0

Arroz con quinoa sos

Tabla de contenidos

10 preguntas frecuentes sobre la Quinoa

Desde hace un tiempo escuchas y lees sobre la quinoa, pero es posible que tengas algunas dudas por las que no te has lanzado a probar este superalimento. Si es así, no te preocupes, hemos preparado una lista de 10 preguntas frecuentes sobre la quinoa para que puedas empezar a beneficiarte de todas sus propiedades y a disfrutar de todo su sabor.

1. ¿Qué es la quinoa?

La quinoa es un pseudocereal que se cultiva desde hace 5.000 años. Se le denomina pseudocereal porque no pertenece a la familia de la gramíneas, a la que si pertenecen los cereales tradicionales.

2. ¿Por qué se considera un superalimento?

Porque contiene una serie de propiedades nutricionales muy beneficiosas para la salud. Posee 8 aminoácidos esenciales, un alto contenido en fibra y es rica en magnesio y vitamina B2, entre otras cualidades. ¡Un cóctel perfecto para tu cuerpo!

3. ¿A qué sabe la quinoa?

Al cocer la quinoa, adquiere un sabor almendrado, parecido al de la nuez, un sabor que combina a la perfección con muchos ingredientes, para poder elaborar distintos platos.

4. ¿En qué tipo de elaboraciones puedo utilizarla? ¿Cómo puedo comerla?

Puedes utilizar la quinoa tanto en preparaciones frías como en calientes, en recetas dulces como saladas. Ensaladas, salteados, guisos…¡sus posibilidades son infinitas! Y si te quieres inspirar, mira estas 5 recetas para cocinar con quinoa.

5. ¿Cuánto tiempo tiene que cocer la quinoa?

SOS Quinoa debe cocerse durante 10 minutos y dejarla reposar otros 5 minutos. Hay que tener en cuenta la potencia y el tipo de fuego que se utiliza, ya que no es lo mismo una cocina de gas que una vitrocerámica. 😉

6. ¿Qué proporción de agua – quinoa se debe utilizar?

Lo ideal es utilizar 3 partes de agua por 1 parte de quinoa. Los buenos cocineros te dirán, que deberás estar pendiente para controlar esa cantidad de agua. Igual que cuando haces un arroz.

7. ¿Es necesario lavar SOS Quinoa antes de cocinarla?

SOS Quinoa viene lista para ser utilizada, por lo que no es necesario lavarla antes.

8. ¿Puedo tomar quinoa a cualquier hora del día?

La quinoa es un alimento tan versátil que puedes adaptarla a cualquiera de las cinco comidas diarias recomendadas. Desde desayunar un bol de yogur o leche con quinoa, hasta cenar unas ligeras hamburguesas con quinoa, pasando por comer un guiso de quinoa y marisco. La imaginación es tu límite.

9. ¿Es la quinoa un alimento apto para celíacos?

Los pseudocereales, como la quinoa, no contienen gluten, por lo que los celíacos pueden sustituir los cereales con gluten por SOS Quinoa y disfrutar de todo su sabor sin preocupaciones.

10. ¿Dónde la puedo comprar?

Donde hagas la compra habitualmente. SOS Quinoa está a la venta en tiendas, supermercados y grandes superficies. Si necesitas conocer algún punto de venta concreto puedes consultarlo con el Departamento de atención al cliente en el teléfono 900 103 271 o en el correo electrónico: [email protected]

A base de leer durante estos años en que he ido dando forma a RECOLECTORA me he encontrado con muchas cosas que han gustado y que he adoptado en mi vida. Algunas de ellas han sido frases que he copiado en mis cuadernos, otras han sido técnicas de relajación, audios para meditar, libros célebres, y en algunos casos también comidas diferentes, cosas que antes no había probado. Una de esas cosas fue la quinoa, que desde hace dos años está presente en mi dieta. Te cuento por qué.

Algunos datos sobre la quinoa

Para no abrumarte con mucha información te hago un resumen técnico.

  • La quinoa es un pseudocereal y es uno de los más nutritivos que existen.
  • Procede de América del Sur y fue descubierta allí igual que pasó con que la patata. Una triunfó en el Viejo Mundo y su consumo se generalizó hasta el punto de que es y ha sido un alimento básico en los últimos 500 años; la otra no, pero algunos grupos de consumo siempre la han tenido presente en su dieta y por eso en Occidente hemos vuelto a consumirla recientemente.
  • Contiene una gran cantidad de proteínas de origen vegetal y de muy alta calidad, por lo que es un complemento perfecto para acompañar verduras y seguir teniendo una dieta equilibrada.
  • Tiene un bajo índice glucémico y no contiene gluten

Por qué me encanta la quinoa

Además de todos sus beneficios nutricionales a mí me gusta comer quinoa por razones prácticas.

  • Es muy fácil de preparar: se hace como el arroz, y no tardas más de 15-20 minutos.
  • A mí me sienta muy bien y me resulta muy ligera. Supongo que esto va en gustos, como todo, y puede que a alguien no le suceda lo mismo, pero en general es fácil de digerir.
  • Se mantiene bien en la nevera una vez preparada, así que si haces de más no hay problema para comerla al día siguiente, e incluso puedes hacerlo a propósito para tener la comida lista si no tienes mucho tiempo.
  • Encaja muy bien con verduras, tanto a nivel de sabor, que es bastante neutro, como nutricionalmente.
  • Hasta el momento yo sólo la he encontrado BIO, y en muchos casos además es de comercio justo, así que sigo poniendo en práctica mis ideas para un 2015 más sostenible.

Antes de seguir te cuento que si aún no has comprado quinoa puede que te parezca un poco cara. El kilo está entre los 10 y los 12 €. Reconozco que no es barata, aunque todo dependerá de tu bolsillo. Lo que sí es cierto es que merece la pena porque, además de todo lo bueno que contiene, te aseguro que cunde mucho (al cocerla se abulta). Esta es otra de las cosas por las que me encanta.

Hay quinoa para todos los gustos

En el cereal no se queda la cosa; la quinoa se vende también de otras maneras para poder disfrutarla en más platos. Puedes encontrarla inflada, como el arroz, lista para comer. Yo no la he probado de esta forma, pero encaja bien con yogures, por ejemplo, para añadir otros nutrientes al desayuno.

También existe pasta hecha con quinoa en lugar de trigo. De esta forma los celíacos también pueden comer pasta sin dañar su salud, y disfrutando además de todos los beneficios de comer quinoa.

Un paso previo: lavar

Antes de cocinar la quinoa hay que empezar por lavarla a conciencia. La semilla contiene sustancias que es necesario quitar antes de comerla. Algunas veces la quinoa ya viene lavada, por lo que este paso no es necesario. Cuando no es así, lo que yo hago es lo siguiente:

  • Unas horas antes de cocinarla pongo en remojo la cantidad que quiero cocer. Simplemente la pongo en una taza y la cubro de agua.
  • La dejo así durante 2 o 3 horas para que se limpie convenientemente. Si está en remojo más tiempo es incluso mejor.
  • Con esta técnica además se consigue ablandar los granos, por lo que tardaremos un poco menos en cocerla.
  • Pasadas un par de horas retiro el agua y le pongo agua nueva. En este paso me ayudo de un colador. Generalmente los granos no se caen en este paso, pero podrían hacerlo, y con el colador no desperdiciamos ni uno.
  • Cuando voy a cocinarla retiro el agua completamente, y ahora sí que es muy útil el colador. Vuelco la taza en él y aclaro con un poco de agua del grifo. La quinoa que se ha quedado en el colador es la que pasa directamente al cazo. Y ya está lista para cocinar.

Recetas para empezar

Como este no es un blog de cocina he recurrido a tres recetas de cocineras expertas que saben bien lo que se hacen. Para ver sus creaciones pincha en cada imagen.

Para un acompañamiento (como el que sirve una guarnición) y para empezar a hacer otros platos, hay que comenzar por cocinar la quinoa. La forma es sencilla: dos partes de agua por una de quinoa, y cocinar hasta que reduzca todo.

Este vídeo de Lesh, de The Mindful Foodie explica cómo hacerlo bien para que no quede una pasta, sino quinoa suelta (enlace en inglés).

Una receta que me encanta es esta de Quinoa con Verduras, Soja y Tandori Masala. Es de Vero, de Embellecethe.

Y por último te traigo una receta muy sencilla de Esther, de Quinoa & Wakame. El nombre de su blog lo dice todo, y este plato además se hace con verduras de temporada. En cuanto llegue el calor hay que ponerlo en marcha.

COMO LAVAR LA QUINOA PASO A PASO

Seguro que ya has oído hablar de este superalimento. Una parte importante de su preparación es el momento previo a concinarla, te contamos como lavar la quinoa.

La quinoa procede de la familia de los cereales y proviene principalmente de la cordillera de los Andes. Aunque los principales productores de este superalimento son Bolivia, Perú y Ecuador, cada vez son más los países que se lanzan a cultivar quinoa.

Este pseudocereal, es uno de los alimentos más sanos que existen, y son sus componentes nutricionales los responsables de esta característica:

  • Posee un alto nivel en proteínas: que oscila entre el 16% y el 23%, lo que supone el doble de cantidad proteica que puede contener cualquier otro cereal.
  • Destaca el amioácido de la lisina, sustancia muy importante para el desarrollo del cerebro.
  • Es rica en minerales como el hierro, el calcio y el fósforo.
  • Posee vitamina B1, B2, C, E y naicina.
  • Contiene entre un 4% y 9% de grasa en las que la mitad contienen ácido linoleico, ácido graso de la serie omega 6.

Estos componentes hacen que se haya convertido en un alimento muy demandado, tanto es así que lo puedes encontrar en cualquier supermercado, porque las grandes marcas de alimentos han decidido empezar a comercializarlo. Todas estas propiedades hacen que la quinoa sea un alimento ideal para adelgazar con una dieta sana, y también sirva como un potente antioxidante. El hecho de que no contenga gluten hace que sea un alimento ideal para celíacos. Y debido a que contiene bajo índice de grasa, donde la mitad son grasas insaturadas, es un alimento que sirve para controlar los niveles de colesterol.

Ya sabes todos los beneficios de este pseudocereal, pero si es importante saber sus propiedades, es fundamental también saber prepararla. Por este motivo queremos enseñarte como lavar la quinoa, porque es un paso fundamental antes de cocinarla.

Como lavar la quinoa: ¿Por qué es necesario?

Te preguntarás por qué es necesario saber como lavar la quinoa. Este pseudocereal necesita ser lavado antes de ser cocinado porque de forma natural, contiene un compuesto tóxico llamado saponina, que si ingerimos en grandes cantidades puede ser perjudicial para la salud. Este componente puede influir en la absorción de los nutrientes. La saponina puede ser muy tóxica en el caso de que la inyecten en vena, pero se pone en duda que tenga el mismo efecto si lo injerimos por la boca. Por lo tanto, no hay que preocuparse si tomamos un plato de quinoa, porque en el caso de que no esté bien lavado, lo único que puede ocurrir es que al gusto te sepa un poco amargo.

Ya sabes las razones para aprender como lavar la quinoa, ahora te lo enseñamos paso a paso:

Como lavar la quinoa paso a paso:

En primer lugar te hacemos una lista de los utensilios necesarios para aprender como lavar la quinoa:

·Recipiente para poner la quinoa.

·Agua fría.

·Agua caliente.

·Colador.

·Paño o trapo

  • PASO 1. Lo primero que debes hacer en estos trucos sobre como lavar la quinao, es extender la quinoa en una superficie o un plato hondo e ir examinando posibles piedrecitas, impurezas u otros componentes que pueda tener.
  • PASO 2. Pon la quinoa en un recipiente y cúbrela con agua caliente, muévela con una cuchara y déjala reposar unos minutos con un paño por encima para taparla.
  • PASO 3. El tercer paso es escurrir la quinoa para retirarle el agua que previamente le habíamos puesto.
  • PASO 4. Lo siguiente que debes hacer es volver a lavarla, pero esta vez con agua fría. Con las manos debemos coger la quinoa y frotarla bien, para eliminar todo rastro de suciedad o sustancia tóxica.
  • PASO 5. Vuélvela a escurrir, y ponla en una olla a fuego medio durante 15 o 20 minutos y ya tendrás tu quinoa preparada y cocinada para hacer el plato que quieras.

Como lavar la quinoa: posibles platos

Como ya sabes los trucos sobre como lavar la quinoa, ahora queremos darte algunas ideas para utilizar la quinoa en tus platos diarios.

Primeros platos y acompañamiento: una receta que te puede servir como guarnición para cualquier primer plato, es la quinoa con lima y cilantro, es muy refrescante y se puede servir tanto fría como caliente. Puedes optar por la quinoa frita, que es una versión del arroz frito chino. Si eres un apasionado del sushi, este superalimento también funciona perfectamente para hacer unos unos makis de quinoa aguacate y salmón.

Segundos platos: la quinoa es un superalimento muy versátil y con un sabor que te permite hacer unos segundos platos para chuparte los dedos. Puedes hacer una ensalada de pollo con espárragos, fajitas de quinoa con espinacas, aguacate y queso feta o incluso berenjenas rellenas de quinoa

Postres y dulces: aunque te parezca mentira la quinoa se puede utilizar para hacer cupcakes de chocolate, un flan o incluso una versión del arroz con leche pero mezclando quinoa, leche, mango y menta. Incluso puedes tener una sabrosa tarta de chocolate pero en versión quinoa.

Vegano: puedes hacer una hamburguesa de quinoa roja, croquetas de quinoa y tofu o una hamburguesa de quinoa con col rizada.

Te animamos a que la incluyas en tu carro de la compra. Ya sabes como lavar la quinoa y tienes una gran variedad de platos en los que la puedes incluir. Las vitaminas que aporta al organismo pueden ser grandes aliadas para la llegada de las bajadas de temperaturas y de sus respectivos resfriados.

Es muy importante tomar los alimentos de temporada, por eso te hemos hecho un listado de alimentos típicos de otoño. Y si estás cansado de tirar comida, te damos los mejores trucos para conservar los alimentos.

Nos gusta darte consejos y trucos para hacer tu vida más fácil. También nos gusta que disfrutes de tu tiempo libre ya sea cocinando nuevas recetas o haciendo deporte, por lo que no queremos que la limpieza de tu hogar sea un impedimento. Si estás buscando servicio doméstico en Barcelona, o en cualquier otra ciudad, no dejes de ponerte en contacto con Wayook.

Una manera de deleitarte es preparar quinoa con atún. Este es un pseudocereal muy rico en aminoácidos y en nutrientes necesarios para el organismo. Su preparación es muy parecida a la del arroz. De hecho, suele confundirse mucho con este cereal. Pero la quínoa es una semilla, lo cual lo convierte en un pseudocereal. Muy rico cuando se prepara de muchísimas maneras, por cierto.

NATURACEREAL – Quinoa Blanca Premium (2 x 1kg) – | Mayor contenido de…

  • MÁS MINERALES – la quinoa es una semilla proveniente de los Andes (Perú, Bolivia y…
  • Quinoa NATURACEREAL es un producto vegano, libre de gluten y sin ingeniería…
  • La quinoa es una fuente vegetal de minerales (potasio, calcio, hierro, magnesio y…

16,49 EUR Comprar en Amazon

Esta versatilidad a la hora de preparar muchas recetas es lo que hace que la quinoa esté siendo tan popular. Poder preparar tanto platillos dulces como salados es lo que le da ese plus. Incluso, puedes preparar platillos para los más pequeños de la casa. Ellos suelen ser los más quisquillosos a la hora de comer. Lo mejor: no contiene gluten.

Existen múltiples platillos deliciosos que puedes preparar con la quinoa. Con ella puedes preparar ensaladas, torticas, pimientos rellenos, entre otras cosas. Las posibilidades son casi infinitas a la hora de la cocina. Además de su rico sabor a nueces, te aportan grandes cantidades de vitaminas. Algunas son la A1, B y la B3. También minerales como Zinc, Fosforo y Manganeso.

Ensalada de quinoa con atún

Aquí tienes los ingredientes y la preparación para que te deleites comiendo esta deliciosa ensalada de quinoa con atún.

Ingredientes

Para la ensalada

Para el aderezo de la ensalada

100 gramos de quinoa cocida 1 cucharada de limón
2 latas de atún con aceite de oliva Una cucharada de mostaza
1 aguacate 1 diente de ajo pelado
8 tomatitos cherry 4 cucharadas del aceite de oliva del atún
1 cebolla morada
Medio pimiento. Preferiblemente rojo
¼ de pepino
1 huevo
Sal al gusto
Pimienta al gusto

Pasos a seguir para preparar la ensalada

  • Antes de comenzar a preparar la ensalada, la quinoa debe estar cocida. Remójala con agua a temperatura ambiente para quitar la saponina de su exterior. Una vez bien remojada, la vas a cocer.
  • Para cocer bien la quinoa es una técnica parecida al arroz: 2 partes de agua por 1 de quinoa. Al ser 100 gramos de quinoa, serán 200 mililitros de agua. Pon a hervir el agua en una cazuela y, cuando haga ebullición, añade este alimento. Déjala hervir 15 minutos. Cuando se abra, ya está lista. Retírala y remójala nuevamente con agua del grifo y déjala reposar.

Continua la preparación

Reishunger – Quinoa bio, blanca, Perú, 3 paquetes (3 x 600 g)

  • VARIEDAD – Quinoa bio blanca de Perú
  • CALIDAD SUPERIOR – Calidad selecta de cultivo biológico en los Andes peruanos
  • IDEAL PARA UNA ALIMENTACIÓN SANA – Rica en vitaminas, minerales y con alto…

15,99 EUR Comprar en Amazon

  • Mientras haces este procedimiento, pon en otra cazuela a hervir agua y añade el huevo. Recuerda: solo debe estar 5 minutos en el agua hirviendo. Esto es para que la amarilla esté cremosa. Cuando pasen los 5 minutos, retira el huevo de la cazuela. Ponlo a reposar y a enfriar en un poco de agua fría.
  • Lava bien todas las verduras antes de utilizar. Todo para limpiarlas muy bien. Corta todo en rodajas: el pepino, los tomatitos, la cebolla, el aguacate y el pimiento.
  • Pela el huevo. Ya debe estar reposado y frio para manejarlo. Será un ingrediente ideal en esta ensalada de quinoa con atún.

Sigue estos pasos

Biojoy Semillas de Quinoa Blanca BIO, Chenopodium quinoa (1 kg)

  • Calidat premium
  • Sin gluten, adecuada para veganos y vegetarianos, contiene proteína pura alrededor…
  • Contiene vitamina B, potasio, magnesio, fósforo y zinc

12,99 EUR Comprar en Amazon

  • Coloca en un bol la quinoa junto con las verduras picadas en finas rodajas. Abre las latas de atún y echa su contenido en el bol. Aparta las latas con el aceite.
  • Ralla el diente de ajo en el bol y ahora vas a verter el aceite de oliva del atún en la ensalada. Remueve todo muy bien y listo. Otra técnica puede ser cubrir el bol con una tapa y agitarlo. De las dos maneras está bien. Sazona al gusto con la sal y la pimienta. Al servir la ensalada, pon el huevo picado en 2 en el medio.
  • Añádele la mostaza y el limón a la mezcla y está lista la ensalada.

La quínoa tiene esta facultad que nos encanta: podemos hacer lo que queramos con ella. Podemos preparar tanto comidas dulces como saladas. Como ejemplo tenemos esta deliciosa ensalada de quinoa con atún que podemos comer como un delicioso almuerzo o una cena. Ya queda en ti como comerla. Lo cierto es que es deliciosa.

Sevenhills Wholefoods Granos De Quinua Orgánico 1kg Sevenhills Wholefoods – Salud y Belleza 11,99 EUR NATURACEREAL – Quinoa Blanca Premium (2 x 1kg) – | Mayor contenido de… VM Trading GmbH – Varios 16,49 EUR Brillante quinoa blanca y roja – 2 x 125 gr Ebro Foods – Comestibles 1,35 EUR Semillas de Quinoa Tricolor (blanca/roja/negra) 1 kg – NATURACEREAL VM Trading GmbH – Varios 12,49 EUR OXO Good Grips Colador/lavador de Granos y arroz OXO – Cocina 12,99 EUR

Salteado de arroz integral con quinoa, champiñón y calabacín

Cuidarse no siempre resulta una tarea sencilla de llevar a cabo. La rutina y la falta de perseverancia son los enemigos de nuestros objetivos, lo que hace muy difícil nuestro trabajo a la hora de organizar nuestra alimentación y hacer un menú equlibrado y delicioso. Pon atención a esta receta, una opción vegetariana que también puedes incorporar a tus comidas: ¡descubre las delicias de este salteado de arroz integral con quinoa, champión y calabacín que nos trae Dulceida!

El salteado de arroz integral con quinoa, una receta fácil y sana

Comenzar a tener un ritmo de vida saludable puede ser difícil, pero no es un imposible. Un arroz integral con quinoa es genial para hacer una receta ligera pero enérgica. ¿Aún no has descubierto la quinoa? Es un superalimento genial que nos ayudará no solo a cuidarnos, sino también protegerá nuestro organismo. Además, ¿a quién no le gusta probar nuevos productos? Inclúyela en tus comidas y disfruta de mayor variedad en tus menús.

Tener opciones más allá de los clásicos guisos de arroz nos dará mayor variedad a la hora de plantear nuestras recetas. ¡Innovar en la cocina siempre es un placer! Paellas, guisos, arroces caldosos, salteados…hay una infinidad de recetas que puedes realizar, tan solo necesitas organizarte y preparar aquellas que se adapten mejor a tu rutina. Sin lugar a duda, esta receta de Dulceida es ideal para cuando no tenemos mucho tiempo y queremos disfrutar de un toque asiático y ligero en nuestro plato.

Otro ejemplo de receta rápida y deliciosa, un salteado de arroz integral con quinoa, champiñones y calabacín que al igual que el salteado de trigueros y gambas con arroz integral con quinoa es un plato sencillo y rápido de preparar. Listo en tan sólo 15 minutos gracias al arroz integral y la quinoa ya cocidos de los vasitos de Brillante Integral Arroz con Quinoa.

  • Cómo preparar esta deliciosa receta

El tiempo récord en el que haremos esta receta no la hace menos saludable y sabrosa. Muy equilibrada y apta para vegetarianos, es un perfecto plato único o de acompañamiento en almuerzo y cena. Los champiñones que usaremos en esta preparación son frescos, pero también puedes utilizar champiñones de lata si no tienes naturales a mano. El jengibre junto a la salsa de soja que añadiremos al final, dará ese característico toque asiático a la receta que tanto gusta en las recetas de wok de verduras con arroz.

Como ocurre con las ensaladas de arroz, los salteados son elaboraciones que admiten todas las variantes posibles. Ya sea combinando verduras entre sí o mezcladas con carne, marisco o pescado si deseas añadir un aporte de proteína a esta receta de arroz integral con quinoa, champiñones y calabacín.

  • Un truco Brillante: ¡el jengibre!

Aunque la salsa de soja es conocida por ser uno de los sabores más característicos de los platos asiáticos, el jengibre es otro de los productos claves que nos transportarán al otro lado del mundo. Es ideal para consumir en infusiones, galletas, pescados y arroces, dándole un sabor cítrico y picante a nuestra receta. Ten cuidado a la hora de utilizarlo, ya que un uso excesivo de esta receta puede darle un toque demasiado fuerte que no te agrade. Si es la primera vez que consumes el jengibre, usa pequeñas cantidades. Además, si no quieres comprar una raíz, siempre podrás encontrarlo en polvo en los supermercados.

Siguiendo en la línea de recetas frescas, ligeras, rápidas y saludables, hoy te traigo una maravillosa ensalada de arroz integral, quinoa y cereales con fresas.

Su elaboración no puede ser más fácil ni más rápida, pero no por ello vamos a renunciar a un plato de lujo, perfecto para estos días calurosos de verano. Cuando la pruebes verás que ésta es la ensalada de las ensaladas ¡vas a querer repetir receta!

No obstante, si eres de esos que no repiten nunca la misma receta y quieres ver otras ensaladas igualmente ricas y originales, pincha en este enlace.

Para preparar una ensalada de arroz integral, quinoa y cereales con fresas para 2 personas necesitaremos:

1 vaso de arroz integral con quinoa y cereales (lo he usado de la marca SOS), 2 puñados de ensalada variada que incluya espinacas baby y hoja de roble (le darán ese toque único a la ensalada), 2 cucharadas de cebolla frita crujiente, un puñado de fresas maduras, sal y aceite de oliva virgen extra.

Elaboración de la ensalada de arroz, quinoa y cereales con fresas:

Empezaremos a preparar nuestra ensalada cociendo la mezcla de arroz integral, quinoa y cereales unos 15-17 minutos, dependiendo del punto de cocción que más te guste. Pasado este tiempo lo escurrimos y lo pasamos por agua fría hasta que se haya enfriado. Dejamos en el colador unos minutos para que no quede nada de agua.

Mezclamos el arroz con la ensalada limpia y con las fresas laminadas. Añadimos 2 cucharadas de cebolla frita crujiente y aliñamos con sal y aceite de oliva virgen extra al gusto de cada uno.

Ya tenemos lista nuestra super ensalada, para ayudarnos a combatir estos días tan calurosos de la forma más rápida, sencilla y saludable posible.

¿Se te antoja?

Quinoa, el superalimento que necesitabas para llevar una vida sana

21/06/2016 05:00 – Actualizado: 21/06/2016 14:31

Vaya por delante que la quinoa es un alimento sagrado allá en los Andes por sus valores nutricionales y ecológicos. Al fin y al cabo, lo da la Madre Tierra (la Pachamama en aquellos lares). Por eso, no es casualidad que sea considerado un grano madre, ni que haya formado parte de rituales y ceremonias a lo largo de la historia en las alturas de Bolivia y Perú, ni que se le conozca como el ‘grano de oro’, ni que la NASA lo incluya en su menú para los viajes de larga duración. La quinoa es el pasaporte que nos lleva derechitos y sin vacilaciones hacia una vida más saludable y por tanto más feliz.

¿Sus propiedades? Es rica en minerales (hierro, calcio, fósforo) y vitaminas, y pobre, muy pobre, en grasas, lo cual la convierte en el superalimento que debería protagonizar una gran mayoría de nuestros platos. ¡Y no exageramos! La quinoa contiene todos los aminoácidos esenciales, esa fuente de vitalidad que no puede manar del cuerpo y que debe llegarnos vía alimentación.

Salteado de SOS Quinoa con verduras

Después de toda una vida llenando nuestra despensa de arroz y enseñándonos a comerlo, SOS, en el marco de su compromiso de aunar nutrición y salud, apuesta fuerte por la quinoa con el objetivo de contribuir a que nuestra dieta sea más saludable. “La quinoa es considerada como la madre de todos los cereales por los beneficios que nos aporta”, dicen desde la marca. Es también «fuente natural de fibra, contiene un alto índice de ácido fólico, es apta para celíacos (no tiene gluten) y constituye una fuente natural de fósforo”.

La quinoa, todo un mundo

A la quinoa no se le puede pedir más de lo que nos da. Son todo ventajas. También la marca Brillante ha querido darle a este superalimento un lugar destacado en nuestra cocina, lanzando al mercado quinoa en sus ya míticos vasitos, «para que lo puedas comer donde y cuando quieras». Desde Brillante subrayan que «es una importante fuente de proteínas saludables, ayuda a reducir los niveles de colesterol y tiene una gran capacidad saciante». No puede haber una guarnición mejor. ¿Otros encantos? Su aroma (a nuez), su textura crujiente y su versatilidad. Podrás hacer con ella lo que quieras.

Ahora solo queda ponernos el delantal y seguir paso a paso las recetas que nos proponen estas marcas en sus páginas web. Entre las primeras puedes elegir ensalada de quinoa con bonito, aceitunas y tomates cherry; quinoa tres delicias con langostinos; salteado de verduras con quinoa o quinoa con marisco. Entre la segundas, ¿qué te parece acompañarla con espárragos trigueros, cebolleta y pimiento rojo; mezclarla con aguacate, tomate y gambas; darle el toque de los langostinos al ajillo; saltearla con verduras y pechuga de pavo; o aderezarla con champiñones, ajo y jamón?”.

La quinoa nunca fue más ‘mágica’: los vasitos Brillante se hacen en un minuto

Te damos dos recetas, una con quinoa SOS y otra con los vasitos del ‘mágico cereal’ de Brillante (listo en tan solo un minuto) para que te pongas ya manos a la obra. Tu cuerpo y tu mente lo agradecerán.

Quinoa con marisco

(Para 4 comensales. Duración: 20 minutos)

La quinoa SOS con marisco lista para comer

Ingredientes: 280 g de quinoa SOS, 2 zanahorias pequeñas, 4 chalotas, 100 g de tomate frito, 550 ml de caldo de pescado, 16 gambas peladas, 16 mejillones cocidos sin concha, 2 dientes de ajo, aceite de oliva y sal.

Elaboración

– En una cazuela pon a pochar las zanahorias y las chalotas picadas muy menudas a fuego medio con unas tres cucharadas de aceite de oliva. Añade el ajo y deja dorar.

– Agrega el tomate frito y deja reducir hasta casi secar.

– Añade quinoa SOS. Riega con el caldo caliente y cocina durante 10 minutos a fuego medio y deja reposar cinco minutos.

– Justo antes de cumplir el tiempo, añade las gambas y los mejillones, pon a punto de sal y sírvelo.

Quinoa con trigueros, cebolleta y pimiento rojo

Quinoa Brillante con trigueros, cebolleta y pimiento rojo

Ingredientes: 1 vasito de quinoa Brillante, 40 g de espárragos trigueros, 50 g de pimento rojo, 50 g de cebolleta, 30 g de ajetes frescos, aceite de oliva y sal.

Elaboración

– Limpia y pica las verduras.

– Saltea los espárragos, añade el resto de verduras y mezcla.

– Cuando empiece a dorar, añade los vasitos de quinoa, saltea un par de minutos, sazona y sirve.

¿Cómo cocer el arroz?

¿Te has parado a pensar en la importancia que tiene el arroz en nuestras vidas? Es un alimento básico en todo el mundo y nunca falta en nuestras despensas, pues con él podemos preparar infinidad de platos diferentes. Has visto a tu madre cocinar cientos de arroces pero tú no consigues que te queden igual. Y es que a veces se nos olvida empezar por el principio: ¿sabes cómo cocer el arroz correctamente? En realidad no es difícil, pero hay que tener claros algunos puntos.

Para empezar, ¿por qué se cuece? Muy sencillo, el arroz es un cereal que necesita cocción para reblandecerse y ser comestible; a partir de ahí es como un lienzo en blanco lleno de posibilidades. Hay muchas variedades de arroz y distintas maneras de cocinarlo según lo que buscamos. Primero tienes que saber el tipo de receta te apetece preparar, ya que es fundamental utilizar el arroz correcto para cada plato. Después, lee atentamente las instrucciones; cada receta pedirá una técnica y un tiempo de cocción diferente.

¿Cuánto tiempo tengo que cocer el arroz?

Los principales tipos de arroz y sus tiempos aproximados de cocción son los siguientes:

  • Arroz redondo de grano medio. Es el SOS clásico, el de toda la vida, el que usaba tu madre para todos sus platos. Se adapta a cualquier receta y es el básico de la cocina española, porque absorbe todos los sabores que lo acompañan. Su cocción es de 15 minutos, más 5 minutos de reposo.
  • Arroz bomba. Es el rey de los arroces redondos porque triplica su volumen y absorbe mucho más los sabores del caldo. El arroz SOS bomba reserva se suele cocer durante 15-16 minutos para arroces caldosos y unos 18-20 para los más secos.
  • Arroz de grano largo. Más fino y largo, queda más suelto y ligero, perfecto para guarniciones, ensaladas y platos fríos, porque además coge menos caldo y por tanto necesita menos agua. Al ser estrecho tarda menos en cocer, no más de unos 10 minutos y otros 5 minutos de reposo.
  • Arroz de grano corto. Por su tamaño y su forma redondeada es perfecto para postres como el arroz con leche, resultando muy cremoso. La cocción se sitúa entre 18 y 20 minutos.
  • Arroz integral. Conserva la cáscara del grano, es más oscuro y rico en fibra, por eso el arroz SOS integral necesita más tiempo de cocción, en concreto 20 minutos de cocción.

¿Con cuánta agua o caldo cocer el arroz?

¿Y cuál es la cantidad de agua o de caldo idónea para cocer el arroz? Por desgracia, no hay una medida exacta invariable, pero no desesperes, es fácil aprender a calcular el caldo que necesitas. Nos basamos en proporciones según la medida de arroz, que será aproximadamente de 80 g por persona.

  • Para un arroz seco y suelto se usa el doble de líquido, y un poquitín más en las paellas. Hará falta, más o menos, 1/4 litro de caldo por comensal.
  • Los arroces melosos necesitan una medida más para adquirir el tono cremoso, aproximadamente 1 parte de arroz por 3 de caldo.
  • Si lo que buscas es un arroz caldoso, sube la proporción hasta 4 partes de líquido por medida de arroz. Calcula como mínimo 400 ml de caldo por persona.
  • Cuando simplemente quieres cocer arroz para tomar cocido como guarnición o ensalada en frío puedes olvidarte de la cantidad de líquido, cocerlo en abundante agua con sal, y colarlo cuando esté listo. O también puedes cocerlo con el doble de agua y tapado durante 10 minutos, y después, dejarlo reposar entre 8 y 10 minutos.

Tampoco hay que olvidar otros factores que influyen en la cocción del arroz, como lavar o sofreír primero los granos, que reducen el tiempo. Si la receta pide dejar reposar, también se acorta la cocción, por ejemplo en una paella que estará lista a los 15-18 minutos. El recipiente también juega su papel, ya que cuanto más ancho sea más rápido se cocinan los granos por estar más expuestos al calor. Eso hace que los caldosos en olla tarden más tiempo que las paellas y cazuelas.

Hablando de calor, la temperatura también es importante: si nos pasamos se acorta el tiempo pero se evapora antes el líquido, y se puede estropear la receta. Eso sí, es conveniente echar el caldo siempre caliente o incluso hirviendo, para no romper la cocción del arroz, lo que podría ralentizar el proceso.

Con un poco de práctica y siguiendo nuestros trucos verás que no es difícil cocer el arroz para que siempre quede en su punto perfecto. No caigas en los errores más frecuentes al cocinar arroz, elige bien la variedad adecuada y, sobre todo, no te olvides de disfrutar en la cocina y en la mesa. ¿Qué arroz te apetece preparar hoy?

¿Cómo se cocina el arroz integral?

Ya hemos dicho que el arroz integral requiere mayor tiempo de cocción. Si el arroz blanco suele estar listo en 17-20 minutos, el arroz integral requerirá más del doble de este tiempo. La buena noticia es que el arroz integral al ser más duro y elástico, difícilmente se nos pasará y se quedará hecho una «pasta».

Existen muchas formas de cocer el arroz. Aquí van unas cuantas.

En agua abundante: llevar a ebullición una buena cantidad de agua en una cazuela grande. Salar y añadir el arroz poco a poco. Bajar el fuego y dejar hervir suavemente el tiempo indicado por el fabricante (normalmente 40 o 45 minutos). Pasado este tiempo, escurrir en un escurridor. Este método, aunque fácil, tiene el inconveniente de que al escurrir el arroz estaremos desperdiciando muchos de los nutrientes del arroz. Por eso es mejor cocinar el arroz con la cantidad de agua medida.

Destapado y con agua medida: se usa una proporción de 3 vasos de agua por cada vaso de arroz crudo. Se pone el agua a hervir e inmediatamente añadimos el arroz y la sal. Se baja el fuego y se deja cocer de 40 a 45 minutos.

Tapado y con agua medida: se usa una proporción de 2 vasos de agua por cada vaso de arroz. Cuando el agua rompe a hervir, se sala y se añade el arroz. Se deja hervir fuerte un par de minutos y se baja la potencia del fuego. Se tapa y se deja cocer 40 minutos. Evitad la tentación de destapar la cazuela y dejadla en su sitio hasta que se acabe el tiempo.

En arrocera eléctrica: Misma proporción que con el arroz tapado. Poner todos los ingredientes en la arrocera (agua, sal y arroz), tapar y poner la arrocera en modo cocción hasta que se apague sola. No destapamos la arrocera hasta que no haya terminado.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *