0

Caminar 30 minutos

Tabla de contenidos

Todo el mundo intuye que caminar es bueno para la salud, pero cuando leas estos 16 beneficios de caminar, quedarás perplejo de lo importante para tu vida que puede llegar a ser hacer un poco de ejercicio diario. Así que coge tus zapatillas y a caminar!!!

¿Qué beneficios se obtiene al caminar?

1. Disminuye el riesgo de ser hipertenso.

En pacientes con hipertensión arterial reduce los valores de la presión arterial.

2. Produce efectos favorables sobre el colesterol.

El caminar de forma regular puede ayudar a reducir el colesterol LDL, al ayudarte a bajar peso y reducir tu estrés.

3. Previene la aparición de diabetes.

Las personas que no realizan actividad física son más propensas a tener diabetes porque no queman el azúcar que consumen. Por lo mismo, caminar de forma regular hará que tu organismo procese esta sustancia más rápido, y que así prevengas padecer este mal.

4. Mejora tu vida sexual.

El sexo y el ejercicio van de la mano. En un estudio de mujeres de entre 45 y 55 años de edad, aquellas que se ejercitaban, incluyendo caminatas, reportaron no sólo más deseo sexual, sino también mayor satisfacción sexual.

5. Aumenta los niveles de Vitamina D.

Caminar a la luz del día, incrementa los niveles de vitamina D del cuerpo – un nutriente difícil de obtener a partir de los alimentos, pero que se puede sintetizar a través de la exposición a la luz solar. La vitamina D juega un papel muy importante en muchos aspectos, desde la salud de los huesos hasta la salud del sistema inmunitario. Si bien es cierto que protegerse de los rayos solares es importante, los expertos coinciden en que exponer la piel al sol, con frecuencia pero sin que se queme, ayudará a producir suficiente vitamina D.

6. Ayuda a perder peso.

Caminando 40-45 minutos de una sóla vez, empezaremos a quemar a partir de los 20-25 minutos después de haber iniciado la caminata la grasa depositada. Caminando a un paso moderado por 30 – 60 minutos no solo quema grasas acumuladas sino que construye músculos que aumentan tu metabolismo.

Un estudio de la London School of Economics asegura que los beneficios de caminar aumentan en el caso de mujeres de más de 50 años.

7. Caminar evita la obesidad y los depósitos de celulitis.

Una caminata fuerte y corta varias veces al día logra tener el mismo efecto que una sesión de gimnasia aeróbica en el mantenimiento del peso corporal porque equilibra el metabolismo.

8. Ayuda a tomar menos medicamentos.

Con sólo caminar media hora, las personas con depresión logran mejorar su humor. Al caminar 30 minutos reducen los pensamientos negativos, el enojo, la tensión y el cansancio. Otros estudios han comprobado que el ejercicio favorece los resultados de los medicamentos antidepresivos.

9. Mejora la circulación.

Realizar ejercicios donde trabajemos nuestras extremidades inferiores hará que la circulación de nuestro cuerpo mejore. De esta forma podrás prevenir la aparición de várices y mantener todos los órganos de tu cuerpo en buen estado.

10. Tonifica piernas, gluteos y abdominales.

Un buen paseo puede ayudar a fortalecer y dar forma a las piernas, dándole definición a las pantorrillas, cuádriceps e isquiotibiales y el levantando los glúteos. Ahora bién, si realmente presta atención a la postura mientras camina, también puede tonificar los abdominales y reducir gradualmente su cintura.

11. Caminar es bueno para sus huesos.

Al caminar diariamente, estamos estimulando y fortaleciendo los huesos, aumentando la densidad ósea.

12. Ayuda a combatir el cáncer de mama.

Las mujeres que caminan regularmente después de ser diagnosticadas con cáncer de mama tienen 45 % más posibilidad de sobrevivir que aquellas que son inactivas, de acuerdo con un estudio publicado en la Revista de Oncología Clínica. Los investigadores de la universidad Yale que encabezaron el estudio también encontraron que aquellas que hicieron ejercicio durante el año antes de ser diagnosticadas tenían un 30 por ciento más posibilidades de sobrevivir.

13. Reduce notablemente el riesgo de desarrollar cáncer de colon en un 20%.

Esto se debe a que las caminatas ayudan a agilizar la digestión evitando la acumulación de alimentos semidigeridos y materia fecal que pueden producir inflamaciones. Además, al mejorar la irrigación de todos los órganos del cuerpo el sistema de defensa del organismo funciona mucho mejor.

14. Fortalece el corazón.

Caminar al menos 30 minutos diarios reduce el riesgo de sufrir de enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares hasta en un 27%.

15. Mejora el estrés.

Es normal que después de una intensa jornada de trabajo, nuestro humor sea malo o que tengamos mucha tensión. Un paseo a pie es la solución para esto, pues relaja, despeja la mente, disminuye el estrés e incluso hace que curemos el insomnio, porque es un ejercicio más natural, en el que no se debe entregar tanta energía.

16. Caminar es bueno para tu cerebro.

La función cognitiva se ve mejorada con una caminata diaria. En especial las personas de la tercera edad reducen el riesgo de complicaciones en los vasos cerebrales reduciendo las probabilidades de demencia senil entre otras enfermedades. En general, mejora la concentración y reduce la posibilidad de tener problemas de memoria en el futuro.

Recuerda siempre consultar con un profesional o tu médico antes de cambiar cualquier rutina de tu vida diaria.

Si te ha gustado este artículo, compártelo con tus amigos en las redes sociales ¡Gracias!

  • 8.0Kshares
  • 7.6K
  • 292
  • 31

10 razones de peso para empezar hoy a caminar media hora diaria

El trabajo, la falta de tiempo, la desidia y la pereza son algunas de las razones por las que la mayoría de las personas se pasan la vida sentadas, sin hacer nada (o casi nada) de ejercicio. Mucha gente rechaza los gimnasios, o bien porque no encuentra el momento de acudir a ellos o bien porque nunca encontraron un aliciente que despertara su espíritu deportivo.

Sea como sea, es bien sabido que una buena alimentación y la práctica regular de un cierto grado de actividad física son la base de una buena salud. Lo contrario desemboca con frecuencia en problemas de sobrepeso, anquilosamiento de músculos y articulaciones y una aceleración del proceso natural de envejecimiento.

Una práctica sencilla y saludable

Andar todos los días en una muy buena opción para ponerse en forma, perder algo de peso y un hábito saludable. No se trata de hacer todos los días una marcha de larga distancia o una etapa del camino de Santiago. Basta con mucho menos. Simplemente, hay que crear una rutina que resultará beneficiosa tanto para el estado de forma física como para la salud mental y emocional. Estos son los principales beneficios de caminar a diario:

1 – Cuida el corazón: aumenta el ritmo cardíaco, activa la circulación de todo el organismo y estabiliza la presión arterial. El ejercicio, y caminar lo es, reduce el colesterol LDL (el malo) y mantiene bajo el nivel de glucosa en sangre, con lo que se previene la diabetes. Disminuye el riesgo de accidentes cerebrovasculares.

2 – Mejora el estado anímico e incrementa el nivel de energía. Aumenta el flujo sanguíneo, reactiva el cuerpo, disminuye el estrés y despeja la sensación de somnolencia.

3 – Aumenta la capacidad pulmonar y tonifica el aparato respiratorio.

4 – Ayuda a controlar el peso e incluso a adelgazar. Activa el metabolismo y, por tanto, sirve para quemar grasas en una proporción aproximada de 7-8 kilómetros en una hora, unas 400 o 450 calorías. Reduce la celulitis.

5 – Fortalece los músculos y los huesos. Mejora la flexibilidad, el tono muscular en general y especialmente el de piernas, glúteos y abdomen y en menor medida brazos y espalda. Aumenta la densidad ósea y combate la flacidez.

6 – Elimina toxinas. A través de la sudoración, el cuerpo se libera de muchas sustancias tóxicas. Alivia el estreñimiento dado que, con el movimiento, también se mueve el intestino.

7 – Revitaliza la mente, mejora la capacidad de concentración y la memoria. Caminar aumenta los niveles de noradrenalina y de serotonina, que influye en los estados depresivos.

8 – Estimula los sentidos, ya que al realizarse al aire libre, se descubren sonidos, olores y sensaciones. Incluso la vista descansa si se ha pasado mucho tiempo ante una pantalla y al mismo tiempo se activa con los constantes cambios de enfoque.

9 – Favorece la reflexión, la inspiración y creatividad. El ejercicio y el cambio de ambiente despejan la mente, deja fuera los problemas y las tensiones y presenta soluciones o al menos nuevos y diferentes puntos de vista. Según algunos estudios, es eficaz contra el Alzheimer, preserva la memoria y reduce hasta en un 30% la aparición de demencia senil.

10 –Mejora la actividad sexual, puesto que potencia el estado de forma e incrementa la resistencia.

Una práctica en la que profundizar y a la que habituarse

Todos sabemos andar, sí, pero para hacerlo conviene, en primer lugar, adoptar una buena postura. Mantener la espalda recta y relajada, levantar la cabeza y evitar tensiones musculares. La ropa debe ser cómoda y holgada y el calzado ligero y adecuado. Hay que llevar siempre agua en una pequeña mochila y las manos libres. Mejor guardar el móvil y usarlo solo en caso de necesidad.

El mejor momento para caminar es por la mañana y manteniendo un buen ritmo. Si es por la tarde o al anochecer, conviene ir un poco más tranquilo. Nunca inmediatamente después de comer,

El tiempo ideal es de al menos 30 minutos, aunque mejor si se llega a una hora. Si se puede realizar diariamente, perfecto, pero en caso contrario al menos días alternos. También se puede practicar mediante trucos como bajarse en una parada anterior a la nuestra, ir andando al trabajo, sacar al perro…

Y recuerda, caminar es gratis.

Beneficios de caminar 30 minutos diarios

Muchas personas no saben que caminar es uno de los mejores ejercicios que podemos hacer a diario, ya que esta simple rutina puede tener muchos beneficios para la salud. La mayoría de los adultos no caminan nada y esta cifra va en aumento a medida que pasa el tiempo,ya que el desarrollo de la tecnología ha hecho labores más fáciles pero menos saludables.

Caminar es una de las mejores formas de comenzar una rutina de ejercicios. Beneficios como ejercitar los músculos y quemar calorías se concentran más cuando nos dedicamos a caminar aumentando poco a poco el ritmo.

No es suficiente deambular por ahí como de costumbre ya que los efectos de la caminata se reducen; lo mejor es dedicarle al menos 30 minutos diarios todos los días, sin distracciones y consiguiendo cada vez un mejor ritmo. ¿Quieres conocer los mejores beneficios de caminar a diario?

Fortalece el corazón y previene enfermedades cardiovasculares

Caminar al menos 30 minutos diarios reduce el riesgo de sufrir de enfermedades cardiovasculares.Esta práctica puede ser ideal para:

  • Controlar la presión alta.
  • Favorece el sistema circulatorio.
  • Reduce el colesterol malo (LDL).
  • Ayuda a aumentar el colesterol bueno (HDL).
  • Al aumentar el ritmo cardíaco, esta práctica favorece notablemente la salud del corazón.

Reduce el riesgo de padecer ciertas enfermedades

Diferentes estudios sugieren que aquellas personas que caminan al menos 30 minutos diarios está asociado a:

  • Menor riesgo de muerte en la diabetes tipo II.
  • Manejar el Asma.
  • Disminución del riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer.

Aquellas personas que tienen una rutina diaria de actividad física, están menos propensas a desarrollar cáncer de colon, mama y útero.

Podría ayudar a equilibrar el peso

También puede interesarte: 6 posturas de yoga para tonificar glúteos y piernas

Andar ayuda a quemar calorías. Si se añaden 30 minutos de caminata rápida en la rutina diaria, se podrían quemar unas 150 calorías más al día. Por supuesto, cuanto más camines y más rápido sea tu ritmo, más calorías quemarás.

Previene la osteoporosis

La osteoporosis es una enfermedad en la que los huesos se vuelven cada vez más frágiles y se rompen con facilidad. Todos podemos sufrir de osteoporosis pero tiene más incidencia en mujeres mayores.

Al hacer ejercicio regularmente como caminar todos los días, estamos estimulando y fortaleciendo los huesos, lo que puede ayudar a prevenir la osteoporosis. Esta práctica saludable es recomendada sobre todo para las mujeres, ya que además mantiene la salud de las articulaciones, ayudando a prevenir problemas como la artritis.

Ayuda a tonificar piernas, glúteos y abdomen

Caminar 30 minutos diarios haciendo un par de ejercicios podría ayudarte a fortalecer las piernas, las tonifica y ayuda a reafirmar.

Así mismo también ayuda a tonificar los glúteos y los levanta naturalmente. En resumen, con un par de ejercicios puede favorecerse la tonificación de varias áreas del cuerpo.

Caminar combate la depresión

Estudios han revelado que caminar puede ayudar a combatir la depresión y todos sus síntomas.

Caminar al menos 30 minutos diarios puede resultar beneficioso especialmente para las personas mayores.

No te olvides de leer: ¿Cómo tener buen sexo después de la menopausia?

Todos estos factores deberían motivarte para que comiences ya a hacer unas cuantas caminatas y cuidar tu cuerpo sin demasiado esfuerzo. Puedes empezar haciendo pequeños paseos y al tiempo planear pequeñas rutas e ir poniéndote distintas metas.

10 de Septiembre de 2018 – 07:20 EDT by Cristina Soria

Suena tan sencillo que cuesta creerlo, pero es así: caminar a diario es uno de los mejores ejercicios que puedes hacer. Si bien es cierto que, al parecer, casi la mitad de los adultos no camina nada al día. Esperamos que pertenezcas a la otra mitad que sí lo hace, pero si no es el caso, puede que sea porque desconoces todas las cosas que te ocurrirán con solo caminar 30 minutos al día. No se trata de dar un paseo sin más en el que puedas entretenerte y pararte a hacer otras cosas de vez en cuando. Se trata de caminar de manera continuada y aumentado poco a poco el ritmo durante media hora. Y haciéndolo de esta manera comenzarás a notar los beneficios.

Tu corazón se fortalece

Aunque hayas llevado una vida sedentaria, en el momento en que empiezas a caminar tu corazón comienza a rejuvenecer, y se fortalece y hace más resistente. Además, contribuyes a que aumenten ligeramente el tamaño de sus cavidades y que así aumente la cantidad de sangre que bombea en cada latido. De esta forma se reduce el riesgo de que sufras un enfermedad cardíaca o un accidente cardiovascular. Es una forma excelente de controlar la presión sanguínea, reducir el colesterol malo (LDL) y aumentar el bueno (HDL), y favorecer tu sistema circulatorio.

Leer: Caminar 10.000 pasos al día: un reto divertido y saludable

Reduces y equilibras tu peso

Para conseguir perder peso es necesario caminar a diario y no menos de 20 minutos, ya que es a partir de ese momento cuando empiezas a quemar calorías. Es importante saber que para adelgazar caminando el ritmo de la marcha no puede ser lento, y que solo incrementando la velocidad, sin dejar de sentirte cómoda, podemos conseguirlo. Es fundamental que en todo momento, a pesar de incrementar el ritmo de pasos, mantengas una buena postura corporal que beneficie a tu cuerpo.

Ayudas a prevenir la osteoporosis

Caminar es una manera eficaz de fortalecer los huesos y estimular el aumento de densidad ósea. Por eso es una actividad muy recomendable para prevenir la osteoporosis, además de ayudar a mejorar la condición física una vez que ha aparecido. Las mujeres tenemos más riesgo de sufrir osteoporosis, por eso caminar a diario es una de las mejores cosas que podemos hacer. Además, así ayudaremos a mantener la buena salud de nuestras articulaciones, manteniendo alejados problemas como la artritis.

VER GALERÍA

Leer: ¿Por qué me duelen los pies al correr?

Aumentas tus niveles de energía

Al caminar activas todo tu organismo, aumentando y mejorando la circulación de la sangre. Eso hace que también aumente el suministro de oxígeno a cada célula de tu cuerpo. Esto te ayuda a mantenerte más activa y despierta, evitando los distintos bajones de energía que podemos sufrir a lo largo del día.

Ayuda a prevenir la demencia

Algo tan sencillo como caminar puede mejorar de forma significativa el funcionamiento de nuestro cerebro, según un estudio realizado en la Universidad de la Columbia en Canadá y publicado por The British Journal of Sports, este hábito podría, no solo prevenir la demencia, sino mejorar la función cerebral en personas que ya la padecen, además de reforzar sus habilidades de pensamiento.

Leer: ‘Foot fitness’: tus pies también necesitan ejercicio

Lo mínimo que debes caminar al día para que tu cuerpo lo note

07/10/2018 05:00 – Actualizado: 09/10/2018 11:44

Para mantenerse en forma no hace falta correr una maratón o inscribirse a actividades físicas demasiado exigentes. El mejor arma para el sedentarismo es y será siempre salir a caminar. Al comienzo del día o al caer la tarde, es el mejor desestresante natural que existe. Además, es el ejercicio perfecto para cuando ya tienes unos años y no puedes permitirte realizar entrenamientos más exigentes.

Aunque no lo creas, andar puede transformar tu salud física y mental, prevenir enfermedades cardíacas y varios tipos de cáncer y reducir la probabilidad de sufrir ansiedad o depresión. Los entrenamientos de fuerza, los de resistencia o los denominados HIIT (a intervalos) pueden parecer demasiado sofocantes como para empezar con ellos. Pero para esas personas que llevan tanto tiempo sin ejercitarse y les da un poco de respeto o pereza volver a realizarlo, tranquilos: siempre es mejor entrenar solo un poco que nada. Salir a caminar por la ciudad en la que vives, por uno de sus parques o bien en la periferia que colinda con el campo, es más que suficiente para emprender la transición hacia una vida sana.

Caminar es el ejercicio perfecto, ya que es una acción muy simple, gratuita y se puede realizar en cualquier época de la vida

¿Cuánto tiempo hace falta para notar los beneficios de apretar el paso? El experto en ejercicio físico Kevin Ioria ha publicado un artículo en ‘Business Insider’ con el tiempo exacto para un nivel básico: entre 22 y 30 minutos al día durante cinco días a la semana. En total, 150 minutos a la semana para distribuírtelos como tú quieras. De acuerdo con un gran estudio realizado en adultos mayores y publicado en el ‘American Journal of Preventative Medicine’, las personas que caminan al menos 150 minutos por semana tenían un 20% menos de probabilidad de morir durante los 13 años siguientes que los adultos inactivos.

«Caminar es el ejercicio perfecto, ya que es una acción muy simple, gratuita y positiva para la salud que no requiere ningún equipamiento especial o entrenamiento, y se puede realizar a cualquier edad», concluyen los autores de la investigación. Si bien vivir más y mejor es importante, esta no es la única razón por la que deberías dar «unos cuantos pasos». Algunos estudios han demostrado que incluso una caminata de 30 minutos diarios en una cinta magnética es suficiente para levantar el estado de ánimo de alguien que sufre un trastorno depresivo mayor. A continuación, un repaso de los grandes beneficios que tiene andar diariamente para tu salud y tu bienestar.

Cuida el corazón

Al corazón le encanta que camines. Y también a tus médicos. Andar de forma regular puede reducir hasta un 30% las posibilidades de sufrir ataques cardíacos y enfermedades cerebrovasculares. Por ende, disminuye los niveles de colesterol malo y aumenta el de tipo bueno. A raíz de esto, es un ejercicio imprescindible si tienes más de cincuenta años y eres hipertenso. Si ya lo compaginas con una dieta baja en grasas y sal, estarás ayudando a tu cuerpo mucho más de lo que puedas imaginar.

Mejora los efectos de la diabetes

Un estudio del European Food Information Council (EUFIC) llegó a la conclusión de que las personas con un historial de diabetes que caminan de forma regular muestran una gran mejoría en la sensibilidad a la insulina. Sus autores vinculan una reducción importante del riesgo de desarrollar diabates tipo 2 con caminar rápido, ya que consigue quemar el azúcar que consumes. Por esta causa precisamente hará que tu organismo procese esta sustancia más rápido, por lo que estarás más protegido contra esta enfermedad.

El otoño, la mejor época del año para dar un paseo. (iStock)

Protege tu mente

Las caminatas suelen ser muy útiles para luchar contra la depresión. Estas son uno de los mejores tratamientos que hay para combatir esta enfermedad tan común enrte la población española, ya que se liberan endorfinas, las hormonas conocidas como «de la felicidad». Otra de las razones es que cuando las personas están deprimidas o sufren ansiedad, tienden a sentir la horrible sensación de no llevar el control de sus vidas. Sin embargo, si sales a caminar todos los días, reconectarás con el cuerpo como nunca, y a menudo es el primer paso para volver a tomar las riendas en tu vida.

La vida social

Ya sea en la cinta del gimnasio o al aire libre, caminar te permite entrar en contacto con otras personas y socializar de una manera disipada y relajada. Lo mejor que puedes hacer es convencer a un miembro de tu familia o amigo para salir juntos. Eso os permitirá confraternizar mucho más y vivir una experiencia juntos, que a pesar de ser muy sencilla, puede deparar grandes conservaciones. Esto también le vendrá genial a tu mente porque sin duda podrás tener más confianza con la gente de tu entorno más cercano.

Cultiva una mente creativa

El «flâneur» es un término que surgió entre los poetas franceses del siglo XIX para designar a aquella persona que salía a la calle a caminar sin rumbo fijo, a la deriva, embadurnándose de todo lo que hay a su alrededor. Si tienes un día aburrido o con falta de inspiración, o simplemente necesitas o te apetece pensar, no hay nada como dar un largo paseo hasta al anochecer. Un plan ideal para los domingos por la tarde, una jornada que haría bien en llamarse «El Día del Paseo». Si tu trabajo te exige cierta creatividad, te vendrá muy bien para refrescar la mente y pensar en nuevas ideas para el proyecto que estás desarrollando. Además, te servirá de relajante natural para llevar a cabo tus planes del futuro más inmediato.

Caminar 30 minutos al día, una rutina económica y muy terapeútica

Es una de las mejores terapias preventivas que se pueden realizar. Según el cálculo de estudios científicos con sólo caminar 30 minutos diarios podría disminuir un 20% el número de muertos por enfermedades cardiovasculares

María Val, Sabormediterraneo.com

Las enfermedades cardiovasculares continúan siendo la principal causa de mortalidad en los países industrializados. En España, una de cada tres defunciones ocurridas en el año 2004 fue debida a estas enfermedades.

La cirugía y farmacología para tratar estas enfermedades ha avanzado mucho en los últimos tiempos. Hay pastillas para controlar la tensión arterial, el colesterol y el azúcar en la sangre. Pero cuesta cambiar nuestro estilo de vida, la forma actual de mal alimentarnos y pasar de ser unos sedentarios absolutos a hacer algo de ejercicio.

Existen muchos estudios que demuestran que la actividad física reduce la probabilidad de que tengamos un infarto agudo de miocardio. Las personas sedentarias tienen casi el doble de riesgo de morir por un infarto de miocardio que las personas que realizan una actividad física de manera regular. Y también se sabe que incluso las personas que han tenido un ataque al corazón, la práctica de actividad física reduce la mortalidad.

¿Qué tipo de ejercicio es más conveniente? Hay consenso en que el ejercicio deber ser suave, constante y regular. Un ejercicio que suponga un esfuerzo grande y que lleve al corazón a dispararse no es nada aconsejable.

Andar 30 minutos al día es la mejor opción, una terapia que no es sólo buena para el corazón. Lo es también para los hipertensos y diabéticos y para todos aquellas personas que quieran mantener su peso y cuidar su flexibilidad y agilidad. El caminar es una puesta a punto para nuestra estructura ósea, al favorecer el movimiento de las articulaciones. La espalda y su columna vertebral también se lo agradecerán.

Los beneficios

A nivel del sistema cardiovascular, la actividad física aumenta la fuerza y la capacidad de bombear sangre de nuestro corazón. Además las arterias tienen una mayor capacidad de dilatarse. Todo ello aumenta la cantidad de sangre que puede llegar a los músculos y otras zonas de nuestro cuerpo.

La actividad física también disminuye el riesgo de ser hipertenso y en paciente con hipertensión arterial reduce los valores de la presión arterial. También previene la aparición de diabetes, sobre todo en obesos o con antecedentes familiares de diabetes y es un elemento importante en el tratamiento de los pacientes diabéticos al mejorar la respuesta a la insulina, hormona que controla el metabolismo y el nivel de azúcar en sangre. Asimismo la actividad física produce efectos favorables sobre el colesterol.

Caminar 30 minutos diarios viene a suponer un gasto de unas 1000 calorías a la semana. No es necesario andar 30 minutos seguidos, a no ser que queramos perder peso. Entonces tendremos que aumentar a 40-45 minutos y hacerlo de una sóla vez, ya que la grasa depositada se empieza a quemar a partir de los 20-25 minutos después de haber iniciado una actividad.

Nunca es tarde para empezar. Las personas que son sedentarias y empiezan a hacer actividad física de forma regular rápidamente obtienen beneficios similares que aquellas que siempre han sido activas.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *