0

Cerrar los poros

Tabla de contenidos

Guía de Programación

Son varias las causas que producen que los poros se vean más abiertos y antiestéticos. Puede deberse a la falta de buenos tratamientos exfoliantes, un mal cuidado de la piel, herencia, daños por el sol, aparición de puntos negros, dieta desequilibrada, etc.

Con estos consejos aprenderás cómo cerrar los poros de manera natural para verte mucho más bonita.

1-Mezclar 3 cucharadas de té verde frío (para contraer los poros) y 1 cucharada de arcilla verde, forma una pasta, pasando por la cara, dejar durante 30 minutos. Luego enjuaga con agua fría.

2- Otro consejo es mezclar 1 cucharada de fécula de maíz y 2 cucharadas de solución fisiológica helada o solución salina. Haz una pasta, pasa en la cara y deja reposar durante 20 minutos, luego enjuaga con agua fría.

3- Clara de huevo

Son muchas las propiedades de esta parte del huevo para nuestra belleza (por ejemplo para hacer una mascarilla para el cabello). Tonifica la dermis y reduce de a poco los poros ensanchados. Bate una clara de huevo con un tenedor y aplica una capa delgada en la cara. Deja 20 minutos y luego enjuaga con agua tibia. Puedes repetir hasta 3 veces a la semana.

4-Yogúr

Este lácteo no sólo sirve para regularizar el intestino sino que también tiene muy buenas aplicaciones externas para la estética. En este caso, está comprobado que actúa para cerrar los poros. Una vez a la semana aplica una mascarilla de yogúr en la cara. Deja actuar 15 minutos y enjuaga con agua templada.

5-Avena

Coloca una taza de avena en un procesador de alimentos o licuadora. Muele hasta que quede un polvo. Vierte media taza de agua templada y revuelve bien hasta que se forme una pasta. Aplica en el rostro y deja hasta que se seque por completo. Enjuaga la piel con agua templada.

6- Cubos de hielo

Toma del refrigerador algunos cubitos de hielo. Pásalos directamente sobre la cara, no más de 30 segundos para que no se queme la piel. Obtendrás un efecto tenso inmediato. Ideal para hacerlo después de bañarse.

7-Bicarbonato de sodio

Realiza una pasta mezclando bicarbonato de sodio y agua tibia en partes iguales. Con movimientos circulares, masajea en el rostro unos 30 segundos y enjuaga con agua fría. Repite durante una semana completa y la siguiente semana reduce a tres veces.

MIRA TAMBIÉN:

Los peores tratamientos estéticos: Miss Bumbum (Contenido explícito)

VIDEO: Facial de veneno de abeja para eliminar arrugas de Cassia Cardoso

Todo lo que debes saber sobre el rejuvenecimiento vaginal

Si bien la susceptibilidad a algunos problemas de la piel, como es el caso del acné, puede ocasionar que suframos de poros abiertos con mayor frecuentemente que otros tipos de piel. Es una realidad, que este problema no es excluyente, y le sucede a la mayoría con el paso del tiempo…

Esto porque el tamaño del poro puede ser afectado por cambios en la glándula folicular: es decir, por un mal higiene, que permite que la suciedad y células muertas de piel se acumulen en la cavidad, así como la exposición continúa al sol, de acuerdo a The Derm Review.

Diles adiós en minutos…

Si no sabes cómo cerrar los poros abiertos de tu cara, aquí te damos algunas opciones que solo te tomaran minutos:

1. Polvo de sándalo

Es un limpiador increíble. Mezcla 1 cucharada de polvo de sándalo con 1 de agua, y aplica sobre los poros abiertos por medio de masajes circulare. Después enjuaga con abundante agua fría.

2. Bicarbonato de sodio

Tiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias que te encantarán. Para ello, mezcla dos cucharadas de bicarbonato de sodio en dos de agua hasta generar una pasta, la cual deberás aplicar a través de pequeños masajes en la zona afectada.

Deja reposar por 10 minutos y después enjuaga con agua fría.

3. Carbón activo

Es un desintoxicante natural. En un plato deposita el carbón activo de una cápsula (éstas las puedes comprar en una tienda naturista), una cucharada de leche y una de grenetina.

Cómo cerrar los poros del rostro de manera natural

Desde una buena exfoliación, ya sea con ingredientes naturales o de cosmética, hasta el uso de hielo podrán ayudarte a lucir un rostro terso y libre de granitos

Para tener un cutis sano y lindo es importante realizar una buena limpieza diaria y cada cierto tiempo hacerse una exfoliación. Una de las cosas que más desean las mujeres y también los hombres es evitar los poros abiertos, que a la larga desencadena el acné o puntos negros.

Cómo cerrar los poros de manera natural

Exfoliar la piel: hacerlo una vez por semana con avena o café ayudará a proteger mejor la piel de tu cara. Las células muertas y la suciedad de los agentes exteriores obstruyen los poros.

Limpia tu cara: mantener el rostro limpio ayuda a que éste genere capas de protección más efectivas ante los agentes exteriores y los radicales libres.

Remedios naturales contra los poros abiertos

Recuerda que antes de aplicarte alguna de estas recetas y más aún si tienes la piel sensible, es mejor consultar con un dermatólogo.

  • Cubos de hielo: frotar unos cubos de hielo durante 15 o 30 segundos ayudará a tensar la piel y cerrar los poros.

  • Bicarbonato de sodio: lo encuentras en la farmacia. Mezcla dos cucharadas con dos de agua tibia, coloca como una mascarilla, deja que actúe por 30 segundos y retira con agua.

Otra opción es mezclar media taza de agua, un cuarto de taza de leche con dos cucharaditas de bicarbonato. Esta mascarilla entrará en tus poros y los limpiará de manera profunda, atacando las bacterias que podrían generar una obstrucción más adelante.

  • El agua fría: durante 5 o 7 días lava por las noches y luego reduce la acción a tres veces por semana.
  • Mascarillas con yogur: el yogur natural contiene ácido láctico y probióticos que controlan las bacterias que causan el acné, reduciendo el tamaño de los poros. Aplica durante 5 o 10 minutos de forma uniforme y luego enjuaga con agua tibia. Se recomienda hacerlo una vez a la semana.
  • Alimentación e hidratación: incluye en tus comidas carnes magras, granos integrales, frutas, verduras y ácidos grasos omega 3. Toma agua en reemplazo de bebidas azucaradas. No abuses de los lácteos.
  • Protector solar: no solo evitarás manchas sino protegerte contra el cáncer de piel. Se recomienda usarlo en verano como en invierno.
  • Cosméticos: existen algunas cremas y tónicos que regeneran las células. Las que contienen retinoll, vitamina C y ácido glicólico, por ejemplo, harán que luzcan más pequeños.

Los poros son la salida natural de las glándulas sebáceas al exterior, a través de la que el cuerpo elimina toxinas y otras sustancias con ayuda del sudor. Las causas de que estas salidas se muestren más dilatadas de lo normal son variadas y debe determinarlas un dermatólogo: cambios hormonales, adolescencia, acné, calor o humedad en el ambiente o el uso de determinados medicamentos pueden favorecer este aspecto más abierto. Aunque es algo más común entre los hombres, los poros dilatados son una consulta muy frecuente sobre todo entre las mujeres.

Todos los tratamientos disponibles pueden mejorar el aspecto, pero es cierto que, con el tiempo, los poros pueden volver a tener la misma apariencia que al principio.

Existen diferentes tipos. El primero, el más fácil y suave, consiste en aplicar crema con retinol en la zona. Estos productos pueden adquirirse directamente en farmacias sin necesidad de prescripción, pues contienen una concentración de retinol muy baja, pero suficiente para alisar la superficie de la piel: al estar más lisa y más tersa, los poros también parecerán más cerrados.

Hay productos un poco más fuertes, que deben estar pautados por un dermatólogo, y que contienen retinoides que tienen una acción de alisado más potente. Además, se pueden tomar retinoides por vía oral, pero durante un periodo limitado de tiempo.

Otro paso más es el láser que, al destruir la capa córnea —la capa superficial de la piel—, hace que esa sensación de poro dilatado sea mucho menor.

Con los productos tópicos hay que ser constante y, si optamos por el láser, hay que repetir el procedimiento periódicamente porque generan mejoría, pero con el tiempo y por la tendencia genética de cada persona, los poros dilatados vuelven a aparecer.

(*) Paloma Borregón es dermatóloga colegiada y miembro de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) y la Fundación Piel Sana.

Puedes seguir Buenavida en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a la Newsletter.

¿Los poros abiertos de la piel ni se cierran ni se destruyen? Esto es lo que dicen los dermatólogos

Para entender la veracidad de la afirmación de la doctora Molina –y el titular de este artículo– expliquemos por qué los poros de piel no se pueden cerrar. Sí, sentimos sacarte del engaño, pero hay razones fisiológicas que lo explican todo. «El poro es el orificio por donde el folículo piloso y la glándula sebácea se abren a la piel. El tamaño del poro es diferente en cada tipo de piel y en cada persona. La edad es uno de los factores que más influye en su tamaño, pues con la edad la piel pierde elasticidad y la capacidad de mantener el tamaño del poro. Los hombres también tienen más tendencia a tener el poro más grande, debido a que su capacidad hormonal provoca una producción de grasa extra. Existen muchos productos cosméticos que aseguran ‘cerrar o disminuir’ el tamaño del poro, pero esto es muy difícil», explica la experta. Pero no queremos decir con esto que haya que conformarse con el tamaño del poro que tenga nuestra piel, porque existe una alternativa para que el poro ópticamente parezca más pequeño : la limpieza exhaustiva de la piel. Así lo confirma la dermatóloga, que invoca con ahínco a las bondades de entregarse a una buena limpieza diaria de la piel ya que «un poro limpio, opticamente parecerá más pequeño», afirma.

¿Cómo ha de ser la limpieza del poro?

Editorial ‘Belleza 90s’, Vogue.es, 2017.

© Berta Pfirsich. Realización: Rosa-Safiah Connell

¿Cómo ha de ser la limpieza perfecta para que ese poro se vea limpio y, por tanto, más pequeño? «Una limpieza con exfoliación favorece la renovación cutánea y hará que esta se vea más luminosa ya que sería el mismo efecto que conseguimos con un peeling químico, pero de forma física o mecánica. Esto ayudará a limpiar el poro», explica la dermatóloga, que también aconseja incluir el paso de las mascarillas faciales en nuestra rutina beauty. Y es que la experta, aunque no considera que sean un paso necesario, sí es recomendable incluirlas por dos ventajas fundamentales. «La primera es que la oclusión que producen en la piel favorece la absorción de los principios activos que contienen hasta 100 veces. De hecho, la oclusión es un mecanismo para favorecer la absorción percutánea de medicamentos que los dermatólogos usamos mucho con medicaciones tópicas como corticoides, anestésicos, analgésicos… La segunda es que permiten una limpieza más exhaustiva del poro», afirma.

¿Las cremas ayudan?

En la misma línea van la respuestas de otro dermatólogo, Eduardo López Bran, director de Clínica IMEMA y jefe del Servicio de Dermatología del Hospital Clínico San Carlos, que incide en la eficacia que pueden tener ciertas cremas a la hora de disminuir la actividad de la glándula sebácea para hacer el poro menos visible. «Utilizar cremas con ácido retinoico o derivados puede ayudar. De igual forma, las cremas con ácido glicólico y ácido salicílico que regulen un poco la producción de queratina a nivel del poro». Por tanto, aunque con estas cremas no se puede cerrar un poro abierto –condicionado por factores genéticos, hormonales y por la edad– se podrá hacer menos obvio.

La importancia del fotoprotector

¿Algo más que se podamos hacer para intentar mantener el poro limpio y menos visible? Utilizar fotoprotector–»El daño solar también influye mucho en el tamo del poro», afirma la doctora Molina– y cuidar la alimentación. Aunque tanto López Bran como la doctora Molina insisten en que la alimentación y los hábitos de vida inflluyen poco en el tamaño del poro, el doctor Bran sí recuerda que antes se pensaba que la dieta rica en hidratos de carbono o el chocolate favorecían la formación. «Hoy no se recomienda ningún tipo de dieta específica, pero si alguien observa que comiendo ciertos alimentos ve que el poro aumenta, debe reducir el consumo de estos», apunta Bran.

El tratamiento con el que logré una piel híper lisa y poros más disimulados

Los 9 trucos de una editora de belleza para tener la piel más bonita

El primer cosmético que deberías poner en tu piel por la mañana, según los dermatólogos (y no es fotoprotector)

Nuestros periodistas recomiendan de manera independiente productos y servicios que puedes comprar o adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Condenet Iberica S.L. puede recibir una comisión. Lea nuestra política de afiliación.

Cómo tratar los poros dilatados

Los poros faciales dilatados siguen siendo una preocupación dermatológica y cosmética común del acné y la rosácea, entre otras afecciones, que son difíciles de tratar debido a su naturaleza multifactorial y al impacto negativo en la calidad de vida de quien los presenta.

Se suelen abordar principalmente mediante el tratamiento de factores relacionados, como el aumento de la producción de sebo y el envejecimiento cutáneo. A continuación, te mostramos cómo proceder para combatirlos.

Rutina para cerrar los poros dilatados

Los poros dilatados son difíciles de tratar, en parte debido al desconocimiento de la causa que los provocan. Por lo tanto, para un tratamiento adecuado y efectivo se debe acudir al dermatólogo, de este modo se estudiará el caso de manera individual.

Aunque hay muchos factores que inciden en la presencia de poros dilatados, algunos cuidados básicos pueden ayudar, en gran medida, a reducirlos.

Los tratamientos para los poros dilatados normalmente tienen como objetivo principal disminuir la producción de sebo, rejuvenecer la piel, eliminar el vello o disminuir el tamaño de los folículos.

Sin embargo, se podría reducir su tamaño con una rutina de cuidados adecuada y respetuosa con tu tipo de piel. Esta podría ayudar a proteger la piel ante agresiones y evita la presencia de imperfecciones como los puntos negros y acné. ¿Te interesa? Atiende a lo siguiente:

  • Limpia tu pielregularmente con un limpiador suave para mantenerlos limpios y libres de suciedad.
  • Cuando limpies tu cara, aplica compresas frías en las mejillas para eliminar los poros abiertos, ya que el frío ayuda a cerrarlos. Si el área está muy afectada, emplea hielo.
  • Exfolia tu piel una vez a la semana con productos no abrasivos, libres de jabones y alcoholes, para eliminar las células muertas y mantener los poros limpios. Así, promoverás la renovación celular.
  • Aplica un tónico facial al menos 2 veces al día, como el hamamelis, si tu piel no se seca en exceso.
  • Utiliza una crema hidratante oil free todos los días. Así prevendrás la sequedad de la piel y la mantendrás suave e hidratada.

Remedios caseros para eliminar los poros dilatados

Como hemos comentado, los poros faciales dilatados pueden tener muchas causas,normalmente son el resultado de una piel grasa, debido al exceso de sebo que producen las glándulas sebáceas, aunque también influyen la genética o el envejecimiento.

No dudes en consultar con tu dermatólogo el tratamiento más adecuado para tu caso concreto. Se recomienda limpiar la cara con regularidad, para ayudar a eliminar el exceso de sebo y reducir el tamaño de los poros.

Existen remedios caseros que, aunque no dan resultados permanentes, pueden ser un apoyo para ayudar a disminuir los poros dilatados temporalmente. Eso sí, antes de llevar a cabo estos pasos consulta con tu dermatólogo.

Lee este artículo: ¿Por qué es importante la rutina de limpieza facial?

Vapor facial

Un método utilizado sobre todo para tratar el acné es el vapor para ayudar a limpiar los poros dilatados. Para ello:

  • Cubre tu cabeza con una toalla y coloca la cara sobre el agua bien caliente, por lo menos a 5 centímetros de distancia para evitar quemaduras.
  • Deja que el vapor limpie los poros durante 10 minutos y, luego, enjuaga tu cara con agua fría.

Exfoliación con azúcar

  • Agrega el agua a unapequeña cantidad de azúcar para preparar una pasta.
  • Extiende la pasta por la piel con un ligero masaje y déjala actuar durante 15 a 20 minutos.
  • Por último, enjuaga con agua tibia; esto podría ayudar a eliminar la grasa y la suciedad y hacer que los poros se vean más pequeños.

Lee también: Cómo preparar un exfoliante con aspirinas y miel de abejas

No dudes consultar con tu dermatólogo el tratamiento más adecuado para tu caso. Estos remedios podrían ser un complemento, en el caso de que el profesional así lo considere.

5 formas de cerrar los poros abiertos de tu cara

SALUD

Lee 5 formas de cerrar los poros abiertos de tu cara. Hoy re dejamos algunas formas de cerrar los poros de tus mejillas y nariz en sólo 2 minutos.

Escrito por: Valeria Ávila
val_avila

El no poder cerrar los poros abiertos son un problema al que muchas mujeres nos enfrentamos.

Y esto no quiere decir que tengamos problemas de limpieza, simplemente tiene que ver con nuestro tipo de piel, pero afortunadamente hay formas de hacer que esos poros grandes luzcan más pequeños o se cierren por completo.

Es por eso que hoy te dejamos 5 formas de cerrar los poros abiertos de tu cara que estoy segura te funcionarán.

1. Utiliza hielo.
El hielo es sumamente útil para hacer que los poros luzcan más pequeños ya que ayudan a que la piel gane firmeza. Al reafirmar la piel los poros reducirán su tamaño.

Lo que debes hacer es lavar tu rostro ya sea en la regadera o en el lavabo, pero la piel debe estar completamente limpia, y después sólo pasa el hielo por tu rostro.

Repite por varios días y verás la diferencia.

8 tips de maquillaje para mujeres con poros abiertos

2. Tratamiento de belleza de vapor.
Los tratamientos con vapor son excelentes para minimizar la apariencia de los poros, esto se debe a que el vapor caliente abre los poros y permite que cualquier suciedad o aceite que los obstruya se escurra.

Para hacer un tratamiento de vapor sigue estos pasos:
1. Hierve un poco de agua y viértela en un recipiente a prueba de calor.
2. Agrega un par de gotas de aceite de árbol de té si tiene piel propensa al acné.
3. Baja la cara sobre el recipiente y coloca una toalla sobre tu cabeza.
4. Permite que el vapor llegue a tu cara durante unos diez minutos.
5. Cuando hayas terminado, lávate la cara y luego salpica tu rostro con agua fría.
El vapor no elimina el aceite o la suciedad, así que primero lava tu rostro. Luego, salpica tu rostro con agua fría para ayudar a cerrar los poros.

3. Bicarbnonato de sodio.
Haz una pasta de una cucharada de bicarbonato de sodio y un poco de agua. Aplica esta pasta a las áreas problemáticas y deja secar durante 5 minutos antes de enjuagar con agua tibia.
Esto puede ayudar a minimizar la apariencia de los poros. El bicarbonato de sodio también seca la piel, lo que puede ayudar a combatir el acné.
Lee: Mascarillas para olvidarte de los poros dilatados

Este video te puede interesar

4. Usa productos que tenga retinoil

Los retinoides son derivados de la vitamina A que se usan en muchos productos contra el envejecimiento y el acné.

Los retinoides aumentan la renovación celular, lo que ayuda a destapar los poros y los hace parecer más pequeños.

Está disponible en muchos productos anti-envejecimiento que se venden en farmacias y tiendas de productos de belleza.

Habla con tu dermatólogo antes de comprar este producto.

5. Tratamientos láser.
Los tratamientos con láser proporcionan una solución permanente para los poros grandes. Los tratamientos con láser aumentan la producción de colágeno, lo que hace que los poros se vean más pequeños. El principal inconveniente del tratamiento con láser es el costo. Es probable que requieras de dos a tres sesiones, pero para soluciones extremas te lo recomiendo ampliamente.

¿Te funcionaron estos tips?
Lee:

Rutina de belleza para disimular poros abiertos

Los poros son pequeños orificios que recubren y atraviesan la primera capa de la piel. Son billones los que recorren la superficie cutánea y su función es permitir la salida de los conductos pilo sebáceos de la piel.

Asimismo, eliminan el sudor, las toxinas y diferentes sustancias, al igual que absorben nutrientes externos, como las cremas y regulan e hidratan la temperatura corporal de la piel.

Junto al acné, los poros abiertos son uno de los principales problemas estéticos que, aunque no son una enfermedad o condición difícil de eliminar, suelen ser molestos y generar batallas en tu gabinete. Para ayudarte a tratar efectivamente esta condición, a continuación te explicamos cómo cerrar poros abiertos.

¿Cuál es la causa de los poros abiertos?

La apariencia de los poros varía en cada persona. Hay quienes nacen con los poros agrandados, otros podrían tenerlos así debido a cambios hormonales, edad o genética.

Su tamaño varía de acuerdo con su ubicación y se concentran mayormente en la zona T, compuesta por la frente, la nariz y la boca, donde suelen estas más abiertos.

En un poro dilatado entra mucha más suciedad que a uno que no lo está y hasta podría llegar a infectarse y terminar convirtiéndose en una molestosa espina de acné.

Dentro de sus causas más relevantes, destacan:

  • Tipo de piel.
  • Genética
  • Ciertos medicamentos (anticonceptivos, estrógenos)
  • Modificaciones Hormonales
  • Adolescencia
  • Edad
  • Menopausia
  • Calor o humedad en el medioambiente
  • Acné
  • Afecciones de absorción de fluidos sebáceos

Examinar los poros abiertos

Entender las características cutáneas del paciente es imprescindible para cerrar poros abiertos de la forma más inocua y eficaz posible. Por esto, debemos revisar con detenimiento la condición del rostro antes de aplicar cualquier tratamiento.

El proceso de examinación de la piel en el gabinete comienza por la observación a simple vista del paciente, en la cual se toman en cuenta características visibles para tipificar la piel. Una vez hecho esto, se utilizan distintos tipos de lupa para detallar mejor la zona.

Una de ellas es la lupa de mano, la cual se acerca a la zona a evaluar y permite visualizar la profundidad y características del folículo piloso y del poro correspondiente, así como también características y aspectos generales de la piel.

Otra opción es la lámpara de luz fría con lupa, puesto que aporta mayor iluminación focalizada y sin sombras.

¿Cómo cerrar los poros de forma efectiva?

A diario el cutis se enfrenta a la contaminación, el polvo, las altas temperaturas y la grasa que la propia piel produce.

Todos estos factores hacen que las impurezas se acumulen en los poros obstruyéndolos y haciendo que los mismos se abran. Por ello, es imperativo limpiar el rostro de forma periódica.

Como profesional, es importante no crear falsas expectativas y tomar en cuenta que el problema de los poros abiertos no se puede revertir al 100%, aunque sí se puede atacar más a fondo y controlarlo con tratamientos.

Tratamientos para cerrar poros abiertos

Estos son algunos de los puntos a seguir para tratar poros dilatados:

    1. Higiene e hidratación

    La forma más sencilla y económica de cerrar poros abiertos. En este caso, debemos utilizar productos adecuados al tipo de piel del paciente para limpiar y eliminar restos de células renovadas, polución, sebo y maquillaje. De esta manera, se obtendrá una mejor permeabilidad en la piel, a través de principios activos, que ayudan a disminuir la amplitud del poro.

    Aplicar una crema hidratante libre de aceites por la mañana y en la noche garantiza una piel tersa y libre de los efectos de deshidratación, lo cual permite que los poros no se obstruyan.

    2. Exfoliación

    Este proceso ayuda en gran medida a cerrar poros abiertos por un corto periodo de tiempo. Si la piel es muy sensible o tiene acné es recomendable utilizar enzimas exfoliantes en las que se encuentre alfa-hidroxiácidos (AHA ) en vez de gránulos por fricción.

    Junto a esto, es aconsejable que los exfoliantes contengan retinol para que la producción de células sea más eficiente y, de esta manera, puede realizarse una exfoliación desde adentro.

    3. Mascarillas

    La aplicación de mascarillas de fango o arcilla ayuda a mejorar el estado de los poros, ya que estas absorben el sebo de la piel y el resto de impurezas, permitiendo que estos puedan disminuirse.

      La mascarilla de arcilla es una de las mejores opciones para cerrar poros abiertos, ya que actúa como un agente antibacteriano y neutraliza las impurezas propias de la piel.

      Principios Activos que puedes utilizar:

      • El ácido glicólico en los exfoliantes ayuda a suavizar. De esta forma, los poros se desbloquean y su tamaño disminuye.
      • Es bueno usar betahidroxiácidos como el Ácido Salicílico, puesto que higienizan el poro en profundidad por su carácter lipofílico.
      • Acompañar el proceso de micropeelings es de gran ayuda, pues hace que tu cutis se renueve, mediante antioxidantes como la vitamina C, E y ácido glicólico.
      • Para no perder firmeza, juntar el tratamiento para los poros con productos con Retinol y ácido Hialurónico, ya que hidratan la piel y ayudan a la sujeción del rostro.

      Faciales recomendados para mejorar la textura y tamaño de los poros

      Como punto de partida, la limpieza o higiene facial es fundamental, sobre todo en el ámbito domiciliario y dos veces al día. Para ello, es bueno usar productos básicos, como emulsiones, cremas o sprays de limpieza ricos en vitamina A y E; lociones tónicas intercalando astringentes e hidronutritivas; cremas de día con factor de protección y cremas de noche de tratamiento.

      En el gabinete, es fundamental dar cabida a una limpieza profunda, que suma todo lo anterior con mascarillas, microdermoabrasiones con punta de diamante, alta frecuencia y peelings alternados, cada 15 días y con supervisión, ya que esto mejorará el estado de la piel.

      El apoyo domiciliario es de suma importancia para mantener los resultados obtenidos en el gabinete.

      Poros dilatados, ¿qué tratamientos hay? #MediConsultas

      Aparatología para cerrar poros dilatados

      Microdermoabrasión con Puntas de Diamante

      Esta consiste en un pulido mecánico de la capa más superficial de la piel mediante abrasión con una punta de diamante y succión leve por presión negativa.

      Este proceso es capaz de cerrar poros abiertos, devolviendo tersura, suavidad y luminosidad al cutis, sin dolor ni molestias para el paciente.

      También se utiliza para el mantenimiento integral de la piel, ya que retira las células muertas lastimadas por el sol y la contaminación de forma uniforme, favoreciendo la regeneración celular a nivel de la colágena, mejorando tanto el aspecto como la calidad del cutis.

      Luz Pulsada Intensa (IPL)

      Este es un haz de luz cuya determinada longitud de onda puede ser utilizada para diversas afecciones, como manchas, lesiones vasculares (rosácea, untos rubí, etc.), acné y depilación.

      Dicho proceso se hace mediante una lámpara de xenón muy potente, que parte de filtros de corte y cristales para dejar pasar ondas precisas según el momento, la cual dependerá del tratamiento a analizar.

      Láser

      Esta tecnología estimula la generación de nuevas células que reemplazarán la piel envejecida y dañada por la luz, sin privar al paciente de sus actividades cotidianas.

      Con este método, podrás cerrar poros abiertos desde la primera sesión, ya que realiza micro perforaciones en la piel tratada, las cuales fungen como canales térmicos microscópicos, que sirven como punto de partida para el proceso de cicatrización.

      Láser fraccionado

      Este aparato emite ondas que estimulan el tejido superficial, volviéndolo bello y joven, mientras que minimiza el tamaño de los poros de manera duradera, más no permanente.

      Máscara Led

      Se aplica una máscara directamente sobre la piel, creando un efecto de rayos solares, sin factores ultravioletas. Por otro lado, debes tener en cuenta que sus resultados dependen del calor que emitan.

      Es ideal para pieles con tendencia acenia, puesto que la luz azul actúa penetrando en los poros eliminando las bacterias que provocan la aparición de acné, lo que también reduce los poros dilatados.

      Alta frecuencia

      La alta frecuencia trabaja con electrodos de cristal llenos de gas, cuyo objetivo es generar un aumento de calor en la piel, mayor irrigación sanguínea y oxigenación del tejido, lo cual produce efectos descongestivos, desinfectantes, antiinflamatorios y estimulantes de los tejidos.

      Luego de la extracción de puntos negros, tiene la propiedad de cerrar poros abiertos.

      Antes y después de la reducción de poros

        Cabe destacar que es importante para la evaluación de la piel registrar en fotos el inicio y el final del tratamiento, para marcar una comparación. En este sentido, si el mecanismo es efectivo, la piel se percibe más luminosa, menos grasosa y se evidencia una significativa disminución en el diámetro de los poros.

        Cuidados post tratamiento

        El ABC fundamental para mantener una piel tersa, hidratada y vital una vez realizado y finalizado el tratamiento se compone de:

  1. Limpieza facial diaria y visitas periódicas al gabinete.
  2. Hidratación la piel por la mañana y por la noche, con los productos adecuados al tipo de piel.
  3. Una alimentación sana y equilibrada, rica en frutas y verduras, sin tabaco, ni alcohol. Asimismo, el consumo de abundante agua es ideal para que los poros no se dilaten en exceso.
  4. Utilizar maquillaje que cubra y disimule los poros abiertos, ya que estos ayudan a disminuir la grasa, sobre todo si son compactos en vez de líquidos.

Conclusión

Mantener un cutis limpio, hidratado y protegido es fundamental para mejorar el estado de la piel de cada paciente. De igual forma, debes tener en cuenta que los poros abiertos forman parte de las características faciales de algunas personas, por lo que los tratamientos funcionan a corto o mediano plazo y no como una solución definitiva.

Te recomendamos leer:

Láser CO2 Fraccionado Para Rejuvenecer, Eliminar Manchas y Cicatrices

Las Diferentes Mascarillas Cosméticas que Puedes Usar en Tu Gabinete

El Peeling: Tipos, Usos y Beneficios

Beneficios del Rejuvenecimiento Facial con IPL

Los poros abiertos pueden ser un problema estético para muchos jóvenes, pero también contribuyen a problemas como el acné. Esto se debe a que el exceso de sebo junto a la suciedad consiguen obstruir los poros. Tomar el sol también puede contribuir a ello, ya que daña el colágeno y reduce la elasticidad.

Con la edad, estos poros abiertos empeoran ya que la piel pierde elasticidad. Existen algunos productos cosméticos que tratan este problema pero debes saber que no se pueden eliminar por completo. Puedes probar algunos remedios caseros antes de gastarte un dineral en productos.

8 Trucos para reducir los poros abiertos del rostro con remedios naturales

1- Yogur natural

Su contenido en probióticos y ácido láctico consigue eliminar las bacterias que provocan acné y reduce el tamaño de los poros. También puede eliminar las impurezas que hay dentro de los poros.

2- Vinagre de manzana

Funciona como un tónico y un astringente natural para la piel por lo que tensa la piel, recupera el pH y reduce los poros. Además puede tratar el acné gracias a sus propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias.

3- Exfoliantes caseros

Los exfoliantes caseros de azúcar son unos grandes aliados para reducir los poros. Además son excelentes en eliminar el exceso de grasa e impurezas.

Mezcla dos cucharadas de azúcar, una cucharada de aceite de oliva y unas gotas de zumo de limón y frota en la piel de forma suave durante 20-30 segundos. Después lávala con agua fría. Úsalo de forma regular un par de veces en semana.

4- Pepino

El pepino es un astringente natural que, además de reducir los poros abiertos, mejora la textura y añade brillo. Extrae el jugo del pepino, moja una bolita de algodón en él, aplícalo sobre la piel durante 10-15 minutos y después enjuágalo con agua fría.

5- Hielo

Puedes usar hielo para tensar los poros. Coloca unos cubitos de hielo en un paño y aplica suavemente sobre tu piel durante al menos 20 segundos. Deberás hacerlo dos veces al día. También puedes optar por lavar tu cara con agua fría por la mañana y por la tarde.

6- Bicarbonato

Consigue eliminar la suciedad de la cara y equilibrar el pH de la piel. Crea una pasta de agua y bicarbonato y aplícala en tu cara, masajeando con movimientos circulares durante 30 segundos. Después enjuaga con agua fría y repite el tratamiento durante una semana. Debes tener cuidado si tienes la piel sensible.

7- Clara de huevo

Las claras de huevo tensan y tonifican la piel y, además, eliminan el exceso de grasa. Prueba a batir una clara de huevo y extenderla uniformemente por tu cara. Déjalo secar por completo y enjuaga después. Realízalo de forma regular una o dos veces por semana.

8- Zumo de limón

El ácido cítrico exfolia la piel y minimiza la apariencia de poros abiertos. También estirará la piel y eliminará las manchas gracias a su efecto blanqueador. Mezcla el zumo con miel y aplícalo sobre tu piel durante 10-15 minutos. Enjuágala y repite el proceso diariamente durante un mes.

Antes de probar cualquier tratamiento, limpia bien tus manos ya que podrías ensuciar tu cara aún más y arriesgarte a contraer infecciones. Además debes evitar tomar el sol durante un largo tiempo ya que puede conducir a poros abiertos y dañar el colágeno.

¿Conoces algún otro truco para solucionar este problema?

¡Compártelo con todos tus amigos y familiares para que sepan qué hacer cuando tengan los poros abiertos!

Fuente: Stethnews | Naturalbeautytips | Webmd | Top10homeremediesImagen de portada: Chris Holthof /

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *