0

Alcohol herpes labial

Herpes labial, remedios y tratamientos

Dic 01, 2016 by Eduard García Pedregal 6248 views 4.8 (96.67%) 6 votes

El herpes labial es una infección que afecta a más de la mitad de la población. Salvo excepciones, se trata de una afección leve que se cura por sí misma.

Qué es el herpes labial

El herpes labial es una infección de la piel causada por un virus. Se presenta en forma de grupos de vesículas que aparecen en zonas próximas a los labios y la nariz. Es bastante frecuente y muy contagioso.

Popularmente se conoce como «calenturas» y suele aparecer tras haber tenido fiebre o catarros.

Síntomas del herpes labial

Los síntomas están caracterizados por las lesiones producidas en un área de la piel. En la zona afectada se comienza a sentir picor, sensación de hormigueo, cosquilleo y ardor. A continuación, aparecen unas ampollas pequeñas llenas de líquido amarillento y claro que se pueden romper y supurar.

Cuando se revientan las vesículas, aparece una costra. Normalmente tarda unas dos semanas en curar del todo y no deja cicatrices.

El diagnóstico suele ser visual.

Cuáles son las causas del herpes labial

El causante del herpes labial es el virus del herpes simple tipo 1(VHS-1). El primer contagio se suele producir durante la infancia. En este caso, la primera manifestación de la infección suele ser más severa, luego el virus permanece de manera latente en los ganglios nerviosos hasta que en determinadas circunstancias el virus sale de su estado de latencia y viaja por las terminaciones nerviosas a un área de la piel donde produce un brote. Las infecciones recurrentes suelen ser menos severas y más cortas que la inicial. La infección dura toda la vida y ningún tratamiento puede curar para siempre el herpes labial.

Factores desencadenantes de herpes labial

Los brotes y las manifestaciones cutáneas de la infección pueden desencadenarse por diversos factores, entre los que se destacan:

  • Menstruación o cambios hormonales.
  • Exposición al sol.
  • Fiebre.
  • Estrés.

Factores de riesgo y complicaciones del herpes simple

Normalmente el herpes es una infección leve que transcurre sin complicaciones, y se cura sola. Pero en algunos casos, la infección podría ser más grave, lo que hace necesario la consulta con el médico. Ejemplos de ello son los casos en los que las lesiones se presentan cerca de los ojos o en los ojos, también en casos de personas afectadas con un sistema inmunitario debilitado por causa de ciertas enfermedades o el tratamiento con ciertos medicamentos. Otras complicaciones del herpes pueden ser llagas y ampollas en la boca, diseminación del virus a otras zonas de la piel o sobreinfección bacteriana de la lesión.

Tratamientos del herpes labial

El herpes labial generalmente se cura solo, sin necesidad de tratamiento, en una o dos semanas. En algún caso, pueden tardar más.

Se puede optar por un tratamiento con fármacos antivirales, aunque no son demasiado efectivos. En algunos casos, logran acortar un poco la duración de los síntomas. Y además, no curan la infección. En general, los tratamientos por vía oral son más efectivos que las cremas. Si se opta por un tratamiento, conviene empezar lo antes posible, incluso antes de que empiecen los síntomas.

El fármaco de elección suele ser el Aciclovir. Se puede administrar por vía tópica, en crema, sobre las lesiones, o por vía oral en comprimidos.

Su uso resulta controvertido ya que el aciclovir tópico no ha demostrado prácticamente eficacia en el tratamiento del herpes labial e incluso el aciclovir oral tiene un mínimo efecto. Ante los herpes recurrentes, es valorable la terapia con aciclovir oral, que puede ser efectiva en prevenir brotes sucesivos.

Aparte de este fármaco, otros antivirales son valaciclovir, famciclovir, penciclovir.

Remedios caseros para las calenturas

Existen multitud de remedios para tratar el herpes labial, ya sean de tipo casero o medicina alternativa. Los métodos más conocidos son remedios que se aplican de manera tópica sobre el herpes, como el própolis, el aceite de árbol de té (también utilizado como antipiojos, entre otros usos), el alcohol, incluso el ajo. No hay evidencia de que mejoren o acorten la lesión, pero en general se consideran inocuos, excepto el aplicar alcohol en exceso que puede resecar la piel.

Existen unos parches trasparentes o apósitos para el herpes labial, hechos de hidrocoloides que en algunas personas pueden aliviar un poco los síntomas como el dolor y proteger la lesión.

En caso de dolor e inflamación en la lesión, aplicar un poco de frío puede ayudar.

Prevención del herpes labial

Los virus del herpes se contagian fácilmente a partir de las personas que tienen un brote activo. Sin embargo, el virus puede transmitirse desde superficies bucales o cutáneas en apariencia normales y asintomáticas, aunque el mayor riesgo de transmisión tiene lugar cuando hay úlceras activas.

Se puede prevenir su contagio evitando el contacto personal con una persona infectada y con un brote activo, por ejemplo, mediante un beso. También se aconseja no tocar la lesión producida por el herpes y evitar tocar o compartir los utensilios que hayan estado en contacto con la lesión, por ejemplo, máquinas de afeitar, cacaos labiales, toallas, vasos, cubiertos, entre otros.

Estos tratamientos tampoco están indicados en casos de herpes cutáneos o genitales. Así que lo mejor, en caso de que los sufras, es que consultes con tu médico.

¿Cómo prevenir el contagio o la aparición de los síntomas del herpes simple?

Recuerda que el VHS-1 es altamente contagioso. Se considera que en el mundo, el 90% de las personas en edad adulta son portadores del virus., Así que lo mejor es asumir que, aunque no hayas experimentado los síntomas, lo más probable es que también estés infectado.

Si quieres estar seguro de si eres portador o no, puedes pedir una cita a tu médico para tomar una muestra y realizar un examen de laboratorio.

Pero, de la misma manera, debes esperar que la mayoría de las personas con las que tienes algún tipo de contacto también sean portadoras. Así que prácticamente, lo que tienes que hacer, si has tenido o no los síntomas, es evitar que el virus se active:

  • Evita exponerte al sol y al viento excesivamente
  • Toma tiempos de descanso para prevenir el estrés, medita, haz ejercicios de respiración profunda
  • Una dieta balanceada es el secreto infalible para evitar problemas físicos y mantener perfecto tu sistema de defensas.

Te invitamos a hacer un esfuerzo para conocer tu cuerpo. Tal vez haya algunos factores desencadenantes que te hacen más propenso a la infección. La exposición al sol fuerte, por ejemplo, tiende a afectar a algunas personas. Por eso, ponte crema solar donde suele aparecerte el herpes labial.

También puedes prevenir ser contagiado y contagiar otros lugares de tu cuerpo, o a otras personas, mientras la enfermedad está en fase aguda. ¿Cómo?

  • Evitando el contacto con la piel cuando las lesiones están presentes. Bien cuando eres el portador de las lesiones para que no se extienda a otros lugares del cuerpo, para evitar ser contagiado, o contagiar a otros.
  • Evitando compartir cualquier tipo de elemento que pueda estar infectado como cubiertos, productos labiales, vasos, toallas o manoplas (el virus puede quedarse alojado en estos tejidos).
  • Lávate las manos con regularidad. Tus manos son el vehículo de transmisión de muchas infecciones. Mantenlas limpias, especialmente cuando tengas los síntomas de una calentura labial, antes de tocarte y de tocar a otros.

Si eres de los que sufre brotes de calentura labial con bastante frecuencia, lo mejor es que consultes a tu médico para que te prescriba un tratamiento antiviral profiláctico que disminuya los ataques y sus posibles complicaciones.

Esperamos que este artículo te haya solucionado algunas dudas sobre el herpes labial. Te dejamos a continuación video que tal vez te ayude a aclarar algunas dudas que te hayan quedado después de leer el texto.

Preguntas y respuestas frecuentes sobre el herpes labial

¿Cuál es la relación entre el herpes labial y el sexo oral?

Por lo general, el herpes genital no suele ser causado por el virus que causa el herpes labial. En el primer caso el virus responsable es el VHS-2, en el caso del herpes labial generalmente el causante es el VHS-1.

Y aunque no es la regla, en casos menos comunes, estos virus, tanto el VHS-1 como el VHS-2,pueden causar ampollas en ambos lugares.

Como ya hemos expresado antes, el herpes labial es altamente contagioso. El virus se transmite por contacto directo con la piel o con las secreciones bucales o genitales de personas portadoras, en especial cuando la enfermedad se encuentra en las fases agudas.

Entre otros casos, el contagio puede ocurrir al besarse o al practicar sexo oral con una persona contagiada, especialmente cuando hay ampollas.

Si tú o tu pareja tienen herpes labial, se pueden transmitir el virus del herpes VHS-1 durante el sexo oral y provocar herpes en la zona genital. Por otro lado, también se podría producir un contagio cruzado del virus del herpes genital VHS-2 con la boca.

También hay que tener presente que el contagio cruzado, y el posterior desarrollo de la enfermedad, ocurrirá con mayor probabilidad dependiendo del estado inmunológico del paciente. Sistemas inmunes más débiles serán más sensibles al contagio y desarrollo de la enfermedad.

Lo bueno de todo esto es que puedes llevar una vida normal, aún cuando estés contagiado. Los brotes se reducen a medida que pasa el tiempo y, aunque puede ser molesto y doloroso, no es peligroso. Las personas contagiadas con herpes simple pueden tener relaciones, sexo y vivir una vida sana.

¿Cuál es, por lo general, el período de contagio del herpes labial ?

Si bien se ha demostrado que el virus del herpes labial es más contagioso cuando la afección está en su fase aguda (cuando puedes ver las ampollas) entre aproximadamente 2 y 7 días desde que aparecen los primeros signos de la afección, esto no es una regla.

Lo mejor es que ni siquiera toques las ampollas cuando el herpes está activo. Si tocas una ampolla no te toques otras partes del cuerpo, ya que puede transmitirse a ellas.

Pero siempre recuerda que es posible que el herpes se contagie aunque no se vea ninguna ampolla. El VHS-1 se puede transmitir al compartir un vaso, cubiertos, cremas para los labios o lápiz labial, y fluidos con una persona que tiene el virus, así la enfermedad no esté activa.

Esta es la razón por la que el VHS-1 tiene una prevalencia tan alta en la población, más o menos el 90% de personas adultas son portadoras. La mayoría del tiempo te contagias sin ni siquiera percatarte.

¿Es bueno el Aloe Vera para una calentura labial?

El virus del herpes simple no tiene cura, permanece con épocas de latencia y activación durante toda la vida una vez que te contagias.

El aloe vera tiene varias propiedades farmacéuticas que son útiles si sufres de un ataque de herpes labial:

  • Calmante
  • Anti-inflamatoria
  • Cicatrizante
  • Humectante
  • Regeneradora
  • Contiene aminoácidos

Por eso, el aloe vera te ayudará con las molestias y disminuirá el tiempo de cicatrización. Puedes usarlo de la siguiente manera:

  1. Toma áloe vera, córtalo en trozos, pélalo y usa el cristal.
  2. Licúalo para obtener una sustancia cremosa.
  3. Toma una venda que te sirva para fijar el áloe vera sobre el herpes y las heridas.
  4. Repite estos pasos hasta que el herpes sane por completo. Esto te ayudará a que no quede ninguna cicatriz.

Herpes labial: tratamientos para las calenturas y pupas en los labios

Cómo frenar un herpes labial con este sencillo truco natural

El herpes labial es una infección que se produce por el virus del herpes simple (VHS-1)y que se propaga fácilmente al tocar una llaga activa; es decir, mediante el contacto directo piel a piel.

Tal y como su nombre indica, la infección afecta la apertura anterior de la boca, es decir, los labios. Se manifiesta a través de ampollas pequeñas y dolorosas, comúnmente llamadas ‘calenturas’ o ‘fuegos’ que, resultan muy antiestéticas e incómodas.

El herpes labial y el sexo oral

Una vez la persona se infecta con el virus, este se ‘adormece’ en los tejidos del rostro y, cuando se presentan ciertos factores, brota y provoca los molestos fuegos. Por ello,se trata de un virus que puede reaparecer varias veces.

Se han registrado casos de personas con herpes labial producido por el virus del herpes simple tipo 2 (VHS-2), que es el causante del herpes genital. En estos casos, la infección se produce, sobre todo, como consecuencia de una mala higiene durante la práctica del sexo oral.

Resulta fundamental evitar el contacto directo e íntimo con una persona que tenga herpes labial. Asimismo, hay que evitar tocar la lesión o usar algo que haya estado en contacto con la misma, por ejemplo: toallas, vasos, platos, cubiertos, máquinas de afeitar, bálsamos labiales, etcétera.

El ajo, un potente remedio

Con un simple truco podemos deshacernos del herpes labial en poco tiempo. Este truco consiste, básicamente, en aprovechar las innumerables propiedades del ajo, ya que este actúa como un antibiótico natural, capaz de sabotear el alcance de la acción de los virus, bacterias y hongos.

El ajo contiene sustancias nitrogenadasasí como: sodio, potasio, selenio, calcio, magnesio, silicio, sulfuro de hidrógeno, ácido fosfórico, vitamina C, D, B, fitosteroles y aceites esenciales.

Además, cuenta un compuesto llamado alicina que tiene un fuerte efecto bacteriostático que ayuda a curar las infecciones rápidamente, según algunos estudios realizados.

De hecho, en la actualidad se considera que el ajo podría llegar a funcionar mejor que los antibióticos farmacéuticos. La otra gran ventaja a valorar es que, al tratarse de un elemento natural, no tiene efectos secundarios.

El ajo también ayuda a mejorar la circulación sanguínea y su consumo regular ayuda a prevenir problemas cardiovasculares, reducir el colesterol y combatir la acción de los radicales libres. Por ello,se recomienda su ingesta especialmente a pacientes cardiacos y diabéticos.

Te puede interesar: Acelera la recuperación de las llagas en la boca con estos 7 tratamientos caseros

Tratamiento casero para el herpes labial

Pelar y triturar muy bien un diente de ajo (o más, según el tamaño del brote).Luego, colocarlo directamente sobre las ampollas. Dejar actuar durante 10 minutos aproximadamente y luego enjuagar con agua tibia.

Si el brote es grande, se debe repetir el tratamiento varias veces con nuevas piezas de ajo. Nunca se deben reciclar los dientes de ajo, ya que esto solo agravará la infección.

Es posible que, en una primera instancia, el remedio cause picazón o ardor, pero esta molestia desaparece en cuestión de segundos. Lo importante es realizar la aplicación varias veces para conseguir buenos resultados.

Otra opción consiste en aplicar sobre el brote pasta de ajo, cubrirla con una venda y dejarla actuar toda la noche.

A la mañana siguiente, se deberá lavar con jabón y abundante agua. Mientras más veces se repita esta acción, más pronto se comenzará a secar el brote y, por ende, reducir el tamaño de las ampollas.

El tratamiento casero con ajo no excluye el uso de medicamentos, por lo queno hay que descartar, de ningún modo, las indicaciones del médico.

Medidas para evitar nuevos brotes

Una vez más, es necesario recordar que el herpes labial se puede propagar fácilmente si se comparten objetos de uso personal contaminados o simplemente no se mantiene una buena higiene.

Es probable que muchos de los artículos de aseo personal se hayan contaminado con el virus, por lo que su uso posterior podría propagar de nuevo la infección.Así que, una vez cure el fuego, lo más recomendable es:

  • Cambiar el cepillo de dientes.
  • Desechar los labiales y otros productos afines.
  • Lavar y esterilizar toallas, paños, compresas, etcétera.

Lee también: ¿Por qué no es bueno compartir el cepillo de dientes?

También es importante usar protector solar para prevenir la aparición de nuevos brotes. En este sentido, se debe evitar la exposición directa al sol, ya que este podría provocar un nuevo brote de herpes labial o bien, empeorarlo.

¿Es útil aplicar dentífrico a un herpes labial?

Para quienes padecen esta afección crónica y recurrente, el hormigueo o comezón alrededor de los labios es una señal acuciante de que se avecina un brote de herpes labial. Las pequeñas ampollas que aparecen acto seguido son dolorosas y pueden resultar antiestéticas. ¿Es posible frenar un herpes labial inminente? En ocasiones, se recomienda dentífrico como remedio casero para prevenir las llagas, pero su eficacia sigue sin estar del todo clara.

Dentífrico para el herpes labial: teoría

El virus herpes simplex virus 1 (VHS-1) es el responsable de los brotes de herpes labial y el dentífrico contiene una sustancia química que puede impedir que actúe el virus. Tras la infección inicial, el VHS-1 permanece latente en el organismo hasta que algo lo activa, momento en que se desarrolla un herpes labial. El lauril sulfato de sodio (SLS) contenido suprime la actividad del virus. La sociedad afirma que, si se aplica dentífrico al primer indicio de aparición del herpes labial, es posible que la llaga no llegue a formarse o que no dure tanto tiempo.

Dentífrico para el herpes labial: datos

La hipótesis de que el dentífrico es eficaz para prevenir el herpes labial solo cuenta con un respaldo científico esporádico. Aunque hay quienes afirman que el dentífrico previene la aparición de dicho herpes, no se han llevado a cabo estudios para investigar los hechos. Además, según eldiario.es, algunos médicos creen que el SLS del dentífrico podría más bien provocar brotes de herpes labial.

Dentífrico para el herpes labial: método

Si desea probar a usar el dentífrico para prevenir el herpes labial, aplique una pequeña cantidad de pasta dental blanca (no gel) en la zona donde detecte el hormigueo o comezón que precede a la llaga bucal. Aplique la pasta antes de acostarse por la noche y cada una o dos hora durante el día. Para retirar el dentífrico, utilice una gasa suave empapada en agua tibia. También puede usar la pasta de dientes del mismo modo para contribuir a la desecación de las ampollas si el herpes labial llega a brotar, a fin de que la piel regrese a su estado normal rápidamente.

Otros modos de prevenir el herpes labial

Según Murcia Salud, la luz solar es un factor desencadenante del herpes labial, por lo que cubrir la piel alrededor de los labios con un protector solar a diario reduce el riesgo de que aparezca un brote. Además, el estrés, la fatiga e incluso el malestar estomacal pueden desencadenar un herpes labial. Desafortunadamente, no se ha comprobado que exista ningún remedio natural eficaz para el tratamiento o la prevención del herpes labial, pero cuidarse y prestar atención a sus desencadenantes puede serle útil y darle una cierta ventaja.

Siempre es mejor prevenir que curar y los herpes labiales suelen advertir a los afectados de que están a punto de hacer acto de aparición. Aplicar pasta dental sobre la zona en la que detecta comezón u hormigueo no le hará ningún mal y tal vez evite que aparezca el herpes labial.

NovaLife

Si bien el primer contagio de herpes labial se produce durante la infancia, hay que tener presente que existen otros factores de riego como: cambios hormonales, una severa exposición al sol, fiebre y hasta estrés.

Esta afección del herpes labial no tiene cura, por lo que una vez te has contagiado lo único que puedes hacer es lidiar con sus síntomas para sobrellevarlo lo mejor que puedas. Estos herpes suelen pasar por varias etapas, la primera comienza con un hormigueo o picazón o incluso ardor en la zona un día antes de que salga la ampolla. En la zona afectada, saldrán pequeñas ampollas llenas de líquido. Finalmente estas ampollas explotarán y supurarán para luego posteriormente formar una pequeña costra. Una medicación antiviral puede ayudar que este herpes labial cure con más rapidez.

Aunque, luego de su aparición es frecuente que se tengan los síntomas durante un par de semanas, se puede disminuir la sensación de ardor, inflamación y hormigueo con un par de remedios caseros que os contamos a continuación.

LECHE PARA CURAR EL HERPES LABIAL:

Es uno de los remedios naturales más populares para calmar el herpes labial. La leche, contiene algunas sustancias como la lisina que ayudan a la eliminación del virus. Para aplicarla, sólo se debe humedecer un algodón con esta y frotarlo sobre la ampolla. De esta forma, se secará más rápido e incluso se puede reducir a la mitad durante el tiempo que se padezca el virus.

Otra idea, también efectiva por ser un lácteo, es aplicar un poco de yogur con sal a modo de mascarilla sobre los labios durante un par de minutos y hasta ver mejoría con el transcurso del tratamiento.

AJO:

El ajo es otro ingrediente natural perfecto para tratar el virus del herpes porque tiene propiedades antiinflamatorias que reducen la hinchazón de los labios y los dolores que causan esta afección. Además, tiene beneficios antivirales que impiden que el virus siga avanzando.

Para usarlo solo se tiene que partir un diente por la mitad y frotar sobre la ampolla durante 1 minuto. Luego, desechad el ajo y repetid el procedimiento con un nuevo diente. También se puede machacar, como si fuera una pasta y dejarlo actuar. Aplicad este tratamiento tantas veces como os apetezca, hasta notar mejoría.

ALOE VERA PARA CURAR EL HERPES LABIAL:

El gel del aloe vera tiene muchas propiedades calmantes para la piel. Por eso, ayuda a secar y cicatrizar la herida del herpes. Sólo se tiene que licuar con un poco de agua, hasta obtener una mezcla con textura cremosa. Luego, aplicar sobre la ampolla y dejad actuar un par de minutos.

Otra alternativa, es mezcla aloe vera con tomates. Estos ingredientes juntos ayudan a sanar y calmar la molestia del virus del herpes. Se pueden repetir ambos procedimientos dos veces al día hasta que el herpes sane por completo.

Herpes labial | iStock

SAL PARA CURAR EL HERPES LABIAL:

La sal es uno de los remedios caseros más usados para curar el herpes labial debido a su poder cicatrizante. Para hacer uso de esta, sólo hay que poner una cucharada en el área afectada durante dos minutos. Luego, con un algodón mojado en agua caliente presionad los labios y limpiad la zona.

Aunque esta alternativa suela arder mucho, es una solución muy efectiva. Se puede repetir este procedimiento hasta 3 veces por día hasta notar mejoría.

LIMÓN PARA CURAR EL HERPES LABIAL:

Es una fruta antiséptica y desinfectante perfecta para tratar el herpes. Para aprovecharla, solo será necesario cortar medio limón y exprimir su zumo. Luego, con un gotero o un algodón, colocad un par de gotitas sobre la zona afectada varias veces al día.

TÉ NEGRO PARA CURAR EL HERPES:

El té negro contiene una sustancia que ayuda a reducir el dolor y a sanar la ampolla del virus del herpes. Además, también tiene propiedades antibacterianas que hacen que sea un gran aliado para la eliminación de esta afección.

Para su uso, sólo se debe hervir el agua y colocar la bolsa de té negro como si se fuese a preparar la bebida. Luego, antes de que se enfríe, exprimid un poco para retirar el exceso del líquido y colocad sobre la ampolla directamente, frotad unos minutos y repetid este procedimiento dos veces al día.

Otras alternativas naturales para controlar el herpes labial:

• Cuando se tenga la primera sensación de hinchazón o cosquilleo en la zona de los labios, aplicad hielo envuelto en una servilleta desechable durante un par de minutos. Combinar una cucharadita de miel de abejas pura con un poco de vinagre también calma la sensación de ardor y reduce la ampolla del herpes.

El herpes labial es una infección vírica causada por el virus herpes simple tipo 1 (VHS-1) y, con menor frecuencia, por el tipo 2 (VHS-2). La infección suele producirse en la infancia y puede reactivarse de forma espontánea o por un estímulo como el estrés, la luz solar, la menstruación, el frío, el daño tisular o la inmunosupresión.

Para prevenir hay que actuar sobre estos factores desencadenantes: reducir el estrés, cuidarse especialmente en los días de regla, abrigarse bien, dormir bien etc. También “hacer ejercicio de forma regular, utilizar fotoprotectores labiales y seguir una dieta sana y equilibrada puede prevenir o reducir el número de reactivaciones”, explica Eva Gutiérrez, dermatóloga del Hospital Nisa 9 de Octubre, en Valencia. De hecho, la mala alimentación ayuda a que las defensas estén débiles y el herpes tenga más facilidad para brotar.

Conviene utilizar un bálsamo hidratante para impedir la resequedad de los labios, cambiar el cepillo de dientes con frecuencia y limpiar con agua hirviendo toallas u otros elementos que hayan entrado en contacto con anteriores herpes para evitar contagios después.

En el caso de que aparezcan varios episodios al año es posible hacer un tratamiento antiviral recomendado por el dermatólogo. Y, por supuesto, si aparece el herpes iniciar el tratamiento lo antes posible. Recomiendan aprender a detectar los síntomas del problema para acudir al médico cuanto antes y así acortar los brotes.

Cosméticos contra el herpes labial

Se puede recurrir a los cosméticos para mejorar el problema, si bien estos sirven para reparar la herida, pero no para la curación del virus.

“Los preparados comerciales con elementos como la vitamina E y el aceite de rosa mosqueta, favorecen la curación de las lesiones. En el mercado existen apósitos con un hidrocoloide que, además de ser cicatrizante, disminuye el riesgo de contagio y previene las sobreinfecciones”, explica Gutiérrez.

Otros métodos caseros como la pasta de dientes “tienen dudosa efectividad en la curación del herpes labial”, indica Gutiérrez. El frescor que produce alivia la sensación de quemazón, pero no es lo más recomendable. Sería mejor utilizar sales de cobre o zinc para ayudar a la cicatrización. Tampoco funcionarían para la curación la cera de abeja, el zumo de limón, la aplicación de bolsas de té y el aceite del árbol del té

Antivíricos, lo más eficaz

Para tratar, lo más eficaz son los tratamientos orales, especialmente aciclovir, valaciclovir o famciclovir. Aunque, según Gutiérrez, “los antivíricos orales sólo están indicados si las recurrencias son severas”. Continúa explicando que “el tratamiento profiláctico o supresor está indicado en pacientes con más de seis episodios anuales”.

Para brotes esporádicos, “se usa el aciclovir tópico, ya que es capaz de acortar la evolución y severidad de las lesiones, siempre que se inicie con el comienzo del hormigueo”.

Se podría utilizar una crema antibiótica en la fase de costra para prevenir la sobreinfección bacteriana, pero hay que tener cuidado porque “su aplicación excesiva mantiene la lesión húmeda y retrasa su curación”.

Ver también:

Toda la información sobre el herpes labial

La predisposición a tener herpes labial, relacionada con un gen específico

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *