0

Cocina para adelgazar

Tabla de contenidos

Dejar de comer o eliminar grandes grupos de alimentos de la dieta no sólo no ayuda sino que puede entorpecer el logro de un peso sano y su mantenimiento en el tiempo. Por eso, nada mejor que comer sano y ligero para lograr nuestro objetivo de adelgazar, y para ayudarte dejamos 63 recetas ricas en nutrientes que tienen cabida en tu dieta.

Recetas con frutas y verduras

No pueden faltar en una dieta para adelgazar por su riqueza en fibra, agua y otros nutrientes que ayudan a perder peso. Además, su consumo a diario garantiza muchos otros beneficios, por eso, algunas preparaciones ligeras y nutritivas que son aptas si deseamos deshacernos de kilos de más son:

  • Ensalada de alcachofas y habitas: una receta súper fácil, ideal como guarnición de una proteínas o para acompañar un huevo u omelette a base de éstos.
  • Crema de verduras de primavera: con un alto contenido acuoso y variedad de verduras esta receta es un entrante ideal para saciarnos fácilmente y comer menos a lo largo del día.
  • Tosta de aguacate, bacalao ahumado y cintas de espárrago: otro entrante colmado de grasas buenas, fibra y potasio ideal para empezar una comida con buen pie o compartir a una cena informal.
  • Gazpacho de melocotón: es un plato sencillo de realizar, con alto contenido acuoso que favorece la hidratación y resulta refrescante, ideal para el verano.
  • Ensalada de brócoli y aguacate con huevo: para una cena completa, con muchas proteínas y grasas buenas, este plato resulta ideal. También podríamos usarlo como guarnición de una hamburguesa de legumbres o cereales y así resultaría apto para la comida.
  • Pizza con base de coliflor: es una forma diferente de sumar verduras a la dieta y de reemplazar harinas refinadas por ingredientes de mejor calidad que pueden ayudarnos a adelgazar.
  • Rollitos de berenjena rellenos de queso, tomate y col kale: mucha fibra y proteínas que sacian pero muy pocas calorías en este plato ideal como entrante, cena ligera o bien, para un picoteo con amigos o familia.
  • Falsos pappardelles de calabacín con tomatitos salteados y queso de cabra: para una cena con zoodles o falsa pasta de vegetales, podemos crear este plato sencillo, rápido y muy ligero.

Platos dulces con frutas y verduras

  • Brownie de boniato y dátiles: para disfrutar de un brownie sano y saciantepodemos acudir a hortalizas como el boniato colmado de fibra y otros buenos nutrientes.
  • Cuscús con leche y frutas: ideal para un desayuno colmado de hidratos de calidad, potasio, vitamina C y grasas buenas propias de las nueces que componen la receta.
  • Crema de chocolate, aguacate y plátano con dátiles: sólo azúcares naturales en este postre sano y nutritivo, ideal para disfrutar en casa sin remordimiento alguno.
  • Polos de mango, plátano y frambuesas: para los amantes del helado estos polos con alto contenido acuoso, con azúcares propios de las frutas son ideales a modo de postre o snack refrescante.
  • Brochetas de frutas: recomiendo esta receta sencilla para los más peques de la casa que adoran los platos coloridos y que puede reemplazar perfectamente a un montón de chucherías comerciales.
  • Zumo verde de kale, espinacas, zanahoria y mandarina: para reponer energía e hidratarnos tras un entrenamiento intenso este zumo puede ser una excelente opción colmada de micronutrientes.

Platos con huevo

El huevo es uno de los alimentos que más saciedad ofrecen, muy versátil y de gran ayuda cuando buscamos cocinar sano en muy poco tiempo. Entonces, tanto claras colmadas de proteínas como yema de huevo con variedad de nutrientes pueden incluirse en nuestra dieta para adelgazar, mediante algunas de las siguientes recetas:

  • Tortilla de espárragos trigueros: un plato ideal para una cena rica en proteínas, fácil y saciante con sólo dos ingredientes básicos.
  • Huevos rellenos de bacalao: como entrante o cena ligera estos huevos rellenos son una excelente alternativa para el verano, no necesitan horno y son muy fáciles de realizar.
  • Huevos al horno sobre aguacate con queso de cabra: aunque puede ser un entrante, por la gran saciedad que brinda recomiendo este plato para la cena, pues aporta proteínas de calidad, grasas buenas y puede ir acompañado de una fresca ensalada.
  • Huevos turcos con yogur: para una dieta rica en proteínas esta receta resulta ideal, pues sin carnes sino a base de lácteos y huevos podemos lograr un plato con alto aporte de este nutriente.
  • Huevos al horno con calabacín: un plato muy ligero pero saciante que recomiendo para la cena si deseamos una preparación sencilla para elaborar en minutos.
  • Cloud eggs o huevos nube: con mucho volumen y proteínas esta preparación puede ir bien para un desayuno, comida o cena dependiendo de su acompañamiento.

Platos dulces con huevo

  • Tortitas de plátano con dos ingredientes: para un desayuno súper rápido y versátil podemos combinar huevos con una fruta rica en azúcres naturales y listo, ideal para golosos.
  • Tortilla de clara de huevo, avena y plátano: para un desayuno muy saciante, colmado de energía de calidad podemos elaborar este plato que resulta apropiado para después o antes de un entrenamiento intenso.

Preparaciones con legumbres

Aunque muchas veces pensamos lo contrario, las legumbres resultan de mucha ayuda al momento de perder peso por ser ingredientes de baja densidad calóricay que brindan saciedad. Algunas recetas con las que podemos sumarlas a la dieta son:

  • Hamburguesas veganas de garbanzos y brócoli: ideal si no deseamos sumar carnes ni huevos a la mesa. Poseen muchas proteínas y fibra por lo que sacian con facilidad sin muchas calorías.
  • Ensalada templada de judías negras y patata: una comida saciante, colmada de fibra, vitaminas del complejo B, carotenos, potasio y proteínas vegetalesque recomiendo probar tanto templada como fría en pleno verano.
  • Bocaditos de alubias negras y cuscús: una receta que surgió para aprovechar sobras y que repito mucho en casa, apta para veganos y aprobada por niños. Es ideal para el picoteo si queremos opciones sanas y saciantes.
  • Snack de garbanzos especiados: para trasladar a cualquier lado estos garbanzos son el snack perfecto, saciante y sabroso que puede reemplazar a opciones comerciales de mala calidad nutricional
  • Ensalada de quinoa con lentejas beluga y hortalizas crujientes: ensalada vegana pero con muchas proteínas ideal para saciarnos en una comida sana.
  • Hamburguesas de lentejas y arroz: receta vegana que gracias a la combinación de cereal con legumbre permite obtener proteínas completas. Y además, súper fácil de realizar.

Recetas con semillas y frutos secos

Son un concentrado de buenos nutrientes para el organismo, muy saciantesdebido a su fibra y proteínas vegetales y lo mejor, exigen masticaciónfavoreciendo por ello el funcionamiento del aparato digestivo. Podemos agregar semillas y frutos secos a nuestra dieta para perder peso mediante los siguientes platos:

  • Espárragos cítricos con queso y nueces: una ensalada sencilla ideal para una cena colmada de proteínas de buena calidad así como calcio y fibra que nos ayudará a calmar el apetito con facilidad.
  • Ensalada de brotes con fresones y frutos secos: mucha fibra en este plato que nos hará masticar y así favorecerá la saciedad de nuestro organismo. Una cena ligera o guarnición con variedad de semillas frutos secos.
  • Crackers crujientes de semillas y avena: para masticar mucho y así saciarnos con facilidad podemos optar por estas crackers colmadas de grasas buenas, ideales como snack o para incluir en desayunos y meriendas.
  • Pan integral con semillas: para reemplazar el pan comercial, podemos elaborar esta opción y disponer de pan sano y sabroso toda la semana, con mucha fibra y sin harinas refinadas ni azúcar agregado para proteger el organismo ante todo.
  • Semillas o pipas de calabaza tostadas: para llevar al trabajo o a cualquier otro lado este es el snack perfecto que recomendamos realizar en casa.

Recetas dulces con semillas y frutos secos

  • Galletas de avena y frutos secos sin azúcar: para una merienda saciante o a modo de snack crujiente podemos optar por estas galletas sin azúcar en su interior ni harinas refinadas que recomiendo probar en casa.
  • Galletas de plátano y coco con pipas de girasol: sin harinas ni azúcar, estas galletas son muy fáciles y saciantes por su gran aporte de fibra, proteínas vegetales y grasas de calidad. Y lo mejor, son aptas para veganos y celíacos.
  • Barritas energéticas de orejones: ideal para reemplazar barritas comerciales y lo mejor, se realizan sin cocción y pueden conservarse por mucho tiempo.
  • Bombones de dos ingredientes: sin azúcares ni harinas adicionadas estos bombones son aptos como postre sano o bien, para calmar las ansias de dulces con opciones nutritivas y saciantes.
  • Porridge con leche de almendras y semillas de chía: mucha fibra, proteínas vegetales y grasas sanas para empezar el día con energía de calidad y mantener el hambre a raya el resto del día.

Platos con pescado

El pescado blanco muy magro y ligero es uno de los alimentos que podemos comer sin preocuparnos de engordar, mientras que el pescado azul con más proteínas y grasas buenas como es el omega 3, sacia con facilidad y nos ayuda a cuidar la salud mientras perdemos peso.

Algunas preparaciones muy nutritivas ideales para adelgazar son:

  • Ensalada multicolor con salmón salteado: una buena forma de consumir pescado en verano es mediante ensaladas varias como esta que resulta una buena alternativa para la cena.
  • Brochetas de merluza y piña: es una cena rápida que nos saciará con proteínas de calidad y que casi no aporta grasas.
  • Ensalada noruega con arenque y patatas: para una comida ligera pero saciante debido a sus proteínas y almidón resistente propio de la patata en ensalada, esta receta resulta ideal y fresca para el verano.
  • Rollitos de sardinas con verduras al horno: para una cena ligera rica en proteínas, fibra y grasas de calidad esta preparación resulta una muy buena alternativa cuando buscamos perder peso.
  • Albóndigas de merluza y brócoli: muchas proteínas y pocas grasas en este plato saciante, con fibra, potasio, calcio vegetal y vitaminas del complejo B.
  • Ensalada templada de salmón con patata y hierbas frescas: para una comida saciante y con mucho omega 3 esta es una receta muy recomendable. Incluso puede ser una buena opción para llevar de tupper.

Recetas con carnes magras

Las proteínas de origen animal pueden o no estar presentes en tu dieta para adelgazar, siendo las carnes magras tanto rojas como blancas una opción para incorporarlas. A continuación algunos platos que puedes sumar a tu mesa habitual si deseas bajar de peso:

  • Ensalada de ternera y pepino: para una cena rápida y muy saciante por su alto contenido proteico podemos elaborar esta fresca ensalada.
  • Sopa de pavo con cebada y zanahoria: mucha agua, fibra y proteínas en este plato lo cual se traduce en una alternativa muy saciante ideal para la comida.
  • Pechuga de pollo jugosa al horno con especias: si no te apetece la pechuga de pollo a la plancha porque te resulta muy seca, aquí una buena opción con mucho sabor y variedad de nutrientes debido a las especias.
  • Ensalada de pollo y aguacate: ideal para aprovechar sobrantes de pollo que podemos combinar con diversos ingredientes para crear una cena completa o comida ligera en minutos.
  • Wraps o tacos de lechuga con ternera salteada: proteínas magras junto a fibra son la combinación perfecta para saciarnos con facilidad y podemos encontrarla en esta receta.
  • Brochetas de pavo y tomatitos al yogur: un plato muy rápido y saciante que podemos consumir en la cena o en la comida si lo acompañamos de arroz, quinoa o alguna legumbre.
  • Ternera asada con crema de calabaza: para una cena saciante acompañada de una ensalada esta receta a base de ternera es una excelente opción. Además, podemos lucirnos y elaborar este plato para una cena con familia o amigos.
  • Ensalada tailandesa de ternera: una receta muy fácil de realizar, con mucho sabor y color que denota su riqueza en micronutrientes varios.

Platos a base de cereales integrales

No todos los hidratos son iguales y eliminarlos por completo de la dieta es un grave error. Siempre y cuando escojamos granos enteros y derivados de éstos podemos lograr preparaciones ricas en fibra, con más proteínas y buenos nutrientes que nos ayudan a saciarnos con facilidad. Algunos ejemplos de que los hidratos son aptos en una dieta para adelgazar son:

  • Ensalada verde de quinoa: para una comida ligera o bien, como guarnición de una proteína, esta ensalada rica en fibra y proteínas es una buena opción para sumar hidratos a nuestra dieta para perder peso.
  • Ensalada de pasta integral y pavo de inspiración griega: escogiendo opciones integrales, cocinando la pasta al dente y acompañándola de proteínas que sacian y verduras que suman fibra y reducen el índice glucémico de la preparación, podemos lograr un plato excelente para perder peso sin dejar de comer pastas.
  • Burritos vegetarianos de alubias negras y arroz integral: receta vegetariana con proteínas completas y mucha fibra para saciarnos con facilidad.

  • Hamburguesa de coliflor y avena al curry: ideal para sumar avena que es uno de los cereales más sanos y populares. Por su riqueza en fibra saciará con facilidad mientras ofrece buenas grasas, potasio, carotenos y variedad de vitaminas y minerales más que el cuerpo necesita.
  • Ensalada de trigo sarraceno y habas: un cereal muy poco usado pero que al igual que otros integrales puede ofrecernos mucha fibra y proteínas vegetales. En esta ocasión tenemos una receta recomendable para una comida completa, apta para veganos.
  • Pan integral de espelta a las finas hierbas: para los amantes de la cocina y el pan, esta receta es una buena opción para probar en casa y disfrutar en desayunos y meriendas de toda la semana.
  • Pasta integral con verduras: para una comida saciante esta receta es una excelente opción, fácil de realizar y colmada de vitaminas y minerales varios propios de las verduras del plato.
  • Medallones de quinoa: ideal para reemplazar la carne en una comida vegetariana, pues de la quinoa podemos obtener proteínas completas, mucha fibra y minerales que el cuerpo necesita como hierro y potasio.

Platos dulces con cereales integrales

  • Muffins fitness de plátano y avena: para un desayuno de fin de semana o una merienda tras el entrenamiento estos muffins son una excelente opción que podemos elaborar en casa.
  • Barritas energéticas de dátiles y avena: las barritas comeciales pueden tener grasas de mala calidad y mucho azúcar en su interior, por lo que esta opción casera y muy fácil de realizar puede ser el reemplazo perfecto para comer entre horas.
  • Galletas fitness: con mucha fibra y aptas para veganos esta receta puede ser recomendable para elaborar un día y disponer de galletas dulces nutritivas toda la semana.

Imagen | Directo al Paladar y Vitónica

Casi todos queremos o necesitamos adelgazar en algún momento de nuestra vida, aunque parece que vivimos en un círculo vicioso que se repite cada año. Pasar del desenfreno gastronómico a dietas restrictivas no es lo más recomendable, lo mejor es perder peso de forma sana con platos que sí sean apetecibles.

Una dieta radical, aburrida y monótona está condenada a fracasar y muy probablemente causará efecto rebote. Por eso hemos reunido 101 recetas ligeras para quien necesite inspiración para adelgazar o empezar a comer de forma más saludable y equilibrada. Muchos platos son además perfectos para preparar ya el buen tiempo, aunque no faltan tampoco recetas reconfortantes sin ser pesadas. ¿Listos para adelgazar sin renunciar al placer?

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

Recetas ligeras de picoteo

Siempre se dice que comer entre horas es lo peor de lo peor cuando queremos perder algún kilito, pero, como siempre, todo depende. Picotear sin parar aperitivos y snacks típicos de las máquinas de vending no suele ser muy buena idea, pero también existen bocados ligeros que nos ayudarán a calmar el apetito entre las comidas principales.

Hay picoteos calóricos como los frutos secos que en realidad pueden ser tentempiés ligeros con raciones comedidas al natural o tostándolos en casa. Incluso existen estudios que indican que consumir moderadamente cada día frutos secos pueden ayudar a adelgazar. También tenemos otras opciones muy sencillas, como los garbanzos tostados al horno, más ligeros y muy versátiles.

  • Vasitos de yogur skyr con tartar de aguacate, granada y manzana
  • Dip de berenjena etíope
  • Champiñones encurtidos
  • Endivias rellenas de manzana y aguacate
  • Bruschettas a la caprese
  • Hummus de lentejas
  • Tosta de rúcula, pera, rabanitos y queso
  • Pinchos de alcachofa, pimiento y bacalao ahumado
  • Pintxo de bacalao en aceite
  • Falsas gildas

Verduras y hortalizas, ligeras y muy sabrosas

No descubrimos América a nadie diciendo que las verduras y hortalizas son nuestra mejor apuesta para adelgazar. En realidad nuestra alimentación habitual debería contar siempre con un alto porcentaje de verduras, pero no me gusta que solo nos acordemos de ellas cuando pretendemos ponernos a dieta.

Hay verduras más calóricas que otras pero la diferencia es irrisoria. Lo ideal es introducir una buena variedad de productos vegetales de temporada y, eso sí, escoger técnicas de cocción que no sumen grasas y calorías vacías. Las mejores formas de consumir verduras es en cocciones cortas como el salteado, wok o vapor, como el rico brócoli al vapor con aliño de tahini y limón.

También quedan deliciosas asadas, por ejemplo en la receta de coliflor asada entera al curry o incluso crudas. Lo importante es potenciar al máximo sus sabores y texturas, jugando con aderezos saludables como las especias y las hierbas aromáticas.

  • Calabaza asada con brócoli crujiente, arándanos y almendras
  • Morcilla de verano
  • Bimi con miso, jengibre y ajo negro
  • Sartén de brócoli con especias y coco
  • Cintas de calabacín con berberechos
  • Ensalada depurativa con aliño de tahini
  • Ensalada de col kale masajeada con arándanos, feta, almendra y aliño de albaricoque
  • Zanahorias y rabanitos glaseados al horno
  • Alcachofas al puñetazo
  • Cuscús de coliflor

Recetas con huevo, nutritivas y saludables

Antiguamente denostado, el huevo ha recuperado el sitio que se merece entre los mejores productos para consumir de forma habitual. Es muy rico en nutrientes esenciales, gran fuente de proteínas y encaja a la perfección en una dieta de adelgazamiento.

Me gusta añadir huevos a platos de verduras o recetas con una base de cereales y legumbres para hacerlos más completos y saciantes de forma sana. Está claro que fritos o rellenos con salsas calóricas no son la mejor opción, pero personalmente me gustan mucho más en tortillas, revueltos o, sobre todo, escalfados, pochados o cocidos en su punto.

De esta forma podemos coronar fácilmente un plato como el falso cuscús de brócoli o completar una ensalada sencilla como la típica de San Isidro, pensando ya en los días más cálidos. Además encajan perfectamente en cualquier comida del día, desde el desayuno hasta la cena, y son un buen bocado para saciar el apetito entre horas.

  • Ensalada templada de espárragos verdes con huevo poché
  • Aguacates rellenos al horno
  • Salteado de pak choi con setas y huevo poché
  • Huevos al nido en berenjena
  • Puerros asados con vinagreta de mostaza y huevo
  • Habitas con bacon y huevos de codorniz
  • Guisantes lágrima con huevo poché y su caldo
  • Revuelto de erizos y espárragos trigueros

Cremas y sopas que sacian e hidratan

¿Quién no recurre a las cremas de verduras para cenar en los meses más fríos? Son reconfortantes, versátiles y sencillas, y no hace falta llenarlas de calorías para que resulten deliciosas. Algunas están muy ricas también servidas frías, como la de aguacate y calabacín sin cocción, y siempre podemos recurrir a nuestro gazpacho y sus alternativas cuando aprieta el calor.

Lo bueno que tienen es que además son muy saciantes y ayudan a hidratarnos mejor, todo sin resultar pesadas. Pueden ser una cena más que satisfactoria acompañadas de alguna cosa más, o un primer plato o entrante. Hay miles de combinaciones posibles, y estas son algunas de nuestras favoritas entre las más ligeras.

  • Gazpacho de remolacha
  • Crema de berenjena, calabaza y manzana al curry
  • Sopa picante de mejillones, berberechos y hortalizas
  • Crema de lombarda con hinojo y sidra
  • Crema de brócoli y calabacín con leche de almendras
  • Crema de calabaza a la sidra con rúcula y avellanas
  • Gazpacho de calabacín
  • Crema de puerros con hinojo y manzana
  • Gazpacho de fresas
  • Gazpacho ligero de manzana

Recetas con legumbres que no pesan

Espero que todo el mundo haya superado ya el mito de que las legumbres engordan. Obviamente un plato de lentejas con chorizo y tocino tendrá mucha grasa, pero por sí mismas son un alimento muy nutritivo, saludable y también saciante. Los platos de cuchara pueden quedar también riquísimos si las cocinamos «viudas», como demuestra la receta de pochas frescas a la navarra.

Pero en primavera y verano además podemos disfrutarlas en platos mucho más frescos y ligeros, por ejemplo en ensaladas como esta de alubias con berros, tomates cherry y ventresca, o en salteados. Recomiendo cocinarlas en su punto, dejándolas ligeramente firmes, en su punto, y aliñarlas bien con muchas hierbas frescas.

  • Alubias blancas con langostinos
  • Calabaza salteada con garbanzos y aliño de yogur y tahini
  • Ensalada crujiente de pochas con bacalao ahumado
  • Ensalada crujiente de lentejas rojas
  • Ensalada templada de lentejas al cilantro con langostinos
  • Garbanzos crujientes con hierbas frescas
  • Garbanzos con calamares en 20 minutos
  • Ensalada de garbanzos y atún con vinagreta de mostaza

Recetas ligeras con pescado

Si en Navidad se aconseja optar por el pescado como plato principal, es por algo. Son fuente de proteínas de alta calidad y normalmente sus técnicas de cocción hacen que sean platos muy ligeros, por ejemplo cocinando mero al horno. Además de tener pocas calorías y muchos nutrientes son más fáciles de digerir y se cocinan en pocos minutos.

Para que resulten muy sabrosos lo mejor es encontrar producto de primera calidad, preferiblemente fresco de temporada y local, y controlar mucho el tiempo de cocción. También enriquecen sopas y guisos, o podemos consumirlos en frío, en formato ahumado o en tartar, tataki, ceviche o ensalada poke hawaiana.

  • Dorada a la marsellesa
  • Lomos de salmonete a baja temperatura
  • Tiradito de salmón marinado con sésamo
  • Merluza al papillote con zanahorias, bimi y su crema
  • Lubina a la sal
  • Tacos de merluza con tomate
  • Caballa al horno con hortalizas asadas
  • Tataki de atún con salsa ponzu
  • Brochetas de rape a la parrilla
  • Rodaballo a la plancha con salsa ligera

El marisco también es de dieta

Sin tener que abusar cada día -quién se lo pudiera permitir-, el marisco comparte muchas cualidades con el pescado. Rico en proteínas de alta calidad, vitaminas y minerales, en general tienen poca grasa y comedidas calorías. Podemos recurrir a productos en conserva -al natural y reducidos en sal- y congelados, una forma sencilla de enriquecer muchas recetas.

  • Almejas al ajillo
  • Almejas a la marinera
  • Vieiras a la plancha con agua de tomate a la hierbabuena
  • Ensalada de pulpo y aguacate
  • Ceviche de merluza, langostinos y mandarina
  • Crêpes con langostinos, espinacas y aceite de albahaca
  • Navajas a la plancha
  • Mejillones a la marinera
  • Sartenada de setas, almejas y langostinos
  • Mejillones en salsa picante de tomate
  • Mejillones en escabeche de vinagre de sidra

Las carnes más ligeras

En una dieta de adelgazamiento o, simplemente, en una alimentación saludable, no es obligatorio eliminar la carne. Tampoco todo tiene que ser siempre pechuga de pollo a la plancha, y es que depende mucho del tipo y, sobre todo, del corte de cada carne.

Lo importante es olvidarse de los embutidos y carnes procesadas para comprar productos magros totalmente naturales y de buena calidad. Después podemos escoger entre muchas recetas sabrosas que no incrementen las grasas sumando demasiadas calorías, por ejemplo con un conejo guisado con sidra y romero o un estofado de pavo al pimentón. Y que nunca falten las verduras completando el plato, en mayor proporción que la propia carne.

  • Pollo en salsa agridulce de pomelo y sésamo
  • Tacos de cogollos de lechuga con cerdo picante
  • Ensalada de pollo asado con frambuesas
  • Lomo a la sal en microondas con salsa de naranja
  • Pechugas de pollo al ajillo con pimentón
  • Pechugas de pollo al balsámico
  • Jugosas pechugas de pollo a la lima con especias japonesas
  • Solomillo de cerdo con habitas
  • Pinchos de pollo al pimentón
  • Solomillo de pavo en salsa de naranja y mostaza

Adelgazar sin renunciar a algún capricho dulce

Si somos muy golosos o estamos demasiado acostumbrados al dulce, renunciar por completo a él puede volverse en nuestra contra. Corremos el riesgo de tener «recaídas» a lo grande, por eso podemos permitirnos caprichos ocasionales con recetas de postres más ligeras.

La fruta natural de temporada -entera y con piel, cuando sea posible- y el yogur natural serán los mejores postres para cada día, pero tenemos opciones para darles una vuelta de vez en cuando. Así, una sencilla macedonia de frutas ya se convierte en un postre de lujo si está bien preparada. Lo importante es cambiar de hábitos y reducir la cantidad de azúcares y edulcorantes para que el cuerpo deje de ser tan goloso, por ejemplo eligiendo un chocolate con alto porcentaje en cacao, al menos un 80%.

  • Manzanas asadas
  • Sorbete de mango y naranja
  • Lassi o batido de yogur y mango
  • Tortita pastel horneada de fresas
  • Trufas de aguacate
  • Pudding de chía, coco y frutos secos
  • Fresones balsámicos a la naranja con cremoso de queso
  • Helado cremoso de de plátano con tan solo dos ingredientes
  • Mousse de chocolate esponjosa con dos ingredientes
  • Tarta de queso ligera, la que menos pesa de todas
  • Cómo hacer tortitas sin azúcar y sin harina con solo dos ingredientes

Espero que este gran recopilatorio de 101 recetas ligeras os haya inspirado con ideas para dar variedad a vuestros menús, estéis o no a dieta. No todas las recetas para adelgazar tienen que ser aburridas o sosas y todo el mundo en casa podrá disfrutar de muchos de estos platos. ¿Tenéis algún plato favorito cuando queréis comer más ligero?

En Directo al Paladar | 101 recetas con huevo, fáciles, económicas y deliciosas
En Directo al Paladar | Ocho recetas con brócoli (que os harán cambiar de opinión sobre esta crucífera)

8 Mejores recetas para adelgazar

Las mejores recetas para bajar de peso son principalmente de ensaladas, sopas y jugos, ya que son alimentos ricos en fibra, vitaminas y minerales que aumentan la sensación de saciedad, previenen el estreñimiento, limpian el organismo y combaten la retención de líquidos.

Cuando se hacen sólo con frutas y vegetales, estas recetas son excelentes para ser consumidas antes del plato principal, pues llenan el estómago y reducen la cantidad de comida que se ingiere. Además de esto, las ensaladas con atún, pollo o huevo y las sopas son opciones nutritivas y con pocas calorías para ser utilizadas en la cena.

Aquí se indican 4 recetas de ensaladas, 2 de sopas y 2 de jugos que pueden ayudar a bajar de peso y son deliciosas:

Mejores ensaladas para bajar de peso

Ensalada de rúcula y tomate

Las mejores ensaladas para adelgazar son las que se realizan con vegetales crudos, ya que contienen más fibras y hacen que la masticación sea más lenta, causando mayor sensación de saciedad.

1. Ensalada simple

Esta ensalada puede ser usada como entrada del plato principal o para acompañar una sopa de verduras en la cena.

Ingredientes:

  • 300 g de brócoli;
  • 1 zanahoria rallada;
  • 1 tomate grande o 6 tomates cherry;
  • 1 huevo cocido picado (opcional);
  • ½ pimentón amarillo o rojo;
  • Aceite de oliva, limón, perejil, orégano y pimienta para condimentar.

Modo de preparación: Cocinar el brócoli al vapor alrededor de 5 minutos, salteando rápidamente todos los ingredientes con el aceite de oliva y las hierbas para sazonar.

2. Ensalada de atún

La ensalada de atún puede ser consumida como almuerzo o cena, ya que es rica en proteínas y fibras que causan sensación de saciedad y ayudan a bajar de peso.

Ingredientes:

  • 1 lata de atún, preferiblemente conservado en agua o en aceite de oliva;
  • 1 taza de frijol blanco o de quinoa cocida;
  • 2 tomates grandes o 10 tomates cherry;
  • 3 hojas de lechuga;
  • ½ taza de rúcula;
  • 4 cucharadas de zanahoria picada;
  • Limón, sal, orégano y aceite para condimentar.

Modo de preparación: Drenar el atún y mezclar todos los ingredientes frescos. De preferencia, no añadir sal para condimentar y así evitar la retención de líquidos.

3. Ensalada de frutas

Ensalada con fruta

La ensalada de frutas es una buena opción para aquellos que no les gustan los vegetales, ya que la fruta le da un sabor más dulce a la ensalada, mejorando el sabor y añadiendo más nutrientes a la comida.

Ingredientes:

  • 75 g de repollo morado picado;
  • 75 g de mango en cubos;
  • 40 g de brotes de soja (opcional);
  • 60 g de tomate picado;
  • 50 g de berro;
  • Jengibre rallado;
  • Vinagreta de naranja: jugo de medio limón + jugo de media naranja + aceite de oliva al gusto + pimienta al gusto.

Modo de preparación: Mezclar todos los ingredientes y añadir la vinagreta de naranja, se debe mezclar todo bien para que los vegetales queden con el sabor de la salsa. Rinde para 2 porciones.

4. Ensalada de garbanzos

La ensalada de garbanzo es rica en proteínas y fibras, pudiendo ser utilizada para sustituir la cena o como entrada del plato principal.

Ingredientes:

  • 1/2 taza de garbanzos cocidos;
  • 1/4 cebolla mediana;
  • 1 tomate en rodajas;
  • 1 zanahoria en cubos;
  • 50 g berenjena en cubos;
  • 1/2 calabacín picado;
  • 1 cucharadita de aceite de oliva;
  • Orégano, vinagre y perejil al gusto.

Modo de preparación: Saltear la cebolla y el pimentón en el aceite de oliva hasta dorar. Agregar los otros vegetales y el garbanzo, manteniéndolos en el fuego por otros 5 minutos. Sazonar con hierbas y vinagre a gusto.

Mejores sopas para bajar de peso

Sopa de vegetales

Las sopas son excelentes opciones para incluir en la dieta para bajar de peso porque son ricas en verduras que contienen vitaminas, minerales y fibras importantes para desintoxicar el cuerpo y reponer los nutrientes. Cuando no se agregan carnes, papas, arroz o pasta a la receta, las sopas contienen pocas calorías y se pueden consumir en mayor cantidad.

1. Sopa detox de vegetales

Esta sopa puede ser consumida en la cena o como entrada del plato principal, sin límites de cantidad.

Ingredientes:

  • 1 berenjena;
  • 1 nabo;
  • 2 zanahorias;
  • 1 cebolla;
  • 1 taza de ejote, judías verdes o vainitas picadas;
  • 2 pimentones;
  • 1/2 cajita de pasta de tomate (opcional);
  • 1 cucharadita de pimienta blanca
  • ½ repollo morado;
  • 1 pizca de sal;
  • Perejil, cilantro, ajo y aceite de oliva al gusto para condimentar.

Modo de preparación: Cocinar los vegetales y condimentar la sopa al gusto. Cuando todos los ingredientes estén cocidos, agregar la pasta de tomate y mantener otros 10 minutos a fuego medio.

Vea en el vídeo a continuación otra deliciosa sopa detox para bajar de peso:

Sopa para bajar de peso- DETOX

36 mil visualizaciones

2. Sopa de pollo

El consomé de pollo puede ser utilizada para comer en la cena, siendo ideal consumir como máximo 2 cucharones de sopa para adelgazar. Además de esto, no se debe acompañar la sopa con pan o tostadas.

Ingredientes:

  • ½ pechuga de pollo en cubos;
  • 3 dientes de ajo;
  • 1 chayota picada;
  • 1/2 calabacín en cubos;
  • 2 zanahorias en cubos;
  • 1/2 repollo;
  • 1 puñado de berro;
  • 1 puñado de col;
  • 2 tomates;
  • 1/2 cebolla;
  • 1 litro de agua;
  • Perejil, pimienta y aceite de oliva para condimentar.

Modo de preparación: Saltear el ajo y la cebolla en el aceite de oliva hasta dorar y añadir el pollo, cocinándolo hasta que quede blanco. Añadir el agua y los demás ingredientes, sazonando al gusto. Dejar cocinar en la olla de presión durante 5 minutos y servir, preferiblemente sin licuar la sopa en la licuadora.

Mejores jugos para bajar de peso

Jugo de col con manzana

Los jugos con frutas y vegetales son una excelente opción para adelgazar porque son ricos en agua, fibras y minerales que hidratan el cuerpo, combaten la retención de líquidos y mejoran la salud del intestino.

1. Jugo de col

La col es una hoja rica en fibra que ayuda a reducir la absorción de grasa en el organismo, además de contener calcio y vitaminas del complejo B, que ayudan a mantener la salud de los huesos y del cerebro.

Ingredientes:

  • 1 hoja de col;
  • 1 manzana;
  • Jugo de medio limón;
  • ½ vaso de agua.

Modo de preparación: Mezclar todos los ingredientes en la licuadora y licuar hasta que la col sea bien picada, dejando el jugo homogéneo. Beber frío y sin añadir azúcar. Vea otras recetas en: 5 jugos de coles para bajar de peso.

2. Jugo de berenjena

La berenjena es baja en calorías y ayuda a combatir el colesterol alto y el estreñimiento, pudiendo consumirlo en el desayuno o en las meriendas.

Ingredientes:

  • 1/2 berenjena;
  • 1 hoja de col;
  • 1 limón exprimido;
  • 1 cucharadita de jengibre en polvo;
  • 1 taza de agua de coco.

Modo de preparación: Batir todos los ingredientes en la licuadora y beber el jugo frío, sin añadir azúcar.

40 Recetas Para Adelgazar, Fáciles y Rápidas

Lo que necesitarás

Tortilla de claras con paprika: comida ideal para la mañana, o incluso para la cena. Una receta alta en proteínas que te dará sensación de saciedad sin llenarte de calorías.

Ensalada de peras y quinoa: la quinoa se ha vuelto popular estos últimos años, es muy alimenticia, deliciosa y versátil. Checkea esta receta.

Rollos de atún: una receta sencilla y deliciosa inspirada en la cocina asiática.

Parrillada de berenjenas: aquí te explican cómo preparar una barbacoa con berenjenas (lo cual es muy fácil) que puedes acompañar con una igualmente sencilla receta de arroz con jengibre y miso.

Fideua de champiñones: una forma distinta de comer los famosos fideos de origen levantino. Vegetariano, ligero y fácil.

Sopa de pepino con anchoas: ¿a que no te imaginabas una mezcla tan peculiar como esta y menos en una sopa? ¡Sorpresa! ¡Es una delicia!

Sandwich verde: delicioso sandwich hecho con puros vegetales y pan de cereales (o el pan que te apetezca).

Alcachofas al estilo griego: otro plato fácil que puedes prepara para la cena, ligero y delicioso.

Verduras al horno con queso feta: seguimos con la onda de cocinar verduras, en este caso acompañadas con un delicioso queso feta.

Ensalada de pimientos morrones: una rica ensalada que incluye ventresca de bonito y huevo entre sus ingredientes. Una de las recetas para adelgazar más fácil que puedes hacer en casa.

Spaghettis de calamar con hortalizas: una curiosa receta en la que los calamares vendrían haciendo el papel de espaguetis 🙂

Sandwich de atún: otro sandwich ligero, esta vez preparado con atún.

Pastelitos de coliflor light

Pastelitos de coliflor light:

Pulpitos con aceituna y menta: para la cena esta receta va de maravillas, pura proteína del mar, deliciosos¡!

Smoothie verde: están de moda por una buena razón, son bebidas deliciosas que sirven para refrescar, alimentan (tienen vitaminas) y no te van a hacer engordar.

Licuado de avena: los licuados de avena son un clásico entre las recetas para adelgazar. Acompañados con frutos son un alimento magnífico.

Natillas con gelatina: fáciles de preparar (¡con pocos ingredientes!) y con poquísimas calorías por porción.

Cupcakes bajos en azúcar: El sueño de todos es comer postres que no engorden, pues bueno, estos cupcakes son una opción.

Tweet

Hay propósitos de Año Nuevo que nunca fallan. Y ponerse en forma es uno de ellos. Esto implica, normalmente, comenzar a seguir una dieta para bajar de peso, además de empezar a realizar ejercicio de forma regular.

La alimentación se ha visto trastocada por la Navidad y muchas personas lo notan. Otras, sin embargo, buscan la excusa en los objetivos del nuevo año para comenzar un nuevo año para proponerse, de manera decidida, comenzar a cuidar mejor su dieta y su alimentación.

Sea cual sea el caso, si estás entre aquellos que buscan durante estos días una dieta para bajar de peso, debes saber que la precaución y la correcta nutrición son las bases de este proceso. Ni las dietas milagro ni dejar de comer son prácticas adecuadas si lo que se pretende es bajar unos kilitos y poner el cuerpo a punto.

Se ha de tener en cuenta que la salud es lo primero, y que una dieta incorrecta puede derivar en problemas de salud y en un efecto rebote que provoque recuperar los kilos perdidos en muy poco tiempo. Por ello, conviene acudir al médico si lo que se busca en seguir un proceso que se base en la salud. Y es que en el proceso de adelgazamiento influyen muchos factores, como el metabolismo de cada persona, los factores medioambientales o la rutina de ejercicio físico que cada uno realice.

Nosotros os damos algunos consejos sobre cómo actuar cuando se quieren perder unos kilos o sobre las dietas más adecuadas a la hora de cuidarse de forma saludable.

Las dietas para bajar de peso que mejor funcionan

dieta mediterránea, guia frutas verduras de temporada

Como ya os hemos adelantado, huimos de cualquier dieta para bajar de peso que se considere milagrosa o que parezca poco saludable. Eliminar todo un grupo de alimentos de nuestro menú diario o bajar 5 kilos en una semana no son prácticas beneficiosas para el cuerpo humano. Y menos todavía, si prevemos que a los pocos meses, es muy probable recuperar el peso perdido.

Por ello, preferimos aquellas dietas para adelgazar que, siendo menos inmediatas, nos proporcionen unos hábitos alimenticios seguros y saludables.

Dieta mediterránea

La dieta mediterránea es, sin duda, una estupenda opción si se quiere seguir una dieta para perder peso de forma saludable y con una alimentación variada. Sus beneficios son innegables, ya que ayuda mucho al sistema cardiovascular de nuestro organismo, ya que previene muchas enfermedades del corazón.

La dieta mediterránea se caracteriza por la ingesta mayoritaria de frutas y verduras, lácteos, huevos, carbohidratos, cereales y pescados. Y cuenta con algunos productos estrella, como el aceite de oliva, que nutricionalmente es mejor que los aceites vegetales o la mantequilla. Además, esta dieta también fomenta la práctica de ejercicio diario, así como el consumo de productos locales y de temporada.

Una dieta que comparte muchos de los alimentos con la dieta mediterránea, y que promueve también la práctica de ejercicio físico y las costumbres saludables, es la dieta atlántica.

Dieta DASH o dieta de la hipertensión

Barritas de cereales caseras Pasta

Se trata de una dieta especialmente diseñada para combatir la alta presión arterial. Sin embargo, se ha posicionado como una de las dietas más saludables para adelgazar.

De hecho, el portal de noticias norteamericano US News coloca esta dieta como la más saludable de su listado. Pero, ¿en qué consiste la dieta DASH? Para seguirla, hay que tener en cuenta algunas consideraciones.

Los alimentos a evitar

Por ejemplo, se debe reducir el consumo de sal por otros productos como hierbas aromáticas y especias. Se recomienda evitar al máximo el consumo de embutidos, encurtidos, carnes ahumadas y conservas porque, además de tener un alto contenido en sodio, también aportan demasiadas grasas saturadas. Las comidas precocinadas y congeladas tampoco son un buen aliado.

Los alimentos que sí deben consumirse

Huevos, protagonistas indiscutibles de este truco.

Por el contrario, sí que se recomienda el consumo de pescado, la carne no demasiado grasa como el pollo, el pavo, los cereales integrales, el huevo, las frutas y las verduras. Estos alimentos poseen minerales que ayudan a reducir la presión, y además contienen muchas vitaminas y fibras.

Dieta MIND

Y precisamente de la fusión de las dos dietas explicadas anteriormente surge esta que pasamos a detallar a continuación. La dieta MIND lleva las siglas de ‘Mediterranean-DASH Intervention for Neurodegenerative Delay’, es decir (Intervención mediterránea-DASH para el retraso neurodegenerativo).

Como podemos observar, se creó específicamente para evitar ciertas enfermedades neurodegenerativas a partir de una correcta alimentación.

En 2015, dos grandes estudios realizados en Estados Unidos pudieron de manifiesto un deterioro cognitivo mucho más lento para el 35% de personas que siguieron, con flexibilidad, esta dieta y para el 53% de quienes la llevaron a rajatabla.

Recordemos que no se trata de una dieta milagro ni concretamente diseñada como una dieta para bajar de peso, pero al ser un tipo de menú saludable que evita los productos menos beneficiosos para la salud, suele también ser un buen método para promover el adelgazamiento.

Las pautas de la dieta MIND

En resumen, para seguir esta dieta hay que tener en cuenta algunos aspectos que pasamos a explicar.

La dieta MIND establece la ingesta de cereal integral tres veces al día, en cualquiera de sus formas (arroz, pan, pasta…). También pauta que se consuman vegetales y frutas diariamente, así como 30 gramos de frutos secos.

03-nueces

Cada dos días se deben tomar legumbres y, dos veces por semana, se establece el consumo de frutos rojos, ya que son potentes antioxidantes. La carne de pollo y el pescado deben tomarse varias veces a la semana y los alimentos no saludables, precocinados o tratados, deben evitarse (aquí entra también la bollería industrial, los fritos y cualquier comida que contenga un exceso de azúcares).

Además, una copa de vino cada día es positiva para la salud, aunque este punto no es imprescindible.

Grasas en la dieta para bajar de peso, ¿sí o no?

Mientras la creencia popular es que en una dieta para bajar de peso deben estar exentas de grasas, lo cierto es que un tema sobre el que hay un gran debate. De hecho, recientemente se ha publicado un estudio en la revista ‘The Lancet: Diabetes & Endocrinology’ elaborado por científicos de Harvard, que pone de manifiesto que las dietas bajas en grasas ayudan a adelgazar pero esta pérdida de peso no se mantiene en el tiempo. Por otro lado, quienes seguían una dieta que incluía algunos alimentos ricos en grasas, lograban mantener su bajada de peso durante al menos cuatro años.

Las grasas saludables, necesarias

01-salmon

Sin embargo, esto tampoco significa que debamos empezar a consumir grasas sin control. Y es que, además, no todas las grasas tienen el mismo efecto en nuestro metabolismo. Esto es precisamente lo que indica este otro estudio, Dietary Guidelines for Americans, que se elabora cada cinco años como una guía dietética en Estados Unidos.

En resumen, esta guía viene a decir que las grasas no están totalmente prohibidas en una dieta saludable y adelgazante, sino que lo que se deben evitar son las grasas saturadas y las grasas trans que contienen muchos alimentos. Sin embargo, las grasas saludables, aquellas que contienen alimentos como el aceite de oliva, los huevos, la leche de vaca o algunos pescados como el salmón, son beneficiosas para el organismo.

Con esto, siguiendo una de las dietas mencionadas, podemos sumarnos a un estilo de vida totalmente saludable, al mismo tiempo que fomentamos la prevención de ciertas enfermedades cardiovasculares, neurodegenerativas o la hipertensión.

En cualquier caso, recuerda que si lo que buscas es la dieta para perder peso que mejor se adapta a tus necesidades particulares, lo que debes hacer es acudir a un nutricionista profesional.

Cocina fácil para gente con poco tiempo y ganas de comer bien, ese es el lema de Cocinillas y a lo que vamos a dedicar este post en el que os mostraremos varios ejemplos de cómo es posible comer bien siguiendo una dieta saludable e invirtiendo el mínimo tiempo en cocinar.

Hoy nos olvidamos por un momento de todas las recetas especiales que os tenemos preparadas para esta Navidad y que ya iréis descubriendo en los próximos días y nos centramos en platos para el día a día, en ideas de comidas que nos podemos preparar para comer o para cenar cuando no hay tiempo de nada y cuando la tentación de comer alguna guarrería precocinada está a punto de ganarnos la partida.

Seguid leyendo y os lo cuento.

15 platos rápidos para una dieta saludable

Una receta de aprovechamiento de sobras que nos alegra una comida o una cena. Podemos aprovechar unas sobras de quinoa con champiñones o de tabouleh de quinoa para rellenar unos pimientos del piquillo que, acompañados de una buena ensalada, harán un plato completo y muy nutritivo.

Foto_558

2. Huevos revueltos

Os enseñamos a prepararlos en este post y son socorridos como ellos solos porque nos arreglan desde un desayuno hasta una cena. Os enseñamos dos propuestas, con ensalada y taquitos de jamón o con unas sobras de pisto que, en esta ocasión, no tenía salsa de tomate.

Foto_585

Foto_1121

3. Salmón a la plancha

Se prepara en 5 minutos y acompañado de verduras a la plancha como calabacín o berenjena o de una buena ensalada y es un plato completísimo para esos momentos en los que es imposible sacar tiempo para recetas más elaboradas como este salmón a la naranja.

Foto_633

Foto_1379

4. Pollo a la plancha

Pensar en dieta saludable y en pechuga de pollo a la plancha creo que es todo uno. En este caso, plato perfecto acompañada de un poco de ensalada y unas sobras de arroz con verduras al pimentón.

Foto_669

5. Gambones a la plancha

Tener prisa y querer llevar una dieta saludable no está reñido con darse un capricho de vez en cuando y para eso qué mejor que un poco de marisquito como unos gambones que se pueden acompañar de una sopa de verduras al curry o de una ensalada thai o una crema de verduras, en este caso, eran espinacas.

Foto_1520

Foto_693

6. Ternera a la plancha con ensalada

Otro clásico de dieta, la ternera a la plancha, que no tiene por qué ser ese filete estilo suela de zapato que nos solemos imaginar cuando pensamos en comida saludable.

Foto_745

7. Tortilla francesa

Otro clásico al que, echándole un poco de imaginación, podemos convertirlo en un plato muy vistoso, porque una de las claves para llevar una dieta más saludable es no caer en la monotonía y cocinar platos que resulten apetecibles a primera vista. Yo esta vez, he añadido unos trocitos de queso a unas sobras de espinacas salteadas con pimiento rojo y lo he puesto como relleno de la tortilla.

Foto_785

8. Huevos a la plancha

Si la tortilla francesa no nos convence, siempre nos podemos hacer un par de huevos, a la plancha o en el microondas y acompañarlos de unas verduras a la plancha o al vapor que en el microondas también se hacen en nada.

Foto_928

Foto_1395

9. Arroz cocinado en el microondas

Ya os hemos enseñado un par de recetas en sendos posts, el arroz pilaf y el arroz 3 delicias. Y mirad qué buena pinta tienen estas sobras de arroz pilaf con unas zanahorias al vapor, un poco de salsa de yogur, unos trocitos de ajo negro y unas ramitas de apio.

Foto_1083

10. Sushi vegetariano

Hace ya bastante tiempo os enseñamos a preparar sushi y, aparte de estar riquísimo es un plato que apenas tiene grasas y adecuado si pretendemos seguir una dieta saludable. A mí esta vez me apeteció vegetariano así que solo lleva vegetales.

Foto_1245

11. Calamares a la plancha

Los calamares son una fuente de proteínas que apenas aportan grasa y cocinarlos a la plancha, aparte de ser mucho más limpio que freírlos es una manera rápida de preparar una comida para esos días de prisas. En esta ocasión, acompañados de unos pimientos de Padrón cocinados en el microondas sin grasa, ensalada y calabacín y berenjena a la plancha.

Foto_1490

12. Lombarda salteada

Otro plato completamente vegetariano, esta vez para aprovechar el trozo de lombarda que sobró después de hacer la crema. Lombarda cortada en tiras y salteada con sal, pimienta y aceite de oliva virgen extra, calabacín y berenjena estofados con especias y unos pimientos del piquillo asados en el micro.

Foto_1506

13. Pescado a la plancha

Si además de una dieta saludable pretendemos reducir al mínimo las grasas, el salmón puede no ser lo más adecuado y será más aconsejable optar por pescados blancos más magros como esta meiga (que creo que en el resto de España se llama rapante) con patata y zanahoria al vapor (la patata y la zanahoria se cocinan al vapor en el microondas en solo 6 minutos).

Foto_1556

14. Sopa de miso

Hace un par de semanas os enseñamos a preparar esta nutritiva sopa de miso en solo 5 minutos que la podemos convertir en un menú completo con una ensalada (en este caso de berza rizada) y unas rebanadas de tofu a la plancha.

Foto_2915

15. Pasta

Y por supuesto que llevar una dieta saludable tampoco está reñido con comer pasta, solo que en vez de acompañada de una grasienta salsa industrial la acompañaremos de una carne baja en grasas como el pavo o el pollo y una salsa a base de verduras frescas. Y será muchísimo mejor si la pasta es integral.

Foto_472

Y hasta aquí nuestra selección de “15 en menos de 15” porque todos son platos para los que como mucho tendremos que dedicar 15 minutos a cocinar.

¿Qué os ha parecido? ¿Intentáis comer cada día siguiendo una dieta saludable o sois de los que caéis en la tentación de la comida rápida precocinada?

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *