0

Abrigo de plumas apelmazado

Cuida tu ropa

Cómo lavar un abrigo de plumas sin apelmazar el relleno

Posted at 5 noviembre, 2018

Nuestros abrigos ya son parte de nuestro día a día. Uno de nuestros mejores aliados para evitar pulmonías y resfriados son los tradicionales abrigos plumíferos. Esos esponjosos chaquetones que tan habituales son en los más jóvenes y, cada vez más, en los adultos.

Y es que, una vez que los probamos, es difícil prescindir del calor que da un plumífero. Eso sí, es habitual que nos dé un poco de miedo lavarlo. Sobre todo los de los niños, que, inmiscuidos en sus juegos, no suelen prestar tanta atención ni cuidados en evitar mancharlos.

Sin embargo, los plumíferos, salvo contadas ocasiones, son prendas de batalla que sí se pueden lavar en casa. De hecho, debemos hacerlo regularmente. No os diré que es una tarea mecánica, pues conseguir que quede perfecta requiere cierta laboriosidad. Sin embargo, es bastante sencillo, y más allá de prestar atención a una serie de momentos del lavado, no tiene mayor complicación. Merece la pena si tenemos en cuenta la protección contra el frío que este tipo de abrigos nos aporta.

Paso a paso para lavar un plumífero

Lo primero es lo primero: nunca lavo una prenda por primera vez sin tener en cuenta las recomendaciones del fabricante. Para ello, lo mejor es leer la etiqueta de lavado.

Normalmente las instrucciones para estas prendas nos dirán que puede introducirse en la lavadora a baja temperatura.

A continuación, comprobaremos las cremalleras. Debemos cerrarlas todas, al igual que los velcros. Así evitaremos roces y enganches que tan peligrosos son para todas las prendas, especialmente en estas que están rellenas de plumas. Además, pondremos la prenda del revés.

El siguiente paso es introducir dos pelotas de tenis en la lavadora, junto al abrigo. Evitarán que el relleno se apelmace.

Debemos asegurarnos de que eliminamos todos los restos de detergente. Así que, en este caso, así como en otros de prendas mullidas que puedan acumular mucho jabón, recomiendo realizar un programa doble de aclarado.

Para secarlo, mejor el aire libre. Sacude regularmente el abrigo para evitar que las plumas se peguen entre si y dale la vuelta para favorecer que se airee bien. Es importante evitar tenderlo colgado, sobre todo recién sacado de la lavadora, para que las plumas no se acumulen por el peso en la misma zona.

Saludos, Sandra

Poder recuperar un plumífero y dejarlo como nuevo, no es algo demasiado difícil. En realidad sólo depende de dedicación y tiempo, además de paciencia. Antes que nada, lo más recomendable es llevarlo a una tintorería, pero muchas veces la tienda queda demasiado lejos o es demasiado costoso, por lo que lo más idóneo es lavar el plumífero en casa. ¡Y queda como nuevo!

Si sigues al pie de la letra las siguientes instrucciones, mismas que se conforman por tres fases de limpieza, entonces tendrás un plumífero en perfecto estado, casi de paquete.

Fase 1

El plumífero puede ser lavado en una lavadora que tenga un programa para ropa sintética a una temperatura de 30ºC. Puedes utilizar el detergente de tu preferencia y, si quieres que quede en perfecto estado, puedes lavarlo con cualquier otra prenda. Y si quieres airear el plumón aún más, mientras se va lavando, entonces añade dos pelotas de tenis, completamente limpias (de preferencia nuevas), en la lavadora.

Si el plumón está muy sucio, aclara el agua dos veces.

Fase 2

Una vez hayas acabado con el lavado, debes retirar el plumífero de la lavadora y es ahí cuando te asustarás al pensar que el plumón desapareció, pero la verdad es que no es así y es ahí cuando debes mantener la calma. El plumón sólo se ha mantenido aplastado por todo el peso del agua. Una vez comience el secado, volverá a su forma normal.

¡No te desesperes!

Fase 3

Este es el momento más importante y decisivo para poder recuperar el plumífero. Lo más recomendable es realizar el secado en una secadora que tenga un programa para ropa sintética, ya que de esta forma es más seguro colocar las plumas en su sitio y recuperar el aspecto acolchado que tenía en un principio.

Puedes volver a colocar las pelotas de tenis dentro de la secadora para que así pueda el plumón movilizarse con más soltura. Lo ideal es realizar más de dos ciclos se secado para que la pluma quede completamente seca y suelta. Para verificar que esté como debe estar, debes detallar que las celdillas del plumífero recuperen su acolchado natural y que al apretar, se acomoden en su sitio.

Si no cuentas con una secadora, bien puedes secarlo al aire libre por, al menos, cuatro días. Cada cierto tiempo, azota bien el plumífero para que así las plumas no queden pegadas o en forma de bolas que jamás podrás deshacer.

¡Lo más importante es que quede completamente seco! Y si no logras que el olor desaparezca o que las celdillas queden en su estado original, puedes volver a lavar u optar por la tintorería.

¡Suerte!

tags:

  • arreglat chawieta plumas apelmaxadas
  • plumas apelmazadas q hacer
  • plumas apelmazado solucion
  • recuperar lavar plumas pelotas
  • recuperar plumas apelmazado

Cómo lavar los ‘plumas’

Estamos a punto de entrar en la primavera y, con ella, en el buen tiempo. Ya es hora de dejar atrás los edredones, los jerseis de lana y también los abrigos. Entre ellos, quizá los que primero guardemos en el armario para la próxima temporada sean los abrigos acolchados. Los conocidos como plumíferos o «plumas».
Pero, ¿sabemos cómo hemos de lavarlos? Evidentemente, lo más importante es leer bien las etiquetas para saber cómo se debe lavar cada prenda. Sin embargo, sí podemos daros unas recomendaciones genéricas que nos pueden servir para guardar estas prendas perfectas y recuperarlas el próximo invierno listas y, además, alargar su vida en buen estado.

Ya te lo comentamos cuando te dimos algunos consejos para lavar el edredón de plumas, quizá pienses que solamente puedes lavar estas prendas en tintorería pero no es así. En muchos casos, aunque se trate de plumas naturales y no sintéticas, es probable que el fabricante «te deje» lavar a máquina.
Los «plumas» se pueden lavar con un programa para tejidos sintéticos que normalmente suelen ser de temperaturas de lavado que rondan los 30º. Eso sí, antes de meterlo en la lavadora asegúrate que has cerrado bien las cremalleras y eliminado todos los objetos de los bolsillos. Una buena idea es darle la vuelta a la prenda.
Respecto al detergente, puedes usar el que habitualmente uses para tu colada. Y, truco muy útil, si quieres que el plumífero conserve su esponjosidad, volumen y aspecto acolchado, nada mejor que lavarlo con pelotas de tenis. Sí. Parece increíble pero es cierto. Pelotas de tenis limpias. Las pelotas irán golpeando el abrigo y hará que se mueva impidiendo que haya apelmazamientos. Además, no metas solamente el plumífero en la lavadora, introduce alguna otra prenda para que, junto con las pelotas, para que el efecto del apelmazamiento actúe.
Es recomendable que realices dos aclarados para eliminar todos los restos de detergente que puedan haber quedado entre las plumas. Y no te asustes cuando lo saques de la lavadora. Estará «prensado» pero no pasa nada. Ya verás como recupera su volumen.

Para secarlo, si el fabricante permite el uso de la secadora, sin duda opta por ella. El movimiento hará que el plumón vuelva a su estado natural. Al igual que durante el lavado, las pelotas de tenis también harán en esta fase su papel. Y no te fies. Es crucial que la pluma esté bien seca así que, aunque exteriormente te parezca que está bien seco, dale varios ciclos.
En el caso de que no se pueda secar en secadora o bien no dispongas de este electrodoméstico, puedes secarlo en al aire. Es mejor que no le de el sol directamente y que optes por colocarlo en posición horizontal para que no se deforme. Lo mejor es que vayas sacudiendo cada cierto tiempo para que la pluma se vaya soltando y facilites así el secado.
Optes por un tipo de secado u otro, lo que es muy muy importante es que te asegures que secas por completo la pluma.
Esperamos haberte ayudado con estos consejos.

Lavar edredón de plumas o plumón sin estropearlo

Si has llegado a este post es porque estás [email protected] en lavar un edredón de plumas y no quieres equivocarte. ¡Pues has llegado al sitio adecuado!

Muchas personas han descubierto ya los beneficios de dormir con un buen edredón de plumas. No solo ofrecen un excelente confort. Son ligeros, transpirables y fáciles de mantener. Además, hacer la cama es muy rápido y sencillo cuando se usa un edredón nórdico con una funda.

Un edredón nórdico que recibe los cuidados adecuados puede durar muchísimos años en perfectas condiciones, incluso décadas.

A continuación vamos a darte las claves para que tengas siempre tu edredón como el primer día. Solamente tienes que seguir unos sencillos pasos.

¿Cada cuánto es necesario lavar un edredón de plumas?

Para mantener el edredón de plumas como nuevo, conviene lavarlo de vez en cuando. Hay desde quienes recomiendan lavarlo cada 4 años, a quienes dicen que si duermes directamente con el, sin protector, que debe lavarse cada año.

Los expertos de Colchón Exprés recomiendan lavarlo una vez cada 2 años, si sueles utilizarlo como relleno, en el interior de una funda nórdica. Y cada vez que lo veas sucio, si lo utilizas como colcha, sin funda.

Lo más recomendable es lavarlos cuando todavía hace calor, ya que tendremos más opciones de poder dejarlos secar al aire libre y además tendremos menos urgencia de que sequen rápidamente.

Los pasos para lavar el edredón que debes seguir son los siguientes:

1. Busca una lavadora grande

Puedes usar la que tienes en casa si cuando metes el edredón de plumas observas que el tambor no se llena por completo y que queda una cierta holgura.

Si en cambio, tu lavadora no es muy grande o tienes que comprimir demasiado el edredón para meterlo dentro, es mejor que lo lleves a una lavandería o que lo laves en un autoservicio de lavado, que tanto han proliferado en las grandes ciudades en los últimos años.

En la mayoría de los casos, estas dos últimas opciones, cuentan con lavadoras de tamaño industrial que son idóneas para el lavado de este tipo de artículos.

Según hemos investigado, el precio medio del lavado de un edredón de plumas en una tintorería varía entre 24 y 35 euros en función del tamaño del edredón y el precio disminuye drásticamente en las lavanderías públicas o con servicio de autolavado.

2. Comprueba que no hay pérdidas de relleno

Con el uso, puede que haya alguna parte que se haya descosido, o que hayamos pegado un tirón y rasgado el exterior del edredón. Revísalo a fondo para estar seguro de que no hay pérdidas de relleno. Si las hubiera, puedes repararlas fácilmente con un poco de hilo y una aguja o llevarlo a un establecimiento de reparaciones de costura.

3. Sigue las instrucciones de lavado del fabricante

Si quieres hacerlo de una manera casera, antes de meter tu edredón en la lavadora, es fundamental que leas antes las recomendaciones de lavado del fabricante.

3.1 ¿Qué indican los iconos de la etiqueta?

La mayor parte de los edredones incorporan en la etiqueta las recomendaciones de mantenimiento a través de símbolos. En la imagen de abajo te mostramos los símbolos de lavado, planchado y secado más comunes, para que no tengas ninguna duda sobre cómo mantener en buen estado tu edredón.

3.2 Recomendaciones de detergente y programa

En cuanto al detergente, lo ideal es utilizar uno suave, sin complementos enzimáticos ni lejía. Y olvida el suavizante. No es necesario ni recomendable añadirlo.

Acerca del programa, utiliza siempre el destinado a prendas delicadas, o un centrifugado suave, para evitar que el relleno se apelmace en exceso. Y siempre hay que vigilar que la temperatura no sobrepase la máxima recomendada por el fabricante.

4. Sacar el edredón de la lavadora

Es normal que en el momento de sacar tu edredón de la lavadora, lo notes apelmazado, más plano y con menos volumen. En los edredones de plumón natural que por fuera son blancos, cuando todavía están mojados, se puede ver el relleno del interior, dejándose ver en ocasiones incluso el color grisáceo o pardo de las pequeñas plumitas.

Pero no te preocupes, se trata de un fenómeno transitorio, que desaparecerá en cuando el edredón esté completamente seco.

5. Seca tu edredón al aire libre

Siempre que puedas, trata de secar al aire libre tu edredón. Es un método mucho más respetuoso y seguro que la secadora para mantener tu relleno nórdico en perfectas condiciones. Es cierto que también es un proceso más lento, pero si tienes la posibilidad de hacerlo, desde Colchón Exprés te recomendamos que elijas esta opción.

Lo único que debes tener en cuenta, es que debes extender tu edredón en una superficie lisa, ancha y limpia. Lo ideal es colocarlo sobre un tendedero, completamente vacío y que sea lo más ancho posible. Hay que evitar que los extremos que cuelgan toquen el suelo, ya que mientras el edredón esté húmedo, hay más riesgo de que se manche. Revísalo cada cierto tiempo y muévelo o sacúdelo para favorecer el reparto homogéneo de las plumas.

Has de tener en cuenta que no es recomendable ponerlo sobre un tendedero en línea, salvo que haga mucho calor o que le dé el sol directamente. Esto se debe a que el proceso de secado se alargará demasiado y existe riesgo de que pueda aparecer moho en el tejido, mientras está húmedo.

Además, esta última posición, no contribuye a un reparto homogéneo de los rellenos. Así que, si tu única opción de secado al aire libre es ésta, te recomendamos que recurras a una secadora o bien que laves tu edredón de plumas en una lavandería.

6. Precauciones al meterlo en la secadora

Si no tienes mucho tiempo, o bien no tienes la oportunidad de poder secar tu edredón de manera natural, puedes utilizar la secadora siempre que tengas en cuenta las siguientes precauciones:

  • No utilices nunca una temperatura alta de secado.
  • Evita al máximo el apelmazamiento de las plumas. Para ello, una idea muy interesante que quizás ya hayas escuchado en otras ocasiones, es colocar unas cuantas pelotas de tenis limpias en el interior de la secadora. Desde el portal wikihow.life, nos dan la idea de cubrir estas pelotas con medias o ‘pantis’ incoloros limpios, para evitar que puedan desprender pelusas.

En el mismo portal también hemos encontrado otro método interesante que puede ayudarnos a desagrupar los rellenos de nuestros edredones y es introducir en el tambor de la secadora, zapatillas de lona blancas sin cordones. Harán el mismo efecto y es una alternativa muy eficaz a las pelotas de tenis.

7. Vigila el proceso de secado

Tanto si decides secar tu edredón de plumas al aire libre como si eliges la opción de la secadora, es importante que tengas paciencia porque este proceso tardará varias horas (serán más o menos dependiendo de muchos factores). Pero sobre todo debes asegurarte de que el proceso de secado se hace de forma homogénea y que los rellenos se distribuirán uniformemente. Sólo así el resultado será el esperado.

8. Vuelve a colocar el edredón en tu cama

Una vez tengas tu edredón de plumas completamente seco, ya puedes colocarlo de nuevo en tu cama.

Te recomendamos que lo uses siempre en el interior de una funda nórdica. De esta forma se mantendrá mucho más protegido, y no será necesario un lavado tan frecuente del mismo.

Si eres de los que se pegan con el edredón para meterlo dentro de la funda nórdica, en el siguiente vídeo os dejamos un truco para colocar la funda nórdica en 5 sencillos pasos.

¿Cómo cuidar un edredón de plumas?

Como decíamos, un edredón de plumas que recibe el mantenimiento correcto puede llegar a durar décadas. Por suerte, esos cuidados son sencillos y no suponen un esfuerzo extra.

Usa siempre una funda nórdica

Lo ideal cuando utilizamos un edredón nórdico es hacerlo con una funda. Así, podemos cambiar la funda cada semana para lavarla, mientras que el relleno nórdico se mantiene limpio. Esto evita tener que lavarlo a menudo, y así evitar un deterioro prematuro.

Sacude bien tu edredón

Cada día, al hacer la cama, sacude enérgicamente el edredón para oxigenar bien el interior. Así conseguirás que las plumas queden ahuecadas y separadas unas de otras. Y tu edredón tendrá un aspecto más mullido y apetecible.

Airéalo

En ocasiones, sudamos mucho por la noche y eso puede provocar algo de humedad en tu edredón. Si esto ocurre, deja que el edredón se airee bien para que pueda secarse. Si evitas la acumulación de humedad no solo proteges las plumas, también evitarás malos olores y tener que lavarlo a menudo.

Lavar el edredón de plumas

Los rellenos nórdicos de plumas no deberían lavarse más de una vez por temporada. Si lo cuidamos adecuadamente, además no será necesario. El mejor momento para lavarlos suele ser en las estaciones más cálidas.

Protégelo de una temporada a otra

Si dejas de usar el edredón nórdico cuando pasa la temporada de frío, trata de guardarlo siempre en su envoltorio original; o en su defecto, en una funda de características similares. Así lo protegerás de las manchas, los ácaros y evitarás que acumule polvo.

Antes de guardarlo, lo más conveniente es airearlo y verificar que no tiene ningún tipo de humedad. Ya que esto puede dar lugar a la aparición de manchas de color amarillento o de moho.

Esperamos con estos consejos, haberte aclarado tus dudas sobre cómo lavar tus edredones de plumas y plumón adecuadamente.

En Colchón Exprés disponemos de varios modelos de edredones nórdicos, entre los que encontrarás muchos de plumas y plumón de la más alta calidad. Todos ellos están fabricados en España, con rellenos de origen certificado y los mejores textiles para ofrecer la mayor calidad de descanso a nuestros durmientes.

Y con las mantas, qué

Los inviernos no serían lo mismo sin ese planazo tan de domingo de película, sofá y manta. Pero ¿cómo las lavamos? Si son de lana, las trataríamos igual que los abrigos de este tejido. Si, como es más habitual actualmente, son sintéticas, nos encontramos de nuevo ante las dos opciones; dejar a los profesionales, algo recomendable especialmente si son mantas de gran tamaño, o lavarlas en casa. Si escogemos esta última opción y lo hacemos en la lavadora es preferible hacerlo con agua tibia -como máximo a 30º- y, sobre todo, hay que tener cuidado con el centrifugado: no debe ponerse a demasiadas revoluciones por minuto. Lo normal es 800 rpm; si la manta es pequeña y sintética podrá ponerse a 600 u 800; pero si es grande tendrá que ser a menos, dependiendo del tamaño.

Como último paso, lo mejor es dejar secar al aire. Una vez seca, lo ideal sería guardarla envasada al vacío (venden unas bolsas especiales: 10 unidades, 20 euros), lo que reducirá considerablemente su espacio y asegurará que el próximo invierno esté perfecta justo el mismo día en que, después de una feroz resistencia, nos demos cuenta de que el frío ha llegado para quedarse.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

COMO LIMPIAR UN PLUMIFERO SIN COMPLICACIONES

Una de las mejores prendas para la etapa de frío que debes cuidar. Conoce como limpiar un plumifero ¡lo puedes hacer desde tu casa! Ahorra tiempo y dinero con los consejos de limpieza de Wayook.

En esta temporada de frío hacemos uso del plumífero todas las veces que sea posible ya que es una prenda que protege muy bien. Debes saber como limpiar un plumifero para mantenerlo limpio después de todos estos días que lo has usado. Todas las prendas de invierno necesitan cuidados diferentes si en tu ciudad nieva mucho puedes conocer como limpiar ropa para la nieve.

Puedes hacerlo en casa si sigues paso a paso el proceso de como limpiar un plumifero y obtener el resultado que deseas. Si tienes más abrigos que lavar, aprende como limpiar un abrigo de piel o como limpiar una chaqueta de ante. Todo lo que necesites saber de la limpieza lo encuentras en Wayook.

Como limpiar un plumifero: verifica las indicaciones

Lo primero que debes aprender de como limpiar un plumífero es leer las indicaciones que vienen en la etiqueta. Si la has quitado te diremos cuáles son para evitar que dañes la prenda. Sigue estás indicaciones y tendrás un plumífero como nuevo después de su limpieza.

  • Puedes hacer uso de tu lavadora para limpiar tu plumífero pero debes tener en cuenta que sólo puedes lavarlo con agua fría. Además, debes lavarlo dándole la vuelta y con la cremallera cerrada.
  • Si quieres saber como limpiar un plumifero no debes utilizar lejía para limpiarlo o lo dañarás. Este producto es corrosivo y puede afectar tu prenda sin que puedas hacer nada para repararla.
  • ¡No la planches! una de las cosas que debes saber de como limpiar un plumifero es no plancharlo o se quedará pegado a tu plancha. El material con el que está hecho no permite el contacto con altas temperaturas.
  • Si tu plumífero tiene pelo en la capucha debes desmontarlo para lavarlo por separado. No limpies en seco la prenda.
  • El ciclo de centrifugado debe estar a baja temperatura. Puedes programarlo a 400 revoluciones por minuto como máximo. Utiliza jabón para prendas delicadas.

Como limpiar un plumifero: proceso de lavado

Te damos algunos trucos para que conozcas como limpiar un plumifero dejándolo limpio y puedas disfrutar de tu prenda por mucho tiempo. Recuerda, si no te ánimas a hacerlo la mejor opción es que lo lleves con un profesional para que lo limpie con las medidas necesarias. Puedes lavar el plumífero con estos sencillos pasos.

El primer paso de como limpiar un plumifero es el lavado. Debes programar el ciclo de lavado a treinta grados centígrados usando tu detergente habitual. Con esto puedes hacer que tu plumífero conserve el acolchado que lo caracteriza. Además, te recomendamos repetir el procedimiento de aclarado de tu prenda para mejorar el resultado final.

Un truco que puede ser de mucha ayuda para saber como limpiar un plumifero es colocar dos o tres pelotas de tenis dentro de la lavadora con tu prenda. Funciona para ahuecar las plumas de tu prenda. No retires las pelotas déjalas para el ciclo de centrifugado de tu plumífero. Puedes hacer que tu plumífero mantenga el acolchado con las pelotas de tenis o llenando la lavadora con más ropa.

Esto es con el objetivo de remover bien las plumas y se distribuyan por toda la chaqueta. Para tu plumífero recomendamos que apliques dos o tres ciclos de secado para asegurarte de que las plumas están totalmente secas. Entre cada ciclo debes sacudir con fuerza tu abrigo para distribuir de mejor manera las plumas. Si no cuentas con una secadora lo mejor que puedes hacer es dejar secar al aire libre sin que tenga contacto con el sol.

Puede tardar varios días para que se sequen las plumas, hasta cuatro días de espera. Presta atención y sacude varias veces el plumífero. Con esto vas a evitar que las prendas se apelmacen o se peguen creando bolas que serán difíciles de deshacer. No cuelgues el abrigo, colócalo de forma horizontal para que no pierda su forma.

Como limpiar un plumifero: consejosempresas de limpieza en Barcelona

Ya tienes el proceso de como lavar un plumifero pero debes ser cuidadoso con el lavado y tomar las medidas de precaución necesarias. No estropees tu chaqueta y consigue un buen resultado lavando tú mismo el plumífero. No coloques tu abrigo sobre un radiador o lo arrugarás sin poder recuperar su forma original, además de arruinar el acolchado del abrigo.

Como ya sabes este tipo de prendas son muy delicadas por lo que te recomendamos utilizar jabón neutro. También, puedes usar jabón para prendas delicadas en tu proceso de lavado. Verifica que tu detergente no tenga ingredientes agresivos para tu prenda para no correr el riesgo de perder sus propiedades naturales. A pesar de esto no todos los detergentes son ideales para lavar tu chaqueta. Elige el que pueda evitar apelmazar las plumas y cuide las fibras del material.

Echa un vistazo antes de meterlo a la lavadora. Verifica que no tengas nada en los bolsillo como llaves, monedas, bolígrafos o algún objeto que pueda cortar la prenda. Cierra muy bien la cremallera para que no se dañe tu plumífero durante el ciclo de lavado. Es muy importante que la temperatura del agua no sobrepase los treinta grados centígrados.

Puedes tratar las manchas antes de que metas el plumífero a la lavadora. Lo que debes hacer es humedecer la zona donde se encuentra la mancha y aplicar una pequeña cantidad de detergente. Frota suavemente con un cepillo y vierte un poco de quitamanchas. Realiza una pequeña prueba de este producto en una parte escondida de tu plumífero para verificar si no tiene alguna reacción que dañe la prenda.

Dale el mantenimiento adecuado y aprende como limpiar un plumifero con estos sencillos pasos y medidas de precaución necesarias para su cuidado. Lleva a cabo el procedimiento y cuéntanos como te fue con la limpieza, si necesitas ayuda con las labores del hogar puedes contratar los servicios de limpieza de Wayook. Encuentra las empresas de limpieza en Barcelona en nuestra plataforma. Reserva en sesenta segundos y disfruta de tu tiempo libre.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *