0

Balon intragastrico foro

El balón intragástrico ajustable, la alternativa no quirúrgica para perder peso

REDACCIÓN La obesidad es en la actualidad la principal epidemia a nivel mundial. Hay trescientos millones de obesos y mil millones de personas en todo el mundo padecen sobrepeso. Con toda la atención de los medios de comunicación, la gente es cada vez más consciente de los riesgos de salud asociados al sobrepeso y la obesidad. Las enfermedades del corazón, accidentes cerebrovasculares, cáncer, artrosis, diabetes o hipertensión son algunas de las consecuencias de la obesidad.

Los productos milagrosos para perder peso no existen y cuando se padece un problema de obesidad o sobrepeso, seguir una dieta puede resultar muy difícil y frustrante. La cirugía puede ayudar en algunos casos, pero debido a los peligros asociados a la cirugía de obesidad, las soluciones no quirúrgicas han ido creciendo en popularidad.

El balón intragástrico junto a un seguimiento médico multidisciplinar se ha demostrado como un tratamiento no quirúrgico eficaz para perder peso. Los nuevos modelos se pueden utilizar utilizar durante 12 meses, frente a los seis meses de los tradicionales, permitiendo al paciente disfrutar durante mucho más tiempo de la sensación de saciedad que genera el dispositivo, lo que le permite perder más peso y le proporciona más tiempo para poder afianzar los nuevos hábitos adquiridos.

Al ser ajustable, es posible modificar el tamaño y volumen del balón a lo largo del tratamiento, adaptándolo a las necesidades específicas de cada paciente.

De este modo se logra que la sensación de saciedad perdure a lo largo del tratamiento y minimizar las intolerancias o rechazos.

La colocación del balón ajustable en el estómago se realiza mediante una sencilla endoscopia con una ligera sedación, para que el paciente no sienta nada.

La colocación en sí misma es muy corta: dura apenas 15-20 minutos y al cabo de una hora el paciente ya podrá ir a su domicilio.

Es normal que los primeros días después de la colocación el paciente tenga nauseas, vómitos o dolor abdominal. Su intensidad irá disminuyendo a medida que pasen los días y el estómago se vaya acostumbrando al balón. Con el dispositivo en el estómago, el paciente siente una sensación de saciedad constante, lo que le permite seguir la dieta con más facilidad y empezar con la pérdida de peso.

El paciente sentirá el balón en el estómago sólo al iniciar el tratamiento. Después simplemente tendrá una sensación de saciedad constante y estará satisfecho ingiriendo una menor cantidad de alimentos. Podrá seguir una dieta sin realizar grandes esfuerzos.

Durante la primera semana tras la colocación es aconsejable que el paciente no haga grandes esfuerzos. Después, podrá llevar una vida completamente normal.

El balón ajustable es el único autorizado para permanecer en el estómago hasta 12 meses, el doble de tiempo que los demás.

Durante este tiempo, el paciente deberá seguir un programa de modificación de hábitos alimenticios y de estilo de vida.

El dispositivo es una ayuda para perder peso, pero sin duda, el éxito y el mantenimiento de los resultados a largo plazo los determinará el nivel de adhesión del paciente al seguimiento médico.

A los 3-4meses de tratamiento, cuando el paciente siente que el balón deja de tener efecto saciante y siempre bajo prescripción médica, es posible aumentar su tamaño a través de una sencilla endoscopia. Así, el paciente vuelve a recuperar la sensación de plenitud pérdida y puede continuar con una pérdida de peso similar a la primera fase del tratamiento. De esta forma dotamos al balón de una segunda vida y prolongamos la pérdida de peso hasta los 12 meses.

La retirada del balón se hace también a través de una sencilla endoscopia y bajo una ligera sedación.

Aunque el paciente ya no lleve el balón en su estómago, es importante seguir con el programa de modificación de hábitos alimenticios y de estilo de vida para consolidar el peso perdido.

Con el balón ajustable podemos esperar un adelgazamiento de hasta el 100% del exceso de peso al finalizar el tratamiento. Esto supone la posibilidad de perder más del doble de peso que con el antiguo balón y, en muchos casos, alcanzar el normopeso.

Los estudios clínicos revelan una pérdida media de peso de 21 kilos a los 6 meses de tratamiento y de más de 37 kilos a los 12.

El balón ajustable permite ofrecer un tratamiento más individualizado, por lo que está indicado para pacientes que presenten desde un sobrepeso grado 2 a obesidades mórbidas. Es decir, para personas cuyo índice de masa corporal sea superior a 27.

Balón intragástrico para adelgazar: al principio sí, pero al final no

Supongo que la mayor parte de vosotros ya conocerá lo que se conoce como “balón intragástrico” referido a aquella técnica que se emplea para adelgazar. Se trata de introducir un objeto, en este caso el consabido balón de silicona (aunque en realidad por su tamaño podríamos hablar más bien de “pelota) en el estómago. De esta forma, obtenemos un espacio constantemente reducido en el estómago de modo que: 1º se limita la cantidad de alimentos que se pueden ingerir y que van a ir a parar al estómago y, 2º se consigue una sensación de saciedad más temprana con menos comida. En resumen se come menos y por tanto se adelgaza. Este es el mecanismo, simple.

Por lo general, hoy en día, tanto la implantación del balón como su retirada no requiere de cirugía mayor, ni de anestesia general, se realiza bajo sedación. Se mete deshinchado, se hincha una vez emplazado, pasado un tiempo (sobre los 6-7 meses) se deshincha, y se saca. Puedes ver un esquema del procedimiento en este vídeo.

Como ves, se trata de una técnica de quita y pon. Mientras está implantado el paciente come menos y, al mismo tiempo y según la teoría, el paciente “aprende” a comer de forma adecuada. Siempre que esté convenientemente asesorado, claro (aquí es donde debieran participar de forma indefectible los dietistas-nutricionistas)

Pero funciona o no funciona

Pasando por encima de sus pros y sus contras, que los tiene, lo más relevante es su eficacia (teniendo en cuenta que las cuestiones relativas a su seguridad suelen ser de menor importancia). Y la respuesta rápida es que al principio se consiguen importantes pérdidas de peso, pero… Sin embargo, a largo plazo, dos o más años por ejemplo, su eficacia es bastante escasa si comparamos esta intervención del balón intragástrico con cualquier otra denominada “tradicional” en el tratamiento de la obesidad grave.

Hay infinidad de estudios que valoran los resultados de esta técnica. Aquellos que observan una cantidad de tiempo suficiente, vienen a decir lo mismo, al principio sí, pero al final no. Que creo es de lo que se trata. Por ejemplo, esta revisión Cochrane de la literatura científica basada en la evidencia, concluye de forma bastante contundente:

Si se compara con el tratamiento convencional para la obesidad, no existe evidencia convincente de que el uso del balón intragástrico implique una mayor pérdida de peso.

Hay que decir que en el anterior estudio los resultados estaban referidos a largo plazo. Por eso, dado que se trata de una técnica temporal (se pone, y pasado un tiempo se quita) la clave radica en la motivación del paciente hacia el que habría de ser definitivo, cambio de hábitos alimenticios basados en una dieta bien organizada y un programa de modificación del comportamiento. Por eso, en este mismo artículo también se valora el precio de la técnica frente a su utilidad:

Precisamente por la escasa evidencia del beneficio adicional que puede aportar el uso del balón intragástrico en la pérdida de peso, se debe considerar su coste frente a los programas de modificación del comportamiento alimentario.

Así pues, la clave del éxito señalada por la práctica totalidad de los estudios realizados a largo plazo consiste en la implicación del paciente desde el principio en el cambio de hábitos. Así lo señala este otro estudio 500 intragastric balloons: what happens 5 years thereafter? (¿Qué pasa cinco años después de haber implantado 500 balones intragástricos?)

El uso del balón intragástrico parece ser eficaz para perder peso y mantenerlo en largos períodos de tiempo, bajo la condición sine qua non de la implicación del paciente en el cambio del comportamiento alimentario desde el primer instante en el que comienza el tratamiento.

Es decir, lo difícil es lo de siempre, hacer lo que conviene sin ayuda externa, ya que cuando la ayuda es “interna” (cuando el balón está implantado) todo es más fácil de cumplir.

No sé, a mí en particular, y sin hacer de menos la ayuda puntual que puede suponer en unos (pocos) casos, y que habría que valorar en vez que usarlo de forma casi indiscriminada ante cualquier persona que lo solicite, esto del balón intragástrico siempre se me ha antojado una especie de “pan para hoy y hambre para mañana”… y sin dobles sentidos.

El balón gástrico ‘Elipse’ permite que los pacientes con sobrepeso pierdan entre 13 y 15 kilos

En concreto, este tratamiento, recientemente comercializado en España con la certificación de la Unión Europea, está indicado para pacientes con sobrepeso moderado y en pacientes con obesidad grado 1. Además, se puede utilizar en pacientes con más de 50 de índice de masa corporal (IMC), como fase previa al tratamiento con cirugía bariátrica siempre que el paciente cumpla los requisitos adecuados.

«Este tratamiento está indicado para personas que no se sacian fácilmente con las comidas y no tienen buenas costumbres como, por ejemplo, aquellas que no dejan de picar entre horas. Lo ideal es realizar unas cuatro pequeñas ingestas a lo largo del día, pero es fundamental que como profesionales nos podamos adaptar al estilo de vida de cada persona. En nuestra Unidad de Obesidad tratamos de enseñar a los pacientes a que adquieran y mantengan nuevos hábitos de alimentación. En las primeras semanas de la terapia con el balón se suelen perder unos 3-5 kilos y la pérdida de peso continúa mientras se progresa con la textura de la alimentación», ha argumentado la nutricionista de la Clínica Teknon, Leyre Armengod.

En este sentido, la coordinadora de pacientes del Instituto de Obesidad en Madrid, Carmen Alfaro, ha insistido en que para mantener el peso deseado hay casos que necesitan cambiar sus hábitos de alimentación, mientras otros pueden necesitar un programa deportivo a la medida por parte de un ‘coach’ personal. Por tanto, prosigue, el tratamiento debe ser «totalmente individual».

MODIFICAR HÁBITOS ALIMENTICIOS

Otra de las ventajas que, a juicio de los expertos, aporta ‘Elipse’, frente al resto de balones, es que su tiempo de permanencia en el estómago es «más reducido» frente al resto de balones pero, aun así, permite una reducción de peso «significativa».

Con ‘Elipse’ en el estómago se produce una restricción de volumen que reduce la capacidad de ingerir alimentos y adelanta la sensación de saciedad al comer. «Sin embargo, resulta fundamental que todos los candidatos a este tratamiento modifiquen sus hábitos alimenticios y nutricionales a largo plazo, al igual que los relativos al ejercicio físico, ya que esto es lo que realmente les hace perder peso y mantener su peso óptimo. Es un programa integral», ha apostillado el doctor Turró.

Hasta 4.000 personas ya se han tratado con el balón ingerible y varios estudios clínicos publicados en prestigiosas revistas científicas avalan su seguridad y resultados. Uno de los ensayos clínicos piloto realizados con ‘Elipse’, publicado en julio de 2017 en la revista ‘Surgery for Obesity and Related Disease’, demostró que los pacientes tratados perdieron una media del 50,2 por ciento del exceso de peso y un 14,6 por ciento de su peso corporal.

Además, se registró una mejoría en los indicadores generales de salud, triglicéridos, hemoglobina A1c (un indicador de diabetes tipo 2) y calidad de vida.*Del mismo modo, se obtuvieron resultados similares en un estudio clínico realizado con 135 pacientes, publicado en la misma revista, en que la media de pérdida de peso fue de 13 kilogramos.

«Asimismo, los pacientes han mejorado sus eventuales comorbilidades asociadas al sobrepeso, como puede ocurrir en la hipertensión arterial o algunos posibles casos de diabetes tipo 2, y otras posibles patologías asociadas», ha zanjado el doctor Caballero.

El Balón Gástrico funciona, ¿una panacea para la obesidad?

Finalmente hay un pequeño grupo de pacientes que no acuden a las consultas ni se esfuerzan en cambiar sus hábitos, en los que su falta de disciplina vence a la eficacia del Balón, y pierden menos de 6 a 10 kg (un 10%), o menos de 5 kg (un 5%).

¿Qué sucede con el peso cuando se quita el balón gástrico?

El Balón excretable se expulsa espontáneamente a los 4 meses, y el endoscópico debe retirarse a los 6 o 12 meses. Los estudios con segundos balones (poner un segundo balón después de sacar el primero) no son eficaces. De manera que la única manera de mantener el peso perdido una vez se retira el Balón, es que el paciente sea capaz de mantener los nuevos hábitos dietéticos y el estilo de vida aprendidos. Hábitos que le han inculcado un equipo de dietistas y psicólogos, durante el tiempo en el que el balón “le quitaba el hambre y la ansiedad” y le ayudaba a cambiar.

Pero no solo se puede mantener la pérdida de peso, sino que se puede seguir perdiendo peso después de la retirada del Balón. En una reciente participación en el Congreso Nacional de la SEEDO, hemos presentado nuestro resultado a 6 meses de retirado el balón, donde hemos constatado que ese 85% de pacientes con éxito terapéutico, continuaban perdiendo una media de 3 kilos a los 6 meses de retirado el balón (12 meses de tratamiento en total).

Ver más detalles de nuestros resultados con el Balón (Congreso Nacional SEEDO-Zaragoza 2007)

¿Cómo puede evitarse el fracaso en el tratamiento con Balón Gástrico?

Con algo tan sencillo como “saber a lo que se va”, porque no hay milagros o resultados sin esfuerzos. Es decir, ¿el paciente tiene que hacer dieta? SI, ¿el paciente tiene que hacer ejercicio? SI, ¿el paciente tiene que cambiar sus hábitos para siempre? SI, SI. ¿Y entonces que hace el Balón?: Ayudar al paciente a conseguir lo que no ha podido hacer con cualquier otro tratamiento anterior.

¿Puede utilizarse el balón gástrico, para sustituir una operación de obesidad, en la obesidad mórbida?

Prácticamente nunca!. Por el simple hecho de que el paciente con obesidad mórbida tiene demasiado que perder, y resulta casi imposible hacerlo en los 6 meses que dura el tratamiento.

En estos casos el paciente no se queda en un “peso satisfactorio para si mismo” cuando se le quita el Balón, y antes o después vuelve a comer inadecuadamente y recupera el peso.

Además, la obesidad mórbida tiene unas características biológicas especiales que hace que resulte casi imposible mantener la pérdida de peso a largo plazo.

¿Existen varios tipos y/o marcas de Balones? ¿Los hay claramente más recomendables?

Como suele suceder con los mercados en otros productos, existen varias marcas comerciales e incluso balones de aire y de líquido.

Los más experimentados y seguros son los que se rellenan con líquido, que siempre es suero fisiológico, porque su peso (500 a 700 gramos) mejora la eficacia terapéutica.

Actualmente estaba teniendo una gran acogida los balón ingeribles y excretables o cápsula balón, por su facilidad de implantación, sin endoscopia ni sedación, pero solo duran 4 meses por el momento.

Los que se implantan mediante endoscopia y sedación, duran 6 a 12 meses según el tipp que se elija. Los balones de 12 meses de duración no siempre se pueden mantener en el estómago durante un año, porque el organismo no los soporta tanto tiempo. El paciente manifiesta molestias como intolerancia a los alimentos pesados, y digestiones muy prologadas, pudiendo obligar a su retirada antes de los 12 meses. Aún así, si el paciente no «fuerza el estómago», lo más frecuente es que sí tolere el balón durante 12 meses.

¿No está el tratamiento con Balón un poco desprestigiado?

A mí me gusta decirle a mis pacientes, el tratamiento con Balón Gástrico no es fácil, ni se puede asegurar la pérdida de peso, pero si el tratamiento se realiza correctamente, es eficaz y gratificante a largo plazo. Y así lo hemos demostrado con el resultado de nuestros resultados en el Congreso de la SEEDO ya mencionado.

Lo importante en un tratamiento como el Balón Intragástrico, es que el paciente reciba una evaluación previa adecuada, y un apoyo durante todo el tiempo que lleve el Balón, por psicólogos, dietistas y clínicos o endocrinólogos.

La evaluación y selección previa, antes de decidir la colocación del Balón, es importante porque este tratamiento nos bueno para todos, y existen técnicas que nos permiten desaconsejar su uso a cierto tipo de pacientes.

Quizá también, muchos pacientes lo han utilizado a pesar de que su cirujano de obesidad le recomendó una operación, esperando un efecto milagroso.

Quizá también muchos pacientes lo han utilizado como método puramente estético y quizá algo frívolo, sin poner el acento en la importancia de los cambios de hábitos durante el tratamiento, ni en la concienciación necesaria para conseguir algo así.

Efectivamente, el uso indiscriminado por clínicas estéticas y profesionales sin experiencia en la obesidad, ha hecho que pierda un poco de prestigio y confianza este tratamiento.

Pueden plantearnos sus dudas y comentarios en “[email protected]“. Si usted padece obesidad, explíquenos su caso en nuestra “Historia Clinica de Obesidad”, y le realizaremos una recomendación.

Conoce nuestros tratamientos de obesidad

Con la tecnología más avanzada, ofrecemos tratamientos mini-invasivos de máxima seguridad y rápida recuperación.

  • Lyna dice:

    Hola leyendo en internet he dado con vuestra clínica y estaba interesada en información, hace tiempo vengo pensando en la idea de una operación para perder peso ya que sola no soy capaz de hacerlo, tengo 45 años, mido 1,70 y peso 100kg trabajo muchas horas al día y de pie por lo que el peso me afecta la salud y cada día mas, el dolor de rodilla y tobillos es constante….Lo que me frena el seguir adelante es el tema económico ya que cualquier operación lleva un coste considerable, quería me informaran si se puede financiar y cuánto sería el coste de un reducción de estómago ya que del balón gástrico no me fío mucho.
    Gracias y un saludo.
    Lyna

    • Clínica Obésitas dice:

      Estimada Lyna: Según los datos que nos ha facilitado, podría estar indicado en su caso la Plicatura Gástrica o el Tubo o Manga Gástrica.
      Por favor, cumplimente nuestra Historia Clínica Virtual en el siguiente enlace, para conocer con más detalle su caso y poder realizarle una recomendación adecuada a su perfil:

      Sí que ofrecemos la posibilidad de financiación a 12 meses sin intereses, o hasta 30 meses con un 10% de interés.
      Puede encontrar el precio de las diferentes operaciones de reducción de estómago en el siguiente enlace:

      Si tiene alguna duda, puede ponerse en contacto con nosotros a través del teléfono de la clínica: 963 470 535. Un cordial saludo.

  • Clara dice:

    Hola,
    Mido 1,60 y peso 53 KV. No es muy hoy pero tengo grasa lo balizada en muslos y rodillas y nalgas. Siempre había sido muy delgada pero ahora tengo tendencia a engordar si me paso con la alimentación. Supongo que no reúno los criterios del balón gástrico quizá algún tratamiento mas adecuado? Reno también. Bultos de grasa en brazos y piernas muy antiestéticos.
    Quería hacer una consulta.
    Gracias

    • Clínica Obésitas dice:

      Estimada Clara: Con su peso y altura, no está indicada la colocación del Balón Gástrico, ya que tiene un normopeso. Para mejorar su composición corporal le recomendamos que realice ejercicio físico de forma constante (mejor si es con la ayuda de un profesional de la actividad física que le pueda orientar), además de llevar una alimentación saludable con la ayuda de una dietista-nutricionista. Un cordial saludo.

  • Julieta dice:

    Buenas noches. Mi nombre es julieta, y me gustaria saber si me encuentro en las posibilidades de poder colocarmelo. Mido 1,62 y peso 69 kg.
    Gracias

    • Clínica Obésitas dice:

      Estimada Julieta: Con el peso y la altura que nos ha proporcionado, no está indicado tratarse con el Balón Intragástrico. Lo que más le puede ayudar es uno de nuestros programas dietéticos, diseñados para ayudar a perder peso de forma saludable y a enseñarle como mantener esa pérdida de peso. Puede leer con detalle la información sobre el «Programa de Reeducación Nutricional» en el siguiente enlace: https://www.clinicasobesitas.com/tratamiento-obesidad/tratamiento-medico-multidisciplinar-obesidad/
      Un cordial saludo.

  • Yenny dice:

    Buenas!
    MiS pregunta son las siguientes.

    El primer mes cuantos kilos se logra rebajar?
    Si veo que antes de los 6 meses ya rebaje lo que deseaba, el balon gastrico puede ser retirado antes?
    Saludos y mil gracias!

    • Clínica Obésitas dice:

      Estimada Yenny: La pérdida de peso con el Balón Gástrico depende mucho del peso con el que parte el paciente y de la capacidad del paciente para realizar un cambio de hábitos dietéticos y de actividad física. Por este motivo, no podemos asegurarle una pérdida exacta de peso sin conocer su perfil. La retirada del Balón Gástrico puede realizarse en cualquier momento antes de los 6 meses si el paciente lo desea, aunque nosotros recomendamos mantenerlo durante los 6 meses para mejores resultados. Un cordial saludo.

  • Inma dice:

    Hola
    Mido 1.70 y pesare uno 87 kilos quería información sobre el balón.

    • Clínica Obésitas dice:

      Estimada Inma: Efectivamente, con su peso y altura sí que puede estar indicada la colocación del Balón Gástrico. Puede encontrar toda la información acerca del Balón en el siguiente enlace: https://www.clinicasobesitas.com/tratamiento-obesidad/balon-intragastrico/ Por otra parte, también puede ponerse en contacto con nosotros a través del teléfono 963 470 535. Un codial saludo.

  • Noelia dice:

    Hola!, tengo una duda, desde que me coloco el balón gástrico, cuanto tiempo tengo que esperar para realizarme una operacion estética(rinoplastia), tendrá alguna complicación realizarme la operación de nariz teniendo el balón gastrico? quedo atenta a su respuesta, muchas gracias!

    • Clínica Obésitas dice:

      Estimada Noelia,

      Aunque es posible realizar una cirugía urgente, no es recomendable una cirugía programada durante el tiempo que se lleva el balón intragástrico implantado.

      Le recomendamos esperar y realizar la cirugía estética una vez retirado el balón intragástrico.

      Saludos.

      NO ES RECOMENDABLE UNA CIRUGIA PROGRAMADA CON EL BALON IMPLANTADO

      SI FUESE URGENTE SE PUEDE REALIZAR, PERO NO PROGRAMADA

Pros y Contras del Balón Gástrico

  • La pérdida de peso y el logro del objetivo mejora la autoestima del paciente.
  • Contras

    • El paciente deberá pasar un control previo para verificar que no tiene problemas gástricos y puede ser un candidato idóneo.
    • Los días posteriores a la intervención, el paciente puede tener nauseas, vómitos o malestar general. Es una sensación que desaparece enseguida.
    • Durante el tiempo que dura el tratamiento el paciente deberá adquirir unos hábitos alimentarios saludables para poder tener una pérdida de peso mantenida en el tiempo.
    • Este tratamiento está recomendado para perder entre 15 y 30 kilos. Los pacientes que necesiten una pérdida mayor deberán someterse a otros tratamientos o bien complementar el balón gástrico con otras técnicas.
    • Para realizar una retirada del balón correcta, el paciente debe prepararse siguiendo estrictamente los consejos del médico. Una preparación inadecuada puede provocar la suspensión del procedimiento y reprogramación de la intervención en otro momento.
    • Una vez retirado el balón, existe la sensación de vacío en el estómago. En estos momentos el paciente debe tener cuidado de no comer en exceso y poder seguir adelgazando o bien mantener el peso alcanzado.
    • Aunque las complicaciones durante el tratamiento son muy raras, el balón gástrico puede producir irritación de la mucosa gástrica, úlcera o perforación gástrica. Y en muy pocas ocasiones un rechazo por parte del organismo.

    Elipse™ es un innovador balón gástrico recientemente comercializado en España con la certificación de la Unión Europea, necesaria en estos productos sanitarios, cuya principal aportación es que no requiere ni cirugía ni endoscopia para colocarlo en el estómago del paciente y, por tanto, tampoco precisa anestesia ni presenta los riesgos de la misma (*).

    La perspectiva del paciente

    El doctor Carlos Ramírez es un médico anestesista que tenía un problema de sobrepeso y, según explica, había probado muchísimas dietas diferentes. Cansado de no obtener resultados apostó por el programa Elipse™ para adelgazar. “Por mi profesión en ocasiones tengo que estar más 12 horas en el quirófano. Si se complica una cirugía, tengo que estar toda una jornada laboral sin interrupciones ni siquiera para comer. Por lo tanto, mis cenas eran copiosas ingiriendo todo lo que no había comido durante el día. Comenzaba una dieta y a los 15 días la tenía que abandonar. Con este programa me he sentido seguro. He perdido 12 Kilos en unos cuatro meses. Y cuando apostaré por este tratamiento de nuevo en un futuro porque quiero perder más peso. Como anestesista trato de evitar intervenciones innecesarias”, señala este paciente-experto. Este clínico insiste en que en su caso fue fundamental la ayuda recibida por parte de la nutricionista ya que le enseñó los trucos necesarios para mantener sus hábitos de alimentación de acuerdo a sus necesidades profesionales.

    Precisamente el doctor Caballero insiste en que, pasados unos meses desde su eliminación, el tratamiento se puede volver a repetir siempre bajo la supervisión de un equipo médico.

    La opinión de los nutricionistas que ya cuentan con experiencia

    Para Leyre Armengod, nutricionista de la Clínica Teknon, Elipse™ es una opción válida para aquellas personas que quieran perder entre 10 y 12 kg y no hayan tenido nunca ningún trastorno de alimentación previo. Según explica esta experta, en su Unidad de tratamiento para abordar la obesidad se ofrece un apoyo multidisciplinar. “Tratamos de que los pacientes adquieran nuevos hábitos de alimentación. Adaptamos nuestros consejos dietéticos a sus vidas y este tratamiento está indicado para personas que no se sacian fácilmente con las comidas y no tienen buenas costumbres como, por ejemplo, aquellas que no dejan de picar entre horas. Lo ideal es realizar unas 4 pequeñas ingestas a lo largo del día, pero es fundamental que como profesionales nos podamos adaptar al estilo de vida de cada persona. En nuestra Unidad de Obesidad tratamos de enseñar a los pacientes a que adquieran y mantengan nuevos hábitos de alimentación. En las primeras semanas de la terapia con el balón se suelen perder unos 3-5 kilos y la pérdida de peso continúa mientras se progresa con la textura de la alimentación, según explica esta experta.

    Carmen Alfaro, coordinadora de pacientes del Instituto de Obesidad en Madrid, opina que la adaptación individual para cada paciente es fundamental. Para mantener el peso deseado hay casos que necesitan cambiar sus hábitos de alimentación, otros pueden necesitar un programa deportivo a la medida por parte de un coach personal, etc. “El tratamiento debe ser totalmente individual. Las necesidades de cada persona son diferentes para conseguir mantener el peso deseado”, explica.

    Para el doctor Turro este novedoso balón gástrico permite tratar a pacientes que antes no podían beneficiarse del tratamiento con balón gástrico o incluso con cirugía bariátrica y también para aquellas otras personas que, por diferentes circunstancias (insuficiencia respiratoria o cardiaca), están consideradas como pacientes de riesgo ante la sedación, necesaria para la colocación por vía endoscópica de otros balones gástricos. El doctor Caballero que acumula una experiencia con más de 150 pacientes tratados que también se puede utilizar en las grandes obesidades para mejorar la situación de peso del paciente antes de proceder a la cirugía bariátrica.

    Programa Integral

    Otra de las ventajas que aporta esta fórmula frente al resto de balones es que su tiempo de permanencia en el estómago es más reducido frente al resto de balones pero, aun así, permite una reducción de peso significativa, señala el doctor Turro. Además, este experto indica que uno de los objetivos fundamentales de los programas de adelgazamiento con balón gástrico es reeducar al paciente para que modifique de forma definitiva sus hábitos de alimentación y ejercicio. Con Elipse™ en el estómago se produce una restricción de volumen que reduce la capacidad de ingerir alimentos y adelanta la sensación de saciedad al comer. Sin embargo, resulta fundamental que “todos los candidatos a este tratamiento modifiquen sus hábitos alimenticios y nutricionales a largo plazo, al igual que los relativos al ejercicio físico, ya que esto es lo que realmente les hace perder peso y mantener su peso óptimo. Es un programa integral”, recalca.

    El doctor Caballero es de la misma opinión y comenta que este programa se mantiene durante unos meses después de eliminar el balón, con el fin de consolidar en el paciente el cambio de hábitos de vida y así evitar que vuelva a recuperar peso.

    Resultados

    Hasta 4.000 personas ya se han tratado con el balón ingerible y varios estudios clínicos publicados en prestigiosas revistas científicas avalan su seguridad y resultados. Uno de los ensayos clínicos piloto realizados con Elipse™, publicado en julio de 2017 en la revista Surgery for Obesity and Related Disease, demostró que los pacientes tratados perdieron una media del 50,2% del exceso de peso y un 14,6% de su peso corporal. Además, se registró una mejoría en los indicadores generales de salud: triglicéridos, hemoglobina A1c (un indicador de diabetes Tipo 2) y calidad de vida. Se obtuvieron resultados similares en un estudio clínico realizado con 135 pacientes, publicado en la misma revista, en que la media de pérdida de peso fue de 13 kg (2).

    Los doctores Turro y Caballero acumulan una experiencia clínica de más de 200 pacientes tratados y su opinión es que Elipse™ es una opción segura para pacientes con sobrepeso que deseen perder entre 12 y 15 kg, si bien es cierto que el doctor Caballero tiene pacientes que han doblado esas pérdidas de peso preestablecidas.

    El doctor Caballero señala que los pacientes, además, han mejorado sus eventuales comorbilidades asociadas al sobrepeso, como puede ocurrir en la hipertensión arterial o algunos posibles casos de diabetes tipo II, y otras posibles patologías asociadas. “Una vez implantado el balón, la mayoría de los pacientes vuelve a su actividad normal al cabo de uno o dos días”, señalan ambos clínicos que cuentan con una gran experiencia en su aplicación.

    La prevalencia de la obesidad en España está incrementándose alcanzado a un 39% de la población adulta, según los últimos estudios

    El estudio ENPE es el más reciente sobre la prevalencia de la obesidad en España y se ha realizado sobre una muestra de 4.000 personas de edades comprendidas entre 25 y 64 años, considerando sobrepeso a un IMC ≥ 25 y obesidad a un IMC ≥ 30. La obesidad abdominal se tipificó para valores de cintura superiores a 102 cm en varones y 88 cm en mujeres. Los resultados obtenidos indican que la prevalencia de sobrepeso estimada en la población adulta española es del 39,3%. La de obesidad general, del 21,6% (el 22,8% entre los varones y el 20,5% entre las mujeres) y aumenta con la edad. Asimismo, la prevalencia de obesidad abdominal se estima en el 33,4%, siendo mayor entre las mujeres (43,3%) que entre los varones (23,3%) (3).

    Los clínicos también señalan que en relación a las contraindicaciones, este tratamiento no se puede utilizar en personas que han sufrido una cirugía abdominal durante el último año, que tengan trastornos del hábito deposicional (estreñimiento o diarrea) o que hayan sufrido recientemente una afección intestinal, como la enfermedad inflamatoria intestinal (EII).

    ANEXOS:

    Referencias Científicas:

    Para más información

    Ce Consultores

    Gabinete de Prensa

    Teléfono: +34 610 46 08 77; Fax 91 551 88 93

    e-mail:Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.; Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.; Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

    Periodistas, miembros de la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS);
    Entidad que cuenta con un Comité Científico constituido por facultativos nacionales e internacionales

    We support AEPA ATM (www.pacientesatm.com). Solidarios con Infancia Solidaria. Fundación Síndrome de West (pequeños que sufren epilepsia y autismo) y con los pacientes que sufren enfermedades de baja prevalencia

    12 pacientes murieron tras someterse a cirugía con balón gástrico

    (NOTICIAS YA).-Cinco pacientes más murieron por someterse a la cirugía con balón gástrico para el tratamiento de la obesidad, elevando el número total de muertes a 12 en todo el mundo desde 2016, dijo el lunes la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos en una alerta.

    Según la FDA, los sistemas de balón intragástrico son sistemas de pérdida de peso que funcionan ocupando espacio en el estómago del paciente.

    En un procedimiento endoscópico mínimamente invasivo, los globos se colocan en el estómago del paciente a través de la boca. Una vez en su lugar, el globo se llena con solución salina.

    Cuatro de los cinco casos nuevos están relacionados con el sistema de globo intragástrico Orbera fabricado por Apollo Endosurgery Inc. y uno con el sistema integrado de globo dual ReShape fabricado por ReShape Lifesciences.

    En cuatro de los casos, incluido el del dispositivo ReShape, la muerte fue precedida por una perforación gástrica, o un agujero en la pared del estómago, que ocurrió a las 3½ semanas de la colocación quirúrgica del balón, según la FDA.

    La quinta muerte aún está siendo investigada por Apollo Endosurgery.

    La FDA emitió alertas sobre los dispositivos en febrero de 2017 y agosto de 2017, notificando a los proveedores de atención médica sobre los eventos adversos y las muertes asociadas a ellos, dijo la portavoz Deborah Kotz. .

    Añadió que la FDA cree que estos dispositivos siguen siendo “una opción de tratamiento apropiada” para algunos pacientes con obesidad.

    Apollo Endosurgery dijo que la tasa de mortalidad de los EE. UU. En pacientes de Orbera es del 0.036%, o menos de cuatro muertes por cada 10,000 pacientes.

    En un comunicado, ReShape Lifesciences dijo que recibió apenas tres informes de muertes desde el lanzamiento comercial de su producto ReShape Balloon en agosto de 2015.

    “Estas tres muertes se produjeron en más de 5000 balones implantados en todo el mundo, incluidos los de nuestro ensayo clínico (265) y los vendidos comercialmente”, dice la declaración. La tasa de incidencia de muerte, expresada como porcentaje de todos los Globos ReShape implantados hasta el 30 de abril, es del 0.06%.

    “Claramente, esto es trágico y queremos saber más sobre las circunstancias de estas muertes, pero en general creemos que los datos sobre el procedimiento sugieren que es seguro y eficaz para la gran mayoría de los pacientes”, dijo el Dr. Eric DeMaria, presidente electo de la sociedad y cirujano bariátrico del St Mary’s Medical Center en Richmond, VA.

    La variedad de cirugías de pérdida de peso disponibles, incluida la cirugía de banda gástrica, la cirugía de manga gástrica y la cirugía de derivación gástrica, limitan la cantidad de alimentos que toma un paciente, y afectan la forma en que los pacientes digieren los alimentos y absorben los nutrientes.

    Todos los tipos de tratamientos quirúrgicos contra la obesidad tienen riesgos y complicaciones, como infecciones, hernias y coágulos sanguíneos, según la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.

    Los pacientes deben analizar las opciones de tratamiento de la obesidad con sus médicos, agregó.

    admin

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *