0

Champus con camomila

  • Timotei Reflejos Dorados: Como su nombre indica, y gracias a la flor de camomila y al extracto de miel de acacia francesa, obtendrás esos ansiados reflejos dorados. Es ideal para cabellos rubios, castaños claros o incluso con mechas. Lo mejor de este producto es el brillo que aporta a nuestro pelo, dejándolo suave y lleno de vida. Su precio ronda los 3€.
  • Klorane Champú extracto de camomila: Este champú posee propiedades para aclarar el pelo, con un aroma intenso a camomila, que a la vez suaviza y revitaliza el cuero cabelludo. Contiene un pigmento, que utilizándolo de manera continua, nos dota de unos reflejos dorados muy naturales. La textura del champú es suave y muy líquida. Se presenta en formatos de 200ml y 400 ml y sus precios se sitúan entre los 8€ y los 14€.
  • Champú Reflejos Rubios Intea: Este champú posee una alta concentración de flores de manzanilla y principios activos para cuidar tu cabello. Lo puedes utilizar también para un pelo teñido o con mechas. Se presenta en envases de 250ml o 500ml. Su precio oscila entre los 8€ y 14€ dependiendo del tamaño.
  • Johnson’s Baby champú camomila: Este champú lo pueden utilizar tanto los adultos como los niños. Deja el pelo claro, brillante y muy suave, gracias a la mezcla de la camomila natural y el suavizante. Se presenta en formato de 500ml y su precio ronda los 2,80€.
  • Deliplus Stylus Champú de camomila: Este champú que podrás encontrar en Mercadona se presenta en formato de 400ml y cuesta 1,70€. Por lo que respecta la relación calidad-precio merece ser destacado. Posee propiedades aclarantes y evita la irritación del cuero cabelludo. El olor es otro de sus puntos fuertes, ofreciendo una fragancia muy fresca y agradable. Conseguirás un pelo muy suave.

Sí, se puede. El sol, la camomila, la miel o el limón han aclarado millones de cabellos a lo largo de toda la historia de la Humanidad. Y seguirán haciéndolo. Ojo: aclarar significa iluminar, dar vida, volver más rubio. Eso sí, siempre que esos atributos capilares visibles fueran de entrada cual trigo del trigal. Es decir, rubios naturales, teñidos o con mechas. Pero rubios. Algunos trucos hasta son de agradecer cuando el rubio teñido empieza a degenerar. Porque, desengáñate, nada te va a dejar la melena de Edurne si tu pelo es negro azabache. Eso ya es tarea de productos de peluquería. ¿Y en cabellos castaños? Es jugar a la ruleta rusa: a algunos (los más claros) les deja un grato tono miel mientras que otros maldicen los matices rojizos-anaranjados de su nuevo look. Si aún así quieres aventurarte aquí tienes unas cuantas opciones:

1. Champús iluminadores

Lo que toda la vida se han llamado champús para cabellos rubios. Suelen llevar camomila (familiarmente conocida como la manzanilla de toda la vida). “Esta flor contiene apigenina, un flavonoide vegetal. Su forma de actuar es sencilla: contiene pigmentos naturales amarillos que, lavado tras lavado, se depositan en las escamas de las hebras capilares proporcionando reflejos dorados naturales”, explican desde los laboratorios Klorane, donde vienen desarrollando toda una gama capilar a la camomila.

2. Preservar al lavar

Los rubios teñidos tienden a degenerar desde el minuto uno. Y más, con cada lavado. “Los acondicionadores Custom-Tone Blonde Idol de Redken integran un sistema que permite depositar una cantidad variable de pigmentos de color en cada lavado para mantener un rubio intacto semana tras semana”, señala Alexandra Ríos, directora de marketing de Redken España. A elegir: para rubios platino o para los tonos dorados. La mascarilla Soin nuanceur de couleur blond doré de Christophe Robin contiene pigmentos iridiscentes e Iris Fiorentina para neutralizar los efectos de la oxidación y el proceso de coloración amarillenta. En otras palabras: hacen que el color de recién aplicado el tinte dure más.

3. Aclarar con limón o vinagre
Las abuelas juraban que haciéndolo así te quedabas rubia cual princesa de cuento (de las de antes de Mulan, se entiende). Era agradable si se optaba por la solución cítrica, pero bastante apestoso si elegían la segunda. ¿Y servía? En su época sí porque los jabones dejaban bastantes residuos que había que barrer con un ingrediente ácido. Es decir, no es que se aclarara el cabello, sino que revelaban el rubio verdadero. Y poco más. Lo positivo del mejunje es que el poder astringente del ácido mejora el estado de un cuero cabelludo graso. Pero si no sobra esa capa sebácea, puedes acabar con picores y sequedad. Christophe Robin tiene una loción para finalizar el lavado a base de vinagre de frutas. Funciona igual pero huele mejor que el vinagre de la ensalada. Es la Lotion de finition éclat blonds au vinaigre de fruits: su pH 4,5 permite sellar las cutículas y realzar el brillo natural.

4. Echar limón y ponerse al sol

Vendría a ser una vuelta de tuerca al paso anterior. Es sencillo: exprimir el preciado cítrico, verterlo sobre la cabellera y ponerse al sol. Hay que prestar especial cuidado en que no gotee ni escurra sobre el rostro, ya que podrían quedar manchas. El cabello se irá aclarando de forma gradual pero permanente porque es una decoloración suave. Se desaconseja para cabellos morenos ya que pueden acabar anaranjados. Además hay que evitar a toda costa meterse en la piscina. Los aditivos que se añaden al agua (no el cloro, sino el sulfato de cobre para evitar la proliferación de hongos) pueden desencadenar una fatal reacción química que deje la melena verde. Otra opción es embadurnarlo con manzanilla y ponerse bajo el astro rey. Ten a mano toneladas de mascarilla hidratante porque resecan bastante.

El limón, un remedio de abuela que funciona.

Corbis

5. Mascarilla de azafrán

Ahí va la receta: camomila para dorar el cabello, mucílago de linaza y lecitina de soja para nutrirlo y suavizarlo, azafrán para darle reflejos dorados y zumo de limón para un plus de brillo natural. Puedes hacerla en casa o comprarla ya hecha. La casa británica Lush, lo hace en su tratamiento capilar Marilyn. Para evitar falsas expectativas advierten: “Esta mascarilla pre-lavado no cambia drásticamente el color del cabello ni lo tiñe. Usado de forma reiterada sobre cabellos rubio a castaño claro potencia el efecto mechas que produce el sol de forma natural”.

6. Con agua oxigenada

Entre las muchas barbaridades que se pueden hacer en edades tempranas está la de encerrarse en el baño y empaparse la cabellera con agua oxigenada (sí, lo confieso, fue mi primer rubio, tan anaranjado como letal para la salud de mi fibra capilar que acabó con textura de estropajo). Afortunadamente, ya existen sprays aclarantes inspirados en aquella locura pero sin sus devastadoras consecuencias. Por ejemplo, pulverizar Go Blonde Lightening Spray de John Frieda o Sun In sobre la melena y aplicar secador o ponerse bajo el sol promete aclarar varios matices casi al instante. Las fórmulas incluyen limón y camomila. Pero también peróxido de hidrógeno (en su farmacia o lineal de supermercado como agua oxigenada). Para contrarrestar y suavizar también contienen caléndula, aminoácidos de seda o semillas de girasol. Pueden aplicarse sobre toda la melena, solo en puntas o a mechones según el efecto buscado. Aunque los fabricantes sugieren usarlo preferentemente en cabellos dorados, aseguran que los castaños medios adoptan un bonito tono miel. Sus detractores advierten que en cabellos marrones la cosa puede derivar peligrosamente en un desagradable rojizo.

7. Un poco de miel

El fruto del trabajo de las abejas no ilumina, aclara de verdad. Y todo porque lleva peróxido. Ni que decir tiene que los resultados pueden ser impredecibles. La parte buena es que la propia miel suaviza.

Además de aclarar, la miel hidrata.

Corbis

8. Tinte falso

Pongamos que esta noche quieres darte un aire nórdico y que ya tienes un cabello más o menos vikingo. Puede que incluso no te apetezca lavarlo. Hay champús en seco como A Bit Blondish Hair Powder de Bumble & Bumble que depositan un sutil polvo color oro. Y matas dos pájaros de un tiro: eliminar el exceso de grasa del cuero cabelludo y hacer que los cabellos brillen como ungidos por el sol. Algo similar hacen las fibras voluminzadoras de Viviscal. Ojo: esto es como lo de Cenicienta, solo dura hasta que lo laves de verdad.

9. Exfoliación profesional

Siliconas, contaminación, aguas calcáreas… “Todo eso sobre el cabello lo deja apagado, incluso cuando aún no hay raíz. Y es especialmente notorio en los rubios. Se soluciona con un peeling natural a base de alfahidroxiácidos, en concreto, del ácido cítrico del limón y el pomelo. Estos agentes exfoliantes ayudan a eliminar los restos depositados en la fibra capilar, quitan la opacidad y devuelven el rubio brillante”, explica la beauty hunter Claudia di Paolo. En otras palabras: lo del limón de las abuelas pero en versión alta peluquería.

Opinión: Camomila Intea, el milagrito de Mercadona que te aclara el pelo

Cuando os preguntamos por productos baratos que os enamoran, muchas nos recordasteis Camomila Intea. Que en realidad la camomila se ha usado de toda la vida para aclarar el pelo, pero esta marca es la que mejor funciona. La venden en Mercadona a unos 6,90€ y hoy os contamos por qué todo el mundo la recomienda.

Camomila Intea es un spray de camomila, una ‘Loción aclarante de rubio natural’. Este producto aclara progresivamente el pelo de forma natural y lo hace de forma permanente.

Empezamos con lo peor que tiene Camomila Intea que es su olor. Es bastante regulero, pero es el precio a pagar porque tener el pelo preciosi.

Conseguirás el mejor efecto si tu base es rubia sin base naranja, porque sino el naranja siempre va a aparecer. Es perfecto para quien tiene mechas rubias naturales y quiere resaltarlas. Porque esto no es un producto para pelos teñidos, sino para quien quiere aclarar su pelo natural. Así que realmente te interesa solamente si tienes el cabello castaño claro o rubio oscuro, sino no lo notarás.

La forma más eficaz de utilizarla es humedeciendo el cabello y estando limpio, pulverizar por la parte del cabello que queramos aclarar. Se aconseja aplicar calor, bien con el secador o bien tomando el sol. La luz y calor solar siempre dejarán un aspecto más natural que el secador.

Si no tienes un Mercadona cerca puedes comprarlo en Amazon pinchando aquí.

CONSEJOS

  • Para tener un resultado más intenso te recomiendan usar también la mascarilla y el champú de la misma marca.
  • Si tienes el pelo castaño recomiendan usarlo 2 o 3 veces por semana. 1 o 2 si tienes el pelo rubio.
  • Cuando ya hayas conseguido el color deseado puedes ir reduciendo su uso.
  • Ojo con pasarte porque puede tener a tonos cobrizos.

El champú camomila sin sulfatos ayuda a para tener una melena más rubia de forma natural. Descubre sus beneficios, recomendaciones de uso y cuáles comprar para acertar.

¿Tu cabello se ha ido oscureciendo con el paso del tiempo? ¿Buscas potenciar tu rubio natural? Tener un pelo más claro sin usar tintes es posible. Sólo hace falta elegir el mejor champú camomila sin sulfatos del mercado.

En este artículo descubrirás qué es la camomila, si es apta para todo tipo de cabellos, sus ventajas y desventajas, así como el modo de empleo y algunos trucos para aclarar el cabello.

NOTA: Si tienes prisa o no te apetece leer todo el artículo puedes ir directamente a la comparativa de los mejores champús de camomila sin sulfatos.

¿Qué es la Camomila?

La camomila, también conocida como manzanilla, es una planta con múltiples usos en medicina y estética. Tiene acción antiinflamatoria, combate la ansiedad y hasta mejora la digestión. En el mundo de la belleza, se la conoce como un aclarante natural, gracias a dos pigmentos que la componen: la apigenina y el azuleno.

La apigenina es un pigmento amarillo natural capaz de penetrar en la fibra capilar para potenciar este tono. El azuleno, por su parte, tiende a los tonos violáceos, neutralizando el amarillo. La acción combinada de estos dos pigmentos, gracias al champú camomila, ayuda a tener un pelo más claro.

¿El Champú Camomila es para Todos los Tipos de Pelo?

Lo que hace el champú para aclarar el pelo es resaltar los tonos claros. Esto significa que quienes tienen el pelo rubio o castaño pueden potenciar esta característica y conseguir un cabello más rubio o dorado. Del mismo modo, las melenas con mechas rubias se aclaran gracias a la acción natural del champú camomila.

Esto ofrece muy buenos resultados a las melenas rubias y castañas. Gracias a la camomila, las personas rubias logran una melena más clara. Quienes tienen el cabello de tonos castaños consiguen unos reflejos dorados naturales.

Sin embargo, debemos decir que el resultado no es el mismo en el cabello oscuro. La acción aclarante a veces hace que el pelo tenga reflejos anaranjados.

Es muy común que muchos niños y niñas tengan el pelo rubio o castaño claro y que al crecer se vaya oscureciendo. Al tratarse de un producto natural, muchos padres eligen el champú camomila para cuidar el cabello de su bebé.

¿Y qué pasa con los cabellos teñidos o con mechas? En estos casos, depende. Conviene hacer una prueba previa. Según el pelo, puede ponerse algo anaranjado o no tener ningún efecto aclarante. Por otra parte, si quieres teñir el cabello después de haberlo aclarado con champú camomila, no hay inconveniente. Solo procura dejar pasar unos 30 días para obtener los mejores resultados.

Ventajas y Desventajas del Champú para Aclarar el Pelo

Para quienes buscan lucir un cabello más rubio, el champú para aclarar el pelo es una alternativa natural a los tintes. El proceso es más progresivo, pero también más simple. En lugar de estar horas en el salón de belleza, los lavados regulares van aclarando el cabello. El resultado que se obtiene es muy natural.

Por otra parte, el champú camomila es ideal para aquellas personas que son alérgicas a los tintes.

Ante la opción de teñirse en casa, también tiene otra ventaja: es más fácil conseguir un resultado parejo en toda la melena sin complicaciones. Además, gracias a su acción aclarante, la camomila consigue que el cabello se vea más luminoso y radiante.

Una de las desventajas del champú para aclarar el pelo, en comparación con los tintes, es que se trata de un cambio gradual. Será tras varios lavados que el pelo se empezará a ver más rubio o dorado. Si se busca cambiar varios todos con champú camomila, hay que tener algo de paciencia.

En este sentido, el resultado no es preciso. Es decir que no se puede saber con exactitud de qué tono quedará el cabello. Solo una vez que lo hayas usado por un tiempo, sabrás el resultado. Como te decíamos, las melenas rubias y castañas en general consiguen buenos resultados, pero no suele ser así en cabellos oscuros.

Un problema asociado al champú para aclarar el pelo es la resequedad. Si sientes que el cabello te ha quedado seco, te recomendamos aplicar una mascarilla hidratante después de lavarte el pelo. Una buena opción para evitar este problema es el champú camomila sin sulfatos ni parabenos. Al no tener estas sustancias, las probabilidades de que el cabello se seque son mucho menores.

Modo de Uso del Champú Camomila

Hay distintas opciones de productos a base de camomila o manzanilla para aclarar en cabello. El más común es el champú para aclarar el pelo que se usa de la misma forma que un champú tradicional. Lo aplicas sobre el cabello húmedo, masajeas, dejas actuar unos minutos y enjuagas.

TRUCO: Te aconsejamos usar después un acondicionador ¡Si es de camomila, mucho mejor!

Otros productos se presentan en spray, con una consistencia más líquida y se rocían sobre el cabello húmedo. Son útiles cuando quieres hacer reflejos o mechas californianas de manera natural y progresiva.

El champú camomila para bebés también se usa como cualquier otro champú. Es preciso asegurarse de comprar uno específico para niños, dermatológicamente testado. Este producto no busca tanto aclarar el pelo de los pequeños sino mantener el tono claro, aportar brillo y, además, los deja perfumados con una fragancia muy agradable. Se recomienda usarlo unas tres veces por semana.

Trucos para Aclarar el Cabello

Existen varios trucos caseros para aclarar el pelo, aunque los resultados no suelen ser los mejores. El limón es un ingrediente que se usa como aclarante natural. Es sencillo: se exprimen varios limones, se echa el jugo sobre el cabello y después se expone la melena al sol durante unos 30 minutos. Así se puede conseguir un ligero cambio en el tono, aunque también es muy posible que el pelo quede reseco.

NOTA: Es preciso cuidar que el limón no toque el rostro, ya que podría dejar manchas.

El vinagre es otra opción, aunque su principal problema es el olor. ¿Quién quiere un pelo más claro pero con aroma a ensalada? Pero en caso de intentarlo, hay que tener en cuenta que solo quedará bien si se tiene el cabello graso. De lo contrario, lucirá seco y hasta puede picar.

El agua oxigenada está vinculada al tema de la decoloración. Sin embargo, es una muy mala idea coger el agua oxigenada tradicional y echarla sobre el cabello. El pelo casi siempre queda naranja y con una textura terrible.

Por todo ello, los expertos recomiendan dejarnos de experimentos y usar un champú de camomila lo más natural posible.

El Mejor Champú Camomila Sin Sulfatos

A continuación empieza nuestro análisis detallado de los mejores champús camomila del mercado. Recordad que estos son los que deberéis plantearos si buscáis un buen champú aclarante y natural 100%.

Champú Camomila AVEDA

AVEDA es sin ninguna duda el mejor champú camomila natural del mercado, libre de sulfatos y de cualquier tóxico para el pelo. Además, su formato gigante de 1 litro puede durar fácilmente casi dos años (usándolo 2-3 de veces a la semana).

Entre sus ingredientes el más importante es la manzanilla (que ya dijimos que es lo mismo que decir camomila). Pero, a diferencia de otros champús, esta proviene de cultivo biológico, lo que la hace mucho más pura y natural. Lo que hace de este champú la forma más natural de aclarar el cabello y conseguir los reflejos y tonos claros deseados. Además, este champú contiene caléndula, que también aclara, pero que sobre todo hidrata y suaviza el cabello.

TRUCO: Los resultados de este champú se multiplican si lo combinamos con el acondicionador de camomila de AVEDA. Al ser la misma marca nos aseguramos que tampoco tiene sulfatos ni tóxicos, y de que no va a haber problemas por usarlos juntos.

Floressance Camomila y Cidra

Floressance es una marca francesa que se caracteriza por hacer productos con ingredientes de origen natural. De hecho, este champú no tiene ni sulfatos ni siliconas y está compuesto por un 95% de plantas y aceites esenciales de origen natural.

Concretamente, este champú está formulado principalmente a partir de una infusión de camomila y cidra. Como ya sabemos de sobra la función de la camomila, mejor hablemos del otro ingrediente. La cidra o limón francés, es conocida por ayudar a restaurar el tono y por dar vitalidad a los cabellos con tendencia a engrasarse.

Por tanto, este champú se recomienda a personas con cabello rubio a castaño claro que tengan tendencia a engrasarse con frecuencia.

Chicco Natural Sensation

Chicco Natural Sensation es quizá el champú camomila para niños y bebés más vendido del mercado. Todas las mujeres que hemos tenido hijos conocemos la marca Chicco, y casi todos hemos usado u oído hablar de este champú. No produce lágrimas, ni contiene parabenos, ni alcohol, ni fenoxietanol, ni colorantes… ¡Es perfecto!

En cuanto a su composición Aloe y camomila, que hidrata la piel y cuero cabelludo a la vez que aclara el pelo fino de nuestro bebé. Conviene mencionar que este champú está específicamente aprobado por pediatras y dermatólogos, que lo consideran apto para usar desde el momento del nacimiento.

Si buscas un champú camomila para tus hijos no busques más, este es el mejor champú camomila para niños y bebés. Además, es uno de los más baratos de su categoría.

LOGONA Champú de Camomila

LOGONA es una marca poco conocida en España, pero os sorprenderá saber que es la marca de productos capilares orgánicos más vendida en Alemania. Esto no es de extrañar pues todos sus productos están certificados como 100% naturales y nunca son testados en animales. Una marca que debería servir de ejemplo a toda la industria de la belleza y cosmética.

Uno de sus productos estrella es el el champú LOGONA de camomila ecológica, que proporciona un aclarado natural para nuestro cabello. Además, este producto ayuda a mantener y revitalizar el color de los cabellos rubios teñidos. No hay que olvidar que LOGONA, haciendo honor a su fama, está libre de siliconas, parabenos, parafina y, por supuesto, sulfatos. Todo ello hace que sea muy suave y pueda ser usado diariamente.

Este champú de camomila es una de las mejores opciones si quieres aclarar tu cabello, no obstante, al ser un producto 100% orgánico y el hecho de que haya que importarlo desde Alemania, hacen que su precio sea algo más elevado que el resto.

Hasta aquí nuestra comparativa y guía de compra sobre los champús de camomila sin sulfatos. Esperamos que os haya ayudado a elegir un champú camomila natural para cuidar vuestro cabello al mismo tiempo que lo aclaráis.

La verdad es que nos hubiera gustado ofreceros más opciones, pero actualmente la oferta de champú camomila sin sulfatos que merezcan la pena es muy limitada.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *