0

Beneficios de sonreir

El poder mágico de la sonrisa

Desde pequeños se nos enseña que la madureztiene que ver con la seriedad y la responsabilidad. Así, cuando crecemos, creemos que somos maduros porque nos ponemos serios, somos realistas y nos olvidamos de soñar. Y poco a poco, acabamos aprendiendo a reprimir cualquier atisbo de sonrisa.

Exceptuando nuestro entorno, son pocas veces las que le sonreímos a un desconocido. Casi todos hemos olvidado que las sonrisas son como un «virus bueno» que se contagia y alivia tensiones,que nos hacen bien.

Cuando le sonreímos a otro, le estamos diciendo muchas cosas, entre ellas que nos gusta que comparta el espacio con nosotros. La otra persona, por su parte, lo decodifica y también sonríe. Es justo en ese momento cuando los pensamientos negativos quedan a un lado.

«A veces tu alegría es la fuente de tu sonrisa, pero a veces tu sonrisa puede ser la fuente de tu alegría»

-Thich Nhat Hanh-

En el título se habla de un «poder mágico de la sonrisa» ¡Y vaya si lo tiene! La sonrisa es una herramienta que proporciona alivio de una manera natural. Sonreímos cuando nos sentimos bien, cuando sucede algo gracioso, cuando estamos contentos o emocionados por alguna noticia, y así hay infinidad de situaciones que nos hacen sonreír. Veamos en qué consiste este poder tan mágico.

La magia de la sonrisa

Lo más importante que tiene la sonrisa cuando va dirigida a otra persona es la transmisión de una sensación de compañía. Algo tan simple como sonreír hace que la otra persona sienta que no está sola en el «hormiguero» de gente que va y viene en medio de las calles de una gran ciudad. Pero además, nosotros, al recibir una sonrisa de vuelta, sentimos que tampoco lo estamos.

Muchas conversaciones con personas que no conocemos comienzan con un intercambio de sonrisa. Porque la sonrisa es un puente perfecto para la comunicación. Esta también es una parte de la magia, otra parte es la sensación de bienestar que causa sonreír, como lo es su importancia en momentos de acompañamiento de otra persona que no pasa por buenos momentos.

«Cada vez que le sonríes a alguien, es un acto de amor, una regalo para esa persona; algo hermoso»

-Madre Teresa-

La sonrisa tiene muchos más efectos, como proyectar una imagen más segura de quien la ofrece y aumentar la confianza en uno mismo. Es optimismo y alegría, nos ayuda a establecer vínculos sociales y a mantenerlos. Es, por tanto, un arma muy poderosa.

Tanto que incluso puede ayudarte a ti mismo a superar un momento difícil. No importa las adversidades que estén haciendo acto de aparición en tu vida. Una sonrisa puede darte las fuerzas necesarias para seguir adelante, para motivarte cuando todo te inste a no salir ni de la cama. Es la mejor de las medicinas que puedes regalarte a ti mismo y, también, a los demás.

Sonrisas contra la tristeza y el dolor

Muchas veces en momentos en los que las palabras no pueden cubrir el espacio, lo puede hacer la sonrisa.Es capaz de comunicar que estoy con el otro y para el otro en su momento de dolory, al ser contagiosa, hace que el otro por un momento olvide el dolor que tiene e inconscientemente, sonría.

Regalar sonrisas es algo efectivo que podemos hacer para desconectar de la rutina.Nos saca la negatividad de los problemas y nos cambia el punto de vista para enfrentarnos al día a día. Es como si cambiaras los polos de negativo a positivo, y no requiere de ningún esfuerzo.

«Recuerda sonreír, incluso cuando este lloviendo fuera, y si sigues sonriendo, el sol mostrará pronto su cara y te devolverá la sonrisa»

-Anna Lee-

Si te animas a regalar sonrisas en tu vida cotidiana, adelante. Verás que los resultados son infalibles y realmente mágicos. Sonríe al panadero, al cajero del supermercado y hasta a tu compañero de asiento. Te darás cuenta en breve de que la sonrisa es un motor de buenas emociones y que contagia el buen clima a tu alrededor.

La sonrisa es una forma de expresar facialmente un sentimiento de alegría, felicidad, satisfacción.

La sonrisa es un signo expresivo de bienestar que fomenta la sociabilidad y favorece la comunicación entre las personas. Este gesto demuestra que se acoge amablemente a la otra persona y que existe una voluntad de comunicación.

Sonreír mejora la salud

Algunos estudios científicos han probado que sonreír libera endorfinas, serotonina y otros analgésicos naturales que produce nuestro cuerpo. También se ha asociado la sonrisa a la reducción de los niveles de hormonas causantes del estrés (adrenalina, cortisol y dopamina) y la disminución de la presión arterial. Podría decirse que sonreír es un casi un fármaco natural.

Sonreír para tener una actitud positiva a la vida

La actitud positiva nos permite elegir pensar de manera constructiva, práctica, objetiva y sana. Nos permite esperar siempre lo bueno de todo lo que nos sucede, tratar de tener siempre pensamientos agradables y todo ello influye en que transmitamos esa forma de ser a los demás.

Sonreír para inducir a emociones positivas

Las emociones positivas son aquellas que implican sentimientos agradables. Las más básicas son: la felicidad, amor/cariño y humor.

Sonreír no sólo te alegra a ti, sino que también envía la señal a aquellos que te rodean de que eres una persona social, confiable y cercana.

Sonreír y convivir

Las personas, las amistades, los amigos, nos aportan buenas cosas: aprendizajes, experiencias únicas, momentos divertidos e inolvidables, consejos…

Cuando sonríes pareces una persona más cercana, accesible, sociable, amistosa, confiable, generosa, educada, positiva… lo cual te ayuda a empatizar, a relacionarte más fácilmente con los demás y a mejorar los lazos establecidos.

Beneficios de sonreir

Cuando sonríes, tu cerebro libera endorfinas, las cuales son sustancias naturales que se produce en el Sistema Nervioso Central, que estimulan los centros cerebrales del placer y que circulan por tu cuerpo produciendo una serie de beneficios:

  • Reducen el nivel de estrés
  • Fortalecen el Sistema Inmunitario
  • Aumentan la sensación de placer y bienestar
  • Mejoran el estado de ánimo
  • Aumentan el nivel de felicidad
  • Previene la depresión y la tristeza
  • Genera estados de ánimo positivos y placenteros
  • Favorece la homeostasis interna, es decir, el equilibrio interno de tu organismo
  • Buena salud, tanto física como mental
  • Te hace dormir mejor
  • Relaja los músculos
  • Reduce la tensión

Te puede interesar: Risoterapia y sus beneficios emocionales

Deja que tu sonrisa cambie el mundo, pero jamás dejes que el mundo cambie tu sonrisa. Bob Marley

Cada sonrisa te hace un día más joven. Proverbio chino

Nunca dejes de sonreír, ni siquiera cuando estés triste, porque nunca sabes quién se puede enamorar de tu sonrisa. Gabriel García Márquez

¿No te has parado a pensar que, quizá, aquellas personas que forman parte de tu entorno y siempre muestran una sonrisa te parecen más amables, simpáticas o simplemente te caen mejor? Eso no es casualidad. La sonrisa fomenta un clima inmejorable a tu alrededor.

La sonrisa es una expresión universal que compartimos con todas y cada una de las culturas del mundo. Incluso antes de nacer, los seres humanos ya somos capaces de sonreír. Es algo innato, nadie nos ha enseñado a hacerlo. Y si bien es cierto, cuando somos pequeños sonreímos una gran cantidad de veces, pero a medida que vamos creciendo, esa frecuencia va disminuyendo notablemente.

Quizá en el mundo occidental actual, la sonrisa no esté tan bien valorada como se merece. En nuestra sociedad impera el inconformismo y la queja constante. Y en ello, la sonrisa juega un papel fundamental para mejorar nuestro entorno y llenarnos de bienestar.

El poder de la sonrisa

La felicidad es al mismo tiempo la mejor, la más noble y la más placentera de todas las cosas”. – Aristóteles.

Si aún no lo has hecho, comienza a tomar conciencia del poder que tiene la sonrisa. Crea el hábito de sonreír allá donde vayas. Ir por la vida regalando sonrisas no te hace parecer más amable y cortes a ojos de los demás, sino que también haces que los demás se sientan bien en tu compañía. Cuanto más grande y frecuente sea tu sonrisa, mayores serán los cambios positivos que irás notando en tu día.

La sonrisa es contagiosa, es una especie de gripe que alivia tensiones y a todos nos hace bien. Este fenómeno se produce cuando alguien sonríe y otra persona que la ve hace exactamente lo mismo y se debe a las llamadas neuronas espejo. Unas células cerebrales que reflejan en un individuo el comportamiento de otro. Y esto no pasa solo con la sonrisa, sino que sucede también con los bostezos, movimientos específicos o gestos.

Hay innumerables beneficios tanto para nosotros como para las personas que nos rodean. Para nuestro propio bienestar, la sonrisa, aporta una reducción de los niveles de las hormonas del estrés, aumenta el nivel de hormonas que suben el ánimo y se reduce la presión arterial. Por supuesto, aquí no acaban los beneficios, ya que la sonrisa también potencia la creatividad de las personas, genera confianza y positivismo, crea empatía, abre las puertas hacia el corazón de los demás, es el camino a tu éxito y hace que te recuerden.

Simplemente, sonríe porque estás vivo. Con una sonrisa puedes vencer obstáculos ya que, asimilas los problemas de una mejor forma y eres capaz de afrontar las cosas de forma diferente.

La sonrisa también es curativa. Sonreír llena de vida y mejora la salud física y emocional de las personas enfermas. En definitiva, la sonrisa lo cambia absolutamente todo. Si queremos cambiar el mundo deberíamos empezar nosotros con nuestra sonrisa.

La sonrisa es una fuente de felicidad

Nuestra sonrisa tiene la capacidad de hacernos sentir mejor. Como es obvio, pensamos que la sonrisa es el resultado de un estado de placer o bienestar, pero en ocasiones, es la herramienta que podemos utilizar para sentirnos más felices y mejor con nosotros mismos.

La magia de una sonrisa puede cambiarle el día a alguien que no está pasando por buenos momentos y, del mismo modo, te ayudará a ti también a disipar los problemas y enfrentarlos con una actitud más positiva.

Hay momentos en los que no puedes quitar esa sonrisa de tu cara, sin embargo, en otros es más complicado. Por ello, es tan importante hacer sonreír a alguien que lo está pasando mal, y aún mejor, cuando nosotros mismos somos los que estamos pasando por momentos difíciles. Dibujar una sonrisa en nuestro rostro nos ayuda a transformar esas emociones negativas en emociones nuevas cargadas de optimismo.

La sonrisa en diferentes ámbitos de la vida

La paz comienza con una sonrisa”. – Madre Teresa de Calcuta.

La sonrisa te puede ayudar a establecer buenas relaciones sociales y contribuir a que ese vínculo generado perdure.

En el trabajo la sonrisa te hace verte más competente y seguro. Del mismo modo, tus compañeros de trabajo e incluso tus jefes te agradecerán tu actitud y tu contribución a un buen clima laboral.

La amistad es algo muy importante y, que mejor que, contar con amigos que te regalen sonrisas y te den todo su afecto para hacer que tu vida sea aún más hermosa.

En el ámbito de la pareja, se puede decir que, las personas que se ríen más veces al día llegan a tener relaciones más sanas y duraderas. Y es que, una buena sonrisa conquista y crea complicidad cada día.

¿Por qué no volvemos entonces a sonreír como los niños? SONRÍE.

Regalarte a ti mismo y a los demás una sonrisa es algo increíble que no te costará nada, pero que sin embargo, te reportará grandes beneficios. Comienza a transformar tu vida accediendo aquí a una clase totalmente gratuita para ti. Tienes una lección de regalo que podréis disfrutar solo un determinado cupo de personas porque estará disponible durante un tiempo limitado. Si quieres seguir aprendiendo y mejorando este y otros aspectos de tu vida asegúrate de no perderte esta clase haciendo click aquí.

Fotografía de entrada: Oskar Viver

Comenta en «¿Sabes que sonreír tiene beneficios para tu salud?»

Sonreír mejora nuestro humor

Sonreír mejora nuestro ánimo cuando estamos tristes, aumentando los pensamientos positivos. La liberación de una hormona llamada serotonina ayuda a levantar el ánimo y a alejar los pensamientos negativos que pueden favorecer la depresión. ¿Cuántas veces te ha pasado que tienes un mal día y algo con lo que te cruzas te hace sonreír y olvidar ese mal trago?

Sonreír favorece la aceptación social

Cuando una persona sonríe resulta más agradable para el resto de las personas. Este gesto facilita la construcción de relaciones sociales y de vínculos más fuertes y saludables. Mantener y establecer relaciones sociales es un beneficio para tu salud mental, además de ayudarte a mejorar tu autoestima.

Sonreír reduce el estrés

Sonreír en situaciones de mucha presión ayuda a mantener la frecuencia cardiaca baja, según un estudio publicado en la revista Psychological Science. Además, la sonrisa favorece la liberación de neuropéptidos que son unos neurotransmisores que ayudan a que las neuronas funcionan mejor y podamos pensar de manera más clara.

Sonreír ayuda a tu corazón

Cuando una persona sonríe, su frecuencia cardiaca aumenta inicialmente, pasando después a un período de relajación muscular, disminución de la frecuencia cardiaca y de la presión arterial ayudando a reducir la probabilidad de padecer enfermedades coronarias.

Sonreír nos ayuda a combatir enfermedades

La sonrisa favorece la liberación de moléculas para mejorar nuestro sistema inmunológico. Sin embargo, los pensamientos negativos disminuyen la capacidad del cuerpo para responder a las enfermedades. Sonreír también nos ayuda a combatir el dolor de dos formas: por un lado, libera unas hormonas que actúan como analgésicos, y por otro, aumenta nuestro umbral del dolor creando una mayor tolerancia al mismo.

Sonreír nos hace vivir más años

Aunque parezca increíble, un estudio realizado en el año 2010 y publicado por la revista Psychological Science relacionaba a personas que sonreían con frecuencia y tenían pensamientos positivos con una mayor longevidad. Estos gestos ayudaban a alargar la vida unos 4-6 años de promedio.

Sonreír es contagioso

Y por último, no olvides que sonreír no solo te beneficia a ti sino a todos los demás porque sonreír es contagioso. Según un estudio publicado en la revista Trends in Cognitive Sciences los seres humanos tendemos a copiar los gestos faciales y la sonrisa es uno de ellos. De esta forma, si tu salud mejora con este gesto también puedes contribuir a mejorar la salud de los demás.

Sonreír es beneficioso tanto para tu salud mental como física. Sonreír causa un bienestar general en la persona, con consecuencias positivas tanto para el que sonríe como para el que lo percibe.

title_min

Compartir en:

Reír y sonreír tiene un efecto positivo en nuestro bienestar, pero a medida que hacemos la transición de niño a adulto, tendemos a perder la costumbre de practicar estas conductas. Hoy te traemos 10 beneficios de sonreír para que nunca olvides practicar a diario 🙂

1. Neurotransmisores llamados endorfinas se liberan cuando sonreímos.

Estos neurotransmisores son activados por los movimientos de los músculos de la cara, los cuales son interpretados por el cerebro, que a su vez libera estas sustancias químicas. Las endorfinas son responsables de hacernos sentir felices, y también de ayudamos a bajar los niveles de estrés. Inclusive fingir la risa o una sonrisa funciona ya que el cerebro no distingue entre lo real o lo falso e interpreta la posición de los músculos de la cara de la misma manera. Esto se conoce como la hipótesis de la retroalimentación facial. Mientras más se estimula el cerebro para liberar esta sustancia química más nos sentimos más felices y relajados.

2. Las endorfinas nos hacen sentir más felices y menos estresados.

Las endorfinas también actúan como analgésicos naturales del cuerpo. Para los que sufren de dolor crónico, reír y sonreír puede ser un eficaz tratamiento.

3. Con el incremento de las endorfinas se reduce el cortisol, conocida como hormona del estrés.

El cortisol es más activo cuando nos sentimos estresados ​​o ansiosos y contribuye a los sentimientos desagradables que experimentamos. Bajando los niveles de cortisol podemos reducir estos sentimientos negativos.

4. Reír expande los pulmones, estira y relaja los músculos del cuerpo y estimula la homeostasis.

Esto ejercita el cuerpo, repone el oxígeno de las células y nos permite obtener todos los beneficios de ejercitar el cuerpo.

5. Reír ayuda aligerar emociones.

Una buena carcajada puede ayudar a liberar emociones, especialmente las emociones que tendemos a mantener reprimidas en nuestro interior. Todo se ve mejor después de una buena risa y la vida se logra ver desde una perspectiva más positiva. Reír y sonreír tiene implicaciones sociales positivas.

6. Sonreír te hace más atractivo.

Sonreír nos hace parecer más accesibles. La interacción con otras personas se hace más fácil y más agradable cuando se comparten sonrisas y risas, y estas conductas son contagiosas. Los demás también se sentirán mejor y esto a su vez tendrá un efecto positivo en nuestro bienestar.

7. Una expresión feliz y una actitud positiva mejorarán tu vida.

Esto es particularmente cierto en las situaciones difíciles, como por ejemplo, durante una entrevista de trabajo: una persona sonriente y relajada indica confianza y capacidad para hacer frente a situaciones estresantes. Esto también será de beneficio en nuestras profesiones, en la construcción de relaciones saludables con nuestros compañeros y nuestros empleadores.

8. Es un gran ejercicio.

La risa es uno de los ejercicios físicos más efectivos y fáciles de hacer. Una sonrisa pone en movimiento cerca de 400 músculos, incluidos algunos del estómago. Los estudios revelan que veinte segundos de risa son equivalentes a tres minutos de ejercicio físico constante. Además, la risa reduce el colesterol en la sangre.

9. Aumenta la confianza.

Una persona alegre es constantemente vista como una persona más segura y con la autoestima alta, según los expertos. En el ámbito social, la risa es una poderosa fórmula ante el miedo al ridículo y la timidez.

10. Los que rien viven más.

Las personas con buen humor suelen vivir muchos más años y, de hecho, son más felices. Un estudio publicado el 2010 en la revista Psychological Science reveló que la sonrisa alarga la vida. Según este estudio, las personas que no sonríen viven un promedio de 75 años, mientras que las que sonríen plenamente viven una media de 79 a 80 años.

Ya lo sabes, sonríe y ríe con regularidad. Tal como mencionamos con anterioridad, el cerebro no sabe diferenciar entre una sonrisa falsa y una real. Reír más a menudo no sólo nos hará sentir mejor, sino que también nos hará más propensos a sonreír y reír de manera más espontánea.

Pasar más tiempo con amigos y familiares que nos hacen sentir bien. Rodearnos de personas amantes de la diversión, optimistas y felices sacará a relucir nuestro su lado positivo; nos contagiaremos con su alegría y positivismo de manera inconsciente y terminaremos por imitar sus patrones de comportamiento.

¡A reír se ha dicho!

Fuente: publimetro | Naturisima

  • Me gusta4
  • Me encanta11
  • Me divierte2
  • Me asombra0
  • Me entristece0
  • Me enoja1
  • 10 Beneficios de
  • Estilo de vida
  • Salud
  • Sonreír

Compartir en:

06 de Octubre de 2018 – Actualizado: 06 de Octubre de 2018

El poder de una sonrisa: 5 beneficios de sonreír

1. Mejora nuestro estado de ánimo

Un estudio realizado por Scientific American demostró que algunas expresiones faciales, como sonreír, pueden mejorar el estado de ánimo y aumentar los pensamientos positivos.
Sonreír libera endorfinas, lo que se traduce en un aumento de la sensación de felicidad y positividad. Ya sabes, la próxima vez que estés un poco triste, intenta sonreír, ¡puede hacer sentir mejor!

2. Alivia algunos dolores

Según Mayo Clinic, la risa es la mejor medicina, ya que permite a nuestro cuerpo producir sus propios analgésicos naturales.
Aunque sea difícil de creer, una buena risa puede aliviar algunos dolores corporales. La libración de endorfinas desencadenada por la risa, no solo nos hace estar más felices, también permite al cuerpo sentirse mejor.

3. Baja la presión arterial y nos fortalece

La salud cardiovascular es una de las principales preocupaciones del siglo XXI y, lo creas o no, sonreís puede ayudarnos a cuidar el bienestar de este órgano.
Tal y como explica un artículo de The College of Family Physicians, reirse puede conducir a un aumento inmediato de la frecuencia cardiaca y el consumo de oxígeno, seguido de un periodo de relajación muscular, disminución de la frecuencia cardiaca y una presión más baja
Además, ¿sabias que la risa puede mejorar nuestro sistema inmunológico? Tal y como explica un estudio de WebMD, la risa aumenta las celulas inmunes y los anticuerpos, que permiten a nuestro organismo luchar contra infecciones y enfermedades.

4. Reduce el estrés

Existen varios estudios es los que se demuestra que las personas que debían enfrentarse a una situación estresante, si lo hacían sonriendo, tenian frecuencias más bajas en comparación con aquellos que no sonreían.
Sí, así es, sonreir alivia y permite controlar nuestras respuestas ante el estrés.

5. Permite que nos relacionemos mejor

No nos engañemos, todos sabemos que si tenemos que hablar con alguien siempre acudiremos, en primer lugar, a la persona que nos responda con una sonrisa. Y es que, tal y como demuestra el estudio de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU., las personas que sonríen se identifican como más agradables.
Si las personas te consideran como agradables, tienes más oportunidades de descubrir, construir y mantener relaciones personales, lo que te beneficia a ti y a tu bienestar.

Descubre: Así han cambiado las sonrisas de los famosos

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *