0

Beneficios de pilates

Tabla de contenidos

El pilates y sus beneficios para la postura corporal

Clase de gimnasia Pilates en suelo. EFE/David Aguilar

El pilates es una práctica que surgió a principios del siglo XX. El alemán Joseph Hubertus Pilates ideó esta disciplina basándose en otras especialidades como el yoga o la gimnasia, fusionando en la sesión la fuerza muscular con la respiración y la relajación corporal y mental.

¿En qué consiste el pilates? Es una disciplina que se basa en el desarrollo de los músculos internos que ayuda a mantener el equilibrio corporal y que da firmeza y fortalece la columna vertebral.

Por eso mismo, el pilates es un método que se suele utilizar para rehabilitación, curar el dolor de espalda o corregir la posición corporal. Además, su práctica cuando no se tienen molestias cervicales o lumbares ayuda a prevenir malas posturas y las consecuencias que puedan tener para la espalda.

El pilates se puede hacer con máquinas, en el suelo y con o sin accesorios. La práctica más habitual es ir a una clase grupal en la que un monitor establezca unos ejercicios. También existen otras individuales personalizadas para aquellas personas que necesitan ejercicios más específicos.

Beneficios del pilates

1. Mejora y corrige la postura corporal

Los ejercicios que se ejecutan durante una sesión de pilates contribuyen a la higiene postural. Con ello, se mejora la posición del abdomen, del pecho y de los hombros. De esta forma, se consigue una postura correcta al estar de pie, caminando o sentado. Así, se ayuda a evitar los dolores de espalda que acarrean el mantener posturas corporales incorrectas.

Grupo de personas durante una sesión de pilates // EFE/David Aguilar

2. Ayuda a ganar flexibilidad

Gran parte de los ejercicios de pilates se basan en el movimiento y estiramiento del cuerpo, lo que permite el alargamiento de los músculos. Por tanto, esto provoca ir ganando, poco a poco, flexibilidad corporal.

3. Mejora la respiración

Los ejercicios en pilates se complementan con la respiración para ayudar a relajar el cuerpo y facilitar el movimiento. Como consecuencia de esta práctica, las personas que hacen pilates controlan mejor su respiración durante su día a día.

4. Gana movimiento

El pilates es una de las modalidades más recomendadas para las personas con problemas en las articulaciones o que pasan demasiado tiempo sentados. Durante las clases de pilates se mejora la movilidad de las articulaciones, lo que hace que con el tiempo se gane movimiento en ellas y se pierda rigidez.

5. Perfecto para lesiones de rodilla

Según un artículo de la Universidad Nacional de La Plata, el pilates es un método para la recuperación de lesiones de rodilla como roturas de menisco o de ligamentos cruzados. El proceso debe pasar por varias fases, siendo lo primero eliminar el dolor y comenzar a darle movimiento a la articulación. Después, se debe fortalecer la rodilla para que vuelva a tener un movimiento fluido hasta que permita realizar las actividades o ejercicios cotidianos.

6. Método complementario

Aunque existen personas que solo practican pilates, otras muchas lo utilizan como complemento a otras actividades como el running, la natación o el gimnasio. Tras hacer la sesión de deporte habitual, hacer pilates ayuda a relajar los músculos, estirar y despejar la mente.

(3 votes, average: 4,67 out of 5)
Cargando…

6 grandes beneficios de hacer pilates cada semana

Cada vez más personas practican pilates cada semana. Lo que empieza como una manera de hacer ejercicio físicose suele convertir en una práctica muy beneficiosa para la salud física y mental.

Entre sus bondades, el pilates nos ayuda a perder peso, tener una buena musculatura, mejorar la postura y combatir trastornos nerviosos como el estrés o la ansiedad.

En este artículo repasamos cuáles son los grandes beneficios que nos aporta el pilates, una técnica que nos permite estar en forma sin el riesgo de lesionarnos.

Al mismo tiempo, aumentamos la flexibilidad y conseguimos una silueta moldeada que no querremos perder.

6 grandes beneficios del pilates

1. Pierdes peso de manera gradual

Con la práctica de pilates activamos el metabolismo, que es la función corporal que regula el gasto energético. Al acelerarlo, aumentamos la temperatura corporal, la sudoración y la quema de calorías. De este modo, facilitamos la pérdida de peso de una manera gradual.

Lo ideal sería combinar el pilates con algún tipo de ejercicio aeróbico, como caminar, bailar, correr, nadar, ir en bicicleta, etc.

Así tendremos un buen equilibrio corporal entre las actividades de tonificación y las cardiovasculares. Este es el modo más saludable y efectiva de adelgazar y no recuperar el peso perdido.

Ver también: Rutina de ejercicios que te ayudarán adelgazar pierna con rapidez

2. Tonificas la musculatura sin lesionarte

Hacer pilates cada semana es una excelente manera de tonificar la musculatura y aumentar nuestra fuerza y resistencia.

Se trabajan de manera muy completa y específica los diferentes músculos de todo el cuerpo. Además, existe un equilibrio entre la parte superior y la inferior, a diferencia de otros deportes.

  • Otra gran ventaja es que, además de fortalecer la musculatura, evitamos cualquier tipo de lesión.
  • Esto es gracias al tipo de ejercicios que se realizan, con el propio peso del cuerpo o herramientas de poco peso. Se utilizan pesas ligeras, bandas elásticas, pelotas de diferentes tamaños, correas, etc.

3. Moldeas la figura

Al facilitar la pérdida de peso y tonificar la musculatura de manera gradual, conseguimos moldear la figura. El músculo no gana volumen, sino que solamente queda más definido. Al mismo tiempo, los ejercicios de estiramiento y flexibilidad también mejoran nuestra silueta.

Moldear la figura nos ayuda a sentirnos bien con nosotros mismos. Si somos mujeres, conseguimos unas curvas femeninas y firmes, sin exceso de grasa.

En el caso de los hombres, pueden lograr una musculatura definida y en armonía entre la parte del pecho y la de las piernas.

4. Mejoras la postura

Los elementos que hemos enumerado dan como resultado, además, una mejora de nuestra postura corporal.

La musculatura tonificada del abdomen es el soporte perfecto para una espalda recta, y lo mismo sucede al revés. Unas lumbares y dorsales firmes nos ayudan a mantener un buen abdomen.

  • También las piernas y los glúteos fuertes son necesarios como soporte para nuestro torso. Todo nuestro cuerpo funciona de manera equilibrada.
  • En este sentido, el pilates lo trabaja todo de manera holística para que ninguna parte de nuestro cuerpo quede descompensada.

Ver también: Mejor rutina de ejercicios para realizar en casa

5. Aumentas la flexibilidad

Los ejercicios de pilates incluyen siempre estiramientos. Estos se realizan al principio y al final, pero también están incorporados en las técnicas de tonificación.

Un buen estiramiento es imprescindible para trabajar el músculo de manera completa y que este no se limite a una contracción.

Al realizar siempre los estiramientos iremos notando un aumento en nuestra flexibilidad. Esto nos ayudará a evitar lesiones y problemas musculares y articulares.

También contribuirá a una buena postura y a una mejor predisposición para realizar cualquier otro deporte.

6. Reduces el estrés

El deporte no solamente nos ayuda a perder peso, mejorar la musculatura y a estar en forma en general. La práctica habitual de ejercicio físico aporta muchos beneficios a nuestro sistema nervioso. En este sentido, nos ayuda a combatir trastornos como el estrés, la ansiedad o la depresión.

En particular, el pilates requiere una buena concentración y coordinación. Estas dos capacidades nos obligan a despejar la mente y dejar a un lado las preocupaciones de cada día, así como cualquier sobrecarga o estrés laboral, familiar o emocional.

Mientras estamos realizando la sesión, nuestra mente se focaliza en cuestiones como el movimiento, la fuerza, el equilibrio o la respiración. De este modo, la práctica de pilates se convierte en un poderoso remedio antiestrés.

8 BENEFICIOS DE PILATES EN LA SALUD DE LA MUJER

1. Lograr una mejor postura

La columna vertebral es una estructura esencial que proporciona apoyo al cuerpo y mantiene tu verticalidad. Debido a diferentes actividades de impacto o cargas pesadas, puede deformarse y sufrir modificaciones. Incluso estar sentada muchas horas delante del ordenador suele pasarte factura.

Es muy común que las mujeres tengamos cierto grado de hiperlordosis lumbar (exceso de curvatura en la columna), que se traduce en malas posturas y dolor de espalda. La práctica regular de Pilates elimina este problema y en tan sólo 3-4 semanas comenzarás a notar los resultados. Al fortalecer el «centro» (abdominales sobre todo) y los músculos paravertebrales (espalda), lograrás una postura elegante, así como un aspecto mucho más atractivo.

2. Elimina el dolor de espalda

Las mujeres somos una pieza fundamental en la familia y por eso debemos cuidarnos. Conciliar la vida laboral y familiar conlleva un gasto de energía considerable, sobre todo si tenemos hijos a los que cuidar, coger en brazos o correr detrás de ellos. Con todas estas actividades que maltratan tu columna vertebral, a menudo el resultado es un fuerte dolor de espalda. Con la ayuda de ejercicios de pilates hechos a tu medida, tu espalda recuperará su fuerza y su forma, eliminando el dolor de espalda y sintiéndote fuerte para afrontar tu día a día.

3. Mejora el equilibrio y la coordinación

Pilates ayuda a alcanzar un equilibrio óptimo y una plena coordinación del cuerpo. Fortalecerás la zona comprendida entre la base de las costillas y la pelvis, a la que llamamos «Centro de energía» y los músculos intrarticulares que son los que dan precisión y control, mejorando tu equilibrio. La coordinación está presente en cada movimiento de Pilates, ya que no trabajas por zonas, sino que implicas la globalidad del cuerpo. Al mismo tiempo, trabajas la postura y múltiples músculos desde la cabeza a los pies. Se promueven músculos largos, delgados y fuertes, en lugar de músculos acortados y voluminosos, algo muy bueno para mantenerte esbelta y femenina.

4. Moldea y tonifica tu cuerpo de manera natural

Si estás buscando moldear tu cuerpo, reducir tu cintura, afinar caderas y muslos nada puede ser mejor que los ejercicios de pilates. Cada sesión tonifica y fortalece todo el cuerpo, sin olvidar que al mejorar tu postura, mejorará tu figura. La personalización de la clase permite adaptarla a tus necesidades y objetivos. Si el objetivo es moldear y afinar, se realizarán ejercicios de mayor esfuerzo en áreas concretas que quieras trabajar, pero sin perder calidad y control de movimiento.

Hacer ejercicio físico siempre resulta recomendable, especialmente cuando se padece alguna dolencia en concreto, como diabetes o hipertensión. Entre las modalidades para mantenernos en forma y reforzar nuestra salud y bienestar se incluye el pilates. Vamos a ver cuáles son sus beneficios para las mujeres.

¿Qué es el pilates?

El método pilates debe su nombre a su creador, J.H. Pilates, a principios del siglo XX, si bien ha sido en los últimos años cuando se ha convertido en una auténtica revolución como método para el cuidado del cuerpo .

La particularidad del pilates reside en que es una modalidad deportiva que puede practicarse a cualquier edad, trabajando tanto el aspecto físico como el emocional (ejercicios de respiración y relajación activa). Así, el pilates es la suma del estiramiento del yoga, la fluidez del Tai Chi y el control respiratorio. El método pilates trabaja el equilibrio, fortaleciendo espalda, glúteos, piernas y brazos. El pilates nos ayuda a recuperar el control del cuerpo y del movimiento, evitando las posturas perjudiciales para nuestro cuerpo. Entre otros motivos, la práctica de pilates está recomendada en casos de rehabilitación muscular o problemas de espalda, ya que se trata de un método que aporta firmeza a la zona lumbar y a los músculos internos.

Método pilates: beneficios

¿Qué beneficios reporta la práctica de pilates? Te los contamos todos:

  • Mejora la fuerza abdominal, lumbar y refuerza el suelo pélvico.
  • Ayuda a ganar en flexibilidad y equilibrio.
  • Mejora y alivia los síntomas del dolor de espalda (o dolencias como lordosis, escoliosis…).
  • Tonifica los músculos y mejora la postura.
  • El pilates también mejora el control, el equilibrio, la agilidad y la coordinación corporal.
  • Es una herramienta muy eficaz para prevenir y controlar las situaciones de estrés y ansiedad, por lo que no descartes el pilates si tienes problemas para conciliar el sueño.

Pilates para mujeres

Los ejercicios de pilates se realizan de manera tranquila y controlada mediante una correcta respiración. Los beneficios de practicar pilates no se basan en la cantidad de ejercicio que se realice, sino en la calidad de los movimientos. Tal y como hemos visto, el pilates se ha ganado estar en la lista de actividades o gimnasia física eficaz para cuidarse. Pero es que, además, el pilates es un ejercicio especialmente aliado con las mujeres. Es cierto que en nuestro país son más las mujeres que practican pilates, aunque también hay que recalcar que cada vez son más los hombres los que apuntan a esta modalidad.

Si nos centramos, en este caso, en los beneficios específicos que reporta el pilates a las mujeres hay que hablar de que estamos ante un ejercicio especialmente útil durante el embarazo y para recuperar la forma física después del parto. Esto es gracias a que el pilates se centra en trabajar los músculos de la zona abdominal y de la pelvis , los cuales pueden debilitarse durante los nueve meses de embarazo. Este método también ayuda a aliviar la tensión de la espalda, uno de los dolores más comunes durante el embarazo, y en la recta final, ayuda al bebé a adopatr la posición adecuada para nacer.

Variantes del pilates

Dentro del método pilates existen diferentes escuelas o variantes, que difieren en cuanto a sus principios básicos. Para elegir la más adecuada lo principal es conocerla y guiarse por tu intuición en función de tus necesidades.

  • Pilates Original: es la básica y más fiel a los principios de su creador, Joseph Pilates. Su más ferviente transmisora es la bailarina Romana Kryzanowska, alumna directa de Joseph Pilates. Precisamente ella es la directora actual del estudio que poseían en Nueva York Joseph Pilates y su pareja Clara.
  • Stott Pilates: esta escuela nació en los años 80′ a partir del trabajo de una de las alumnas de Romana Kryzanowska, Moira Stott. Esta escuela se basa en el movimiento y estabilización de la cintura escapular, para evitar tensiones en cuello y hombros que en ocasiones el pilates original puede ofrecer.
  • Body Control: apareció en los años 90′ en el Reuno Unido. Se trata de un tipo de pilates donde el trabajo de concentración y control corporal son esenciales. Esta escuela es muy cercana al Pilates Original.
  • Polestar Pilates: esta escuela se enfoca en el área de la rehabilitación y acondicionamiento físico. Se centra especialmente en la articulación de la columna y el control del core y está enfocada a un pilates del estudio de los movimientos, mucho más profesionalizado en el ámbito de la medicina.

Si quieres saber cómo son algunos ejercicios de pilates, no te pierdas este video de la vlogger Dakidissa S. con ejercicios para tonificar caderas y piernas.

También te puede interesar: Activar el suelo pélvico con pilates: ¡Prueba en casa! y Aro de pilates: ejercicios para fortalecer glúteos y piernas.

El pilates es una de las actividades que ha marcado tendencia y actualmente conserva su popularidad, por ello, hoy nos adentramos en el mundo de la ciencia para mostrarte todo lo que el pilates puede hacer por tu cuerpo y los beneficios que ofrece al organismo.

Lo que dice la ciencia sobre el pilates es:

  • Una investigación que evaluó a 47 personas durante 6 meses, muestra que la práctica de pilates con regularidad conlleva un incremento de la flexibilidad, sin traer aparejado modificaciones significativas de la composición corporal.
  • En un estudio realizado con niñas de 11 años de edad, se comprobó que tras la realización de 5 horas semanales de pilates durante 4 meses, el índice de masa corporal disminuyó considerablemente. Además, el pilates fue percibido como una actividad de esfuerzo moderado (con 6 puntos en escala de 10), que se disfruta notablemente (con 4,4 puntos en escala de 5).
  • Se ha comprobado en mujeres adultas que, aunque el peso y la composición corporal no varíen considerablemente, se incrementa con la práctica de pilates la fuerza muscular en el abdomen y espalda baja, así como la resistencia muscular y la flexibilidad del tronco. Los datos se revelan en Journal of Bodywork and Movement Therapies.
  • Una análisis de diferentes estudios sobre pilates, muestra que su práctica es de utilidad para aliviar dolores lumbares y controlar los síntomas de la lumbalgia crónica inespecífica, por lo que es una actividad que puede ser de mucha ayuda para tratamientos de rehabilitación.
  • En un estudio publicado en Women & Health, se observó que mujeres adultas sanas que practicaban dos sesiones de pilates de una hora cada una a la semana tenían mejor percepción de su apariencia física y de su salud después de los 6 meses de su ejercicio.
  • Por último, no podemos dejar de mostrar lo que la ciencia dice acerca de los beneficios a nivel mental y emocional del pilates, ya que su práctica favorece la atención y correlaciona positivamente con otras medidas de bienestar mental tales como menor estrés percibido, mejor estado de ánimo y otros.

Después de analizar lo que dice la ciencia sobre el pilates y sus beneficios, podemos concluir que la práctica regular y prolongada de esta actividad tiene grandes y positivos efectos a nivel físico y mental.

Si bien no se han visto grandes modificaciones en el peso y la grasa corporal, sí se sabe que el pilates mejora la flexibilidad, incrementa la fuerza en la zona media del cuerpo y nos ayuda a vernos y sentirnos mejor con nosotros mismos.

Por todas estas razones aun en la actualidad el pilates triunfa entre muchas otras actividades y tu no puedes dejar de probarlo si quieres disfrutar de los beneficios antes dichos.

Bibliografía consultada | Archives of Physical Medicine and Rehabilitation, Volume 85, Issue 12, December 2004, Pages 1977–1981; Journal of Bodywork and Movement Therapies, Volume 12, Issue 4, October 2008, Pages 364–370
En Vitónica | Cinco beneficios del pilates
Imagen | Thinkstock y Thinkstock

Beneficios de Pilates: un gran aliado de la salud

El método Pilates se practica en todo el mundo gracias a sus probadas bondades para la salud física y mental. Por qué los médicos lo recomiendan.

Es mucho más de una actividad física. De hecho, nació más cerca de la medicina que del deporte. El método creado por el alemán Joseph Pilates, conquistó al mundo por sus múltiples bondades y su abordaje integral del cuerpo como un todo. Descubrí los beneficios de Pilates y cuáles son las maneras de practicarlo.

Cuando hablamos de Pilates, nos referimos a un completo entrenamiento físico y mental, que consiste en ‘la coordinación completa del cuerpo, la mente y el espíritu’. Según su creador, la búsqueda es utilizar la mente para controlar el cuerpo, de manera de alcanzar un equilibrio completo entre los dos.

Se trata de una disciplina que combina técnicas de gimnasia, ballet y yoga con recursos basados en el control mental, la respiración profunda y la relajación. Además, está inspirada en criterios médicos vinculados a la traumatología y la kinesiología, ya que Joseph lo creó justamente para resolver problemas físicos que lo afectaban desde la infancia.

Podés leer: Pilates: para qué sirve y cómo se practica

Beneficios de hacer Pilates

Esta famosa disciplina se puede practicar tanto en el piso como en máquinas específicas. Te contamos cómo se practica, qué elementos se utilizan en las clases y qué tipo de rutinas podés probar en casa.

Por qué practicar Pilates hace bien:

  • Mejora la postura y la flexibilidad muscular, haciendo especial hincapié en la respiración y la alineación de la columna. Los ejercicios se hacen lenta y suavemente y de manera muy controlada. Por eso es tan recomendada como terapia de rehabilitación, para prevenir el dolor de espalda o para personas con lesiones preexistentes.
  • Permite entrenar sin riesgo: al ser una actividad sin impacto, permite trabajar el cuerpo y tonificar la musculatura sin riesgo de lesiones. Se trabajan todos los grupos musculares, con lo cual es genial para aumentar la resistencia física.
  • Oxigena el organismo: el esfuerzo muscular que exigen los ejercicios acelera el metabolismo, lo cual favorece la eliminacion de toxinas.
  • Ayuda a perder peso de manera gradual: al activar el metabolismo, mejora el gasto energético y el consumo de calorías. De todos modos, si buscás bajar de peso rápido, lo ideal es combinarlo con algún tipo de ejercicio aeróbico, como caminar, bailar, correr, nadar o andar en bicicleta.
  • Moldea la figura: al facilitar la pérdida de peso y tonificar la musculatura de manera gradual, ayuda a moldear y estilizar la figura. Logra que el músculo tome una forma definida y firme, sin crecer en volumen.
  • Favorece un mejor sostén de la estructura ósea: al tonificar el abdomen, los lumbares, dorsales, piernas y glúteos, mejora la postura y refuerza la columna vertebral, mejora el equilibrio. Al repartir el peso de manera más adecuada, los huesos se ven menos exigidos y más sostenidos por el sistema muscular.

Podés leer: Los distintos tipos de yoga: clases, posturas y beneficios

  • Aumenta la flexibilidad: los ejercicios de estiramiento y elongación están presentes no sólo en el comienzo y final de la rutina sino que son parte de varias rutinas de ejercicios. En pocas sesiones notaremos que mejora notablemente la flexibilidad de nuestro cuerpo.
  • Ayuda a combatir el estrés: la práctica regular de esta disciplina también aporta muchos beneficios a nuestro sistema nervioso, porque, al tener que esforzar el control mental sobre el movimiento, la fuerza, el equilibrio y la respiración, nuestro cerebro suspende por un rato preocupaciones y ansiedades y los niveles de estrés caen de forma considerable.
  • Mejora la vida sexual: al fortalecer los músculos de la zona pélvica, permite experimentar relaciones sexuales más placenteras.
  • Favorece el control mental: como demanda una profunda toma de conciencia de cada una de las partes de nuestro cuerpo y de los movimientos que hacemos, mejora el control de la mente y la intorepción, que es el registro del propio cuerpo.
  • Mejora la autoestima: todos los beneficios mencionados, sumando una mejor circulación de la energía entre el cuerpo y la mente, contribuyen a un mayor bienestar personal. Cuando entablamos otra relación con el cuerpo, más amorosa y cuidadosa, nos sentimos más a gusto con nosotros mismos y aumenta el amor propio.

Podés leer: Beneficios del entrenamiento funcional que podés aprovechar

Qué elementos necesitamos

Como adelantamos, las clases se pueden hacer con máquinas llamadas “reformers” o en el piso, con o sin elementos.

Máquina Reformer

Reformer es la máquina más conocida. Creada por el mismo Joseph, también recibe el nombre de camilla o cama. No tiene nada que ver con las máquinas de los gimnasios para trabajar la musculación. Se compone de muchas partes: carro, cabezal, hombreras, muelles, barra de pies, correas, cajas y camilla deslizante, y cada una de estas piezas está pensada para ejercitar cada parte de nuestro cuerpo con resistencias combinadas.

Si bien la mayoría de la gente las utiliza en el gimnasio, también hay versiones domésticas que se pliegan y pueden guardarse en espacios reducidos. Hay distintas marcas en el mercado, importadas y de fabricación nacional.

Los beneficios de usar estas máquinas son muchos:

  • Se pueden trabajar todas y cada una de las partes del cuerpo, localizando cada músculo, incluso aquellos que conocemos y trabajamos poco.
  • Es ideal para corregir nuestra postura y trabajar los abdominales sin darnos cuenta.
  • Es un excelente recurso para hacer rehabilitación de algunas patologías y dolencias físicas.

Podés leer: Para qué sirve el yoga: bondades de una disciplina milenaria

Pilates sin máquinas o en el piso

Además de la camilla, hay otros elementos que se usan para desarrollar las clases:

  • Bandas elásticas: permiten aumentar la intensidad de los ejercicios y el trabajo de estabilidad necesario en el tronco para controlar la tensión de la banda.
  • Rodillos: es un complemento para incrementar tu fuerza, flexibilidad y sentido de equilibrio. Además, da un suave masaje en la espalda brindando una sensación súper agradable.
  • Pelota para Pilates: con este elemento se trabajan las abdominales, se estira la espalda y se entrena el equilibrio dinámico a través de la resistencia para mejorar la estabilidad.
  • Aros: los aros son un complemento perfecto para lograr el control de tu abdomen y una mayor tonificación de todos los músculos.
  • Colchonetas: se usan para practicar varios ejercicios y lograr una mayor relajación y conciencia de todo nuestro cuerpo.

Podés ver elementos para entrenar en Mercado Libre

Pilates para embarazadas

Si bien la primera recomendación es consultar con tu médico, cada vez más embarazadas disfrutan de las bondades de esta disciplina. La clave están en suspender algunos de los ejercicios abdominales, aprovechando los que sirven para el dolor de espalda, la flexibilidad, etc. En general, puede practicarse con seguridad pasado el primer trimestre de embarazo. Los beneficios son:

  • Mejora la respiración: es un buen método para aprender cómo enviar el aire que entra hacia nuestras costillas o hacia la zona pélvica, lo cual puede ayudar en el momento del parto.
  • Fortalece la espalda: sobre todo en la zona lumbar. Algunos ejercicios específicos liberan la tensión de la espalda, aumentando la flexibilidad y estabilizando la columna.
  • Trabaja la zona pélvica: estos ejercicios ayudarán a la hora del parto y son un gran recurso para recuperar la tonicidad muscular de la zona pelviana en el post parto. Hacia el final del embarazo, al favorecer la apertura de la pelvis, puede ayudar a que el bebé se encaje y facilitar mucho el momento del parto.

Podés leer: Beneficios de zumba: la diversión que adelgaza

Los detractores del método hacen hincapié en dos temas: al ser rutinas muy tranquilas algunos lo consideran aburrido y, a la vez, al no ser un ejercicio aeróbico, no se queman tantas calorías. Pero, como dijo su creador, “en 10 sesiones te sentirás diferente, en 20 sesiones te verás diferente, en 30 sesiones tendrás un cuerpo totalmente nuevo”.

Te puede interesar:

  • Cómo bajar las pulsaciones y con qué medirlas
  • Caminar adelgaza: el complemento ideal de la dieta
  • Belleza materna: la moda para embarazadas
  • Ejercicios de elongación para un cuerpo sano y flexible
  • Beneficios del boxeo: por qué se volvió el deporte de moda
  • Running: lo que debés saber para empezar a correr en cinta
  • Beneficios de la actividad física: ganá salud y bienestar
  • Beneficios del caminador elíptico: perdé peso, sumá salud
  • Mejores zapatillas para correr: marcas y modelos
  • Yoga para adelgazar: por qué es buena para perder peso
  • Cuál es el mejor tratamiento para celulitis
  • Para qué sirven los electrodos: estética y salud
  • Ejercicios en casa para mujeres fáciles y efectivos
  • Qué ejercicio quema más calorías
  • Ejercicios en cama elástica para divertirse y estar en forma

El método Pilates fue creado a principios del siglo XX por el alemán Joseph Hubertus Pilates, bajo el nombre de Contrología, haciendo referencia a su doble vertiente de control de la mente y el cuerpo. Aquejado de diversas enfermedades desde la infancia, Pilates combinó diferentes saberes relacionados con la gimnasia, la traumatología, el ballet y el yoga, a fin de mejorar su propia salud. Con el tiempo, consiguió crear una rutina anaeróbica de más de 500 ejercicios que aúna calma y flexibilidad. Hoy en día el Pilates es una práctica muy extendida y disponible en prácticamente todos los gimnasios Anytime Fitness del mundo.
La clave del método Pilates consiste en realizar todos los ejercicios siempre al compás de la respiración, concentrándose en ella y evitando que se corte en ningún momento.

Los seis principios básicos del método Pilates son: control, concentración, fluidez, precisión, respiración y centro, siendo este último el más importante (abdomen, pelvis y zona lumbar) como lugar en el que residen la estabilidad y la postura del cuerpo.

Beneficios del Pilates:

      • Aumenta la fuerza física y mental. Es una técnica ideal para los que realizan un trabajo estresante o para personas recuperándose tras periodos de convalecencia.
      • Favorece la reeducación postural: ayuda a mejorar la postura, especialmente de la espalda y cadera.
      • Mejora el funcionamiento de múltiples órganos, especialmente los relacionados con el aparato digestivo, el aparato respiratorio y el circulatorio.
      • Incrementa la flexibilidad y la movilidad articular.
      • Fortalece sobre todo los músculos que sustentan la columna y abdominales, eliminando dolores crónicos y mejorando la flexibilidad y tonificación muscular.
      • Beneficia todo el sistema musculo-esquelético, activa la circulación y previene las lesiones musculares.
      • Mejora la coordinación y el equilibrio.
      • Cualquier persona puede practicar Pilates, independientemente de su edad y estado físico.
      • Se realiza un trabajo muy importante de respiración y concentración.
      • Activa el suelo pélvico, especialmente importante para la mujer, especialmente después del parto o para la prevención y control de la incontinencia urinaria.

Contras:

Realmente la práctica de Pilates no tiene nada en su contra, salvo que hay que tener un poco de paciencia puesto que los resultados se aprecian a medio y largo plazo y es necesaria la constancia. También el autocontrol durante los ejercicios y, como en toda práctica, la perseverancia.
Por otro lado, si bien cada día aparecen más ejercicios de Pilates que se pueden realizar sin maquinaria, algunos ejercicios requieren de ella y los grupos de práctica han de ser reducidos, por lo que a veces el coste de esta actividad es algo más elevado que el de otras.
Si estás buscando una manera de perder peso, esta no es la más eficaz, aunque sí es una perfecta herramienta complementaria para cualquier otra actividad a través de la cual busques ese resultado.

Conclusión:

Los beneficios del Pilates superan los contras: un cuerpo sano y sin dolencias, menos estrés, tonificación muscular adecuada protegiendo al tiempo la estructura ósea, adiós dolores de espalda, elongación de ciertos músculos haciendo que sean además más flexibles, facilitando tareas tan cotidianas como atarnos los zapatos o recoger algo del suelo, trabajo de tonificación del suelo pélvico, etc.

Las clases deben ser en grupos muy reducidos, con los aparatos y profesionales adecuados.

Cualquier persona puede hacer ésta actividad, tenga la edad que tenga, ya que siempre va a ser beneficioso para su salud y para una buena alineación corporal.
No te olvides de visitar nuestros gimnasios repartidos por toda España, como nuestro gimnasio en Las Rozas, gimnasio en Lepanto, gimnasio en Les Corts o el gimansio en Logroño.

Ventajas y desventajas del método Pilates

El método Pilates es un sistema de entrenamiento físico y mental que fue creado a principios del siglo XX por el alemán Joseph Hubertus Pilates, quien combinó su conocimiento en distintas especialidades (como gimnasia, traumatología, ballet y yoga), con el trabajo en el control mental, la respiración y la relajación. Actualmente, se practica en todo el mundo. Su fama creció aún más cuando varias celebridades comentaron que incluían este tipo de entrenamiento en sus rutinas. Por ejemplo, Sarah Jessica Parker, Jennifer Aniston, Uma Thurman, Liz Hurley, Jodie Foster, Madonna o Sharon Stone.

¿Cuáles son las ventajas y beneficios del método Pilates?

Esta disciplina apunta a estabilizar los músculos centrales, con especial hincapié en la respiración y en la alineación de la columna. Estos ejercicios se efectúan lenta y suavemente y de manera muy controlada. Por eso, muchas veces se recomiendan como terapia de rehabilitación, para prevenir el dolor de espalda o para personas con lesiones preexistentes.

Personas de todas las edades y niveles de capacidad pueden practicar este ejercicio, ya que «reeduca» al cuerpo y permite eliminar hábitos posturales. En este sentido, influye positivamente en la mayoría de los dolores de espalda, hombros y cadera. Oxigena y mejora la flexibilidad muscular, como así también la movilidad de las articulaciones.

Además, este método proporciona mayor coordinación y equilibrio, ya que una de sus propósitos principales es trabajar en la relajación del cuerpo y la mente. A través del control de la respiración y de ejercicios que promueven el descanso mental, la práctica del método Pilates reduce la incidencia del estrés y sus enfermedades relacionadas.

Así, uno de los grandes beneficios del Pilates es acercarse hacia una mayor conciencia del propio cuerpo, de los músculos y articulaciones. Y lo mejor de todo, ¡casi no te das cuenta del esfuerzo y prácticamente no transpirás!

¿Cuáles son las desventajas e inconvenientes del método Pilates?

Justamente, gracias a su gran posibilidad de adaptación según la destreza y necesidad de cada persona, los inconvenientes o desventajas de este método son muy pocos y se refieren más a cuestiones adyacentes a los ejercicios.

En lo que refiere a la rutina, una de las principales objeciones tiene que ver con la tranquilidad de las clases que, por momentos y según la persona, pueden tornarse aburridas. Además, debido a que es un método anaeróbico, no se queman tantas calorías como cuando se hacen otros ejercicios, como correr o andar en bicicleta.

A diferencia de la gimnasia convencional, para practicar el método Pilates es imprescindible contar con máquinas especiales. Esto hace que, en algunos barrios y zonas, sea difícil conseguir un lugar en las clases, que suelen ser de pocas personas. Esto provoca que los costos sean un poco más elevados que otras actividades físicas.

Pilates: Ventajas y desventajas de un método muy usado

Creado por Joseph H. Pilates a principios de los años 20 del siglo pasado, el método Pilates es un conjunto de ejercicios cuya finalidad es la de ejercitar el cuerpo y la mente, ya que mediante su práctica, además de mejorar nuestra condición física, aumentamos nuestra capacidad de control y concentración. De hecho, también es conocido con el nombre de ‘Contrología’.

A través de la combinación de las tradiciones oriental y occidental, Pilates consiguió crear una rutina de más de 500 ejercicios que aunara calma y flexibilidad –oriente– junto con fuerza y tono muscular –occidente–. Aunque lo cierto es que el método se podría reducir a 34 ejercicios básicos de los cuales surgen infinidad de combinaciones y ampliaciones. En ellos se trabajan ángulos anatómicos y palancas fisiológicas concretas, y se han de realizar siempre al compás de la respiración, estando totalmente concentrado en los movimientos que se realizan.

Se trata de un método intenso y efectivo que produce beneficios notables en la musculatura, pero ésta no ha sido la única causa para que se extienda su práctica. Sin duda, el hecho de que personajes famosos internacionalmente conocidos como Madonna, Sharon Stone, Kate Moss, Jennifer Aniston o Melanie Griffith lo practiquen ha contribuido a que se haga aún más popular.

¿EN QUÉ CONSISTE EL MÉTODO PILATES?

El método Pilates forma parte del grupo de ejercicios anaeróbicos, es decir, aquellas actividades físicas que se realizan de forma breve y que se basan, fundamentalmente, en la fuerza.

Su objetivo principal no es la quema de calorías, sino reforzar la musculatura y aumentar el control, fuerza y flexibilidad de nuestro cuerpo. Aunque, como todo ejercicio físico, supone un aumento en el gasto energético y, por tanto, también contribuye a mantener un peso equilibrado.

Los seis principios esenciales de este método son control, concentración, fluidez, precisión, respiración y centro. Precisamente, con este último principio, el Pilates hace referencia a una zona concreta del cuerpo denominada centro de fuerza, que también se conoce como mansión del poder. Dicha zona la conformarían los músculos abdominales, la base de la espalda y los glúteos y la intención es que, a través de su fortalecimiento, se ejerciten el resto de partes del cuerpo.

La mayoría de los ejercicios se realizan mediante una serie de movimientos suaves y lentos y con la ayuda de aparatos diseñados específicamente para esta disciplina. En todos y cada uno de estos movimientos controlados se intenta conseguir la mayor precisión posible a través del control de la respiración, la correcta alineación de nuestro cuerpo y, por supuesto, la concentración. De esta manera se evitan gestos violentos o incontrolados que puedan ser agresivos para el organismo.

VENTAJAS Y DESVENTAJAS

Según decía el propio Joseph Pilates: “En diez sesiones notarás la diferencia y en treinta te cambiará el cuerpo”. Y es que quienes lo practican con regularidad aseguran que con este método se consiguen notables e importantes mejoras en el tono muscular.

Pero éste no sería el único beneficio del método Pilates, ya que sus seguidores destacan, entre otros, los siguientes puntos positivos:

Aporta vitalidad y fuerza; mayor flexibilidad, destreza, agilidad y coordinación de los movimientos; figura más estilizada; corrección de hábitos posturales perjudiciales y reducción de los dolores de espalda; mejor autoconocimiento del cuerpo; prevención y rehabilitación de lesiones musculares; mejoras en los sistemas sanguíneo y linfático.

Reducción del nivel de estrés y de las tensiones a través del control de la respiración y de la concentración.

Pero no todo son ventajas. Como todo, el Pilates también tiene sus detractores y entre los argumentos más utilizados por quienes critican este método se encuentra el hecho de que los ejercicios no hayan evolucionado desde su creación por Joseph Pilates. Según afirman, el desarrollo de disciplinas tales como la fisioterapia hace que sea necesaria una revisión y modificación de ciertos ejercicios.

También critican el hecho de que los ejercicios de Pilates no distan mucho de los que se realizan en fitness, y que si la práctica de la ‘contrología’ está tan extendida se debe a que gira en torno a ella una campaña de marketing, haciendo referencia a los personajes famosos que la practican y al hecho de que se asocie a personas con un status económico elevado.

LIBERA TENSIONES DEL CUELLO Y DE LOS HOMBROS

Reduce los dolores de cuello, espalda y lumbares, no solo por la tonificación muscular del abdomen, glúteos y espalda sino también por la concienciación en aspectos como las posturas, la respiración o el equilibrio.

MEJORA LA FLEXIBILIDAD, COORDINACIÓN Y EQUILIBRIO

Aumenta la flexibilidad articular lo que se traduce en una mejora de los movimientos y de las articulaciones, también repercute en la posibilidad de lesiones reduciéndolas drásticamente.

Se trabaja con el aumento seguro de estiramiento y longitud de músculos y movimientos de las articulaciones. La práctica de ejercicios de Pilates corrige músculos desalineados y mejora la coordinación y equilibrio.

PREVIENE Y REHABILITA LESIONES

Otro de los grandes beneficios del Método Pilates es que hace que puedas hacer movimientos eficientes, lo que reduce la posibilidad de lesiones, y mejora el tiempo de reacción y el equilibrio.

AUMENTA TU AUTOCONTROL Y TU AUTOESTIMA

Al ser un ejercicio en que se trabaja tanto la mente como el cuerpo, con el tiempo el alumno llega a tener un conocimiento muy alto de su cuerpo, de sus sensaciones. Este conocimiento ayuda a conocerse a uno mismo, lo que repercute en las relaciones con los demás y en la filosofía de la vida siendo más positivos.

AUMENTA TU FUERZA

Pilates incrementa y tonifica tus músculos, para lograr la aptitud funcional de cada uno de ellos. Se crean músculos fuertes y largos mediante contracciones excéntricas.

Los ligamentos y tendones se refuerzan, haciendo disminuir la posibilidad de lesiones.

PREVIENE LA OSTEOPOROSIS

El estiramiento muscular que producen estas posturas, ayuda a fortalecer los huesos y estimula la producción de masa ósea.

DURANTE EL EMBARAZO, PARTO Y POSTPARTO

Fomenta una buena postura y una mayor fuerza abdominal, corrigiendo la excesiva inclinación pélvica que se produce en el embarazo, y que suele crear dolor lumbar y problemas posturales.

Mejora la respiración en el parto y reduce la falta de aliento durante el embarazo

Incrementa la resistencia.

Mejora la circulación sanguínea y previene la aparición de varices y calambres en las piernas.

Facilita el parto, fortaleciendo los músculos del suelo pélvico y proporcionando a la futura madre una mayor consciencia corporal para que pueda concentrarse en esa zona.

Propicia una rápida recuperación posparto.

Los resultados y beneficios del Método Pilates comienzan a notarse enseguida: en la primera sesión ya se siente que los músculos están trabajando. Hay una frase famosa de Joseph Pilates sobre la efectividad de su método: «En diez sesiones sentirás la diferencia, en veinte sesiones verás la diferencia, y en treinta sesiones te cambiará el cuerpo».

Es tanta la calidad de vida que aporta la práctica regular de Pilates que ya no podrás dejar de practicarlo.

Si vives en A Coruña, Santiago, Órdenes o alrededores, desde Bienestar Pilates te invitamos a que pruebes una clase gratuita con nosotros para introducirte en esta práctica o retomarla de nuevo. Anímate y contáctanos!

¿TE GUSTÓ ESTE POST? UNÉTE A LA COMUNIDAD BIENESTAR PILATES Te enviaré artículos como este y regalos exclusivos. Tu primer regalo serán 3 sesiones de Pilates totalmente gratis 😉

100% libre de spam

Comparte…
FacebookTwitterLinkedin

10 beneficios de hacer Pilates

iStock/Thinkstock

Las ventajas del método Pilates son muy variadas. Millones de personas alrededor del mundo te recomendarían la práctica de estos ejercicios por sus notables resultados en los cambios en el cuerpo.

Descubre aquí los 10 beneficios de practicar Pilates, un método creado a principios del siglo pasado, y en constante crecimiento.

iStock/Thinkstock

#10 Mejora la respiración

La coordinación entre la respiración y el movimiento mejora la salud de tu corazón y tus pulmones, favorece la capacidad pulmonar, reduce tu presión arterial, incrementa tu energía, mejora tu circulación y te brinda la posibilidad de relajarte en momentos tensos.

Brand X Pictures/Brand X Pictures/Thinkstock

#9 Alineación correcta de tu cuerpo

Con el fortalecimiento de los músculos de base, el método Pilates logra alinear el cuerpo, mejorar tu postura y la movilidad articular.

iStock/Thinkstock

#7 Mejora tu estabilidad

Pilates amplía la fuerza y la estabilidad en las rodillas y la cadera, además de prevenir el daño de la columna vertebral.

iStock/Thinkstock

#6 Incrementa tu flexibilidad

Se trabaja con el aumento seguro de estiramiento y longitud de músculos y movimientos de las articulaciones. La práctica de ejercicios de Pilates corrige músculos desalineados y mejora la coordinación.

iStock/Thinkstock

#5 Mejora tu control del cuerpo

El Pilates hace que puedas hacer movimientos eficientes, lo que reduce la posibilidad de lesiones, y mejora el tiempo de reacción y el equilibrio.

Sigue leyendo porque todavía nos quedan otros 5 efectos positivos de Pilates.

iStock/Thinkstock

#4 Tonifica tu cuerpo

Como el método Pilates trabaja todos los músculos del cuerpo, es muy efectivo para tonificar músculos y dar forma de manera integral.

iStock/Thinkstock

#3 Se adapta a cualquier condición física

La práctica de Pilates es beneficiosa para todas las personas. Tanto si recién empiezas a ejercitarte como si eres toda una atleta, o si estás embarazada o estás algo mayor, Pilates se adapta a ti gracias a sus miles de posibles ejercicios.

Hemera/Thinkstock

#2 Reduce el estrés

Hacer Pilates luego de un día de trabajo ayudará a relajarte y a liberarte del estrés, te ayuda a dormir bien por las noches, relaja los músculos tensionados y libera endorfinas que mejoran tu estado de ánimo.

¡Nos queda por leer otro gran beneficio de Pilates!

iStock/Thinkstock

#1 Mayor conciencia y conexión cuerpo-mente

El secreto del Pilates es que se practica cada movimiento con atención total de la mente. De esta forma, cuerpo y mente se unen para lograr el mayor beneficio.

Con todos estos beneficios de Pilates estoy segura de que ya te dieron ganas de practicarlo. Además de todo esto, debes saber que combinando estos ejercicios con una dieta saludable, lograrás un cuerpo sano y duradero. ¡Adelante!

¿Conoces los beneficios de practicar Pilates?

viernes, 12 de abril de 2019

Practicar Pilates ofrece una serie de beneficios que pueden ayudar a una persona a mejorar su calidad de vida.

Se trata de una actividad que, desde hace ya bastantes años, se encuentra en un momento de forma excelente, y el resultado de ello es la gran cantidad de centros que existen acerca de esta disciplina en cualquier ciudad.

Sentirse bien físicamente es importante, pero también lo es sentirse cómodos con nosotros mismos a nivel mental y emocional; y el Pilates es una de las actividades ideales para conseguir alcanzar estos dos objetivos de una forma rápida y efectiva.

Cada sesión de Pilates supone descubrir una nueva forma de mejorar cualquier aspecto de nuestra postura, aliviar molestias musculares, fortalecer nuestra musculatura… por ello es necesario conocer todo lo que es capaz de ofrecernos.

Fortalece músculos y articulaciones, mejorando la tonificación y la movilidad

El Pilates es capaz de fortalecer la mayor parte de la musculatura del cuerpo, pero si hay una zona que se va a ver beneficiada en gran medida es el core (abdominales, suelo pélvico, lumbares y glúteos).

La musculatura del core se ve implicada en la mayor parte de las acciones que realizamos en nuestro día a día, por ello, reforzar esta zona va a resultar de gran importancia.

Tampoco podemos olvidar que la musculatura de las extremidades y de la parte superior del tronco también se va a ver involucrada en las sesiones de Pilates, debido a la gran variedad de ejercicios que se irán realizando con el paso del tiempo.

Estos ejercicios van a suponer que entren en juego un gran número de articulaciones y que, además, deban realizar esfuerzos al mantener el equilibrio en ciertas posturas, produciéndose su fortalecimiento.

Ayuda a obtener un mayor control sobre el cuerpo

Cada sesión de Pilates supone profundizar en el conocimiento del propio cuerpo de la persona que practica esta disciplina, y conforme más se avanza en esta práctica, mayor control se obtendrá sobre el propio cuerpo.

Esto no solo es posible gracias a la realización “física” de los ejercicios, sino también al mayor control mental que se adquiere y que, evidentemente, influirá sobre el plano físico.

De hecho, así lo afirma el propio creador de esta disciplina (nombrada originariamente Contrología), Joseph Hubertus Pilates:

“Contrologia es la completa coordinación de cuerpo, mente y espíritu. Se logra el dominio de la mente sobre el control total del cuerpo”

Ayuda a reforzar, de manera positiva, nuestro estado mental

Ya hemos apuntado que los beneficios del Pilates se trasladan, también, al plano psicológico. Cualquier actividad deportiva, por lo general, supone un trabajo positivo para la mente, pero en el caso del Pilates esta componente es mucho más fuerte.

Los movimientos se realizan de manera consciente, pero se debe tener en cuenta que a lo largo de la sesión se va a requerir concentración (de hecho, es uno de los seis principios de esta disciplina junto a la respiración, el trabajo del centro o core, el control, la fluidez de movimientos y la precisión de los mismos).

El conjunto global de acciones que supone una sesión de Pilates permitirá trabajar las cualidades mentales de una manera muy intensa y con una gran disciplina, lo que, sin duda, será de gran utilidad en el día a día.

El método Pilates sirve para aliviar dolores y problemas de espalda

Este es, sin duda, uno de los beneficios que mayor interés genera en la sociedad; y es que, el Pilates resulta ser una excelente herramienta dentro del campo de la fisioterapia.

De hecho, no es nada raro que cualquier fisioterapeuta opte por formarse en Pilates para poder aplicar los conocimientos adquiridos en sus sesiones de trabajo.

Antes ya hemos mencionado que con esta actividad se trabaja de manera muy intensa toda la musculatura del core, la cual es responsable, entre otras cosas, de ayudarnos a mantener una correcta postura, y que es el origen de muchos dolores de espalda.

Gracias a los ejercicios realizados se consigue, también, descomprimir toda la zona muscular de la región lumbar y de la pelvis, y que puede ser la solución a muchas lumbalgias crónicas.

El Pilates puede ser empleado como método en los procesos de recuperación tras una lesión u operación, es decir, puede ser utilizado como técnica de rehabilitación.

Permite mejorar la elasticidad y la flexibilidad

La flexibilidad es una de esas cualidades que rara vez se entrenan, aunque se practique de forma habitual un deporte (siempre habrán excepciones, por supuesto). ¿El resultado? Que poco a poco, con el paso de los años, vamos perdiendo esta elasticidad.

En una sesión de Pilates se incluyen ejercicios que trabajan la flexibilidad y la movilidad de la columna; y que se complementan con aquellos que realizan un trabajo muscular más de fuerza y resistencia.

El trabajo de la flexibilidad va a tener consecuencias positivas fuera de las sesiones de Pilates, ya que gracias a ella se reducirá el riesgo de padecer una lesión muscular, permitirá realizar movimientos de mayor amplitud y, también, mejorar el rendimiento deportivo en otras disciplinas que se practiquen, como pueden ser las artes marciales, atletismo…

Permite la alineación correcta del cuerpo

Nuestro cuerpo es un mecanismo complejo en el que cada pieza y engranaje funciona de manera sincronizada con todo aquello que se sitúa su alrededor.

Cuando algunas de estas piezas o engranajes fallan, se puede empezar a perder la correcta alineación del cuerpo. Por ejemplo, cuando andamos entran en acción un gran número de músculos y articulaciones; y cuando alguno de los componentes de esos dos grupos falla, es cuando se empezarán a producir problemas de alineación.

El trabajo realizado en Pilates permite, como ya hemos comentado, aliviar las tensiones articulares y musculares, y permite también mejorar la movilidad.

Cuando todo fluye y funciona de manera correcta, y el trabajo realizado en las sesiones comienza a dar sus frutos, nuestro cuerpo tenderá a mantener la alineación adecuada, evitando la aparición de un sinfín de problemas relacionados con la misma.

Mantener la postura adecuada permitirá mejorar notablemente la estabilidad en aquellas posiciones en las cuales mayor tiempo permanezcamos a diario, y es algo que también repercutirá de manera positiva en caso de realizar cualquier otra actividad deportiva.

Permite mejorar la coordinación y el equilibrio

En un día cualquiera nos enfrentamos a multitud de situaciones en las cuales debemos hacer uso de estas dos cualidades.

Subir o bajar unas escaleras, pedalear en bicicleta hasta el trabajo, el simple hecho de caminar…

En una sesión de Pilates pueden incluirse algunos elementos de trabajo como son los bosus o las fitballs, y que permiten introducir el componente del desequilibrio haciendo que se trabaje de una manera muy intensa no solo esta habilidad, sino también toda la musculatura implicada en la estabilización de nuestra postura.

También, en estas sesiones de Pilates se trabaja la coordinación de los movimientos ya que, recordamos, los principios de fluidez y precisión han de estar siempre presentes a lo largo de toda la sesión, algo que, poco a poco, irá haciendo que seamos mucho mejores en este aspecto, y lo podamos aplicar en nuestro día a día.

El Pilates nos enseña a respirar correctamente

Volvemos a hacer referencia a otro de los principios de este método: la respiración.

Este principio es de una gran importancia dentro del Pilates, ya que va a tener mucha influencia sobre el resto de principios, y no solo dentro de esta actividad, sino que casi cualquier acción que realizamos a diario, desde comer, andar, subir unas escaleras, o realizar otra actividad deportiva.

El trabajo de la respiración en Pilates se realiza mediante el uso de la musculatura de la caja torácica, y también mediante movimientos de la zona de las costillas, esternón y clavículas; e inspirando siempre por la nariz y espirando por la boca.

Gracias a este tipo de trabajos se permite el fortalecimiento del suelo pélvico, algo muy indicado y necesario en mujeres embarazadas, que han sido madres recientemente, que han alcanzado la menopausia… y que se trata de sectores de la población que, cada vez más, se deciden por realizar cualquier tipo de actividad que les permita mejorar su calidad de vida.

Además, trabajar la respiración permite liberar el estrés acumulado y liberar tensiones.

Ayuda a conciliar mejor el sueño

Uno de los beneficios asociados a prácticamente cualquier actividad física es el hecho de que, cuando nos metemos en la cama, somos capaces de conciliar el sueño mucho mejor.

En el caso del Pilates esto también va a ocurrir, y de una manera más especial, ya que debido al tipo de trabajo muscular realizado, y también al trabajo de la respiración, las sensaciones con las que contaremos al final del día serán muy placenteras y relajantes.

Pese a lo tranquila que pueda parecer esta actividad, el trabajo físico que se realiza es bastante intenso, y aquellas personas primerizas terminarán las sesiones con la sensación de haber estado realizando un esfuerzo considerable.

Y es que dormir bien es algo de vital importancia para cualquier persona, ya que es un tiempo durante el cual nuestro organismo realiza una serie de funciones específicas y necesarias para garantizar el buen estado de salud y un adecuado rendimiento durante el día.

Gracias al Pilates… nuestra actividad sexual también se verá beneficiada

Ya hemos repetido en multitud de ocasiones que el principal trabajo muscular realizado en Pilates se concentra en el core, región en la cual se encuentran multitud de músculos que intervienen de manera directa en las relaciones sexuales, especialmente los situados en la región pélvica.

Este trabajo permite fortalecer estos músculos, aumentar la tensión a la cual se pueden someter, y ello hará que aumenten las sensaciones y el placer obtenidos.

Tanto hombres como mujeres se verán beneficiados en este sentido si practican esta actividad con regularidad y constancia.

Como añadido a todo esto, es posible también que los problemas relacionados con la incontinencia urinaria se vean solucionados o, al menos, mejorados.

¿Y qué es el Pilates?

Una vez hemos conocido qué beneficios tiene el Pilates, es un buen momento para saber un poco más acerca de esta disciplina que cuenta con un elevado número de practicantes repartidos por la mayoría de los países del mundo.

Ante tan buen momento de forma, es más que habitual encontrar en cualquier ciudad o localidad numerosos centros especializados en impartir esta actividad.

El método Pilates fue ideado, como ya se ha apuntado, por Joseph Hubertus Pilates, un alemán nacido en el año 1883, y que durante su infancia padeció una serie de enfermedades (asma, raquitismo y fiebre reumática), que le llevaron a desarrollar una musculatura muy debilitada, además de otros problemas físicos.

Con el paso de los años, Pilates empezó a desarrollar un método gracias al cual poder fortalecer y desarrollar todas las carencias físicas con las cuales contaba, y que el bautizó como Contrología.

Poco a poco fue desarrollando una serie de aparatos orientados a la rehabilitación, y que permitían el trabajo de la musculatura de todo el cuerpo. Esos aparatos eran los prototipos de los que hoy se utilizan en una sesión de Pilates máquinas, es decir, el Cadillac, la Silla, el Reformer, el barril o el corrector espinal.

El uso de estas máquinas, junto a la realización de muy diversos ejercicios basados en movimientos y posturas concretas, en la respiración y en la concentración, constituye lo que hoy en día conocemos como Pilates.

El trabajo de cada uno de sus principios permite formar un conjunto global en el cual se permite la mejora en todos los aspectos que incumben en la vida diaria de una persona, tal y como hemos podido comprobar.

Como valor final añadido a todo lo explicado hasta ahora, prácticamente cualquier persona que lo desee puede practicar Pilates, desde adolescentes hasta los más mayores, mujeres embarazadas, personas que han padecido cualquier tipo de lesión y desean realizar un proceso de rehabilitación, personas que deseen emplearlo como complemento a cualquier otra actividad deportiva…

¿Buscas un deporte que trabaje todo el organismo? ¿Quieres desarrollar la fuerza base de tu cuerpo? El pilates es una buena actividad para conseguirlo.

El pilates, al contrario que los ejercicios de musculación, se centra en trabajar el cuerpo por igual, formando una misma unidad. Los ejercicios de pilates mejoran la fuerza muscular a través de un desarrollo equilibrado. Además, la flexibilidad y la amplitud de movimientos en músculos y articulaciones también se trabaja.

Es un error considerar el pilates un ejercicio únicamente de relajación o rehabilitación. Esta actividad sirve como base para cualquier tipo de deporte o movimiento que realices en tu día a día. Descubre 8 razones por las que deberías practicar pilates y empieza a obtener ventajas.

Qué beneficios te ofrece el pilates

Conocer qué beneficios te ofrece el pilates pasa por mejoras tanto físicas como mentales. Realizar en pilates regularmente a mediante una rutina de ejercicios específica te aportará numerosas ventajas.

Aumenta tu flexibilidad

El pilates es una actividad donde los diferentes movimientos y posturas del cuerpo son constantes. Estos movimientos y estiramientos del pilates provocan el alargamiento de tus músculos y su movilidad. Como consecuencia directa, tu cuerpo se sentirá más cómodo y preparado para realizar otros entrenamientos a mayor rendimiento.

Mejora tu fuerza y tonifica el cuerpo

Al realizar pilates, los músculos de tu cuerpo se contraen -especialmente abdominales, espalda y glúteos-. De este modo ayuda a la conseguir unos músculos más fuertes, definidos y resistentes.

Facilita la respiración

Saber realizar las respiraciones es fundamental en el pilates. Cuando consigas poner en práctica una serie de ejercicios para aprender a respirar en pilates, consiguirás mejorar tu respiración en general. Y es que, a través del método de respiración de esta actividad mejorarás la circulación de tu cuerpo.

Ayuda a mantener una postura correcta

Da igual que realices durante el día a día. Con el pilates aprenderás a mantener una posición de la espalda recta, contrayendo el estómago y poniendo los hombros correctamente.

Aprende a controlarte

No solo se habla de un control físico, también mental. Para realizar cada movimiento del pilates debes saber controlar el cuerpo para hacer que los músculos trabajen correctamente. De este modo el organismo tendrá el control sobre posibles fuerzas externas y no al contrario.

Fortalece las articulaciones y músculos

La práctica de pilates hace que tus músculos se alarguen y se fortalezcan, a la vez que aumenta la movilidad de las articulaciones. Como consecuencia disminuye el riesgo de lesión por articulaciones o músculos débiles.

Aumenta tu energía

A más ejercicio, más energía. Con el pilates vas a conseguir mejorar tu circulación y respirar correctamente. De este modo conseguirás hacer de esta actividad un ejercicio más efectivo y conseguir ser una persona más energética.

Pérdida de peso

Practicar pilates regularmente, además de fortalecer tu cuerpo va a ayudarte a perder peso. Combinar el pilates con una actividad aeróbica favorece la quema de grasas y la consiguiente pérdida de peso.

¿Qué opinas del pilates? Ya conoces 8 razones por las que deberías practicar pilates, atrévete a probarlo y disfruta de sus ventajas.

  • ¿Te ha servido de ayuda?

Así cambió mi cuerpo después de hacer 1 mes Pilates Reformer

Recuerdo cuando comencé con el entrenamiento funcional. Mi hermana y yo le llamábamos al principio “la tortura”, porque de verdad lo era; nos sentíamos morir y a pesar de que con cada clase ganábamos condición, siempre terminábamos exhaustas. Después de una temporada le agarré el gusto (sí, mi lado masoquista), sin embargo, a pesar de los buenos resultados obtenidos, decidí dejarlo por una sencilla pero poderosa razón: me estaba volviendo musculosa. Sí, me veía súper fit, pero definitivamente no era el cuerpo que buscaba.

Tanto el box como el spinning no son lo mío, por eso evalué otras alternativas -parecía que ya había probado todo- para mantenerme activa y no darme por vencida con el bikini body. Fue así que di con Pilates Reformer, nada que ver con la conocida modalidad (mat y pelota) que tuvo un boom hace unos años. Se trata de una versión más pro que tiene como pilar la multifacética cama. Sí, ya sé lo que estás pensando: “¡Qué rico hacer ejercicio acostada!”. Yo también supuse que era algo fácil, hasta que en mi clase muestra en Pilates Zone me demostraron lo contrario.

Por supuesto que antes de tomarla pregunté qué le pasaría a mi cuerpo con el paso de las clases (no quería desilusiones). La respuesta me concedió la primera alegría de muchas. La coach canadiense Casey Mellan me explicó que a diferencia de otros ejercicios como el crossfit -o esos igual de insane-, el objetivo es tonificar los músculos y sobre todo, alargarlos para obtener una silueta más estilizada. Por eso las sesiones incorporan movimientos similares a las posiciones de ballet que cumplen su cometido gracias a las diferentes resistencias.

Blogilates

© Instagram @blogilates

Los avances o cambios que más he notado se han dado a nivel de conciencia al descubrir que tenía unos músculos sin trabajar, como los abductores -esos que se encuentran en el interior de las piernas a la altura de los muslos- que solo practicando Pilates se activan. Por otro lado, mis brazos ya no lucen enormes y mi cintura ha comenzado a marcarse como nunca antes. Tal vez se deba al uso del bastón, mientras que la caja y la liga convierten a la cama Stott en una verdadera máquina de six-packs (que todavía no aparecen, pero ahí van).

También poco a poco comencé a corregir mi postura, caminando casi todo el tiempo con el abdomen apretado. Otra de las instructoras, Adda Monreal, se encargó de que mi mente asimilara el que llama “corset imaginario” durante las rutinas en cada una de las repeticiones para fortalecer el core. “Los músculos abdominales y pélvicos están hechos para soportar la columna y proteger los órganos. Los que están débiles pueden ser responsables de dolores comunes de espalda e incluso lesiones”, señaló Monreal.

Qué oso, debo confesar que tenía un dolor parecido a la ciática (cual anciana) que ha desaparecido. A raíz de eso Adda compartió conmigo lo dicho por Joseph Pilates: “Nuestra edad radica en la salud de la columna. Puedes tener 30 años, pero si tienes músculos débiles, en realidad tu cuerpo es uno de 60”. ¿Otro aspecto que me ha emocionado? El aumento de flexibilidad. Oh, sí. Jamás imaginé que una cama iba a mejorar mi desempeño en la otra (if you know what I mean). Lo reitero, más contenta no puedo estar.

DESCUBRE: Hay una cosa que puedes hacer con tus cenas 4 veces a la semana para no engordar

DESCUBRE: Las modelos de los 90’s tomaron Fashion Week

¡Suscríbete a nuestro newsletter! Recibe en tu correo las noticias, artículos, videos e imágenes más Vogue de la semana.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *