0

Almidon de maiz maizena

Tabla de contenidos

  • Se puede utilizar para calmar la piel cuando nos exponemos a picaduras de mosquitos u otros insectos, o para otras enfermedades cutáneas que provocan irritación. Para esto la receta es mezclar la maicena con agua hasta obtener una mezcla espesa, el resultado de esto lo aplicamos en la zona afectada y listo.
  • Esta misma pasta sirve para aliviar y refrescar los efectos de las quemaduras solares cuando nos exponemos largas horas a los rayos ultravioletas que tanto pueden llegar a afectar nuestra epidermis. Para esto, se aplica la pasta en la piel y enseguida notaremos los efectos refrescantes de la maicena.
  • Es recomendada para los bebes cuando presentan erupciones o sarpullidos. Sólo masajeando con un poco de maicena en polvo en las zonas afectadas. Esto suele calmar al bebe y disminuir las erupciones cutáneas.
  • Para las pieles grasas, la maicena actúa como regulador, ayuda a eliminar el exceso grasoso y a controlar la aparición de los indeseables granos. Si te aplicas la maicena en la zona afectada y la dejas actuar durante unos 30 minutos notarás los efectos.
  • La maicena es buena también para limpiar el cutis, es un tipo de limpiador facial natural y sin químicos, más recomendable que jabones exfoliantes donde no conocemos los productos que lo componen. La mezcla para obtener este limpiador facial natural es una cucharadita de maicena o harina fina de maíz, una taza de agua y una cucharada de glicerina. Se mezclan y se cocina a baño maría. Se deja reposar y luego de esto puede ser aplicado como limpiador facial.

Maizena, propiedades curativas en el pie de atleta

Además de todas las propiedades curativas que tiene en la piel, el almidón de maíz también es muy bueno para aliviar y eliminar al llamado pie de atleta, hongo que afecta a gran cantidad de atletas provocando picazón y grietas en los pies. Para estos casos la maicena debe utilizarse en polvo como si fuera un talco convencional, y echarse en los zapatos y en las zonas afectadas del pie. Además ayuda a eliminar los malos olores en los pies.

Propiedades y beneficios limpiadores para eliminar manchas de aceites o tintas

El almidón o fécula de maíz también puede ser utilizado en la limpieza de nuestra ropa. Es muy bueno en la eliminación de manchas sobre todo de aceites y tintas.

  • Para eliminar las manchas de aceites, podemos untar un poco de esta harina fina de maíz o maicena en la ropa manchada o en los muebles de cuero donde se cayó un poco de aceite. Se deja actuar por 12 horas, si es de un día para otro lo puedes dejar toda la noche. Pasado este tiempo y con ayuda de un cepillo la mancha desaparecerá.
  • Para eliminar las manchas causadas por tintas, se mezcla maicena y leche. El resultado de esta mezcla se aplica en la zona que queremos limpiar, se deja secar y luego ayudándonos de un cepillo eliminamos la mancha de tinta para siempre.

¿Para qué sirve la maizena en el cuerpo?

La maicena no sólo tiene efectos positivos en la piel de nuestra cara, sino también en todo el cuerpo. Todos esos efectos limpiadores podrían ser usados como mascarillas en todas las partes del cuerpo y además para mejorar el aspecto de las pieles grasas y para aliviar los efectos de las enfermedades cutáneas. Además es buena para otra parte del cuerpo como lo es el cuero capilar y el cabello

Efectos positivos en el cuero cabelludo y en el cabello graso

El almidón o harina fina de maíz es buena en el cabello, sobre todo en cabellos grasos. Ayuda a eliminar el exceso de grasa y a regularlo. Para ver estos efectos debe preparar una mezcla de maicena con agua y aplicar sobre el pelo y el cuero cabelludo y dejar actuar por unos 30 minutos.

Beneficios de usar la maicena cómo remedio natural contra la sudoración excesiva

La maicena como mismo es buena en los pies para eliminar los malos olores también lo es para eliminar los malos olores de una sudoración no común y exagerada en las axilas. En esta zona como muchos sabemos cuándo tenemos un sudor excesivo puede llegar a provocarse olores desagradables. Pues si preparamos un algodón y le untamos un poco de maicena y nos frotamos la zona de las axilas con esta preparación, podrías mejorar muchísimo los malos olores generados.

Usos en la limpieza de mascotas y beneficios que le aporta

En la limpieza de las mascotas, principalmente en perros y gatos, la maicena es usada como limpiador, ya que es muy fácil su utilización y le aporta brillo al pelo de la mascota. Para ser usada sólo basta con esparcir esta harina fina de maíz sobre el pelo del perro o el gato, y ayudándose de un cepillo restregar el polvo. De esta forma eliminamos la mugre y nuestra mascota queda linda y brillosa.

Preguntas frecuentes sobre la maicena

Cuándo las personas empiezan a buscar sobre la maicena siempre le surgen una serie de preguntas, las cuáles tratamos de traérselas todas y responderlas de la mejor manera y para que sea de fácil comprensión. De todas maneras siempre recomendamos leer el artículo completamente ya que muchas de estas preguntas son respondidas en el texto.

¿Cómo es la fécula de maíz?

La fécula de maíz es un polvo muy fino extraído del maíz, su apariencia es la de una harina, lo que esta es especialmente fina. Debe verse cómo en la siguiente imagen.

¿Cómo se hace el almidón de maíz?

Cuándo queremos saber cómo se hace el almidón de maíz, hay que ir a dos grandes campos, como se hace en la industria para producciones masivas y cómo hacerlo de forma casera. Aquí vamos:

En la industria y con los instrumentos y máquinas necesarios para extraer el almidón de maíz los pasos son los siguientes:

  • Cernir
  • Remojar
  • Triturar
  • Eliminar gérmenes
  • Nuevamente proceso de triturado más finamente
  • Macerar
  • Extracción del almidón
  • Limpiar y desecar

El almidón de maíz de forma casera es elaborado mayormente por las amas de casas para almidonar y planchar mejor la ropa, o para eliminar manchas, no tiene nada que ver con el proceso industrial de cómo obtener la harina fina del maíz. Para esto el producto se hace siguiendo los siguientes pasos:

  • Hervir el agua, se recomiendan unas 4 tazas.
  • En otra olla añades los granos de maíz, la cantidad sería 1 taza y 1 taza de agua fría y mezclas hasta notar que el maíz se disuelva.
  • Cuando el agua esté hirviendo, retiras la olla del fuego y le añades esta agua caliente a la preparación del maíz y el agua fría.
  • Mezclar y remover hasta notar que la fécula de maíz se haya disuelto completamente.
  • Se deja reposar y enfriar.
  • Pasado el tiempo, colamos la mezcla obtenida. Y el líquido obtenido es lo que usan las personas para almidonar la ropa o para quitarle alguna mancha a las prendas.

¿El almidón de maíz es maicena, la maicena es harina?

La fécula de maíz es lo mismo que almidón de maíz y que la maicena, sólo depende de cómo se haya popularizado en los países. En algunos países se le dice de una forma, en otros de otra, y así. Cómo mismo vimos al principio del artículo, también se le puede llamar maizena o maicina, y estos nombres no son más que las empresas que han producido el producto extraído del cereal el maíz.

Otro detalle, cuando decimos que la fécula o maicena es una harina fina de maíz, no estamos diciendo que la harina de maíz y la fécula de maíz sean la misma cosa. No lo son, la harina es un subproducto o derivado del maíz como mismo lo es la maicena, pero el proceso de obtención de ambos productos son distintos y sobre todo sus usos y aplicaciones son diferentes.

¿La maizena es buena para la cara?

La maizena si es buena para la cara, tiene efectos muy saludables para nuestra epidermis y sobre todo en las pieles grasas ayuda muchísimo, ya que regula y elimina la aparición de granitos, tiene un efecto botox muy bueno contra el envejecimiento prematuro. Además de que nos ayuda a refrescar y minimizar los efectos de quemadura, en caso de insolación por exposición al sol.

¿Con qué puedo sustituir la fécula de maíz?

En cuanto a preparaciones culinarias, la fécula de maíz si lo que se quiere es espesar se podría sustituir por harina, la proporción sería, si antes usabas una cucharadita de fécula de maíz, ahora con la harina podrías echar dos cucharadas. Ahora esto no aplica para todas las recetas, porque por ejemplo en las natillas no se podría usar harina porque el resultado no sería el mismo. Así que analiza bien la preparación o receta que quieres hacer y la textura que quieres lograr, porque no para todo se puede sustituir la fécula de maíz por harina.

¿Qué diferencia hay entre la harina y la maicena?

La diferencia está en el procesado que se realiza. La harina se muele, mientras que la maicena se deja fermentar ligeramente, para después retirarle el almidón y dejarla secar.

¿Qué es la maicena con agua?

Maicena y agua, una mezcla exótica. Cuando mezclamos almidón de maíz con un poco de agua obtenemos una pasta exclusiva. La fricción entre partículas explica el extraño comportamiento de este fluido no newtoniano.

¿Cómo se disuelve la maicena?

Disolver la maicena en agua fría. Si alguna vez tu salsa no espesó, puede ser porque no usaste suficiente cantidad de maicena. Lo que se calcula en general es 1 cda. sopera (panzona) por cada 2 tazas de salsa.

Coméntanos… Esperamos tus dudas y sugerencias

Maicena: 15 sorprendentes usos que puedes darle en el hogar

Todos conocemos la maicena (también llamada almidón de maíz o fécula de maíz). Es que es un ingrediente esencial en la cocina: se usa para hacer masas livianas, espesar sopas, hacer salsas, entre otros usos culinarios.

Pero seguramente no sabías que este ingrediente es también un aliado indispensable fuera de la hora de la comida. De hecho, tiene muchísimos usos sorprendentes que ni siquiera te imaginas. ¡Desde quitar manchas hasta desatar nudos!

Creéme: después de leer este artículo, siempre querrás tener un paquete de maicena en casa. ¡Nunca sabes cuándo la puedes necesitar!

A continuación te contamos los 15 mejores usos que le puedes dar a la fécula de maíz que nada tienen que ver con cocinar.

1. Quita manchas de tus alfombras

Limpiar las alfombras es quizá una de las tareas menos interesantes a la hora de hacer la limpieza del hogar. Lo bueno es que la maicena puede ayudarte a que el proceso sea súper simple.

De hecho, la fécula de maíz te permite remover con facilidad manchas complicadas como aquellas que se producen cuando se derrama comida sobre las alfombras. Por ejemplo, manchas de grasa o aceite.

Solo necesitas arrojar un poco de maicena sobre la mancha y dejar reposar por 20 minutos. Luego, solo resta pasar a aspiradora. Verás que la mancha habrá desaparecido.

2. Hace que los pisos de madera dejen de chirriar

Quienes tenemos pisos de madera sabemos que, aunque son súper estéticos, a veces tienen un problema: chirrían al caminar. ¿Verdad que es molesto?

La maicena puede ayudarte también con este pequeño inconveniente, para que disfrutes al máximo de tus adorados pisos de madera.

Para ello, coloca un poco de almidón de maíz sobre las tablas del piso que estén haciendo ruido. Luego, barre para quitar el exceso. Así, introducirás el polvo entre los recovecos y la madera dejará de hacer ruido.

3. Permite lustrar objetos de plata

A veces los viejos objetos de plata se ven avejentados. Sin embargo, el material es noble y solo necesita lustrarse para volver a estar como nuevo.

La maicena es el mejor ingrediente para lustrar objetos de plata de forma casera. Para ello, forma una pasta de almidón de maíz y agua, y cubre con ella tus objetos de plata. Espera a que la mezcla se seque, quítala con un paño seco y lustra.

4. Ayuda a quitar el exceso de cera en los muebles de madera

Luego de colocar cera sobre tus muebles de madera, rocíalos con un poco de almidón de maíz y lustra. Así podrás limpiarlos con mayor facilidad, y evitarás que queden con demasiada cera y puedan arruinarse.

Este método también es perfecto para lustrar automóviles.

5. La maicena es perfecta para un limpiavidrios casero

¿Te has quedado sin limpia vidrios? No te preocupes, puedes fabricar uno casero en cinco minutos. Solo necesitas maicena, el jugo de de medio limón, media taza de vinagre y media taza de agua. Bueno, bonito, barato.

Mezcla todos los ingredientes hasta obtener un acabado bien homogéneo. Luego, coloca la preparación en una botella con atomizador… ¡Y listo! Tienes el limpiavidrios perfecto, sin ningún aditivo químico y con resultados maravillosos.

6. Permite quitar manchas difíciles de la ropa

La maicena no solo es efectiva para quitar manchas difíciles de las alfombras. También ayuda a dejar la ropa limpia de manchas complicadas. A continuación te explicamos el procedimiento para usar fécula de maíz para remover tres tipos de suciedades especialmente difíciles: sangre, grasa y tinta.

  • Eliminar manchas de sangre

Para lograrlo, mezcla un poco de fécula de maíz con agua hasta formar una pasta. Aplícala sobre la mancha y frota suavemente.

Luego, deja que la prenda se seque al sol. Cuando esto suceda, quita el exceso de maicena con un cepillo. Repite el procedimiento hasta que la mancha desaparezca por completo.

  • Eliminar manchas de grasa

Primero, intenta absorber toda la grasa que puedas con un papel de cocina. Luego, aplica un poco de almidón de maíz sobre la mancha y déjalo reposar por aproximadamente 10 minutos.

Al cabo de este tiempo, quítalo con otro papel de cocina. Frota la zona sucia con un poquito de vinagre blanco y lava la prenda como lo harías normalmente.

  • Eliminar manchas de tinta

Haz una pasta con fécula de maíz y leche. Aplícala sobre la mancha y deja que se seque. Cuando esto suceda, quítala con un cepillo y lava la prenda como de costumbre.

7. La maicena mejora el planchado de la ropa

Algunos productos comerciales permiten mejorar el acabado a la hora de planchar la ropa. Y es natural que tengas ganas de usarlos: ya que te has tomado el trabajo de ponerte a planchar, quieres que el resultado sea el mejor.

Si no tienes ganas de gastar dinero en esos productos, o prefieres todo lo natural, entonces nuevamente la maicena será tu mejor aliada. Diluye una cucharada en medio litro de agua para obtener un almidón casero.

Coloca la preparación en una botella con atomizador y rocíalo sobre las telas antes de planchar, al igual que lo harías con los productos comerciales. ¡Listo! Tu ropa quedará impecable.

8. Desata nudos

¿Eres un poquito ansioso y te molesta no poder desatar un nudo muy complicado? ¿Te dan ganas de cortarlo con tal de no seguir peleando contra él?

¡Tenemos una solución mejor! Si tus cordones o lazos se enredaron demasiado, espolvorea un poquito de almidón de maíz sobre el nudo. Esto te ayudará a desatarlos con mayor facilidad, antes de perder del todo la paciencia.

9. Con maicena puedes dejar tus libros como nuevos

Hay quienes adoran el aroma de los libros viejos. ¿Eres uno de ellos? Entonces pasa al siguiente punto, porque este no es para ti. En cambio, si no te gusta el aroma que desprenden las páginas amarillentas, este truco casero es lo que estabas necesitando.

Si colocas un poco de fécula de maíz sobre las hojas de un viejo libro, podrás eliminar el olor a humedad característico de los libros que han pasado largas temporadas guardados.

10. La maicena es amiga de los niños

Muchas veces se usa maicena para prepararle puré a los niños, lo cual no siempre es de su agrado. Pero a todos les encanta ensuciarse las manos con pinturas, y esta receta con fécula de maíz sí que les gustará.

En una cacerola, coloca una taza de almidón de maíz y cúbrela con tres tazas de agua. Mezcla bien con una cuchara para que ambos ingredientes queden bien incorporados. Cuando esto suceda, lleva la preparación a fuego medio.

Revuelve constantemente hasta que rompa hervor y se espese. Espera a que la pasta se enfríe y divídela equitativamente en varios recipientes. Para darle color, usa unas gotitas de colorante comestible.

Los niños se divertirán con esta pintura para pintar con los dedos,y no tienes que preocuparte de que ingieran un poco sin querer.

11. Desodoriza tus zapatos

Si transpiraste mucho y tus zapatos tomaron mal olor, puedes hacer que huelan bien nuevamente colocando un poco de almidón de maíz dentro de ellos.

Deberás dejarlo reposar durante la noche. La maicena también se ocupará de absorber la humedad. Antes de volver a usar tu calzado, agítalo para quitar el polvo. De esta manera, evitas tener mal olor en los pies al día siguiente.

12. Alivia quemaduras solares

Si estuviste expuesto demasiado tiempo al sol, el almidón de maíz te ayudará a aliviar el ardor de la quemadura.

Mézclalo con un poco de agua para formar una pasta y aplícala sobre el área afectada. Deja que se seque y quítala con agua tibia. Es importante que no frotes la herida, ya que esto irritará más la piel.

La misma pasta sirve también para calmar la comezón ocasionada por las picaduras de insectos.

13. Haz tu propio talco

La maicena tiene una consistencia similar a la del talco, por lo que puede usarse como tal. Incluso podríamos decir que la fécula de maíz es un talco natural.

Si quieres usarla de este modo, lo mejor que puedes hacer es agregarle a una taza de maicena algunas gotas del aceite esencial que más te guste. De esta forma, tu talco natural olerá delicioso.

Usa la preparación del mismo modo que usas habitualmente el talco comercial.

14. Mejora la piel grasa

Si la piel de tu rostro tiende a ser grasa, puedes usar un poco de maicena para controlarla y evitar que se vea brillante y oleosa.

Solo deberás aplicarla directamente sobre tu cara. Procura no usar demasiado, pues puede ser contraproducente.

15. Alivia la dermatitis del pañal

Los bebés suelen desarrollar dermatitis como consecuencia del uso de pañales. Para aliviar la inflamación, puedes colocar un poco de almidón de maíz en su cola luego de cambiarlo.

Otra opción es añadir un cuarto de taza de maicena al agua de baño del niño.

¿Conocías todos estos usos de la maicena? ¿Agregarías algún otro? ¡Comparte para seguir aprendiendo!

Importante: Debe aclararse que La Bioguía no da consejos médicos ni receta el uso de técnicas como forma de tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, La Bioguía no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información de naturaleza general para ayudar en la búsqueda de desarrollo y crecimiento personal.

Madrid, 21 de septiembre de 2017 (16:30 CET)

La agresiva política de Mercadona de eliminar intermediarios llega hasta a sus productos étnicos importados. La cadena de Juan Roig acaba de retirar de sus estanterías la harina PAN, producto archiconocido entre los inmigrantes colombianos y venezolanos y una de las referencias latinas más vendidas en España.

Fabricada en los Estados Unidos por Polar, la primera empresa privada de Venezuela, Harina PAN se vende en los grandes supermercados españoles como El Corte Inglés y Carrefour, además de tener presencia en todos los pequeños colmados. Pero los responsables de compras de Mercadona detectaron que el producto llegaba a sus estanterías después de pasar por dos empresas intermediarias del mismo grupo importador, una práctica que en la cadena de Roig es prácticamente un sacrilegio comercial.

La harina PAN (harina de maíz precocida para hacer pan, empanadas, pancakes y platos típicos como las arepas venezolanas y los tamales colombianos) es uno de los productos latinoamericanos pioneros en las estanterías de los supermercados españoles desde los años 90 y que gana fuerza entre inmigrantes de Centroamérica, Ecuador y Perú y también entre los canarios. Es, en definitiva, el pan de los hogares latinos.

Mercadona asegura que no es uno de los productos más vendidos de la cadena, pero no ignora su gancho. Por ser una harina básica en la mesa de muchas familias, garantizan la cesta de la compra de una parte de este mercado. En un análisis rápido, la enseña detectó que podía bajar de forma sustancial el precio de 2,29 euros. Y tras contactar a varios fabricantes, el supermercado encontró a una empresa italiana capaz de fabricar un producto idéntico.

La nueva harina

Mercadona negoció con el fabricante Molino Favero, que accedió al diseño del producto para sustituir a la harina PAN. Una vez concluido el proceso, un grupo de consumidores habituales de este producto participó en las catas a ojos cerrados. Al menos el 80% dio su visto bueno. Es el porcentaje de aprobación que Mercadona exige en este tipo de pruebas antes de introducir un nuevo producto al lineal.

Con esta decisión comercial, Mercadona se libra de dos intermediarios del mismo grupo: Goya Foods (EEUU) y la filial de Goya en España. Con la eliminación de los distribuidores, la compañía ahora ofrece su nueva harina Nurture por un precio de 1,50 euros, lo que supone una rebaja del 35%.

El cambio comercial refleja una de las constantes obsesiones de Mercadona: eliminar intermediarios en los productos no estratégicos y gestionar su propia marca blanca en las categorías con grandes ventas.

Las consecuencias de la decisión afectarán tanto a harina PAN como a Goya por dos motivos. Los venezolanos y colombianos son los dos grupos de inmigrantes con mayor crecimiento en España. Y Mercadona es, de lejos, la cadena con mayor cuota del mercado. Una cuarta parte de los españoles hacen la compra en sus tiendas. Con esta combinación, tanto el fabricante como el distribuidor pierden una parte importante de su cliente objetivo.

Los 12 mejores sustitutos de la maicena

La maicena, a veces llamada harina de maíz, se produce moliendo el endospermo de maíz, creando un polvo con una consistencia similar a la de la harina. Es un ingrediente muy común que se encuentra en casi todos los supermercados y tiendas online.

Contiene hidratos de carbono y es libre de gluten, por lo que las personas que rehúyen el gluten pueden utilizarlo libremente en sus platos. Es un producto único para la cocina, pero existen alternativas en caso de que nos quedemos sin ella.

Índice

¿Cómo funciona la maicena?

Cuando se utiliza como espesante, sólo hay que mezclarlo con agua a temperatura ambiente para formar un gel. Luego, una vez expuesto al calor, comienza a espesar la mezcla, cumpliendo su propósito.

Esto se conoce como un proceso llamado gelatinización. En comparación con la harina común, es dos veces más potente cuando se trata de espesar.

El almidón de maíz también tiene un beneficio adicional: es antiaglomerante. Tiene la capacidad de absorber la humedad a su alrededor, evitando que alimentos como el queso o el azúcar se vuelvan demasiado viscosos.

¿Por qué usar maicena?

Como está hecho de endospermo de maíz tiene todos los beneficios que el maíz ofrece. El consumo de almidón de maíz en los platos le da un impulso necesario en calorías y energía.

También puede ayudar a los pacientes con hipoglucemia, ya que puede ayudar a controlar los niveles de azúcar en el cuerpo. Por último, también contiene algunos minerales esenciales, como fósforo, magnesio, calcio, hierro, zinc y potasio.

Sustitutos de la maicena

Toma nota de estas 12 alternativas a la maicena para salir del paso cuando te quedes sin ella.

1. Harina común

Como su nombre indica, la harina multiuso (también conocida como harina blanca) es muy útil para todo tipo de productos horneados e incluso para recetas no horneadas.

Te encontrarás este ingrediente en casi todas las cocinas. Es lo que los panaderos principiantes suelen utilizar al principio si aún no están familiarizados con los diferentes tipos de harinas.

Tiene un contenido de proteínas de entre el 10% y el 11%, la cantidad justa para hacer pasteles con una textura equilibrada. La mayoría de las veces este es el tipo de harina que la gente ya tiene en sus casas.

Una cucharada de almidón de maíz vale más que dos cucharadas de harina.

Sólo debes asegurarte de mantener el caldo hirviendo a fuego lento durante cuatro o cinco minutos para deshacerse del sabor de la harina. Recuerda también que, a diferencia de lo que sucede cuando se usa maicena, tu producto terminado no tendrá un acabado brillante.

2. Almidón de Tapioca

El almidón de tapioca, o harina de tapioca, se deriva de las raíces de la yuca, lo que la hace rica en carbohidratos. También es una de las formas más puras de almidón que se pueden encontrar.

Aunque es muy baja en otros micronutrientes y macronutrientes, todavía tiene otros beneficios, lo que la hace muy saludable.

El uso de cuatro cucharaditas de almidón de tapioca de cocción rápida o dos cucharadas de almidón de tapioca granulado equivale a una cucharada de almidón de maíz.

A diferencia de la harina blanca, el almidón de tapioca puede proporcionar un acabado brillante al producto terminado. Es el mejor ingrediente para usar si tu receta requiere que el plato esté frío.

La tapioca en sí misma tiene muchos beneficios. En primer lugar, es sin gluten, sin nueces y sin granos. Segundo, es bajo en calorías, grasas y azúcar. Por último, es inodoro e insípido, a diferencia de la harina común.

3. Harina de arroz

La harina de arroz se elabora a partir de granos de arroz blanco o integral finamente molidos. Tiene una textura gruesa, a diferencia de otras harinas que suelen ser más finas y polvorientas. Tiene un sabor neutro, similar al de la harina común.

Además de su uso como harina, el arroz es también un alimento básico en algunas partes de Asia debido a su capacidad de llenarse fácilmente y a los beneficios para la salud que proporciona. La cantidad de carbohidratos que contiene lo convierte en una buena fuente de energía para el día.

Las propiedades espesantes de la harina de arroz son casi las mismas que las de la harina blanca, por lo que debes utilizar una proporción de dos partes de harina de arroz por cada parte de almidón de maíz necesaria en la receta.

Se puede mezclar con agua a cualquier temperatura para crear una pasta y se puede utilizar para espesar líquidos claros debido a su atributo incoloro.

4. Harina de trigo

Otro sustituto de la maicena es la harina de trigo integral. Debido a su composición, añade beneficios para la salud que la harina común no tiene, similares a los que ofrecen la mayoría de los cereales de trigo integral.

Como su nombre indica, este tipo de harina se elabora con granos de trigo integral, reteniendo los nutrientes presentes en el salvado, el endospermo y el germen.

Para utilizar la harina de trigo como espesante primero hay que combinarla con agua fría para que forme una pasta. Puedes utilizar la misma proporción de harina de trigo que cuando usas harina blanca, así que reemplaza una parte de almidón de maíz con dos partes de harina de trigo.

Ten en cuenta, sin embargo, que la harina de trigo no está libre de gluten, así que asegúrate de evitar su uso si otras personas que van a comer están tratando de evitar el gluten.

5. Arrurruz (arrowroot)

La arrurruz es una sustancia blanca, en polvo, extraída de plantas del mismo nombre, que normalmente se encuentran en partes de la India Occidental.

Normalmente se utilizaba para curar heridas que provenían de disparos de flechas, dándole así el nombre. Se obtiene moliendo las raíces secas de dicha planta en un polvo fino.

También es libre de gluten y contiene una alta cantidad de fibra, más de lo que contiene la maicena. Cuando se mezcla con agua, puede convertirse en un gel transparente, lo que lo convierte en un buen sustituto de la maicena cuando se necesita para espesar líquidos.

Cuando se usa como reemplazo, una parte de maicena equivale a dos partes de arrurruz. Al igual que la maicena, produce un acabado liso y brillante para tus salsas y sopas, e incluso puede soportar las bajas temperaturas de un refrigerador.

Es ideal para ser utilizado en platos y recetas utilizando el huevo como base ya que se espesa muy rápidamente.

6. Fécula de patata

Como su nombre indica, la fécula de patata se obtiene extrayendo el contenido natural de fécula de la patata.

Sin embargo, para producirlo en grandes cantidades, se utilizan muchos productos químicos, por lo que cuando se compra en tiendas hay que tener en cuenta que no es cien por cien orgánico en su naturaleza, aunque su origen implique lo contrario.

Tiene un sabor neutro o suave, por lo que no debe afectar al resultado de tu receta. También es libre de gluten. Algunos de sus beneficios para la salud son que es alto en carbohidratos y bajo en grasa.

A diferencia de la harina, la fécula de patata puede sustituir a la maicena en una proporción de uno a uno. Por cada cucharada de almidón de maíz puedes usar una cantidad igual de fécula de patata.

Algunas recetas piden que se agregue fécula de patata, ya que puede absorber fácilmente el agua y tiene un tiempo de espesamiento más rápido que la harina normal. Sin embargo, al utilizarlo, no debes calentar el plato durante demasiado tiempo, ya que puede romper el almidón, haciendo inútil su poder espesante.

7. Harina de almendra

La harina de almendra se elabora a partir del aceite extraído de las almendras molidas. Contiene bajos carbohidratos y minerales como magnesio, calcio y zinc, así como vitamina E y proteínas.

Presume de una característica húmeda y deliciosa y tiene otros beneficios añadidos en términos de sabor y facilidad de uso. Además, tiene un bajo contenido de azúcar y ayuda en la pérdida de peso. Por último, aumenta los niveles de energía. Esto será útil para aquellas personas que tienen un estilo de vida muy activo.

Además de todos estos beneficios, la harina de almendras es también un buen sustituto de la maicena. Puedes reemplazar una parte de almidón de maíz con una parte igual de harina de almendras.

Uno de sus atributos naturales es su distintivo sabor a almendra, el cual puede contribuir a tus platos una vez que la usas. Es el reemplazo ideal para recetas que deben tener un sabor agridulce y pueden realzar el sabor de los postres como galletas, panecillos, pasteles y bollos.

8. Glucomanano

El glucomanano es una sustancia en polvo derivada de las raíces de la planta llamada konjac, que normalmente se encuentra en Asia y se utiliza tanto como ingrediente como sustancia medicinal.

Tiene cero calorías y carbohidratos, ya que es conocido como una «fibra pura», lo que lo convierte en un sustituto ideal para hacer que tu receta sea buena para las personas que siguen una dieta estricta.

Cuando reemplaces la maicena por glucomanano, ten en cuenta que es un espesante más potente, por lo que la cantidad de reemplazo debe ser menor que la cantidad de maicena que requiere la receta.

Por ejemplo, si necesitas dos cucharaditas de maicena, la cantidad equivalente de glucomanano sólo debe ser un cuarto de cucharadita. Asegúrate también de mezclarlo con agua fría antes de cocinar, ya que tiende a aglomerarse cuando se expone al calor.

Al igual que la maicena, le da un acabado brillante al producto terminado y tampoco afectará el sabor de tus alimentos.

9. Semillas de lino molidas

Las semillas de lino son uno de los llamados «superalimentos». Como su nombre indica, son las semillas de la planta de lino molidas para formar un polvo.

El consumo de semillas de linaza le da a uno un impulso en vitaminas y minerales, y son una buena fuente de fibra y ácidos grasos omega-3. Los vegetarianos y los veganos también pueden consumir semillas de lino para obtener proteínas y grasas.

Para usar la linaza como sustituto, todo lo que tienes que hacer es mezclar una cucharada de semillas molidas con cuatro cucharadas de agua, haciendo una mezcla que equivale aproximadamente a dos cucharadas de almidón de maíz.

Sin embargo, la linaza tiene una consistencia arenosa, a diferencia de la suavidad de la maicena, así que toma nota de esto cuando la uses para tus platos.

10. Goma Xantana

La goma xantana es una sustancia derivada de la exposición del azúcar a una bacteria llamada Xanthomonas campestris para fermentarla. El gel producido como resultado se seca y se tritura en un polvo fino, lo que lo convierte en uno de los espesantes más eficaces.

Debes tener cuidado de no usar demasiada, ya que puede afectar el sistema digestivo de algunas personas.

Para reemplazar la maicena con goma xantana simplemente toma una pequeña cantidad y agrégala a la mezcla lentamente. Es un espesante muy poderoso. Asegúrate de combinar la cantidad necesaria de almidón de maíz con la misma cantidad de goma xantana.

11. Goma Guar

La goma guar está hecha de legumbres llamadas frijoles guar y es una goma vegetal como el xantano. Se elabora a partir del endospermo de los granos, que se muelen finamente para producir un polvo.

Es conocida por su bajo contenido calórico y su alto contenido en fibra, lo que lo convierte en un sustituto más nutritivo que el almidón de maíz y en un excelente espesante.

Comparada con la goma xantana, es mucho más asequible, pero tiene el mismo poder espesante. Puedes usar la misma cantidad de goma guar para reemplazar la cantidad necesaria de maicena en la receta.

Sólo recuerda hacer lo mismo que para la goma xantana: comienza con pequeñas cantidades, luego agrega lentamente más para obtener el nivel de grosor deseado. No pongas demasiado de una vez para que la mezcla no se vuelva viscosa.

12. Puré de papas instantáneo

Aunque parezca mentira, el puré de patatas instantáneo se puede utilizar para espesar las sopas o las salsas cuando resultan muy líquidas. Lo recomendable es procesar el puré de patatas primero para evitar que se aglutine en la mezcla.

Sustituye una cucharada de puré de patatas instantáneo por una cucharada de almidón de maíz. Añade más si tu receta lo necesita.

Otras técnicas

Si necesitas espesar tus recetas pero no quieres usar sustitutos puedes usar las siguientes técnicas.

Cocinar a fuego lento tu plato puede ayudar a hacerlo más espeso. Para hacer esto, trata de usar una cantidad baja de calor, luego cocina los alimentos durante un largo período de tiempo. Esto resultará en la evaporación de los líquidos, aumentando la viscosidad o el grosor de la salsa o sopa.

Otra técnica útil es el uso de verduras. Si tienes restos de verduras en el refrigerador trata de mezclarlas en una salsa a base de tomate. Esto lo hará más espeso y nutritivo.

Por último, puedes utilizar crema agria o yogur griego. Estos tienen un espesor natural en ellos. Además, también realzan el sabor de los alimentos añadiendo ese sabor agrio característico.

El yogur griego también es muy saludable debido a sus beneficios adicionales. Puedes hacer que los alimentos no sólo sean más nutritivos y deliciosos, sino que también sean buenos para las bacterias sanas que normalmente están presentes en ellos.

skhoward / Getty Images

La harina y la maicena son dos cosas diferentes, pero eso no significa que no haya momentos en que no puedan sustituirse entre sí. Dependiendo de lo que use el ingrediente, a veces es posible intercambiar uno por el otro. En general, puedes sustituir la harina por almidón de maíz, pero tendrás que usar el doble de harina que el almidón de maíz, lo que hará que el resultado sea más pesado y más espeso de lo que la receta pretende.

Una mejor solución sería sustituir otro almidón, como arrurruz, almidón de patata, almidón de tapioca o incluso harina de arroz.

La diferencia entre la harina y el almidón de maíz

La harina común está hecha de trigo y contiene proteínas, almidón y fibra. La proteína, conocida como gluten, es lo que hace que la masa se vuelva elástica cuando la amasas, y les da a los productos horneados su estructura.

El almidón de maíz, por otro lado, está hecho de harina de maíz que se procesa para separar la proteína y la fibra, dejando solo el almidón. Como es almidón puro, no se puede hornear con él porque no contiene proteína ni fibra. Mientras que algunas personas asumen que el almidón de maíz es peor para su dieta que la harina, esta creencia no está completamente fundada. Carece de algunas de las vitaminas en la harina, pero ambas son carbohidratos altamente procesados, que cuando se consumen con moderación, pueden ser parte de una dieta balanceada.

Maicena: ¿Para qué sirve?

Para qué sirve el almidón de maíz es espesar cosas como salsas, budines y rellenos de pasteles.

Eso es porque cuando está cocinado, un almidón actúa como una esponja, absorbiendo líquido y expandiéndose a medida que lo hace. También se gelatiniza, lo que significa que se endurece cuando se enfría, que es lo que desea que haga un relleno de tarta de crema.

Todos los almidones tienen esta propiedad, por lo que la harina se usa a menudo para espesar salsas, generalmente como parte de un roux.

Pero como es almidón puro, el almidón de maíz tiene el doble de poder espesante que la harina. Entonces tendría que usar el doble de harina para lograr el mismo espesamiento que la maicena. Demasiada harina hará que su salsa o relleno se vuelva espeso y gomoso. También tendrá un sabor harinoso, que probablemente no es lo que quieres.

Además, el almidón de maíz imparte una apariencia brillante y translúcida, que es una característica deseable para los rellenos de tarta de frutas y ciertas salsas (especialmente en la cocina china). La harina no hará esto. Si intenta seguir una dieta libre de gluten, querrá seguir con la fécula de maíz sobre harina para obtener un agente espesante. El almidón de maíz está hecho de maíz que carece de gluten.

Freír con almidón de maíz en lugar de harina

El almidón de maíz también puede dar a los alimentos fritos un recubrimiento crujiente. Esto funciona porque la maicena absorbe la humedad de los alimentos y se expande, y luego cuando se fríe la comida, la humedad se evapora del almidón de maíz, dejando la capa crujiente y esponjosa en el exterior.

Harina hará esto hasta cierto punto, pero nuevamente, necesitarás usar más harina para lograr el mismo efecto, y será un recubrimiento más grueso y masticable, en lugar del ligero y crujiente que produce la maicena.

El talco es un mineral que se considera uno de los más suaves de la tierra. Es una combinación de oxígeno, hidrógeno, silicio y magnesio. Durante décadas, el talco se ha utilizado como ingrediente en productos para bebés y cosméticos, así como en aspirinas y golosinas.

Muchos consumidores utilizan los polvos de talco para eliminar los olores y reducir el sudor sin la necesidad de utilizar productos químicos que pueden obstruir los poros.

Desafortunadamente, estos polvos son tan finos que pueden suponer un peligro para nuestra salud. De hecho hay investigaciones que asocian el uso prolongado de estos polvos con el cáncer de ovario. Por ello, en el artículo de hoy te vamos a dar una serie de alternativas a los polvos de talco que puedes utilizar sin ningún problema.

MIA Studio

Estas son las mejores alternativas a los polvos de talco

1- Combinación de polvo para hornear y almidón de maíz

Para hacer este polvo, puedes mezclar media taza de levadura en polvo con media taza de maicena. Remuévelo muy bien y viértelo en un recipiente con tapa. Puedes agregarle también unas gotas de tu aceite esencial preferido para que huela mejor.

2- Hierbas secas

Las hierbas secas se pueden moler en polvo fino para crear un buen sustituto al polvo de talco. Hay algunas hierbas con propiedades desodorantes, otras con la capacidad de calmar la piel, etc. Ejemplos de hierbas secas que puedes utilizar son las flores de caléndula, los pétalos de rosa y las flores de manzanilla.

gresei

3- Almidón de maíz

La consistencia del polvo de talco es muy parecida a la del almidón de maíz, por lo que puede ser un gran sustituto. El almidón de maíz absorbe la humedad pero no tiene ningún riesgo para la salud.

4- Harina de avena

Es un sustituto perfecto y tampoco tienen ningún riesgo para tu salud.

Africa Studio/

También existen sustitutos comerciales al polvo de talco que puedes utilizar sin ningún problema. Puedes optar por cualquier opción, pero si te puedes ahorrar unos euros y encontrar algún sustituto por casa siempre es mejor. Recuerda no aplicar estos polvos en el área genital y ten cuidado de no inhalarlos.

(Actualizado en: 17 noviembre, 2019)

Pues bien, quería hace tiempo poner un pequeña reseña sobre este producto, porque está en mi lista de preferidos. El pan sin gluten de Mercadona es uno de los mejores panes de molde sin gluten que yo haya probado… entre un conjunto muy grande de pruebas 🙂

¡Eh! Yo no soy celíaco

Esto es solo una aclaración: yo no soy celíaco, pero en cambio sí siento esta sensibilidad al gluten en el sentido de que me afecta con los síntomas míos, me agrava. La verdad es que lo que he leído, y me refiero a cosas de base científica / médica, es que las personas que no tenemos enfermedad celíaca no deberíamos hacer retirada de alimentos en base a sensaciones. El caso del gluten, además, podría provocarnos problemas en la alimentación a medio y largo plazo.

Ayer mismo, en una reunión para pacientes en el Hospital Universitario La Paz, en Madrid, la nutricionista que forma parte del equipo que atiende a pacientes de Colon Irritable, comentó igualmente este punto. La doctora comentó que, además, muchas veces detrás de la “sensibilidad” al gluten lo que puede haber en realidad es una “sensibilidad” o “intolerancia” a los fructanos, que coinciden en productos que tienen gluten.

Todos los médicos que he preguntado o que he escuchado en conferencias comentan este tema: no deberíamos retirarnos el gluten solo en base a percepciones nuestras.

Hago la anotación porque, aunque yo evito el gluten debido a mis “sensaciones” (y tengo la sensación clara de que me ayuda), creo haber entendido que no es una buena práctica y planeo retomar este tema para ver si pueden indagar más en mis sensaciones de “intolerancia”. Los médicos que me han tratado nunca me han pedido pruebas adicionales a las de celiaquía, a pesar de yo explicar mi “sensación”, pero se que algunos equipos médicos más sofisticados sí las incluyen en su protocolo, cuando las consideran oportunas.

Trataré de insistir en este punto en adelante porque a mi caso, y creo que es el caso general de los pacientes de Colon irritable, a veces nos volvemos locos con la retirada de alimentos “por sensaciones” y podríamos cometer errores.

Volviendo al pan sin gluten del Mercadona

¡En un gran pan! Sabe realmente bien y además se puede tostar y untar de cosas sin que se rompa. Si ya has probado panes sin gluten sabes de qué hablo: las texturas de los panes sin gluten están muy mal logradas (me imagino que es muy complicado producir pan si trigo) y no hay casi nada que merezca la pena.

Hago aquí una felicitación a Mercadona por poner este producto en sus tiendas. Verás que este producto es de la marca Beiker, y que se parece mucho al de la marca Schär. No es casualidad, ni es copia: Beiker es una marca del grupo Schar, orientada a los supermercados españoles (que yo sepa solo se vende en Mercadona).

Ambos son muy muy parecidos… tienes texturas similares y características similares. Son los mejores panes de molde sin gluten que he probado.

¿Es exactamente lo mismo el pan sin gluten de Mercadona (Beiker) y el de Schär?

El de Mercadona tiene un precio más bajo, pero mantiene unas características de calidad similares el de Schär. El pan de molde sin gluten de Schar es muy bueno también, pero tiene un precio un poco más alto.

Mira aquí el de Schar, que estoy mencionando en comparación con el de Mercadona (Beiker).

Desde el punto de vista de la consistencia, sabor y como se comporta el pan al tostarlo, por ejemplo, yo los veo muy parecidos. Tienen solo algunas diferencias en los ingredientes.

Ambos son:

  • Sin gluten
  • Sin lactosa
  • Sin leche
  • Sin huevo

Estos son los ingredientes del pan sin gluten de Mercadona (Beiker):

Agua , almidón de maíz , masa madre 16% (harina de arroz, agua) , almidón de arroz , cereales 4,3% (harina de mijo 2,6%, harina de quinoa 1,7%) , fibra de manzana , jarabe de remolacha , aceite de girasol , jarabe de arroz , copos de soja 2,1% , semillas de girasol 2,1% , salvado de soja 1,9% , semillas de lino 1,9% , espesantes: hidroxipropilmetilcelulosa ; copos de mijo 1,4% , proteína de soja , levadura , sal marina , miel. Puede contener trazas de altramuz.

Y estos son los ingredientes del pan sin gluten de Schär (la marca más cara, que no está en Mercadona):

Almidón de maíz , agua , masa madre 12% , almidón de arroz , cereales 4,3% , fibra vegetal (psyllium) , jarabe de remolacha , jarabe de arroz , aceite de girasol , copos de soja 2,1% , semillas de girasol 2,1% , salvado de soja 1,9% , semillas de lino 1,9% , espesantes: hidroxipropilmetilcelulosa ; copos de mijo 1,4% , proteína de soja , levadura , sal marina , miel . Puede contener trazas de altramuz. SIN LACTOSA .

Toda esta información ha sido tomada desde sus sitios web en febrero de 2018.

Recuerda que este contenido no pretende ser un diagnóstico personal sobre tu caso. No debes usar la información en este blog para autodiagnosticarte el Síndrome de Colon Irritable o cualquier enfermedad mencionada. Por favor, consulta a tu médico y explícale tus síntomas.
Comparte este contenido para ayudar a alguien más

    • Uso de cookies

      Hola!

      Soy una de tantas celiacas diagnosticadas de adulta. Al adoptar la DSG (y la llevo de manera muy estricta) los cambios en mi vida han sido espectaculares (lo cuento recientemente en otro post en «Experiencias»)

      En el poco tiempo que llevo a dieta, he comido dos veces la base de pizza de Mercadona sin gluten, muy rica. La primera vez me sentó fatal, me desperté en mitad de la noche con dolores, ardores, por la mañana tenía ganas de vomitar, dolor de cabeza… os suena verdad?

      Pensé que bueno, celiaca o no, a todo el mundo le puede sentar mal una comida, no sé el tomate natural, la piña, und ía malo, a saber. EL caso, es que esta semana hemos vuelto a probar, pero hemos cambiado todos los ingredientes de la pizza y os aseguro que ninguno tiene gluten, hasta la marca del queso y del tomate…. y otra vez lo mismo, durante la digestión empezaron los problemas, pasé mala noche y me levanté fatal, con ganas de vómitar etc… Miré los ingredientes y pone «almidón de trigo sin gluten» (la primera vez ni me había fijado) el resto de cosas que lleva, lo tomo en otros alimentos del Mercadona y sin problemas, harina de maiz, de arroz etc.

      Entonces me pregunto, además del gluten, puede ser que a algunos celiacos el trigo en general y sus otras proteinas nos sienten así de mal?

      Alguien más ha tenido esta experiencia?

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *