0

Actores españoles famosos

El peor de los finales: Cinco famosos españoles que murieron solos o arruinados

El 2013 está siendo un año fatídico para la cultura española. En cuatro meses ya han fallecido una decena de personajes relevantes de nuestra cultura, pero no todos han sido despedidos como se merecen. Repasamos y homenajeamos aquellas estrellas que una vez fueron grandes y muy conocidas y que se fueron de la peor de las maneras.

Fernando Guillén, Pepe Sancho, Marifé de Triana, Tony Ronald, Mariví Bilbao, María Asquerino, los directores Bigas Lunas y Jesús Franco, el músico Bebo Valdés, el académico J.L Sampedro y la gran diva Sara Montiel. Esta es la larga lista de personajes relevantes de nuestras artes que nos han dicho adiós durante los primeros cuatro meses de 2013. Casi todos han sido despedidos con honores dejando un legado cultural impecable y valioso y han sido llorados y recordados por familiares, amigos y un público que les adoraba. Pero no todos.

Los rumores sobre las malas condiciones en las que ha podido morir Sara Montiel, una de las mayores estrellas que ha tenido España a nivel mundial, nos han hecho recordar el triste final de varios personajes famosos que si bien fueron venerados en su época de esplendor, terminaron sus días sin apoyo ni medios.

Las muertes trágicas y en soledad de personas que antaño fueron adoradas y queridas siempre ha sido un lugar común de toda narración. Son historias que se usan como moraleja o advertencia pero que, desgraciadamente son ciertas. Cada caso es distinto y cada uno proviene de unas razones muy concretas y determinadas.

Hemos querido reunir un pequeño grupo de muertes de famosos de muy distinta índole (que van desde actores consagrados y viejas glorias a valiosas promesas, pasando por colaboradores de TV) y que representan el distinto devenir que pueden tener las celebridades.

Gracita Morales: La gran estrella

Es el gran ejemplo de personaje popular que muere en el olvido. Junto a Sara Montiel, Gracita Morales fue una las primeras estrellas de este país. Y por estrella nos referimos a actores y actrices a los que se les escribía papeles específicamente a su medida.

Morales fue todo un icono de nuestras tablas, sobre todo, en las décadas de lo 60 y 70. El cine español no se puede entender sin ella. Una actriz cómica que pasará a la historia por su original voz y vis cómica y por sus memorables papeles en filmes como ‘Cómo casarse en siete días’, ‘La ciudad no es para mí’, ‘Mi marido y sus complejos’, ‘Atraco a las tres’ y ‘Prohibido enamorarse’.

Pero Gracita Morales falleció el 3 de abril de 1995 a los 66 años a causa de una insuficiencia respiratoria horas después de ser ingresada en una clínica. Fue entonces cuando su sobrina declaró que la actriz había pasado la última década de su vida «sola, abandonada y drogada» de medicamentos. Se dice que sufría una fuerte depresión que la llevó al retiro y al olvido.

Aunque fueron muchos sus compañeros de profesión que la recordaron y valoraron su aportación indudable a nuestro cine, otros tantos también destacaron su mal carácter. Alfredo Landa, por ejemplo, en una autobiografía, escribió que «Gracita Morales era caprichosa, despótica e intratable».

José Conde: Popular tras su muerte

Esta muerte nos dejó conmocionados. José Conde era un actor secundario bastante recurrente en las series españolas como ‘Médico de familia (donde interpretó a un doctor homosexual) o ‘Sin tetas no hay paraíso, ‘UCO’, ‘La hora de José Mota’ y ’23-F Historia de una traición’, ‘Amar en tiempos revueltos’, ‘Herederos’, ‘Aquí no hay quien viva’ y ‘El Comisario’) y ejemplifica el triste logro se ser más conocido por las extrañas circunstancias de su muerte que por su trabajo.

Tras un mes en paradero desconocido, el actor José Conde, que sufría problemas psicológicos, fue hallado muerto en un edificio abandonado junto a la calle Arturo Soria de Madrid. Su cadáver fue encontrado por unas chicas mientras hacían botellón el viernes 25 de febrero de 2011.

Recordado por su característica voz, José Conde también participó en varias películas destacables como ‘Malena es un nombre de tango’, ‘Las ratas’ o ‘La conjura de El Escorial’. Había estado casado y tenía dos hijos.

María Asquerino: La incomprensible soledad

En un año, repetimos, tan trágico para la cultura española como está siendo el 2013, la muerte de la magnífica actriz María Asquerino nos ha impactado especialmente. mientras que cientos de personas lloraban y hacían cola para despedirse de Pepe Sancho, Fernando Guillén o Mariví Bilbao, el 27 de febrero en Madrid, Asquerino murió sola a los 85 años. Nadie reclamó su cuerpo, que estuvo en el depósito de cadáveres hasta que AISGE (Artistas Intérpretes Sociedad de Gestión) se hizo cargo de él. De no haber sido así, los servicios sociales se hubieran hecho cargo del mismo.

La actriz tenía pensado ingresar en la Casa del Actor (refugio de intérpretes mayores y sin recursos) pero la paralización del proyecto la obligó a pasar sus últimos días en la residencia de ancianos pública de El Plantío.

Este suceso resulta dramático en cualquier circunstancia y más, si cabe, si tenemos en cuenta que Asquerino había sido una de las actrices más populares y reconocidas de la industria.

Manuel Reyes, ‘Pozi’: ¿Explotación y maltrato?

Puede que no fuese una figura tan prestigiosa y recordada como el resto de miembros de esta trágica lista pero es innegable que Pozi fue una estrella, hija de su tiempo. Manuel Reyes fue unos de los iconos más destacados del llamado fenómeno friki que se popularizó en España en la década de los 90 gracias, principalmente, al programa de Telecinco, ‘Crónicas Marcianas’.

La vida de este personajes parece una fábula con moraleja. Sardá y Cárdenas le rescataron de la calle y le bautizaron como ‘Pozi’ ya que esta era su respuesta habitual para todo. Surrealista en sus monólogos y disfraces (solía ir vestido de flamenca), ‘Pozí’ fue ‘usado’ como bufón y aunque hubo voces de crítica, lo cierto es que este hombre vivió una época de gran popularidad y retribuciones económicas

Tras años de olvido, en 2010, ‘Sálvame’ mostró las trágicas condiciones en las que vivía Manuel Reyes: indigente, alcoholizado y sin dinero. Cárdenas quiso rescatarle de su trágico destino y le ingresó en una residencia de ancianos hasta que murió.

Sara Montiel:Rumores que ensucian una vida

Éste es el último ejemplo de una vida de esplendor que ha sido ensuciada por una muerte en extrañas circunstancias.

Sara Montiel falleció a los 85 años de edad en su casa en el barrio Salamanca de Madrid tras sufrir una crisis y ante la que nada pudo hacer su médico personal cuando acudió al domicilio.

Montiel fue la gran estrella de nuestro cine, mucho más incluso de lo que hoy puede ser Penélope Cruz. De hecho fue la actriz mejor pagada en la década de los 60 gracias a películas tan taquilleras como ‘El último cuplé’, y posteriormente ‘La violetera’.

Pero en los últimos diez años, ella misma dio un vuelco a su imagen pública y se convirtió en carne de la prensa amarilla (gracias a sus ‘extraños’ romances con hombres más jóvenes, montajes televisivos y comportamientos estrafalarios), en icono kitsch y gay. Pasó de ser un referente artístico a símbolo burlesco y casi irrisorio.

Ciertos programas de TV la han criticado muchísimo y ahora se están afilando las uñas con su muerte ¿Por qué? Porque según se nos ha informado desde ‘Sálvame’, por ejemplo, Montiel ha muerto prácticamente en la ruina y se ha acusado a sus hijos adoptados, Thais y Zeus, de haberse gastado todo su dinero y de no haber sabido cuidar bien de ella.

Nos sabemos si esto es verdad o no pero desde fuera parece un injusto final a una mujer que tan bien supo representar a España en el extranjero y que tan importante fue en nuestra cultura.

Los 10 actores canadienses más famosos de Hollywood

La proximidad y la similitud cultural existente entre los Estados Unidos y Canadá provoca que los actores canadienses, en muchas ocasiones, sean confundidos como actores estadounidenses. No en vano Canadá es uno de los principales «países exportadores» de actores para la industria cinematográfica de Hollywood. Estoy seguro de que cuando repases este listado descubrirás que tú también estabas equivocado con el origen de muchos de ellos. Piénsalo… ¿cuántos actores canadienses podrías nombrar?

Y es que vivir en Canadá tiene sus ventajas: naturaleza exuberante, índice de prosperidad elevado, gente abierta y multicultural y por supuesto ¡el mejor sirope de arce del mundo! Pero por desgracia los actores no sólo viven de sirope y la industria del cine en este país, pese a estar desarrollada, está a años luz de la estadounidense. Por este motivo la mayoría de actores canadienses, cuando tienen oportunidad, dan el salto a Hollywood y es aquí cuando se produce nuestra confusión sobre sus orígenes. Con este listado de actores y actrices canadienses se acabó la confusión. ¡Seguro que te va a sorprender!

Índice de contenido

10 Actores canadienses que han triunfado en Hollywood

Ryan Gosling

Ryan Gosling es sin duda el chico de moda en Hollywood. Películas como El diario de Noa, Drive, La La Land o Blade Runner 2049 lo han convertido en una de las estrellas más cotizadas por las productoras que ven en él una garantía de taquillazo.

Nacido en 1980 en London (Ontario), este actor canadiense ha conquistado miles de corazones en todo el mundo gracias a su aspecto de seductor enigmático. Pero debemos reconocerlo, Ryan no es sólo físico, también es un buen actor con mucha proyección y muestra de ello es su Globo de Oro por La La Land. Por cierto, ¿sabías que la carrera de Ryan comenzó como actor en el Club Disney?

Ryan Reynolds

¿Otro Ryan canadiense? ¡Efectivamente! Ryan Reynolds, al que se le ha confundido en multitud de ocasiones con su compatriota Ryan Gosling, es uno de esos actores que no nos imaginamos que son canadienses hasta que nos lo cuentan.

Este actor nacido en Vancouver, se ha granjeado fama de chico gamberro dentro de Hollywood gracias a películas como Linterna Verde, La proposición y sobre todo Deadpool que ya va por la segunda parte. Aunque no ha ganado (todavía) ningún globo de oro, la revista People lo eligió como el hombre más sexy del año. ¿Qué opinará Gosling al respecto?

Jim Carrey

Jim Carrey es sin duda uno de los actores icónicos del género comedia. Carismáticos, divertidos y hasta cierto punto histriónicos, sus papeles han conseguido hacer reír a varias generaciones en películas como La máscara, Ace Ventura, Dos tontos muy tontos o algunas más serias como el El show de Truman. Pero a pesar de que Jim Carrey es toda una estrella en Hollywood, sus orígenes están en el país vecino, más concretamente en Newmarket, Ontario.

En los últimos años Carrey ha estado un poco más alejado de la grandes producciones, en gran medida debido a los problemas con la depresión y en cierta parte también porque reconoce que es un mundo del que se quiere alejar. En cualquier caso, en 2017 se ha estrenado en Netflix la película documental Jim y Andy, en la que se han recuperado cientos de horas de metraje de la película Man on the moon por la que Carrey ganó un Globo de Oro en 1999.

Cobie Smulders

Aunque quizás no te suene el nombre Cobie Smulders, seguramente sí conozcas a su alter ego en la pequeña pantalla: Robin Scherbatsky, la amiga inseparable de Ted en Cómo conocí a vuestra madre. Si has visto esta serie te resultará divertido pensar que la actriz, al igual que su personaje, es canadiense. Y es que en numerosos episodios sus amigos se ríen de ella por las pequeñas diferencias culturales existentes entre ambos países y por su pasión sin límites por el Hockey.

¿Sabías que también ha participado en varias películas de Marvel como Los Vengadores o el Capitán América?

Keanu Reeves

Keanu Reeves no podía faltar en nuestra lista de actores canadienses. Su papel protagonista en la saga Matrix y en otras películas de acción como John Wick o Constantine lo han catapultado a la cima de Hollywood y lo han consagrado como una de las estrellas más populares de origen canadiense.

Pero para Reeves no todo es la interpretación, su otra gran pasión son las motos. Es habitual ver a este actor en los circuitos de las competiciones motociclísticas más importantes y de hecho ha lanzado su propia marca de motos artesanales: Arch Motorcycles, ¡Preciosas pero al alcance de pocos bolsillos!

Michael J. Fox

Si por un papel destaca Michael J. Fox es por el de Marty McFly en la saga Regreso al Futuro y aunque ha hecho otros papeles a lo largo de su carrera, el diagnóstico de Parkinson en 1991 hizo que se alejara de las cámaras. De todas maneras, las aventuras de Marty y Doc recorriendo el espacio-tiempo con su fantástico DeLorean DMC-12, están bien grabadas en la mente de muchas personas y por este motivo sigue siendo un actor muy querido por el público.

Pamela Anderson

Pocos dirían que la exuberante vigilante de la playa, Pamela Anderson, es una actriz canadiense. Y en parte es normal si la asociamos a las soleadas playas de Santa Mónica en California (Estados Unidos). Gracias a esta serie, la fama de Pamela alcanzó cotas internacionales y pudo seguir en el mundo del cine de forma intermitente. Si bien es cierto que nunca fue tomada muy en serio como actriz, siempre se ha mantenido en la primera línea del mundo celebrity.

Una faceta que muchas personas no conocen de Anderson es su fuerte compromiso por la defensa de los derechos de los animales: es vegetariana, miembro activo de PETA y además ha recibido el premio Linda McCartney por su trabajo contra el uso de pieles animales.

Michael Cera

Michael Cera es otro de nuestros actores canadienses preferidos. Desde que participó en la película de George Clooney, Confesiones de una mente peligrosa, su carrera ha tenido una ascensión meteórica: Arrested development, Juno o Scott Pilgrim contra el mundo son sólo una muestra de buenas películas en las que ha participado.

Los papeles que Cera suele interpretar en sus películas tienen por norma general un mismo tipo de carácter: él es típico amigo geek, tímido y a su vez divertido que suele convertirse en el centro de la aventura casi por pura casualidad. Pero a pesar de la similitud de sus papeles, muchos críticos consideran a Cera como uno de los actores más prometedores de su generación.

Evangeline Lilly

El papel que ha llevado a esta actriz canadiense a convertirse en toda una figura mediática es el de Kate Austen en la serie Perdidos (Lost). Pero la carrera como actriz de Evangeline Lilly no se acaba aquí, también podemos el trabajo de esta actriz en películas como en tierra hostil, el hobbit o incluso Ant-man.

Antes de su carrera como actriz, Evangeline trabajó también como modelo para costearse los estudios universitarios. Y es que su belleza no ha pasado desapercibida para nadie. En 2005 la revista Maxim la consideró la segunda mujer más sexy del mundo y la revista People la incluyó en la lista de las 50 personas más bellas.

Donald Sutherland

Y para terminar este listado de actores y actrices canadienses, qué mejor que hacerlo con toda una leyenda del cine: Donald Sutherland. Este veterano actor nacido en Saint John (Nuevo Brunswick), lleva casi 70 años interpretando todo tipo de papeles en el cine, la televisión y el teatro. En 2017 le concedieron un Óscar honorífico por su trayectoria cinematográfica entre las que destacan películas como: Johnny cogió su fusil, Cold Mountain, o J.F.K.: caso abierto. Recientemente también lo hemos podido ver en la saga los juegos del hambre y es que parece que a este actor canadiense todavía le queda cuerda para mucho tiempo.

Vive una experiencia en Canadá

Si te interesa vivir y estudiar en el país de estos actores, con estas experiencias podrás enriquecer tus conocimientos mientras refrescas tu vista con nuevas caras. ¡No te las pierdas!

Ahora que ya conoces a estos 10 actores canadienses, cuéntanos la verdad: ¿pensabas que eran estadounidenses? Seguro que algunos te tenían confundido. En cualquier caso, en múltiples entrevistas todos estos actores siempre han destacado que a pesar de tener que vivir en Estados Unidos por cuestiones de trabajo, Canadá es para ellos el lugar al que siempre quieren volver. ¿Qué tendrá Canadá que levanta pasiones? ¿Te gustaría visitar este país? Aún estás a tiempo de vivir la experiencia de trabajar o estudiar en Canadá. ¡A por ella!

Actores de Hollywood con origen español

Actualizado10/03/2013 a las 11:43

Antonio Banderas, Javier Bardem y Penélope Cruz no son las únicas estrellas de cine con sangre española. Rita Hayworth, Jean Reno y Martin Sheen son también hijos de españoles

Rita Hayworth

Rita Hayworth – reuters

Rita Hayworth nació como Margarita Cansino en la ciudad de Nueva York. Su padre, Eduardo Cansino, natural de Castilleja de la Cuesta (Sevilla), bailarín, hijo de otro renombrado bailarín clásico, Antonio Cansino, quiso que sus hijas se convirtieran en artistas. El emigrante sevillano entrenó a su prole sin descanso junto a su hermano. Rita Hayworth sabía cantar, bailar y actuar, y lo demostró desde niña en espectáculos teatrales. Su padre decidió mudarse con la familia a Hollywood para que su descendencia probara suerte en el cine. Allí se hizo una estrella primero con el nombre de Rita Cansino, y luego con el apellido de su madre, Volga Hayworth, de origen irlandés.

Martin Sheen, Charlie Sheen y Emilio Estévez

Emilio Estevez y Martin Sheen – reuters

Ramón Gerardo Antonio Estévez, más conocido como Martin Sheen, es hijo de Francisco Estévez (natural de Salceda de Caselas, Pontevedra). El gallego emigró a Estados Unidos y se asentó en Ohio, donde tuvo diez hijos con su mujer, una inmigrante irlandesa. El séptimo, Ramón, quiso hacer carrera como actor, pero no tuvo más remedio que contar con un nombre artístico para poder recibir papeles. Martin Sheen, sin embargo, nunca modificó legalmente su nombre y reconoce que uno de sus grandes pesares es haber ocultado el apellido de su padre. Su hijo el actor Emilio Estevez, sin embargo, decidió mostrar en los créditos su verdadero apellido; pero su hermano pequeño, el actor Charlie Sheen, también se valió del apellido artístico de su padre, tomado del entonces obispo de Nueva York, para hacer carrera en Hollywood.

Jean Reno

Jean Reno – abc

El francés Jean Reno nació como Juan Moreno y Herrera-Jiménez. El actor decidió afrancesar su nombre para tener una mejor aceptación en la chovinista industria del cine francés. Sin embargo, sus orígenes están al sur de los Pirineos. Los padres de Jean Reno, naturales de la provincia de Cádiz, emigraron de la España franquista y se asentaron en Marruecos. A los 17 años, el joven Jean salió de su Casablanca natal para buscar fortuna en Francia. Pronto se asentó en el cine francés, y su fama traspasó fronteras con su actuación en la popular «Los visitantes». Reno después dio el salto a Hollywood, con papeles como «León: El profesional» o el «El código Da Vinci». Jean Reno habla perfectamente español, con un marcado acento francés.

Alfred Molina

Alfred Molina en «Spiderman 2» – abc

El actor inglés Alfred Molina nació en Londres, hijo de una inmigrante italiana y un inmigrante madrileño, Esteban Molina, camarero y chófer de profesión. Criado en un barrio de trabajadores inmigrantes, Alfred decidió convertirse en actor y pronto comenzó a tomar clases. Su reputación como sólido intérprete británico le ayudó a dar el salto a Hollywood, donde ha participado en grandes taquillazos como «Spiderman 2» (en el papel del Doctor Octopus) o «La pantera rosa». Habla español, italiano e inglés.

Noomi Rapace

Noomi Rapace, en «Los hombres que no amaban a las mujeres» – abc

La actriz Noomi Rapace, la Lisbeth Salander de la popular saga «Millenium», nació en la ciudad sueca de Hidksvall. Su padre, Rogelio Durán, era un cantante flamenco natural de Badajoz con orígenes gitanos. Su progenitor nunca formó parte de su vida. Nina no lo conoció hasta los 15 años y apenas le vio cinco o seis veces hasta su muerte, en 2007. Su madre, la actriz sueca Nina Norén, y su padrastro la criaron en Islandia, donde emigraron cuando ella solo contaba cinco años.

Ricardo Moltalbán

Ricardo Montalbán, en 1978 – ap

Ricardo Moltalbán, uno de los primeros galanes latinos de Hollywood, nació en Ciudad de México, hijo de los emigrantes españoles Genaro Montalbán y Ricarda Merino. A pesar de que desarrolló casi toda su carrera en Estados Unidos, jamás renunció a su ciudadanía mexicana. Triunfó en musicales de Broadway, en series de televisión (tan dispares como «Star Trek» y «Bonanza») y en cine con películas desde los años cuarenta, con marcado carácter latino, hasta el final de su vida, como las apariciones en la saga «Spy Kids».

Hilary Swank

Hilary Swank – abc

La sangre española en Hilary Swank está muy diluida; sin embargo, todavía se puede rastrear el origen hispánico de la ganadora de un premio Oscar a la mejor actriz por «Million Dollar Baby». La abuela de la actriz nacida en Lincoln (Nebraska, Estados Unidos) es hija de españoles y de los nativos americanos indios Shoshone. La ascendencia paterna, por su parte, es de origen germánico. Antes de que Penélope Cruz levantara su estatuilla, una española lejana, de cuarta generación, ya había tocado el cielo de Hollywood.

Raquel Welch

Raquel Welch en «Hace un millón de años» – abc

Los orígenes españoles de Raquel Welch están más difusos, aunque su nombre delata sus raíces. Jo Raquel Tejada nació en Chicago de madre estadounidense y padre boliviano con ascendencia española. Raquel Welch no aprendió a hablar castellano porque su padre nunca lo hablaba en casa ya que pensó que su integración sería mejor si era cien por cien angloparlante. Su imagen incónica en «Hace un millón de años» la catapultó para siempre como uno de los símbolos sexuales de la historia del cine.

Charisma Carpenter

Carisma Carpenter – abc

Charisma Carpenter es otra de las actrices de Hollywood con ascendencia hispánica lejana. Su padre es de ascendencia francesa y alemana; mientras que los antepasados de su madre son indios cherokees y, ahora sí, españoles. La intérprete nacida en Las Vegas (Nevada, Estados Unidos) es popular gracias a sus papeles en series de televisión como «Los vigilantes de la playa» o «Buffy cazavampiros».

Serie 3 familias, el origen, se inicia con relatos entre el pasado y el presente

El anuncio de la cancelación de la quinta temporada tomó por sorpresa a los integrantes de la teleserie 3 familias. Lulú casi no podía hablar al enterarse de la noticia de la cancelación. A ella se unieron doña Geoco, Génesis, Genaro Tomalá, Agapito y otros personajes sorprendidos por la noticia. Todos salieron a la puerta de los estudios de grabación de Ecuavisa y de pronto apareció Samantha Grey. Todos se colocaron alrededor de ella para comentarle de la novedad. Así se desarrolló los primeros minutos de la producción que esta noche se estrenó 3 familias, el origen.

Enseguida dieron paso a otras escenas, en la cual Genaro, se retiraba triste. En las redes sociales no se hicieron esperar los reclamos al canal del cerro. A los actores no les quedó de otra que seguir su camino.

Posteriormente, mostraron a Lulú tratanto de que la maquillen por canje, propuesta que rechazada por la maquilladora.

Genaro junto con Génesis y su suegra, doña Geoco, llegaban hacia su destino final, cuando él recibió una llamada, en la cual el informaban que sí habrá una precuela de la serie y se encargó de contar a Lulú de la buena noticia. Ella se encontraba con su esposo e hijo en un barrio humilde, al parecer la vida no les sonrió como en las temporadas pasadas.

Otro personaje de la serie se encontraba en Miami, Estados Unidos, Carla Vaca. También recibió la llamada de Genaro y repitió la noticia, pero ella prefirió quedarse con sus ‘comodidades’ en Estados Unidos.

Se reunieron las familias, Plaza Lagos y Tomalá Cabezas y se digirieron hacia el barrio de estos últimos.

Desde hace aproximadamente dos años, la actriz ecuatoriana Priscilla Negrón es un rostro constante en la pantalla de Ecuavisa durante las noches. Y el próximo 20 de agosto la veremos por partida doble. Ella integra los elencos de las producciones de la telenovela Sharon, la hechicera –que en esta ocasión se está presentando como el desenlance– y se sumó al nuevo grupo de actores de la serie cómica 3 familias, que en esta entrega mostrará el origen de los grupos familiares. Foto: Ronald Cedeño. . #PriscillaNegrón #Sharonlahechicera #TresFamilias #eluniversovidayestilo

Una publicación compartida por El Universo Vida y Estilo (@eluniversovidayestilo) el 9 de Ago de 2019 a las 6:35 PDT

Luego expusieron una secuencia de partos, tres en total, el Fátima y La Chama. El tercero los médicos se llevaron una sorpresa, el embarazo era falso. Pidió ayuda a los médicos para continuar con la mentira a través de «arreglemos».

El nacimiento del bebé de La Chama fue bien recibida por la familia de Genero. Pero no todo fue felicidad, enseguida le informaron que su padre se encontraba en el hospital en mal estado de salud. Su progenitor comenzó a hablarle de su madre Carmen, pero Genaro se rehusaba a escucharlo.

Su padre insistía en hablar de su madre, en medio de la conversación, le contó que el día que murió Julio Jaramillo, nació Genaro, es decir el 9 de febrero de 1978.

El relato llevó a la adolescencia de doña Geoco y el coqueteo con quien sería el padre de Genésis; al nacimiento de Lulú.

El primer capítulo de la serie 3 familias, el origen, se tornó entre el pasado y secuencia de la cuarta temporada. Se transmitirá de lunes a viernes a las 20:00. (E)

Más noticias de: cáncer, genética, medicina

Los españoles son una de las poblaciones europeas que tienen más variantes raras en sus genomas, según los resultados del mayor estudio genómico realizado hasta la fecha, que se publica hoy en Nature. Se trata del Proyecto 1.000 Genomas, una colaboración internacional en la que han participado unos 800 investigadores de decenas de países y que ha sido la primera en obtener la cifra récord de 1.092 genomas de habitantes del mundo. Los datos, publicados hoy, aportan un valioso catálogo a los investigadores que estudian las causas genéticas de todo tipo de enfermedades, desde la esquizofrenia a las variantes de cáncer más comunes pasando por la diabetes o las dolencias cardiovasculares.

El trabajo ha obtenido el genoma de 1.092 personas y aspira a lograr el de 2.500 /

III EN ESTA NOTICIA

Hacia los 2.500 genomas ↓

III RELACIONADA
Un estudio ilumina la ‘materia oscura’ del genoma

Más: #genética

“Queremos hacer un mapa completo de todas las variaciones genéticas y que sirva para desarrollar nuevos proyectos biomédicos”, explica Andrés García-Montero, coordinador técnico del Banco Nacional de ADN. García-Montero ha sido uno de los responsables en recopilar las muestras de “62 tríos” españoles formados por la madre, el padre y un hijo. Su genoma completo permite dilucidar las variantes que ambos progenitores legan a sus hijos. Los datos se han tomado a su vez de bancos de sangre y centros de transfusión de casi todas las comunidades autónomas para que las muestras fueran representativas. Esos datos se han sumado a otros tantos tomados de otras 13 poblaciones del mundo, agrupadas en cuatro grandes áreas: europeos, africanos, americanos y asiáticos.

El resultado final ha sido el primer catálogo de variantes genéticas poco comunes de la historia. La riada de datos incluye el 98% de las variaciones genéticas que se dan en una de cada 100 personas. “También hemos reunido en torno al 50% de variantes muy raras que se dan sólo en el 0,1% de las personas”, señala.

Los españoles, junto a los finlandeses y los afroamericanos, resultan ser la población estudiada que más variantes raras y exclusivas tienen. Esto quiere decir que en España se han ido acumulando pequeñas mutaciones generación tras generación que componen una especie de seña de identidad biológica de los genomas españoles. En comparación, otros europeos analizados, como los británicos o los italianos, tienen menos variantes poco comunes y específicas. Los investigadores aún no saben por qué sucede esto. “Una de las explicaciones que propone el estudio es que se deba a que la Península Ibérica ha sido siempre una zona de paso de muchos pueblos, desde el tiempo de los Fenicios”, explica García-Montero.

En España se han ido acumulando pequeñas mutaciones generación tras generación

Se espera que el trabajo aporte más luz al aún tenue conocimiento que tenemos de cómo funciona el genoma humano para mantenernos vivos y cómo se trastoca y genera enfermedades. Desde su obtención completa en 2003, la secuencia completa de ADN que hay en cada una de las células del cuerpo humano ha resultado ser un territorio cada vez más vasto y complejo. Primero se identificaron unos 25.000 genes que parecían hace unos años los principales responsables de poner en marcha la maquinaria de la vida. Pequeñas mutaciones, o cambios en esos genes, dan lugar a muchas enfermedades. Sin embargo aún se ignora la función de la mayoría de ellos. Además, hace unas semanas, otro gran proyecto de secuenciación confirmó que todo el llamado ADN basura, la gran mayoría del código genético, puede tener importantes funciones biológicas.

Con los nuevos datos, habrá una nueva vía de ataque contra muchas enfermedades. El Proyecto 1.000 Genomas ha estudiado a personas sanas, produciendo 1.092 genomas completos que representan el genoma de la salud en 14 poblaciones. Ahora, el catálogo de variantes raras detectado en cada zona geográfica puede compararse con los genomas de la enfermedad, incluidos los de tumores de mama, pulmón, leucemias que se desarrollan en países de todo el mundo. Estos trabajos obtienen muchas mutaciones en la cadena del ADN cuyo significado se ignora. Ahora, ambas bases de datos pueden cruzarse para cribar cuáles de todas ellas pueden ser responsables de originar la enfermedad.

“Los datos de los 1.000 genomas son extremadamente útiles para nuestros proyectos de investigación”, explica Ana Osorio, investigadora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas que busca causas hereditarias del cáncer de mama y ovario. “Estamos analizando genes candidatos”, dice, “resultado de los cuales encontramos muchas variantes raras que no sabemos si pueden estar o no implicadas en la enfermedad. Uno de los primeros pasos que seguimos es precisamente la consulta de bases de datos como la de 1.000 genomas para ver si estas variantes están descritas y con qué frecuencia, y esto nos orienta sobre si las variantes pueden ser patogénicas o neutrales”, añade.

Más difícil será encontrar nuevos remedios. Tras hallar variantes genéticas que influyen en una enfermedad, hay que buscar la manera de aplicar ese conocimiento a la práctica médica. Una vía es la aplicación de fármacos conocidos que se ajustan mejor al perfil genético del enfermo, es decir, “individualizar los tratamientos”, explica Joaquín Martínez, jefe de Hematología en el Hospital 12 de Octubre de Madrid. Martínez estudia los genomas de cánceres de la sangre, en especial el mieloma múltiple. La segunda vía es encontrar nuevas “dianas terapéuticas”, como por ejemplo fragmentos antes desconocidos del ADN a los que atacar con fármacos para detener el desarrollo de los tumores. “En el caso del mieloma múltiple hemos tenido suerte, porque hemos encontrado menos alteraciones genéticas en los tumores de las que pensábamos, por lo que buscar las responsables de la enfermedad va a ser más fácil”, concluye Martínez.

Aún así, queda mucho trabajo por delante. 1.000 genomas es un número ínfimo frente a los 7.000 millones de genomas humanos que hay en el mundo. Cada uno es único y está compuesto por 3.500 millones de unidades. Cada vez que una de los 100 billones de células de un cuerpo adulto se divide para generar otra célula se producen cambios (mutaciones) en una de esas unidades. La mayoría de ellas son inocuas, pero otras, muchas de ellas aún desconocidas, son la causa de las enfermedades que aún no tienen cura.

Hacia los 2.500 genomas

“La próxima etapa del proyecto es secuenciar 2.500 genomas completos”, explica Gil McVean, profesor de la Universidad de Oxford y uno de los autores principales del estudio publicado hoy. Esa tercera fase sumará además otras 15 poblaciones del mundo a las 14 analizadas hasta ahora.

Las estudiadas actualmente son tres de Asia: chinos de la etnia han que viven en Pekín y en el sur de China y japoneses de Tokio. En África se ha secuenciado a miembros de la etnia luhya de Kenia y los yoruba de Nigeria. En América han incluido afroamericanos del suroeste de EEUU, mormones de Utah cuyos orígenes se remontan al norte y el oeste de Europa, latinos con raíces mexicanas de Los Ángeles, así como un grupo de Puerto Rico y otro de Colombia (Medellín).

Por último, en Europa se ha secuenciado a ingleses y escoceses (incluidos en un mismo grupo), italianos, finlandeses y españoles. El proyecto ha costado unos 100 millones de dólares (76 millones de euros). Todos los datos genéticos obtenidos estarán disponibles en la web para que los usen equipos de investigación de todo el mundo.

Noticia relacionada:

Un estudio ilumina la ‘materia oscura’ del genoma

Sigue leyendo…

Más sobre este tema: #genética

Archivado en: cáncer, genética, medicina

A menudo, los barcos británicos hostigaban a los galeones españoles, que transportaban a pueblos olvidados hace tiempo hasta América Latina, incluidos filipinos esclavizados y judíos conversos.

CAPTURA DEL GALEÓN ESPAÑOL NUESTRA SEÑORA DE COVADONGA, 20 DE ABRIL DE 1743, CLEVELEY, JOHN THE YOUNGER (1747-86)/SHUGBOROUGH HALL, STAFFORDSHIRE, REINO UNIDO/LIBRERÍA FOTOGRÁFICA FONDO NACIONAL/BRIDGEMAN IMAGES

This article is available in English.

AUSTIN—Si recorriésemos las calles empedradas y los bulliciosos mercados de la Ciudad de México de los siglos xvi y xvii, veríamos personas provenientes de todas partes del mundo: colonos españoles de camino a misa en la catedral, construida sobre ruinas aztecas; aborígenes de distintas regiones de América, incluidos los soldados que se unieron a la causa española; africanos, esclavizados y libres, algunos de los cuales llegaron a estas tierras junto con los conquistadores, y asiáticos que llegaron a México en galeones españoles, algunos por elección propia y otros como prisioneros. Todas estas culturas se encontraron y mezclaron por primera vez en la América Latina colonial.

Los documentos históricos describen este encuentro cultural, pero recientemente los equipos internacionales de investigación han contribuido al enriquecimiento de nuestra visión desde el análisis de los genomas de los habitantes modernos. Con la ayuda de sofisticadas estadísticas y bases de datos genéticos mundiales, pueden distinguirse la ascendencia y la mezcla poblacional con mayor precisión que nunca. Los resultados, que hicieron públicos en una reunión celebrada en esta ciudad esta semana y en una prepublicación, nos cuentan historias de América Latina que habían sido olvidadas o que nunca se registraron en los documentos históricos. Gracias a esta investigación, emergen todo tipo de historias ocultas, desde la inmigración de filipinos esclavizados hasta la de antiguas familias judías a las que se prohibía viajar a las posesiones de ultramar.

Nos ayuda a reconocer de qué formas estas pequeñas experiencias y prácticas históricas dejaron una huella patente en nuestros genomas, afirma Deborah Bolnick, antropóloga genética de la Universidad de Texas.

El plan original de Juan Esteban Rodríguez, estudiante de posgrado especializado en genética poblacional en el Laboratorio Nacional de Genómica para la Biodiversidad (LANGEBIO) en Irapuato, México, era estudiar los hilos más recientes del tapiz mundial que compone la ascendencia mexicana actual. A partir del siglo xix, muchos inmigrantes chinos se trasladaron a México para construir las vías de ferrocarril en los estados septentrionales del país. Crecido cerca de la frontera con EE. UU., Rodríguez conoce esta historia en detalle y sentía interés por comprobar si podía identificar la contribución genética de estos inmigrantes chinos en la población mexicana moderna.

Pero, al estudiar una base de datos de más de 500 genomas mexicanos (inicialmente confeccionada para llevar a cabo estudios biomédicos) en busca de las variaciones genéticas más comunes en las poblaciones asiáticas, se llevó una sorpresa. Algunas personas provenientes del norte de México presentaban una ascendencia marcadamente asiática, pero no eran los únicos. Rodríguez descubrió que cerca de un tercio de la población de muestreo en Guerrero, estado costero del Pacífico que se encuentra aproximadamente a 2000 km al sur de la frontera con EE. UU., también presentaba hasta un 10% de ascendencia asiática, considerablemente mayor que la mayoría de los mexicanos. Y, al comparar sus genomas con los de la población asiática moderna, descubrió que los primeros guardan una relación de parentesco más cercana con los pobladores de Filipinas e Indonesia en comparación con los segundos.

Junto con su asesor Andrés Moreno-Estrada, genetista poblacional de LANGEBIO, Rodríguez acudió al registro histórico para identificar quiénes podrían ser los ancestros de estas personas. De esta forma, historiadores dedicados al estudio de manifiestos marítimos y otros documentos de barcos comerciales les explicaron que, durante los siglos xvi y xvii, los galeones españoles zarpaban de Manila hacia el puerto de Acapulco, en Guerrero, trayendo tanto bienes como personas, incluidos esclavos asiáticos. Si bien los historiadores estaban al tanto de este tipo de comercio transpacífico, los orígenes de sus víctimas se han perdido en la historia. Una vez que llegaban a México, se los registraba a todos como chinos, cuenta Moreno-Estrada, quien presentará su trabajo este fin de semana ante la Asociación Americana de Antropólogos Físicos (American Association of Physical Anthropologists, AAPA) en la reunión anual que se celebrará aquí. Estamos descubriendo historias ocultas de esclavitud y personas que perdieron su identidad al desembarcar en un país completamente distinto del suyo.

Otros investigadores estudian el legado de otro grupo segregado en el México colonial: los africanos. Decenas de miles de africanos, esclavizados y libres, vivieron en México durante los siglos xvi y xvii. Había incluso más africanos que europeos y, en la actualidad, prácticamente todos los mexicanos tienen alrededor de un 4% de ascendencia africana. Este porcentaje es aún mayor entre algunas comunidades, explica la genetista María Ávila-Arcos, del Laboratorio Internacional de Investigación sobre el Genoma Humano en Juriquilla, México. Ávila-Arcos descubrió que, entre las comunidades afrodescendientes en Guerrero y Oaxaca, muchas de las cuales permanecen aisladas todavía hoy, los individuos presentan cerca de un 26% de ascendencia africana, en su mayoría de África occidental.

Otros datos sugieren una fuerte presencia africana en el México colonial. Corey Ragsdale, bioarqueólogo de la Universidad de Illinois del Sur en Edwardsville, examinó esqueletos junto con un grupo de colegas en un intento por identificar rasgos dentales y craneales que suelen ser más comunes entre los africanos. Estimaron que entre un 20% y un 40% de las personas enterradas en la Ciudad de México entre el siglo xvi y el siglo xviii presentaban ascendencia africana. Ragsdale et al. presentarán los resultados de su estudio este fin de semana en la reunión anual de la AAPA. Es posible que los africanos hayan desempeñado una función tan fundamental como la de los europeos en la conformación de la estructura poblacional e incluso en el desarrollo del imperio , explica Ragsdale.

Ávila-Arcos espera poder utilizar los datos genéticos para rastrear los ancestros de los participantes en su estudio e identificar ascendencias específicas de comunidades o regiones africanas occidentales. Además, identificó una ascendencia asiática significativa en algunos de sus voluntarios, posiblemente un vestigio de las comunidades que africanos y asiáticos esclavizados formaban en la costa del Pacífico.

Algunos europeos también trajeron historias ocultas a América Latina. En una prepublicación posteada recientemente en el servidor de bioRxiv, se detalla que se utilizaron datos genéticos de más de 6500 personas nacidas en Brasil, Chile, Colombia, México y Perú para identificar de qué manera contribuyeron los grupos nativos americanos específicos y varias poblaciones de la península ibérica en los genomas modernos. Este es, sin duda, el análisis genético de mayor alcance de las poblaciones latinoamericanas hasta la fecha,» afirma Ávila-Arcos (los autores declinaron hacer declaraciones al respecto, ya que presentaron el artículo para su publicación en una publicación revisada por pares). Un descubrimiento sorprendente fue que las variaciones genéticas comunes en la región este del Mediterráneo y en África septentrional, específicamente entre judíos sefardíes, están presentes en toda América Latina, en casi un cuarto del total de individuos muestreados.

Los autores, encabezados por los genetistas Andrés Ruiz-Linares de la Universidad de Fudan en Shanghái, China, y Garrett Hellenthal de la Universidad de Londres, asocian una parte importante de esta ascendencia con los conversos, judíos convertidos al cristianismo en 1492, cuando España expulsó a quienes rechazaron la conversión. Los conversos tenían prohibido migrar a las posesiones españolas, aunque se sabe de algunos que lograron hacerse camino a América de todas formas. Sin embargo, la fuerte presencia de ascendencia sefardí en América Latina indica que la migración fue mucho más frecuente de las cifras que se desprenden de los registros.

Para Ragsdale, este trabajo sirve como recordatorio de que incluso las migraciones que los científicos consideran que no guardan ningún secreto pueden traer sorpresas ocultas. La forma en la que pensamos la colonización es una forma simplificada, afirma Ragsdale. Sin duda hay muchas sutilezas que ni siquiera percibimos.

A menudo, los barcos británicos hostigaban a los galeones españoles, que transportaban a pueblos olvidados hace tiempo hasta América Latina, incluidos filipinos esclavizados y judíos conversos.

Europa sí acaba en los Pirineos, al menos genéticamente. Los españoles (y los portugueses) somos los que más genes compartimos con los norteafricanos. Hasta el 20% del genoma de los ibéricos procede de ancestros compartidos con marroquíes, saharauis o tunecinos. La mezcla, sin embargo, no se remonta al tiempo del Califato de Córdoba, es mucho más reciente.

Un grupo de investigadores estadounidenses y españoles ha querido explicar por qué las poblaciones del sur de Europa presentan una mayor diversidad genética que el resto de los europeos. La ciencia ha venido planteando tres posibles causas.

La preferida de los científicos, al menos hasta los últimos avances en genética de poblaciones, tenía que ver con el clima. La última gran glaciación arrinconó a los antiguos europeos en las zonas más al sur del continente, donde la climatología era menos severa. A medida que los hielos se retiraron desde su máxima extensión, hace unos 20.000 años, se inició la reconquista del norte. Pero sólo por parte de algunos, de ahí la diferenciación genética entre norteños y sureños.

Otra teoría, apoyada en varios estudios genéticos, arqueológicos e históricos, señala al avance de la agricultura desde el Próximo Oriente como principal origen de la diversidad genética europea. Con los granos y las técnicas de cultivo, habrían llegado los genes de los agricultores asiáticos.

A pesar de la cercanía geográfica, el flujo desde África apenas ha sido tomado en cuenta como explicación hasta ahora. En parte, ese desinterés se debía a que las bases de datos genéticos existentes cubrían bien a la población subsahariana. Con el Sáhara de por medio, se descartaba que allí estuviera la causa. Sin embargo, la disponibilidad de recientes datos genéticos de poblaciones norteafricanas ha dado un vuelco al baile de teorías.

“La mayor diversidad de la población del sur de Europa está producida al menos en parte por una reciente emigración norteafricana”, dice David Comas, del Instituto de Biología Evolutiva (IBE) de la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona y el CSIC y coautor del estudio publicado en PNAS.

Comas y sus colegas, que destacan que las tres posibilidades no son mutuamente excluyentes, usaron la frecuencia de alelos (formas alternativas que puede tener un gen) y haplotipos (series de alelos) para rastrear el flujo histórico de genes de 2.099 personas de 37 poblaciones diferentes tanto africanas como europeas, además de judías y qataríes.

Comprobaron que entre un 4% y un 20% del genoma de los españoles es compartido con los norteafricanos. “La cifra del 20% sólo se da en Canarias, para el resto del país oscila entre el 10% y 12%”, explica Comas. Sólo los vascos de la muestra no presentan ese influjo norteafricano.

Los investigadores comprobaron que a medida que nos alejamos de la Península ibérica la presencia de alelos y haplotipos compartidos con los magrebíes va disminuyendo hasta prácticamente desaparecer en el norte de Europa. En los países europeos del sur más orientales, los genes del Magreb son reemplazados por los del Mashreq (Egipto, la península Arábiga…).

ANCESTROS COMUNES

El análisis de los haplotipos idénticos heredados permitió a los investigadores una regresión hasta el origen de nuestra diferencia con los demás europeos. Espacialmente, los españoles comparten ancestros comunes recientes con los bereberes tunecinos, poblaciones del sur del actual Marruecos y del Sáhara Occidental.

El flujo de genes se produjo hace 300 años cuando se podria esperar que hubiera sido hace 1.300, con la llegada de los árabes en 711. Pero entonces no se mezclaron. Fue tras la expulsión de los moriscos, en 1609, con el decreto de Felipe III. Descendientes de los musulmanes españoles obligados a convertirse al cristianismo por los Reyes Católicos 100 años antes, miles de ellos vivían en comunidades aisladas de las cristianas. Comas plantea la hipótesis de que habría sido entonces cuando muchos de ellos, antes que ser expulsados de su país, se habrían mezclado con los cristianos.

30 famosos de Hollywood con orígenes españoles

En España tenemos las 12 campanadas, el cocido, la playa de Benidorm, los posados veraniegos de Ana Obregón, las pegadizas canciones de Leticia Sabater y a la presentadora que más innova con el modelito de Nochevieja en todo el mundo mundial, pero de nuestras ricas tierras de naranjas valencianas y plátanos de Canarias también han salido estrellas de Hollywood de la talla de Antonio Banderas, Penélope Cruz, Miguel Ángel Silvestre o Javier Bardem, y es que otra cosa no, ¿pero talento? ¡Nos sobra!

Además, como en España se come tan bien, nuestro salero es inconfundible y no hay nadie que sepa echarse la siesta mejor que nosotros, es un país la mar de majo para vivir y pasar los veranillos, por eso en este artículo te traemos treinta celebrities hollywoodienses -con globos de oro, legiones de fans y hasta estrellas en el paseo de la fama)- que tienen orígenes españoles, como por ejemplo la actriz, modelo y empresaria Eva Longoria cuya familia es española, por lo que tiene ascendencia de nuestra querida madre Patria. Concretamente, la familia de Eva es asturiana, aunque más tarde se mudaron primero a México y luego a Texas. Y si con el pasado familiar de Longoria te quedas loca, espera a conocer el de la ex princesa de los realities Nicole Richie (lo sentimos pero nadie ha logrado jamás destronar a las Kardashian del primer puesto), el de la cantante Demi Lovato, la ex Spice Girl Geri Halliwell o el conocido actor de Malcolm, Frankie Muniz. ¡Seguro que de algunos de ellos no tenías ni idea!

Puede interesarte…

El lookazo de Ana de Armas y otros estilismos increíbles de los Globos de Oro 2020

Ranking de los 30 famosos más odiados de 2019

40 famosos que sufrieron una sobredosis

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *