0

Causas de amenorrea

Tabla de contenidos

La amenorrea se define como la ausencia de menstruación. Se considera que tienen amenorrea las niñas que a los 14-16 años todavía no han comenzado a menstruar (amenorrea primaria) y las mujeres que tienen tres períodos o más ausentes (amenorrea secundaria). La amenorrea secundaria es más común que la primaria. Se estima que entre el 3% y el 4% de las mujeres presentará en algún momento de su vida amenorrea que no se deba al embarazo, la lactancia o la menopausia.

El síntoma principal de la amenorrea es la falta de períodos menstruales, pero muchas veces también suele ir acompañada de otros síntomas como caída de cabello, dolor de cabeza, alteraciones en la visión, dolor pélvico, vello facial excesivo, acné, falta de desarrollo de las mamas o secreción lechosa de estas. Es importante acudir al médico ya que, aunque la amenorrea no es propiamente una enfermedad, puede ser síntoma de otro problema de salud.

¿Qué puede causar la amenorrea?

La amenorrea puede producirse por causas naturales —embarazo, lactancia y menopausia—, pero también puede ser indicio de algún problema médico, efecto secundario de algún medicamento o deberse a determinados hábitos de vida.

Medicamentos y estilo de vida

Los medicamentos para la presión arterial, antipsicóticos, antidepresivos, y algunos tratamientos como quimioterapia y radiación pueden impedir la ovulación y causar amenorrea.

Los anticonceptivos orales también pueden causar la ausencia de menstruación en algunas mujeres. En algunos casos, incluso una vez que se ha interrumpido el tratamiento, es necesario que pase un tiempo hasta que el ciclo menstrual se regularice de nuevo. A parte de los orales, otros tipos de anticonceptivos —inyectables o dispositivos intrauterinos— también pueden tener este efecto.

Además, ciertos hábitos de vida también pueden afectar al normal funcionamiento hormonal y, por tanto, producir alteraciones en la ovulación y la menstruación. Algunos de estos factores son el estrés, el excesivo ejercicio y un peso corporal demasiado bajo. Las mujeres que sufren trastornos de la alimentación como bulimia o anorexia suelen tener también alteraciones hormonales que conllevan la pérdida de la menstruación.

Problemas médicos

En otras ocasiones, la amenorrea se produce por problemas médicos que afecten o al equilibrio hormonal o a la estructura de los órganos reproductores.

  • Amenorrea hipotalámica. Esta enfermedad ocurre cuando el hipotálamo deja de liberar (o libera más lentamente) la hormona liberadora de gonadotropina (GnRH), encargada de iniciar el ciclo menstrual. Hay tres tipos principales de amenorrea hipotalámica: asociada a estrés, a la pérdida de peso y al ejercicio.
  • Síndrome de ovario poliquístico. Las mujeres con este síndrome producen altos niveles de andrógenos que pueden provocar la formación de quistes en los ovarios e interferir con la liberación de los óvulos.
  • Alteraciones del tiroides. El tiroides es una glándula que produce hormonas que controlan el metabolismo e interaccionan con las hormonas sexuales, jugando un importante papel en la pubertad y la menstruación. Una glándula tiroides hiperactiva (hipertiroidismo) o hipoactiva (hipotiroidismo) puede causar irregularidades menstruales, incluida la amenorrea.
  • Menopausia prematura. Aunque la menopausia generalmente empieza alrededor de los 45 o 50 años, en algunas mujeres la ovulación y, por tanto, la menstruación, puede detenerse años antes.
  • Fallo ovárico prematuro asociado al cromosoma X frágil. Es una enfermedad genética en la que los ovarios de la mujer dejan de funcionar de manera normal antes de los 40 años.
  • Tumor hipofisario. Un tumor no canceroso (benigno) en la hipófisis puede interferir en la regulación hormonal de la menstruación.
  • Síndrome de Asherman. Es una enfermedad por la que se forma tejido cicatricial en la cavidad uterina. Estas cicatrices impiden el correcto desarrollo y desprendimiento del revestimiento uterino. Suele producirse después de una cirugía en el útero.
  • Problemas en el desarrollo de los órganos reproductores. A veces, el desarrollo fetal no se produce correctamente y hay bebés que nacen con malformaciones en útero, cuello uterino o vagina. Estas deficiencias causarán la ausencia de ciclos menstruales.
  • Anomalía estructural de la vagina. Una obstrucción de la vagina puede impedir que se produzca el sangrado menstrual. La vagina puede tener una membrana o pared que bloquee el flujo de sangre desde el útero y el cuello uterino.

¿Cómo se diagnostica?

Cuando se produce la ausencia de menstruación, el médico realiza una serie de pruebas para determinar cuál es la causa y poder elegir el tratamiento adecuado. En general, en mujeres en edad fértil y sexualmente activas, el primer paso es realizar una prueba para confirmar o descartar un embarazo. Las pruebas de diagnóstico de la amenorrea incluyen análisis de sangre para analizar los niveles hormonales y la función ovárica y tiroidea; pruebas de estimulación con hormonas —consiste en tomar un medicamento hormonal durante varios días para provocar el sangrado menstrual y saber si la amenorrea se ha producido por una falta de estrógenos—; histeroscopia y pruebas de diagnóstico por imágenes (ecografía, tomografía computarizada y resonancia magnética) para detectar anomalías de los órganos sexuales.

¿Cómo se trata?

El tratamiento de la amenorrea dependerá de la causa. En algunos casos, cuando se produce por la ingesta de medicamentos o determinados hábitos de vida, basta con cambiar estos para volver a la regularidad menstrual. En muchas ocasiones, las píldoras anticonceptivas o las terapias hormonales restauran los ciclos menstruales. Cuando la causa es un problema estructural o un tumor, puede ser necesaria la cirugía.

¿Qué provoca la amenorrea?

La amenorrea secundaria (la falta de tres períodos menstruales consecutivos o no tener períodos durante al menos 6 meses después de menstruar normalmente) puede ser el resultado de diversas causas, como:

  • Causas naturales.
    • La causa natural más común de la amenorrea secundaria es el embarazo.
    • Otras causas fisiológicas incluyen la lactancia y menopausia.
  • Medicamentos y terapias.
    • Algunas píldoras anticonceptivas, anticonceptivos inyectables y dispositivos intrauterinos (DIU) hormonales pueden causar amenorrea. Luego de suspender el uso de cualquiera de estos métodos anticonceptivos, el ciclo menstrual puede tardar unos meses en reiniciarse y regularizarse.
    • Algunos medicamentos, incluidos ciertos antidepresivos y medicamentos para la presión arterial, pueden aumentar los niveles de una hormona que impide la ovulación y el ciclo menstrual.4
    • Los tratamientos con quimioterapia y radiación para el cáncer hematológico (que incluye cánceres de la sangre, médula ósea y ganglios linfáticos) y el cáncer de mama o ginecológico pueden destruir las células que producen estrógeno y los óvulos en los ovarios y provocar la amenorrea. La amenorrea resultante puede ser de corto plazo, en especial en las mujeres más jóvenes.5
    • A veces puede acumularse tejido cicatricial en el revestimiento del útero, lo que impide su desprendimiento normal durante el ciclo menstrual. Estas cicatrices a veces se forman luego de la dilatación y curetaje (D y C), un procedimiento en el que se extirpa tejido del útero para diagnosticar o tratar el sangrado abundante o limpiar el revestimiento del útero luego de un aborto espontáneo,6 una cesárea o el tratamiento de fibromas uterinos.
  • Amenorrea hipotalámica. Esta enfermedad se presenta cuando el hipotálamo, una glándula en el cerebro que regula los procesos corporales, deja de liberar la hormona liberadora de gonadotropinas (GnRH), la hormona que inicia el ciclo menstrual, o la libera con más lentitud.7 Algunas características comunes de las mujeres con amenorrea hipotalámica incluyen:8
    • Peso corporal bajo
    • Porcentaje de grasa corporal bajo
    • Ingesta de muy pocas calorías o grasas
    • Estrés emocional
    • Ejercicio extenuante que quema más calorías de las que se obtienen de los alimentos
    • Deficiencia de leptina, una hormona proteica que regula el apetito y el metabolismo
    • Algunas enfermedades o trastornos médicos
  • Los problemas ginecológicos, específicamente los que derivan de desequilibrios hormonales o los provocan, también pueden tener la amenorrea secundaria como síntoma principal.
    • Síndrome de ovarios poliquísticos (PCOS, por sus siglas en inglés). El PCOS se presenta cuando el organismo de una mujer produce más andrógenos (un tipo de hormona) de lo normal. Los niveles altos de andrógenos pueden provocar la formación de sacos llenos de líquido o quistes en los ovarios, lo que interfiere con la liberación de los óvulos (ovulación). La mayoría de las mujeres con PCOS tiene amenorrea o períodos irregulares, lo que se conoce como oligomenorrea.
  • Insuficiencia ovárica primaria asociada al cromosoma X frágil (FXPOI, por sus siglas en inglés). El término FXPOI describe una enfermedad en la que los ovarios de una mujer dejan de funcionar antes de la menopausia normal, a veces alrededor de los 40 años. La FXPOI es el resultado de determinados cambios en un gen del cromosoma X. Hasta el 10% de las mujeres que buscan tratamiento para la amenorrea tienen FXPOI.5
  • Problemas de tiroides. La tiroides es una pequeña glándula con forma de mariposa que se encuentra en la base del cuello, apenas por debajo de la manzana de Adán. La tiroides produce hormonas que controlan el metabolismo y tienen un rol en la pubertad y la menstruación.9 Una glándula tiroides hiperactiva (hipertiroidismo) o hipoactiva (hipotiroidismo) puede provocar irregularidades menstruales, incluida la amenorrea.10
  • Tumores hipofisarios. La glándula hipófisis, que se encuentra en el cerebro, regula la producción de hormonas que afectan muchas funciones corporales, incluidas el metabolismo y el ciclo reproductivo. Los tumores en la glándula hipófisis en general no son cancerosos (son benignos), pero pueden interferir con la regulación hormonal de la menstruación en el organismo.10

Qué es Amenorrea?

La amenorrea es la ausencia del período menstrual (menstruación). Se habla de amenorrea primaria cuando una mujer joven aún no ha tenido un período al llegar a los 16 años de edad.

La amenorrea secundaria se produce en una mujer que solía tener un período regular, pero que posteriormente se detiene por lo menos durante tres meses (esto puede incluir el embarazo).

Anuncios

Cuáles son los signos de la amenorrea?

El principal signo de la amenorrea es la falta de un período menstrual. Los períodos regulares son un signo de buena salud (normalidad fisiológica) en general.

Si falta un período puede significar que usted está embarazada o que puede haber alguna causa secundaria para la amenorrea.

Es importante decirle a su médico si ha tenido un período (menstruación) ausente para que él o ella pueda empezar a investigar lo que está sucediendo en su cuerpo.

La amenorrea en sí no es una enfermedad, pero suele ser un síntoma de otra afección.

En función de esa condición, una mujer puede experimentar otros síntomas, como dolor de cabeza, cambios en la visión, pérdida de cabello, o exceso de vello facial.

Cuáles son las causas de la amenorrea?

La amenorrea es un síntoma de una variedad de condiciones, que van desde condiciones no graves a graves.

Causas de la la amenorrea primaria:

  • Las anomalías cromosómicas o genéticas pueden hacer que los óvulos y folículos que participan en la menstruación se agoten muy temprano en la vida.
  • Las enfermedades del hipotálamo o de la hipófisis y los problemas físicos, tales como problemas con los órganos reproductivos, pueden evitar que el período ó menstruación inicie normalmente.
  • El ejercicio moderado o excesivo.
  • Los trastornos de la alimentación (como la anorexia nerviosa).
  • Exceso de estrés físico o psicológico, o una combinación de éstos pueden alterar el ciclo menstrual normal.

La amenorrea secundaria

Este problema es mucho más común que la amenorrea primaria.

Anuncios

Causas de la amenorrea secundaria

  • Las causas comunes incluyen muchas de las que se enumeran para la amenorrea primaria, como el embarazo, ciertos anticonceptivos, la lactancia, el estrés mental, y ciertos medicamentos.
  • Algunos problemas hormonales que involucran el hipotálamo, hipófisis, tiroides, ovario, o las glándulas suprarrenales también pueden causar la amenorrea.
  • Las mujeres que tienen un peso corporal muy bajo (por debajo del Índice de masa corporal normal) pueden sufrir de amenorrea.
  • Las mujeres con insuficiencia ovárica prematura pierden su período o menstruación antes de la menopausia fisiológica o natural.

Cuál es el tratamiento para la amenorrea?

El tratamiento para la amenorrea depende de la causa subyacente (esto quiere decir se trata la causa y no la amenorrea).

A veces los cambios de estilo de vida pueden ayudar si el peso, el estrés o la actividad física están causando la amenorrea.

Otras veces, los medicamentos y los anticonceptivos orales pueden ayudar con el problema.

Lo mejor es consultar con su ginecólogo para buscar la causa que provocó la amenorrea.

Artículos relacionados:

  • Menstruación
  • Menstruación y el Ciclo Menstrual
  • Fases del Ciclo Menstrual
  • Tipos de Menstruación
  • Información sobre el Ciclo Menstrual
  • Síndrome Premenstrual
  • El Síndrome Premenstrual en la Adolescente
  • Tratamiento del Sindrome Premenstrual
  • Dismenorrea
  • Amenorrhea
  • Dolores Mestruales
  • Sindrome Premenstrual y la Homeopatía
  • Cómo hablar con sus hijas sobre la menstruación

Autor: Dr. Carlos Muñoz Retana

​Actualizado: 17 de Agosto, 2018

Ausencia de períodos menstruales – secundaria

La amenorrea secundaria puede ocurrir debido a cambios naturales en el cuerpo. Por ejemplo, la causa más común de amenorrea secundaria es el embarazo. La lactancia y la menopausia también son causas comunes, pero naturales.

Las mujeres que toman pastillas anticonceptivas o que reciben inyecciones de hormonas, como Depo-Provera, pueden no tener ningún sangrado mensual. Cuando dejan de tomar estas hormonas, sus periodos pueden no retornar durante más de 6 meses.

Usted es más propensa a sufrir amenorrea si:

  • Es obesa
  • Hace ejercicio de manera excesiva y por largos períodos de tiempo
  • Tiene muy poca grasa corporal (menos del 15% al 17%)
  • Tiene ansiedad o angustia emocional graves
  • Pierde mucho peso de manera repentina (por ejemplo, con dietas estrictas o extremas, o después de una cirugía de derivación gástrica)

Otras causas incluyen:

  • Tumores cerebrales (hipofisarios)
  • Fármacos quimioterapéuticos para el cáncer
  • Fármacos para tratar la esquizofrenia o la psicosis
  • Glándula tiroides hiperactiva
  • Poliquistosis ovárica
  • Insuficiencia ovárica

Igualmente, procedimientos tales como la dilatación y el legrado (D y L) pueden provocar la formación de tejido cicatricial. Este tejido puede hacer que una mujer deje de menstruar. Esto se denomina síndrome de Asherman. La cicatrización también puede ser causada por algunas infecciones pélvicas graves.

Comenta en «Amenorrea y disfunciones del ciclo menstrual, ¿por qué suceden?»

Las alteraciones en la menstruación o disfunciones del ciclo menstrual son mucho más frecuentes de lo que pensamos y son muchas las mujeres que las sufren cada mes. Alteraciones relacionadas con la frecuencia del ciclo menstrual, con la intensidad del sangrado o con el dolor de los días previos tienen diversas causas muy diferentes entre sí y pueden producirse desde la primera regla hasta la llegada de la menopausia o climaterio.

Tipos de alteraciones del ciclo menstrual

Dentro de las distintas alteraciones del ciclo menstrual que pueden ocurrir podemos establecer dos grupos bien diferenciados:

  • Alteraciones de frecuencia o de ritmo: son aquellas que están relacionadas con las variaciones del ciclo menstrual en el tiempo. Estas incluyen la amenorrea o ausencia del período durante más de tres meses, la polimenorrea o reducción inusual del ciclo menstrual, que dura menos de 20 días, y la oligomenorrea o alargamiento inusual del ciclo menstrual a intervalos de más de 45 días.
  • Alteraciones en la cantidad: son aquellas relacionadas con la intensidad del sangrado. Entre ellas se encuentran la opsomenorrea o sangrado débil o escaso, la hipermenorrea o sangrado excesivo, la menorrea o sangrado demasiado largo (mayor a tres días), la metrorragia o sangrado irregular y la dismenorrea o dolor con la menstruación.

Todas estas disfunciones tienen causas múltiples: pueden darse por desórdenes hormonales, por enfermedades de los órganos sexuales, por otro tipo de enfermedades como la diabetes mellitus, por enfermedades relacionadas con la glándula tiroides, etc.

Los dos tipos de alteraciones más comunes en las mujeres son la amenorrea y la dismenorrea.

La amenorrea o ausencia del período

Para que se pueda diagnosticar una amenorrea la falta del período debe durar tres meses o más. Dentro de este tipo de disfunción podemos establecer dos clases:

  • Amenorrea primaria: es el nombre que se da a la falta del período cuando se han cumplido ya los 15 años. Suele tener causas hereditarias relacionadas con la malformación de los órganos sexuales.
  • Amenorrea secundaria: es la que se produce cuando pasamos más de tres meses sin sangrado pero sí ha existido menstruación en algún momento de la vida de la mujer.

Las causas de la amenorrea secundaria son múltiples, pero 3 de cada 4 mujeres que la sufren es a causa de una alteración en la región del hipotálamo, situado en la base del cerebro y encargado, entre otras cosas, de la producción y liberación de las hormonas gonadotropinas, las cuales se encargan de regular el ciclo menstrual.

¿Qué es lo que produce estas alteraciones? Normalmente son agentes externos que nos causan problemas psicológicos: una época de estrés intenso en el trabajo, problemas familiares, el hecho de tener que tomar una decisión importante, un cambio brusco de clima (al viajar, por ejemplo), incluso cosas tan sencillas como una mudanza, que hacen que nuestra rutina tanto física como psicológica se vea interrumpida.

En otros casos puede darse por variaciones grandes de peso (más de 4 kilos en un período corto de tiempo) o cuando cambiamos radicalmente nuestra forma de alimentación (si pasamos de una alimentación omnívora a una vegetariana, por ejemplo). También puede darse por desórdenes alimenticios como la anorexia y en atletas de competición, generalmente debido a una alimentación insuficiente o a un exceso de entrenamiento.

Por supuesto, algunos medicamentos y enfermedades (infecciones, heridas) pueden ser causantes de este problema.

La dismenorrea o dolor menstrual

Otra de las alteraciones más comunes del ciclo menstrual es la dismenorrea, que aparece con distinta intensidad en las mujeres que lo sufren: mientras que algunas solo sufren ligeros dolores de cabeza, otras pueden llegar a desmayarse y perder el conocimiento debido al dolor. Incluso puede darse con una intensidad diferente en la misma mujer a lo largo de su vida fértil, y puede aparecer de forma aislada o regular.

Las mujeres más propensas a sufrir este tipo de alteración son las mujeres jóvenes, y junto con el dolor físico también pueden aparecer cambios anímicos como el mal humor o depresión, que tienden a desaparecer al cabo de unos días.

Al hablar de la dismenorrea podemos establecer dos tipos:

  • Dismenorrea primaria: se da en mujeres jóvenes, cerca de la primera regla. No tiene su origen en ninguna enfermedad y su intensidad se va rebajando con el paso del tiempo.
  • Dismenorrea secundaria: se da en mujeres maduras y es posible que su origen se encuentre en patologías como la endometriosis (el endometrio crece por fuera del útero) o la metritis (inflamación del útero).

La dismenorrea o dolor menstrual suele aparecer en forma de calambres, dolor abdominal y dolor punzante en la zona de la espalda baja a la altura de los riñones. Además este dolor suele aparecer acompañado de otros síntomas como dolor de cabeza, migrañas, náuseas, cambios en el ritmo intestinal, etc.

Una buena manera de prevenir la amenorrea primaria es llevar un estilo de vida saludable: una alimentación equilibrada, sin tabaco, sin alcohol y con ejercicio físico regular. Si nuestro médico lo considera necesario puede recetarnos hormonas (píldora anticonceptiva) que generalmente nos ayuda a paliar el dolor menstrual.

En el caso de la amenorrea secundaria serán necesarios los medicamentos encaminados a curar la patología que causa el dolor.

Amenorrea: ¿Por qué no me baja la regla?

El tratamiento a administrar dependerá de la causa que provoque la enfermedad. La mayoría de las mujeres respondan bien a los tratamientos, siempre que no se trate de una complicación más seria, y recuperan el ciclo menstrual de nuevo.

La amenorrea es una disfunción menstrual bastante común entre las mujeres de cualquier edad y tiene tratamiento. Si queremos prevenir su aparición, lo mejor es llevar una vida saludable. Esto significa evitar o reducir en la medida de lo posible situaciones de estrés continuado, el consumo de sustancias perjudiciales como el tabaco o el alcohol, seguir una alimentación sana y equilibrada, respetar un horario regulado de sueño y practicar ejercicio (pero siempre con una intensidad moderada).

Si sigues estas recomendaciones, descartas un posible embarazo o menopausia y ves interrumpido tu ciclo menstrual durante varios meses debes pedir cita a nuestro ginecólogo cuanto antes. Es necesario para obtener un diagnóstico certero, conocer las causas que provocan dicho desajuste y aplicar el tratamiento adecuado con el objetivo de normalizar tu periodo lo antes posible.

Amenorrea, la ausencia de la regla

Uno de los primeros síntomas que te indicará que te has quedado embarazada es que no te vendrá la menstruación. Tu ciclo menstrual se ha interrumpido para dar paso a un embarazo. La ausencia de regla se denomina en argot médico amenorrea, y puede ir acompañado de náuseas, un ligero aumento de peso o de distensión mamaria. Te lo contamos bien.

¿Es normal la ausencia de regla o amenorrea?

Claro, es uno de los primeros síntomas de la gestación y, como hemos comentado antes, puede ir acompañado de otros síntomas muy comunes del embarazo como son las náuseas o mareos, aumento de peso y también del volumen de los pechos.

¿Por qué ocurre la amenorrea?

La menstruación no siempre es regular ya que es un proceso fisiológico, influenciado por diversos factores. La amenorrea puede estar causada por diferentes situaciones, sin embargo el embarazo es la causa más frecuente. En el caso del embarazo, la ausencia de menstruación ocurre por la interrupción de los ciclos hormonales normales secundaria a la fecundación del óvulo por el espermatozoide.

¿Qué se debe hacer ante la amenorrea?

Si transcurridos 10 días de la fecha prevista de la menstruación persiste la amenorrea, se debe realizar una prueba del embarazo. Esta prueba consiste en detección de la hormona gonadotropina coriónica humana (hCG) en la orina o en sangre materna.

Tengo amenorrea: ¿puedo quedarme embarazada sin tratamientos de fertilidad?

La amenorrea y los tratamientos de fertilidad

Un síntoma que puede producirse por cualquier tipo de causa de la amenorrea, es la infertilidad. Aunque no se produce estrictamente siempre, existen muchas posibilidades de que una mujer con amenorrea no logre concebir de forma natural. Entonces, debe recurrir a los tratamientos de fertilidad. Es por este motivo que la amenorrea, aunque no se considera como una enfermedad, se diagnostica como tal. Cuando esto sucede, muchas mujeres deciden acudir a las clínicas de reproducción asistida, ya que su falta de menstruación no les permite quedarse embarazadas y necesitan realizarse algún tratamiento de fertilidad para lograrlo.

El estudio de la amenorrea

Para poder detectar las causas de la amenorrea y encontrar una solución a esta patología, es necesario realizarse un diagnóstico a partir de los 6 meses desde el primer período sin menstruación. De esta forma, se podrá saber si la mujer con amenorrea tiene posibilidades de quedar embarazada, o por el contrario, necesita un tratamiento de fertilidad debido a su infertilidad. Las diferentes pruebas son:

  • Prueba de embarazo: Es el primer diagnóstico que se hace, para poder descartarlo y asegurarse que la falta de regla se debe a una amenorrea patológica y no a un embarazo.
  • Análisis de sangre: Una vez descartado el embarazo, se procede a hacer un análisis de sangre a la mujer, para determinar los niveles de las hormonas y detectar las posibles causas de la amenorrea.
  • Ecografía ginecológica: También se realiza una ecografía en las partes genitales de la mujer, para descartar posibles patologías como el de ovario poliquístico, tumor vaginal o disfunción ovárica, teniendo que recurrir a un tratamiento de fertilidad si se detectan estas patologías.

La amenorrea, el embarazo y los tratamientos de fertilidad

Una vez hechos todos los análisis y pruebas, se determinan las posibles causas de la amenorrea. Y, dependiendo de las causas, la amenorrea se puede tratar con medicamentos hormonales para que la regla vuelva a aparecer.
Pero en algunas situaciones los medicamentos no son suficientes y la infertilidad que provoca la amenorrea se considera un problema para aquellas mujeres que desean tener un hijo. De este modo, la mejor opción es acudir a una clínica de reproducción asistida para realizarse un tratamiento de fertilidad. En la mayoría de los casos, el mejor tratamiento de fertilidad para las mujeres con amenorrea sería la fecundación in vitro, seleccionando los óvulos de mejor calidad para poder ser fecundados en el útero. Si la infertilidad es grave y no existen óvulos buenos, el tratamiento a realizar sería el de fecundación in vitro con óvulos de donante, siendo estos implantados en el útero de la mujer y pudiendo realizarse el embarazo con una gran tasa de éxito.
También se recomienda un estilo de vida saludable, como por ejemplo comer de manera variada y equilibrada, dejar de fumar o hacer ejercicio, para evitar la amenorrea y/o restablecer los períodos cuando la menstruación deja de aparecer.
Si sufres de amenorrea y quieres quedarte embarazada, desde EasyFIV te recomendamos acudir a nuestras clínicas de reproducción asistida para estudiar tu caso en concreto, estudiar las posibles causas y descubrir las mejores soluciones. Podemos ayudarte a ser mamá y queremos que cumplas tu sueño, por eso ponemos a tu alcance nuestros tratamientos de fertilidad y te ayudamos a resolver dudas, darte toda la información y recomendarte las mejores soluciones sólo para ti. Consulta ahora nuestros tratamientos de fertilidad y solicita tu primera visita gratuita con nosotros. ¡Estaremos encantados de ayudarte!

Más información sobre la amenorrea:

La amenorrea no se considera una enfermedad, pero si está diagnosticada como una patología la cual puede ser muy común en algunas mujeres. La falta de regla afecta a un 5% de mujeres aproximadamente, especialmente a aquellas que hacen mucho ejercicio, como por ejemplo las atletas profesionales. Pero, ¿qué es y qué significa la amenorrea exactamente?
Se diagnostica como amenorrea todo tipo de ausencia de la menstruación por más de 6 meses, es decir, cuando hace más de seis períodos que no aparece. Además, también existen amenorreas de varios tipos, cada una de ellas con distintas causas y en consecuencia, distintos síntomas.

Tipos de amenorrea

  • Amenorrea fisiológica o primaria: Pueden considerarse como tal la menopausia y la ausencia de la menstruación antes de la pubertad. Además, si consideramos amenorrea como la falta de regla de forma literal, también podría incluirse aquí el embarazo y la lactancia, ya que en todas estas situaciones la falta de menstruación es inevitable.
  • Amenorrea patológica o secundaria: Este tipo de amenorrea puede deberse a causas muy diversias y a otros tipos de patologías que se incluyen como síntoma la falta de regla. Para sufrir este tipo de amenorrea patológica la mujer debe de encontrarse en edad fértil y haber tenido previamente varios períodos de menstruación. Por tanto, podemos decir que la amenorrea no es una enfermedad, por el contrario, es una situación que se produce debido a otras enfermedades.

Las causas de la amenorrea

Es difícil conocer la causa por la que a una mujer le deja de venir la regla, ya que existen muchos tipos de causas posibles. En una amenorrea fisiológica, las causas pueden ser el embarazo, la lactancia, la menopausia o el retraso en la evolución hormonal de una niña durante su pubertad.
Pero entre las causas de una amenorrea patológica, las principales y las más comunes entre la mayoría de mujeres se deben a otras enfermedades:

  • Síndrome de ovario poliquístico: En este caso, la alteración hormonal y el desequilibrio de estas provocan que no se produzca la ovulación y por consecuencia, no haya períodos de menstruación.
  • Disfunción ovárica: Cuando los óvulos de una mujer dejan de funcionar correctamente de forma prematura, el primer síntoma de esta enfermedad es la falta de la menstruación. En la disfunción ovárica pueden entrar varias patologías, como la menopausia precoz en mujeres que aún no han cumplido los 40 años, fallos ováricos prematuros o alteraciones endocrinas, suprarrenales o tiroideas.
  • Hiperprolactinemia: Cuando se produce un tumor benigno en la hipófisis, se sufre una elevación en la producción de prolactina causando una posterior amenorrea. Esta es una patología menos frecuente, pero que también se debe tener en cuenta cuando no se pronuncia una menstruación.
  • Alteraciones hormonales: El hipotálamo es una región del cerebro que se encarga de liberar hormonas, actuando a diferentes niveles del organismo. En ocasiones este sufre alteraciones hormonales, ocasionando estrés, depresión, aumento o pérdida excesiva de peso, etc. Cuando se producen estas alteraciones físicas y/o psíquicas, en la mayoría de casos también les sigue la ausencia de la regla.

Además, existen otras causas, ya menos frecuentes, que pueden ocasionar una posterior amenorrea. En estos casos se incluiría la anemia, el ejercicio físico intenso, el consumo de tabaco e incluso el consumo de algún tipo de fármaco, como las pastillas anticonceptivas.

Lo síntomas de la amenorrea

Cada tipo de amenorrea tiene sus propios síntomas, dependiendo de las causas que la provoquen. Por lo tanto, dependiendo de la causa de la amenorrea, la mujer sufrirá unos síntomas u otros, entre los que se encuentran estos:

  • Cuando se trata de una alteración en las hormonas sexuales femeninas, los síntomas más comunes son la sequedad y atrofia vaginal, sofocos, pérdida de la densidad mineral ósea y en general, los principales síntomas de una menopausia.
  • En el caso del síndrome de ovario poliquístico, la mujer puede sufrir acné, obesidad y aumento del vello corporal.
  • Cuando la causa de la amenorrea se debe a la prolactinoma, los síntomas pueden ser dolores de cabeza, alteraciones visuales y secreción láctea en las mamas.

La amenorrea es una patología poco conocida, pero muy común. Se recomienda visitar a tu ginecólogo de cabecera regularmente para prevenir los posibles síntomas y evitar a tiempo cualquier tipo de enfermedad más grave. ¡No dudes en consultar a EasyFIV todas tus dudas! Estaremos encantados de ayudarte y atenderte en todo lo que necesites.

¿Qué es la amenorrea y por qué se dá?

Es un término médico cuyo significado la ausencia del periodo menstrual de una mujer durante su edad reproductiva. Cuando una mujer está embarazada sus paradas de ciclo, también de lactancia (lactancia materna) provoca este trastorno. El Método de Lactancia y Amenorrea (MELA) es un término utilizado como forma de anticoncepción que existe cuando está amamantando.

El origen de la palabra viene del griego «a» (que significa «no»), «men» (en castellano «mes»), y «rhoja» (que quiere decir «flujo») – no hay flujo mensual.

Se divide generalmente en dos tipos:

La primaria
La menstruación no ocurre durante la pubertad, nunca tiene lugar. Según el NHS (National Health Service) del Reino Unido, se considera como anormal cuando una niña no se ha iniciado el desarrollo físico sexual y la menstruación en el momento en que ella tiene 14 años de edad, o si ha empezado con los períodos menstruales a los 16 años, pero no tiene un desarrollo físico sexual.

La secundaria
El período de la mujer ha empezado pero se detiene. Esto puede ser fisiológico (natural, normal), ya que durante el embarazo o la lactancia, o bien patológico cuando es causada por algo que es médicamente dañino. En la mayoría de los países los médicos definen este tipo como una ausencia de la menstruación durante al menos seis meses en una mujer que solía tener períodos normales.

¿Es posible el embarazo con amenorrea secundaria?

La amenorrea secundaria no es motivo de infertilidad, a menos que la pérdida del periodo haya sido evidente y continuada, sin tratamiento durante muchos meses o incluso años. En el 85 por ciento de los casos, un simple cambio en la dieta o estilo de vida puede traer de vuelta las hormonas en equilibrio, lo que permite tener un embarazo saludable y fácil.

En los casos en los que un cambio de estilo de vida no funciona el médico puede recetar reemplazos hormonales. Este trastorno no tratado adecuadamente puede hacer que sea más difícil quedar embarazada, y puede conducir a la osteoporosis.

Consideraciones a tener en cuenta

Si no has tenido el período por unos meses y no estás embarazada, es importante consultar a un médico. Si no es tratada a tiempo, puede tener efectos secundarios desagradables, y que hará que un conseguir un embarazo en algún momento de la vida sea muy difícil de lograr.

Generalmente es causada por algún trastorno ginecológico, o peso excesivamente bajo. Si el IMC (índice de masa corporal) cae por debajo de 19, el riesgo de desarrollar este problema aumenta significativamente. La pérdida de peso grave puede ser causada por una enfermedad física o un trastorno alimentario.

De acuerdo con el NHS, aproximadamente el 3% de las mujeres se ven afectadas. Un número significativo de atletas de competición y bailarinas profesionales de ballet se ven afectadas.

El periodo también puede dejar como resultado de la agitación emocional severo o estrés extremo.

Algunos medicamentos, tales como la progesterona, anticonceptivos, así como una serie de fármacos psiquiátricos pueden provocar la ausencia de menstruación.

Esto, también puede ser consecuencia de una enfermedad de larga duración, como el síndrome de ovario poliquístico, o insuficiencia ovárica prematura.

Amenorrea es el término usado cuando una mujer o adolescente no menstrua. Hay dos tipos de amenorrea:

  • Amenorrea primaria: cuando una joven de 15 años todavía no ha tenido su primera menstruación (o han pasado 5 años de los primeros indicios de pubertad).
  • Amenorrea secundaria: cuando una joven o mujer ha estado menstruando, pero su periodo menstrual no se presenta durante 3 meses o más.

¿Cuáles son los síntomas de la amenorrea secundaria?

Los síntomas varían según la causa. Las mujeres pueden tener olas de calor, descarga de leche de los pezones, sequedad vaginal y cambios en la visión. A algunas mujeres les sale acné y vello en la cara y el cuerpo. Muchas mujeres no tienen síntomas; simplemente no menstrúan.

¿Qué causa la ausencia de periodos?

Es natural que las mujeres dejen de menstruar durante el embarazo, si están dando de lactar por un periodo largo y si empiezan la menopausia. Las píldoras e inyecciones anticonceptivas y los dispositivos intrauterinos que contienen hormonas causan amenorrea en algunas mujeres. Varios trastornos pueden causar amenorrea secundaria.

Trastorno

Causas

Insuficiencia ovárica primaria, también llamada falla ovárica prematura (menopausia antes de los 40 o POF en inglés)

  • Cromosomas anormales
  • Problemas del sistema inmunológico
  • Daño a los ovarios por quimioterapia o radiación

Ausencia de ovulación por mucho tiempo (producción de un óvulo por el ovario) debido a trastornos del hipotálamo

  • Estrés mental
  • Pérdida de peso o peso corporal muy bajo
  • Desórdenes de la alimentación como la anorexia
  • Ejercicio excesivo
  • Tumor en el hipotálamo

Ausencia de ovulación por mucho tiempo debido a trastornos de la pituitaria

  • Incremento de prolactina debido a un pequeño tumor benigno
  • Daño en la pituitaria
  • Radiación en la cabeza

Equilibrio anormal de otras hormonas

  • Síndrome de ovarios poliquísticos (PCOS en inglés)
  • Problemas en las glándulas suprarrenales o la tiroides

Tejido cicatrizal en el útero

  • Algunos procedimientos uterinos como dilatación y legrado o curetaje (D & C)
  • Infección

¿Cómo se diagnostica laamenorrea secundaria?

Su médico le preguntará sobre su historia médica y le hará un examen físico. Le hará una prueba de embarazo. Es probable que su médico ordene exámenes de sangre para determinar su nivel de FSH, LH, TSH y prolactina. Las pruebas de sangre también pueden determinar el nivel de andrógenos y examinar si hay trastornos de las glándulas suprarrenales o tiroides.

Si tiene insuficiencia ovárica primaria y tiene menos de 30 años, su médico puede examinarle los cromosomas para ver si la causa es una anormalidad genética. Si su médico piensa que tiene problemas en la glándula pituitaria o el hipotálamo, le hará un examen de resonancia magnética (MRI en inglés) para obtener una imagen del cerebro. A algunas mujeres también les hacen este examen para obtener una imagen de sus órganos reproductivos.

¿Cuál es el tratamiento para la ausencia de periodos?

El tratamiento depende de la causa de su amenorrea. Las opciones de tratamiento incluyen

  • Medicamentos que ayudan a controlar niveles hormonales anormales
  • Cirugía en caso de tumores en la pituitaria, ovarios o glándulas suprarrenales
  • Consejos sobre cómo mantener una dieta balanceada, mantener un peso saludable y controlar el estrés

Su médico también le puede recetar terapia con estrógeno para aliviar las olas de calor y sequedad vaginal, y para proteger sus huesos. Los suplementos de calcio y vitamina D, conjuntamente con ejercicio para desarrollar fuerza, también la ayudarán a mantener sanos los huesos.

Si está tratando de quedar embarazada, es posible que necesite otros tratamientos.

¿Qué debe hacer si le preocupa la ausencia de periodos?

Si no ha menstruado en más de 3 meses, consulte con su médico. En la mayoría de los casos, las causas de amenorrea secundaria pueden ser detectadas fácilmente y tratadas con éxito.

Preguntas que debe hacerle a su médico:

  • ¿Cuál es la principal causa de la ausencia de periodos en mi caso?
  • ¿Qué opciones de tratamiento tengo?
  • ¿Cuáles son las ventajas y desventajas de estas opciones de tratamiento?
  • ¿Debo consultar con un endocrinólogo con respecto a mi afección?

¿Qué es la amenorrea? Posibles causas, consecuencias y tratamiento

Para que se considere un caso de amenorrea, la regla debe retirarse durante un periodo mínimo de tres meses. La ausencia, además, se debe producir después de que varios ciclos menstruales se sucedan de forma normal. Este trastorno, que afecta alguna vez en su vida al 4% de las muejres, es muy común, por ejemplo, entre deportistas de élite o personas que se someten a dietas muy extremas. Además, se asocia a trastornos alimenticios como la bulimia o la anorexia. Así, la amenorrea suele resolverse cuando se inicia un tratamiento que resuelva la afección de fondo, por lo que la ausencia de regla durante el embarazo y la lactancia no se considera amenorrea. Pero, ¿a qué otras causas puede deberse y cuáles son los síntomas y consecuencias?

Tu navegador no puede mostrar este vídeo

¿Cuáles son los tipos de amenorrea?

Existen dos tipos de amenorrea: la amenorrea primaria y la secundaria. La amenorrea primaria se da en las mujeres que nunca han menstruado y el límite para padecerla son los 16 años, aunque se trata de un límite orientativo. Se trata de casos en los que la adolescente ha desarrollado los órganos sexuales y ha crecido con normalidad y, sin embargo, no menstrúa. Por otro lado, la amenorrea secundaria se da en el resto de mujeres que, habiendo menstruado, dejan de tener le regla durante varios meses seguidos, al menos, seis.
Existe, por otro lado, la amemnorrea natural que se produce, como su nombre indica, por causas naturales: el embarazo, el periodo de lactancia y la menopausia.

Causas de la amenorrea y síntomas para aprender a identificarla

La ausencia de regla puede estar motivada por causas naturales, como hemos dicho, o bien producida por desórdenes hormonales o como un efecto secundario por la ingesta de medicamentos.
Amenorrea provocada por medicamentos o anticonceptivos
La amenorrea puede estar provocada por el consumo de anticonceptivos orales y el uso de anticonceptivos inyectados o dispositivos intrauterinos, que pueden provocar que la menstruación se retire. La regla puede incluso tardar en volver después de dejar de utilizar estos anticonceptivos.
Algunos otros tipos de fármacos, como los antihistamínicos, los antidepresivos, los antipsicóticos, la quimioterapia o la medicación para regular la presión arterial también pueden provocar amenorrea.
Cambios en el estilo de vida
Las alteraciones bruscas de nuestro estilo de vida o algunos factores relacionados con él pueden provocar que la regla se retire. Es el caso de personas que aumentan o bajan mucho de peso. Por ejemplo, si a causa de una dieta o un trastorno de la alimentación el peso corporal normal desciende en un 10%, las funciones hormonales se ven afectadas, por lo que la ovulación puede detenerse. También el exceso de ejercicio físicmo o un índice de grasa corporal demasiado bajo pueden tener este efecto. Es por ello que muchas deportistas de élite sufren amenorrea.
El estrés y la ansiedad intensos son otros dos factores que pueden afectar al ciclo menstrual, ya que pueden alterar el funcionamiento del hipotálamo, encargado de regular los niveles de hormonas. Cuando el estrés y la ansiedad disminuyen, la regla debería volver con normalidad.
Desequilibrios y trastornos hormonales
El síndrome del ovario poliquístico (SOP) es uno de las causas más comunes de amenorrea, ya que se trata de una dolencia muy común. Este trastorno provoca niveles de hormonas muy elevados que se mantienen en el tiempo, no permitiendo que estos niveles sean fluctuantes como lo serían en un ciclo menstrual normal.
El hipertiroidismo y el hipotiroidismo, provocado por un funcionamiento irregular de la glándula tiroidea, y los tumores hipofisarios –en la hipófisis– también pueden ser una causa de la amenorrea.
También sufren amenorrea las mujeres que experimentan una menopausia prematura, que se presentaría alrededor de los 30 años cuando la menopausia normal se suele experimentar entre los 45 y 50 años. La retirada prematura del ciclo menstrual se puede deber, además, a un fallo ovárico prematuro asociado al cromosoma X frágil, una enfermedad genética por la que los ovarios dejan de funcionar con normalidad antes de cumplir 40 años.
Problemas estructurales en el canal vaginal, el útero o los ovarios
Es el caso de mujeres que sufran cicatrices o lesiones en el útero. Un ejemplo es el síndrome de Asherman, una patología por la que, después de una cesárea o una dilatación, se forma tejido cicatrizal en el revestimiento del útero.
Quienes nacen con un desarrollo incorrecto o insuficiente de los órganos genitales o quienes presentan anomalías estructurales en la vagina –como, por ejemplo, una obstrucción vaginal en la que una membrana bloquea el flujo sanguíneo hacia el cuello del útero– puede provocar la ausencia de regla.

Por último, la amenorrea puede estar motivada por antecedentes familiares de los que se hereda una predisposición a padecerla. Si es tu caso y quieres prevenirla, lo más recomendable es que lleves una buena alimentación, realices ejercicio siempre de forma moderada y moderes el consumo de tabaco y alcohol.
Parece obvio pensar que la amenorrea se identifica por la misma ausencia de regla, pero lo cierto es que es un trastorno que puede venir acompañado de otros muchos síntomas dependiendo de la causa que la haya originado, sobre todo en los casos en que ha sido provocado por alteraciones hormonales. Estos síntomas pueden ser:

  • Aumento o disminución del tamaño de los pechos
  • Secreción de las mamas
  • Caída del cabello
  • Alteraciones en la visión
  • Dolores pélvicos
  • Sequedad vaginal
  • Aumento o pérdida de peso bruscas
  • Brotes de acné
  • Aumento del vello corporal
  • Cambios de voz
  • Dolores de cabeza

Tratamiento y soluciones a la amenorrea

Si tienes 15 ó 16 años y todavía no has tenido tu primera regla, lo ideal es que consultes con tu médico. Deberás hacer lo mismo si el ciclo se te ha retirado durante al menos tres meses consecutivos. Para hacer un diagnóstico, el médico deberá realizar una serie de pruebas que determinen cuál es la causa y el tratamiento adecuado. La primera de ellas será una prueba que confirme o descarte un embarazo. Además de eso, se realizarán un análisis de sangre con el que comprobar los niveles de hormonals y la función ovárica del tiroides. Otras dos pruebas comunes en este diagnóstico son:

  • Prueba de estimulación hormonal: suministro de hormonas durante varios días para provocar el sangrado. Esta pruea confirma que la amenorrea se ha producido por falta de estrógenos.
  • Histeroscopia y pruebas de diagnóstico por imágenes: realización de ecografías, tomografías computarizadas y resonancias magnéticas. Estas pruebas se realizan para descartar anomalías en los órganos sexuales.

El tratamiento de la amenorrea dependerá de la causa que la motiven. Así, si se debe a un trastorno alimenticio, los ciclos menstruales se restablecerán con normalidad cuando la paciente vuelva a su peso normal y siga una dieta equilibrada. Si, por otro lado, se debe a un problema hormonal, se deberá tratar este trastorno de fondo con medicación. En muchos de estos casos se utilizan píldoras anticonceptivas y terapias hormonales.

Descubre: Las estrictas reglas que tienen que seguir los hijos de William y Kate

La ausencia de menstruación es un trastorno que sufren muchas mujeres. Puede producirse de forma natural durante la menopausia o a consecuencia de otros factores de riesgo como la anorexia o algunas enfermedades genitales. Analizamos sus causas y síntomas de la amenorrea.

¿Qué es la amenorrea?

La amenorrea es la ausencia de menstruación.

La amenorrea es la ausencia de menstruación de manera continuada durante seis o más meses. Se suele asociar a trastornos como la anorexia o como consecuencia de dietas extremas.

Causas de la amenorrea

El exceso de ejercicio físico y las dietas estrictas son alguna de sus causas.

Las causas principales son:

  • Tener ansiedad o estrés. Esto puede provocar la desaparición de la menstruación, del alagarmiento del ciclo menstrual o que la mujer tenga mas de una vez el período al mes.
  • Presencia de quistes ováricos.
  • Problemas orgánicos en el útero o en los ovarios o anomalías genéticas del aparto genital como el himen perforado.
  • Lleva una dieta muy estricta en nutrientes o sufrir trastornos de alimentación como la anorexia.
  • Obesidad. Esto puede producir un exceso de estrógenos, lo que puede influir en la frecuencia de los ciclos menstruales.
  • Realizar ejercicio físico de forma extrema puede afectar a los niveles de hormonas y que el cuerpo no ovule.
  • Síndrome de ovario poliquístico. Con esta patología no hay ovulación.
  • Menopausia.
  • Uso de algunos anticonceptivos orales.
  • Diabetes aguda o trastornos como el hipertiroidismo o el hipotiroidismo.
  • Consumo de determinados fármacos como los que se usan en quimioterapia, los antidepresivos, los tratamientos para la tensión o las alergias.

Síntomas de la amenorrea

Los más comunes de la ausencia de menstruación son:

  • Secrección y cambio en el tamaño de las mamas.
  • Sequedad en la vagina.
  • Pérdida o aumento de peso.
  • Ausencia de menstruación.
  • Aumento del vello corporal.
  • Dolores de cabeza.
  • Acné.

Hay dos tipos de amneorrea: primaria y secundaria.

  • Primarias

    Son las menos frecuentes y son las que se dan cuando una mujer a los 16 años no ha menstruado aún.

  • Secundarias

    Más frecuentes que las primarias, y son las que se dan por causas naturales. Dentro de este tipo hay que especificar la amenorrea fisiológica, que se produce a causa de un embarazo, en el periodo de lactancia y la menopausia. También se incluyen en este tipo de amenorrea las enfermedades de los ovarios, trastornos endocrinológicos, enfermedades autoinmunes o algunos medicamentos.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *