0

21 semanas cuantos meses son

Tabla de contenidos

Cuántas semanas de embarazo tengo (con calculadora online)

Para saber exactamente cuántas semanas y/o meses tiene de embarazo es necesario calcular la edad gestacional y para esto basta con saber la fecha de la última menstruación (FUM) y contar en un calendario cuántas semanas existen hasta la fecha actual.

El médico también puede indicar la edad gestacional corregida, la cual es sugerida a través de la ecografía realizada en la consulta prenatal. Esta fecha indica con exactitud cuántas semanas de embarazo tiene y cuál será la fecha probable del parto.

También es posible calcular la edad gestacional indicando apenas cuándo fue el primer día de la última menstruación,esto permitirá saber con cuántos meses o con cuántas semanas de embarazo está y cuál es la fecha probable de parto:

¿Y si no sé la fecha de mi última menstruación?

Cuando la mujer no está segura de cuál fue el día de su última menstruación, la forma más segura de saber cuántas semanas de embarazo tiene y cuál es la fecha probable del parto es a través de:

  1. Cantidad de Beta hCG en la sangre;
  2. Altura del útero, después de la 12º semana de gestación;
  3. Ecografía solicitada por el ginecólogo.

Cómo calcular la edad gestacional en semanas

Para calcular la edad gestacional en semanas se debe anotar la fecha de la última menstruación (FUM) en un calendario y contar de 7 en 7 días, y a partir de allí el bebé irá cumpliendo una semana más de vida.

Por ejemplo: Si el primer día de la última menstruación fue el día 11 de Marzo y el resultado de la prueba de embarazo fue positivo, para saber la edad gestacional se debe comenzar a contar el embarazo a partir del 1º día de la última menstruación y no el día en que tuvo relaciones sexuales.

Por lo que si el 11 de marzo es martes, el próximo lunes se cumplen 7 días, y si hoy fuese miércoles 16 de Abril el bebé tendría 5 semanas y 2 días de embarazo, que equivalen a 2 meses de embarazo.

El cálculo se hace así porque a pesar de la mujer todavía no está embarazada es muy difícil definir exactamente cuándo ocurrió la fecundación, ya que los espermatozoides pueden vivir hasta 7 días en el cuerpo de la mujer antes de fecundar el óvulo e iniciar realmente el embarazo.

Cómo saber la edad gestacional en meses

Para convertir la edad gestacional de semanas a meses se debe observar:

1º Trimestre 1 mes hasta las 4 semanas y media de gestación
1º Trimestre 2 meses 4 semanas y media a 9 semanas
1º Trimestre 3 meses 10 a 13 semanas y media de gestación
2º Trimestre 4 meses 13 semanas y media de gestación a 18 semanas
2º Trimestre 5 meses 19 a 22 semanas y media de gestación
2º Trimestre 6 meses 23 a 27 semanas de gestación
3º Trimestre 7 meses 28 a 31 semanas y media de gestación
3º Trimestre 8 meses 32 a 36 semanas de gestación
3º Trimestre 9 meses 37 a 42 semanas de gestación

Normalmente el embarazo dura 40 semanas, pero el bebé puede nacer entre las 39 y 41 semanas, sin problemas. Sin embargo, si el trabajo de parto no comienza espontáneamente hasta completar las 41 semanas, el médico podrá optar por inducir el parto con oxitocina vía intravenosa.

Cómo calcular la fecha probable de parto

Para calcular la fecha probable del parto que debe ser alrededor de las 40 semanas después de la FUM, es necesario sumarle 7 días a la FUM, contar 3 meses hacia atrás y después colocar el año siguiente.

Por ejemplo: Si a FUM fue el día 11 de Marzo de 2014 al sumarle 7 días el resultado es 18 de Marzo de 2014, a continuación se le deben restar 3 meses cuyo resultado es el 18 de Diciembre de 2013 y luego se le suma 1 año. En este caso la Fecha Prevista del Parto es el 18 de Diciembre del 2014.

Este cálculo no da la fecha específica del nacimiento del bebé porque puede nacer entre las 37 y las 42 semanas de gestación, sin embargo, la madre ya está informada de la fecha probable en que nace el bebé.

Crecimiento del bebé

Durante cada semana de gestación el bebé crece cerca de 1 a 2 cm y gana aproximadamente 200 g, pero durante el tercer trimestre es más fácil notar ese crecimiento, ya que el feto tiene los órganos formados y el organismo solo pasa a concentrarse principalmente en acumular grasa y a prepararse para el momento del nacimiento.

Hemos llegado al punto del calendario de embarazo en el que dejamos atrás las 20 primeras semanas de embarazo. Es decir, la primera mitad de la gestación. Queda por delante la segunda parte del embarazo que acabará con el deseado momento de conocer la carita de tu bebé.

En las próximas semanas el bebé crecerá aproximadamente el doble de su tamaño y aumentará diez veces su peso. Hagamos un repaso de este quinto mes de embarazo semana a semana.

Semana 21 de embarazo

En la semana 21 de embarazo (semana 19 desde la concepción) el bebé mide unos 25 centímetros de la cabeza a los pies y pesa alrededor de 350 gramos. La actividad del pequeño dentro del útero es intensa y así lo hace notar. El bebé se mueve más o menos 50 veces por hora. De momento, tiene espacio suficiente para realizar todo tipo de movimientos, estiramientos y giros por lo que sentirás sus vigorosas pataditas a lo largo del día, especialmente cuando te recuestes a descansar.

Parece increíble, pero para contrarrestar las horas de actividad el bebé también duerme dentro del útero, adoptando posiciones muy peculiares, con las manos en la barbilla, chupándose el dedo, con la barbilla sobre el pecho…

A estas alturas, los latidos del corazón del bebé son muy fuertes y pueden oírse fácilmente a través de un estetoscopio cuando antes se utilizaba un aparato llamado doppler.

Semana 22 de embarazo

En la semana 22 de embarazo se pueden ver los párpados, las uñas y las cejas, aunque estas últimas todavía no tienen color, son blancas. Mide unos 27 centímetros y pesa casi 500 gramos, aunque su grasa corporal es sólo del 1%. De ahora en más irá ganando capas de grasa que le ayudarán a regular su temperatura corporal.

Su cerebro, en continuo desarrollo, experimenta alrededor de esta semana grandes progresos en el sistema límbico, el cerebro medio, que gestiona respuestas fisiológicas ante respuestas emociones. Es muy importante (y recomendable) establecer contacto con el bebé desde que se encuentra en la panza, pues como veis es capaz de procesar los estímulos que recibe desde el exterior e incluso sufrir cambios de estado de ánimo.

Semana 23 de embarazo

En la semana 23 de embarazo sus ojos están completando su desarrollo, aunque todavía no tienen el color con el que nacerán pues el iris no está pigmentado. De todas formas, hasta los seis meses e incluso el primer año de vida sus ojos no tendrán el color definitivo.

Mide unos 28 centímetros de la cabeza a los pies (unos 21 centímetros de la cabeza a las nalgas) y pesa poco más de medio kilo. Los sistemas digestivo, circulatorio y respiratorio continúan desarrollándose. Traga líquido amniótico de la placenta para ejercitar el sistema digestivo mientras que los pulmones ensayan movimientos de respiración, aunque hasta el momento de nacer el oxígeno que necesita para vivir es proporcionado a través del cordón umbilical que le conecta con su madre.

Semana 24 de embarazo

En la semana 24 de embarazo el bebé alcanza cerca de los 30 centímetros de la cabeza a los pies (unos 23 centímetros de la cabeza a las nalgas y 7 cm de piernas) y pesa alrededor de 650 gramos.

Es un pequeño ser humano, su cuerpo ya es proporcionado y comienza a acumular grasa. Sus órganos se siguen perfeccionando hasta el momento de nacer. Su páncreas ha comenzado a producir insulina, una hormona que regula la incorporación de la glucosa de los alimentos.

Es aproximadamente a las 24 semanas cuando el desarrollo retinal del bebé está completo y ya puede abrir y cerrar los ojos intermitentemente. De ahora en más practicará el reflejo del pestañeo que le permitirá proteger sus ojos durante toda su vida. Su desarrollo cerebral se produce con rapidez, sus ondas cerebrales son similares a las de un recién nacido y el desarrollo de su oído medio, que regula el equilibrio, le permite diferenciar los cambios de posición dentro del útero.

Desde dentro del vientre puedo escuchar todo lo que pasa a su alrededor. Puede que se asuste con ruidos fuertes o que reaccione con movimientos cuando le hables o le cantes una canción.

Con respecto a la madre, habrá comenzado la etapa de la planificación de la llegada del bebé. Querrás tener todo listo para cuando llegue, pero cuidado que está muy bien querer recibirlo a lo grande pero tampoco es bueno obsesionarse.

Si no te la han hecho antes, en estas semanas seguramente te harán una ecografía de alta resolución, una ecografía morfológica donde estudian los órganos del bebé y el volumen de líquido amniótico para comprobar que va todo bien y descartar posibles inconvenientes.

En la semana 24 del calendario de embarazo se realiza además una analítica para estudiar la curva de azúcar y detectar una posible diabetes gestacional a través del Test de O´Sullivan o Test de la diabetes gestacional.

En Bebés y más | Cómo crece el bebé: de la semana 0 a la semana 4
En Bebés y más | Cómo crece el bebé: de la semana 5 a la semana 8
En Bebés y más | Cómo crece el bebé: de la semana 9 a la semana 12
En Bebés y más | Cómo crece el bebé: de la semana 13 a la semana 16
En Bebés y más | Cómo crece el bebé: de la semana 17 a la semana 20

¿Qué ocurre a las 21 semanas de embarazo? ¿Cómo cambia mi cuerpo en la semana 21? ¿Cómo crece y desarrolla el bebé? A las 21 semanas de embarazo comienzas la segunda fase de tu embarazo, por lo que cada vez faltan menos semanas para el nacimiento de tu bebé. Es normal que a partir de las 21 semanas empieces a sentir tu cuerpo más grande, pero no como para no moverte, así que aún puedes aprovechar para hacer muchas cosas para la llegada del bebé.

A las 21 semanas de embarazo tu bebé se mueve con mucha más fuerza

Este es el momento ideal para que también te conectes mucho más con tu bebé. Él o ella (ya a estas alturas debes saber con certeza el sexo de tu bebé) te escucha y te siente, y tú también lo puedes sentir. Así que no dudes en acariciar tu panza cuando tu bebé esté inquieto y hablarle de lo mucho que esperas su llegada. Aprovecha que todos estarán para ti en lo que necesites y disfruta esta etapa del embarazo.

Te acompañamos en esta hermosa experiencia brindándote toda la información que necesitas saber sobre las 21 semanas de embarazo, cómo va creciendo tu bebé y resolvemos las dudas más frecuentes.

21 Semanas de embarazo ¡Su sistema digestivo se activa!

Aprovecha esta etapa de tu embarazo para pasar más tiempo con tu pareja y disfrutar de un fin de semana especial juntos. Para la semana 21 de embarazo, no para de moverse, como seguramente ya lo habrás notado. Estos movimientos sirven para estimular su desarrollo físico y mental, así que sin lugar a dudas, continuarás sintiédolo muy a menudo, sobre todo por las noches. Por otro lado, el sistema digestivo de tu bebé están en pleno funcionamiento y sus papilas gustativas comenzarán a desarrollarse. Es posible que durante esta etapa te sientas bastante cómoda con tu embarazo. Tu pancita no está demasiado grande y las molestias típica del primer trimestre de embarazo ya se han suavizado, además son muchas las cosas que puedes poner en práctica para prevenir los nuevos síntomas y aliviarlos. A medida que el útero crece y tu aumentas de peso, es muy probable que aparezca cierta rigidez en los músculos y malestar en la espalada, tanto cervicales como lumbares. Al desplazarse la columna vertebral hacia adelante, puedes experimentar dolores en está área. Hacer ejercicio físico para fortalecer la zona lumbar te ayudará cuando tu espaldas y piernas deban cargar más peso.

Comparte más tiempo con tu pareja

En la semana 21 de embarazo, ya has recuperado tus niveles de energía, por lo que puedes hacer planes y reservar momentos para ti y para tu pareja. Piensa que una vez que nazca el bebé no tendrán mucho tiempo para compartir juntos y estar tranquilos. El segundo trimestre es ideal para salir de viaje, así que… ¿por qué no hacer una escapadita especial de fin de semana?

Pasar tiempo juntos le ayudará a fortalecer su relación, además durante el embarazo estás más sensible y podrás disfrutar de las relaciones íntimas más que de costumbre. ¡Aprovéchalo! A no ser que sea un embarazo de alto riesgo el mantener relaciones en el embarazo es completamente saludable y beneficioso para la relación.

¿Qué pasa con mi bebé durante las 21 semanas de embarazo?

Tu bebé ya se está moviendo mucho, alrededor de 50 veces por hora. Puede ser que lo sientas bailar en tu vientre, aunque algunos movimientos aún pasarán desapercibidos. En las 21 semanas de embarazo tu bebé ya mide 27 centímetros y pesa alrededor de unos 330 gramos. Para que tengas una idea su tamaño se asemeja a la de una zanahoria.

Hasta ahora la sangre de tu bebé se llenaba de glóbulos rojos gracias a la producción del bazo y el hígado, pero a partir de las 21 semanas de embarazo su médula osea ya está muy desarrollada, por lo que esta parte de su cuerpito se encargará de esta función de ahora en adelante.

En la semana 21 de tu embarazo, tu bebé ya tiene periodos de vigilia y de sueño, por lo que poco a poco irás notando cuándo duerme y cuando está muy activo en tu vientre. Es importante que estés atenta a los movimientos de tu bebé, y en caso de no sentir a tu pequeño por un buen rato es importante que llames a tu médico.

¡Dato curioso!

Las ecografías han demostrado que los bebés en el vientre se acomodan en sus posiciones favoritas a la hora de dormir.

Tu bebé ya está comenzando a dormir y a despertarse en ciclos leves, por lo que lo sentirás más activo en momentos específicos del día.

Ritmo cardíaco fuerte

Para la semana 21 los latidos del corazón de tu bebé son tan fuertes que ya puedes oírlos con un simple estetoscopio, sin embargo, puede resultar difícil distinguirlos de los tuyos. Su ritmo cardíaco es mucho más rápido: El ritmo cardíaco de tu bebé se sitúa entre 120 y 160 latidos por minuto, lo que quiere decir que es dos veces más rápido que el tuyo.

Su sistema digestivo se activa

Una de las grandes novedades que experimenta tu bebé durante esta semana es el funcionamiento de su sistema digestivo, pues ya está probando y digiriendo líquido amniótico. Ahora es capaz de absorber los nutrientes del líquido en el intestino delgado y pasar el resto de su contenido al intestino grueso.

De hecho, ha comenzado a absorber pequeñas cantidades de azúcar. Los azúcares pasan a través de su sistema digestivo, dándole a cada uno de sus órganos digestivos una práctica importante. Además entrena sus papilas gustativas y practica toda la sincronización que necesitará para comer una vez nazca.

El sistema inmune se desarrolla

El sistema inmunológico del bebé también está comenzando a tomar forma en la semana 21. Se estima que aproximadamente el 70% del sistema inmune está en sus entrañas, lo que significa que el desarrollo de un sistema inmunológico fuerte desde el nacimiento comienza con un tracto digestivo saludable.

¿En las 21 semanas de embarazo cuánto mide el feto?

En las 21 semanas de embarazo tu bebé pesa alrededor de 330 gramos y ya mide casi 27 centímetros, por lo que solo en una semana ha aumentado 1.5 centímetros de la cabeza a los pies. Si lo tuvieras entre tus brazos sería del tamaño de una zanahoria.

¿Cómo cambia mi cuerpo en las 21 semanas de embarazo?

En las 21 semanas de gestación tu pancita se nota mucho y tu cuerpo se adapta al crecimiento del bebé. El útero mide aproximadamente 20 centímetros y se ubica a un centímetro por encima de tu ombligo. Aunque el cambio más evidente en tu cuerpo es crecimiento de tu panza, es posible que sientas que tus brazos, cara y cintura se vean más rellenitos, esto se debe a la retención de líquidos que suele producirse en esta etapa.

La espalda es una de las áreas que más se ven afectada por el embarazo. Tu útero en crecimiento cambia tu centro de gravedad y empuja a la zona lumbar hacia adelante, aunado a esto, el peso del bebé a medida que transcurre el embarazo pueden provocar dolores y molestias. Además de esto, la hormona relaxina relaja todas las articulaciones y ligamentos de tu cuerpo, lo que permitirá que tu pelvis se expanda en el momento del parto.

Las molestias lumbares comenzarán a ser frecuentes a partir de la semana 21

Para la semana 21 la gran mayoría de las embarazadas notan ya los movimientos del bebé, sobre todo por la noche cuando ya estás acostada para dormir. Puede que en el día no percibas las pataditas, giros o estiramientos que el bebé hace, pero por la noche parece que tienes un bailarín dentro de ti. Esto es así porque cuando te encuentras relajada y dejas de moverte puedes percibir mejor toda esa actividad.

Síntomas a las 21 semanas de embarazo

Este es el mejor momento de tu embarazo, ya las incomodidades de náuseas han desaparecido y la barriga empieza a notarse, aunque no te genera muchos problemas de movilidad. Uno de los principales problemas que pueden aparecer esta semana es la aparición de estrías, y se debe a que la piel se está estirando para seguir el ritmo del crecimiento de tu útero.

A medida que pasan los meses, las estrías se harán más evidentes y pueden aparecer tanto en la panza como en nalgas, muslos, caderas y pechos, es por ello que se recomienda mantener la piel bien hidratada con cremas antiestrías y bebiendo abundante agua.

Veamos cuáles son los síntomas más relevantes de las 21 semanas de embarazo.

  • Sin embargo sí es probable que empieces a sentir por las noches calambres en las piernas que pueden ser muy fastidiosos. Estos ocurren debido a que el bebé ya presiona ciertos nervios en la espalda que están conectados con las extremidades.
  • Las varices también pueden aparecer, principalmente en las piernas. También las estrías hacen su debut, pues tu piel se está estirando mucho cada mes. Al menos al 50% de las mujeres les aparecen estrías durante el embarazo, aunque hay muchos recomendaciones para disminuir su presencia.
  • Aunque no a todas les sucede, es posible que al crecer la pancita el ombligo se salga hacia afuera como consecuencia a la presión que ejerce el útero en crecimiento. ¡Tranquila! Esto es temporal y suele acomodarse después del parto.
  • El dolor de espalda, sobretodo en la zona lumbar, es bastante común durante el embarazo, por tanto es posible que comiences a padecer dolores en la espalda a lo largo del embarazo.
  • En las 21 semanas de embarazo ya puedes sufrir de insomnio, debido a las incomodidades para dormir debido al nuevo peso de tu cuerpo. Recuerda que tu útero presiona.

La aparición de estrías, varices, dolores lumbares y calambres en las piernas estarán presente en esta etapa.

Descargas o flujos vaginales

Un síntoma desagradable que puedes experimentar son las descargas vaginales. Son pérdidas de flujos más abundantes de lo habitual, las cuales están llenas de mucosidad y con una apariencia clara, sin presentar olor. En caso de sentir picor, sean más claras o se espesen puede que sufras aftas, algo común en el embarazo que puede tratarse fácilmente.

Dieta y alimentación en la semana 21

Seguir una dieta equilibrada y llena de nutrientes es desde luego muy importante para la salud durante el embarazo, pero también lo es para educar el paladar del bebé incluso antes de nacer. Diversos estudios aseguran que el bebé puede desarrollar el sentido del gusto dentro del vientre según lo que comas tú durante el embarazo. Se cree que mientras más variada y saludable sea tu alimentación, más posibilidades existen de que el bebé acepte los alimentos cuando comience la introducción de alimentos sólidos a su dieta.

Al acostumbrarlo a una dieta sana y equilibrada con frutas, verduras, pollo, pescado, lácteos, legumbres y hortalizas desde el embarazo tu bebé no sólo absorberá todos sus nutrientes sino que se acostumbrará a sus sabores. La base de una alimentación sana durante el embarazo es tener una dieta variada que aporte los nutrientes y energía necesaria para ti y para el desarrollo de tu bebé.

Si tomas en cuenta los siguientes consejos, obtendrás los mejores beneficios de los alimentos y sus nutrientes:

  • Toma como guía si no lo has hecho antes, incluir en tus comidas todos los grupos de alimentos: Lácteos, vegetales, legumbres, cereales, frutas, carnes y pescados.
  • Lleva contigo siempre una botellita de agua y bebe al menos 2 litros de agua al día.
  • No sólo no es bueno saltarse comidas sino que debes realizar 5 comidas al día para asegurarte de alimentarte bien: Desayuno, media mañana, comida, merienda y cena.
  • Elimina de tu dieta el alcohol, pues está totalmente contraindicado durante el embarazo.
  • Reduce el consumo de grasas y azúcares, si bien no hace falta eliminarlos del todo, es importante que no abuses de su consumo.
  • Para evitar el estreñimiento, un mal típico del embarazado, asegúrate de obtener el necesario de fibra, presente en el pan integral, verduras crudas, frutas y cereales.
  • Comer alimentos ricos en vitamina E, como aguacates, huevos, germen de trigo, ensaladas de hoja y verduras de hoja verde y frutos secos pueden reducir el riesgo de que el bebé desarrolle alergias como el asma.
  • Este es el momento ideal para asegurarte de que está adquiriendo 27 mg de hierro a diario para evitar el riesgo de anemia. Incluye en tu dieta espinacas, coles de bruselas y otros alimentos de hoja verde para obtener hierro.

Tu bebé puede saborear todo lo que comes, así que asegúrate de tener una alimentación variada para que disfrutes de todos los sabores.

Recomendaciones y cuidados para las 21 semanas de embarazo

Para que en esta semana de tu embarazo semana te sientas de maravilla, te compartimos recomendaciones y sugerencias útiles para ti.

  • Los problemas de circulación son los que pueden aumentar los calambres y varices en tu cuerpo, así que para evitar esto puedes estimular el sistema circulatorio de tu cuerpo al tomar duchas en las que alternes el agua fría y caliente.
  • Deja que en las 21 semanas de embarazo te consientan con un masaje, además de relajarte, te ayudará a mejorar la circulación de tu cuerpo.
  • Recuéstate en lo que te canses y coloca los pies en alto para quitarles presión.
  • No te olvides de tomar tus vitaminas para que el bebé y tú se mantengan en perfecto estado de salud y logres evitar padecer de anemia durante el embarazo.
  • Recuerda tomar al menos dos litros de agua al día. Mantenerte hidratada te alejará de las infecciones urinarias que suelen ser comunes en las mujeres embarazadas.
  • Tienes que llenar tu cuerpo de nutrientes, por lo que aumentar el consumo de frutas y verduras no solo ayudará más a tu bebé, sino que te dará muchas más fuerzas para el resto del embarazo.
  • ¡Cuida tus dientes y encías! En esta etapa eres más susceptible a la gingivitis (enrojecimiento e hinchazón de las encías), por lo que debes procurar un buen cepillado y uso de hilo dental, y mantenerte al día con tus consultas dentales.
  • A partir de las 21 semanas de embarazo es normal que tus pies tiendan a hincharse un poco, por lo que es importante que empieces a descansar más. No estés mucho tiempo en la misma posición y toma algunas siestas en el día para que tus pies estén en alto por algún tiempo.

Embarazo múltiple de gemelos o mellizos

El segundo trimestre de embarazo es el ideal para hacer salir de compras y buscar todas que necesitará el futuro bebé. Se trata de una actividad divertida que te hará olvidar de las molestias del embarazo, pero si ir de compras para un bebé es divertido, hacerlo para dos bebés es mucho más emocionante.

Para que puedas tengas una idea del gran reto que significa comprar para dos o más bebés, debes saber que necesitarás aproximadamente 1,5 veces la misma ropa que comprarías para un solo bebé. ¿Los vestirás iguales o diferentes?

Consultas médicas y ecografía gestacional

A las 21 semanas de embarazo aún estás a tiempo para hacer una visita a tu ginecólogo y realizar la esperada ecografía morfológica. En este ultrasonido, además de medir al feto, se realiza una evaluación detallada de toda la morfología anatómica del bebé con el fin de detectar posibles anomalías en el desarrollo del bebé, esto quiere decir que esta ecografía permite diagnosticar distintas malformaciones que pueda presentar el feto.

En el caso de diagnosticarse alguna malformación, el médico explicará a los padres el pronóstico de la misma y lo que ello implica, de ser necesario se ampliará el estudio con más pruebas.

Ecografía Doppler

Durante la realización de la ecografía morfológica también puede evaluarse el Doppler de las arterias uterinas y el cuello de la matriz. Esta medición de las arterias permite conocer cómo está trabajando la placenta, y si existe el riesgo de complicaciones en el embarazo como la preeclampsia (hipertensión) o retraso de crecimiento intrauterino (problemas de crecimiento del bebé).

La medición del cuello uterino (cérvix) por su lado, ayuda a estimar el riesgo de parto prematuro. Tanto el Doppler de las arterias uterinas como el cérvix uterino pueden realizarse en la ecografía de primer o de segundo trimestre para evaluar las posibilidades de tener complicaciones del embarazo.

Durante las 21 semanas de embarazo también podrás realizarte la ecografía del segundo trimestre

Preguntas frecuentes en las 21 semanas de embarazo

Queremos responder todas las dudas que tengas durante esta semana, por lo que hicimos una selección de las preguntas más frecuentes que se hacen las futuras mamás en las 21 semanas de embarazo.

¿Cuántos meses tengo esta semana de embarazo?

En las 21 semanas de embarazo te encuentras en la última semana del quinto mes, aunque todavía faltan unas cuantas semanas más para pasar al tercer trimestre.

¿A las 21 semanas de embarazo tengo que realizarme una ecografía?

No. Ya te debes haber realizado tu ecografía del segundo trimestre entre las 18 y 20 semanas de embarazo, por lo que no debes realizarte nuevamente una ecografía hasta las 33 o 34 semanas de embarazo.

¿En las 21 semanas de embarazo como está mi panza?

En las 21 semanas de embarazo ya nadie puede colocar en duda que estás esperando a un hermoso bebé y que pronto serás una gran mamá. Aunque el tamaño de la panza es algo que muy particular en cada mujer y dependerá de la contextura que tenga, en este momento tu panza es como un melón grande, aunque continúa por debajo de la línea del ombligo.

¿Qué pasa si a las 21 semanas de embarazo no siento al bebé?

Así como las panzas de las mujeres embarazadas son distintas, que tan pronto o que tan tarde sientas a tu bebé también va a depender de varios factores.

Una mujer pude llegar a sentir a su bebé como un pez que nada en su vientre a partir de las 16 semanas de embarazo y quizás hasta las 22 semanas, por lo que si aún no sientes a tu bebé, y en tus controles médicos te dicen que todo va bien, entonces no hay por qué alarmarse.

¿Cuál es la posición del bebé a las 21 semanas de embarazo?

Acabas de realizarte una ecografía y allí podrás notar la posición que tiene tu bebé en este momento. No hay una posición fija para los bebés durante esta y las siguientes semanas, sino que dependerá de lo activo que se encuentre.

Algunos bebés se encuentran en posición cefálica desde este momento y se quedan así hasta el momento del parto, aunque si este no es tu caso no hay de que alarmarse, porque aún queda mucho tiempo para que aún lo haga.

¿En las 21 semanas de embarazo cómo son los movimientos del bebé?

Los movimientos de tu bebé cada vez se hacen más fuertes, por lo que en esta semana puede ser que empieces a sentirlo dando alguna patadita. Los pequeños que se voltean constantemente o que son más inquietos en el vientre suelen despertar a la mamá cuando está en reposo. Conversa con él. Ya te escucha y puede reaccionar al tono de tu voz.

¿Qué pasa si tengo la panza dura en las 21 semanas de embarazo?

Esto puede ser producto de contracciones falsas o contracciones de Braxton Hicks, las cuales suelen aparecer en algunas mujeres después de las 20 o 30 semanas de embarazo y no son para nada dolorosas, aunque sí molestas.

Sin embargo, si sientes que duran mucho tiempo y tu panza no se relaja, entonces llama a tu médico para que te chequee.

Nota: Es importante destacar que cada bebé se desarrolla a un ritmo diferente, los expertos afirman que incluso esto sucede cuando el bebé está en el útero. Esta página está creada para ofrecerte una guía general de cómo evoluciona un embarazo y como se desarrolla un bebé. Cada embarazo es particular. Ante cualquier duda, pregunta o inconveniente consulta con tú médico.

Cinco meses de embarazo: síntomas y cambios en el bebé

El quinto mes de embarazo comprende desde la semana 17 a la 20 y forma parte del segundo trimestre de gestación. Los síntomas más evidentes que se pueden empezar a experimentar en el 5.º de embarazo son, especialmente, el crecimiento en el tamaño de los pechos y del vientre, así como el comienzo de los movimientos del bebé.

Nos encontramos en el ecuador del embarazo y es ahora cuando, en la mayoría de los casos, las gestantes comienzan a poder disfrutar de él, pues existen menos riesgos de aborto y los síntomas no son aún demasiado molestos.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Cambios en la madre

Los cambios que puede experimentar una mujer que se encuentre de 5 meses de embarazo son muy similares a los que se pueden padecer durante el mes anterior. No obstante, estos síntomas se incrementan en este periodo sin llegar a ser especialmente molestos.

Síntomas en la embarazada

Lo habitual es que aumentes entre 2,5 y 5 kg de peso en esta etapa del embarazo y notes tus piernas y tobillos más hinchados. La ganancia de peso puede provocarte más cansancio y sensación de pesadez. Dichos síntomas se pueden ver agudizados por el aumento de la presión intraabdominal, la cual puede provocar que se respire de otra manera, agravando la sensación de fatiga.

El aumento en el tamaño de los pechos es debido a que las hormonas empiezan a preparar las glándulas mamarias para que éstas comiencen a producir la leche materna. La areolas que rodean el pezón se tornan más oscuras y las venas se marcan cada vez más. Es probable que en este mes ya sea necesario recurrir a sujetadores de lactancia o, al menos, de un tallaje más grande.

A pesar de que el feto, en esta época de embarazo, no supera los 300 g de peso, su crecimiento ya puede comenzar a afectar a tu organismo. Puedes notar alteraciones en tu columna vertebral, que te provoquen la necesidad de cambiar tus posturas habituales o incluso sentirte más torpe al andar por el desequilibro que puede provocar el crecimiento del futuro bebé.

También puede ser normal que la embarazada note mayor sensación de sed, por lo que se recomienda aumentar el consumo de líquidos al día, así como evitar retener la orina. Estas prácticas son muy beneficiosas para impedir infecciones urinarias que puedan provocar complicaciones en el embarazo.

Otros síntomas comunes

Estos son otros de los síntomas más habituales en mujeres embarazadas de cinco meses:

Ciática es la inflamación del nervio ciático, en la parte baja de la espalda que puede prolongarse hasta el pie. La hormona relaxina, encargada de producir la distensión de los ligamentos para favorecer la expansión del útero, puede provocar, a su vez, esta molestia. Calambres son contracciones musculares involuntarias que aparecen mayoritariamente en las piernas por la expansión de las paredes del útero. Debido a la presión que esto puede provocar en los nervios y vasos sanguíneos de las extremidades inferiores se producen los calambres. Estreñimiento es uno de los trastornos más típicos del embarazo. Como consecuencia de los cambios hormonales se produce la ralentización de los movimientos intestinales. Hemorroides es un trastorno circulatorio provocado por la dilatación de las venas del recto. En gran medida está asociado al estreñimiento. Ardor estomacal viene causado por el reflujo de los ácidos estomacales hacia el esófago. La lentitud del vaciado estomacal provocado por la progesterona, así como la presión ejercida sobre las paredes del estómago por la expansión del útero, contribuyen a producir esta dolencia. Palpitaciones y taquicardia el incremento del flujo sanguíneo, necesario para soportar el crecimiento del bebé, obliga a que el corazón soporte más trabajo. Debido a esto, se pueden producir pequeñas alteraciones en su funcionamiento.

Cambios en el bebé

Al final de este mes, el feto ya habrá adquirido, de media, 25 cm de longitud de cabeza a pies, y 300 g de peso. La cara todavía no ha adquirido forma redondeada y los ojos aún presentan un tamaño muy prominente. Su piel comienza a ser menos transparente.

Durante el quinto mes de embarazo se produce un importante desarrollo de los órganos internos del feto. Por ejemplo, el sistema circulatorio está bastante evolucionado, se delimitan aurículas y ventrículos del corazón (las 4 cámaras en las que se divide el corazón) y éste es capaz de latir con gran intensidad.

En este momento del embarazo, el feto adquiere un volumen parecido al de una pera y puede estar situado en cualquier posición, pues todavía no ha desarrollado un tamaño que le impida moverse. Es frecuente que, cuando acudas a la revisiones ginecológicas, la postura en la que se encuentre el feto cambie: de lado, de frente, atravesado, etc. Por ello, es ahora cuando más vas a empezar a notar los movimientos de tu bebé.

Semana 17 de embarazo

La aparición del vérnix caseoso es uno de los cambios más importantes de este periodo. El vérnix es una sustancia grasosa que recubre el cuerpo del bebé. La función de esta capa de grasa consiste en proteger la piel del bebé de la irritación causada por el líquido amniótico y la deshidratación. Normalmente se mantiene hasta el momento del parto, aunque no todos los bebés nacen con ello.

La placenta aumenta de tamaño y adquiere miles de vasos sanguíneos que trasportan componentes y oxígeno del cuerpo de la madre al cuerpo del bebé.

Semana 18 de embarazo

Ya con 18 semanas de embarazo, el bebé mide aproximadamente 14 cm y pesa unos 150 g. Los ojos y las orejas del bebé han alcanzado su posición definitiva. El bebé ya puede bostezar, hacer gestos faciales o tener hipo, dado que su sistema digestivo ya funciona y empieza a poder tragar. Sus cuerdas vocales ya están desarrolladas y podría incluso llorar.

Gracias a que los huesos de su oído interno y la mayoría de terminaciones nerviosas del cerebro están ya desarrolladas, el bebé es capaz de distinguir sonidos como su propio corazón o la voz de su madre. Muchos médicos aconsejan estimular al feto con música o simplemente hablando para mejorar su capacidad auditiva.

Semana 19 de embarazo

El corazón del bebé sigue su desarrollo y se forman las cuatro cámaras, mientras que el esqueleto también sigue su curso y empieza a formarse el tejido óseo a partir del cartílago suave.

En esta semana de embarazo, el bebé duerme más y se despierta con más energía. Por eso, podrás notar episodios de movimientos muy marcados, así como momentos de ausencia total de actividad fetal.

Aproximadamente alrededor de la semana 19 del embarazo, el feto alcanzará los 15 cm de longitud. Conocer su sexo será mucho más fácil y fiable a partir de entonces.

Semana 20 de embarazo

En este momento de su desarrollo, el bebé ha alcanzado una forma y una proporción prácticamente humanas. Puede llegar a medir 15 cm de media y pesar hasta 250 g.

La piel de la futura mamá empieza a estirarse de forma más pronunciada y la posición del útero llega a alcanzar la altura del ombligo.

La semana 20 supone la entrada a la segunda mitad del embarazo. Por ello, es un buen momento para que la embarazada controle más detenidamente la dieta y las actividades que realiza, pues se necesitan más minerales y nutrientes, especialmente hierro, para asegurar el correcto crecimiento del bebé.

Consultas prenatales en este periodo de embarazo

Llegados a este periodo del embarazo se vuelve a realizar una ecografía fetal, en concreto la ecografía morfológica del segundo trimestre, para:

  • Confirmar la fecha del parto.
  • Examinar la anatomía del feto.
  • Detectar posibles anomalías.
  • Controlar la cantidad de líquido amniótico.
  • Analizar la actividad fetal según sus movimientos.
  • Corroborar el sexo del bebé.

Si no lo ha hecho antes, tu médico puede sugerirte que te hagas el triple test o triple screening. Esta prueba consiste en un análisis de sangre que determina la posibilidad de que existan alteraciones cromosómicas en el bebé.

La semana 20 de embarazo es un buen momento para poder realizarte la ecografía de alta resolución. Este prueba médica consiste en una ecografía convencional pero con una imagen mucho más nítida del bebé.

Preguntas de los usuarios

Tengo 5 meses de embarazo y el bebé no se mueve, ¿es malo?

Por Victoria Moliner (embrióloga).

Este periodo de la gestación se caracteriza precisamente porque el bebé empieza a moverse con gran amplitud. Sin embargo, cada embarazo es diferente y el desarrollo de los fetos no siempre tiene por qué ajustarse de forma exacta a lo esperable. De todas formas, siempre es bueno consultar estos síntomas con el médico que controla el embarazo por si fueran signo de que algo va mal.

¿Es posible abortar en el quinto mes de gestación?

Por Victoria Moliner (embrióloga).

Con 5 meses de embarazo solo se puede abortar en caso de que el embarazo suponga un riesgo para la salud o la vida de la embarazada, o se detecte la presencia de anomalías en el feto incompatibles con la vida. La interrupción del embarazo por esta causa se puede realizar hasta la semana 22.

La interrupción voluntaria de un gestación que no suponga riesgo alguno solo puede realizarse hasta la semana 14.

¿Qué riesgos existen en el segundo trimestre de embarazo?

Por Victoria Moliner (embrióloga).

Las posibles complicaciones que pueden surgir en este momento del embarazo son:

  • Diabetes gestacional
  • Anemia
  • Infecciones urinarias
  • Hipertensión arterial
  • Amenaza de aborto prematuro
  • Parto espontáneo

¿Se pueden sentir contracciones a los 5 meses de embarazo?

Por Victoria Moliner (embrióloga).

Sí, aproximadamente a partir de los 5 meses de gestación aparecen lo que conocemos como las contracciones de Braxton Hicks, las cuales ayudan al cuerpo de la embarazada a prepararse para el momento del parto. Aumentan de manera progresiva según avanza el embarazo y pueden hacerse más frecuentes en las últimas semanas. Se diferencian de las contracciones de parto en que se pueden producir a mitad del embarazo, son más aisladas y suelen ser indoloras.

Lectura recomendada

Una vez finalizada la semana 20 de embarazo, se inicia el sexto mes, un momento en el que se puede considerar que el desarrollo fetal se encuentra en un estado avanzado. Descubre todo lo que sucede aquí: 6 meses de embarazo: características y síntomas.

Asimismo, si deseas hacerte una idea general de lo que sucede a lo largo de todos los meses de embarazo, te recomiendo visitar la siguiente guía: Embarazo mes a mes: desarrollo del feto y cambios en la madre.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *