0

Clinica ginecologica recoletos

El Hospital Campo Grande integra la Clínica Recoletos para crear un servicio especializado en mujer

500

Nacimientos al año entre partos naturales y cesáreas, las cuales ya se sitúan por debajo del 50% pese a ser una población más añosa y frecuentemente gemelar al tratarse muchos casos de reproducción asistida.

«Esta unión de dos equipos sanitarios tan potentes en un proyecto común supone un salto de calidad para la atención de nuestros pacientes de Valladolid. Se trata de transmitir a las mujeres que su interactuación con la sanidad va más allá del embarazo o las revisiones ginecológicas, contar con la Unidad de la Mujer Recoletas supone también crecer con Recoletas, porque una vez confías tu salud en nosotros, Recoletas te acompaña en las diferentes etapas de tu vida», según destaca el Grupo Recoletas.

Por su parte, Ángel Santaolaya, director médico del centro, considera que «Castilla y León se merece un centro de referencia en la atención integral de la salud de la mujer a la altura de las grandes capitales, es por esto que ambas empresas hacen un tándem perfecto al sumar nuestra experiencia ginecológica de 30 años a la Red Hospitalaria de Recoletas».

CARTERA DE SERVICIOS Y RECURSOS

■ Mama

• Diagnóstico. Rápido e integral y pruebas como mamografía y ecografía HD. Biopsia y Anatomía Patológica.

• Cirugía. Intervención incoplástica; Oncología y Radioterapia y Psicología.

■ Reproducción asistida

• Técnicas. Inseminación artificial; fecundación in vitro y preservación de la fertilidad.

• Donación. De ovocitos y semen.

• Otros. Diagnóstico genético; preservación de la fertilidad; andrología; psicología y consulta interespecialidad.

■ Urgencias ginecológicas

• Especializada. Atención especializada en el Hospital Campo Grande de 24 horas los 365 días del año.

■ Ginecología

• Revisiones. Control y seguimiento ginecológico.

• Consulta joven. Información sobre sexualidad y planificación.

• Histeroscopia. Procedimiento clínico que permite al ginecólogo ver el interior del útero por medio de una endoscopia.

• Otros. Ecografía y densitometría; cirugía convencional y láser; endometriosis; menopausia y atrofia vaginal; suelo pélvico; cáncer ginecológico y cirugía plástica ginecológica.

■ Obstetricia

• Embarazo. Control del embarazo normal y de alto riesgo. Plus estilo de vida. Ecografía 4D y 5D.

• Diagnóstico prenatal.

• Parto y postparto. Humanizado, control postparto, maternidad neonatal, escuela de padres y crianza.

■ Urología

• Incontinencia urinaria.

• Otros. Infecciones de repetición, sexualidad y lesionados medulares.

• Red Recoletas. Recoletas Red Hospitalaria cuenta con más de 900 empleados y 500 médicos, que dan servicio en siete hospitales, siete centros médicos y cuatro de diagnóstico. Valladolid, Burgos, Palencia, Zamora, Segovia, Cuenca, Santander y Plasencia son las capitales de provincia en las que la red está presente. En Valladolid está el Campo Grande y el Felipe II.

FIV RECOLETOS

Calificación de los usuarios

  • FIV Recoletos es una red de clínicas especializada en ginecología y obstetricia formado por un equipo de profesionales especializados que llevamos 25 años acompañando a las mujeres en sus diferentes necesidades de salud ginecológica, sexual y reproductiva, a lo largo de todas las etapas de su vida. En FIV Recoletos llevamos desde 1991 siendo pioneros en ayudar a las mujeres y parejas con problemas de esterilidad a cumplir su sueño de ser madres mediante técnicas de Reproducción Asistida. Para ello contamos con un equipo altamente especializado y experimentado y con las más avanzadas tecnologías en Reproducción Asistida. En FIV Recoletos disponemos de una Unidad de Mama constituida por un equipo de profesionales médicos altamente especializados que garantizan una atención integrada de calidad (ginecología, radiología, anatomía patológica, cirugía plástica y oncología), y de la más avanzada tecnología diagnóstica, tanto de imagen como de laboratorio y anatomía patológica. www.fivrecoletos.com Citación y presupuestos online

    Servicios concertados en este centro para afiliados a CH Salud – CardHouse:

    CLINICAS MEDICAS: CLINICAS MEDICAS
    ESPECIALIDADES: Cirugía menor, Ginecología y obstetricia
    MEDIOS DE DIAGNOSTICO: Anatomía patológica (convencional), Citología, Colposcopia, Densitometría ósea, Eco 3D, Eco 4D, Eco-doppler, Eco-doppler color, Ecografías, Mamografía, Polipectomía
    TRATAMIENTOS: Fecundación in Vitro, Inseminación Artificial, Reproducción asistida

    WEB

    Te acompañamos en tus necesidades ginecológicas a lo largo de tu vida

    Diagnóstico y tratamiento de la patología ginecológica

    La patología ginecológica engloba las enfermedades -tanto benignas como malignas- del sistema reproductor que pueden afectar a las mujeres a lo largo de su vida. El aparato reproductor femenino está formado por órganos internos (vagina, útero, trompas de Falopio y ovarios) y por órganos externos (vulva).

    Servicio de diagnóstico precoz del cáncer de cuello de útero

    • Diagnóstico HPV (Virus del papiloma).

      El HPV es una familia de virus que afectan la piel, causando por lo general un crecimiento irregular de células o verrugas. Existen más de 150 tipos de HPV. La mayoría son inofensivos, pero al menos 15 tipos se asocian con un mayor riesgo de cáncer. Estos tipos afectan a los genitales y se adquieren a través del contacto sexual (oral, vaginal y anal) con una pareja infectada. Se clasifican como de bajo riesgo o de alto riesgo.

      • Los de bajo riesgo pueden causar verrugas genitales.
      • Los de alto riesgo pueden conducir al cáncer en el cuello uterino, vulva, vagina y ano.

      La infección por HPV pasa desapercibida al no producir síntomas. En la mayoría de las personas infectadas, los virus desaparecen espontáneamente sin secuelas a lo largo de los dos años siguientes a la infección. Teniendo en cuenta la alta frecuencia de circulación de los virus y la gran cantidad de tipos distintos, las reinfecciones y las infecciones múltiples (por distintos tipos de este virus a la vez) son muy frecuentes, de manera que la mayoría de las personas sexualmente activas han sido infectadas en algún momento de su vida sexual.
      En los casos en los que los virus de los tipos asociados al cáncer no son eliminados, aparecen al cabo de los años lesiones precancerosas que, si no se eliminan quirúrgicamente, evolucionan hacia el cáncer.

      El diagnóstico del HPV se realiza mediante la prueba de Papanicolaou, que se realiza en las citologías de revisiones anuales. Consiste en obtener una muestra de las células del cuello uterino y la vagina para su estudio al microscopio y valorar si las células son normales.
      La prueba de ADN o de alto riesgo sirve para identificar la presencia de los virus HPV de alto riesgo en una muestra de células del cuello uterino. Un resultado positivo significa que existe HPV en el cuello uterino, lo que con el tiempo podría derivar en un cáncer de cuello uterino o no. Se recomienda esta prueba en las siguientes circunstancias:

      • Como método de seguimiento de una prueba de Papanicolau que ha detectado células anormales o cuyo resultado es dudoso.
      • En las mujeres de 30 años o más, combinada con la prueba de Papanicolau, ya que aumenta la capacidad de detección de HPV de alto riesgo. Si los resultados de ambas pruebas son normales, el riesgo de desarrollar un cáncer cervical es muy bajo y no es necesario hacerse más pruebas de detección hasta dentro de cinco años.
    • Prevención del HPV y vacunación.

      Debido a que la infección por HPV es asintomática (y por tanto no se sabe que se está infectado/a) y que casi todas las personas sexualmente activas contraerán este virus en algún momento de su vida, es importante protegerse contra el HPV. Existen distintas maneras para reducir la probabilidad de contraer el virus:

      • Las vacunas contra el HPV son seguras y eficaces y pueden proteger a hombres y mujeres contra algunos de los tipos más comunes de HPV, que pueden causar lesiones precursoras y cáncer. Las vacunas contra el HPV se administran en tres inyecciones en un periodo de seis meses. Es importante recibir las tres dosis para tener la mejor protección. Existen dos vacunas para mujeres (Cervarix® y Gardasil®). Ambas vacunas son altamente efectivas para prevenir infecciones por los tipos 16 y 18 de HPV, dos HPV de alto riesgo que causan cerca del 70% de los cánceres cervical y anal. Gardasil® previene también contra la infección por los tipos 6 y 11 de VPH, los cuales causan el 90% de las verrugas genitales. En mujeres, las vacunas contra el HPV se recomiendan:
        • Para las niñas de entre 11 y 14 años, dentro del calendario vacunal. En Castilla y León y en Castilla La Mancha se vacuna a las niñas a los 14 años.
        • Para adolescentes y mujeres de 13 a 26 años que no hayan recibido ninguna dosis o que no hayan completado la serie cuando eran más jóvenes.
      • Reducir el riesgo en las relaciones sexuales:
        • Usar preservativo de forma adecuada y constante (desde el principio hasta el final). Es necesario tener en cuenta que el VPH puede infectar las áreas que no queden cubiertas por el preservativo y que no necesariamente tiene que existir una relación sexual completa para contagiarse, por lo que el preservativo no protege completamente del HPV.
        • Limitar el número de parejas sexuales u optar por relaciones mutuamente monógamas a largo plazo con una pareja no infectada. Sin embargo, es difícil determinar si una persona que ha sido sexualmente activa en el pasado está infectada en la actualidad.
      • Realizarse una revisión ginecológica anual: La revisión ginecológica anual es imprescindible para controlar la salud de las mujeres y, en particular, para detectar tipos de cáncer de cuello de útero no asociados a los tipos contra los que protegen las vacunas. La combinación del correcto control ginecológico y la vacunación maximiza la eficacia del programa para combatir el cáncer de cuello de útero.
    • Tratamiento de lesiones premalignas.

      Casi todas las lesiones premalignas (precancerosas) del cuello de útero se pueden tratar con éxito si se detectan a tiempo. En las mujeres en las que se detectan lesiones precancerosas de cuello uterino, se tratan mediante técnica quirúrgicas, con resección más o menos amplia dependiendo del grado de la lesión. Las técnicas más utilizadas para tratar las lesiones cervicales en nuestro centro son la colposcopia (técnica que usa un microscopio con iluminación para detectar y tratar lesiones en el cuello del útero), la histeroscopia (técnica que usa un sistema óptico para detectar y tratar lesiones en el útero), la electrocoagulación (cauterización eléctrica de las lesiones) y la conización (cirugía para extirpar una parte en forma de cono del tejido del cuello del útero).

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *