0

Aceites vegetales para cosmetica

Tabla de contenidos

Top 5 de aceites naturales para un cuidado natural de tu piel

A pesar de todos los nuevos avances en el mundo de la cosmética y de todos los nuevos productos que aparecen en el mercado con el fin de mejorar el aspecto de nuestra piel y de nuestro cabello, las mujeres de todo el mundo siguen optando también por remedios naturales con fines cosméticos que ofrecen grandes resultados a un precio menor que otros tratamientos y de forma natural.
Los aceites vegetales y los aceites esenciales son productos 100% naturales utilizados desde hace miles de años para mejorar nuestro aspecto, hidratar nuestra piel o dar volumen a nuestro cabello. No contienen ingredientes dañinos que puedan irritar nuestra dermis o nuestro cuero cabelludo y son respetuosos con el medio ambiente. Todas estas razones hacen de los aceites vegetales y aceites esenciales un elixir de belleza imprescindible en nuestras rutinas diarias.
Estos aceites tienen propiedades hidratantes, nutritivas, purificantes y calmantes para la piel y el pelo, cada uno se centra en un cuidado específico y aporta beneficios reales a nuestra salud interior y a nuestro aspecto exterior. Estos son los 5 mejores aceites vegetales naturales que puedes utilizar como tratamiento de belleza natural. ¿Quieres empezar a seguir una rutina de belleza más natural, sana y amigable con el medio ambiente?

1. Aceite de coco

El aceite de coco tiene infinidad de propiedades, no solo como tratamiento de belleza, sino incluso como ingrediente de cocina, su sabor y aroma son inconfundibles y aportan un toque único a ciertas recetas.
En cuanto a sus usos cosméticos, este aceite puede usarse para hidratar el cabello o la piel del rostro. Aplícalo en las puntas después de ducharte para evitar que el pelo se te rompa y darle un plus de hidratación. Es también perfecto para preparar los labios antes de aplicar el labial, o para hidratar la zona del contorno de ojos.
Otro de usos más extendidos es el de desodorante natural, gracias a su perfume intenso a coco es perfecto para evitar la sudoración excesiva sin necesidad de desodorantes que puedan taponar los poros.
¿Un truco hot? Dado que el aceite de coco está libre de productos químicos, es un perfecto lubricante vaginal natural, pruébalo.
Te recomendamos el aceite de coco de la marca Merchant. Es un producto 100% biológico preparado de forma amigable con el medio ambiente y con un precio apto para todos los bolsillo.

2. Aceite de argán

El aceite de argán viene de Marruecos y ha sido siempre muy utilizado por las mujeres bereberes para protegerse del fuerte viento de las regiones del norte de África. Ahora también se cultiva en el bosque de Argán, en el sur de Marruecos debido a su uso extendido ya a todas partes del mundo.
Aprovecha las propiedades nutritivas del aceite de argán en la piel, es un potente acelerador de la regeneración celular de la piel y del rostro y lo deja perfecto, ya que disminuye las cicatrices y señales del acné.
Existen numerosos productos basados en el aceite de argán en el mercado, pero te aconsejamos hacerte con un aceite puro y ecológico, libre de productos químicos como parabenos o sulfatos. Te recomendamos este de la marca The Body Oil, 100% orgánico.

3. Árbol de té

El aceite del árbol de té, conocido también como aceite de Melaleuca, es uno de los antisépticos naturales más potentes, quiere decir que evita y previene las infecciones causadas por bacterias, hongos u otros agentes patógenos. Se usa tanto para uso interno, mezclado con miel o diluido en agua, para curar faringitis, candidiasis o resfriados, como para uso externo, para calmar la piel irritada o inflamada.
Por sus propiedades purificantes, el árbol de té es muy eficaz para controlar los niveles de sebo en la piel o en el pelo y evitar el exceso de grasa, esto reduce la aparición de acné, puntos negros o brillos en la zona T.
Puedes también incorporarlo en tu humidificador para purificar el aire en caso de resfriado. Ten siempre a mano unas gotas de árbol de té en casa, ya que puede sacarte de más de un apuro debido a sus innumerables usos y beneficios.

4. Aceite de ricino

Por su alto contenido en minerales, proteínas, vitamina E y Omega 6/9, el aceite de ricino puede usarse en el cuero cabelludo para prevenir la caída y fomentar la regeneración capilar, ya que nutre los folículos y calmas la irritación de cuero cabelludo promoviendo el crecimiento de nuevo cabello. Su contenido en ácido ricinoleico ayuda también a aumentar la circulación en el cuero cabelludo y mejora visiblemente la apariencia de tu melena.
Últimamente, el aceite de ricino está muy extendido con fines cosméticos, no solo para el cabello, sino también para las cejas y las pestañas: es una forma natural de estimular su crecimiento y aumentar su fuerza gracias a su alta concentración en keratina.
Hemos elegido para ti este envase de Biologique que incluye aplicador para las cejas y pestañas y tiene numerosas opiniones de usuarias que garantizan su eficacia y es el número 1 en Amazon.

5. Aceite de almendras dulces

Hidratante y nutritivo, el aceite de almendras dulces devolverá la elasticidad a tu piel gracias a las vitaminas y los ácidos grasos esenciales que contiene y es que este aceite es el más fiel aliado del cuidado de la piel y combina numerosas funciones y hará que sustituyas muchos de tus productos de confianza por este único botecito. El aceite de almendras dulces es un potente desmaquillante, mézclalo con unas gotas de agua o agua micelar y eliminará todos los restos de tu rostro. Sirve también como loción hidratante para el cuerpo, el rostro y el cabello.
Es el aceite ideal para hacer masajes, incluso para profesional, ya que hidrata intensamente y se absorbe con rapidez. Otro de sus usos más comunes tiene que ver con la depilación, es muy eficaz para eliminar el vello que nace por debajo de la piel después de la depilación con cera.
Dados sus múltiples usos, te aconsejamos este aceite de almendras dulces de Naissance: 1 litro de producto por solo 12,99€.

Tu navegador no puede mostrar este vídeo

Y además…

Aceite de ricino: el mejor aliado para fortalecer tu pelo
Cepillo facial: ¿cuál es el mejor para ti?
¿Cómo fortalecer las pestañas para que sean más largas y fuertes?

Existe una gran variedad de aceites vegetales para cuidar la piel, por eso no resulta sencillo elegir aquellos que son más versátiles y que a la vez sean imprescindibles para tener en casa. En este post comparto contigo los 6 mejores aceites vegetales para toda la familia.

Hay aceites vegetales que por sus propiedades pueden tener distintos usos, para nutrir, para reparar, para calmar, para prevenir las arrugas, se pueden emplear para limpiar la piel, para hacer mascarillas faciales o capilares, para hacer exfoliaciones, o para elaborar desodorantes y pastas dentales. Pero también hay aceites vegetales que los pueden utilizar los niños, y también hay aceites vegetales recomendados para los hombres, por ejemplo para después del afeitado.

Si tienes en casa aquellos aceites vegetales que son los mejores para cubrir distintas necesidades podrás cuidar de tu piel y de la de tu familia. Así que en este post comparto contigo mis aceites vegetales imprescindibles.

LOS 6 MEJORES ACEITES VEGETALES PARA TODA LA FAMILIA

ACEITE VEGETAL DE ALMENDRAS

Comienzo hablando de este aceite vegetal porque es un aceite tan suave y delicado con la piel que lo pueden utilizar hasta los bebés. También está especialmente recomendado para pieles secas y muy secas, pieles dañadas, irritadas, estropeadas y sensibles.

Es un aceite compuesto en su mayor parte por ácido oleico y ácido linoleico, y rico en vitaminas antioxidantes y regenerantes como son la vitamina A y E. Gracias a esta composición el aceite de almendras tiene propiedades emolientes y suavizantes, crea una película protectora sobre la piel que evita la deshidratación y calma y regenera la piel. También está indicado en el caso de grietas, quemaduras y picor de la piel. Por eso este aceite está muy indicado para los bebés porque calma las irritaciones del pañal.

Pero es un aceite que se puede utilizar para nutrir tanto la piel del cuerpo como de la cara, sobre todo en caso de piel dañada y estropeada porque conseguirás recuperar la elasticidad de la piel. El aceite de almendras también puedes incorporarlo en tu rutina de cuidado de la piel porque está recomendado utilizarlo para limpiar y desmaquillar la piel. Si tienes el cabello estropeado puedes elaborar una sencilla mascarilla para utilizarla antes de lavar el pelo con el champú.

Este no es un aceite indicado para piel grasa o mixta porque al tratarse de un aceite emoliente puede resultar poco agradable para este tipo de piel.

Te recomiendo utilizarlo para elaborar tus bálsamos labiales porque gracias a su capacidad protectora evitará la deshidratación de tus labios y los protegerá durante más tiempo. Aquí puedes ver una receta de bálsamo labial con aceite de almendras

ACEITE VEGETAL DE CALÉNDULA

Es un imprescindible para tener en casa y todo su poder tenemos que agradecérselo a las flores de caléndula. En realidad no es un aceite vegetal sino un macerado, es decir se utiliza un aceite vegetal para extraer las propiedades de la flor de caléndula. ¿Por qué es tan imprescindible? Por sus extraordinarias propiedades cicatrizantes, calmantes, antiinflamatorias y regeneradoras. Este aceite se puede utilizar para calmar quemaduras leves y para curar heridas de la piel, pero también para aliviar las picaduras de insectos y las reacciones alérgicas. Pero también puede utilizarse para tratar el acné y la dermatitis.

Es un aceite que también pueden utilizar los bebés y los niños. Y los hombres lo pueden utilizar tras el afeitado porque ayuda a cicatrizar y calmar la piel dañada.

Al tratarse de un aceite con un alto valor terapeútico es recomendable tenerlo siempre a mano en el botiquín. Lo puede utilizar cualquier tipo de piel, especialmente normal, mixta y seca, pero las pieles grasas lo pueden utilizar para tratar zonas localizadas.

Te recomiendo incorporarlo en tus cremas corporales y faciales sobre todo en invierno, pero en verano para mí es un imprescindible cuando he tomado el sol en la playa, y a la vuelta de las vacaciones para ayudar a la piel a iniciar el invierno en perfecto estado. En este receta de Gel facial para reparar la piel dañada es uno de los ingredientes principales.

ACEITE VEGETAL DE JOJOBA

Es un aceite para cualquier tipo de piel porque regula las secreciones sebáceas y equilibra el ph, algo imprescindible para mantener la piel en perfecto estado. Pero si tienes la piel grasa tiene que convertirse en un aceite básico en tu neceser.

Está muy indicado para piel grasa porque ayuda a combatir el acné y los brillos. Pero para la piel seca también es imprescindible porque reduce la deshidratación de la piel con lo que la piel está más tersa e hidratada.

El aceite de jojoba es antioxidante y combate el envejecimiento. También tiene propiedades nutritivas y protectoras.

Puedes utilizarlo para el cabello porque lo fortalece y lo hidrata asi que es un buen ingrediente para elaborar mascarillas. Si tienes el cabello grasa también equilibrará tu cuero cabelludo. El aceite de jojoba está recomendado para limpiar la cara y desmaquillar.

Además es un aceite que se absorbe con rapidez y no deja sensación de grasa en la piel. Por eso es un aceite muy recomendado también para los hombres.

Al tener estas propiedades puedes utilizar este aceite sin mezclar con ningún otro aceite. También puedes utilizarlo todo el año por su rápida absorción. Puedes incorporarlo a tus recetas de cremas faciales y corporales como un ingrediente base que siempre ayudará a tu piel. Y puedes utilizarlo para combatir el envejecimiento de la piel y así incorporarlo en tratamientos y mascarillas antiedad, y en exfoliaciones corporales. El aceite de jojoba es uno de los ingredientes en esta crema facial para piel seca

ACEITE VEGETAL DE COCO

El aceite de coco es uno de los aceites vegetales más versátiles y de los más utilizados. Es un aceite que enamora por su aroma, solo tiene un inconveniente este aceite se solidifica cuando la temperatura ambiental es inferior a 25º.

Es un aceite especialmente recomendado para el cabello porque está compuesto por ácido laúrico que lo hace muy afín a la fibra capilar y por lo tanto penetra muy bien en el cabello. Este aceite aporta hidratación y da suavidad y brillo, sobre todo a los cabellos rizados y secos. Es ideal para recuperar el cabello tras los baños de mar y el sol, asi que te lo recomiendo para llevar en tu neceser de vacaciones.

Es un aceite muy nutritivo, emoliente, antiinflamatorio y reparador. Además de utilizarlo para las mascarillas capilares a mí me gusta incorporarlo a mis recetas de barritas sólidas nutritivas, porque al contacto con la piel se deshace y hace que las barritas se deslicen por la piel con suavidad. En esta receta puedes ver como elaborar una barrita corporal sólida para el verano. Es un aceite perfecto para realizar mantecas corporales para las manos y los pies y también como bálsamo labial. Y también te recomiendo utilizarlo para después del sol para calmar la piel.

El aceite de coco también tiene propiedades antibacterianas y por eso es un imprescindible para realizar desodorantes naturales.

Una recomendación no utilices el aceite de coco que venden para cocinar, mejor compra aceite de coco para cosmética.

ACEITE VEGETAL DE ROSA MOSQUETA

En esta listado no puede faltar un aceite tan especial como el de rosa mosqueta. Se extrae del fruto de la variedad llamada Rosa Rubiginosa. Estos frutos son especialmente ricos en vitamina C y el aceite contiene un 80% de acidos grasos polinsaturados que lo convierte en un potente regenerador celular , también contiene retinol que hace que sea un aceite que contribuye a aumentar el efecto regenerante y antioxidante.

Al tratarse de un aceite que regenera las células está indicado para tratar heridas, cicatrices, manchas, estrías, y también para reducir las arrugas de la piel. Es un aceite que se absorbe con rapidez así que lo puede utilizar cualquier tipo de piel. También los hombres lo pueden utilizar porque no deja sensación de grasa.

Gracias a sus propiedades antioxidantes está indicado para tratar pieles maduras, sin vida, estropeadas y dañadas. Es un aceite que tonifica la piel así que te recomiendo utilizarlo en tus recetas faciales y sobre todo para el contorno de ojos, pero también para el cuerpo. Aquí puedes ver una receta corporal nutritiva que está elaborada con aceite de rosa mosqueta.

Gracias a estas propiedades puedes utilizarlo solo sin mezclar con ningún otro aceite. Lo he incluido en esta lista porque no necesitas ningún otro ingrediente para hacer que tu piel recupere vida y esté nutrida e hidratada.

ACEITE VEGETAL DE OLIVA

De sobra son conocidas las propiedades del aceite de oliva en alimentación, pero para la piel es otro de los aceites imprescindibles. Contiene vitaminas A, D y E. Lo primero que notas al utilizarlo es que es muy emoliente y suave. Es un aceite perfecto para cuidar zonas de la piel muy secas y estropeadas, como los pies, talones, las manos cuando hace frío.

También tiene propiedades antinflamatorias y suavizantes, así que está recomendado cuando la piel está irritada, sensible, o hay erupciones, grietas o quemaduras. Gracias a sus propiedades antioxidantes puedes incluirlo en recetas para piel dañada y estropeada, tanto de cara como cuerpo. A mi personalmente me gusta utilizarlo para las exfoliaciones corporales porque cuida con mucha suavidad la piel. También lo puedes utilizar para hacer bálsamos terapéuticos.

Y otro de sus usos es para el cuidado capilar, sobre todo para el cabello sin vida y seco. También para fortalecer uñas y pestañas.

Al igual que sucede con el aceite de coco, te recomiendo que utilices un aceite virgen de primera presión en frío y no utilices aceite refinado del que venden en el supermercado.

Los 8 mejores aceites para mantener la piel joven y saludable

Existen varios aceites esenciales que se usan en la elaboración de diversos productos para el cuidado de la piel. Sus extractos, en combinación con ciertas sustancias químicas, ayudan a obtener productos que permiten brindar ciertos aportes adicionales a la piel, como una mayor hidratación o humectación, por ejemplo.

Ahora bien, hay quienes sienten curiosidad y desean probar estos aceites, al natural, en sus hogares. Pues bien, lo primero que deben tener en cuenta es que, si bien estos aceites tienen mucho potencial,hay que utilizarlos en determinadas condiciones para que funcionen favorablemente.

No es conveniente utilizar cualquier aceite, de cualquier manera para obtener beneficios para la piel.

Veamos más acerca de este tema a continuación.

Los aceites esenciales que forman parte de la estructura de ciertas plantas, generalmente aquellas que son muy aromáticas,pueden ser extraídos de flores, árboles, frutos, hierbas y semillas.

1. Aceite de lavanda de Crimea

El aceite de lavanda de Crimea contiene acetato de linalilo, linalol, limoneno, taninos, geraniol y saponinas. Tiene propiedades calmantes, cicatrizantes y regeneradoras que, en algunos casos, pueden resultar muy útiles.

Por otra parte, es un estimulante aromático al cual se recurre mucho en las salas de masajes. Se considera eficaz para calmar el nerviosismo y la ansiedad.

Descubre: Aromaterapia ¿en qué consiste?

2. Aceite de limón

El aceite de limón contiene antioxidantes, vitamina C y ácido cítrico. Es también importante para el desarrollo y mantenimiento de la piel, los vasos sanguíneos y el cartílago.

La vitamina C participa en la síntesis de colágeno, sustancia indispensable para la salud de la piel.

3. Aceite de jazmín

El aceite esencial de jazmín ha sido utilizado en la industria cosmética por su buen aroma. Se le atribuyen propiedades antibacterianas, antiinflamatorias y antimicrobianas.

4. Aceite esencial del árbol de té

Por otra parte, al aceite esencial de árbol de té también se le han atribuido propiedades antibacterianas, antifúngicas y antiinflamatorias.

Por ello, se han empleado sus extractos en diversas fórmulas para la elaboración de productos antiacné.

5. Aceite de coco

Considerado como el hidratante natural por excelencia, el aceite de coco es un producto rico en ácidos grasos que promueve la producción y sustitución de colágeno.Actúa como una capa protectora sobre la piel, reteniendo su humedad y permitiendo su restauración.

Se recomienda para pieles secas e irritadas. El ácido láurico que contiene lo provee con propiedades antimicrobianas.

6. Aceite de uva

El aceite de uva se obtiene a partir de sus semillas. Se caracteriza por su contenido de Omega 6 y Omega 3, esenciales para reducir la inflamación y dar suavidad y textura a la piel.

También aporta vitamina E, un buen antioxidante. Está recomendado para combatir las patas de gallo y, en general mantener una piel bonita y saludable.

7. Aceite de aguacate

Conocido por su alta concentración de grasas esenciales y vitaminas, el aceite de aguacate es uno de los productos más valorados de la industria cosmética.

Contiene vitaminas E, A, B1, B2 y B3. Se dice que su acción antioxidante que ayuda a combatir el estrés oxidativo y, a su vez, mantener el buen aspecto de la piel.Se absorbe con facilidad en la piel y le proporciona humedad natural.

Descubre: Alivia la piel sensible con una mascarilla casera de aguacate y linaza

8. Aceite de zanahoria

El aceite de zanahoria (o para ser más exactos, de las semillas de zanahoria) es una de las mejores elecciones para proteger la piel frente a las agresiones ambientales.Tiene un alto contenido de vitamina A y minerales como el fósforo, el magnesio y el yodo, importantes para el funcionamiento de los tejidos.

El aceite de zanahorias aumenta la producción de melanina, pigmento que resguarda la piel de las radiaciones solares nocivas.

Algunas consideraciones

  • En la industria cosmética, se utilizan los extractos de varios aceites esenciales para elaborar fórmulas que permitan brinda un buen cuidado de la piel.
  • Es necesario consultar con el dermatólogo antes de comenzar a utilizar un aceite esencial o cualquier otro producto, ya que no todas las pieles reaccionan favorablemente a todo.
  • Si tienes una piel sensible o con alguna enfermedad crónica, lo más recomendable es que evites los tratamientos caseros y sigas las instrucciones de tu médico.
  • Para mantener una piel bonita, recuerda que debes apoyarte también en la práctica de buenos hábitos de vida, como una buena alimentación y una hidratación adecuada.

Los 10 mejores aceites esenciales para la belleza

Con sus ricos aromas y sus propiedades cosméticas,los aceites esenciales son un aliado increíble en nuestros tratamientos de belleza. ¿Te gustaría saber cuáles son los más eficaces y recomendados para lucir hermosa y joven? En este artículo te contamos sobre los mejores aceites esenciales.

¿Por qué usar aceites esenciales para la belleza?

Los aceites esenciales tienen muchas propiedades y por ello se emplean en el sector de la cosmética y la belleza. Pueden ser de utilidad a la hora de tratar el acné, la celulitis, las arrugas y hasta los músculos contracturados.

A diferencia de las cremas y lociones comerciales, no contienen sustancias químicas que puedan traer consecuencias negativas a la salud. Además,los aceites hidratan y nutren la piel, tratan afecciones y estimulan las defensas naturales de la dermis. Se emplean en los centros de estética, pero también podemos disfrutar de ellos en casa.

Visita este artículo: Reduce el aspecto de la celulitis con estas 6 alternativas naturales

Los mejores aceites esenciales para potenciar tu belleza

Ya sea parareducir las arrugas, para hacer un masaje relajante o parahidratar la piel, los aceites esenciales pueden ayudarte a lucir más joven y bella.

A continuación, te presentamos los mejores aceites esenciales que encontrarás en el mercado o que tú misma puedes realizar.

1. Aceite esencial de lavanda

Es uno de los más conocidos y usados para la estética. Sin embargo, también se utiliza en la medicina alternativa , ya que tiene propiedades relajantes. Sin duda es uno de los mejores aceites esenciales por su polivalencia y losmúltiples usos que podemos darle.

  • En el caso de mezclarlo con otros aceites,potencia la acción de sus compañeros a la hora de tratar ciertas dolencias.
  • Además,tiene la capacidad de regenerar la piel, por lo tanto se recomienda en personas con acné, arrugas, quemaduras o heridas.

2. Aceite esencial de limón

Está repleto de vitamina C, un antioxidante muy potente presente en los cítricos.

  • Protege del envejecimiento de la piel, ya queevita el desarrollo de los radicales libres que “rompen” las células dérmicas.
  • Cabe destacar que debemos agradecer las propiedades de este aceite esencial al citral, una sustancia química que le aporta no solo aroma, sino también beneficios muy interesantes como su utilidad en el tratamiento de las arrugas.

3. Aceite esencial de rosas

Es un verdadero aliado para nuestra estética y belleza, aporta una agradable fragancia y tiene efectos sanadores sobre la piel.

  • El aceite de rosas trata eccemas y sequedad, detiene el envejecimiento prematuro y se puede usar en todo tipo de piel.
  • Asimismo, gracias a sus propiedades astringentes, restaura los capilares dañados, repara las marcas del acné o cicatrices yotorga un mejor aspecto general a la dermis.

Visita este artículo: 5 recetas con agua de rosas para embellecer tu rostro

4. Aceite esencial de rosa mosqueta

Originario de Europa, esta planta es rica en ácidos grasos poliinsaturados (Omega 3 y 6), así como también en vitaminas antioxidantes (A, C y E). El aceite esencial se extrae de las semillas de la rosa moschata y según los expertos, tiene muchas propiedades. Entre ellas destacan:

  • Estimular la producción de colágeno.
  • Reducir las arrugas y líneas de expresión.
  • Mejorar las cicatrices, estrías y manchas.
  • Después de una cirugía, quemadura o exposición solar, es muy útil gracias a su capacidad de hidratación.

5. Aceite esencial de árbol de té

Dentro de los mejores aceites esenciales encontramos el de árbol de té. Un compuesto que no puede faltar en casa si te gusta cuidar tu estética.

  • Se puede aplicar directamente sobre la piel.
  • Además, es muy útil en afecciones como el acné porqueseca los granos.
  • Ayuda en la desinfección de herpes o heridas abiertas.

6. Aceite esencial de salvia

  • Esta opción natural nos permite lucir unapiel más suave y firme.
  • También resulta de gran utilidad en el caso de tener poros abiertos.
  • Por otra parte, el aceite de salvia oculta las arrugas yevita la formación de nuevas líneas de expresión.

7. Aceite esencial de romero

Es un aliado fundamental en la estética y también para en el cuidado de la salud.

  • Reduce la caspa y mejora el cuero cabelludo. En este caso, se aplica directamente sobre la raíz del cabello. También puedes mezclarlo con tu champú o acondicionador.
  • Ahora bien, en el caso de usarlo como tratamiento facial, se suele ocupar para tratar la dermatitis, eccemas, acné e hinchazón.

¿Quieres conocer más? Lee: 9 antiguos remedios de belleza que todavía son efectivos

8.Aceite de argán

También es muy famoso dentro del mercado de los mejores aceites esenciales.Se extrae de un árbol que sólo crece en Marruecos (conocido allí como “el árbol de la vida”).

Sus frutos contienen 3 veces más vitamina E que el aceite de oliva así como también ácidos grasos esenciales y beta-carotenos. Tiene la capacidad de reparar, nutrir y aportar suavidad y brillos al cabello.

  • También podemos usar el aceite de argán para reducir el envejecimiento prematuro de la piel, combatir las arrugas, manchas y la flaccidez y mejorar estrías o marcas producidas por acné y varicela.
  • Puesto que no es comedogénico (no tapa los poros), es apto para las pieles grasas o con tendencia a la aparición de granitos y puntos negros.
  • Igualmente, el argán regenera la piel tras las quemaduras solares, fortalece las uñas y te ayudará a recuperar la elasticidad del cutis.

9. Aceite esencial de manzanilla

Es otro de los aceites que se puede aplicar sobre la piel sin mezclar ni diluir, ya que no irrita. De hecho, tiene propiedades antiinflamatorias, por lo que se recomienda para quienes padecen dermatitis.

10. Aceite esencial de geranio

Es uno de los aceites usados cada vez más en la belleza y cosmética natural debido a sus múltiple beneficios. Para aplicarlo,antes debemos mezclarlo con otro aceitecomo, por ejemplo, el de almendras.

  • Sirve para prevenir y tratar lacelulitis.
  • Además, ayuda a sanar heridas y cicatrices.
  • Elimina el olor corporal.
  • Trata las pieles grasas, por ende, ayuda a reducir el acné.

Finalmente, queremos recordarte que si tienes alguna enfermedad dermatológica, debes preguntar a tu médico antes de aplicar cualquier producto nuevo en tu piel, por muy natural que sea.

¿Cómo se usa un aceite de belleza? ¿Para qué sirve?

10/08/2018 05:00

Ha llovido muchísimo desde que Cleopatra presumiese de piel suave gracias a las múltiples ventajas de los aceites. Entre el antiguo Egipto y nuestros días, el aceite perteneció casi en exclusiva al mundo del masaje con algunas maravillosas excepciones como los aceites esenciales utilizados en aromaterapia o el clásico aceite de ricino que las mujeres utilizaban para suavizar el rostro. Cómo ha cambiado la historia. Después de una larga y soporífera trayectoria, de pronto, en solo unos pocos años, los aceites se han sacudido sus ropajes clásicos y se han convertido en uno de los platos fuertes de la cosmética. Están presentes en geles de ducha, solares, cosméticos faciales y corporales que tratan todo tipo de problemas, desde regular la producción de sebo –sí, pieles grasas, por mucha grima que os dé imaginar un aceite sobre vuestra piel, el de semillas de uva, por ejemplo, trata con mimo exquisito la sobreproducción de sebo y corrige granitos e imperfecciones–, cosméticos para el pelo y un largo etcétera que demuestra la enorme versatilidad de este ingrediente.

Los aceites más conocidos

Los aceites están constituidos básicamente por lípidos (grasas), pero contienen también otras valiosas sustancias. Aquí van varios ejemplos:

• ​ Aceite de argán. Contiene vitamina E, omega 9 y omega 6, lo que significa que es uno de los mejores alimentos para la piel y la protege de la oxidación.

• ​ Aceite de oliva. Siempre que su extracción se haya realizado en frío conservará intacta su enorme capacidad de hidratación. De ahí que se utilice sobre todo como base de otras fórmulas cosméticas.

• ​ Aceite de coco. El aliado más firme de las caribeñas, que lo utilizan para todo, pero especialmente para nutrir el pelo e hidratar el cuero cabelludo. Suaviza muchísimo la piel y funciona de cine en las zonas más ásperas del cuerpo, como codos y rodillas.

• ​ Aceite de jojoba. Rico en vitamina E, minerales y proteínas que contribuyen a la regeneración celular y sus propiedades calmantes, crea un efecto balsámico en las pieles irritadas.

• ​ Aceite de rosa mosqueta. Es tan regenerador que los médicos lo prescriben para acelerar cualquier proceso de cicatrización. Previene la formación de estrías, regula el acné y es la mejor arma de las pieles maduras porque mejora la elasticidad de la piel y previene la aparición de arrugas.

No todos son buenos

Los aceites minerales, derivados del petróleo, no deberían estar en el cuarto de baño porque dejan la piel supersuave, cierto, pero a costa de formar una película grasa sobre ella que obstruye los poros, impide la transpiración y, por tanto, la deshidratan y alteran su correcto funcionamiento.

Un aceite para cada zona del cuerpo

1. Una cara radiante. Aceites de abisinia, semilla de cáñamo, aguacate, semilla de girasol más vitamina C y aminoácidos: es el secreto de Radiance Face Oil, de Eve Lom, que reduce las arruguitas del contorno de los ojos y los labios tras cuatro semanas de aplicación, según los estudios realizados (70 €).

2. Labios de matrícula. Tersos, bien hidratados, con buen tono. ¿Un imposible? No, Lip Slick, de Tom Ford, puede ayudarte a conseguirlo. Una combinación de aceite de jojoba y coco nutre y suaviza la delicada piel de los labios. La firma propone cuatro tonos.

3. Cabello superbrillante. Aceite de copra y de mongongo, ambos con certificado bio, es el tándem que la firma Leonor Greyl utiliza en su mítico L’Huile, un aceite nacido en 1971 que nutre el pelo en profundidad y le proporciona ese brillo que solo el cabello sano posee (34,50 €).

4. Piel bronceada. Satin Sheen Oil SPF 30, de Lancaster, es un aceite seco en spray al que la firma ha incorporado filtros UVB & UVA y una tecnología de infrarrojos para proteger mejor la piel. Además, contiene principios que aceleran al bronceado (25 €).

5. Senos hidratados. El aceite Bust Firming Oil de Alqvimia es un cosmético todoterreno: por un lado, mejora la elasticidad de la piel; por otro, estimula la microcirculación y la respiración celular del tejido adiposo, y, por último, hidrata la delicada epidermis de los senos (80,76 €).

6. Un cuerpo más firme. Decléor es la firma creadora de uno de los aceites por excelencia: el Aceite Reafirmante Aroma Svelt Body, una mezcla muy equilibrada que reduce los cúmulos adiposos y evita la retención de líquidos. Además, de acuerdo con los principios de la aromaterapia, vigoriza la mente (64 €).

7. Piernas ligeras y torneadas. Dreamy legs, de Germaine de Capuccini, afina las piernas, elimina la sensación de pesadez y les da un acabado ligeramente iridiscente. Además, tiene un agradable efecto frío que las refresca en un instante (39,25 €).

8. También en la ducha. ¿Aceite para la ducha? Claro. Olio Rassodante Doccia, de Collistar, es un mix de aceites purísimos y de extractos vegetales de rosa que suavizan y reafirman la piel (30 €).

9. Uñas perfectas. El aceite de neem es imprescindible en los cuidados de las mujeres indias. Este de Dr. Hauschka refuerza la estructura de las uñas y nutre las cutículas. ¿El resultado? Unas uñas irrompibles y de aspecto uniforme (28,20 €).

10. Codos y talones bajo control. Son zonas que resisten casi cualquier tratamiento. La piel se endurece por el roce hasta formar una capa gruesa y reseca muy antiestética. Matarrania tiene un aceite reparador con un agradable olor a lavanda que acaba con el problema siempre que tu seas disciplinada y te la apliques cada vez que haga falta (16,70 €).

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos de moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

10 RAZONES PARA UTILIZAR UN ACEITE DE BELLEZA – GUÍA DE USO.

¿Piensas que un aceite de belleza no es para tu tipo de piel? ¿Has utilizado alguna vez un aceite de belleza? Te descubrimos todos sus secretos y te presentamos una guia útil de uso.

Aceites…este es vuestro momento. Porque a pesar de ser utilizados desde hace muchísimos años, es en estos instantes en el que se ha convertido en un autéctico beaty must have.

Los aceites esenciales se utilizan desde hace ya miles de años. En aromaterapia son indispensables por sus beneficios a todos los niveles y ahora la cosmética los ha convertido en súper aliados de nuestra piel.

Todas las marcas de cuidado facial y corporal incorporan hoy su versión en aceite y el problema surge en el momento de su elección pues cada uno tiene una función y acertar con el más adecuado marca sin duda la gran diferencia.

1. Su textura ligera les permite migrar hasta las capas más profundas de la piel aportando allí todos sus beneficios
2. Humectan la piel impidiendo su deshidratación. El aceite actúa a modo barrera convirtiéndose así en el mayor anti deshidratante que existe, mucho más eficaz que cualquier serum o crema.
3. Preservan la elasticidad de la piel y la tonifican
4. Respetan el PH de la piel, incluso la calman y desinflaman
5. Combaten los signos de la edad, regeneran y cicatrizan
6. Mejoran la textura de la piel gracias a la asimilación rápida de nutrientes
7. Aportan un plus de nutrientes a las capas inferiores de la piel
8. Iluminan la piel
9. Son booster o lo que es lo mismo, potenciadores de las propiedades de otros cosméticos
10. Son un potente protector frente a agentes externos

Además de la gran cantidad de beneficios que aportan los aceites a tu piel es importante conocer cómo utilizarlos para extraer de ellos el mejor rendimiento.

• COMO DESMAQUILLANTE

El uso de aceite para limpiar la piel es ya de sobra conocido por las coreanas, abanderadas de la eficacia de la doble limpieza.
Utiliza un aceite para eliminar los restos de tu maquillaje realizando un suave masaje insistiendo en las zonas donde se acumule mayor suciedad. Emulsiona ahora con agua tibia y retíralo mediante la ayuda de una toalla húmeda en agua templada. ¡Si lo pruebas, no te desmaquillarás con nada más!

Ritual Cleansing Balm, de Júlia. Un balsamo desmaquillante y limpiador formulado con Aceite esencial de mandarina, detox y calmante.

• COMO SUSTITUTO DEL SÉRUM

Si estás utilizando un serum y deseas incorporar un aceite a tu rutina la recomendación es el uso de uno u otro para no sobrecargar la piel con producto o bien utilizar el serum durante tu rutina de día y el aceite para la noche.
Acompaña este aceite siempre de una crema hidratante.

Pur Luxe Oleo Serum Precieux de Stendhal. Mitad suero, mitad aceite.

• COMO HIDRATACIÓN EXTRA

Aplicarlo después del tónico con la piel todavía húmeda favoreciendo así la retención de agua en las capas inferiores.

Nourylys huile visage, de Jeanne Piaubert. Nutritivo y reparador para pieles muy secas.

• COMO PRIMER

Antes del maquillaje puedes utilizar unas gotas de aceite aportando así una nutrición en profundidad y consiguiendo una fijación perfecta del maquillaje a tu piel.

Dos o tres gotas son suficientes. Dosifica el aceite en la palma de tu mano, junta tus manos y sin calentar el producto lleva tus palmas al rostro presionándolas suavemente para transferir el producto a tu piel. Evita frotar ni masajear.

Illumino Face Oil, de Colbert. El aceite de las estrellas de Hollywood.

• COMO BOOSTER DE CONFORT, MEZCLADO CON TU CREMA.

Añade dos o tres gotas a tu crema diaria aportando así una dosis extra de nutrientes a tu piel.

Huile Precieuse a la Rose Noire de Sisley. Aceite seco anti edad.

• COMO PRIMER PARA LOS LABIOS

Sobre todo en el uso de labiales permanentes o mates que aumentan la sequedad de la mucosa y favorecen la aparición de molestas grietas que deslucen el efecto del labial.

Éclat minute Huile lèvres, de Clarins.

Las pieles más grasas encuentran en los aceites un perfecto aliado aunque de entrada exista un miedo atroz a su uso por el pensamiento erróneo que nos va a engrasar aún más nuestra piel y va a ser imposible deshacernos de los temibles brillos.
Las pieles grasas no se libran de la deshidratación precursora en muchas ocasiones de la aparición de sebo en la superficie de la piel y es en los aceites donde podemos encontrar ingredientes que mejoren este desequilibrio y lo regulen.

Es fundamental utilizar aquellos aceites de procedencia vegetal y no mineral. Los aceites minerales potenciarían la obstrucción de los poros y por tanto aumentarían los problemas.

Los aceite vegetales en cambio no son comedogénicos y contienen muchos de ellos propiedades:
• Antibacterianas . Ideal el aceite de Arbol de té. Tea Tree Green oil, de Aromatica. Regula el exceso de sebo. Utilízalo como serum o mezcla unas gotas con tu hidratante.
• Astringentes
• Sebo reguladoras
Lo más importante en todos los casos es que son productos muy concentrados y por tanto dos o tres gotas son suficientes para el aprovechamiento de sus propiedades.

Incorporemos todos los beneficios de estos productos ya utilizados en la antigüedad y que ahora han llegado a nuestra rutina para quedarse y mejorar nuestra belleza de un modo delicado, sutil pero ante todo …muy eficaz.

Los aceites para el cuidado de la belleza y de la salud se están convirtiendo en prácticamente un descubrimiento para algunas culturas. Para cada tipo de piel existe un aceite especial, que nos permitirán conseguir unos resultados estupendos, sin grandes desembolsos ni efectos secundarios. Nada que envidiar a los cosméticos químicos. A continuación te enseñamos los 10 mejores aceites para la piel.

Aceite de linaza

Cuenta con ácidos grasos esenciales, que ayudarán a conseguir una piel más tersa y suave. Ya no lo tendrás tan complicado para disfrutar de la ‘piel de bebe’.

Se emplea sobre todo en la cosmética natural. Tiene grandes dosis de vitamina E y ácidos grasos esenciales, que contribuyen a enriquecer la piel y prevenir el envejecimiento.

Aceite de oliva

Es posiblemente el más conocido, ya que está en la mayoría de cocinas de España. Lo usamos para ensaladas, postres, frituras, etc. Pero además cuenta con una serie de beneficios para el cabello y la piel. Destaca por la presencia de vitaminas A y E. Le sacarás un mayor partido al aceite de oliva virgen extra.

Aceite de espino de mar

Reúne en un solo aceite omegas 3, 6, 7 y 9. Todos ellos ayudan en la prevención del envejecimiento prematuro de la piel. Si lo usas con regularidad ya no tendrás que preocuparte por las arrugas.

Aceite de aguacate

Destaca por sus grasas, ácidos, vitamina E y antioxidantes. Perfecto para aquellas pieles que precisen de una dosis extra de hidratación.

Al margen de que sea sólido o líquido, el aceite de coco consigue hidratar muy bien la piel, a la vez que disminuye las bacterias. Conseguiremos una piel sin acné y sin otros problemas. Además dejará un estupendo aroma.

Aceite de semillas de uva

Propuesta aconsejada para los que tengan piel grasa. Consigue regular la producción de sebo, mientras que la vitamina C le devuelve el brillo perdido.

Se recomienda para la gente con acné o piel grasa. El aceite de árbol de té consigue acabar con la grasa, además de ser un estupendo antiséptico. No dudes en utilizar esto en lugar de cremas caras.

Aceite de menta

Disfruta de la frescura que aporta la menta. Combate la inflamación de la piel y el enrojecimiento. Puede ser empleada en cualquier tipo de piel sin generar efectos secundarios.

Aceite de manzanilla

La manzanilla se consume en forma de infusión para tranquilizarse y dormir bien. En el caso de la piel, se utiliza por sus propiedades antisépticas y antiinflamatorias.

Los 12 mejores aceites para la piel

jupiterimages/pixland/thinkstock

Los aceites se han puesto de moda: a pesar de que hay civilizaciones que los utilizan hace miles de años para obtener una belleza natural, la parte occidental del mundo recién los está descubriendo.Hay un aceite para cada tipo de piel, para cada problema una solución natural y económica que nos permita conseguir algo que ni los mejores cosméticos conseguirán: una piel equilibrada, saludable y sin sufrir los efectos secundarios que pueden traernos algunos productos. Hoy te muestro los mejores, ¿quieres conocerlos?

Luisa Puccini/istock/thinkstock

#1 Aceite de argán

El aceite de argán es uno de los más utilizados en la cosmética natural, especialmente en los últimos tiempos. También conocido como aceite marroquí, contiene grandes cantidades de vitamina E y ácidos grasos esenciales, especialmente importantes para nutrir la piel en profundidad y prevenir el envejecimiento.

Elena Elisseeva/istock/thinkstock

#2 Aceite de linaza

El aceite de linaza contiene también ácidos grasos esenciales. De esta forma, permite que obtengamos con su uso una piel más suave y tersa, algo así como la tan deseada “piel de bebé”. ¿Te animas a probarlo?

severga/istock/thinkstock

#3 Aceite de espino de mar

El aceite de espino de mar es una conjunción espectacular de omegas –3, 6, 7 y 9–. Todos estos previenen el envejecimiento prematuro de la piel, por lo que su uso diario evitará que te tengas que preocupar por las arrugas y líneas de expresión de tu rostro.

leonori/istock/thinkstock

#4 Aceite de oliva

Tal vez lo tengas en tu cocina para condimentar las ensaladas, pero ¡también puedes usarlo en tu piel! –y tu pelo–. Rico en vitaminas A y E, este aceite, siempre en su versión extra virgen, nos permitirá reparar y renovar la piel en profundidad.

joanna wnuk/istock/thinkstock

#5 Aceite de coco

Tanto en estado líquido como sólido –dependiendo de la temperatura ambiente–, el aceite de coco hidrata la piel en profundidad, al tiempo que reduce las bacterias en ella, por lo que podremos tener una piel libre de acné y otros problemas. Por si fuera poco, su aroma es delicioso y quedará en tu piel como un suave toque. ¿Algo más para pedir?

fuse/thinkstock

#6 Aceite de aguacate

El aceite de aguacate tiene todo lo que posee esta fruta: ácidos grasos, antioxidantes y vitamina E. Un combo ideal para una piel que necesita un extra de hidratación y que quiere prevenir cualquier signo de envejecimiento.

marrakeshh/istock/thinkstock

#7 Aceite de árbol de té

El primer recomendado para aquellas personas con acné o con piel grasa o mixta, ya que el aceite de árbol de té es un excelente eliminador de grasa, así como también un poderoso antiséptico. Si tienes este problema, no gastes una fortuna en cremas caras y opta por este refrescante aceite, porque sí, las personas con piel grasa también pueden utilizar aceites para la piel.

joannawnuk/istock/thinkstock

#8 Aceite de semillas de uva

Otra excelente opción para las personas con piel grasa: el aceite de semillas de uva regula la producción de sebo. Por otra parte, el alto contenido en vitamina C permite devolverle a tu piel ese brillo que ya había perdido.

CGissemann/istock/thinkstock

#9 Aceite de menta

La menta tiene un efecto refrescante, ¿verdad? Por eso mismo, el aceite de menta es ideal para luchar contra las rojeces y la inflamación de la piel, ya que contiene propiedades antiinflamatorias. Además, al ser natural puede ser utilizado en cualquier tipo de piel sin hacerle daño.

OlgaMiltsova/istock/thinkstock

#10 Aceite de manzanilla

Ideal para calmar, la manzanilla es muy conocida para relajarse y poder dormir bien. El aceite de manzanilla se utiliza para calmar, pero en este caso la piel. Tiene propiedades antiinflamatorias y antisépticas que permiten que nuestra piel se vea suave y libre de infecciones.

botamochi/istock/thinkstock

#11 Aceite de onagra

Utilizado en la medicina alternativa a menudo, el aceite de onagra es ideal para tratar el eczema. Así que si tienes este problema, no dudes en probar una solución natural y libre de efectos secundarios.

tongro images/tongro images/thinkstock

#12 Aceite de semillas de zanahoria

Las zanahorias son ricas en vitamina A, betacarotenos y emolientes. Por esta razón, el aceite de semillas de zanahoria es la mejor opción si queremos suavizar la piel, regenerarla y normalizar su producción de sebo.

Esta es la lista de los 11 mejores aceites para la piel. Utilízalos con cuidado y obtendrás una piel suave, saludable y luminosa. ¿Estás preparada para disfrutarla?

Lee más: Aceite de sésamo para rejuvenecer la piel

Los 10 mejores aceites esenciales para la cara

Los aceites esenciales son una mezcla de sustancias químicas naturales con propiedades antisépticas. Se obtienen de las plantas, principalmente de flores, árboles, frutos, hierbas, semillas y extractos aromáticos como el almizcle.

Yo los utilizo como alternativa a las cremas industrializadas para combatir el acné, disminuir cicatrices, estrías, arrugas, para tratar la piel seca, como desinflamantes y además son relajantes.

Otros beneficios es que son antibióticos, regeneradores celulares, antivíricos, para mejorar la circulación sanguínea y linfática y para equilibrar las emociones. Realmente son una maravilla de la naturaleza.

Principales aceites esenciales para la cara

Trata de conseguirlos en su forma más pura sin procesos químicos, colorantes, aromatizantes ni ningún otro compuesto artificial.

El coco está de moda y es muy útil como tratamiento contra el acné. Previene hongos e infecciones cutáneas. Es un buen tonificante, suavizante e hidratante. Además, me encanta porque huele riquísimo.

2. Aceite de naranja dulce

Buen hidratante y antimicrobiano. Su alto contenido en vitamina C ayudan a darle firmeza a tu rostro.

3. Aceite de limón

Ideal para quitar manchas de la piel y como exfoliante.

4. Aceite de menta

Es energizante y estimulante. Su potente aroma nos brinda frescura.

5. Aceite de Caléndula

Muy utilizado por personas con psoriasis y dermatitis atópicas. Adecuado para pieles sensibles y personas con problemas de várices.

6. Aceite de enebro

Ayuda a mejorar la circulación. Muy usado para dar masajes porque nos proporciona calor.

7 Aceite de árbol del té

Antibacteriano y desinfectante. Perfecto contra reacciones alérgicas, heridas leves y acné.

8 Aceite de almendras dulces

Clásico de las abuelas. Es excelente para todo tipo de pieles, rico en minerales, vitaminas y antioxidantes. Úsalo para curar heridas, quemaduras y grietas.

9 Aceite de Jojoba

Imprescindible para equilibrar la producción de cebo natural en la piel. Con el aceite de jojoba eliminas exceso de brillo y grasa. Gracias a que contiene vitamina E, previene el envejecimiento prematuro de la piel.

El uso de aceites esenciales para la piel data de más de 5.000 años de antigüedad. Desde entonces se conocen sobre sus usos medicinales, efectos relajantes y calmantes registrados desde los egipcios y los griegos.

En la actualidad su uso se encuentra vinculado con la cosmética y cuidado de la piel ¿Quieres una piel sana y joven? Entonces necesitas tener algunos de estos aceites esenciales para la piel en casa.

Aceites esenciales para lucir una piel radiante

Aceite de jazmín

Como producto para el cuidado de la piel es especial por su olor, sus propiedades antisépticas lo colocan en un sitial de honor para tratar las lesiones inflamatorias llamadas eczemas, del mismo modo hidrata significativamente el cuerpo. Más información.

Aceite de sándalo

Es apreciado por sus propiedades limpiadoras en la piel, frecuentemente utilizado como calmante de las picaduras de algunos insectos y como un agente reductor de acción lenta de las cicatrices y manchas en la piel. Más información.

El aceite extraído de esta flor, es beneficioso para la piel irritada, o sensible, también reduce la inflamación y es utilizado frecuentemente en tratamientos para el acné. Más información.

Aceite de almendra

Es un hidratante natural de la piel, se recomienda su uso en zonas del cuerpo con frecuente movimiento como las articulaciones del codo, y rodillas evitando la textura áspera y desagradable de estas zonas. Es recomendable utilizarlo en zonas difíciles de rejuvenecer como la piel de las manos y cuello.

Es un aceite utilizado luego de pruebas exigentes en el deporte, sus propiedades analgésicas hacen que actúen sobre los músculos y ejerzan efectos relajantes. Su efecto refrescante hace que la circulación sanguínea se active aun cuando el cuerpo se encuentre en reposo. Más información.

Aceite de incienso

El aceite de incienso es de tradición milenaria, sus propiedades terapéuticas, antiinflamatorias y astringentes hace de este aceite un rejuvenecedor natural. Tiene una capacidad de modificar el tono de la piel, prevenir las arrugas y reducir el tejido de la cicatrización. Más información.

Aceite de rosa mosqueta

Es uno de los aceites más usados por su alto contenido de ácidos grasos ideales para nutrir la piel seca y al mismo tiempo regenerarla. Sus efectos se notan claramente cuando se aplican a diario sobre las estrías y cicatrices causadas por el acné. Además, retarda la aparición de arrugas. Más información.

El aceite de jojoba es ideal para aplicaciones en la cara y el cuerpo en su totalidad, es capaz de hidratar, prevenir arrugas, le da a la piel cierta elasticidad y moldura. Además si tienes problemas de acné, resulta ideal utilizar en el rostro, ya que, tiene propiedades antiinflamatorias y antimicrobianas.

La piel es el órgano más grande que tiene el cuerpo humano, por eso debemos cuidarla, ya que es ella quien nos protege de agentes externos. Un buen tratamiento con aplicación de estos aceites bastará para que el tiempo pase más lentamente.

Cosmética natural (I): Aceites vegetales y esenciales

La moda de los productos naturales para la cosmética está en auge, al igual que el terror a los parabenos, siliconas, aceites minerales, perfumes, colorantes, PEGs y ftalatos. Cada vez existe más información al alcance de la mano de los consumidores gracias a internet y las redes sociales, por lo que mucha gente empieza a cuestionarse el origen de los ingredientes de los productos cosméticos y a buscar sustitutos naturales. Existen multitud de páginas y blogs que hablan de este tema, incluso aplicaciones como ‘Ingred’, que analiza las composiciones al realizar una fotografía de la lista de ingredientes.

Hay que resaltar ante todo que los productos que llegan a los comercios pasan un control, pero también es cierto que a veces se desconocen los efectos a largo plazo de algunos de sus ingredientes químicos. De hecho, la Organización Mundial de la Salud alertó hace seis años en un informe realizado conjuntamente con Naciones Unidas de que «muchas sustancias químicas sintéticas cuyos efectos sobre el sistema hormonal todavía están por investigar podrían tener importantes repercusiones en la salud». Por otro lado, no siempre las alternativas aparentemente naturales lo son tanto, y hay que recordar que el hecho de que un ingrediente sea 100% natural no significa que no tenga efectos secundarios. Lo que es indiscutible es que, para todos aquellos que prefieran reducir su contacto con componentes químicos industriales, existen alternativas naturales para prácticamente todas las necesidades de cosmética y belleza.

Diferencia entre aceites vegetales y minerales

Para los que quieran sustituir las cremas con largos listados de ingredientes por algo más natural los aceites vegetales son una buena alternativa. No hay que confundir los aceites vegetales con los aceites minerales, ya que estos últimos son derivados del petróleo. El problema con los aceites minerales es que crean una fina capa en la piel que protege y aparentemente suaviza pero en realidad impide que penetren en profundidad los ingredientes hidratantes. Por eso en ocasiones sentimos la necesidad de aplicarnos una y otra vez ciertas cremas que contienen estos compuestos como puede ser la parafina líquida o el petrolato, por ejemplo.

Los aceites vegetales y esenciales se extraen de plantas y sus frutos, por lo que son 100% naturales cuando se presentan en su estado puro y tienen una gran capacidad hidratante. La principal duda que generan es: ¿Me dejará la piel muy grasa, con granos y brillo? La respuesta es no necesariamente, si elegimos el aceite adecuado.

Aceite de jojoba: Es uno de los más polivalentes. Precisamente es adecuado para las pieles grasas, ya que su textura es parecida al sebo natural de la piel y es capaz de regularla y equilibrarla. Eso sí, si la piel es grasa es mejor aplicar poca cantidad, solo unas cuantas gotas. Y retirar el exceso si es necesario con una toalla o papel. También sirve para pieles secas o mixtas, ya que hidrata en profundidad.

Aceite de argán: Se ha hecho muy famoso por sus beneficios para el cabello pero también es muy bueno para la piel. De color pálido, casi transparente, es de rápida absorción. Contiene ácidos grasos insaturados, tocoferol (vitamina E) y vitamina C . Es muy hidratante y antioxidante .

Aceite de rosa mosqueta: Tiene una gran capacidad regeneradora, por lo que es ideal para evitar arrugas y suavizar cicatrices. Contiene retinol, vitamina C y E. Es más viscoso que el de argán y jojoba por lo que no se absorbe tan rápido. Para pieles grasas es mejor aplicar pequeñas cantidades y preferentemente por la noche si lo vamos a usar en la cara.

Aceite de ricino: Es muy hidratante y posee triglicéridos en su composición. Es ideal para pieles secas. Hay que remarcar que sus semillas son tóxicas pero el aceite resultante no lo es. Algunas personas lo llaman aceite de castor porque en inglés ‘castor’ significa ricino.

Aceite de almendras dulces: Es muy rico en ácidos grasos como los Omega 3 y 6. Es excelente como hidratante corporal después de la ducha (aplicar en piel algo húmeda o seca). También para evitar las estrías del embarazo, sobre todo si añadimos unas gotas de rosa mosqueta.

Aceite de semillas (o pepitas) de uva: Posee muchas vitaminas como la E y protege de los radicales libres. Es muy hidratante y resulta perfecto para apaciguar los daños en la piel por el sol en verano.

Aceite de caléndula: Indicado para pieles sensibles y con problemas, ya que tiene un efecto calmante.

Aceite esencial de lavanda: Es muy polivalente, con acción regenerante y relajante.

Aceite esencial de naranja: Contiene vitamina C y es un aliado contra el envejecimiento.

Aceite esencial de árbol de té. Tiene capacidad de eliminar bacterias, hongos y virus. Se utiliza incluso como repelente de piojos. También ayuda a eliminar los granos. Eso sí, su olor es un poco fuerte.

Aceite de aguacate. Es uno de los aceites con mayor poder hidratante, ideal para pieles extremadamente secas. Es mejor aplicarlo por la noche para que no nos deje brillos de día.

Contraindicaciones de los aceites vegetales y esenciales

Hay que advertir que su origen natural no impide que presenten contraindicaciones. Así por ejemplo, puede ser peligroso utilizar algunos aceites esenciales durante el embarazo. Además, es recomendable diluir los aceites esenciales (concentrados) en los aceites portadores (almendras, argán, jojoba…) para aplicarlos. También hay que tener en cuenta que algunos son fotosensibles, es decir que reaccionan a la luz y pueden causar manchas solares en la piel, como por ejemplo el aceite hipérico, el de rosa mosqueta y los esenciales de cítricos (naranja, limón, mandarina, bergamota, pomelo), por lo que hay que evitarlos si vamos a exponernos directamente al sol. En verano, si queremos aplicarnos aceite en la cara y nos da miedo este efecto fotosensible, podemos optar por aceites como el de jojoba o el de frambuesa, que presentan un pequeño porcentaje de protección solar (sombre todo el de frambuesa, aunque no pueden sustituir a los protectores solares) o también por un macerado de zanahoria (se macera la zanahoria en aceite), que favorece que luzcamos un tono dorado en la piel.

Además, hay que asegurarse de que estos aceites sean 100% puros y no estén mezclados con otros ingredientes (sí que podemos mezclarlos entre sí nosotros mismos o adquirir productos con esta mezcla hecha) y es importante que se hayan obtenido por el método de primera presión en frío en vez de por procesos químicos para que sean completamente naturales, conserven todas sus propiedades y no tengan restos de otros componentes.

Cuando estos aceites llevan el apellido ‘bio’ significa que proceden de la agricultura biológica que evita el uso de pesticidas. Hay que tener en cuenta que algunos productos pueden ser bio pero no mostrarlo en su etiqueta porque no cuentan con la certificación.

Por último, hay que resaltar que, al tratarse de aceites naturales sin conservantes es importante seguir unas normas de conservación para que no pierdan sus propiedades. Es preferible guardarlos en recipientes (mejor de vídrio, y si no, de un plástico de buena calidad) de color ámbar para protegerlos de la luz y evitar en la medida de lo posible que permanezcan en lugares con mucho calor y/o humedad. Además, hay que asegurarse de cerrarlos bien tras cada uso. Pueden llegar a durar años si se conservan correctamente aunque hay que tener en cuenta que algunos aceites son más sensibles a la oxidación que otros.

Contorno de ojos

Los aceites vegetales también se pueden utilizar como contorno de ojos. Algunos de los mejores para esta zona pueden ser el de jojoba, argán, pepitas de uva, ricino y el de semillas de higo chumbo. El de ricino es específico para las ojeras, ya que ayuda a desinflamarlas. Se puede realizar una mezcla de varios de estos ingredientes y aplicar una pequeña cantidad con ligeros toques desde la parte interna de debajo del ojo hasta la externa y dejar que se absorba.

Limpieza de la piel y desmaquillante

A la hora de desmaquillarnos tanto la cara como los ojos podemos utilizar el aceite de jojoba. Elimina suavemente los restos de maquillaje y además deja la piel suave e hidratada. Otra ventaja es que no irrita, ni siquiera la piel más sensible. Se puede verter unas gotas en un algodón o toalla y pasarla por la zona suavemente o aplicar previamente el aceite con un ligero masaje y retirarlo después.

Los jabones naturales son una buena alternativa a los típicos geles (aunque también existen geles con ingredientes naturales) para limpiarnos tanto el cuerpo como las manos y la cara. Estos jabones, sobre todo cuando se han elaborado artesanalmente, suelen llevar en sus ingredientes la sosa cáustica (hidróxido de sodio). Muchas personas se asustan de este ingrediente pero hay que tener en cuenta que deja de ser peligroso tras la reacción química que se produce en la fabricación de estos jabones. Se les suele añadir aceites vegetales para enriquecer su fórmula e hidratar la piel. Eso sí, no crean tanta espuma como los geles de baño debido a sus componentes naturales, pero eso no significa que no limpien. Esos sí, no todos los jabones con el apelativo de ‘natural’ son de elaboración artesanal, por lo que es conveniente comprobar los ingredientes.

Hidratación del cabello

Los aceites vegetales también sirven para hidratar el pelo. Prácticamente todos valen, aunque quizá los más adecuados sean el de argán, almendras, ricino y coco. Este último se ha convertido en un aceite muy popular últimamente, tanto para la piel como incluso ingrediente alimentario. Hay que decir que el aceite de coco hidrata mucho la piel pero puede que no sea el más indicado para la cara, ya que es demasiado graso y puede obstruir los poros y propiciar la aparición de granos (depende del tipo de piel). Sin embargo, como mascarilla de pelo es perfecto. También el aceite de argán, ricino y almendras son adecuados para esta función. Algunas personas se aplican estos aceites en las puntas con el pelo limpio y seco, pero es algo que no funciona a todo el mundo, ya que pueden engrasar en exceso. Pero aplicarlos un tiempo e incluso toda la noche y después lavar el pelo proporciona muy buenos resultados.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *