0

Bebe 6 meses peso

Pesos y estatura del bebé, niño y niña

El peso y la talla de los bebés dicen mucho de su desarrollo físico. Desde su nacimiento, el bebé es pesado y medido y, especialmente, en el primer año de su vida, su peso y sus medidas de crecimiento deben ser controlados por el pediatra.

La herencia genética y el momento de la gestación que el bebé elige para nacer determinan, en principio, su peso y talla. Así, el tamaño de los padres influye en el peso y talla del bebé no sólo en el momento del nacimiento, sino también en su desarrollo posterior.

Tabla de pesos y estatura del bebé

Respecto al momento del parto, hay que hacer una distinción entre los que nacen a término y los que se adelantan a la semana 38 de gestación. En otras ocasiones, una enfermedad materna que no le haya permitido recibir suficiente alimento durante el embarazo o una diabetes gestacional también pueden determinar el peso y talla del bebé al nacer.

¿Cuánto ha pesado el bebé?

Es la pregunta más frecuente a la que responden los padres tras el nacimiento de su hijo junto con el nombre elegido para él. Por debajo de los 2.500 gramos, se considera bajo peso en los bebés nacidos a término, mientras que por encima de los 4.000 gramos, el peso es evaluado como alto. El valor medio está situado entre ambas medidas y en torno a los 3.000 gramos.

¿Cuánto debe crecer el bebé y aumentar de peso?

La medición del peso y la talla son controles rutinarios que llevará a cabo tu pediatra en cada visita. Es importante no obsesionarse con estas medidas porque los picos de aumento de peso y de crecimiento no son siempre los mismos y, durante el primer año, cambian cada trimestre.
Así, durante los primeros tres meses, el aumento de peso oscila entre 750 – 900 gramos mensuales. Entre el tercero y sexto mes, decrece y el aumento gira en torno a 500 – 600 gramos mensuales. Entre el sexto y noveno mes, el aumento de peso es menor, entre 350 – 400 gramos mensuales. Y, finalmente, entre el noveno mes y el año de edad, el promedio mensual se sitúa entre 250 – 300 gramos.

Tabla de peso y talla para niños y niñas

Las tablas sobre el peso y las medidas ideales son orientativas, un aspecto que deberás tener en cuenta a la hora de pesar y medir a tu hijo. Esta orientación NO sustituye a los consejos del pediatra. Sigue respetando y considerando las revisiones mensuales indicadas por el médico. Será él quién dará la última palabra cuánto al estado físico de tu hijo.

La tabla de la OMS para niños y niñas

Hasta abril de 2006, las tablas de crecimiento se basaban en una población infantil reducida, de un mismo origen geográfico y sin distinguir entre los bebés alimentados con leche materna y los que se nutrían de leche de fórmula. Hace quince años, la Organización Mundial de la Salud, OMS, consciente de esta situación y de que esas tablas podían estar interfiriendo en el cuidado de la salud de los bebés, decidió iniciar un estudio mucho más amplio.

La población seleccionada incluye niños de diversas etnias y procedencias y la novedad es que todos han sido alimentados con leche materna, que se considera el patrón de referencia en cuanto a alimentación.

Niños

Edad Peso Medio Talla
Recién nacido 3,4 kg 50,3 cm
3 meses 6,2 kg 60 cm
6 meses 8 kg 67 cm
9 meses 9,2 kg 72 cm
12 meses 10,2 kg 76 cm
15 meses 11,1 kg 79 cm
18 meses 11,8 kg 82,5 cm
2 años 12,9 kg 88 cm
3 años 15,1 kg 96,5 cm
4 años 16,07 kg 100,13 cm
5 años 18,03 kg 106,40 cm
6 años 19,91 kg 112,77 cm
7 años 22 kg 118,50 cm
8 años 23,56 kg 122,86 cm
Niñas

Edad Peso Medio Talla
Recién nacido 3,4 kg 50,3 cm
3 meses 5,6 kg 59 cm
6 meses 7,3 kg 65 cm
9 meses 8,6 kg 70 cm
12 meses 9,5 kg 74 cm
15 meses 11 kg 77 cm
18 meses 11,5 kg 80,5 cm
2 años 12,4 kg 86 cm
3 años 14,4 kg 95 cm
4 años 15,5 kg 99,14 cm
5 años 17,4 kg 105,95 cm
6 años 19,6 kg 112,22 cm
7 años 21,2 kg 117,27 cm
8 años 23,5 kg 122,62 cm

Percentil infantil: talla y peso de los niños

El percentil infantil es un valor que utilizan los pediatras para medir cómo evoluciona el niño en relación a talla y peso. ¿Está tu hijo en su peso y talla ideales? Puedes averiguarlo con un sencillo cálculo para el que sólo necesitas como datos la altura y peso de tu hijo.

La evolución del percentil infantil es una de las claves para medir la evolución y desarrollo del niño, y sirve para detectar posibles problemas de crecimiento. Asimismo, se puede saber también si el niño está bajo de peso, lo que puede representar un problema en la etapa del estirón, o padece obesidad, obesidad infantil, una enfermedad sobre la que alertan agencias sanitarias y hasta la misma Organización Mundial de la Salud (OMS)

Qué es el percentil infantil

El percentil es un valor que se utiliza para hacer un seguimiento del crecimiento del niño en cuestión de estatura y peso, desde su nacimiento y a lo largo de toda la etapa de crecimiento, es decir, hasta los 18 años. De hecho, nada más nacer, al recién nacido le pesan y le miden.

Durante las distintas pruebas y seguimientos que se realiza a lo largo de su evolución, el pediatra seguirá recogiendo estos datos en unas tablas para evaluar si el bebé está en su peso y medida o no. Son unas tablas en las que se recoge el peso y altura del niño por tramos de edades y que indican, basados en una media, si el niño está creciendo adecuadamente o está por encima o por debajo de la media.

Sin embargo, aunque las tablas muestren datos que nos puedan preocupar en un principio, es el pediatra del niño o la niña, la persona adecuada para valorar si requiere de algún tipo de tratamiento. Y es que, estas tablas, reflejan unos datos estándar, es decir, reflejan cómo está nuestro hijo en comparación con la media de niños.

Cómo se utilizan las tablas de percentil para valorar la talla y peso del niño

En las tablas de percentil infantil de la OMS existen dos variables: peso y talla. El eje horizontal expresa la edad y el vertical, el peso o la altura. Además, contienen varias curvas de crecimiento asociadas a los diferentes percentiles: 3, 10, 25, 50, 75, 90 y 97. Cada vez que el niño acuda al pediatra este apuntará, según su edad y peso, en qué punto de la curva se encuentra y si hay algún problema de peso.

Para que lo puedas entender mejor, te ponemos unos ejemplos, sobre cómo funciona el percentil infantil:

– Si, por ejemplo, tu hijo está en el percentil 10 de peso significa que el 90% de los niños pesan más que tu hijo, por lo tanto, el niño está por debajo de la media.

– En caso de que tu hijo esté en percentil 90 de peso, significa que, tu hijo está sensiblemente por encima de la media en cuestión de peso, solo el 10% de los niños tienen ese peso.

– Si tu hijo o hija está en el percentil 90 de altura, significa que, sólo 10 niños de cada 100 miden más que tu hijo. Tu hijo, por lo tanto, a esa edad es más alto que la media de niños.

– Por el contrario, si está en el percentil 10 de altura, significa que está por debajo de la altura media.

– De esta manera, el percentil 50 es la media, es decir, si tu hijo tiene un percentil 50, en España, 50 niños están por encima del tuyo en peso o altura, y 50 por debajo.

Ten en cuenta que, las tablas de percentil infantil de la OMS, recogen unos datos distintos para niños y para niñas. La evolución de peso y altura es distinta en cuestión de sexo, y así debe ser valorado.

Talla y peso ideales del niño

Será el pediatra el que valore si tu hijo está en su peso o altura correctos, sin embargo, tu hijo podría tener un percentil bajo de altura o peso y no por ello dejaría de entrar dentro de la normalidad. También hay que valorar que un mismo niño puede pasar por períodos más rápidos de crecimiento y otros de desaceleración, sin que ello suponga nada anormal.

Lo ideal para los médicos es que el niño tenga un desarrollo coherente. Es decir, si estuviera en un percentil 90 de altura y en un 3 de peso, estaría descompensado y probablemente el facultativo realizaría un seguimiento especial de tu hijo.

Talla y peso de los niños en España

Si no te resulta fácil utilizar las tablas de percentil infantil, a continuación te mostramos una tabla del peso (en gramos) y talla (en centímetros) basada en la media de los niños en España, es decir, un percentil 50. Esta es la media de altura y peso de los niños españoles, para que puedas compararla con la de tu hijo o hija.

Cosas a tener en cuenta sobre las tablas de percentiles infantiles

1. En las gráficas de percentiles, no existen los datos a partir de 1 a 2, ni de 98 a 100. Se puede, por lo tanto, dar el caso que tu hijo se salga de la tabla, tanto por arriba, como hacia abajo. Es decir, que esté demasiado alto, demasiado bajito, demasiado grueso o demasiado delgado, en relación a la media de niños. En estos casos, será el médico el que valorará la evolución de su crecimiento.

2. El dato de la altura no da mucha información, si no se cruza con el dato del peso. Lo importante es valorar los dos datos en su conjunto para considerar si el niño está muy por encima de su peso o muy por debajo. Por ejemplo, si el niño está en un percentil de altura 10 y en uno de altura 80, el médico podría tomar medidas para corregir ese posible sobrepeso.

3. Estas tablas no deben ser usadas como una forma de conseguir «el niño perfecto», solo son un indicativo aproximado sobre crecimiento a lo largo del tiempo. Los padres no debemos usarlas para forzar al niño a llegar a un determinado percentil. La interpretación de las tablas ha de hacerse con cordura, evitando forzar una introducción temprana de la alimentación alimentaria o una dieta, en caso de que no estemos de acuerdo con los datos que marca el niño.

4. Lo más importante de estas tablas, muy útiles si se saben utilizar sabiamente, es saber valorar cómo está siendo la evolución del niño desde su nacimiento y hasta la adolescencia. Es la forma de detectar posibles frenazos de crecimiento y, poderlos tratar, en caso de que sea necesario.

5. Te preguntarás dónde puedes conseguir esas tablas, pues bien, nada más nacer el niño, en el hospital se entrega un cuaderno de salud, donde se recogerán a lo largo de los años, estos datos sobre el peso y la altura, además de otros marcadores evolutivos.

No te puedes perder …

¿Cómo cuidar a un bebé con sarampión?

El sarampión es una enfermedad infecciosa causada por un virus que puede tener consecuencias graves para la salud de tu bebé si no la tratas a tiempo, por ello te invitamos a conocer más sobre esta y cómo cuidar a tu bebé.

A los 6 meses el bebé ya está preparado para comenzar con la introducción de nuevos alimentos diferentes a la leche (materna o artificial). Para evitar alergias e intolerancias alimenticias, este proceso debe ser muy gradual y siguiendo las pautas que indique el pediatra. Lo normal es empezar primero con las verduras, después las frutas, los cereales sin gluten, etc.

En su sexto mes de vida los bebés suelen engordar unos 400-500 gramos, dependiendo de cómo se adapte a su nueva dieta.

Con medio año, los niños que se hallen en el percentil 50 de las tablas de crecimiento pesarán casi 8 kilos, y las niñas 7,400 kg.

Si el niño es más pequeñito y su percentil es de 3, su peso estará en torno a los 6,5 kg si es chico y a los 6,1 kg si es una chica.

Y si es más grande y su percentil es de 97, si es un niño pesará casi 10 kilos y si es una niña, 9,1 kg.

Cuanto más tiempo pasa, más brecha existe entre los niños con percentiles extremos; según los datos de las tablas de la OMS antes reflejados, un niño con P3 pesa 3,5 kilos menos que uno con P97.

Te puede interesar:
El percentil del bebé, tanto en talla como en peso, es una variable que utilizan los pediatras para evaluar cómo se está desarrollando un bebé.

Fecha de actualización: 17-07-2012

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Como comentaba en la entrada anterior, nos encontramos ya en la segunda mitad del embarazo en la que el bebé se desarrolla a pasos acelerados. Continuamos entonces repasando el calendario de embarazo semana a semana.

Sus órganos están formados pero continúan su maduración perfeccionándose para funcionar por sí mismos cuando nazca. En las próximas semanas el bebé ganará capas de grasa que le darán un aspecto más rellenito.

Estas semanas transitamos el sexto mes de embarazo y como hacemos habitualmente, continuamos con el repaso del crecimiento del bebé semana a semana.

Semana 25 de embarazo

En la semana 25 de embarazo el bebé tiene 23 semanas de vida, mide cerca de 25 centímetros de la cabeza a las nalgas, unos 32 centímetros hasta la punta de los pies, y pesa alrededor de 700 gramos.

Su piel está arrugada pero a medida que vaya creciendo se volverá más tersa y suave. Está cubierta por una sustancia cerosa llamada vérnix que impide que ésta se agriete. Los pequeños dientes se ubican en su posición debajo de las encías, aunque todavía faltan varios meses para ver brotar el primero. Su cabeza está cubierta de pelo con color y textura, pero ni uno ni la otra serán los definitivos.

A esta altura habrás notado que el bebé tiene períodos de descanso y períodos de actividad en los que puedes sentir sus movimientos, estiramientos y pataditas.

Semana 26 de embarazo

En la semana 26 mide 34 centímetros hasta los talones y pesa 800 gramos. Sus oídos se van perfeccionando, por lo que reacciona más conscientemente a los sonidos que le llegan desde el exterior, y muy especialmente a tu voz.

Sus ojos se abren y se cierran de forma intermitente, el bebé practica el reflejo del pestañeo y reacciona a los estímulos luminosos, al igual que a los estímulos sensoriales cuando acaricias la barriga.

Si bien todavía no entra oxigeno en sus pequeños pulmones pues su medio es líquido, el bebé realiza diariamente ejercicios de respiración.

A medida que gana peso, su cuerpo va acumulando capas de grasa que le ayudará a regular la temperatura corporal fuera del útero de la madre.

Semana 27 de embarazo

En la semana 27 (25 semanas de vida del feto) casi todas las estructuras oculares están acabadas, aunque todavía no es capaz de ver con claridad, el desarrollo de la zona visual del cerebro le permite distinguir luces y sombras.

Su talla es de 36 centímetros de cabeza a pies y pesa alrededor de un kilogramo. Tiene un aspecto similar al que tendrá al nacer, pero más delgado. A partir de ahora su piel comienza a engrosarse y poco a poco se volverá más tersa.

Ya puedes notar claramente los movimientos del bebé y también podrás sentir una especie de saltitos rítmicos muy característicos cuando el bebé tiene hipo. Se produce debido a la contracción del diafragma y aunque puede llegar a durar varios segundos, el hipo fetal no perjudica al bebé sino todo lo contrario, es una señal de buena salud.

Semana 28 de embarazo

En la semana 28 el desarrollo de sus pulmones tiene gran protagonismo. Comienzan a fabricar una sustancia llamada surfactante imprescindible para la respiración fuera del útero que impide que los alvéolos se adhieran entre sí. Igualmente, los pulmones se llenan de vasos sanguíneos que harán circular la sangre oxigenada por todo su cuerpo y los tubos bronquiales continúan dividiéndose.

Al cabo de esta semana, con 38 centímetros de largo y con un peso de algo más de un kilo ocupa casi la totalidad del espacio dentro del útero.

Quedan todavía doce semanas del calendario de embarazo por delante, fundamentales para que el bebé complete su maduración, sin embargo si naciera ahora tendría altas probabilidades de sobrevivir.

En Bebés y más | Cómo crece el bebé: de la semana 0 a la semana 4 En Bebés y más | Cómo crece el bebé: de la semana 5 a la semana 8 En Bebés y más | Cómo crece el bebé: de la semana 9 a la semana 12 En Bebés y más | Cómo crece el bebé: de la semana 13 a la semana 16 En Bebés y más | Cómo crece el bebé: de la semana 17 a la semana 20 En Bebés y más | Cómo crece el bebé: de la semana 21 a la semana 24

¿Es mi bebé demasiado grande?

Cuando los médicos dijeron a Tom y Elizabeth Flight que Arlo, su hijo de 7 meses, estaba en el percentil 90 de altura, en el 97 de peso y en el 99 de circunferencia de la cabeza -también conocido como perímetro cefálico-, se preocuparon.

Y es que, ¿cuán grande puede llegar a ser un niño y ser considerado normal?

Jordan Dunbar de la BBC lo investigó.

«Estoy preocupado de que sea el bebé más grande de Estados Unidos», dice Tom, un británico de 1,91 metros de altura quien se mudó a Texas para casarse con Elizabeth.

Cuando nació, Arlo pesó 3,5 kilos, pero en los siguientes seis meses creció rápidamente con una dieta sólo de leche materna.

Desde hace un mes también está siendo alimentado con leche de fórmula. Ahora pesa tres veces más que su peso al nacer y mide 76 cm.

Las cifras de percentiles que se aplican a Arlo son producidas por el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés). Cada cinco años el CDC mide cientos de miles de bebés, niños y jóvenes adultos hasta la edad de 20 años y el gráfico resultante permite a los médicos analizar la altura y el peso de sus pacientes y compararlos con la media.

«Si pones en fila 100 bebés de la edad de Arlo, desde el más ligero al más pesado, Arlo se encontraría en el puesto 97», dice Joe Hagan, de la Academia Estadounidense de Pediatras, al explicar qué significa que Arlo esté en el percentil 97.

«Si cuentas la circunferencia de la cabeza, sería 99».

Image caption Arlo con sus padres.

Según la medida del CDC, sólo uno de cada 100 bebés en Estados Unidos tiene una circunferencia de la cabeza mayor que la de Arlo.

¿Tiene esto alguna importancia?

Hagan se muestra muy tranquilo. Según él, el perímetro cefálico permite a los médicos ver si el cerebro de un bebé se está desarrollando de forma normal y lo importante es que el tamaño de la cabeza esté en proporción con el resto del cuerpo, y en el caso de Arlo es así.

«Teniendo en cuenta el peso y la altura de Arlo, esperaría que la circunferencia de su cabeza esté en el percentil 99», señala Hagan.

Comparaciones internacionales

Los gráficos creados por el CDC están basados en las medidas reales de EE.UU. Y en los últimos años, los niños estadounidenses son más grandes con un creciente número de ellos con sobrepeso.

  • 6 claves para mantener a los niños en el peso ideal

Los parámetros de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en cambio, reflejan el «crecimiento óptimo» de un niño, basado en la relación de múltiples variables.

Las medidas de la OMS «describen un crecimiento saludable en condiciones óptimas y por lo tanto son estándares de crecimiento en vez de referencias de crecimiento», dice Joe Hagan.

Esto significa que la «normalidad» del tamaño de un bebé está condicionado por el cruce de los siguientes patrones:

  • Longitud/estatura para la edad
  • Peso para la edad
  • Peso para la longitud
  • Peso para la estatura
  • Índice de masa corporal (IMC) para la edad
  • Perímetro cefálico para la edad
  • Perímetro braquial para la edad
  • Pliegue cutáneo subescapular para la edad
  • Pliegue cutáneo del tríceps para la edad
  • Etapas del desarrollo motor
  • Velocidad de peso
  • Velocidad de longitud
  • Velocidad de perímetro cefálico

Para diseñar el modelo, la OMS midió el crecimiento de los niños en seis países: Brasil, Gana, India, Noruega, Omán y Estados Unidos.

Pero no de cualquier niño. Estos tienen que haber sido alimentados con leche materna y vacunados en los primeros meses. Tampoco cuentan los bebés de las madres que han fumado durante el embarazo.

Mercedes De Onis, quien ha ayudado a recolectar los datos, dice que el trabajo de la OMS muestra que los bebés se desarrollan a niveles parecidos en todo el mundo, si han recibido los cuidados adecuados.

Hagan señala que en Estados Unidos el CDC está recomendando que la ecuación de la OMS sea tomada como el estándar de los niños de entre 0 y 2 años en el país.

¿Es el peso de Arlo un problema?

Una vez más, Hagan se concentra en la altura de Arlo.

La clave es analizar el índice de masa corporal (IMC) de Arlo. Es decir la relación entre su peso y su altura.

«Tenemos a un bebé que es alto y que es largo. Y los niños más largos pesan más», dice Hagan.

«Probablemente, Arlo tiene un IMC entre 80 y 90, lo que se consideraría sobrepeso».

  • El secreto danés para combatir la obesidad infantil

Un bebé con sobrepeso pero no obeso. Además, Hagan espera que cuando Arlo haga la transición de leche a sólidos y empiece a moverse más, pierda peso.

Image caption Arlo nació con un peso promedio.

Entonces, ¿hay algo de lo que preocuparse?

«No, porque si miro al padre de Arlo que es alto y a su madre que probablemente también lo es, pienso: ‘Es normal que Arlo sea grande'».

Arlo es uno de los bebés más grandes de su edad en EE.UU. y, como los bebés estadounidenses son más grandes que el promedio mundial, también es uno de los más grandes del mundo.

Pero eso no significa que sea «demasiado grande».

«Paso mucho tiempo tranquilizando a los padres preocupados por el tamaño de sus hijos», dice Hagan.

«Los padres tienden a comparar el tamaño de sus hijos con otros niños y a menudo tiene que explicarle a los padres que da igual, que aunque su bebé sea más grande o más pequeño el ‘rango normal’ es bastante amplio».

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *