0

Beneficios del sexo

Tabla de contenidos

El sexo como medicina: 10 beneficios para nuestra salud de hacer mucho el amor

2. Es un analgésico natural

(Corbis)

El orgasmo puede inhibir la emisión de los neurotransmisores responsables del dolor desde la médula espinal, por lo que no llegan al cerebro para activar la señal del dolor, además de liberar endorfinas. El clímax sexual funciona por tanto como un analgésico natural. De hecho, puede llevar a elevar tanto el umbral del dolor como tres veces la dosis estándar de morfina.

3. Aleja la depresión y el estrés

(Corbis)

Las endorfinas son similares a los opiáceos en su efecto analgésico, pero también en la producción de sensación de bienestar, por lo que pueden ayudar a tratar la depresión y el estrés.

“Una de ellas, la serotonina”, explica el doctor Ghosh, “es también llamada la hormona de la felicidad, pues crea una sensación de dicha. La gente dice que normalmente practicar sexo es lo último que les apetece hacer cuando están deprimidos, pero deberían intentarlo si pueden”.

Y, según el doctor, no debes preocuparte si después te pones triste. Es muy habitual llorar después de hacer el amor debido a la combinación de las endorfinas y las emociones a flor de piel, pero el efecto posterior es positivo.

4. Nos hace felices

(iStock)

“Hay una conocida región del cerebro que está involucrada en la sensación de felicidad”, explica el doctor Paul Thompson, profesor de neurología de la Universidad de California. “Se llama el sistema límbico, que está en las profundidades del cerebro, y es más activo cuando recibimos alguna recompensa. El mismo sistema se activa con el sexo, las drogas o el juego, básicamente con cualquier cosa que nos haga disfrutar”.

El acto sexual aumenta la producción de dopamina, la hormona relacionada con el placer, sin la contrapartida de otras actividades que provocan su producción, como es el caso de muchas drogas recreativas.

5. Ayuda a dormir mejor (a los hombres)

(iStock)

El cuerpo quiere relajarse después de hacer el amor, por ello el sexo es un buen recurso si se tienen problemas de sueño. Según el doctor Ghosh, un buen orgasmo produce en los hombres efectos equivalentes a tomar entre tres o dos miligramos de diazepam (Valium), y es por ello que la mayoría se quedan fritos justo después de hacer el amor.

Las mujeres, sin embargo, permanecen más tiempo estimuladas tras hacer el amor, por lo que les cuesta más relajarse tras la práctica sexual. A ellas, en cierta medida, el sexo les despierta, aunque el efecto “despertador” no dura demasiado tiempo.

6. Aumenta la fertilidad

(Corbis)

Obviamente, cuanto más hagamos el amor más posibilidades tenemos de concebir, pero incluso usando anticonceptivos y en cualquier periodo del ciclo mensual, la práctica sexual desencadena cambios en el sistema inmunitario de las mujeres que aumentan las posibilidades de tener un hijo llegado el momento deseado.

“Habitualmente, se recomienda a las parejas que estén intentando tener un bebé que mantengan relaciones sexuales de forma regular para aumentar las probabilidades de quedar embarazada (incluso durante los periodos ‘no fértiles’), aunque no está claro cómo funciona esto”, explicó Tierney Lorenz, investigadora de The Kinsey Institute y autora del estudio que constató este hecho. “Esta investigación es la primera en mostrar que la actividad sexual podría provocar que el cuerpo promueva unos tipos de inmunidad que ayuden a la concepción”, señala.

7. Protege de problemas cardíacos

(iStock)

Un reciente estudio de la Queens University de Belfast aseguraba que hacer el amor tres veces por semana puede reducir a la mitad el riesgo de sufrir un infarto o un ictus. Un estudio similar de científicos israelíes mostró que las mujeres que tienen dos orgasmos a la semana tienen un 30% menos de probabilidades tener problemas cardiovasculares respecto a aquellas que no practican sexo o no logran alcanzar el orgasmo.

La causa no está clara, pero dado que el sexo evita sufrir estrés y depresión podría estar librándonos de dos importantes factores de riesgo de la enfermedad cardiovascular.

8. Refuerza nuestros huesos

(Corbis)

Científicos estadounidenses han descubierto que las mujeres menopaúsicas que hacen el amor todas las semanas tienen el doble de estrógenos que aquellas que no lo practican. La producción de esta hormona, que tiene un efecto protectivo en los huesos, disminuye con el cese permanente de la menstruación, pero la práctica regular de sexo aumenta su producción, lo que puede contrarrestrar el efecto de la menopausia.

9. Protege del cáncer de próstata (a partir de los 50)

(iStock)

Mantener una frecuencia sexual demasaido elevada puede elevar el iresgo de sufrir cáncer de prostata con 20 o 30 años, pero un estudio de la Universidad de Nottingham mostró que los hombres que tienen una vida sexual activa pasados los 50 tienen menos posibilidades de sufrir la enfermedad. Otras investigaciones han comprobado que la incidencia de esta enfermedad es mayor entre las poblaciones célibes, como es el caso de los monjes.

10. Evita los problemas de incontinencia

(Corbis)

La incontinencia urinaria afecta a 4 de cada 10 mujeres de mediana edad y alcanza a la mitad de las españolas de más de 65 años, según datos del Observatorio Nacional de la Incontinencia. En total, se estima que en España hay más de seis millones de personas que sufren esta patología.

La causa principal de esta dolencia es la falta de tono muscular del suelo pélvico y las mujeres son más propensas a ello que los hombres (un 24% frente a un 7%), debido a sus características anatómicas. Aunque existen ejercicios específicos, hacer el amor obliga a las mujeres a fortalecer los músculos encargados de detener el flujo de orina.

5 beneficios de hacer el amor todos los días

Los beneficios para hacer el amor para el hombre y la mujer son otras de las razones por las que no debemos dejar de lado esta costumbre en una relación.

Beneficios de hacer el amor para el hombre

  • Disminuye el riesgo de sufrir cáncer de próstata. Un estudio constató que los hombres que eyaculan entre 4 y 5 veces por semana pueden reducir hasta un 30% la posibilidad de cáncer de próstata. Esto sucede porque al haber una mayor frecuencia eyaculatoria se reducen los efectos negativos de agentes cancerígenos en la próstata.
  • Vivir más años. Un estudio demostró que los hombres que experimentaban orgasmos con más frecuencia tenían hasta un 50% menos de tasa de mortalidad que aquellos que no eyaculaban con tanta frecuencia.
  • Corazón más sano. Otro de los beneficios de hacer el amor todos los días en el caso del hombre es un menor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. Además, tener sexo con frecuencia también ayuda a controlar la presión arterial.

Beneficios de hacer el amor para la mujer

  • Reduce el riesgo de sufrir cáncer de mama. Según diversos estudios, hacer el amor cada día incrementa los niveles de una hormona llamada DHEA que tiene propiedades anticancerígenas.
  • Vivir más años. Uno de los principales beneficios de hacer el amor a diario en mujeres, al igual que en los hombres, es disfrutar de una vida más longeva. Tener una vida sexual activa aumenta el estrógeno en el organismo, sustancia esencial para mantener la piel tersa, sin arrugas y con luminosidad. Además, otro de los beneficios de tener sexo con frecuencia es aumentar las defensas, fundamental para combatir afecciones.
  • Regula la regla. Las secreciones existentes durante las relaciones sexuales entran en contacto con ciertos químicos durante el acto sexual, y parecer ser el principal motivo por el que hacer el amor puede regular la regla.

Tener relaciones sexuales es una de las actividades más placenteras que podemos llevar a cabo los seres humanos. Y es que tener sexo te aporta múltiples beneficios para tu salud, por ejemplo, te ayuda a reducir el estrés.

Al llegar a casa después de un día de estrés en el trabajo y tener una noche apasionada con tu pareja, las tensiones aparecidas a lo largo del día parecen desaparecer.

Beneficios de tener relaciones sexuales

Pero existen otras muchas más razones por las que debemos tener relaciones sexuales. A continuación podrás encontrar 13 beneficios de tener sexo. ¡No te los pierdas!

1. Mejora tu sistema inmune

Tener sexo tiene innumerables beneficios para la salud, y uno de ellos es que mejora el sistema inmune. Los niveles altos de la hormona DHEA, conocida como un químico anti-edad que produce el propio cuerpo, parece ser la clave para estar y mantenerse sano. Durante el sexo el cuerpo produce grandes cantidades de DHEA, por lo que nivel de este químico en la sangre aumenta hasta 5 veces su cantidad normal.

2. Mejora tu estado de ánimo

Además de la hormona DHEA, durante la conducta sexual el cuerpo libera una serie de neuroquímicos en el cerebro que producen sensaciones placenteras y mejoran el bienestar. Puesto que tener relaciones sexuales activa lo que se conoce como el área o región cerebral del refuerzo, el sexo aumenta los niveles de serotonina o endorfinas entre otros neurotransmisores y, en consecuencia, hace que nos sintamos más activos y animados.

Asimismo, la investigadora estadounidense Debby Herbenick descubrió que los adultos que hacían el amor a primera hora de la mañana eran más optimistas durante el resto del día que aquellos que no tenían sexo matutino.

3. Rejuvenece

Tener una buena dosis de sexo con cierta frecuencia te rejuvenece y te hace sentir y aparentar más joven. Esto es lo que demostró un estudio del Dr David Weeks, un psicólogo clínico del Royal Edinburgh Hospital.

Sus resultados fueron expuestos en una conferencia de psicología y mostraron que las personas que tienen una vida sexual activa aparentan de 5 a 7 años menos. Sin embargo, el investigador de este estudio, que por cierto duró diez años, afirmó que lo importante no es la cantidad de sexo sino la calidad.

4. Mejora la fertilidad

Tener sexo mejora fertilidad, pues los estudios en esta línea de investigación muestran que a más cantidad de sexo mejor calidad del esperma. Según los datos de dicho estudio, la calidad del esperma es mejor cuando hace menos de 2 días que se ha tenido el último encuentro sexual. Por tanto, las largas largas temporadas sin contacto físico y sin eyaculación, provocan que la calidad del semen empeore.

5. Combate el resfriado y la gripe

Tener sexo puede ser el mejor medicamento para combatir la gripe y el resfriado, pues tener relaciones sexuales una o dos veces a la semana aumenta, hasta en un 30%, los niveles de un anticuerpo llamado Inmunoglobulina A (IgA), que actúa como protector contra el resfriado y la gripe.

6. Alarga tu vida

La práctica sexual frecuente no solamente es placentera, sino que te ayuda a vivir más. Esto es lo que piensan un grupo de investigadores australianos, que encontraron que aquellas personas que tenían sexo al menos tres veces por semana, sufrían hasta un 50% menos posibilidades de morir por alguna enfermedad.

7. Mejora tu estado físico

El sexo es una uno de los mejores deportes. 30 minutos de acción sexual queman hasta 100 calorías. No solo esto, sino que las distintas posturas que puedes llevar a cabo te ayudan a trabajar diferentes músculos del cuerpo.

8. Reduce el dolor

Tener sexo reduce el dolor gracias a la liberación de endorfinas, llamadas opioides naturales porque los produce el propio cuerpo. Las investigaciones muestran que los dolores musculares y cervicales mejoran con el sexo, y las mujeres, además, sienten menos dolor menstrual cuando tienen relaciones sexuales.

9. Mejora la salud cardiovascular

Como si de un deporte se tratase, practicar sexo es salud y mejora la capacidad cardiovascular de las personas. Un grupo de científicos que publicaron su estudio en la revista Epidemiology and Community Health afirman que tener sexo una o dos veces por semana reduce a la mitad el riesgo de un ataque cardíaco, en comparación con aquellas personas que solamente tienen relaciones sexuales una vez al mes.

Otro estudio, realizado en Israel, comprobó que aquellas personas que tienen sexo dos veces a la semana tienen hasta un 30% menos posibilidades de padecer un infarto.

10. Aumenta la autoestima

Tener sexo te hace sentir mucho mejor contigo mismo y es básico para que sintamos que los demás nos valoran y nos aprecian. Según la Universidad de Texas (Estados Unidos), las personas que más sexo practican gozan de una mejor autoestima.

  • Artículo relacionado: “10 claves para aumentar tu autoestima en 30 días”

11. Mejora tu piel

Según una investigación llevada a cabo por la Royal Edinburgh Hospital, el sexo tiene un efecto positivo en el proceso de renovación de la piel, igual que el trabajo aeróbico. Los investigadores encontraron que el sexo vigoroso hace que el organismo bombee niveles más altos de oxígeno alrededor del cuerpo, aumentando el flujo de sangre y nutrientes a la piel. A su vez, favorece el desarrollo de las células nuevas de la región cutánea, causando que ésta se vea más saludable.

12. Reduce el estrés

Uno de los beneficios físicos y psicológicos de la práctica sexual es que reduce el estrés. Este efecto beneficioso de tener sexo es de lo que habla una publicación de la revista Psychology.

El artículo explica que los resultados de la investigación muestran que las personas que habían tenido relaciones sexuales en las últimas 24 horas padecían menos estrés que aquellos individuos que no habían tenido sexo. La clave parece estar en que tocar y acariciar durante y después del sexo reduce los niveles de cortisol del cuerpo, la hormona que segrega el organismo ante las situaciones estresantes.

  • Artículo relacionado: “10 consejos esenciales para reducir el estrés”

13. Ayuda a dormir mejor

El sexo ayuda a dormir mejor porque puede hacernos sentir más cansados después de la actividad sexual y, además, estimula la producción de melatonina. Las funciones de este neuroquímico son variadas, pero una de las más conocidas es que contribuye a inducir al sueño profundo.

Puedes saber más sobre la melatonina en nuestro artículo: “Melatonina: la hormona que controla el sueño y los ritmos estacionales”

15 beneficios del sexo para tu salud que tal vez no conocías

¡El sexo es buenísimo! Y no solo por el placer que pueda causar, sino que también tiene muchos beneficios para la salud. Hoy, en concreto, te traemos 15 efectos saludables que el sexo puede aportar a tu estado físico y anímico. ¿Alguna vez has sentido inapetencia? Pues tras leer lo que tenemos que contarte, tal vez tengas que replantearte la excusa cuando no te apetezca, porque practicar sexo puede hacer desaparecer numerosas molestias, y entre ellas, la migraña, así que podemos ir poniendo fin a la leyenda del dolor de cabeza. Eso sí, para que este placentero apoyo para tu salud resulte efectivo es necesario practicarlo con frecuencia. Así que toma nota de los beneficios del sexo y de estas numerosas posturas para no volver a aburrirte nunca más… ¡al tema!

Tu navegador no puede mostrar este vídeo

Descubre: Kamasutra: las 100 mejores posturas del Kamasutra

© iStock

1. Disminuye el estrés

Es innegable que después de mantener relaciones sexuales (y sobre todo después de alcanzar el orgasmo) se llega a un estado de relajación perfecta. Pero además, está demostrado científicamente que el sexo baja los niveles del estrés y la ansiedad gracias a que disminuye la segregación de cortisol, conocida como la hormona del estrés.
Además, hay estudios que han probado que este efecto puede mantenerse en el tiempo si se practica sexo de forma habitual.

10 posturas del Kamasutra para los más atléticos

Tu navegador no puede mostrar este vídeo

2. Es bueno para el corazón

Hay numerosas formas de cuidar tu corazón, como por ejemplo cuidando lo que comes. Sin embargo, suena mucho más divertido cuidarlo a través del sexo, ¿verdad?
Mantener relaciones sexuales es bueno para la salud cardiovascular por varios motivos: disminuye la presión arterial, activa la circulación sanguínea, realizas ejercicio aeróbico… Por otro lado, durante la fase preliminar y de excitación, el organismo libera testosterona y DHEA (dehidroepiandrosterona), que actúan protegiendo el músculo cardiaco.

3. Adelgaza

Es evidente, ¿no? Una de las ventajas del sexo es que es ejercicio y por tanto también puedes adelgazar practicándolo. Se estima que en 10 minutos de sexo se consumen unas 50 calorías, mientras que en 20 minutos, unas 200. Pero ya sabes, ¡aquí no vale quedarse quieta! Prueba algunas de las infinitas posturas que tiene el kamasutra y ¡adelgaza practicando sexo! Y, si lo haces de pie, ni te imaginas…

Descubre: Las mejores posturas para hacer el amor de pie

© El curiosos caso de Benjamin Button

4. Protege frente al cáncer

Este es uno de nuestros beneficios favoritos del sexo. Algunos estudios evidencian la relación entre las relaciones sexuales y la protección de ciertos cánceres, como el de mama o el de próstata. En el cáncer de mama parece que la mayor segregación de DHEA (dehidroepiandrosterona) y oxitocina que se produce durante el orgasmo, puede ayudar a proteger frente a este tumor. Por otro lado, la eyaculación frecuente ayudaría a disminuir el riesgo de cáncer de próstata.

5. Activa el sistema inmunitario

¿Sufres catarros a menudo? Pues el sexo puede ser la solución. Un estudio reveló que las personas que practicaban sexo de forma habitual, al menos una o dos veces por semana, tenían los niveles de inmunoglobulina A (IgA) un 30% más altos que las personas que no lo practicaban. Esto suponía que su sistema inmunológico estaba fortalecido y, por lo tanto, mejor preparado para evitar enfermedades como resfriados.

6. Alivia el dolor y la migraña

La típica y manida excusa del dolor de cabeza ya no vale. Y es que, en realidad, mantener relaciones puede aliviar la migraña. Esto es así debido a que durante el coito se moviliza gran cantidad de óxido nítrico, que actúa mejorando la circulación periférica, que beneficia especialmente a las migrañas de tipo vascular.
Por otro lado, las endorfinas y oxitocinas que se liberan durante el sexo son poderosas armas para combatir dolores tanto de tipo ginecológico (como el premenstrual) como traumatológicos o musculares, así que también puede funcionar como analgésico. Merece la pena probar, ¿no? Ya sabes, crea un ambiente íntimo, música suave, y a practicar de forma relajada…

Descubre: La mejor música para hacer el amor: 69 canciones para desatar la pasión

© Revolutionary Road

7. Mejora la piel

El sexo tiene el maravilloso poder de mejorar el aspecto de la piel a través de dos formas diferentes. Por un lado, la piel se hidrata mejor porque mejora la secreción de agua gracias al orgasmo y, por otro lado, como se estimula la circulación sanguínea durante el coito, hay menos riesgo de que aparezca las temidas piel de naranja y celulitis.

8. Favorece el sueño

Ya te hemos contado algunos consejos para dormir bien, pero de lo que no te hablamos entonces es de que el sexo también favorece el sueño. Porque es algo típico quedarse dormido después de ese rato agotador y placentero, pero además mejora la calidad del sueño gracias a distintas hormonas, como la oxitocina y la melatonina, que se liberan durante las relaciones sexuales y que ayudan a dormir mejor.

9. Puede reducir la sequedad vaginal

Aunque existen hidratantes íntimos muy recomendables para aliviar el incómodo picor o hidratar la zona vulvar, el sexo también ayuda a combatir la sequedad vaginal. Esto se consigue, sobre todo, alargando los juegos preliminares. Al prolongar los besos, las caricias o los abrazos antes de la penetración, la vagina de la mujer se lubrica más y se prepara para el coito. Por ello, cuando llega la menopausia, es aconsejable un periodo más largo de excitación para producir el lubricante necesario. Y si no, prueba con estas ayudas…

Descubre: Sabores íntimos: los productos para parejas más estimulantes y golosos

© Unsplash

10. Mejora la memoria

Tal vez este sea uno de los beneficios más curiosos del sexo. Pero sí, las relaciones sexuales pueden mejorar la memoria. Esto se consigue gracias a la estimulación en la producción de neuronas que provoca el sexo, lo que deriva en la mejora de algunas capacidades cognitivas como la memoria. ¿Quién nos iba a decir que el sexo nos haría más inteligentes?

11. Ejercita el suelo pélvico

El suelo pélvico no es algo que se ejercite de forma habitual… A no ser que practiques sexo regularmente. Manteniendo relaciones se ponen en funcionamiento los músculos de la pelvis, lo que se traduce en la tonificación del suelo pélvico. Tal vez nunca habías pensado en la importancia que esto tenía, pero si el suelo pélvico no se ejercita y sufre distensión, hay una mayor probabilidad a sufrir incontinencia urinaria.

12. Favorece la fertilidad

Este es otro beneficio que nos encanta. El sexo mejora la fertilidad desde dos puntos diferentes. En el caso de la mujer, aquellas con ciclos menstruales irregulares encontrarán en el sexo (practicado de forma habitual) una forma de estabilizar los ciclos. Esto no solo favorece la fertilidad sino que también te da seguridad y estabilidad.
Por otro lado, la fertilidad masculina también se beneficia del sexo de forma habitual. Los hombres que eyaculan al menos tres o cuatro veces por semana aumentan así su capacidad de fecundación. Y ni cabe decir que cuanto más lo practiques más posibilidades de quedarte embarazada. ¡Ya sabes!

13. Mejora la autoestima

El coqueteo, los piropos, las miradas de deseo… No hay nada mejor que un hombre que nos encanta diciéndonos cosas bonitas, ¿verdad? Pues el sexo multiplica eso por 1000. Por eso, sentirse deseada y sentir cómo tu pareja se excita contigo es una forma de mejorar la autoestima y elevar la autopercepción que una tiene de sí misma.

Descubre: ¡Porque tú lo vales! 25 frases que subirán tu autoestima

© Girls

14. Rejuvenece

Además de sus beneficios para la piel (que te harán verte más joven) o para el corazón (que pueden alargar la vida evitando enfermedades cardiovasculares), este punto está dedicado especialmente a los hombres. Y es que un estudio reveló que los hombres que tenían más de dos orgasmos por semana alargaban su vida más que aquellos que no eyaculaban. ¡Beneficios para todos!

15. Te hace más feliz

Y, en definitiva, el sexo te hace feliz. Porque practicar sexo contribuye al buen funcionamiento de tu pareja, a tener más salud, aumenta la comunicación y la confianza entre los dos… Y también libera endorfinas, la hormona del bienestar o de la felicidad, por lo que aumentar el nivel de las mismas se produce una evidente mejoría en el estado de ánimo.
Ahora que conoces los beneficios del sexo, ya no hay excusas, ¡a practicarlo!

Tu navegador no puede mostrar este vídeo

8 razones para besar a alguien todos los días
¡Vivan los mañaneros! 10 motivos para practicar sexo por la mañana

8 enormes beneficios del sexo para la salud

1- Ayuda a fortalecer el sistema inmunológico

Las personas sexualmente activas enferman mucho menos ya que el sistema inmunológico se ve reforzado por esta actividad generando más anticuerpos que alguien que no practica sexo. Nuestro cuerpo está así más protegido contra los virus, gérmenes y cualquier otro intruso. Una investigación de la Universidad de Wilkes en Pennsilvania (EE.UU) demostró que mantener relaciones sexuales 1 o 2 veces por semana eleva los niveles de ciertos anticuerpos en comparación con los que lo hacen con menos frecuencia.

2- Disminuye la presión arterial

Muchos estudios han evidenciado la buena asociación entre el sexo y una presión arterial más baja; en concreto, mantener relaciones sexuales -no la masturbación- reduce la presión arterial sistólica, el valor máximo de la tensión cuando el corazón se contrae.

Leé también: Qué hacer cuando la frecuencia sexual es un problema

Mirá también Mirá también

Tener sexo con muchas mujeres reduciría el riesgo de cáncer de próstata

3- Aumenta la libido

Causa y efecto. Mantener relaciones sexuales con frecuencia provocará, por una parte, que el sexo sea cada vez mejor y también mejorará nuestra libido. Para las mujeres en concreto, las relaciones íntimas generan lubricación vaginal extra, un aumento del flujo sanguíneo y una mejora de la elasticidad.

Leé también: Tener sexo con muchas mujeres reduciría el riesgo de cáncer de próstata

4- Disminuye las probabilidades de desarrollar cáncer de próstata

Para los hombres, mantener relaciones sexuales hace que estos tengan menos probabilidades de desarrollar cáncer de próstata. Según un estudio de la revista Journal of the American Medical Association, eyacular al menos 21 veces al mes protege contra el cáncer, por lo que la masturbación también cuenta como aliado.

5- Combate el estrés

Mantener relaciones sexuales alivia el estrés de muchas maneras. Por un lado, estar cerca de la pareja nos relaja y reduce la ansiedad. Abrazar, tocar y besar a nuestro compañero o compañera nos hace sentir bien, ya que mientras sucede la relación sexual liberamos un químico cerebral que acelera el centro del placer y la recompensa del cerebro. Además, el sexo aumenta la autoestima y la felicidad, otra buena receta anti estrés.

Mirá también Mirá también

Cinco mitos sobre los hombres y sus cuerpos

6- Combate el dolor

El orgasmo es capaz de bloquear el dolor, según un estudio de la Universidad Estatal de Nueva Jersey (EE.UU), ya que se libera (durante el orgasmo) una hormona que ayuda a elevar el umbral de dolor. El mismo estudio también resaltó que la estimulación vaginal sin orgasmo también bloqueaba en las mujeres el dolor de espalda, el menstrual, la artritis y el dolor de cabeza.

7- Reduce el riesgo de ataque cardíaco

Ser sexualmente activo es bueno para el corazón. Las relaciones sexuales no sólo aumentan nuestro ritmo cardíaco, sino que mantienen en equilibrio nuestros niveles de estrógeno y testosterona. El desequilibrio de estas hormonas provoca, por ejemplo, osteoporosis. Cuanta más frecuencia haya en las relaciones sexuales, mejor. Varios estudios han evidenciado que mantener sexo al menos dos veces por semana reduce a la mitad las posibilidades de morir de una enfermedad del corazón.

8- Mejora el control de la vejiga femenina

Tener un suelo pélvico fuerte es importante para evitar la incontinencia urinaria, un problema que afecta a alrededor del 30% de las mujeres en algún momento de sus vidas. Practicar sexo puede ser un entrenamiento muy eficaz para los músculos de esta zona debido a que cuando las mujeres tienen un orgasmo se produce una contracción de los músculos del suelo pélvico, lo que fortalece esa zona.

En Esta Sección

  • Abstinencia y Sexo sin penetración
  • ¿Cuán eficaces son la abstinencia y las relaciones sexuales sin penetración?
  • ¿Cómo hablo acerca de la abstinencia y las relaciones sexuales sin penetración?
  • ¿Cuáles son los beneficios y las desventajas de la abstinencia y de las relaciones sexuales sin penetración?

La abstinencia y las relaciones sexuales sin penetración son una forma segura, eficaz y gratuita de evitar el embarazo. Sin embargo, a algunas personas les cuesta evitar el sexo.

La abstinencia y las relaciones sexuales sin penetración tienen muchos beneficios.

Tanto la abstinencia como las relaciones sexuales sin penetración son métodos simples y gratuitos de protección contra embarazos que funcionan muy bien. De hecho, la abstinencia es el único método 100% eficaz para evitar el embarazo y las ETS. Las relaciones sexuales sin penetración reducen mucho el riesgo.

La abstinencia tiene otros beneficios. Las personas eligen la abstinencia para lo siguiente:

  • Esperar a estar listos para una relación sexual
  • Esperar hasta encontrar a la pareja adecuada
  • Disfrutar de la compañía de su pareja sin tener que mantener una relación sexual
  • Concentrarse en la escuela, el trabajo o los pasatiempos
  • Respetar sus creencias y valores personales, morales o religiosos
  • Superar una separación
  • Superar la muerte de una pareja
  • Seguir las recomendaciones del médico durante una enfermedad, una infección o un procedimiento médico, o después de estos

Las relaciones sexuales sin penetración también tienen beneficios. Pueden hacer lo siguiente:

  • Permitir que las parejas se den placer sexual sin producir un embarazo o contagiar ETS
  • Aumentar la confianza y la cercanía en la pareja
  • Evitar el embarazo si no tienes otro tipo de anticonceptivo disponible
  • Ayudarte a comprender mejor tu cuerpo (y el de tu pareja)
  • Ayudarte a aprender cómo quieres que te toquen y qué te hace sentir bien (y a tu pareja)

La abstinencia y las relaciones sexuales sin penetración tienen ventajas especiales para los adolescentes y los jóvenes. La abstinencia es una excelente manera de evitar los riesgos que implica el sexo (como el embarazo y las ETS) hasta estar listo para evitarlos o tratarlos. La abstinencia también puede ayudarte a concentrarte en cosas que son más importantes para ti, como los amigos, la escuela, el deporte, las actividades, la diversión y los planes para el futuro.

Las personas que se abstienen de tener relaciones sexuales en la adolescencia y que tienen pocas parejas sexuales en su vida tienen menos probabilidades de contagiarse una ETS.

La abstinencia y las relaciones sexuales sin penetración tienen algunas desventajas.

Aunque la abstinencia y las relaciones sexuales sin penetración son métodos muy eficaces para evitar el embarazo y las ETS, para algunas personas es difícil evitar el sexo. Si planeas ser abstinente, pero terminas teniendo sexo vaginal, puede producirse un embarazo si no utilizas anticonceptivos.

En algún momento de su vida, la mayoría de las personas finalmente tiene contacto sexual con otra persona. Por esta razón, es recomendable tener siempre un plan anticonceptivo de respaldo, como tener condones a mano. Además, el condón es el único método anticonceptivo que también ayuda a evitar las ETS.

Las relaciones sexuales sin penetración también pueden tener algunas desventajas. Algunos tipos de relaciones sexuales sin penetración pueden contagiar ETS. Aunque ocurra pocas veces, si el semen llega a la vulva o a la vagina durante las relaciones sexuales sin penetración, se puede producir un embarazo.

A muchas personas les resulta difícil evitar el sexo vaginal cuando realizan otras actividades sexuales. En ocasiones, las personas que practican relaciones sexuales sin penetración para evitar el embarazo no tienen un plan anticonceptivo de respaldo preparado. Si se dejan llevar por la intensidad del momento y tienen sexo sin protección, esto puede producir un embarazo o contagiar ETS.

Beneficios de tener sexo por las mañanas | Pexels

Beneficios de tener sexo por las mañanas, existen pocas cosas más placenteras que una deliciosa taza de café para despertar, pero en ocasiones lo que tu cuerpo necesita es un orgasmo para iniciar tu día con energía.

Los expertos explican que tener intimidad por las mañanas te ayuda a relajarte durante el resto del día laboral, también puede aumentar sus niveles de energía y calmar el estrés.

#Mujer Diciembre es el mejor mes para tener relaciones sexuales, según la ciencia https://t.co/PphAyaR1wG #Mujeres #Chicas pic.twitter.com/IkWC7qxqZm

— Soy Carmín (@SoyCarmin) 16 de diciembre de 2019

Comenzar tu mañana disfrutando de un maravilloso orgasmo definitivamente mejora tu estado de ánimo. Y, eso no es todo, la mejor parte es que te unes a tu pareja y los ayude a sentirse conectados.

Si realmente deseas sentirte más unida a tu chico debes practicar el “mañanero.” Puede establecer una conexión única entre ustedes. El contacto íntimo produce oxitocina, también conocida como la «hormona del abrazo».

La oxitocina es el químico en el cerebro que controla el amor y la unión. Así que las posibilidades de que tu relación perdure por muchos años aumentan al tener orgasmos matutinos.

Llegar al punto máximo de placer antes de salir a trabajar puede ponerte de muy buen humor y darte energía para trabajar con pasión y creatividad. La única manera de comprobarlo es ponerlo en práctica.

Con información de: healthline

Practicar sexo nos permite perder calorías y hacer ejercicio. Son algunos de los beneficios del sexo que todos sabemos.

Pero hay muchos más, según la ciencia, que debes conocer y seguro que aumentas la frecuencia de las veces en que practicas sexo.

Fuera dolores

Según un estudio de la Universidad Estatal de Nueva Jersey (EE.UU), el orgasmo puede bloquear el dolor, al liberar una hormona que ayuda a todo ello, especialmente el dolor de espalda, el menstrual, la artritis y el dolor de cabeza.

Nos relaja

Tras realizar sexo, descansamos de mejor forma porque nos relaja y nos aporta ese bienestar que todos ansiamos. Esto es porque se libera la hormona prolactina, que es responsable directa de la somnolencia y la relajación.

Nos hace estar mucho más jóvenes

Un estudio del Dr David Weeks, psicólogo clínico del Royal Edinburgh Hospital, demostró que las personas que tienen una vida sexual activa aparentan de 5 a 7 años menos. Y estableció que no es la cantidad de sexo sino la calidad.

Mejora el resfriado

Otro de los beneficios del sexo, es que puede mejorar la gripe y el resfriado. Esto se debe a que si mantenemos nuestras relaciones sexuales bien sanas aumentamos hasta en un 30% los niveles de un anticuerpo que sirve como protector contra el resfriado y la gripe.

Protege el corazón

Según se mire, porque esto debe estar regulado por el médico. Un estudio de la revista Epidemiology and Community Health concluyó que practicar sexo mejora la capacidad cardiovascular y reduce a la mitad el riesgo de un ataque cardíaco.

Potencia tu sistema inmunológico

Como hemos visto anteriormente, tener relaciones sexuales con regularidad ayuda a combatir las enfermedades. Un estudio de la Universidad de Wilkes en Pensilvania, Estados Unidos, dio a conocer que una vez analizadas las personas que practicaban sexo al menos una vez a la semana protegían el sistema inmunológico y por tanto se mejoran determinadas enfermedades de tipo común.

Fortalece los huesos

Un grupo de científicos de Estados Unidos descubrieron que las mujeres que tenían la menopausia y que practicaban sexo todas las semanas tenían el doble de estrógenos que aquellas que no lo practicaban.

(CNN) — Los beneficios para la salud de tener sexo van más allá de los placeres que se experimentan con el orgasmo. Logras estimular la salud de múltiples formas con ese juego de seducción, desde bajar la presión arterial hasta reducir el estrés. Lee este artículo para que decidas qué excusa emplear esta noche e invitar a tu pareja a practicar la buena salud.

“Conozco a un hombre que dejó de fumar, beber, tener sexo y comer en grandes cantidades. Estaba sano hasta el día en que se suicidó”.

LEE: ¿Por qué los estadounidenses cada vez tienen menos sexo?

Esta vieja broma se le atribuye al presentador y comediante estadounidense Johnny Carson. Lo siento, Johnny, puede ser divertido, pero lo has entendido mal. Aunque renunciar a los hábitos poco saludables como fumar, beber y alimentos ricos sin duda mejorará tu salud, renunciar a las relaciones sexuales no lo hará.

De hecho, cuando estás en una relación sana, el sexo es una de las mejores cosas que puedes hacer por ti mismo. Si aún no estás convencido, te damos 10 razones:

Hacerlo reduce el estrés

Si estás estresado, probablemente tener sexo es lo último que tienes en mente. Pero si puedes entrar en la onda, el sexo es un gran liberador de estrés. Las relaciones sexuales inundan el cerebro de todas las sustancias químicas que nos producen una sensación de bienestar y, por otro lado, reducen los niveles de cortisol, la hormona responsable de generar estrés en nosotros.

La dopamina, que impacta los centros de placer y recompensa del cerebro; las endorfinas, que mitigan el dolor y el estrés; y la oxitocina, también conocida como la hormona de los mimos, son liberadas durante el sexo y sus niveles más altos se experimentan al lograr un orgasmo.

¡Cómo mejora el ánimo!

La oxitocina promueve la sensación de bienestar y felicidad. Y no tenéis que saltar como conejos para sentiros así.

MIRA: ¿Cuáles son los síntomas de la depresión?

Un estudio realizado en 30.000 hombres y mujeres estadounidenses, entre 1989 y 2012, concluyó que tener sexo al menos una vez a la semana en una relación estable era suficiente para hacer feliz a las personas.

Pero el beneficio no solo lo genera el coito. Análisis realizados en adultos mayores encontraron que tomarse de las manos, abrazar, besar y caricias mutuas también contribuyen a tener una mejor calidad de vida.

Y puede prevenir la depresión también. Investigaciones demostraron que hombres y mujeres que tienen relaciones sexuales con sus parejas tienen mayor satisfacción con su salud mental. (Desafortunadamente, los beneficios no se extendieron a la masturbación).

Eso sí, el estímulo no parece funcionar cuando se trata de sexo casual o de una noche. Una investigación realizada en casi 7.500 alumnos de 14 universidades públicas encontró que quienes tenían más relaciones informales evidenciaban niveles más bajos de felicidad y autoestima. Los niveles de depresión y ansiedad en ellos eran mayores.

En contraste con la creencia de que los hombres son más proclives a estar bien manteniendo sexo casual, los investigadores no encontraron diferencias entre hombres y mujeres en este asunto.

Si quieres dormir mejor…

La prolactina, la hormona que te permite relajarte, también se libera tras el orgasmo. La combinación de la prolactina y el resto de las hormonas que producen bienestar son la razón por la cual, tras tener sexo, las personas duermen tan bien.

Para lograr el máximo nivel de prolactina, la ciencia sugiere alcanzar el orgasmo con la pareja, si es posible. Estudios demuestran que el nivel de prolactina tanto en hombres como en mujeres después de la copulación puede llegar a ser “400% mayor que tras haberse masturbado”.

Lamentablemente, la falta de sueño -que afecta a un tercio de los estadounidenses- puede impactar la satisfacción sexual. Un estudio realizado en cerca de 10.000 mujeres con edades entre 50 y 79 años concluyó que quienes durmieron menos de siete u ocho solían ser menos activas sexualmente. Además, mientras más edad tenga la mujer, más probable es que haya tenido menos sexo por haber dormido poco.

Los trastornos del sueño pueden desempeñar un rol importante. Por ejemplo, los hombres y las mujeres con apnea obstructiva del sueño, caracterizados por ronquidos fuertes y períodos de cese de la respiración, reportan una vida sexual menos activa.

MIRA: Esta es la medicina natural contra el insomnio

Esto afecta aún más fuerte a los hombres. Para producir testosterona, los hombres necesitan un buen período de sueño reparador e ininterrumpido. Sin eso, podrían tener niveles más bajos de testosterona y sufrir disfunción eréctil.

¿Qué sucede cuando se mejora el sueño? Buenas noticias para ambos sexos: la libido aumenta

Según un estudio de 2015, las mujeres que dormían bien tenían más probabilidades de experimentar deseo sexual al día siguiente. De hecho, un aumento de una hora en la duración del sueño se correlacionó con un aumento del 14% en las probabilidades de que una mujer tenga relaciones sexuales con su pareja.

E investigadores del Hospital Militar Walter Reed descubrieron que usar una máquina de CPAP, un aparato de respiración utilizado para corregir la apnea del sueño, mejoraba la función sexual y la satisfacción de todos los hombres en su estudio, pero era especialmente útil para las personas con disfunción eréctil.

Potencia tu sistema inmunológico

Tener relaciones sexuales con regularidad también ayuda a combatir las enfermedades.

Investigadores de la Universidad de Wilkes en Pensilvania preguntaron a estudiantes con qué frecuencia tenían relaciones sexuales cada semana y luego compararon los niveles de inmunoglobulina A, un anticuerpo que funciona como la primera línea de defensa del cuerpo, en la saliva.

Los estudiantes que tenían relaciones sexuales una o dos veces por semana tenían los niveles más altos de inmunoglobulina A: 30% más que aquellos que no tenían relaciones sexuales, pero también aquellos que tenían relaciones sexuales tres o más veces por semana. Además, los estudiantes que tenían relaciones satisfactorias a largo plazo tenían los niveles más altos del anticuerpo.

Esto tiene sentido si consideramos la investigación sobre el apoyo social y el sistema inmune. Un estudio de 276 voluntarios sanos en la Universidad de Pittsburgh, Pensilvania, descubrió que aquellos con las redes sociales más diversas, que incluían no solo a amantes sino a familiares, amigos y organizaciones, eran los menos propensos a contraer resfriados.

Un gran aliado contra el cáncer de próstata

Hombres: ¡Buenas noticias! La eyaculación frecuente parece estar relacionada con un menor riesgo de cáncer de próstata.

Una investigación de 2004, publicada en el British Medical Journal, estudió la vida sexual de más de 50.000 hombres estadounidenses con edades comprendidas entre 40 y 75 años. Los hombres que reportaron 21 o más eyaculaciones por mes tenían menos probabilidades de contraer cáncer de próstata que los hombres que eyaculaban de cuatro a siete veces al mes. Un estudio de seguimiento, publicado en 2016, mostró los mismos resultados.

LEE: Una dieta alta en grasas aumenta el riesgo de cáncer de próstata

Mejora la salud cardiovascular

Los hombres que hacen el amor al menos dos veces por semana tienen un 45% menos de probabilidades de tener una enfermedad cardíaca que aquellos que tienen relaciones sexuales solo una vez al mes o menos, según un estudio del Instituto de Investigación de Nueva Inglaterra.

El estudio, que duró 17 años y comenzó en 1987, rastreó la vida sexual de más de 1.000 hombres de 40 a 70 años; los investigadores eliminaron otros factores de riesgo de los resultados, como la edad, el peso, el colesterol y la presión arterial.

Pero los beneficios no solo son para los hombres. Un estudio de 2016 encontró que las mujeres que dijeron tener relaciones sexuales frecuentes y extremadamente satisfactorias tenían un menor riesgo de hipertensión, un precursor común de la enfermedad cardíaca.

“Una buena calidad sexual puede proteger a las mujeres mayores del riesgo cardiovascular en la vida posterior”, dijo el autor del estudio, Hui Liu, profesor asociado de Sociología en la Universidad Estatal de Michigan.

Para la educadora de sexo y relaciones Laura Berman, esto tiene sentido por la forma en que las mujeres ven sus relaciones sexuales.

“No es tanto la cantidad de orgasmos ni la vigorosa experiencia sexual que predice la satisfacción sexual de una mujer”, dijo Berman. “Es lo cerca que se siente de la persona con la que está teniendo relaciones sexuales, besándose, abrazándose y alcanzando orgasmos. Esa es la clave de su bienestar emocional y físico, que beneficia su salud, su corazón y todo lo demás”.

Potencia la intimidad

¿Quieres más afecto en tu vida? Ten más sexo con tu pareja.

Una serie de cuatro estudios sobre parejas comprometidas en Estados Unidos y Suiza descubrió que tener relaciones sexuales creó más afecto, no solo en los momentos posteriores a la intimidad sexual, sino horas después, incluso en parejas con hijos o personas casadas después del “período de luna de miel”.

Además, para las parejas que sentían más afecto después del sexo, los efectos aún eran evidentes seis meses después.

LEE: La infidelidad puede ser positiva para algunas parejas, dice un estudio

“Cuanto más sexo en general tenían, más afecto, menos sexo tenían, menos afecto positivo”, dijo el psicólogo clínico Anik Debrot, de la Universidad de Lausana, Suiza, quien dirigió el estudio.

Y el sexo no tenía que ser coito para que hubiera efectos positivos, dijo Debrot. “Los momentos que se experimentaron como eróticos o excitantes sexualmente fueron tan predictivos de emociones positivas”.

El colaborador de CNN Ian Kerner, un psicoterapeuta especializado en terapia sexual y de pareja, está de acuerdo. Cuando las parejas mantienen viva e intacta la dimensión sexual de su relación, “lleva a un calentamiento general de la relación, que incluye más afecto táctil y no sexual, así como un mayor nivel de respeto hacia su pareja”, dijo.

Aumenta el conocimiento

Si estás buscando una buena razón para energizar tu vida sexual a medida que envejeces, es esta.

Los estudios demuestran que mantener tu vida sexual activa en la vejez protege e incluso mejora el funcionamiento y el recuerdo ejecutivo de tu cerebro. Analizando datos del Estudio Longitudinal Inglés del Envejecimiento, investigadores británicos encontraron que los hombres sexualmente activos, entre las edades de 50 y 89 años, tenían mayor función cognitiva, medida por secuenciación numérica y recuerdo de palabras, incluso después de ajustarse por calidad de vida, soledad, depresión y actividad.

Las mujeres tenían el mismo beneficio del sexo para la memoria, pero no para la secuencia de números. Tanto los hombres como las mujeres que eran más activos sexualmente obtuvieron mejores resultados en las pruebas que los que tenían menos relaciones sexuales.

En un estudio de seguimiento, los investigadores encontraron que tener relaciones sexuales al menos una vez a la semana era altamente predictivo de un mejor funcionamiento cognitivo, especialmente la fluidez verbal.

Limita el dolor

Los estudios han encontrado que la actividad sexual puede reducir los dolores menstruales, el dolor crónico en la espalda y las piernas, incluso las migrañas.

Una encuesta de 2013, de 1.000 pacientes con dolor de cabeza en Alemania, encontró que el 30% de aquellos con cefaleas en zonas específicas de la cabeza y el 60% de aquellos con migrañas reportaron alivio parcial o total de su dolor si tuvieron relaciones sexuales durante un episodio.

MIRA: Tampon Run…aprendiendo a lidiar con la menstruación

El investigador de orgasmos Barry Komisaruk, de la Universidad de Rutgers (Nueva Jersey), señala una investigación que afirma que “la entrada sensorial producida por la estimulación vaginal produce un poderoso efecto analgésico” y dice que no interfiere con la sensibilidad táctil.

En un estudio, donde Komisaruk fue coautor junto a la investigadora sexual Rutgers Beverly Whipple -que acuñó el término “punto G”-, se descubrió que la presión de la estimulación vaginal placentera aumentaba la tolerancia al dolor en un 40%. Cuando las mujeres llegaron al orgasmo, su tolerancia al dolor aumentó en casi un 75%.

Los científicos dan crédito a las hormonas liberadas durante las relaciones sexuales, como las endorfinas, que bloquean el dolor y el estrés, y la oxitocina, la hormona que ayuda a las madres y los bebés a unirse y que tiene propiedades para aliviar el dolor.

¿Estoy ejercitando?

¿Puede el sexo ser una forma de ejercicio? Sí, más o menos, si eres joven y saludable y pasas al menos 30 minutos haciéndolo.

Un estudio en 20 parejas jóvenes sanas descubrió que quemaban un promedio de 85 calorías por cada jugueteo de media hora en la cama. Los hombres quemaron más que las mujeres, aproximadamente 100 calorías versus 69.

“En comparación”, escriben los autores del estudio, “el nivel de intensidad que se ejerce a partir de la actividad sexual podría ser mayor que el de caminar a 4,8 kilómetros por hora, pero inferior al de trotar a 8 kilómetros por hora”.

Aún así, un hombre quemaría aproximadamente la misma cantidad de calorías en media hora de cocinar, servir bebidas en un bar o conducir un camión, mientras que las mujeres obtienen el mismo resultado del trabajo de escritorio y de las reuniones.

Eso sí, ¿cuál es más divertido? Además, los expertos señalan otros beneficios de ejercicio del sexo: el estiramiento de los músculos y los tendones, la flexión de las articulaciones y el aumento de la respiración, la frecuencia cardíaca y la presión arterial que en un hombre o mujer saludable puede energizar el cuerpo.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *