0

Bebe de 6 semanas

Desde el momento en el que el test de embarazo te ha confirmado que estás embarazada, todo un aluvión de sensaciones, dudas y miedos te asalta: ¿cómo será mi bebé?, ¿estoy embarazada de gemelos?, ¿qué puedo comer y qué alimentos he de evitar? En Guiainfantil te ayudamos a que a partir de esta, tu sexta semana de embarazo, tengas mucha más información sobre tu gestación.

Cambios en el cuerpo de la mujer embarazada

Durante el embarazo, tu cuerpo sufre toda una serie de cambios hormonales, físicos y metabólicos. Los más notorios son: el aumento del volumen de la tripa, pechos más hinchados, manchas en la piel, etc.

En la sexta semana de embarazo podrías sentir la sensación de que las mamas han aumentado y que tus sujetadores habituales te oprimen. Una buena opción sería comprar unos sujetadores sin aros y de algodón.

Las náuseas y vómitos, uno de los síntomas más comunes entre las embarazadas, harán su aparición en estas semanas. Sin embargo, algunas mujeres, viven su embarazo sin ningún tipo de mareo. En caso de que te veas afectada por esta molestia, te ayudará realizar entre 5 y 6 comidas al día, consumir alimentos fáciles de digerir o beber abundante agua para mantenerte hidratada.

Otro de los síntomas que harán su aparición es el aumento de las ganas de hacer pis. La micción frecuente durante la gestación en esta etapa se debe a la aparición de hormonas placentarias y a que los riñones eliminan más fácilmente los residuos del cuerpo.

Desarrollo y crecimiento del bebé en el embarazo

Tu bebé ya mide entre 3 y 5 miímetros, tiene 4 semanas de edad y no llega a pesar un gramo. Comienza a esbozarse lo que será la nariz, ojos y boca. Su cabeza es sensiblemente mayor en comparación con el resto del cuerpo.

El corazón del embrión en la semana seis de embarazo está formándose y ya tiene 2 vasos sanguíneos. El corazón de un feto late muy rápido, no debes asustarte cuando te realizen la ecografía y escuches un latido a 150 pulsaciones porque es normal. De hecho a través de una ecografía podras ver una forma como de judía latiendo intermitentemente.

El crecimiento del bebe durante las primeras semanas es muy rápido, además. Sus órganos han de formarse y hay mucho trabajo que hacer. Por ello es recomendable que lleves una vida sana y una alimentación equilibrada para suplir todo este sobreesfuerzo que está haciendo tu cuerpo.

La salud y las emociones durante el embarazo

El embarazo es un período en la vida de la mujer en la que ha de extremar los cuidados y vigilar sus buenos hábitos. Para el buen desarrollo del bebé es importante eliminar totalmente el alcohol ya que hay estudios que confirman que es perjudicial para el bebé y reducir el consumo de la cafeína presente en el café y en muchos refrescos. La cafeína en grandes cantidades consumidas de forma habitual puede alterar el crecimiento del feto.

Te preguntarás en la semana seis de gestación si puedes medicarte durante el embarzo. Actualmente no hay fármacos totalmente seguros para administrar durante el embarazo, por lo que has de consultar a tu ginecólogo qué puedes tomar en caso de catarro, gripe, asma en el embarazo o cualquier otra dolencia que pueda afectarte.

Es un temor normal el pensar si tu embarazo se está desarrollando correctamente, incluso pueden surgir miedos ante las relaciones sexuales al pensar que puede afectar de alguna manera al bebé. No te preocupes, si tienes un embarazo normal, no hay razón para evitar tener relaciones sexuales con tu pareja. El útero está sellado por el tapón mucoso y además el bebé está protegido por el líquido amniótico. Sí puedes tener, en cualquier caso, una disminución del deseo sexual durante las primeras semanas de embarazo.

Dieta y alimentación para la embarazada

La dieta de una mujer embarazada ha de ser variada y de calidad. En tu menú no han de faltar: legumbres, pescados, lácteos, carnes, frutas y cereales. Una vitamina fundamental en tu dieta debe ser el ácido fólico, que podría recetarte tu médico como suplemento pero que además encontrarás en: verduras de hoja verde o legumbres.

Sin embargo no olvides en la sexta semana de tu embarazo evitar las comidas muy grasas, azúcares o el exceso de sal y eliminar de tu dieta, sobre todo si has dado negativo en la prueba de la toxoplasmosis, los embutidos, carnes poco cocidas o crudas y, en general, cuaquier producto animal poco tratado. Para evitar la listeria, una bacteria que se encuentra en la leche cruda y que puede provocar malformaciones, evita la lecha y el queso sin pasteurizar.

Es básico que hagas tres comidas al día y, si sientes náuseas, aumentes a 5 raciones. Recuerda que en el embarazo has de comer para dos pero no comer por dos. El peso normal que ha de ganar una embarazada oscila entre los 12 y 14 kilos, una ganancia de peso excesiva o la no ganancia de peso podrían suponer un riesgo para el bebé.

Curiosidades en la semana 6 de embarazo

¿Te preocupa que tu cuerpo cambie y no vuelvas a recuperar la figura? Debes saber que ganarás peso durante el embarazo y que tardarás alrededor de un año en que tu cuerpo vuelva a ser el mismo o al menos muy parecido. Tu figura no será la misma durante los primeros meses. Te será más fácil si ahora, desde la semana 6 de embarazo, llevas una dieta equilibrada y sana, caminas todos los días, bebes mucha agua e incluso practicas algún tipo de ejercicio para embarazadas.

Tu bebé de 6 semanas

Cambios en tu bebé

Para esta semana, aproximadamente la mitad de los bebés reconocen a sus padres y prefieren abiertamente a su mamá y a su papá que a cualquier desconocido. Incluso puede que tu pequeño sonría y dé pataditas de alegría cuando te vea.
En general, se está haciendo más receptivo a su entorno. Si suena el timbre, responderá de alguna forma, por ejemplo asustándose, llorando o incluso callándose de repente. Cada día le interesa más la música. Puede que le gusten las canciones que le cantas o los programas musicales de la radio. También se fija más en todo lo que le rodea, por ejemplo, mirará muy concentrado un juguete blando que le pongas delante. La receptividad y expresividad del bebé es una experiencia muy gratificante para los padres, especialmente después de varias semanas de cambiarle los pañales, darle de comer, bañarlo, besarlo y abrazarlo sin despertar demasiadas reacciones.

Lee más datos fascinantes sobre el desarrollo de tu bebé esta semana.

Cambios en tu vida

La carga inicial de adrenalina que te acompañó durante las primeras semanas probablemente ya haya desaparecido y tu vida tal vez sea ahora una interminable cadena de cambios de pañal, sesiones de lactancia e intentos de tranquilizar a tu bebé. Pero en poco tiempo más comenzarás a liberarte del caos propio de estos días. Seguramente tu bebé ya haya comenzado a tomarse una siestecita diaria aproximadamente a la misma hora, y si todavía no lo hizo, en cuestión de unas semanas irá adoptando algún tipo de rutina.
Posiblemente ya estés por hacerte el chequeo o revisión posparto con tu médico. Una de las cuestiones que muy probablemente traten será cómo evitar la concepción. Pero, ¿estás lista para tener relaciones sexuales nuevamente? O quizás tú ya estés lista pero tu pareja aún no lo esté. No eres la única que se pregunta si todo será igual que antes. Conversa sobre sexo y romanticismo después del nacimiento de un bebé con amigas que ya hayan pasado por esa experiencia y habla con tu pareja acerca de los cambios en la relación a partir del nacimiento de tu bebé.
10 consejos para amamantar Encuentra cómo pegarte al bebé al pecho y qué posiciones pueden funcionar mejor para poder establecer la lactancia. Ver todos los videos de bebé

Consejos de mamás y papás: No te olvides de ti

«Intenta hacer un paréntesis una o dos veces por semana para poder salir con tu pareja, ir a tomar un café con una amiga o al menos dar una larga caminata. Lo importante es que pases un tiempo sin tu bebé. Te ayudará a valorarlo más.» — Teresa
¡Comparte tus consejos!

Comunidad

Visita nuestro Foro del Bebé para compartir tu experiencia con otras mamás y papás que tienen un hijo de una edad similar a la de tu bebé.

Temas interesantes esta semana

Ser mamá en el siglo XXI

  • Los retos y alegrías de ser mamá en el siglo XXI
  • Diferencias entre las mamás de Latinoamérica y las mamás latinas que viven en EE.UU.
  • En qué te pareces a otras mamás del resto del mundo

Hora de jugar

  • Juegos que estimulan la imaginación
  • Nadar con tu bebé
  • Diversiones que no cuestan ni un centavo

Grandes niñeras

  • Cuando los familiares cuidan al bebé: establece reglas
  • Signos de una buena guardería
  • Cómo reconocer a una mala niñera
  • Formas de equilibrar trabajo y familia

Revisado en julio 2019

La 6a semana de tu bebé: su segundo mes

Salud de la madre

Al día siguiente del parto, verás que tienes algunas pérdidas de color marrón. Éstas pueden durar en torno a un mes. Alrededor del onceavo día, estas pérdidas serán algo más abundantes. Es una «pequeña vuelta de la regla». Pero la verdadera regla aparece normalmente entre la sexta y octava semana tras el parto. Suelen ser reglas más largas y más abundantes de lo normal. Si das el pecho, la regla puede pararse a causa de la producción de la prolactina. La vuelta de la regla suele llegar cuando terminas con la lactancia, es decir, hasta unos tres meses tras el parto.

Atención: dar el pecho ¡no sirve como método anticonceptivo!

Descubre: ¡Sentimientos a flor de piel! Descubre cómo es el embarazo semana a semana

© enfemenino

Desarrollo del bebé

Las primeras sonrisas
Sus primeras sonrisas, que hasta ahora no sabíamos si se trataban de reflejos o no, ahora son largas sonrisas intencionadas. Es una manera de responder a tus súplicas, es un diálogo entre dos personas.

Dicho de otra manera, tu bebé es una especie de esponja capaz de absorber y de reproducir las expresiones de tu rostro e imitarte. Es así como aprende. El bebé también comienza a descubrir su cuerpo y sus posibilidades: mantener la cabeza, descubrir las manos y los movimientos, por ejemplo. Su cabeza cada vez está más tonificada. Cuando está enderezado, su cabeza ya no cae hacia atrás. A finales de mes empezará a sostenerse sobre los antebrazos con las manos abiertas.

Después de 6 semanas, algunos bebés lactantes reducen la frecuencia en la que evacuan los restos, hasta el punto de sólo evacuar una vez cada 10 días. Si el bebé está bien, no hay razón para preocuparse.

Consejos para este mes con tu bebé

El día a día con el bebé
Por lo general, darle el biberón en mitad de la noche ya no es necesario. El bebé debe dormir la noche entera sin que le despierte el hambre. Si te despierta por la noche llorando, no acudas inmediatamente; espera. Es posible que deje de llorar y se vuelva a dormir solito.

¿Ir a trabajar o quedarse con el bebé?
Si lo deseas, y puedes quedarte en casa para cuidar de tu bebé, es una opción muy respetable. Recuerda que cuidar del bebé, te requiere una dedicación absoluta y como en cualquier trabajo, debes hacer descansos: ir a tomar un café con amigas, ir a ver una exposición llevando al bebé en una mochila portabebé, etc.
Si al contrario, prefieres retomar tu vida laboral, toma el tiempo necesario para que el bebé se adapte a una nueva forma de cuidarle. En primer lugar, díselo, explícaselo: un bebé comprende muchas más cosas de las que te imaginas, a su manera y más allá de las palabras, claro.

Toma el tiempo necesario en buscar el lugar adecuado para que, el tiempo que estés trabajando, el bebé se sienta bien, y sobre todo tú te sientas tranquila. Puede ser una guardería, una niñera, etc…

Si al final te decantas por una niñera, tienes que dejarle bien claro, por escrito, lo que quieres y lo que no quieres. Así lo entenderá a la primera. Sería recomendable que la niñera escribiese sobre un cuaderno el día a día del bebé, para cuando vuelvas a casa, lo puedas leer y hacerle recomendaciones sobre el mismo.

¡Mi lista de recordatorios!

2ª inyección para la vacuna contra la DTP, Hepatitis B.

Tu navegador no puede mostrar este vídeo

Desarrollo del bebé – 6 semanas de embarazo (mes y medio)

El desarrollo del feto con 6 semanas de gestación, que son 1 mes y medio de embarazo, se caracteriza por el desarrollo del sistema nervioso central, que ahora presenta la apertura sobre el cerebro y la base de la columna debidamente cerrada.

Con 6 semanas de gestación es posible que la mujer presente los primeros síntomas de embarazo que pueden ser senos tensos y doloridos, cansancio, cólicos, mucho sueño y algún mareo por la mañana, pero si aún no ha descubierto que está embarazada, estas señales y síntomas pueden pasar desapercibidas, sin embargo, si ya ha notado que la menstruación está retrasada, se aconseja una prueba de embarazo.

Si la mujer presenta muchos cólicos o intenso dolor a nivel pélvico principalmente en uno de los lados del cuerpo, deberá ponerse en contacto con el médico para que solicite un ecografía para verificar si el embrión está dentro del útero o si es un embarazo ectópico.

Con 6 semanas de gestación no siempre se puede ver el embrión, pero esto no significa necesariamente que no está embarazada, puede que esté con menos semanas y todavía es muy pequeño para ser visto en la ecografía.

Fotos del feto

Desarrollo del feto con 6 semanas de embarazo

Durante el desarrollo del feto con 6 semanas de embarazo se puede observar que a pesar de que el embrión es muy pequeño, se desarrolla muy rápido. El ritmo cardíaco es más fácil de observar en una ecografía, pero la circulación sanguínea es muy básica, con el tubo que forma el corazón enviando sangre para el tamaño del cuerpo.

Los pulmones tardarán casi todo el embarazo para estar debidamente formados, pero esta semana comienza este desarrollo. Un pequeño brote de pulmón surge entre el esófago y la boca del bebé, formando la tráquea que se divide en dos ramificaciones que van a formar los pulmones derecho e izquierdo.

Tamaño del feto

El tamaño del feto con 6 semanas de embarazo es de aproximadamente 4 milímetros.

Cambios en la mujer

En cuanto a la mujer con 6 semanas de gestación, ésta todavía no deberá presentar crecimiento de la barriga, pero las ganas de orinar pueden ser más frecuentes y esto ocurre porque la sangre está siendo bombeada en mayor cantidad, y al ser filtrada en los riñones se produce más orina.

A medida que el útero crece, presiona la vejiga, que no puede expandirse como antes y la sensación de tener la vejiga llena ocurre más temprano. Si siente dolor o ardor al orinar, hable con el médico, ya que puede ser una infección urinaria, que debe tratarse con el uso de medicamentos.

Si todavía no está tomando ácido fólico, es bueno empezar a tomar ya que es esencial para el desarrollo del sistema nervioso del bebé. El obstetra puede recetar sólo el ácido fólico o una combinación de ácido fólico con hierro para prevenir la anemia en el embarazo, que es muy común.

En relación a la alimentación es importante aumentar el consumo de alimentos ricos en ácido fólico como frijoles, naranja, lentejas y espinacas, y también de alimentos ricos en hierro para mejorar la producción sanguínea, disminuyendo el cansancio y el riesgo de anemia. Los buenos ejemplos son las carnes, en general.

Confirme en qué mes del embarazo está colocando aquí sus datos:

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *