0

Bolas chinas ejercicios

Tabla de contenidos

Te propongo un juego

Quien no se consuela es porque no quiere

Usados en su origen para curar la histeria, femenina los consoladores son utilizados actualmente como objeto para dar y recibir placer. La diferencia entre un consolador y un vibrador es que este último posee un mecanismo electrónico que le permite vibrar, mientras que el primero carece de él.

Una gran ventaja que poseen los consoladores frente a los vibradores es que los primeros, al no tener un sistema electrónico, pueden introducirse bajo el agua. Por otro lado, los vibradores pueden aumentar el placer con su vibración, aspecto del que carece el consolador.

Los consoladores, dildos, vibradores o masajeadores pueden introducirse en la vagina o el ano y utilizarse para estimular el clítoris u otras zonas erógenas. Según el modelo, también pueden servir para hacer una doble penetración de dos personas diferentes. Hay muchos modelos distintos, por ejemplo, los hay realistas, dobles, de cristal, de plástico, de gelatina, grandes, pequeños, con mando, etc.

Vibrando espero el juego que yo quiero

Dentro de los vibradores hay multitud de modelos, los hay de todos los colores, formas, tamaños y materiales. Esta gran diversidad permite que la persona pueda elegir un juguete totalmente adaptado a sus gustos y preferencias que podrá utilizar, solo o acompañado y en el contexto que prefiera.

Dentro de esta familia habría que diferenciar aquellos que la propia persona puede manejar y los que poseen un control remoto para que sean accionados a distancia por alguien diferente. Elegir un tipo u otro dependerá de a qué quieres jugar, dónde te apetece hacerlo y con quién quieres disfrutar.

Por ejemplo, los huevos vibradores pueden venderse solos o incluirse en tangas vibradores. Estos objetos poseen un mando a distancia para que otra persona los active mientras la otra lo transporta en el interior de su cuerpo. El control remoto de estos objetos permite jugar con discreción en ambientes no tan discretos.

El juego durará hasta dónde tú quieras llegar

El mundo BDSM está muy presente en los productos de juguetería erótica. El juego no tiene por qué ser de amo y esclavo para poder disfrutar de esta gama, ya que dispone de una variedad muy amplia que permite experimentar con objetos muy suaves, como una pluma, pero también con juguetes más atrevidos, que pueden producir simultáneamente placer y dolor.

Libros, máscaras y disfraces, electroestimulación erótica, máquinas eléctricas que permiten una penetración continuada y potente, pinzas para las distintas partes del cuerpo, columpios para hacer algo más que balancearse o ataduras, esposas, mordazas o arneses varios forman parte de la familia del BDSM.

«-El BDSM no nace de una mente enfermiza -prosiguió hablando sobre su piel. Mira al frente, Cleo -le ordenó-. Ella obedeció inmediatamente. Nace de una mente atrevida y juguetona. No nace de la necesidad de hacer daño. Al contrario: nace de la necesidad de ofrecer placer»

-Amos y mazmorras, primera parte. Lenna Valenti-

En la variedad está el gusto, también en el juego

La cantidad y diversidad de juguetes eróticos es muy amplia. Los hay de todos los precios, tipos, materiales y colores. Esto permite que cualquier persona, independientemente de sus gustos y preferencias, pueda encontrar un juguete a su medida para pasar un buen rato.

Jugar no es solo cosa de niños, los adultos también tenemos derecho a disfrutar a nuestra manera y, cuanto más crecemos, más delicioso se hace el juego. Solamente con algo de presupuesto, un poco de tiempo y ganas de diversión estarás lista para empezar a jugar, ¿a qué estas esperando?

«Porque vivir es jugar, y yo quiero seguir jugando»

-Paloma. Andrés Calamaro-

Bolas chinas: beneficios y cómo usarlas

Las bolas chinas se pueden considerar un juguete erótico a pesar de que su función principal no es llevarnos al orgasmo rápidamente. Estas están diseñadas para que tengamos más resistencia en el músculo del suelo pélvico. Normalmente, las bolas de geisha o bolas ben wa, como también se las conoce, son dos pelotitas muy livianas que están unidas gracias a un cordón o hilo que se introduce en la vagina.

Dado que dentro de ellas existen bolitas más chicas, forman una especie de vacío en el interior que permite que choquen con las de afuera y provoquen un efecto vibratorio. Una de las ventajas de las bolas chinas es que las puedes usar cuando estás caminando, cuando estás tumbada, sentada, realizando ejercicios de Kegel o en cualquier momento del día.

Beneficios de las bolas chinas

Debes saber que es un mito que las bolas chinas produzcan placer por sí solas. Esto se debe a que en el orificio por donde se introducen no tenemos terminaciones nerviosas, excepto en la zona más de afuera. A pesar de que no están enfocadas al disfrute, estas tienen diversos beneficios.

Por un lado, de igual manera que es bueno tonificar otros músculos del cuerpo, también se recomienda hacerlo en el suelo pélvico. Para ello, las bolas chinas son realmente útiles. Es por eso que se aconseja que las mujeres las usen después de dar a luz. Esto ayudará a que la musculatura pélvica vuelva a su sitio.

Igualmente, aquellas mujeres que, inconscientemente, contraen este músculo ante un acto sexual, pueden emplearlas para ir liberando dicha tensión. Asimismo, las bolas son muy recomendadas para mujeres con falta de sensibilidad o que sufren un descenso de la excitación del orgasmo.

En lo que respecta a las bolas pequeñas que hay dentro, estas ayudan a que la circulación sanguínea de la vagina sea mejor gracias a los golpes que se producen en las paredes de esta. En consecuencia, debido a la estimulación, se mejora bastante la lubricación vaginal.

Otra de las ventajas de estos artilugios es que ayudan a tener más rendimiento en las relaciones sexuales. Al mismo tiempo, funcionan para prevenir la incontinencia urinaria leve. Esta es la que puede tener lugar cuando estornudamos, tosemos o nos reímos.

Aquellas mujeres que estén en la menopausia, que tengan obesidad o sobrepeso, o las que suelan levantar peso habitualmente deberían emplear las bolas ben wa para evitar alguno de los supuestos mencionados. Igualmente, también se recomienda a las que practiquen deporte de impacto o hiperpresivos como puede ser el tenis o el aeróbic.

Cómo usar las bolas de geisha

Visto que las bolas tienen una función terapéutica, si te estás planteando comprarte unas, debes saber cuál es la manera idónea de utilizarlas.

Estate tranquila porque la forma de usarlas es bastante simple. Así que, relájate y piensa en todas las cosas positivas que te va a traer este juguete sexual.

Para empezar, es aconsejable que uses lubricante, especialmente las primeras veces. Debes tener en cuenta que, al principio, puedes sentir una molesta sensación. Pero no te asustes, es normal. Una vez lubricadas, introdúcelas despacito por la vagina como si fuera un tampón. Recuerda que el cordón tiene que quedar por fuera para que luego te las puedas sacar.

Cuando ya las tengas dentro, empieza a moverte con normalidad. Esto hará que las bolas también se desplacen de un lado a otro provocando la contracción del suelo pélvico.

Se recomienda que cuando comiences a emplear las bolas chinas, lo hagas dos o tres veces por semana entre 15 y 20 minutos como máximo. Una vez que te acostumbres a ellas, puedes hacer uso de estas todos los días 30 minutos, máximo.

Relacionado: Juguetes sexuales para usar en pareja

¿Qué bolas chinas me compro?

La oferta es muy grande ya que, como se suele decir, para gustos colores. Pero para que la tarea de decisión sea más sencilla para ti, te proponemos unos modelos con mucha aceptación entre el público femenino debido a sus virtudes.

1. Luvkis Kegel bolas chinas

Estas bolas están fabricadas con silicona impermeable de grado médico. Por tanto, son hipoalergénicas, además de no tener ftalatos ni BPA.

Una de las ventajas es que en el paquete vienen cuatro pelotitas con dos cordones, lo que te da la posibilidad de que modifiques los pesos según tus preferencias.

Gracias a que fortalecerás tu músculo pélvico, después de usarlas notarás una gran diferencia en tus encuentros íntimos y en tu día a día.

Detalles y Precio

2. Bolas chinas de ejercicio 2 en 1

Diseñadas para principiantes, estas bolas geisha incluyen una pelota masajeadora con 10 modos que te ayudarán a ejercitar el suelo pélvico.

Al estar hechas con silicona de grado médico superior y plástico ABS, las bolas son hipoalergénicas, por lo que cualquier mujer las puede utilizar. Quizás sea por eso por lo que muchos médicos y sexólogos las recomiendan.

Si las compras, tendrás tres meses de garantía por si algo les ocurre.

Detalles y Precio

3. Bolas ben wa con mando a distancia

Nunca fue tan fácil fortalecer el músculo pélvico. Estas bolas incluyen un mando a distancia que es silencioso, además de impermeable y recargable. Este tiene 10 frecuencias, lo que provoca una vibración en tu vagina.

Un punto a favor de estas bolas es que se recargan con un USB que es 100 % resistente al agua y que están fabricadas con silicona de alto grado médico, el cual es bastante cómodo y suave.

Detalles y Precio

4. Bola china Ada uno

Esta es solo una bola china en vez de dos, como es lo habitual. El porqué reside en que está indicada para aquellas que nunca han empleados las bolas anteriormente. De esta forma, estarás más relajada y sentirás menos presión al introducirla por la vagina.

Aunque no tiene un gran peso, la bola china Ada uno te ayudará mucho a fortalecer tu suelo pélvico. El tacto de esta es sedoso y, al igual que las anteriores, está fabricada con silicona médica. Una particularidad es que la puedes adquirir en lila o en fucsia.

Detalles y Precio

5. Ejercitador de suelo pélvico Mel

Además de usar estas bolas, se recomienda realizar los ejercicios de Kegel para poder tonificar aún más el suelo pélvico. El ejercitador Mel ayuda realmente a que tengas una mejor lubricación y, de forma natural, a que tus orgasmos sean mucho más intensos y a que no sufras de incontinencia urinaria.

La garantía de este juguetito es de dos años. Por tanto, es una buena opción adquirirlo.

Detalles y Precio

6. Bloom We-Vibe

Es verdad que el precio es elevado, en comparación a los otros modelos. No obstante, si te lo puedes permitir, te aconsejo que te lo compres. Los beneficios y el placer que te reportarán no se pagan ni con todo el oro del mundo.

Para empezar, además de ser sedosa, tener una batería recargable, poder sumergirlo en el agua y estar hecha con silicona médica, las puedes controlar por una aplicación. A esto hay que unirle que te puedes descargar una guía de ejercicios Kegel y de bolas chinas.

Gracias a los pesos intercambiables y a las 10 funciones de vibración, verás que tonificarás tu suelo pélvico como nunca habías imaginado, lo que ayudará a que tus orgasmos sean más largos y, por tanto, a mejorar tu vida sexual en pareja.

Detalles y Precio

¡Anímate y hazte con unas bolas chinas! Aunque te dé un poco de pudor o miedo, piensa que todas tuvimos una primera vez para todo. Como te hemos explicado, los beneficios que estas reportan son inigualables. Si aún tienes alguna duda de cuál sería la más indicada para ti, siempre puedes consultárselo a un terapeuta o sexólogo e incluso a la dependienta de una tienda, si te decantas por un establecimiento físico. En el caso que prefieras una tienda online, también puedes comunicarte con el personal de la página a través de la sección de contacto.

«Aventuras en pelotas», el nuevo reality extremo

Actualizado05/10/2013 a las 12:51

Discovery Channel estrenará el lunes 7 de octubre, a las 23.00, un nuevo concurso de supervivencia en televisión que promete llegar a otro nivel, o devolver al género a sus orígenes. En «Aventura en pelotas» dejan a los concursantes abandonados en un lugar, sin ninguna pertenencia y alejados de cualquier rastro de civilización. Dos desconocidos, de distinto sexo, competirán en lo que ya se ha descrito como «un infierno a medida de Adán y Eva».

Lo que para muchos pudiera alzarse como una auténtica pesadilla, para los protagonistas de «Aventura en pelotas» es una forma de sentirse vivos, de explorar sus límites y descubrir cómo lograron salir adelante los primeros pobladores del planeta. En cada entrega (un total de seis capítulos de una hora de duración cada uno), un hombre y una mujer totalmente extraños entre sí deberán aprender a apoyarse el uno en el otro si quieren sobrevivir durante 21 días sin comida, agua ni un techo bajo el que dormir y literalmente expuestos a las inclemencias del tiempo. No tendrán más remedio que salir adelante recurriendo a su imaginación y haciendo caso a su instinto.

Para hacer aún más insólito este nuevo formato de supervivencia, la motivación de los concursantes no puede ser más genuina, ya que la única recompensa de aquellos que logren pasar las tres semanas sin recurrir a la ayuda externa es tan solo la satisfacción personal de haber logrado su objetivo. No hay premios en metálico ni cuantiosas recompensas, solo el orgullo de saber que son unos supervivientes.

Depredadores, lluvias torrenciales, temperaturas excesivas y todo tipo de infecciones acompañarán a sus participantes a lo largo de 21 interminables jornadas. A cada uno de los concursantes se les permite llevar un único objeto personal, ya sea un machete, un cuchillo o calzado para transitar por el terreno más hostil que puedan imaginarse. Encontrar su propia agua, cazar y pescar, luchar contra las inclemencias y, sobre todo, no dejar que el terror y la desesperación se apoderen de sus mentes son algunas de las tareas que deberán asumir con éxito si quieren sobrevivir.

«Aventura en pelotas», el reality más polémico

Discovery Channel España estrena el programa “Aventura en pelotas”, una traducción al español del programa “Naked and Afraid” (Desnudos y asustados), que la cadena ha emitido con éxito en Estados Unidos este verano.

El programa es de supervivencia y ya cuenta con seis capítulos; muestra el sufrimiento e ingenio de una pareja de participantes que deben sobrevivir en condiciones muy adversas.

En cada capítulo dos participantes, un hombre y mujer, que no se conocen, deben lograr sobrevivir 21 días en un lugar recóndito y salvaje del mundo, con sólo un micrófono en su collar.

Los concursantes sólo podrán llevar un objeto, que puede ser un cuchillo, zapatos, linterna o cantimplora, todo lo demás lo deberán buscar en la naturaleza.

Los aventureros no tendrán ni agua, ni medicamentos y ni fuego. Ellos deben entenderse con su pareja para buscar lo necesario para su supervivencia.

Después de los 21 días, y al llegar al punto de encuentro, un vehículo los devolverá, de nuevo, a su vida cotidiana.

Los camarógrafos sólo les ayudarán en condiciones de extrema emergencia, y los participantes pueden abandonar cuando lo deseen, algo que hace que el reto no ponga en riesgo las vidas de los aventureros.

Los capítulos que ya se han grabado han sido realizados en Costa Rica, Panamá, Tanzania, Borneo, las islas Maldivas y en los pantanos de Louisiana.

De acuerdo con cadenaser.com,“Naked and Afraid” se estrenó el 23 de junio en Estados Unidos, con más de 4 millones de espectadores, el mejor desde 2009 para un estreno de un programa de supervivencia en Discovery Channel.

«Lo hacen a la vista de todos»: lo que ocurre en el ‘resort del sexo’

03/10/2017 05:00 – Actualizado: 27/10/2017 15:15

Lo nudista siempre llama la atención, por eso una reportera de ‘Marie Claire’ decidió acudir a un resort donde el único requisito era ese: estar sin ropa durante las 24 horas del día. La primera sorpresa que se llevó Kaitlin Menza llegó antes de acudir a su peculiar hotel, y fue la reacción que tuvo su entorno cuando comunicó su destino. A quien se lo dijo, se quedó con los ojos como platos y muchos le preguntaron si «era nudista».

Ella no sabía muy bien qué contestar. «No lo sé. ¿Qué es una persona nudista? Me desnudo en los vestuarios, cuando estoy relajada en casa y veo a mis amigos en pelotas. Entonces, diría que es relativo».

Sin prejuicios acerca de la desnudez, Kaitlin se embarcó en su aventura en el resort Hedonism II en Negril, Jamaica, cuyo sobrenombre es «el parque de juegos para adultos más icónico del mundo». Nada más entrar, en la recepción, le ofrecen una cerveza y le preguntan si es la primera vez que acude. «¡Ah! Así que eres virgen», le dijo la profesional de atención al público al oír la respuesta de nuestra protagonista.

El hotel tenía dos zonas diferenciadas: una en la que ir desnudo era una obligación, y otra en la que era totalmente opcional

El complejo hotelero tiene dos partes bien diferenciadas: hay una en la que puedes estar desnudo, y otra en la que tienes que estarlo. Se trata de una política cuyo único objetivo es evitar la presencia de mirones. «Mi habitación estaba en el extremo desnudo; tenía una pequeña terraza que daba a la arena y al mar del Caribe; también había un espejo en el techo, sobre la cama».

Hacer amistades, complicado

Durmió y todo bien. «Me levanto por la mañana, salgo y me saludan dos penes flácidos. Mis vecinos de al lado, hombres gay o simplemente amigos, están desnudos, paseando por la playa junto a mi habitación. Voy a yoga (vestida) y desayuno (también vestida, por una cuestión de higiene). Me acerco a un hombre que había visto en yoga y le digo que la clase había estado muy bien, y de pronto me sorprendí observando sus testículos. Definitivamente, aún no estaba preparada para hacer amistades», cuenta.

Se decide a salir a la playa, a una hamaca con su libro. Estaba en la zona semidesnuda. Pero de pronto comienza a llover y salen todos corriendo a refugiarse al interior del resort. «Me giro y veo como a cincuenta personas, desnudas, corriendo». Ya a cubierto, los huéspedes del hotel se pusieron a tomar algo en la cafetería. «Es entonces cuando empiezo a hacer nuevas observaciones sobre la forma humana. Los hombres tienen una forma más atlética, incluso con el paso de los años; a ellas les ocurre al contrario, lo que me parece bastante injusto. También me fijo en que todas tenemos grasa bajo el vientre y en la entrepierna».

Fotograma del programa ‘Adán y Eva. (Cuatro)

Cesa de llover y Kaitlin vuelve a la playa decidida a quedarse en pelota picada. Comienza haciendo topless, algo que tiene bastante controlado. «Después de pasarme sentada un buen rato, decido arrancar mis pantalones y la braga del bikini rápidamente, como si estuviera a punto de orinar detrás de un árbol. Nadie a mi alrededor cambió de postura y tampoco me sentí observada. Estaba desnuda, en público, y fue genial: sentí la brisa de la playa en zonas de mi piel por primera vez en mi vida».

Habemus cunnilingus

Tras unas horas, nuestra protagonista comienza a entablar amistades. Las primeras fueron personas de mediana edad, con las que se siente muy cómoda. Hablaron de sus vidas, aspiraciones, sobre qué les había llevado a Jamaica… vamos, la típica conversación entre individuos que se acaban de conocer, lo único que sin ropa. Mientras hablaban, comieron.

Y llegó la sorpresa. En la playa, mientras ella estaba leyendo, se dio cuenta de que había huéspedes que lo estaban pasando bastante mejor. «Me giro y veo a dos mujeres recibiendo un cunnilingus. Al otro lado, una pareja se encuentra en una silla, haciendo lo mismo. Mi presencia no les molestaba». Vuelve a su habitación y se encuentra a sus vecinos teniendo sexo entre ellos: «Les veo de pie, en el jacuzzi. Es peor que escuchar a tus compañeros de casa, ya que aquí encima puedes verlos y escuchar los pormenores de la relación».

Los huéspedes tienen sexo al aire libre y a la vista de todos. Se sienten liberados en todos los sentidos

En la cena, me sientan con dos parejas de mujeres. Unas eran homosexuales y las otras, hermanas. «Me cuentan estas últimas que era su primer viaje en familia. Y me quedo petrificada. ¿La primera escapada y se van a un resort sexual?».

Ya solo le quedaba una mañana en el hotel. Se levantó y se dio un último baño desnuda, e hizo la maleta, repleta de ropa que no utilizó. En el taxi de camino al aeropuerto, coincidó con una pareja heterosexual que hablaba abiertamente entre ellos de sus actividades sexuales. De hecho, era su sexto viaje al resort.

Imagen del hotel.

¿Balance? Kaitlin sale contenta. «Esto no trata de penes ni de alcohol, ni siquiera de la brisa caribeña que una siente en los pezones. Tampoco va de cosas lascivas. Lo más bonito es lo sencillo y relajado que es todo el mundo respecto a lo anterior. Nadie finge. Es un lenguaje común, un suspiro del alma, la sensación de que tienes tanto que decir que no puedes sacar las palabras lo suficientemente rápido».

Nada más llegar a su casa, todo su entorno está deseoso de escuchar historias escandalosas y curiosas. Y las hay, pero no son lo que la gente espera oír. «La mayoría de las personas del resort tenían algo que nosotros no: franqueza, honestidad y una ligereza en el ser que impacta. Están literalmente aligerados -por la ausencia del peso de la ropa- pero también sin el peso de la propiedad, la expectación, las bromas, la charlatanería, la necesidad de tener comida en el estómago. Son más tranquilos y felices. Ojalá yo pudiera ser así todo el tiempo».

Bolas chinas: consejos e ideas para convertirlas en un festín de placer

Las bolas chinas o bolas vaginales suelen tener un papel importante para lograr tonificar y fortalecer el suelo pélvico de muchas mujeres. Sin embargo, estas pueden utilizarse al 100% dentro del sexo y aquí hay unas cuantas recomendaciones para sacarles provecho y que lo pongas en práctica.

Una de las principales cosas que debes tener en cuenta antes de comenzar es que tengas las bolas con el tamaño y peso correcto para que funcionen y no tengas el problema de que se salgan de tu vagina. Además es recomendable revisar con tu ginecólogo o fisioterapeuta si puedes utilizarlas ya que en algunos casos en mujeres que sufren de hipertonía (exceso de tensión) no es recomendable. Ahora bien, con las recomendaciones básicas pasaremos a los consejos picantes.

> Para comenzar a volver erótico el asunto, asegúrate que haya una ambiente relajado y distendido con tu pareja. Sorpréndelo y pídele que las coloque él. Túmbate y mientras tu extiendes hidratante sobre tu vulva y la entrada de la vagina, que él introduzca una y después empuje suavemente la segunda bola china. En el caso de que seas más juguetona, insértalas antes de que esté contigo y ve mandándole unos cuantos mensajes eróticos para que cuando llegue, ambos estén a tono para la relación.

> Otra de las cosas que puedes hacer es tenerlas puestas y sorpréndelo diciendo que las saque. Mientras saca la primera bola que juegue con tu clítoris y de allí que toque los puntos más sensibles para ti y comience a masturbarte. Inclusive antes de sacarlas pueden probar con un masaje que toque tu Punto G y conocerás lo intenso que puede llegar a ser.

> Una variable de lo anterior es incluir el Cunnilingus. Si les gusta el sexo oral bien pueden disfrutar del 69 con las bolas chinas en tu vagina. Para ello inserta las esferas y túmbate. Tu pareja hará lo mismo solo que en dirección contraria y te masturbará y lamerá mientras que vaya introduciendo la yema de un dedo. Notarás las caricias de su lengua, la tensión de las bolas en el interior y la suavidad de sus dedos en el exterior; mientras que tú haces tu trabajo con su miembro. (Un dato: que no se te olvide a mitad de la diversión distraerte con las sensaciones que pueden ser bastante intensas y pares con lo que estás haciendo. El chico de seguro está hace un buen trabajo y qué más gratificante que hacerlo terminar).

> Otro dato que debes tomar en cuenta es que las bolas chinas no se introducen bajo ninguna circunstancia en el ano, para eso hay otros juguetes sexuales. Lo que sí puedes hacer es practicar un griego (sexo anal) con las bolas vaginales puestas. De hecho, hay posturas en las que lo haces de pie y para mientras puedes tu o él masturbarte. Alcanzarás sensaciones sublimes para ambos pues él notará los pliegues internos.

Por último, recuerda que puedes idear más formas de incluir las bolas dentro del sexo, pero nunca lo hagas junto a la penetración vaginal. Y también debes tener tanto la confianza para proponer estos juegos y dejarte llevar y volar tu imaginación para renovar en la cama.

Compártelo con tus amigas:

Existen muchos mitos y leyendas alrededor de las bolas chinas. Se venden en numerosos sexshops y tiendas eróticas, con el argumento de que la vibración producida por las bolitas de su interior es una fuente de enorme placer. Esto tiene muy poco o nada que ver con la realidad. Las bolas chinas realmente son buenas para fortalecer el suelo pélvico y por lo tanto para mejorar nuestra vida sexual.

Una curiosidad: ¿sabes de dónde vienen las llamadas bolas chinas? Su origen no es chino sino japonés. Fueron inventadas para un emperador con muchas concubinas y poco tiempo para juegos preliminares. (En breve entenderéis esto). Más tarde fueron utilizadas por las geishas para fortalecer el suelo pélvico.

¿Te atreves a usarlas? Aquí tienes los primeros pasos a tener en cuenta:

  • ¿Cómo son? Las bolas chinas “estándar”, que podemos encontrar en cualquier tienda especializada, constan de dos bolas unidas y un cordel para manipularlas. Pero podemos encontrar kits de bolas chinas de distintos tamaños y pesos para iniciar un ejercicio progresivo de nuestro suelo pélvico.
  • ¿De qué material deben ser? Las bolas chinas actúan como pesa en nuestra musculatura. Tenemos que tener cuidado con el material: debe ser no poroso (el plástico por ejemplo lo es y puede acumular bacterias), suave, y con el cordel de extracción plastificado o del mismo material que las bolas. Nunca de hilo, donde sí se puede acumular suciedad y crearnos problemas. La silicona o el elastomed son estupendos materiales. Es recomendable invertir en unas bolas chinas de calidad, ya que seguramente el peso también esté medido de forma adecuada.
  • ¿Mi vida sexual será mejor? En realidad, las bolas chinas tienen una función de “pesa” para la musculatura pélvica pero no se puede negar que tiene beneficios para la vida y salud sexual. Además mejoran la fase del deseo; llevar las bolas chinas puede resultar muy erótico, como llevar lencería sexy. A muchas mujeres les ayuda a fantasear el llevar unas bolas chinas sin que nadie lo sepa. Un efecto mucho más directo es el que tiene sobre la lubricación: las bolas contienen otras pequeñas bolitas en el interior que se mueven y estimulan las paredes de la vagina, favoreciendo el flujo sanguíneo y mejorando notable e instantáneamente los niveles de lubricación (de ahí el uso del mencionado emperador japonés). Por otro lado, la musculatura pélvica se contrae y relaja durante el orgasmo y, tanto los ejercicios de suelo pélvico activos como el uso de las bolas chinas, fortalecen la musculatura haciendo los orgasmos más intensos y largos.

Si estás decidida, te damos las claves sobre la duración recomendada y otras respuestas.

Fuente: sexóloga Marta Ibáñez

Compártelo con tus amigas:

Por qué las bolas chinas son un juguete erótico

¿Nunca te has preguntado por qué se venden bolas chinas en sex shops? ¿Da placer tener dos bolas dentro de la vagina? Para dar respuestas a estas preguntas, primero tenemos que saber el origen y funcionamiento de las bolas chinas.

Un poco de historia, pero de la divertida

A pesar de su nombre, este producto es de origen japonés. Sí, sí, como lo lees. Hagamos un viaje por el pasado… Como habrás visto en películas y leído en libros, las Geishas eran mujeres japonesas que se dedicaban a entretener las fiestas: ya sea con música, baile o incluso sexo. Corría el año 1.600 cuando llegó al trono un emperador japonés con deseos sexuales muy intensos. El emperador no se entretenía con las Geishas e iba al grano, con lo que, muchas veces, estas sangraban. Para que estuvieran bien lubricadas y finalizar el coito con éxito, junto a un monje, dieron con las bolas chinas, un objeto de madera por aquel entonces, que conseguía un estado perfecto del suelo pélvico. Y, así, vivieron felices y comieron perdices.

Por su historia y origen, este objeto también se conoce como bolas de Geisha o bolas Ben Wa.

Cómo funcionan las bolas chinas

Como su mismo nombre indica, las bolas chinas son una o dos bolas ligadas por un cordón. Sean del material que sean (metal, madera o silicona), todas las bolas chinas tienen unas bolas pequeñas en el interior que vibran al entrar en movimiento.

Es gracias a esto que, al llevarlas puestas y estar activa, los músculos del suelo pélvico se contraen para sujetarlas en el interior de la vagina. Con este movimiento, se fortalece la musculatura del suelo pélvico. Es a partir de aquí que las bolas chinas tienen múltiples beneficios.

Beneficios de usar bolas chinas

Además de mejorar la lubricación natural, las bolas chinas tienen múltiples beneficios muy efectivos pero que, a día de hoy, aún son poco conocidos. Podríamos clasificarlos en 2 niveles: salud y sexualidad.

Antes de lanzar los beneficios de utilizar bolas chinas queremos brindarle la importancia que requiere prestarle atención a la salud íntima. Porque, nos fijamos en las arrugas que tenemos, o si estamos más o menos fuertes, pero no nos fijamos en cómo están nuestros genitales. Prevenir la incontinencia urinaria y suavizar los síntomas de la menopausia son los principales beneficios que repercuten en nuestra salud íntima uno o dos meses después de usar el juguete que nos ocupa.

A nivel sexual, hay muchos mitos sobre si las bolas chinas dan placer de por sí. Pero la realidad es muy distinta. Esta producto no estimula el punto G ni el clítoris, por mucho que lo queramos. Las bolas chinas mejoran la vida sexual después de usarlas. Al tonificar los músculos del suelo pélvico se consigue una lubricación más potente, aumentar la libido y tener control de los orgasmos.

Cómo usar las bolas chinas

Introduce en la vagina las bolas chinas una vez hayas aplicado lubricante de base de agua para no dañar su material (si son de silicona médica, claro). Asegúrate de que el hilo quede fuera para poder extraerlo después. Una vez estén dentro, sólo tienes que actuar con total normalidad. Ves a pasear, haz limpieza de la casa (sin mucho esfuerzo)… Puedes hacer de todo menos deporte.

Y… ¿Qué tienen que ver los ejercicios Kegel?

Si estás interesada en las bolas chinas y en cuidar tu suelo pélvico, seguramente hayas oído hablar de los ejercicios Kegel. Estos consisten en la contracción y relajación de los músculos pélvicos a diferentes ritmos.

Eso sí, trabajar tu musculatura vaginal, en concreto, fortalecer el suelo pélvico es mucho más fácil y efectivo si lo haces con el juguete sexual que nunca pasará de moda: las bolas chinas.

¿Ejercicios de Kegel para mejorar las relaciones sexuales? Sin duda, algo que no escuchamos todos los días. Se habla mucho sobre los beneficios para la salud de los ejercicios del suelo pélvico, ¿pero sabías que también mejoran las relaciones sexuales?

El sorprendente descubrimiento del Dr. Kegel

Los ejercicios de Kegel, como los conocemos en la actualidad, fueron desarrollados en 1940 por el ginecólogo Arnold Kegel, que solía recomendar a sus pacientes ejercitar el suelo pélvico durante la recuperación postparto para prevenir problemas de salud. No obstante, en las consultas de seguimiento descubrió un emocionante “efecto secundario” del tratamiento: las mujeres que hacían los ejercicios de Kegel con regularidad alcanzaban el orgasmo con más facilidad, frecuencia e intensidad.

Cómo los ejercicios de Kegel mejoran tus relaciones sexuales

Los músculos que fortaleces al hacer los ejercicios de Kegel, los “PC” (pubocoxígeos), son uno de los músculos que se contraen durante el orgasmo, por ello tonificarlos aumenta las sensaciones y facilita alcanzar el orgasmo. Ya hemos hablado sobre los innumerables beneficios de los orgasmos, desde combatir el estrés hasta mejorar el sistema inmunitario, así que obtener orgasmos más frecuentes y mejores sólo serán ventajas. Tener los músculos del suelo pélvico más fuertes se traduce en una vagina más tonificada: tú y tu pareja disfrutaréis de sensaciones más intensas durante las relaciones sexuales.

Localizar los músculos de tu suelo pélvico

El primer paso es estar segura de saber cómo localizar e identificar los músculos de tu suelo pélvico. Uno de los métodos es detener el flujo urinario. Sólo deberías hacerlo una vez por semana y no como un ejercicio regular. No lo hagas si tienes dificultad para vaciar la vejiga.

También puedes localizar tu suelo pélvico introduciendo un dedo lubricado y sentir las paredes de la vagina a la vez que elevas y contraes la zona pélvica (vagina, uretra y ano).

Ejercitadores de Kegel básicos

Si deseas mejorar tu rutina, los ejercitadores de Kegel son la solución ideal. Suelen ser pequeñas bolas con pesos internos, y aunque han existido bolas similares durante muchos años, los mejores ejercitadores de Kegel hoy en día están fabricados en silicona de grado médico.

Los ejercitadores se introducen en la vagina y se sostienen utilizando los músculos del suelo pélvico. Para realmente ejercitar el suelo pélvico, debes realizar una rutina de contracciones y relajaciones; cuando no sigas una rutina de entrenamiento específica también puedes utilizar los ejercitadores de Kegel para jugar antes de tus relaciones sexuales.

Una vez que tus músculos adquieran fortaleza podrás sostener los ejercitadores al estar de pie, haciendo las tareas de casa e incluso salir con ellos. Los pesos en su interior emiten una sutil vibración durante el movimiento, estimulando esa zona tan sensible, además de aumentar el riego sanguíneo. Los ejercitadores harán que te excites físicamente y crearán expectación de lo que sucederá al volver a casa: una suerte de juegos preliminares secretos.

Conviértelos en una actividad en pareja

Los ejercicios de Kegel no deben limitarse a un entrenamiento íntimo: involucra a tu pareja. ¿Cómo integrarías tus ejercicios de Kegel para divertiros en pareja?

Enséñale tus progresos, contrae tus músculos alrededor de uno de sus dedos durante los preliminares. Incorpóralos durante la penetración para daros más emoción. Si contraer los músculos durante las relaciones sexuales siempre ha producido mucho placer, imagina cuánto más podrás disfrutar después de unas semanas de haber tonificado tus músculos.

¿Qué esperas?

Como ves, los ejercicios de Kegel y las relaciones sexuales son la pareja perfecta. Añaden más emoción a tu vida sexual, aumentan tus sensaciones y sensibilidad vaginal, y tendrás orgasmos más intensos y mejores. Además, habrás obtenido todos los maravillosos beneficios de tener una salud pélvica perfecta: ¿quién puede negarse? Si aún no has comenzado, ¿qué esperas? Los ejercicios de Kegel deben formar parte de la vida de todas las mujeres.

Así mejoran los ejercicios de Kegel las relaciones sexuales… de los hombres

Igual que el bíceps puede ejercitarlo cualquier persona, el suelo pélvico también

Su recomendación encaja con lo que opinan otros profesionales de la sexología como Iván Rotella y Diana Fernández Saro, miembros de la Asociación Española de Profesionales de la Sexología (AEPS). «No se trata de hacer ejercicios para ser mejor amante, pues sabemos que la satisfacción individual y en pareja va mucho más allá de lo genital», apunta ella. Pero también es cierto, y sigue él, que «tonifican y fortalecen las paredes vaginales, lo cual sirve para mejorar la sensación de placer en la penetración e incluso puede servir para que la vagina tenga un papel mucho más activo. Si está lo suficientemente tonificada, la vagina puede estimular por sí misma el pene, variando la presión que se ejerce e incluso generando movimientos propios, dejando de ser un recipiente pasivo y volviéndose un estimulador más».

En concreto, y según relata Ruiz desde Intimina, «al llegar el momento del clímax se producen espamos musculares sobre todo en la pelvis y, durante esos 20 segundos que dura el orgasmo, los músculos de útero, vagina, ano y pelvis se contraen de forma rítmica cada 0,08 segundos, generando placer en el abdomen y resto del cuerpo».

Sí, ejercitar la pelvis sirve, también a los hombres, pero si hay problemas concretos hay, que acudir a un profesional porque no siempre son los más indicados y existen también otros. Ese profesional sería el fisioterapeuta de suelo pélvico, actividad que realiza la también la sexóloga Vanessa Pazos: «¿Son los más conocidos y populares? Sí. ¿Son los más prioritarios y necesarios? No. Si se tiene alguna problemática concreta, hay que trabajar partes concretas y lo global. Los Kegel no son la panacea ni lo solucionan todo», explica.

«Lo ideal es consultar, según el caso, con matrona, ginecólogo o fisioterapeuta de suelo pélvico para valorar. En el caso de los hombres, tienen que seguir unas pautas personalizadas, pues puede responder a una circunstancia preoperatoria o postoperatoria tras cirugía de periné o próstata; incontinencias urinarias, disfunción eréctil, dificultades en eyaculación…».

Bolas chinas, algo más que un juguete

Cuenta el sexólogo Iván Rotella que «las famosas bolas chinas son el aparato rehabilitador de la zona pélvica por excelencia» y que «suelen tener más utilidad como fortalecedor de la zona genital que como simple juguete erótico». Desde la firma de productos eróticos Platanomelón destacan la posibilidad de combinar «bolas (Ada, Ada Uno y Ada trío) con las pesas vaginales (Uma, Mel)» y, desde Intimina, que produce productos de higiene íntima, se destaca la Rutina de Kegel Laselle -tres esferas de distintos pesos- y ejercitadores como Kegel Smart, que registra la fuerza de la pelvis y personaliza los ejercicios para cada mujer.

Conforme a los criterios de

The Trust Project Saber más

  • Sexo

Ejercicios Kegel con bolas chinas: ¡prepárate para el mejor sexo de tu vida!

Muchas mujeres podrán reconocer las bolas de silicona para los ejercicios pélvicos de Kegel, también conocidas como bolas chinas o bolas vaginales. ​​Pero, probablemente muchas de vosotras nunca hayáis experimentado lo divertidas que pueden llegar a ser.
Inicialmente fueron creadas para el tratamiento de la incontinencia urinaria tras el parto, pero las bolas chinas y los ejercicios Kegel han ido evolucionando en los últimos años, llegando a convertirse en juguetes sexuales que además de fortalecer tu suelo pélvico te ayudarán a disfrutar mucho más del sexo. ¡Te lo contamos!

Los beneficios de los ejercicios de Kegel con bolas chinas

Una pared pélvica fuerte es uno de los puntos fuertes para que las mujeres lleguen a alcanzar el orgasmo de forma más rápida y fácil.
Esto se puede conseguir gracias al control de la contracción de las paredes vaginales, de modo que la estimulación durante la penetración será más fuerte y el orgasmo más intenso, siendo más fácil alcanzar el placer en el famoso punto G.
Además, si tienes pareja también le encantará y le hará disfrutar más esa contracción muscular de tus paredes pélvicas porque sentirá más placer debido a la fricción.
¡Son todo beneficios para los dos!

¿Cómo se usan y de qué tipos hay?

Las bolas chinas generalmente están hechas con unas pequeñas bolas de acero recubiertas de silicona y suelen tener diferentes pesos y vibrar para realizar los ejercicios.
¿Cómo usarlas? Estas bolas se introducen en la vagina y el objetivo es mantenerlas firmes durante el entrenamiento.
Obviamente, no es necesario usarlas todo el tiempo: se necesitan de 15 a 30 minutos al día para fortalecer la vagina. Para hacer los ejercicios es recomendable estar sentada o tumbada. Se trata de hacer un ejercicio progresivo que sigue 4 fases:
1) contracción y elevación de la musculatura
2) mantenimiento de esa posición
3) vuelta a la posición inicial
4) y finalmente, relajación.
En este vídeo la experta en fisioterapia y suelo pélvico Laura Hernández te cuenta como hacerlo:

Tu navegador no puede mostrar este vídeo

Nuestra selección de bolas para ejercicios Kegel

Estas bolas chinas ultra silenciosas están recomendadas por prestigiosas clínicas especializadas en suelo pélvico en España y EE.UU.
Tiene 4 modos de vibración diferentes y un programa de entrenamiento personalizado con ejercicios monitorizados por su propia App para el móvil Joy ON Kehel.
También lo puedes usar sin la app a modo de bolas chinas normales poniendo en práctica el ejercicio que te hemos comentado.
Estas son las bolas premium dentro del universo Kegel que te harán disfrutar del sexo como nunca hasta ahora, además del resto de beneficios.

Kit entrenamiento para suelo pélvico de FemmeFIT

Este es un kit que consta de dos bolas diferentes con 2 pesos diferentes, respectivamente progresivos para avanzar en tus habilidades de ejercicios Kegel para suelo pélvico.
Clínicamente recomendada por ginecólogos y fisioterapeutas.
Incluye unas instrucciones con ejercicios dentro del kit para que te pongas a prueba y ya verás como en solo 3 semanas notarás los resultados.

Juego de bolas chinas premium Luvkis

Este juego de bolas premium te incluye 4 bolas Kegel con diferentes pesos y con dos tiras de silicona para que tu combines los pesos de diferentes maneras según vayas progresando.
Aprende a controlar las contracciones vaginales con estas bolas y verás como tu mundo sexual se abre a nuevos caminos sin explorar.

Bolas chinas con mando a distancia 10 modos de vibración

Con estas bolas chinas compactas y con control remoto tendrás el debate entre el deber y el placer.
Por un lado te ayudan perfectamente a mejorar y controlar el suelo pélvico gracias a sus 10 modos de vibración distintos, y por otro lado al tener un mando a distancia puedes jugar con ellas y darle el mando a tu pareja para desatar la pasión dentro o fuera de casa (¡eso ya es cosa vuestra!).

Y además…
Descubre los mejores vibradores sexuales para mujeres
Los vibradores perfectos para estimular el punto G femeninoC
yber Monday: reaviva la pasión con estos 5 productos hot

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *