0

Cejas negras pelo rubio

Melena rubia + cejas oscuras = ¿acierto o error?

Seguro que has escuchado en más de una ocasión que a una melena rubia no le van unas cejas oscuras pero, amiga, las cosas han cambiado. Las normas de la moda y belleza están para saltárselas (hay que ser rebeldes, chicas) y lo que ayer era todo un pecado (beauty) hoy es lo más de lo más. Así que, si el tuyo es un look como el nuevo de Lily Collins (sí, la actriz ha dicho adiós a su melena oscura para convertirse en una nueva rubia) lleno de contrastes, has acertado.

Tal vez te intereseSer rubia está de moda: la tendencia Ice Blonde

Lo dicen los expertos en la materia que, si apuestas por una melena clara y cejas oscuras como es el caso de Lily o Cara Delevingne, estás en el buen camino.

El porqué, bien sencillo. El contraste hará que se potencien tus cejas y de esta manera que luzcas una mirada más interesante. Juvenil, también, si optas por la nueva tendencia de lucir unas cejas más pobladas. Porque eso de estar con la pinza de depilar todo el día a cuestas es cosa del pasado, unas cejas oscuras y más pobladas harán que tus ojos cobren una nueva vida y que su color se potencie aún más.

ADEMÁS: Un cardigan con lista de espera

Además, para aquellas que optan en estos días por seguir la tendencia del Ice Blonde (no serías la primera en dejarte seducir por él, mira) decir que si sumas a este contraste una raíz oscura y más marcada conseguirás un look más cañero y acertado. ¿Un ejemplo? Mira cómo lucía hace un tiempo la bella Kristen Stewart.

Todo un clásico

Y es que teñir nuestras cejas del mismo tono que nuestra melena, siempre en el caso que esta sea rubia, sumará a nuestro look unos cuantos añitos más. No es nada nuevo decir que si tienes las cejas rubias y, además, el pelo rubio, puede que parezcas algo mayor de lo que realmente eres.

Eso sí, aunque creas que sigues una tendencia nueva, recuerda que muchas lo hicieron antes que tú antes. Mira a Debbie Harry y su Blondie ochentero.

ADEMÁS: Blondie porque sí

¡Acierto seguro!

Fotos: Cordon Press e Instagram

Alerta tendencia: Cabello rubio con cejas oscuras

¿Crees que el contraste del cabello con las cejas es algo pasado de moda? ¡Pues no! Este estilo nos ha enamorado y es una de las tendencias más fuertes del momento. «Estamos reviviendo el estilo de belleza y moda de los años 90» nos cuenta la estilista de L’Oreal Professionnel Jason Backe. Te contamos las 4 razones, de por qué el rubio con la ceja oscura, son una combinación ganadora.

Razón #1: Es sorprendente

Cuando combinas el color de cabello con el de las cejas, consigues un look muy natural. En cambio cuando juegas con contrastes de color, creas una atención inmediata a tu rostro. «Sólo debes tener la suficiente confianza y personalidad para lucir este look más dramático» nos dice Backe.

Razón #2: Todas podemos lucir este look

Otra razón por la que adoramos este estilo, es que a todas nos queda bien. «Cualquier mujer puede llevar cualquier tono porque siempre hay variaciones del mismo para los distintos tonos de piel» nos dice Backe. «Sea cual sea la opción de color para tu cabello o para tus cejas, asegúrate de que se complementen entre sí». Consulta a tu estilista sobre tonos que se complementen y vayan con tu rostro.

Razón #3: Puedes controlar el contraste

Hay muchas variaciones de color para elegir y determinar cuánto contraste quieres crear entre el cabello y tus cejas. Cuánto más contraste, más dramático el look. «No hay una regla general, tú eliges la intensidad» dice Backe. «Creo que se puede conseguir un efecto muy impactante si por ejemplo combinas una coloración rubia muy clara con unas cejas negras». Sólo depende de tu estilo y gusto personal.

Razón #4: Es fácil de mantener

Independientemente de lo que creas, mantener una coloración no siempre tiene que ser difícil. Backe nos recomienda visitar el salon para un tratamiento de brillo entre los servicios de color para mantenerlo fresco y brillante. También nos recomienda los productos de la gama , para proteger tu coloración de los rayos UV, tal como lo haces con tu piel.

Blanca Suárez dice que llevar el pelo súper rubio con las cejas más oscuras no solo está de moda sino que queda genial cuando tienes los ojos marrones

Más sobre:

Blanca Suárez

Blanca Suárez es una de esas mujeres a la que le queda bien todo. Y cuando decimos todo es TODO. Lleva los piercings más guays, se hace los tatuajes tiny más bonitos y es la reina de las tendencias en cualquier estación. Pero sobre todo hay que destacar sus cambios de pelo. Existen muy pocas personas capaces de pasar con tanta maestría del castaño con mechas balayage más elegante al rubio total más en tendencia sin estar raras y la actriz es una de ellas. Y una de las claves para conseguirlo es dejar las cejas de su color natural, como hace Blanca y como puedes ver perfectamente en esta imagen que ha subido a sus Stories de Instagram.

Blanca Suárez, súper rubia y súper guapa. © @blanca_suarez Instagram Stories

Muchas mujeres caen en el error de pensar que cuando te aclaras el pelo, tienes que aclarar también tus cejas y, en algunos casos, esta acción es lo que hace que te veas súper rara. Pasar de un color de pelo oscuro a uno claro siempre suele resultar chocante pero si dejamos las cejas con su tono natural nuestra expresión no se verá tan cambiada.

Y es que, al contrario de lo que muchos piensan, llevar el pelo con un rubio muy claro y las cejas oscuras no solo no queda mal sino que queda IDEAL, y como ejemplo, la propia Blanca Suárez. Como también tiene los ojos marrones, se crea una armonía de color súper natural entre sus ojos y sus cejas que ayudan a equilibrar el efecto del pelo rubio tan claro. ¿El resultado? Blanca está guapísima, como siempre, y nosotras empezamos a pensar en llamar a la peluquería para copiarle el look.

Nuestros periodistas recomiendan de manera independiente productos y servicios que puedes comprar o adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Condenet Iberica S.L. puede recibir una comisión. Lee aquí nuestra política de afiliación.

Si existe una tendencia que -definitivamente- no pasado al olvido, es el pelo rubio. Por décadas ha sido la tintura más pedida por las mujeres, sin embargo, el ítem cejas puede ser determinante a la hora de llevarlo.
Decolorar para igualar o contrastar con el tono natural de las cejas… ¿La mejor opción? Las enemigas de la decoloración y propulsoras del look natural han optado por dejar las cejas oscuras, algo que finalmente se volvió tendencia y una que no ha dejado de serlo con los años. Es más, cada año algún referente del espectáculo lo actualiza y nos recuerda que las rubias con cejas oscuras son para siempre, y que deben apostar sin miedo por mantener el color natural de estas.

Debbie Harry no hubiese sido Blondie sin su melena tipo bob platinada con el marcado detalle de las cejas oscuras. Era el reflejo de esta tendencia en su máxima expresión. Y si de íconos hablamos, Madonna hizo lo mismo con su melena garçon rubia y cejas negras. La inspiración de la reina del pop fue tal que Kim Kardashian fue rubia platinada por 21 días solo por parecerse a ella.
Fue el objetivo de más de alguna estrella de la música y también de las actrices. Da lo mismo el tono de rubio (balayage, californiano, platinado, etc.), el contraste final lo ponen las cejas al natural sin igualarles el color con la tonalidad del pelo. Este contraste entre las cejas y el cabello se vuelve interesante y sensual, y algunas famosas que apostaron por este look se convirtieron en íconos de belleza como Brigitte Bardot y Marilyn Monroe.


Si bien para algunos no hay nada de «natural» en el contraste que se genera, lo cierto es que sí existen rubias, no teñidas, con cejas en tonos más oscuros que su color de pelo. Y si con ese argumento no es posible convencer a los detractores de la tendencia, quizás la actriz Sienna Miller y la modelo Cara Delevingne lo hagan.

Ambas son fieles a este estilo y supieron llevarlo a la pasarela y la pantalla, reinventándolo con los años. Y es que resulta ideal para las que se encantan con el rubio, pero aman sus cejas. Incluso la bloguera Chiara Ferragni se ha sumado a esta combinación ganadora.

Y si hablamos de rubias con cejas oscuras famosas, no podemos dejar fuera a Khalessi de Game of Thrones. El personaje de Emilia Clarke es un hit y lo mismo podríamos decir de su pelo.

Ahora bien, la idea tampoco es que se vea al extremo de falso. Claramente Khalessi es un ejemplo de esto con el platinado y cejas castañas.

Por otro lado tenemos quienes buscan destacar el tono dorado y los rasgos del rostro, optando siempre por algo que se vea más natural y que recuerde que hay un rubio de origen. Y aquí las hermanas Mary-Kate y Ashley Olsen son un buen ejemplo. Al igual que Delevingne y Miller, las hermanas nunca han sido amigas de las cejas decoloradas. Y es que las rubias en general, no tienen las cejas del mismo tono que su pelo. El sol, el verano, el clima en general, hacen de las suyas con el color, pero las cejas no se ven afectadas por lo que se mantienen siempre igual.

Oscurecer las cejas enfatiza ciertos rasgos en el rostro y, si no se lleva un maquillaje cargado en los ojos, combina perfectamente con un tono de labial oscuro. De hecho, los expertos recomiendan dejar los ojos en nude y enfatizar el color en la boca.
Finalmente resulta más natural dejarse las cejas oscuras que llevarlas al tono con el rubio de turno. Y algunas prefieren combinar raíz con cejas para así también darle el toque natural, alejándose un poco del contraste evidente.
Hoy las cejas son un accesorio más y se ha convertido en una extensión del pelo. Si en otra época se buscaba intensamente delinearlas perfectamente, hoy se agradece su densidad y naturalidad. Por lo tanto, las rubias con cejas oscuras continúan estando a la moda, o quizás ahora lo estén incluso más que antes.

Para hablar de cejas no hay nadie mejor en el mundo que Tonya Crooks, maquilladora y experta en enmarcar la mirada de las famosas como: Julia Roberts, Gwyneth Paltrow o Megan Fox son algunas de las clientas que han pasado por sus pinceles. Nos ha dado algunas pistas para aprender a cuidarlas en casa, cuando no estamos en manos de un experto. Su idea es que si aprendes a diseñar tus propias cejas, te verás estupenda siempre. ¿Sabes ese efecto óptico que se produce cuando aplicas la máscara de pestañas? Pues multiplícalo por cuatro. Sus básicos son:

  • Aprende a sacarte partido: estudia tus cejas, míralas y conócelas. No intentes copiar la forma de las de nadie, ni el color. Es un error muy común. Lo que le va bien a una persona, por muy famosa que sea, no te tiene porqué funcionar a ti.
  • El color de la ceja: Solemos utilizar el tono de lápiz incorrecto cuando nos pintamos las cejas. Cuando te compres uno elígelo del mismo color que el de la raíz de tu pelo. Tan solo tienes que acercar la punta y mirar que sea lo más similar posible.
  • Con arte: «trabaja tus cejas como si fueran un cuadro, pinta los pelitos con un movimiento natural, como si pintaras un cuadro», cuenta la experta y fundadora de la firma de productos específicos de cejas Brow Gal.

Lo más importante: nunca demasado finas, ni demasiado claras… ¡es fundamental!

Para todos los gustos
Como en todo en la vida, hay muchos grises entre el blanco y el negro. Puesto que unas serán más atrevidas que otras, existen multitud de grados de contraste entre un pelo rubio y unas cejas oscuras. Scarlett Johansson sería el ejemplo de contraste light entre cejas y melena. Durante sus últimas campañas publicitarias ha lucido cejas oscuras con su habitual cabello rubio y, la verdad, ha estado irresistible.
En el otro extremo y sólo apto para las más arriesgadas encontramos el ejemplo de Lady Gaga. Un claro ejemplo de llevar la tendencia hasta el extremo y salir micho más que viva en el intento. Eso sí, únicamente las más intrépidas pueden lanzarse a la caza de un cabello rubio, largo y muy claro en contraste con unas cejas amplias y totalmente negras. Muy conocido es también el rubio platino y cejas finas y negras de Gwen Stefani, otra que se tira a la piscina y sale seca y victoriosa. Mientras, las gemelas Olsen siempre se han caracterizado por unas cejas más bien oscuras en contraste con su cabello tirando a oxigenado y, ahora que está de nuevo de moda, ¿tratarán de cambiarlo?

0 errores al maquillar las cejas

Si tu cabello es rubio natural, evita pintar tus cejas con un lápiz demasiado oscuro. Lo ideal es utilizar un lápiz o unos polvos en tono grisáceo. Muchas marcas tiene lápices para las cejas especiales para rubias, la mayoría son en tonos grisáceos rosados. Importante: no traces líneas con contornos muy definidos, lo que has de hacer es rellenar tus cejas pintando pequeñas rayitas. Si te has decolorado el cabello, pide a tu peluquero que te decolore ligeramente las cejas. ¡Tu look será más natural!

Colorete: ¡Rosa en las mejillas!

Los tonos rosados iluminan la tez de las rubias. Los tonos rosa pálido son ideales para las mujeres con los tonos rubios más claros, mientras que los tonos rosa y melocotón son ideales para los rubios-dorados. Las mujeres con un tono de pelo rubio oscuro han de evitar el rosa pálido y optar por rosas tirando a marrón. Y ten en cuenta que, en todos los casos, el color terracota o los cobrizos tienden palidecer a las rubias.

Una boca de fresa: pintalabios para las rubias

Los trucos que te hemos dado para el colorete también se aplican a los pintalabios. En los labios, el rosa es un éxito garantizado. Si tienes el cabello rubio claro con reflejos dorados opta por tonos rosados con un transfondo marrón o beige. ¿Eres rubia platino? Entonces los rojos y rosas intensos son para ti. Pero cuidado, todos lo colores intensos requieren uniformidad y mucha precisión. Para un look perfecto utiliza un lápiz de labios del mismo color a tu pintalabios. Y sobre todo, ¡olvida los lápices más oscuros!

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *