0

Carne guisada dura

Cómo ablandar la carne: 3 trucos infalibles

Cuando cocinamos carne queremos que el resultado sea tierno y jugoso pero, sin saber por qué, a veces nos queda demasiado dura, lo cual estropea el plato. Este resultado nos hace pensar que hay algo que no estamos haciendo bien: puede ser que en ocasiones no la tratemos con suficiente delicadeza y nos limitemos a echarla a la sartén sin prestar un mínimo de atención a su preparación y aderezo. En este post te damos unos cuantos trucos para que aprendas cómo ablandar la carne y disfrutes siempre de una carne tierna y sabrosa.

Toma nota de cómo ablandar la carne

Un punto clave para evitar que la carne quede dura es mantenerla como una pieza entera, pues cortarla en trozos pequeños provoca que se reseque con más facilidad. También existen utensilios para ablandar la carne que no modifican su sabor natural, aunque provocan fisuras en su superficie. Sin embargo, en ocasiones esto puede ser interesante al cocinar la carne, por ejemplo, con salsa, porque el líquido puede penetrar en las hendiduras, lo cual le dará más sabor. Pero los utensilios no son imprescindibles, y por ello queremos ofrecerte tres trucos simples de cómo ablandar la carne con los que conseguirás una carne mucho más blanda y por tanto… ¡tierna y deliciosa!

  • Truco 1: La sal

En un impulso casi obsesivo por conseguir que nuestros platos no queden sosos (aunque cada persona tiene un gusto muy personal con este aderezo), el primer paso que solemos seguir al empezar a cocinar es salar los ingredientes, en este caso la carne, para darle sabor a nuestra receta enseguida. Sin embargo, añadir la sal al principio de la cocción provoca que los jugos de la carne se sequen y que, por tanto, quede más dura.

Pon la sal sobre la carne al final, justo antes de servirla. Así conserva mejor su jugo, que en definitiva es la fuente de sabor, y permite que su textura sea más tierna y blanda.

  • Truco 2: Macerar con leche

Este segundo truco implica previsión, pero si quieres asegurarte de que la carne esté tierna es la mejor opción. Macerar la carne en leche durante unas horas antes de su preparación, además de que no altera para nada su sabor, permite ablandarla.

Y no solo puedes conseguirlo con leche sino que la carne también se puede macerar en zumos de frutas (de manzana o de limón, por ejemplo), en vinagre de manzana o hasta en cerveza. Solo tienes que ser consciente que, en este caso, estos jugos sí pueden alterar el sabor de la carne, aunque justamente puede venirte muy bien para determinadas recetas en las que esté implicado un cambio en el gusto.

  • Truco 3: La cocción

Ya sea a la plancha, a la parrilla o bien como ingrediente principal en un estofado, lo mejor para que la carne quede bien blanda es cocerla lentamente. ¿No te ha pasado que tras darle un par de vueltas en la sartén a fuego máximo enseguida se endurece?

Cuando cocinamos carne, solemos enfrentarnos a dos temores, uno, el de que empiece a soltar agua y acabe seca como la suela de un zapato y que ya os contamos en su día cuál es la manera de evitarlo, el otro, el miedo a que la carne quede dura, que es de lo que vamos a hablar hoy viendo algunas técnicas y trucos para ablandar la carne antes de cocinarla.

Aunque cuando se trate de piezas de gran calidad como puede ser un buen solomillo o un buen entrecot no tendremos que hacer uso de ellos, lo cierto es que en muchas otras ocasiones nos interesará cocinar piezas más modestas que, tratadas de la manera adecuada, no servirán también para preparar platos buenísimos por un precio escandalosamente inferior.

Trucos para ablandar la carne antes de cocinarla

Se trata de trucos muy sencillos que seguramente habréis visto utilizar en más de una ocasión, pero que aprovechando que estamos vamos a recogerlos todos en una lista para que podáis utilizar el que más os convenga.

Golpear la carne con un mazo para carne o espalmador

El objetivo de golpear la carne con un mazo hasta dejarla plana no es otro que el de romper las fibras que forman los distintos tejidos, así quedará más tierna y será más fácil de masticar. Si no tenemos un mazo en casa, podemos apañarnos envolviendo la pieza de carne en papel film y golpeándola con el fondo de una sartén hasta que quede plana.

Aplastamos la carne con un martillo o similar para que esté más tierna

Otra opción para romper las fibras sería usar algún artilugio como el de la foto superior.

Ablandar la carne con salmueras y salazones

Otro método que se usa desde siempre son las salmueras y las salazones, ya que la sal relaja las proteínas de la carne y la ablanda. Para usar este truco basta con cubrir la carne por ambos lados con sal gruesa y dejarla reposar durante un período corto de tiempo (entre 30 minutos y una hora). Pasado este tiempo, se debe enjuagar bien la carne y secarla antes de cocinarla. En cambio, lo que no se debe hacer es salar la carne justo antes de cocinarla por las razones que os explicábamos cuando hablamos de cómo evitar que la carne suelte agua al cocinarla.

Marinar la carne

marinar-alimentos

Otra técnica muy popular y efectiva es la de marinar, de la que os hablamos con detalle en este post. En este caso, son los ingredientes ácidos que cocinan parcialmente la carne haciendo que luego quede mucho más tierna y jugosa.

Hervir previamente la carne para ablandarla

Otro de los trucos para ablandar la carne que se usan mucho en algunas piezas, el caso más típico es el de la lengua de ternera, consiste en hervirlar previamente durante un tiempo prolongado, lo que nos proporcionará una pieza de carne tierna y jugosa con la que luego podremos preparar otros platos como guisos o estofados.

Albardar la carne para que quede más tierna

El albardado es una técnica que no es que ablande la carne, lo que sí hace es aportar jugosidad a la misma y evitar que se reseque durante la cocción, eso sí como este método en lo que consiste es en envolver la pieza con lonchas de bacon, panceta o tocino y cocinarla en ese envoltorio, aunque al final se retire, estamos sumando gran cantidad de calorías.

Fuente | ehowespañol

¿Cómo conseguir que la carne de ternera quede tierna para carne guisada con patatas?

¡Ah! El gran problema de la cocina: piensas que estás cocinando un guisado delicioso, que huele fantásticamente y sabe a gloria, pero en cuanto te sientas a la mesa y le das un mordisco a un pedazo de carne, te das cuenta que te ha quedado más dura que una piedra. Estos consejos para hacer la carne de ternera más tierna pueden venirte bien:

Usa el corte de carne adecuado. Una de las maravillas de hacer un guisado es que los cortes de carne normalmente menos valorados y baratos se convierten en una delicia gracias a las horas que se invierten cocinando. Jarrete, aguja, morrillo, redondo, aleta… Lo mejor es que le digas a tu carnicero qué plato quieres preparar para que te dé el corte más fresco y adecuado.

Marina la carne. Con un marinado de vino y hierbas aromáticas como el romero estarás ganando puntos de ternura para tu guiso. Otro truco es hacer un marinado a base de dos vasos de agua por cada medio kilo de carne y una cucharadita de maicena.

Sella la carne. Este paso es el primero y muy importante. A fuego fuerte, dora bien la carne para sellarla y preservar sus jugos.

Espera. Un buen guiso requiere tiempo, así que no vayas con prisas. El mismo consejo vale para la hora de comer. Sabemos que un guiso recién hecho despierta el apetito de cualquiera, pero te recomendamos que lo dejes reposar por lo menos un día para asegurar que la carne queda bien tierna.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *