0

Au pair world

Abandonar tú país para adentrarte en otro totalmente distinto en cuanto a cultura e idioma -sobretodo si nunca has vivido fuera de casa o te hayas marchado al extranjero por una larga temporada- es una decisión que ha de ser reflexionada contigo misma y acordada con tus más allegados.

Tal y como están las cosas hoy en día en Europa y, especialmente en el Estado Español, creo que una buena manera de comenzar una nueva etapa en un país como Inglaterra para aprender/perfeccionar un nuevo idioma es, sin lugar a dudas, siendo AU PAIR. Ser Au pair es una decisión personal que la tiene que tomar una misma y tener muy claro donde una se mete. Es muy distinto a irse uno de Erasmus. Entraña asumir responsabilidades ya que vas a estar “in charge” -al cuidado- de unos niños desconocidos, normalmente pequeños, que se están desarrollando tanto física como psicológicamente y tú vas a ser el espejo y modelo donde se miren y traten de imitar durante tu estancia.

Las típicas preguntas que algún familiar/amigo/conocido o aquellos que están buscando familia nos hacen, suelen ser siempre las mismas: ¿Cómo has llegado a ser au pair? ¿Has ido por medio de agencia? ¿Qué tal son las familias, te tratan bien? Para terminar con un “estoy nerviosa” o “tengo miedo” para aquellas que les queda pocos días para emprender el viaje.

Pues bien, ser aupair, según la conocida página www.aupair-world.net, en la cual yo mismo conseguí a mi familia es lo siguiente:

“Un au pair es una persona joven de entre 18 y 30 años, sin hijos, que no está casada y que decide pasar un tiempo en el extranjero para vivir con una familia de acogida. Durante la estancia, el au pair se convierte en un miembro más de la familia, a quien ayuda cuidando de los niños y realizando algunas tareas del hogar.

La noción de au pair proviene del francés y significa «a la par». Es decir, hay un intercambio mutuo en el que el au pair recibe una paga a cambio de su ayuda y a la vez vive como otro miembro más de la familia al compartir la vida diaria con todos. El au pair tiene derecho a recibir comida y alojamiento gratis. La cantidad de paga y el número de horas de trabajo se determina por la normativa del país de acogida correspondiente. El objetivo de la estancia au pair es el intercambio cultural mutuo en el marco de la familia.

Como «hermano/a mayor», el au pair asume la responsabilidad de cuidar a los hijos de la familia durante un período de tiempo determinado. Además, con la familia mejora su conocimiento del idioma y asiste de forma regular a clases en una academia. En general, el au pair llega a hacerse una idea de la vida de la familia, la cultura y lengua auténticas del país, así como de la forma de vida. A medida que conoce la vida cotidiana de su nueva familia, aprende también los hábitos y costumbres. Poco a poco el au pair va ganando experiencia, nuevas impresiones y puntos de vista. Todos estos aspectos son ventajas de las que se beneficiará, incluso en su futuro profesional.”

Visita la web oficial de British Au Pair Industry (BAPAA) para conocer de primera mano el rol de au pair y las condiciones mínimas que toda familia debería seguir en cuanto a horas de trabajo, paga semanal, baby-sittings, tiempo libre, vacaciones… Entre muchas otras.

Diferentes opciones para encontrar a tu host-family

Lo más recomendable y fiable es ir a través de una agencia au pair que hará de intermediaria entre familia y au pairs por una cantidad de dinero determinada que suele rondar los 200 euros. Al momento de buscar una agencia de este tipo se recomienda verificar que esta pertenezca a la Internacional Au-Pair Association.

En el caso del Reino Unido, lo ideal es contactar con una agencia que esté dentro del directorio BAPAA (British Aupair Member Association). Estas agencias cumplen una serie de requisitos y estándares comunes en las cuáles están obligadas a ofrecer ayuda, consejo y guía durante toda la estancia de la au pair. Aquí tenéis un poco de info:

La segunda opción y la más económica es registrarte gratuitamente en algunas páginas webs específicas para familias y aupairs: Creas tu propio perfil y envías candidaturas a familias interesadas en encontrar una au pair. Estas páginas son en su mayoría gratuitas y con un poco de suerte (dependiendo de tu perfil, experiencia con niños y nivel de inglés) no requiere pagar nada.

Aunque si quieres tener más opciones de ser contactado por una familia, normalmente te sugieren que te inscribas como Premium Member. En este caso el coste ronda los 50 euros y te convierte como usuario Premium durante un tiempo limitado (1 o 2 meses). Existen una serie de ventajas que los no Premium no disponen, principalmente asegurarte que toda candidatura que envíes a cualquier familia sea recibida y, por lo tanto, leída y tenida en consideración.

Es una opción fiable y mucho más económica que la opción anterior, aunque ni siendo Premium Member te asegura que consigas una familia puesto que funciona como una especie de casting para ambas partes y la decisión final es tomada por la propia familia y tú misma, de mutuo acuerdo. Dependiendo del perfil de la familia (donde vive, tareas a hacer y horarios, paga semanal, niños a cargo…) suelen recibir decenas e, incluso, centenares de solicitudes las cuales irán rechazando o guardando dependiendo de sus gustos. Una vez tengan entre 3-5 candidaturas que les resultan interesantes suelen pedirte realizar una entrevista tanto por vía telefónica como por Skype… Y con un poco de suerte puedes ser la afortunada.

La tercera y última opción, personalmente la menos recomendable de todas, es conocer familias por medio de Facebook. Existen decenas de grupos como “au pair en Londres” y de similares características de otras muchas ciudades europeas. Ahí puedes encontrar familias que posteen buscando una au pair o, lo más fácil, otras au pairs que por un motivo u otro tienen o quieren poner punto y final a la estanciacon su host-family y es la familia que le pregunte a la aupair si puede hacer una selección de gente para conseguir un reemplazo.

Dos apuntes para esta opción:

Ten en cuenta que la mayor parte de las familias que buscan au pair por Facebook son “Scam”, es decir, un timo. Se aprecia muy fácilmente puesto que ofrecen un gran salario a la semana y porque solo quieren ser contactados por email por falta de tiempo. Tarde o temprano te pedirán que ingreses una cantidad de dinero en una cuenta bancaria para temas de VISA, abogados y realización de contracto.

En el caso de las au pairs que ofrecen su familia pueden ser varias las razones:

Podría ser cierto que regresen a España por motivos laborales o familiares, hayan encontrado un trabajo acorde con lo estudiado en el Reino Unido o quizás hayan tenido la suerte de encontrar una nueva familia que les ofrece mejores ventajas o bien vivan en una ciudad que les motive más continuar desempeñando este trabajo.

Aunque el caso que más se da es el de aquellas au pairs que no están del todo a gusto en esa familia porque no la tratan del todo bien (ya sea por los propios padres o que los niños sean unos malcriados/consentidos) o simplemente porque no cumple con sus expectativas iniciales. Algunas veces la aupair por querer quitarse esa familia de encima, lo pinta todo muy bonito y perfecto… Y luego te comes tú el marrón. Así que mucho ojo y hablar largo y tendido acerca de todas las tareas y responsabilidades que tendrás que desarrollar en esa casa y siempre con los propios padres y no solo con la aupair.

¡Hola! Me llamo Ana y hace 3 años decidimos tener una au pair en casa. Pensamos que sería una buena manera para conocer gente nueva, mejorar nuestro nivel de inglés y tener también una ayuda extra para cuidar a nuestros hijos.

Ahora pedimos a los au pairs que nos envíen la reserva del billete

Fue así cuando decidimos embarcarnos en esta aventura. Nos dimos de alta en diferentes páginas web, pero nos fuimos dando cuenta de que AuPairWorld es, con diferencia, la más seria. Al principio nos costó bastante encontrar una au pair: nos poníamos en contacto con alguna y, sin más explicación, dejaba de hablar con nosotros. Incluso una vez una chica llegó a confirmar que venía y, llegado el momento, no apareció. Por eso ahora les pedimos que nos envíen una confirmación de la reserva del billete de avión por correo electrónico. Obviamente tampoco es ninguna garantía al cien por cien, pero con esto es más difícil que se echen para atrás porque perderían parte de su dinero.

Fien, una au pair de Bélgica, fue nuestra primera experiencia

Nuestra primera experiencia fue con Fien, una chica belga, con la que seguimos en contacto e incluso visitamos durante el año. Fien llegó a nuestra casa desde la casa de otra familia madrileña que la trató bastante mal, pero a pesar de todo quiso continuar como au pair.

Para nosotros fue una experiencia muy buena. Fien tenía un carácter muy extrovertido y comunicativo. Con ella, los niños y yo aprendimos mucho inglés y, mi marido, mejoró su nivel. Y no sólo nos enseñó un idioma sino que inculcó en casa una serie de valores como la honestidad y el respeto. Eva todavía va a la biblioteca una vez a la semana a coger libros, costumbre que aprendió con Fien.

Rahel fue nuestra segunda au pair

Después de Fien, vino Rahel para sólo dos meses, aunque también caló hondo en la familia. Era muy trabajadora y simpática y siempre nos sorprendía con su capacidad de organización. Siempre le decíamos que «era más apañá que un jarrillo de lata», y es que no se le escapaba nada.

Sabina era muy joven

En el curso 2009-2010 estuvo Sabina, una chica finlandesa de 19 años. Tal vez por su juventud no resultó tan brillante como las anteriores, o quizás por que el listón estaba demasiado alto, pero lo cierto que fue una experiencia muy diferente. Aun así, estuvo todo el tiempo acordado. A pesar que no quedamos tan maravillados, la experiencia siguió siendo positiva.

Luego llegaron Mia, checa, y Marta, de Polonia

El curso pasado estuvo hasta Marzo Mia, de República Checa y después Marta, una polaca. Ambas nos han dejado muy buen sabor de boca. Chicas sinceras, trabajadoras, cariñosas y que se han sabido integrar muy bien en la vida familia. Ambas tenían mucha paciencia con los niños, en especial con nuestro hijo pequeño de 3 años, y colaboraron activamente a educarles lo mejor posible.

Estamos esperando a Alex, un chico inglés

Ahora para este curso estamos esperando a Alex, un chico inglés. Queríamos incluir en nuestra experiencia a chicos porque queremos que nuestros hijos se eduquen en un entorno de igualdad. Además, creemos que también le vendrá muy bien a nuestro hijo pequeño.

Nuestras au pairs siempre han sido como un miembro más de la familia

En cualquier caso, hemos vivido nuestras experiencias au pair con mucha ilusión y no nos han decepcionado en ningún caso. Nuestras au pairs siempre han sido como un miembro más de la familia y las estancias de los au pairs nos han aportado beneficios no sólo por la ayuda y los idiomas, sino también a nivel moral. Todas estas experiencias han sido posibles también por la gran labor de AuPairWorld. ¡¡Te estamos muy agradecidos, AuPairWorld!!

Au pair en Madrid: «Antes del desayuno limpiaba, hacía la colada e iba a por el pan»

13/03/2016 05:00 – Actualizado: 25/03/2016 14:59

«‘Buena suerte y hasta nunca’, fueron las últimas palabras que me dijo la madre de la familia que me acogió». Así comienza su relato una au pair holandesa que prefiere no revelar su nombre ni su imagen ahora que por fin ha comenzado a disfrutar su experiencia laboral en Madrid con una nueva familia. Las exigencias de la señora de la casa en su primer destino, que revisaba cada tarea que le encargaba incluso después de mandar que la repitiera hasta tres veces, llegaron a hacer insoportable su paso por ese idílico y céntrico hogar que prometía «un año sabático perfecto por el que además iba a ser pagada». Su historia es la de otros muchos au pairs que quieren aventura o que buscan un medio de vida.

Había contactado con la familia a través de la plataforma gratuita Au Pair World, la más conocida de Europa. Todo parecía hecho a medida, recibió buenas referencias e incluso les conoció tres meses antes de llegar. Y entonces llegó la primera advertencia: la madre era «muy organizada», como le dijo su marido la misma noche que entró por la puerta, recomendándole que no se tomara como algo personal que su mujer fuera tan «estricta». Pronto comenzó el descenso cuesta abajo, con la triple reorganización del armario de la niña de seis años que iba a cuidar; «un armario que ya estaba perfectamente ordenado».

«Ella esperaba demasiado de mí y discutir sobre las tareas no era una opción», explica a El Confidencial por correo electrónico. «Antes del desayuno, por ejemplo, tenía que hacer mi cama y limpiar la habitación, mi baño, hacer la colada y doblar toda la ropa, ir a la panadería y levantar a la niña», relata. Y esto, unido a que sólo libraba un día, a que su paga semanal era muy inferior a la de otras amigas y que la madre «no se cortaba en decir lo que pensaba, que no eran las cosas más bonitas del mundo» desembocaron en una rápida decisión: pedir ayuda a una agencia. El acuerdo verbal con la familia la dejaba desamparada y por ello acudió a la Asociación del Programa Au Pair (AEPA). «Ahora estoy muy contenta con mi nueva familia. Me tratan muy bien y por fin tengo un horario normal y tiempo suficiente para explorar la cultura española», concluye.

(iStock)

¿Suerte o buen ojo?

Entre los factores que componen una buena experiencia au pair podemos hablar de las condiciones de cada país, la conexión con la familia, la seguridad y el respaldo si algo sale mal e incluso, la suerte. Hay numerosos testimonios positivos aunque la decepción y las injusticias que normalmente no trascienden comienzan a salir a la luz. Muchas denuncian sentirse estafadas nada más llegar al llegar a la familia elegida. Por encima de lo acordado -en el mejor de los casos de manera verbal-, encuentran que en lugar de trabajar 5 horas al día, pasan hasta 12 horas encargándose de los niños, planchando hasta la ropa de los padres y limpiando a fondo el garaje; tareas que no les corresponden, mal pagadas y peor tratadas.

Esta situación se ha puesto esta semana de relieve a través del caso de una au pair española que contactó con una familia irlandesa a través de internet y que, tras vivir una desgradable experiencia, sólo pudo recurrir a una ONG. «Cuando llegué al Centro de Derechos del Migrante (MRCI) estaba exhausta, deprimida y débil», ha comentado.

El acuerdo de colocación europeo de 1969 deja claro que un au pair no es un estudiante ni un empleado, sino que se trata de una «categoría especial»

El pasado martes, la Comisión de Relaciones Laborales (WRC) de Irlanda falló a su favor. Este tribunal ordenó a la familia de acogida que indemnice a la au pair española con 9.229 euros, al considerar que había infringido la Ley de Salario Mínimo, de Organización del Horario Laboral y Condiciones de Empleo porque la paga semanal no superaba los 100 euros. «Con este juicio he sentido por fin que mi trabajo se respeta», agradece la beneficiada, cuyo caso ha sentado jurisprudencia en un país en el que hay alrededor 20.000 hogares con au pairs.

Elena en Irlanda

Elena es otra au pair avezada desde que en 2013 aterrizara en Irlanda. Al igual que la chica indemnizada, cobraba 100 euros y trabajaba entre 8 y 10 horas al día. En líneas generales se encontraba bien en esa casa, salvo por lo incómoda que acabó siendo la convivencia con un matrimonio que se estaba separando y las broncas provocadas por los problemas de alcoholismo del marido. Tras una estancia de dos meses, cambió de familia, donde tuvo que aguantar las constantes comparaciones con la anterior au pair. «En Navidad me dijeron: ‘oye, mira, si quieres mejor no vuelvas y buscamos a otra'», recuerda. «En ninguna casa me sentí muy esclava, la verdad, pero valorada tampoco», comenta ahora desde Inglaterra.

Pablo Rojas, de MRCI, explica que lo vivido por la chica española «es una situación estándar». Esta organización recibe al día varias quejas de jóvenes extranjeros que optan por este programa para aprender inglés en Irlanda, pero «la mayoría no quiere tomar ninguna medida para no perder su trabajo ni su hogar». No obstante, ya acompañan los procesos de denuncia de 48 au pairs.

Au pair en tierra de nadie

La sentencia irlandesa ha caído como un bálsamo entre las chicas y chicos que llevaban tiempo reivindicando condiciones dignas. Pero para las agencias oficiales la decisión tiene una lectura poco deseable, y es que equipara a una au pair con una empleada del hogar sin que se trate del mismo perfil. «Es que así se cargan el programa au pair», explica Lorena Martínez, presidenta de la AEPA. Las empresas se preguntan cuál es la ley irlandesa que entiende que hay que medir por el mismo rasero a unos a y a otros y que ha llevado a este tribunal a considerar que la paga de 100 euros que recibía la denunciante implicaba una infracción del salario mínimo en Irlanda, que desde enero está fijado en 9,15 euros la hora.

Martínez puntualiza que el acuerdo de colocación firmado en Estramburgo en 1969 deja claro que un au pair no es un estudiante ni un empleado, sino que se trata de una «categoría especial» con rasgos de las otras dos. Recibirá alojamiento y comida, y si bien no tendrá un sueldo sí le darán una paga semanal por su jornada de cinco horas diarias y su «colaboración» en las tareas domésticas. El acuerdo estipula también que el au pair tendrá al menos un día libre y disponibilidad para asistir a cursos de idiomas.

El fallo también ha tenido una fuerte repercusión en Irlanda. Algunas familias han comentado en los medios que bajo esa ‘nueva’ categoría ya no les compensa tener a un extraño sentado a la mesa y encargado de sus niños. «La única razón por la que tengo a un au pair es la asequibilidad porque prescindes de tu privacidad, incluidas las comidas de familia», explicaba una madre, Berry, al diario irlandés Independent. La cultura au pair está especialmente asentada en este país, algo que Dara Calleary, el portavoz de Empleo, Empresa e Innovación del partido centrista Fianna Fáil, atribuye al «aumento masivo de los gastos de guardería». Por eso en los últimos años ha detectado «una expansión del sector de la puericultura informal, lo que incluye cualquier uso inadecuado de las au pairs como encargados de la primera infancia».

«En EEUU tienes contrato, que aunque a veces se lo salten implica algo más de respaldo legal y seguridad que no tienes cuando buscas familia en Europa»

Lo cierto es que más allá del acuerdo europeo, muchos países no tienen mayor regulación y algunos, como Irlanda, ni siquiera lo han ratificado (como se comprueba en este documento). «El problema que veo, desde mi experiencia y por las de las chicas que conozco de mis círculos y del blog (La maleta de una au pair), es que en Europa el trabajo como au pair no está bien regulado», cuenta la experimentada Erika. Alemania y Holanda cuentan con sólidas reglas mientras que en España no ha habido cambios desde que en 1988 ratificó el acuerdo europeo.

¿Por agencia o por tu cuenta?

Erigida casi en consejera, Erika recoge casos de chicas que acuden en su ayuda cuando creen que están siendo víctimas de una estafa, como la brasileña María. María inscribió su perfil en plataformas gratuitas. Enseguida llegó la respuesta de una supuesta familia británica que tampoco tardó en esfumarse. «La situación era sospechosa desde el principio: la familia contactó conmigo directamente por e-mail en lugar de hacerlo a través de la web y borró su perfil después de hacerlo. No tenían foto, pagaban un salario demasiado elevado para tratarse de una au pair… Claro, que yo me di cuenta de esto una vez que me pidieron que depositara dinero en una cuenta», explica María. El antídoto contra la estafa no tiene una fórmula clara. Todo depende de a quién se le pregunte, qué experiencia haya tenido y de qué país estemos hablando.

«Para irte a Estados Unidos necesitas obligatoriamente hacerlo a través de una agencia autorizada por el Gobierno porque para tramitar la visa necesitas un sponsor. Tienes contrato, que aunque a veces se lo salten implica algo más de respaldo legal y una serie de condiciones y seguridades que no tienes cuando buscas familia en Europa», explica Erika. En Europa, por el contrario, «no es necesario irte a través de una agencia porque te ahorras un dinero y porque no necesitas visados ni permisos de trabajo», y lo habitual, añade, es que se cierren los contactos por internet.

Experiencia de Sara

Por su parte, la presidenta de la AEPA cree que «hoy en día la única forma que tienen de hacerlo de forma segura es ir a través de agencia». Lorena Martínez defiende la estructura y las garantías que ofrece una agencia con un equipo humano que cobra 250 o 300 euros, pero también se cerciora de las capacidades de las au pairs y de la idoneidad de las familias de acogida. También se hace un seguimiento y si tienen algún problema, la agencia española contacta con su partner y se toma la decisión correspondiente, desde el cambio de casa hasta una llamada de atención.

«Al venir con agencia a Estados Unidos -que cuenta con una de las regulaciones más completas para au pairs- te sientes más apoyada, no tan sola. Pero para ir a Inglaterra, animaría a que se vayan por su cuenta, a no ser que hagan leyes para regular las estancias», recomienda por el contrario Sara, que ha pasado por ambas experiencias y que ahora comparte su temporada estadounidense en su canal de Youtube. «Para ser sincera, ser au pair es la mejor forma que conozco de explorar un país, aprender el idioma y empaparse de su cultura. Tiene sus pros y sus contras, como todo, pero si tienes suerte con la familia (o la eliges bien) puede ser una gran experiencia», resume.

AuPairCare
Reviews

AUPAIRCARE, provided the AuPair who did a bad job AND still wants to BUY papers to get LEGALIZED in the USA forever.

According to what we have experienced, this company does not care about the quality of people they bring to the usa, they don’t do any background check in Latin America, they don’t have any home visit, they don’t verify if the girls know how to drive, they might confirm their references by calling but who doesn’t talk to a reference before including them in a resume. I am gonna start with the icing on this cake: We just terminated a contract with More Santos, she came from El Salvador acting like a good person. There were many many bad things while she was living with us. She lost my 10 years old daughter at the ASC in nashville, she left her in the 2nd floor and left to the first one, my daughter was scared, worried and M. did not even care to let us know. M also sent my daughter who is 10 to walk my baby, 2 and my 2 dogs, it was her working time, she started working at 4pm and at 4:15 she asked my daughter to babysit for her because it was cold and she was lazy. My baby was down the street running by himself when I saw this. the AP came upset and leave him crying on the floor, never tried to suit him down. she was cold and mad. this week we found out the Aupair Morena Santos, offers our family friend Luis A. a deal to marry her, in this deal, she would pay him $10,000 dollars so he would marry her, only a deal, with no intimacy rights, where in exchange of the money she could get to be legalized in the usa and stay forever. We are very concerned, we gave her all our information for her to show to the American Embassy in El Salvador and now we are involved with a woman that want to commit a Fraud with the Immigration Department. What is Aupaircare gonna do? so far, they haven’t email us what the protocol for this stablishes.
This AP took advantage of us, big time, she left our house with a bag full of clothes, gifts and money we gave her in order for her to feel part of the family but she deceived us big time. She lied to us in multiple occasions, she would not follow the instructions, she would not memorize the routines, she would not have any initiative, she would not wake up the baby from his nap so she would have free time for herself. The Aupair did not respect the times I gave her to feed the baby, wake him up, take him to places. Last Tuesday I put the baby to bed for his nap at 11:20am. I left the house at 12:10p and she had started to work at 12p, I asked her to pls wake him up at 12:20 so he would have his lunch and only slept for an hour, she did not care about my instructions. At 1:38, I looked at the baby’s camera, from my phone, I was having a birthday lunch with my daughter and we both look at the camera. The baby was still there in bed, sleeping, covered with a light green and blue blanket, his bedroom door was close as it is if he is napping. Immediately I called the AP, she lied to me, she said «I got the baby, I am cooking broccoli now». Big lie!! I told her: I am looking at the camera and he is there lying down, that is the reason why I called you, to wake him up, please don’t lie to me, we cannot live with a person that is supposed to take care of my kids and lies to cover her irresponsible behavior. She is so fake, she holds the rosary on one hand and on the other hand she is acting like the «enemy» living under your roof. That was it! We can not have someone with such morals, lying, disrespecting, offering ilegal business living with us. We gave her so many chances but not until we knew how she was talking behind our back to our friends, one of them, Luis, the one she asked to marry her to get legalized here.
There were so many mistakes we always gave her more chances, she did not appreciate them, at all, even driving, she passed 3 red lights, with me in the car, driving my kids so I could test her abilities, it was bad. We really needed help driving to some places but it was not worth the risk with someone that does not know the rules to drive in the usa and is not interested in learning. we offered to pay half of her driving lessons, she did not take any.
She has family in the usa, all of them came with no legal documentation and that is how she know about paying someone to get legalize, that was probably the reason she became an AP, not the love for kids or wanting the exchange experience.
Really, this experience with the company has not being good but we are stuck with them so we don’t lose all our money, they will give you a credit but not much or your money back. So at this point we are looking for a new person, hoping we don’t get a terrible person again.
That AP was the second we had, the first one Camila from Argentina, only stay at our home for one week… OMgosh, she left our phone full of nude photos of herself in our bedroom. She did not have ANY experience with kids, she showed NO interest at all on working with the kids. Cero. We know pretty soon she was a bad, bad fit. Aupair care knew about our bad experience with her, but they went ahead and put her in another home. I am sure the new family never knew what they were getting. That AP had text on our family phone, challenging what we ask her to do, she would leave her dirty dishes and expect us to clean up for her. We had a cleaning person so she did nothing for us.
I have lots of bad examples of what this two AP did while they stayed at our place but I dont want to use more time on this. The conclusion, you don’t know what you are getting when bringing someone from another country to live in your house and work for you. the Program sells this to the AP as a cultural Exchange where they think is all about them, their needs and just watch a kid without doing much, most of them are not willing to work the basics to do the job right, or to do what they have been told. they need not only too much time on training and daily reminders. It is so frustrating. The training time we have here was 3 months but it was still like I have to ask her to do every single thing, change diaper, feed the baby, pick up the girl from school. Ridiculous !!!
One more thing, we took this AP to Disney, on our family vacation time, got her matching pj’s, matching Disney shirts and everything else, she would not offer help over there. We had explained her that that was a working week, but we were inviting her and we paid all the expenses over there, air fare, hotel, park tickets, etc. We told her it was gonna be hard to give her a fix 8-5 schedule because we don’t know how the parks were going to be, but we asure her, we all mom and dad, would be there to help with our 2 kids, one 3 and the other 10 at the time. Who never wanted to spend time with the AP. She had couple of free nights were I took her to downtown Disney and Epcot center, to have fun, no work. We, my husband and I took care of the kids at the airport and inside the airplane during both flights, she slept. It was exhausted because that is how Disney is but she did not work24/7 as she complained to other people around us. Not to us, anyway, at our return she said: «I don’t want to travel with you anymore, I rather stay at home with the dogs» !!!! what a person!!! I guess she did not like that she was not on her vacation trip, as I have mentioned before, that is nothing but a lazy attitude. We had bought her tickets to see the snow on February 14th and to Europe. She is a very ungrateful and not smart woman that wants to use the families on her own benefit. I bet she doesn’t even like kids!

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *