0

Beta negativa y embarazo

¿Es posible obtener una beta negativa y estar embarazada?

Muchas veces, las ganas por conseguir un embarazo que parece que no llega y la dificultad para asumir que un tratamiento ha fallado hace que, a pesar de haber obtenido un resultado negativo en la beta y de haber esperado las semanas correspondientes, la menstruación se retrase. Y esto puede suponer un hilo de esperanza para muchas personas que se niegan a aceptar la situación. Por lo general, la ausencia de la regla en la fecha indicada se corresponde con el estado anímico de nerviosismo, así como con la medicación que se ha estado tomando para realizar la correspondiente estimulación ovárica y preparación del endometrio. Todo ello produce algunos desajustes hormonales, que pueden retrasar la llegada de la regla.

Asumir que un ciclo de Fecundación in Vitro (FIV) ha tenido un resultado negativo no es fácil. Hay que permitirse sentimientos de frustración, rabia, pena, angustia e intentar no torturarse con demasiadas preguntas.

wavebreakmedia ||

Así mismo, si estos sentimientos son demasiado intensos y no nos permiten continuar con nuestra vida habitual una vez pasada la primera fase de shock, es una buena idea recurrir a ayuda psicológica profesional. La gran mayoría de las clínicas de fertilidad hoy en día ofrecen este acompañamiento a sus pacientes ya que llevar a cabo un tratamiento de reproducción asistida puede no ser fácil a nivel emocional para saber actuar ante una beta negativa y seguir el ciclo del tratamiento hasta conseguir el éxito.

Entre los motivos por los que un tratamiento de FIV resulta infructuoso y termina en una beta negativa pueden estar la calidad de los gametos (los espermatozoides y los óvulos), la presencia de alteraciones genéticas en los mismos que pudieran derivar en malformaciones, etc. Posiblemente la clínica haga unas pruebas para concretar qué es lo que ha fallado y ajustar más su tratamiento.

En conclusión, aunque existen casos en los que la beta resulta negativa a pesar de que haya embarazo porque se realiza pronto, cuando se hace en la fecha correcta esta posibilidad es mínima.

  • ¿Te ha servido de ayuda?

¿Qué fiabilidad tienen los tests de embarazo?

Desde hace milenios, pues hay pruebas de ello en el antiguo Egipto, el hombre ha buscado métodos para averiguar si una mujer estaba embarazada.

La inmensa mayoría de ellas se basaban más en supersticiones y suposiciones sin rigor científico, pues no fue hasta 1925 cuando se descubrió que unos niveles elevados de la hormona hCG (gonadotropina coriónica humana) estaban relacionadas con el embarazo.

Apenas 40 años de historia

Desde el descubrimiento de esta relación, se podía saber de la existencia de embarazo con un análisis de sangre, pero todavía tendríamos que esperar hasta finales de los años 70 para que se comercializara el primer test de embarazo casero. Se trataba de un complicado sistema con tubos de ensayo cuyos resultados tardaban horas, además de dar falsos negativos con bastante frecuencia.

Fue a partir de entonces cuando se produjeron grandes avances y en los 80 empezaron a comercializarse pruebas más parecidas a las que conocemos hoy día: una tira reactiva que bastaba con poner en contacto con la orina para darnos un resultado en apenas 10 minutos, aunque había que esperar dos semanas después de la ausencia del periodo para que fueran fiables.

A partir de entonces, el método se ha ido perfeccionando, los tests son cada vez más sensibles y hoy encontramos tests que nos dan un resultado fiable desde el primer día de retraso. Además, sobre todo en la última década, hay algunas pruebas digitales, muy fáciles de usar e incluso capaces de detectar las semanas de embarazo. Y a un precio bastante asequible.

¿Son todos fiables?

La única prueba fiable al 100% es un análisis de sangre cuantitativo o Prueba de Beta hCG, que mide con precisión la cantidad exacta de esta hormona en sangre. Sin embargo, las pruebas de embarazo caseras no suelen tener menos del 99%, por lo que podemos asegurar que si se realizan correctamente sí son bastante fiables, independiente del nivel de sofisticación que tengan, si son de tira, digitales…

En caso de que el test fallara, pueden darse dos casos; el falso negativo o falso positivo.

El falso negativo es el fallo más habitual y puede darse por varias circunstancias:

  • Realizar la prueba de forma precoz. Aunque la hormona hCG empieza a segregarse desde el momento de la implantación el embrión, los primeros días sus niveles pueden no ser lo suficientemente altos para que el test los detecte. Esto depende también del nivel de sensibilidad del test, pues algunos prometen detectar la hormona incluso antes de la primera falta.
  • Orina muy diluida. Si, por beber mucho líquido, la orina está muy diluida, disminuye la concentración de la hormona hGC y, por tanto, el test podría no detectarla. Por eso se recomienda hacerse la prueba por la mañana.

Si al cabo de unos días, la regla sigue sin aparecer, deberemos volver a realizar a prueba. El aumento de la hormona en la orina, que se duplica cada poco día, nos dará el resultado real.

Por otro lado, el falso positivo es muy poco habitual, pero pueden darse casos en los que las pruebas detecten embazado cuando no lo hay, como cuando existen determinados trastornos hormonales, tras un tratamiento de fertilidad en el que se han inducido la ovulación o en caso de embarazos ectópicos, que se desarrollan fuera del útero. Este embarazo no es viable y el embrión suele fallecer a los pocos días, pero el test es capaz de detectarlo.

Cómo utilizar un test de embarazo correctamente

Para evitar falsos negativos y que el resultado sea fiable, es conveniente seguir una serie de recomendaciones:

Seguir exhaustivamente las recomendaciones del fabricante del test. Ya sea en cuanto a cómo realizar la prueba como a los días que hay que esperar para hacérsela. Si aconseja que se esperen determinados días después de la primera falta para hacerse la prueba, no te la hagas antes, pues las probabilidades de un negativo se incrementan.

  • Elegir el día adecuado. Es cierto que los tests cada vez son más sensibles, e incluso algunos prometen dar resultados fiables incluso antes de la primera falta. Aun así, para estar seguros de los resultados del test es mejor esperar a tener varios días de retraso. Cuantos más esperes, más seguro será el test, aunque los nervios y la inquietud por saber si existe o no embarazo a veces nos lo impiden. En caso de mujeres con ciclos irregulares, esto se complica, pues pueden haberse quedado embarazadas varios días después de lo que calculan y provocar un falso negativo cuando se hagan la prueba.
  • Mejor a primera hora de la mañana. Nada más levantarnos es el momento idóneo para realizar el test. La orina tiene mayores concentraciones de hCG y hay menos posibilidades de falsos negativos. El resto del día también puede realizarse, pero, sobre todo si bebemos mucha agua, las concentraciones de la hormona bajan y el test podría no detectarla.

¿Es necesario repetirse el test?

Si el resultado es positivo, no hay nada que repetir, estás embarazada. Y recuerda que por muy tenue que sea la segunda rayita, el resultado es positivo. En cambio, si el resultado es negativo, pero la regla sigue sin hacer acto de presencia, lo mejor es que te repitas la pruebas pasados cinco días.

¿Cuándo acudir al médico?

Si el resultado es positivo, deberás acudir a tu médico cuanto antes para confirmar tu embarazo y empezar así con los controles prenatales.

También deberías acudir al médico en caso de que, pasado un mes y tras realizarte varios tests, el resultado sigue siendo negativo, ya que podría deberse a algún desarreglo hormonal, al estrés, etc.

Las pruebas de embarazo de hoy en día son exactas, pero hay algunas razones por las que los resultados pueden estar equivocados. Los resultados imprecisos pueden surgir debido a una serie de factores y es más probable que suceda con las pruebas de embarazo de orina caseras que con un análisis de sangre. Consulta a tu médico si te preocupan tus resultados.

Razones por las que una prueba de embarazo puede ser imprecisa

Tu prueba de embarazo es incorrecta si obtienes un resultado negativo aunque estés realmente embarazada (falso negativo) o un resultado positivo cuando no lo estás (falso positivo). Es más común tener un resultado falso negativo que un falso positivo. Las siguientes son las razones principales por las que puedes tener un resultado de tu prueba de embarazo impreciso.

Hacer la prueba demasiado pronto

Una de las razones más comunes por las que sale un resultado de prueba de embarazo negativo falso es que realizaste la prueba demasiado pronto. Esto es especialmente cierto con las pruebas de embarazo de orina caseras. No son tan sensibles como las pruebas de sangre (beta hCG) como para poder detectar los bajos niveles de gonadotropina coriónica humana (hCG) en el comienzo del embarazo.

Es importante saber cuándo es el mejor momento para realizar la prueba:

  • Lo más pronto que puedes hacer una prueba de embarazo es alrededor de ocho a diez días después de la ovulación alrededor del momento de la implantación, que ocurre entre seis a doce días después de ovular.
  • Una prueba de embarazo de sangre podría detectar tu hCG antes, pero una prueba de orina casera tiene la posibilidad de salir negativa.
  • Tú podrías haber ovulado y haber quedado embarazada más tarde de lo que piensas, por lo que tus cálculos podrían andar equivocados por esa razón.
  • Es posible que tengas una prueba de orina que no sea lo suficientemente sensible como para detectar hCG en los primeros días del embarazo. Para disminuir la probabilidad de un falso negativo debido a pruebas prematuras, asegúrate de comprar un kit que pueda detectar al menos 20 mili-unidades internacionales por mililitro (mIU/ml) de hCG en la orina.
  • La prueba de embarazo de orina es menos probable que te dé un resultado falso negativo si haces la prueba un día después de que no te haya bajado el período.
  • Según la Clínica Mayo, la prueba de embarazo de orina es aún más precisa una semana después de día que esperabas tu menstruación.

La probabilidad de una prueba negativa falsa disminuye a medida que avanza el embarazo. Si tu prueba de embarazo con orina inicialmente da negativo y estás ansiosa por saber si estás embarazada, ve a ver a tu médico para que te haga una prueba de embarazo de la sangre. De lo contrario, espera una semana y repite la prueba.

Error al seguir las instrucciones de prueba

El Departamento de Salud de la Mujer, establece que las pruebas de embarazo son por lo menos en un 99% exactas si las pruebas se hacen correctamente. Pero un análisis de los estudios sobre la exactitud de los kits caseros de pruebas de embarazo publicado en 1998 en Archives of Family Medicine encontró que el error del usuario era una causa significativa de resultados inexactos.

Si no sigues al pie de la letra las instrucciones de tu kit de prueba de embarazo de orina, aumentarás la probabilidad de obtener un resultado negativo falso. Para mejorar la precisión de tus resultados con la prueba de embarazo:

  • Lee todas las instrucciones de la prueba antes de comenzar y sigue cuidadosamente los pasos.
  • Lo mejor es probar con la primera orina de la mañana como lo sugieren la mayoría de las pruebas de embarazo. La primera orina del día es la más concentrada, por lo que la (hCG) será más alta y más fácilmente detectada.
  • No leas la prueba demasiado pronto, o podrías pensar que tu resultado es negativo. Espera el tiempo suficiente para que los resultados se reflejan bien, empezando a cronometrar a partir de que la orina esté en la barrita de tu prueba. Si lees la prueba mucho tiempo después, podrías confundir una línea de evaporación con una prueba positiva.
  • No bebas mucha agua antes de hacer la prueba. Esto puede diluir la (hCG) en tu orina y hacer que sea más difícil de detectar y causar un resultado negativo falso.
  • Asegúrate de que no estás usando la prueba de orina después de la fecha de caducidad en el paquete.

Repite la prueba si crees que no seguiste bien las instrucciones y recomendaciones.

La barrita de la prueba está defectuosa

El control de calidad no es perfecto en la fabricación de ningún producto. Siempre existe la posibilidad de que el kit de prueba de orina que estés usando sea defectuoso y no pueda detectar con precisión la (hCG) en tu orina. Considera la posibilidad de comprar una marca diferente y volver a hacer tu prueba de orina si crees que tus resultados son erróneos.

Un embarazo químico

Una concepción en el útero que se pierde en los primeros días de la implantación, como un embarazo químico, podría dar inicialmente positivo en la prueba. Cuando el embarazo se convierte en inviable, por lo general debido al fracaso de la implantación, el bajo nivel de (hCG) todavía puede ser detectable en un análisis de sangre durante un corto tiempo. Una prueba de embarazo de repetición será negativa unos días más tarde.

Un embarazo ectópico

Si tienes un embarazo ectópico, inicialmente puedes obtener un resultado negativo falso en tu prueba de orina o análisis de sangre. El embarazo anormal hace que los niveles más bajos de (hCG), se vuelvan más lentos para ser detectados. El nivel de (hCG) puede aumentar posteriormente y llegar a ser detectable aunque más lentamente que con un embarazo normal.

Es especialmente importante asegurarse de no tener un embarazo ectópico. Hay informes de casos de embarazos ectópicos que alcanzan un punto de ruptura ante una prueba negativa de embarazo de orina hecha en casa. Si tienes un aumento del dolor abdominal o pélvico, así como cualquiera de los síntomas y signos iniciales de embarazo, debes consultar a tu médico sin demora. Una serie de pruebas de embarazo de la sangre y otras evaluaciones pueden ayudarte a diagnosticar un embarazo ectópico.

Un aborto o aborto reciente

Si haces un prueba de embarazo por alguna razón poco después de un aborto espontáneo o un aborto terapéutico y la prueba sale positiva, esto podría confundirte pensando que todavía estás embarazada o que tienes un nuevo embarazo. Sin embargo, una prueba de embarazo de orina o de sangre puede permanecer positiva aun durante un tiempo después de la pérdida de un embarazo.

La (hCG) toma un promedio de una a dos semanas para convertirse en negativa, pero puede tomar más tiempo dependiendo de cuánto tiempo llevabas embarazada cuando terminó tu embarazo. Ten en cuenta, sin embargo, que una orina positiva o análisis de sangre puede significar que todavía tienes tejido del embarazo en el útero. Consulta a tu médico si tienes sangrado abundante o prolongado o dolor pélvico durante más de dos semanas después de un aborto.

Pseudocyesis

El pseudocyesis es un falso embarazo, pero las mujeres afligidas están equivocadamente convencidas de que están embarazadas. Algunas de estas mujeres pueden tener una prueba de embarazo falsamente positiva. Algunas incluso tienen síntomas de embarazo, incluyendo náuseas matutinas, un vientre creciente y dolores de parto posteriores.

La causa del pseudocyesis no se conoce pero puede estar relacionada con disfunciones psicológicas u hormonales, u ocurrir en mujeres que desean fuertemente a un bebé pero tienen problemas para concebir. Un examen de ultrasonido mostrará la ausencia de un bebé.

Factores en la sangre

Según el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos, los anticuerpos y otros factores en tu sangre pueden interactuar con los anticuerpos de prueba en una prueba de embarazo. Esta interacción puede resultar en una prueba de embarazo de sangre falsamente positiva.

Cuando un embarazo normal no es aparente, la situación podría conducir a una evaluación exhaustiva para encontrar la fuente de la (hCG) y causar un tratamiento innecesario, de acuerdo con el Manual de Pruebas de Laboratorio Clínico durante el Embarazo (pág. 31 a 32).

Glóbulos en la orina

Una infección del tracto urinario o enfermedad renal puede causar sangre o glóbulos blancos en la orina, lo cual puede interferir con el resultado de la prueba de embarazo. Un artículo publicado en el 2012 en Annals of Laboratory Medicine informó de una investigación de un caso de glóbulos blancos en la orina que resultó en una prueba de embarazo de orina falsamente positiva.

Efecto del envejecimiento

Algunas mujeres premenopáusicas o menopáusicas pueden tener un resultado positivo en la prueba de embarazo de orina o sangre. La glándula pituitaria podría producir una pequeña cantidad de (hCG) que no es normalmente detectable en mujeres no embarazadas. Con el envejecimiento, este (hCG) puede aumentar, especialmente después de los 55 años, y se vuelven más fáciles de detectar en sangre y orina, según un estudio publicado en el 2005 en el Clinical Chemistry.

Condiciones médicas

Algunas veces, las condiciones médicas pueden causar una prueba de embarazo positiva en ausencia de un verdadero embarazo. Éstas incluyen:

  • Quistes ováricos y tumores de células germinales productoras de (hCG) en el ovario
  • La enfermedad trofoblástica gestacional productora de (hCG) en el útero se forma a partir de células que habrían creado la placenta en un embarazo normal
  • Trastornos hepáticos, de pulmón y otros tipos de cáncer

Los síntomas y señales de una condición específica y una evaluación adicional pueden ayudar al médico a hacer un diagnóstico.

Medicamentos

Algunos medicamentos pueden interferir con los resultados de una prueba de embarazo. Por ejemplo, las inyecciones de (hCG) administradas para desencadenar la ovulación en mujeres sometidas a tratamientos de infertilidad, pueden causar una prueba de embarazo de positivo falso si se hace demasiado pronto después de la inyección.

De acuerdo con Lab Tests Online, algunos otros medicamentos también pueden interferir con una prueba de embarazo:

Medicamentos que causan resultados negativos falsos:

  • Algunos diuréticos como la furosemida (Lasix)
  • Los antihistamínicos, tales como la prometazina (Phenergan)

Medicamentos que causan resultados positivos falsos:

  • Los anticonvulsivos, como el fenobarbital
  • Tranquilizantes, como el diazepam (Valium)
  • Medicamentos Anti-Parkinson, tales como Sinemet

Habla con tu médico si estás tomando estos medicamentos y estás tratando de quedar embarazada.

Consulta a tu Médico

Las pruebas de embarazo en orina y sangre son sensibles para detectar niveles bajos de (hCG) al comienzo del embarazo. Cronometrar el tiempo exacto y seguir las instrucciones del fabricante reducirán la posibilidad de obtener un resultado negativo falso. Ser consciente de cualquier enfermedad o medicamento que también podría darnos un resultado positivo falso negativo o falso también es importante. Consulta a tu médico si crees que tu prueba de embarazo es incorrecta.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *