0

5 meses de embarazo

Cómo crece el bebé y cómo queda el cuerpo de la madre en el quinto mes del embarazo. El bebé duerme y se despierta a intervalos regulares. El feto crece muy rápido. Al final del quinto mes, el feto mide 25 centímetros y pesa 245 gramos. Y la futura mamá comprueba entusiasmada que su bebé empieza a estar más activo, moviéndose de lado a lado, y que a veces se voltea totalmente.

El cuerpo de la mujer en el quinto mes de embarazo

– Si no te ha sucedido todavía, empezarás a sentir que tu bebé se mueve dentro de tu abdomen. Y debes de decírselo a tu médico.

– Tu útero ha crecido hasta la altura del ombligo.

– Tu corazón late más rápido.

– Puedes necesitar 8 horas de sueño todas las noches.

– Durante el día, toma periodos de descanso si sientes fatiga. No hagas esfuerzos excesivos.

Guía para el cuidado prenatal

Durante esta etapa del embarazo es importante que consideres y tomes algunos cuantos cuidados:

1- Ves a visitar a tu médico para que se te haga un examen de cuidado prenatal.

2- El crecimiento y el aumento de peso de su bebé tendrán la tendencia a ser afectados si todavía fumas, bebes o tomas drogas.

3- Nunca es demasiado tarde para dejar de hacerlo o disminuir la cantidad en lo que más puedas.

4- Continúa comiendo una dieta saludable y nutritiva y bebe muchos zumos, agua y leche todos los días.

El feto durante el quinto mes de embarazo

A partir del quinto mes de embarazo, el bebé ya está casi totalmente formado. Hasta el parto el bebé no hace más que crecer, sus movimientos se hacen notar por la madre y su cerebro produce una media de cien neuronas por segundo. En esa etapa, él es capaz de distinguir la voz de su madre. Conoce las características del bebé en el quinto mes de embarazo:

– El feto mide aproximadamente 25 cm y puede pesar entre 200 e 400 gramos.

– El bebé duerme y se despierta a intervalos regulares

– El bebé empieza a dar patadas

– El bebé empieza a mover y a chuparse los dedos

– El bebé se movimienta y dá vueltas sobre sí mismo

– El peso del bebé es más grande que el de la placenta

– La piel del bebé empieza a revestirse de una grasa, vérnix caseosa, para evitar que se quede blanda con el contacto con el líquido amniótico.

– Los latidos de su corazón pueden ser escuchados

– Crecen las uñas, las cejas y pestañas del bebé.

– El bebé empieza a escuchar ruidos del exterior y a reaccionar a ellos. Por eso, la música es muy estimulante para él.

Las etapas del embarazo mes a mes:

Primer mes

Segundo mes

Tercer mes

Cuarto mes

Quinto mes

Sexto mes

Séptimo mes

Octavo mes

Noveno mes

Mes de embarazo 5

La mayoría de las mujeres sentirán los movimientos del bebé por primera vez en el quinto mes: al principio sólo como un ligero mariposeo, más tarde también con patadas o empujoncitos más fuertes.

Ahora es el momento perfecto para tomarse unas vacaciones. El estrés físico causado por el embarazo sigue siendo limitado este mes, de modo que la madre todavía puede disfrutar de su descanso.

El bebé en el quinto mes de embarazo: la percepción sensorial se desarrolla rápidamente

A principios del quinto mes, el bebé mide algo más de 11 centímetros en la longitud céfalo-caudal y pesa unos 110 gramos. Al final del mes, la longitud de su cuerpo ya no se mide en la longitud céfalo-caudal, sino en la longitud de pies a cabeza y ascenderá a unos 25-28 centímetros.

Su peso corporal se habrá casi triplicado para entonces. Hasta ahora, la cabeza era la parte más grande del cuerpo comparado con el cuerpo: en el quito mes, el tronco y las extremidades crecen con más fuerza, de modo que el bebé se acerca cada vez más a sus proporciones corporales finales.

Durante el quinto mes de embarazo, el bebé también comienza a acumular una capa de grasa, que es importante para regular su equilibrio térmico, entre otras cosas. Sus movimientos y reflejos (succionar, tragar, agarrar) funcionan cada vez mejor y se entrenan de forma intensa. Los rasgos faciales del bebé continúan desarrollándose.

La coordinación del movimiento y la percepción sensorial del bebé mejorarán durante el quinto mes. Ya escucha y percibe estímulos táctiles. En el quito mes, el desarrollo de las regiones cerebrales responsables de controlar la percepción sensorial (oído, vista, olfato, gusto, tacto) entra en su fase decisiva.

Una sustancia protectora conocida como mielina se forma gradualmente alrededor de la médula espinal y las células nerviosas, que jugarán un papel importante en la transmisión de estímulos a través de los nervios. Este proceso continúa durante el primer año de vida.

Los órganos reproductores del bebé ya están completamente desarrollados, pero los testículos de los niños permanecerán en la cavidad abdominal hasta los 8 meses de edad. En los ovarios de las niñas se han formado unos seis millones de óvulos, número que se reducirá a alrededor un millón para cuando nazcan.

A partir de ahora, el cuerpo de la niña no producirá más óvulos. Cuando se embarace como mujer adulta, el óvulo del que nacerá su bebé tendrá la misma edad que ella.

Durante el quinto mes de embarazo, los latidos del corazón del bebé se pueden escuchar con un estetoscopio por primera vez. En la ecografía, el médico ahora puede ver si el corazón del bebé se ha desarrollado normalmente. El hígado y el bazo comienzan su trabajo en el quinto mes. El bazo comienza a producir glóbulos blancos y, por lo tanto, crea la base para el desarrollo del sistema inmunológico del bebé.

Los riñones y la vejiga ya están funcionando y plenamente desarrollados. Al beber el líquido amniótico, el bebé entrena su tracto digestivo. Los primeros productos metabólicos se depositan ahora en el intestino y se excretarán como el llamado meconio después del parto.

La madre en el quinto mes: barriguita y primeras contracciones de Braxton Hicks

La mayoría de las madres también se siente bien durante el quinto mes de embarazo. Se han adaptado bien a los cambios provocados por el embarazo, confían en su cuerpo y disfrutan de la fase de relajación. En el quinto mes, sin embargo, el crecimiento del bebé se hace cada vez más notorio, pero esto no resulta en síntomas más severos.

Al quinto mes de embarazo comienza la verdadera «fase redonda» del embarazo: tu barriga estará cada vez más redonda. Hacia finales de mes, el borde superior del útero está ligeramente por encima del ombligo. Además, el útero desplaza su centro de gravedad hacia adelante, lo que puede ocasionar pequeños trastornos de equilibrio.

Un nuevo aumento de las hormonas del embarazo, así como el aumento de la circulación sanguínea de la membrana mucosa nasal taponan la nariz: para aliviar el problema, los aerosoles nasales con sal marina también han demostrado ser completamente inofensivos para el bebé. El crecimiento del útero y del bebé aumenta la tensión de los ligamentos uterinos, que mantienen el útero en su lugar en la pelvis.

Por lo tanto, la mayoría de las mujeres experimentan un ligero dolor en la ingle durante el resto del embarazo. Por este motivo, evitar pasar demasiado tiempo de pie sin cambiar de postura. El nervio ciático pasa directamente por debajo del útero y cuando se presiona puede causar intensos ataques de dolor.

El vientre y los senos requieren cuidados especiales a partir de ahora. Las lociones corporales nutritivas y suaves masajes con un aceite de masaje vegetal previenen las estrías. Los cambios en la pigmentación relacionados con el embarazo son más pronunciados en el quinto mes:

Los pezones y la areola adquieren ahora un color más oscuro, la pigmentación también puede aparecer en otras partes del cuerpo. En algunas mujeres se forma una línea vertical oscura que recorre el centro del abdomen y que desaparece después del parto.

El aumento de la cantidad de sangre aumenta la temperatura corporal, muchas mujeres embarazadas empiezan ahora a sudar fácilmente. En los próximos meses, la circulación de las embarazadas debe alcanzar el máximo rendimiento, y ciertas hormonas también aflojan las paredes de los vasos sanguíneos durante el embarazo.

Esto aumenta el esfuerzo de las venas en las que la sangre fluye de nuevo al corazón. Las venas en la cavidad abdominal también sufren por el crecimiento del útero y el estreñimiento relacionado con el embarazo. Por lo tanto, más de la mitad de todas las mujeres embarazadas sufren de dilatación venosa (venas varicosas o hemorroides).

A partir del quinto mes de embarazo, un buen cuidado de las venas es indispensable para la prevención. El ejercicio moderado, la gimnasia regular del suelo pélvico, evitar estar de pie o sentada durante demasiado tiempo, así como una dieta saludable con mucha fibra y vitaminas, especialmente vitamina C y E, contribuyen al cuidado de las venas, así como al bienestar general.

En el caso de las venas varicosas existentes, los ungüentos herbales suaves proporcionan alivio e incluso pueden ayudar a curar las varices sangrantes, sin embargo, su uso siempre debe consultarse con el médico o la comadrona de antemano. Los métodos eficaces para aliviar estas molestias son poner las piernas en alto de forma regular y, sobre todo, dormir con las piernas ligeramente elevadas. En el caso de varices muy pronunciadas en las piernas, las medias de compresión pueden ser útiles.

Durante el quinto mes de embarazo, algunas mujeres embarazadas experimentan sus primeras contracciones de entrenamiento (contracciones de Braxton Hicks) en las que el útero se contrae a intervalos rítmicos. A menudo se asocian con molestias leves. El cuerpo ya se está ejercitando para el parto con estas contracciones.

No son peligrosas para el bebé. Las contracciones de Braxton Hicks normalmente no ocurren más de tres veces por hora y no duran más de 45 segundos. Por el contrario, las contracciones cuya frecuencia e intensidad aumentan progresivamente, asociadas a sangrados o que endurecen el abdomen, requieren un examen médico inmediato porque pueden ser dolores de parto prematuro.

En tal caso, el médico intentará interrumpir el inicio del parto mediante la administración de inhibidores de contracciones.

Hacia finales del quinto mes tiene lugar la segunda gran revisión

En el quinto mes de embarazo también se programa la próxima revisión importante. Esta vez, los futuros padres podrán disfrutar de tomas impresionantes en la ecografía de su bebé. El médico dispone ahora de numerosos datos corporales muy precisos para evaluar su nivel de desarrollo.

Sobre esta base, la altura y el peso del niño se pueden calcular con relativa precisión. Si la madre sufre de hipertensión arterial o si se le diagnostica azúcar y/o proteína en la orina, será sometida a un seguimiento médico muy estricto durante las próximas semanas y meses para detectar lo antes posible ciertos trastornos del embarazo, las llamadas gestosis.

Durante el examen, el médico también comprueba si la madre y el niño están bien alimentados con todos los nutrientes, minerales y oligoelementos necesarios. Si es necesario, recomendará un cambio de dieta o una ingesta adicional de suplementos de hierro, yodo, calcio o magnesio para prevenir los síntomas de deficiencia.

Quinto mes de embarazo

A continuación, te dejamos unas pautas para seguir en relación a los cuidados en el quinto mes de embarazo:

Entre la semana 18 y la 22 de embarazo, es decir, durante el quinto mes, se realiza una ecografía llamada ecografía morfológica. Es una de las ecografías más importantes, ya que se realiza un estudio detallado del feto. Se realiza en el quinto mes de embarazo porque el feto ya se ha desarrollado lo suficiente como para poder observar las distintas partes de su cuerpo e identificar anomalías. En la ecografía, se observa:

  1. Localización placentaria
  2. Medidas del feto
  3. Rastreo minucioso de la anatomía fetal: cabeza, rostro, columna vertebral, abdomen, tórax, corazón y extremidades

¿Qué comer en el quinto mes de embarazo?

Durante el embarazo, es recomendable seguir una dieta sana, rica en los nutrientes esenciales, y prestar especial atención a algunos de los alimentos contraindicados. A continuación, te citamos algunos alimentos a evitar durante el embarazo:

  • Carnes y pescados crudos o poco hechos.
  • Productos sin pasteurizar.
  • Embutidos o procedentes crudos.
  • Los huevos deben estar bien cocinados y las tortillas bien hechas. La repostería no puede contener huevo crudo.
  • Ni una gota de alcohol, ni un cigarrillo.
  • Limitar la ingesta de pescados grandes con altos niveles de mercurio: atún o pez espada.
  • Limitar la ingesta de cafeína a 200 mg por día.
  • Las ensaladas, frutas y verduras crudas se recomienda que se consuman en casa para asegurarse de su óptima higiene y desinfección. Pueden contener parásitos como la toxoplasmosis.

Actividad física

Normalmente, en el quinto mes de embarazo, los síntomas más desagradables del primer trimestre ya han desaparecido y, si no hay contraindicaciones médicas, se puede seguir con la práctica deportiva adaptada al embarazo.

Está demostrado que realizar actividad física moderada es beneficioso durante el embarazo y que una buena condición física puede beneficiar en el momento del parto. Además, mantenerse en forma ayuda a una mejor recuperación postparto.

Algunas de las mejores prácticas deportivas para realizar durante el embarazo son la natación, salir a andar, yoga, pilates y ejercicios en el agua. Aunque aún es pronto, a partir de la semana 27 de embarazo, se ofrece la posibilidad de empezar con las clases de preparación al parto.

Cuidados en el quinto mes de embarazo

Los consejos que citamos a continuación te pueden ayudar a sobrellevar mejor los cambios corporales que se producen durante el embarazo. Los cuidados más importantes en el quinto mes de embarazo son:

  • Hidratación. Prestar especial atención a la hidratación de la piel, en especial, a la del abdomen y del pecho. Son de las zonas que durante el embarazo se ven más afectadas.
  • Ropa y zapatos cómodos. No se aconseja llevar tacones muy altos ni zapatos muy planos. Puede ser que a partir del quinto mes de embarazo ya sea necesario el uso de pantalones premamá.
  • Adaptar el sujetador al crecimiento del pecho durante el embarazo. Se aconseja llevar sujetadores sin aros, ya que los expertos han demostrado que el uso de sujetador de aros interfiere negativamente en la lactancia materna.
  • Descanso. Se aconseja dormir 8 horas y, si se puede, dormir un poco después de comer.
  • Las braguitas se aconseja que sean de algodón. Si hay un aumento del flujo, es decir, leucorrea, es aconsejable cambiarse frecuentemente de ropa interior, no usaremos tampones ni compresas. Estas absorben y retienen el flujo, podrían causar una candidiasis o infección bacteriana.
  • Manchas en la piel. Durante el embarazo hay una mayor propensión a la aparición de manchas en la piel. Se recomienda evitar la exposición directa al sol y usar protección solar alta.
  • Higiene bucodental. Durante el embarazo, las encías pueden estar más sensibles y causar ligeros sangrados durante el cepillado. Se aconseja mantener una buena higiene buco dental y visitar frecuentemente al dentista.

A continuación, encontrarás una galería de imágenes del quinto mes de embarazo.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *