0

Agua mineral para bebes

Hemos analizado 76 aguas embotelladas y solamente una iguala en calidad a la del grifo

20/10/2017 05:00 – Actualizado: 24/04/2019 11:11

España está entre los cinco países europeos y 10 del mundo donde más agua embotellada se bebe: 126 litros por persona y año. Somos uno de los países donde el debate entre las virtudes del agua mineral de botella y la del grifo es más recurrente. En cuanto a precio, no hay discusión: por lo que cuesta un litro de agua embotellada podemos pagar más de 1.300 litros de agua corriente.

Comparar la botella con el agua del grifo no tiene demasiado mérito a nivel económico, muchos han escrito ya sobre esto, pero ¿cómo se comparan a un nivel analítico o químico? Según el último informe técnico ‘Calidad del agua de consumo humano en España‘, realizado por el Ministerio de Sanidad, el agua del grifo tiene, de media, unos valores de 52,79 mg/L de calcio, 44,08 mg/L de sodio, 17,72 mg/L de magnesio, 159,31 mg/L de bicarbonato y un promedio de residuo seco de 324,83 mg/L.

Otro interesante aspecto es cómo se comparan entre sí las aguas embotelladas españolas. Por ejemplo, ¿cuál de las docenas de marcas comerciales reconocidas oficialmente por la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan) es más recomendable para un paciente hipertenso u otro con problemas renales?

Tranquilos, porque aunque los análisis químicos del líquido elemento escondan secretos mucho más allá de la mineralización débil, allí donde las autoridades no llegan, ya nos acercamos nosotros.

Calcio

Todos los elementos que contiene un litro de agua pueden resultar más o menos beneficiosos en función de las necesidades de la persona, siempre y cuando se mantengan dentro de unos límites razonables. Por ejemplo, las aguas con un contenido en calcio superior a 150 miligramos por litro se recomiendan a aquellas personas que tengan problemas óseos o quieran prevenir la osteoporosis.

En el sector de aguas embotelladas, ninguna llega a esos niveles, pero las dos con más contenido en calcio son la soriana Monte Pinos (93,8 mg/L en su manantial) y la maña Fontecabras (92,3 mg/L).

Sodio

En cuanto al sodio, este elemento químico está muy asociado a la retención de líquidos, por lo que a quienes quieran disfrutar de los efectos diuréticos de estas aguas se les recomiendan aquellas que tengan menos de 20 mg/L de sodio.

Entre las aguas comerciales que se distribuyen en nuestro país el abanico en cuanto a sodio es muy amplio. La madrileña Agua del Rosal, cuyo manantial está en la Sierra de Gredos, supera la media nacional con 49,4 mg/L, y en el otro extremo encontramos marcas como la conquense Fuente Liviana (0,8 mg/L de sodio) o Veri, agua del Pirineo que registra en su etiqueta menos de medio miligramo por litro.

Magnesio

El magnesio está muy relacionado con el calcio y es positivo para remineralizar tanto huesos como dientes. En este sentido, se recomienda una cantidad de más de 50 mg/L de esta sustancia. También favorece la salud de los riñones y ayuda a equilibrar el PH.

Las únicas marcas comerciales que se acercan a esta cifra son Sierra Cazorla, un agua jienense que atesora una cantidad de 48,5 mg/L de magnesio, y a muy corta distancia Fuente Pinar, con 43,4 mg/L e igualmente ubicada en Villanueva del Arzobispo, Jaén. Queda claro que la composición geológica de la llamada Sierra del Agua favorece la presencia de cantidades altas de este mineral en el agua de manantial.

Portorriqueños llenan botellas con agua tras el huracán. (Reuters)

Bicarbonato

El bicarbonato puede ser un arma de doble filo en lo que a salud se refiere. Cuando alcanza valores superiores a 600 mg/L resulta beneficioso para el sistema digestivo (no en vano, lleva décadas empleándose como antiácido), pero cantidades tan altas pueden ayudar a formar cálculos en el riñón.

Ninguna de las aguas minerales que se distribuyen en restaurantes y tiendas alcanzan este nivel de bicarbonato, aunque algunas sí que superan ampliamente la media de 324 mg/L del agua del grifo en España. La anteriormente citada Fuente Pinar llega a los 372 mg/L y la malagueña Agua de Mijas, a los 335. En el otro lado de la tabla, aguas como la cacereña Sierra Fría, la segoviana Bezoya o la pacense Fondetal bajan todas de 10 miligramos por litro.

Residuo seco

Pese a que el término ‘residuo’ pueda sonar a algo nocivo, no es así. Es simplemente la cantidad de materia que queda tras la evaporación, y suelen ser en su mayoría sales minerales. De nuevo, el límite de 50 mg/L marca la categoría comercial de ‘mineralización débil’, especialmente recomendable para aquellos pacientes con afecciones de riñón.

Entre las marcas comerciales, el agua de Badajoz Fondetal (23 mg/L), Bezoya (26 mg/L), la cántabra Solares (29 mg/L) o la leonesa Teleno (31 mg/L) son de las que menos residuo seco tienen. Si, por el otro lado, usted no tiene problemas de salud y quiere vitaminarse y mineralizarse, aquellas con más residuo seco son las ya citadas aguas de la Sierra de Cazorla.

¿Cuál se parece más al agua del grifo?

El cotejo de los análisis químicos de todas estas aguas comerciales permite resolver una duda que seguro tienen muchos de nuestros lectores: ¿Qué agua comercial se parece más al agua del grifo en sus valores analíticos? O, dicho de otro modo, ¿cómo puedo consumir un agua parecida a la que sale en mi cocina pero mucho más cara?

Las respuesta está en un agua que brota del manantial Angosto, en Caudete, Albacete, y que en el pasado empresas como DIA convirtieron en su marca blanca de agua mineral. Actualmente, ninguna de las marcas reconocidas por Aecosan emplean líquido de este manantial, cuyos niveles de calcio, sodio o magnesio hacen de su agua prácticamente un calco del promedio del agua del grifo española y, por tanto, un agua de culto.

A poca distancia de esta encontramos Fonteforte, muy parecida a la anterior —y por tanto al agua promedio—, salvo por una característica que la invalida como agua del grifo: es agua con gas.

Metodología

María del Carmen García, una ingeniera técnica de minas prejubilada y madre del autor de este artículo (¡gracias, mamá!), ha recogido durante estos últimos años cientos de etiquetas de botellas de agua españolas e internacionales. Para la elaboración de este análisis, se introdujo en Excel la información de los análisis químicos de todas estas etiquetas. Del total de 163 tipos distintos de agua mineral, prescindimos de aquellas repetidas (algunas marcas envasan agua de varios manantiales) y de muchas marcas de agua en cuya etiqueta no podía apreciarse más de un valor.

Bezoya no aclara por qué los bebes necesitan tomar agua de mineralización muy débil

¿Cuál es la mejor agua para biberón de los bebés? ¿Mineral o natural? ¿De mineralización débil o muy débil? Ante las dudas que asaltan a los padres, especialmente a los primerizos, muchas marcas de agua se aprovechan para vender sus productos a toda costa.
Si bien es cierto que cada agua mineral tiene una composición única, que viene dada por su origen y su aporte de minerales, no hay ningún tipo de agua que sea perjudicial para las personas, según indican los expertos.
En este sentido, y aunque desde firmas como Bezoya hayan intentado atraer a los padres bajo el lema “¿Sabías que no todas las aguas son iguales?” y haciendo especial hincapié en su mineralización muy débil, la Asociación Española de Pediatría recomienda que el agua que se utilice con los bebés sea mineral natural y, aparte de eso, se puede escoger la composición de minerales óptima.

«Los pediatras recomiendan agua mineral natural, aparte de eso, que se escoja la composición mineral más óptima»No obstante, dentro de escoger una composición más adecuada, por ejemplo con no demasiado flúor, ya que no es bueno para los bebés, los pediatras no recomiendan el agua de mineralización muy débil, ya que los menores, dadas sus comidas, necesitan igualmente el aporte de minerales, por lo que una fuente de ellos puede ser el agua que consuman.
Asimismo, la doctora Magda Carlas en su libro “Más claro que el agua, todo lo que deberías saber sobre el agua mineral natural y nunca te han contado”, explica que “un agua no es mejor ni peor dependiendo de su mineralización”, sino que cada una tiene un público y, por ejemplo, el agua de mineralización débil es apta para toda la familia.
Además, insiste en la mineralización débil para los menores y no la muy débil, ya que, laOrganización Mundial de la Saludrecomienda que todas las aguas contengan un mínimo de 20mg/l de calcio y 10mg/l de magnesio.
En España existen más de 100 aguas minerales oficialmente reconocidas por la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición, y de todas ellas, más del 80% son agua mineral natural de mineralización débil.
Por parte de EmpresasConSalud.com hemos querido saber los estudios de Bezoya para recomendar el agua de mineralización muy débil a los bebés, así como el aporte de minerales que ofrecen sus productos; sin embargo, desde la compañía no han dado respuesta.
Porque salud necesitamos todos… ConSalud.es

El 22 de marzo se celebra el día mundial del agua, una forma de recordar que el acceso al líquido elemento es una necesidad básica para el ser humano que, por desgracia aún no está completamente cubierta en pleno siglo XXI.

Tranquilos, no os voy a dar un speech sobre desigualdades sociales, sería hablar de lo obvio, de cosas que ya sabemos y no estamos aquí para perder el tiempo. Hoy vamos a hablar de aguas minerales en sentido práctico, concretamente vamos a fijarnos en las etiquetas del agua, a entender lo que dicen, pues esa es la clave para poder elegir el agua mineral que más nos conviene.

¿Son iguales todas las aguas minerales?

Recordemos que un agua mineral natural es un agua subterránea, sin contaminación bacteriana y con una composición química casi completamente estable que se embotella sin ser sometida a ningún tratamiento de depuración por lo que llega a nuestras casas tal y como se encuentra en la naturaleza.

También nos han contado millones de veces que el agua mineral es un líquido incoloro, inodoro y sin sabor, pero esto último no es tan cierto como nos han hecho creer. Claro que el agua tiene sabor, tanto la del grifo como las aguas minerales. El agua mineral sabe a la tierra en la que nace y ese sabor se debe a las diferentes concentraciones de minerales disueltos que llegan al agua desde las formaciones rocosas en las que está contenido el acuífero. De hecho, estas diferencias entre unas aguas y otras se pueden dar incluso cuando se comparan aguas del mismo acuífero pero extraídas en captaciones a distintas profundidades.

¿A qué sabe el agua mineral?

Como os adelantaba en el apartado anterior, el agua sabe a la tierra en la que nace y por la que discurre, pero vamos a intentar precisar un poco más.

En las aguas subterráneas se van disolviendo sales procedentes de las rocas y que se van quedando en el agua en forma de aniones y cationes que, mayoritariamente, suelen ser cloruros, bicarbonatos y sulfatos -aniones- y sodio, potasio, magnesio y calcio -cationes-, que son los que se suelen utilizar para comparar unas aguas con otras, aunque también pueden estar presentes otros elementos como sílice, nitratos, fluoruros…

etiqueta-agua

La concentración de los distintos elementos es algo que está presente en la etiqueta de todas las aguas minerales junto con el nombre del laboratorio que ha realizado dichos análisis. A título de curiosidad, casi todas las aguas minerales que se comercializan en España son analizadas por el mismo laboratorio y es algo que se debe principalmente a la casualidad. Seguro que a nada que os hayáis fijado en la etiqueta de cualquier agua mineral os sonará familiar el nombre de Oliver Rodes, un laboratorio catalán que durante años ha sido el referente nacional para llevar a cabo este tipo de analíticas. En la última década, muchas aguas se analizan en el Centro Nacional de Tecnología y Seguridad Alimentaria (CNTA).

El sabor del agua es más limpio y fresco cuanto menos mineralizada está, pero puede ser más salada, o amarga, o dulce según van aumentando las diversas concentraciones.

Ahora bien, estas concentraciones de sustancias químicas, pese a ser de origen completamente natural no son adecuadas para todo tipo de personas.

Tipos de aguas minerales

Existen varias formas de comparar de manera visual las distintas aguas minerales. Las más utilizadas son los diagramas de Piper, los diagramas de Shöller y los diagramas de Stiff -los más sencillos-. Estos últimos consisten en representar los cationes (sodio -Na-, potasio -K-, calcio -Ca- y magnesio -Mg-) a la izquierda y los aniones (cloruro -Cl-, sulfato -SO4- y bicarbonato -HCO3-) a la derecha de tres ejes horizontales paralelos y expresándolos en miliequivalentes por litro, para después unir los puntos y obtener una figura que nos permite saber de un vistazo de qué tipo de agua se trata. Para que os hagáis una idea:

diagramas-stiff

En la imagen superior aparecen los diagramas correspondientes a tres aguas de manantiales gallegos elaborados con los datos que aparecen en la etiqueta. En el primer caso vemos que se trata de un agua clorurada sódica y en los otros dos, se trata de aguas bicarbonatadas sódicas. Si nos fijamos en los valores de las escalas, vemos también que la primera es un agua de mineralización muy débil, y las otras son aguas de mineralización débil.

diagramas-stiff-2

Si comparamos aguas de otros puntos de la península vemos que las figuras presentan diferencias notables, en el primer caso se trata del agua bicarbonatada sódica del gráfico anterior; la segunda, perteneciente a uno de los manantiales de la marca FontVella, sería una sulfatada cálcica; la tercera, que corresponde a uno de los manantiales de la marca Bezoya es una bicarbonatada cálcica y la cuarta es una bicarbonatada cálcica hiposódica. Si atendemos al grado de mineralización, la tercera es la más débil y la segunda la más fuertemente mineralizada.

En mi opinión, el diagrama de Stiff tendría que venir en la etiqueta y así sabríamos enseguida de qué agua se trata y si nos va a gustar el sabor, pues aquellas que tengan gráficas parecidas tendrán sabores parecidos, pero a efectos comerciales las aguas suelen clasificarse de dos maneras:

Tipos de agua según la cantidad de minerales

Se distinguen tres tipos:

  • Mineralización muy débil, aquellas cuyo residuo seco es inferior a 50 mg/l.
  • Mineralización débil, las aguas cuyo residuo seco es superior a 50 mg/l e inferior a 500 mg/l.
  • Mineralización fuerte, las que tienen un residuo seco superior a 500 mg/l.

En general, las aguas de mineralización muy débil son aptas para todo el mundo, desde bebés a personas con problemas renales o de hipertensión. Por norma general, las personas con propensión a desarrollar cálculos renales deben evitar las aguas fuertemente mineralizadas, y los hipertensos aquellas aguas con elevado contenido en sodio.

Tipos de agua según el tipo de mineral predominante

  • Cálcicas, favorecen la remineralización ósea y ayudan a compensar las pérdidas de calcio. Se recomiendan para niños, mujeres embarazadas y personas mayores. Según Millán et. al., 2009, las marcas de aguas minerales con mayor contenido de calcio son San Pellegrino, Insalus, Na Taconera y las de menor, Bezoya, Agua sana y Quess.
  • Bicarbonatadas, ayudan a la digestión y neutralizan el exceso de acidez. Especialmente recomendadas para personas con cálculos renales siempre y cuando sean bicarbonatadas cálcicas. Las sódicas deben evitarse. Si hablamos de bicarbonatos, las que más tienen son San Narciso, Malavella y Vichy Catalán, las que menos tienen son de nuevo Bezoya, Agua Sana y Quess.
  • Magnésicas, son ligeramente laxantes, ayudan a la recuperación muscular después de un esfuerzo intenso y tienen efecto antiestrés. Las más magnésicas son Font del Pi, Aguaviday Font Selva, las que menos Vichy Catalán, Bernassal y San Narciso.
  • Las aguas sódicas merecen especial atención, pues salvo que se trate de aguas de mineralización muy débil, no deben ser consumidas por personas que tengan problemas de riñón, de retención de líquidos o de hipertensión. En estos casos, es importante asegurarse de que el agua no supera los 20 mg/l de sodio. Según la publicación antes mencionada, Malavella, Vichy Catalán y San Narciso son las que más sodio tienen. Las que menos, Agua de Serría Balneá, Agua de Sierra y Font Teca.

Aunque no entra dentro de los elementos mayoritarios, también podemos hablar de aguas fluoradas refiriéndonos a las que contienen más de 1 mg/l de flúor. Son aconsejables para prevenir problemas dentales como la caries, pero hay que controlar en el caso de los niños, que no deben tomar un exceso de flúor.

Por eso es importante antes de elegir un agua para consumo que tengamos en cuenta todos los factores.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha elegido a cuatro marcas como las mejores aguas embotelladas del mercado. En lo más alto del ránking elaborado por el organismo, que incluye más de 100 firmas, figuran Fuente Liviana Manantial Serranía 1, Veri Manantial Veri I, Agua de Beteta Manantial Fuente del Arca y Aquadeus Manantial Fuente Arquillo. Todas ellas con una puntuación de 90 sobre 100.

Además, la OCU selecciona cinco marcas que denomina «compras maestras», que son las mejores en la relación calidad-precio: Carrefour (Sierra de Segura) Manantial Fuenteblanca (89 puntos); La Despensa Manantial Fuente Arquillo (88); Eco+Manantial Fuente Mont Blanc (85); Fontecabras Manantial Fontecabras (74) y Fuentevera Manantial Fuentevera (74).

La OCU subraya que muchas aguas tienen un nombre comercial que coincide con el del manantial. En caso contrario, el nombre del manantial debe aparecer en la etiqueta en un tamaño 1,5 veces mayor que el nombre comercial e indicar el término municipal y la provincia.

La organización explica, además, que hay marcas comerciales que tienen más de un manantial del que se suministran y que hay manantiales que embotellan agua para varias marcas. Es el caso, por ejemplo, de marcas blancas que pueden compartir el mismo manantial bajo diferentes marcas o nombres.

La OCU explica también la diferencia entre el agua mineral natural (de origen subterráneo, puras en origen que mantienen siempre una composición mineral constante) y agua de manantial (agua de origen subterráneo, puras en origen, su composición mineral puede ser variable).

Estas son las diez primeras aguas embotelladas del ránking de la OCU:

1-. Fuente Liviana Manantial Serranía 1 (90 puntos)

2-. Veri Manantial Veri I (90 puntos)

3-. Agua de Beteta Manantial Fuente del Arca (90 puntos)

4-. Aquadeus Manantial Fuente Arquillo (90 puntos)

5-. Solán de Cabras manantial Solán de Cabras (89 puntos)

6-. Carrefour (Sierra de Segura) Manantial Fuenteblanca (89 puntos)

7-. Font Vella Manantial Sacalm (89 puntos)

8-. Agua de Cuevas manantial Fuentes de Cuevas (88 puntos)

9-. Font del Regas Manantial Fonet del Regàs (88 puntos)

10-. La Despensa Manantial Fuente Arquillo (88 puntos)

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

– El ránking de la OCU de las mejores marcas de atún en aceite

– El ranking de la OCU de los mejores yogures naturales del mercado

– Danone reduce el tamaño de sus yogures Activia en el Reino Unido

Agua leonesa para el gigante de la distribución: Mercadona

El manantial ‘Virgen del Camino’, en la localidad de San Miguel del Camino, era conocido de toda la vida por los vecinos de esta zona cercana a la capital. Hace unos años, tuvo la suerte, además, de que Mercadona decidiese construir su gran centro logístico en el cercano polígono de Villadangos del Páramo.

Esa coincidencia de intereses fue clave para que la compañía catalana Font Agudes decidiera explotar el manantial leonés con el fin de vender la producción a Mercadona. Su nombre comercial, Manantiales de León.

En la decisión de invertir en San Miguel del Camino pesó, y mucho, la política de precios del grupo valenciano. El manantial está muy cerca de su gran centro logístico para el Noroeste de España, lo que reduce los costes de transporte en una cantidad importante. Los márgenes del agua embotellada son muy estrechos, por lo que ese factor fue clave a la hora de invertir.

Por otro lado, los estudios sobre el manantial leonés demostraron su calidad y su recomendación en dietas bajas en sodio y para depurar el organismo por su reducida mineralización. En San Miguel del Camino se embotella agua para Castilla y León, Galicia, Asturias y Cantabria.

Según explica el alcalde de Valverde de la Virgen, David Fernández, la empresa cuenta en la actualidad con unos 25 trabajadores y entre sus planes se encuentra una nueva línea de productos.

Según los cálculos realizados por Font Agudes, el manantial de San Miguel del Camino puede generar hasta 100 millones de litros al año.

Font Agudes mantiene abiertos cuatro manantiales para atender la demanda de agua de Mercadona, que en 2008 fue de 180 millones de litros. Los otros tres acuíferos que gestiona este grupo catalán están situados en Arbúcies (Girona), Mallorca y Toledo.

¿Cuál es la mejor agua para el biberón de mi bebé?

Hay 3 situaciones relacionadas con el principio de la maternidad en las que el agua es clave:

  • Durante el embarazo, es muy importante que la madre se mantenga bien hidratada.
  • Cuando el bebé ya ha nacido, si optamos por lactancia materna, es sencillamente imprescindible beber mucha agua. Y, como sabemos que mucho de lo que ingerimos pasa al bebé a través de la leche, por supuesto queremos que esa agua sea de la mejor calidad posible.
  • Si le damos el biberón, directamente esa personita a la que adoramos y acabamos de traer al mundo se alimenta con esa agua y la leche de fórmula que añadamos, sin pasar por ningún filtro materno. Por tanto, nos importa todavía más elegir el agua correcta.

Ahora, imagínate que tienes que tomar la decisión sobre qué agua beber o poner en el biberón envuelto en la mayor revolución hormonal posible y con todas las dudas que implica ser padre primerizo. Tenemos el caldo de cultivo perfecto para que mi querido marketing entre en acción.

La industria del agua embotellada se ha dado cuenta de este maravilloso nicho de mercado. Hacedme caso, es el mejor nicho posible. Los padres primerizos no queremos asumir riesgos y somos muy poco sensibles al precio. A ver qué padre en su sano juicio no paga el precio de una botella de agua mineral para los biberones de su bebé si cree que es lo mejor para él.

Marcas como Font Vella, por ejemplo, tiene una sección importante en su web donde explican con todo detalle cómo cambian las necesidades de agua de la madre en el embarazo y lactancia, y por qué son la mejor opción de agua en este periodo. De hecho, yo tengo en casa una botella personalizada para embarazadas que me hicieron llegar a través del centro médico. Te convencen diciéndote que es equilibrada, segura, de mineralización débil y baja en sodio. Pero esto no es todo, recalcan que cumple con los criterios de la Asociación Española de Pediatría. Esto es lo más parecido a una bendición para un padre primerizo.

Bezoya ha ido un paso más allá, y tiene un programa de televisión, Bebé a Bordo, que se emite en Divinity una vez a la semana. Además, tienen un blog dedicado a la maternidad y una sección de preguntas y respuestas. En el programa fomentan la lactancia materna, y por tanto recalcan constantemente la necesidad de que la mamá esté hidratada, y cómo Bezoya es la mejor opción porque no solo es de mineralización débil, sino muy débil.

Entonces, ¿Tengo que dejar de beber agua el grifo y empezar a comprar éstas u otras marcas de agua embotellada? ¿Y para el biberón de mi bebé? Pues si el agua del grifo de tu casa es potable, la respuesta, es que no. Pero no lo digo yo, lo dicen los mejores pediatras y matronas en los cursos preparto.

Estar embarazada o tener un bebé al que alimentar no cambia el tipo de agua que tienes que tener en casa. Es decir, si por lo que sea (yo no soy experta en calidad del agua), había motivos para que no bebieses agua del grifo, pues tendrás en casa agua embotellada y seguirás usándola. Si, como la que escribe, vives en Madrid donde la calidad del agua es excelente y hace años que no entra agua embotellada en tu casa, no tiene que empezar a hacerlo ahora.

Por supuesto, todos somos humanos, y hay cosas que son inevitables. Nos transmite más confianza una botella de plástico bonita, bien etiquetada, que se compra en un supermercado limpito y de confianza, que aquello que sale por el grifo después de pasar vete tú a saber por qué tuberías que no ves ni padeces (y si las padeces suele ser porque huelen mal o algo raro pasa). Pues adelante si es tu caso, no sufras con ello, y vete al súper a por agua embotellada. Pero es una necesidad creada, como tantas otras gracias a las cuales los que nos dedicamos al marketing tenemos trabajo.

¿Qué agua has bebido hoy?

Asimismo, utilizar el agua a temperatura ambiente es lo más recomendado actualmente, “pues se ha demostrado que calentar el agua y preparar el biberón, si no se consume de inmediato, puede facilitar el crecimiento bacteriano y facilitar enfermedades gastrointestinales”.

No obstante, desde el COF de Barcelona también añaden que “no pasa nada” si se hace con agua potable, siempre y cuando se conozca bien su composición. En contra de esta práctica, juega la variabilidad en la composición mineral: “En algunas comunidades, como Galicia, Madrid o Asturias, es muy blanda; mientras que la de Aragón, Baleares o Valencia es, en la mayoría de sus municipios, dura o muy dura. Por otra parte, sobre todo en zonas costeras, el agua de consumo público puede presentar altas concentraciones de cloruro de sodio. Incluso, en municipios agrícolas cabría esperar niveles elevados de nitratos procedentes del abonado”, apunta Fente.

Según la OMS, el agua potable debe ser hervida para preparar los biberones, ya que la ingesta de agua por Kg es mayor y la inmunidad relativa del lactante es menor. La duración de la ebullición había sido establecida en libros de texto de Pediatría entre 1 y 10 minutos.

“Sin embargo, la ebullición durante 10 minutos de agua de consumo público (ACP) aumenta la concentración de sodio unas 2,5 veces, con lo que la reconstitución de las fórmulas de inicio supera fácilmente el límite superior de sodio permitido por la European Society for Paediatric Gastroenterology Hepatology and Nutrition (Espghan) de 1,8 mEq/100 ml establecida con la finalidad de preservar al riñón del lactante de una excesiva carga renal de solutos”, expone Vitoria.

Agua hervida

Además, el agua hervida durante 10 minutos a cielo abierto multiplica por 2,4 la concentración de nitratos, de modo que el ACP con concentraciones adecuadas de nitratos, al hervirlas superan los 50 mg/l (valor máximo tolerable), con lo que hay un riesgo real de metahemoglobinemia.

Como se demostró en trabajos previos, “con un minuto de ebullición del ACP (a nivel del mar) es suficiente y evita el riesgo añadido del exceso de aporte iónico”. Si la localidad está por encima de los 1.000 metros sobre el nivel del mar, “se recomienda añadir un minuto más”, apuntan desde el COF de Barcelona. No es recomendable hervirla más tiempo para evitar la concentración de minerales.

La poderosa razón por la que escasea el agua Bezoya en toda España

«El agua Bezoya se ve irremediablemente vinculada a los fenómenos meteorológicos. Este 2017 está siendo atípico ya que las lluvias han sido anormalmente menores de lo habitual»

IDEAL.ES Miércoles, 29 noviembre 2017, 12:12

La sequía que padece el manantial de la localidad segoviana de Ortigosa del Monte ha dejado tocado el stock de una de las marcas más reconocidas como Bezoya. Ya en algunos mercados se ha podido leer carteles en los que se anuncia dicha carencia. “El agua Bezoya se ve irremediablemente vinculada a los fenómenos meteorológicos. Este 2017 está siendo atípico ya que las lluvias han sido anormalmente menores de lo habitual”, reconocen desde la marca.

Así lo recoge ‘La Información’, donde se apunta a esa crisis de agua que no se recuerda en España desde hace 22 años. Apenas se supera el 37 por ciento de capacidad tras uno de los octubres más secos que se recuerdan.

Según datos de la Agencia Española de Meteorología, el año hidrológico ha cerrado con 551 litros por metro cuadrado de media en este país, mostrando un déficit del 15 por ciento con respecto a la media histórica, que alcanzaba los 648 litros por metro cuadrado. Estas son las dramáticas imágenes que deja la sequía en España.

Entonces, ¿qué sucede con el precio del agua? Por ejemplo, una botella de 1 litro de Bezoya puede encontrarse en un supermercado por algo menos de 60 céntimos, un coste superior al de hace semanas. Sin embargo, la propia empresa desmiente que esto tenga relación con la sequía. “La realizamos con el fin de afrontar la subida de costes de las materias primas”, explican.

¿Qué deporte es el más recomendado durante el embarazo?

El embarazo es un momento muy especial en la vida de una mujer. Es un proceso hermoso que se encuentra dentro del ámbito de la salud. Una mujer embarazada, en principio, es una mujer sana. A menos que tu profesional te indique lo contrario, el hecho de practicar deporte de forma moderada durante el embarazo, es muy beneficioso para ti.Si practicabas algún deporte, consulta con tu médico o matrona para saber si puedes seguir realizándolo.

¿Qué actividad practicar?

Caminar: Realizar paseos a un ritmo moderado es muy beneficioso. Es una muy buena opción para practicar si no solías realizar ninguna actividad antes del embarazo. Poco a poco, podrás ir alargando las distancias a recorrer con un ritmo suave. Prueba a pasear en la naturaleza… es un alimento para los sentidos.

Natación: Es una actividad muy beneficiosa para el sistema circulatorio. No importa si eres buena nadadora o no… ¡Experiméntalo! Además, el hecho de estar en el agua puede aliviar la sensación de pesadez característica del último trimestre. La matronatación es una actividad especialmente diseñada para las mujeres embarazadas

Pilates: Las clases de Pilates específicamente dirigidas a mujeres durante el embarazo, ponen especial énfasis en la alineación corporal, acompañando al cuerpo en su transición durante la gestación.

Yoga: Es una actividad excelente para practicar durante el embarazo, en clases específicas para mujeres embarazadas. Se presta especial atención a la respiración, al movimiento y a la alineación corporal a través de la práctica de posturas (asanas).

Lo más importante, es elegir una actividad o deporte que te guste y observar las sensaciones que recibes de tu cuerpo después de realizar la actividad física elegida.

¿Qué tienes que tener en cuenta?

El ritmo de la práctica tiene que ser suave y que no te sientas agotada tras realizar la activad.

Es muy importante que estés bien hidratada. Practicar deporte aumenta tus necesidades de hidratación. Llévate a pasear, o a la actividad que hayas elegido, tu botellita con agua para ir dando pequeños sorbitos.

Estás embarazada… estás sana …¡disfruta del deporte!

VERÓNIKA RODRÍGUEZ*/ Los badenes son ilegales desde el primer día de su implantación. Porque alargan la frenada, rompen el cárter u otras piezas del coche… Deben de estar antes de la zona de peligro, NO en la zona de peligro. Provocan un sufrimiento cervical y lumbar.

La fecha límite para mejorarlos y eliminar las bandas amarillas era el 31 de octubre de 2010. Digo yo, si no son legales… ¿por qué cada vez que un alma caritativa quita unas cuantas piezas para que pasen las ruedas, al poco tiempo ya los tienen repuestos? No reponen así de rápido el agua Bezoya en el Alcampo, que muchas veces está agotada…

En Vigo están asfaltando un montón de calles para poner los nuevos badenes, esos que no deben pasar de 10 cm de alto y 4 metros de largo con una obligada señalización blanca y negra. Pero van tan rápido que no les da tiempo a llamar a los que pintan, así que como pasó este fin de semana por detrás de Castrelos, más de uno se llevó un susto al pasar por encima de un badén sin haberlo visto, ¿y sin poder frenar!

Me he estado documentando y lo que se hace en los países civilizados como Alemania y Reino unido es arañar la calzada. Son unos tramos transversales de un 1 cm de ancho y 1 cm de alto, esto hace que el tiempo de frenada no se alargue. Y que pueda ser posible frenar mejor con lluvia.

Todo el mundo puede denunciar los badenes, en el caso de que no estén reglamentados el ayuntamiento deberá pagar la correspondiente sanción y una indemnización a la persona.

Navegando por la red he descubierto que se ha inventado un nuevo badén inteligente y se ha llevado el premio a seguridad vial. Este nuevo badén evita las incomodidades de ahora, el desgaste mecánico del vehículo y reducen también el ruido del entorno. ¿Cuándo lo veremos en las calles?

*Puedes encontrar a Verónika Rodríguez en Facebook

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *