0

Cocinas IKEA 2018

Tabla de contenidos

Mi experiencia comprando una cocina en Ikea

Que yo soy adicta a Ikea no es sorpresa para nadie. Me encanta ir a la tienda sueca a veces simplemente a pasar el rato. Me encanta cómo están diseñadas las cosas, lo bonitas y prácticas que son y la verdad es que me gusta mucho su estilo. Siempre pasaba por delante de la sección cocinas y me quedaba alucinada de lo chulas y prácticas que me parecían sus cocinas pero la verdad es que no tenía ni idea de si comprar una cocina Ikea merecía la pena o no porque la verdad es que no me veía montando yo misma unos muebles a priori tan complicados.

Total, que cuando proyectábamos la reforma de casa me dieron un presupuesto muy alto en otro sitio y pensé ¿y por qué no voy a Ikea a ver, para poder comparar? Me gustó tanto cómo quedó y el precio que tenía que no miramos más. Hoy os voy a contar mi experiencia comprando una cocina de Ikea. Por si hay dudas, la cocina la he pagado yo íntegramente y lo que voy a contar es mi experiencia tal y como yo la he vivido, con las cosas que me han gustado y con las que menos.

Índice

Antes de comprar la cocina en Ikea

Cuando uno compra una cocina es importante llevar los deberes hechos previamente, en general. Si no vais a renovar paredes, suelos, fontanería, electricidad etc tenéis que saber muy bien dónde están colocadas las distintas tomas y el espacio del que disponemos. En caso de reforma integral, como era mi caso, teníamos mucha más libertad a la hora de componerla.

Antes de ponernos es importante medir bien la estancia, puertas y ventanas incluidas. No hace falta que sea una medida al milímetro, pero sí que tenemos que saber de cuánto espacio disponemos. Posteriormente si contratamos la instalación con Ikea vendrán obligatoriamente del servicio de montaje a verificar si las medidas son correctas, por eso no os preocupéis si no es exacto del todo.

En mi caso contaba con una cocina de unos 11 m2 situada a la entrada de la casa. La cocina tiene una gran ventaja, y es que tiene forma cuadrada, pero tiene también un pero y es que es, con diferencia la estancia más oscura de la casa. Todas estas cosas nos condicionan a la hora de su diseño.

Esto era de lo que partíamos en mi caso. Una cocina del año maricastaña con unos azulejos espantosos, un suelo pasado de moda y unos muebles que pedían a gritos una renovación. Estéticamente a mí lo que más me molestaba a la vista eran las distintas alturas de los muebles superiores y para mí era fundamental igualarlos.

En Ikea tienes dos opciones: puedes utilizar la herramienta de Ikea y diseñarte tú mismo la cocina o bien acudir a tienda y que fueran ellos quienes la diseñaran contigo. Sinceramente os recomiendo esta segunda opción porque la herramienta no termina de ser muy fácil y sobre todo, es bastante probable que te acabes dejando algo. ¿Lo mejor? Pedir cita aquí y acudir a tienda. Este servicio tiene un coste de 39 euros, pero sólo si acabas por no contratarlo. En el caso de que al final compres la cocina en Ikea te los descontarán del precio.

Diseñando la cocina

Como os decía, mejor llevar los deberes hechos. Para mí es básico (además de tener las medidas) empaparnos bien de lo que tiene Ikea disponible. Para eso daros una vuelta antes para saber qué podéis esperar, de las cosas de las que cuentan, lo que os gusta de las cocinas expuestas y lo que no. ¡Yo ni sé la de veces que estuve en la sección de cocinas inspeccionando las que estaban en exposición! Me encantaba pasar ahí el rato mirando y haciendo mi lista de does y doesn´t.

Ikea tiene una cosa: lo que tiene, mola mucho, tiene buena calidad y un buen precio. Pero no es como un sitio a medida donde podéis escoger entre un montón de opciones disponibles. Tiene lo que tiene. Sus armarios tienen unas medidas concretas, las encimeras tienen un surtido limitado y los colores son los que son. A mí me encajaba: como la cocina es una estancia tirando a oscura quería muebles blancos mate arriba y madera lo más clara posible abajo. Las dos cosas eran factibles, así que en mi caso nos servía. Pero si buscas algo súper concreto te vas a desesperar y es mejor que mires en otro sitio.

Diferencias de mi cocina con la cocina preexistente:

  • En el lado de la izquierda pusimos horno y microondas apilado. Antes el horno estaba bajo la placa.
  • La caldera la hemos movido de sitio y colocado en otro lugar de la cocina, junto a la puerta. Esto nos permite igualar la altura de los armarios.
  • La lavadora ha ido al baño, lo que deja más espacio bajo armarios
  • El fregadero pasa a estar en el frente y la placa y la campana donde estaba la pila.

Cuando sabes lo que quieres hacer la cita va muchísimo más rápido y pierdes menos el tiempo. Las citas para diseñar la cocina tienen una duración de 2 horas y da tiempo a mucho, pero aún así, teniendo las cosas claras el tiempo se pasa volando ¡y eso que los vendedores otra cosa no pero experiencia tienen bastante!

La verdad es que yo estuve muy a gusto con la persona que me diseñó la cocina. En mi caso como os digo la cosa iba bastante rápida porque yo tenía las cosas muy claras pero te preguntan constantemente qué es lo que quieres. Antes de pedir cita te recomiendan que eches un vistazo a las ideas de decoración para cocina que tienes aquí.

Cosas que deberías preguntarte

  • ¿La quiero rústica o moderna?
  • ¿En tonos claros o quiero color?
  • ¿Quiero armarios en la parte superior o puedo prescindir de ellos?
  • ¿Me gustan los armarios cerrados o con cristal? ¿Y si pones baldas?
  • ¿Vas a poner tú los electrodomésticos o tienes que comprarlos?
  • ¿Electrodomésticos panelados o no?
  • ¿El horno y microondas apilados o debajo?
  • ¿Me gustan las puertas de los muebles con textura o los quiero lisos?
  • ¿Qué tipo de encimeras prefiero? ¿Laminadas, de madera, de cuarzo…? ¿La voy a comprar ahí o en otro sitio?
  • ¿La campana me gusta vista u oculta?
  • ¿Cuántos cajones necesito? ¿De qué tipo los prefiero?
  • ¿Es prioritario el almacenamiento?
  • ¿Alguna cosa que quieras sí o sí?

Y lo fundamental ¿cuál es mi presupuesto tope?.

En mi caso como no tenía ni idea de lo que podía costarme la cocina lo que hice fue diseñar la cocina ideal que quería. Pensé que siempre estaría a tiempo de quitar cosas pero resultó que era mucho más barata de lo que yo pensaba así que fue la que acabamos comprando.

La gestión de citas

Sin duda, lo mejor es coger cita, como os he dicho arriba. Puedes ir a las bravas a Ikea pero nadie te garantiza que puedan atenderte, así que si no quieres perder el tiempo es mejor ir a lo seguro. En caso de que quieras ir sin cita, es mejor ir en horarios que no estén muy masificados, como por la mañana a primera hora, a la hora de comer etc. La cita se coge online aquí y te sale un calendario donde puedes elegir. OJO. Sácala con tiempo porque suelen estar bastante llenas.

Yo no tengo ninguna queja de la atención, al revés, fueron majísimas y muy eficientes. Lo que no me gusta mucho es que si por casualidad necesitas ir varias veces ya no puedas gestionarlo a través de la web. Una vez que tienen un expediente tuyo abierto ya funciona la cosa por email y es un poco rollo. Sería mucho mejor ir a la web reservar y andando, pero NO. Yo lo hice y me dijeron que así no, que les duplicaba todo. Un tostón, vamos. La cosa es que es fácil que tengáis que ir varias veces antes de comprarlo. En mi caso primero fui a mirar a ver por cuánto salía y después, una vez que tuve claro cuanto costaba y que quería hacerlo ahí, fui a afinar el diseño.

Estos son los documentos que me entregaron a mí… ya siento la foto, pero la había guardado de milagro y es de mis whatsapp

Una vez ya te has decidido…

Nosotros pagamos la cocina en efectivo (hemos reformado la casa entera) así que no os puedo hablar del sistema de financiación, que lo hay.

*El servicio completo de cocinas es el precio del montaje

Este es mi presupuesto definitivo. Como veis tiene varias partidas: mobiliario, electrodomésticos, la encimera y la iluminación, que son los que corresponden a las cosas materiales en sí. El resto de conceptos tienen que ver con la instalación. Tú puedes comprar una cocina en Ikea, llevártela a tu casa y chispún. La instalas y arreando. Pero también puedes contratar como hice yo el servicio de montaje que tiene un precio fijo. Para esto es impepinable el servicio de verificación, que tiene un coste de 40 euros, pero como veis te lo descuentan inmediatamente al contratarlo.

Pasos para la contratación de la instalación de la cocina

  1. Una vez que tienes el presupuesto y quieres echarlo para adelante vas a Ikea (presencialmente, sí, un poco rollo) para coger cita y que envíen al verificador a tu casa.
  2. El verificador viene al domicilio el día que has quedado con él y comprueba que todo está como tiene que estar. Si es así, el proceso sigue, si no, tienes que solucionar las incidencias que apunte.
  3. Tienes que dejar al menos 24 horas entre que se ha marchado el verificador y tu siguiente visita a Ikea. Yo quedé con la vendedora directamente cuando me dio la cita con el verificador que acudiría, si el hombre venía el lunes, el miércoles a primera hora.
  4. Vas a la tienda y pagas. También te dan la cita de montaje y como mucho puede demorarse 15 días.
  5. Envían las cosas a tu casa, generalmente el mismo día de montaje a primera hora. El montador suele llamar para asegurarse de que está todo. Lo deja montado si no hay problema. Normalmente en un día suele estar todo, aunque ellos suelen tener agendados dos.
  6. Una vez que está montado vienen a tomar medidas para la encimera, si como era mi caso habéis pedido cuarzo.
  7. Desde que vienen a tomar medidas hasta que la instalan también hay un periodo máximo de dos semanas.
  8. Una vez instalada la encimera vienen a terminar de colocarte el fregadero, la placa etc.

Esta es la teoría, al menos. Ahora os cuento mi experiencia, pero antes quiero hablar de la verificación del segundo paso.

Otra foto infame de mi WhatsApp

Esto es todo lo que comprueban, para que lo tengáis con antelación. Una cosa que nos hubiera gustado saber y por eso os la cuento es que los muebles de Ikea son ligeramente más altos que los muebles tradicionales. Para mí, fenomenal pero casi tenemos un disgusto porque resultó que no hemos puesto baldosa en toda la pared sino solo únicamente en el salpicadero… y al subir los muebles casi nos quedamos sin el espacio reglamentario entre los muebles de arriba y abajo embaldosado. ¡Fue muy justo! Y diréis … pues ¡haber bajado los muebles de arriba un poco y listo! Pues no. Porque como nos explicaron son bastante cuadriculados y si no queda el espacio que tiene que quedar entre el mueble de arriba y el de abajo pues no te dan la conformidad. Conclusión: si embaldosáis sólo ese trozo ¡que sea un poco más arriba de lo normal!

El montaje

Yo soy un poco obsesiva (no sé si se habrá notado) y antes de comprarla leí lo que no estaba en los escritos sobre opiniones de gente que había comprado la cocina en Ikea, de experiencias comprando la cocina en Ikea y cosas así. Las principales quejas estaban dirigidas a las empresas de montaje.

En mi caso (Ikea Zaragoza) la verdad es que todo fue bien: la persona que vino a hacer la verificación era encantadora y de hecho le consultamos días después alguna cosa. Nos atendió súper amablemente (a pesar de no tener porqué). El montador que vino días después a hacer el montaje también me pareció tremendamente competente: se montó solo la cocina en un pispás. ¡No podía ser más eficiente! Supongo que las cosas dependerán más bien de la zona o de la tienda concreta. En mi caso, como digo, yo no puedo más que hablar bien de ellos.

Pero no todo fue de color de rosa y creo que también es importante contar que aunque estoy encantada con mi cocina y volvería a comprarla ahí hubo cosas que creo que son mejorables.

Las cosas menos positivas de mi experiencia

Como he contado, no tengo queja alguna respecto al diseño, más allá de que estaría bien que el programa disponible en la web fuera más intuitivo (por ejemplo darle la vuelta a las puertas para que abrieran en otro sentido era la muerte lenta y hacía falta un plano para encontrarlo). Eso sí, agradecería que se redujeran las veces que hay que ir personalmente a la tienda a hacer cosas que se podrían hacer online o por teléfono perfectamente. No entiendo muy bien que sea necesario personarse en la tienda para que te den una cita con el verificador, con la pérdida de tiempo que conlleva, por ejemplo. Tampoco me parece muy lógico que no puedas coger cita para una segunda visita sin que esto conlleve una nueva apertura de presupuesto. Yo soy fan de quedar con la gente, pero prefiero hacerlo seleccionando en un calendario la fecha que no mandarle un email a la persona, que pueda contestarme en algún momento y me dé cita sin ver las opciones. En fin. Cosas que son mejorables, pero sin más, no se acaba el mundo.

Para mí lo peor de la experiencia ha sido cuando han surgido problemas. En mi caso vinieron cosas mal que hubo que cambiar y cosas que directamente no vinieron y ahí fue cuando estuve a punto de quedarme sin paciencia. Entiendo perfectamente que pueden surgir problemas, que todos somos humanos, pero lo que no entiendo es la poca celeridad en solucionarlos y ahí sí que deberían ponerse las pilas. No me parece lógico que manden algo más y tarden un porrón de días en solucionarlo. La primera vez pase, porque estábamos a falta de la encimera y me daba igual esperar una semana que dos porque ni estábamos viviendo ni tampoco tenía donde trabajar.

Pero la segunda vez que seguían faltando cosas fue muy caótico. No me llamaban para quedar conmigo y una semana más tarde llamé yo ya un poco mosqueada. En Atención al cliente se lavaron las manos y dijeron que era cuestión de cocinas … pero no había forma de ponerse en contacto con ellos. Ni llamaban, ni te querían pasar con tienda y sencillamente te sentías ahí desvalida. Diez días sin noticias. Al final tardaron quince días extra en solucionarlo (y porque presioné) con lo que casi se nos junta la mudanza con el remate de la cocina. Nosotros porque no estábamos viviendo pero imagino a alguien que sí y leches… es mucho tiempo extra con una cocina sin acabar por algo que ha sido culpa de ellos. Lo suyo es que si te dejas algo al día siguiente, dos, tres días a lo sumo lo soluciones y no que el proceso tenga que pasar por no sé cuántas instancias hasta que alguien tiene a bien llamarte para darte una cita que nunca es inmediata. Esa parte MAL. Mala capacidad de respuesta y sobre todo lo peor es la sensación de estar desvalido.

En su defensa diré que una vez cayó en las manos adecuadas fue todo muy rápido y ágil, se disculparon y lo solucionaron, pero deberían mejorar mucho el procedimiento para no llegar a esos extremos.

Mal también el servicio de atención al cliente de Oviedo (que es donde está la centralita) que me dieron un día mal la cita. Me llamaron un sábado santo para decirme que venían el lunes de 9 a 18 horas (ahí, con margen, pero según me dijeron «no podían afinar más la hora»). Cuando después de pasar todo el lunes santo de guardia esperando llegan las 17h y veo que no tiene pinta de que vaya a venir nadie llamo ya harta y me dicen que no, que es el lunes siguiente y que además es de 9 a 11. Casi mato a alguien. En serio. Un día perdido… me parece que tendrían que tener más cuidado con esto porque en fin, la gente tiene vida, trabajo, etc. La mejor manera sería enviar las citas por email o por mensaje al móvil para que estas cosas no ocurrieran.

¿Algo de esto es gravísimo? No. Tampoco he tenido nunca la sensación de que Ikea se desentendiera, era más bien sensación de que estaban abrumados con el papeleo y los procedimientos. Un problema de burocracia que hace que el tiempo máximo en el que tendría que estar instalada una cocina desde que la pagas (cuatro semanas, según lo que te dicen) pueda estirarse mucho más… y estamos hablando de que es una estancia bastante sensible en la que cada día cuenta. En su favor diré que jamás han puesto una pega ni han discutido nada.

¿Mis peticiones? Que hagan lo posible por reducir los viajes absurdos a tienda (no quiero ni pensarlo si la compras en una localidad en la que no vives) y que sean más ágiles atendiendo los problemas para darles solución mucho antes y sin hacer que a los clientes les den taquicardias.

¿Recomendarías comprar una cocina en Ikea? Mi opinión

Definitivamente SÍ. Mi experiencia pese a lo que acabo de contar es positiva y que haya cosas mejorables no invalida el resto del trabajo. Me encantan los muebles de mi cocina. Me gusta muchísimo cómo queda, me encanta la calidad del conjunto, lo bonito que queda, lo fácil que se limpia, la sensación general. Responde totalmente a mis expectativas y la cocina es mi estancia favorita de casa. Hemos logrado el objetivo que perseguía y a un precio más que razonable (2.000 euros menos que en otro sitio donde pedimos presupuesto). ¡Estoy encantada! Más allá de lo que he contado las personas que me han atendido sé que han intentado hacerlo lo mejor posible y creo en su profesionalidad. Estoy muy contenta con el resultado y sin duda si queréis cambiar la cocina merece la pena tenerlos en consideración.

En otro post os explicaré las cosas que me gustan de mi cocina por si os sirve de ayuda.

El hogar es el lugar donde las personas pasamos más tiempo una vez terminada nuestra actividad profesional. En casa es donde encuentras y convives con los tuyos, y en la cocina donde se preparan los alimentos que necesitamos cada día. Por la cocina, su limpieza y el estado de sus muebles y electrodomésticos es fácil conocer el tipo de familia o vida que se hace en una casa.

  • Articulo escrito por Sonia Villaseca.
  • Reformas de viviendas en Madrid.
  • Actas de obra para reformas y construcción de viviendas.

En este post hacemos una comparativa de muebles de cocina entre los que ofrecen Ikea, el modelo hazlo tú mismo de Bricomart o el encargo a medida a tu tienda de cocinas del barrio. ¿Cuál es la mejor opción?

Presupuesto de muebles de cocina

Lo primero que hay que hacer para cambiar tu cocina es tener una idea del presupuesto de que disponemos. Como tantas cosas, cuanto menos dinero y más tiempo libre tengamos disponible, más trabajo tendremos que dedicarle a la nueva cocina. Por el contrario, la gente muy atareada y con recursos suficientes, preferirá un trabajo a medida (llave en mano), pero la cocina saldrá amueblada por bastante más.

Medición de la cocina

La siguiente tarea es medir. Es imprescindible medir la cocina y hacerlo con precisión, para que no haya errores en la instalación. La tarea de medir te la puedes hacer tú mismo o encargársela a un profesional.

En Ikea cocinas te lo pueden hacer ellos. Por 59 euros te ofrecen un asesor a domicilio tres horas quien te ayudará a medir y elegir tu cocina ideal. El inconveniente es que es un servicio de proximidad a las tiendas Ikea con lo que si no tienes una cerca, no se acercarán. Si lo prefieres podrás medir tú y que te asesoren en una tienda por 39 euros (te lo devuelven en una tarjeta promocional si finalmente compras tu cocina en IKEA) o pedir el asesoramiento por videoconferencia por el mismo precio.

En el modelo Bricomart lo tienes crudo. Las cocinas se venden por módulos con unas medidas cerradas con lo cual olvídate si tienes una cocina angulosa no recta, con formas de U o de L con ángulos no rectos. En este ejemplo puedes ver que la cocina Palma cuesta 388 euros para la composición de 240 cm, que incluye una serie de muebles con medidas determinadas. Si no te encaja esta disposición en tu hueco, ¡¡lo tendrás complicado!

Por su parte, en la casa de cocinas de tu barrio tienen la solución más cómoda. Un experto se acerca a tu casa y hace el trabajo ingrato de la medición por ti. Las casas más grandes suelen ser fábrica también con lo cual es posible ahorrar algo de presupuesto.

El diseño de la cocina

  1. En tercer lugar, hay que ver el estilo de cocina que queremos y la calidad de las puertas (el acabado de la parte frontal visible) a utilizar ya que de eso dependerá en gran medida el precio final. Generalmente las calidades de las puertas y frentes suelen ser de tres tipos: en laminado mate, en material acrílico con brillo y lacadas o de madera.

Para hacerse un idea, el presupuesto de los muebles para una cocina de igual distribución (de tres metros de largo) y con calidades y diseño similares (tableros laminados blancos, sin tiradores, con uñero y con mecanismos de cierre hidráulicos) variará así:

  • Ikea: alrededor de 900 euros
  • Bricomart: alrededor de 700 euros
  • Casa de cocinas de barrio: unos 1.100 euros (transporte e instalación incluidos)

Ahora bien, ese será el coste de los muebles pero a eso le tendrás que sumar el coste del transporte y el precio de la instalación profesional.

Transporte e instalación de los muebles

Ikea ofrece un servicio de instalación de los muebles de cocina (“Servicio completo de cocinas”) que te sale por 150 euros por cada metro lineal de cocina o por 195 euros si quieres que además te desmonten y retiren al vertedero la antigua cocina. Para nuestro ejemplo estará alrededor de los 600 euros.

Por su parte si compras los módulos de tu cocina en Bricomart te tendrás que buscar un transportista y un montador de cocina que aproximadamente cobrarán lo mismo que el servicio de Ikea. Además tendrás que desmontar tú y llevar al vertedero los muebles viejos.

La principal ventaja de tu casa de cocinas de barrio es que el transporte y el montaje estarán incluidos en el presupuesto, al que podrás incorporar el desmontaje de los viejos muebles.

Preparativos iniciales para la compra e instalación de una cocina

En Ikea tienes que usar una herramienta fácil de usar en su página web para planificar la compra. Si no contratas al asesor personal a domicilio de 59 euros tienes que hacer una medición previa y luego ir a la tienda donde te ayudan con el pedido. Cuando ya tienes el presupuesto con la lista de la compra puedes comprar todo lo necesario, pagarlo, encargar el transporte y quedar con los montadores. Una ventaja importante de Ikea es las posibilidades de financiación que te ofrece vinculadas a su tarjeta VISA. En algunos casos es sin intereses lo cual es muy cómodo y llevadero para el bolsillo.

En Bricomart tienes un listado con los precios por módulos que te sirven de base para hacer un presupuesto. Pero hay que concertar el flete con un transportista y buscarse un montador externo.

En una casa de cocinas tienes una simple reunión con ellos, te visitan a domicilio donde hacen todas las mediciones y concretan contigo el estilo de cocina y su acabado (tiradores, patas, frontales, etc.).

Cual es la mejor alternativa

Como dijimos al principio, todo depende del tiempo libre que tengamos, del presupuesto y de nuestra habilidad como “manitas”. Creemos que merece la pena comprar los muebles sueltos si podemos instalarlos nosotros o conocemos a un carpintero con una buena tarifa.

Si no, la opción de una casa de cocinas de barrio sale más rentable en precio, quebraderos de cabeza y en tiempo. Piensa que están cerca de ti, que en el precio se incluye la visita inicial para medir y asesorarte, la elaboración del presupuesto con las modificaciones necesarias, el transporte y la instalación.

Es verdad que normalmente estas casas tienen en exposición las cocinas con los materiales más caros, las cocinas que tientan y hacen que quieras en tu casa una cocina con una presencia distinta. Por tanto, estas tiendas tienen el riesgo de que entras con una idea y unos límites y sales con un presupuesto alto. Pero también fabrican y comercializan cocinas que ellos llaman “tipo Ikea”, es decir, para presupuestos mas económicos, pero sobre catálogo.

Si optas por Ikea, la principal ventaja es la exposición de casi todos sus modelos de cocina en las tiendas y el diseño muy actual de los muebles, con calidades medias, lo que hace que en general Ikea tenga una muy buena relación calidad-precio. Te acercas a tu Ikea y puedes tocar los muebles, abrir cajones, cerrarlos, hacerte una idea muy real de cómo quedaría tu cocina. En definitiva, soñar con tu nuevo espacio en casa.

Por último, en el modelo Bricomart la exposición es más escueta y si estás perezoso te tendrás que guiar por sus catálogos en pdf en la web, que es muy antigua y sin funcionalidad. Esta opción es ideal para los MacGyver del bricolaje, capaces de comprar módulos sueltos, transportarlos, instalarlos y resolver los problemas de huecos y acabados con piezas estáticas y de relleno.

Las encimeras

En el tema de las encimeras el mercado es muy homogéneo en cuanto a precio. Las más baratas, que son las laminadas, tienen precios muy similares en Ikea, en Bricomart, Leroy Merlin o una casa de cocinas. Además de las encimeras laminadas tienes las de mármol, las de granito nacional y las de diseño como las de silestone pulido. En materia de encimeras, lo que pagas es más el material del que estén hechas que el montaje.

En las casas de cocina tienen una amplia gama de materiales de los que suelen tener una pequeña muestra. En el caso de las encimeras de granito o mármol, como ellos subcontratan a un “marmolista” que es el que cortará la pieza y le dará la forma deseada, si quieres ahorrar algo en precio, se puede acudir directamente a ellos y elegir el material, el corte y el transporte a domicilio.

Fuentes: webs de Ikea y Bricomart y otros (see more).

Faltan los rodapiés, conectar el extractor, y cerrar las esquinas (probablemente con un botellero), pero ya es una cocina más o menos digna.Foto: Carlos Zahumenszky / Gizmodo en Español

En febrero, y después de llevarme las manos a la cabeza viendo precios de cocinas, decidí montar yo mismo la de mi casa. Tres meses y muchos tornillos después he aprendido un par de cosas sobre comprar cocinas por piezas y montarlas tú mismo. Si vas a emprender la misma aventura quizá te interesen.

¿Por qué querría meterme en semejante fregado?

No te voy a engañar. La principal razón es puramente económica. Tanto Ikea como otros almacenes de muebles cobran por montar una cocina. En el caso de Ikea, el precio es por metro lineal (Da igual lo que vayas a instalar en ese metro de abajo a arriba). No es mal negocio si tu cocina solo ocupa una pared y mide tres metros. Pero como busques algo más personalizado te puede salir por un ojo de la cara. La instalación de la mía pasaba de los 1.000 euros.

Advertisement ¡Ouch!Foto: Ikea La cocina, antes de empezar, con solo dos muebles viejos y el clásico color salmón en las paredes.Foto: Carlos Zahumenszky / Gizmodo en Español

La segunda razón es menos vital pero igualmente válida: montar tu mismo una cocina permite personalizarla o modificarla hasta extremos absurdos. En mi experiencia, ocurre que a medida que vas montando todo descubres que sobra mucho espacio de un lado, o que falta en otro, que probablemente te gustaría ver el lavadero más centrado, o que esos cajones no son prácticos en la posición que les diste sobre plano. Cambiar todo eso si contratas instalación es complejo y probablemente te ganes alguna mirada asesina de los técnicos (suponiendo que acepten hacerlo).

La cocina, casi terminada (en este lado falta rematar la línea de la pared.Foto: Carlos Zahumenszky / Gizmodo en Español Advertisement

Finalmente, montar tu mismo la cocina es toda una experiencia. Es cansado y en más de una ocasión te vas a arrepentir, sí, pero al final podrás mirar orgulloso la cocina y presumir delante de tus amigos. Es muy satisfactorio desde el punto de vista psicologico.

¿Realmente es tan difícil?

Nunca había montado una cocina antes y he sobrevivido. Si yo he podido, cualquiera puede. La gran diferencia entre montar una cocina y un mueble normal de Ikea es que el segundo viene 100% listo para ensamblar. A lo sumo vas a necesitar un destornillador y un martillo. Poco más. La cocina, por contra, tiene elementos que no están acabados porque hay que adaptarlos a medida. Esos elementos te van a poner a trabajar en tareas como:

  • Abrir huecos a la encimera para la cocina y el fregadero o lavadero.
  • Conectar los electrodomésticos.
  • Conectar las tuberías de agua.
  • Cortar las tablas para rematar las esquinas (si tu cocina hace esquina).
  • Cortar los embellecedores que van pegados a la pared.
  • Cortar los rodapies.
  • Abrir agujeros para los tiradores de cajones y puertas.

Ninguna de estas tareas (salvo quizá la encimera) es difícil, pero el conjunto es extremadamente laborioso. Vas a hartarte de montar cajones y muebles modulares en los que alojarlos. También vas a manchar una habitación de la casa con mucho serrín, y probablemente blasfemes como un carretero un par de veces como poco. ¿Se puede hacer? Por supuesto, pero no esperes terminar en un día, ni en dos, ni en tres.

Advertisement Las puertas y cajones de Ikea no traen agujeros para los tiradores y hacerlos bien no es tan fácil como parece (truco más abajo)Foto: Carlos Zahumenszky / Gizmodo en Español

¿Qué herramientas necesito?

Las herramientas que indico a continuación son el mínimo. Sin ellas no vas a poder terminar el proyecto o vas a sudar sangre para lograrlo.

Advertisement

  • Martillo
  • Destornillador con varios cabezales (o varios destornilladores)
  • Taladro atornillador
  • Brocas de varios tamaños para madera, cemento (y puede que metal)
  • Taladro potente (para la pared)
  • Cuchilla de corte (un cúter o exacto)
  • Sierra de mano
  • Sierra de calar (para la encimera)
  • Nivel de burbuja
  • Alicates o pinzas

Piuedes elegir entre apretar los tornillos con taladro o una luxación de muñeca.Foto: Carlos Zahumenszky / Gizmodo en Español Advertisement

¿Por qué dos taladros? Siendo estrictos solo necesitarás un buen taladro cuando toque abrir los huecos en la pared. Sin embargo, un taladro inalámbrico ligero y cómodo es crucial si no quieres destrozarte las muñecas atornillando. Por eso lo menciono. El taladro de Ikea es barato, cumple bien como atornillador y lo tendrás a mano cuando vayas a por la cocina.

Advertisement

¿Por qué un nivel de burbuja? No hagas como yo. No cometas el error de intentar nivelar los módulos con el móvil. Las aplicaciones de nivel de burbuja no son nada precisas a la hora de medir desviaciones en superficies muy largas. Además, son muy engorrosas de usar. Un nivel de burbuja no es muy caro y es infinitamente más cómodo.

La cuchilla y la sierra de mano las necesitarás para abrir decenas de cajas en las que viene todo y para cortar pequeñas piezas como el remate de la encimera (abajo). Probablemente necesites alguna otra cosa, pero con estas deberías poder apañarte.

Advertisement

La importancia de las medidas

Medir bien el tamaño de la estancia donde vas a montar la cocina es simplemente vital. (Más abajo te explicaré lo que pasa cuando se mide mal). No importa lo apañadito que seas midiendo. Necesitas que lo haga un profesional. Ikea ofrece un servicio por el que van a tu casa a tomar medidas. El proceso es interesante en sí mismo porque emplean un emisor láser conectado a un portátil.

Advertisement

El resultado es un plano 3D que registra las desviaciones más sutiles en partes que son muy difíciles de medir a mano como la horizontalidad del suelo o los ángulos de las esquinas. Hacer esta medición cuesta unos 100 euros (Ikea los devuelve en vale si decides comprarles la cocina a ellos), y permite diseñar el plano con absoluta precisión.

Las medidas de la encimera. Muy bien, hasta que te das cuenta que las tomaron mal. Foto: Carlos Zahumenszky / Gizmodo en Español Advertisement

Por desgracia, de poco sirven las medidas cuando el que falla es el humano que las interpreta. El técnico de medición que vino a casa (un tipo muy malencarado, por cierto) no tuvo en cuenta que a media altura en dos de las paredes hay una franja de azulejos que reduce el espacio de la habitación en 4mm de largo y otros 4 de ancho. Parece nimio, pero a esa altura es justo donde va la encimera. La hora que pasé sudando tinta para rebajar 4 milímetros un tablón de 1,65 m de largo y 5cm de grosor se la dedico amorosamente a ese técnico y a su madre.

Pide el plano más detallado que puedas

Una vez tengas las medidas, un asistente de Ikea te ayudará a elaborar el plano completo de la cocina. El que me lo hizo a mi fue demasiado conservador, y dejó demasiado espacio para el frigorífico por miedo a que tocara el radiador de la pared. Al final me sobraba tanto espacio que metí un mueble más de 20 cm de ancho para aprovecharlo. Por eso tengo ese mueble elevado tan raro al lado del refrigerador (abajo). La encimera ya estaba cortada, así que no podía alargar los módulos de abajo sin más. Aproveché la chapuza para instalar ahí las estanterías de las especias.

Advertisement Ese mueble vertical no debería estar ahí, pero me sobraban 20 centímetros de pared. Ahora es el armario de los panes y especiero colganteFoto: Carlos Zahumenszky / Gizmodo en Español

Mi consejo en esta parte es que hagas el plano lo más completo y detallado posible, incluso aunque haya algún elemento que no vayas a comprar ahora o no pienses instalar. El plano no te obliga a comprar todo lo que tiene, pero es de ayuda si por lo que sea decides ampliar. En mi caso no tenía intención de poner módulos de pared, pero los incluí en el plano y al final sí que compré uno. Hacer el plano completo permite saber exactamente qué piezas comprar.

Advertisement

Compra por albarán

Por cierto, no hace falta recoger las piezas en el almacén de la planta inferior. Es más práctico ir a la sección de cocinas, pedirle a un dependiente que te emita un albarán con las piezas que necesitas por sus números de referencia. Después solo tienes que pagar en caja presentando el albarán y esperar a que salgan los bultos por el mostrador de pedidos mientras comes uno de esos tubos de proteínas templados al calor que llaman perritos calientes y que no quiero saber lo que contienen.

Advertisement Para calcular donde van los agujeros de los tiradores puedes usar un plástico transparente con dos perforaciones a la distancia exacta. El mío era la tapa de una caja de fresas.Foto: Carlos ahumenszky / Gizmodo en Español

Piezas baratas y piezas (muy) caras

Comprar cocina en Ikea tiene algunas trampas. Los elementos básicos como los armarios modulares son irrisoriamente baratos, pero cada pequeño extra se paga, y algunos son muy caros. Mucho ojo con los frontales de los cajones y las puertas. Un frontal de 40×20 Utrusta blanco liso cuesta 5 euros. El mismo frontal en un bonito color verde (Kallarp) sube a 9. Si se te ocurre comprar un frontal rústico color beige (Bodbyn), o un espectacular frontal negro efecto madera (Lerhyttan) el precio sube a 20 euros para el mismo tamaño. Multiplica el precio por la cantidad de cajones que necesitas y te darás cuenta de la diferencia.

Advertisement Dos configuraciones en 60×60. La de la izquierda cuesta 150 euros. La de la derecha, 105. ¡Ouch!Foto: Ikea

También es más barato llenar los módulos con estantes y puertas que hacerlo con cajones. Se conservador en la cantidad de cajones que necesitas. Son cómodos, pero no esenciales. También he observado que los grifos y fregaderos de Ikea no son particularmente baratos comparados con los de las ferreterías. Comprueba los precios en otros lugares antes de pasar por caja.

Advertisement Quedaría bien una estantería de cristal ahí en medio, ¿verdad? Pues ya la puedes ir comprando aparte.Foto: Carlos Zahumenszky / Gizmodo en Español

Hay un último detalle interesante, y es que cada pieza se vende por separado. Cada. Pieza.

Advertisement

Si compras un mueble para colgarlo en la pared, debes saber que la puerta, las bisagras de la puerta, el tirador y hasta la estantería que lleva dentro se venden aparte. Es un truco un poco sucio porque un mueble que aparentemente cuesta 25 euros en realidad cuesta 85. El gran problema de ello no es solo el precio. Es que, si no te fijas bien te dejarás piezas sin comprar y tendrás que volver a por ellas. A mi me ha pasado tres veces. Todas ellas con las puñeteras baldas que van dentro de los módulos.

La campana extractora es de Amazon. Colgarla es muy sencillo, pero aún me queda instalar los tubos para la salida de aire.Foto: Carlos Zahumenszky / Gizmodo en Español Advertisement

Comprar los electrodomésticos

En cuanto a los electrodomésticos, es cierto que Ikea tiene algunas ofertas en modelos concretos, pero a poco que busques ciertos requisitos de consumo eléctrico o decibelios descubrirás que los precios de los electrodomésticos de Ikea no son más bajos que los de los electrodomésticos de marca. El lavavajillas que elegí (Siemens) costaba lo mismo que el modelo equivalente en prestaciones de Ikea. Puestos a elegir…

Advertisement

y conectarlos

Hay mucha gente a la que le aterra la idea de enchufar el horno o el frigorífico, pero en realidad no requiere de instalación alguna. Es enchufar y punto. Algunos electrodomésticos vienen con el cable pelado (sin la toma de corriente) pero instalarlo no debería serte difícil.

Advertisement

El único electrodoméstico diferente (al menos en mi caso) fue la vitrocerámica, que va conectada a una toma propia preparada para soportar más tensión. No obstante, solo tuve que seguir las indicaciones, meter los cables en las tomas adecuadas y apretar con un destornillador. Es mucho más sencillo de lo que crees. Tan solo recuerda desactivar toda la electricidad de la casa.

No te apresures con los anclajes

Los módulos inferiores se sostienen con unas patas regulables en altura con las que tendrás que jugar para que todo el conjunto sea horizontal de lado a lado y de atrás a adelante (no queremos que rueden los huevos). Además, disponen de un sistema de anclaje a la pared, pero no lo instales hasta que llegue la encimera. Si tu cocina es un poco compleja es probable que tengas que mover algún módulo a última hora para que el fregadero esté en la posición perfecta. Una vez hayas comprobado que la encimera encaja bien es hora de anclar los módulos a la pared y entre ellos.

Advertisement Todos los armarios modulares se montan casi igual. Llegará un momento en que casi no necesites ni instrucciones.Foto: Carlos Zahumenszky / Gizmodo en Español

Por cierto, por muy tentador que resulte, no uses los agujeros en hilera de los módulos para meter los tornillos de anclaje entre un módulo y otro. Esos agujeros son para los cajones, y las posibilidades de que te equivoques de agujero y metas el tornillo donde luego va a ir un riel son elevadas.

Advertisement

La encimera, mejor sin huecos precortados

Ikea corta la encimera a medida para que se ajuste a tu cocina (o no, si tu técnico es un poco descuidado). También te la lleva a casa. Opcionalmente, la compañía te ofrece marcar los huecos dónde van a ir la vitrocerámica y el fregadero, pero hacerlo es una mala idea.

Advertisement

Ikea no corta completamente esos huecos. Solo los precorta haciendo una muesca de un par de centímetros de profundidad para facilitarte la tarea. En otras palabras, vas a tener que darle a la sierra de calar de todos modos. Además, es posible que a última hora decidas cambiar algún módulo de sitio o moverlo unos centímetros. La vitrocerámica y el fregadero encajan en sus módulos con muy poco margen. Como te equivoques al encargar el precorte puedes acabar atrapado por tus propias medidas y teniendo que encargar otra encimera.

Advertisement

El fregadero, esa bestia mitológica

Junto a los electrodomésticos, otro de los puntos que me daba terror eran los tubos del fregadero. Sorprendentemente, conectarlos fue coser y cantar. Las ferreterías venden kits ya preparados para ello y ni siquiera necesitas herramientas para unir unos tubos con otros. Sigue atentamente las instrucciones (hasta el kit más barato las trae), gira un poco los codos en caso necesario y aprieta bien con las manos. Si has puesto bien las anillas de goma en las juntas no debería salir ni una gota. Las tomas de agua son incluso más fáciles.

Advertisement Puede que no sea la instalación más profesional del mundo, pero funciona y no gotea.Foto: Carlos Zahumenszky / Gizmodo en Español

Gastos fuera de presupuesto

El problema de montar una cocina tú mismo es que hay unos cuantos gastos ocultos que no aparecen en el presupuesto que te da Ikea. Necesitarás silicona para sellar el fregadero. Probablemente rompas una broca o una cuchilla de la sierra de calar. Los remates para la pared son mucho más caros de lo que parecen. Cualquier tabla extra que necesites puede ser cara y requerir lija o barniz No he hecho los cálculos, pero fácilmente habré gastado 150 euros extra en pequeñas piezas y herramientas que iba necesitando por el camino.

Advertisement

Después de tres meses dando martillazos (y a falta de algunos detalles como conectar los tubos de la campana extractora o el rodapié, debo confesar que estoy muy satisfecho y que me he ahorrado un montón de dinero. Puede que no sea una experiencia para todo el mundo, pero si te gusta el bricolaje y dispones de tiempo y paciencia, te la recomiendo.

Experiencia de compra de cocina en Ikea

Voy a contar una experiencia personal de un familiar para comprar una cocina en IKEA. Cronología:

– 30 de Junio 2017: Se acude a IKEA en Puerto Venecia y se programa una cocina, de la cual se paga 40 € para que venga un verificador a tomar medidas, quedando el día 14 de Julio de 9 a 17 horas. Se solicita siempre que se avise antes por teléfono, a lo cual indican en tienda que no hay problema. También se nos informa que después de la verificación y el visto bueno por nuestra parte, el plazo de distribución y montaje sería de unas 2 ó 3 semanas.

– 14 de Julio 2017: El verificador no aparece en el domicilio ni avisa de ninguna manera.

– 19 de Julio de 2017: Acudimos a IKEA a comunicar lo sucedido. Ya no hay stock de nuestro pedido inicial. Por este motivo se tiene que cambiar por otras piezas, saliendo más caro.

– 7 de Agosto de 2017: Pongo la primera reclamación interna a IKEA (sin nº de incidencia) y hoja de reclamaciones a Consumo. Nos dan nueva cita para el verificador para el día 16 de Agosto.

– 16 de Agosto de 2017: Viene el verificador al domicilio y hace las mediciones oportunas.

– 31 de Agosto de 2017: Una vez medida se hace el pedido final y el pago por adelantado de la cocina, distribución y montaje. Se acuerda fecha de distribución y montaje para el día 19 de Septiembre.

– 19 de Septiembre de 2017: Viene el montador pero al poco de llegar comunica que la cocina no la puede montar por estar mal hecha la verificación. Comunican que el día 21 de Septiembre irá el verificador o montador de nuevo.

– 21 de Septiembre de 2017: No aparece nadie en el domicilio ni hay aviso alguno. Se acude a tienda para reclamar. Dan nueva fecha para acudir verificador y montador el día 4 de Octubre de 2017.

– 4 de Octubre de 2017: No aparece nadie en el domicilio de nuevo.

– 5 de Octubre de 2017: Acudimos a tienda y se pone hoja de reclamación interna (nº incidencia 14299633). Nos dan nueva cita para el día 9 de Octubre.

– 9 de Octubre de 2017: No aparece nadie en el domicilio otra vez. A las 16 horas 32 minutos llaman desde un número privado y dan nueva fecha para el 11 de Octubre.

– 11 de Octubre de 2017: Por fin acude el verificador. Dice que la verificación está bien hecha y que hablará con IKEA y nos informarán. Por supuesto no llama nadie y hay que volver a acudir a tienda. Se hace una rectificación en la cocina para que no haya ningún tipo de problema. Nos dan fecha definitiva de montaje para el día 31 de Octubre.

– 31 de Octubre de 2017: No acude nadie de nuevo al domicilio….

– 2 de Noviembre: Se acude otra vez a tienda, se coloca una nueva reclamación (sin nº de incidencia) y se solicita la devolución del dinero. Desde tienda nos juran y perjuran que no va a haber ningún problema más, que se encargarán personalmente y que al final del todo se nos indemnizará por tantos incumplimientos. Aparte indican que para hacer la devolución del dinero primero tendrían que pasar a recoger todo el material del piso y luego ejecutar la devolución… Visto lo visto se acuerda una nueva fecha de montaje para el día 3 de Noviembre de 9 a 17 horas.

– 3 de Noviembre de 2017: Después de estar todo el día en el domicilio, aparece un montador diferente de la primera vez a las 15 horas sin avisar antes… Por supuesto no le da tiempo a montarla ese día.

– 4 de Noviembre de 2017: Vuelve el mismo montador. Deja a medio montar la cocina porque el pedido está mal realizado y falta alguna pieza… Comunica que informará y que avisarán desde IKEA. Esto tampoco sucede y hay que volver a reclamar a tienda. Muy enfadados comunicamos que es una vergüenza todo lo que está pasando. Nos vuelven a repetir que hagamos la reclamación (nº incidencia 14533800) y que se nos indemnizará. Nos dan de nueva fecha el 23 de Noviembre.

– 23 de Noviembre de 2017: Viene otro montador diferente a los anteriores. Coloca mal las piezas que faltan haciendo una chapuza. No se lleva las piezas sobrantes porque no tiene espacio en el coche.

– 24 de Noviembre de 2017: Acudimos de nuevo a tienda. Se coloca la enésima reclamación (nº incidencia 1395483) y otra hoja de reclamación a Consumo. Un empleado de cocinas de tienda comprueba el pedido e indica que la cocina está mal montada……. Volvemos a manifestar nuestro enfado comunicando que no tenemos que pagar el montaje de semejante chapuza (el dinero está pagado por adelantado). Desde tienda nos comunican que no nos cobrarán el montaje y que posteriormente se analizará el tema y se nos indemnizará. Nos dan nueva fecha de montaje para el día 1 de Diciembre.

– 1 de Diciembre de 2017: El colmo ya… no aparece nadie en el domicilio…. Muy hartos se sube a tienda a las 16:30 horas para quejarnos de nuevo (en casa se queda un familiar por si en ese momento se les ocurre venir…). Desde tienda mandan a otro nuevo montador que se presenta a las 19 horas. Acaba de montar parte de la cocina. Indica que no se puede llevar el material sobrante por falta de espacio en el vehículo.

– 2 de Diciembre de 2017: Acuden para llevarse el material sobrante, el cual tampoco se pueden llevar por completo por falta de espacio (y de total previsión!!!) Ante esta situación se acaba de montar parte de la cocina que falta por nosotros mismos y por la tarde se va personalmente a la tienda para llevar personalmante el material sobrante. Desde allí se nos vuelve a comunicar que se estudiará lo sucedido y se nos indemnizará como corresponda….

– 14 de Diciembre de 2017: Se acude a tienda para poner otra reclamación por lo último sucedido (nº incidencia 14587733). Nos vuelven a indicar que estudiarán el caso y nos contestarán.

Los que ya conocen IKEA, saben que allí podemos encontrar un mundo de posibilidades en cuanto a elementos para decorar todos los espacios de hogar. Y los que aún no conocen la marca, pueden descubrir una de las más importantes empresas en el mundo de la decoración, en donde encontrar muebles y otros elementos decorativos para todas las estancias. Te presentaremos todo lo relacionado a cocinas IKEA 2020.

Armarios y encimeras IKEA 2020

La temporada 2020 está enfocada en diversos aspectos, tales como soluciones creativas para almacenamiento, productos personalizables para diferentes fines, reciclaje y gestión de residuos, entre otros, y por su puesto, precios más ajustados.

Hay una razón por la cual los muebles de cocina IKEA son una opción tan popular: son increíblemente económicos y muy bonitos. También son bastante versátiles y se prestan a todo tipo de configuraciones y acabados.

En este catálogo podrás encontrar mobiliario para cocina así como también muchas sugerencias para emplear el espacio y la forma en que los muebles quedarían mejor, aprovechando los muchos colores y tamaños de encimeras, armarios y otros muebles y accesorios.

Bellos y funcionales espacios logrados con encimeras y armarios bajos y aéreos. Consejos para decorar con funcionalidad y tips para aprovechar espacio y mobiliario, porque no sólo encuentras todos los muebles y accesorios en este catálogo, sino también ideas estupendas de cómo hacer que tu cocina no solo se vea bien sino que esté organizada y sea totalmente funcional. Encimeras de acabados espectaculares y en muchos colores.

En una buena cocina todo ha de estar bien organizado. Ollas, sartenes, cubetería, cristalería; todo debe estar guardado a mano y a la altura correcta. Las cocinas IKEA están cuidadosamente pensadas, tanto por dentro como por fuera. Cajones que cierran suavemente, organizadores funcionales, encimeras súper resistentes y electrodomésticos energéticamente eficientes.

Ikea nos muestra una serie de fotos donde nos propone mobiliario y accesorios para cocinas reales, no de revista, sin embargo, llenas de estilismo y buen gusto. Y lo más importante, siempre con los precios asequibles que caracterizan a esta marca.

Se pueden encontrar diseños en forma de L, o en forma de U para los espacios más grandes.

Estanterías de cocinas IKEA

Entre los segmentos que mayor creatividad se ha encontrado entre los catálogos de Ikea 2020, se destaca el de las estanterías de cocinas, donde claramente se ha podido apreciar varias tendencias muy interesantes, para lograr una imagen renovada de ese espacio, para hacerlo más cómodo, práctico, funcional y acogedor al mismo tiempo.

Justamente, el catálogo se enfocó en los modelos de cocinas estilo industrial, que hoy en día están teniendo mucho éxito en todo el mundo, porque combinan el aire vintage, retro y moderno, todo al mismo tiempo, combinando materiales y diseños, logrando la fusión perfecta.

Los elementos más característicos de este estilo, son los muebles en gris metálico (puede ser madera o mejor acero inoxidable), utilización de madera como material secundario, una típica campana amplia en acero inoxidable, y mucha utilización de las paredes y techo, para colgar utensilios y vajilla (muy recomendadas las cacerolas en cobre).

El otro gran conjunto de cocinas, son todas aquellas en que los muebles son de madera clara, con gran contraste en los círculos de crecimiento de la madera. Para marcar el acento moderno, se aplican campanas de extracción en negro y rectilíneas, además de que los electrodomésticos también son en tonos oscuros.

El punto que podrá encontrar para cualquiera de estos estilos u otros (ya que hay más segmentos), es la parte de islas de cocina, estanterías, cestos para organizar, cuencos y todo tipo de frascos de vidrio de diferentes tamaños, ideales para organizar todos los productos no perecederos y más.

Islas de cocina IKEA

Cada una de las propuestas que se nos ofrecen resultan ideales para hacer de nuestra cocina un lugar más amplio y confortable, ya que la idea principal que impulso la línea de productos IKEA es la de un máximo aprovechamiento del espacio.

Además la incorporación de múltiples estantes y repisas colgantes favorece el aprovechamiento y la funcionalidad del espacio.

En IKEA puedes encontrar todo lo que necesitas para la cocina, desde muebles, encimeras, electrodomésticos, utensilios, accesorios; todo lo que es necesario en la cocina IKEA lo ofrece a excelentes precios y buena calidad.

Según IKEA: «La cocina es el centro de tu vida cotidiana. No importa si estás haciendo la cena, guardando la compra o tomando un tentempié, tiene que funcionar las 24 horas del día y resistir el día a día, tanto si vives solo como si sois una familia numerosa.»

Grifos

No te pierdas: Baños IKEA 2020 fotos y precios de su nuevo catálogo‹ › EspacioHogar.com

¿Quién no ha soñado con tener la cocina perfecta? Os traemos las últimas novedades de cocinas de Ikea 2020, pura inspiración de cocinas modernas para seguir soñando y que te resulte mucho más sencillo crear la cocina de tus sueños en tu propio hogar, con independencia del espacio que tengas o del color que más te guste. Cocinas que también puedes ver dentro del post que le dedicamos al Catálogo Ikea 2020 completo pero que os enseñamos con mucho más detalle a continuación. Veamos ahora, el Catálogo Cocinas IKEA 2020.

Cocinas IKEA ¿Por qué son un éxito?

A mí, que me encanta cocinar y comer, os podéis imaginar que la cocina es uno de los lugares más especiales que hay en mi casa. No sólo es un lugar de tránsito donde uno puede conseguir alimento, en absoluto. La cocina es un lugar mágico donde uno crea, donde combina sabores y texturas, donde crea platos diferentes para cada uno de sus invitados y familiares.

Por ello, hoy quiero compartir con vosotros todas esas cocinas de ensueño que pueden convertirse en las vuestras si contáis con el espacio adecuado. Todas ellas incluidas dentro del nuevo catálogo de cocinas Ikea 2020.

Cocinas ideales, cocinas de diseño, también cocinas pequeñas, pero sobretodo, cocinas inspiradoras que os servirán para crear las vuestras propias, con vuestro toque personalizado en función de vuestros gustos, estilos de decoración, vuestro espacio en casa, los complementos que queráis añadirle… ¡Vamos a crear juntos!

Las cocinas de Ikea se definen por ser prácticas con diseños sencillos y de materiales económicos, lo que también permite que uno se haga con una cocina más barata.

Artículo recomendado: 10 ideas de almacenamiento para cocinas pequeñas que puedes encontrar en Amazon

Eso sí, como recordaréis, la podéis montar vosotros mismos en casa o podéis contratar a personal de Ikea especializado para que tengáis vuestra cocina lista en casa.

A su vez, tal y como veremos en este artículo, también cuentan con cocinas de diferentes colores para grandes y pequeños espacios, lo que la convierte en un opción muy potente a la hora de buscar quién puede crear la cocina de tus sueños.

Catálogo cocinas Ikea 2020

Este catálogo de cocinas Ikea 2020 estará vigente hasta el mes de julio de 2020, lo que implica que luego nos esperan muchas más novedades.

En este catálogo vais a poder conocer cuáles son las novedades de cocinas Ikea para las diferentes secciones de las mismas: diseños, colores, formas, organización, electrodomésticos… Detalles que, aunque uno piense que pasan desapercibidos, son cruciales para conseguir una cocina perfecta.

Cada vez que veo las nuevas cocinas de Ikea siempre me pregunto por qué no tendré una cocina más grande donde pueda ponerla porque ¡son tan bonitas! Aunque, como veréis un poco más adelante, también hay diseños de cocinas Ikea para pequeñas estancias que creo que os van a enamorar.

Lo mejor, es que este año nos vamos a encontrar con diseños de cocinas de estilo vintage pero con toques actuales que las convierten en prácticas, cómodas e igualmente hermosas.

También tenéis una importante sección para la organización de la cocina, desde todos los utensilios para la cocina como los detalles culinarios que harán que cocinar sea un momento de absoluto disfrute.

En esta última parte del catálogo os mostramos las novedades que han presentado recientemente, como esta cocina en un color marrón clarito que es un tono perfecto para esta temporada.

A su vez, un elemento a destacar en cuanto al mobiliario de cocinas Ikea 2020 es que el color negro va a tener más protagonismo que en épocas anteriores, por lo que os vais a encontrar con modelos de cocina en tonos oscuros que no van a pasar desapercibidos.

Otro de los elementos a destacar es la posibilidad de adquirir puertas LED inalámbricas, una opción diferente, llamativa y luminosa para la cocina.

Os hemos mencionado el auge de las cocinas en negro, pero también dentro del catálogo de cocinas Ikea 2020 nos encontramos con propuestas de otros colores llamativos, tal y como es el caso de la cocina en verde que podéis ver arriba.

Os esta otra cocina, que se presenta en un bonito color natural, gracias a la apuesta que hace Ikea por el uso de materiales como la madera. Ya hemos mencionado la tendencia de las cocinas vintage dentro del nuevo catálogo de cocinas Ikea 2020, pero lo cierto es que la firma también se decanta por la influencia y belleza de las cocinas rústicas.

Catálogo de cocinas Ikea 2020: completo

En esta galería de imágenes podrás ver el catálogo de cocinas Ikea 2019 al completo:

‹ › EspacioHogar.com

Catálogo de cocinas Ikea 2020: novedades

En esta sección os vamos a mostrar las últimas novedades de cocinas Ikea que se han incluido al catálogo principal:

‹ › EspacioHogar.com

Cocina pequeñas Ikea

Hemos visto al completo, el catálogo de Cocinas Ikea para 2020, pero queremos analizar con más detalle algunas de sus secciones, en especial las propuestas que la marca nos presenta para las cocinas pequeñas, si bien estas parecen estar presentes en la mayoría de las casas. Sabéis que tenemos varios artículos concretos de cocinas pequeñas, en las que os hablamos del mobiliario y cómo sacarle el máximo partido pero, no quería dejar pasar la oportunidad de mostraros algunas diseños de cocinas pequeñas Ikea que os pueden resultar inspiradoras.

Las cocinas pequeñas también pueden resultar irresistibles y acogedoras, lo único que tienes que hacer es buscar información y fotografías para encontrar los muebles ideales para el espacio del que dispones.

Aunque siempre se dice que es mejor escoger los colores blancos para generar mayor sensación de amplitud, aquellos que queráis cocinas en color negro para una estancia pequeña, ya veis que en Ikea también apuestan por mostrarnos que es posible.

Y no os adelanto más, si queréis leer más sobre las cocinas pequeñas os recomiendo este otro artículo que os hemos preparado: Cocinas integrales pequeñas.

Cocinas blancas IKEA

Mencionadas las cocinas blancas, teníamos que hablaros también de ellas con detalles. Esta es una de las cocinas más buscadas y deseadas para poner en cualquier hogar. Uno de los grandes contras es que la suciedad se ve mucho más rápido que en una cocina oscura pero, al ser blanca refleja la luz y parece más amplia, por lo que siempre resulta más interesante tanto para cocinas pequeñas y grandes.

Como veréis en la imagen, para potenciar esa sensación natural y agradable, se han añadido elementos madera como las encimeras o las diferentes secciones de la camarera de la izquierda. De este modo, podéis elegir un color que sigue siendo tendencia para la cocina, con materiales que en realidad, son esenciales en toda la casa.

Quería compartiros este otro diseño de cocina para que podáis ver cómo en una misma tienda los diseños pueden ser completamente diferentes y, para aquellos que no estáis completamente convencidos de una cocina blanca, siempre podéis combinarla con otros tonos.

Cocinas rojas IKEA

IKEA tiene también distintas ideas de cocinas de un color que resulta muy llamativo, pero tenemos que añadir que cuenta con dos tipos de cocinas rojas con brillo o en mate.

Es importante hacer esta selección de primera mano, ya no tanto por la tonalidad del rojo sino por el efecto que va causar en la cocina.

Si tenéis una cocina pequeña, ya estáis viendo en las fotografías cómo es mejor combinarla con muebles en blanco para que no parezca demasiado pequeña, sino que haya un equilibrio de color e intensidad sin que pierda vitalidad.

Cocinas madera IKEA

Las cocinas en tonos madera, ya sea en color natural o en chocolate, son otra de las grandes deseadas puesto que nos recuerdan a los diseños de antes. En esta ocasión, tenemos una cocina en tono chocolate con algún detalle más rústico pero claramente moderna. Un estilo de cocina solo apto para espacios grandes, pero que a la vez nos parece muy organizada y recogida.

En imágenes superiores hemos visto cocinas con un fuerte estilo rústico, con tonos de madera claro y la sensación de estar viendo la propia veta de la madera. En esta imagen que podéis ver arriba, nos encontramos con un diseño de cocina en madera pero con un estilo más industrial con ese toque del extractor metálico en forma de tubo, la isla y los electrodomésticos.

Cocinas grises IKEA

Las cocinas grises llaman mucho la atención dentro del nuevo catálogo de cocinas de Ikea 2020. Estas son un tipo de cocina que suelen tener una tonalidad suave pero no podemos olvidarnos de que se necesita una buena luz natural para que queden bien en las cocinas pequeñas.

Si os gusta mucho el gris, podéis combinar este color con muebles blancos para que se refleje más la luz y nos de la sensación de que la cocina es más amplia. Los detalles de la cocina los podéis seguir poniendo en negro, tal y como veis en la imagen que tenéis arriba. Todo el mueble se presenta en blanco, con las paredes en color gris, pero el resto de elementos esenciales, como la encimera, electrodomésticos, cocina, etc., son todos de color negro.

Otra opción a tener en cuenta, sobre todo cuando hablamos de cocinas pequeñas, es combinar el mobiliario con estanterías o escoger muebles con cristalera, de esta manera parece un espacio menos cerrado y más amplio.

Cocinas amarillas IKEA

Antes hemos visto cocinas en tonos marrón chocolate, que habréis visto que son más oscuras y mejores para espacios más grandes.

En este caso, vemos cómo podéis incluir un poco de vitalidad en esa cocina a través de muebles en tonos amarillos que cambian por completo la dinámica y la sensación de dicho espacio.

Cocinas verdes IKEA

Además, las fotografías que os mostramos son pura inspiración porque ¿os habéis imaginado una puerta de cada color, teniendo una cocina bicolor y que puedes cambiar cuando quieras?

Esta apuesta por incluir una sección de muebles en tonos verde es una maravilla. Eso sí, fijaros bien en que luego tenéis que incluir otros elementos para que haya una armonía en casa; las ideas que propone Ikea son cortinas/estor en tonos verdes tropicales y plantas.

Diseña tu cocina online

La verdad es que más fácil imposible ya que Ikea nos permite elegir cómo queremos nuestra cocina:

  • Para tener una idea aproximada de cómo quedará tu cocina Ikea tiene una el planificador de cocinas, podrás diseñar la cocina que más se adapte a tu espacio.
  • Verás la simulación de tu cocina Ikea en 3D, puedes hacer mil y una combinaciones con muebles y electrodomésticos, hasta que encuentres tu favorito.
  • Guardas el proyecto en el servidor y cuando vayas a la tienda Ikea lo abres.
  • El personal de Ikea verifica tu diseño, y te da un presupuesto aproximado de tu cocina con validez de un mes.

Cocinas IKEA 2020 – Diseños nuevos

Además de los diseños de cocinas de IKEA que aparece en el catálogo completo y en el folleto específico anual, os mostramos los últimos diseños que ha ido publicando IKEA a lo largo de este año.

Una de las características novedosas de esta nueva línea de IKEA son nuevos colores y combinaciones que os pueden resultar maravillosas. Entre ellas vamos a destacar las cocinas en color verde agua o verde relajante, que además de dar un toque de color lo que vais a ver es que aporta una brillante iluminación.

¿Alguna vez habías visto las cocinas que inspiran los aspectos marítimos? Fijaros en cómo se combina el color azul marino y el blanco, consiguiendo un diseño llamativo.

También vais a poder encontrar distintos sistemas de almacenamiento que no sólo cumplen con su función, si no que también va a ofrecer un diseño llamativo y personalizable al estancia.

A continuación, os mostramos más diseños de cocinas de estos últimos meses, con diseños de tipo clásico y otros más novedosos:

‹ › EspacioHogar.com

Servicio de orientación

En Ikea tiene un sistema práctico, antes del montaje una persona de Ikea verifica en tu casa que has medido correctamente, y te da consejos sobre donde puedes o no puede ubicar un electrodoméstico (que puedes haberlo diseñado en un lugar y ahí no puede estar).

Esta persona verifica se podrá instalar la cocina de forma correcta, si hay que hacer algún cambio en el distribución. Todo pensado para que la instalación de tu cocina Ikea sea perfecta.

Electrodomésticos Ikea

Para que os resulte más sencillo poder llevaros toda vuestra cocina de un mismo lugar, también vais a poder comprar vuestros electrodomésticos en Ikea y ver en las exposiciones cómo quedan en conjunto con los muebles.
Por ejemplo, podréis encontrar frigoríficos y congeladores, hornos, microondas, extractores, lavavajillas, etcétera.

Catálogo Ikea Cocinas: Años anteriores

Para ver el catálogo completo, sólo tenéis que pinchar en esta imagen y podréis ver todas los diseños de cocina.

‹ › EspacioHogar.com‹ › EspacioHogar.com

Cocinas IKEA 2016

‹ › EspacioHogar.com ‹ › EspacioHogar.com

Otros diseños de cocinas de Ikea:

Sabéis que cada año Ikea va cambiando sus cocinas y creo que siempre hay algo que podemos sacar de decoraciones anteriores para continuar aprendiendo, para seguir inspirándonos para nuestra propia cocina.

No hay que abandonar lo pasado, hay que retocarlo y renovarlo para conseguir algo completamente único y novedoso.

Si no fijaros cómo también volvemos a ver elementos que la moda vuelve a traer hasta ahora.

Podéis encontrar más información de otros catálogos de cocinas:

  • Catálogo de cocinas Brico Depot
  • Catálogo de cocinas El Cortes Inglés
  • Catálogo de cocinas Bricomart

Catálogo Cocinas IKEA 2020 4.66 / 5

Productos únicos para tu cocina Diseños IKEA

Today most people get on average 4 to 6 hours of exercise every day, and make sure that everything they put in their mouths is not filled with sugars or preservatives, but they pay no attention to their mental health, no vacations, not even the occasional long weekend. All of this for hopes of one day getting that big promotion.This response is important for our ability to learn from mistakes, but it also gives rise to self-criticism, because it is part of the threat-protection system. In other words, what keeps us safe can go too far, and keep us too safe. In fact, it can trigger self-censoring. Coven try is a city with a thousand years of history that has plenty to offer the visiting tourist. Located in the heart of Warwickshire. One morning, when Gregor Samsa woke from troubled dreams, he found himself transformed in his bed into a horrible vermin. He lay on his armour-like back, and if he lifted his head a little he could see his brown belly, slightly domed and divided by arches into stiff sections.

The bedding was hardly able to cover it and seemed ready to slide off any moment. His many legs, pitifully thin compared with the size of the rest of him, waved about helplessly as he looked.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *