0

Bebe 8 semanas

Tabla de contenidos

Tu bebé ya tiene 15 días

En este período, tu hijo todavía no puede enfocar la cara de la persona que le coge en brazos. Pero, aunque no te distinga, ya puede verte y reconocer tu voz, que le tranquiliza y le transmite seguridad.

En estas primeras semanas, el contacto con la mamá es total y continuo, tanto para alimentarse como para notar tu presencia, que le tranquiliza. Le da seguridad y refuerza el vínculo materno-filial, fundamental para crecer sano y feliz.

Es posible que tu nuevo papel de mamá 24 horas te haga sentir momentos de fatiga, cansancio e, incluso, desánimo. No te preocupes, es totalmente normal. Toda la familia se tiene que habituar a la nueva situación.

Aprovecha los momentos en los que el bebé duerma para descansar tú también, o incluso para salir a dar un pequeño paseo por los alrededores, para que te dé el aire y te despejes.​

Durante estos primeros días, además, deberéis cuidar de su cordón umbilical, ese que hasta hace nada os mantenía conectados.

– Es importante mantener en todo momento la herida del cordón limpia y seca. Para ello no es necesario usar ni alcohol, ni antisépticos, ni polvos de talco ni desinfectante.

– Solo bastará con agua tibia –sin jabón- si hay algo de suciedad. Es importante, asimismo, usar pañales que cierren por debajo de la zona umbilical o, en su defecto, doblarlo hacia abajo para evitar infecciones.

– En unos 7-15 días, el cordón se secará, ennegrecerá y se caerá solo.

……….

¡RECUERDA! El contacto piel con piel durante los primeros días, tanto con la mamá como con el papá, es muy beneficioso para favorecer tanto la lactancia como el vínculo entre los papás y el bebé. ¡Consulta a tu matrona o a la enfermera!

Cómo estimular a tu bebé de 15 días

Tu bebé ha desarrollado su oído desde tu semana 24 de embarazo. Reconoce tu voz al igual que tu olor. Nada le estimulará más que oírte y sentirte.

Tu bebé está recibiendo multitud de estímulos a través de sus oídos a medida que su visión se va despertando. ¡El canal auditivo es uno de los mejores para estimular a tu bebé en esta etapa! Especialmente, si lo hacemos desde el contacto y el cariño. ¿Lo aprovechamos?

Los beneficios de estimular el oído del pequeño con música en este período son innumerables:

– El contraste entre las notas de los distintos ejercicios de lenguaje musical adaptado hará que tu bebé piense musicalmente.

– Este tipo de estimulaciones afectivas son más eficaces y generan un mayor número de neurotransmisores. Los neurotransmisores son sustancias químicas presentes en el interior de las neuronas. Sirven para facilitar la transferencia de los impulsos nerviosos mediante la conexión neuronal (sinapsis), facilitando o inhibiendo un estímulo. Los neurotransmisores son la base de la actividad cerebral.

¿Probamos una sesión de lactancia sensorial?

Cada ejercicio de estimulación sensorial durante la lactancia está específicamente pensado para que tu bebé entienda los cambios entre notas a la perfección.

Además, con las sesiones que te proponemos, ¡también puedes reforzar el vínculo materno-filial! Sesión tras sesión, el pequeño irá memorizando todo tipo de patrones melódicos y rítmicos. Así, mejorará su capacidad lingüística y de aprendizaje.

En este sentido, es muy importante destacar que los beneficios de la estimulación sensorial a través del lenguaje musical se obtienen con la repetición de las audiciones.

Experiencia para esta sesión

Para disfrutar plenamente de esta experiencia, es conveniente realizarla en el momento en que vayas a dar el pecho o el biberón a tu bebé.

– Preparamos el ambiente. Adapta la luz que te apetezca; puedes jugar con luz natural, luz tenue o luz de color. Acondiciona el espacio en que vas a acomodarte, ya sea en la cama, un sillón o el sofá. ¡Ponte cómoda!

– Preparamos el sonido para la sesión. Busca el máximo silencio en el ambiente. Reproduce el audio, que encontrarás al final de este artículo, en tu dispositivo a un volumen que te resulte agradable y que se oiga correctamente. ¡Recuerda que puedes conectar altavoces para disfrutar mejor de la gran calidad del sonido de los ejercicios y las grabaciones!

– Empezamos la sesión. Dale al play y deja que todo fluya. Deja que tu pequeño se acerque a tu pecho o al biberón. No pienses; simplemente, siente. El sonido de la sesión irá apareciendo lentamente.

Cada sesión de ejercicios empieza igual, para que tu bebé las reconozca, ¡pero los ejercicios que las integran son distintos! No olvides que la repetición de las audiciones y la constancia son la clave para obtener el máximo beneficio de estas sesiones.

Simplemente, disfruta de sentir a tu bebé, mientras le enseñas el lenguaje de la música desde el cariño, a lo largo de esta sesión de ejercicios de cinco minutos de duración aproximada. ¡Notarás cómo se relaja visiblemente!

¡Aprovecha estas sesiones para buscar vuestro instante íntimo y de desconexión!

Your browser does not support the audio element.

¿Qué tal ha ido?

Seguro que, mientras has realizado esta sesión, has podido sentir lo mágico que es estar relajada con tu bebé en brazos. La unión que se genera entre los dos en este momento tan íntimo crea un ambiente único para la relajación y la conexión con el bebé.

Crecimiento Y Desarrollo Normal De Los Recién Nacidos

This material must not be used for commercial purposes, or in any hospital or medical facility. Failure to comply may result in legal action.

Medically reviewed by Drugs.com. Last updated on Sep 24, 2019.

  • Care Notes

¿Cuál es el crecimiento y desarrollo normal de los recién nacidos?

El crecimiento y desarrollo normal es la forma en que su bebé recién nacido duerme, come, aprende y crece. Un recién nacido tiene menos de 1 mes de vida.

¿Qué tan rápido crecerá mi recién nacido?

Usted se dará cuenta de los cambios en tamaño, peso y apariencia de su recién nacido. Los médicos registrarán los siguientes cambios cada vez que usted lleve a su bebé recién nacido a su cita de control:

  • Peso. Su bebé recién nacido perderá hasta el 10% de su peso corporal durante los primeros 3 a 5 días de nacido. El bebé recuperará su peso cuando tenga 2 semanas. Su recién nacido subirá entre 1½ y 2 libras de peso durante su primer mes de vida.
  • Largo. A las 2 semanas, el recién nacido atravesará por una etapa de crecimiento acelerado. Crecerá cerca de 1 pulgada en su primer mes.
  • Tamaño y forma de la cabeza. La cabeza de su bebé recién nacido crecerá ½ pulgada el primer mes. Su bebé recién nacido tiene en la parte superior de la cabeza 2 partes blandas conocidas como fontanelas. La parte blanda que está hacia la parte posterior se cerrará entre los 2 a 3 meses de nacido. La parte blanda de adelante se cerrará al final de su primer año de vida. Tenga mucho cuidado cuando le toca a su recién nacido esa parte blanda de su cabeza.

¿Cómo debo alimentar a mi recién nacido?

  • La leche materna es el único alimento que su bebé necesita durante los primeros 6 meses de vida. La leche materna proporciona todos los nutrientes que su bebé recién nacido necesita para crecer sano y fuerte. La primera leche que se produce en los senos se llama calostro. El calostro contiene anticuerpos que protegen el sistema inmune de su recién nacido. También contiene más grasa que la leche materna que se producirá en los senos más adelante. Su bebé recién nacido usará estas grasas y calorías a medida que se desarrolla. Hable con el pediatra de su bebé recién nacido sobre cuál es la mejor fórmula para su bebé si usted no puede amamantar. Él podría ayudarle a elegir una fórmula que contenga hierro.
  • No añada cereales a la leche o fórmula. Su bebé recién nacido no está preparado para el cereal. Nunca debe agregar cereales al biberón de leche o fórmula, a cualquier edad. Su bebé puede consumir demasiadas calorías durante la alimentación. Puede preparar más fórmula si el bebé aún tiene hambre después de terminar un biberón.

¿Qué cantidad de alimento debo darle a mi bebé?

  • Su bebé recién nacido puede desear diferentes cantidades cada día. Es posible que el bebé tome una cantidad diferente de leche de fórmula o materna cada vez que se alimenta y dependiendo del día. La cantidad que el bebé tome dependerá de cuánto pese, la rapidez con que esté creciendo y cuánta hambre tenga. Es posible que el bebé quiera comer mucho un día y que no sienta deseos de comer demasiado el día siguiente.
  • No sobrealimente a su bebé. La sobrealimentación significa que su bebé consume demasiadas calorías durante una alimentación. Esto también podría provocarle que aumente de peso demasiado rápido. Su bebé también puede continuar comiendo en exceso más tarde en la vida. Los recién nacidos tienen una habilidad natural para conocer cuándo terminaron de alimentarse. El bebé recién nacido puede llorar si intenta seguir alimentándolo. Tal vez rechace el pezón. No trate de forzarlo para continuar.
  • Alimente al recién nacido cada vez que tenga hambre. El bebé tomará entre 2 y 4 onzas cada vez que se alimente. Seguramente querrá alimentarse cada 3 a 4 horas.

¿Qué necesito saber sobre alimentar a mi recién nacido de manera segura?

  • Sostenga a su bebé en una posición recta mientras lo alimenta. No debe apoyar el biberón del bebé. Su bebé se puede ahogar mientras usted no le esté poniendo atención, especialmente en un vehículo en marcha.
  • No use un microondas para calentar el biberón. La leche o la fórmula no se calienta uniformemente y tendrá puntos que están muy calientes. La cara o boca del bebé se pueden quemar. Puede calentar la leche o la fórmula rápidamente colocando el biberón en una olla con agua tibia por unos minutos.

¿Qué cantidad de horas de sueño necesita mi recién nacido?

  • Su recién nacido dormirá cerca de 16 horas al día. Existen 2 etapas de sueño. La primera etapa se llama sueño activo. Usted podría notar que se mueve o se sonríe mientras está en el sueño activo. La segunda etapa se llama sueño tranquilo. Su cuerpo se relajará completamente mientras está en el sueño tranquilo.
  • Acueste siempre a su bebé boca arriba para dormir. Esto le ayudará a respirar bien mientras duerme.

¿Cómo me avisará mi recién nacido lo que necesita?

  • Su bebé recién nacido llorará para avisarle que tiene hambre, está mojado o que desea su atención. Usted pronto podrá identificar las diferencias en los llantos de su recién nacido. Establezca una rutina para dormirlo y para alimentarlo. Una rutina diaria es importante para asegurarse que usted y su recién nacido descansan y duermen lo suficiente. También a su recién nacido la rutina le brinda seguridad y aprende a confiar en usted.
  • Los recién nacidos a menudo lloran a ciertas horas todos los días. Cuando el llanto no se detiene y usted no puede calmar a su bebe recién nacido, es posible que este tenga cólicos. Los cólicos generalmente empiezan cuando el recién nacido tiene 2 meses de vida y pueden durar hasta los 6 meses. Pídale al pediatra de su bebé recién nacido más información sobre los cólicos y cómo lidiar con el llanto del bebé. Solicite la ayuda de alguien cuando los llantos de su recién nacido la hacen sentir nerviosa o irritada. Nunca sacuda a su bebé. Esto puede causar serias lesiones cerebrales y hasta la muerte.

¿Cuándo desarrollará mi recién nacido el control del movimiento?

Su recién nacido tendrá la habilidad de realizar algunas acciones a propósito cuando cumpla 1 mes de nacido. Los movimientos pueden ser toscos a medida que se desarrolla su sistema nervioso y control muscular. Su recién nacido puede ser capaz de levantar su cabeza por un segundo, pero no podrá sostener la cabeza para arriba por sí mismo. No olvide sostener la cabeza del bebé cuando lo cambie de posición. Esto es especialmente importante cuando coloque a su bebé en posición sentada. Su recién nacido puede tener la capacidad de voltear la cabeza de lado a lado, cuando esté acostado sobre la espalda. Los recién nacidos también nacen con los siguientes movimientos naturales los cuales se conocen como reflejos:

  • Reflejo de búsqueda o de los puntos cardinales. Al nacer, el bebé tiene la habilidad natural de succionar y tragar. El reflejo de búsqueda o de los puntos cardinales hacen que su bebé recién nacido voltee su cabeza hacia su mano si usted acaricia su mejilla o boca. Estos reflejos lo ayudan a localizar su pezón durante la alimentación. El reflejo de búsqueda comienza a desaparecer a los 2 meses. Durante este tiempo, su recién nacido aprende cómo mover su cabeza y boca para comer.
  • El reflejo de Moro. Este reflejo hace que su recién nacido agite los brazos hacia fuera y que llore por un sobresalto. El reflejo de Moro desaparece cuando su recién nacido cumpla 2 meses de vida.
  • El reflejo de prensión o agarre. Este reflejo es cuando la palma del recién nacido se cierra cuando usted se la toca. La prensión de la mano se vuelve en agarre intencional (a propósito) cuando su recién nacido tiene entre 5 a 6 meses. El recién nacido puede llevarse la mano a la boca y chuparse los dedos.
  • El reflejo de gatear. Esta acción sucede cuando coloca a su recién nacido boca abajo. El bebé moverá sus piernas como si estuviera gateando. También puede empezar a levantarse hacia arriba con sus propios brazos. El reflejo de gatear empieza al final del primer mes de vida.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación del cuidado de su bebé. Informarse acerca del estado de salud del bebé y la forma como puede tratarse. Discuta las opciones de tratamiento con el médico de su bebé para decidir el cuidado que usted desea para él.Esta información es sólo para uso en educación. Su intención no es darle un consejo médico sobre enfermedades o tratamientos. Colsulte con su médico, enfermera o farmacéutico antes de seguir cualquier régimen médico para saber si es seguro y efectivo para usted.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Medical Disclaimer

Parto prematuro en la Semana 28-33

PARTO PREMATURO EN LA SEMANA 28

En la semana 28 del embarazo, un bebé sano mide unos 37 centímetros de pies a cabeza y pesa unos 1,1kg. Aunque estos son promedios que de ninguna manera cumplen todos los bebés prematuros, muchos de ellos todavía tienen una buena probabilidad de exceder el límite de peso crítico si nacen prematuramente esta semana.

Con un peso al nacer de por lo menos 1kg, el riesgo de muchas complicaciones y problemas de salud que pueden resultar del nacimiento prematuro disminuye.

Los órganos se han formado casi por completo en la semana 28, incluso en un embarazo normal, el bebé se ocupa a partir de ahora de crecer y aumentar de peso. Los vasos sanguíneos de los pulmones se han seguido desarrollando, mientras que el surfactante, una sustancia tensioactiva que es importante para el desarrollo de las funciones pulmonares, se produce en cantidades cada vez mayores.

La asistencia respiratoria suele ser necesaria al nacer en la semana 28. Los riñones también han comenzado ya su trabajo, por lo que la probabilidad de problemas de excreción o insuficiencia renal se reduce significativamente en caso de parto prematuro.

El cerebro reacciona cada vez más a estímulos externos y los procesa en sueños. Mucho sueño y descanso es ahora importante para el desarrollo saludable de tu bebé. Como todavía no es capaz de regular su propio equilibrio térmico, tendrá que permanecer en la incubadora por momentos.

Sin embargo, pronto se puede observar como el bebé dormirá mejor y más profundamente, el «método canguro» es recomendable en estos casos, sujetar al bebé en brazos o vientre ayuda a su recuperación. Los estímulos que pueda recibir de los padres en esta etapa también son positivos para calmarlo, leer algo o cantar les ayuda a reconocer poco a poco la voz de los padres y crear un vínculo más fuerte.

La estructura ósea y el desarrollo cerebral del bebé dependen ahora de una gran cantidad de calcio y proteínas. La leche materna (si el bebé todavía no es capaz de beberla, posiblemente será a través de una sonda gástrica) es el mejor alimento para este propósito, ya que su composición se adapta a necesidades, incluso en el caso de los bebés prematuros.

PARTO PREMATURO EN LA SEMANA 29

En la semana 29, el bebé mide entre 39 y 40 centímetros de pies a cabeza y pesa unos 1,25kg. Si llega al mundo esta semana, el desarrollo de sus órganos internos, excepto la maduración pulmonar y la diferenciación de las funciones nerviosas y cerebrales, se habrá completado en lo esencial.

La diferencia de haber nacido en esta semana y no en la fecha de nacimiento prevista, está en que el bebé habría tenido once semanas de «entrenamiento» en el útero, su espacio protegido, ya que el sistema inmunológico del bebé está pasando ahora por una importante fase de desarrollo, pero ya no está respaldado por la transferencia de anticuerpos maternos después del parto prematuro.

Sin embargo, la susceptibilidad de infecciones al nacer en esta semana ya es significativamente menor que en las semanas anteriores. El feto ya ha acumulado algo de grasa, por lo que puede ser posible que regule su equilibrio térmico de forma independiente durante un período de tiempo más largo y ya no dependa constantemente de la incubadora o de una cama térmica. El riesgo de daños resultantes también se reduce aún más en caso de parto prematuro esta semana.

La medicina llama feto hasta la semana 40 de embarazo y con el nacimiento pasa a nombrarse bebé.

PARTO PREMATURO EN LA SEMANA 30

En la semana 30 el bebé mide unos 40 centímetros de largo y pesa unos 1,4kg. El desarrollo de su sistema digestivo está casi completo, pero incluso en caso de parto durante esta semana, es posible que el bebé pueda seguir recibiendo leche materna durante algún tiempo a través de una sonda gástrica, siempre y cuando no pueda coordinar con seguridad su respiración y los reflejos de succión y tragar, ya que no se sentirá satisfecho con una lactancia materna o una comida con biberón.

Al mismo tiempo, se puede intentar darle la leche con una taza y también tratar ya de colocar al bebé en posición para mamar, de esta forma empezará a entrenar sus reflejos y su sentido del gusto. El contacto físico durante la lactancia es bueno para la madre y especialmente para el bebé.

En caso de nacimiento prematuro en la semana 30, el bebé a menudo ya tiene suficientes reservas de grasa para regular su propio equilibrio térmico. La asistencia respiratoria a través de intubación traqueal es ahora generalmente innecesaria.

Si todavía hay algunos problemas respiratorios, la oxigenación a través de los tubos nasales produce una presión pulmonar permanentemente positiva; médicamente este proceso se llama CPAP (presión positiva continua en las vías respiratorias).

PARTO PREMATURO EN LA SEMANA 31

En la semana 31, el bebé mide unos 42 centímetros de largo y pesa unos 1,6kg. Si nace en esta semana, no tendría que haber ningún problema respiratorio, ya que los pulmones del niño ahora pueden inflarse por completo. Es posible que el surfactante producido sea ya suficiente para la respiración espontánea, si es necesario se puede utilizar respiración CPAP como soporte.

A partir de ahora, la permanencia en la incubadora tiene sólo una función de apoyo y también protege al niño del contacto con los gérmenes. La digestión, el metabolismo y las funciones excretoras también se han estabilizado en la semana 31. La intubación sólo se realiza en casos excepcionales.

PARTO PREMATURO EN LA SEMANA 32

En la semana 32, el bebé mide unos 43 centímetros de largo y pesa unos 1,8kg.

A partir de la semana 32, la sonda de alimentación suele ser innecesaria: el bebé puede ser amamantado por completo o recibir el tipo de leche que sea adecuado para su desarrollo físico.

Si el bebé es incapaz de mantener su temperatura corporal de forma continua durante los primeros días después del nacimiento, la incubadora facilita la adaptación al mundo exterior durante algún tiempo.

En comparación con otros recién nacidos, en la semana 32 la mayoría de los bebés prematuros sólo carecen de unas pocas reservas de grasa.

La semana 32 de embarazo corresponde al octavo mes, es una etapa crucial en el desarrollo del feto.

PARTO PREMATURO EN LA SEMANA 33

En la semana 33 ha logrado un crecimiento medio de otro centímetro de longitud, su peso se sitúa en torno a los 2kg. Al nacer en estas semanas, ya está equipado con todo lo que necesita para vivir fuera del vientre materno.

Los alvéolos están completamente desarrollados. El sistema inmunológico del bebé también ha comenzado a funcionar y el cerebro pasa por otra fase de crecimiento intensivo durante estas dos semanas.

El riesgo de complicaciones y falta de desarrollo disminuye con cada semana

A medida que avanzan las semanas de embarazo no se deben presentar mayores dificultades para un bebé prematuro sano.

La estancia en la sala de lactantes prematuros sólo durará unas pocas semanas para la mayoría de los bebés nacidos después de la semana 28 o 29, y sólo unos pocos días para los nacidos más tarde.

Los bebés nacidos después de la semana 30 generalmente no tienen déficit de desarrollo comparado con los niños de la misma edad nacidos a tiempo.

Sin embargo, para los padres de un niño nacido prematuramente, el parto prematuro suele ser un gran choque y, especialmente si el bebé sigue hospitalizado, es una gran carga emocional y psicológica. Incluso después del alta hospitalaria, el bebé puede seguir siendo más frágil y sensible que otros bebés durante un período de tiempo más largo.

El estrés personal es aún mayor si hay hermanos mayores. Después del parto prematuro, por lo tanto, es importante que los padres reciban apoyo desde el principio. Puede provenir de miembros de la familia y amigos, pero también, y teniendo en cuenta que la vida diaria con un recién nacido prematuro al principio pone su relación de pareja a prueba, se puede recurrir a un consejero de parejas u otra ayuda profesional.

La alimentación para un bebé prematuro debe ser supervisada por un médico pediatra, algunos alimentos para lactantes de bajo peso están enriquecidos con nutrientes para suplir las carencias de un nacimiento temprano. Además para facilitar la ingestión de las papillas también existen tetinas de boca ancha de fácil colocación en cualquier tipo de biberones.

8 semanas de embarazo

Cómo calcula BabyCenter en qué semana del embarazo estás

El desarrollo de tu bebé

Esta semana los dedos de las manos y los pies de tu bebé ya empiezan a notarse, los párpados casi le cubren los ojos, desde su garganta se extienden los tubos respiratorios hasta sus pulmones en desarrollo, y su «colita» embriónica está empezando a desaparecer.
Tu bebé ya tiene el tamaño de un frijol (alubia). Y parece un frijolito saltarín porque no para de moverse, dar vueltas y cambiar de posición, aunque todavía es pronto para que tú sientas toda esta actividad.
En su cerebro, las células nerviosas están alargándose y conectando unas con otras, para formar unos canales neurales primitivos.
Ya se le han formado las articulaciones de los codos y de las rodillas y puede doblar sus extremidades.
¿Será un niño? ¿Será una niña? Aunque el sexo del bebé quedó ya fijado en el momento de la concepción, sus órganos sexuales todavía no están formados y no se puede saber a simple vista si será una bebita o un bebito.

Haz clic para ver una imagen de tu bebé.
Nota: Los expertos dicen que cada bebé se desarrolla a un ritmo diferente, incluso cuando está en el útero. Estas páginas sobre el desarrollo fetal están designadas para ofrecer una idea general de cómo se desarrolla un bebé durante el embarazo.

Qué causa las náuseas

Los expertos no están muy seguros acerca de por qué muchas mujeres lo pasan tan mal con las náuseas durante el primer trimestre, pero parece que las culpables pueden ser las hormonas del embarazo.
En el primer trimestre las hormonas fluctúan mucho. Cuando los niveles empiezan a estabilizarse, que suele ser en el segundo trimestre, la mayoría de las mujeres comienza a sentirse mejor.
La palabra «náuseas» describe muchas cosas. Puede ser desde un regusto desagradable en la boca, hasta tener vómitos todo el día.
Descubre nuestros once trucos para aliviar las náuseas.

Cambios en tu cuerpo

Todavía no estás muy «gordita», pero hay partes de tu cuerpo que ya están creciendo, por ejemplo, los pechos.
Muchas mujeres tienen que aumentar el tamaño del brasier durante el embarazo.
Este aumento se atribuye a la expansión de los conductos por donde circulará la leche que luego alimentará a tu bebito.
Es aconsejable que no esperes mucho para comprar un nuevo brasier, porque estarás mucho más cómoda. Lee más detalles sobre cómo cambiarán tus pechos durante el embarazo.
Otros cambios que también puedes estar notando en estas fechas son: aversión a ciertos alimentos y a los olores fuertes (tu nariz es ahora mucho más sensible a los olores), y un cansancio que te cala hasta los huesos.
Eso se debe a que tu cuerpo está trabajando horas extras para crear un nuevo ser humano. Las malas noches de sueño junto con la ansiedad que quizás te produce el embarazo — sin mencionar las náuseas y los vómitos — son factores que pueden dejarte agotada.

Pero no te desanimes: muchas mujeres comienzan a sentirse bien una vez pasado el primer trimestre.
¿Tus síntomas son diferentes a éstos? Aquí encontrarás información sobre otros síntomas del embarazo.
Súper consejos y actividades para sentirte bien esta semana.

Conecta con otras mamás



Busca tu club de nacimiento y conversa con embarazadas que tendrán a su bebé el mismo mes.

Temas interesantes esta semana

Molestias del embarazo

  • Estrategias para reducir tus bruscos cambios de humor
  • Cómo aliviar el estreñimiento
  • Por qué puedes estar más despistada ahora

Nutrición

  • Truquitos para aumentar la cantidad de calcio en tu alimentación diaria
  • 7 reglas para comer bien durante el embarazo

¿Niño o niña?

  • El sexo de tu bebé puede predecirse de muchas formas en la cultura latina
  • Mira un video sobre cómo se forma el sexo del bebé en tu vientre
  • Prueba nuestra herramienta para predecir el sexo de tu bebé

Revisado en junio 2019

Desarrollo del feto en la semana 8: La vértebras crecen y rodean la médula

El bebé ha crecido de forma espectacular dentro del útero materno en lasemana 8 de embarazo. Mide entre 10 y 14 milímetros. A partir de esta semana, para los médicos ha dejado de ser un embrión y ha «ascendido» de categoría de feto. Su cabeza es muy grande en proporción al resto del cuerpo y siempre está inclinada sobre el cuerpo. Los rasgos faciales que se habían empezado a esbozar, van perfilándose. Los ojos que se habían situado a los lados -como un pez-, se van acercando entre sí, aunque aún se encuentra a bastante distancia, alrededor de 160º.

Cómo se desarrolla en embrión en la semana 8 de embarazo

  • En la boca se aprecia una pequeña lengua y una lámina que dará lugar a los brotes de los futuros dientes. También tiene una rudimentaria nariz con ventanas y se está formando el oído interno. Sus brazos y piernas se han alargado y las palas, que se convertirán en manos y pies, se van separando del resto del cuerpo y aparecen en ellas unas hendiduras que dejan entrever lo que serán sus dedos.
  • Las vértebras en formación se han colocado alrededor de la médula espinal para constituir la columna vertebral. Ya se aprecia un esbozo de lo que serán los pulmones y se han empezado a formar los riñones y el resto del aparato urinario. Los intestinos empiezan a ser demasiado largos para el diminuto cuerpo que tiene el bebé, así que siguen su desarrollo fuera del abdomen dentro de un saco adyacente al cordón umbilical. Este es muy grueso con respecto a las dimensiones del feto, y es que si hasta ahora se alimentaba del saco vitelino, a partir de esta semana el bebé recibe los nutrientes y el oxígeno de la placenta. Es un órgano vital en el embarazo, que nace y muere con la gestación. Sin ella el embarazo no es posible que siga adelante y cualquier alteración lo pone en un grave peligro.
  • Aún no se han empezado a formar los genitales externos, aunque sí los internos. De todas formas, su sexo está determinado desde el mismo momento de la concepción, cuando los 23 cromosomas del óvulo se unieron a los 23 cromosomas del espermatozoide. Si el cromosoma sexual de este era X, será una niña. Si es Y será un varón. En unos meses, normalmente con la ecografía de alta definición que se realiza en la semana 20 de gestación, se puede ver con claridad los genitales externos del bebé, y así saber si es un chico o una chica. Saberlo antes no siempre es posible, ya que los genitales externos al principio de la gestación son muy similares en ambos sexos.

Qué siente la mujer en la semana 8 de embarazo

Es posible que la mujer sienta un cierto agotamiento y cansancio. Debe intentar no «forzar» su organismo. Estas primeras semanas de embarazo son muy delicadas y el riesgo de aborto elevado. Los esfuerzos físicos pueden provocar contracciones en el útero y el bebé aún es demasiado y frágil. También es posible que se encuentre muy «sensible» y que el más insignificante incidente le provoque el llanto… o que se encuentre eufórica. La culpa de estos bruscos cambios emocionales la tiene las hormonas que ayudan a mantener la gestación, como la progesterona y los estrógenos. Pero no hay que preocuparse porque en unos días, estas se habrán estabilizado y todo volverá a la normalidad. Como ya habrá acudido a su ginecólogo, es posible que le haya prescrito análisis de sangre y de orina; pero antes en la consulta le habrá realizado una serie de preguntas sobre hábitos de vida, enfermedades que existen en la familia… Es muy importante contestar con total sinceridad, ya que la realización o no de algunas pruebas depende de las respuestas y además ayudan a prevenir eventuales problemas.

Un consejo para alimentarte mejor

La listeriosis es una enfermedad provocada por la ingesta de alimentos contaminados por la bacteria listeria. Si la mujer se contagia al comienzo del embarazo puede provocar abortos, y si se infecta al final de la gestación, puede que la infección pase al feto, a través de la placenta, provocándole importantes secuelas neurológicas. Para evitar contraer esta enfermedad, hay que rehuir de la ingesta de quesos de pasta blanda (brie, camembert) así como quesos azules, o queso blanco fresco al estilo mexicano y lácteos o patés no pasteurizados.

Un consejo para aliviar molestias

Si la futura madre se encuentra muy cansada, le conviene tomar fruta, como manzanas, naranja, piña…, e hidratos de carbono de absorción lenta como cereales integrales, por ejemplo. Las primeras, además de ser ricas en vitaminas y minerales que el organismo necesita ahora, proporcionan mucha energía. Los cereales integrales poseen fibra que ayuda a combatir el estreñimiento. Así que, para empezar el día con vigor y que la energía se vaya liberando poco a poco, un buen desayuno puede ser un tazón de cereales con frutas y yogur.

Ya dejamos atrás la semana siete de embarazo, ahora en la octava semana, el embrión mide 13 centímetros y ya se está formando. En su cabeza se perfilan orejas y ojos, y su cabecita es más grande que el resto del cuerpo, permaneciendo doblada hacia adelante, ya que su columna vertebral no se ha enderezado.

Qué pasa en la semana 8 de embarazo

En esta semana, empiezan a formarse los ojos y las orejas del embrión, así como las manos y los pies, aunque aún estarán unidos al cuerpo. En esta semana posiblemente debamos hacernos una de las primeras ecografías y ver si gestamos varios bebés, y en la que se confirmará cuál es la edad de gestación exacta del feto, y también se detectará el latido del corazón.

Ésta es una semana vital para el desarrollo del feto, ya que en esta fase su cerebro queda unido a la médula espinal y se empiezan a formar sus hemisferios, que todavía están muy blandos. A través del cordón umbilical, la placenta irá alimentando al feto, proporcionándole agua, nutrición y oxígeno.

Semana ocho de embarazo, qué mes es

La semana ocho de embarazo corresponde al segundo mes. En este mes ya se producen cambios físicos en la madre, con posibles molestias por las mañanas, causadas por la reacción de las hormonas que están produciendo cambios hormonales como el cansancio.

Las gestantes podrán notar, como aumenta el tamaño del pecho y como crece la cintura, porque el cordón umbilical ya está formado, y el feto va creciendo y alimentándose dentro de la bolsa de líquido amniótico que le protege. Este es el momento en el que se acudirá a consulta para análisis de sangre y orina, así como la ecografía inicial para saber la edad del feto. El corazón del bebé ya late, y para los padres es difícil apreciarlo en la ecografía. Al mismo tiempo, sus piernas y brazos van creciendo.

Embarazo semana a semana: cómo cambia el cuerpo de la madre

Además del cansancio y los cambios hormonales iniciales, en la semana 8 de embarazo pueden aparecer ciertas molestias en la ciática, debido a la inflamación del nervio ciático por la presión que el útero en crecimiento está ejerciendo. No tiene la menor importancia, ni para la madre ni para el embrión, salvo las molestias, y la mejor opción en estos casos es permanecer tumbados sobre el lado opuesto para disminuir esta presión.

Qué comer en la semana ocho de embarazo

A las 8 semanas de embarazo, es necesario que la alimentación de la gestante sea rica en ácido fólico, vitamina D, calcio, hierro y yodo, así como ácidos grasos omega 3. La alimentación deberá ser rica en alimentos como las legumbres (garbanzos), las frutas, las verduras, las carnes magras (pollo, pavo, ternera blanca), los huevos, los pescados azules, frutos secos, y lácteos. Posiblemente, el ginecólogo nos recete ácido fólico, ya que previene algunos defectos graves que se puedan producir en el feto.

Es muy importante lo que la madre coma, pero también su preparación y conservación. Lavarse las manos regularmente, sobre todo antes de cocinar, mantener los alimentos en el frigorífico hasta su consumo, servir la comida caliente, y si quedan para otro día, calentar las sobras una sola vez. Comer cualquier tipo de carne cruda está absolutamente prohibido, por el riesgo de contraer toxoplasmosis y transmitírsela al feto. Hay que evitar los embutidos, los pescados marinados como el salmón y los boquerones, y lavar con profusión las frutas y las verduras, antes de consumirlas.

Las verduras ricas en hierro como las de hoja verde, los cereales integrales o el zumo de naranja son esenciales para combatir una posible anemia, que puede detectarse cuando hay una pérdida grande de energía y un cansancio más severo y más continuado que el cansancio que provoca un embarazo en su periodo inicial.

Consejos para estar mejor durante la semana ocho de embarazo

Los mareos a las 8 semanas de embarazo pueden ser muy frecuentes, aunque no revisten la mayor importancia. Estos mareos se deben a que el corazón trabajará con más intensidad en los meses de gestación. Así que si sentimos mareos, hay que intentar levantarse de la cama por fases, de acostada a sentada, y después de pie, y en lo posible no levantarse de golpe para evitar así los mareos. Estos pueden aparecer si hay un nivel bajo de azúcar en sangre o si hemos permanecido de pie durante mucho tiempo. En este caso, conviene estar en movimiento y no paradas, y también consumir algo con azúcar.

Respecto a nuestra seguridad, es importante utilizar el cinturón de seguridad en los desplazamientos. Este es obligatorio para todo el mundo, pero si teníamos alguna duda al respecto, es obligatorio también durante el embarazo. Hay dispositivos e indicaciones de la DGT (Dirección general de tráfico) a disposición de las madres gestantes, para saber cómo colocar el cinturón y no dañar al feto.

Por otra parte, y a partir de las 8 semanas de embarazo, nuestro ginecólogo nos irá planificando las citas médicas, salvo necesidades puntuales de revisión por algún cambio, cada cuatro semanas. En estas citas, iremos explicándole a nuestro ginecólogo nuestro estado general de salud, y cómo nos encontramos en líneas generales, y nos hará una revisión rutinaria, con toma de tensión, auscultación y palpación de la tripa, aunque aún sea demasiado pronto para notar cambios a nivel exterior.

La 8a semana de tu bebé: su segundo mes

Tu navegador no puede mostrar este vídeo

Salud de la madre

Si tienes dolores o problemas a la hora de orinar, consúltalo con tu médico. Después de dar a luz, es habitual sufrir incontinencia urinaria. El médico te indicará qué ejercicios realizar para trabajar el suelo pélvico.

Desarrollo del bebé

Progresos… ¡a la vista!
Tu bebé podrá ver claramente desde ahora y empezará a seguir los objetos que le rodean. Esto le ayudará además a percibir mejor lo que pasa a su alrededor. En esta etapa, le atraen particularmente los colores fuertes, que ya puede diferenciar, como el rojo, el amarillo y el azul. También es capaz de reconocer a sus padres, así como a las personas que ha visto en las 24 horas anteriores. Sin embargo, su memoria aún no es capaz de memorizar este tipo de información si ha pasado más de ese periodo.

Tu navegador no puede mostrar este vídeo

Sus actividades
– Pon al bebé sobre tu vientre y sujétale suavemente por los antebrazos. Verás que ya mantiene erguida su cabeza durante varios segundos. Sin embargo, le cuesta mucho esfuerzo. La relación ojo-mano comienza a asentarse en estos momentos.
– ¿Con qué se distrae? Con los paseos en el carrito, con los móviles de colores, cuando le acunan…
– El bebé duerme de 6 a 8 horas por la noche. Durante el día, entre sus siestas, es capaz de estar despierto entre hora-hora y media, raramente más tiempo. En total, duerme entre 18 y 20 horas al día.

A tener en cuenta
Su fontanela posterior, situada en la parte de atrás de la cabeza, se cierra en esta etapa. La fontanela anterior (en la parte de arriba de la cabeza) se cerrará entre los 9 y 18 meses de edad. Ten cuidado con su cabecita: aún es frágil.

Consejos para este mes con tu bebé

Si el bebé llora

Si tu bebé llora, háblale; se calmará enseguida. ¡Tu bebé necesita que jueguen con él! El aburrimiento puede ser causa de llantos, no lo olvides. A un bebé le gusta el contacto y te lo hace saber. Háblale de su familia, del mundo que le rodea. Le encantan esos intercambios verbales. También puedes colgar sobre su cama un juguete para que suene música cuando lo toque, o un sonajero. Ten en cuenta que con dos meses, el bebé se cansa rápidamente, estas sesiones deben ser cortas. Tienes que estar pendiente de sus reacciones.

Iniciarse en el masaje del bebé
Un masaje a tu bebé tiene sus cualidades: le distiende, mantiene el lazo de unión entre los dos, incluso puede despertar su sentido del tacto. En el caso de tener cólicos, también le puede aliviar. Le puedes dar un masaje con aceite especial para bebés (algunos aceites clásicos están contraindicados), o simplemente con aceite de oliva o aceite de almendra dulce.
Algunas puericultoras os pueden dar algunas ideas sobre cómo masajearle; también existen libros especializados. No obstante, si sigues simplemente tu instinto, sabrás encontrar la manera agradable para dar placer a tu bebé.

Descubre: 30 frases para bebés recién nacidos

Esta semana leía un artículo en el New York Times sobre la teoría de un famoso pediatra de Nueva York, dueño de una de las clínicas para niños más caras del país, en la que proponía a sus pacientes un ‘entrenamiento’ del sueño cuando estos llegaban agotados a su consulta preguntando por algún método para ayudarles a sus hijos (y de paso a ellos mismos), a dormir mejor. No difiere mucho de ya conocidísimos postulados como el Estivill, aunque este parece ser incluso un poco más duro de lo que pensaba.

Su famosa técnica consiste en llevar al bebé hambriento a su cuna a las 7:00 pm, cerrar la puerta y volver a las 7:00 am, nada más y nada menos… sin excepciones, sin consuelo y definitivamente sin comida. El dice que el bebé llorará durante horas, pero en unas tres noches ya tendría claro de que nadie iría a su rescate y comenzaría a dormir toda la noche.

Sospecho que la gran mayoría de vosotros tendrá justo la misma expresión que tuve yo: sin palabras. No entiendo cómo este tipo de ‘consejos’ pueden tener éxito con la gente y pueden si quiera pensar en dejar a su bebé de apenas 2 meses durante 12 horas sin comer y sin estar pendientes de ellos.

Lo más alucinante de todo es que el artículo recoge experiencias de padres que lo han llevado a cabo con mucho éxito; se leen frases como «es asombroso» o «funciona a las mil maravillas», aunque cueste un poco creerlo.

Este ‘método de entrenamiento’ no ha variado en su propuesta desde que fue inventado, aunque cuando el pediatra en cuestión comenzó a proponérselo a los padres de sus pequeños pacientes, lo recomendaba para bebes de 4 meses. Sin embargo al ver que el modelo funcionaba empezó a recortar tiempo hasta llegar a los 2 meses. Según él al mes podría hacerse, pero que a esa corta edad ni los padres ni el bebé están preparados para ‘desprenderse’.

Claro, el médico reconoce que este instrumento de tortura (disculpadme, pero no encuentro otra manera mejor para describirlo), no está hecho para todos los padres: los casos de fracaso se presentan cuando los padres no han tenido las suficientes «agallas» para soportar el llanto del bebé y acuden corriendo a la segunda noche para consolar al niño (reconozco que yo estaría dentro de esas estadísticas porque no aguantaría ni una hora).

Sinceramente, cuando leo sobre estos temas creo que los médicos que proponen todas esta teorías no se ponen en la piel de los niños: ¿acaso no se estresarían si necesitasen algo que dependiese de otra persona y esta no les prestase atención (incluso siendo adultos)?. Un bebé de pocos meses no tiene porqué entender que hay unas normas y que hay que ser estrictas con ellas: él solo obedece a su instinto y a sus necesidades.

¿Es posible ayudarles a dormir mejor?

Por supuesto que sí: un bebé se acostumbra rápidamente a las rutinas y en pocos días puede identificar las señales que le indican que es hora de ir a dormir. Está claro que cuando es recién nacido él solito marca propios sus tiempos, pero poco a poco se va familiarizando con el concepto día y noche y por supuesto con la hora de ir a dormir.

Lo más importante es que el niño llegue a la hora del sueño en un estado relajado y tranquilo porque así le costará menos. Si le bañamos antes de dormir, poco a poco identificará que ese es el paso previo a irse a la cuna, aunque como lo explicamos hace poco, es importante no caer en extremos e involucrarse demasiado en un proceso que debe terminar siendo natural.

¿Qué hacer si el bebé duerme mal?

Lo primero es intentar identificar qué le pasa: puede ser que se ha quedado con hambre, o que tiene cólicos, que tiene frío, calor o que siemplemente necesita la atención de sus padres… no olvidemos que el mundo de un bebé a esa edad somos nosotros y nos necesita. Recuerdo el artículo que publicó nuestro compañero Armando hace poco titulado ‘¿Crees que se queda con hambre o que duerme fatal? Quizás solo necesita brazos’ y creo que es una de las cosas más acertadas que he leído sobre el tema.

Establecer una rutina es una de las mejores cosas que podemos hacer por ellos, aunque es importante tener en cuenta que esta debería hacerse de una manera tranquila y relajada: los bebés perciben el estado de ánimo de sus padres, y si estos llegan a toda prisa del trabajo a bañarle, a darle de comer y de inmediato a la cuna, puede que el niño sienta y reproduzca su nivel de ansiedad.

Pasar por la época de transición del despertar cada dos horas (o a veces menos), puede ser dura y agotadora para los padres, pero es necesario entender y aceptar que cada bebé tiene su propio ritmo y que ellos también quieren y necesitan descansar. Por eso brindarle las condiciones óptimas para hacerlo y darle cariño y seguridad debería ser siempre la premisa básica de cualquier ‘entrenamiento para el sueño’.

¿Qué opináis de la teoría de este pediatra?. ¿Tenéis algún ‘truco’ que os haya funcionado a la hora de ayudarle a dormir a vuestros hijos?

Imágenes | Thinkstock

En Bebés y Más | Buscando el botón «Off» de los bebés para que al mes y medio duerman toda la noche , Si entendemos que los bebés nos necesitan de día, ¿por qué no entendemos que nos necesitan de noche?

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *