tomar dulces; por las noches, suprime el picoteo por la opción de descansar un rato en el sofá, es decir, para cambiar un mal hábito es ideal sustituir este por otro hábito saludable.

+ Motivación: es importante que seas consciente de los pequeños logros que estés haciendo; si un día no puedes concretar lo que te propusiste, no te preocupes e inténtalo al día siguiente. Los cambios de hábitos no son tan lineales, seguramente te encontrarás en más de una ocasión con menos energías para concentrarte en modificar dicho hábito.

+ Insistir: lo más importante para lograr el éxito de un cambio de hábito alimenticio es tener constancia, así que insiste las veces que sea necesario.

Maxwell Maltz (1889 -1975), un reconocido cirujano plástico de la Universidad de Columbia en la década de 1950, empezó a darse cuenta de un patrón que seguían sus pacientes: cuando les modificaba algún rasgo de la cara, por ejemplo, la nariz, les llevaba 21 días acostumbrarse al nuevo aspecto. Observó también que el síndrome del miembro fantasma en los amputados seguía el mismo patrón de los 21 días. “Estos y muchos otros fenómenos observados comúnmente tienden a mostrar que se requiere de un mínimo de 21 días para que una imagen mental establecida desaparezca y cuaje una nueva”, escribió Maltz en su libro Psycho-Cybernetics (Psico Cibernética: el secreto para mejorar y transformar su vida), un libro de autoconocimiento que habla del potencial humano, publicado por primera vez en 1960 y que ha vendido varios millones de copias.

Según Maltz, actuamos y sentimos no de acuerdo con la realidad, sino a la imagen que nos hemos formado de ella. Los hábitos, buenos o malos, se moldean del mismo modo. La imagen que las personas tienen de sí mismas y las conductas que han creado, guardan estrecha relación entre sí. Al cambiar la imagen, seguramente cambiarán los hábitos.

William James, uno de los padres de la psicología moderna, escribió Habit, un ensayo que dos años después incluyó en el capítulo IV de su libro Principios de psicología (1890), obra de referencia de esta ciencia. En él mencionaba que aprender nuevas habilidades puede tener un efecto en la estructura física del cerebro, modificándolo y estableciendo nuevas relaciones y circuitos neuronales, que a su vez alteran su funcionamiento. Ya se hablaba entonces del concepto de plasticidad cerebral o neuronal, que ahora es clave en el estudio de las Neurociencias. El cerebro es un órgano moldeable y cada destreza aprendida, lengua estudiada o experiencia vivida, reconfigura nuestro mapa cerebral.

Phillippa Lally, investigadora de psicología de la salud del University College London, y su equipo publicaron en la Revista Europea de Psicología Social, en 2009, How are habits formed: Modelling habit formation in the real world, un estudio que investigaba el proceso de formación de un hábito en la vida diaria. Para ello, se pidió a 96 voluntarios universitarios que escogieran un comportamiento saludable que hasta entonces no hacían, para repetirlo cada día y convertirlo en hábito. Eligieron por ejemplo comer una pieza de fruta en la comida o correr 15 minutos después de cenar. El tiempo que tomó a los participantes alcanzar el automatismo con esta nueva acción varió de 18 a 254 días, y la media fue de 66 días. En el estudio se destaca que el rango tan amplio se explica por el nivel de dificultad de cada conducta, y aunque los participantes estaban motivados para crear una nueva rutina saludable que ellos mismos habían elegido, aproximadamente la mitad de ellos no realizaron el comportamiento de manera lo suficientemente consistente para alcanzar el condición de hábito.

Si el nuevo hábito está ligado a un valor importante para ti, no va a costarte realizarlo” (Mery Viñas, psicóloga y ‘coach’)

Pero, ¿por qué es tan difícil instaurar un nuevo hábito? “Hay muchos factores que fallan”, explica Mery Viñas, psicóloga y coach fundadora de Beecome (Coaching & Training). “Lo que quieres convertir en un hábito, debe conectarte con algo que realmente te motive. Solo se pueden crear con aquellos objetivos y valores con los que te sientas alineado. No sirve de nada querer hacer ejercicio diariamente si eso no está conectado con algo importante para ti, por mucho que te lo recomiende el médico. Si algo no te gusta ni te apasiona, por mucho que lo hagas muchos días seguidos —como indican algunas teorías—, lo acabarás abandonando porque no le encontrarás el sentido. Es importante encontrar sentido a lo que haces y hallar una respuesta a ‘¿para qué lo hago?’ y no ‘¿por qué lo hago?”.

A la pregunta de por qué es más rápido adquirir un mal hábito frente a uno beneficioso, Viñas aclara que los nocivos producen placer a corto plazo, y que en muchos casos preferimos la inmediatez al beneficio que, a medio o largo plazo, puede reportar uno saludable. E insiste en que “debemos cultivar la paciencia y saber con certeza que estás conectado con algo bueno para ti, que estás conectado con tus objetivos y valores. Gracias a los valores tomamos decisiones, son la raíz por la que nos movemos y actuamos. Cuando vas a tomar una decisión, la pregunta que deberías hacerte es: ¿esta acción honra alguno de mis valores o los traiciona? Si el nuevo hábito está ligado a un valor importante para ti, no va a costarte realizarlo”.

El neurocientífico Richard J. Davidson ha creado un Centro para la Investigación de Mentes Saludables en el Centro Waisman de la Universidad de Wisconsin, y entre los estudios que lleva a cabo ha verificado que la meditación provoca cambios significativos estructurales y funcionales en el cerebro en áreas asociadas con el bienestar y la felicidad. La evidencia científica constata, además, que un entrenamiento sistemático y regular puede mejorar directamente el funcionamiento de nuestro organismo y de nuestro cerebro. Después de miles de años de práctica en Oriente y más recientemente en Occidente, por fin la ciencia ha constatado sus beneficios.

Retomando los descubrimientos y las enseñanzas de Maxwell Maltz, gurús del coaching y del desarrollo personal actuales aplican su análisis sobre el patrón que seguían sus pacientes, para crear así programas online que invitan a transformar la vida de las personas en 21 días. Es el caso de Deepak Chopra, médico, escritor y conferenciante, considerado el gurú por excelencia del bienestar en EE UU y pionero en ofrecer estos retos que él centra en la meditación. Chopra piensa que “la aplicación de la conciencia, en cualquier forma, a través de cosas tales como la determinación, la disciplina, las buenas intenciones y la atención, tiene el poder de crear el cambio”. Para Chopra, es con la práctica meditativa con lo que se consigue ganar conciencia y control sobre lo que hace el sistema nervioso cuando no se presta atención.

La famosa comunicadora y actriz Oprah Winfrey, una de las mujeres más influyentes de EE UU, se ha unido a la propuesta de Chopra, y juntos han creado Oprah & Deepak, 21-Meditation Experience, una red que conecta e inspira a más de 3 millones de personas en 194 países a través de los retos que han ido entregando consecutivamente en Internet: Salud Perfecta, Relaciones Milagrosas, Deseo y Destino, Encontrando tu Flow, Expandiendo tu Felicidad…

Todo lo que puedes imaginar o desear está disponible para ti”, asegura Deepak Chopra, el gran gurú del bienestar en EE UU

“¿Estás preparado para crear la vida que siempre has soñado? Todo lo que puedes imaginar o desear está disponible para ti, aquí y ahora. En este viaje transformador de tres semanas, Oprah y Deepak revelan los secretos para atraer todo el amor, el éxito y la felicidad que deseas”. Este es el reclamo del último reto de 21 días: La Energía de la Atracción. Cada reto consiste en un programa interactivo online que se puede hacer gratuitamente, si se realiza en el momento que se lanza y siempre desde un dispositivo con conexión a Internet, o comprarlo en diferentes formatos para reproducirlo o descargarlo y conservarlo indefinidamente. Cada sesión dura aproximadamente 20 minutos, con un tema y una idea central que introduce Oprah. A continuación interviene Deepak, y finaliza con una meditación guiada, todo ello acompañado de una música inspiradora. Los participantes, aparte de tener la opción de rellenar un diario privado cada día con un cuestionario que les lleva a reflexionar sobre sus conductas y los cambios que están experimentando, pueden escribir también sus impresiones en la plataforma y compartirlas con el resto de personas que están realizando el reto. Surgen una media de 40.000 comentarios en cada uno de los retos.

Dado el éxito que ha tenido entre los internautas angloparlantes, Deepak se ha unido recientemente con el cubano Ismael Cala, presentador de la CNN en español, para ofrecer 21 días creando abundancia. El famoso presentador coincidió en la televisión con Chopra y le comentó que sus meditaciones le habían cambiado la vida. Entre los dos, decidieron lanzarlo en América Latina y España.

Año nuevo, vida nueva

Por otro lado, Arianna Huffington líder de opinión en EE UU y cofundadora de The Huffington Post, ha creado su propio viaje de 21 días de meditación, por ahora con dos retos: sobre el miedo (On becoming Fearless) y la paz (Strength of Peace Trilogy). Para superar el miedo, Huffington recomienda “buscar el centro de uno mismo, el lugar que no es susceptible a pesar de los altibajos de la vida”. Invita en sus viajes de 21 días a que el participante encuentre su propio centro, paso a paso y día a día.

Son muchos los que ante el nuevo año se plantean propósitos como dejar de fumar, comer de forma más saludable o hacer más ejercicio. Para tener éxito, Mery Viñas dice que hay que ponerse manos a la obra cuanto antes. “No se trata de hacer la nueva acción de forma perfecta, sino de comenzar. Luego ya irás mejorando, pero lo importante es no postergar. Si ya has tomado la decisión, decide una fecha y comienza”. Además de fijar un día para emprender el viaje del cambio, Viñas recalca: «Se necesitan dos ingredientes fundamentales: la disciplina y el compromiso. Crear un hábito es como utilizar un músculo que hace tiempo que no utilizas. El primer día será muy extraño e incluso aparecerán agujetas. Pero a medida que lo ejercites, el músculo irá tomando fuerza”.

Puedes seguir Buenavida en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a la Newsletter.

21 días para crear hábitos alimentarios saludables

Día 6: Compra aceite de oliva de la mejor calidad

El aceite de oliva de Italia, Grecia o España es como beber rayos de sol en estado puro. Es como tocar el cielo y vale la pena pagar por ello si te ayuda a comer más verduras. Utilízalo para saltear ligeramente las verduras en una sartén o para preparar una tostada con aguacate. ¡Y, por supuesto, en ensaladas!

Día 7: Aprende a hacer tu propio aliño para ensaladas

Para comer verduras no hay nada mejor que un buen aliño. Ahí va uno facilito…

Amor balsámico

Instrucciones: Mezclar y usar en los próximos tres días

· 3 partes del mejor aceite de oliva

· 1 parte de vinagre balsámico de buena calidad

· 1 cucharadita de mostaza

Día 8: Tómatelo en serio. Aunque solo sea hoy.

Mímate por un día. Cada decisión que tomes hoy, que sea por y para tu salud. Bebe agua. Di “no” a las pastas de la oficina. Ve al gimnasio o entrena con un vídeo de ejercicios. Pero, por una vez… siente lo que significa dedicarse a uno mismo y tómate en serio tu salud.

Al final del día… piensa en cómo te has sentido.

· ¿Qué ha costado más?

· ¿Qué ha sido más fácil?

Día 9: Que sea bonito

Cuando algo tiene una pinta exquisita, la gente se lo come. Aprende a hacer un bol de Buddha y disfruta de un bol lleno de nutrientes.

Día 10: Céntrate en la fibra

Haz una lista de todo lo que comes normalmente y mira cuánta fibra contiene. La fibra ayuda a sacar lo malo de tu cuerpo y te ayuda a eliminarlo. Si necesitas comer más fibra… aquí tienes algunas opciones:

1. añade salvado de algún cereal al batido o al desayuno

2. come fruta entera con piel (manzanas, caquis, melocotones…)

3. incorpora semillas de chía en el batido, desayuno o bebida acompañado de un vaso de agua grande

Día 11: Come con alguien

¿Comes a solas? Invita a un amigo a tu casa y disfruta preparando la comida juntos.

¿Eres introvertido? Cena con un amigo por Skype. Verás como te sientes mejor.

Día 12: Tómate un zumo verde recién hecho

El zumo verde es lo mejor para eliminar toxinas y supone un shock para tus papilas gustativas. Haz uno pequeño. Es algo a lo que te vas a acostumbrar con el tiempo. Y solo necesitas un poco. Un chupito es suficiente.

Mis favoritos: espinacas/manzana, pasto de trigo, hinojo/naranja o perejil.

Día 14: Fíjate en lo que lleva la gente en su carrito de la compra

Hoy en día, la gente compra cosas de lo más raro. A mí me encanta fijarme en lo que otra gente compra. Puede que solo compren cerveza, patatas fritas de bolsa y cigarrillos. Algunos compran un montón de pan y queso. Otros compran toneladas de yogur y cereales. A mucha gente se le olvida la fruta y las verduras, pero a ti no.

Día 15: Cómete 3 piezas de fruta

La fruta tiene propiedades mágicas que curan nuestro cuerpo y permiten que todo funcione correctamente. Cómetelas crudas y mastica bien para obtener puntos extra.

Día 16: Bendice la mesa y mastica

Se trata de comer despacio y estar atentos a lo que pasa en nuestro cuerpo. Bendecimos la mesa para dar las gracias por la comida y masticamos bien para que nuestro cuerpo la absorba lo mejor posible.

Día 17: Ve al mercado de frutas y verduras

Cómprate un café para llevar y disfruta de un paseo por el mercado. El producto fresco del mercado no tiene comparación con el del supermercado. Cuando se cultiva localmente y con amor, se nota. Compra alguna cosa.

Día 18: Aprende a cocinar algún plato de verduras esta semana

Las verduras inundadas de agua saben fatal. Aprende a cocinarlas y querrás comértelas más a menudo. Prueba este Rollo de col rizada y champiñones.

Día 19: Busca tiempo para ir al supermercado

Solemos dedicar el mínimo tiempo posible a hacer la compra y al final acabamos estresados, disgustados y decepcionados con la experiencia. Intenta dedicarle una hora por lo menos para escudriñar los pasillos e investigar los productos que tienen. Fíjate si esto cambia tu experiencia al hacer la compra. Usa esta lista de la compra como referencia.

Día 20: Aprende a hacer una deliciosa salsa para mojar verduras

¡La mejor manera de comer verduras es con una cremosa salsa mágica! Pruébala.

Salsa cremosa de ajo

Instrucciones: Calentar a fuego lento hasta que la mezcla quede homogénea

· 1 paquete de queso cremoso tipo Philadelphia (unos 200 g)

· leche (50 ml)

· espinacas congeladas, descongelarlas (50-100 g)

· 1 diente de ajo chafado o picado

· sal y pimienta al gusto

Utiliza para mojar verduras troceadas como tiras de pepino, pimientos, apio, zanahorias o apio nabo.

Día 21: Sé una fuente de inspiración

Comparte el amor. Haz una foto de tus creaciones a base de frutas y verduras… súbela a Instagram, Facebook o Twitter. Sé una fuente de inspiración para otros.

Cómo vivir en armonía Día 21 del reto de 21 días

A través de este trayecto de transformación te has podido dar cuenta que para llegar a sentir esta tranquilidad y equilibrio en nosotros mismos es necesario realizar algunos cambios en nuestra forma de pensar y actuar. Hay algunas cosas que nos parecerán más fáciles y otras un poco más difíciles o nos tomarán más tiempo, pero definitivamente el objetivo es volvernos la mejor versión de nosotros mismos y ser exitosos.

De ninguna forma esto significa que queremos ser perfectos y que nunca vamos a tener situaciones difíciles o problemas, más bien lo que quiero que entiendas es que es nuestra forma de pensar y de actuar es la que nos va a mantener en un estado armonioso y nos ayudará a superar cualquier situación que salga de nuestro control.

Estrategias para vivir en paz y armonía

1. Ten confianza en ti mismo

Lo que vales es sumamente importante, y no debes dejar que alguien más defina la importancia de lo que eres, dices o haces. Si tienes inseguridades, trabájalas pero nunca permitas que ellas te controlen. Si necesitas trabajar más en tu confianza y en la seguridad en ti mismo regresa a los primeros 5 días de este reto y trabaja en ti mismo.

El reto de la Transformación – Índice

  • Día 1 – Autoestima
  • Día 2 – Ámate a ti mismo
  • Día 3 – Autocrítica
  • Día 4 – Confianza en ti mismo
  • Día 5 – Ama tu cuerpo

2. Acepta a tus seres queridos y amigos como son

Enfócate en lo positivo de la gente que te rodea y acepta lo que no puedes cambiar. Concentrate en lo que si puedes cambiar: tu mismo. Cambia tu percepción y el mundo cambiará ante tus ojos.

3. No te dejes llevar por las opiniones de terceros

Este punto esta muy ligado al primero, pero la diferencia básicamente es no dejes que nadie «te haga» enojar, sentir culpable, con pena o inseguro. Nadie, absolutamente nadie tiene el poder de hacerte sentir lo que tu no quieras, tu lo permites. Así que de ahora en adelante no lo permitas, si alguien hace algo recuerda: Lo que ellos hagan es el reflejo de su forma de pensar, no tiene nada que ver contigo y no debe de afectarte.

Checa mi post acerca de cómo responder a las críticas, este te ayudará con métodos de la terapia cognitivo-conductual a mejorar la forma en la que respondes a las críticas de terceros.

4. No dejes de leer y rodearte de libros y aprendizaje positivo y de superación personal

No hay mejor inversión que la que haces en ti mismo. La mejor forma de mantenerte siempre positivo y continuamente desarrollándote es la de invertir en libros, videos y todo tipo de información que te ayude a superarte.

Existen muchos blogs (como este 😉 ) , y muchas páginas en Facebook que puedes seguir. En lugar de seguir cosas de noticias, críticas y mensajes que sean negativos, trata de seguir a gente que te pueda ayudar, que te motive.

Por ejemplo, aquí te dejo los 10 libros de desarrollo personal que yo te aconsejo leer.

5. Observa tu platica interior

Eso que pensamos, que nos decimos a nosotros es muy importante. Cuidado con volver a menospreciarte y a tratarte mal. Cuida lo que te dices a ti mismo y cómo te juzgas. Este es el principio de como juzgas a los demás, así que de ahora en adelante muy atento con estas prácticas sin pensar y de juzgarte a ti mismo y a los demás.

Si quieres ser mejor cada día y mantenerte en lo positivo es muy importante que empieces ejercicios de meditación o rutinas que te permitan enfocarte en lo positivo.

21 días para crear un hábito

Los hábitos, buenos o malos, son funciones potentes que tienen su sede en el subconsciente.

“Cuando yo trabajo durante 21 días sobre algo que quiero cambiar en mí logro hacerlo porque cada 21 días regeneramos células y las células nuevas vienen grabadas con la información adquirida”, menciona.

“Si todos los días me despierto y hago un ejercicio tan sencillo como mirarme al espejo y decirme a mí misma que me amo y me acepto como soy, mi mente terminará por creerlo, porque la parte inconsciente lo manda a la consciente”, agrega la experta. El solo repetir la frase crea una destreza y una habilidad para el cambio.

Esta teoría de los 21 días fue descrita en 1960 por el psicólogo Maxwell Maltz, célebre cirujano plástico de la Universidad de Columbia, y autor de ‘La Psicocibernética’, que habla de que debemos tomar 15 minutos al día a la misma hora en el mismo lugar para cualquier nuevo hábito que se desee tener y es importante continuarlo hasta que se cumplan los 21 días consecutivos de práctica inequívoca. De esta manera se genera un cambio perceptible en la persona.

Si fallas un solo día debes empezar desde el principio.

Recuerda
Nunca te des por vencida, tú eres capaz de lograrlo todo. Solo debes ser paciente.

El misterio detrás del “Genera hábitos en 21 días”

piggoFollow Apr 3, 2018 · 2 min read

Todos hemos escuchado que se pueden crear hábitos en 21 días… Te has preguntado de dónde sale esta casi mágica cifra.

En la década de los 50, un cirujano plástico de nombre Maxwell Maltz notó que eran 21 días lo que le tomaba a sus pacientes acostumbrarse a los cambios de su nuevo rostro.

Esto llevó a Maltz a escribir un libro llamado “Psycho-Cybernetics: A New Way to Get More Living out of Life” donde exploraba la creación de hábitos y cambios de comportamiento. Como era de esperarse el título se convirtió en un bestseller que vendió más de 30 millones de copias.

Y es donde todo salió mal, bueno más o menos. Y es que todo mundo empezó a tomar como una verdad que la cifra de los 21 días era la clave para cambiar o desarrollar un hábito.

Claro que había un pequeño error, poco a poco se fue omitiendo de la frase: “al menos”.

Maltz nunca específico que ese periodo era ideal, sólo sugirió que en “al menos 21 días” sería posible cambiar un hábito.

Con los años el ‘al menos’ fue muriendo y el ‘21 días’ se volvió un lugar común.

Cómo crear de verdad un hábito para lograr tus objetivos

El éxito muchas veces es la repetición constante de buenos hábitos como el del ahorro -sí, ahorrar es un hábito- y cada una de esas pequeñas acciones pavimentan el camino para llegar a un objetivo mayor.

Daniela cada día, entre 12:00 y 12:30, se pone de pie y camina hasta el Starbucks para comprar un ‘ventti latte descafeinado frío con leche de soya’. ¿Por qué?

Dany activa este proceso porque ‘necesita un break’ a la mitad de su jornada de trabajo. Al consumir su café se siente lista para seguir.

Una vez que has desarrollado un hábito. El cerebro recuerda una sensación agradable de satisfacción o de triunfo, la cual nos impulsa a repetir un actividad una y otra vez.

Piggo es una app que te ayuda a alcanzar tus metas a través del ahorro. Simple, amigable y segura.

Piggo es una app que te ayuda a alcanzar tus metas a través del ahorro. Simple, amigable y segura.

Conócenos: www.piggo.mx

Contáctanos para mayor información:

Cambia tus hábitos en 21 días, y ¡sé más feliz!

«El mayor descubrimiento de mi generación, es que un ser humano puede alterar su vida al alterar sus actitudes.» Es lo que decía William James, uno de los padres de la psicología moderna, cuyo estudio se basa en que si una conducta se repite durante 21 días se acaba convirtiendo en un hábito. Si consigues mantener este comportamiento de manera consecutiva podrás alcanzar una rutina estable durante más tiempo. de manera que si conseguimos mantener durante tres semanas el mismo patrón acabaremos asumiéndolo como parte de nuestra forma de ser y ya no nos costará esfuerzo llevarlo a cabo; al revés, nos sentiremos extraños si un día decidimos dejar de hacerlo.

Tu navegador no puede mostrar este vídeo

Obviamente no es fácil. Pero las rutinas nos ayudan a desarrollar y cumplir objetivos con mayor facilidad. Si te organizas podrás conseguirlo, e incorporar el ejercicio y la vida sana a tu vida. Y también sabemos que no solo 21 días son tiempo suficiente para dar un giro de 180 grados a tu vida, pero sí para marcarnos pequeñas metas saludables que, convertidas en hábitos, que ayudarán a mejorar tu vida y la de tu familia. ¿Te atreves con este reto? Merece la pena, ¡te lo aseguramos!

1. Fruta: ¡todos los días!

Seguro que lo has oído en muchas ocasiones, pero casi todos en mayor o menor medida lo terminamos incumpliendo… ¿Y si hicieras de comer fruta un hábito, en vez de una obligación? Nosotras te proponemos que la comas, como hábito, a media mañana durante 21 días. Cuando tu cuerpo se acostumbre a ella , te lo pedirá de forma natural pasado ese tiempo. Intenta buscar la manera de introducir la fruta con smoothies, yogur con frutas y muchas más recetas. De esta forma, podrás crear un hábito de forma más sana. Y es que la fruta, ya sea sola o en forma de alguno de estos zumos que te proponemos, no solo puede ser refrescante y deliciosa, sino que es de lo más nutritiva.

© iStock

2. Una postura adecuada

Debemos permanecer sentados con la espalda recta es clave para envejecer sin dolores en esta zona tan delicada. Si tú, como tantas personas, nota o sabe que no lo hace correctamente, es momento de corregirlo antes de que empieces a sufrir en esa zona. ¿Cómo hacerlo? Efectivamente, en 21 días. Es complicado acordarse a cada momento, por eso te recomendamos que hagas algo para acordarte: pon alarmas en tu móvil, cambia tu pulsera favorita de muñeca, ponte una tirita o llena de post it la casa o tu lugar de trabajo. Intenta mantenerte erguida durante tres semanas y haz de una correcta postura un hábito de por vida.

3. ¡Bebe agua!

¿Cuántas veces habrás oído lo de los dos litros de agua al día? Pues bien, sus beneficios son una verdad universal. 2 litros de agua, en realidad, no es mucho, son unos ocho vasos de agua. Intenta acostumbrarte a tomarla cada día y al final tu cuerpo te lo pedirá de manera natural. Si te cuesta acordarte, prueba a tener siempre una botella allá donde vayas: en tu mesa de trabajo, en la mesilla del salón mientras ves la tele o en el bolso, para que no te falte ni un sorbito de este milagroso líquido vayas donde vayas. ¿Y qué hará el agua por ti? Te mantendrá la piel hidratada, te ayudará a eliminar toxinas de tu cuerpo más fácilmente, te saciará para que no vayas con demasiada hambre a las comidas y facilitará el riego sanguíneo, entre otras cosas.

4. Mentalidad positiva

Puede que te resulte sorprendente, pero te vamos a proponer que te quieras más durante 21 días. A partir de hoy mismo y durante las próximas tres semanas, te proponemos desterrar las ideas negativas de tu mente. Cada vez que te mires en el espejo, piensa en tus virtudes y no en tus defectos; cada vez que algo te salga mal, no te vengas abajo y piensa que a la próxima irá mejor; cada vez que suene el despertador, levántate con una sonrisa pensando que hoy será un gran día… Cambiar tu actitud hacia una más positiva te hará mucho más feliz, ¡compruébalo!

5. Mejor por las escaleras

Otra cosa que podemos hacer es si no tienes suficiente tiempo para llevar un entrenamiento, caminar. Debemos caminar una media hora al día.¿21 días subiendo escaleras? No, ¡mejor toda la vida! Acostúmbrate a moverte cada día y a mantenerte activa. Una manera de conseguirlo es ver las escaleras como un modo de mantenerte en forma. Las de tu casa, las del trabajo, las del metro… Hacerlo cada día tiene más de simbólico que de efectivo, ¡es la forma de cambiar de actitud y empezar a moverte! Si sientes que necesitas una motivación extra, escuchar música para hacer deporte puede ayudarte.

Descubre: ¡Motívate! Las mejores canciones para hacer deporte

© iStock

6. Márcate tus horarios

Es difícil establecer rutinas, pero prueba durante 21 días a acostarte a la misma hora y a dormir entre 7 y 8 horas. Establece también horarios para las comidas. Sal del trabajo a tu hora durante tres semanas o llega puntual al trabajo. El hecho de ser más ordenada en tus horarios te ayudará a descansar más mejor, a rendir y respetarte más en tu trabajo y a lograr un alto nivel de satisfacción cuando veas que eres capaz de cumplir con las metas que te marcas.

7. Una parada antes

Con el objetivo de potenciar una vida saludable, te proponemos hacer más deporte. Hay mil opciones entre las que elegir: gimnasio, yoga, running, bici, zumba… ¡Las posibilidades son infinitas! Si necesitas energía Pero si quieres empezar a activar tu mente y tu cuerpo, no te preocupes, no te vamos a pedir que salgas a correr durante 21 días seguidos. Sí que puedes, sin embargo, bajarte una parada antes de la tuya para caminar hacia tu casa o hacia tu trabajo. O si vas en coche al trabajo, aparca más lejos de lo habitual. Así te obligarás a caminar un poco más cada día. ¡Muévete!

8. Cinco comidas al día

Además de establecer horarios en tu vida, también es importante la forma en la que distribuyes tus comidas. Desayuna fuerte para coger energía a lo largo del día. Incluye en tu desayuno fruta, fibra y lácteos. Adquirir este hábito a lo largo de 21 días seguro que te ayuda a comenzar cada día con más energía. A media mañana y media tarde opta por opciones más saludables, como fruta, yogur o pan integral con pavo o jamón york. A medio día, por su parte, debes hacer la segunda comida más importante del día, mientras que por la noche opta por comidas más ligeras: yogur, cereales, verdura, macedonia de fruta, una tosta ligera… ¡O una deliciosa ensalada!

Descubre: La vuelta al mundo en 30 ensaladas

© iStock

9. Cuida tu sonrisa…

…¡que solo tienes una! En este punto prestamos especial atención a tu dentadura. Mantener hábitos saludables para con tus dientes es fundamental para no sufrir dolores ni problemas en la boca y para tener una sonrisa bonita y sin manchas. Por ello te proponemos que pases las próximas tres semanas cuidando al máximo tu sonrisa, cepillándote los dientes al menos tres veces al día (después de las principales comidas), utilizando hilo interdental y enjuage. Cuando te acostumbres a ello, evitarás muchos problemas, más de una visita al dentista y tendrás siempre un aliento fresco y unos dientes sanos.

10. Rutina de belleza

Por último, saca al menos 5 minutos para ti cada día. Utilízalos para mimar tu piel nutriéndola y cuidándola con los mejores productos para la piel. Busca la que más se adapte a tu tipo de piel e hidrata tu rostro y cuerpo cada día hasta que hagas de ello un hábito. En las tres semanas que dura el reto seguro que descubres que tienes la piel más hidratada, más sana, más joven…

Podemos llevar este plan a cabo con mucha constancia. Sabemos que nos es fácil, pero tiene su recompensa. Con esta práctica ayudarás a tu cerebro a cambiar tu rutina y pasar a la acción. Tan importante es sentirse bien por fuera como por dentro. Porque nuestro bienestar mental repercute directamente en nuestra belleza exterior. Y, por supuesto, una mujer bella es aquella que se preocupa por llevar una vida saludable y cuida los detalles de su aspecto físico. una marca implicada de lleno en el bienestar de las mujeres, utilizando los mejores ingredientes para el cuidado de la piel y trabajando cada día en la innovación para ofrecerte lo mejor a un precio asequible. Productos que te hagan sentir bella, segura de ti misma y capaz de cualquier cosa.

¿Sufres estrés laboral? Claves para convertirlo en tu aliado
Los 10 mejores alimentos para adelgazar sin dietas
14 hábitos saludables para ser más feliz

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *