0

Calcular dosis amoxicilina niños

Amoxicilina/clavulanato

Solución inyectable, solución oral y tabletas

Antibiótico de amplio espectro

FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN:

cada frasco ámpula contiene:

Amoxicilina sódica equivalente a……………………………… 500 mg
de amoxicilina

Clavulanato de potasio equivalente a……………………….. 100 mg
de ácido clavulánico

Diluyente recomendado:

Agua inyectable, 10 ml.

Cada TABLETA contiene:

Amoxicilina sódica equivalente a……………………………… 500 mg
de amoxicilina

Clavulanato de potasio equivalente a……………………….. 125 mg
de ácido clavulánico

Hecha la mezcla, cada 5 ml contienen:

Amoxicilina trihidratada
equivalente a 125 mg 200 mg 250 mg 400 mg
de amoxicilina

Clavulanato de potasio
equivalente a 31.5 mg 28.57 mg 62.50 mg 57.14 mg
de ácido clavulánico

INDICACIONES TERAPÉUTICAS:

AMOXICILINA/CLAVULANATO está indicado para el tratamiento de infecciones agudas y crónicas de las vías respiratorias superiores e inferiores, en meningitis, en infecciones genitourinarias, de piel y tejidos blandos, gastrointestinales, biliares y en general para el tratamiento de infecciones causadas por gérmenes sen­sibles.

CONTRAINDICACIONES: AMOXICILINA/CLAVULANATO se contraindica en personas con antecedentes de hipersensibilidad a las penicilinas o al clavulanato. Los pacientes alérgicos a las cefalosporinas también pueden serlo a las penicilinas.

PRECAUCIONES GENERALES: La dosis de AMOXICILINA/CLAVULANATO debe individualizarse tomando en cuenta la respuesta de cada paciente y la severidad de la infección. Antes de instaurar el tratamiento con AMOXICILINA/CLAVU­LANATO se recomienda realizar cultivos con antibiograma para identificar el agente causal y la sensibilidad al medicamento. Se recomienda continuar el tratamiento con antibióticos hasta 3 días después de la desaparición de la fiebre.

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA:

No se han realizado estudios bien controlados en mujeres embara­zadas; las penicilinas y el clavulanato cruzan la barrera placentaria. Sin embargo, estudios realizados en ratas a las que se les administraron dosis de hasta 10 veces la dosis usual en humanos, no han demos­trado que la amoxicilina/clavulanato cause efectos adversos sobre el feto.

Las penicilinas se distribuyen en la leche materna en bajas concentraciones; se desconoce si el clavulanato también lo hace. Sin embargo, el uso de penicilinas durante la lactancia puede hacerse tomando en cuenta la posibilidad de que ocurra sensibilidad, diarrea, candidiasis y erupción cutánea en el recién nacido.

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS: Se pueden presentar reacciones alérgicas caracterizadas por erupción cutánea; artralgias, fiebre, prurito y hasta choque anafiláctico.

En raras ocasiones se ha reportado dolor en el sitio de inyección, colitis pseudomembranosa por Clostridium difficile, la cual puede aparecer hasta varias semanas después de la interrupción del medicamento.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO:

Al igual que otros antibióticos, la amoxicilina puede interferir con los anticonceptivos hormonales en la circulación enterohepática de los es­trógenos, lo cual provoca una alta penetración a vías biliares de éstos. La cimetidina puede aumentar la absorción de la amoxicilina. El probenecid aumenta la concentración plasmática de la amoxicilina.

PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD: Estudios realizados en animales a los cuales se les administraron dosis hasta 10 veces la dosis a humanos no han demostrado que la amoxici­li­na/clavulanato tenga efectos de carcinogénesis, muta­génesis, teratogénesis ni alteraciones sobre la fertilidad.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN:

AMOXICILINA/CLAVULANATO (125/31.5 mg):

La dosis recomendada es la siguiente: Cada 8 horas por 7 a 10 días de tratamiento.

De 14 kg: 4.0 ml.

De 13 kg: 3.5 ml.

De 11 a 12 kg: 3.0 ml.

De 9 a10 kg: 2.5 ml.

De 7 a 8 kg: 2.0 ml.

De 5 a 6 kg: l.5 ml.

AMOXICILINA/CLAVULANATO (200/28.57 mg):

De 8-12 años: 5 ml cada 8 horas por 7 a 10 días de tratamiento.

De 5-7 años: 2.5 ml cada 8 horas por 7 a 10 días de tratamiento.

En niños menores de 5 años: la dosificación debe realizarse de acuerdo a su peso corporal.

La dosis ponderal es de 20 mg/kg/día con base en la amoxicilina, en dosis divididas cada 8 horas.

En otitis media, sinusitis e infecciones del tracto respiratorio, se recomienda 40 mg/kg/día con base en la amoxicilina, en dosis divididas cada 8 horas.

(AMOXICILINA/CLAVULANATO debe administrarse junto con los alimentos).

AMOXICILINA/CLAVULANATO (250/62.50 mg):

Cada 12 horas por 7 a 10 días:

De 14 kg: 4.5 ml.

De 13 kg: 4.0 ml.

De 12 kg: 4.0 ml.

De 10 kg: 3.0 ml.

De 9 kg: 3.0 ml.

De 8 kg: 2.5 ml.

De 7 kg: 2.0 ml.

De 6 kg: 2.0 ml.

De 5 kg: 1.5 ml.

AMOXICILINA/CLAVULANATO (400/57.14 mg):

De 8-12 años: 5 ml cada 12 horas por 7 a 10 días de tratamiento.

De 5-7 años: 2.5 ml cada 12 horas por 7 a 10 días de tratamiento.

En niños menores de 5 años: La dosificación debe realizarse de acuerdo a su peso corporal.

Dosis ponderal: 25 mg/kg/día con base en la amoxici­lina, en dosis divididas cada 12 horas. AMOXICILINA/CLAVULANATO debe administrarse junto con los alimentos.

En infecciones graves, la terapia puede iniciarse y continuar con las presentaciones orales. En caso de insuficiencia renal la dosis deberá ser ajustada con base en la amoxicilina.

AMOXICILINA/CLAVULANATO Tabletas: En infecciones leves o moderadas se administrará una tableta dos veces al día cada 12 horas por 7 a 10 días.

AMOXICILINA/CLAVULANATO Inyectable: La administración de AMOXICILINA/CLAVULANATO es por vía intravenosa o por infusión.

Inyección intravenosa: Para la reconstitución de AMOXICILINA/CLAVULANATO introduzca 10 ml del diluyente en el frasco ámpula, agítelo suavemente y adminístrese de inmediato por inyección intravenosa lenta en un periodo de 3 a 4 minutos y deséchese el sobrante.

Infusión intravenosa: Una vez reconstituido, AMOXICILINA/CLAVULA­NATO puede ser diluido en 50 ml de solución de cloruro de sodio al 0.9% o agua inyectable para ser administrado por infusión intravenosa en un periodo de 30 a 40 minutos y dentro de las 4 horas posteriores a la reconstitución. Otro diluyente recomendado es la solución de Hartmann, la cual debe administrarse dentro de las 3 horas posteriores debido a que es menos estable.

AMOXICILINA/CLAVULANATO no debe mezclarse con otro tipo de soluciones intravenosas como productos sanguíneos, soluciones proteínicas o emulsiones lipídicas.

Dosis recomendada:

Adultos: De 500 mg a 1 g cada 8 horas por vía intravenosa. La dosis puede calcularse también a razón de 50-100 mg por kg de peso/día.

Niños: De 250 a 500 mg cada 8 horas por vía intravenosa.

El cálculo con base en el peso corporal deberá hacerse de 20 a 40 mg/kg/día. El tratamiento deberá continuar por lo menos hasta después de 72 horas de la desaparición de los síntomas.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIfICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL: AMOXICILINA/CLAVULANATO aunque resulta bien tolerada y no presenta efectos tóxicos, en los casos de sobredosis puede presentarse diarrea, la cual generalmente desaparece al retirar la administración. En caso de ingesta accidental por personas alérgicas a este medicamento, el tratamiento incluye la administración de antihistamínicos, corticos­te­roides y terapia de apoyo.

ALMACENAMIENTO:

Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C y en lugar seco.

LEYENDAS DE PROTECCION:

Literatura exclusiva para médicos. Hecha la mezcla, adminístrese de inmediato y deséchese el sobrante. Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance
de los niños. Léase instructivo impreso.

NOMBRE Y DOMICILIO DEL LABORATORIO:

Véase Presentación o Presentaciones.

PRESENTACIÓN O PRESENTACIONES:

Fuente: S.S.A. Catálogo de Medicamentos Genéricos Intercambiables para farmacias y público en general al 3 de agosto de 2007.
Con el objeto de demostrar la intercambiabilidad a que se refiere el artículo 75 del reglamento de Insumos para la Salud, los medicamentos que integran
el Catálogo de Medicamentos Genéricos Intercambiables han sido comparados, siguiendo los lineamientos indicados por la NOM-177SSA1-1998,
contra los productos innovadores o de referencia enlistados en las págs. 11 a 22 donde usted lo podrá consultar.

Advertencias: Antes de iniciar el tratamiento con amoxicilina + ácido clavulánico se debe hacer una investigación cuidadosa con relación a las reacciones previas de hipersensibilidad a las penicilinas o cefalosporinas o a otros alergenos. Se observaron alteraciones en los análisis de la función hepática en algunos pacientes que reciben amoxicilina + ácido clavulánico. El significado clínico de estas alteraciones es incierta, pero la amoxicilina + ácido clavulánico se debe usar con cuidado en pacientes con evidencia de disfunción hepática. Raramente se relató ictericia colestásica, que puede ser grave pero generalmente reversible. Las señales y síntomas pueden no ser aparentes por varias semanas después de que el tratamiento se haya discontinuado. No se recomienda amoxicilina + ácido clavulánico en pacientes con insuficiencia renal moderada o grave. Se relataron reacciones de hipersensibilidad (anafilactoides) graves y ocasionalmente fatales en pacientes que recibían tratamiento con penicilinas. Es más probable que estas reacciones ocurran en individuos con antecedentes de hipersensibilidad a penicilina. Se asoció el rash eritematoso a la fiebre glandular en pacientes que recibían amoxicilina. El uso prolongado puede ocasionalmente producir el crecimiento excesivo de microorganismos no susceptibles. Cuidados de administración: Siga siempre las indicaciones de su médico, respetando siempre los horarios, las dosis y la duración del tratamiento. Interrupción del tratamiento: No interrumpir el tratamiento sin el conocimiento de su médico. Efectos sobre la capacidad de dirigir vehículos y/u operar máquinas: No se observaron efectos adversos sobre la capacidad de conducir vehículos y/u operar máquinas. Todo medicamento debe ser mantenido fuera del alcance de los niños. No usar este producto después de la fecha de vencimiento indicada en el envase. No repita el tratamiento sin indicación médica. No recomiende este medicamento a otra persona.

Encuentra aquí la dosis de Amoxicilina en bebés y niños, sola o combinada con ácido clavulánico o clavulanato en sus diferentes presentaciones y concentraciones disponibles

La Amoxicilina es uno de los antibióticos más utilizados en pediatría. Este es un antibiótico semisintético derivado de la penicilina (perteneciente al grupo de betalactámicos).

¿Para qué sirve la Amoxicilina?

La Amoxicilina sirve y es utilizada principalmente contra infecciones del tracto superior, como la faringoamigdalitis ocasionada por bacterias, en casos de otitis media y sinusitis bacteriana donde predominan bacterias Gram positivas. También para infecciones Gastrointestinales y de Vías Urinarias por su efecto sobre bacterias Gram negativas.

Nombres comerciales y presentaciones de Amoxicilina (sola).

Algunos nombres comerciales o marcas de amoxicilina (sola) son:

AMOBAY, AMOXIL, PENAMOX, POLIMOX

La Amoxicilina puede viene en suspensión usualmente a concentraciones de 250 y 500 mg por cada 5 ml.

¿Cuál es la dosis de Amoxicilina en niños?

La dosis de la Amoxicilina va de 40 mg por cada kilo de peso al día hasta 90 mg por kilo de peso por día, usualmente dividida en 3 dosis (cada 8 horas) aunque dependiendo de la presentación (12h) se puede administrar cada 12 horas. La dosis más baja 40 mg/kg/dia se puede usar en una infección de garganta y las dosis altas 90 mg/kg/dia en infecciones más graves como una neumonía o infecciones por bacterias resistentes.

Para no complicarte la existencia aquí te dejo una tabla de dosificación de suspensión de Amoxicilina en las presentaciones más frecuentes de 250 y 500 mg (por cada 5 ml) como AMOBAY, AMOXIL, PENAMOX, POLIMOX, de acuerdo a los kilos que pese el niño, estas presentaciones de 250 y 500 mg se administran cada 8 horas

Dosis en mililitros cada 8 horas de amoxicilina suspensión de 250 mg y 500 mg
Peso en kilos ml de suspensión 250 mg ml de suspensión 500 mg
5 kg 1.5 ml 0.7 ml
6 kg 2 ml 1 ml
7 kg 2.5 ml 1.2 ml
8 kg 3 ml 1.5 ml
9 kg 3.5 ml 1.7 ml
10 kg 4 ml 2 ml
11 kg 4.5 ml 2.2 ml
12 kg 5 ml 2.5 ml
13 kg 5.5 ml 2.7 ml
14 kg 6 ml 3 ml
15 kg 6.5 ml 3.2 ml
16 kg 7 ml 3.5 ml
17 kg 7.5 ml 3.7 ml
18 kg 8 ml 4 ml
19 kg 8.5 ml 4.2 ml
20 kg 9 ml 4.5 ml
21 kg 9.5 ml 4.7 ml
22 kg 10 ml 5 ml
23 kg 10.5 ml 5.2 ml
24 kg 11 ml 5.5 ml
25 kg 11.5 ml 5.7 ml
26 y mas kg 12 ml 6 ml

Estas dosis fueron calculadas entre 45 a 50 mg/kg de peso

Después de la dosis de 26 kilos la dosis se mantiene y es equivalente a tomar la dosis de adulto 1 capsula de 500 mg cada 8 horas

La duración del tratamiento va de 7 a 10 días, dependiendo de la infección, pudiendo llegar hasta 14 días

Amoxicilina/ Clavulanato o Acido Clavulánico

La Amoxicilina usualmente puede ir combinada con Clavulanato o Acido Clavulánico, este antibiótico adicionado es un inhibidor de betalactamasas, esto significa que hace a la Amoxicilina más fuerte contra bacterias resistentes (productoras de betalactamasas)

Las marcas o nombres comerciales mas populares de Amoxicilina + Clavulanato o Acido Clavulánico son: AUGMENTIN 12 H, AMOXICLAV, AMPLIRON DUO, CLAVULIN 12H, CURAM.

La dosis de esta la Amoxicilina/ Clavulanato o Acido Clavulánico dependiendo de la marca se puede administrar cada 8 a 12 horas.

Las concentraciones aquí varían, las hay de 250, 500 mg estas usualmente se administran cada 8 horas

Las presentaciones de 200, 400 y 600 mg se administran cada 12 horas, usualmente incluyen la leyenda 12H

Dosis de amoxicilina/acido clavulanico por kilos

Se administran cada 8 horas Se administran cada 12 horas
Peso en kilos suspensión 250 mg suspensión 500 mg suspensión 200 mg suspensión 400 mg suspensión 600 mg
5 kg 1.5 ml 0.7 ml 2 ml 1 ml
6 kg 2 ml 1 ml 2.5 ml 1.2 ml
7 kg 2.5 ml 1.2 ml 3 ml 1.5 ml 1 ml
8 kg 3 ml 1.5 ml 3.5 ml 1.7 ml 1.2 ml
9 kg 3.5 ml 1.7 ml 4 ml 2 ml 1.4 ml
10 kg 4 ml 2 ml 4.5 ml 2.2 ml 1.6 ml
11 kg 4.5 ml 2.2 ml 5 ml 2.5 ml 1.8 ml
12 kg 5 ml 2.5 ml 5.5 ml 2.7 ml 2 ml
13 kg 5.5 ml 2.7 ml 6 ml 3 ml 2 .2ml
14 kg 6 ml 3 ml 6.5 ml 3.2 ml 2.4 ml
15 kg 6.5 ml 3.2 ml 7 ml 3.5 ml 2.6 ml
16 kg 7 ml 3.5 ml 7.5 ml 3.7 ml 2.8 ml
17 kg 7.5 ml 3.7 ml 8 ml 4 ml 3 ml
18 kg 8 ml 4 ml 8.5 ml 4.2 ml 3.2 ml
19 kg 8.5 ml 4.2 ml 9 ml 4.5 ml 3.4 ml
20 kg 9 ml 4.5 ml 9.5 ml 4.7 ml 3.5 ml
21 kg 9.5 ml 4.7 ml 10 ml 5 ml 3.8 ml
22 kg 10 ml 5 ml 10.5 ml 5.2 ml 4 ml
23 kg 10.5 ml 5.2 ml 11 ml 5.5 ml 4.2 ml
24 kg 11 ml 5.5 ml 11.5 ml 5.7 ml 4.4 ml
25 kg 11.5 ml 5.7 ml 12 ml 6 ml 4.6 ml
26 kg 12 ml 6 ml 12.5 ml 6.2 ml 4.8 ml
27 kg 12 ml 6 ml 13 ml 6.5 ml 5 ml
28 kg 12 ml 6 ml 13 ml 6.5 ml 5.2 ml
29 kg 12 ml 6 ml 13 ml 6.5 ml 5.4 ml
30 kg 12 ml 6 ml 13 ml 6.5 ml 5.6 ml
31 kg 12 ml 6 ml 13 ml 6.5 ml 5.8 ml
32 kg 12 ml 6 ml 13 ml 6.5 ml 6 ml

Notarás que la dosis pasados los 26 a 27 kilos se mantienen igual, esto es por que a partir de ahí la dosis ya es como si estuvieran tomando la dosis de adulto

Compartir

  • 4
  • Tweet
  • 4 Shares

En la práctica de la profesión farmacéutica es frecuente que los pacientes o sus familiares consulten las dosificaciones de ciertos medicamentos, generalmente pediátricos, ya sea debido a que ha fallado la comunicación médico-paciente o, como ocurre con los antipiréticos, debido a que el niño o niña ha crecido desde la última dosificación conocida.

Por otro lado, no se trata de una consulta que debiéramos esperar, sino que tendríamos de tener una acción pro activa para asegurarnos que el paciente o sus familiares han comprendido la posología y pauta. Además, esto es dramáticamente necesario en el caso de los inmigrantes, cuya escasa comprensión del idioma puede llevar más fácilmente a equivocaciones.

Objetivo de la ficha

Vamos a desarrollar una hoja de cálculo Excel que nos va a permitir tener a mano en el ordenador del mostrador o en el del despacho de consultas de la oficina de farmacia la herramienta para poder calcular la dosificación de ciertas especialidades farmacéuticas a partir del peso del paciente.

Fíjense que hablamos de especialidades y no de principios activos, ya que puede haber distintas dosificaciones en presentaciones similares, como en el caso de las presentaciones líquidas de amoxicilina y ácido clavulánico.

Planificación de la hoja de cálculo

En una primera columna pondremos la descripción de la especialidad farmacéutica, la dosificación en principio activo de ésta y la ventana de entrada del peso del paciente.

En las siguientes columnas van a constar la dosis mínima, máxima y media de la especialidad. Para cada una de ellas se va a calcular automáticamente, tanto en miligramos (mg) como en mililitros (ml). Asimismo, se va a calcular, en aquellos medicamentos que lo permitan, las dosis según las diferentes pautas aceptadas.

Empezar con un antipirético

Puestos a elegir, vamos a empezar a construir la hoja de cálculo para un antipirético a base de ibuprofeno, concretamente Dalsy Solución, que es uno de los que genera más consultas en la farmacia y que los padres suelen utilizar para varios hermanos a la vez, olvidando a menudo que sus hijos van creciendo y, por tanto, tienen que adaptar la dosificación. Si el farmacéutico no interviene en el momento de la dispensación o de la consulta, suelen ser usuales las infradosificaciones.

Para empezar, en la columna A colocaremos los textos que se indican en la figura 1. A continuación, en la celda A6 haremos un clic en el botón derecho del ratón y en el menú emergente (fig. 2) seleccionaremos: «FORMATO DE CELDAS…». En la pantalla resultante hacemos un clic sobre la pestaña «BORDES» y realizamos las acciones que se indican en la figura 3 con un círculo rojo, es decir, insertamos un contorno con un estilo y un color determinados, que naturalmente no tiene por qué ser el utilizado por el autor del artículo. El motivo de dar realce a esta celda es que va a ser la única en la que se va a introducir un valor, concretamente el peso del niño.

Figura 1

Figura 2

Figura 3

A continuación, vamos a preparar las celdas correspondientes a la dosis mínima. Para alcanzar el aspecto de la figura 4 empezaremos escribiendo en la celda B3 la leyenda «Dosis mínima». Combinaremos las celdas B3 ,C3, D3 y E3 marcándolas y accediendo por el mismo método anterior, pero en este caso a la pestaña «FORMATO DE CELDAS», en la que marcaremos «COMBINAR CELDAS» (fig. 5).

Figura 4

Figura 5

En B4 escribiremos: 20 mg/kg peso/día. Mediante el mismo sistema anterior combinaremos las celdas B4, C4, D4 y E4. En la celda B5 escribiremos «cada 6 horas», mientras que en la D5 pondremos «cada 8 horas». Con ello tenemos la cabecera del cálculo de la dosis mínima de Dalsy según se dosifique cada 6 u 8 h.

Celdas de resultados

En la celda B6 escribiremos la fórmula siguiente: =$A$6*20/4, y en la D6: =$A$6*20/3. El motivo de colocar el símbolo del dólar delante de la fila y la columna de la celda es que de esta forma, cuando copiemos las fórmulas a las otras columnas esta celda, que es la de introducción de datos, se mantendrá constante.

En la celda B7 escribiremos: =B6*5/100, y en la D7: =D6*5/100.

Finalmente, en las celdas C6 y E6 colocaremos la expresión mg, y en la C7 y E7 la expresión ml.

Primeros resultados

Con estos pasos ya podemos hacer funcionar la hoja de cálculo en su versión más sencilla. Vamos a probarla.

En la celda de introducción del peso vamos a poner 17. Los valores que se muestren en su hoja han de ser los de la figura 6. En caso contrario, se ha debido de cometer un error y se deberán revisar todos los pasos.

Figura 6

Es conveniente cuidar el diseño. Para ello, deberemos ajustar los decimales en los valores numéricos y centrar los valores de las celdas de texto, sobre todo, cuando estén combinadas con otras.

Veamos cómo hacerlo:

Número de decimales de un valor numérico

Nos colocamos sobre la celda y, haciendo un clic con el botón derecho, escogemos la opción «Formato de celdas». En la pantalla resultante haremos un clic en la pestaña «Número». En la figura 7, en rojo, vemos que en la lista de la izquierda deberemos clicar sobre «Número» y en la derecha colocar cero decimales en la fórmula que se expresa en miligramos y uno en la que expresa mililitros.

Figura 7

Centrar celdas combinadas

Deberemos tener el cursor en cualquiera de las celdas combinadas y hacer un clic sobre el icono de centrado en la barra de herramientas (fig. 8).

Figura 8

Advertencia

En caso que los datos resultantes no coincidan con los que se muestran en esta ficha, no la utilicen en casos reales hasta que se hayan subsanados los errores.

Para el caso de que se creen tablas de otros medicamentos, es imprescindible contrastar las pruebas resultantes con los valores que se obtendrían manualmente.

Sugerencia

Mediante la opción «FORMATO», «FORMATO CONDICIONAL» es posible introducir algún tipo de aviso para casos en que por un error imprevisto o un mal uso de la hoja el resultado esté fuera del margen de los valores mínimo y máximo.

Para ello, deberemos introducir en la pantalla de formato condicional los valores y las tramas que se muestran en la figura 9.

Figura 9

Dosis máxima

Vamos a construir la parte de la hoja correspondiente al cálculo de la dosis máxima. Para ello, señalaremos el grupo de celdas incluido entre la B3 y la E7 y con el botón de la derecha del ratón escogeremos «COPIAR». Colocaremos el cursor sobre la celda F3 y en el mismo menú anterior elegiremos «PEGAR».

En las celdas pegadas vamos a realizar los siguientes cambios:

• F4: sustituir 20 por 30.

• F6: sustituir el 20 de la fórmula por 30 de modo que quede de la siguiente manera: =$A$6*30/4.

• H6: sustituir el 20 de la fórmula por 30 de modo que quede así: =$A$6*30/3.

El aspecto de la hoja ha de ser el que se muestra en la figura 10.

Figura 10

Si hemos introducido el valor 40 como peso, los valores que se han de mostrar son los de esta figura. En caso contrario, se deberá revisar el contenido de las celdas.

Dosis media

Para construir la parte de la hoja correspondiente al cálculo de la dosis media vamos a realizar las mismas operaciones que en el caso anterior, pero lo copiaremos en la celda J3. Cambiaremos el número de la celda J4 por 25. En las fórmulas de las celdas J6 y L6 sustituiremos el 20 por 25, con lo que quedarán las siguientes fórmulas respectivamente: =$A$6*25/4 y =$A$6*25/3.

El aspecto de la hoja ha de ser el que se muestra en la figura 11. En este caso hemos introducido como peso del paciente 12 kg. Al igual que en los casos anteriores, todos los valores han de coincidir con los de esta figura.

Figura 11

Ampliación a otros medicamentos

Vamos a calcular la dosificación de Apiretal Gotas para niños menores de un año, partiendo de la base que la dosis es de 10 mg/kg de peso/toma, con un intervalo mínimo de 4 h o de 15 mg/kg de peso/toma con un intervalo mínimo de 6 h. Para ello, vamos a diseñar una hoja muy parecida a la anterior, escribiendo los textos en las celdas siguientes:

• A9: «Apiretal (Paracetamol)».

• A10: «100 mg/ml».

• A11: «Peso niño menor de 1 año»; señalaremos «menor de 1 año» en rojo, para que resalte y no nos equivoquemos al utilizar la tabla.

• B9, C9, D9 y E9 (combinadas): «Dosis media por toma».

• B10 y C10 (combinadas): «10mg/kg peso».

• D10 y E10 (combinadas): «15mg/kg peso».

• B11 y C11 (combinadas): «cada 4 horas».

• D11 y E11 (combinadas): «cada 6 horas».

• C12 y E12: «mg».

• C13 y E13: «ml».

Las fórmulas a introducir son:

• B12: =$A$12*10.

• D12: =$A$12*15.

• B13: =B12/100.

• D13: =D12/100.

En la figura 12 se muestra el resultado final, con algunos toques embellecedores que pueden incorporar al gusto de cada uno. Esta vez los cálculos están hechos a partir de un peso de 8 kg y, como en los casos anteriores, si se producen discrepancias, hay que ser muy cautelosos y repasar todas las fórmulas antes de aplicarlas en las consultas de sus clientes.

Figura 12

Posología: Adultos y niños de 40 kg o más: Profilaxis quirúrgica: procedimientos en adultos de menos de 1 hora de duración son efectivamente cubiertos con 1.2 g intravenoso administrado durante la inducción de la anestesia. Operaciones más largas requieres dosis repetitivas de varios días si el procedimiento tiene un riesgo significativo de infección. Signos claros de infección en la operación requieren una terapia I.V. u oral post-operatoria. Dosificación en falla renal: el ajuste de dosis debe realizarse de acuerdo al nivel máximo recomendado de amoxicilina para adultos y niños. Dosificación en falla hepática: monitorear la falla hepática en intervalos regulares para adultos y niños. Dosificación en ancianos: no se necesita ajustar la dosis. Dosis pediátrica usual: La dosis usual recomendada es: Niños mayores de 2 años de edad: 25/3.6 mg/kg/día: 2-6 años (13-21 kg): 2.5 ml de amoxicilina/ác. clavulánico 400/57 polvo para suspensión oral, 2 veces al día. 7-12 años (22-40 kg): 5.0 ml de amoxicilina/ác. clavulánico 400/57 polvo para suspensión oral, 2 veces al día. 45/6.4 mg/kg/día: 2-6 años (13-21 kg): 5.0 ml de amoxicilina/ác. clavulánico 400/57 polvo para suspensión oral, 2 veces al día. 7-12 años (22-40 kg): 10.0 ml de amoxicilina/ác. clavulánico 400/57 polvo para suspensión oral, 2 veces al día. 90/6.4 mg/kg/día: 2 – 6 años (13 -21 kg): 5.0 ml de amoxicilina/ác. clavulánico 800/57 polvo para suspensión oral, 2 veces al día. 7-12 años (22-40 kg): 10.0 ml de amoxicilina/ác. clavulánico 800/57 polvo para suspensión oral, 2 veces al día. Niños de 3 meses a 2 años de edad: En los niños menores de 2 años de edad, la dosis debe ajustarse de acuerdo al peso corporal: Ver Tabla No existe experiencia suficiente con amoxicilina/ác. clavulánico 400/57 polvo para suspensión oral para realizar recomendaciones de dosificación en niños menores de 3 meses de edad.

Los antibióticos son un recurso muy bueno para tratar las diferentes infecciones bacterianas, nadie lo puede negar. Sin embargo, durante los primeros meses de vida del bebé, resulta más complicado detectar si el foco infeccioso es a causa de un virus o es provocado por bacterias. Por ello, los expertos recomiendan que, antes de comenzar con cualquier tratamiento, hay que asegurarse de que realmente es necesario utilizarlos. La cuestión es muy importante y es necesario recordarlo este viernes, día en el que se celebra el Día Europeo del Uso Prudente de Antibióticos.

Según The Lancet, dos tercios de los bebés nacidos entre el año 2000-2010 recibieron en algún momento antibióticos durante su primer año de vida, lo que hace que aumente la resistencia a los antibióticos desde edades muy tempranas. Para la doctora María Esther Serrano Poveda, pediatra y coordinadora del Grupo de Educación para la Salud de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap), el riesgo de enfermedades aumenta cuanto menor es la edad del niño. “Se han realizado estudios sobre la probable relación del uso de antibióticos en los primeros seis meses de vida de un bebé y la aparición de problemas de salud en los años siguientes”, explica.

¿Cómo se detecta una infección bacteriana en bebés de pocos meses?

La Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) pidió hace dos años al Ministerio de Sanidad que se dotara a las consultas de pediatría de los centros de salud de un test para detectar cuando recetar antibióticos a los bebés en las diferentes infecciones bacterianas. Se trata de un test rápido para detectar el antígeno de estreptococo, es decir, para diferenciar una faringo-amigdalitis vírica de una que no lo es.

“Existen varios test de diagnóstico rápido (TDR) para distintos microrganismos, unos bacterianos y otros víricos, con distintos niveles de fiabilidad. La mayoría no están disponibles en Atención Primaria y se utilizan más a nivel hospitalario”, explica María Esther.

“Cada uno de ellos tiene su utilidad. Son test rápidos de hacer, poco molestos, que dan resultados rápidos en menos de 30 minutos y que se realizan en distintos tipos de muestras: moco, orina, exudado faríngeo, sangre capilar o heces», añade..

Infecciones que necesitan antibiótico

A pesar de que los antibióticos se deben usar con precaución, el hecho es que salvan vidas. Según la OMS, la mortalidad infantil se ha reducido notablemente en los últimos años gracias a su buen uso. Algunas infecciones necesitan tratarse con antibióticos porque son causadas por bacterias y la infección solo empeoraría si no se trata con ellos. Algunos ejemplos de infecciones graves que necesitan antibióticos para los bebés menores de un año de edad son: la meningitis, neumonía, infección del torrente sanguíneo y las infecciones urinarias.

No obstante, un reciente artículo publicado en The Lancet revela que está aumentando de forma considerable el uso de los antibióticos en los últimos años. El medio informa de que, incluso, muchas de las principales compañías farmacéuticas están centrando sus investigaciones en el desarrollo de medicamentos distintos de los antibióticos para evitar el problema de los efectos secundarios.

“Los antibióticos tienen, como todos los medicamentos, sus riesgos de toxicidad y efectos secundarios. Cada infección necesita ser tratada con el antibiótico adecuado y las dosis y duración correctas. Por eso, no hay que auto-medicarse sino utilizarlos siempre bajo la prescripción del pediatra y cumplir sus indicaciones”, comenta la doctora.

Los antibióticos matan las bacterias malas y también las buenas “La flora intestinal más débil de los bebés se daña con más facilidad y esto altera la absorción de calorías y disminuye los beneficios de la lactancia materna”, aclara.

DECÁLOGO DEL BUEN USO DE LOS ANTIBIÓTICOS

*Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap)

1. Los antibióticos han salvado millones de vidas

Es imprescindible usarlos adecuadamente para que sigan siendo útiles.

2. Solo son eficaces para las infecciones causadas por bacterias

La mayoría de las infecciones infantiles están causadas por virus y por eso no se curan ni alivian con antibióticos

3. La fiebre no se trata con antibióticos

Su presencia no significa que sean necesarios

4. La ley prohíbe vender antibióticos sin receta

Solo el médico los puede prescribir. No se pueden tomar sin su supervisión

5. No se deben usar los antibióticos que hayan sobrado de otros

Estos se deben llevar al punto SIGRE (puntos de recogida en las farmacias para su reciclaje)

6. Los antibióticos se deben tomar en las dosis, pautas y durante el tiempo que haya recomendado el médico.

7. No se deben suspender los antibióticos aunque desaparezcan los síntomas de la enfermedad salvo por indicación médica

8. Los antibióticos son medicamentos seguros pero en algunos casos pueden tener efectos secundarios o producir alergias. En estos casos se debe consultar con el médico.

9. Los antibióticos mal usados dejan de ser efectivos porque las bacterias se hacen resistentes a sus efectos. Esto supone un problema sanitario grave.

10. Los antibióticos han de utilizarse con ciertas precauciones durante el embarazo o la lactancia. Estas circunstancias deben ser consultadas a su médico

Puedes seguir De mamas & de papas en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *