0

Aborto farmacologico seguridad social

Tabla de contenidos

Interrupción del embarazo

¿ Cómo se realiza una interrupción voluntaria del embarazo ?

Las técnicas de interrupción del embarazo varían de acuerdo con el tiempo de gestación (embarazo). Cuanto más tempranamente se realice, menor resultará el riesgo y la posibilidad de complicaciones. La interrupción de un embarazo antes de las doce semanas tiene menos complicaciones y riesgos para la salud de las mujeres que un parto, siempre que se realice en las condiciones adecuadas y por personal convenientemente adiestrado.

Las técnicas más utilizadas son:

Método de aspiración

Se utiliza antes de las diez o doce semanas de embarazo. Este método no precisa hospitalización y se realiza, normalmente, bajo anestesia local, siendo en este caso los riesgos mínimos. En ocasiones puede realizarse con anestesia general, lo que puede implicar hospitalización.

Técnica de legrado (raspado)

Es una intervención quirúrgica que, a veces, complementa el método de aspiración para asegurar el completo vaciado del útero. Habitualmente se realiza con anestesia general.

Método de inducción

Se utiliza para interrumpir embarazos de más de catorce semanas. Son técnicas más complejas y es necesaria la hospitalización. Además se usan medicamentos que provocan la expulsión del contenido del útero.

Métodos químicos

RU 486

Se trata de un método de interrupción voluntaria del embarazo legal, sujeto por tanto a las mismas indicaciones y limitaciones que marca la ley. Puede utilizarse solamente en gestaciones de menos de 7 semanas de amenorrea, es decir, puede utilizarse en casos en los que hayan transcurrido menos de 49 días desde el primer día de su última regla. No está disponible en farmacias, ni siquiera con receta. Por tanto, la paciente debe acudir a la clínica con su documentación en regla o con sus padres o tutor legal si fuese menor de edad.

Misoprostol (Oxitocina)

Las pastillas para abortar son medicamentos que interrumpen el embarazo en su etapa temprana. Generalmente se pueden utilizar hasta 70 días (10 semanas) después del primer día del último periodo menstrual. Mientras antes sepa la mujer que está embarazada y más rápido tome la decisión, más eficaz será el tratamiento.

Las píldoras causan contracciones en el útero en cualquier etapa del embarazo, pero los riesgos son más altos a partir de la semana 12. No es recomendable usarlas posteriormente a la semana 15, ya que el riesgo de hemorragia, así como otras complicaciones, aumenta exponencialmente. A partir de las 12 semanas de gestación, para practicar un aborto es recomendable recurrir a otros métodos, como aspiración o legrado.

Según los profesionales, si el embarazo se encuentra en su etapa inicial, el uso de estas pastillas resulta uno de los métodos más seguros para la mujer. Un aborto médico realizado con este tipo de píldoras tiene una tasa de éxito de entre el 80 al 90 por ciento.

Beneficios de las pastillas abortivas

  • En primer lugar, su facilidad y rapidez. Las mujeres pueden iniciar el tratamiento apenas se enteren de su embarazo.
  • Es un tratamiento que puede hacerse desde casa, por lo que es una ventaja para aquellas mujeres que desean mantener esta decisión en privado.
  • No es necesario el uso de anestesia, aunque puede usarse un analgésico como el ibuprofeno para los dolores. Si tras abortar la mujer siente dolores intensos, debe evitar la toma de analgésicos porque estos contrarrestan el efecto de las píldoras abortivas (ver contraindicaciones).
  • Algunas mujeres sienten este método resulta más seguro, ya que perciben tener el control de lo que sucede, a diferencia de un aborto por succión o el legrado.

Aborto legal, otro servicio del Plan Obligatorio de Salud – POS

21 noviembre 2015

¿Sabías que la Interrupción Voluntaria del Embarazo –IVE- es uno de los servicios de salud sexual y reproductiva cubiertos por el POS?

Esto significa que si estás viviendo un embarazo que pone en riesgo tu salud física o mental, o hay malformación fetal no viable después del nacimiento, o el embarazo es consecuencia de violencia sexual, tienes la opción de solicitarle a tu EPS la realización de un aborto legal. Si tu EPS no puede atenderte directamente está obligada a contratar una institución de salud que te brinde el servicio, verificar que te den atención de calidad y cubrir todos los gastos del tratamiento.

Aunque todo esto es posible hace 9 años, con la despenalización del aborto por la Corte Constitucional en su sentencia C-355, un gran número de colombianas desconoce a qué tiene derecho si está viviendo un embarazo que compromete su bienestar, y cuando conocen sus derechos aun les parece difícil de creer que su EPS dé un trámite ágil a su solicitud; por ley la atención debe hacerse antes de 5 días.

En Oriéntame, entre enero y octubre de 2015 más de 1100 mujeres han recibido atención de IVE por convenio con su EPS, evitando que tengan que recurrir a un aborto clandestino e inseguro por no poder ejercer sus derechos y no tener medios económicos para pagar un servicio de salud seguro, legal y de calidad. Para ser atendida en Oriéntame por convenio con tu EPS ten presente:

    • Reservar una cita vía chat o llamando desde cualquier parte del país al 01 8000 182 182 o en Bogotá al (57-9) 744 7633 antes de venir a nuestras clínicas.
    • Si no eres la paciente pídele a ella que haga personalmente la reserva de su cita y que tenga a la mano algo para tomar nota del código, día y hora de su cita.
    • Si vienes por el convenio no tendrás que pagar consulta, ni cuota moderadora, ni ningún otro pago.
    • En promedio, en Oriéntame la EPS tarda 2 días en aprobar la realización del IVE. Aunque por ley la EPS tiene un plazo máximo de 5 días.
    • Si eres beneficiaria también aplican los convenios, por ejemplo en el caso de que quien cotice en salud sea tu pareja o tus padres.
    • No necesitas autorización de tu empleador para activar el convenio de atención de IVE en Oriéntame.
    • Cuando quien cotiza es otra persona y tu eres su beneficiaria, no necesitas su permiso para solicitar la atención a tu EPS.
    • Si eres menor de edad no necesitas el permiso de tus padres para solicitar un aborto legal. Aunque en Oriéntame, por protocolo de seguridad las mujeres menores de 14 años deben estar acompañadas por un acudiente el día del tratamiento.
    • Toda la atención en Oriéntame es confidencial y, por ley la información de tu historia clínica no puede ser revelada a terceros. Esto significa que ni tu familia, ni tu empleador, ni la institución donde estudias recibirá información de la atención médica que recibas.

Aborto gratis

Si necesitas un aborto gratis, tienes que hacerlo primero por medio de la Seguridad Social. Tienes que acudir a tu médico de cabecera para que sea él quien te derive a nuestra clínica privada para la interrupción voluntaria del embarazo. Si quieres, puedes acudir a nuestra clínica para que te indiquemos los pasos a seguir y ayudemos con la tramitación.

Debes saber que para acceder al aborto gratuito tienes que tener nacionalidad española o estar en situación regular si eres extranjera. Si no tienes una situación regular sólo puedes acceder a la interrupción del embarazo de manera privada.
Acceder al aborto gratuito alarga en el tiempo la interrupción, por eso hay muchas mujeres que no quieren esperar los trámites y deciden abortar de manera privada.

Te daremos la información que necesitas saber sobre prestaciones, ayudas y derechos a los que puedes acceder si finalmente deseas continuar con el embarazo. Una vez dada está información tienes un plazo de 3 días de reflexión para decidir que es lo que vas hacer. Este plazo de 3 días los indica la ley por lo que aunque lo tengas claro tendrás que esperar.

Tienes que saber que si abortas en una clínica privada, el aborto no constará en tu historial médico, si decides abortar por medio de la Seguridad Social sí quedará reflejado en tu historial.

Una vez gestionados todos los trámites, se utilizará un método u otro de aborto dependiendo de la semana de embarazo en la que te encuentres:

* Pastillas para abortar
* Aborto quirúrgico

Si necesitas un aborto gratis en Barcelona, puedes ponerte en contacto con nosotros para que te ayudemos o acudir al Instituto Ginetec en Barcelona para que te citemos con nuestro ginecólogo en Barcelona.

Tramitación gratuita del Aborto por la Seguridad Social

A continuación, le detallamos el proceso a seguir según la normativa vigente:

  • Primera visita: Información. Visita nuestra clínica para que te informemos, te entregamos la documentación que necesitas (sobre informativo) para abortar y te explicamos todos los pasos que debes seguir.
  • Segunda visita: (tres días después de la 1ª visita). Consulta. Reconocimiento con nuestros ginecólogos. Te realizamos una ecografía, hacemos un informe médico y te pedimos cita con el servicio madrileño de salud para que no tengas ninguna espera.
  • Tercera visita: Intervención. Una vez que hayas pasado por el servicio madrileño de salud, incluso ese mismo día, ya puedes venir a la clínica para realizar la intervención de IVE (Interrupción Voluntaria del Embarazo) sin ningún coste

¿Qué documentación necesitas?

  • Un documento de identidad (DNI, pasaporte, tarjeta, etc.)
  • Tarjeta sanitaria.
  • Un sobre informativo que te entregamos nosotros en la primera visita.

Pulse aquí para más información sobre el procedimiento y las técnicas de Interrupción Voluntaria del Embarazo.

Interrupción voluntaria del embarazo en España: ¿a dónde acudir?

  • La mujer debe ser mayor de edad para decidir abortar libremente. En caso de ser menor de edad, será necesario aportar el consentimiento firmado de sus padres o representantes legales.
  • El aborto libre y gratuito no será contemplado para las mujeres extranjeras o que vivan en una situación irregular en España. No obstante, éstas sí que podrán abortar antes de las 14 semanas en una clínica privada.
  • Los profesionales sanitarios implicados en el aborto tienen el derecho a ejercer la objeción de conciencia. En caso de negarse a realizarlo, este médico tiene la obligación de derivar a la paciente a otro médico que sí esté dispuesto a hacerlo en el menor tiempo posible. En cualquier caso, la paciente tiene garantizado el derecho al aborto.
  • Además de todo esto, cabe destacar que la Ley Orgánica 2/2010 tiene algunas excepciones en cuanto al tiempo para abortar. Por tanto, la interrupción voluntaria del embarazo también será legal hasta las 22 semanas de gestación en los siguientes casos:

    • Existe un riesgo para la vida y la salud de la embarazada
    • El feto presenta graves anomalías y/o enfermedades incurables
    • El feto presenta alteraciones incompatibles con la vida

    ¿Dónde puedo abortar?

    La mujer que decida someterse a una interrupción voluntaria del embarazo en España puede hacerlo por estas dos vías: en la Seguridad Social o en una clínica IVE privada.

    La diferencia entre ambas es, evidentemente, el precio y, por otra parte, el tiempo de espera.

    Es recomendable acudir en primer lugar al médico de cabecera para ser derivada a una clínica IVE acreditada. No obstante, la mujer también puede acudir directamente a uno de estos centros si así lo desea.

    Clínica IVE privada

    La principal ventaja de realizar el aborto por lo privado es que el tiempo de espera se reduce, ya que no requiere ningún trámite burocrático. En el caso de la Seguridad Social, todo este papeleo puede alargar la espera unos 7 días.

    En caso de elegir esta vía para interrumpir el embarazo, la mujer solamente deberá acudir a la clínica en dos ocasiones:

    Primera visita se hace una ecografía para calcular el tiempo de gestación, se valora el historial médico de la paciente y se informa del método más adecuado para abortar. Intervención la mujer vuelve a la clínica para realizar el procedimiento. La cita se da inmediatamente después de la primera visita, sin ser necesario dejar pasar los 3 días de reflexión que marca la ley para abortar por la Seguridad Social.

    El precio del aborto en una clínica IVE privada depende de cada centro, de las semanas de embarazo y del método utilizado. En general, este coste se sitúa entre los 350-450€. En ocasiones, este precio incluye la colocación de un método anticonceptivo para evitar un nuevo embarazo, como el DIU o el implante anticonceptivo.

    Pasos en la Seguridad Social

    Para abortar por la Seguridad Social, la mujer podrá acudir tanto a un hospital público como a las Clínicas IVE, aunque sean privadas, ya que las Consejerías competentes en sanidad de cada Comunidad Autónoma las han acreditado para ello. En ambos casos, la interrupción voluntaria del embarazo no tendrá ningún coste para la mujer.

    El único requisito para poder abortar por la Seguridad Social es tener en vigor la tarjeta sanitaria.

    En cuanto a los trámites burocráticos para abortar, cabe destacar que el procedimiento es diferente en cada Comunidad Autónoma, ya que las competencias en sanidad están trasferidas a cada una de ellas.

    No obstante, vamos a comentar los pasos que suelen hacerse de manera general:

    • Acudir a una Clínica Legal Acreditada para empezar con los trámites. Allí, se valora el estado del embarazo con una ecografía y se calculan las semanas de gestación.
    • A continuación, se da una cita en la unidad de IVE del Servicio de Salud de la Comunidad Autónoma pertinente para hacer los trámites de la Seguridad Social. La mujer deberá acudir a la cita con el DNI y la tarjeta sanitaria.
    • Después de esto, pasan mínimo 72 horas hasta que los trámites se realizan. Esto es el conocido tiempo de reflexión.
    • Finalmente, pasan 3 o 4 días más por otros trámites con la clínica hasta que la mujer puede acudir a la intervención.

    En total, los trámites de la IVE por la Seguridad Social duran unos 7 días.

    Después de todo este papeleo, el resto del procedimiento y los métodos para abortar son los mismos haciéndolo por la Seguridad Social o pagando. Además, se realiza en la misma clínica IVE.

    ¿Cómo se hace el aborto?

    Una vez el médico ha valorado el historial médico de la mujer y ha calculado las semanas de embarazo con la ecografía, aconsejará cuál es el mejor método para realizar el aborto.

    Si el embarazo ya está muy avanzado, necesariamente se practicará un aborto quirúrgico con anestesia.

    A continuación, vamos a comentar los dos métodos utilizados en España para abortar:

    Aborto con pastillas

    El aborto farmacológico solamente es posible hasta las 7 semanas de embarazo. Consiste en la toma de dos medicamentos diferentes para provocar la expulsión completa del contenido del útero:

    Mifepristona es la pastilla que se toma en primer lugar, también llamada píldora RU-486. Se encarga de bloquear la hormona progesterona y provocar la dilatación del cuello del útero. Misoprostol se toma vía oral o vaginal pasadas las 48 horas de la pastilla anterior. Este fármaco es conocido como Cytotec y lo que hace es provocar unas contracciones en el útero hasta que expulsa su contenido.

    Los efectos secundarios habituales de este procedimiento son el sangrado vaginal abundante que puede durar hasta 10 días, dolor abdominal, náuseas, vómitos, diarrea y cansancio.

    Después del aborto, la mujer debe volver a la clínica pasadas unas dos semanas para comprobar que todo está bien.

    El precio del aborto farmacológico en una clínica IVE privada es de unos 350€ aproximadamente, con todas las visitas y cuidados posteriores incluidos.

    Aborto quirúrgico

    Hasta las 14 semanas de embarazo, la técnica quirúrgica realizada es el aborto por aspiración, también conocido como método Karman, la cual suele durar de 10 a 20 minutos. Los pasos que se siguen son los siguientes:

    • Se aplica la anestesia local o la sedación.
    • Se utiliza un espéculo para dilatar la vagina.
    • A continuación, bajo los efectos de la anestesia, se procede a la aspiración manual endouterina (AMEU) con un aparato de succión.
    • Se realiza un legrado: raspado de las paredes uterinas para eliminar todos los restos que queden.
    • Se lleva a la mujer a una sala de recuperación hasta que pasen los efectos de la anestesia.

    Todo este procedimiento se controla por ecografía para que el personal médico pueda ver el útero.

    Los efectos secundarios del aborto quirúrgico son el sangrado vaginal (menor que en el caso anterior), dolor abdominal, mareo y cansancio por la anestesia y náuseas.

    La técnica para realizar un aborto quirúrgico con más de 14 semanas puede ser diferente a las comentadas aquí. Por ejemplo, en el segundo trimestre de embarazo, sería recomendable hacer un aborto por dilatación y evacuación o inducirlo con fármacos.

    Al igual que en el aborto con pastillas, la mujer deberá volver a la clínica pasados unos 15 días para realizar un control.

    El precio del aborto quirúrgico varía entre los 325 y 450€ aproximadamente en función de la clínica y de las semanas de gestación.

    Preguntas de los usuarios

    ¿Puedo decidir yo misma el método para abortar?

    Por Zaira Salvador (embrióloga).

    En principio sí, siempre valorando las recomendaciones del médico, que informará a la mujer de cuál es la técnica más adecuada para abortar en función de las semanas de gestación y el estado de su salud.

    La Ley General de Sanidad Española (14/1986) establece lo siguiente:

    La paciente será informada de forma oral y por escrito de su diagnóstico, pronóstico y alternativas de tratamiento.

    ¿Puedo quedarme estéril si me realizan un aborto?

    Por Zaira Salvador (embrióloga).

    No. Siempre y cuando el aborto sea realizado por profesionales médicos con experiencia, no tiene por qué haber ningún riesgo. Lo único que la mujer debe tener en cuenta después de la intervención es seguir todos los cuidados recomendados por el médico para no contraer una infección. Por ejemplo, no se deben mantener relaciones sexuales antes de los 15 días.

    En cuanto a la fertilidad de la mujer, el aborto no tiene ningún efecto negativo.

    ¿Puedo comprar las pastillas abortivas en la farmacia?

    Por Zaira Salvador (embrióloga).

    No. Los medicamentos utilizados para provocar un aborto, como Cytotec, solamente pueden adquirirse en las clínicas IVE autorizadas para ello.

    Además, el aborto farmacológico siempre debe ser supervisado por personal médico cualificado.

    ¿La interrupción voluntaria del embarazo en España tiene algún coste?

    Por Zaira Salvador (embrióloga).

    Esto depende de si la mujer decide abortar por la Seguridad Social o, por el contrario, no quiere esperar el tiempo que tardan los trámites y decide ir directamente a una clínica IVE privada.

    El coste del aborto en España se sitúa sobre los 350-450€. En cambio, la interrupción voluntaria del embarazo puede ser tramitada gratuitamente por la Seguridad Social con una espera aproximada de unos 7 días.

    En ambos casos, el tiempo de gestación debe ser inferior a las 14 semanas para que la mujer pueda decidir abortar libremente.

    Lectura recomendada

    Si estás iniciando tu vida sexual y no deseas un embarazo, lo más recomendable es que empieces a tomar métodos anticonceptivos. Puedes conocer todos los tipos que existen, las ventajas e inconvenientes de cada uno en el siguiente artículo: ¿Qué métodos anticonceptivos existen?

    En caso de haber mantenido relaciones sexuales sin protección y deseas evitar un embarazo no deseado, lo más recomendable es acudir a la pastilla del día después: ¿Qué es la postday?

    El real decreto 831/2010 complementa a la ley del aborto e incide en el derecho a acceder a la prestación. Su objetivo es, según afirma, «garantizar a todas las mujeres por igual el acceso a la prestación, con independencia del lugar donde residan». El espíritu de la normativa es que solicitar la intervención -y su financiación pública- sea un proceso sencillo y, una vez la mujer está decidida después de haberse informado convenientemente, rápido. No faltan las comunidades que están poniendo trabas a la ley. Navarra envía a las mujeres a abortar fuera de sus fronteras alegando que el 100% de sus médicos son objetores. En Cataluña, las mujeres adelantan el importe de la IVE a menos que puedan demostrar falta de recursos.

    Madrid suma al peregrinar obligado de las mujeres (centro de salud, clínica privada, oficina de la administración, vuelta a la clínica privada) y el retraso de tres semanas la imposibilidad de elegir un centro público para realizar la intervención. En el protocolo que Sanidad ha repartido no existe la opción de solicitar cita en un hospital de la red pública. Madrid tampoco aplica el artículo de la ley en el que se establece que la información que se entrega a las mujeres debe ser «clara, objetiva y comprensible». Siete de cada diez puntos de información a los que las remite son de organizaciones autodenominadas provida.

    Madrid es la tercera comunidad con la tasa más alta de abortos de España: 15,79 por cada mil mujeres entre 15 y 44 años. Bastante por encima de la media estatal, que está en 11,78, según los últimos datos publicados por el Ministerio de Sanidad, que corresponden al año 2008. En números absolutos, en Madrid se practicaron 22.126 interrupciones voluntarias del embarazo.

    * Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de septiembre de 2010

    España y la anticoncepción

    Ocho de cada 10 mujeres prefieren el método instrumental al farmacológico para abortar porque lo consideran «más rápido y seguro» y «menos doloroso», revelan tener menos intensidad de dolor durante el proceso y menos síntomas posteriores y presentan un menor porcentaje de complicaciones. Al otro lado, la mayoría de las que eligen la medicación para interrumpir su embarazo lo hace «por miedo a la intervención» y porque la estiman «menos agresiva y traumática» que la práctica quirúrgica.

    Todas las conclusiones nacen de los datos obtenidos por un estudio de la Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción del Embarazo (Acai) sobre 1.003 casos. Mujeres que entre abril y julio de este año acudieron a alguna de las 15 clínicas de varias comunidades autónomas participantes en el estudio fueron invitadas a contestar un test sobre los factores que les empujaron a elegir el método y el grado de satisfacción una vez terminado el proceso.

    Bajo la legislación española, una mujer embarazada de hasta siete semanas tiene dos vías para interrumpir su gestación: el tratamiento médico o la intervención instrumental. En el primero se utilizan dos fármacos, el Misoprostol y la pastilla Ru 486 (Mifegyne), ambos con diferentes dosis y vías de administración. El segundo es una aspiración intrauterina con bomba de vacío bajo anestesia local o general.

    Tras un millar de experiencias recientes en las clínicas privadas, el titular es que la aspiración gana a la pastilla, un resultado que puede parecer viciado por la naturaleza de quien elabora el estudio. Sin embargo, Acai aclara que en su informe «no hay conflicto de intereses». «Los y las profesionales de las clínicas creen que tanto el método farmacológico como el instrumental son adecuados si la mujer así lo elige. Además, no hay interés económico a la hora de orientar a la mujer, ya que el coste económico, y por tanto la remuneración de la intervención, es igual en ambos casos».

    Entre las 1.003 mujeres entrevistadas, 784 (el 78%) habían elegido el método instrumental y 219 (el 22%) el farmacológico. Para la aspiración intrauterina, una mitad escogió anestesia local paracervical y la otra distintos tipos de sedación o anestesia general.

    La rapidez del método y su eficacia aparecen como las razones estrella para elegir el quirófano. Frente a las horas que deben transcurrir y la posibilidad de fallo con la farmacopea, el 71% de quienes eligen la aspiración del embrión en formación lo hace por la inmediatez y la seguridad. Un 12% de las que se inclinan por el método instrumental aduce que es menos doloroso que el otro.

    Las mujeres que prefieren el quirófano (con o sin anestesia general) también dicen que no quieren tomar medicación y presuponen que los fármacos tienen efectos secundarios. Las otras citan el boca a boca también como razón para optar por la medicación.

    Cuando no se trata del primer aborto, los datos del estudio marcan algo relevante: el método instrumental se repite más que el farmacológico. De las 285 mujeres que usaron la vía instrumental habiendo tenido abortos previos, el 92% repitió esa fórmula. Sólo cambió al otro método el 8%. Sin embargo, de las 69 que utilizaron la farmacológica habiendo tenido otros abortos, sólo volvió a usar esa vía el 47%. La mayoría (el 53%) cambió a la aspiración.

    Entre las que se inclinaron por las pastillas, la mayoría (56%) argumentó miedo a la intervención quirúrgica y el 20% expresó que las cápsulas le parecían menos agresivas y traumáticas que la aspiración intrauterina.

    El estudio, que fue presentado ayer a los profesionales médicos que participaron en la jornada El aborto seguro, una obligación moral, celebrado en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, hurga incluso en la sociología. ¿Cómo son las mujeres que eligen un método u otro?

    El informe concluye que la edad, el número de hijos y, en menor medida, las semanas de gestación «son determinantes para la elección del método». Así, el perfil de quien opta por la vía farmacológica es el de una mujer joven, sin hijos y con cuatro semanas de gestación.

    En cambio, la mayoría de las que eligieron el método instrumental dibuja un retrato de mujer madura y con hijos, aunque en este caso es independiente de la semana de gestación. «Es significativo que a más edad y a más número de hijos las usuarias se decantan por el método instrumental».

    El dolor aparece con los dos métodos. Lo sintió un 86% de las mujeres que abortó con medicación y un 82% de las que lo hicieron con aspiración. Sin embargo, la intensidad de ese dolor fue mayor (seis puntos de media) con el primer método que con el segundo (2,5). Y en los días posteriores, tuvo molestias un 68% de mujeres que habían usado el método farmacológico frente a un 51% de las que utilizaron el otro.

    Otros síntomas, como náuseas, vómitos, diarreas o escalofríos, fueron citados en mayor medida -aunque escasa- por las mujeres que abortaron a través de las pastillas.

    Las complicaciones (embarazo evolutivo o restos ovulares) aparecieron en un 20% de los casos de método farmacológico y en un 0,50% de las experiencias por vía instrumental.

    El país 46. España ocupa el lugar número 46 del mundo en la clasificación del sexo seguro, según un estudio de Naciones Unidas. Es decir, en la utilización -y además adecuada- de los métodos anticonceptivos, que evitan embarazos no deseados y enfermedades de transmisión sexual. Guam, Marruecos… Noruega es el país con un mayor y mejor porcentaje de uso de técnicas anticonceptivas. Le siguen Portugal, República Checa o China. En la tabla de Naciones Unidas, por encima de España aparecen Alemania, Guam, Marruecos o Moldavia. Y por detrás, Bután o Ucrania. Sólo un 22%. Un estudio de la Sociedad Española de Contracepción (SEC) indica que la píldora anticonceptiva clásica, el anillo vaginal o el parche dérmico son utilizados por el 22% de las mujeres en edad fértil y reproductiva. El porcentaje es mucho menor que en los dos países limítrofes con España: en Francia su uso alcanza al 40% de mujeres y en Portugal al 60%.

    Ley del aborto

    Ley del aborto para menores de edad

    Actualmente, las menores de 18 años necesitan el consentimiento de su padre, madre, tutor o representante legal para poder abortar. La menor tiene que ir acompañada a la clínica con ellos y formalizar su voluntad de abortar junto con el consentimiento firmado de sus padres.

    Si existe conflicto entre la menor y sus padres se deberá resolver judicialmente según determina el Código Civil.

    Abortar en situación irregular

    Se podrá interrumpir un embarazo no deseado por medio de las clínicas privadas. Solo tienes que acudir a la clínica que elijas y llevar contigo el pasaporte o la documentación vigente que acredite que eres tú y la edad que tienes.

    Si no tienes tarjeta sanitaria y quieres que el aborto esté cubierto por la seguridad social deberás acudir a las unidades de interrupción voluntaria de embarazo del sistema de salud de la comunidad donde vivas. Al no ser residente en España deberás informarte de los requisitos que debes cumplir para acceder gratis a esta prestación sanitaria. Esto va a depender de la comunidad autónoma donde residas.

    Ley del aborto actual

    ¿Cómo puedo abortar gratis en Barcelona?

    Puedes abortar gratis en Barcelona en la Clínica Tutor Médica a través de la Seguridad Social porque es una clínica concertada por el CatSalut y un centro de referencia en Catalunya para la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE). Para tener cobertura pública debes tener la nacionalidad española y si eres extranjera debes estar en situación regular.

    La burocracia puede demorar los trámites, mientras avanzan tus días de gestación, por esta razón nuestro Departamento de Trabajo Social te asistirá durante el proceso para que tu ambulatorio o ASSIR te derive a nuestra clínica lo antes posible. Telf: (+34) 934 192 626.

    Trámites para abortar gratis con la seguridad social

    Debes acudir a tu ambulatorio (CAP o ASSIR), allí te darán un “documento de derivación” y toda una serie de documentos de información relativa a las ayudas públicas disponibles para embarazadas que adjuntamos en este enlace:

    • Cobertura sanitaria durante el embarazo y parto
    • Derechos laborales vinculados al embarazo y maternidad
    • Prestaciones y ayudas públicas para el cuidado y atención de hijo/as
    • Beneficios fiscales y demás información relevante sobre incentivos y ayudas al nacimiento

    Después de estos trámites entras en un periodo de reflexión, obligatorio por ley, de 3 días, transcurrido el cual, si no has cambiado tu decisión, podrás venir a Tutor Médica donde te realizaremos la intervención para abortar de manera totalmente gratuita.

    ¿Puedo escoger el método para abortar con la Seguridad Social?

    En circunstancias normales la semana de gestación y la elección de la mujer serán determinantes para escoger la técnica para la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE).

    Dependiendo de las semana de embarazo puedes escoger, entre dos tipos de aborto, uno es con la píldora abortiva, es el que se conoce como Aborto farmacológico y se utiliza hasta las 7 semanas de gestación. Aunque cada vez son más las mujeres que prefieren el método instrumental por ser indoloro y rápido.

    Después de las 7 semanas se recomienda el Aborto instrumental o clínico, y a pesar de lo que pueda parecerte por su nombre, debes saber que no requiere cirugía. Con la sedación estás dormida durante los breves minutos que dura la intervención y no notas dolor.

    Muchas mujeres desconocen que tienen derecho a abortar sin dolor a través del método instrumental, si esta es tu elección solo se lo tienes que indicar a tu médico del CAP o ASSIR, o llámanos al (+34) 934 192 626 y el Departamento de Trabajo Social te guiará durante todo el proceso.

    Era viernes por la noche, recuerda Daniela Domínguez. Estaba en casa con su pareja. Había avisado a una amiga médica para que la acompañase a un servicio de guardia de Buenos Aires si había alguna complicación. Tenía preparadas cinco pastillas: una de mifepristona y cuatro de misoprostol. Primero tomó la mifepristona y al cabo de una hora las cuatro pastillas de misoprostol de forma sublingual durante 30 minutos. Recuerda que comenzó un sangrado muy leve, que se acentuó con el paso de las horas «hasta ser parecido a una menstruación. Se había quedado embarazada sin desearlo y no quería ser madre de nuevo en este momento, a punto de terminar la carrera docente, con trabajos inestables, una hija a cargo y una pareja con la que recién empezaba. Tuvo un aborto con medicamentos. Se sintió «aliviada».

    A Luciana, de 47 años y madre de tres hijos, el mundo se le vino abajo cuando se hizo una prueba y descubrió que estaba embarazada por cuarta vez. «Pensé que era la menopausia», dice. Le retiraron el DIU que llevó durante cinco años y no consiguió que le pusieran otro. «Me dieron mil vueltas en el hospital porque me tenía que hacer varios análisis, fueron pasando los meses, perdí una orden, tuve que volver… Trataba de cuidarme naturalmente, pero falló», cuenta esta cocinera. Una amiga la acompañó a una farmacia donde le vendieron seis pastillas de misoprostol sin receta por 2.000 pesos (80 dólares). «Me dijo que me tenía que tomar tres y tres vaginalmente, pero no funcionó», relata. Volvió a la farmacia, le vendieron más y le dijeron que si no funcionaba tendría que ir a que le hicieran un raspado. En vez de eso, guiada por otra amiga, llegó a un hospital público. Allí la orientaron para que el paso que estaba decidida a dar fuera lo más seguro posible. «Me dijeron que no me las tenía que tomar, sino tener bajo la lengua media hora», recuerda. «Aborté con pastillas en casa, sin complicaciones».

    Como ellas, cada minuto una mujer aborta en Argentina. No es una cifra oficial, porque no existe, sino una estimación. Un estudio solicitado por el Ministerio de Salud en 2005 calculó que cada año se realizan cerca de 450.000 interrupciones de embarazo. Amnistía Internacional y otras ONG hablan de 500.000. Para la ley argentina, abortar es un delito excepto en caso de violación o riesgo para la salud de la madre, pero las mujeres lo hacen igual. Casi ninguna termina en la cárcel, ni siquiera ante los tribunales, pero abortar en la clandestinidad genera miedo y aumenta los riesgos sobre su salud. 10.000 personas tuvieron que ser hospitalizadas en 2016 por complicaciones derivadas de una interrupción del embarazo insegura y 43 murieron. Una década atrás, las muertes eran más del doble y rozaban las cien. El debate actual en el Congreso para tratar proyectos de ley que despenalizan el aborto ha hecho más visible esta realidad. Hasta hace unos años el método más común era el quirúrgico, pero hoy son cada vez más las que optan por interrumpir el embarazo con medicamentos.

    «Somos una sociedad hipócrita. Imaginá que llevan en cana (arrestan) a todas las que abortan. ¿Dónde nos meten? Eso no pasa. Lo que pasa es que si tenés plata abortás de forma segura y si no tenés, terminas en cualquier lugar poniendo en riesgo tu vida o te resignás y tenés un hijo que no deseaste», dice Romina, de 17 años, con el pañuelo verde de la campaña a favor del aborto legal, seguro y gratuito atado en la mochila. «Yo no aborté, pero acompañé a una amiga de mi edad que leyó en internet cómo usar misoprostol», agrega. «Hay muchas farmacias donde no te lo venden y es peor así, porque si no es con pastillas lo harán de otro modo más inseguro. Una amiga de mi mamá cuando era piba se tiró por las escaleras y se golpeó la panza a ver si lo perdía», continúa.

    «Somos una sociedad hipócrita. Imaginá que llevan en cana a todas las que abortan. ¿Dónde nos meten?», pregunta Romina

    En la última década han aparecido numerosas redes de mujeres que asesoran sobre cómo interrumpir el embarazo. Una de ellas es Socorristas en Red, que en 2017 acompañó a cerca de 5.000 mujeres, según Violeta, una de sus integrantes. El primer contacto suele ser telefónico y después hay un encuentro presencial. «Explicamos cómo hacerse un aborto de forma segura, también ayudamos a sacar culpas y miedos. Vivimos en un contexto de mucha clandestinidad, con muchos abortos en el closet, y es importante saber que le pasa a personas de todas las clases sociales y de todas las edades», cuenta la socorrista. También cree importante desmitificar el trauma posaborto: «El aborto no es traumático para mujeres que lo pueden hacer acompañadas. Sí hay miedo por las condiciones de clandestinidad».

    Estas redes son bastante conocidas entre las feministas y cada vez más entre jóvenes de clase media y alta de Buenos Aires, pero no tanto en otros círculos ni fuera de la capital. La visibilidad se disparó cuando una actriz y comediante argentina, Virginia Bimba Godoy, mencionó el aborto con medicamentos en el programa estrella de espectáculos de la televisión argentina, Intrusos, con acceso a un público mucho más amplio. «Desde entonces los teléfonos no han parado de llamar», señala Violeta.

    Las interrupciones legales del embarazo en Buenos Aires pasaron de 134 en 2015 a 1.893 en 2017

    El aborto con misoprostol es la opción que recomiendan hasta la semana 12 de embarazo. En Argentina sólo se comercializa bajo una marca que mezcla misoprostol con diclofenac y se receta contra las úlceras gástricas. Se vende por 3.000 pesos (130 dólares) con receta, aunque las redes saben a qué farmacéuticos dirigirse para conseguirla sin ella. Un aborto quirúrgico ronda los 900 dólares. Hay mujeres sin recursos ni información que acuden a centros con escasas condiciones higiénicas, se someten a métodos inseguros y peligrosos o recurren a curanderas para que les receten hierbas abortivas. En caso de sufrir una infección intentan evitar el hospital, por miedo a ser denunciadas si descubren que abortaron.

    También hay médicos que tienen miedo por la criminalización del aborto, dice Viviana Mazur, integrante de la Coordinación de Salud Sexual, Sida e Infecciones de Transmisión Sexual del gobierno de la ciudad de Buenos Aires. «Hay los que trabajan por ampliar el acceso y que los abortos se hagan de forma segura. Hay parte que están por la oposición más absoluta y la mayoría tiene mucha incertidumbre y temor», dice esta médica generalista al describir a sus colegas. Mazur señala que en la capital argentina se garantiza el derecho al aborto no punible, a diferencia de lo que ocurre en otras regiones, como el norte, más conservador. «Les entregamos la medicación para que tomen en sus casas y luego deben acudir a los centros de salud para los controles», detalla. Las interrupciones legales del embarazo en Buenos Aires pasaron de 134 en 2015 a 1.893 en 2017. La ley no ha cambiado, pero los médicos son más propensos a aplicar el criterio de riesgo para la madre.

    Las encuestas indican que la mayoría de los argentinos están a favor de despenalizar el aborto, pero en el Congreso los partidarios de esa opción son minoría. A la espera del voto, previsto para el próximo mes, el debate parlamentario ha provocado que decenas de mujeres rompan el silencio. «Ya no es más un tabú», asegura Domínguez, «Nos dimos cuenta de que capaz hoy me tocó a mí, pero mañana a ti o a otra y si estás acompañada e informada dejás de sentirte sola».

    Preguntas más frecuentes

    ¿Puedo tener un hijo mas tarde?

    Este es uno de las preguntas más comunes para las mujeres, ya que el mito aún prevalece, que la mujer ya no puede quedar embarazada después de un aborto. No existen efectos negativos sobre la fertilidad posterior. En cambio, la mujer inmediatamente después del aborto puede quedar embarazada de nuevo.

    ¿Se realiza el aborto de forma anónima?

    Por supuesto. Sabemos que para la mayoría de las mujeres es muy importante mantener su anonimato. Por lo tanto, todos los datos estan especialmente protegidos.

    ¿Qué experiencia hay con el aborto farmacológico?

    Especialmente en relación con Mifegyne se plantea la cuestión de la experiencia médica con más frecuencia que el aborto quirúrgico.
    Mifegyne se aplica en Francia desde octubre de 1988 en combinación con una prostaglandina. Mientras tanto, se encuentra en casi todos los países de Europa occidental aprobado y esta añadido a la lista de los fármacos más importantes (List of Essential Drugs) por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Hasta ahora, en Europa, más de 2 millones de mujeres han sido tratadas con Mifegyne ®. Nuestro equipo ha establecido el aborto farmacológico en enero del 1999 en Austria. Desde entonces, se aplica con la mayor satisfacción de los pacientes.

    El aborto farmacológico: Tengo miedo del dolor, y de que no funcione.

    Muchas mujeres tienen durante el aborto farmacológico un dolor pélvico, por lo general después de tomar la prostaglandina. Normalmente los analgésicos son muy eficázes. Tambien hay algunas mujeres que no tienen dolor.

    En algunas mujeres predominia la idea de que un aborto con Mifegyne no funcione con ellas. Esta idea se relaciona menos a la historia clínica actual, sino a la sensación de que ellas y su cuerpo no sean „normales“ y por lo tanto el tratamiento no funcione para ellas.
    De hecho, el aborto farmacológico tiene el 95-98% de eficacia. Hay pocos otros tratamientos médicos que son tan eficaces.

    ¿Cuál es el mejor método? ¿Qué elegiría usted?

    No hay ni buen ni mal método. Con todos los métodos, hay suficiente experiencia. Todos son muy eficaces y tienen pocos efectos secundarios. La decisión siempre debe ser tomada por la mujer en el contexto de su vida.

    ¿Cuáles son las ventajas de la píldora Mifegyne aborto?

    La gran ventaja del aborto farmacológico es que el aborto puede llevarse a cabo ya muy temprano y no requiere cirurgía. La gran ventaja del aborto quirúrgico es que es muy rápido, y luego por lo general sólo hay un sangrado corto.

    ¿Cuál es el método mas natural?

    Muchas mujeres encuentran al aborto farmacológico como «natural», ya que es similar a un aborto espontáneo. En términos reales, el aborto farmacológico así como el quirúrgico es inducido por terminación externa.

    ¿Cuánto cuesta la cirurgía y debo pagar otra vez si un legrado es necesario?

    Ofrecemos ambos métodos al mismo precio. Un posible legrado no se tiene que pagar de nuevo.

    admin

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *