0

Calentura en los labios

Aloe vera para curar el herpes labial

En el mercado encontramos muchos productos y cremas tópicas a base de aloe vera que ofrecen curar el herpes labial y tratar una serie de afecciones de la piel como la sequedad, manchas, estrías, cicatrices, arrugas y quemaduras solares. Sin embargo, es importante que antes de hacernos con uno de estos cosméticos, tomemos en cuenta la importancia que tiene elegir un producto cuya concentración de cristal natural de sábila sea de 95%, ya que solo así podremos beneficiarnos de las propiedades del aloe vera para la piel.

El gel de aloe vera es uno de los cosméticos que más encontramos en farmacias y perfumerías, pero en vista de la gama que ofrece el mercado, también es importante cerciorarnos de que su contenido es 100% natural, ya que muchas veces está mezclado con otras plantas o compuestos químicos que disminuyen el efecto que esta planta puede tener en la piel. Prefiere entonces todo producto a base de sábila cuyo contenido sea extraído directamente de la penca de la planta y no esté mezclado con otra serie de emolientes que pueden causar irritaciones en la calentura o herpes labial.

Aloe vera natural

La mejor manera de asegurarte que estás utilizando aloe vera puro es hacerte con una planta de sábila adulta, que haya sido sembrada al menos desde hace tres años. Una vez que la tengas contigo, deberás cortar una de sus pencas y picarla por la mitad para que, con la ayuda de una cuchara, extraigas toda la pulpa que se encuentra en su interior, ya que es la única parte de la planta que deberás utilizar, pues es en el cristal donde se concentran todas las propiedades medicinales del aloe vera.

Si te decides por esta opción, puedes extraer la pulpa de dos pencas y guardarla en un envase de vidrio en tu nevera. De esta manera, cada vez que la necesites la tendrás a tu disposición. También puedes utilizar este cristal para tratar quemaduras, aplicar en tu rostro como una mascarilla o para untar en codos y rodillas y combatir las asperezas típicas de dichas zonas.

Herpes: combate el virus de forma rápida y efectiva

  • Herpes labial: Se produce por el contagio del VHS-1, sobre todo durante la infancia. Sus síntomas son la inflamación y la aparición de ampollas en el labio y otras zonas de la boca, como las encías. Ten mucho cuidado para evitar el contagio, se transmite fácilmente por la saliva y el contacto directo con la zona infectada. Es el tipo más común, ya que un 67% de las personas menores de 50 años de todo el mundo lo sufren, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).
  • Herpes genital: Se suele producir por acción del VHS-2, aunque también puede desarrollarse por el contagio del VHS-1 en relaciones sexuales orales. Los síntomas no se manifiestan en todos los casos, pero, si se dan, producen úlceras genitales o anales, fiebre, dolores e inflamación en las glándulas de la pelvis, la garganta o las axilas. Las relaciones sexuales son la principal vía de transmisión, pero también puede heredarse de madres a hijos.

¿Cómo tratar el virus del herpes?

Además de las conocidas pomadas para cuidar los herpes, puedes probar algunos remedios naturales que te ayudarán a paliar los síntomas. El ajo, la leche, el hielo, el té negro, la sal, el tomate verde, el aloe vera, la miel, el yogurt o el limón, aplicados sobre la zona afectada, ayudan a combatir el virus.

Además, no olvides evitar la exposición al sol de la ampolla, mantén limpia la zona y elimina de tu dieta los alimentos con arginia, como el chocolate, la cerveza, los refrescos de cola, la nuez y los guisantes. ¿Los síntomas persisten? Acude al dermatólogo para que estudie tu caso y te recete el tratamiento más adecuado.

Seguro que habrás probado un montón de productos y medicamentos cuando te sale el brote de herpes labial, y seguro que habrás notado que no todos son igual de eficaces. En este post te proponemos un top 5 de las mejores cremas para el herpes labial.

Viruderm es un medicamento a base de Aciclovir en 50 mg/g en pomada con un formato cómodo para la poca cantidad que necesitas aplicarte. Puedes aplicarlo hasta 5 veces al día recordando siempre aplicar un factor solar encima si vas a exponerte al Sol.

Herpatch es un innovador serum para combatir el herpes labial de forma eficaz. Con su tubo de fácil aplicación sólo tienes que poner una pequeña cantidad sobre el herpes y dejar que el serum blanco se seque haciendo una capa transparente y protectora. Su uso acelera el proceso de curación y puedes aplicarlo en cualquier momento del brote.

Probablemente la más famosa de este top 5 y que seguro que ya la conoces es Zovicrem. Esta pomada contiene Aciclovir en 50 mg/g y viene presentada en un práctico tubo dosificador de 2 g para aplicarte la cantidad justa sobre la zona afectada.

Zoviduo es la primera crema contra el herpes labial con doble acción antiinflamatoria (hidrocortisona) y antivírica (aciclovir). Zoviduo reduce la curación del herpes aproximadamente de medio a un día en comparación con el resto de productos del mercado. ¡Recuerda aplicar un factor solar encima si vas a exponerte al Sol!

Oralherp es un remedio que actúa acelerando la curación y disminuyendo el dolor e irritación. Puede usarse también para boqueras y calenturas. Una de sus principales ventajas es que es transparente y no fotosensible con lo que no tendrás que preocuparte si te expones al Sol.

Si padeces de brotes recurrentes de herpes labial, ten en cuenta que usar sólo una crema o pomada no es suficiente. Puedes acortar el proceso de curación usando complementos específicos como HerpoPro o Lactoflora Inmunitario.

ZOVICREM LABIAL 5% CREMA 2 G BOMBA DOSIFICADORA

Acción y mecanismo

– . El aciclovir es un antiviral de acción virostática, con estructura análoga a la guanosina. Actúa inhibiendo la síntesis celular de ADN viral.
La acción antivírica se manifiesta únicamente en virus en fase de replicación. Esta acción selectiva se debe al hecho de que en su primera fosforilación a aciclovir monofosfato interviene una enzima propia del virus, la timidina quinasa. En células no infectadas por el virus, esta primera fosforilación es muy lenta. Las posteriores fosforilaciones hasta alcanzar la forma activa del fármaco, aciclovir trifosfato, se llevan a cabo mediante enzimas celulares. El aciclovir trifosfato es capaz de inhibir la replicación vírica por tres vías:
– Inhibición selectiva de la ADN polimerasa vírica.
– Competición entre el aciclovir trifosfato con la guanosín trifosfato por incorporarse al ADN vírico.
– Interrupción de la cadena al incorporarse al ADN vírico.
Es especialmente activo frente al virus del herpes simple (VHS) de los tipos 1 y 2, y el virus de la varilcela Zóster; en orden descendente también presenta actividad in vitro frente al virus de Epstein-Barr (VEB), virus del herpes humano de tipo 6 (VHH-6) y citomegalovirus (CMV). Frente al CMV (que no presenta timidina quinasa), su actividad es mucho menor que la de fanciclovir, foscarnet y vidarabina.

Farmacocinética

Vía tópica:
Por vía tópica la absorción del aciclovir es mínima, por lo que tras la administración cutánea no es
posible detectarlo en sangre ni en orina

Indicaciones

– : Alivio local de los síntomas ocasionados por el herpes labial, tales como: picor, escozor u hormigueo.

Posología

– Uso exclusivamente labial.
Adultos y niños, tópico: Se debe aplicar una cantidad suficiente de producto, para cubrir con una capa fina la zona afectada del labio cinco veces al día, aproximadamente cada cuatro horas, exceptuando las horas de sueño.
Es muy importante iniciar el tratamiento lo antes posible en cuanto aparecen los primeros síntomas de la infección (período prodrómico) en el labio, para conseguir mayor eficacia del producto. Se debe continuar el tratamiento durante 5 días. Si no se ha producido la curación, el tratamiento puede prolongarse durante 5 días más.

Normas para la correcta administración

Aplicar en capa fina la zona afectada del labio. Es conveniente lavarse las manos antes y después de la aplicación del medicamento, así como evitar, en lo posible, el roce de las lesiones del labio con las manos o con toallas, con objeto de que la infección no empeore ni se transmita a otras partes del cuerpo o a otras personas, ya que se trata de un proceso contagioso.

Contraindicaciones

– Hipersensibilidad conocida a aciclovir, valaciclovir o a cualquier otro componente de la especialidad.

Precauciones

– : En pacientes gravemente inmunodeprimidos (por ejemplo pacientes con SIDA o receptores de transplante de médula ósea), en caso de enfermedad grave o de recurrencias frecuentes, debe considerarse la administración de aciclovir por vía oral. Se debe animar a tales pacientes a que consulten al médico en relación al tratamiento de cualquier infección.

Advertencias sobre excipientes:

– Este medicamento contiene propilenglicol, por lo que puede producir irritación de la piel.

– Por contener alcohol cetoestearílico puede provocar reacciones locales en la piel, como dermatitis de contacto.

Consejos al paciente

CONSEJOS AL PACIENTE:
– Evitar el contacto con los ojos. No aplicar en membranas mucosas, tales como el interior de la boca,nariz o vagina, ya que podría causar irritación local. Se debe tener especial cuidado para evitar el contacto con los ojos.
– Administrar la medicación lo antes posible tras la aparición de los primeros síntomas.
– No se debe sobrepasar la dosis, la frecuencia de aplicación ni la duración del tratamiento recomendado.
– Utilizar si es posible un dedil o un guante de goma para evitar la infección en otras partes del cuerpo. Si no es posible, es conveniente lavarse las manos antes y después de la aplicación del medicamento.
– En caso de que los síntomas empeoren o no se observe mejoría en los 10 días de tratamiento, deberá reevaluarse la situación clínica.

Embarazo

Categoría B de la FDA. Los estudios en animales no indican efectos perjudiciales directos o indirectos durante el embarazo, desarrollo embrional o fetal, parto o desarrollo postnatal. No se han realizado estudios adecuados y bien controlados en humanos. Datos obtenidos en un número limitado de embarazos expuestos indican que el aciclovir no produce ningún efecto adverso para la salud del feto o del recién nacido. Hasta la fecha, no se dispone de otros datos epidemiológicos relevantes.
Dado que la experiencia en humanos es limitada, la administración de aciclovir sólo debe considerarse cuando los potenciales beneficios compensen la posibilidad de riesgos desconocidos.

Lactancia

Los datos limitados disponibles en humanos demuestran que el fármaco pasa a la leche materna tras la administración sistémica, pero tras la administración tópica de aciclovir la absorción sistémica es mínima.

Niños

No se han realizado estudios adecuados sobre la relación existente entre la edad y los efectos del aciclovir tópico en la población pediátrica. No obstante no se han descrito problemas específicos en este grupo de edad.
El herpes labial es una recidiva de una infección dentro de la boca que generalmente se contrae en edades termpranas, por ello es necesario realizar un primer diagnóstico médico especialmente en niños en los que los síntomas de esta primera infección pueden pasar desapercibidos o confundirse con trastornos de la dentición u otros procesos bucales.

Reacciones adversas

– Locales: En algunos pacientes, puede aparecer o escozor pasajeros tras la aplicación. En aproximadamente el 5% de los pacientes se ha producido una leve o .
– Se ha informado de la aparición de y en una pequeña proporción de pacientes.
Aunque raramente se ha comunicado la aparición de dermatitis de contacto tras la aplicación de aciclovir, los resultados de pruebas de hipersensibilidad demuestran que esta reacción puede ser causadapor el aciclovir o bien por cualquier otro componente del producto.

Sobredosis

Síntomas: Tras la administración accidental por vía oral de aciclovir tópico no es de esperar que aparezcan efectos adversos.
Tratamiento: El aciclovir se puede eliminar mediante diálisis

Te contamos qué tratamientos no necesitan receta médica para tratar el herpes

Los herpes labiales, esos pequeños sinvergüenzas que salen en el momento más inoportuno. Si has tenido la mala fortuna de haber sido infectado por este virus, ya sabes de lo que hablo. Si por otro lado, nunca has experimentado este cosquilleo que produce el herpes en el labio, te lo voy a contar todo sobre él (que nunca se sabe en qué momento puede aparecer).

Hagamos las presentaciones: ¡Hola! Encantado de conocerte, soy el Herpes simple y vengo a infectarte. Corre si puedes porque ha venido para quedarse. El virus Herpes simplex afecta a la cara y sobre todo a los labios y a los genitales. El tipo 1 suele afectar a los labios y el tipo 2, a los genitales, por lo que se puede considerar una enfermedad de transmisión sexual.

¿Cómo se contagia el Herpes?

El herpes simple se contagia por contacto directo. Lo que quiere decir que no se contagia por una botella, se contagia cuando hay contacto entre mucosas o sangre. De todas maneras, no se deben compartir botellas, ni vasos por todas las bacterias que se pueden contagiar. Te pongo un ejemplo: tu novio (portador del virus) te da un beso, cuando tú tienes una herida en el labio. ¡Bingo! El virus entra en el organismo como Pedro por su casa. Se pone cómodo y se establece, de por vida, en las terminaciones nerviosas que inervan el labio.

¿Cuándo se manifiesta? Se suele despertar de su letargo en las ocasiones más inoportunas: situaciones de estrés, enfermedad, fiebre, bajada de defensas, intervenciones dentales o quirúrgicas, menstruación… En esos momentos en los que menos lo necesitas, ahí aparece.

¿Se puede hacer algo para prevenirlo?

Sí y no. Es difícil prevenir el contagio, ya que muchas personas no saben ni que están contagiadas ni en qué momento pudo pasar.

Una vez que te hayas contagiado, en el caso del herpes labial, sí que puedes prevenirlo. Deberás prestar especial atención y cuidado a tus labios. Mantenerlos hidratados constantemente durante todo el año es imprescindible y protegerlos del sol con protección solar.

Si se producen quemaduras solares en los labios, el herpes tiene más papeletas para aflorar a la superficie ya que la barrera cutánea está debilitada. No te chupes los labios, ni te los muerdas o estarás llamando a gritos al Herpes simple.

¿Cómo tratar el Herpes?

Sí y cuanto antes empieces a tratarlo, mejor. Si notas un cosquilleo, hormigueo, picor o quemazón y empiezan a salir en el labio pequeñas ampollas (como burbujas) en el labio… el herpes ya está aquí. En el momento en el que las ampollas del Herpes se convierten en costra, deja de ser contagioso.

En cuanto notes estos síntomas, ponte manos a la obra. Al ser un virus se tiene que combatir con antivirales, como el aciclovir. El aciclovir actúa inhibiendo la replicación del ADN del virus. Puedes comprar aciclovir en crema sin receta, como Zovicrem o Zoviduo.

Zovicrem contiene únicamente Aciclovir, mientras que Zoviduo está compuesto por aciclovir e hidrocortisona. La hidrocostisona alivia el dolor y disminuye la inflamación.

Ambos los debes aplicar varias veces al día pero si no quieres que se note el Herpes, existe otra solución: Compeed calenturas. Compeed forma un film transparente encima del herpes, sobre el que puedes pintarte los labios. Compeed calenturas no contiene Aciclovir ni ningún principio activo, por lo que sería recomendable combinarlo por las noches con Aciclovir en crema.

Precauciones que se tienen que tomar a la hora de aplicar la crema:

Lavarse las manos después de cada aplicación.

  • No se debe utilizar la crema para tratar el herpes genital ni aplicarlo sobre las mucosas, porque puede producir irritación.
  • Ten cuidado con sábanas, almohadas, toallas y artículos de higiene personal, para no recontagiarte a ti mismo ni a personas que vivan contigo.
  • No por ponerte mucha cantidad, te va a hacer más efecto.

¿Qué es el herpes labial o “calentura”?

La calentura o herpes labial es una enfermedad muy común. El herpes simple de afectación labial es una enfermedad causada por la infección del virus del herpes simple tipo I, que se presenta en forma de erupción de pequeñas ampollas más o menos molestas, que aparecen en las labios, en la zona perilabial o incluso en otras zonas circundantes de la cara.

La infección primaria o inicial por el virus del herpes simple tipo I puede ser asintomática o causar únicamente úlceras en la mucosa oral, posteriormente el virus permanece en forma acantonada en el tejido de los nervios de la cara.

En ciertas personas, por causas de estrés, exposición solar o por cuadros infecciosos, se reactiva y causa las lesiones características de una calentura en los labios, con la formación de pequeñas ampollas, exudación y formación de una costra, casi siempre en la misma zona.

El virus del herpes es contagioso y se puede transmitir por contacto directo con la exudación del comienzo de la erupción de persona a persona o a través de elementos contaminados como cubiertos, vasos, toallas, platos, etc…

La primera infección del virus genera los primeros síntomas una o dos semanas después del contacto con otra persona infectada, las lesiones del herpes labial permanecen durante siete a diez días y luego comienzan a desaparecer haciendo una costra cicatricial. Pero como se ha dicho anteriormente el virus queda latente en la estructura de los nervios y puede volver a rebrotar más o menos frecuentemente.
Enviado por
CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO
La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.
En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc… que se citarán únicamente con finalidad informativa.
La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.
La información intercambiada en este servicio es confidencial, sin embargo su contenido podrá ser publicado omitiendo toda referencia a datos personales.

Herpes labial

  • Tamaño de texto más grandeTamaño de texto grandeTamaño de texto regular

¿Qué es un herpes labial?

Los herpes labiales, también conocidos como “calenturas”, son pequeñas ampollas de color rojizo que duelen un poco. Suelen aparecer en la parte más externa del labio o dentro de la boca.

Los herpes labiales pueden aparecer de uno en uno o formando pequeños racimos. Están llenos de un líquido sobre el que se forma una costra, antes de secarse y desaparecer. Duran una o dos semanas y no suelen necesitar ningún tratamiento especial.

Aunque también se llaman “calenturas”, no hace falta que estés caliente para que te salga un herpes labial. Tampoco es necesario que estés resfriado para desarrollarlo. Algunas personas llaman a los herpes labiales ampollas febriles, pero no hace falta que tengas fiebre para tener un herpes labial.

¿Cuál es la causa del herpes labial?

Los herpes labiales están provocados por un virus llamado herpes. Las infecciones por el virus del herpes son de las infecciones víricas más frecuentes en el mundo. El nombre médico del virus que causa el herpes labial es Herpes simplex.

Hay dos tipos de Herpes simplex: el Herpes simplex tipo 1 (abreviado como VHS-1) y el Herpes simplex tipo 2 (abreviado como VHS-2). Aunque ambos pueden provocar herpes labiales, la mayoría de los herpes labiales están provocados por el VHS-1.

El VHS-1 es tan frecuente que la mayoría de los estadounidenses se infectan con él, aunque muchos de ellos nunca llegan a presentar síntomas. La gente se puede contagiar simplemente besando a una persona que tenga un herpes labial o compartiendo vasos o cubiertos con ella, lo que permite explicar que está afección abunde tanto.

A los niños que se infectan con el VHS-1, les pueden ir saliendo herpes labiales de vez en cuando durante el resto de la vida. Esto se debe a que, incluso después de que las úlceras se sequen y desaparezcan, el virus permanece en el cuerpo, esperando hasta la próxima ocasión para reactivarse y provocar más úlceras. Cuando reaparece un herpes labial, lo suele hacer en el mismo sitio que en la ocasión anterior.

¿Cómo puedo prevenir el herpes labial?

El VHS-1 no es importante. Pero es una buena idea mantenerse lo más alejado posible de los herpes labiales. Si una persona que conoces tiene un herpes labial:

  • No la beses.
  • No compartas vasos ni cubiertos con ella.
  • No compartas toallas, manoplas, esponjas ni pañuelos con ella.

Si ya has tenido un herpes labial, puede ser difícil saber qué te podría reactivar el virus. A algunos niños, el estrés excesivo, pasar demasiado tiempo al sol o ponerse enfermos puede hacer que les reaparezca el herpes labial. Alimentarse bien, descansar lo suficiente y aprender a afrontar el estrés son cosas importantes para cualquier niño, sobre todo para aquellos que sean proclives a los herpes labiales.

Ponerse cacao en los labios y crema en la cara, ambos provistos de protector solar, antes de exponerse al sol puede ayudar a prevenir la reaparición del herpes labial en los niños que sean proclives a desarrollarlo.

¿Qué puedo hacer si me sale un herpes labial?

A la mayoría de los niños, los herpes labiales les desaparecen solos sin ningún tratamiento médico especial. Si te sale un herpes labial, prueba a aplicarte un poco de hielo envuelto en un trapo o un paño frío sobre la úlcera. Tomarte un polo también te puede ayudar.

A veces, si el herpes labial hace enfermar a un niño, el médico le puede recetar un medicamento especial contra el virus del Herpes simplex. Algunos niños pueden tomar paracetamol o ibuprofeno si les duelen las úlceras.

Mientras se te esté curando el herpes labial, lávate las manos bien y con frecuencia, y no te toques la úlcera. Tocándotela, solo conseguirías interponerte en el proceso natural de curación de tu cuerpo. Hurgarte un herpes labial también es malo porque es fácil extender la infección a otras partes del cuerpo, como los dedos o los ojos. Y lo que es todavía peor: se la podrías contagiar a otras personas. ¡Nadie te agradecerá que le trasmitas un herpes labial!

Revisado por: Larissa Hirsch, MD Fecha de revisión: febrero de 2019

Herpes labial (VHS-1)

  • Tamaño de texto más grandeTamaño de texto grandeTamaño de texto regular

Los herpes labiales, también conocidos como “calenturas”, son pequeñas ampollas dolorosas que aparecen en la boca, aunque también pueden aparecer en otras partes de la cara, como alrededor de la boca y de la nariz. Las calenturas (o ampollas febriles) son muy frecuentes. Suelen remitir por sí solas en un plazo de una a dos semanas.

¿Cuáles son los signos y los síntomas del herpes labial?

Los herpes labiales forman ampollas en los labios, alrededor de la boca y, a veces, dentro de la boca. Las ampollas se convierten en úlceras, que hacen que comer resulte doloroso. Están llenas de un líquido sobre el que se forma una costra, antes de secarse y desaparecer.

A veces, el virus causa enrojecimiento e inflamación de las encías, fiebre, molestias musculares, una sensación de malestar general y ganglios linfáticos del cuello inflamados.

Después de que una persona contraiga el virus del Herpes simplex tipo 1 (VHS-1), este virus puede permanecer latente en su cuerpo si causar ningún síntoma. Pero se puede despertar y reactivar más adelante ante cosas como las siguientes:

  • otras infecciones
  • la fiebre
  • la luz solar
  • el frío ambiental
  • la menstruación
  • el estrés, como antes de una prueba importante en la escuela

Cuando se reactiva el virus, puede causar hormigueo o entumecimiento alrededor de la boca antes de que aparezcan las ampollas.

El virus del Herpes simplex tipo 1 (VHS-1) es la causa de los herpes labiales. Difiere del otro virus del Herpes simplex, el de tipo 2 (VHS-2). El VHS-2 causa lesiones en la zona genital llamadas herpes genitales. Pero, aunque el VHS-1 suela causar ampollas alrededor de la boca y el VHS-2 provoque úlceras o ampollas en los genitales, ambos virus pueden afectar a cualquiera de estas partes del cuerpo.

¿Cómo desarrolla la gente los herpes labiales?

La gente puede contraer el VHS-1 besando o tocando a alguien que tenga un herpes labial, o compartiendo utensilios para comer, toallas u otros objetos con una persona infectada. Mucha gente se infecta con el VHS-1 en los años de preescolar.

¿Cómo se trata el herpes labial?

Los herpes labiales suelen remitir por sí solos en un plazo de una a dos semanas. No hay medicamentos que hagan de desparezca el virus. Pero hay algunos tratamientos que ayudan a que las ulceras duelan menos y no duren tanto:

  • Las compresas frías pueden ayudar a aliviar las molestias.
  • Hay medicamentos de venta con y sin receta médica que a veces recomiendan los médicos.
  • Las bebidas frías y los alimentos fríos pueden ayudar a tener menos molestias.
  • Tomar paracetamol o ibuprofeno puede aliviar el dolor. No tomes aspirina, ni otro medicamento que contenga ácido acetilsalicílico u otro salicilato, porque se ha relacionado con una enfermedad inusual pero grave llamada síndrome de Reye.

¿Cuándo debería llamar al médico?

Si tienes un herpes labial, es importante que veas al médico si te ocurre lo siguiente:

  • tienes otra afección médica que ha debilitado tu sistema inmunitario
  • las úlceras no se te curan por si solas en un plazo máximo de dos semanas
  • tienes herpes labiales a menudo
  • tienes signos de una infección bacteriana, como fiebre, pus o un enrojecimiento que se va extendiendo

¿Se puede prevenir los herpes labiales?

El virus que causa el herpes labial es muy contagioso. Para impedir contagiarlo a otras personas:

  • Mantén tus vasos y demás utensilios para comer y beber, así como tus toallas, paños y esponjas, separados de los del resto de tu familia, y lávalos bien después de usarlos.
  • No beses a los demás hasta que se te cure el herpes labial.
  • Lávate las manos bien con frecuencia, sobre todo, después de tocarte el herpes labial.

Evita, sobre todo, tocarte los ojos. Si el virus VHS-1 te entrara en los ojos, te podría provocar lesiones importantes.

Revisado por: Larissa Hirsch, MD Fecha de revisión: febrero de 2019

Las “calenturas” o herpes labial

¿Qué son las “calenturas”?

Las “calenturas” o pupas son pequeñas ampollitas que aparecen en los labios o alrededor de la boca. Al poco tiempo se rompen para dejar una costra que puede durar varios días. Se deben al virus Herpes Simplex. Se llama herpes labial.

Muchas personas están infectadas por el virus. Muchos niños contactan con él antes de los 6 años.

En muchos casos esta infección no causa ningún síntoma. Nuestro cuerpo produce anticuerpos que la curan. El virus se queda en el interior del cuerpo.

A veces, por una infección, estrés, mucho sol o traumatismos leves, el virus que esta “adormecido”, se activa y da lugar a las calenturas. En algunas personas esto pasa con frecuencia, por lo que se habla de herpes recurrente.

En otros casos, sí hay síntomas en el primer contacto con el virus. Es la gingivoestomatitis herpética. Puede durar de 5 a 14 días. Es más frecuente en niños de 6 meses a 5 años. Tienen fiebre alta, babeo, inflamación de las encías (gingivitis) que pueden sangrar, mal aliento, ganglios en cuello, y sobre todo, ampollas o úlceras como las del herpes labial. En este caso, salen en los labios pero también alrededor y dentro de la boca incluida la lengua. Duelen mucho y hacen que los niños no coman.

¿Cómo se contagia?

Es una infección por un virus que se elimina por saliva. Se contagia al beber del mismo vaso, con los besos, … Se contagia más, cuando la persona tiene síntomas, porque elimina más virus.

¿Cómo se previene y se trata?

Para prevenir hay que evitar el contacto con la saliva, sobre todo en casos de gingivoestomatitis. Los niños que la tienen no deben ir a clase hasta que las ampollas son costras. No se deben compartir vasos, cubiertos etc. Deben lavarse las manos con frecuencia.

Los niños con herpes labial sí pueden ir al colegio pero no deben compartir utensilios.

El tratamiento del herpes labial consiste en alivio de los síntomas y evitar el sangrado con protectores labiales como la vaselina.

Si se repiten, el tratamiento es el mismo.

Si hay una causa hay que evitarla:

– Uso de protección labial si van a estar en el sol.

– Evitar pequeños traumatismos, como morderse los labios.

– Las cremas con antivirales (aciclovir al 5%) son poco efectivas y muy caras.

– Últimamente se ha puesto de moda la utilización de unos parches semitransparentes de hidrocoloides. Hay estudios que demuestran que son igual de eficaces que el Aciclovir tópico al 5%, pero pueden servir para evitar la trasmisión y son cómodos de usar.

En caso de gingivoestomatitis lo más importante es aliviar los síntomas:

– Paracetamol e ibuprofeno para la fiebre y malestar

– Anestésicos sobre las lesiones (su pediatra puede darle alguno) para mejorar las molestias de las úlceras y la inflamación de las encías. Suelen aplicarse antes de las comidas

– Si al niño le cuesta comer hay que darle alimentos fáciles de tragar (flanes, purés…) y evitar lo ácido, lo salado o con muchas especias. Es mejor dar alimentos fríos y dulces. Hay que ofrecer muchos líquidos. Según la edad del niño se pueden tomar alimentos fríos tipo helados que alivian la inflamación de la mucosa oral.

– Los antibióticos no sirven para esto.

– A veces, pueden darse antivirales (Aciclovir®) en forma de jarabe o comprimidos para que dure menos la enfermedad.

¿Cuándo tengo que consultar?

En caso de herpes labial solo hay que consultar si son muy frecuentes (más de 6 casos al año).

En la gingivoestomatitis:

– Al inicio del cuadro para confirmar el diagnóstico.

– Si el niño no es capaz de beber ni comer.

– Si hay riesgo de deshidratación (tiene mucha sed, piel muy seca, ojos hundidos o no orina, por ejemplo, en 8 horas).

– Porque está adormilado o le cuesta despertarlo.

– Porque no está mejor tras unos días.

Autores del texto original:

  • Manuel Merino Moína
  • Juan Bravo Acuña

Trucos para conseguir que desaparezca esa maldita calentura en el labio

08/12/2015 05:00

Un picor que no se sabe si es ardor, una tirantez que al mismo tiempo pincha y abrasa, una comezón que va en aumento… Sí, horror, ya está ahí, como un anticipo del invierno que se avecina, la temida calentura en el labio.

Seguramente te has preguntado muchas veces por qué a ti. Por qué, precisamente a ti, te brota en el labio una pupa en el momento más inoportuno. La respuesta la encontramos en tu sistema inmunológico: las calenturas se producen por el virus llamado herpes simplex tipo 1 (VHS-1). En un momento u otro de nuestra vida, todos estamos expuestos a este virus; lo que ocurre es que, mientras la mayoría de las personas cuenta con anticuerpos para combatirlo, un 20% de la población no desarrolla esa inmunidad.

Si tienes la mala suerte de encontrarte dentro de este grupo, es fácil que de vez en cuando -ante una bajada de defensas, un cuadro de estrés o una alteración hormonal- surja la maldita calentura. ¿Y por qué regresa una y otra vez? Resulta que, aunque el herpes se haya curado y haya desaparecido de tu boca, el virus continúa dentro de tu organismo, agazapado, esperando la ocasión adecuada para volver a tu vida.

El problema es que, una vez aparecida, la pupa te coge cariño y quiere quedarse contigo durante casi un par de semanas. Es lo que le ocurre a Paula Echevarría, tal y como indica en su Instagram: ‘¿Cuánto tiempo pasa desde que notas una calentura en un labio hasta que desaparece por completo incluida la postilla? Porque ya ni me acuerdo de cuándo salió y aún sigue aquiiii!!!’

Ella también sufre de calenturas (pero no en silencio)

Para ayudarte a disminuir ese tiempo de tortura, sigue los siguientes pasos:

1. Las manos, siempre limpias

Tienes que conseguir que la calentura se quede en su sitio y no se propague el virus hacia otras zonas. Para ello, lávate las manos cada vez que te toques la pupa (ni se te ocurra tocarte los ojos sin haber pasado antes por el grifo), no reutilices los algodones o palillos con los que te das la pomada y procura que el cepillo de dientes no toque la zona infectada.

La higiene de manos es esencial para evitar que el virus vaya a otras zonas

2. A por la vitamina E

No solo ayuda a reducir el ardor y la comezón; también contribuye a acelerar el proceso de curación. Puedes aplicártela en crema o bálsamo labial, o bien tomarla en forma de complemento nutricional

3. Seca y sin humedades

Es muy importante que el herpes se mantenga limpio y seco. Un truco casero que te puede venir bien en un momento de urgencia es el de aplicarte por la noche pasta de dientes. Lo seca todo.

4. Ponte hielo

Pon hielo en un paño y aplícatelo sobre la calentura (no lo hagas nunca directamente). El frío tiene propiedades calmantes que te aliviarán.

5. Usa una crema antiviral

Los trucos caseros están bien, pero lo que de verdad acelera la curación de un herpes y su desaparición son las cremas antivirales y los parches. Pregunta en tu farmacia cuál es el más adecuado para ti.

6. Aloe vera

Una vez más, el aloe vera viene en tu ayuda. Igual que sirve para aliviar y curar las quemaduras provocadas por el sol, también contribuye a hidratar y sanar las lesiones provocadas por el herpes simple

Las propiedades terapéuticas del aloe vera sirven también para las calenturas

¿Ha desaparecido ya? Ahora, lo más importante para prevenir que vuelva a importunarte es fortalecer tu sistema inmunológico. Para ello, sigue los siguientes pasos:

Reduce el estrés: se ha demostrado que el estado anímico juega un importante papel a la hora de activar el virus herpes simplex. Para evitar nuevos brotes, practica técnicas como meditación, yoga o ‘mindfulness’.

Cuida tu alimentación: es importante que comas proteínas para crear anticuerpos que luchen contra la infección. Debes llevar una dieta equilibrada en la que no falten todos los principios, minerales, vitaminas, antioxidantes. Y procura consumir alimentos ricos en lisina, como el salmón, y evitar aquellos con arginina, como las carnes rojas.

Descarga la APP de Vanitatis en tu móvil o tablet y no te pierdas nuestros consejos de moda, belleza y estilo de vida. Pincha aquí.

Los síntomas son: hormigueo y picazón en la zona donde aparecerá en pocas horas una mancha enrojecida y ampollas llenas de líquido que pueden llegar a unirse, supurar y explotar. El líquido se elimina y queda una costra.

Algunos factores que influyen en la aparición del herpes labial son:

– Fiebre.

– Erosión y dolor de encías.

– Dolor de garganta.

– Dolor de cabeza.

– Dolores musculares.

– Ganglios linfáticos inflamados.

– Los niños menores de 5 años pueden tener herpes labial dentro de la boca que no deben confundirse con aftas.

Diagnóstico del herpes labial

Examen físico

El herpes labial se diagnostica solo con un examen físico.

Tratamiento y medicación del herpes labial

Cremas para reducir síntomas

No existe una cura específica para el herpes labial ya que suele desaparecer por sí mismo en días o semanas aunque el médico puede recetar algún fármaco antiviral para que desaparezca con más rapidez. Lo habitual es tratarlo de forma tópica con cremas o pomadas que adormecen las llagas, secan las costras o las ablandan.

Evitar el contacto

Siempre se recomienda evitar el contacto directo, como los besos, con las personas infectadas. También hay que evitar compartir con ellos vajilla, cristalería, cubiertos, servilletas, cosméticos, sábanas o toallas. como vasos, cosméticos o servilletas.

Además, otras recomendaciones indican que debemos mantener los labios hidratados para que la piel esté en buen estado y utilizar un protector solar labial además de descansar bien, evitar el estrés y seguir una dieta equilibrada y saludable para mantener un estado de salud óptimo.

Enfermedades bucales

¿Qué es la leucoplasia? | Síntomas, causas y cómo tratar la enfermedad

¿Qué son las fisuras labio-palatinas? | Síntomas, causas y cómo tratar la enfermedad

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *