0

Carta a una hija desagradecida

Carta de un padre a una hija

Querida hija mía:

Hay palabras que un padre siempre tiene en el corazón para una hija, albergando el pensamiento de que hay una vida por delante para compartirlas. Pero lo cierto, hija mía, es que cada nuevo día en que despertamos es un regalo de Dios, y nadie sabe cuantos despertares tiene por delante. Ya sea por ello, o por el temor a que el paso del tiempo me endurezca el corazón, cambiándome el criterio de lo que a día de hoy tengo claro, quisiera hoy compartirte estas palabras que para ti guardo.

Querida hija, tú eres preciosa. Llegará un tiempo en que puedas poner en duda aspectos de tu físico, de tu personalidad… si de ti dependiera, es posible que quisieras cambiarte muchas cosas. Es probable que te compares con otros, y te gusten cualidades que pienses que a ti te faltan. Y tendrás una enorme necesidad de sentirte apreciada y valorada por los demás. Pero te repito, eres preciosa. Eres fruto del profundo amor de tus padres, y del perfecto plan de Dios, que te pensó tal y como eres. Hasta con todo aquello que a ti no te gusta. No tengas la tentación de querer cambiarte, o de ser lo que otros quieran de ti: sé tú misma, sé auténtica. Deslumbrarás al mundo.

Busca con calma tu vocación. Tómate tu tiempo. Escucha al Señor, no dejes de preguntarle. Esto es vital para tu vida: sólo serás plenamente feliz cumpliendo el plan que Dios te proponga. Sobrepasará el mayor de tus sueños. Sí, tendrás dudas, sufrimientos… pero será increíble. Yo sólo podré acompañarte; esta es una decisión que te corresponde única y exclusivamente a ti. Pero ya sea consagrando a Dios tu virginidad, o escogiendo el matrimonio… me tendrás siempre a tu lado. En cualquiera de estos caminos, querida hija, tendrás la más hermosa de las metas: la santidad.

Si tomas el camino del matrimonio, ten presente ante todo esta máxima en tu relación con los hombres: quien te ama en verdad, te respetará. En tus valores, en tus creencias, en tu fe. Conservar tu virginidad hasta el matrimonio parece ya hoy una quimera, una utopía. Imagino que, cuando tú crezcas, lo será aún más. Como cristiano, está claro que quisiera para ti un hombre de fe; esto lo hace todo mucho más fácil. Pero también creo en la posibilidad de que, quien esté a tu lado, se enamore no sólo de ti, sino de Aquel que te llena de vida. Si es un hombre de verdad, se sentirá inexorablemente atraído por esa luz que te hace diferente, por esa fuerza que establece certezas donde reina el relativismo. Será difícil que un hombre te conozca, si no conoce y se asombra de tu relación con Dios. Querida hija, no imaginas cuánto puede fascinar a un hombre, cuánto puede transformar su vida, una mujer inamovible en su fe. Una mujer de fe puede educar a una generación entera. De cualquier modo, con fe o sin ella, si no es capaz de respetar tu virginidad hasta llegar al matrimonio, no será un auténtico hombre, ni será auténtico su amor. Por más que te duela, ¡no tengas miedo de perderlo! Pues si no respeta esto en ti, ¿cómo podrías esperar que sea el fuerte bastón que sostenga a su familia cuando todo zozobre a vuestro alrededor? ¿Cómo esperar que, llegado el momento, esté dispuesto a sacrificar todo y recibir cuantos golpes sean necesarios para protegerla?

Hija mía, vive también con pasión. Ten sueños, y lucha por ellos, denodadamente. No temas desgastarte. No seas timorata a la hora de entregar tus fuerzas. A la gente se le pasa la vida esperando a que llegue un mañana mejor; el día en que se gradúen, en que consigan trabajo, en que se independicen, en que encuentren “pareja” (no hables tú así, por favor, no tengas miedo en hablar de novio y de esposo), en que se casen, en que tengan hijos, en que cobren más, en que paguen la hipoteca, en que se jubilen, en que los hijos se independicen… y nunca llega el día de sentirse plenos y felices. Cada día de tu vida es un regalo de Dios, y cada día es perfecto. Por eso te lo repito: ¡vive con pasión! Dios no te ha pensado para tener una vida mediocre. Y si, como te decía anteriormente, te llama al matrimonio, no eternices tu noviazgo con aquel que Dios haya pensado para ti. Si quieres tener un noviazgo santo, no esperes a tener un empleo fijo, ni una casa bien amueblada. Aunque a mí me parezca mal. Y si llegas al matrimonio, recuerda que es un lugar sagrado en el que nadie, absolutamente nadie, puede interferir. Sólo Dios y vosotros dos. En todo cuanto hagáis, en los hijos que tengáis… Dios y vosotros.

Finalmente, recuerda hija que en todo, absolutamente en todo, lo primero es Dios. De Él venimos, y a Él volveremos un día. No hay nada más importante que cumplir su voluntad para tu vida, y vuelvo a decirte, no serás realmente feliz de otra forma. Yo me ofuscaré con tu estudios, con tus relaciones, con tu trabajo o con la falta de él… pero he de confesarte que no habrá nada que me quite el sueño como tu relación de Dios. Hija, háblale cada día; aún cuando sea para decirle que no te apetece hablarle. La mejor herencia que puedo dejarte es mi fe; pero si bien darás tus primeros pasos con la mía, pronto habrás de tener la tuya propia. Ánimo hija; por más que el mundo dude o lo ignore, Dios es real, y te propone una relación real. Y te amará siempre, incondicionalmente, pase lo que pase, hagas lo que hagas. Por ello, cuando yo ya no esté para abrazarte, para darte mi amor de padre, o cuando mis limitaciones hagan que no puedas sentirlo, tendrás siempre el amor de tu Padre del Cielo, del que te amó antes que yo y lo hará por siempre.

Querida hija, eres bella, eres especial. No porque seas mi hija, sino porque estás revestida de la dignidad de los hijos de Dios. Perteneces a un pueblo de profetas, sacerdotes y reyes. No hay más alto linaje, ni más esperanzadora y cierta promesa que la de la vida eterna a la que estás llamada.

Te quiere,

tu padre.

Hija, esta carta es para ti. De papá

Querida hija:

Cuando de noche me das un beso, antes de irte a la cama, esté donde esté, pienso que no hay manera mejor de terminar el día, por muy difícil que me haya resultado. Tus besos contienen, posiblemente, el antídoto perfecto para todo el mal que campa por el mundo y, al menos para mi corazón, es medicina eficaz. Eres uno de mis mayores tesoros y de ti aprendo cada día. Tu perseverancia, tu curiosidad, tu mirada limpia, tu estar pendiente del otro… Tú me has hecho mejor desde que llegaste.

No es fácil ser mujer, ¿sabes? Gracias a Dios, muchas cosas han cambiado en las últimas décadas y aunque ahora puedes estudiar, votar, trabajar y tener dinero en el banco a tu nombre, sigue habiendo muchos que piensan que para lo único que sirves es para alimentar el monstruo que habita en muchos corazones masculinos. Cuando te miro, pienso en tu futuro y pienso que tenemos que hacer mucho juntos ahora para que tú, en unos años, cuando llegue tu hora, estés preparada para volar sola.

Papá te dice muchas veces que mujer no es sinónimo de Barbie y que los vestiditos y los sueños rosas no valen tanto como un coraje bien anclado, una inteligencia desarrollada y un espíritu cultivado y rico. Cada vez que quieran verte sólo en tu epidermis, tendrás que demostrarles que tú eres mucho más que eso, mucho más que ellos. Por eso te animo tantas veces a que tomes tus propias decisiones, a que no busques la aprobación ajena en exceso, a que no caigas en la trampa del espejo y a que no desaproveches tu tiempo. Ahora es el momento.

Muchas mujeres te precedieron dejando un testimonio de valía y fortaleza, en nada reñidas con la feminidad e, incluso, con la santidad. Si Dios eligió a una jovencita pobre de Nazaret para ser la madre de su Hijo, ¿cómo no pensar que tras esa aparente sencillez y humildad se esconde la mayor de las fuerzas, la más valiente? Busca referentes que te sirvan. Míralas y toma de ellas aquello que te pueda servir. No tienes que ser ninguna de ellas pero sí pueden inspirar una manera de ser mujer en este siglo XXI que te pertenece. Tienes científicas, reinas, monjas, periodistas, políticas, maestras, ingenieras, actrices, pintoras… Y, sobre todo, tienes a tu madre.

Tu madre es de esas mujeres que poseen el don de mirar con certera ternura, con delicada seguridad. Tu madre es de esas mujeres que siendo preciosa, no va por la vida de guapa. Tu madre es de esas mujeres que pudiendo elegir mucho, supo seguir su vocación de mamá. Tu madre es de esas mujeres que sabe lo que es trabajar y estudiar y cuidarnos. Tu madre es de esas mujeres que han sabido combinar sus aspiraciones sin desechar sus más cuidados dones. Tu madre es de esas mujeres que se ha hecho saber respetar sin tener que imponer. Tu madre es de esas mujeres con las que da gusto hablar porque sabe, conoce, tiene criterio, tiene opinión. Tu madre es de esas mujeres que ha luchado por seguir siendo ella aun estando conmigo, construir un nosotros que no se comiera su esencia más hermosa.

Así que ya sabes. Lucha por ser quien eres y por quien estás llamada a ser. El mundo te necesita más de lo que crees. Y yo también. Papá seguirá esperando tu beso cada noche, hasta que podamos besarnos para siempre.

Te quiero. Papá.

Cargando… Cargando… 4.2 / 5 ( 492 votes )

Papá,

Podría comenzar esta carta agradeciéndole muchas cosas. Como el techo sobre mi cabeza o la comida que colocas sobre la mesa, pero de alguna manera cuando me siento y pienso en lo agradecido que estoy de tenerte como mi padre, esas cosas apenas rascan la superficie. Por lo que realmente quiero agradecerles es por las innumerables veces que me cargaron sobre sus hombros incluso cuando estaba creciendo demasiado para estar allí arriba. Por cada cumplido que le hiciste a mamá, porque por ti he aprendido lo que realmente significa amar a tu cónyuge. Y, por último, quiero agradecerle por ser el primer hombre al que amaré alguna vez. Estaría completamente perdido en este mundo sin ti y estoy totalmente convencido de que Dios sabía exactamente lo que estaba haciendo cuando te eligió para ser mi padre.

Tu pequeña niña,

Cass

Cuando pienso en todas las cosas buenas que Dios me ha dado, siempre me vienen a la mente.
Tu sabiduría me ha enseñado a confiar en el Señor y tu valor me ha enseñado a caminar con fe.

Loading… Loading…

Me has alentado a alcanzar las estrellas. Gracias por todas las veces que me levantaste y me ayudaste a creer que todo era posible.
Espero que sepas lo bendecido que siento por tenerte en mi vida, hoy y siempre.
Estoy orgulloso de ser tu hija

Feliz día del padre para mi maravilloso padre.

Querido Papa,

No hay palabras para describir mi amor por ti. Usted fue un ejemplo de amabilidad, compasión e integridad. Gracias por mostrarme un espíritu tan generoso. Tú me enseñaste a orar; me guiaste, me guiaste y me dirigiste. Usted adoraba cada noche cantando “Amazing Grace”. Tú me enseñaste a amar la creación de Dios. Hiciste mi infancia tan divertida, llena de cerdos, caballos, conejos, patos y gallinas. Te reíste durante los tiempos difíciles y con 6 niños para alimentar y vestir, había muchos. Un día nuestro pozo se secó y nuestro caballo descansaba al sol y tú dijiste: “Genial, el pozo se ha secado y el caballo morirá”. Tu humor me ha ayudado a superar muchas pruebas. Me enseñaste a gastar dinero: “Si tienes dinero para ello, consíguelo; y si no puedes ahorrar para ello, probablemente nunca lo necesites. “A menudo la gente me felicita por mi amabilidad, pero no es a mí a quien ven, es su espíritu compasivo lo que ven en mí. Me hiciste una persona hermosa. Espero verte nuevamente en la eternidad algún día.

Dulcinea

Loading… Loading…

A mi Precioso Padre (suegro),

¡Eres mi TORRE de FUERZA! Usted cree en mí mucho más de lo que creo en mí mismo. Quiero ser más porque crees que puedo. Perdonas mis fallas y solo alientas mis fortalezas. ¡Estás tan orgulloso de mí y tu confianza en mí me recuerda que estoy destinado a ser más grande! ¡Todos los días sé cuánto me amas! No puedo agradecerte lo suficiente por ser un modelo increíble. Te amo más allá de cualquier palabra que pueda escribirse en papel. ¡Tú, Mark Steinmetz, eres un verdadero ejemplo de Cristo! ¡Gracias porque eres MÍA!

Elisha Steinmetz

Gracias por todo lo que ha hecho para ayudarme a crecer estos últimos 16 años. Por mucho que se ponga bajo mi piel para que tengas razón, realmente sabes lo que es mejor para mí y me has ayudado a convertirme en las mujeres temerosas de Dios que soy hoy. Todos los viajes nocturnos de Wal-Mart, las noches nocturnas del Black Friday, y las innumerables horas que pasaste entrenándome en softbol son solo unos buenos recuerdos que recordaré por siempre. Estoy más que agradecido de tener un papá al que pueda acudir para cualquier cosa y estarás allí para ayudarme a superarlo. ¡Gracias por ser mi mayor seguidor y animador a través de todo lo que hago! Esto es solo una pequeña muestra de aprecio, ¡gracias por no solo ser el mejor papá sino mi mejor amigo! ¡Te amo!

Amor, Makailey

Loading… Loading…

Querida Poppy,

¡Qué bendición soy por llamarte mi papá! A través de mis altibajos, siempre has estado allí para recogerme con tus palabras de sabiduría y aliento. ¡Dios me dio el mejor regalo cuando eligió a mis padres! Se ha dicho que “lo más importante que un padre puede hacer por sus hijos es amar a su madre”. ¡Has sido el mejor ejemplo de esto! ¡Su amor y cuidado por nuestra familia brilla a través de usted! A través de cada momento doloroso, nunca olvidaré esa mirada en tus ojos que desearía y rezar para quitarte todo. Es posible que no pueda verte más con mis ojos, pero conozco tu corazón y sé que harías todo lo posible para aprovechar todo lo malo que está sucediendo en este momento, lejos, si pudieras. Las palabras no son suficientes, pero … “¡Gracias!” ¡Gracias por el ejemplo de Dios que eres! ¡Gracias por la vida y el legado que me has dado! ¡Gracias por ser mi PAPÁ!

Te amo,
Shauna

Querido papá,

Solo quería agradecerle por todo lo que hace por nosotros. No tienes idea de lo afortunado que soy de tenerte como mi padre. Tú me has enseñado humildad y cuando me enojo, tus palabras y tu sabiduría me tranquilizan. Me encanta cómo acabas de salir al azar cantando y bailando en el auto. 106.1 todo el camino !! ¡Gracias a ti, sé todas las letras de todas las canciones de Joy FM! Fuiste mi entrenador de softbol y realmente no me gustó, porque me entendiste como el resto del equipo, pero tenerte como entrenador me hizo un mejor jugador. No estabas muy feliz cuando elegí la alegría por liderar el softball, pero has llegado a todos mis juegos de ánimo. Eres mi mayor seguidor, mi roca, mi mejor amigo, y lo más importante, mi papá. Gracias por mantenerme en línea con el Señor a través de todo. Siempre puedo contar contigo en cada situación y orar por mí en los momentos más inoportunos. Te amo a la luna y de vuelta! Amor, MalJessica Crisostomo Edad 28 Padre Dr. Maury Fisher ¡Feliz papá del Día del Padre! Quiero que usted y toda Victory Church sepan que tengo el padre más increíble del mundo. Puede que no te cuente lo suficiente, pero te amo y te aprecio más de lo que nunca sabrás. Me has apoyado y apoyado a través de cualquier obstáculo que la vida haya arrojado en mi camino. Me diste la infancia más increíble que una niña podría pedir y es una de las trabajadoras más duras que conozco. Lo más importante es que eres la mejor papá para mis hijos, y eso significa mucho para mí. Gracias por todo lo que haces Espero que el día de tu padre sea el mejor, porque nadie lo merece más que tú. Amor, Jessica Lauren Christian Edad 40 Padre Joe Christian Mi querido papá, Tú has sido la fortaleza en mi vida. Estableces una base firme y una prioridad al hacer de la iglesia una prioridad y por eso estoy eternamente agradecido. Siempre has sido un gran animador, motivador y oyente. Tengo innumerables recuerdos contigo cuando eras niño, es decir, ir a la playa, jugar al fútbol, ​​practicar baloncesto, etc. Gracias por infundir amor, la importancia de la familia, el respeto, la integridad, para ir siempre más allá de lo esperado y la frase “la actitud lo es todo”. Como adulto, aprecio la estrecha relación que tengo contigo. Disfruto especialmente de nuestros viajes por carretera a los juegos de FSU. Hemos tenido muchas risas y recuerdos y espero mucho más.

Loading… Loading…

Gracias, Joe Christian, por ser un padre increíble. ¡Feliz día del padre! Te quiero, Lauren Christian

3.3 / 5 ( 35 votes ) Querido Sam, ¡Oye! Supongo que Leer más

3 / 5 ( 416 votes ) Cartas para enamorar Carta n. Leer más

3.6 / 5 ( 8 votes ) Cartas para mi mejor amiga Leer más

3.9 / 5 ( 44 votes ) Querida milena, Es bueno conocerte. Leer más

3.2 / 5 ( 743 votes ) ¡Es tan difícil creer que Leer más

4.7 / 5 ( 38 votes ) Tengo un amigo Cuyo nombre Leer más

El momento en que nació tu hija fue probablemente el momento más feliz de tu vida. El nacimiento de un niño es un momento tan intenso y maravilloso que simplemente no hay palabras para describir la alegría abrumadora que conlleva. Cuando sostienes a tu hija por primera vez en tus manos sientes que las endorfinas se precipitan por todo tu cuerpo. Tantas tensiones y miedos se alivian instantáneamente cuando ves que tu hija, este pequeño y precioso milagro de la vida se encuentra bien.

De hecho puede parecer como si estuvieras lleno de una abrumadora variedad de emociones que se puede describir como alegría pura. Al mismo tiempo también te habrás dado cuenta de la enorme responsabilidad que tenías a partir de ese momento en la que estaba en tus brazos. El nacimiento de tu hija pudo haber sido hace años o décadas pero es muy probable que se haya convertido en uno de los aspectos más importantes de tu vida. Para celebrar este vínculo profundo que tienes con su maravillosa hija, he recolectado una colección de frases sobre las hijas.

  • Otras frases relacionadas: “Frases de familia” y “Frases para bebés”

La relación que tienes con tu hija probablemente sea bastante poderosa. De hecho, se establece un vínculo único entre tú y tu hija en el momento del nacimiento.

“Me dieron un gran regalo. Es un milagro que nunca deja de sorprenderme y me recuerda que tengo que dar gracias todos los días. Tener una esposa e hija me da mucho más propósito. Antes era mucho más egoísta, pero ahora pienso en qué tipo de modelo seré. Solo quiero ser un mejor hombre.”
Jake Owen

Con esta relación surgen una gran variedad de responsabilidades y cargas pero también una gran cantidad de sacrificios que deben realizarse. Sin embargo, todos estos desafíos de ser madre o padre se olvidan por completo cuando ves el verdadero milagro que es tu hija.

Leer un par de hermosas frases de hijas te recordará día tras día lo importante que es para ti tu hija. Estas citas te mostrarán por qué cada uno de los sacrificios que has hecho por tu hija valió la pena al final.

60 frases para mi Hija realmente maravillosas

Lo que es tan inspirador acerca de las siguientes citas es que provienen de autores que conocen la gran responsabilidad y la alegría de tener una hija. Como tales, estas personas inspiradoras han encontrado las palabras correctas para expresar el profundo amor y afecto por sus hijas.

Disfruta de la siguiente colección de citas sobre las hijas:

1. “Vive tu vida como quieras que yo tendré mis brazos extendidos para ti y guardaré tus secretos para siempre.”
Michael Ondaatje

2. “Debemos enseñar a nuestras niñas que si expresan lo que piensan, pueden crear el mundo que quieren ver.”
Robyn Silverman

3. “Una hija es un arcoíris, una curva de luz a través de la niebla dispersa que levanta el espíritu con su presencia prismática. Una hija es una promesa, mantenida.”
Ellen Hopkins

4. “Un hijo es un hijo hasta que consigue una esposa, una hija es una hija el resto de su vida.”
Rajat ÁKá Shanu

5. “Si las hijas no pudieran ablandar a un hombre, entonces nada lo haría.”
Linda Weaver Clarke

6. “Inundaste de luz mi vida con sólo mirarme a los ojos, minutos después de nacer. Llenaste mi casa con tu risa de niña. Alegras mi crepúsculo con una simple llamada. Gracias por compartir conmigo tu mundo.”
Carola Gowland

7. “Una hija es compañera, amiga y confidente de su madre, y el objeto de un encanto parecido al amor entre ángeles, para su padre.”
Richard Steele

8. “Hay algo parecido a una línea de hilo dorado que recorre las palabras de un hombre cuando habla con su hija, y gradualmente con el paso de los años llega a ser lo suficientemente largo para que puedas tomarlo en tus manos y tejerlo en una tela que se siente como el amor mismo.”
John Gregory Brown

9.“Incluso cuando era una niña pequeña, entendía que las mujeres tenía secretos y que algunos de ellos solo se los contaban a las hijas. De esta manera, estábamos unidas por la eternidad.”
Alice Hoffman

10. “Si una madre era el sacrificio personificado, entonces una hija era culpable, sin posibilidad de reparación.”
Milan Kundera

11. “Las bodas son para padres e hijas, no para las madres. Las bodas son para padres e hijas porque ellos dejan de estar casados ese día.”
Sarah Ruhl

12. “Tengo la hija más hermosa del mundo y agradezco por ella.”
Bethenny Frankel

13. “Hijas. A veces eran tan familiares e íntimas como madreselvas en flor, pero sobre todo las hijas eran misterios. Ellas vivían en habitaciones que hace tiempo habían abandonado y que no podían, ni deseaban, volver a entrar nunca.”
Benjamin Alire Sáenz

14. “Lo que realmente quiero decirte es que levantes a tú bebé y las abraces fuertemente, y pongas la luna en el borde de su cuna y cuelgues su nombre en las estrellas.”
Jodi Picoult

15. “Mi hija es el regalo más grande; lo he dicho muchas veces y suena como un cliché, pero el tema de tener un hijo es que cuando crees que lo has entendido todo y que estás en la cima de tu juego, este vuelve a cambiar y tienes que ponerte al día y adaptarte. Siento tanta responsabilidad de inculcar buenos valores en ella, de ser educada, de tener disciplina.”
Geri Halliwell

  • Otras frases interesantes: “Frases para mi hermana”

16. “Ser padre de hijas en crecimiento es comprender algo de lo que evoca Yeats con su imperecedera frase ‘terrible belleza’. Nada puede hacer que uno esté tan felizmente emocionado o tan asustado: es una sólida lección sobre las limitaciones de uno mismo para darnos cuenta de que su corazón corre dentro del cuerpo de otra persona. También me da una calma asombrosa al pensar en la muerte: sé por quién moriría para proteger y también entiendo que nadie más que un lúgubre siervo pueda desear un padre que nunca se vaya.”
Christopher Hitchens

17. “Ten cuidado cuando le pidas al Karma algo que siempre has deseado. Cuando era joven, pedí estar rodeada de bellas mujeres. Ahora tengo una esposa y cuatro hijas.”
James Hauenstein

18. “¿Sabes lo afortunado que eres de tener una hija que te quiere tanto?”
Ingrid Ricks

19. “Estas son mis hijas, pero ¡a dónde se han idos mis pequeñas!”
Phyllis McGinley

20. “Espero que mi hija crezca empoderada y no se defina por su aspecto, sino por las cualidades que hacen de ella una mujer inteligente, fuerte y responsable.”
Isaiah Mustafa

21. “Es posible que hayas comenzado como mi hija, pero siempre he entendió que un día serías una esposa, madre y colaboradora del reino de este Mesías. Nunca volveré a pedirte nada, pero un mundo entero si lo hará.”
Michael Ben Zehabe

22. “Tenemos que empezar a enseñar a nuestras hijas a ser alguien y no de alguien.”
Kifah Shah

23. “Es un hecho conocido que el corazón de cada hombre se concentra en tener una hija.”
Françoise Sagan

24. “Honramos tanto a las madres cuyos hombros hemos soportado como a las hijas que un día se mantendrán firmes en la nuestra.”
Oprah Winfrey

25. “No hay afecto tan puramente angelical como el de un padre por su hija. En el amor a su esposa, hay deseo; a sus hijos varones, ambición, pero en el amor a sus hijas hay un sentimiento imposible de expresar con palabras.”
Joseph Addison

26. “Ella todavía recordaba haberse sentado durante horas como una niña pequeña y fingir ser un cojín. Un taburete para los pies. Porque si hubiera podido quedarse pequeña y tranquila, su madre olvidaría que estaba allí y no gritaría acerca de personas, lugares y cosas que habían salido mal.”
Eloisa James

27. “Para un hombre en el ocaso de su vida, no hay nadie más amado que su hija.”
Eurípides

28. “La diferencia entre tú y tu hija es sólo superficial. En el fondo ella es un ser igual a todos, alguien que necesita amor.”
Don Barthelme

29. “Madres e hijas juntas son una fuerza poderosa a tener en cuenta.”
Melia Keeton-Digby

30. “Acepte el hecho de que las niñas chillan cuando están felices o confundidas o emocionadas o asustadas o porque simplemente vieron a cierto chico en la fila.”
Harry H. Harrison Jr.

  • Otras frases interesantes: “Frases para mamá“

31. “Una hija es al mismo tiempo una copia de su madre y una persona totalmente distinta y única.”
Simone de Beauvoir

32. “Lo que me gustaría darle a mi hija es libertad. Y esto se logra con el ejemplo, no con la exhortación. La libertad es una rienda floja, un permiso para ser diferente de su madre y ser amada de todos modos.”
Erica Jong

33. “Eres el arco iris, un bote de oro, mi piedra preciosa, la sal y la pimienta, la miel y la risa. Eres la hija de este papá.”
Burke y Gerlach

34. “No te olvides de decirles a tus hijas que Dios las hizo bellas.”
Habeeb Akande

Más citas y mensajes para una hija

35. “Tu hija no prestará mayor atención a tus indicaciones, consejos y amonestaciones. Pero no dudes: te estará observando para imitarte. Asegúrate de ser un buen modelo.”
Agustina Navarro

36. “La había estado buscando toda su vida. Se había dedicado a la poesía para encontrarla. Ahora, en el medio de su vida, la encontró. Fue frente al amor de su vida, su hija.”
Roman Payne

37. “Hija: quisiera poder evitarte el dolor del aprendizaje, pero sé que te privaría del placer de aprender. Quisiera evitarte el dolor de las primeras frustraciones amorosas, pero te privaría de la madurez que brinda el sufrimiento. Quisiera poder evitarte los obstáculos que sin duda surgirán pero te privaría del orgullo de superarlos y así, descubrir tu propio poder de mujer.”
Linda Waiss

38. “En la profundidad de los ojos de mi niña pequeña, descubrí el paraíso.”
Alan Frers

39. “Mi hija es mi mayor logro. Ella es una pequeña estrella y mi vida ha cambiado tanto para mejor desde que llegó.”
Denise Van Outen

40. “Tengo una hija y ella es lo mejor que me ha pasado. Ella me da una buena excusa para mirar dibujos animados.”
Mike Dirnt

41.“La mayoría de los padres no ven la guerra dentro de la hija, su lucha con imágenes contradictorias del padre idealizado e imperfecto, su tentación de retirarse a su regazo y la protección de papá y de apartarse de su abrazo hacia el mundo más allá de la casa.”
Victoria Secunda

42. “Mi vida se reduce a tres momentos: la muerte de mi padre, conocer a mi esposo y el nacimiento de mi hija. Todo lo que hice antes de eso no parece sumar mucho.”
Gwyneth Paltrow

43. “Tener dos hijas cambió mi perspectiva en muchas cosas, y definitivamente tengo un nuevo respeto por las mujeres. Y creo que finalmente me convertí en un hombre bueno y real cuando tuve una hija.”
Mark Wahlberg

44. “Lo que más me gusta de la maternidad es la efusión de amor que no juzga ni es bella. Mi hija me hace feliz, y ella me motiva a ser una niña de nuevo.”
Christina Milian

45. “La hija ora; la madre escucha.”
Amanda Downum

46. “Toda madre e hija deben buscar tiempo para hacer un viaje juntas. Es bueno para el alma.”
Anne Robinson

47. “Quería apretarte en un último gran abrazo, un abrazo que encierre todos los abrazos que no te he dado: los de cuando naciste y de cuando eras pequeña, los de cuando crecías y los que necesitarás cuando ya no esté.”
Susanna Tamaro

48. “Tener una hija es vivir con una princesa.”
Anónimo

49. “Una hija es un tesoro y una causa de insomnio.”
Ben Sirach

50. “Nuestras hijas son los más preciosos de nuestros tesoros, las posesiones más queridas de nuestros hogares y los objetos de nuestro amor más vigilante.”
Margaret E. Sangster

51. “Pídele a la Luna que te cante esta noche una nana. Pídele a la Luna que te traiga conmigo, mi niña del alma.”
Anónimo

52. “De todos los momentos inquietos de la maternidad, pocos se ponen al oír tus propias palabras salir de la boca de tu hija.”
Victoria Secunda

53. “Tu alegría es mi alegría, tu corazón hace latir el mío.”
Anónimo

54. “Una madre que irradia autoestima y auto-aceptación en realidad vacuna a su hija contra la baja autoestima.”
Naomi Wolf

55. “Sin mi hija, tal vez mi casa estaría limpia y mi billetera llena, pero mi corazón se encontraría totalmente vacío.”
Anónimo

56. “Es solo a través de mi hija que me he dado cuenta de que una vida sin feminidad -desprovista de misterio, emoción, mansedumbre y el poder infalible del amor de una mujer- no es vida en absoluto.”
Antonella Gambotto-Burke

57. “Te esperé con mucho deseo, y cuando llegaste a mis brazos, supe que tú eras el sentido de mi vida y que ibas a llenar mis días de alegría.”
Anónimo

58. “Veo quién quiero ser, en los ojos de mi hija.”
Martina McBride

59. “Desde el primer momento que te vi nuestras vidas se llenaron de alegría y el ver que sigues creciendo hace que me sienta orgulloso de ti.”
Anónimo

60.“No soy una madre perfecta y nunca lo seré. No eres una hija perfecta y nunca lo serás. Pero unámonos y seremos la mejor madre e hija que jamás seamos.”
Zoraida Pesante

Algunos pensamientos sobre el amor de madre a hija

Tener una hija es una bendición que trae mucha alegría y emoción a la vida. Las chicas son afectuosas, amorosas y curiosas y llenan la casa de risa y belleza. También son muy leales, siempre están listas para ayudar y para involucrarse en cosas nuevas.

Tener una hija es como tener una mejor amiga más joven. Las hijas les enseñan a los padres acerca de las alegrías de la niñez y la belleza de la juventud, mientras que los padres enseñan a sus hijas acerca de la responsabilidad y la confianza.

Espero que hayas disfrutado leyendo esta colección de frases para una hija. Si tienes una hija, no olvides compartir estas frases con ellas.

En nuestro día a día solemos dar por hecho que las personas que nos rodean saben perfectamente todo lo que les queremos. Sin embargo, nunca está de más hacérselo saber y recordárselo, ¿no crees? A veces, queremos expresar nuestros sentimientos, pero nos suele costar demasiado. No es fácil describir con palabras todo lo que queremos a alguien, y menos aún si no estamos acostumbrados a ello.

¿Cuál puede ser la mejor opción? Sin duda alguna, una carta. En momentos puntuales puede ser la solución y, además, un bonito regalo para la gente que nos importa. Si eres un padre que quiere sorprender a su hija con unas preciosas palabras, ¡este es tu momento! En Diario Femenino te ayudamos con un ejemplo de una carta de amor de un padre a su hija con unas conmovedoras y tiernas palabras que te emocionarán. ¡Toma nota!

Modelo de carta dedicada de un padre a su hija

Querida hija,

Ha pasado el tiempo desde la primera vez que te tuve en brazos y todavía siento esa extraña sensación cuando te cogí por primera vez. Eras frágil (o al menos lo parecías) pero tenías luz y una calidez que a día de hoy me ayuda a soportar las noches más frías.

Hemos vivido momentos increíbles juntos, aunque de ellos seguramente no te acuerdes mucho: tu primer paso, tu primera palabra, tu primera amiga del colegio… Han sido situaciones tan importantes que he grabado en mi mente siendo consciente de que no se volverían a repetir.

Sin embargo, hoy quiero decirte algo: el camino no va a ser fácil. Nadie te avisa pero la vida son un montón de situaciones difíciles, de obstáculos, de imprevistos que se completan con gente maravillosa y momentos increíbles de felicidad que hay que aprovechar al instante.

¿Por qué te digo esto? Quiero que te prepares. Un padre no está hecho para ver sufrir a una hija pero es consciente de que ella tendrá que vivirlo y experimentarlo para crecer. Sufrirás cuando ese chico no te corresponda, cuando una amiga te deje de lado o cuando no te salga el examen o el trabajo de tu vida… Te preguntarás por qué cuando pierdas a un familiar importante o cuando te encuentres perdida sin saber hacia dónde tirar. Quiero que, en esos momentos, tengas claro una cosa: de todo se sale. Te sentirás perdida pero volverás a encontrarte.

Rodéate de personas que te animen y apoyen a seguir adelante, que –como tus padres hemos hecho- confíen en ti, sabiéndote decir también cuando las cosas están mal hechas pero, sobre todo, mantén tu mente positiva. La mente es fantástica pero también juega malas pasadas. Por eso, es necesario que siempre te lleve por caminos de esperanza, que nunca te sirva para hundirte sino para salir a flote.

Querida hija… No te lo digo muy a menudo pero, cada día, estoy más orgulloso de ti. Estoy orgulloso de que vayas sacando cada etapa con el mayor esfuerzo (porque, al final, eso es lo que importa), estoy orgulloso de que seas la amiga que se acerca a hablar en el recreo con los que están solos y, viendo el camino por el que vas, estaré orgulloso de lo que hagas toda la vida siempre que tengas presente el cariño, la empatía y la esperanza con la que tratas a todo el mundo ahora mismo.

Por último, cuenta con tu familia siempre. Cuando veas que todas las puertas se cierran, la nuestra estará abierta. Cuando creas que no hay salida, nosotros te ofreceremos una. Cuando pienses que nadie confía en ti, nosotros te daremos el aliento que necesites. La familia, tu familia y yo, tu padre, siempre estaremos a tu lado.

Sé buena pero, sobre todo, sé feliz.

Te quiere,

Papá

Las últimas palabras de un padre a su hija: la carta que ha dado la vuelta al mundo

Tom se despide su hija en esta carta tan personal y entrañable:

Querida Kelli,
Lo siento, no llegaré a verte crecer tanto como me gustaría. Por favor, no culpes a otras personas o al mundo por esto. La vida está llena de golpes de suerte y los míos se están acabando.

Desearía encontrar las palabras que te hiciesen sentir mejor. Desearía no tener cáncer y que no me tuvieses que ver sufrir tanto como lo haces ahora. Desearía que muchas cosas fuesen diferentes, pero no lo son.

La mayoría de los papás e hijas tienen décadas para charlar sentados en la mesa de la cocina, calentándose las manos con una buena taza de café, con el papá dando consejos a su niña, mientras ella pone los ojos en blanco. No tendremos esos momentos. No podré llevarte a clase en tu primer día de colegio, recogerte después de tu primera cita, abrazarte cuando te rompan el corazón o aplaudirte cuando te gradúes.

Pero mientras todavía esté por aquí, voy a intentar darte algunos consejos que te sean útiles en tu vida. Espero que te reconforten. Espero que el cáncer nunca vuelva para que tu vida sea larga, plena y feliz.

Tu navegador no puede mostrar este vídeo

Colegio
Todo el mundo te dirá que es vital que te esfuerces mucho en el colegio. Espero que siempre pongas todo de tu parte. Fui un buen estudiante en el colegio, ¿pero eso me hizo algún bien en la vida? No mucho. El colegio ES importante, pero también asegúrate de divertirte.
Chicos
Ahora mismo, no haces mucha distinción entre niñas y niños y los ves a todos como amigos. Es normal. Pero Kel, eso cambiará según te vayas haciendo mayor. Puede que los veas tontos y molestos en los próximos años, pero cuando llegues al instituto, descubrirás que pueden ser bastante amables.
Tendrás novio cuando seas mayor (¡muy mayor, espero!) y no estaré por aquí para interrogarle sobre sus intenciones. Así que aquí tienes un consejo de tu viejo padre. Es muy difícil describir lo que se siente cuando realmente estás enamorado. Puede que nos recuerdes a tu madre y a mí riendo juntos o abrazados en el sofá, eso es amor verdadero. Diviértete buscándolo.
Elige siempre a chicos que sean verdaderos caballeros, educados y respetuosos. Imagínalos tomando el té y charlando con nuestra familia alrededor de nuestra mesa y si piensas que encaja, habrás encontrado a un buen chico.
Desgraciadamente, un día te romperán el corazón. Duele muchísimo y sentirás como si se acabara el mundo. Pero lo superarás. E incluso si lo vuestro no funciona, trata de ser amable. Los chicos también tienen sentimientos. Por último, si tienes un mejor amigo que siempre está ahí cuando tus novios vienen y van, no lo subestimes. No lo pases por alto. Puede que le importes de verdad.
Matrimonio
A veces sueño con tu boda y me imagino llorando mientras te llevo al altar y te entrego a tu futuro marido. No podré hacer eso, Kelli. Lo siento, cariño. Pero estaré contigo ese día, orgulloso y feliz de que hayas encontrado a alguien especial que te quiera y te proteja.
Me pregunto si sonará lo que tu llamas “la canción de la familia” (que en realidad es I’ll Be There de los Jackson 5). Significa mucho para mí y para mi hermano y mi hermana, y sé que también significa mucho para ti. Aunque no me veas, estaré contigo el día de tu boda.
Mami
Tu madre y tú discutiréis a veces, especialmente cuando seas una adolescente. Por favor, recuerda que te adora y que quiere lo mejor para ti. Dale a tu madre un abrazo cuando esté triste y ayudaos mutuamente cuando viváis momentos malos cuando yo me haya ido. Cuando seas una adolescente puede que pienses que tus amigos lo saben todo y que tu madre se equivoca. Pero ella tendrá que tomar decisiones difíciles por ti y, más que cualquier amigo que tengas nunca, ella se preocupa por ti. Trátala bien.
Familia
Nada es más importante que la familia y los valores que nos dan. Nada.
Amigos
Trata a las personas como te gustaría que te tratasen. Sé amable con la gente que te ayude. Abusar de los demás es horrible, no lo hagas nunca.
Navidades y cumpleaños
En tu primera Navidad sin mí, me gustaría que mamá y tú encendierais una vela y pensarais en mí unos minutos. Me encantaría que las dos hicieseis el baile del mono juntas. Saltar y mover el trasero siempre me divirtió mucho. Eso me hace sonreír por encima de todo. También me gustaría que visitaras a mis padres en el Día de las Cajas. Ellos también lo estarán pasando mal.
Le he dado a la abuela Sue tus regalos para todos tus cumpleaños. Desearía poder estar allí para verte abrirlos. Espero que te gusten todos porque es difcíl imaginarte a los 10, 15 o 20. Me pregunto si te gustará One Direction y si todavía te harán bailar por el salón.

Carrera
Tenías dos años cuando me dijiste que querías ser una “princesa astronauta” para poder llevar vestidos bonitos y buscar nuevos planetas. Puede que ya te hayas dado cuenta de que eso no es posible. Pero muchas cosas SON posibles, cariño. Haz lo que te haga feliz y lo que disfrutes. Si lo haces, de repente la vida parecerá mucho mucho más fácil.

Puede que necesites empezar diferentes carreras hasta que encuentres la que te gusta, pero la encontrarás. Una vida, una oportunidad.

Modales
Recuerda siempre decir gracias y por favor. La razón por la que mami y yo te educamos es porque eso te ayudará en muchos momentos de tu vida. Sé siempre respetuosa, especialmente con los mayores. Nunca te metas el cuchillo en la boca. Acuérdate de escribir cartas de agradecimiento por los regalos. (Y, por favor, recuerda que los chistes escatológicos son divertidos hasta que tienes cinco años)

Aprender a conducir
Muchos padres enseñan a conducir a sus hijas y, normalmente, no paran de discutir. Aprende a conducir lo antes posible (pone el mundo a tus pies). También asegúrate de que no es tu madre la que te enseña (es broma, Joely).

Viajar al extranjero
Es un cliché decir que los viajes te abren la mente, pero es la verdad. Viaja tanto como puedas. Pero nunca lo hagas en moto (es demasiado peligroso).

Sé feliz
Tú nunca te ríes al 50%, siempre lo haces al 100%. Tu risa inunda todo tu cuerpo y es muy contagiosa. Espero que no lo pierdas nunca. No tiene ningún sentido decirte que no te pongas triste cuando me vaya. Sé que lo estarás, princesa. Y desearía poder estar allí y abrazarte hasta que volvieras a sonreír de nuevo. ¿Te acuerdas del osito que te compré? Dijiste que lo mantendrías a salvo y que lo abrazarías cuando me echaras de menos. Esa es una gran idea. Te puedes sentir triste y usarlo para superar los obstáculos que se te presenten. O simplemente puedes estar triste. Ya sabes cuál quiero que elijas.

Sé caritativa
Por favor, ayuda a los más necesitados. La caridad ha sido buena contigo y conmigo. Probablemente siempre te acuerdes de nuestro viaje a Disneyland. Pero yo nunca olvidaré los sacrificios que ha hecho la gente para ayudarte a recuperarte de la enfermedad. La gente mayor envía sus plegarias y cheques de 10 libras que en muchos casos no se pueden permitir. Cabezas afeitadas y kilómetros recorridos, todo por ti. Es importante devolverlo. Las buenas opciones alimentan el alma. Nunca olvides que hay gente a la que puedes ayudar.

Recuerda tu lema
Nunca dejes de intentarlo. Puede que recuerdes que te enseñé a decir “rendirse es de perdedores”. Me equivoqué varias veces en la vida pero nunca me rendí. Kelli, no te rindas nunca.

Cree en ti misma
En esta vida, mucha gente dice que no puede hacer ciertas cosas. Tú gobiernas en tu cabeza. ¿Puedes hacerlo? ¿Quieres hacerlo? Los grandes retos conllevan riesgos, así que toma decisiones inteligentes. Si quieres algo, casi siempre será posible, así que inténtalo. Estoy seguro de que hay muchas cosas que puedes lograr.
Sé que me harás sentir orgulloso y que harás algo grandioso en mi memoria. Sé que puedes hacerlo, así que empieza ahora.

Y por último…
Gracias por ser tú, Kelli. Gracias por hacerme el mayor cumplido de todos los tiempos llamándome papá. Tenerte como hija es el mayor honor de mi vida. Gracias por enseñarme más del amor y de la felicidad que cualquier otra persona.

Disfruta de tu vida. No la desperdicies. Yo te estaré esperando.

Todo mi amor, para siempre, será para ti, mi princesa, y para mamá.

Papi xxxxxxxxxx

Comparte con tus amigos si te ha emocionado la historia de Tom Attwater.

​Fuente: www.mirror.co.uk

Puede interesarte…

  • El cáncer de mama: todo lo que debes saber
  • Tengo cáncer, ¿y ahora cómo lo afronto?

Carta abierta a mi hija por mi divorcio

Para las que crecimos en una familia con padres separados, esta carta que nos encontramos en Pop Sugar, tocará nuestros corazones.

Querida hija:

En una semana cumplirás 4. Tu vida está llena de felicidad y diversión. Amas tus princesas, hadas, caballos poni, muppets, dibujar, cantar, bailar, los chocolates, calcomanías, libros y Snoopy. Me pides mi opinión sobre todo, me pides que te lleve a tiempo a la escuela y que te deje dormir conmigo.

Y aunque aún crees en cuentos de hadas, un día me preguntarás por qué tu papá no vive con nosotros.

Eres lo suficientemente grande como para recordar que alguna vez tu papá vivió con nosotras, como una familia.

Algunas veces parecería ser que esa familia formada por los 3, es sólo una fotografía, un recuerdo y nada más, pero ese no es el caso. Aún seguimos entrelazados, incluso aunque no vivamos en la misma casa.

Divorciarnos fue desgarrador para tu papá y para mí. No sólo tuvimos que reconocer que todos los años que invertimos juntos ya no importaban, sin importar cuánto nos esforzáramos.

No sólo tuvimos que soportar la crisis económica para ambos y las largas noches que pasamos sentados en la cocina discutiendo los días en que cada uno de nosotros te tendría.

Sabíamos que una parte de ti, algún día desearía que estuviéramos juntos pero no importa cuánto lo desees, eso no sucederá nunca más. ¿Cómo nos sentiremos al saber que no podremos cumplirte este deseo?

Aunque el divorcio es la única opción para nosotros en este momento, espero que ambos podamos darte el amor que te mereces, aunque sea por separado, porque, a veces tomar la decisión correcta no siempre es fácil ni divertido.

Cuando veas imágenes de nuestra boda, quizás parezcamos extraños y distantes en comparación a como estamos ahora, pero en ese momento éramos felices.

Cuando seas grande quizás nos preguntes por qué nos separamos, pero ese día espero poder darte una respuesta sencilla y que puedas entender. Por ahora, sólo quiero decirte que tu papá ocupará un espacio en mi corazón por el resto de mis días.

Es un excelente papá que quiere verte feliz, por eso nos comprometemos a alinear nuestras metas y objetivos cuando se trate de ti, incluso cuando tengamos discusiones, porque, al final del día, no tenemos mejor regalo en nuestras vidas que tú.

Quizás sientas, en algún momento que la causa de nuestro divorcio fuiste tú. Es común que varios niños lo crean. Nunca fue así. Eres simplemente perfecta. No tuviste nada que ver con nuestra separación.

Aún estás obsesionada con los cuentos de hadas y todavía crees que el príncipe salva a la princesa en apuros. A medida que crezcas, aprenderás que no eres una mujer en peligro, ni tampoco que tienes que ser salvada por alguien. Mientras tanto, sigue creyendo en los finales felices y los “vivieron felices para siempre”.

Nunca deposites tu felicidad en otra persona. Cuando conocí a tu padre, creía que yo no era una persona digna para él. Y cuando me eligió, pensé en la suerte que tenía de que alguien así me amara.

Me sentí como Cenicienta cuando vi a tu papá y lo comparé con un príncipe azul. No hagas lo mismo que yo. Por favor, siempre cree que eres maravillosa y que nadie más que tú puede decidir si eres lo suficientemente digna.

Nunca creas que una persona hará tu vida más feliz. Esa felicidad depende únicamente de ti. Construye un camino que te haga sentir satisfecha, que le de alegría a tu mundo, invita a una persona a estar contigo, pero recuerda: puedes retirarle la invitación cuando lo desees.

Protege tu corazón y siempre cree en ti. Y si encuentras a alguien que no comparta tu visión, búscate a alguien que sí lo haga.

Quiero que sepas que ya eres una mujer fuerte. Eres perfecta así como eres, con tus defectos y virtudes y nunca tienes que arrepentirte por ser como eres.

Emotiva carta de un padre a su pequeña hija conmueve a las redes sociales

24Horas.cl TVN
28.07.2016

El neozelandés Patrick O’Malley ha logrado conmover en redes sociales.

Este padre de dos hijos, decidió compartir la carta que le escribió a su pequeña de tres años para explicar que no siempre los padres logran tener una conexión inmediata con sus hijos.

En su texto asegura que solo el tiempo logró que construyera una relación fuerte entre padre e hija. En un principio, confiesa, se sentía aterrorizado e inmerso en un «torbellino de emociones».

«Algunos padres se enamoran inmediatamente de sus hijos, a otros, sin embargo, les cuesta algún tiempo», escribe en su carta.

Los cuestionamientos sobre los padres primerizos siempre le llevaron a pensar si acaso sería o no un buen padre.

«Si hubiera sabido que escucharte decir mi nombre mientras corres a mí con los brazos abiertos, me aliviaría después de un día tenso y estresante (…) Si hubiera sabido que iba a hacer mi corazón explotar. Hacer las lágrimas caer en mis ojos, hacer que mi garganta al tragar sintiera protuberancia abultada.», explica.

Ahora, cuando su pequeña ya tiene tres años, confiesa que sólo querría «congelar el tiempo». «Pronto todos estos momentos no serán más que recuerdos y algunas fotos en un álbum», lamentó.

En entrevista con Daily Mail, explicó que la carta la escribió con la idea de aclarar esas ideas que rondaban en su cabeza. «Quería compartir esto porque como hombre, no llevas a un bebé durante nueve meses en la tripa y cuando nace no siempre sientes esa unión inmediata», comentó.

Añadió que pensó que lo suyo era un caso aislado, pero que al hablar con su hermano y algunos amigos, comprendió que no era el único.

TE PUEDE INTERESAR

Carta de unos padres divorciados a su hijo

Te pedimos disculpas, querido hijo nuestro. Fue muy difícil optar por romper nuestra pareja, sabiendo lo importante que es para ti la unión de tus padres.

Sentimos que tengas que pasar por tantos molestos cambios. Aunque al principio te parezca muy difícil, pronto te adaptarás. Dos casas, nuevos hábitos, traslados, maletas, momentos de echarnos de menos, momentos de distancia, emociones difíciles de exteriorizar y compartir.

Te pedimos disculpas por tantas preguntas que pasarán por tu mente. Puede imagines en tu interior algo como una torre que se derrumba, la torre del “ideal de una familia unida para siempre”. Sabemos que puedes sentirte inseguro y frágil. Puede que alguna vez te den muchas ganas de llorar, que sientas miedo, vergüenza, e incluso culpa, aunque no seas tú de ninguna manera el responsable de nuestra separación.

Nos duele si en tus sueños alguna vez aparece la fantasía de nuestra reconciliación, seguida del desengaño. Nos duele si al compararte con otros niños, cuyos padres estén juntos, te sientas en inferioridad, aunque no sea así.

Quisiéramos escucharte, que expreses toda tu carga de dolor; acompañarte y ayudarte a liberar todos esos pensamientos y sentimientos que a veces pueden pesarte demasiado. No los lleves solo. Estamos disponibles para ti.

Quisiéramos que toda esta experiencia te transforme en un niño poderoso y seguro. Quizás más adelante sabrás que el amor a ti, a los hijos, tiene que ver con tomar decisiones como el divorcio. A favor del respeto a uno mismo, la coherencia, la autenticidad y la honestidad, aunque con ello se pague la cara factura del dolor de los hijos. Preferirás este modelo de padres que otro que no afronten el fin de la pareja y sigan unidos cargando sobre los hijos la responsabilidad de su infelicidad.

Desde que te concebimos somos y seguiremos siento tus pilares seguros y tus trampolines para que saltes a la vida que te espera por vivir. Quisiéramos que en el interior de tu corazón sintieras intacto por siempre nuestro amor. Hoy nos separamos, pero ten por cierto que nuestra unión tuvo el mayor de los sentidos: que tú, nuestro precioso niño vinieras a este mundo. Dibújanos en tu corazón como una nueva familia. Dibújanos más unidos a ti que nunca, querido hijo nuestro.

Papá y mamá

Carta a una hija rebelde

escribió:CARTA A UNA HIJA REBELDE
HOLA HIJA!! COMO ESTAS?? TU SOLO VOLTEAS A VERME CON DESGARBO, SIN INMUTARTE SIGUES CON TU MÚSICA DE TU CELULAR, O CHARLANDO EN LAS REDES SOCIALES, CON NO SE QUE TANTOS CONTACTOS, AHHH!! HIJA SABES SIEMPRE ME ACORDARE DE ESE PRIMER DÍA DE TU NACIMIENTO, LAS CARRERAS PARA LLEVAR A TU MAMA AL HOSPITAL, LOS NERVIOS DE TODO PADRE PORQUE AL LLEGAR A SALA DE URGENCIAS, TE TOCARA EL MEDICO OBSTETRA MAS EXPERIMENTADO, DE PRONTO VEO QUE UNA ENFERMERA LLEGA Y SE LLEVA A MI MUJER A LA SALA CONTIGUA PARA LAS MAMAS PRIMERIZAS O NO TAN PRIMERIZAS, DESPIDO A TU MAMA CON UN BESO RÁPIDO EN SUS LABIOS, NOTANDO SU MIEDO Y TERROR, MAS YO LE DIGO TE QUIERO Y VERAS QUE TODO SALDRÁ BIEN.
FINALMENTE ESE 19 DE OCTUBRE DE 1994 A LA 5 PM LLEGA ESA NIÑA REBELDE LLAMADA PEDAZO DE CIELO, PORQUE ERES PARTE DE ESE CIELO QUE TU MAMA Y YO TE DIMOS AL NACER, FORMAS ESA ALIANZA DE SANGRE DE TUS PADRES, YO NERVIOSO Y ANGUSTIADO DE NO SABER NADA, HASTA QUE FINALMENTE LA ENFERMERA SALE PASADAS LAS DE 10 DE LA NOCHE DÁNDOME LA NOTICIA, PERO LEJOS DE LLORAR, NO SABIA COMO REACCIONAR, UNA Y OTRA ME PREGUNTABA SOY PAPA?, ESA NOCHE DE REGRESO A CASA NO PEGUE EL OJO, PRESA DE ESA EMOCIÓN POR SABER COMO ERAS PEDAZO DE CIELO, ASÍ LLEGAN LOS DÍAS DE VISITAS Y CUANDO PUDE FINALMENTE TENERTE EN MIS BRAZOS, UNA MEZCLA DE ORGULLO Y RESPONSABILIDAD CABÍA EN MI, ASÍ FUE COMO EMPEZÓ PARA TU MAMA Y PARA MI EL MAYOR RETO DE LA VIDA, CUIDARTE,AMARTE Y EDUCARTE.
BUENO HOY MI PELO YA ESTA CANOSO, NO MUCHO, JEJEJE PERO DICEN QUE PAREZCO PURO APAGADO!!! AHH QUE COSAS, DE PRONTO AL ESTAR MEDITABUNDO, TU LLEGAS HIJA REBELDE Y ME DICES JALANDO MI CABELLO. «PAPA PÍNTATE TUS CANAS PARA VERTE MENOS GRANDE», YO ME RIÓ Y VEO ALEJARTE CANTANDO UNA CANCIÓN DE BEYONCE, NO PUEDO OCULTAR ESA MELANCÓLICA Y ALEGRÍA DE SER PARTE DE MI OBRA Y OBVIO DE TU MAMA, DIOS TE CUIDE HIJA MÍA, CUANDO FALTEMOS, PORQUE CUANDO TE CUIDEMOS DESDE ARRIBA, Y NUESTRAS ALMAS TE VISITEN Y TU ESTÉS DORMIDA, YO ME ACERQUE A TI Y TE SUSURRE, HOLA MI PEQUEÑA HIJA REBELDE, MI PEDAZO DE CIELO……..
Una disculpa por ponerlo en mayúscula se que no esta permitido pero se me fue al publicarlo…….. Atte. El quijote enamorado

Frases para un padre

Frases bonitas, emotivas, cariñosas, profundas, respetuosas…Frases para dedicarle a los padres en cualquier momento, su cumpleaños, el Día del padre, una fecha especial…

La vida no viene con un manual de instrucciones, pero por suerte la mía vino con un Papá… (Anónimo)

Realmente es bendecido el hombre que escucha muchas voces que lo llaman padre. (Lydia M. Child)

Un padre supone más que un centenar de profesores

Es un hombre sabio el que conoce a su propio hijo. (William Shakespeare)

No importa quién fue mi padre. Lo importante es quién recuerdo yo quién fuese (Anne Sexton).

Cuando un hombre se da cuenta de que su padre tal vez tenía razón, normalmente tiene un hijo que cree que está equivocado. (Charles Wadsworth).

Nada hay más hermoso que un padre llegue a convertirse en un amigo de sus hijos, cuando éstos llegan a perderle el temor, pero no el respeto. (José Ingenieros)

Cuando nací mi padre era un ser que a veces aparecía para aplaudir mis últimos logros. Cuando me iba haciendo mayor, era una figura que me enseñaba la diferencia entre lo mal y el bien. Durante mi adolescencia era la autoridad que me ponía límites a mis deseos. Ahora que soy adulta, es el mejor consejero y amigo que tengo.

Un padre no es el que da la vida, eso sería demasiado fácil, un padre es el que da el amor. (Denis Lord)

Es un hombre sabio el que conoce a su propio hijo. (William Shakespeare)

He vivido una vida repleta de problemas, pero no son nada comparado con los problemas que tuvo que afrontarse mi padre para lograr que mi vida empezase. (Bartrand Hubbard).

Un hombre sabe que está envejeciendo porque empieza a parecerse a su padre. (Gabriel García Márquez)

A veces el hombre más pobre deja a sus hijos la herencia más rica. (Ruth E. Renkel)

No hay mejor homenaje a la memoria del padre que imitar noblemente sus virtudes. (Anónimo)

¡Cuán grande riqueza es, aun entre los pobres, el ser hijo de buen padre! (Juan Luis Vives)

Tengo recuerdos de niño en los que te veía gigante, hoy que soy adulto….Te veo aún más grande. (Anónimo)

Hoy sólo quiero decirte, viejo del alma, que eres el ser que más respeto y admiro. (Anónimo)

Mi padre nunca había estado tan cerca de mí como en los momentos en que creí haberlo perdido. (Osvaldo Soriano)

En el cielo, directamente después de Dios, viene un papá. (Amadeus Mozart).

Buen padre es aquel que enseña a sus hijos cómo pensar, no lo que han de pensar. (Anónimo)

Gracias por haberme educado así. Estoy orgulloso de ser como soy y eso te lo debo a ti. (Anónimo)

No es la carne y la sangre, sino el corazón, lo que nos hace padres e hijos. (Friedrich Schiller)

Comparte si te ha gustado

Suscríbete

Más lecturas relacionadas

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *