0

Citalopram efectos secundarios

Tabla de contenidos

Citalopram

Antes de tomar citalopram:

  • Informe a su médico y a su farmacéutico si es alérgico al citalopram, escitalopram (Lexapro), a algún otro medicamento o a alguno de los ingredientes del producto de citalopram que está tomando. Pregúntele a su farmacéutico o consulte la Guía del medicamento, a fin de obtener una lista de los ingredientes.
  • Informe a su médico si está tomando pimozida (Orap) o algún inhibidor de la monoaminooxidasa (MAO), como isocarboxazida (Marplan), linezolida (Zyvox), fenelzina (Nardil), selegilina (Eldepryl, Emsam, Zelapar) o tranilcipromina (Parnate), o si dejó de tomarlo en los últimos 14 días. Probablemente el médico le diga que no debe tomar citalopram. Si deja de tomar el citalopram, deberá esperar, al menos, 14 días antes de empezar a tomar un inhibidor de la MAO.
  • Tenga en cuenta que el citalopram es muy similar a otro SSRI, el escitalopram (Lexapro). No debe tomar al mismo tiempo estos dos medicamentos.
  • Informe a su médico y a su farmacéutico qué otros medicamentos con y sin receta y vitaminas está tomando o planea tomar. No olvide mencionar ninguno de los siguientes: amiodarona (Cordarone); anticoagulantes (»diluyentes de la sangre»), como warfarina (Coumadin, Jantoven); aspirina y otros medicamentos antiinflamatorios no esteroides (NSAID, por sus siglas en inglés), como ibuprofeno (Advil, Motrin) y naproxeno (Aleve, Naprosyn); carbamazepina (Tegretol); cimetidina (Tagamet); cisaprida (Propulsid); diuréticos (»pastillas contra la retención de agua»); disopiramida (Norpace); dofetilida (Tikosyn); eritromicina (E.E.S. E-Mycin, Erythrocin); heparina; litio (Eskalith, Lithobid); medicamentos para la ansiedad, para el dolor crónico, para las enfermedades mentales, para la enfermedad de Parkinson y para las convulsiones; medicamentos para la migraña, como almotriptán (Axert), eletriptán (Relpax), frovatriptán (Frova), naratriptán (Amerge), rizatriptán (Maxalt), sumatriptán (Imitrex) y zolmitriptán (Zomig); azul de metileno; metoprolol (Lopressor, Toprol XL); moxifloxacina (Avelox); omeprazol (Prilosec, Zegerid); otros medicamentos inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (SSRI) o inhibidores de la recaptación de serotonina y norepinefrina (SNRI, por sus siglas en inglés); procainamida (Procanbid, Pronestyl); quinidina (Quinidex); sedantes; sibutramina (Meridia); píldoras para dormir; sotalol (Betapace); esparfloxacina (Zagam); tioridazina (Mellaril); tramadol (Ultram); tranquilizantes; y antidepresivos tricíclicos, como amitriptilina (Elavil), amoxapina (Asendin), clomipramina (Anafranil), desipramina (Norpramin), doxepina (Adapin, Sinequan), imipramina (Tofranil), nortriptilina (Aventyl, Pamelor), protriptilina (Vivactil) y trimipramina (Surmontil). Es posible que su médico deba cambiar las dosis de sus medicamentos o controlarlo cuidadosamente por si presentara efectos secundarios. Muchos otros medicamentos también pueden interactuar con el citalopram, por lo que no debe olvidar informar a su médico sobre todos los medicamentos que esté tomando, incluso aquellos que no aparezcan en esta lista.
  • Informe a su médico qué suplementos nutricionales y productos herbarios está tomando, sobre todo los productos que contengan la hierba de San Juan o triptófano.
  • Informe a su médico si usted o alguien de su familia ha tenido un síndrome de intervalo QT prolongado (un problema poco común del corazón, que puede provocar latidos cardíacos irregulares, desvanecimiento o muerte súbita). Probablemente el médico le diga que no debe tomar citalopram.
  • Informe a su médico si consume o ha consumido alguna vez drogas ilegales o si ha abusado de los medicamentos recetados, y si tiene o alguna vez ha tenido latidos cardíacos irregulares, presión arterial alta; problemas de sangrado; un accidente cerebrovascular; niveles bajos de magnesio o potasio en la sangre, un ataque cardíaco, insuficiencia cardíaca congestiva (CHF, por sus siglas en inglés; una afección en la que el corazón no puede bombear suficiente sangre a otras partes del cuerpo) u otras afecciones cardíacas; convulsiones; o enfermedad del riñón o del hígado. Además, informe a su médico si tiene vómitos, diarrea o sudoración intensos, o si desarrolla estos síntomas en cualquier momento durante su tratamiento.
  • Informe a su médico si está embarazada, especialmente si está en los últimos meses de gestación, si planea quedar embarazada o si está dando el pecho. Si queda embarazada mientras está tomando citalopram, llame a su médico. El citalopram puede provocar problemas en los recién nacidos después del nacimiento si se toma durante los últimos meses de embarazo.
  • Tenga en cuenta que el citalopram puede causarle somnolencia. No conduzca vehículos ni opere maquinaria hasta que sepa cómo lo afecta este medicamento.
  • Pregúntele a su médico si puede consumir bebidas alcohólicas de manera segura durante su tratamiento con citalopram. El alcohol puede empeorar los efectos secundarios del citalopram.
  • también debe saber que el citalopram puede causar glaucoma de cierre de ángulo (una condición en donde el líquido es bloqueado repentinamente y no puede fluir fuera del ojo causando un aumento rápido y grave en la presión del ojo que puede llevar a la pérdida de la vista). Hable con su médico acerca de un examen de los ojos antes de empezar a tomar este medicamento. Si tiene náusea, dolor de ojos, cambios en la visión, como ver aros de colores alrededor de las luces e inflamación o enrojecimiento en o alrededor del ojo, llame a su médico o reciba tratamiento médico de emergencia de inmediato.

Introducción

No tome Citalopram Pharmex:

– Si es alérgico a citalopram o a alguno de los demás componentes de este medicamento (incluidos en la sección 6).

– Si está tomando inhibidores de la MAO (monoaminooxidasa):

  • p.ej.: el antidepresivo moclobemida o si está en tratamiento con un inhibidor no selectivo de la MAO – linezolid (antibiótico) , a menos que esté bajo estrecha supervisión y seguimiento de la presión sanguínea.
  • inhibidor irreversible de la MAO – selegilina (medicamento para la enfermedad de Parkinson), se puede usar en combinación con citalopram en dosis diarias que no excedan los 10 mg de selegilina al día (ver “Toma de Citalopram Pharmex con otros medicamentos”).
  • si ha tomado inhibidores irreversibles de la MAO dentro de las dos últimas semanas o si ha tomado inhibidores reversibles de la MAO (IRMA) dentro del periodo prescrito en su correspondiente prospecto (ver “Toma de Citalopram Pharmex con otros medicamentos”).
  • si deja de tomar citalopram y quiere empezar a utilizar inhibidores de la MAO, tiene que esperar durante al menos 7 días (ver “Toma de Citalopram Pharmex con otros medicamentos”).
  • Si está tomando pimozida (medicamento antipsicótico).
  • Si tiene o ha tenido un episodio de ritmo cardiaco irregular (detectado en el ECG; una prueba para evaluar el funcionamiento del corazón).
  • Si toma medicamentos para problemas en el ritmo cardiaco o que pueden afectar el ritmo del corazón.

Consultar también la sección “Toma de Citalopram Pharmex con otros medicamentos”, a continuación.

Advertencias y precauciones

Consulte a su médico o farmacéutico antes de empezar a tomar citalopram.

Pensamientos suicidas y empeoramiento de su depresión o trastorno de ansiedad

Si usted se encuentra deprimido y/o sufre un trastorno de ansiedad, puede en algunas ocasiones tener pensamientos de autolesión o de suicidio. Éstos pueden ir aumentando al tomar antidepresivos por primera vez, puesto que todos estos medicamentos requieren un tiempo para empezar a hacer efecto, generalmente alrededor de unas dos semanas, aunque en algunos casos podría ser mayor el tiempo.

Puede ser más propenso a tener este tipo de pensamientos:

• Si usted previamente ha tenido pensamientos de autolesión o de suicidio.

• Si usted es un adulto joven. La información obtenida de ensayos clínicos ha demostrado un aumento del riesgo de conducta suicida en adultos menores de 25 años con enfermedades psiquiátricas que fueron tratados con un antidepresivo.

Si tiene pensamientos de autolesión o de suicidio en cualquier momento, contacte a su médico o diríjase directamente a un hospital.

Puede resultarle de ayuda informar a un familiar o amigo cercano que usted está deprimido o que tiene un trastorno de ansiedad, y pedirle que lea este prospecto. Puede preguntarles si piensan que su depresión o trastorno de ansiedad ha empeorado, o si están preocupados por los cambios en su actitud.

Inquietud/dificultades para quedarse quieto o detenerse

Síntomas como inquietud, por ejemplo dificultad para quedarse quieto o detenerse (acatisia), pueden ocurrir durante las primeras semnas de tratamiento. Consulte con su médico inmediatamente si experimenta esos síntomas. Puede ser necesario un ajuste de dosis.

Aumento de la ansiedad

En el tratamiento del trastorno del pánico, transcurren normalmente 2-4 semanas antes de notar cualquier mejora. Algunos pacientes pueden experimentar al comienzo del tratamiento un aumento de la ansiedad, que desaparecerá durante el tratamiento continuado. Por lo tanto, en muy importante que siga exactamente las indicaciones de su médico y no deje de utilizar el tratamiento o cambie la dosis sin consultar con su médico.

Manía (comportamiento o pensamiento hiperactivo)

Si entra en una fase maniaca caracterizada por un cambio de ideas inusual y rápido, felicidad inadecuada y actividad física excesiva, por favor contacte con su médico.

Síntomas de retirada observados al interrumpir el tratamiento con un Inhibidor Selectivo de la Recaptación de Serotonina (ISRS)

Cuando interrumpe el tratamiento con citalopram, especialmente si es de manera brusca, puede sentir síntomas de retirada (ver “Cómo tomar Citalopram Pharmex” y “Posibles efectos adversos”). Son comunes cuando se interrumpe el tratamiento. El riesgo es mayor cuando se ha utilizado citalopram durante un largo periodo de tiempo, en dosis elevadas o cuando la dosis se reduce demasiado rápido. Muchas personas encuentran que los síntomas son leves y desaparecen por si solos a las dos semanas. Sin embargo, en algunos pacientes son de intensidad grave o pueden prolongarse (2-3 meses o más). Si padece síntomas de retirada graves cuando interrumpe el tratamiento con citalopram, por favor contacte con su médico. Puede solicitarle que comience a tomar sus comprimidos de nuevo y los deje más gradualmente.

Niños y adolescentes menores de 18 años

Los antidepresivos no deben utilizarse normalmente en niños y adolescentes menores de 18 años. A su vez, debe saber que en pacientes menores de 18 años existe un mayor riesgo de efectos adversos como intentos de suicidio, pensamientos de suicidio y hostilidad (predominantemente agresión, comportamiento de confrontación e irritación) cuando ingieren esta clase de medicamentos.

A pesar de ello, su médico puede prescribir citalopram a pacientes menores de 18 años cuando decida que es lo más conveniente para el paciente. Si su médico ha prescrito citalopram a un paciente menor de 18 años y desea comentar esta decisión, por favor vuelva a su médico. Debe informar a su médico si alguno de los síntomas enumerados anteriormente progresa o empeora cuando pacientes menores de 18 años están tomando citalopram. A su vez, los efectos a largo plazo en lo que a la seguridad se refiere y relativos al crecimiento, la madurez y el desarrollo cognitivo y conductual de citalopram en este grupo de edad todavía no han quedado demostrados.

Consulte con su médico si:

  • Empieza a desarrollar fiebre, rigidez muscular o temblor y agitación extrema; puede sufrir lo que se conoce como síndrome serotoninérgico. Aunque este síndrome ocurre raramente puede poner en peligro la vida. Contacte inmediatamente con su médico, puede ser necesaria la discontinuación del uso de citalopram.
  • Está tomando preparados de plantas que contienen Hierba de San Juan (Hypericum Perforatum, ver “Toma con Citalopram Pharmex con otros medicamentos”).
  • Está tomando medicamentos serotoninérgicos como sumatriptán u otros triptanes, tramadol, oxitriptán y triptófano (ver “Toma con Citalopram Pharmex con otros medicamentos”).
  • Es propenso a sufrir variaciones del ritmo cardiaco (prolongación del intervalo QT) o tiene sospecha de síndrome QT largo congénito o niveles bajos de potasio y magnesio (hipopotasemia/hipomagnesemia).
  • Sufre o ha sufrido problemas cardiacos o ha tenido recientemente un ataque al corazón.
  • Tiene una baja frecuencia cardiaca en reposo y/o sabe que puede tener disminución de sales como resultado de una diarrea intensa y prolongada y vómitos (sentirse mareado) o por el uso de diuréticos.
  • Experimenta un latido del corazón rápido o irregular, desmayo, síncope o mareo al ponerse de pie, lo que puede indicar un funcionamiento anormal de la frecuencia cardiaca.
  • Está en riesgo de tener niveles bajos de sodio en sangre (hiponatremia), p.ej.: por medicamentos concomitantes y cirrosis. Durante el tratamiento con citalopram, se ha notificado raramente hiponatremia asociada con el síndrome de secreción inadecuada de la hormona diurética (SIADH), sobre todo en pacientes de edad avanzada.
  • Padece diabetes. Puede necesitar un ajuste de su tratamiento antidiabético.
  • Padece epilepsia. El tratamiento debe interrumpirse en caso de convulsiones. Contacte con su médico.
  • Tiene un trastorno hemorrágico, p.ej.: sangrado ginecológico o gástrico o si está usando medicamentos que afectan a la coagulación de la sangre o aumentan el riesgo de sangrado (ver “Toma de Citalopram Pharmex con otros medicamentos”), ya que el uso de citalopram puede aumentar el riesgo de sangrado.
  • Al inicio del tratamiento desarrolla dificultad para dormir o excitación. Su médico puede ajustarle la dosis.
  • Está recibiendo terapia electroconvulsiva.
  • Tiene psicosis con episodios depresivos, porque los síntomas psicóticos pueden incrementarse.
  • Tiene o ha tenido ataques de pánico.
  • Tiene problemas con sus ojos, como por ejemplo algunos tipos de glaucoma.
  • Tiene problemas de riñón graves. No se recomienda el uso de citalopram en pacientes con problemas renales graves.
  • Padece insuficiencia hepática. Su médico debe vigilar su función hepática. Se recomienda precaución y una pauta posológica extremadamente cuidadosa si padece problemas hepáticos graves.

Toma de Citalopram Pharmex con otros medicamentos

NO TOME citalopram si está tomando medicamentos para problemas del ritmo cardiaco o medicamentos que pueden afectar al ritmo del corazón, p.ej.: antiarrítmicos Clase IA y III, antipsicóticos (p.ej.: derivados de fenotiazina, pimozida, haloperidol), antidepresivos tricíclicos, ciertos agentes antimicrobianos (p.ej.: esparfloxacino, moxifloxacino, eritromicina IV, pentamidina, tratamiento antimalárico especialmente halofantrina), ciertos antihistamínicos (astemizol, mizolastina). Si tiene alguna pregunta al respecto, debe consultar a su médico.

Citalopram puede afectar o ser afectado por otros medicamentos. Algunos de estos medicamentos se enumeran a continuación:

  • Desipramina (para la depresión). Se pueden incrementar los niveles de desipramina en sangre, puede ser necesaria una reducción de la dosis de desipramina.
  • Neurolépticos (para trastornos mentales). No se pueden excluir un aumento de los efectos adversos.
  • Metoprolol (p.ej.: para la insuficiencia cardiaca), flecainida y propafenona (para tratar la frecuencia cardiaca irregular), otros medicamentos para tratar la depresión (clomipramina, nortriptilina) o medicamentos para tratar la psicosis (risperidona, tioridazina, haloperidol). Se puede notificar o puede ser posible un aumento de estos medicamentos en sangre.
  • Pimozida (un medicamento antipsicótico). El tratamiento concomitante con citalopram y pimozida está contraindicado debido a la influencia de esta combinación sobre la función cardiaca.
  • Medicamentos que disminuyen los niveles de potasio y magnesio en sangre, ya que estas alteraciones aumentan el riesgo de padecer una alteración del ritmo cardiaco que pone en peligro la vida (prolongación QT, Torsades de Pointes).
  • Medicamentos que disminuyen el umbral de convulsiones, p.ej.: otros antidepresivos (tricíclicos, ISRSs), medicamentos antipsicóticos (p.ej.: butirofenonas, fenotiazidas y tioxantenos), mefloquina, bupropión y tramadol (analgésico).

Los siguientes medicamentos pueden aumentar el efecto serotoninérgico de citalopram y causar un incremento de los efectos adversos:

  • Inhibidores de la MAO (para la depresión o enfermedad de Parkinson) (p.ej.: moclobemida y selegilina o linezolid, un antibiótico). No debe utilizar citalopram concomitantemente con inhibidores de la MAO ya que pueden producirse reacciones graves o incluso mortales (síndrome serotoninérgico), con excepción de selegilina, no superior a 10 mg/día. Debe haber una pausa entre los tratamientos (ver sección “No tome Citalopram Pharmex”). Consulte a su médico.
  • Oxitriptán y triptófano (precursores serotoninérgicos).
  • Litio (para enfermedades mentales).
  • Sumatriptán y otros triptófanos (para migrañas).
  • Tramadol (para dolor grave).
  • Hierba de San Juan (Hypericum perforatum).
  • Cimetidina (para el estómago) y otros medicamentos para tratar úlceras de estómago, p.ej.: omeprazol, esomeprazol, lansoprazol, ticlopidina o fluvoxamina (otro medicamento para tratar la depresión). La combinación con citalopram puede causar un aumento de los niveles en sangre de citalopram.

Los siguientes medicamentos aumentan el riesgo de hemorragia:

  • Warfarina y otros medicamentos anticoagulantes.
  • Ácido acetilsalicílico y otros medicamentos analgésicos de tipo AINE (antiinflamatorios no esteroideos) (p.ej.: ibuprofeno).
  • Dipiridamol y ticlopidina (para el corazón).
  • Fenotiazinas y antipsicóticos atípicos (para trastornos mentales).
  • Antidepresivos tricíclicos (para la depresión) (p.ej.: imipramina).

Informe a su médico o farmacéutico si está tomando, ha tomado recientemente o pudiera tener que tomar cualquier otro medicamento.

Citalopram Pharmex con alimentos, bebidas y alcohol

Los alimentos no influyen sobre el efecto de citalopram. No se recomienda el consumo de alcohol simultáneamente.

Embarazo, lactancia y fertilidad

Si está embarazada o en periodo de lactancia, cree que podría estar embarazada o tiene intención de quedarse embarazada, consulte a su médico o farmacéutico antes de utilizar este medicamento.

Embarazo

No tome citalopram si está embarazada o planea quedarse embarazada, a menos que usted y su médico hayan comentado los riesgos y beneficios.

No debe interrumpir el tratamiento con citalopram de manera brusca durante el embarazo. Consulte con su médico si desea parar o interrumpir el tratamiento.

Asegúrese que su matrona y/o médico conoce que está en tratamiento con citalopram. Cuando medicamentos como citalopram se toman durante el embarazo, particularmente en los últimos 3 meses de embarazo, se puede incrementar el riesgo de sufrir una alteración grave en los bebés, llamada hipertensión pulmonar del recién nacido (PPHN), hace que el bebé respire más rápidamente y tenga aspecto azulado. Estos síntomas aparecen normalmente durante las primeras 24 horas después del nacimiento del bebé. Si esto le ocurre a su bebé, debe contactar con su matrona y/o médico inmediatamente.

Si está tomando citalopram durante los 3 últimos meses de embarazo y hasta el día de nacimiento de su hijo, puede experimentar efectos adversos graves o abstinencia, como dificultades respiratorias, piel/labios azulados, respiración irregular con pausas respiratorias, fluctuaciones de temperatura, convulsiones, apatía, dificultad para dormir, dificultad para alimentarse, vómitos, bajo nivel de azúcar en sangre, músculos rígidos o flexibles, aumento anormal de los reflejos, temblor, nerviosismo extremo o agitación nerviosa, irritabilidad, llanto constante y somnolencia.

Si su bebé recién nacido padece alguno de esos síntomas, contacte inmediatamente con su médico, será capaz de aconsejarle.

Lactancia

Citalopram se excreta en leche materna en pequeñas cantidades. Hay riesgo de efectos en el niño. Si está tomando citalopram, informe a su médico antes de iniciar la lactancia.

Fertilidad

Citalopram ha demostrado reducir la calidad del esperma en modelos animales. Teóricamente, este efecto podría afectar la fertilidad, pero hasta la fecha no se ha observado su impacto en la fertilidad humana.

Conducción y uso de máquinas

Citalopram tiene una influencia de leve a moderada en la capacidad de conducir y utilizar máquinas. No conduzca ni utilice máquinas hasta que sepa cómo le afecta este medicamento. Normalmente, citalopram no afecta la capacidad para realizar las actividades diarias normales. Sin embargo, si se siente mareado o con sueño cuando empiece a tomar este medicamento, debe tener cuidado al conducir, manejar maquinaria o realizar trabajos en los que necesite estar alerta hasta que estos efectos desaparezcan. Si no está seguro consulte a su médico si puede llevar a cabo las actividades anteriormente mencionadas.

En general se usan dos estrategias, frecuentemente combinadas:

  • Tratamiento farmacológico: medicamentos denominados antidepresivos.
  • Tratamiento psicológico: Conversar con un psicólogo, de forma individual o en grupo.

En depresiones suaves se puede mejorar con solo uno de estos tipos de tratamientos pero lo normal, de forma muy clara en los casos más graves, es utilizar una combinación de ambos.

Tanto el tratamiento farmacológico como el psicológico necesitan normalmente un tiempo para actuar, para que se vea una mejoría clara. Ese período oscila dependiendo del tipo de tratamiento, de la persona y de su grado de depresión pero está en torno a 4-6 semanas o incluso varios meses. Ello no obstante, frecuentemente se pueden ir viendo pequeñas mejorías día a día.

Las personas que tienen pensamientos suicidas o una depresión muy grave pueden necesitar un internamiento temporal en un servicio de Psiquiatría de un hospital. Hay que estar especialmente vigilante en los niños, adolescentes y jóvenes con pensamientos autolesivos incluso aunque ya hayan empezado el tratamiento.

Terapia farmacológica

Los tipos más comunes de medicamentos antidepresivos son:

  • Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (SSRIs). Los fármacos más comunes son la fluoxetina, sertralina, paroxetina, fluvoxamina, citalopram y escitalopram.
  • Inhibidores de la recaptación de serotonina y norepinefrina (SNRIs) Los más comunes son desvenlafaxina, venlafaxina y duloxetina.

Otros medicamentos usados para el tratamiento de la depresión son:

  • Antidepresivos tricíclicos
  • Bupropion
  • Inhibidores de la monoamina oxidasa

El médico puede prescribir medicación adicional en personas con delirios o alucinaciones.

Seis de cada diez personas se sentirán mejor con el primer antidepresivo que les receten. El médico del resto tendrá que probar otros medicamentos antes de encontrar el que es más adecuado para ellos. Si la persona no responde a un tratamiento se dice que la depresión es resistente o refractaria. En este caso, el médico puede cambiar las dosis o añadir otro medicamento. También se utiliza el litio (u otros estabilizadores del ánimo) y los suplementos de hormona tiroidea como un complemento a los antidepresivos para aumentar su eficacia.

En las herboristerías se recomienda contra la depresión el hipérico o hierba de San Juan. Forma parte de los tratamientos populares y es un poco preocupante que un posible origen de esta recomendación sea que se suponía que ahuyentaba los malos espíritus durante la Edad Media y además hay ciertas evidencias de que puede interferir con la medicación antidepresiva y con las píldoras de control del embarazo. Como cualquier otro medicamento hay que consultar con el médico antes de su ingestión.

La regulación de la medicación antidepresiva es extremadamente delicada. La mayoría de la gente tiene que seguir tomando los antidepresivos hasta unos meses después de que se le haya pasado la depresión (6-9 meses) y la retirada de la medicación se tiene que hacer de una forma paulatina y controlada. No se pueden modificar las dosis, ni cambiar de medicamento ni dejar el tratamiento sin la supervisión de un médico. Otros fármacos recetados para otro problema de salud pueden empeorar la depresión. Las mujeres que estén bajo tratamiento y se queden encintas o estén pensando en quedarse embarazadas, no deben dejar de tomar los antidepresivos sin hablarlo antes con el médico.

La mayoría de las personas que toman antidepresivos tienen algún efecto secundario. Entre los más comunes están el estreñimiento, la somnolencia durante el día, los mareos, la boca seca, los dolores de cabeza, las náuseas, los problemas sexuales, los temblores, problemas de sueño y la subida de peso. La mayoría de los efectos secundarios se pasan al cabo de 2-3 semanas. En otros casos se mantienen mientras dure la medicación.

Terapia psicológica

Esta terapia se basa en el diálogo con el psicólogo para recibir su consejo sobre tus sentimientos y pensamientos y cómo afrontar las dificultades por las que estás pasando, evitando las recaídas y mejorando tu bienestar físico y mental.

Existen varias técnicas o líneas de trabajo dentro dela terapia psicológica contra la depresión

  • Las terapias cognitivo-conductuales enseñan a evitar los pensamientos negativos y enseñan a ser más consciente de las señales problemáticas y a identificar aquellos aspectos que hacen que la depresión empeore. También enseñan habilidades de afrontamiento y resolución de problemas.
  • La psicoterapia ayuda a entender los temas que puedan subyacer bajo tus pensamientos y sentimientos.
  • Incorporarse a grupos de apoyo. Son personas que han pasado por una situación parecida a la tuya y que pueden ayudar. Tu médico te puede poner en contacto probablemente con alguno de ellos.

Otros tratamientos

  • La terapia electroconvulsiva o terapia de electrochoque es un procedimiento sencillo y eficaz para el tratamiento de la depresión grave sin que se produzcan generalmente efectos adversos. Se usa en depresión refractaria, la que no responde a otros tratamientos, cuando por algún motivo no se pueden tomar fármacos antidepresivos o ante la persistencia de pensamientos suicidas. También ayuda a tratar la depresión en personas que tienen síntomas psicóticos. Consiste en hacer pasar un pulso de corriente eléctrica por el cerebro durante aproximadamente cuarenta segundos. El objetivo es desencadenar una convulsión, un breve período de actividad cerebral irregular, que fuerce una reorganización de los patrones neurales de actividad (salvando las distancias sería comparable al reinicio de un ordenador). Durante la terapia se administran medicamentos para prevenir el daño muscular u óseo.
  • La estimulación magnética transcraneal usa pulsos de energía electromagnética para estimular células cerebrales que se considera intervienen en el control del estado de ánimo. Es una terapia todavía en fase preliminar aunque algunas evidencias sugieren que puede ayudar en el tratamiento de la depresión.
  • La luminoterapia o terapia con luz ayuda a aliviar algunos síntomas depresivos en la etapa invernal. Se considera más una técnica de mejora de ánimo que un verdadero tratamiento contra la depresión.

Además de los tratamientos farmacológicos y/o psicológicos imprescindibles en las depresiones graves hay cosas que puedes hacer para ayudarte a salir de la depresión.

No tome Citalopram Pensa

– Si es alérgico al citalopram o a cualquiera de los demás componentes de este medicamento (incluidos en la sección 6).

– Si está tomando otros medicamentos que pertenecen a un grupo llamado inhibidores de la monoamino oxidasa (IMAO). Los IMAO incluyen medicamentos como fenelzina, iproniazida, isocarboxazida, nialamida, tranilcipromina, selegilina (empleados en el tratamiento del Parkinson), moclobemida (utilizado para el tratamiento de la depresión) y linezolid (un antibiótico).

  • Si padece desde el nacimiento algún tipo de alteración del ritmo del corazón o ha sufrido alguna vez algún episodio de este tipo (esto se observa con el electrocardiograma; una prueba que sirve para evaluar cómo funciona el corazón).
  • Si está tomando medicamentos porque padece alguna enfermedad que altera el ritmo del corazón
  • Si está tomando medicamentos que pueden llegar a afectar el ritmo del corazón.
  • Consulte también la sección “Uso de Citalopram Pensa con otros medicamentos” que se encuentra más abajo.

Incluso si usted ha terminado el tratamiento con IMAOs, necesitará esperar 2 semanas antes de iniciar su tratamiento con Citalopram Pensa.

Debe transcurrir un día después de haber tomado moclobemida.

Después de terminar con Citalopram Pensa, debe transcurrir una semana antes de tomar cualquier IMAO.

Advertencias y precauciones

Consulte a su médico o farmacéutico antes de empezar a tomar Citalopram Pensa.

Por favor, informe a su médico si tiene usted cualquier otra condición o enfermedad ya que su médico puede tener que tomarlo en consideración. En particular, informe a su médico:

  • Si tiene episodios maníacos o trastorno de angustia
  • Si padece insuficiencia hepática o renal. Su médico puede necesitar ajustar la dosis.
  • Si padece diabetes. El tratamiento con Citalopram Pensa puede alterar el control glucémico. Puede necesitar un ajuste de la dosis de insulina y/o de hipoglucemiantes orales.
  • Si padece epilepsia. El tratamiento con Citalopram Pensa debe suspenderse si se presentan convulsiones o si se produce un aumento en la frecuencia de las convulsiones (véase también la sección 4 «Posibles efectos adversos»).
  • Si padece algún tipo de trastorno hemorrágico.
  • Si tiene un nivel disminuido de sodio en sangre.
  • Si está recibiendo tratamiento electroconvulsivo.
  • Si padece o ha padecido algún problema de corazón o ha sufrido recientemente un infarto cardíaco.
  • Si cuando está en reposo su corazón late despacio (esto se conoce como bradicardia) y/o cree que su organismo puede estar teniendo perdidas de sal por ejemplo porque ha tenido diarrea y vómitos intensos durante varios días o porque ha usado diuréticos (medicamentos para orinar).
  • Si ha notado que los latidos de su corazón son rápidos o irregulares o ha sufrido desmayos o mareos al incorporarse desde la posición de sentado o tumbado. Esto podría indicar que tiene alguna alteración del ritmo del corazón.
  • Si tiene un problema con la dilatación de las pupilas oculares (midriasis).

Consulte a su médico, incluso si cualquiera de las circunstancias anteriormente mencionadas le hubiera ocurrido alguna vez.

Algunos pacientes con enfermedad maníaco-depresiva pueden entrar en una fase maníaca. Esta se caracteriza por un cambio de ideas poco común y rápido, alegría desproporcionada y actividad física excesiva. Si usted experimenta esto, contacte con su médico.

Síntomas tales como inquietud o dificultad para sentarse o permanecer de pie (acatisia) también pueden ocurrir durante las primeras semanas del tratamiento. Informe a su médico inmediatamente si usted experimenta estos síntomas.

Algunos medicamentos del grupo al que pertenece Citalopram Pensa (llamados ISRS) pueden causar síntomas de disfunción sexual (ver sección 4). En algunos casos, estos síntomas persisten después de suspender el tratamiento.

Información especial relacionada con su enfermedad

Al igual que otros medicamentos usados para tratar la depresión o enfermedades relacionadas, la mejoría no se alcanza inmediatamente. Después de iniciar el tratamiento con Citalopram Pensa, pueden pasar varias semanas antes de que experimente alguna mejoría.

En el tratamiento del trastorno de angustia, normalmente, pasan 2-4 semanas antes de que se observe alguna mejoría.

Al inicio del tratamiento algunos pacientes pueden experimentar un aumento de la ansiedad, que desaparecerá con el tratamiento de continuación. Por tanto, es muy importante que siga exactamente las instrucciones de su médico y no interrumpa el tratamiento o cambie la dosis sin consultar a su médico.

Pensamientos suicidas y empeoramiento de su depresión o trastorno de ansiedad

Si usted se encuentra deprimido y/o sufre un trastorno de ansiedad, puede en algunas ocasiones tener pensamientos en los que se haga daño o se quite la vida. Éstos pueden ir aumentando al tomar antidepresivos por primera vez, puesto que todos estos medicamentos requieren un tiempo para empezar a hacer efecto, generalmente alrededor de unas dos semanas, aunque en algunos casos podría ser mayor el tiempo.

Usted sería más propenso a tener este tipo de pensamientos:

  • Si usted previamente ha tenido pensamientos en los que se quite la vida o se hace daño.
  • Si usted es un adulto joven. Información de ensayos clínicos ha demostrado un aumento del riesgo de conductas suicidas en adultos jóvenes (menores de 25 años) con enfermedades psiquiátricas que fueron tratados con un antidepresivo.

Si en cualquier momento usted tiene pensamientos en los que se hace daño o se quite la vida, contacte a su médico o diríjase directamente a un hospital.

Puede ser de ayuda para usted decirle a un pariente o un amigo cercano que usted está deprimido o que tiene un trastorno de ansiedad y pedirle que lea este prospecto. Puede preguntarles si piensan que su depresión o trastorno de ansiedad ha empeorado, o si están preocupados por cambios en su comportamiento.

Niños y adolescentes

Citalopram Pensa no deberá utilizarse normalmente en el tratamiento de niños y adolescentes menores de 18 años. A la vez, debe saber que en pacientes menores de 18 años existe un mayor riesgo de efectos adversos como intentos de suicidio, ideas de suicidio y hostilidad (predominantemente agresión, comportamiento de confrontación e irritación) cuando ingieren esta clase de medicamentos. Pese a ello, el doctor que le corresponda puede prescribir Citalopram Pensa a pacientes menores de 18 años cuando decida que es lo más conveniente para el paciente. Si el médico que le corresponda ha prescrito Citalopram Pensa a un paciente menor de 18 años y desea discutir esta decisión, por favor, vuelva a su médico. Debe informar a su médico si alguno de los síntomas descritos anteriormente progresa o experimenta complicaciones cuando pacientes menores de 18 años están tomando Citalopram Pensa. A la vez, los efectos a largo plazo por lo que a la seguridad se refiere y relativos al crecimiento, la madurez y el desarrollo cognitivo y conductual de Citalopram Pensa en este grupo de edad todavía no han quedado demostrados.

Uso de Citalopram Pensa con otros medicamentos

Informe a su médico o farmacéutico si está utilizando, ha utilizado recientemente o pudiera tener que utilizar cualquier otro medicamento.

Algunos medicamentos pueden afectar la acción de otros y ello puede causar a veces reacciones adversas graves.

Informe a su médico si está utilizando alguno de los siguientes medicamentos:

– Inhibidores no selectivos de la monoaminooxidasa (IMAOs) conteniendo fenelzina, iproniazida, isocarboxazida, nialamida y tranilcipromina como sustancias activas. Si usted ha tomado alguno de estos medicamentos deberá esperar 14 días antes de empezar a tomar Citalopram Pensa. Al finalizar el tratamiento con Citalopram Pensa, usted deberá esperar 7 días antes de tomar alguno de estos medicamentos.

– Inhibidores selectivos reversibles MAO-A conteniendo moclobemida (utilizado para el tratamiento de la depresión).

– El antibiótico linezolid.

– Litio (utilizado para la profilaxis y el tratamiento del trastorno maníaco-depresivo) y triptófano.

– Imipramina y desipramina (ambos usados para tratar la depresión).

– Inhibidores irreversibles MAO-B, conteniendo selegilina (utilizada para el tratamiento de la enfermedad de Parkinson); éstos aumentan el riesgo de efectos adversos. La dosis de selegilina no debe exceder de 10 mg al día.

– Metoprolol (utilizado para la presión sanguínea elevada y/o enfermedad cardiaca); los niveles sanguíneos de metoprolol se incrementan pero no se han observado signos del efecto aumentado o efectos adversos del metoprolol.

– Sumatriptán y medicamentos similares (utilizados para tratar la migraña) y tramadol (utilizado en el dolor grave) incrementan el riesgo de efectos adversos, si usted tiene algún síntoma inusual utilizando esta combinación, debe ver a su médico.

– Cimetidina, lansoprazol y omeprazol cuando se usa a dosis elevadas (utilizados para tratar úlceras de estómago); fluconazol (utilizado para tratar infecciones por hongos), fluvoxamina (antidepresivo) y ticlopidina (utilizada para reducir el riesgo de accidentes cerebrovasculares). Los niveles de citalopram en sangre pueden estar aumentados, pero no se ha comunicado aumento de los efectos adversos de Citalopram Pensa.

– Medicamentos que afectan la función plaquetaria (por ejemplo algunos fármacos antipsicóticos, ácido acetilsalicílico (utilizado para el dolor), fármacos antiinflamatorios no esteroideos (utilizados para la artritis); aumentan ligeramente el riesgo de alteraciones hemorrágicas.

– Hierba de S. Juan (Hypericum perforatum) (un remedio a base de plantas medicinales utilizado para la depresión); la administración concomitante con Citalopram Pensa puede aumentar el riesgo de efectos adversos.

– Mefloquina (utilizado para tratar la malaria), bupropion (utilizado para tratar la depresión) y tramadol (usado para tratar el dolor grave) debido a un posible riesgo de disminuir el umbral para las convulsiones.

– Neurolépticos (medicamentos para tratar esquizofrenia, psicosis), debido a un posible riesgo de disminuir el umbral para las convulsiones, y antidepresivos.

– Antiarrítmicos clase IA y III, antipsicóticos (ej. derivados de la fenotiazina, pimozida, haloperidol), antidepresivos tricíclicos, determinados agentes antimicrobianos (esparfloxacino, moxifloxacino, eritromicina IV, pentamidina, medicamentos contra la malaria particularmente halofantrina), ciertos antihistamínicos (astemizol, mizolastina).

– Medicamentos que disminuyen los niveles de potasio o magnesio en sangre ya que ello incrementa el riesgo de sufrir alteraciones del ritmo cardíaco, que suponen un riesgo para la vida.

No tome Citalopram Pensa si está tomando medicamentos porque usted ya padece alguna enfermedad que alterael ritmo del corazón o si está tomando medicamentos que por ellos mismos pudieran llegar a afectar el ritmo del corazón. Si tiene dudas sobre este tema consulte con su médico.

Toma de Citalopram Pensa con alimentos, bebidas y alcohol

Citalopram Pensa puede tomarse con o sin alimentos (ver sección 3. “Cómo tomar Citalopram Pensa”).

Se ha observado que Citalopram Pensa no aumenta los efectos del alcohol. Sin embargo, es aconsejable evitar el consumo de alcohol mientras esté tomando este medicamento.

Embarazo, lactancia y fertilidad

Si está embarazada o en periodo de lactancia, cree que podría estar embarazada o tiene intención de quedarse embarazada, consulte a su médico o farmacéutico antes de utilizar este medicamento. Las mujeres embarazadas no deben normalmente tomar Citalopram Pensa ni las madres deben amamantar a sus bebés mientras toman este medicamento, a menos que usted y su médico hayan analizado los riesgos y beneficios implicados.

Si usted toma Citalopram Pensa durante los últimos 3 meses de su embarazo y hasta la fecha del nacimiento, sea consciente que pueden observarse en el bebé recién nacido los siguientes efectos: dificultad respiratoria, piel azulada, ataques, cambios de la temperatura corporal, dificultades para alimentarse, vómitos, azúcar bajo en sangre, rigidez o flojedad muscular, reflejos intensos, temblores, inquietud, irritabilidad, letargo, lloro constante, somnolencia y dificultades para dormirse. Si su bebé recién nacido tiene alguno de estos síntomas, por favor, contacte con su médico inmediatamente.

Citalopram pasa a la leche materna en pequeña cantidad. Hay riesgo de efectos en el niño. Si está tomando Citalopram Pensa informe a su médico antes de iniciar la lactancia.

Asegúrese que su matrona y/o médico están informados que está siendo tratado con Citalopram Pensa. Durante el embarazo, particularmente en los últimos 3 meses, medicamentos como Citalopram Pensa pueden aumentar el riesgo de una enfermedad grave en recién nacidos, denominada hipertensión pulmonar persistente neonatal (HPPN), en la cual el bebé respira rápido y se pone azulado. Estos síntomas suelen empezar durante las primeras 24 horas después del nacimiento. Si aparecen en su bebé debe contactar con su matrona y/o médico inmediatamente.

Citalopram ha demostrado reducir la calidad del esperma en modelos animales. Teóricamente, este efecto podría afectar la fertilidad, pero hasta la fecha no se ha observado su impacto en la fertilidad humana.

Conducción y uso de máquinas

Durante el tratamiento con Citalopram Pensa puede que se sienta somnoliento o mareado. No conduzca ni maneje herramientas o máquinas hasta que sepa cómo le afecta el tratamiento con Citalopram Pensa.

Los fármacos antidepresivos han cobrado especial importancia. Sobre todo desde que los casos de depresión y ansiedad se dispararan en los últimos años debido a diferentes factores tanto sociales como a nivel individual

Uno de estos fármacos es el citalopram, un antidepresivo que aumenta los niveles de serotonina y libera una gran cantidad de analgésicos en la persona. A continuación hablamos sobre sus usos, efectos secundarios y qué precauciones deben tener en cuenta aquellos que van a iniciar su tratamiento.

  • Artículo relacionado: «Tipos de antidepresivos: características y efectos»

¿Qué es el citalopram?

El citalopram es un fármaco antidepresivo que se produce desde el año 1989. Este fármaco, popularmente conocido como Celexa, se incluye dentro de la categoría de antidepresivos Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS).

Este tipo de fármaco aumenta la cantidad de serotonina al impedir que esta sea recaptada. La función principal de la serotonina es la de mantener la armonía, el equilibrio y el bienestar emocional, lo cual es esencial a la hora de intervenir en alteraciones emocionales como trastornos depresivos o en afecciones con sintomatología ansiosa.

Además, en comparación con otro tipo de antidepresivos, el citalopram descarga grandes cantidades de sustancias analgésicas con un efecto tan fuerte como el de la morfina. Esto le ha valido la fama como un antidepresivo muy eficaz.

  • Artículo relacionado: «ISRS: tipos, funcionamiento y efectos de este antidepresivo»

¿Para qué trastornos es eficaz?

Al igual que muchos otros antidepresivos, el citalopram es administrado en multitud de casos en los que la persona necesita conseguir una estabilidad emocional. Concretamente el listado de trastornos y enfermedades en las que el citalopram ha resultado ser de gran ayuda son los siguientes.

1. Sintomatología depresiva

Son bastantes las afecciones emocionales que incluyen síntomas de depresión además de la enfermedad de la depresión como tal.

Dentro de estos síntomas se incluye la sensación de irritabilidad, pesadumbre, tristeza y llantos. La anhedonia o incapacidad para disfrutar de aquellas cosas que antes resultaban satisfactorias. Además, la sensación de fatiga constante o las alteraciones en los patrones de comida y sueño también son síntomas propios de este tipo de trastornos.

2. Trastorno de ansiedad social

Más popular por el nombre de fobia social, este tipo de trastorno se distingue porque la persona experimenta una profunda sensación de temor y ansiedad en alguna o varias situaciones sociales en las que se deba interactuar con otras personas.

3. Trastorno de pánico

Otro tipo de trastorno de ansiedad en el que se recomienda la administración de citalopram es el trastorno de pánico. En él el paciente experimenta sensaciones de miedo y pánico inminentes sin que exista un estímulo real que las provoque.

4. Trastorno obsesivo compulsivo (TOC)

Otro trastorno con sintomatología ansiosa es el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC). En él el paciente presenta una serie de pensamientos intrusivos que aparecen de manera continua y reiterada y que ocasionan sentimientos de preocupación y ansiedad, y conductas repetitivas con el objetivo de calmar dichas sensaciones.

  • Quizás te interese: «El Trastorno Obsesivo-Compulsivo (TOC): ¿qué es y cómo se manifiesta?»

5. Enfermedad de Huntington

Esta enfermedad, también conocida como Corea de Huntington, es una afección hereditaria y neurodegenerativa en la que la persona presenta síntomas motores como movimientos descontrolados, tosquedad y alteración del equilibrio.

  • Artículo relacionado: «Esta enfermedad degenerativa afecta a las zonas del cerebro implicadas en el movimiento voluntario.»

6. Trastorno disfórico premenstrual

En el trastorno disfórico premenstrual (TDPM) la mujer experimenta síntomas asociados a la depresión severa, irritabilidad, angustia y nerviosismo antes de la menstruación. Estos síntomas son muy parecidos a los del Síndrome de pre-menstrual pero mucho más intensos.

¿Cómo se administra?

El uso de este medicamento siempre debe estar indicada por personal médico, y es imprescindible seguir al pie de la letra sus indicaciones. Habitualmente se recomienda una dosis diaria de 20 mg, la cual debe tomarse, a ser posible, bien por la mañana o bien por la noche. No obstante, según la sintomatología del paciente y los efectos que el fármaco provoque en este, es posible que esta dosis aumente hasta los 60 mg al día.

Sea cual sea el estado o las condiciones del paciente, en ninguno de los casos este podrá alterar la dosis recomendada a su propio juicio. Es decir, no podrá aumentar ni disminuir la dosis, así como tampoco puede tomarla con más frecuencia de la indicada.

Los primeros efectos del citalopram sobre el estado de ánimo aparecen entre las 3 y las 4 semanas después de haber iniciado su consumo, por lo que el paciente no debe dejar de tomarlo a pesar de no sentir los efectos de manera inmediata.

¿Cuáles son los efectos secundarios?

El citalopram conlleva una serie de efectos secundarios no deseados que pueden ocasionar una serie de molestias en la persona.

Estos efectos pueden dividirse en efectos secundarios no graves y efectos secundarios graves. En el caso de que el paciente experimente alguno de los efectos secundarios no graves de manera repetida es recomendable que informa a su médico para ajustar la dosis de citalopram.

Mientras que si experimenta algunos de los síntomas que se incluyen el listado de los efectos secundarios graves es de vital importancia que contacte con su médico lo más pronto posible.

Efectos secundarios no graves

Entre los efectos secundarios de mayor gravedad destacan los siguientes.

  • Problemas gástricos como dolor de estómago, diarrea o acidez.
  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Alteraciones en el apetito.
  • Disminución del peso.
  • Fatiga extrema.
  • Debilidad muscular.
  • Temblores.
  • Dolor muscular y de articulaciones.
  • Sequedad bucal.
  • Alteraciones en el deseo o el rendimiento sexual.
  • Sangrado abundante en la menstruación.

Efectos secundarios graves

Los efectos secundarios de mayor gravedad asociados a este fármaco son los iguientes.

  • Fiebre.
  • Sensación de asfixia.
  • Desmayos.
  • Dolor de pecho.
  • Alteraciones en el ritmo cardíaco.
  • Alucinaciones.
  • Vértigos.
  • Hiperhidrosis o sudoración abundante.
  • Sensación de confusión.
  • Coma.
  • Problemas de coordinación.
  • Entumecimiento muscular o contracciones musculares.
  • Alteraciones de la piel como urticaria, ampollas, sarpullido y picores.
  • Problemas para tragar.
  • Inflamación en rostros, garganta, tobillos y piernas.
  • Ronquera.
  • Cefaleas recurrentes.
  • Sangrados o cardenales sin motivo aparente.
  • Falta de concentración y sensación de inestabilidad.
  • Convulsiones.

¿Qué precauciones deben tomar quienes la consuman?

Aquellas personas que deban iniciar un tratamiento con citalopram deberán de informar a su médico acerca de sus alergias, otras afecciones o cualquier condición especial de salud en la que se encuentre el paciente.

Además, debido a los efectos e interferencias que se puedan ocasionar, deberá informar también acerca de cualquier medicación, suplemento vitamínico o compuesto natural que el paciente esté consumiendo durante el tratamiento.

En cuando al consumo de alcohol, este puede agravar los efectos secundarios del citalopram por lo que es recomendable no consumir ningún tipo de bebida alcohólica durante el tratamiento.

Al igual que otros fármacos de esta categoría, el citalopram suele causar somnolencia, por lo que los pacientes deberán evitar o tomar precauciones especiales al conducir o manejar maquinaria pesada.

Finalmente, se ha demostrado que el citalopram puede ocasionar efectos negativos en los recién nacidos si este es administrado durante los últimos meses de embarazo. Por lo tanto la paciente deberá informar de si está embaraza o si tiene intención de estarlo, puesto que el médico deberá valorar qué medicación es la mejor tanto para la salud de la madre como para la del bebé.

Generic Name: citalopram
Brand Name: CeleXA

  • Overview
  • Side Effects
  • Dosage
  • Professional
  • Tips
  • Interactions
  • More

¿Qué es citalopram?

Citalopram es un antidepresivo en un grupo de drogas llamado inhibidores selectivos de la recaptura de serotonina (SSRI, por sus siglas en inglés).

Citalopram se usa en el tratamiento de la depresión.

Citalopram puede también usarse para fines no mencionados en esta guía del medicamento.

¿Cuál es la información más importante que debo saber sobre citalopram?

Usted no debe usar citalopram si también toma pimozide, o si usted está recibiendo tratamiento con inyección de azul de metileno.

No use esta medicina si usted ha usado un inhibidor de MAO en los últimos 14 días, como isocarboxazid, linezolid, inyección de azul de metileno, phenelzine, rasagiline, selegiline, o tranylcypromine.

Algunos jóvenes tienen pensamientos de suicidio cuando comienzan a tomar un antidepresivo por primera vez. Mantenerse alerta a los cambios en su humor o síntomas. Informe a su médico de algún síntoma nuevo o que empeora.

Citalopram no está aprobado para usarse en los niños.

¿Qué debería discutir con el profesional de la salud antes de tomar citalopram?

Usted no debe usar esta medicina si es alérgico a citalopram o escitalopram (Lexapro), o si usted también toma pimozide.

No use citalopram si usted ha usado un inhibidor de MAO en los últimos 14 días. Una interacción peligrosa de medicamentos puede ocurrir. Los inhibidores de la MAO incluyen isocarboxazid, linezolid, inyección de azul de metileno, phenelzine, rasagiline, selegiline, tranylcypromine, y otros.

Para asegurarse que citalopram es seguro para usted, dígale a su médico si usted tiene:

  • un trastorno de sangrado o coágulos sanguíneos;

  • enfermedad del hígado o del riñón;

  • glaucoma de ángulo cerrado;

  • convulsiones o epilepsia;

  • enfermedad del corazón, fallo cardíaco, un trastorno del ritmo cardíaco, latidos cardíacos lentos, un historial reciente de un ataque al corazón;

  • historial personal o de familia del síndrome de prolongación del intervalo QT;

  • desequilibrio de electrólitos (como niveles bajos de potasio o magnesio en su sangre);

  • trastorno bipolar (maniacodepresivo); o

  • historial de abuso a la droga o tiene pensamientos de suicidio.

Algunos jóvenes tienen pensamientos de suicidio cuando comienzan a tomar un antidepresivo. Su médico debe chequear su progreso durante visitas regulares. Su familia o quienes lo cuidan también deben mantenerse alerta a los cambios en su humor o síntomas.

Tomar un antidepresivo SSRI puede causar problemas pulmonares graves u otras complicaciones en el bebé. Sin embargo, usted puede tener una recurrencia de la depresión si deja de tomar su antidepresivo. Dígale de inmediato a su médico si queda embarazada. No empiece o deje de tomar esta medicina durante su embarazo sin la previa aprobación de su médico.

Citalopram puede pasar a la leche materna y causarle daño al bebé lactante. Usted no debe amamantar mientras está usando citalopram.

No le dé esta medicina a personas menores de 18 años sin consejo médico. Citalopram no está aprobado para usarse en los niños.

¿Cómo debo tomar citalopram?

Siga todas las instrucciones en la etiqueta de su prescripción. Tal vez su médico en ocasiones cambie su dosis. No use esta medicina en cantidades mayores o menores, o por más tiempo de lo recomendado.

Mida la medicina líquida con la jeringa de medición que viene con su medicina, o con una cuchara o taza de medición especial. Si no tiene con qué medir la dosis de su medicina, pídale una cuchara o taza de medición a su farmacéutico.

Puede tomar hasta 4 semanas antes de que sus síntomas mejoren. Siga usando el medicamento como indicado y dígale a su médico si sus síntomas no mejoran.

No deje de usar citalopram de forma repentina, o podría tener síntomas desagradables de abstinencia. Pregúntele a su médico como dejar de usar esta medicina de forma segura.

Guarde a temperatura ambiente, lejos de la humedad y el calor.

¿Qué sucede si me salto una dosis?

Tome la dosis que dejó de tomar tan pronto se acuerde. Sáltese la dosis que dejó de tomar si ya casi es hora para la siguiente dosis. No tome más medicina para alcanzar la dosis que dejó de tomar.

¿Qué sucedería en una sobredosis?

Busque atención médica de emergencia o llame a la línea de Poison Help al 1-800-222-1222.

¿Qué debo evitar mientras tomo citalopram?

Pregúntele a su médico antes de tomar un antiinflamatorio no esteroide (AINE, NSAID por sus siglas en inglés) para el dolor, artritis, fiebre, o hinchazón. Esto incluye aspirin, ibuprofen (Advil, Motrin), naproxen (Aleve), celecoxib (Celebrex), diclofenac, indomethacin, meloxicam, y otros. Usar un AINE con citalopram puede causarle moretones o sangrado fácil.

Beber alcohol puede aumentar ciertos efectos secundarios de citalopram.

Citalopram puede perjudicar su pensamiento o reacciones. Tenga cuidado si usted conduce un vehículo o tiene que hacer algo que demande se mantenga alerta.

¿Cuáles son los efectos secundarios posibles de citalopram?

Busque atención médica de emergencia si usted tiene síntomas de una reacción alérgica: sarpullido o ronchas; dificultad para respirar; hinchazón de la cara, labios, lengua, o garganta.

Informe a su médico de algún síntoma nuevo o que empeora, como: cambios del humor o del comportamiento, ansiedad, ataques de pánico, dificultad para dormir, o si se siente impulsivo, irritado, agitado, hostil, agresivo, inquieto, hiperactivo (mentalmente o físicamente), más deprimido, o piensa en suicidarse o hacerse daño.

Llame a su médico de inmediato si usted tiene:

  • sensación de desvanecimiento, como que se va a desmayar;

  • visión borrosa, visión de túnel, dolor o hinchazón de los ojos, o ver halos alrededor de las luces;

  • dolor de cabeza con dolor de pecho y mareo severo, desmayo, palpitaciones cardíacas rápidas o fuertes;

  • reacción severa del sistema nervioso–músculos muy tiesos (rígidos), fiebre alta, sudoración, confusión, latidos cardíacos rápidos o desiguales, temblores, sensación de que se puede desmayar;

  • niveles altos de serotonina en el cuerpo-agitación, alucinaciones, fiebre, latido cardíaco rápido, reflejos hiperactivos, náusea, vómito, diarrea, pérdida de coordinación, desmayo; o

  • niveles bajos de sodio en el cuerpo–dolor de cabeza, confusión, habla arrastrada, debilidad severa, vómitos, sensación de inestabilidad.

Efectos secundarios comunes pueden incluir:

  • problemas con la memoria o la concentración;

  • dolor de cabeza, somnolencia;

  • boca seca, aumento del sudor;

  • entumecimiento o hormigueo;

  • aumento del apetito, náusea, diarrea, gas;

  • latidos cardíacos rápidos, sentirse tembloroso;

  • problemas para dormir (insomnio), sentirse cansado;

  • síntomas de resfrío como nariz congestionada, estornudo, dolor de garganta;

  • cambios de peso; o

  • dificultad para tener un orgasmo.

Esta lista no menciona todos los efectos secundarios y puede ser que ocurran otros. Llame a su médico para consejos médicos relacionados a efectos secundarios. Usted puede reportar efectos secundarios llamando al FDA al 1-800-FDA-1088.

¿Qué otras drogas afectarán a citalopram?

Tomar citalopram con otras drogas que le causen sueño o respiración lenta puede causar efectos secundarios peligrosos o mortales. Pregúntele a su médico antes de tomar una pastilla para dormir, narcótico para el dolor, medicina con receta para la tos, relajante muscular, o medicina para la ansiedad, depresión, o convulsiones.

Muchas drogas pueden interactuar con citalopram. No todas las interacciones posibles se enumeran aquí. Dígale a su médico todas las medicinas que usa, y cualquiera que comience o deje de usar, especialmente:

  • cimetidine;

  • lithium;

  • St. John’s wort;

  • tryptophan (a veces llamado L-tryptophan);

  • un anticoagulante (warfarin, Coumadin, Jantoven);

  • cualquier otro antidepresivos;

  • medicamento para el corazón;

  • medicina para el tratamiento de trastorno psiquiátrico; o

  • medicamentos «triptanos» para la migraña.

Esta lista no está completa y muchas otras drogas pueden interactuar con citalopram. Esto incluye las medicinas que se obtienen con o sin receta, vitaminas, y productos herbarios. Dele una lista de todas sus medicinas a cualquier profesional de la salud que lo atienda.

¿Dónde puedo obtener más información?

  • Su farmacéutico le puede dar más información acerca de citalopram.
  • Recuerde, mantenga ésta y todas las otras medicinas fuera del alcance de los niños, no comparta nunca sus medicinas con otros, y use este medicamento sólo para la condición por la que fue recetada.
  • Se ha hecho todo lo posible para que la información que proviene de Cerner Multum, Inc. (‘Multum’) sea precisa, actual, y completa, pero no se hace garantía de tal. La información sobre el medicamento incluida aquí puede tener nuevas recomendaciones. La información preparada por Multum se ha creado para uso del profesional de la salud y para el consumidor en los Estados Unidos de Norteamérica (EE.UU.) y por lo cual Multum no certifica que el uso fuera de los EE.UU. sea apropiado, a menos que se mencione específicamente lo cual. La información de Multum sobre drogas no sanciona drogas, ni diagnóstica al paciente o recomienda terapia. La información de Multum sobre drogas sirve como una fuente de información diseñada para la ayuda del profesional de la salud licenciado en el cuidado de sus pacientes y/o para servir al consumidor que reciba este servicio como un suplemento a, y no como sustituto de la competencia, experiencia, conocimiento y opinión del profesional de la salud. La ausencia en éste de una advertencia para una droga o combinación de drogas no debe, de ninguna forma, interpretarse como que la droga o la combinación de drogas sean seguras, efectivas, o apropiadas para cualquier paciente. Multum no se responsabiliza por ningún aspecto del cuidado médico que reciba con la ayuda de la información que proviene de Multum. La información incluida aquí no se ha creado con la intención de cubrir todos los usos posibles, instrucciones, precauciones, advertencias, interacciones con otras drogas, reacciones alérgicas, o efectos secundarios. Si usted tiene alguna pregunta acerca de las drogas que está tomando, consulte con su médico, enfermera, o farmacéutico.

Copyright 1996-2018 Cerner Multum, Inc. Version: 20.01.

Further information

Always consult your healthcare provider to ensure the information displayed on this page applies to your personal circumstances.

Related questions

  • What is the difference between Celexa and Lexapro?

Medical Disclaimer

More about citalopram

  • Side Effects
  • During Pregnancy or Breastfeeding
  • Dosage Information
  • Patient Tips
  • Drug Images
  • Drug Interactions
  • Compare Alternatives
  • Support Group
  • Pricing & Coupons
  • 1785 Reviews
  • Drug class: selective serotonin reuptake inhibitors
  • FDA Alerts (10)

Consumer resources

  • Citalopram
  • Citalopram Tablets
  • Citalopram Solution
  • Citalopram (Advanced Reading)

Other brands: Celexa

Professional resources

  • Citalopram Hydrobromide (AHFS Monograph)
  • … +4 more

Related treatment guides

  • Anxiety and Stress
  • Bipolar Disorder
  • Body Dysmorphic Disorder
  • Agitation
  • … +17 more

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *