0

Alcohol que menos engorda

Tabla de contenidos

Calorías de las bebidas, ¿cuáles engordan más?

Normalmente nos obsesionamos con lo que vamos a comer, si tiene más o menos calorías, si aporta éste o aquel nutriente y, en muchas ocasiones, nos olvidamos de las calorías de las bebidas y de que también suman ‘cositas’. Porque las bebidas también aportan a nuestra dieta. Pero ¿cómo podemos clasificar los diferentes tipos de bebidas?Es una cuestión difícil, ya que hay casi tantas bebidas como tipos de comida, podemos clasificarlas por su consumo, por su cantidad de azúcar, por su origen…nosotros las dividiremos en dos grandes grupos:

BEBIDAS ALCÓHOLICAS

En este grupo entrarían todas aquella bebidas que tienen una menor o mayor cantidad de alcohol, y no serían recomendables para menores ya que su sistema hepático aún está en desarrollo, y por supuesto tampoco para las embarazadas, ya que el alcohol es una sustancia tóxica que puede afectar al feto.

Dentro de este grupo podemos hablar por su relevancia de consumo en España de:

  • Cerveza: por consumo es sin duda la reina de las bebidas alcohólicas de nuestro país, se obtiene por un proceso denominado fermentación alcohólica, ¿pero qué tiene la cerveza nutricionalmente hablando?, una caña tiene entre 75 y 85 Kcal, aportando fundamentalmente un 90% de agua y el resto es una mezcla de alcohol y algo de hidratos de carbono, aporta ácido fólico, potasio y fósforo.
  • Vino: bebida de gran tradición española y con infinitas variedades, también obtenida por fermentación alcohólica. Aporta unas 70 Kcal por copa de vino, repartidas entre alcohol e hidratos de carbono. Además, numerosos estudios ponen de manifiesto las propiedades antioxidantes de esta bebida gracias a su contenido en vitamina A, C y, sobretodo, al resveratrol, un pigmento natural presente en la uva.
  • Vermut: es un vino aromatizado que se obtiene al mezclar vino blanco con ciertas hierbas aromáticas como la artemisa, y edulcorado con azúcares, caramelo y mostos de uva. Hablamos pues, de prácticamente las mismas propiedades nutricionales que el vino, al vermut se le han atribuido popularmente virtudes como tónico digestivo, de ahí que sea una bebida muy popular como aperitivo.
  • Ginebra: bebida de origen holandés que se obtiene al destilar un cereal, normalmente trigo o cebada y añadirle una segunda destilación con enebro, fresas… Bebida con una graduación alcohólica entre 40/47º. Esta bebida aporta sola unas 260 Kcal por 100 mililitros, aparte de alcohol que nutricionalmente no aporta nada, de ahí que sus Calorías se denominen “calorías vacías”. Un gintonic (ginebra con tónica) tiene unas 230 Kcal.
  • Ron: bebida de 40 º que se obtiene por un proceso de fermentación y destilación de caña de azúcar. Una copa de ron sola tiene unas 230 Kcal por 100 mililitros, siendo éstas calorías vacías, y acompañada de un refresco de cola unas 250 Kcal.

BEBIDAS NO ALCOHÓLICAS

En este grupo tendrían cabida bebidas tan dispares como la leche o las bebidas azucaradas, las bebidas energéticas y el agua:

  • Agua: la llamaría LA BEBIDA, puesto que es la base de nuestra vida, y lo curioso es que nutricionalmente no aporta ni Calorías ni ningún nutriente, salvo algunos minerales en cantidades muy pequeñas, entonces ¿dónde están sus beneficios? Pues básicamente en que nuestro cuerpo es agua en un 50/60%, todas las reacciones químicas que en él se producen requieren de agua. Sin agua no podríamos vivir, así que bebe agua amigo 😉
  • Leche: bebida compuesta por agua, grasa e hidratos de carbono, además de un importante aporte de minerales fundamentales para un buen desarrollo óseo como son el fósforo, calcio, magnesio y zinc, además de vitaminas A, D y del grupo B, podemos hablar por su composición de un verdadero alimento. Un vaso de leche entera, aquella que presenta todo su contenido en grasa, tiene unas 160 Calorías, un vaso de leche semidesnatada tiene unas 120 Calorías y la leche desnatada unas 80 Calorías.
  • Bebidas azucaradas: aquí estaría los conocidos comúnmente como refrescos, los hay de cola, de naranja, de limón…ya sabéis de que os hablo, estas bebidas se componen básicamente de azúcar y mucha azúcar. ¿Tanta? Si, y más…una lata de un “refresco de cola” tienen entre 8 y 9 cucharadas de azúcar y nada más. Así que cuidado con abusar de ellas. Aportando casi 150 Calorías por lata.
  • Zumos y jugos: los de verdad se hacen con fruta exprimida, aportan las propiedades de la fruta a nuestra dieta, pero los de “mentira”, esos que se obtienen a partir de extractos, aportan casi lo mismo que las bebidas azucaradas, por lo que estos nunca podrán sustituir a una buena naranja o una manzana.

Después de leer esto seguro que veremos las bebidas de otra manera, y es que un sabio dijo una vez: “es tan importante el bebercio como el comercio”. Y qué gran verdad 😉

Rogelio, lector y socio de eldiario.es, nos ha escrito recientemente para comentarnos una noticia de hace una semana titulada Comer de menú: diez alimentos que debemos evitar a toda costa. En ella se hacía mención tanto a la cerveza como al vino con gaseosa -el tradicional tinto de verano-, dos clásicos líquidos del verano y sobre todo de las comidas de menú laboral, como productos de los que no conviene ni usar ni abusar.

Rogelio nos confiesa en un largo texto que está de acuerdo con muchos de los comentarios del artículo -que se le antoja «tremendista y para ganar visitas»- donde diversos lectores decían que vetar la gaseosa es una exageración, o que una cerveza a la hora de comer hace menos daño que muchas de las otras sustancias que indicábamos como poco recomendables y de las que, en efecto, solemos abusar tanto o más.

Aún así, Rogelio opina que el tinto de verano es más sano y engorda menos que la cerveza, a causa de que está diluido en gaseosa y por lo tanto tiene menos grado alcohólico. Nos pide finalmente que aclaremos si está en lo cierto o, por el contrario, la cerveza es más recomendable y engorda menos.

Para empezar, solo podemos reiterarle a Rogelio lo que ya dijimos en el citado artículo, y es que tanto la cerveza como el vino con gaseosa o cualquier otro refresco dulce, son muy poco recomendables como acompañamiento habitual de las comidas, e incluso como bebida ocasional. Es cierto que las patatas fritas en abundancia, la fritanga, las comidas con salsas, etc., tampoco son un manantial de salud, pero una cosa no quita la otra: no hacen a estas bebidas menos insanas. A partir de ahí, cada una y uno es libre de tomarlas en las cantidades que le apetezca, pero la realidad es la que es.

Descubrí mi nuevo vicio #Tintodeverano y también que amo Barcelona. pic.twitter.com/oKkVIIaIOB

— Wendy de Heredia (@Vane_nicha) 7 de agosto de 2017

¿Tinto de verano o cerveza?

Otro tema es que nos queramos entretener midiendo las calorías de uno u otro brebaje para dilucidar cuál es el campeón de la insania y los kilos de más. Puestos a hacerlo, antes que nada destacar que no solo deberemos contar las calorías de cada uno, sino también el volumen de cada uno que consumimos.

No podemos decir que para nosotros es más sana la cerveza si, por ejemplo, solemos tomarnos dos copas con el menú, pero nos comparamos con otro compañero o compañera que solo toma un vaso normal de tinto de verano. Al revés, si tomamos varios vasos o copas de tinto de verano, o un vaso «tipo katxarro», no podremos defender que nos sienta mejor que la cerveza. Así que deberemos comparar para iguales cantidades, pongamos los 125 mililitros que puede contener una copa de vino.

Empecemos por el tinto de verano: no es lo mismo un tinto con gaseosa endulzada a base de sacarosa -como las bebidas dulces- que otra con edulcorantes artificiales que no aportan calorías, tal como nos comentaba un lector en el «polémico» artículo sobre la dieta de menú. En el caso de la gaseosa con sacarosa o de que usemos Sprite o limonada para el tinto de verano, nuestro índice glucémico saltará por los aires y también lo hará el aumento de calorías vacías, que no alimentan y van a parar a los pliegues de grasa de tripa y cartucheras.

A la hora de comparar bebidas y calorías, el tamaño sí importa. Foto:

De nada servirá que el grado de alcohol de un tinto de verano esté rebajado hasta cerca del 5-6% en volumen que tiene una cerveza pilsener normal, como la Mahou, la Estrella Dorada, la Estrella Galicia o tantas otras, porque el azúcar compensará la reducción de calorías del alcohol. Hay que tener en cuenta además que el vino de por sí tiene mayor poder calórico que la cerveza al concentrar más grado, y aproximadamente se mide a una kilocaloría por mililitro. Así que una copa de 125 mililitros de vino vienen a tener unas 110 kilocalorías.

Si sustituimos la mitad por gaseosa con edulcorantes, sí conseguiremos rebajar este poder calórico a la mitad si mezclamos a partes iguales. De este modo, la copa contendría aproximadamente unas 55 kilocalorías, siempre y cuando no hubiera presencia de azúcares, como hemos comentado, en cuyo caso se podrían elevar las calorías más allá de las 125 kilocalorías.

Respecto a la cerveza, su poder calórico puede provenir por su cantidad de alcohol y también por los hidratos de carbono que contenga, si tiene, cosa que no suele suceder en las de tipo pilsener, las más comunes y consumidas. Pero tiene menos calorías por unidad que el vino, debido a que su grado es menor. Una jarra de 250 mililitros contiene 88 kilocalorías; una lata de 330 mililitros asciende a 117 kilocalorías. En igualdad de condiciones volumétricas con el tinto de verano, una copa de 125 mililitros tendría 44 kilocalorías, 11 menos que el tinto con gaseosa a base de edulcorantes.

DINOS QUÉ TEMAS TE INTERESAN

En ConsumoClaro estamos centrados en informarte de aquello que te interesa y, por tanto, queremos abrir un canal para que puedas comunicarte con nosotros y orientarnos sobre tus preferencias. Si quieres que investiguemos o hablemos de algún tema en especial, puedes escribirnos a [email protected]

Esta semana, leyendo noticias sobre la cerveza sin alcohol he encontrado una propuesta interesante por parte de las grandes cerveceras. Parece ser que a nivel de marketing se están planteando posicionar la cerveza sin alcohol, además de como rival frente a las cervezas convencionales, como un refresco saludable.

Y me ha hecho preguntarme. ¿Tiene sentido? Por eso hoy hablamos de…

Cerveza sin alcohol Vs Refresco de cola.

Actualización: 20 de agosto de 2018: (Si está buscando una cerveza sin alcohol para sustituir a los refrescos, hemos encontrado la candidata ideal se trata de la cerveza sin alcohol Bitburger 0,0, una cerveza sin alcohol alemana muy dulce (para ser una cerveza) que será la transición perfecta para reducir el consumo de bebidas edulcoradas. Su única pega es lógicamente que es significativamente más cara que los refrescos a base de edulcorantes. Aquí dispone de su nota de cata completa, si no le satisface o necesita que le orientemos en otras cervezas envíenos su consulta siguiendo el siguiente enlace)

Artículo original: El planteamiento es novedoso. En España se percibe a la cerveza sin alcohol únicamente como un sustituto para la cerveza convencional cuando no es posible consumir dicho producto. De hecho, como ya hemos visto, la cerveza sin alcohol nació de la mano de cervezas Ambar como consecuencia de una propuesta del sector médico.

Sin embargo todos sabemos que cuando uno acude a tomar un refresco se encuentra básicamente con 2 opciones: O bien un producto con azúcar diluido hasta puntos verdaderamente sorprendentes, o bien agua con edulcorantes químicos para aburrir y carbónico.

Ninguna de las dos propuestas parecen demasiado sanas.

¿Y si pensamos en la cerveza sin alcohol como un sustituto para los refrescos?.

A priori parece una idea excelente, pero para estar seguros hemos hecho una comparativa entre los valores nutricionales de una Cocacola normal, una Cocacola zero, la cerveza Ambar 0,0 y la cerveza Warsteiner 0,0.

Las cervezas elegidas han sido la primera cerveza 0,0 que hubo en el mercado (Ambar 0,0) a fin de reconocerles el mérito y mi cerveza 0,0 preferida. Por casualidad la selección es bastante buena porque Ambar se sitúa en las cervezas 0,0 de corte más innovador (con más I+D detrás, por ejemplo incorpora fibra para favorecer el tracto digestivo) y Warsteiner dentro de la línea tradicional de la ley de pureza alemana.

Además de la notoria reducción de contenido calórico entre la Coca Cola normal y las cervezas 0,0 nos damos cuenta de que sus hidratos de carbono son mucho más sanos. Mientras que la Coca Cola contiene exclusivamente azucares, que, dentro de los hidratos de carbono, son de los menos sanos que hay, en la cerveza sin alcohol encontramos que tan solo entre un 25% y un 60% de los hidratos de carbono son azúcares.

Sorprende descubrir que cerveza 0,0 Warsteiner a pesar de tener un mayor contenido calórico que la Ambar 0,0 contiene una menor cantidad de azucares, son calorías más sanas.

Si miramos la información nutricional de la Coca Cola Zero, parece que es únicamente agua… muy sana… pero no sería justo acabar este análisis sin echar un vistazo a los ingredientes de cada una de las bebidas:

Ingredientes Coca Cola: Agua carbonatada, azúcar, colorante E150d, acidulante E338 y aromas naturales (incluyendo cafeína)

Ingredientes Coca Cola Zero: Agua carbonatada, Colorante E150d, Edulcorantes: E-952, E-950 y aspartamo, acidulante E-338, aromas naturales (incluyendo cafeína) y corrector de acidez E331, contiene una fuente de fenilalanina.

Ingredientes Ambar 0,0: Agua, malta de cebada, arroz, lúpulo, isomaltulosa (fuente de glucosa y fructosa), fibra alimentaria y aromas.

Ingredientes Warsteiner 0,0: Agua, malta de cebada, lúpulo y extracto de lúpulo.

Lo más notable es la bomba química que supone la Coca Cola Zero. Hemos realizado una búsqueda de los aditivos en la web aditivos-alimentarios.com (tenéis los enlaces) y hemos encontrado que los dos aditivos de la Coca Cola normal tienen una toxicidad media mientras que los 3 edulcorantes de la Coca Cola Zero tienen una toxicidad alta, dos de ellos relacionada con el desarrollo de cánceres y en el caso del E952 estando prohibido en EEUU, Venezuela, Chile y México. La verdad: asusta.

Nos ha sorprendido encontrar entre los ingredientes de la cerveza Ambar la isomaltulosa. Así que hemos buscado de qué se trata: es un disacárido que se encuentra de forma natural en la caña de azúcar y en la miel de abejas. Contiene el mismo contenido calórico que el azúcar pero no aumenta los niveles de azúcar en sangre o los de insulina debido a que presenta una baja velocidad de absorción.

Parece ser que es un azúcar “de los sanos” pero no nos ha hecho mucha ilusión encontrarlo, la verdad.

Por su parte los ingredientes de la Warsteiner 0,0 parecen los más naturales de todos. La única duda que podríamos tener es el extracto de lúpulo. Por si no lo conocéis, en la fabricación de la cerveza se emplea o bien lúpulo fresco (las menos veces), lúpulo deshidratado (lo normal) y quizás un añadido de extracto de lúpulo (casi todas las fábricas lo hacen porque el lúpulo fresco o seco es una flor y ocupa muchísimo espacio, el extracto de lúpulo es mucho más manejable en producciones industriales).

Curioso (¿o no?) que con los ingredientes más naturales se obtenga (en mi opinión) el producto más sabroso.

Hasta aquí tenéis la comparativa entre las opciones que tenemos. Entonces… ¿Le damos una oportunidad a la cerveza sin alcohol como sustituto a los refrescos? Si sois de la opinión de que el problema es que “no existe ninguna cerveza sin alcohol que sepa a cerveza”, id cambiando el chip.

Ha habido mucho desarrollo en los últimos años entorno a la cerveza sin alcohol y hoy en día hay muchas opciones de cerveza sin alcohol o cerveza 0,0 muy buenas. Si tenéis dudas: revisar nuestras notas de cata, nuestra tienda online o… ¡Consultadnos!.

TRIVIA: las 5 bebidas alcohólicas con menos calorías

Si no te resistes las ganas de tomar, prueba con estas combinaciones y tips para consumir menos calorías

Redacción Moi – 29 diciembre, 2016 Compartir

¿A quién no le gusta echarse una copita de vez en cuando y más para celebrar? Si estás en mood festivo (o no) y quieres brindar sin darle un golpe bajo a tu dieta, te conviene revisar la siguiente lista, en la que encontrarás cuáles son las bebidas alcohólicas con menos calorías.

  1. Copa de vino
  2. Cerveza light
  3. Vodka
  4. Whiskey
  5. Tequila

Pero recuerda que no es tan fácil solo medir calorías, hay más…

Tabla de bebidas alcohólicas con calorías

Recuerda que al mezclarlo con bebidas que tienen azúcar el alcohol va a entrar más rápido a la sangre y el efecto será evidente en menor tiempo así que cuida con qué lo combinas.

Si te conoces y eres de los que les gusta tomar más de una copita o shot, alterna con un vaso de agua y pon un límite de tiempo para cada trago. Si te la terminas antes de tiempo tendrás que esperar para servirte una segunda ronda.

Como puedes darte cuenta, el tequila es una de las bebidas con menor cantidad de calorías y como nos interesa cuidarte (y consentirte) tenemos una sorpresa para ti.

Aprovechando que febrero es el mes en el que celebramos a nuestros amigos y personas especiales en la vida, nada como Tequila Hornitos para estar a tu lado agradeciendo por todas las buenas amistades que hoy nos acompañan.

Moi y Tequila hornitos te regalan un kit con 3 botellas con diferentes expresiones.

El sabor único de Tequila Hornitos se obtiene gracias a su tradicional proceso de elaboración. A diferencia de otras destilerías, en Casa Sauza se separa el jugo de las piñas de agave con la suave extracción antes de su cocción para aprovechar al máximo los azúcares, pero sobre todo para conservar el característico aroma y sabor del agave fresco en todos sus tequilas (con sus 3 diferentes expresiones): Hornitos Reposado, Hornitos Plata y Hornitos Black Barrel.

Tequila Hornitos, sigue manteniéndose como uno de los Tequilas más importantes de nuestro país y de todo el mundo, ofreciendo al consumidor una gran variedad de opciones para disfrutar de productos con calidad, tradición e historia, “Hornitos, No es cualquier tequila”.

#NoEsCualquierCelebracion.

Si quieres que un KIT de Tequila Hornitos sea para ti, envía las respuestas de las siguientes preguntas al correo: [email protected]

Recuerda escribir tu nombre completo en el cuerpo del mensaje. Si resultas ganador, te notificaremos vía correo electrónico y tendrás hasta el jueves 15 de febrero de 2018 para recoger tu kit.

1.- ¿Cuántos meses de añejamiento en barrica permanece Black Barrel?

2. Menciona tres alimentos que debes incluir en tu dieta si deseas sentirte más sexy.

3. Menciona tres razones por las que debemos probar el jengibre (encuentra la respuesta en tu revista Moi Febrero)

Mayor información en: www.hornitos.com.mx. PROMOCIÓN VALIDA SÓLO PARA MAYORES DE 18 AÑOS. EVITA EL EXCESO. APLICAN RESTRICCIONES.www.alcoholinformate.org.mx

LOS GASTOS DE RECOLECTA DE PREMIO DE LOS GANADORES CORREN POR SU CUENTA. APLICAN RESTRICCIONES.

¿Cuáles son las bebidas alcohólicas con menos calorías?

Las bebidas alcohólicas pueden sumar 100 calorías por día, alrededor de 4,5 kilos por año Con la llegada de las fiestas se multiplican les encuentros y con ellos los brindis, pero ¿cuántas calorías ganamos cada vez que tomamos una copa? Mariana Israel SEGUIR Comentar (0) Me gusta Compartir E-mail Twitter Facebook WhatsApp Guardar 19 de diciembre de 2016 • 19:11

Alcohol y dieta no son palabras que vayamos a encontrar juntas con mucha frecuencia, y con razón. Se estima que las bebidas alcohólicas nos suman unas 100 calorías por día, que se traducen a 4,5 kilos por año.

Pero no todas las opciones aportan las mismas calorías, ni tienen las mismas propiedades.

Cómo calcular las calorías

“El valor calórico de una bebida alcohólica depende directamente de su grado de alcohol”, explica la Licenciada en Nutrición Mariana Acebal, del Centro Terapéutico Dr. Máximo Ravenna .

El alcohol aporta 7 calorías por gramo. Para quienes quieran hacer la cuenta, la experta brinda los siguientes datos:

1. El alcohol se encuentra en distintos porcentajes en cada tipo de bebida: del 0,9 al 5% en cervezas, del 10 al 12% en vinos naturales y del 40 al 50% en licores destilados.

2. El alcohol posee una densidad de 0,8. Esto significa que 1 centímetro cúbico pesa 0,8 gramos.

3. Para conocer la cantidad consumida de alcohol en gramos, hay que aplicar esta fórmula: (grado alcohólico de la bebida x 0,8 x volumen ingerido en cl) / 10 = gramos de alcohol consumidos. Por ejemplo, si bebimos 1/4 litro de vino (25 cl) de 11 grados: (11 x 0,8 x 25) / 10 = 22 g de alcohol puro, es decir, 154 calorías.

De menor a mayor

Más allá de la fórmula, existen estimaciones de cuántas calorías nos aportan las bebidas alcohólicas, en general. De acuerdo con datos del Dr. Cormillot, de menor a mayor nos encontramos con:

Cervezas:

1) rubia: 140 calorías en una lata

2) negra: 182 calorías por lata

Sidra:

Una copa: 70 calorías.

Champañas:

Son preferibles las versiones secas. Cuanto más dulces, más calorías tienen.

1) Extra brut: 99 cal por copa

2) Demi sec: 107 cal/copa

3) Dulce: 150 cal/copa

Gin tonic:

Un vaso alto: 115 calorías

Vinos:

Una copa de blanco o tinto: 120 calorías.

Licor:

Una sola medida: 125 calorías

Fernet:

Un vaso alto con cola: 280 calorías

Daiquiri:

Un vaso alto: 300 calorías

Algunas propiedades, para tener en cuenta al elegir

  • Así como no tienen la misma cantidad de calorías, las bebidas alcohólicas tampoco ejercen el mismo efecto sobre el organismo.
  • El vino tinto, por ejemplo, contiene un antioxidante llamado resveratrol, que protege de las enfermedades cardiovasculares, y contribuiría a mantener una memoria saludable, a regular el nivel de azúcar en la sangre y a bajar el colesterol “malo” (LDL).
  • La champaña tendría los mismos beneficios que el vino tinto, de acuerdo con un estudio del 2009, publicado en el British Journal of Nutrition.
  • En cuanto al vino blanco, en un experimento realizado el año pasado, se notaron mejorías en la salud cardiovascular y el metabolismo de personas que bebían vino (en general), con moderación. Sin embargo, los beneficios serían mayores al tratarse de la versión tinta.
  • La cerveza también trae algunas ventajas según un estudio reciente de la Universidad Estatal de Pennsylvania. En 80 mil personas encontró que consumir alrededor de una pinta (470 ml) por día reducía el riesgo de sufrir un ataque cerebral o desarrollar una enfermedad cardiovascular.
  • “Numerosos estudios sugieren que el consumo moderado y habitual de alcohol reduce el riesgo de enfermedad isquémica del corazón en hombres y mujeres. Sin embargo, frente a este efecto favorable, el consumo no moderado de alcohol también aumenta el riesgo de obesidad, hipertensión arterial, triglicéricos altos, enfermedades hepáticas, pancreatitis, gastritis, cáncer orofaríngeo, de esófago y de estómago”, avisa la Lic. Acebal. Como con todo, conviene no excederse.

Por: Mariana Israel ¿Te gustó esta nota?

  • 1 de 6

    Calorías ‘vacías’, calorías prohibidas

    Las bebidas alcohólicas tienen unos niveles energéticos muy altos. El alcohol que pueden beber los seres humanos es el etanol y, por cada gramo de esta sustancia, se obtienen 7 calorías. Todas las bebidas alcohólicas llevan disuelto este químico que aparece por procesos previos de fermentación o de destilación. Sin embargo, la proporción de alcohol en cada una de estas bebidas varía y se expresa con un porcentaje que se conoce como graduación alcohólica.

    Las calorías del alcohol no son como las del resto de alimentos. Normalmente, las calorías proceden de nutrientes que cumplen funciones importantes en nuestro cuerpo. Las proteínas, los hidratos de carbono o las grasas, son los principales macronutrientes. En el caso del alcohol, esta energía no procede de ningún nutriente en particular. Por esta razón, siempre se ha dicho que las calorías del alcohol son «vacías». No aportan nada al cuerpo.

    El abuso de alcohol supone un grave peligro para la salud y mata a más de 3 millones de personas al año, según datos de la Organización Mundial Salud (OMS).

  • 2 de 6

    El vermú

    El vermú es una de esas bebidas que tomaban los abuelos mientras echaban una partida de dominó. Sin embargo, esta bebida ha regresado en los últimos años a los aperitivos más selectos y los jóvenes se están animando a probarla. Al tratarse de una bebida de tarde, muchos consumidores han encontrado en este vino macerado con hierbas una alternativa menos calórica a la ginebra con tónica.

    En concreto, el vermú contiene 130 calorías por cada 100 mililitros. El vaso típico para esta bebida es uno que tiene una capacidad de 220 mililitros, sin embargo, hay que tener en cuenta que, en su interior, se suele introducir un cubito de hielo y una aceituna.

  • 3 de 6

    El vino

    El vino español es uno de los productos más conocidos en el mundo entero. La Rioja y la ribera del Duero son las dos denominaciones de origen más conocidas en nuestro país. Las dos principales variantes del vino son el tinto y el blanco. Ambos tienen un contenido energético similar: entre 85 y 82 calorías. La diferencia es escasa, pero es el vino blanco el que menos calorías tiene.

    El vino se puede tomar en cualquier ocasión: como aperitivo, como maridaje de comidas y cenas, o solo. A partir del vino se elaboran otros combinados muy famosos en España como son la sangría y el tinto de verano. En estos últimos caso, el nivel de azúcares se incrementa y, en consecuencia, da lugar a una bebida más calórica.

  • 4 de 6

    El cava

    El cava es también vino, pero espumoso. En su realización, pasa por dos fermentaciones y, en la segunda de ellas, se añade azúcar para que se transforme en etanol y, de esta manera, aumente la graduación alcohólica. Las calorías del cava se cifran en 75 por cada 100 mililitros, sin embargo, podrían variar en función de azúcar que contenga cada cava específicamente.

    Los cavas brut son los que menos calorías tienen porque contienen menos azúcar. En este sentido, los dulces serían los más calóricos. En España, el consumo del cava está muy asociado a las navidades o a las celebraciones, pero también se trata de un buen caldo de acompañamiento en las comidas.

  • 5 de 6

    La sidra

    Esta bebida típica de Asturias es una de las menos calóricas que existen. En concreto, la sidra contiene 49 calorías por cada 100 mililitros. Se elabora a partir de la fermentación de manzanas y el resultado es una bebida amarilla y con burbujas. Los locales de sidra y de comida asturiana también han ganado popularidad en los últimos años en ciudades como Madrid.

    Se trata de una bebida que puede llegar a maridar con diferentes tipos de comidas. Sin embargo, el consumo habitual de esta bebida se realiza en los bares donde también se puede observar cómo se escancia.

  • 6 de 6

    La cerveza

    Se trata de una de las bebidas alcohólicas favoritas de los españoles, pero también es la menos calórica que existe. La cerveza tiene unas 43 calorías por cada 100 mililitros. De color dorado, en su mayoría, y con una espuma y unas burbujas características, esta bebida se elabora mediante la fermentación de cereales como el trigo, la malta o el lúpulo. Siempre ha estado de moda, pero, en los últimos años, ha aumentado la popularidad de las artesanales.

    A pesar de las pocas calorías que contiene, la cerveza es una bebida que se bebe en mayores cantidades que otras. Las típicas jarras alemanas o las pintas inglesas son el ejemplo de que esta bebida siempre se ha consumido en vasos grandes. Es decir, la razón de muchas barrigas redondas no es la cerveza en sí, sino la falta de voluntad del bebedor para controlar las dosis.

Contenido de calorías de las bebidas alcohólicas y no alcohólicas

Contenido calórico de las bebídas alcohólicas

Las bebidas alcohólicas forman parte de las fiestas y celebraciones. Pero el alcohol no sólo tiene un efecto tóxico en el organismo sino que aporta una serie de calorías a tener en cuenta, sobre todo si queremos mantener la línea.

1. ¿Cómo se comporta el alcohol en el organismo?

El alcohol se absorbe rápidamente por la mucosa gastrointestinal. La absorción comienza mayoritariamente a nivel de la mucosa gástrica, donde se absorbe entre el 20 y el 30% del alcohol ingerido.

El resto se absorbe prácticamente en su totalidad en el intestino delgado, fundamentalmente en duodeno y yeyuno. De aquí pasa al torrente sanguíneo por simple difusión pasiva.

La concentración de alcohol en sangre aumenta rápidamente tras la absorción, alcanzándose en esta los niveles máximos entre los 20 y los 120 minutos.

Entre el 80 y el 95% de alcohol se metaboliza en el hígado y el resto lo hace otros tejidos o es eliminado sin transformar a través del pulmón y los riñones.

2. ¿Cuáles son los síntomas de la ingesta de alcohol?

En el proceso metabólico del alcohol se produce una disminución de los niveles de glucosa en sangre. Esta circunstancia deben tenerla en cuenta especialmente las personas que padecen diabetes.

La disminución de glucosa produce síntomas como cansancio, mareo, temblores, visión borrosa e incluso pérdida de consciencia si las cantidades de alcohol son elevadas.

Sus efectos sobre el sistema nervioso producen liberación de inhibiciones, dificultad para hablar y andar, conducta agresiva, y a partir de 200 mg de alcohol por cada 100 cc de sangre se llega a la borrachera, con periodos de sueño, mareos, vértigos, confusión y delirio.

Si se sobrepasan los 350-500 mg/100cc., se produce coma etílico y muerte por parálisis de los centros respiratorios cerebrales.

3. ¿Cuánto alcohol tienen las bebidas alcohólicas?

El contenido de alcohol etílico de las diversas bebidas fermentadas y destiladas es muy variable. Un grado corresponde a 1 ml de alcohol por cada 100 ml de la bebida, siendo 1 ml de alcohol equivalente a 0.9 gr de alcohol.

Bebidas alcohólicas: grados y ml. de alcohol por l.
Bebida Grados ml. de alcohol por l.
Cerveza, sidra 4-8º 40-80
Vino corriente 12-15º 120-150
Vinos quinados y vermouth 15-18º 150-180
Vinos olorosos 20-28º 200-280
Anís, ron, coñac, vodka 40-45º 400-450
Alcohol Melisa, ginebra 50º 500
.

Esta tabla recoge los grados aproximados para las diferentes bebidas alcohólicas, pero se puede calcular con exactitud los gramos de alcohol para cualquier bebida de la que conozcamos sus grados.

Para calcular la cantidad de gramos de alcohol de cualquier bebida se utiliza la siguiente fórmula:

Gramos de alcohol = (Graduación x ml x 0.97)/100

4. ¿Cuántas calorías tienen las bebidas alcohólicas?

El alcohol tiene un valor calórico alto, de 7 calorías por gramo. Este valor se aproxima al de las grasas, que contienen 9 calorías por gramo, frente a las proteínas y los hidratos de carbono que aportan 4 calorías por gramo.

Pero además, estas calorías no aportan prácticamente ningún nutriente (proteínas, carbohidratos, ni grasas) por lo que se denominan «calorías vacías».

Por ello el alcohol no alimenta, pero engorda. Las personas que realizan un régimen de adelgazamiento deben tenerlo en cuenta porque, por ejemplo, dos copas de 100 ml. de whisky aportan alrededor de 500 calorías (una cuarta parte en régimen de 2000 calorías).

A continuación se expone una lista de bebidas alcohólicas, cada una de ellas con sus correspondientes calorías.

Bebidas alcohólicas: calorías
Bebida Cantidad Calorías
Aguardiente 100 ml 222
Anís 100 ml 297
Coñac 100 ml 243
Cerveza 100 ml 45 (botellín de 1/5 =90 cal)
Crema de menta 100 ml 372
Champagne o cava 100 ml 65
Ginebra 100 ml 244
Licor melocotón 100 ml 320
Licor benedictine 100 ml 345
Licor curaçao 100 ml 270
Licor de café 100 ml 336
Licores dulces 100 ml 383
Ron 100 ml 244
Sidra 100 ml 42
Vermut 100 ml 132
Vermut dulce 100 ml 160
Vino de Madeira 100 ml 105
Vino dulce (Málaga, Oporto, etc.) 100 ml 157
Vino moscatel 100 ml 158
Vino blanco 100 ml 85
Vino rosado 100 ml 74
Vino tinto 100 ml 65
Vino fino (Jerez, manzanilla, etc.) 100 ml 124
Vodka 100 ml 121
Whisky escocés 100 ml 244
.

5. Y… ¿cuántas calorías tienen las bebidas no alcohólicas?

Las bebidas no alcohólicas carecen de las calorías que aporta el alcohol. Su contenido calórico depende fundamentalmente del contenido de azúcares (hidratos de carbono).

Bebidas no alcohólicas: calorías Bebida Cantidad Calorías Agua 100 ml 0 Gaseosa ligth 100 ml 1 Café 100 ml 2 Cerveza sin alcohol 100 ml 15-20 (Botellín de 1/5 = 30-40 cal) Soda 100 ml 0 Sifón 100 ml 0 Té 100 ml 2 Refresco cola 100 ml 42 Refresco naranja o limón 100 ml 52 Zumos 100 ml Muy variable según la marca.

6. Tabla de equivalencias en mililitros

  • Un vaso de los de agua = 200 ml.
  • Un vaso de los de vino = 100 ml.
  • Una lata = 350 ml.
  • Un botellín de 1/5 de refresco o cerveza = 200 ml.
  • Un botellín de 1/3 de refresco o cerveza = 330 ml.
  • Una copa = la cantidad depende del tipo de copa y bebida, generalmente va de 35 a 70 ml.

¿Sabes cuántas calorías tienen las bebidas alcohólicas?

Tras la llegada del nuevo año muchos hacen un mea culpa por los excesos de comida, derivados en los kilos de más.

Sin embargo, los alimentos no son los únicos protagonistas del sobrepeso. El alcohol también juega un rol fundamental.

Las calorías del alcohol se califican como «calorías vacías», es decir, sin valor nutricional. Consumir alcohol reduce la cantidad de grasa que el cuerpo quema para obtener energía.

Casi 400 hamburguesas al año

Uno de las bebidas más comunes y universales, la cerveza, puede ser engañadora. Una lata de 330 ml de cerveza contiene unas 142 calorías, es decir, media hamburguesa. Pero consumir dos cervezas al día equivaldría a comerse unas 370 hamburguesas al año.

Entre los más calóricos está el ron. 50 ml de ron equivale a unas 120 calorías. Si a eso le sumamos 250ml de bebida cola, la reconocida «roncola» o Cuba Libre asciende a unas 225 calorías.

Y entre las bebidas alcohólicas más «light», es decir, que menos calorías aportan son el vino o los espumantes –champaña, prosecco o cava- cuya copa de 175 ml equivale a unas 133 calorías.

Sin embargo, tomar una botella de vino equivale a comerse más de tres hamburguesas.

El problema es que no mucha gente es consciente de su ingesta de calorías cada vez que se va de copas.

No te pierdas este video donde le pedimos a periodistas de la BBC que ordenaran cuatro opciones -ron con cola, vino tinto, cerveza y papas fritas- de mayor a menor según su cantidad de calorías.

Fuente: Servicio Nacional de Salud de Reino Unido (NHS)

Las calorías del alcohol: ¿qué bebidas engordan más?

Cerveza, sangría, cócteles, vino… Durante las vacaciones de Navidad y entre tanta celebración, más de uno se pasará alguna noche con la bebida, y eso no solo puede provocarte alguna dolorosa resaca, sino que también puede afectar a tu bienestar físico.
Seguro que has escuchado más de una vez que el alcohol engorda mucho pero, ¿por qué? ¿Y qué tipo de bebidas engordan más? ¿Es más calórico alguno de estos cócteles que una copa? En este listado descubrirás las calorías del alcohol.

Tu navegador no puede mostrar este vídeo

​Las bebidas alcohólicas se obtienen bien por fermentación de los azúcares naturales de zumos de frutas o cereales, o bien por destilación de estas mismas bebidas fermentadas. Todas contienen, como bien sabes, alcohol y azúcares, por lo que son muy energéticas, es decir, muy calóricas. Si tenemos en cuenta que 1 gramo de alcohol es equivalente 7 Kcal y que 1 gramo de glúcidos es igual 4 Kcal, seguro que puedes ir imaginando a lo que puede ascender una noche de excesos…
Para saber el contenido de alcohol de una bebida, hay que disponer del grado y del volumen del vaso:

  • Cantidad de alcohol en gramos = (grado de alcohol x 0,8 x volumen en centilitros)/10.

Obviamente, a nadie se le puede pedir que no beba aunque sea muy calórico, ya que todo en su justa medida no tiene por qué ser malo para el organismo. Si sigues estas pautas de alimentación saludable y bebes una copa de vez en cuando, no hay motivo para alarmarse.

Respecto al azúcar, aunque no aparezca indicado en la etiqueta, es fácilmente detectable por el sabor de la bebida: su presencia se nota porque el sabor del producto es azucarado. Así, la palma energética se la llevan los cócteles, que combinan alcohol fuerte con zumo de frutas y sodas muy azucaradas. Por no hablar de otros que, directamente contienen azúcar en su receta (como los mojitos).

© iStock

¿Qué es eso de las calorías vacías?

Las bebidas alcohólicas no solo aportan muchas calorías al organismo, sino que las que aportan no se utilizan para el esfuerzo físico, ni para la reflexión, ni para el mantenimiento de la temperatura corporal. A esto se le conoce como calorías vacías, término que tantas veces se ha asociado al alcohol. Es por eso por lo que sus calorías no se pueden equiparar a las que pueden tener los alimentos. El alcohol, además, ayuda a deshinibirnos también en el consumo de otros alimentos más calóricos: ya se sabe, cuando bajamos las defensas somos más vulnerables a arrasar con la nevera… Ten a mano alguno de estos alimentos en caso de que vayas a beber algún día algo más de la cuenta.

Descubre: Perfectos y deliciosos: 50 alimentos bajos en calorías

© Unsplash

​En cualquier caso, hay que destacar que al contrario de las proteínas, los lípidos, los glúcidos, las vitaminas y los minerales, el alcohol no es biológicamente indispensable para el organismo: podemos vivir sin él. Y más allá de que engorde más o menos, puede acarrear problemas más serios que un par de kilos de más. Consumido en exceso, favorece numerosos problemas de salud (cirrosis hepática, problemas nerviosos y psiquiátricos, afecciones cardiacas…), plantea problemas sociales (accidentes de circulación o laborales) y, en mujeres embarazadas, perjudica gravemente el desarrollo del feto.
También se ha dicho en más de una ocasión que una copa de vino al día es buena para el corazón, y efectivamente, en su justa medida el vino tiene ese beneficio, pero solo en consumos débiles, inferiores a dos vasos de vino al día.

En resumen… ¿Cuántas calorías tiene el alcohol?

Establezcamos ahora una tabla de recapitulación con algunas de las bebidas más comunes que existen…

Como decíamos antes, si bien no pasa nada por pasarse algún día más allá de un terrible malestar o dolor de cabeza, te recomendamos que al día siguiente te alimentes de forma saludable para compensar los excesos de la noche anterior…

Consejos de consumo

Si no te gusta el alcohol, no te fuerces: no sólo estarás cuidando tu salud, ¡sino también tu línea! En ese caso, opta por el agua (natural o con gas), zumos de verdura o fruta si azúcar y sodas light. Y descubre también otras bebidas que engordan para saber lo que debes evitar.

Si te gustan las bebidas alcohólicas, opta por las que tengan menos alcohol y azúcar, y consúmelas siempre con moderación. En la mesa, ten siempre un vaso de agua para calmar la sed (y ayudarte a estar hidratada para prevenir resacas) y reserva el vino para tomarlo por gusto. Si cuidas tu línea, no te olvides de tener en cuenta el aporte energético de las bebidas alcohólicas para calcular las calorías de todo el día.

Las calorías de las bebidas: ¡engordan sin que te des cuenta!
Los cócteles con menos calorías: ¿cuántas tiene un gin tonic?
21 alimentos saludables pero con muchas más calorías de las que te imaginas
Alimentos poco calóricos: aprende a identificarlos

Por ello, Casanueva también apuesta por incluir datos sobre el contenido en calorías y que, para ello, se empleen parámetros entendibles: “Mejor hablar de calorías en una lata, un vaso o un chupito que centímetros cúbicos, por ejemplo”.

Además del alegato científico de Fiona Sim, el debate sobre el etiquetado ha recalado esta semana en el Parlamento Europeo. Este miércoles los eurodiputados han adoptado una resolución que plantea “la urgente necesidad de mencionar claramente en el etiquetado el contenido calórico de las bebidas alcohólicas”, y pide a la Comisión “que presente la correspondiente propuesta legislativa”, de cara a que se incorpore a la nueva estrategia de la UE en materia de alcohol (2016-2022).

No es la primera vez que se intenta una medida similar. La presidencia sueca de turno de la Unión Europea en 2011 ya lo propuso y fracasó. Estados Unidos incorporará en el etiquetado las calorías a partir de diciembre de este año, aunque solo en las bebidas servidas en restaurantes. En Europa, Irlanda ha tomado la delantera y prepara una ley para obligar a las empresas a reflejar esta información en las botellas.

Fuentes de la Federación Española de Bebidas Espirituosas (FEBE) han indicado que prefieren no manifestarse sobre la idoneidad de incluir la información sobre el contenido de calorías hasta que se pronuncie la Comisión Europea. «Acataremos lo que decida, a día de hoy estamos cómodos con la situación actual», añaden desde la federación.

¿El ron engorda?

Chad McDermott – RF – Thinkstock

Supongo que más de una vez deben haber escuchado que las bebidas alcohólicas engordan. Es que estas aportan abundantes calorías (7 kcal por gramo de alcohol) con escaso valor nutritivo, es decir, no es nutritivo y el ron no es la excepción. Estimados: el ron engorda, alguien se los tenía que decir…

En general el alcohol reduce los ácidos grasos, provocando acumulación grasa, razón por la que se engorda cuando se toma alcohol.

El ron es una bebida alcohólica destilada a partir de la caña de azúcar, de la melaza o del jugo de caña de azúcar. Se produce a través de la fermentación y destilación.

Hace un tiempo vimos la cantidad de calorías de algunas bebidas alcohólicas y tragos. Si bien el ron no parecía en esas listas, les cuento que una copa de ron tiene 125 calorías, y convengamos que para ser una bebida no nutritiva son bastante calorías, y si a esas calorías le sumamos alguna otra de algún licuado de frutas o bebidas gaseosas, entonces las calorías pueden subir bastante.

Así que si están haciendo dieta lo mejor es evitar este tipo de bebidas alcohólicas con ‘calorías vacías’.

CIUDAD DE MÉXICO, 10 de julio.-Lo primero que nos dice el nutriólogo cuando nos ponemos a dieta es que debemos dejar de tomar… El alcohol tiene muchas calorías innecesarias para nuestra vida.

Es normal dejar las bebidas alcohólicas cuando comienzas una dieta. “No hay ninguna razón por la que las calorías del alcohol merezcan un tratamiento diferente de las comidas,” dice Fiona Sim, presidenta de la Royal Society for Public Health de Inglaterra.

La cantidad de energía que aporta cada gramo de alcohol, supone 7 kilocalorías, lo que es equivalente a una hamburguesa tipo Big Mac. Por esta razón, te dejamos una lista de los seis tipos de bebidas que más calorías contienen.

  • Ron: Igual sucede con este destilado, como suelen tomarse en combinación, un vaso deron llega a contener 200 calorías.
  • Gin: Un vas de 50 ml. con bebida tónica de 200 ml. suma 190 kilocalorías. Pero, todo depende cuántos vasos tomas durante la noche.
  • Cerveza: Este tipo de bebida ya es común tomarla hasta de día, pero muchos nutricionistas aseguran que es de las que más calorías aporta. Una cerveza normal contiene 148 calorías.
  • Whisky: Uno de los destilados favoritos de muchos hombres, al mezclarlo con hielo llega a contener 122 kilocalorías.
  • Vodka: Aunque es la bebida alcohólica que menos engorda, está calificada dentro de la lista. Un vaso de Vodka combinado con una bebida tónica equivale a 95 calorías.

El consumo excesivo del alcohol puede producir adicción o enfermedades hepáticas. Los expertos recomiendan si va tomarse unos tragos, cambie por algún espumante o una copa de vino tinto.

¿Cuánto lo engorda el trago que más le gusta?

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

Malas noticias: si está viendo que los pantalones le quedan cada vez más apretados, es posible que esto se relacione con el trago. Pero no se asuste, no tiene que dejarlo del todo. Simplemente, no beba tanto. la principal causa por la que la gente se engorda cuando toma es por comer en exceso.

Lea también: ¿Cuáles son los tragos que menos engordan?

El trago —como sucede con otras sustancias— también da munchies, que no es más que un hambre incontrolable: le abre el apetito de una manera impresionante y, por lo general, su cuerpo le pide que le dé algo grasoso.

Para mantenerse sano y no aumentar de peso, los expertos recomiendan no tomarse más de 14 “unidades de alcohol” a la semana. Esto equivale a seis cervezas, seis copas de vino o doce shots corticos de whisky, vodka, tequila u otro destilado. Lo ideal es que no se los tome todos de una, sino que los reparta durante los siete días de la semana.

Para terminar, le recomendamos que siga los siguientes consejos cuando se vaya de copas: tome mucha agua, bájeles a los fritos que acompañan sus rascas y prefiera siempre la calidad que la cantidad a la hora de beber. Reconocemos que no es fácil y una fórmula que podría ayudarlo es contar las calorías del alcohol que consume. Lo ideal es que no sean más de 1000 a la semana.

Whisky (shot)

105 calorías

Dicen que el whisky no engorda tanto, pero eso depende de cuántos se tome y qué tan grandes. Un vaso de whisky largo, de cuatro shots, por ejemplo, puede tener tantas calorías como una hamburguesa con queso de McDonald?s.

Vodka (shot)

98 calorías

Muchos consideran el vodka un trago bajo en calorías. El problema es que muy pocos se lo toman puro: casi siempre lo mezclan con jugo de naranja o de arándanos, y ahí es cuando la embarran. Una opción más saludable sería mezclarlo con agua mineral.

Gin tonic (250 ml)

213 calorías

La ginebra es uno de los tragos con menos calorías, pero no se confíe de la tónica: la cantidad que se usa para preparar un gin tonic tiene más gramos de azúcar que un Chocorramo Mini.

Vino tinto (copa)

120 calorías

Aunque el vino blanco tenga un par de calorías menos, el vino tinto es mucho más saludable: tiene menos azúcar, más minerales y muchísimos más antioxidantes.

Vino blanco (copa)

115 calorías

Los vinos blancos tienen una menor graduación alcohólica que los tintos y por eso son menos calóricos. La mejor opción es escoger uno que tenga entre 9 y 12 % de volumen de alcohol, como un riesling o un pinot grigio.

Tequila (shot)

104 calorías

Antes de tomar tequila, verifique que sea 100 % de agave azul. De lo contrario, estará tomando tequila mixto: un porcentaje de tequila de agave más un porcentaje de destilados del azúcar. El mixto, además de sumar más calorías, le puede dar más guayabo.

Heineken (355 ml)

150 calorías

Una Heineken de 12 onzas tiene menos calorías que un vaso de leche o un jugo de naranja de la misma cantidad. Pero no se emocione: siempre será más saludable tomar leche o jugo que cerveza.

Grolsch Premium Lager (355 ml)

147 calorías

La cerveza tiene múltiples beneficios para la salud. De hecho, según el Instituto de Ciencia y Tecnología de Alimentos y Nutrición (Ictan), las personas que toman cerveza con moderación pueden ser más tonificadas que las que no lo hacen.

Club Colombia dorada (355 ml)

133 calorías

La barriga cervecera es un mito. Lo que pasa es que cuando come y toma al tiempo, el cuerpo le da prioridad a la digestión del alcohol, y almacena la grasa de la comida.

COCTEL Smirnoff Ice (350 ml)

228 calorías

Mientras más dulce es una bebida, más fácil es de tomar, y este trago no es más que la mezcla de vodka y azúcar. Para quemar las calorías de una botella de Smirnoff Ice, tendría que levantar pesas durante más de una hora.

Dry martini (115 ml)

184 calorías

Consejo: cuando se tome un martini, evite las aceitunas: cada una tiene entre 9 y 12 calorías. Suponiendo que se tomó tres martinis —sabemos que pocos respetan esa regla de que más de dos martinis es demasiado—, cada uno con dos aceitunas, ahí se ganó unas 60 calorías.

Margarita (250 ml)

355 calorías

Después de la guaya y de la piña colada, es uno de los cocteles más calóricos. Si quiere un Margarita que no lo engorde tanto, nunca lo tome con syrup o azúcar, ni se le ocurra beberse uno de esos que ya vienen con la mezcla preparada.

Aguardiente (shot)

106 calorías

Cinco copitas de guaro le dan más o menos lo mismo que comerse una hamburguesa. No le estamos diciendo que no tome guaro, le estamos diciendo que no se exceda.

Ron (shot)

98 calorías

Después del whisky y el aguardiente, es uno de los tragos puros con más calorías. Recuerde que de todas maneras es un destilado de la caña de azúcar. Lo mejor para que no sume muchas calorías es tomárselo puro o con un poco de agua o soda.

Aguardiente sin azúcar (shot)

90 calorías

Según la marca, le puede dar lo mismo, en cuanto a calorías, tomarse un shot de guaro tradicional que uno light. En todo caso, no necesariamente por decir light no tiene azúcar: el aguardiente es una mezcla de agua, glicerina, anís y, cómo no, azúcar.

Águila Light (355 ml)

92 calorías

La cerveza es una de las bebidas alcohólicas más sanas, ya que por sus ingredientes aporta vitaminas y minerales. Otros tragos, en cambio, solo aportan calorías vacías.

BBC Monserrate Roja (330 ml)

150 calorías

Las cervezas de tipo ale (que son las de mayor fermentación), como esta, tienen menos calorías que las lager (las de menor fermentación) y no tienen grasa.

Águila (355 ml)

121 calorías

Un dato no menor: las cervezas rubias tienen menos calorías que las negras, pues son mucho más suaves y de menor graduación alcohólica.

Cuba libre (250 ml)

225 calorías

Una Coca-Cola en lata tiene alrededor de 150 calorías. Por eso, cuando prepare un Cuba libre, lo mejor que puede hacer es cambiar la gaseosa regular por una light.

Guaya (500 ml)

1125 calorías

Tiene siete tragos: tequila, ron, whisky, brandy, vodka, ginebra y triple sec, jugo de naranja y granadina (el syrup que le da el color rojo). Por eso, equivale en calorías a una pizza personal de pepperoni… esa que fijo se come al día siguiente para el guayabo.

El exceso de alcohol es perjudicial para la salud. Ley 30 de 1986 – Prohíbase el expendio de bebidas embriagantes a menores de edad. Ley 124 de 1994. Prohibida la venta a mujeres embarazadas / Consuma con responsabilidad.

Actualmente la preocupación por mantener un peso saludable y cuidar la línea es cada vez mayor, pero esto no debería ser un impedimento para disfrutar de un rico trago los fines de semana y compartir con los amigos. Eso si hay que tener cuidado en qué tipo de alcohol elegir, ya que existen algunos que incluso pueden tener muchas más calorías que un plato de comida, aunque lo que se esté ingiriendo sea líquido.

Calorías y Bebidas destiladas:

Destilados como el vodka o el whisky aportan más calorías que la cerveza y el vino, justamente por la concentración de alcohol que poseen: cuanto más alcohol, más calorías. Por lo tanto, las bebidas con mayor graduación alcohólica como el coñac, el ron, la ginebra, el whisky, el tequila o semejantes tienen más calorías.

Los cócteles, por su parte, también suelen contener muchas calorías, incluso más que los destilados porque a estos les agregan azúcar o goma, generando un aumento significativo del contenido calórico. De hecho, se pueden considerar auténticas bombas calóricas en algunos casos. Un pisco sour, por ejemplo, tiene 349 calorías.

Calorías en el vino:

En el caso del vino, el vino tinto tiene un poco más de calorías que el vino blanco aportando 71 kcal por cada 100 ml, sin embargo, esta bebida ofrece un elevado aporte de polifenoles antioxidantes que previenen el envejecimiento prematuro en nuestro cuerpo y además contiene muchos otros beneficios como pudimos mostrarles en el post ¿Cuáles son los Beneficios del vino?

Calorías en el espumante:

El espumante contiene 68 kcal por cada 100 ml, tiene alrededor de 9% de etanol y supera el 85% de contenido acuoso por lo que también es una buena opción al minuto de elegir un tipo de alcohol con bajo contenido calórico. Dentro del mercado existen diferentes tipos de espumantes siendo la extra brut o Brut Nature, una de las mejores, ya que tiene menos de 6 gramos de azúcar por litro y a eso se debe su sabor más amargo. Se puede preferir por sobre los espumantes comunes que poseen más calorías debido al azúcar.

En Resumen:

a) Dentro de las bebidas alcohólicas con menos calorías encontramos:

Sidra (40 Kcal cada 100 ml)

Cerveza ( 45 Kcal cada 100 ml)

Espumante ( 68 Kcal cada 100 ml)

Vino (71 Kcal cada 100 ml)

b) Dentro de las bebidas alcohólicas con más calorías encontramos:

licores destilados:

Pisco Sour (más de 300 Kcal por cada 100 ml)

Piscola (más de 300 Kcal por cada 100 ml)

Ron (más de 300 Kcal por cada 100 ml)

Vodka (más de 300 Kcal por cada 100 ml)

Whiskey (más de 300 Kcal por cada 100 ml)

Ver más

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *