0

Arroz con bogavante recetas

Tabla de contenidos

Arroz con bogavante

El bogavante es uno de los mariscos más apreciados en nuestra gastronomía gracias a su exquisito y delicado sabor. Esta receta de arroz con bogavante es mucho más sencilla de lo que parece… así que no dudes en prepararla en cualquier celebración familiar o con amigos… o, sencillamente, ese día que quieres darte un capricho… ¡porque tú lo vales!

Paso 1:

Lo ideal es comprar el bogavante muy fresco y vivo. Y en este punto está la peor parte de la receta… el hecho de tener que ejecutarlo. Coloca el bogavante sobre una tabla o fuente e introduce la punta del cuchillo (de un cuchillo grande) por detrás del final de la cabeza y corta separando la cabeza de la cola. Después corta en dos partes la cabeza de forma longitudinal, y la cola pártela en aros. Si tienes problemas con esta parte de la receta… también puedes comprar el bogavante congelado… que también dará un resultado extraordinario.

Paso 2:

Introduce las ñoras partidas en un bol con agua tibia para que se ablanden. Lo ideal es que estén durante unas dos horas en el agua. Pasado este tiempo, raspa la piel de la ñora para extraer toda su pulpa. Reserva.

Paso 3:

Pela la cebolla y pícala muy finita. Pela también el ajo, pártelo por la mitad para retirarle el germen, responsable de que repita, y pícalo también muy finito. Finalmente, lava el pimiento rojo y pícalo en brunoise, o dados lo más pequeñitos posibles. Reserva.

Paso 4:

Pela los tomates escaldándolos previamente. Esto es, introdúcelos en agua hirviendo durante 30 segundos con un corte en forma de cruz en su base y pásalos después a un bol con agua fría y hielo. Así, se pelarán con tan solo tirar de su piel. Pártelos, retira sus pepitas (puedes guardarlas para otra elaboración, por ejemplo una ensalada) y tritura la carne. Reserva.

Paso 5:

Dora una cayena durante un minuto en la paella con un chorrito de aceite. Y retira.

Paso 6:

En el mismo aceite, dora los trozos del bogavante y retira.

Paso 7:

Ahora agrega la cebolla, el ajo y el pimiento rojo picados y cocina a fuego suave hasta que la cebolla esté transparente.

Paso 8:

En ese momento añade el tomate triturado y la pulpa de las ñoras.

Paso 9:

Añade el brandy y flambea durante apenas unos segundos. Ten cuidado a la hora de realizar esta operación y, sobre todo, apaga la campana extractora de humos… que puede ser peligrosa.

Paso 10:

Añade las gambas peladas y los trozos de calamar o chipirón. Añade también el arroz y deja que se sofría durante un par de minutos. Dale unas vueltas. En general se suele calcular 125 gramos de arroz por persona.

Paso 11:

Añade el caldo de pescado o fumet, que deberá estar muy caliente y un poco de colorante alimentario. La medida es de tres partes de caldo por cada parte de arroz.

Paso 12:

Pon los trozos del bogavante… y después de este momento… ya no debes volver a introducir la cuchara en tu arroz con bogavante.

Una vez que haya arrancado el hervor, cocina a fuego suave y añade el azafrán bien machacado. En total deberá cocer durante 20 minutos. Cuando el caldo esté a medio consumir, añade la sal. Cinco minutos antes de terminar, espolvorea con el perejil picado muy finito.

Presentación:

Una vez que hayas apagado el fuego… deja reposar el arroz con bogavante 2 o 3 minutos… y sírvelo inmediatamente después. ¡A disfrutar!.

Truco:

Es muy importante que a la hora de cortar el bogavante -ya hayas optado por un bogavante fresco y vivo o por un bogavante congelado- que recojas todos sus jugos. Para ello córtalo en una fuente o sobre una tabla de tal forma que no pierdas ni una gota de esos jugos… que son puro sabor para tu arroz con bogavante.

Sugerencia:

No dudes en elaborar esta receta de arroz con bogavante con el arroz bomba de la línea DELICIOUS de DIA… un arroz gourmet de la mejor calidad… para un producto de lujo. ¡Notarás la diferencia!.

En Demos la vuelta al día: Las 7 mejores maneras de arruinar un buen arroz

En Demos la vuelta al día: El arroz, secretos del grano prodigioso

En Demos la vuelta al día: Como espesar un guiso

Receta de arroz con bogavante para 6 personas

El arroz con bogavante es el más gourmet de los arroces. Y aunque sea un plato de fiesta -el bogavante bueno sigue sin ser demasiado barato-, siempre está bien tener controlada la receta para una ocasión especial o para darnos un capricho.

Existen muchas recetas y muchas formas de prepararlo. A nosotros nos gusta ésta porque es muy sencilla y el protagonismo se centra en el bogavante. Por eso no vamos a añadir ningún otro pescado o marisco más allá de lo que tenga el caldo. Evidentemente, si la idea es aligerar precio, el bogavante se puede combinar con otros ingredientes más asequibles.

Como preparar arroz con bogavante, paso a paso

En principio, con un bogavante grande tendremos suficiente para un arroz de 6 personas, pero si no son muy grandes o queremos salir a más cantidad podemos poner dos sin ningún problema. Vaya, que nunca suele sobrar.

Ingredientes

  • 1-2 bogavantes (dependiendo del tamaño)
  • 600 gr. de arroz bomba
  • 2 dientes de ajo
  • 100 gr. de zanahoria
  • 100 gr. de pimiento rojo
  • 100 gr. de cebolla
  • 100 gr. de puerro
  • 150 gr. de tomate maduro
  • 200 ml. de vino blanco
  • 2 litros de caldo de pescado (fumet)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta
  • Azafrán / Colorante alimentario
  • Pimentón de la Vera
  • Perejil

Preparación

Empezamos preparando los ingredientes. Picamos la cebolla, el puerro, el perejil y los dientes de ajo. Pelamos y cortamos en rodajas finas la zanahoria, cortamos el pimiento en trozos pequeños, y pelamos y trituramos el tomate.

Bogavante

Partimos el bogavante por la mitad y lo rehogamos unos minutos con aceite de oliva virgen extra en una paella o cazuela para que suelte su jugo y deje su sabor. Retiramos el bogavante y reservamos.

Hacemos un sofrito con la cebolla, el puerro, la zanahoria y el pimiento. Rehogamos durante 5 minutos y añadimos los ajos picados. Sofreímos un par de minutos más y añadimos un vaso de vino blanco, el tomate triturado, unas hebras de azafrán, el perejil picado, un poco de pimentón de la Vera, sal y pimienta. Rehogamos durante 10 minutos más.

Incorporamos el arroz al sofrito y removemos para que coja sabor. Añadimos el caldo de pescado y lo dejamos durante 10 minutos. Si preferimos el arroz algo más caldoso, sólo tenemos que añadir un poco más de caldo. Pasados los 10 minutos, troceamos el bogavante y lo añadimos al caldo dejándolo 5 minutos más. Apagamos el fuego y dejamos reposar el arroz tapándolo con un trapo seco y limpio.

Receta de arroz caldoso con bogavante paso a paso

Antes de poner manos a la obra en la preparación de un sabroso arroz caldoso con bogavante, ¿qué te parece si nos familiarizamos con el marisco que tenemos entre manos?

Qué es el bogavante y en que se diferencia de la langosta

Pues bien, como te anticipé, el bogavante es un marisco que se asemeja a la langosta, aunque es de un color más oscuro que ésta. Por otra parte, se considera que la calidad de la carne de bogavante es incluso, superior a la de la langosta.

Desde el punto de vista nutricional, el bogavante te aporta 89 calorías cada 100 grs, 17,1 grs de proteínas y 1,7 grs de grasas con un gran porcentaje de grasas insaturadas buenas para el organismo, vitaminas y minerales.

Si bien el bogavante se puede cocer al vapor, al horno o a la parrilla, el arroz con bogavante, típico de los pueblos de las costas de España es el platillo más tradicional, que se prepara con este sabroso marisco. Se trata de una comida similar a la paella de marisco, que se puede preparar tanto seco como caldoso. En esta oportunidad, te compartiré la receta de arroz caldoso con bogavante.

Cómo es el arroz caldoso

En cualquier caso, el arroz caldoso no sólo requiere más agua, sino también más cocción. Esto hace que los sabores se impregnen más por lo que podrás apreciar aún mejor el intenso y apetitoso sabor del bogavante. Generalmente se cocina en cazuela de barro u olla de hierro.

A diferencia de los arroces secos, la receta terminada de arroz caldoso conserva como su nombre lo indica, una buena cantidad de caldo. De allí, que quizás te preguntes qué arroz usar para arroz con bogavante. Ten en cuenta que si lo vas a hacer caldoso, por el modo de cocción, deberás emplear arroces con buena concentración de amilopectinas.

Cómo hacer arroz caldoso con bogavante

Si bien existen muchas recetas para prepararlo, sin duda, querrás saber cuál es la mejor receta de arroz con bogavante. Como decía mi abuelita, la mejor receta siempre es la tradicional. Por eso es la que te compartiré como primera opción.

Para cuatro porciones necesitarás:

  • Arroz, 400 grs
  • Tomate, 200 grs
  • Ajo, 2 cabezas
  • Cebolla, 400 grs
  • Brandy, 2 cucharadas
  • Pimientos, 2
  • Perejil, un ramo
  • Caldo de Pescado, 1½ litros
  • Bogavantes, 2
  • Azafrán, al gusto
  • Aceite de oliva
  • Limpia los bogavantes y córtalos en trozos.
  • Caliente aceite de oliva en el recipiente que vayas a preparar el platillo.
  • Cuando este caliente, pon los trozos de bogavante y dóralos.
  • Una vez dorados, retira y resérvalos.
  • En el mismo recipiente, coloca el ajo y la cebolla bien picados.
  • Cuando estén dorados, agrega el tomate y los pimientos, que previamente habrás triturado.
  • Añade el brandy y flamea.
  • Agrega el arroz y mezcla con los otros ingredientes para que se integren los sabores.
  • Por último, añade el caldo de pescado que ya tendrás preparado y los trozos de bogavante.
  • Cuando rompa el hervor, agrega el azafrán.
  • Hierve durante 20 minutos o hasta que el arroz esté a punto.
  • Espolvorea con el perejil picado, antes de servir

Tiempo de cocción

Respecto a cuánto tiempo tiene que cocer el arroz con bogavante, debes saber que variará de acuerdo a la receta elegida. En términos generales, si eliges hacerlo caldoso, te demandará mayor tiempo de cocción. Sin embargo, gran parte de este tiempo es el que lleva la cocción del caldo, que no exige mayores cuidados en la preparación.

Cuántas calorías tiene el arroz con bogavante

Estés o no a dieta, probablemente te preguntes cuál es el valor calórico de este suculento platillo. Pues bien, te diré que una abundante porción de 320 gramos de arroz caldoso con bogavante, preparado con la receta anterior, te aportará ni más ni menos que 506 calorías, o lo que es lo mismo, 175 calorías cada 100 gramos. Por otra parte, en la siguiente tabla, encontrarás las cantidades por porción de sus principales componentes:

Componente Gramos
Carbohidratos 56 gramos
Proteínas 12 gramos
Grasas 26 gramos
Agua 226 gramos

Además, ten en cuenta que esta receta es rica en vitaminas, minerales y ácidos grasos Omega 3, muy buenos para tu salud.

Arroz con bogavante: variantes

Si bien el arroz con bogavante caldoso es en general, la variante preferida para preparar este platillo, existen muchísimas versiones y cada una de ellas tiene sus particularidades, A continuación, encontrarás algunas de las principales.

  • Tradicional. La receta clásica que se prepara desde su origen gastronómico.
  • Caldoso o meloso versus seco. Básicamente, son las dos formas diferentes de prepararlo, de acuerdo a si te apetece con caldo o no, tipo cazuela.
  • Al horno o con Thermomix. ¿Tienes una Thermomix? Pues si es así, te irá de maravillas para preparar tu arroz con bogavante. En cuanto a hacerlo al horno, confieso que nunca lo he intentado, pero si eres de los que prefiere este tipo de cocción, debes saber que es posible hacerlo de tal modo.
  • A la gallega. Cada región de España, le imprime al arroz con bogavante su sello particular. Tal es el caso, por ejemplo, del arroz con bogavante a la gallega, una de las versiones más aceptadas.
  • Con bogavante congelado. Si no consigues bogavante fresco, no hay problema. También puedes preparar esta receta con bogavante congelado
  • Con gambas, almejas, calamares u otros mariscos. Algunas recetas agregan otros mariscos. De hecho, puedes combinar el bogavante con cualquiera de ellos, según te apetezca.
  • Con langosta. En lugar de bogavante. Tanto puedes sustituir el bogavante por langosta como la langosta por bovagante en otras recetas, ya que ambos mariscos comparten muchas características similares.
  • Con ñoras. Las ñoras son unos pimientos pequeños y muy picantes que se emlpean secos para condimentar. Algunas recetas de arroz con bogavante las incluyen entre sus ingredientes.

Otras recetas con mariscos

Si te apetecen los mariscos, disfrutarás de estas otras recetas elaboradas con estos saludables alimentos que hacen las delicias de la comida de cada día.

  • Con camarones. Descubre cómo preparar camarones a la diabla y otras exquisitas recetas con camarones, para incluir estos pequeños y sabrosos mariscos en tu alimentación.
  • Con gambas, Por otra parte, la cocina árabe de la mano de Juan Esteban Jorge, te propone esta otra receta de croquetas con gambas y arroz que son realmente para chuparse los dedos.
  • Con mejillones, Por último, te comparto esta alternativa para preparar mejillones, muy fácil y rápida y no por eso menos apetitosa.¡No dejes de probarla! Estoy segura que te va a gustar.

¿Cómo preparas el arroz con bogavante?

Con la receta tradicional

El arroz con bogavante es una de las recetas que creo que todo el mundo adora. Este plato parece difícil para quien no sepa cocinar, pero creo que es uno de los arroces más fáciles de hacer y que seguramente os pongan en un pedestal si os sale bueno. Si seguís esta receta fácil de arroz con bogavante os garantizo que será así.

Actualmente el precio del bogavante no es como hace años, está en torno a los 25-30 euros el kilo, si es gallego claro está. Actualmente podemos encontrar otros bogavantes más baratos en los que la diferencia no es muy grande de calidad, pero su precio si difiere mucho. Por ejemplo el bogavante canadiense. Y os tengo que decir una cosa, el arroz con bogavante se puede hacer perfectamente con bogavante congelado.

Ayer compre un bogavante que me costó 9 euros con el cual hice arroz para dos, y sobro un buen plato para un tercero, he de decir que era un bogavante congelado esta vez porque cuando fui a la pescadería no quedaban frescos.
Por lo tanto hacer un arroz con bogavante en casa te puede costar unos 6 euros por persona, ¿Esta bien no?
En España cada día más podemos encontrar, incluso en el menú del día, arroz con bogavante. Creo que ya es difícil encontrar un buen sitio en España donde se haga realmente un buen arroz y ese es el famoso arroz con bogavante del restaurante “A Cofradía de Rinlo”” en el precioso pueblo de Rinlo en Ribadeo. Este restaurante presume de uno de los mejores arroces con bogavante de España, por lo que si tenéis la oportunidad de ir por la zona id porque es algo fuera de lo normal.

Arroz con bogavante en Madrid

Yo que soy de Madrid, os voy a decir uno de los mejores sitios que conozco en mi ciudad. Este es el restaurante “el Barril” situado en la calle recoletos. Es una cadena, pero he probado mil arroces con bogavante en Madrid y este se lleva la palma.

Arroz caldoso o Arroz seco

En este tema hay muchas discusiones. En mi opinión, para el bogavante como protagonista, creo que el arroz caldoso es mejor. Pero solo es mi opinión, podéis hacerlo seco estupendamente ya que como digo siempre, para gustos los colores.

Cómo partir el bogavante vivo

En caso de que lo compréis fresco (vivo), tendréis que partirlo vivo siento decirlo. A mí la verdad que no me preocupa porque me encanta el bogavante pero entiendo que haya gente que le dé pena. Aun así os tengo que indicar como se hace correctamente.

  1. Lo primero que haremos será cortarles las pinzas.
  2. Seguidamente cortamos la cabeza.
  3. Continuamos partiendo el cuerpo a lo largo y en trozos medianos (unos 6-8 cm). Lo mismo haremos con la cabeza, la cortamos a lo largo.
  4. Si os da cosa a la hora de cortar la cabeza del bogavante, lo que podéis hacer poner un trapo tapando la cabeza y otro el cuerpo, dejando a la vista solo el “cuello” jejeje. Así cortaréis bien sin ver que estamos cortando un bogavante vivo. La verdad que tengo que reconocer que la primera vez que lo hice use los trapos porque me daba cosa jeje.

Otros arroces estupendos

En mi blog una de las recetas principales son los arroces. Por eso me gustaría que echarais un ojo este arroz con caldoso con marisco, este arroz con boletus o a cualquier receta de risotto si os gusta la cocina italiana.
Vayamos pues con la receta de arroz con bogavante.

Ingredientes para hacer arroz con bogavante para 4 personas

  • 2 bogavantes
  • 380 gramos de arroz bomba
  • 1 pimiento verde
  • 1 pimiento rojo
  • 2 tomates pelados y sin pepitas
  • 1 cucharadita de carne de pimiento choricero, en cualquier supermercado la podéis comprar fácilmente
  • 150 ml de brandy
  • 2 hoja de laurel
  • 2 litro de fumé de pescado y marisco.
  • Azafrán o colorante alimentario

Cómo hacer arroz con bogavante

  1. El primer paso es el que seguro que hará la gente se decante por comprar un bogavante congelado, ya que si es fresco hay que cortarle vivo, y da un poco de cosilla jejeje, si lo compráis congelado se moverá poquito el bogavante jajajaja.
  2. Una vez cortado el bogavante lo doramos en aceite caliente durante unos minutos y retiramos, esto lo hacemos para que suelte el jugo y le de sabor al sofrito.
  3. Retirado el bogavante, sofreímos en ese mismo aceite los pimientos bien picados.
  4. Cuando estén dorados, añadimos el tomate pelado y sin pepitas junto con la carne de pimiento choricero y lo dejamos otros 5 minutos que se cocine.
  5. El siguiente paso será añadir el brandy y si sabéis hacerlo, flambearlo. Si no esperáis simplemente unos minutos a que se evapore el alcohol.
  6. Listo el sofrito, añadimos el arroz y rehogamos un minuto.
  7. Pasado el tiempo añadimos los trozos de bogavante, ponemos la hoja de laurel, cubrimos de caldo y rectificamos de sal, dependiendo de cómo este de salado el fumé. En este paso poned el colorante o el azafrán. Yo os recomiendo hacer un fumet de pescado antes porque saldrá mucho más rico.
  8. Para un arroz normal se tienen que poner dos medidas de agua por una de arroz, en el caso de caldoso poner 4 medidas.
    Dejamos cocinar 18 minutos más o menos.

Mi recetaNombre Arroz con bogavante | Receta casera Fecha 2015-10-28 Puntuación 3Based on 437 Review(s)

Arroz con bogavante, receta tradicional en zonas de costa como Valencia, Alicante o Cataluña. Un arroz con un sabor suave, que puedes preparar en casa sin mucha complicación. En otro artículo de Okdiario-recetas hicimos arroz con magro y verduras. Hoy arroz con bogavante.

El bogavante un marisco longevo

El bogavante es de la misma familia que la cigala y la langosta, lo distingues por sus dos grandes pinzas. Puede llegar a vivir hasta 50 años y se han llegado a capturar ejemplares de más de 60 cm y 4 kilos de peso. Vive en zonas de roca entre los 5 y los 50 metros de profundidad a temperaturas entre 15 y 22 grados. En España se pesca en puertos del Mediterráneo y también de la zona Atlántica como en Galicia, Chipiona, o Huelva . Este crustáceo es poco abundante y por eso es muy apreciado.

Arroz con bogavante

Los bogavantes aportan 90 calorías por ración de 100 gramos, tienen 18 g de proteínas vitaminas del grupo B como la Tiamina o B1, la niacina o B3 o la riboflavina o B2. Los bogavantes tiene una buena dosis de fósforo y magnesio, también nos aportan zinc y yodo. Hay tres clases de bogavantes. El europeo frecuente en las islas británicas, el bogavante canadiense y el español, estos dos tipos son bastante similares frente al de las islas británicas. Los bogavantes son animales solitarios y de hábitos nocturnos se alimenta de pequeños peces, moluscos y sepias.

Hoy descansamos pero te dejamos la muestra del arrocito con bogavante que más de uno se comió este fin de semana en la Taberna Siglo XXI pic.twitter.com/gQeA6c7Svf

— Taberna Siglo XXI (@Taberna_siglo21) 27 de febrero de 2017

Arroz con bogavante, cortar el puerro

Para el caldo

  • ½ cebolla
  • 1 puerro
  • 1 zanahoria
  • 2 huesos de cabeza de rape
  • 200 g de langostinos
  • 2 litros de agua
  • Sal
  • >
    Para el arroz
    • 400 g de arroz bomba
    • 1 bogavante
    • 100 g de tomate natural tamizado
    • 3 dientes de ajo picado
    • 100 ml de aceite de oliva virgen extra
    • 1 cucharada de pimentón
    • 2 hebras de azafrán
    • Una cucharada de perejil picado
    • Un limón cortado para adornar

    Arroz con bogavante, el limón

    En primer lugar pelamos los langostinos, les quitamos las cáscaras y cabezas, puedes usar las colas para otra receta, para el caldo solo necesitamos las cáscaras y cabezas. En una olla añadimos un poco de aceite y sofreímos las las cáscaras y las cabezas de langostinos durante unos minutos.

    Agregamos dos litros de agua, las cabezas de rape y las verduras cortadas en trozos junto a un poco de sal. Cocer durante 20 minutos, tapando la olla y a fuego medio. Durante la cocción estaremos atentas para eliminar de vez en cuando la espuma que se forma. Una vez transcurrido el tiempo colar el caldo y reservar.

    Arroz con bogavante, los ajos

    En la paella añadimos aceite de oliva, cortar el bogavante por la mitad y rehogarlo durante un par de minutos. Picar los dientes de ajo y ponerlos a pochar en la paella, añadir el arroz, el tomate, un poco de perejil y el pimentón. A continuación agregamos el caldo y el azafrán.

    Arroz con bogavante, el azafrán

    Cocinar durante 10 minutos a fuego vivo, luego bajar el fuego y cocinar otros 10 minutos.

    Vídeo del arroz con bogavante

    También te puede interesar

    Arroz del señoret

    Si te ha gustado el post del arroz con bogavante, puedes compartirlo en tus redes sociales favoritas (Twitter, Facebook, etcétera…) , ← tienes los distintos iconos para pulsar. Cada día habrá nuevas recetas y trucos para ti, ¡Síguenos en Facebook @okrecetasdecocina

    Elena Bellver
  • Arroz con Bogavante

    No hay plato más especial y delicioso para celebrar las fiestas que un especial arroz con bogavante. Esta receta digna de protagonizar las ocasiones más emblemáticas de nuestra familia, es ideal para entrar en calor y disfrutar del sabor del mar. Sigue atentamente los pasos que nos indica Poli Delicious y consigue que todos tus invitados se lleven un gran recuerdo estas Navidades.

    Arroz con bogavante, un clásico en Navidad

    Cuando llegan las fiestas, estamos deseando degustar las mejores recetas para saborear los platos más deliciosos. Por ello, buscar las recetas más especiales siempre son un sinónimo de triunfo y búsqueda del detalle para hacer de estos días una ocasión muy especial. Al fin y al cabo, no todos los días tenemos la oportunidad de comer rodeados de toda nuestra familia.

    Arroz con bogavante. Cuando la escuchamos sabemos que es una de esas recetas que asociamos inmediatamente con una celebración, pues es un manjar en toda regla. Aunque muy ligado a la mesa de Navidad, fuera de esta festividad es posible encontrarlo en los mercados a un precio más asequible, listo para darnos un buen homenaje en una ocasión especial, en cualquier época del año. ¿A qué esperas para ponerte manos a la obra en la cocina?

    El bogavante es un crustáceo que está considerado por derecho propio el rey del marisco y con el arroz forma un matrimoni perfecto. Su carne es muy apreciada, de intenso sabor y exquisita textura, y permite elaboraciones en arroces tanto secos como melosos, dándoles un intenso sabor concentrado de mar. Si no encontramos bogavante podemos usar langosta americana que es muy similar, también nos servirán unos carabineros o cigalas grandes. Con unos u otros conseguiremos un arroz con marisco perfecto.

    Como todo arroz marinero el secreto estará en sacar todo el jugo posible de los frutos del mar que usemos para la receta y en el caldo de pescado o fumet en el que coceremos nuestra arroz con bogavante.

    Un clásico para una ocasión especial, este plato lleno de matices consigue ser el acierto que buscas para estas Navidades. El sabor del mar conquista todo el plato, conjugando a la perfección con el arroz y adquiriendo una textura única. Si aún tienes dudas sobre cuál es la receta perfecta para enamorar a tu familia estas fiestas, no busques más. Prepáralo todo para cocinar con mimo y paciencia: esas son las claves del éxito. ¡Sigue los pasos y tendrás el triunfo asegurado!

    • Un toque Brillante: ¡salsa romesco!

    En esta ocasión, Poli Delicious utiliza la famosa salsa catalana para ponerle el punto y final al delicioso sofrito que conforma la base de nuestro arroz con bogavante. Ñoras, tomate y frutos secos conforman la base de esta tradicional salsa, que le dará una potencia de sabor y un toque picante a la receta que la convertirá en un plato inolvidable. Eso sí, no te pases de picante a la hora de prepararla, ya que debe primar el sabor del bogavante sobre todos los ingredientes.

    Hay ciertos platos que son para enmarcar. Perfectos para las grandes ocasiones, para las celebraciones o simplemente para darnos un merecido “homenaje”.

    El Arroz con Bogavante es uno de ellos, gracias al sabor intenso e inconfundible de este marisco. Esta receta tiene su aquel pero es relativamente sencilla, por lo que os animo a prepararla en casa y a disfrutar de este manjar de los mares.

    Antes de ponernos con la receta en sí, necesitamos un elemento muy importante para el éxito de la misma: el Fumet o caldo de marisco.

    Ingredientes: 2 huesos de rape, 200 gr. de langostinos frescos, puerro, cebolla, zanahoria, sal, aceite de oliva, laurel.
    Tiempo de elaboración: 45 minutos

    Comenzamos por pelar los langostinos, separando las cabezas y cáscaras. Las colas las reservamos para otra receta, para congelarlas o incluso también podéis añadirlas luego al arroz. En mi caso las hemos utilizado en un aperitivo.

    En una cazuela, sofreímos las cabezas y cáscaras de langostino con un poco de aceite de oliva. Cuando vemos que están de color rojizo, le añadimos 3 litros de agua caliente, los huesos de rape, las verduras enteras y una hoja de laurel. Salamos al gusto y dejamos cocinar 30 minutos a fuego medio.

    Retiramos el rape, las verduras y el laurel. Le damos un toque de batidora al caldo para triturar las cáscaras de langostino y que suelten todo su sabor. Pasamos por un colador fino (o chino) y seguimos cociendo otros 15 minutos, ahora a fuego suave.

    Este caldo de marisco nos sirve para otras recetas de arroz/fideuá con marisco. También podemos congelarlo para tenerlo listo en cuanto lo necesitemos. Para esta receta, lo mantendremos caliente hasta el momento de añadirlo al arroz.

    Preparación de la receta

    Ingredientes:

    1 bogavante de 1,5 Kg. (o 2 bogavantes de 800-900 gr./pieza)
    500 gr. de arroz bomba
    3 litros de fumet o caldo de marisco
    1 cebolla mediana
    1 tomate mediano maduro
    2 dientes de ajo
    Pimentón dulce de la Vera
    Hebras de azafrán
    Aceite de oliva virgen extra
    Sal fina

    Dificultad: media
    Para 6 personas
    Tiempo: 40 min. (arroz) y 45 min. (fumet)

    Puestos a escoger, elegiremos un bogavante fresco de las Rías de Galicia, que nos valdrá entre 30-50 euros/Kg dependiendo de la época del año. Otra opción más económica es emplear el bogavante canadiense, más habitual en las pescaderías, y que nos saldrá a unos 8-9 euros la pieza (800 gr.).

    Una vez comprado, es aconsejable consumirlo cuanto antes para preservar su grado de frescura y por tanto sus cualidades. Entre ellos hay claras diferencias, que podéis conocer con detalle en el blog de la Tienda Online de marisco gallego “Sal y Laurel“.

    Cortar el Bogavante
    Hecho el fumet, llegamos a otro punto transcendental del plato: debemos de trinchar el Bogavante, y preferiblemente “vivo y coleando”. Para [email protected] que no podáis con este paso, metedlo unos 10 min. en el congelador. Así quedará como anestesiado y podréis cortarlo sin que se mueva.

    Sea como fuere, colocamos el bogavante panza arriba en un recipiente, donde recogeremos los jugos que suelte. Separamos con un corte la cola de la cabeza. Quitamos las pinzas y seccionamos la cabeza en dos mitades simétricas.

    La cola la cortamos en 3-4 porciones, aprovechando los anillos del caparazón. A las pinzas les damos un golpe con un martillo de madera para escachen y luego sean fáciles de comer. Reservamos.

    Cocinamos el arroz
    Escogemos una cazuela ancha y plana para esta elaboración. Una cazuela de barro o una “paella” también nos sirve perfectamente.

    Picamos el ajo y la cebolla muy finos. El tomate lo pelamos, le quitamos las pepitas y lo picamos bien (o rallamos). Echamos aceite en la cazuela y sofreímos las verduras unos 10 min., removiendo para que no se nos pasen. Salamos al gusto.

    Apartamos la cazuela un momento del fuego, añadimos una cucharada de postre de pimentón dulce y mezclamos. Queremos que se incorpore a la salsa pero que no se nos queme.

    De nuevo en los fogones, añadimos ahora los jugos que soltó el bogavante al cortarlo y las dos partes de cabeza, con la parte carnosa hacia abajo. Aportarán su intenso sabor al sofrito. Cuando estén de color rojizo, reservamos.

    Echamos el arroz y mezclamos bien con la salsa para que vaya absorbiendo su sabor. Cocinamos 1-2 min. a fuego medio. Incorporamos ahora el fumet, con la proporción de 2 partes y media de caldo por 1 parte de arroz. De esta manera nos quedará un poco caldoso. Removemos cuidadosamente para repartir el arroz uniformemente. (Si lo preferís más caldoso tendréis que usar 3 partes de caldo).

    En cuanto comience a hervir, añadimos las hebras de azafrán y mezclamos con cuidado. Bajamos a fuego suave (nivel 4, de 1 a 10) y dejaremos cocer el arroz unos 20 minutos. Iremos comprobando la cazuela para que nunca se nos quede sin caldo el arroz.

    En los últimos 5 min. de cocción añadimos la cabeza reservada y el resto de trozos del bogavante. Con este tiempo le bastará para estar en su punto, y que no esté demasiado cocinada su carne.

    En este momento, también aprovechamos para probar de sal y rectificar si es el caso, según nuestro gusto. Recordad que el fumet ya lleva sal.

    Cuando vemos que está en el punto deseado (más o menos caldoso), retiramos del fuego y dejamos que repose 3-4 min. Así el arroz seguirá lentamente absorbiendo caldo y no se nos pasará.

    Servimos bien caliente en la mesa y a disfrutar de este plato de categoría. Comprobaréis que es más sencillo de lo que parece y que con esta receta siempre triunfaréis ante vuestros comensales.

    En el blog podéis encontrar otro arroz similar, con auténtico sabor a mar: Arroz bomba con rape y vieiras

    Maridamos con un buen vino blanco gallego de cualquiera de las 5 Denominaciones de Origen de Galicia.

    El bogavante es uno de los mariscos más deseados del mundo, así que un plato con este gran crustáceo no puede salir mal, sobre todo si se acompaña de arroz, con un buen sofrito y un fumet casero. Este plato se puede hacer de muchas formas diferentes, pero nosotros hemos recopilado las mejores para ti.

    Un arroz con bogavante es un plato único completísimo, pero si te has quedado con hambre, prueba esta receta de pollo al limón o esta crema de calabacín y puerros.

    Y el postre, una deliciosa Carrot cake, tarta 3 chocolates o un flan de café, aquí explican la receta.

    El arroz con bogavante es un plato delicioso, repleto de sabor a mar que suele tener mucho éxito cuando se prepara. Nosotros vamos a compartir contigo una sencilla receta que hará que te salga un plato verdaderamente delicioso, tiene un precio medio, no es demasiado difícil de hacer y los resultados están garantizados.

    Para su elaboración se necesita:

    • 1 bogavante fresco de medio kilo aproximadamente
    • 350 gramos de arroz redondo (mejor si es arroz bomba)
    • 2 tomates medianos.
    • 1 cebolla grande.
    • 3 dientes de ajo.
    • 1,5 litros de caldo de marisco (mejor si es casero)
    • Pimentón dulce, una guindilla cayena, ñora picada y perejil.
    • Aceite de oliva virgen extra.
    • Un poco de brandy
    • Sal (al gusto)

    Modo de elaboración

    En una paellera o una sartén amplia y baja echaremos un chorro de aceite de oliva y freiremos la guindilla y uno de los dientes de ajo. Antes de que se dore el ajo lo sacaremos y lo machacaremos en un mortero, la guindilla podemos desecharla si no queremos un sabor muy picante.

    En el aceite que ha quedado sofreiremos la cebolla y cuando esté pochada añadiremos el tomate, que previamente habremos rallado.

    Aprovecharemos para cortar el bogavante con un cuchillo grande o con un hacha, procurando retirar los trocitos pequeños y una vez limpio lo incorporaremos al sofrito.

    Por otro lado, pondremos la ñora el ajo frito, el crudo, el pimentón y un chorrito de brandy, lo machacaremos lentamente pero con fuerza, procurando que todos los ingredientes se mezclen entre sí. Cuando lo hayamos hecho lo incorporaremos a la paellera junto al arroz y añadiremos el caldo de marisco, pero lo iremos echando poco a poco y removiéndolo bien todo.

    Probamos de sal y rectificamos si es necesario y dejaremos cocinar hasta que el arroz esté a nuestro gusto, alrededor de unos 15 o 20 minutos aproximadamente.

    Algunos consejos:

    Si no se tiene hecho caldo de marisco casero, una buena opción es utilizar algún envase de caldo de marisco de los que vienen preparados, pero debe ser de buena calidad.

    En caso de no contar ni con uno ni con otro, podremos utilizar agua con dos pastillas de caldo de marisco concentrado, aunque esto es una opción de emergencia dado que el sabor no será igual, pero nos servirá para salir del paso.

    A este plato también podemos añadirle otros productos del mar como pueden ser gambas, almejas o incluso mejillones, aunque el bogavante será el protagonista principal.

    Porciones: 4
    Tiempo de preparación: 15 minutosTiempo de cocinado: 45 minutosEn total, está listo en: 60 minutos

    Receta de Arroz con bogavante

    Ingredientes (4 personas):

    • 1 bogavante
    • 400 gr de arroz
    • 1 l de caldo para paella
    • 1 cebolleta
    • 2 zanahorias
    • 1 puerro
    • 2 tomates
    • 3 dientes de ajo
    • 75 ml de brandy
    • aceite de oliva virgen extra
    • sal
    • azafrán
    • estragón
    • perejil

    Elaboración de la receta de Arroz con bogavante:

    Corta el bogavante por la mitad y rehógalo en una paella con un chorrito de aceite. Retíralo y resérvalo.

    Pica los dientes de ajos, la cebolleta, las zanahorias y el puerro finamente y ponlos a pochar en la paella donde has rehogado el bogavante. Añade el brandy, el estragón y el azafrán. Pela un tomate, pícalo en daditos y agrégalos. Sofríe bien el tomate y pon a punto de sal.

    Incorpora el arroz y rehógalo un poco. Vierte el caldo y deja cocinar 10 minutos. Añade el bogavante troceado y deja cocinar 6-8 minutos más. Cubre el arroz con un paño limpio y déjalo reposar unos minutos. Decora con el otro tomate y con una hoja de perejil y sirve.

    Descubre más recetas de paella de marisco

    Información nutricional de la receta:

    Una dieta sin cereales como el arroz, nos conduce a una situación de cansancio, debilidad y bajón de ánimo. Eso sí, lo comeremos despacio ya que su digestión empieza en la boca.

    El bogavante nos aporta proteínas de calidad indispensables para mantener nuestras defensas y para que estemos sanos y bien nutridos, aunque estas proteínas se digieren peor que las de los pescados. El marisco aporta poca grasa, de manera que puede sernos útil a la hora de elegir un menú con pocas calorías.

    Y como siempre las verduras acompañando a cualquier plato. No engordan, ayudan a no retener líquidos y no tienen grasas. Además no debemos olvidar que son alimentos que nos ayudan a prevenir el cáncer y las enfermedades que aparecen con el transcurso de los años.

    Acompañamos con una ensalada y completamos con pan, una pieza de fruta y un yogur.

    Consejo de la Doctora Telleria:

    EL arroz junto con el maíz, el mijo y el sorgo, son los únicos cereales que no contienen gluten por lo que son tolerados por las personas con celiaquía.

    Cómo hacer arroz con bogavante. ¿Quieres quedar como un campeón esta Navidad? ¿Qué flipen todos tus invitados? Pues atentos a mi recetaza de hoy “Arroz con bogavante”.

    No sé si esta será la mejor receta del mundo pero os aseguro que es uno de los platos más famosos dentro de mi repertorio gastronómico.

    Si existe un marisco conocido y apreciado en nuestra gastronomía, y por el que tengo una inmensa debilidad, es el bogavante. Este formidable cangrejo marino es el rey de los mariscos no solo por su tamaño descomunal sino también por su sabor.

    Estos crustáceos, primos hermanos de la langosta americana y de las cigalas, poseen una carne exquisita, muy apreciada tanto por la textura como por su inconfundible sabor. Comprad el bogavante en su temporada o también tenéis la opción de comprarlo congelado.

    A veces uso el congelado para darle mayor sabor al arroz y lo he usado para enriquecer el fumet o caldo que hace que esta receta sea top.

    El objetivo de hoy es que os animéis a cocinar este arroz, no penséis que es una receta complicada, es super sencilla. La clave del éxito está en el arroz elegido, en el sabor del caldo y por supuesto en su ingrediente principal, el bogavante.

    El arroz queda meloso, sabroso, con un sabor a mar y marisco como pocos. Al tratarse de un arroz caldoso, en esta ocasión, el resultado es jugoso y sabroso. El arroz con el que hemos preparado este arroz es el arroz SOS especial caldoso que tan buenos resultados nos da siempre.

    Es algo más que arroz, como diría un amigo…

    Antes de cocinar la receta

    1. Una vez que sacamos al bogavante de su medio natural empieza a morir lentamente. Así que para mantenerlo el máximo tiempo posible con vida es necesario taparlo con un paño húmedo, que cambiaremos cada 12 horas.
    2. Un bogavante que hayamos comprado vivo puede sobrevivir en el frigorífico entre 3 y 4 días a una temperatura de 5 grados.
    3. Si vais a utilizar bogavante vivo, lo mejor es comprarlo el día antes para que el bicho sufra lo menos posible. A la hora de comprarlo aseguraos de que el bogavante aún esté vivo y con un aspecto de vitalidad.
    4. Que no presente cortes ni daños, que tenga todas sus patas y sus pinzas integras, que el caparazón sea duro y consistente.
    5. Si el bogavante que vamos a preparar está vivo, tened cuidado pues se va a defender. Sus pinzas pueden ser peligrosas, aunque normalmente estas vienen con unas gomas elásticas para que no las puedan abrir, no las quitéis hasta el final del corte.

    Cómo cortar el bogavante

    1. Coloca el bogavante en una tabla que no resbale, siempre “panza arriba” con la cola contra la superficie de corte.
    2. La superficie donde vayamos a cortarlo debe permitir aprovechar los jugos que se van a derramar durante el corte. Pues este líquido es muy sabroso y nos va a permitir dar un sabor más intenso a nuestro plato.
    3. Una vez tenemos el bogavante fijo, introducimos el cuchillo por detrás del final de la cabeza y cortamos. Separando el tronco de la cola, en dos partes de similar tamaño.
    4. Luego damos la vuelta al bogavante y cortamos la cabeza en dos partes simétricas. A continuación cortar el tronco en trozos medianos, aprovechando los anillos del caparazón.
    5. También podemos cortarlo en rodajas, comenzando con un corte limpio por la cabeza para luego trocear en rodajas cada anilla del tronco. Reservamos en un bol grande.

    Preparación de la base del arroz con bogavante

    1. Elegimos una cazuela grande, si es de barro mejor o bien como en este caso, una paella. El punto de calidad del arroz estará en el fumet o caldo con el que vamos a enriquecer la receta.
    2. En este caso lo preparé en una olla express. Añadí además de huesos de rape, cabezas de langostino y un montón de verduras que tenía mi madre en la nevera, y quedó impresionante.
    3. Si no tenéis tiempo podéis utilizar algún caldo ya preparado (mejor que sea de calidad) que venden en supermercados.
    4. Pelamos los dientes de ajo y picamos lo mejor posible. Picamos las cebollas y los pimientos rojos muy finos para que se deshagan en la cocción. Reservamos todo.
    5. Añadimos el aceite de oliva virgen extra a la paella. Cuando el aceite esté caliente sofreímos las verduras unos 10 minutos a fuego medio, siempre removiendo cuidadosamente.
    6. Echamos las cabezas de los dos bogavantes (las colas las añadimos más adelante) y salteamos con las verduras. Salpimentamos al gusto.
    7. Rallamos el tomate o bien le quitamos la piel y troceamos muy fino.
    8. Cuando la verdura anterior ya está pochada lo añadimos junto con una cucharadita tipo postre de pimentón dulce. Muy poquito, sólo para dar un poco de aroma.
    9. Removemos todo lentamente hasta que reduzca. Tiene que quedar como una salsita no muy líquida pero sin que llegue a agarrarse a la paella.

    Preparación del arroz y presentación final

    1. Echamos el arroz y removemos todo con suavidad para que se impregne bien del guiso y absorba el sabor. Dejamos durante 2 minutos más a fuego medio.
    2. Una vez que el arroz haya absorbido todo el sabor del guiso añadimos el fumet de pescado (a ser posible caliente) a la paella o cazuela.
    3. Para un arroz semi caldoso las medidas exactas son 3 partes y media de caldo por cada parte o medida de arroz.
    4. Subimos la temperatura al máximo hasta que empiece a hervir. Acto seguido lo bajamos a la mitad y añadimos las hebras de azafrán, que se haga poco a poco. Para este tipo de arroz necesita unos 18-20 minutos.
    5. En los últimos 5 minutos de cocción añadimos los trozos restantes de bogavante.
    6. Si hace falta rectificamos la cantidad de líquido con agua (si es posible caliente para no cortar la cocción). Vamos probando el punto de sal y del arroz. Si necesita una pizca de sal es el momento de añadirla.
    7. No os asustéis si al cocer los bogavantes adquiere un color rojo característico, pasa en casi todos los crustáceos. Es buena señal y el punto que nos dice que el plato ya casi está.
    8. Apartamos del fuego y dejamos reposar sólo 2-3 minutos, no queremos que se nos pase de punto.
    9. Además tiene que quedar algo de caldito. Si lo dejamos mucho tiempo en reposo, el arroz seguirá hinchando y absorbiendo caldo. Al plato directamente y no os queméis.

    Os aseguro que algún día si lo hacéis volveréis a repetir la receta, porque está sencillamente de rechupete. Y sobre todo servidlo con un buen vino blanco gallego bien fresquito.

    Aquí tenéis un paso a paso en fotos donde muestro como preparar esta receta de arroz con bogavante. No os perdáis detalle para que os salga perfecta.

    Consejos para un arroz con bogavante de rechupete

    • Los bogavantes que veis en la foto, descansando en una cama melosa de arroz, han salido bastante económicos gracias a la compra de proximidad, directos de la costa gallega.
    • Antes de las fiestas navideñas podéis llegar a encontrar bogavante gallego fresco a menos de 40 euros el Kg, pero en Navidad puede llegar a alcanzar más de 60 euros/kg. Siempre podéis optar por comprar el bogavante canadiense con un precio entre 20 y 35 euros, dependiendo de la época del año.
    • O bien comprarlo congelado en casi cualquier supermercado o gran superficie por 10 euros el kg.
    • El caldo o fumet es tan importante como el mismo arroz o el propio bogavante, cuidadlo, preparad un buen fumet pues es el que va impregnar de sabor el plato. En varias recetas os explico el paso a paso para lograr un fumet casi perfecto.
    • El arroz podemos hacerlo más o menos caldoso. A mí personalmente me gusta con algo de caldo pero hay gente que lo prefiere a modo de paella, yo he visto arroces con bogavante secos y caldosos. Por eso, lo podéis hacer en una paella normal o, si os gusta más con caldo, en una cazuela de barro.
    • Si vemos que el arroz está un poco duro pero la cazuela se está quedando sin líquido suficiente, le vamos añadiendo poco a poco más agua hasta que quede en su punto.
    • Para un arroz semi caldoso las medidas exactas son 3 partes y media de caldo por cada parte o medida de arroz. Para un arroz caldoso las medidas son de 5 partes de caldo por cada medida de arroz.
    • Si lo hacéis caldoso, hay varios tipos, el normal es tal como os digo, pero tened en cuenta que en cuanto esté el arroz hay que servirlo, sino se pasará. El arroz sigue cociendo en cuanto lo ponemos en la mesa.

    Receta de arroz caldoso con bogavante

    Dentro de nuestra gastronomía, los arroces tienen una parte muy destacada. De hecho, aunque son típicos del levante español, puedes encontrar arroces casi en cualquier rincón de nuestro país. Desde luego, lo mejor de todo es que hay para todos los gustos, desde los arroces con carne, verduras o pescado y marisco, pasando por la textura caldosa, melosa o seca.

    El arroz caldoso con bogavante es uno de los arroces más exquisitos que existen, y no solamente por el sabor tan increíble que le aporta el bogavante, sino también por el bolsillo, ya que es un ingrediente no muy económico y que normalmente reservamos para ocasiones especiales. Por lo demás, es un arroz sencillo que se prepara con un sofrito a la altura y fumet o caldo de pescado casero para potenciar al máximo los sabores, y el resultado es caldoso o meloso, según tu gusto.

    Nosotros preparamos en casa un buen arroz casi todos los fines de semana, y lo hacemos con nuestra paellera de hierro que nunca nos defrauda. Es muy gruesa (y pesada!) y reparte el calor fenomenal, algo fundamental sobre todo cuando estamos hablando de elaborar arroz en vitrocerámica o inducción, ya que con fuego (ya sea de gas o leña) no existe ese problema, pero en las cocinas que tenemos hoy en día, contar con una buena paellera es importante para que el resultado siempre quede bien. Además sin teflón ni nada nocivo, se puede utilizar también para preparar otras elaboraciones, y cuidándola un poco dura toda la vida. Si os gustaría tener una buena paellera en casa, aquí la podéis ver mejor y comprarla.

    Paellera de hierro de De Buyer

    Si lo que te gusta el arroz, nuestra selección de arroces va a encantarte, donde se mezclan la tradición con la cocina internacional, y descubrirás nuevas formas de degustar este versátil ingrediente. Empezamos con un clásico, el arroz con pollo, uno de los más sencillos y con el que suelen disfrutar todos los comensales, al igual que sucede con el arroz con verduras o paella de verduras.

    Yéndonos a los productos de mar, seguro que llama tu atención el arroz negro con calamares y salsa alioli casera, que se elabora con un fumet de pescado, o la clásica fideua y nuestra versión del Delta del Ebro, cuyo caldo de pescado es la base de su sabor. Lo mismo sucede con el delicioso Caldero del Mar Menor, el arroz a banda murciano, uno de mis arroces preferidos.

    Ingredientes para la receta de arroz caldoso con bogavante (4 personas):

    • Arroz tipo bomba, 80 gr por persona (un vasito de vino aproximadamente).
    • 1 o 2 bogavantes. Lo más tradicional es que lo compres vivo, pero yo no quise pasar por eso y lo compré congelado, y la verdad es que estaba muy sabroso igualmente. Y respecto a la cantidad, ¡lo que te permita el bolsillo! Utilizando solamente uno, la carne queda un poco escueta para 4 comensales pero el sabor es excelente, y con 2 la ración de carne para cada persona es más adecuada.
    • Fumet de pescado o de marisco casero. Para que quede caldoso suele añadirse 4 o 5 veces más cantidad que de arroz, así que si para 4 personas utilizamos 320 gr de arroz, de caldo será algo más de 1,5 litros, y si prefieres un resultado meloso, échale un poquito menos. Si no dispones de caldo casero, siempre puedes utilizar una pastilla de caldo concentrado o incluso simplemente agua, aunque ya que haces la inversión en el bogavante, no te lo recomiendo.
    • Un poquito de azafrán o colorante alimentario.
    • Para el sofrito (con estas cantidades prepararás el sofrito y tendrás para 2 arroces, así que usarás solo la mitad y la otra mitad puedes congelarla para otra ocasión y así ahorrar muchísimo tiempo):
      • 1 pimiento rojo.
      • 1 pimiento verde.
      • 1 cebolla.
      • 2 dientes de ajo.
      • 400 gr de tomate licuado, o el equivalente que serían 2 tomates. Deberías pelarlos, despepitarlos y rallarlos o picarlos muy finitos.
      • 1 cucharada sopera de carne de pimiento choricero.
      • 1 hoja de laurel.
      • Aceite de oliva virgen extra y sal.

    Preparación, cómo hacer arroz caldoso con bogavante:

    1. Empezamos preparando las verduras para el sofrito. Lava los pimientos y quítales el pedúnculo, pela la cebolla y los ajos, y pícalo todo muy finito. Para ello, hemos utilizado nuestra picadora manual, con la que conseguimos tenerlo todo picadito en unos segundos, ¡y sin llorar! También puedes hacerlo con un cuchillo.

      Así entra el pimiento rojo en la Chop Chop…

      … y así sale

    2. Ahora vamos a marcar el bogavante. Si en la propia pescadería te lo parten por la mitad como puedes ver en la fotografía, mejor que mejor, y si no siempre puedes hacerlo en casa con un cuchillo bien afilado. A nosotros además nos partieron las pinzas, de forma que después fue súper fácil comer la carne que tienen en su interior.

      Bogavante partido por la mitad

    3. Pon la paellera de hierro a fuego medio con aceite de oliva, suficiente para que el fondo quede cubierto, y cuando esté caliente, incorpora el bogavante.

      Dorando el bogavante en la paellera

    4. Deja que se dore ligeramente, hasta que tenga el aspecto de la fotografía.

      Ya hemos conseguido sellar el bogavante

    5. Retíralo a una fuente o plato, y reserva su coral (la parte verde que rellena la cabeza), ya que la incorporaremos al sofrito para que le de un sabor único y muy característico del arroz con bogavante.

      Reservando el coral del bogavante

    6. En la misma paellera, incorpora las verduras y un poco de sal. Deja que se cocine todo junto unos 15 o 20 minutos, hasta que empiecen a dorarse ligeramente. Remueve de vez en cuando.
    7. Añade el tomate, la carne de pimiento choricero y el coral del bogavante que habíamos reservado, revuélvelo todo junto y deja que se cocine 3 minutos más. Recuerda que este sofrito sirve para 2 arroces, así que retira la mitad a un recipiente con tapadera, y cuando se enfríe ya puedes taparlo y congelarlo para otra ocasión (ahorrarás muchísimo tiempo al preparar tu siguiente paella).

      Preparando el sofrito de verduras para el arroz con bogavante

    8. Incorpora a la paellera el arroz. Revuélvelo con el sofrito unos 2 minutos para que el arroz se empape de los sabores antes de añadir el caldo.

      Mezclando el arroz con el sofrito

    9. Pon el fumet o el agua a calentar en un cazo aparte, para que esté casi hirviendo en el momento de utilizarlo.
    10. Vierte el caldo en la paellera, y también el azafrán o colorante alimentario y la hoja de laurel. Remueve ligeramente la paellera para que quede todo bien repartido.

      Añadimos el fumet caliente y comienza la cocción del arroz

    11. Cuando empiece a hervir, baja el fuego el mínimo y deja que se cocine unos 18-20 minutos, aunque también puedes mirar las indicaciones del arroz que estés utilizando. Y recuerda, ya no se remueve, si acaso puedes mover un poco la paellera al principio cogiéndola de las asas, pero nada más. Cuando lleve unos 13 minutos, pon el bogavante por encima del arroz para que se cueza con el caldo.

      Colocamos el bogavante sobre el arroz con la carne hacia abajo en los últimos 5 minutos de cocción

    12. Dejar un arroz en el punto exacto es complicado pero no imposible. Lo bueno de los arroces caldosos es que puedes ir probando el arroz y, cuando esté listo, simplemente apártalo del fuego.
    13. Deja que repose 5 o 10 minutos, si quieres cubierto con un paño de cocina o papel de aluminio y siempre en la propia paellera, para que mantenga el calor.

      Arroz caldoso con bogavante recién hecho, reposando

    Dificultad: media

    Sirve y degusta:

    El arroz con bogavante debe servirse recién hecho y caliente, después del pequeño reposo que necesita de 5 o 10 minutos para que se asiente un poco. El aspecto debería ser bastante caldoso nada más salir del fuego, ya que conforme pasa el tiempo el arroz sigue absorviéndolo y va pasando de caldoso a meloso, algo que a mi personalmente me encanta 😀

    Coloca la paellera en el centro de la mesa con un salvamanteles debajo y reparte el arroz entre los comensales, procurando servirles arroz, caldo y por supuesto su ración de bogavante. ¡A disfrutar!

    Arroz caldoso con bogavante

    Variantes de la receta de arroz caldoso con bogavante:

    Se trata de una receta tradicional y que admite pocas variaciones, ya que el bogavante es el absoluto protagonista, y simplemente se le acompaña con un buen sofrito y un caldo casero para ensalzar más su sabor. Sin embargo, si que puedes modificar su acabado final, si quieres que en vez de caldoso sea más bien meloso, incorpórale un poco menos de caldo, y el resultado será buenísimo.

    admin

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *