0

Cena bebe 10 meses

Alimentos sólidos del bebé por edad: de 10 a 12 meses

Hasta ahora, el objetivo ha sido que tu bebé se acostumbre a la idea de los alimentos sólidos y a compartir la mesa con el resto de la familia. La leche materna o de fórmula es todavía una parte importante de su dieta. No obstante, al final del primer año, los alimentos sólidos serán una parte aún más importante de la nutrición de tu pequeño.

Señales de que está listo para comer una selección más variada de alimentos sólidos

  • Puede mantener la cabeza erguida por sí solo.
  • Puede sentarse bien en su sillita alta para comer.
  • Es capaz de hacer movimientos de masticado.
  • Muestra interés en la comida.
  • Puede cerrar la boca alrededor de una cuchara.
  • Toma cosas con el pulgar y el dedo índice (o pinzar objeto).
  • Puede transferir cosas de una mano a la otra.
  • Se lleva todo a la boca.
  • Ha comenzado a imitar el masticar, moviendo la mandíbula de un lado a otro.
  • Le resulta más fácil tragar la comida.
  • Tiene más dientes.
  • Ha desaparecido el reflejo de extrusión de la lengua, es decir, el reflejo de empujar con la lengua fuera de su boca todo lo que sea sólido.
  • Intenta usar una cuchara.

Alimentos que le puedes dar

  • Leche materna: alrededor de 3 a 4 veces al día. O bien leche de fórmula: alrededor de 3 a 4 biberones de 5 a 6 onzas (147 a 177 ml), al día.
  • Pedacitos de queso blando pasteurizado, yogur o requesón. Si te preguntas por qué esos productos lácteos se le pueden dar a un niño mucho antes que la leche de vaca (la cual no debería introducirse a la dieta del bebé hasta los 12 meses de edad), es porque los procesos de cultivo que se utilizan para fabricarlos hacen la proteína láctea más fácil de digerir y reducen las cantidades de lactosa.
  • Cereales fortificados con hierro (arroz, cebada, avena, trigo o de diferentes mezclas).
  • Frutas cortadas en cuadritos o tiras, o molidas.
  • Pedacitos de vegetales cocidos y suaves como chícharos (guisantes) o zanahorias.
  • Comidas “combo” (macarrones con queso, guisos o cazuelas).
  • Alimentos que pueda tomar con los dedos (cereal seco en forma de O bajo en azúcar; trocitos de pan ligeramente tostado; pedacitos de banana madura; pasta en espiral bien cocida; galletas especiales para la dentición).
  • Pequeñas cantidades de alimentos con proteína como huevos, purés de carne roja y carne de ave así como de pescado sin espinas. También puedes ofrecerle purés de legumbres que tengan la piel fina, como lentejas, chícharos (guisantes) y frijoles pintos o negros (habichuelas, alubias).

Cuánto debe comer por día

Otros consejos

  • Introduce los nuevos alimentos con tres días de separación entre uno y otro. De esta manera, si tu pequeño tiene una reacción alérgica podrás darte cuenta.

Revisado por la nutricionista Claudia González Revisado en febrero 2017

Referencias

AAP. 2012. Policy statement: breastfeeding and the use of human milk. American Academy of Pediatrics. Pediatrics 129(3):e827 -e841. doi: 10.1542/peds.2011-3552. pediatrics.aappublications.org/content/129/3/e827.full

AAP. 2015a. La transición a los alimentos sólidos. American Academy of Pediatrics. www.healthychildren.org/spanish/ages-stages/baby/feeding-nutrition/paginas/switching-to-solid-foods.aspx
AAP. 2015b. Trabajando juntos: lactancia y alimentos sólidos. American Academy of Pediatrics. www.healthychildren.org/spanish/ages-stages/baby/breastfeeding/paginas/working-together-breastfeeding-and-solid-foods.aspx

Recetas sencillas para prepararle a los bebés de 8 a 12 meses

La alimentación del bebé luego de los 4 meses puede ser complementada por los alimentos que le aportarán también todos los nutrientes necesarios para el desarrollo de su organismo. A continuación se presentarán algunas recetas sencillas de elaborar que le permitirán al bebé alimentarse de forma deliciosa y nutritiva.

Bolitas de Garbanzo con Pollo y Huevo

Ingredientes

  • 30 gr de Garbanzos
  • 1/4 huevo
  • Trozito de patata
  • 10 gr de pollo picado
  • Pan rallado
  • Aceite de oliva

Modo de preparación

  • Preparar los garbanzos previamente en una olla.
  • Se cocina la patata y el huevo duro en un recipiente a fuego lento.
  • En un sartén se sofríe el pollo, y luego se mezcla junto la patata y el huevo hasta formar un puré.
  • Con la mezcla ya preparada se amasa y se forman bolitas de un tamaño que el bebé pueda comer.
  • Por último se pasan las bolitas por el pan rallado y se procede a freírlos con el aceite.

Este plato puede servirse como plato principal y de postre ofrecerle al bebé una compota o una fruta

Sopa de tomate y cebolla

Ingredientes

  • Cebolla mediana
  • 2 tomates
  • 250ml de caldo de verdura casero
  • 1 cucharada de aceite de oliva

Modo de preparación

  • Se pelan los tomates y con la cucharada de aceite de oliva se sofríen junto con la cebolla.
  • Luego se le añade el caldo de verduras y se deja hervir por 15 minutos aproximadamente.

Esta receta puede complementarse añadiéndole 1 huevo.

La leche de vaca no es recomendable hasta después del primer año de edad, ya que puede tener altos contenidos de grasa, y es baja en hierro, puede causarle al bebé algún problema renal o alguna alergia.

Las 4 comidas podrían repartirse de la siguiente manera:

Desayuno: leche con cereales

Merienda de media mañana: una fruta, jugo de frutas.

Almuerzo: Puré de verduras, sopa de verduras con vegetales. Puede estar acompañado de arroz, pasta o legumbres.

Merienda media tarde: frutas con leche.

Cena: Puré de verduras con carne o yema de huevo, y cereales.

Noche antes de dormir: una toma de leche.

En estos meses puede incluirse en la dieta del bebé quesos bajos en grasa y sal. Los yogures también pueden sumarse ya que ayudan a la restauración de la flora intestinal y estimulan al sistema inmunológico, son bajos en lactosa y ayudan a que el bebé pueda digerirlos fácilmente.

Si se habla de pescado y de huevos pueden incluirse luego de los 10 meses de edad, ya que específicamente los huevos pueden causar alergias.

Después del primer año puede incluirse al bebé en la dieta familiar.

ALIMENTACION INFANTIL

El niño puede alimentarse sólo con leche materna los seis primeros meses de vida. De no darle lactancia materna habrá que iniciar, entre los 4 y 6 meses, la alimentación complementaria.

Hay que tener presente que la introducción precoz de alguno de estos alimentos conlleva algunos inconvenientes, como los que se producen en el caso de las alergias. Por eso, si en su familia existen antecedentes de alergias, deberá consultar con su pediatra.

Entre los pediatras podrán existir pequeñas variaciones en la fecha de introducción de alimentos, pero siempre estarán comprendidas entre las que se consideren adecuadas para el bebé.

ALIMENTACION 1º MES DE VIDA

Lactancia materna exclusiva.

Durante la primera semana de vida se ofrecen al bebé 8 tomas al día de 60-90 ml, al 14%, es decir con 2-3 medidas rasas de fórmula adaptada de inicio. Se puede iniciar con cantidades menores e ir aumentando hasta el nivel deseado según el peso del niño.

En las semanas siguientes se aumenta el volumen hasta 90-120 ml, lo que significa 3-4 cacitos rasos de la fórmula, 7-8 tomas al día (según el descanso nocturno).

La ganancia semanal de peso aproximada durante el primer mes de vida será de 200 a 250 gr.

ALIMENTACION 2º MES DE VIDA

Lactancia materna exclusiva.

Si toma fórmula adaptada de inicio como único alimento el volumen será de 120 ml por toma inicialmente y se irá aumentando hasta 130-150 ml según el apetito del niño. Se ofrecerán 7 tomas al día. No se ha de forzar al niño a que se acabe los biberones.

ALIMENTACION 3º MES D E VIDA

Lactancia materna exclusiva.

Si la madre se reincorpora al trabajo y quiere seguir con la lactancia materna exclusiva tiene varias alternativas:

a)Extracción y conservación de la leche en el lugar de trabajo: la madre se extrae con un sacaleches la leche en su horario laboral y luego cuando vuelve a casa y esta con el niño, le da todas las tomas que pueda. La persona al cuidado del bebe, le suministrara la leche extraida por la madre durante las horas de trabajo, mientras que la madre este fuera de casa.

La leche extraída, debe conservarse a la temperatura y en recipientes adecuados.

b) También existe la posibilidad de que un familiar acerque al bebé al trabajo para que la madre pueda amamantarlo o que la madre pueda salir del trabajo para hacerlo ya en casa, ya en una guardería cercana. Esta opción debe calibrarse ya durante el embarazo, buscando en la empresa aquellas medidas que mejor se ajusten al horario, tipo de trabajo y deseos de la madre lactante.

Si la madre se reincorpora al trabajo y quiere seguir con la lactancia materna pero no desea o no puede extraerse la leche, puede usar biberones de formulas adaptadas para aquellas tomas en las que se encuentre en su lugar de trabajo.

Si toma fórmulas adaptadas el volumen aproximado de leche será entre 150 cc y 180 cc por toma, 5-6 tomas al día.

La ganancia de peso semanal en este periodo de tiempo será de 175-200 gr.

ALIMENTACION 4º MES DE VIDA

Lactancia materna exclusiva.

Si se toma fórmula adaptada, seguirá siendo fórmula de inicio, y con un volumen entre 150- 180 ml por toma (4-5 tomas al día).

En esta edad se puede iniciar la introducción de la alimentación complementaria, aunque lo más recomendable es espera al 5º mes y nunca esperar más allá del 6º mes, ya que la lactancia materna o las fórmulas adaptadas después del 6º mes, no permiten el aporte nutricional adecuado.

Si inicia la alimentación complementaria en el 4º mes es preferible que lo haga con papillas de frutas.

Si el niño es estreñido es recomendable darle zumo de naranja recién exprimido y rebajado a la mitad con agua, empezando con una cucharadita para ir aumentando progresivamente según la edad y la tolerancia intestinal

ALIMENTACION 5º MES DE VIDA

Lactancia materna.

Cuando comience con la alimentación complementaria, ofrezca al niño el pecho primero y después el resto de los alimentos. Vuelva a ofrecerle el pecho al final de la comida.

Mientras el bebe haga cuatro tomas de pecho, no necesita otros alimentos lácteos como yogur, queso u otras leches en papillas o purés.

Los cereales pueden prepararse con leche materna, agua, caldo o añadirlos a las papillas de fruta. No es necesario darlos con una leche artificial.

A partir de esta edad los biberones se deben preparar con leche adaptada de continuación: 180-240 cc /toma (4-5 veces/día), preparada de igual forma (1 cacito raso por cada 30 ml de agua).

A partir de quinto mes, como normal general, se debe iniciar la alimentación complementaria.

Asegúrese que el aporte de leche no sea inferior a 500 ml/día para asegurar el aporte suficiente de calcio y de proteínas mínimas necesarias para el crecimiento.

Entre alimento y alimentos que introduzca, es conveniente, espera 4 a 7 días, para que el niño se habitúe a cada alimento por completo y poder advertir que alimento ha producido la intolerancia o la reacción alérgica.

Se suele comenzar con cereales sin gluten y luego seguir con las papillas de frutas

Si rechaza algún alimento, no insistir y reintroducirlo al cabo de una o dos semanas.

Los sólidos, deben ofrecerse con cuchara. Deje que el niño experimente comiendo primero con sus dedos y luego con la cuchara.

Cereales sin gluten

– Preparar el biberón de leche normalmente (Ej. 180 cc de agua con 6 cacitos de leche) y añadirle los cacitos de cereales, comenzando con 2 ó 3 cacitos e ir aumentando progresivamente para aumentar su consistencia hasta papilla (6-7 cacitos de cereales).

– Sustituir con los cereales la toma del desayuno o de la cena.

– No añadir los cereales cuando el agua está todavía hirviendo, ya que además de mezclarse peor, se pueden perder algunas propiedades nutritivas.

– De los preparados comerciales existentes de papillas de cereales es conveniente iniciar su introducción con un cereal de grano simple como el arroz, maíz, soja o tapioca que causan menos alergias.

– Las papillas de cereales tienen un mayor valor energético que los biberones y una absorción más lenta, por eso en los niños se retrasa la sensación de hambre, permitiendo el espaciamiento entre las tomas, por eso las tomas sean cada 4 horas en vez de cada 3.

Papillas de frutas

– La iniciaremos unos días después de haber introducido los cereales, sustituyendo como norma general la toma de la merienda. La fruta debe de estar pelada y habiéndole retirado las pepitas.

– Se puede iniciar con zumo para seguir con una papilla batida hecha con plátano maduro, manzana y pera al que se añada el zumo de naranja. Se utilizarán 2 ó 3 piezas de frutas para cada toma.

– Una vez que se han tolerado las anteriores se irán introduciendo sucesivamente todo tipo de frutas, aunque debemos evitar, hasta pasado el primer año de vida, algunas frutas potencialmente alergénicas como la fresa, el melón, frambuesa, moras y el melocotón.

– Para la preparación de las papillas de frutas no es necesario añadir leche, pero en algunos casos y para favorecer su aceptación por el niño, se pueden añadir a un biberón con 60 cc de agua y 2 cacitos de leche, e incluso si no lo acepta se podría añadir además 1 ó 2 cacitos de cereales sin gluten batidos con los trozos de frutas.

Esquema alimentación 5º mes

Desayuno(8:00): Biberón o papilla de cereales sin gluten

Comida (12:00): Biberón

Merienda (16:00): Biberón o papilla de frutas.

Cena (20:00): Biberón o papilla de cereales

Recena (24:00): Biberón. No es obligado, sólo si el niño lo pide

NOTA: recuerde que durante el 5 º mes se sustituye una sola de las tomas (desayuno o cena) por la papilla de cereales.

ALIMENTACION 6º MES DE VIDA

– En esta edad introduciremos el pollo y las verduras.

– Es mejor variar la combinación de las verduras cada día para evitar que el niño se acostumbre a un mismo sabor y se aburra.

– El puré preparado con estos ingredientes sustituirá la toma de la comida.

– La introducción de las verduras se hace inicialmente con caldo vegetal, para probar la tolerancia e iniciar la diversificación de sabores y, posteriormente las daremos en forma de purés.

– Empezaremos con verduras como la patata y zanahoria, continuando con el apio, puerro, calabaza, calabacín, cebollas, judías verdes y tomate. Posteriormente se añadirá todo tipo de verduras EXCEPTO las espinacas y remolacha, que sólo se deben introducir a partir del primer año de vida por su alto contenido en nitratos.

– Se deben de evitar también verduras que provoquen aires como la col, coliflor,etc.

– Es aconsejable añadir a este puré una cucharadita de postre (5 ml) de aceite crudo de oliva.

– Por el contrario NUNCA adicionaremos sal.

Esquema de alimentación 6º mes

Desayuno (8:00): Biberón o papilla de cereales sin gluten

Comida (12:00): Papilla de pollo con verduras

Merienda (16:00): papilla de frutas

Cena (20:00): Biberón o papilla de cereales sin gluten

Recena (12:00): Biberón

Aporte mínimo de leche. 500 ml/día

Alimentación en el séptimo y octavo mes de vida

ALIMENTACION A PARTIR DEL 7º MES

– Introduciremos dos alimentos nuevos:

-Papillas de cereales con gluten.

-Carnes diferentes a pollo en la papilla de verduras.

Cereales con gluten

Estos cereales contienen un compuesto proteico llamado gluten que puede provocar intolerancia en muchos niños, siendo la enfermedad más grave la enfermedad celiaca. Cereales con gluten son: trigo, centeno, avena y cebada. Por este motivo no es conveniente darle al niño alimentos que puedan tener gluten, como son las rosquillas, pan, galletas, etc

-Carnes variadas

Habíamos comenzado con el pollo a los 6 meses, que es una carne más ligera y fácil de triturar, a partir de ahora lo alternaremos con la carne de ternera y más tarde el cordero. La cantidad será de 40-80 gr., asada (no frita con aceite) o hervida. Todo ello añadido al caldo/puré de verduras, y siempre sin añadir sal.

Esquema de alimentación 7º-8º mes

Desayuno (8:00): Papilla de cereales con gluten

Comida (12:00): Puré de verduras con carne (pollo, ternera o cordero)

Merienda (16:00): papilla de frutas

Cena (20:00): Papilla de cereales con gluten

Recena (12:00): Biberón (si lo pide el niño)

Recuerde que se debe asegurar un aporte de leche de 500 ml al día

ALIMENTACION DEL 9º AL 12º MES DE VIDA

Pescado blanco

A partir de los 9 meses e incluso unos días antes si no han existido intolerancias a otros alimentos, es recomendable la introducción del pescado, que suele sustituir la toma de la cena. Se debe preparar cocido y sin sal y empezando siempre con pescado blanco por tener menor cantidad de grasa y ser potencialmente menos alergénico. Añadir 50 ?70 gramos de merluza cocida o lenguado a un caldo de verduras.

Se podrían añadir 2 ó 3 cacitos de leche para completar el aporte lácteo diario (prueba estas combinaciones para saber que es lo que más le gusta a tu hijo.)

Utilizar el pescado 3 ó 4 veces a la semana.

Carnes variadas

Además del pollo, ternera o cordero, podremos ir introduciendo otras carnes más grasas como el cerdo, conejo, intentando retirar la grasa (dejar sólo el magro), en una cantidad entre 70 y100 gr.

Yema de huevo

Empezar con la yema cocida, blanda (pasada por agua) o dura y rallada 2 a 3 veces por semana, añadiéndola a los purés de verdura con carne o pescado, siendo prudente ofrecerla de forma progresiva, inicialmente un cuarto, la semana siguiente media y más tarde entera. NO darle el huevo entero (ya que la clara del huevo contiene una proteína muy alergénica que no debe de introducirse hasta pasado el año de edad).

Esquema de alimentación 9º-12º meses

-Desayuno (8:00): Papilla de cereales con gluten (250 ml)

-Comida (12:00): Todo tipo de caldos purés de verduras con carne (pollo, ternera,

-Cordero), pescado blanco o yema de huevo cocida. De postre dar una pieza de fruta

-Merienda (16:00): 2 piezas de frutas o papilla de frutas. También se le puede dar un yogur sin azúcar (aunque es preferible la fruta)

-Cena (20:00): Igual que la comida (normalmente se da el pescado por la noche)

-Recena (12:00): Biberón (si lo pide el niño)

Se debe asegurar un aporte de leche de 500 ml al día.

ALIMENTACION A PARTIR DEL 12º MES DE VIDA

A partir del año de vida se pueden introducir algunos cambios y alimentos nuevos en la alimentación de nuestro hijo:

Leche de vaca

Aunque es recomendable seguir usando fórmulas adaptadas hasta los 2 ó 3 años de vida (aporte optimo de nutrientes y vitaminas), a partir del año de vida podríamos empezar a darle leche de vaca normal, inicialmente semidesnatada y después entera.

Ya que hemos introducido la leche de vaca normal, no hay inconveniente en dar otros derivados lácteos como yogures, natillas, quesos que nos ayudarán a completar el aporte lácteo diario de 500 ml al día, asegurando la cantidad de calcio que necesita nuestro hijo para su desarrollo y crecimiento.

Tener en cuenta que un yogurt o unas natillas de 100 gr equivalen a unos 125 cc de leche.

Legumbres

Añadirlas a los caldos de verdura con carne, y siempre quitándoles la piel antes de triturarlas (garbanzos, lentejas, judías blancas…). Su administración debe de ser muy gradual y progresiva (1-2 veces por semana). A partir de los 18 meses se pueden dar con la piel.

Huevo entero

No más de 2 ó 3 veces por semana, preferentemente cocidos o como tortilla.

Nunca debemos dar huevo crudo (por ejemplo añadirlo en la sopa, porque se digiere menos del 50% y se corre el riesgo de transmisión de infecciones como la salmonella).

El menú del bebé de 10 meses

La comida del bebé de 10 meses va ganando en variedad. Ya no conviene que le des los purés muy triturados y finos para que vaya acostumbrándose a las texturas más gruesas. Prepara sus purés al vapor, microondas, horno o a la plancha y añade unas gotas de aceite pero nada de sal ni azúcar.

Tu pediatra te indicará cómo organizar sus menús de acuerdo con su ganancia de peso y crecimiento. Las pautas serán parecidas a lo que te señalamos a continuación.

Desayuno: una toma de leche materna si aún continúas con la lactancia o un biberón de leche de continuación con cereales.

Almuerzo: puré de verduras con 30-40 g de carne (ternera, pollo, pavo, jamón york) alternando con pescado blanco en la misma cantidad o la yema de un huevo duro. También puedes sustituir la patata del puré por lentejas o garbanzos mezclados con los vegetales para que el puré resulte más ligero. Es importante que se los des machacados, no puede aún digerir la piel de las legumbres. Adereza con unas gotitas de aceite y no añadas sal. De postre, dale un yogur para bebé, una toma de leche o algo de leche de crecimiento.

Merienda: papilla de fruta con una galleta para bebé completado con algo de leche o yogur para bebé. Recuerda dejarle que juegue con la comida comiéndose trocitos.

Cena: una toma de pecho o un biberón de leche con cereales. Si tu bebé come poca cantidad de puré al mediodía o si está muy gordito, puede que tu pediatra te aconseje darle puré en la cena y eliminar los cereales.

Menú para bebés de 10 meses

¡Todo va cada vez más rápido! Ahora que tu bebé tiene 10 meses puede comer más cosas y explorar nuevos sabores y texturas. Ya come solito y seguro ya comenzó a encontrar sus sabores favoritos. Aunque tu bebé ya puede tomar agua y otras bebidas como jugos sin azúcar añadida, la leche materna continúa siendo un alimento presente en su dieta, ya que es importante fuente de nutrición para tu bebé. Es importante que sigas amamantando complementando con otros alimentos y bebidas.

Ahora tu bebé está cada vez más activo y debes asegurarte de que reciba los nutrimentos necesarios. Tu bebé necesita una dieta con un consumo adecuado de vitamina A, hierro, zinc, proteínas y calorías. Recuerda que tu bebé es pequeño y debes moderar su consumo de azúcar y sodio.

Aunque tu bebé coma más cosas, es importante que consuma alimentos de acuerdo a su etapa. Esto asegurará que reciba las porciones y nutrimentos que necesita. También es importante que cuides la cocción y consistencia de sus alimentos y las porciones de acuerdo a su estomaguito.

A continuación te dejamos un menú con ideas de alimentos y porciones para tu bebé de 10 meses:

(Descárgalo aquí)

Durante esta etapa, tu bebé estará aprendiendo a formar hábitos saludables para sus primeros años y para toda su vida.

Considera que, además de recibir los nutrimentos necesarios para crecer correctamente, estarás sentando las bases para que aprenda a comer dándole diferentes sabores, formas y texturas.

Finaliza el:16/03/2020

Máquina de Originales Danone. ¡Prueba Suerte!

Máquina de Originales Danone. ¡Prueba Suerte!

Número de participaciones 135012

Participar

A los 10 meses el pequeñín ya tendrá casi una dieta casi igual de variada que el resto de la familia. Durante esta etapa estarás más tranquila ya que probablemente harás un mismo menú para todos y sólo tendrás que chafar o triturar un poco el plato del pequeñín para que le sea más fácil comerlo.

Este mes solo tendrás que iniciarlo al huevo aunque el pediatra te dirá si hay que retrasarlo un poco según el historial de alergias. El huevo es un alimento especialmente delicado ya que a los niños de entre 1 y 2 años les provoca intolerancias y alergias en muchos casos. Sin embargo no debemos renunciar a él ya que contiene muchas proteínas que contienen todos los aminoácidos esenciales para el organismo.

Al ser un alimento especial también hay que introducírselo con más cuidado para evitar riesgos de intolerancia. Lo serviremos cocido y triturado, añadido al puré del mediodía (para facilitar la digestión). El primer día le serviremos la yema y entre 7 y 10 días después añadiremos también la clara. En cuanto a cantidades, se aumentará la dosis progresivamente. La primera vez le daremos un cuarto de huevo, el segundo medio y así sucesivamente. El pequeño podrá tomar huevo con tranquilidad 2 o 3 veces por semana a partir de los 12 meses, en forma de tortilla, de huevo relleno, flan, etc.

También puede ocurrir que, a pesar de haber seguido los consejos del pediatra, ha presentado intolerancia al huevo. En ese caso puede permanecer o puede desaparecer a partir de los 3 o 4 años si eliminamos completamente el huevo de su dieta.

Menú semanal para el bebé de 10 meses

El menú semanal del peque debe componerse de:

  • Una papilla de cereales con leche materna o de fórmula y media fruta para desayunar
  • Otra media fruta para el almuerzo
  • Una comida completa gracias a una papilla de verdura con carne o pescado y fruta para el postre
  • La merienda, en la que podemos optar por un Mi Primer Danone, fruta o leche
  • La cena, con sopas, purés de verduras, arroz… (evitamos carne, pescado y huevo)

Como puedes ver, el peque tomará dos o tres veces diarias fruta y leche. Podemos aprovechar para que el peque experimente comiendo él solito dándole la fruta madura a trocitos. Esta técnica se llama Baby Led Weaning y le permite al pequeño iniciarse con los sólidos masticando y perfeccionar su habilidad con las manos.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *