0

Canastilla para el hospital

Preparar la canastilla del bebé es un momento único que te acerca más al momento en que por fin le verás la cara después de esperar tanto tiempo. Suele prepararse alrededor de los 7 meses de embarazo para tenerlo todo bajo control en el caso que se adelante la llegada del bebé. En muchos hospitales disponen de pañales, toallitas y productos de aseo, asegúrate con ellos que disponen. Sin embargo, muchas mamás se quedan más tranquilas si llevan todo lo necesario ellas.

La maleta del bebé también es la maleta de la mamá, pues no sólo el recién nacido necesita ropa y productos específicos. Las madres deben llevar ropa cómoda, sujetadores de lactancia, camisones… ¡Y documentos! Así que pon atención.

Maleta de hospital para la madre

  1. Documentación: Debes llevar el DNI, la cartilla de la seguridad social y el carnet con el grupo sanguíneo. Además, recuerda guardar también los resultados de los últimos exámenes realizados.
  2. Camisones abiertos para favorecer la lactancia. Dos camisones está bien
  3. Sujetadores de lactancia. Como los camisones 2-3 serán suficientes.
  4. Discos absorbentes para la lactancia. Piensa que cuando suba la leche mancharás fácilmente tus prendas de ropa si no los usas.
  5. Crema para el cuidado del pezón. La lactancia es un momento bonito, pero es importante mantener cuidados los pezones para evitar o disminuir las heridas y grietas.
  6. Zapatillas y bata de estar por casa, cómodas y confortables.
  7. Bragas de algodón o bragas desechables. Los primeros días después de dar a luz se producen pérdidas y es importante mantener la higiene y que la piel transpire, por ello puedes optar por braguitas desechables, más cómodas, o de algodón. También deberás llevar compresas post parto.
  8. Ropa para volver a casa cómoda. Opta por algo ancho, aún te sentirás hinchada y la barriga no desaparecerá de golpe.
  9. Productos de higiene personal: jabón neutro, champú, cepillo y pasta de dientes…
  10. Faja post parto. En este caso, es una opción personal o bien te lo puede haber recomendado el médico.

Canastilla de hospital para el bebé

  1. Bodies. Aunque sólo vayáis a pasar un par de días en el hospital, pronto aprenderás cuanto ensucia un bebé así que incluye entre 5 o 6 bodies o ranitas. Deben ser de algodón y mejor si la obertura es lateral o frontal, será más fácil vestir al bebé. El cuello debe ser ancho para no molestar.
  2. Patucos o calcetines. En este caso, dos pares será suficientes.
  3. Mantita. Si es invierno de lana, si no, de algodón.
  4. Un gorrito de algodón. Los bebés deben regular su temperatura corporal y pierden mucho calor por la cabeza.
  5. Pijamas. Dos o tres serán suficientes. El motivo es el mismo, la sprimeras horas el bebé debe regular su temperatura y debe estar tapado. En verano, tras unas horas se podrá vestir más ligero.
  6. Manoplas. Sirven para que el bebé no se arañe.
  7. Ropa para salir del hospital.
  8. Pañales y crema del pañal. Especiales para recién nacido, los pañales deben ser de talla 0. La crema servirá para proteger el culito del bebé, una de las zonas que más sufre por la humedad. La crema de pañal evita las irritaciones.
  9. Gasas para el cuidado del ombligo y alcohol de 70º o clorhexidina.
  10. Productos de aseo: jabón neutro, peine, aceite o leche limpiadora…

Consideraciones sobre la canastilla del bebé

  • Lava la ropita del bebé con jabón neutro especial para la ropa del bebé.
  • Lava a mano o a máquina, pero asegúrate de que no quedan restos de jabón.
  • No se recomienda el uso de chupete hasta que el bebé no se haya acostumbrado a mamar, así no se interfiere en el proceso de lactancia.
  • No usar zapatos más allá de los calcetines, hasta que no ande, no los va a necesitar.
  • La colonia sólo en la ropita, nunca directamente en el bebé.

En PromoFarma tenemos una amplia gama de productos de bebés y mamas para que tu estancia en el hospital sea lo más cómoda posible y no falte nada de nada.

Valoración post

(2 votes, average: 4,00 out of 5)
Cargando…

¡Welcome baby! ¿Cómo preparar la maleta perfecta para la llegada de tu bebé?

Estás a punto de vivir uno de los momentos más importantes de tu vida: por fin vas a ver la carita de tu bebé y le darás la bienvenida. Para estar tranquila cuando tengas que ir al hospital y al mismo tiempo estar segura de que no le falta de nada a tu bebé, te recomendamos que prepares tanto tu maleta como la canastilla del pequeño con cierto tiempo de antelación (normalmente se recomienda un mes antes de dar a luz). En ella debes llevar todas las mudas, productos de higiene y otras cosas imprescindibles que necesitará el pequeño para pasar sus primeros días en el hospital.

Tu navegador no puede mostrar este vídeo

Por ejemplo, la ropita debe ser suave y muy fácil de poner pero también tienes que tener mucho cuidado con el tipo de tejido o el jabón con el que vayas a lavar las prendas, tanto si son prestadas o regaladas, ya que existe riesgo de alergias. Aunque tengas prendas que sean nuevas (sin estrenar) es aconsejable que las laves antes de su primera puesta también.
Por otro lado, es importante saber que al nacer el bebé carece de regulación térmica, por lo que hay que estar muy atenta y mantenerlo bien abrigado en todo momento, especialmente su cabeza. Para que se sienta cómodo y a gusto con su ropita ten previsto que el tamaño de las prendas sean para prematuros o de talla 0. Existen muchos productos pensados específicamente para los primeros días que pasan las mamás y los bebés juntos. Aquí tienes algunas de nuestras recomendaciones.

© iStock

¿Qué llevar en la canastilla de tu bebé?

Aquí tienes una cantidad aproximada de todo lo que necesitarás:

  • 6 bodies – comprar pack de 5 bodies de algodón en Amazon por 19,99€.
  • 6 pijamas – comprar pack de 2 piajas de algodón en Amazon por 19,95€.
  • 1 o 2 gorritos de algodón.
  • 2 pares de manoplas para evitar que se arañen con sus primeras uñitas. Comprar en Amazon por 8,99€ (3 pares).
  • 3 chaquetitas de perlé o lana suave.
  • 6 pares de patucos.
  • 6 baberos.
  • 1 mantita. Comprar manta de bebé personalizada en Amazon por 22€
  • Chupete.
  • 3 toallas.
  • 1 paquete de pañales de recién nacido.
  • Gasas de algodón.
  • Crema hidratante para bebés.

¿No sabes por dónde empezar a la hora de comprar todo lo necesario para tu bebé? No te preocupes, te presentamos la lista de nacimiento de Amazon. ¿En qué consiste? Se trata de crear una lista con todo lo que vas a necesitar para tu bebé y que puedes hacer pública para todos aquellos que quieran tener un detalle contigo. De esta manera todos saldréis ganado. Tu recibes lo que realmente necesitas para tu bebé y tus familiares y amigos no mueren en el intento buscando ese regalo perfecto. ¿Qué te parece?

¿Qué llevar en maleta?

Cuando des a luz te sentirás agotada y necesitarás dormir y descansar. Prevé bastante ropa cómoda de materiales suaves y naturales para poder cambiarte siempre que sientas la necesidad. Ser previsora te ayudará a que los días fuera de casa te sientas mucho más segura y cómoda junto a tu bebé.

© Women’Secret

  • 4 camisolas que se puedan abrir fácilmente si quieres dar el pecho
  • 1 estola suave para cubrirte cuando des el pecho
  • 1 bata
  • Unas zapatillas cómodas.
  • 1 albornoz y dos toallas
  • 3 camisetas o jerséis cómodos
  • Unas 8 o 9 braguitas desechables (comprar braguitas desechables Chicco en Amazon)
  • Compresas higiénicas específicas para la maternidad
  • Tu bolsa de aseo con champú, peine, discos protectores de lactancia, crema hidratante corporal y facial, y bálsamo facial.
  • Una bolsita para meter la ropa sucia
  • 3 sujetadores de lactancia. Si aún no los has comprado, aquí te dejamos un shopping para que puedas echar un vistazo a los últimos sujetadores de lactancia que puedes encontrar en las tiendas:

¿Cuáles son los imprescindibles que no pueden faltar en la mochila del bebé?
Cunas colecho: lo mejor para dormir junto a tu bebé
Tips para organizar el cuarto de tu bebé y ahorrar espacio
Como elegir la sillita de coche perfecta para tu peque

Comenta en «Qué debes meter en la canastilla para ir al hospital»

A medida que avanza el embarazo van surgiendo dudas al respecto de lo que hay que hacer una vez llegado el momento del parto. Tener lista la bolsa de la mamá y del bebé con suficiente antelación evita olvidos y nervios de última hora. De esta forma, en torno al séptimo mes de gestación es recomendable tener a punto lo siguiente:

Para la mamá

  • Documentación. Mete en tu bolsa una carpeta con la siguiente documentación para tenerla a mano en el momento de ingresar en el centro sanitario: carné de identidad, tarjeta sanitaria de la seguridad social (si vas a dar a luz en un centro público), tarjeta de tu aseguradora (si vas a hacerlo en una maternidad privada) y las últimas pruebas que te hayan realizado en el control de embarazo.
  • Camisones. Dos o tres camisones amplios, cómodos y de tejidos transpirables serán suficientes para los días que la mamá vaya a estar ingresada después de dar a luz. Hay que prestar atención a que puedan abrirse por la parte delantera para dar el pecho y a que estén libres de lazos, adornos o botones que puedan molestar al pequeño.
  • Ropa interior. Lo mejor es llevar braguitas desechables o de algodón confeccionadas sin costuras ni adornos. La finalidad es facilitar la higiene, que la piel transpire y que sean cómoda.
  • Zapatillas y bata. Para estar cómoda en la habitación.
  • Compresas. Para cuidar la higiene y evitar manchar la ropa con el sangrado posterior al parto.
  • Sujetadores de lactancia. Igual que con los camisones, serán suficientes dos o tres.
  • Neceser. Que contenga los productos habituales para el aseo personal (peine, cepillo de dientes, pasta dental, champú, gel de baño, jabón neutro…).
  • Discos de lactancia. Para evitar manchar la ropa con la leche materna.
  • Crema para cuidar los pezones. Evitar grietas y heridas en la mama es fundamental para implantar la lactancia materna sin dolores ni problemas para la madre.

Para tu bebé

Bodies. Los bebés se ensucian mucho, de manera que es conveniente llevar una buena provisión de bodies o ranitas para cambiarlo con la frecuencia que sea necesaria (en torno a seis mudas completas). Normalmente, mientras está en la maternidad, no necesitará mucha más ropa, excepto algún pijama y la ropa que vaya a llevar el día que le den el alta.

Según la temperatura de la habitación puede ser necesario que el pequeño lleve un gorrito y calcetines para evitar que pierda calor. Llévalos por si acaso.

Hay que cuidar que la ropa del pequeño sea suave, que no le apriete demasiado y que no lleve cremalleras, apliques, lazos, cordones, botones o corchetes que se le puedan clavar o con los que se pueda hacer daño.

Pañales y toallitas húmedas. En este sentido, también se aplica la recomendación de llevar una buena provisión de pañales, ya que los pequeños van a necesitar cambios frecuentes. Hay que coger la talla de recién nacido.

Crema para el culete. Seguramente no sea necesaria en los primeros días, pero es conveniente tenerla en la bolsa por si acaso, ya que la zona del pañal es la que más roce sufre y la piel del recién nacido es muy delicada.

Arrullo. Para cogerlo en la habitación y, sobre todo, para el día de salir del hospital es conveniente tener un arrullo, toquilla o mantita con la que arropar al bebé. El tejido y el grosor dependerán de la época del año en la que nazca el pequeño.

Higiene diaria. En muchas maternidades ofrecen los productos básicos de higiene diaria para el bebé. No obstante, si son las familias las encargadas de llevarlos, deben meter en el neceser un cepillo de cerdas suaves, jabón específico para bebés, loción hidratante y agua de colonia para perfumar la ropa del bebé, nunca para aplicarla directamente sobre la piel.

Finalmente, hay que tener prevista la ropa que la mamá y el bebé llevarán puesta una vez que les den el alta y puedan marcharse a casa. En ambos casos hay que tener prevista la mayor comodidad. Además, para garantizar la seguridad del pequeño hay que hacer el viaje hasta casa a bordo vehículos dotados de sistemas de retención homologados.

Canastilla del Bebé | Qué llevar al hospital

Cuando se acerca la fecha del nacimiento de nuestro bebé tenemos que empezar a tenerlo todo preparado, sobre todo la canastilla que llevaremos al hospital. Yo la he empezado a preparar este pasado fin de semana (a mis 35 semanas, o 8 meses y medio), y he aprovechado para hacer unas fotos y compartirlas con todas vosotras. Muchas de vosotras (amigas y seguidoras) me habéis pedido un post sobre este tema, ¡y vuestros deseos son órdenes! ¡Hoy os comparto la Canastilla de Gala!

Para empezar, tenemos que comprar una canastilla o bolsa de maternidad. Es decir, una bolsa donde poner toda la ropita de nuestro bebé. Las que a mi me gustan más, siempre son las de “Pasito a Pasito” (podéis ver todos sus productos AQUÍ), porque para recién nacido, prefiero el estilo un poco clásico y dulce.

Yo esta vez he optado por una bolsa tipo “maleta” por dos razones: porque la de Carlitos no me dio para meterlo todo, y porque así la puedo utilizar de maleta de fin de semana para Gala cuando sea más mayor. Además me he quedado el neceser, el cambiador y el porta chupetes a conjunto. Creía que lo compraría todo rosa, pero al final me he decantado por el beige, para no cansarme tanto.

Bolsa de maternidad, neceser, porta chupetes y cambiador todo de Pasito a Pasito.

Empezaré con el neceser. Yo con Carlitos caí en el “error» de ir a una Farmacia y decir “hola, voy a tener un bebé, ¿qué necesito?”. No sabéis el dineral que me dejé comprando cosas que jamás he utilizado. ¡Pensad que no hace falta comprarlo todo! Podemos ir comprando a medida que vayamos necesitando, nada es de una urgencia tan grande, y en este caso, ¡hay farmacias de guardia!

Por eso hoy os quiero compartir mis básicos:

Neceser con:

  • Toallitas húmedas para los recién nacidos y pañales. (En mi clínica te los proporcionan allí, pero no está de más llevar alguno)
  • Una crema hidratante para la piel (o aceite) Os recomiendo una natural tipo de la marca Weleda.
  • Una crema para la zona de los pañales. Lo mismo, siempre es mejor una marca natural.
  • Una colonia y un cepillo del pelo.
  • Un biberón (por si no queréis/podéis darle el pecho) que recomiendo que sea de cristal (el plástico es muy tóxico).
  • Un par de chupetes.

Esta vez solo me llevo esto, y además lo he comprado online en Promofarma (podéis visitar su web AQUÍ), plataforma a la que estoy adicta. Los productos de farmacia son mucho más baratos, y te lo traen a casa en un par de días. Yo ya no voy más a la farmacia si no es por urgencia.

Esta preciosa “G” de color rosa es de Dijous (AQUÍ) y está pintada a mano y personalizada para mi pequeña. ¿No es una monada?

La leche corporal, la colonia y el jabón esta vez me los he quedado de Lua&Lee (AQUÍ) porque a parte de ser super bonitos, ¡huelen súper bien! Además el jabón y la hidratante contienen aloe que es buenísima para la piel del bebé.

El cepillo y peine es un conjunto de Pasito a Pasito, es muy bonito.

En cuanto a la bolsa y la ropita del peque, yo me llevo:

  • Varios bodis para el interior (debajo de los conjuntos)
  • Un par de camisas batista (también para interior)
  • 4 o 5 conjuntos exteriores
  • 4 pijamas
  • Patucos y gorritos
  • Un arrullo (con toalla, para el mismo momento del nacimiento) y un gorrito de algodón para ese mismo momento.
  • Si es niña, los pendientes.

En el caso que tuviérais previsión de tener al bebé mediante cesárea, lo mejor es llevarse más ropita, porque la estancia será más larga.

En Pasito a Pasito tienen estos packs (AQUÍ) de primera puesta que ya vienen con todos los imprescindibles: conjunto de algodón de buenísima calidad, gorrito, guantes y babero.

Bodis y batistas (para el interior):

Conjuntos exteriores:

Estos dos primeros son de una marca de El Corte Inglés que se llama Dulces, que tienen cosas muy clásicas pero preciosas para primera puesta.

Estos dos últimos son de “Al agua Patos”.

Este último de Normandie (AQUÍ), es para cuando sea un poquito más mayor (1-3 meses) pero no me he podido resistir a enseñároslo. Es que tienen cosas tan bonitas en esta tienda…

Pijamas y peleles cómodos para la noche:

Estos dos últimos también los compré en El Corte Inglés.

Y por último, en la canastilla de mi pequeña, me llevo dos muselinas que son estupendas para todo! Tapar al bebé, hacerle de sábana, cubrirlo, taparle el sol…

Y que no me olvide, para salir del hospital, podéis hacer como las famosas, y llevaros al bebé en brazos, o llevarlo en la maxi cosi. La maxi cosi va directa de tu brazo al carrito, o al coche, y el bebé va súper seguro (ideal para patosillas como yo, jejeje).

De la misma colección de Pasito a Pasito que la maleta de Gala, me he quedado la funda para la maxi cosi y la bolsa para el carrito. ¿No os parecen una preciosidad?

Tampoco me he podido resistir a quedarme con este móvil para la cunita de Pasito a Pasito:

¡Espero que os haya gustado y servido! Yo me se de algunas que seguro que han tomado buena nota (Anna, Joana, Gemma, Pato), ¡espero que seáis muchas las que podáis sacar buen partido de este post!

Si queréis más ideas sobre cómo vestir a vuestro bebé, os recomiendo también este post que hice con Carlitos (AQUÍ).

Pronto os preparo otro post con mi maleta para el hospital, que también me lo habéis pedido, y otro con las cosas imprescindibles para salir de casa con un bebé.

¡Que tengáis un FELIZ DÍA!

Lista de la canastilla del hospital para la mamá

¿Qué información puedes encontrar?

Si se acerca la fecha del parto, probablemente te estés preguntando qué llevar al hospital para dar a luz y que meter en la bolsa del parto. Preparar la lista para el hospital te ayudará a planificar bien todo lo que necesitas llevar y no olvidarte de nada esencial. Además de esta lista de cosas para llevar al hospital, que resulta una herramienta muy útil para las mamás primerizas, también puedes hacer una lista de la canastilla del hospital para el bebé con todo lo que necesitas para dar la bienvenida a tu pequeño o pequeña.

¿Cómo descargar la lista de la canastilla del hospital para la mamá?

Si te encuentras en la recta final del embarazo ya se acerca el momento del nacimiento de tu bebé y tienes que tener todo listo. Si has preparado la canastilla del bebé para el hospital, ahora te toca prepara tu bolsa para el parto.

En función de si el hospital donde vas a dar luz a es público o un hospital privado pueden cambiar un poco las necesidades y las normas. Si quieres crearte una lista para elaborar tu bolsa del parto tienes que tener en cuenta diferentes cuestiones: los documentos, las prendas de vestir, las cosas de aseo y otros como la faja posparto, los discos protectores de leche o un libro o los resultados de los últimos exámenes médicos. A continuación, encontrarás la lista de la canastilla del hospital para la mamá:

👉 Descarga gratis en PDF esta plantilla para llevar las cosas del bebé aquí, y repasa el listado para no dejarte nada fuera de la lista.

🗨 Preguntas frecuentes sobre la bolsa para el hospital

☑ ¿En qué semana es recomendable preparar la bolsa para el hospital?

Lo recomendable es preparar la bolsa para el hospital en función del desarrollo del embarazo. Pero si la gestación evoluciona correctamente como norma general, la semana 37 de embarazo es una buena semana para preparar las cosas para el bebé y las tuyas. Tener la canastilla preparada 3 semanas antes del parto es una buena idea, además los niños no nacen siempre en la fecha probable del parto, pueden hacerlo o dos semanas antes o dos semanas después. Por lo tanto, entre la semana 38 y 42 puede que necesites tu bolso de maternidad preparado.

Africa Studio ||

☑ ¿Qué documentos necesitas para el parto?

Los documentos de la madre para el parto que son necesarios son los siguientes:

  • Tarjeta de la Seguridad Social o de tu seguro médico
  • DNI
  • Consentimiento de la anestesia
  • Análisis de últimos exámenes médicos
  • Plan de parto

☑ ¿Qué ocurre si se me olvida llevar alguna cosa al hospital?

En el caso de que necesites algo que no tengas, puedes mandar a tu pareja o una amiga de confianza a por aquello que necesites a la tienda o farmacia o pedir en el hospital si te lo pueden facilitar. Por otra parte, es posible que tu estancia en el hospital pueda alargarse, para ello anota una lista de cosas que necesitarás durante esos días y pide a alguien que te lo traiga. Y verás como pronto os dan el alta médica.

  • ¿En qué podemos mejorar?

¿Que se te ha quedado algo olvidado en casa?

no te preocupes, si te descuidas de algo, o tienes que estar más días, siempre hay algún familiar que se puede acercar por tu casa a recogerlo.

Ahora sí, ya empezamos:

¿Qué llevo al hospital?

¿Qué necesito meter en la maleta para mi?

En tu bolsa mete:

  • 2-3 camisones abiertos por delante para que te sea más fácil dar el pecho (si es tu caso)
  • Zapatillas de “andar por casa”.
  • Bata ( a lo mejor te sentirás más cómoda cuando vengan las visitas)
  • Braguitas desechables
  • 2 o 3 sujetadores (de lactancia si quieres dar el pecho)
  • 2 pares de calcetines
  • Compresas de postparto
  • Discos absorbentes.
  • En el neceser: gel, champú, suavizante cepillo de dientes, pasta de dientes, cepillo para el pelo, crema hidratante, para el pelo, cacao de labios, desodorante, maquillaje , secador de pelo, crema para evitar grietas si vas a dar el pecho
  • Ropa cómoda para salir del hospital.

¿Qué tengo que llevar al hospital para mi bebé?

  • 4-5 pijamas o peleles
  • 3-4 Bodies
  • 2 Gorritos los recién nacidos pierden calor por la cabeza
  • 2 pares Patucos /calcetines
  • Manoplas para que no se arañe con las uñas, aunque para tu bebé el tacto es muy importante, en cuánto puedas límale las uñas.
  • 4-5 baberos
  • 3-4 chupetes (aunque se desaconsejan darle hasta que no tenga establecida la lactancia)
  • 4 gasas o muselinas pequeñas
  • 2 arrullos para arropar a tu bebé
  • Pañales para recién nacido
  • Un neceser con: esponja natural, jabón, toallitas , toalla de algodón, crema hidratante, pomada para el culo, cepillo suave, gasas, y si quieres colonia (aunque no le pongas sobre la piel sinó sobre la ropa).

¿Tu también eres de las que se te olvida siempre la bolsa para la ropa sucia?

Pues, métela en la maleta, y haz la cruz ahora mismo para que no te vuelva a pasar…

¿Quieres que se te haga más llevadera la estancia en el hospital ?

Coge algún libro, revistas, una libreta y un bolígrafo no estará de más – también servirán para que las visitas se entretengan-.

¿Qué documentación necesitaré?

Lleva en la cartera el DNI, la tarjeta de la seguridad social o de la mútua y en una carpeta guarda los documentos del embarazo

(analíticas, libro control embarazo…)

Canastilla del hospital

CANASTILLA DEL HOSPITAL

La canastilla del hospital, llamamos a las cosas que vamos a necesitar durante los días de ingreso en un medio hospitalario cuando vamos a tener a nuestro bebé. Consta de 3 partes: el bebé, la mama y el acompañante.

La Canastilla del hospital o bolsa del hospital yo siempre recomiendo que lo preparen también los padres, ya que son ellos lo que van a sacar las cosas necesarias las primeras veces (sobretodo si ha sido un parto mediante cesárea).

Por lo tanto el padre debe familiarizarse con el material y el nombre de cada cosa. Porque sinceramente ellos no saben la diferencia entre unos pantaloncitos para el bebé y unas polainas, una mantita y un arrullo, unos patuquitos y unos calcetines….

Además dejaremos en el último puesto lo que se necesita para la primera puesta.

Vamos a dividir la bolsa en tres partes

  • el bebé
  • la mamá
  • el acompañante

EL BEBÉ

  • Body y pijama acorde con la estación del año (2 por día)
  • gorro
  • manoplas
  • calcetines
  • arruyo o mantita acorde con la estación del año (en verano son muy socorridas las muselinas)
  • pañales (5-6 diarios) No vamos a cambiarlo tanto, pero mejor que sobren.
  • toallitas sin perfume
  • No es necesario crema para el cuerpo ni para el culito.

PARA LA MAMÁ

  • braguitas desechables de rejilla (no es necesario comprarlas, las braguitas viejas que siempre andan por casa también están muy bien). Sino queremos coger desechables, podemos comprar de algodón, una talla más grande que lo habitual (ahora hay tiendas muy económicas y con muy buen resultado)
  • Compresas las suministran los hospitales
  • Camisones los suministran los hospitales, pero podemos llevar los nuestros
  • Dilema: pijama o camisón.

El pijama podemos usarlo perfectamente, aunque el primer día se recomienda un camisón ya que vamos a manchar bastante y el personal sanitario va a tener que revisarte varias veces al día.

Si usamos pijama, que el pantalón sea amplio, SIN CUERDA, para poder bajarlo, en el caso que sea necesario, de la manera más fácil posible.

  • Bolsa de aseo, jabón y gel normalmente lo suministran los hospitales, pero podeis llevar los vuestros.
  • Crema para el cuerpo, vaselina, maquillaje (poco) (siempre hay que estar divinas para las fotos del postparto)
  • Discos de lactancia, purelán o similar, sujetador de lactancia
  • zapatillas cómodas para estar por el hospital
  • cargador del móvil

PARA EL ACOMPAÑANTE

  • ropa cómoda para estar en el hospital
  • pijama para que la noche sea más agradable
  • zapatillas cómodas para estar por el hospital
  • bolsa de aseo
  • cargador del móvil

PRIMERA PUESTA DEL BEBÉ

Lo meteremos en la bolsa en el último lugar, así nada más abrir nos encontramos con todo lo necesario sin tener que estar buscando lo que nos falta.

  • toallitas
  • pañal (uno)
  • body y pijama (solo uno, y acorde a la estación del año9
  • gorro
  • arruyo, mantita o muselina

Yo recomiendo todo esto meterlo dentro de la mantita o arrullo y así será lo primero que nos encontramos al abrir la bolsa. Añadiría además unas braguitas para nosotras.

Otra pregunta: ¿cuando lo prepararemos? Lo ideal es prepararlo tranquilamente alrededor de la semana 35-36 de embarazo y así no hay prisas si el parto se adelanta un par de semanas o más.

¿Qué necesita el bebé en un hospital público?

Cuando te quedan unas semanas para dar a luz y piensas que el parto te puede pillar desprevenida en cualquier momento, es habitual empezar a organizar la bolsa del parto que a partir de ese momento llevarás siempre contigo para estar preparada en caso de romper aguas. ¿Quieres saber exactamente qué necesita el bebé en un hospital público?

Africa Studio

En esta maleta se incluyen todos los enseres que serán necesarios para la futura mamá y el bebé una vez haya nacido.

Por lo tanto, preparar la bolsa del bebé para el hospital se convierte en una tarea que se tiene que realizar siendo consciente de que no se te puede olvidar nada importante.

No te preocupes, hoy repasamos una checklist completa para la maleta de parto del bebé y todo lo que necesitarás en caso de dar a luz en un hospital público. 😉

¿Qué tengo que llevar en el bolso del hospital para el bebé?

Son muchos los objetos personales necesarios tanto para la madre como para el bebé.

  • Como no sabes de antemano los días que vas a tener que permanecer en el hospital, se debe introducir en el bolso del hospital o canastilla varios pijamas y bodys para ir cambiando al bebé de ropa, aunque en los hospitales públicos los bebés van vestidos con la ropa que se les proporciona allí mismo hasta el día en que reciben el alta hospitalaria y pueden irse a casa. Se deben elegir los más fáciles de cambiar ya que son sus primeros días de vida y la madre es posible que no disponga de tantas fuerzas.

Un imprescindible para incorporar a la bolsa del bebé es un conjunto de gorro y patucos independientemente de la época del año, para que el recién nacido no pierda calor corporal.

  • Sea cual sea la estación del año en la que nazca el bebé, algunas de las cosas necesarias son: unos patucos, un gorrito y unos calcetines o guantes en las manos para evitar que se haga daño con las uñas, que aún las tiene débiles. Se puede elegir dependiendo del clima que sean de lana o de algodón, estos son tejidos muy delicados, al igual que la piel del peque.
  • Normalmente en los hospitales públicos abastecen a los bebés durante los primeros días de pañales pero no está de más si introduces algunas unidades en la canastilla junto a un paquete de toallitas, peine, una esponja especial para bebés, polvos de talco y loción o aceite hidratante para el bebé.
  • En la maleta para el parto habrá que colocar para el bebé el conjunto de ropa llamado «la primera puesta» y para el momento en que salga a la calle, un arrullo o manta con que abrigarlo si hace frío o con qué resguardarlo del ambiente.
  • Será necesaria la documentación de los padres: los DNI, las tarjetas sanitarias, las de la seguridad social y el libro de familia.

Si deseas conocer con detalle los documentos que necesitas para el parto, sigue leyendo y aprende todo sobre el papeleo del recién nacido.

  • Algo que no se puede llevar dentro del bolso del bebé pero que será muy necesario tras su nacimiento es la sillita de seguridad para el coche con el que será transportado a casa. Es muy probable que esta sillita haya sido puesta con unas semanas de anterioridad para comprobar su sujeción al vehículo.

¿Qué no hay que llevar en la canastilla para el hospital?

Del mismo modo que hay una serie de elementos que necesita el bebé en un hospital público y no se deben olvidar al ingresar para dar a luz, también hay una serie de ellos que es mejor dejar en casa.

No es recomendable introducir en la bolsa del hospital para el bebé chupetes, ya que están desaconsejados si se va a optar por la lactancia materna.

  • El bebé no va a necesitar chupetes, sólo en caso de optar por la lactancia artificial.
  • El exceso de joyas en la madre y perfumes excesivos pueden afectar tanto a su propio bienestar como al del bebé que está acostumbrado a un hábitat mucho más cómodo y tranquilo.
  • Tampoco es necesario llevar una cantidad excesiva de dinero que no va a ser necesaria en el hospital.

Ahora que ya tienes controlado todo lo que necesita el bebé en el hospital público, conoce una lista de la canastilla para la mamá.

  • ¿Te ha servido de ayuda?

A pocas semanas de la llegada del bebé y con los nervios a flor de piel, aparte de los sentimientos que hacen que nuestro día a día sea tan especial, nos asaltan una serie de dudas sobre si lo tendremos todo a punto para la llegada de este nuevo miembro de la familia.

Una de las cuestiones que quizás más nos preocupa es el hecho de tener lista la canastilla del bebé y nuestra maletita, por si tenemos que salir corriendo al hospital. Así que ya sabéis: cuanto antes lo preparéis, menos agobiadas estaréis.

No obstante, si por algún motivo no os da tiempo a prepararla y/o el bebé tiene ganas de llegar antes de lo previsto, no hay que preocuparse porque seguramente tendremos muchas personas cerca que nos quieren ayudar y que estarán encantadas de hacerlo mientras nosotras nos encargamos de la parte más importante: traer al mundo a nuestro pequeño.

Lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de ponerse a preparar la maleta es dónde se va a dar a luz, porque dependiendo de eso habrá que llevar más o menos cosas. Me refiero a que los hospitales públicos facilitan prácticamente todo lo necesario tanto para el bebé como para las mamás, mientras que los privados suelen dar una lista de las cosas que hay que llevar.

Generalmente, todos suelen facilitar ropa de cuna, camisón, toallas, compresas hospitalarias y biberones si se precisan. Por otro lado, a pesar de que se hable de la canastilla del bebé y de la maleta de la madre, yo os recomendaría llevar un único bolso en el que os quepa todo para evitar muchos bultos y que sea más fácil tenerlo todo controlado. No obstante, sí sería conveniente guardar la ropita del bebé clasificada por conjuntos en una bolsas de tela que podéis hacer vosotras o comprar.

A continuación, os enumero las cosas básicas que debéis meter en ese bolso:

Para el bebé:

– Pañales desechables de recién nacido, toallitas húmedas y cambiador;

– Bolsa de aseo (opcional en el caso de hospital público) con gel de baño, cepillo para el pelo, crema para el cambio de pañal, crema o aceite corporal, por ejemplo, de Caléndula;

– Muselinas,

– tres o cuatro pijamas (opcional en el caso de hospital público),

– cuatro bodys cruzados por delante (opcional en hospitales públicos),

– dos pares de calcetines o patucos,

– dos gorritos de algodón,

– dos pares de manoplas,

– mantita de lana o arrullo,

– y un conjunto de primera puesta para cuando salga del hospital.

Para la mamá:

– Un par de camisones abiertos por delante (opcional en hospital público),

– bata, zapatillas de estar por casa (mejor abiertas) y calcetines;

– un par de sujetadores de lactancia,

– discos de lactancia,

– bragas post parto desechables,

– crema para los pezones, para evitar grietas si le vais a dar el pecho (la Purelan de Medela suele ir muy bien);

– ropa cómoda para la salida del hospital, a ser posible un vestido;

– lo indispensable para tu higiene: gel, champú, peine, cepillo de dientes, pasta de dientes, algún tipo de crema postparto, vaselina los labios;

– bolsa para la ropa sucia,

– documentación (DNI, cartilla de la Seguridad Social o tarjeta del seguro privado, libro de familia, cartilla del embarazo o historial médico); y

– cargador de móvil.

Y un último consejo: también sería conveniente que el papi llevara una mochila con una muda y sus cosas de aseo ya que quizás no le apetezca separarse mucho del bebé durante vuestra estancia en el hospital.

¡Síguenos y comparte!

Cómo hacer una buena maleta para el hospital

Cuando se acerca el momento más importante del embarazo, que es la llegada de tu bebé, hay un montón de cosas por preparar. Una de las más importantes y que se debe realizar con tiempo es preparar la maleta que vas a llevar al hospital. En esta entrada vamos a intentar darte unos consejos e indicarte ciertos productos que no debes olvidar.

Tu maleta, la maleta de la mamá, debe ser cómoda, manejable y tendrás que tenerla preparada un poco antes de llegar a la semana 37 de embarazo, es decir, a término. Luego puedes encontrarte incómoda para hacerla y con las prisas se puede olvidar algo que sea importante para esos días. No obstante, hay ciertos puntos que debes llevar a cabo, para que las cosas primordiales no falten:

Documentación y pruebas médicas

Documentos personales (D.N.I, Cartilla de la Seguridad Social/tarjeta seguros si es sanidad privada, cartilla de la embarazada o las últimas pruebas analíticas.

Camisón y zapatillas cómodas

  • En primer lugar, cuando ingresas de parto, en la mayoría de los centros te van a suministrar un camisón propio para dicho momento, con una abertura adecuada para el parto y para, posteriormente, realizar la lactancia materna, si lo deseas. Sin embargo, debes ir preparada con unas zapatillas cómodas, para que no tengas que estar con los zapatos o las botas, como ocurre en determinadas ocasiones, y el camisón. De esta manera, podrás deambular de manera agradable por la habitación o por el centro.
  • Una vez que hayas dado a luz y te encuentres en tu habitación, puedes cambiarte el camisón y ponerte alguno que hayas llevado tú. Debe ser cómodo: eres una paciente, a la que van a tener que explorar, tomar las constantes y tener vigilada. Por ese dicho motivo, no se recomienda el empleo de pijamas de dos piezas. Durante el puerperio es fácil que manches o te manchen el camisón con frecuencia, así que es mejor que metas varios en tu maleta.

Bata, imprescindible

Si no estás acostumbrada a su usarla, se te puede olvidar: hablamos de la bata. Te va a resultar muy útil puesto que en los hospitales o clínicas no siempre la temperatura se puede regular a nuestro termostato corporal y, al ir sólo con un camisón, puedes encontrarte en ocasiones incómoda por el frío. También te sirve, en caso de visitas, para estar más vestida y no exclusivamente en ropa de cama.

Ropa interior especial

  • Es importante que la ropa interior sea muy cómoda. Por ello, debes emplear sujetadores para lactancia materna, si esta es tu idea para la alimentación de tu bebé.
  • Bragas papel y de talle alto, es decir que suban por la zona de la cintura, para que en caso de haberte realizado una cesárea, la costura no esté justo en la cicatriz. Y, se aconseja que sean de papel, puesto que las usas y las tiras, mejorando la comodidad del momento.

Compresas de algodón

Por término general, las compresas que se deben emplear en este momento, te las facilita el centro hospitalario. El material del que están realizadas es el algodón, para que no dañen los puntos del periné. Como transpiran mucho mejor, no acumulan la humedad y disminuyen el riesgo de maceración de los puntos de la episiotomía, en caso de que te la hagan.;

Bolsa de aseo completa

En una bolsa de aseo es recomendable que lleves todos tus productos de higiene personal, puesto que en algunas clínicas, puede ser que te lo faciliten, pero lo más habitual es que no. No te olvides de:

  • Gel de baño
  • Champú
  • Cremas hidratantes
  • Cepillo de dientes
  • Peine
  • Secador de pelo, en caso de que lo uses, es preciso que lo metas ya en esta maleta que estamos preparando
  • Cacao para los labios (lo necesitarás durante el periodo de dilatación)

Ropa de calle para salir del hospital

  • Aunque en el hospital no vas a precisar ropa de calle, tienes que valorar si deseas salir el día del alta hospitalaria con la misma ropa que ingresaste o no.
  • La ropa que llevabas puesta en el ingreso puede no encontrarse en condiciones, puesto que ese día puede que acudieses al servicio de urgencias por romper la bolsa, sangrado o expulsión de tapón mucoso… En caso de duda, no pasa nada por meter una ropa cómoda para salir del hospital con tu bebé.

Utensilios para la lactancia: si los precisas, te los recomendarán

  • Si tu idea es dar lactancia materna, en algunas ocasiones se precisa emplear algunos productos como son las pezoneras o cremas específicas para las grietas del pezón, discos de lactancia para absorber las pequeñas pérdidas de leche o un sacaleches.
  • No obstante no es algo que tengas que llevar preparado desde casa: si las enfermeras, la matrona de la lactancia o los obstetras que están a tu cargo, creen adecuado su uso, te lo indicarán y alguien de tu familia puede acudir a comprarlo rápidamente a la farmacia..

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *