0

Cenas bebes 1 año

Al cumplir su primer año, el bebé empieza una nueva etapa en su alimentación. A esta edad el niño ya puede comer todo tipo de alimento, aparte de que podrá adquirir hábitos saludables.

Poco a poco, el niño ya podrá masticar alimentos troceados y disfrutar de todo lo que come, compartiendo mesa con los demás de la familia. También podrá experimentar una comida más completa, con un primer plato (puré de verduras, sopas, etc.), un segundo (carnes, huevo, etc.), y un postre (yogur, fruta, etc.)

Necesidades nutricionales para un bebé de 1 a 2 años

Las necesidades nutricionales de un niño dependerán de su desarrollo, de su peso y medidas, y también de su grado de actividad, si camina, gatea, etc. En líneas generales, debería ingerir:

– Calorías – 1.200 a 1300 Kcal/día
– Proteínas – 25 a 30 gr/día
– Hidratos de carbono – 100 a 160 gr/día
– Grasas – 35 a 45 gr/día
Entre el primer y el segundo año de vida, la leche es un alimento muy importante para satisfacer las necesidades diarias de vitamina D de los bebés. A esta edad el bebé necesitará de 500cc a 700cc de leche entera al día. También se puede reemplazar parte de la leche con productos lácteos como un yogur, quesos y otros. Lo ideal es que el bebé vaya dejando el biberón para pasar a tomar leche en vaso o taza.

Aparte de la leche, es importante ofrecer una variedad de alimentos nuevos al bebé. Se debe vigilar la calidad de los alimentos y no tanto las cantidades. Es importante que los bebés coman diariamente cereales, ya que le provee hierro, coman 2 porciones de vegetales crudos o cocidos, una porción de fruta, 50 a 100 gr de carne, y que se siente en la mesa con la familia, por lo menos una vez al día.

A esta edad los bebés todavía imitan los buenos hábitos de los adultos. Además, los padres podrán vigilar a su bebé por si se atraganta o se mancha. La calidad de los alimentos es lo más importante. Se debe evitar los alimentos o preparaciones, muy condimentadas, picantes, saladas o azucaradas.

Menú para niños de entre 1 y 2 años

Desayuno Media mañana Comida Merienda Cena
Media taza de leche de vaca entera Un yogur Media taza de ensalada de zanahoria cocida y tomate con aceite de oliva 30 gr de queso fresco o petit suisse Media taza de pasta con queso rallado
60 – 120 gr. de cereales sin azúcar Media rebanada de pan integral 80 – 100 gr. de pollo a la plancha Media taza de pera cortada en cubitos Tortilla francesa de un huevo
Media taza de manzana cortada en cubitos Media taza de pera cortada en cubitos Media taza de arroz con calabacín a la plancha Media rebanada de pan integral 60 – 100 gr. de espinacas rehogadas con aceite

Fuente consultada:

– Pediatriaynutricioninfantil.com
– ZonaDiet.com

La organización y planificación resulta clave al momento de resolver las comidas de la familia de forma saludable, por ello, tal como lo hicimos para niños de entre 6 y 12 meses de edad, hoy te mostramos un menú saludable para niños de entre 1 y 3 años que puede servir como guía para crear nuestro propio menú en casa.

La alimentación de los niños después del primer año

La OMS recomienda a partir de los 12 meses de edad integrar a la mesa familiar a los niños, pues desde ese momento los pequeños pueden consumir casi todo, exceptuando alimentos que al probar tolerancia hayan ocasionado alguna reacción alérgica.

En esta etapa, a diferencia de la anterior en que los bebés recién comenzaban a alimentarse, la leche materna o de fórmula cubrirá el 40% de las calorías diarias y los alimentos ajenos a la lactancia comenzarán a cubrir la mayor parte de la energía que los niños necesitan que se sitúa en más de 1000 Kcal diarias.

Ya se aconseja realizar cuatro ingestas diarias y si el niño lo demanda, una a dos pequeñas ingestas más tanto por la tarde como por la mañana, aunque los sólidos continúan siendo el complemento de la lactancia materna (o artificial) que la OMS recomienda hasta los 2 años de edad.

Las cantidades siempre serán a demanda de los pequeños, aunque se aconseja aproximadamente en cada comida un volumen de 250 gramos o el equivalente a una taza, nunca siendo recomendable obligar al niño a comer.

Menú para toda la familia

Como dijimos, los niños se suman a la mesa familiar, lo que nos obliga a elaborar platos saludables que recomendamos basar en alimentos frescos y evitar los procesados y ultraprocesados que aunque sean destinados al público infantil, pueden tener mucho azúcar, grasas de mala calidad y sodio en exceso.

Por supuesto, aconsejamos variar las preparaciones que realicemos y si hasta el momento no habíamos dado más que papillas a nuestros niños, comenzar con trozos y poco a poco acercarlos al uso de cubiertos para que llegados los tres años los niños coman a la par nuestra, sin dificultades.

Así, ofrecemos el siguiente menú saludable que podemos dar a nuestros niños de entre 1 y 3 años de edad:

Lunes

Desayuno

Barquitas de papaya con yogur y cerezas + leche

Comida

Filete de ternera a la plancha con calabaza y calabacín al horno. Nectarina.

Merienda

Tostadas de pan integral con puré de aguacate+ leche.

Cena

Bacalao (o cualquier otro pescado) con patatas al vapor (sin guindilla). Melón.

Martes

Desayuno

Melocotón fresco en trozos con copos de maíz y nueces trituradas + leche.

Comida

Arroz al horno con tomate con tacos de pechuga de pavo. Albaricoque.

Merienda

Galletas de avena y manzana sin huevo, azúcar ni lácteos + leche

Cena

Tortilla de brócoli con ensalada de vegetales a gusto. Ciruela.

Miércoles

Desayuno

Manzana rallada con copos de avena + leche.

Comida

Marmitako de salmón (o cualquier otro pescado). Melocotón

Merienda

Tostadas de pan integral con aceite de oliva y tomate + leche.

Cena

Ensalada de arroz y lentejas con aguacate y tomate. Sandía

Jueves

Desayuno

Vasitos de mango, yogur y semillas de chía + leche

Comida

Picanha (o cualquier otra carne) al horno con patatas y pimientos. Plátano

Merienda

Batido de pera, albaricoques y semillas de lino trituradas + leche.

Cena

Sartén de verduras y huevo (sin chile). Ciruelas.

Viernes

Desayuno

Barritas energéticas de orejones + leche

Comida

Palitos de merluza al horno con ensalada de alubias y zanahoria hervida en trozos. Nectarina

Merienda

Ciruelas picadas con copos de maíz u otro cereal triturado + leche.

Cena

Espárragos al vapor con huevo poché. Kiwi.

Sábado

Desayuno

Galletas sin azúcar + leche.

Comida

Pechuga de pollo asada con patata y zanahoria. Albaricoques

Merienda

Compota de manzana con copos de maíz + leche

Cena

Salmorejo de aguacate (sin vino blanco) y frittata esponjosa de alcachofas. Sandía

Domingo

Desayuno

Tortitas de plátano con dos ingredientes + leche.

Comida

Pasta de lentejas rojas con salteado de tomate cherry (sin guindilla). Ciruela.

Merienda

Tostadas de pan integral con queso fresco + leche.

Cena

Redondo de pavo y manzana en olla a presión con puré de calabaza y batata. Nectarina.

Como se puede ver, después del año ya es posible incorporar lácteos siendo siempre aconsejable escoger leche o yogur sin sabor ni azúcar añadido, así como queso fresco por su menor concentración de sodio y grasas.

Siempre que sea posible evitaremos el añadido de dulces y chucherías en dieta infantil, pues desplazan a otros alimentos más sanos y nutritivos. Asimismo, no se aconseja ofrecer zumos de frutas a los niños sino más bien, la pieza de fruta fresca.

Es posible realizar todas las comidas del menú o variar el número de ingestas así como las recetas propuestas acorde a la demanda y preferencia de cada niño, pues este menú no es para seguir al pie de la letra sino que sirve como guía para crear nuestro propio menú semanal saludable para niños de entre 1 y 3 años.

Imagen | iStock y Bebés y Más.

Menú para bebés de 12 meses: probando nuevos sabores

Hacia los 12 meses, el peso del bebé se ha triplicado desde su nacimiento. Ya empieza a masticar tenga o no dientes, aunque a esta edad la mayoría de los niños ya tiene alguno. El bebé está ya preparado para descubrir sabores más consistentes. Aquí encontrarás ideas y pautas de alimentación para tu bebé, ya que el menú de un bebé de 12 meses es más completo. Ya puede alimentarse con platos de cuchara a pesar de que continue con biberones o lactancia materna ya que debe seguir tomando el aporte suficiente de calcio.

Un menú para bebés de un año

Tu bebé ya está más acostumbrado a tomar papillas y purés, por lo que es momento de añadir nuevos sabores a su comida diaria. Puedes ampliar el espectro de verduras que toma e incluso, introducir las legumbres.

Proponle nuevas recetas: Ya no es preciso mezclar todos los alimentos, pero sí machacarlos con un tenedor cuando su consistencia lo permita. El bebé ya puede alimentarse exclusivamente con la cuchara y beber en vaso. Lo que no significa que no tome biberones de leche: debe tomar al menos dos al día. Al pequeño gourmet le gusta la sémola, los fideos… que espesan sus platos. Es también el momento de añadir legumbres (lentejas, judías, …) en puré y mezcladas con su puré de verduras. Los fabricantes de potitos rivalizan en imaginación en sus propuestas de productos variados y equilibrados en el plano nutricional. No hay que privar al bebé de estos preparados tan prácticos.

Cómo dárselo: No descartes los congelados de verduras. Muy frescos y sin sal o azúcar añadidas, representan una solución a la vez sana y muy práctica para sus primeras comidas de verdad. Esta etapa en la diversificación de su alimentación es primordial para ir acostumbrando al bebe a ingerir algo más que líquidos, de manera que acabe aceptando todos los alimentos sólidos necesarios para su desarrollo.

El menú del bebé de 12 meses

· Desayuno: 240 ml de leche de continuación o lactancia materna.

· Comida: 200 g de verduras con un chorrito de aceite, 25 g de proteínas (carne o pescado), fruta cruda o compota como postre.

· Merienda: 240 ml de leche o el equivalente (yogur u otros postres lácteos), compota y galletas.

· Cena: un puré de verduras y/o cereales o un chorrito de aceite, leche o postre lácteo, fruta fresca o compota.

Consejos para alimentar al bebé de 18 meses

– No dejes nunca que tu bebé coma solo sin vigilancia. Una lladada telefónica o una distracción, puede coincidir con un momento en el que el bebé se atragante, lo que resulta realmente peligroso.

– No es necesario que añadas sal a los purés del bebé, las verduras son lo suficientemente sabrosas como para que le atraigan esos sabores.

– Tampoco añadas azúcar a sus potitos o papillas de frutas, no aporta nada a nivel nutricional y puede causar problemas en sus dientes.

– No le des a tu bebé otra bebida que no sea agua o zumo de fruta.

– Come en su compañía cuantas veces sea posible. A través de la observación, tu bebé puede aprender a utilizar los cubiertos y a aprender a diversificar su alimentación.

Otros menús para el bebé según su edad

Menús para bebés de 6 meses

Menús para bebés de 18 meses

Menús para bebés de 22 meses

Sofía Amor. Periodista

La alimentación infantil es uno de los aspectos que más preocupa a los padres y para aportar nuestro granito de arena en estos momentos tan importantes, os presentamos una serie de recomendaciones nutricionales para bebés de entre 1 y 3 años que os ayudarán a crear una dieta sana, equilibrada y variada. ¡Enganchad este menú en vuestra nevera! ¡Así estaréis más tranquilos sabiendo que vuestro bebé está comiendo bien!

Aspectos que debes tener en cuenta:

  • A partir del año, si decides no continuar con la lactancia materna, ya puedes incorporar la leche entera de vaca en la alimentación de tu bebé.
  • Es recomendable utilizar distintas técnicas culinarias e ir variándolas, por ejemplo el hervido, la plancha, el guisado, el wok, el estofado, el vapor… Así nos aseguramos que se asimilan todos los nutrientes y, ya de paso, el pequeño se acostumbra a nuevos sabores.
  • Las espinacas y las acelgas presentan un alto contenido en nitratos, por eso es recomendable que estos alimentos no superen el 20% del plato.
  • Es preferible la carne blanca frente a la roja, que se debe reducir a dos veces por semana. Ejemplos de carne blanca son el pollo, el pavo o el conejo. También se aconseja no consumir carnes de caza, ya que la munición puede dejar restos de plomo.
  • Hay algunos tipos de pescado que contienen altos niveles de mercurio, y por ese motivo es recomendable evitar su consumo en niños pequeños. Estos pescados son el pez espada, el emperador, el cazón, la tintorera y el atún. Por otro lado, los crustáceos presentan un alto nivel de cadmio, y por eso evitaremos consumir habitualmente gambas, langostinos y cigalas.
  • Hay alimentos como los frutos secos o las palomitas, por ejemplo, que pueden provocar un riesgo de atragantamiento. Por eso es recomendable evitar estos pequeños alimentos como mínimo hasta los 3 años.

Y ahora, lo que todos los padres primerizos se preguntan… ¿Le estoy dando demasiada comida a mi bebé? ¿Estará pasando hambre? Realmente, cada niño es un mundo y las cantidades que deben tomar pueden variar ligeramente en función de la edad o su desgaste energético diario, pero nosotros hemos creado una tabla orientativa para guiarte un poco. Aun así, si te surgen dudas te recomendamos que te dirijas a tu nutricionista pediátrico para estar más tranquilos.

Para ponéroslo todo un poquito más fácil, también os traemos tres menús semanales muy equilibrados y variados que se adaptan a la edad y a las necesidades de vuestro bebé. ¡Esperamos que os gusten!

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *