0

Calcular comida para 30 personas

Tabla de contenidos

¿Cuánto cuesta un servicio de catering para eventos?

Hay muchos factores que influyen en el precio de contratación de un catering: número de comensales, tipo de comida, zona de servicio, etc. En Cronoshare os vamos a intentar despejar dudas ante la pregunta: ¿Cuánto cuesta un servicio de catering para eventos?.

Calcula tu presupuesto de catering Indica el tipo de comida y pulsa el botón ‘Calcular mi presupuesto’ CALCULAR MI PRESUPUESTO Tu presupuesto es de: – € IVA incluido. Presupuesto aproximado. Sigue leyendo si quieres conocer las tarifas por persona más habituales en la contratación de caterings y todo aquello que puede influir en ellas. De esta forma podrás calcular el precio de un servicio de este tipo.

Índice

Factores que influyen en la contratación de un catering

Como hemos dicho antes, el precio final de un servicio de catering depende de muchos factores que en este artículo trataremos de revisar y analizar.

  • Número de comensales. Como intuyes, el precio no será el mismo para 20 personas que para un grupo de 50 personas u otro más numeroso como, por ejemplo, para 200 personas. Por un lado, los costes del servicio se reducen cuando se alcanza un número óptimo de comensales, pero también pueden encarecerse si el número es demasiado elevado, ya que en estos casos puede ser necesario contratar a personal extra para poder cubrir la demanda.
  • Cantidad de comida. Se debe tener en cuenta la cantidad de comida que se encarga al catering. No es lo mismo una gran comida que un picoteo con varios platos de degustación. Hoy en día es posible contratar desde un lunch o una merienda hasta una cena con menú completo.
  • Calidad de la comida. El coste que tiene la propia materia prima incide profundamente en el presupuesto final del catering. Un menú gourmet tendrá un mayor coste que otro menú con comida más tradicional o elaborado con alimentos de temporada.
  • Personal de servicio.. El número de camareros de sala que se necesitan va directamente proporcional al número de comensales y a la cantidad de comida servida. Aquí poco podemos hacer, ya que si se necesitan un número determinado de camareros para servir la comida, será difícil bajar la cifra y no empeorar el servicio. Otra alternativa es contratar un catering tipo bufé o autoservicio.

En resumen, el precio de un catering varía en función de la cantidad de comensales, la cantidad y calidad de la comida e incluso del personal contratado para el evento (camareros, cocineros, etc.).
Cuando nos disponemos a contratar un servicio de catering, una recomendación es fijar previamente un presupuesto mínimo y máximo para no desviarnos demasiado durante la contratación. Volver al principio

¿Cuánto cuesta un servicio de catering para eventos en España?

Ya te puedes imaginar que para poder tener un precio personalizado para el catering que estás buscando es necesario conocer todos los detalles anteriormente mencionados.
En cualquier caso, vamos a ofrecerte precios orientativos para contratar un catering, para que puedas comparar cifras y saber si te están ofreciendo un presupuesto justo o por encima de la media.

Para que puedas hacerte una idea:
El precio por contratar un catering puede oscilar entre 10 y 30 euros por comensal para menú completo (primero, segundo y postre) con varios platos. No obstante, este precio puede aumentar hasta los 60 euros por persona (e incluso más) según la cantidad y la calidad de la comida. Si quieres ahorrar más en la celebración de tu catering, puedes ofrecer un picoteo con platos variados, así podrán comer solamente lo que realmente quieren y lo que más les guste. De hecho, aunque estamos hablando de un menú completo, hay otras opciones de catering que puede interesarte explorar:

PRECIO DE CONTRATAR UN CATERING

Podríamos ofrecerte más precios orientativos, pero lo mejor si estás buscando un catering es que pidas presupuesto a varias empresas. Desde Cronoshare te podemos ayudar. Puedes pedir presupuesto para catering en toda España y hasta 4 empresas de catering se pondrán en contacto contigo para ofrecerte un precio personalizado.
Volver al principio

¿Qué tipo de catering es mejor elegir?

Cuando nos enfrentamos a una oferta tan amplia de servicios puede ser complicado determinar qué es lo más adecuado para nuestro caso en concreto.
No obstante, cuando se trata con profesionales esto no tiene por qué ser un problema. Bastará con indicarles el tipo de evento, el número de asistentes, la duración aproximada y el presupuesto del que disponemos para que nos ayuden a elegir el mejor servicio de catering.
Por ejemplo, para eventos de empresa es habitual contratar un picoteo, mientras que para un cumpleaños infantil la mejor decisión podría ser un bufé.
Volver al principio

Duración de un servicio de catering

Como has podido comprobar, existe una gran variedad de servicios de catering. Conoces sus precios aproximados, pero probablemente también te interese saber cuánto tiempo suele durar el servicio contratado en cada caso.
Un cóctel, un coffee break o un lunch pueden durar entre 30 y 60 minutos, mientras que las meriendas pueden durar algo más. En el caso de las comidas o las cenas, estas pueden durar de dos a tres horas.
Sea como sea, este es un aspecto que podrás determinar con la empresa de catering que contrates, ya que estos profesionales suelen actuar con bastante previsión para poder tenerlo todo controlado el día del evento.
Volver al principio

¿Cuánto cuesta una boda tipo cóctel?

Si tuviésemos que mencionar un evento especialmente importante, sin duda hablaríamos de una boda.
Lo primero que hacen las parejas cuando toman esta decisión es informarse sobre precios de bodas para hacerse una idea de cuánto les puede costar la celebración, y uno de los mayores gastos siempre es el banquete.
¿Quieres que tu boda sea diferente, original y más económica? ¡Apuesta por una boda tipo cóctel contratando un catering especializado en este tipo de eventos!
El precio medio de un catering para bodas ronda entre 50 y 55 euros por persona. No obstante, siempre puedes encontrar empresas de catering con precios desde 30 euros por persona y otras que ofrezcan cifras que alcancen los 120 o 150 euros por comensal. Al final, el precio dependerá de factores que ya hemos mencionado, como la calidad de la comida o el tipo de menú escogido, y también de otros como la formalidad que requieras para este servicio o los extras que decidas incluir, como barra libre.
Volver al principio
Pide presupuesto GRATIS para catering
PEDIR PRESUPUESTO

Catering: precios por persona

Qué factores influyen en el presupuesto

Son muchos los factores que influyen a la hora de preparar el presupuesto de un determinado tipo de catering. Elementos como el número de comensales, tipo de comida, servicio de catering contratado, espacio donde realizar el servicio de catering,…, van a determinar el precio por persona del catering a contratar.

Amantel Catering te lo quiere poner fácil y por eso, ha preparado una pequeña guía para contratar un catering y pagar por él un precio justo.

Antes de lanzarse a la contratación de cualquier catering hemos de realizar nuestro propio presupuesto y marcarnos unos límites. Es decir, tenemos que marcar el precio máximo por persona que nos podemos gastar.

Una vez marcado ese presupuesto máximo dedicado a la celebración del evento y a la contratación de un catering, revisaremos los demás elementos que van a influir en el precio final.

Elementos que intervienen en el precio de un catering

  • Número de comensales.

El precio está estrechamente ligado al número de comensales. Los costes de preparación y servicio se abaratan cuando se alcanza un número óptimo, el cual suele rondar las 25 personas. Por debajo de éste, el precio se puede elevar; pero si el grupo es demasiado grande también afecta negativamente al precio, ya que se requiere también un número elevado de personal para atender bien a todos los clientes.

  • Cantidad de comida y bebida

La cantidad de platos y el tiempo que requieran para la elaboración afectan al precio por persona del catering. No es lo mismo un gran banquete, con platos especiales, donde haya un primer plato, un segundo, en ocasiones hasta tercero y postre, que un picoteo donde se sirven viandas en varios platos de degustación.

  • Calidad de los productos.

Los costes que tiene la propia materia prima inciden de forma directa en el presupuesto final del catering. La calidad de los ingredientes es fundamental. Una forma de abaratar el precio del catering es elegir platos con productos de temporada y de la zona.

  • Personal de servicio.

El número de camareros de sala que se necesitan es directamente proporcional al número de comensales y a la cantidad de comida a servir. En este punto no debemos escatimar gastos, ya que podríamos empeorar la calidad del servicio y es una de las cosas que más aprecian los clientes.

Precio orientativo por contratar un catering de calidad en Ágreda

Desde Amantel Catering os ofrecemos los precios orientativos a la hora contratar un catering. Nuestro consejo es que hay que comparar siempre precios, calidad y experiencia de la empresa de catering.

El precio por contratar un catering puede oscilar entre los 20 a 45 euros por comensal para menú completo con varios platos contundentes: primero, segundo y postre, con bebida incluida.

No obstante, este precio aumentará según la cantidad y sobre todo, por la calidad de la comida elegida. También se puede ajustar más el precio, hay que confiar también en la experiencia de las empresas organizadoras de eventos y dejarse aconsejar.

Un catering barato es posible, siempre y cuando se escojan platos con viandas y de picoteo, pero no siempre es el mejor servicio de catering para celebrar determinados eventos.

Como se puede apreciar en el precio del catering influyen muchos factores, por eso, lo mejor es pedir siempre un presupuesto detallado, donde se refleje todos y cada uno de los detalles para adaptarlo siempre a cliente y llevarse una experiencia inolvidable disfrutando del evento.

La planificación de una gran comida puede ser bastante difícil, de eso no tengo duda. Pero sobre todo lo más difícil es calcular la cantidad de alimentos y bebidas por ración que vas a servir.

Para mí siempre había sido un quebradero de cabeza. Además porque yo soy de esas personas exageradas que siempre piensan que no va a haber suficiente y acabo haciendo comida para todo el vecindario.

Seremos seis, siete u ocho… ¿pero cómo calculo las raciones?

Para la mayoría de anfitriones, la idea de averiguar las cantidades de alimentos por ración puede causar un poco de estrés, sobre todo en comidas con muchos invitados.

Yo por ejemplo, estoy acostumbrada a cocinar para dos, así que cuando tengo que hacerlo para siete u ocho personas ya se me va complicando.

Pero este estrés es parte de las comidas de este tipo, ya que no todos podemos permitirnos el lujo de contratar un catering o un cocinero que se encargue de todo ¡eso cuesta un dineral!

No te preocupes. Hay unas pautas sencillísimas para calcular las cantidades de alimentos para una fiesta que te van a ayudar bastante.

Guía básica para calcular raciones de alimentos en una fiesta

Hay una regla básica para calcular la cantidad de comida en una fiesta que es “la regla del medio kilo”.

Esta regla dice que tiene que haber alrededor de medio kilo de comida por persona, sin contar postre ni bebidas.

Pero esto es muy difícil de calcular cuando estás sirviendo aperitivos, entrantes, plato fuerte… ¿cómo calculas el medio kilo? ¡Así es muy complicado!

Por suerte hay maneras más fáciles de calcular la cantidad de comida necesaria. Todo lo que hay que hacer es ir viendo los diferentes platos que vas a servir y a partir de ahí calcular… Mira:

Aperitivos

Vamos a empezar con los aperitivos, ya que es con lo que solemos comenzar las comidas.

La cantidad de aperitivos va a depender de varios factores: de cuanto tiempo va a durar la cena y de cómo de grande es el plato principal.

Si va a pasar bastante tiempo hasta que se sirvan los platos, habrá que servir más aperitivos, si sólo son unos minutos, sirve menos. Si no vas a servir un plato principal y la comida sólo se basa en aperitivos, más adelante te explico cómo calcularlos.

En general, la mayoría de los adultos comen de seis a siete aperitivos en una hora, durante las dos primeras horas. A partir de ahí el ritmo suele bajar de tres a cuatro por hora.

Igualmente, en el tema de los aperitivos, te recomiendo hacer más, ya que a menudo se convierten en el picoteo ese de después de la cena, cuando se están tomando las copas. Que aunque te hayas hartado de comer siempre picas, ¿verdad? ☺️

Tip: si sirves aperitivos, los invitados comerán en general alrededor de un 10% menos de la comida principal.

Cantidades de aperitivo sin plato principal

Si en tu cena no hay plato principal y se basa todo en aperitivos tendrás que calcular sobre diez o quince piezas de comida por persona y por hora.

Cuando sabes que sólo hay aperitivos comes mucho más que cuando esperas que después llegue un plato principal.

Aquí ademas de calcular la cantidad de alimento también tienes que considerar el tipo de alimento que sirves.

Si pones sólo bocadillos y aperitivos asegúrate de poner también algo que lleve verduras o mini ensaladas para así equilibrar un poco la balanza alimentaria.

Cantidades especificas de alimentos para las comidas

Te voy a dar un listado para saber cómo calcular las raciones de alimentos para las fiestas.

Estas cantidades son para comidas con plato principal. Si no sirves plato principal necesitarás hacer tres veces más de todos los canapés y entrantes que hagas.

Ración de aperitivos

  • Salsas o dip: Me refiero a tipo hummus, queso de untar, guacamole… Aquí necesitarás medio kilo por cada diez personas. Te recomiendo hacer un hummus de remolacha que queda realmente exquisito.
  • Crudités: Si vas a poner crudités de verduras para los dips sería recomendable unos ocho bastones por persona.
  • Ensalada: Es un buen entrante. En este caso necesitarás unos ciento veinte gramos por cada comensal. Por ejemplo, esta ensalada de aguacate y jamón.
  • Patatas chips: Los snacks es de lo que más se consume en las fiestas. Lo recomendable es medio kilo por cada diez invitados.
  • Galletas saladas o tostaditas: medio kilo por cada veinte invitados.
  • Tabla de quesos, embutidos…: Para una buena tabla de embutidos se debe calcular unos cien gramos de embutido por persona. O sea, que para diez personas necesitarías un kilo. Para acompañarlo sería adecuado tener medio kilo de pan.

Este plato es demasiado para una sola ración… para dos empieza a estar bien

Ración de plato principal

  • Pizza: Si la cena es pizza es muy fácil de calcular. Si es plato principal y único, con una pizza mediana se puede alimentar a dos personas. Si hay otras cosas para comer, calcula dos trozos de pizza por persona.
  • Carne o pescado: La mayoría de las personas comen platos de al rededor de doscientos gramos, siempre que haya acompañamientos o aperitivos.
  • Tartas saladas o quichés: es una buena opción de cena. Hay que pensar en dos porciones por persona. Una tarta de tomates o una quiché de champiñones queda ideal como plato principal.

Ración de acompañamientos

  • Patatas: Ya sea en puré, fritas o asadas, calcula una patata grande por persona.
  • Pasta: Si es como acompañamiento, con cincuenta gramos de pasta por persona sería suficiente.
  • Verduras: Si haces alguna verdura de acompañamiento, con una taza por persona debería bastar.
  • Pan: dos bollos por persona, unos ciento veinte gramos (sólo para el plato principal).

Ración de postres

  • Pastel: Si sólo hay un postre, que es el pastel, calcula una porción por invitado. Si sirves dos o tres postres, calcula media porción de cada uno por invitado.
  • Galletas: aproximadamente dos galletas por persona.
  • Helado: Un helado de un litro te vale para cuatro personas.

gratis Lista de correo donde sigo dando consejos semanalmente

¡Suscríbete ahora y forma parte!

Variedad de alimentos

Además de aprender a calcular las raciones de alimentos para una fiesta, también está bien que vigiles la variedad de lo que estás sirviendo.

Seguro que quieres ofrecer un menú equilibrado y dar un poco de variedad.

Una mala costumbre de estas cenas es elegir platos con gran cantidad de calorías. Lo recomendable, es optar por propuestas menos pesadas y más fáciles de servir.

Vamos a ver un ejemplo.

Digamos que tienes diez invitados a cenar. Un buen menú para esta cena seria hacer cincuenta gramos de pasta por persona (quinientos gramos) hecha con dos salsas diferentes; dos tipos de ensaladas (una verde y la otra a tu elección) y un plato de carne o pescado (dos kilogramos).

Y por supuesto después un rico postre, ¿no crees? 😉

Hablemos también de las bebidas

Por supuesto el cálculo de las bebidas necesarias también es importante. Tanto o más como el de la comida… no querrás que tus invitados se queden más secos que el Sáhara ¿no?

En general los adultos toman una media de tres o cuatro copas de bebida durante una cena de tres horas (bebiendo moderadamente).

Te detallo entonces la cantidad de bebida necesaria según el tipo:

  • Refrescos o bebidas sin alcohol: Estas bebidas suelen ser las que más se consumen, ya sean solas o en combinados. Se calcula un litro de bebida por persona.
  • Cerveza: medio litro de cerveza por persona.
  • Champan o vino: si se sirve con otras bebidas, calcular una botella por cada cinco personas. Si es bebida única, una botella por cada tres invitados.
  • Licor: una botella de 750 ml da aproximadamente para ocho porciones. Un adulto beberá de una a dos bebidas por hora. Así que calcula según el tiempo que tengas previsto.
  • Hielo: Si la mayoría de bebidas requieren hielo, calcula más o menos un kilo por persona. Aquí es mejor que sobre, porque una bebida caliente no queda nada bien.

Ahora te toca a ti

Espero que cuando organices tu cena de Navidad te sean útiles estos consejos. ¿Y tú? ¿Tienes algún truco para calcular las raciones?

Por cierto, no hay nada malo en hacer comida extra. La comida se puede congelar, no es necesario tirar lo que sobre. O si te sobra mucho puedes repartir entre tus invitados, ¡seguro que ellos estarán contentos de no tener que cocinar al día siguiente! 🤣

¿CÓMO CALCULAR LA CANTIDAD DE COMIDA POR PERSONA?

En general, dependiendo de si es almuerzo ( algo más) o cena (algo menos) y si son jóvenes (algo más) o adultos mayores (algo menos), se calcula aproximadamente 500 gramos de alimento (en total) por persona. Siguen ejemplos.

Comidas

  • Si es seguido por un almuerzo o cena, calcule de 5 a 8 bocaditos de entrada por persona.
  • Calcule 12 bocaditos o canapés por persona si lo que se servirá a continuación es solmente un plato caliente (coctel + plato caliente)
  • Si solamente se sirve cóctel, calcule 15 a 18 bocaditos por persona
  • Calcule aproximadamente 150 gramos de pasta cocida por persona si ésta se sirve como acompañamiento único o 200 gramos se fuera el plato principal.
  • Si sirve papas torneadas como acompañamiento único de un plato, calcule 150 gramos por persona. Si la papa fuera la segunda guarnición del plato principal, calcule 125 gramos. Si la guarnición única fuera puré de papas, calcular 200 gramos por persona.
  • Calcule 120 gramos de fruta fresca y vegetales por persona.
  • En la medida que haya entrada y postre, calcule aproximadamente 200 gramos de carnes o pescados por persona para un almuerzo o cena y 400 gramos para un asado
  • Si un plato es acompañado de arroz, calcule 50 gramos por persona (el arroz hervido triplica su peso)
  • Si de postre se sirve petit-fours, calcule 3 o 4 por persona.
  • En la medida que se sirvan varios postres, calcule para las tortas 60 gramos por persona
  • Si el postre es un helado, calcule 150 gramos por persona

Bebidas

  • Vino: media botella por persona
  • Gaseosas: medio litro por persona
  • Champagne: 200 cc (2 copas) por persona

31 Oct ¡NI CATERING NI COCINERO! ¿CÓMO CALCULO LAS RACIONES?

Publicado a las 20:23h en Recomendaciones del Pinche por Toya de la Guardia

Cuantas veces nos hemos hecho la siguiente pregunta cuando nos decidimos a organizar una fiesta, una reunión de amigos o las temidas reuniones familiares en Navidad, y no sabemos por dónde tirar…¿Cómo calculo las cantidades en comida y bebida?

Cuando estamos acostumbrados a preparar la comida para nosotros solos, el cálculo de la cantidad de comida que tenemos que cocinar acaba siendo sencillo y, la mayoría de las veces depende de lo hambrientos que estemos en ese momento o en si queremos hacer alguna ración extra para comer al día siguiente o para congelarlo y guardarlo para otro día.

Pero todo se complica cuando tenemos que calcular las raciones y cocinar para mucha gente, pues todos sabemos que organizar una comida o cena con muchos invitados en casa significa que los días posteriores tendremos la nevera llena de sobras.

Pues bien, para intentar evitar que eso vuelva a ocurrir os voy a contar cómo nos organizamos en Sabores, Olores y Colores cuando organizamos una fiesta y tenemos que hacer la compra para que nadie se quede con hambre y tampoco sobre y algunos platos terminen en la basura. No todos podemos permitirnos el lujo de contratar un catering o un cocinero que se encargue de todo ¡Eso cuesta un dineral! Por suerte hay maneras mas fáciles de calcular la cantidad de comida necesaria. Todo lo que hay que hacer es ir viendo los diferentes platos que vas a servir y a partir de ahí calcular.

APERITIVOS

Vamos a empezar con los aperitivos. Si en tu cena no hay plato principal y se basa todo en aperitivos tendrás que calcular sobre diez o quince piezas de comida por persona.

Salsas: Me refiero a tipo “Hummus”, Queso de untar, “Guacamole”… Aquí necesitarás medio kilo por cada diez personas.

“Crudités”: Si vas a poner “crudités” de verduras para los “dips” (salsa en la que mojar un alimento generalmente más sólido), sería recomendable unos ocho bastones por persona.

Ensalada: En este caso necesitarás unos 120 gr por cada comensal.

Patatas chips y frutos secos: Es de lo que más se consume en las fiestas. Lo recomendable es medio kilo por cada diez invitados.

Galletas saladas o tostaditas: Medio kilo por cada veinte invitados.

Tabla de quesos, embutidos o ahumados: Para una buena tabla se debe calcular unos cien gramos de embutido, queso o ahumado por persona. Para acompañarlo sería adecuado tener medio kilo de pan.

Tartas saladas o Quichés: Hay que pensar en dos porciones por persona.

PLATOS PRINCIPALES

La mayoría de las personas comen platos de alrededor de doscientos gramos, siempre que haya acompañamientos o aperitivos.

Pescados y Mariscos: Las langostas, bogavantes y demás se calculan por unidades. Una langosta normal puede pesar unos 400/500 gramos y se cuenta como “ración”. Las nécoras, gambas, langostinos, cigalas, galeras y demás crustáceos es mejor contarlas por unidades, siempre dependiendo de su tamaño y de con qué más van a compartir plato. En estos casos, os recomiendo preguntar directamente a vuestro proveedor de pescado de confianza, contándole cuánta gente habrá en la mesa y perfilando un poco el menú completo, para que nos ayude a acertar con la cantidad. Para las ostras un buen cálculo sería de 3 o 4 por persona.

Aves: Si se trata de pollo entero, con piel y hueso, lo más sencillo es calcular por pieza. La piezas pequeñas como codornices o perdices piden un par de unidades por persona.

Un pollo, faisán, pato o pularda de 1,5/2 kg deberían dar para 4 personas.

El pato suele pesar más, entre 2,5 y 3 kg, dará fácilmente para 6 u 8 comensales. Si las aves se van a estofar o guisar, 350 gr serán suficientes.

Las aves de gran tamaño, como el pavo, son más fáciles de contar por peso. Si se va a rellenar, un cálculo acertado es de 400 gr por persona. Para las aves deshuesadas y rellenas entre 180 y 200 gramos ya se considera una porción más que adecuada.

Carnes: Todo lo que tiene hueso y se va a hornear, como una paletilla o un costillar de cordero, tiene una merma importante, así que os recomiendo calcular 400 gramos por comensal.

Para las carnes que van casi limpias de grasa, sin hueso y con una cocción corta, como un entrecot de ternera o vaca vieja, 200 gr serán suficientes.

Si hablamos de carne sin grasa y que además se va a servir cruda, como un “tartar” o un “carpaccio” haciendo las veces de entrante, deberíamos limitar la ración a 125 gramos. Una ración en crudo de 200 gramos de rosbif, como plato principal, que llegará a la mesa pesando unos 180 gramos, será una buena ración por persona.

ACOMPAÑAMIENTOS

Patatas: Ya sea en puré, fritas o asadas, calcula una patata grande por persona, unos 150 gr por persona.

Verduras: Si haces alguna verdura de acompañamiento, con una taza por persona debería bastar.

Pan: Dos bollos por persona, unos ciento veinte gramos (sólo para el plato principal). Si es un «buffet», queda muy bonito poner una bandeja con un surtido de panes.

POSTRES

Tarta: Si sólo hay un postre, que es la tarta, calcula una porción por invitado. Si sirves dos o tres postres, calcula media porción de cada uno por invitado.

Galletas: aproximadamente dos galletas por persona.

Helado: Un helado de un litro te vale para cuatro personas.

Además de aprender a calcular las raciones de alimentos para una fiesta, también está bien que vigiles la variedad de lo que estás sirviendo. Seguro que quieres ofrecer un menú equilibrado y dar un poco de variedad.

BEBIDAS

El cálculo de las bebidas necesarias también es importante. Tanto o más como el de la comida. En general los adultos bebemos una media de tres o cuatro copas a lo largo de una cena.

Refrescos o bebidas sin alcohol: Estas bebidas suelen ser las que más se consumen, ya sean solas o en combinados. Se calcula un litro por persona.

Cerveza: Medio litro por persona.

Champan o vino: Si se sirve con otras bebidas, calcular una botella por cada cinco personas. Si es bebida única, una botella por cada tres invitados.

Licores: Una botella de 750 ml da aproximadamente para ocho personas.

Hielo: Si la mayoría de bebidas requieren hielo, calcula más o menos un kilo por persona. Aquí es mejor que sobre, porque una bebida caliente no queda nada bien y tener que salir corriendo a una gasolinera no mola nada.

Summary Article Name ¡Ni Catering ni Cocinero! ¿Cómo calculo las raciones? Description Cuantas veces nos hemos hecho la siguiente pregunta cuando nos decidimos a organizar una fiesta, una reunión de amigos o las temidas reuniones familiares en Navidad, y no sabemos por dónde tirar…¿Cómo calculo las cantidades en comida y bebida? Author Toya de la Guardia Publisher Name Sabores, Olores y Colores Publisher Logo

Organizar un buffet

Tu navegador no puede mostrar este vídeo

Cálculo del número de platos por invitado
También se puede decidir hacer varios platos para seis personas y multiplicar según el número de invitados. Así, para 25-30 personas, cuenta con 4 entrantes, 4 platos principales y 4 postres, además de pinchos y acompañamientos.

Cálculo en peso por invitado

Tipo de plato

Cantidad

Aperitivos (hojaldres, bocaditos…)

6 a 8 piezas

Entrante y ensaladas

250 g

Carnes y pescados

160 g

Quesos

70 g

Postre

110 g

Helado

125 g

Debes saber
– Cuantos más invitados hay, menos come la gente.
– Cuando la gente come de pie, de buffet, come menos que sentado a la mesa. Por lo que no merece la pena prever cantidades extravagantes: sobre todo, ¡corres el riesgo de que sobre demasiado!

Elección de los platos
Da prioridad a los platos que se pueden preparar por adelantado para poder pasar tiempo con los invitados. Cuenta con las presentaciones lúdicas, (brochetas, bolitas, bocaditos), fáciles de picar. Varía los sabores para estar segura de que tus invitados encontrarán algún plato de su gusto. No olvides en tu buffet:
– Los pasteles salados y dulces
– Las ensaladas
– Las quiches
– Los bocaditos
– Les brochetas
– Los ponches y cócteles

Cantidad de bebida

Tipo de bebida

Cantidad

Alcohol fuerte (ron, tequila, ginebra…)

1 botella por cada 20 personas

Vino blanco

1 botella por cada 4 personas

Vino tinto

1 botella por cada 3 personas

Champán

1 botella por cada 4 personas

Agua

1 botella por cada 3 personas

Bebidas sin alcohol (zumos, refrescos)

1 botella por cada 6 personas

Prevé bebidas con alcohol y sin alcohol en función de la edad de los invitados.
Si tu frigorífico no es suficientemente grande, guarda las bebidas en un lugar fresco, tipo sótano, balcón o bodega. E incluso, en caso de olvidarlo, es suficiente con que sumerjas las botellas en agua con hielo durante 1 hora para que estén bien frías.

Organizar la mesa del buffet
Una tabla grande encima de unos caballetes puede hacer el apaño. Para saber si el espacio es suficiente, debes saber que se cuenta con 8 cm de largo por invitado, o sea, 4 m para 50 personas, con una anchura de unos 80 cm aproximadamente. Reparte los platos en varias mesas: una para las bebidas (esto evitará que se caiga líquido encima de la comida), una para los postres y una para el servicio, en donde colocarás las fuentes, los platos, los vasos, los cubiertos y las servilletas.
Prevé muchos más vasos de plástico, cucharas y vasos que invitados: ¡éstas son siempre las piezas más utilizadas!

Consulta también:
Decorar la mesa de fiesta
Aprovechar las sobras

Y también nuestro artículo:
Todo sobre el slunch
¡Un brunch y listo!

¿Cómo calcular el número de canapés?

Mejor respuesta

Esta respuesta le ha sido útil a 195 personas

Cuando organizas una reunión de tipo cocktail es común servir unos canapés para que las personas puedan comer algo
mientras que disfrutan de su trago y de la conversación con otros invitados. Esto hace que muchas personas me
pregunten ¿Cuántos canapés tengo que servir?
Como en todo, esto se tiene que contestar poco a poco al ir considerando la respuesta a diversas preguntas.
1) ¿Los canapés serán la comida completa o solo un tentempié? – Los invitados esperarán mucho más si los canapés
deben reemplazar la cena.
2) ¿Cuántas horas durará el evento? – Los invitados normalmente comen mucho más en los primeros 90 minutos.
3) ¿Van a ser solo adultos o habrá niños/jóvenes? – Los jóvenes normalmente consumen más que los adultos.
Una vez que hayas considerado lo anterior, toma en cuenta esta pequeña guía para tu decisión final.
Cocktail con canapés ligeros 1 hora antes de cenar
4 a 5 piezas por persona
Cocktail con canapés ligeros 2 horas antes de cenar
6 a 8 por persona
Cocktail con canapés en vez de cena
12 a 15 por persona
La pregunta que prosigue normalmente es esperada ¿Cuantos tipos diferentes de canapés debo servir?
Esto puede ser una cuestión de opinión o preferencia pero también te proporciono la siguiente guía para ayudarte en tu
decisión final.
Para canapés antes de cenar
50 invitados – 3 a 4 variedades saladas
50 a 100 invitados – 5 a 7 variedades saladas
100 a 200 invitados – 7 a 9 variedades saladas
Para canapés en vez de cena
50 invitados – 6 a 9 variedades (3-4 salados fríos, 2-3 salados calientes, 1-2 dulce)
50 a 100 invitados – 11 a 14 variedades (5-6 salados fríos, 4-5 salados calientes, 2-3 dulce)
100 a 200 invitados – 15 a 18 variedades (7-8 salados fríos, 5-6 salados calientes, 3-4 dulce)
Todo esto puede parecerte como mucha comida pero no subestimes el apetito de tus invitado

Cuando pensáis en los menús de nuestras comidas y cenas de celebración ¿planificáis también los aperitivos? A nosotros nos gusta mucho dar al aperitivo la importancia que merece, por eso compartimos con varias de nuestras recetas preferidas: once aperitivos que se comen de un bocado con los que arrancar, con buen sabor y sin llenarse, cualquier celebración.

Nuestras propuestas son variadas e incluyen aperitivos más y menos laboriosos de preparar, pero todos ellos muy fáciles. Desde las clásicas croquetas, blinis y canapés de pan de molde hasta bocados tan originales como los rollitos de carpaccio con rúcula y dátiles. Esperamos que os sirvan de ayuda para vuestras ocasiones especiales, como la cena de Nochevieja o, simplemente, para picotear el fin de semana.

Vieiras a la parmesana

Para 9 unidades

  • Vieiras limpias 6
  • Zumo de limón 20 ml
  • Salsa Worcestershire 10 ml
  • Perejil 5 g
  • Mantequilla 20 g
  • Queso Parmesano rallado 75 g
  • Sal
  • Pimienta negra molida

Cómo hacer Vieiras a la parmesana

Dificultad: Fácil

  • Tiempo total 15 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 5 m

Secamos las vieiras con papel absorbente y las cortamos en piezas de un centímetro aproximadamente. Mezclamos con el zumo de limón, la salsa Worcestershire, el perejil, una pizca de sal y otra de pimienta negra molida. Sobre una bandeja de horno colocamos nueve conchas de vieira o, en su defecto, en nueve cucharitas o cuencos de cerámica aptos para horno. Rellenamos cada recipiente con la vieira troceada y condimentada. Cortamos la mantequilla en nueve dados y los colocamos sobre las vieiras. Cubrimos generosamente con queso parmesano rallado. Introducimos en el horno, precalentado a 200º C, y cocemos cinco minutos. Servimos inmediatamente.

La receta completa aquí.

Cucharitas de crema de patata y huevo de codorniz

  • Ingredientes para 4 personas: 2 patatas medianas, 1 cebolleta pequeña, 50 ml de aceite de oliva virgen extra, leche o nata líquida para cocinar, una pizca de nuez moscada, pimienta negramolida, 10 huevos de codorniz cocidos y pelados, cebollino, huevas o sucedáneo de caviar y sal.

  • Elaboración: Lavar y secar bien las patatas. Pelar la capa más fea y sucia de la cebolleta, retirar la raíz si la tuviera, y cortar en dos o tres trozos. Introducir ambos ingredientes en una olla, cubrir con agua fría, añadir un poco de sal, un chorro de aceite de oliva y llevar a ebullición.Cocer a fuego medio hasta que las patatas estén bien tiernas. Sacarlas y dejarlas enfriar un poco. Escurrir el agua de cocción pero reservando una parte, colándola con un colador o tamiz. Pelar las patatas cuando no quemen. Chafar las patatas en la olla con la cebolleta. Incorporar un poco del agua de cocción, el aceite de oliva, una pizca de nuez moscada, pimienta negra recién molida y añadir un chorro de leche o nata líquida. Triturar hasta incorporar bien el líquido. Comprobar el punto de la textura y ajustarla añadiendo más caldo o leche. Podríamos añadir mantequilla si nos gusta, mezclando con una espátula con la crema caliente. Repartir la crema de patata en cucharitas, sin llenarlas demasiado, colocar un huevo encima y una porción de huevas negras o sucedáneo de caviar -o caviar auténtico-. Terminar con cebollino picado, un hilo de buen aceite de oliva y un golpe de pimienta negra.

La receta completa aquí.

Tartaletas de sobrasada con miel y piñones

  • Ingredientes para 8 tartaletas: 1 cucharadita de aceite, 40 g de piñones, 100 g de sobrasada, 1/2 cucharada de miel suave y 8 mini tartaletas o volovanes.

  • Elaboración: Calentamos el aceite en una sartén pequeña. Agregamos los piñones y los tostamos ligeramente a fuego bajo. Echamos la sobrasada removemos durante un minuto y vertemos la miel por encima. Mezclamos todo bien y cuando la miel esté bien integrada retiramos del fuego. Rellenamos las tartaletas con la mezcla de sobrasada, miel y piñones. Servimos al momento preferentemente.

La receta completa aquí.

Champiñones rellenos de puerro y queso azul

  • Ingredientes: 10 champiñones variedad Portobello, 1 puerro (solo la parte blanca), 5 g de harina de trigo, 50 ml de leche, 50 g de queso azul, sal, pimienta negra molida, aceite de oliva virgen extra.

  • Elaboración: Limpiamos bien los champiñones, retirando los pies (que guardamos para otra elaboración: una salsa, una crema, etc) y restos de tierra. Cortamos el hueco de cada champiñón con una puntilla para hacerlo más grande y que quepa más relleno. Salpimentamos y reservamos. Lavamos y secamos bien el puerro, cortamos a lo largo y picamos en tiras finas. Calentamos un poco de aceite de oliva virgen extra en una sartén y pochamos el puerro a fuego suave hasta que esté tierno y ligeramente dorado. Agregamos la harina y removemos para integrar antes de añadir la leche. Removemos y cocemos unos minutos hasta espesar. A continuación desmenuzamos el queso azul y lo añadimos a la mezcla anterior. Salpimentamos al gusto y retiramos del fuego. Rellenamos los champiñones y cocemos en el horno, precalentado a 200º C con calor arriba y abajo, durante diez minutos. Servimos inmediatamente espolvoreados con un poco más de queso azul y pimienta negra.

La receta completa aquí.

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

Croquetas de queso y mostaza de Dijon

  • Ingredientes para 40 unidades: 50 g de mantequilla, 70 g de harina de trigo, 500 ml de leche, 3 quesitos en porciones, 25 g de mostaza de Dijon, 1 huevo, pan rallado y sal.

  • Elaboración: Comenzamos calentando a fuego medio la mantequilla en una sartén, cacerola o cazuela amplia. Una vez fundida añadimos 50 gramos de la harina de trigo (el resto lo reservamos para el formado de las croquetas) y removemos durante un par de minutos de forma que la harina se integre bien con la mantequilla y se cueza al mismo tiempo. A continuación añadimos la mitad de la leche, que habremos calentado previamente. Removemos con unas varillas metálicas para diluir cualquier posible grumo y añadimos los tres quesitos y la mostaza de Dijon. Removemos durante un par de minutos antes de añadir el resto de la leche y dejar cocer durante unos 15 minutos a fuego suave al tiempo que removemos. Cuando la masa de las croquetas esté lista la pasamos a una fuente, cubrimos con papel film (que toque la masa para que no forme costra) y dejamos enfriar antes de introducir en la nevera. Un par de horas de reposo será suficiente, aunque la podemos dejar toda la noche y formar las croquetas al día siguiente. Podemos envolver las croquetas de manera rápida con esta técnica. En diez minutos tendremos nuestras 40 croquetas listas para freír en abundante aceite caliente. Pero si no hay prisa y preferís hacerlo a vuestra manera, adelante con ello.

La receta completa aquí.

Rollitos de carpaccio con rúcula y dátiles

  • Ingredientes para 12 rollitos: Un paquete de carpaccio de ternera (unos 90g en finas láminas), rúcula, 20g de parmesano, 4 dátiles, aceite, sal y pimienta.

  • Elaboración: Esta receta es extremadamente sencilla y rápida de preparar. La parte más delicada es separar las láminas de carpaccio sin que se rompan. Por otro lado rallamos el parmesano y cortamos los dátiles en láminas. Para montar los rollitos extendemos varias cortadas de carpaccio, uego colocamos encima un poco de rúcula, un poco de parmesano rallado y dos o tres rodajas de dátil. Salpimentamos, añadimos un chorrito de aceite y cerramos el rollito con ayuda de un palillo para que no se desmonte.

La receta completa aquí.

Canapés enrollados, tres recetas diferentes

Canapé enrollado de pimientos y atún

  • Ingredientes para 10 unidades: 1 rebanada de pan de molde especial para enrollar o 2 normales (sin corteza), 150 g de pimiento rojo asado, 1 diente de ajo, 15 g de pan rallado y 50 g de atún en aceite.

  • Elaboración: Escurrimos bien los pimiento rojos asados y los secamos con papel absorbente. Escurrimos también el atún, guardando el aceite. Pelamos el diente de ajo. Trituramos todos los ingredientes con una batidora de brazo y salpimentamos al gusto. Podemos ajustar de espesor añadiendo un poco de aceite (el del atún) y dar un punto de sabor con un pellizco de pimentón. Estiramos el pan de molde con un rodillo, untamos una capa fina de la mezcla y enrollamos por la parte más larga. Pinchamos con unos palillos y cortamos piezas de 1 cm de grosor aproximadamente.

Canapé enrollado de pesto, mozzarella y tomate seco

  • Ingredientes para 10 unidades: 1 rebanada de pan de molde especial para enrollar o 2 normales (sin corteza), 20 g de pesto, 3 lonchas de queso mozzarella y 6 tomates secos en aceite.

  • Elaboración: Cortamos los tomates secos en finas tiras. Estiramos el pan de molde con un rodillo y untamos con una capa fina de pesto, sin pasarnos (tiene un sabor muy potente), y colocamos encima las lonchas de mozzarella y el tomate seco. Enrollamos por la parte más larga. Pinchamos con unos palillos y cortamos piezas de 1 cm de grosor aproximadamente.

Canapé enrollado de huevo y gambas

  • Ingredientes para 10 unidades: 1 rebanada de pan de molde especial para enrollar o 2 normales (sin corteza), 1 huevo duro pelado, 6 gambas cocidas y peladas, 20 g de mayonesa, 20 g de queso crema, pimienta negra molida y sal.

  • Elaboración: Picamos finamente el huevo y las gambas. Mezclamos con la mayonesa y el queso crema y salpimentamos al gusto. Estiramos el pan de molde con un rodillo y cubrimos con la mezcla. Enrollamos por la parte más larga, pinchamos con palillos y cortamos piezas de 1 cm de grosor aproximadamente.

Las recetas completas de los canapés enrollados con vídeo aquí.

Crujientes de sobrasada con espuma de miel

  • Ingredientes para 2 personas: 1 paquete de masa filo, 150 g de sobrasada, 50 g de mantequilla, 3 cucharadas de miel, unas gotas de zumo de limón y 100 ml de nata líquida para montar.

  • Elaboración: Preparamos una mezcla o relleno en un bol, trabajando la sobrasada pelada con una cucharada sopera de miel y añadiendo más si fuera necesario. Una vez obtenemos una mezcla cremosa, la reservamos. Para el exterior crujiente tenemos que cortar unos rectángulos de pasta filo más o menos de 12 x 5 cm, para después poder enrollarlos formando una especie de cigarritos. Para ello, una vez recortados, barnizamos tres capas de pasta filo con mantequilla y las pegamos una encima de otra. Después rellenamos los rectángulos con la mezcla de sobrasada y miel y los enrollamos. Calculad dos de estos cilindros por persona. Para servirlos bien crujientes, los horneamos durante 10 minutos a 190ºC, retirando el exceso de mantequilla y grasa de la sobrasada al dejarlos escurrir sobre un papel absorbente. Para hacer la espuma de miel, batimos la miel con el limón y añadimos la nata líquida con ayuda de las varillas. Después ponemos esa mezcla en un sifón de espumas, añadimos una carga y dejamos en la nevera durante 2 horas. Servimos los crujientes apilados, poniendo aparte un pequeño cuenco con la espuma de miel, para que cada uno se sirva o moje al gusto.

La receta completa aquí.

Aperitivo de blinis con aguacate, queso y huevas

  • Ingredientes para 25 unidades: 2 huevos L, 180 ml de leche, 2 ml de mostaza de Dijon, 100 g de harina de repostería, 50 g de harina integral, 30 g de mantequilla derretida, media cucharadita de levadura química, media cucharadita de sal, aceite de oliva virgen extra, 200 g de queso crema, 1 aguacate grande, lima, tabasco rojo, huevas, sucedáneo de caviar, cebollino y pimienta negra molida.

  • Elaboración: Batir en un cuenco los huevos con la leche y la mostaza. Aparte tamizar las harinas con la levadura, la sal y la pimienta. Añadir los ingredientes húmedos, mezclar un poco y echar la mantequilla derretida. Trabajar la masa bien con unas varillas hasta que no queden grumos. Engrasar una sartén o buena plancha anti adherente y calentar a fuego medio. Añadir cucharadas de masa formando unos tres o cuatro blinis cada vez, bien separados, y cocinar hasta que salgan burbujas. Dar la vuelta con una espátula y cocinar por la otra cara uno o dos minutos más. Retirar y continuar con el resto de la masa. Para montar los blinis, machacar con un tenedor o triturar la carne del aguacate con un chorro de zumo de lima, un poco de tabasco, sal y pimienta negra. Colocar una cucharada de queso en cada blini, otra de aguacate y coronar con las huevas. Añadir un poco de cebollino fresco picado.

La receta completa aquí.

En Directo al Paladar | Las 9 mejores recetas para ser los reyes del tapeo.
En Directo al Paladar | Las doce tapas que se consumen en toda España, su historia y sus mejores recetas

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *