0

Blastoestimulina fisuras anales

  • Hola, sirve la blastoestimulina para un tatuaje mal curado de hace 6 meses? Lo he intentado con Betametasona y algo ha mejorado pero no ha quedado “perfecto”. Gracias
  • Llevo dos días tomándo Blastoestimulina, se me olvidó una noche, tomo por la mañana o a la siguiente noche?
  • Hola esty embarazada de 5 semanas y me operaron de hemorroides tengo la cicatriz abierta y me an mandado blastoestimulina puedo echarmela?
  • Se puede tomar el sol poniendo óvulos de blastoestimulina?
  • Hola me han diagnosticado una fisura en el ano y me han pautado Blastoestimulina si tuviera aparte de una fisura una fistula pasaría algo por usar esa pomada?
  • Los óvulos de blastoestimulina tienen metronidazol?
  • Para una quemadura química es posible usar Blastoestimiluna? Me ha quemado abajo de el nariz , arriba del labio superior con POPPERS.
  • Me he realizado un rejuvenecimiento vaginal con láser..tengo ardor y dolor puedo utilizar Blastoestimulina Pomada? De antemano muchas gracias.
  • Se puede utilizar blastoestimulina en crema para una balanitis?
  • Tengo un quiste de bartolino y me causa dolor. Estoy tomando antibiótico podría poner óvulos de Blastoestimulina?

Pomada Blastoestimulina para fisuras anales: tratamiento de fisura anal

¿Qué es la Blastoestimulina? ¿Sirve como tratamiento para las fisuras anales?

La Blastoestimulina es una pomada cicatrizante con efecto antibiótico, que funciona muy bien para tratar cualquier herida que se haya infectado o con mucho riesgo de infección. Al contener un efecto cicatrizante y antibiótico de amplio espectro, sin duda la Blastoestimulina es una pomada que nos va a ir bien para tratar las fisuras anales, evitar que se infecten y además paliar un poco el dolor; sin embargo las fisuras anales requieren de otros cuidados a parte, ya que una fisura anal no se trata solo de un problema de crecimiento y reparación de la piel y los tejidos anales.

Blastoestimulina para fisuras anales

Cómo os comentabamos antes, la Blastoestimulina es una pomada que os ayudará a aliviar el dolor y a favorecer la cicatrización, con lo que la podéis utilizar con total tranquilidad. Sin embargo, hay otros factores que también son importantes en el tratamiento de una fisura anal y que pueden empeorar la curación de esta, cómo por ejemplo el estreñimiento (tener que realizar mucho esfuerzo al ir de vientre sin duda nos causará molestias y empeorará la curación de la herida), infección por hongos (con lo cual la Blastoestimulina nos va a poder ayudar) o la hipertónia del esfínter anal interno (esfinter con mucha fuerza, por simplificarlo).

Como decimos por tanto, no es una pomada que vaya a ir mal en términos generales, de hecho seguro que habéis escuchado de mucha gente que la ha utilizado, y a lo largo de un mes les ha ayudado a remitir los dolores, sin embargo para el tratamiento de una fisura anal crónica, lo mejor es actuar sobre la raíz del problema, que normalmente suele ser la hipertónia del esfínter anal interno.

Como ocurren las fisuras anales y por que la Blastoestimulina para fisuras anales no es la mejor opción:

Una vez se produce la fisura anal, esta provoca una contractura del músculo del esfinter. Esta contractura o rigidez en el esfinter, provoca un aumento del tono muscular del esfinter (cómo cuando notamos abultada una contractura en la espalda), que es lo que nos produce el dolor y provoca que el ano no se abra de una forma normal (completamente) y luego cuando vamos al baño, al salir nuestra defecación, “rasgue” las paredes rectales, provocando la herida que es lo que nos duele, además de la contractura.

Si nos habéis seguido a lo largo del artículo sin duda habréis comprendido que aunque la Blastoestimulina para fisuras anales puede ir bien para tratar estas heridas y evitar que se infecten, lo ideal es utilizar una pomada que contenga un relajante muscular, cómo por ejemplo Rectogesic o Diltiazem.

Si el problema persiste, es posible que nuestro médico nos recomiende una operación para ponerle fín al problema.

Las fisuras anales son un problema muy incómodo, aunque no suelen provocar nada grave. Desde eCurae os recomendamos que si sospecháis que podéis tener una fisura anal, vayáis al médico si los síntomas persisten. No tenéis que tener verguenza, este problema es muy común. También destacar que desde eCurae no tenemos el poder de prescribir ningún tratamiento, más allá de comentarlos, ya que no podemos evaluar vuestra situación ni conocemos vuestro caso. Por ello siempre es recomendable que vayáis al médico, aunque si tenéis dudas sobre la Blastoestimulina para tratamiento de fisuras anales, podéis dejarnos vuestras dudas o comentarios. ¿Habéis utilizado Blastoestimulina para trataros, y os ha funcionado? Vuestra experiencia puede ayudar a muchos!

Fisura anal: tratamiento y falsos mitos ¿Blastoestimulina para fisuras anales va bien

La fisura anal se caracteriza por un intenso dolor después de las deposiciones. Explica el Dr. Sajonia que a menudo se confunde con el sufrimiento de las hemorroides o de una fistula anal, provocando que en mucha gente utilice remedios caseors o cremas para las hemorroides sin conseguir ningúna mejoría.

Fisura anal

Generalidades del tema

¿Qué es una fisura anal?

Una fisura anal es un desgarro en el revestimiento del recto inferior (conducto anal) que causa dolor durante la evacuación intestinal. Las fisuras anales no llevan a problemas más graves.

La mayoría de las fisuras anales sanan con tratamiento en el hogar después de unos días o semanas. Estas se llaman fisuras anales a corto plazo (agudas). Si usted tiene una fisura anal que no ha sanado después de 8 a 12 semanas, se considera una fisura a largo plazo (crónica). Una fisura crónica puede requerir tratamiento médico.

Las fisuras anales son un problema común. Afectan a personas de todas las edades, especialmente gente joven y fuera de esto saludable.

¿Qué causa una fisura anal?

Las fisuras anales son causadas por una lesión o un trauma en el conducto anal. La lesión puede suceder cuando:

  • Evacua heces de gran tamaño.
  • Tiene estreñimiento y trata de evacuar heces duras.
  • Tiene diarrea en repetidas ocasiones.
  • Da a luz. (El parto puede causar trauma al conducto anal).

Las fisuras también pueden ser causadas por un tacto rectal, relaciones sexuales por el ano o un objeto extraño. En algunos casos, una fisura puede ser causada por la enfermedad de Crohn .

Muchos expertos creen que la tensión adicional en los dos anillos musculares (esfínteres) que controlan el ano puede ser una causa de las fisuras. El esfínter anal externo está bajo su control consciente. Pero el esfínter interno no lo está. Este músculo permanece bajo presión, o tensión, todo el tiempo. Si la presión aumenta demasiado, puede causar espasmos y reducir el flujo sanguíneo al ano, provocando una fisura. Esta presión también puede impedir que sane una fisura.

¿Cuáles son los síntomas?

Es posible que tenga:

  • Un dolor punzante, picante o ardiente durante la evacuación intestinal. El dolor de una fisura puede ser muy intenso. Puede ser breve o durar varias horas después de evacuar el intestino.
  • Comezón.
  • Sangrado. Es posible que vea una pequeña mancha de sangre de color rojo vivo en el papel higiénico o algunas gotas en el inodoro. La sangre de una fisura está separada de las heces. (Las heces muy oscuras y alquitranadas, o sangre de color rojo oscuro mezclada con las heces, pueden ser una señal de un problema más grave). Dígale a su médico si tiene algún sangrado al evacuar el intestino.

A veces, una fisura anal puede ser una herida indolora que no sana. Puede sangrar de vez en cuando pero no causar ningún otro síntoma.

¿Cómo se diagnostica una fisura anal?

Un médico puede diagnosticar una fisura anal en base a sus síntomas y un examen físico. El examen puede incluir:

  • Observar la fisura separando suavemente las nalgas.
  • Un examen de tacto rectal . El médico inserta un dedo enguantado en el conducto anal.
  • Anoscopia. Esto implica usar un instrumento corto y con luz para mirar dentro del conducto anal.

Es posible que el médico espere hasta que la fisura haya comenzado a sanar antes de hacer un examen de tacto rectal o una anoscopia. Si el examen tiene que hacerse de inmediato, puede usarse un medicamento para adormecer la zona.

Durante el examen, el médico también puede averiguar si otra afección puede estar causando la fisura. Tener varias fisuras o tener una o más en una zona del ano donde no suelen producirse fisuras puede ser una señal de un problema más grave, como la enfermedad inflamatoria intestinal o un sistema inmunitario debilitado .

¿Cómo se trata?

La mayoría de las fisuras anales a corto plazo pueden curarse con tratamiento casero entre 4 y 6 semanas. El dolor al evacuar suele desaparecer en el trascurso de un par de días después de comenzar el tratamiento en casa.

Hay varias medidas que puede tomar para aliviar sus síntomas y ayudar a que la fisura sane:

  • Trate de prevenir el estreñimiento. Por ejemplo:
    • Incluya en su alimentación frutas, verduras, frijoles y granos integrales todos los días. Estos alimentos son ricos en fibra.
    • Beba abundantes líquidos.
    • Haga algo de ejercicio todos los días.
    • Si es necesario, tome un suplemento de fibra, como Benefiber, Citrucel o Metamucil, todos los días. Lea y siga todas las indicaciones de la etiqueta.
    • Vaya al baño cuando tenga la necesidad de hacerlo. O cuando pueda, programe un momento cada día para evacuar. Una rutina diaria puede ayudar. Tómese su tiempo y no se esfuerce al evacuar. Pero no pase demasiado tiempo sentado en el inodoro.
  • Pruebe a tomar ablandadores de heces o laxantes para hacer menos dolorosa la evacuación intestinal. Pregúntele a su médico por cuánto tiempo debe tomar laxantes.
  • Siéntese en una tina llena con unas pocas pulgadas de agua tibia por 20 minutos, 2 o 3 veces por día. Esto se llama un baño de asiento . Esto calma el tejido desgarrado y ayuda a relajar el esfínter anal interno. No añada jabones, sales ni champús al agua.
  • Hable con su médico sobre probar una crema de venta libre como óxido de zinc, Preparation H, Anusol o hidrocortisona al 1% por un período corto de tiempo. Estos pueden calmar los tejidos anales. Pero la fibra y los baños de asiento alivian más los síntomas. nota 1
  • Sea prudente con los medicamentos. Lea y siga todas las indicaciones en la etiqueta. Si el médico le dio un analgésico (medicamento para el dolor) recetado, tómelo según las indicaciones. Si no está tomando un analgésico recetado, pregúntele a su médico si puede tomar un medicamento de venta libre.
  • En lugar de papel higiénico, utilice toallitas para bebés o toallitas medicinales, como Preparation H o Tucks, para limpiarse después de evacuar el intestino.

No evite evacuar el intestino. Saber que podría doler puede causarle ansiedad. Pero tratar de no evacuar solo hará que el estreñimiento empeore y mantendrá la fisura abierta y adolorida.

¿Qué sucede si la fisura no sana por sí sola?

Alrededor de 9 de cada 10 fisuras de corto plazo sanan con tratamiento en casa, incluyendo usar ablandadores de heces o suplementos de fibra y tomar baños de asiento con regularidad. Y alrededor de 4 de cada 10 fisuras anales de largo plazo van a sanar después de usar tratamiento en casa. nota 1

Pero no todas las fisuras van a sanar solamente con tratamiento en casa. Si una fisura dura más de 8 a 12 semanas, usted puede necesitar medicamentos recetados. Estos pueden incluir crema de nitroglicerina, medicamentos para la alta presión arterial en forma de pastilla o gel, o inyecciones de la toxina botulínica (Botox).

Si los medicamentos no detienen sus síntomas, es posible que deba considerar una cirugía. La cirugía más comúnmente usada es la esfinterotomía lateral interna. En este procedimiento, el médico hace un corte en parte del esfínter interno para relajar el espasmo que causa la fisura.

Introducción

No use Rectogesic:

  • si es alérgico al trinitrato de glicerilo o a otros medicamentos parecidos
  • si es alérgico a cualquiera de los demás componentes de este medicamento (incluidos en la sección 6)
  • si tiene la tensión arterial baja
  • si padece trastornos del corazón o de los vasos sanguíneos
  • si padece glaucoma de ángulo cerrado, una enfermedad en la que la presión interna de los ojos aumenta rápidamente y provoca pérdida de la visión
  • si padece migraña o dolores de cabeza recurrentes
  • si tiene la presión intracraneal aumentada o la presión craneal alta (por ejemplo, traumatismo craneoencefálico o hemorragia cerebral; una hemorragia provocada por la ruptura de un vaso sanguíneo en el cerebro que puede ser mortal sin el tratamiento médico inmediato. Suele considerarse a la hemorragia cerebral como un tipo de accidente cerebrovascular) o circulación cerebral inadecuada (bajo volumen de circulación sanguínea en el cerebro)
  • si padece anemia (bajo contenido de hierro en la sangre
  • si está tomando alguno de los siguientes medicamentos: medicamentos para la disfunción eréctil tales como citrato de sildenafilo, tadalafilo, vardenafilo; medicamentos para la angina o el dolor del corazón, tales como trinitrato de glicerilo (NTG), dinitrato de isosorbida, nitrito amílico o nitrito butílico; medicamentos para la tensión arterial alta o la depresión (antidepresivos tricíclicos), acetilcisteínao alteplasa

Tenga especial cuidado con Rectogesic:

  • si padece alguna enfermedad del hígado o de los riñones
  • si se le va a administrar heparina, se deberán vigilar de cerca los parámetros de la sangre ya que puede ser necesario modificar la dosis de heparina. Hable con su médico antes de interrumpir el tratamiento con Rectogesic

  • si tiene también hemorroides (almorranas) y observa más sangrado que de costumbre, deberá interrumpir el tratamiento con Rectogesic. Hable con su médico sobre este tema
  • si padece dolores de cabeza graves al utilizar Rectogesic, informe a su médico. El médico decidirá si usted necesita una cantidad diferente de Rectogesic, o si es necesario interrumpir totalmente el tratamiento

Rectogesic puede bajar la tensión arterial. Al levantarse de una posición tumbada o sentada, deberá hacerlo despacio para evitar mareos. Es más probable que baje la tensión arterial si bebe alcohol durante el tratamiento con Rectogesic.

Niños y adolescentes

Rectogesic no es apropiado para niños y adolescentes menores de 18 años ya que no fue evaluado en pacientes de este grupo de edad.

Toma de Rectogesic con otros medicamentos

Informe a su médico o farmacéutico si está utilizando o ha utilizado recientemente otros medicamentos, incluso los adquiridos sin receta médica.

Los siguientes medicamentos pueden aumentar el efecto para bajar la tensión arterial de Rectogesic.

  • Medicamentos para la depresión (antidepresivos tricíclicos)
  • Medicamentos para el tratamiento de la disfunción eréctil (impotencia masculina) (citrato de sildenafilo, tadalafilo, vardenafilo)
  • Medicamentos para la tensión arterial alta
  • Diuréticos
  • Tranquilizantes de uso frecuente
  • Medicamentos utilizados para el tratamiento de problemas del corazón (dinitrato de isosorbida y nitrito amílico o nitrito butílico)

Otros medicamentos

  • La acetilcisteína puede incrementar los efectos de Rectogesic sobre el flujo de sangre
  • Pueden disminuir los efectos de la heparina (utilizada para controlar los coágulos sanguíneos) cuando se la utiliza junto con Rectogesic
  • Pueden disminuir los efectos de la alteplasa (utilizada para el tratamiento de problemas del corazón) cuando se la utiliza simultáneamente con Rectogesic
  • El uso de Rectogesic con dihidroergotamina (utilizada para tratar la migraña) puede aumentar los efectos de la dihidroergotamina y provocar una vasoconstricción coronaria (un estrechamiento de los vasos sanguíneos del corazón que provoca una circulación sanguínea más lenta)
  • El ácido acetilsalicílico y los antiinflamatorios no esteroides (determinados tipos de analgésicos) pueden alterar el efecto terapéutico de Rectogesic

Uso de Rectogesic con alcohol

Tenga cuidado con el consumo de alcohol ya que la pomada puede tener un efecto mayor que de costumbre.

Embarazo y lactancia

No debe usar Rectogesic durante el embarazo o la lactancia.

Consulte a su médico o farmacéutico antes de usar un medicamento durante el embarazo o la lactancia.

Conducción y uso de máquinas

No se han realizado estudios sobre la capacidad para conducir y utilizar máquinas con la Pomada Rectal Rectogesic 4 mg/g. Si empieza a sentir mareos o sueño o tiene la visión borrosa cuando empiece a utilizar la pomada, no conduzca ni opere con maquinaria hasta que estos efectos hayan desaparecido.

INFORMACIÓN AL PACIENTE

Sección coordinada por:
V. F. Moreira y A. López san Román
Servicio de Gastroenterología. Hospital Universitario Ramón y Cajal. Madrid

Fisura anal

Anal fisure

¿QUÉ ES UNA FISURA ANAL?

La fisura anal es un desgarro de la piel del ano en su zona más externa. Aparece por igual en hombres que en mujeres y generalmente se localiza en la línea posterior del ano.

¿QUÉ SÍNTOMAS CARACTERIZAN LA FISURA ANAL?

El síntoma más importante es el dolor intenso, desgarrador, «como si cortaran con un cuchillo» que se siente en el ano durante o tras la defecación y dura desde unos minutos hasta varias horas. Además del dolor se observa la presencia de sangre fresca «roja viva» no mezclada con las heces que impregna el papel higiénico, picor anal y manchado de moco o mucosidad amarillenta (pus).

¿CÓMO SE DIAGNOSTICA?

Mediante la inspección del ano, intentando evitar el dolor que produce la separación de los márgenes anales aplicando si es necesario, anestesia local en forma de pomada o inyectable.

¿CUÁNTOS TIPOS DE FISURAS HAY?

Las fisuras se clasifican en función de su causa y su tiempo de evolución. La mayoría son de causa desconocida, son únicas, se localizan en la línea posterior del margen anal y la aparición de los síntomas se relaciona bien con un episodio de expulsión difícil de heces duras, o con un brote diarreico de heces líquidas explosivas. Estas fisuras, llamadas idiopáticas, se caracterizan por un aumento en el tono de cierre del canal anal como consecuencia de una actividad exagerada de la contracción del esfínter anal interno. Cuando las fisuras tienen pocos días de evolución se denominan agudas, mientras que cuando tienen 6 o más semanas se consideran crónicas. La fisura aguda es superficial y los bordes son finos y limpios. En la fase crónica la fisura es profunda, se ven en su base las fibras musculares del esfínter interno y los bordes están engrosados y duros. Frecuentemente, la fisura crónica se asocia a un pliegue de piel duro y doloroso (que el paciente palpa e interpreta como una hemorroide dolorosa).

Las fisuras asociadas a enfermedad inflamatoria intestinal (colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn), patología infecciosa (sífilis, tuberculosis) o toxicidad por fármacos (quimioterapia) pueden presentar los mismos síntomas que la fisura idiopática o ser indoloras, pero en general son múltiples y localizadas en cualquier cuadrante y a cualquier distancia del canal anal.

TRATAMIENTO DE LA FISURA ANAL

Las fisuras secundarias a enfermedad inflamatoria intestinal o a enfermedades infecciosas tienen un tratamiento específico, pero no hay que olvidar que padecer una enfermedad no significa que la fisura sea secundaria a la misma. Más de la mitad de las fisuras en pacientes con colitis ulcerosa o con enfermedad de Crohn son idiopáticas.

La mayoría de las fisuras anales agudas (50-70%) curan con medidas generales para corregir el estreñimiento y el dolor, pero las fisuras crónicas necesitan tratamiento médico específico o cirugía.

-Medidas generales: evitar la ingesta de alcohol, picantes y especias y aumentar el consumo de frutas, verduras y cereales. Se harán baños de asiento con agua tibia o caliente, y aplicación de pomadas anestésicas o con corticoides, que disminuirán el dolor y el picor. Estas pomadas no se deben usar más de una semana y se aplican unos minutos antes de la defecación. Se pueden asociar analgésicos orales (paracetamol 600-1000 mg o metamizol 575 mg dos o tres veces día). Para evitar el estreñimiento se administraran laxantes que produzcan heces de consistencia blanda, fáciles de expulsar. Se recomiendan el Plantago Ovata 3,5 g una a tres veces al día, la lactulosa 10-20 g día, y el polietilenglicol.

-Tratamiento específico: en la fisura anal aguda o crónica, si las medidas generales no son suficientes, se puede iniciar tratamiento con pomadas que disminuyen la presión del canal anal relajando el esfínter anal interno. No están comercializadas en España y su uso no está indicado para la fisura, pero se preparan como fórmulas magistrales en farmacias. Son eficaces en la mejoría del dolor y en la cicatrización de la fisura en más del 60% de pacientes. La crema más usada es la de nitroglicerina al 0,2-0,4% aplicada 2 ó 3 veces al día. Debe ponerse con guantes para evitar que se absorba en el dedo. El efecto secundario más frecuente es el dolor de cabeza (hasta en un 60% de pacientes), que en ocasiones hace suspender el tratamiento. No se debe usar en pacientes con hipotensión, insuficiencia cardiaca, alergia a nitritos o anemia importante. Si no se tolera la pomada de nitroglicerina, no es eficaz o está contraindicado su uso, se pueden evaluar el tratamiento con toxina botulínica o la cirugía. Esta es el tratamiento más eficaz para la curación de la fisura anal crónica, pero como en algunos pacientes produce incontinencia anal, se recomienda agotar al máximo el tratamiento médico.

¿QUIÉN TIENE RIESGO DE PRESENTAR INCONTINENCIA ANAL TRAS CIRUGÍA? ¿POR QUÉ?

Las mujeres que han tenido partos y los pacientes con antecedentes de cirugía anal (hemorroides, fisura, fístula, etc…) o de lesión de los esfínteres anales por infección y/o inflamación (enfermedad inflamatoria crónica intestinal) son más propensos a la incontinencia. La cirugía de la fisura anal crónica consiste en la sección de la parte más baja del esfínter anal interno, de manera que produce una disminución de la fuerza de cierre del ano únicamente en aproximadamente un centímetro de su longitud. Esto no debe precipitar incontinencia en una persona con un canal anal íntegro. Pero en algunas mujeres se lesiona durante el parto el esfínter anal externo (que rodea el esfínter interno), y por ello el corte del esfínter interno puede precipitar incontinencia. Lo mismo ocurre en pacientes que han sido operados previamente del canal anal o que presenten una enfermedad crónica con brotes frecuentes de diarrea. El esfínter anal interno que se corta durante la cirugía, no se puede volver a unir por lo que la lesión se considera irreversible.

¿CÓMO PUEDO YO SABER SI TENGO LOS ESFÍNTERES NORMALES ANTES DE OPERARME?

Hay dos métodos fiables, uno de ellos (el más utilizado) nos indica que la fuerza del ano tanto en reposo como cuando apretamos fuertemente el ano es normal: se trata de la manometría anal, una técnica muy sencilla y accesible. El segundo y que puede ser complementario nos indica la forma de los esfínteres, la ecografía anal. Lo más práctico ante la mínima duda de patología de la función esfinteriana, es la realización de una manometría anal.

¿QUÉ TRATAMIENTO PUEDO SEGUIR SI TENGO RIESGO DE INCONTINENCIA EN CASO DE OPERARME?

En caso de fracaso de la pomada con nitroglicerina, se recomienda la inyección de toxina botulínica en el esfínter anal (20 y 40 unidades). Esta sustancia produce una relajación temporal (4-8 semanas) de la fuerza de los esfínteres anales y puede ser utilizada junto con el resto de medidas conservadoras. Este tratamiento consigue mejorar los síntomas y curar la fisura hasta en un 90% de los pacientes pero en un 40-50% de los casos la fisura reaparecerá. Por eso, un porcentaje muy elevado de pacientes debe recibir inyecciones repetidas. Se considera una técnica adecuada en pacientes que no desean asumir el riesgo quirúrgico. No obstante esta técnica puede temporalmente asociarse a incontinencia a gases o heces líquidas.

DILATAN crema hemorroides y fisuras

Descripción

La crema para las hemorroides y fisuras anales DILATAN es lubricante, protectora y descongestionante.

Elaborada con ingredientes vegetales como la caléndula, el hipérico, la cola de caballo, la camomila y el própoli, la crema para las hemorroides DILATAN no tiene efectos secundarios conocidos.

También usada como coadyuvante en el tratamiento con dilatadores anales para combatir el dolor anal en las disfunciones anorrectales más comunes: fisuras, hemorroides, hipertonía anal, proctalgia.

La crema para las hemorroides DILATAN también se puede utilizar para lubricar los dilatadores anales antes de su inserción.

Los dilatadores anales se usan en el tratamiento tanto de fisuras, como de hemorroides, atacando el origen del problema: la hipertonía del canal anal, de manera que consiguen aliviar significativamente los síntomas de estas patologías y pueden llegar a evitar la intervención quirúrgica.

El esfínter anal interno puede sufrir un hipertono o una contracción espástica causada por varios factores patológicos: estreñimiento con heces pequeñas y duras, consumo crónico de laxantes, infecciones, congestión hemorroidal, disentería, proctitis y colitis, fisuras, hipertonía, estrés psíquico.

Si el espasmo es persistente, el canal se vuelve incapaz de relajarse, dificultando la defecación y provocando o agravando esas disfunciones.

Si el espasmo permite el paso de un dilatador, las dilataciones sucesivas resultan cada vez menos dolorosas y permiten la cicatrización de las lesiones, así como una recuperación progresiva de la elasticidad del canal anal con la consiguiente desaparición o mejora de los síntomas.

De este modo puede evitarse la intervención quirúrgica.

En general, el uso de dilatadores anales junto con la crema para las hemorroides DILATAN está indicado en los siguientes casos:

  • Hipertonía anal o espasmo doloroso.
  • Estenosis (estrechamiento) del orificio anal causado por una cicatriz, o idiopática.
  • Prevención de la estenosis postoperatoria de hemorroides y fístula.

Presentación: tubo de 50 ml.

La fisura anal o el temor de ir al baño

estos tratamientos

pueden provocar pérdida de

sensibilidad de la piel, irritación,

alergias, cefaleas, etc.

Por ello su uso no debe excederse

más allá de una semana,

y además están contraindicados

si existe infección.

Estas medidas alivian la sintomatología,

pero no está probado

que influyan en el tiempo

de curación.

Según el doctor Jorge Baixauli

Fons, del Departamento

de Cirugía General y Digestiva

de la Clínica Universitaria de

Navarra, un tratamiento más

reciente para la fisura anal consiste

en aplicar ungüentos o

pomadas a base de nitroglicerina,

a fin de relajar la musculatura

esfinteriana, de tal modo

que, al aplicarla durante un

mes como mínimo, se permitiría

la cicatrización de la úlcera.

Otra modalidad terapéutica,

basada en el mismo fundamento,

consiste en inyectar

toxina botulínica en el músculo

esfinteriano para producir

una parálisis reversible de éste

y favorecer así el proceso de

cicatrización de la úlcera. Estos

tratamientos tienen una efectividad

inicial cercana al 80 por

ciento, pero con el paso del

tiempo se ha observado que la

misma se reduce a la mitad.

Cirugía

Cuando todos los tratamientos

descritos fracasan, queda el recurso

de la cirugía para intentar

disminuir el tono esfinteriano,

ya sea mediante una dilatación

forzada que produzca un desgarro

de sus fibras, o bien mediante

un pequeño corte en el

esfínter anal, lo que se conoce

como esfinterotomía. Este corte

permite que el ano se relaje

y la fisura llegue a cicatrizar.

Según los expertos, esta

modalidad terapéutica es muy

eficaz, pero conlleva algunas

complicaciones asociadas, como

es el hecho de que en determinadas

ocasiones el esfínter

quede dañado de forma

irreversible, lo que dificultaría

el control de gases y, más raramente,

al realizar esfuerzos,

de las heces. Este carácter irreversible

de la operación es lo

que hace aconsejable agotar

previamente la aplicación de

todos los tratamientos más

conservadores.

¿QUÉ TRATAMIENTOS PUEDEN UTILIZARSE PARA LA FISURA ANAL?

Las fisuras secundarias a enfermedad inflamatoria intestinal o a enfermedades infecciosas tienen un tratamiento específico, pero no hay que olvidar que padecer una enfermedad no significa que la fisura sea secundaria a la misma. Más de la mitad de las fisuras en pacientes con colitis ulcerosa o con enfermedad de Crohn son idiopáticas. La mayoría de las fisuras anales agudas (50-70%) curan con medidas generales para corregir el estreñimiento y el dolor, pero las fisuras crónicas necesitan tratamiento médico específico o cirugía.

-Medidas generales: evitar la ingesta de alcohol, picantes y especias y aumentar el consumo de frutas, verduras y cereales. Se harán baños de asiento con agua tibia o caliente, y aplicación de pomadas anestésicas o con corticoides, que disminuirán el dolor y el picor. Estas pomadas no se deben usar más de una semana y se aplican unos minutos antes de la defecación. Se pueden asociar analgésicos orales (paracetamol 600-1000 mg o metamizol 575 mg dos o tres veces día). Para evitar el estreñimiento se administraran laxantes que produzcan heces de consistencia blanda, fáciles de expulsar. Se recomiendan el Plantago Ovata 3,5 g una a tres veces al día, la lactulosa 10-20 g día, y el polietilenglicol.

-Tratamiento específico: en la fisura anal aguda o crónica, si las medidas generales no son suficientes, se puede iniciar tratamiento con pomadas que disminuyen la presión del canal anal relajando el esfínter anal interno. No están comercializadas en España y su uso no está indicado para la fisura, pero se preparan como fórmulas magistrales en farmacias. Son eficaces en la mejoría del dolor y en la cicatrización de la fisura en más del 60% de pacientes. La crema más usada es la de nitroglicerina al 0,2-0,4% aplicada 2 ó 3 veces al día. Debe ponerse con guantes para evitar que se absorba en el dedo. El efecto secundario más frecuente es el dolor de cabeza (hasta en un 60% de pacientes), que en ocasiones hace suspender el tratamiento. No se debe usar en pacientes con hipotensión, insuficiencia cardiaca, alergia a nitritos o anemia importante. Si no se tolera la pomada de nitroglicerina, no es eficaz o está contraindicado su uso, se pueden evaluar el tratamiento con toxina botulínica o la cirugía. Esta es el tratamiento más eficaz para la curación de la fisura anal crónica, pero como en algunos pacientes produce incontinencia anal, se recomienda agotar al máximo el tratamiento médico.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *