0

Cocinas sin alicatar

Tabla de contenidos

Cómo renové mi cocina sin obras. Parte II

En este post te conté cómo renovar tu cocina sin obras y varias me preguntasteis cómo se podía convertir los azulejos en pared sin teenr que picar. Hoy os cuento cómo tapar azulejos paso a paso.

Cuando alquilamos este piso tenía claro que la cocina necesitaba una reforma total si no quería que me estropease el resto de la decoración (y me deprimiese cada vez que tuviese que entrar en ella). Mi primera opción para cambiar el look de la cocina era pintar los azulejos. Lo había visto en blogs y en vídeos y parecía una buena solución pero cuando vi el resultado en directo en casa de un amigo no me convenció nada de nada.

Como solución rápida no tiene rival pero el acabado no es del todo deseable, se notan los brochazos, se tapan las juntas… No era lo que buscaba así que me puse a investigar cómo tapar azulejos para convertir una pared alicatada en una pared normal, para poder pintarla y para poder colocar azulejos nuevos encima. Me puse manos a la obra y la verdad es que estoy super contenta con el resultado y no me arrepiento para nada haber tomado esa decisión, todo lo contrario. Creo que el aspecto final sería bastante peor si no hubiese optado por tapar los azulejos.

Renovar la cocina tapando los azulejos

Tapar azulejos es algo que no había hecho en la vida y seguro que si viniera un experto a examinar la cocina le sacaría defectos pero, para mí, está ideal. Por eso te animo a que pruebes esta técnica de cómo tapar azulejos porque no hace falta ser un albañil profesional para conseguir un buen resultado y porque, además, ¡es una solución muy barata! El resultado es una cocina reformada pero sin tener que meterte en líos de obras, permisos, escombros y demás.

Renovar la cocina sin obras: cómo tapar azulejos paso a paso

Así quedó la cocina quitando dos de los armarios. En la foto no se aprecia tan bien como en la realidad pero al quitar esos mamotretos la cocina parecía MUCHO más amplia, de verdad, me quedé flipada simplemente con ese cambio. Si tienes una cocina pequeñita te recomiendo que estudies el tema porque cabe lo mismo en las baldas que en un armario y ocupan mucho menos.

Materiales para la reforma

  • Llana
  • Cubeta
  • Paleta
  • Agua
  • Aguaplast cubre cerámica
  • Varilla mezcladora (esto no es estrictamente necesario pero lo recomiendo, yo lo hice a mano: el doble de trabajo para un resultado peor)
  • Lija de grano medio, mejor en taco

Paso 1. Limpiar bien los azulejos

Utiliza alcohol o quitagrasas y frota bien los azulejos para que no quede rastro de grasa. Donde haya grasa no se pegará el producto. Lo peor que te puede pasar es que una vez tapados los azulejos se te caiga un cachito de pared cuando ya la hayas terminado y pintado, así que a frotar.

Paso 2. Preparar la mezcla

Básicamente tienes que mezclar el producto con agua en la cubeta siguiendo las instrucciones del fabricante.

Paso 3. Aplicar la mezcla sobre los azulejos de la cocina

Este es el paso que asusta pero, de verdad, no es para tanto. De hecho es hasta terapéutico, como cubrir una tarta con mermelada o untar Nocilla en una tostada.

Primero coge un poco de producto con la paleta y ponlo en el extremo de la llana. Hazlo varias veces hasta que tengas el borde de la llana bien cubierto. Después pasa la llana por la pared haciendo forma de C, como se ve en la siguiente imagen:

Cubre toda la pared, intentando que quede lo más liso posible. A ambos lados de la puerta de entrada a la cocina, hay un pequeño trozo de pared. Ahí utilicé la paleta directamente (más pequeña que la llana). En esas zonas es donde más me costó alisarlo.

Paso 4. Dejar secar y lijar

Igual que cuando pintas un mueble, el secreto para que el resultado final quede lo más lisito posible es dar una capa fina, esperar al día siguiente para que seque y pasar la lija entre capa y capa.

Paso 5. Repetir pasos 3 y 4

Yo sólo le di 2 capas y, una vez pintado, no se ve ni rastro del alicatado pero si le das capas muy finas quizá necesites darle 3 para cubrir los azulejos. Para que te sirva de referencia así es como quedó mi pared antes de darle la mano de pintura.

Una vez terminado este proceso, vuelve a pasar la lija y ya puedes pintar la pared con pintura para pared normal y corriente, o colocar encima azulejos nuevos (la semana que viene os cuento cómo se hace). Y, ale, ya tienes una cocina renovada sin obras.

En esto consiste el cómo tapar azulejos para reformar la cocina sin obras. No hay escombros, no hay ruidos, se hace en un par de tardes y cuesta dos duros, o sea que las ventajas son obvias. Como os decía al principio, en la vida había usado una llana y me pude apañar bastante bien así que no tengas miedo, seguro que en tu día a día haces cosas más complicadas y ni te lo planteas.

Si quieres ver más rincones de mi casa, de momento puedes ver la habitación (que está sufriendo algunos cambios) y este rincón del salón. Y todavía faltan el salón, el pasillo, el baño y la terraza, suscríbete al email o la newsletter semanal para enterarte de las novedades.

¿Qué tal está tu cocina? ¿Necesita un cambio?

Si queremos hacer cambios en la cocina y darle un nuevo aspecto, uno de los detalles en los que podemos centrarnos son las paredes. Incluso puede ser el único cambio que hagamos para conseguir una cocina casi nueva, ya que solo con un nuevo revestimiento, parecerá otro lugar.

Existen revestimientos para paredes de cocina que no necesitan hacer obras, así que no debes preocuparte si es un tema que te agobia. Sin embargo otros tipos de revestimiento sí la necesitan. En cualquier caso, hay opciones para todos los gustos.

En qué fijarse para acertar con el revestimiento

Los detalles siempre cuentan y en función de lo que queramos y necesitemos, habrá que decantarse por un revestimiento u otro. ¿Qué debemos tener en cuenta?

  • Resistencia: Las paredes se van a manchar, van a estar sometidas al calor y a la humedad, sobre todo el frente de los fogones. Por eso es importante que escojamos un revestimiento resistente.
  • Limpieza: Ese mismo frente es el que más se va a manchar pero el resto de paredes irán ensuciándose poco a poco. Si es fácil limpiarlas, mejor.
  • Superficie a cubrir: Detalle muy importante porque cuanto más haya que cubrir, más caro será.
  • Instalación: Tu presupuesto debe tener en cuenta que hay revestimientos que se instalan con obra, lo que implica retirar el revestimiento anterior en muchos casos. En otros no es necesario. También se incluye el transporte de los materiales, la mano de obra, etc.
  • Material: No todos tienen las mismas cualidades. Cada uno tiene sus particularidades y hay que conocerlas para saber qué queremos en nuestra cocina.
  • Estilo: En este caso es un aspecto muy importante porque las paredes deben ir acorde al estilo de la cocina y debemos vigilar cómo será el suelo, las encimeras y el mobiliario.
  • Color: Las paredes son un punto fundamental cuando tenemos una cocina pequeña, ya que podemos lograr que sea más grande visualmente si optamos por revestimientos de color claro.

Tipos de revestimientos para paredes de cocina

Ahora que sabemos en qué debemos fijarnos en líneas generales, vamos a desgranar los tipos de revestimientos para paredes de cocina que podemos encontrar. Vamos a clasificarlos en dos grandes grupos: aquellos que necesitan obra para ser instalados y los que no la requieren.

Revestimientos para cocina con obra

Los siguientes tipos de revestimientos necesitan de obra para poder ser instalados. Es decir, hay que retirar el revestimiento ya existente para poder colocar el nuevo. En la mayoría de casos también habrá que retirar los muebles y electrodomésticos para poder colocarlos desde el techo hasta el suelo o bien hasta media altura.

Azulejos de cerámica para la cocina

Los azulejos han estado presentes en las cocinas de medio mundo durante años y años, siendo el revestimiento por excelencia en las cocinas que hemos conocido generación tras generación.

Lo cierto es que es un material difícil de destronar porque en los últimos años han surgido muchas más posibilidades sin salir del mundo del azulejo. Existen azulejos con diferentes estampados y motivos, biselados, con textura, de colores planos, con brillo, mate y otros que imitan diferentes materiales de forma sintética como la piedra y el vidrio.

Son tantas las posibilidades que ofrecen los diferentes azulejos que podemos encontrar en las tiendas, que es normal que siga presente. Además, son muy resistentes al calor y a la humedad, a los arañazos y se limpian con suma facilidad.

Una tendencia que hoy se ve mucho son los azulejos tipo metro. Es decir, paredes de nuestra cocina que nos recuerdan a los andenes de estaciones que encontramos bajo tierra en Madrid o Londres, por ejemplo. Este estilo decorativo se logra con azulejos blancos biselados y rectangulares.

Revestimientos de piedra natural

La piedra natural en las cocinas da una sensación de elegancia y robustez usemos donde la usemos, ya que también se puede emplear en encimeras y en el suelo.

Dependiendo del fabricante, la piedra natural puede instalarse en forma de paneles más grandes. Para instalarlos, deberán colocar una base de cemento reforzada con una malla de fibra de vidrio.

Los tipos de piedra natural que podemos encontrar para las paredes son estos:

Cocina con revestimiento de cuarzo

El cuarzo es un material que hará de tu cocina un lugar precioso y moderno. Es muy duradero, resistente y fácil de limpiar.

Una de sus ventajas es que muchos fabricantes permiten que se pueda escoger el tamaño de las diferentes planchas que cubrirán la pared, de modo que cuanto más grandes son, mayor es la sensación de continuidad pero eleva su precio.

Los colores tampoco son un problema. Podemos encontrar revestimientos para paredes de cocina en cuarzo de todos los colores y acabados.

Como desventaja, encontramos que no es aconsejable que entre en contacto con superficies muy calientes pero soporta bien el calor indirecto de los fogones.

Pizarra en las paredes de la cocina

La pizarra aporta un efecto de elegancia rústica, sencillez y sobriedad que queda muy bien si se combina adecuadamente con el resto de elementos de la cocina. Sin duda un revestimiento que combinará tanto con los electrodomésticos de acero, como con mobiliario y encimeras de madera.

Entre sus ventajas encontramos que es impermeable, resistente al calor y que al ser poco porosa casi no necesita mantenimiento, lo que hace su limpieza muy sencilla.

Un revestimiento que será muy duradero pero que hay que cuidar con mimo, ya que puede rayarse con facilidad.

Mármol en paredes de cocina

El mármol es uno de los materiales más caros que podemos encontrar para revestir las paredes de nuestra cocina, por lo que debemos medir bien la superficie en cuestión.

Dará un aire muy elegante, sofisticado y limpio, aunque puede volverse frío, por lo que hay que saber jugar con los muebles, el suelo, etc.

Es muy resistente al calor y la humedad pero es un material poroso, por lo que hay que tratarlo antes de ser instalado para que no absorba las manchas y resista mejor.

Si escoges un mármol con acabado brillante, debes saber que lo perderá poco a poco, de modo que tendrás que pulirlo pasado un tiempo. La parte buena es que entonces volverá a lucir como nuevo.

Su instalación y el material en sí mismo son caros. Tenlo en cuenta si quieres usarlo para toda la cocina. Como idea, puedes usarlo en uno de los frontales y jugar con otros materiales en el resto de la cocina.

Cocina con paredes de granito

Foto: Pinterest

Otro de los revestimientos clásicos es el granito. Aporta elegancia pero también un punto rústico y cálido, aunque se trate de una piedra.

Es muy resistente al calor y al agua, tampoco se araña con facilidad y además es muy fácil de limpiar si se ha tratado correctamente antes de su instalación.

Este material es caro y pesado, algo que debe tenerse en cuenta cuando se coloque para que quede bien anclado a la pared.

Revestimiento de ladrillo visto

Si buscamos una cocina con aire industrial, con personalidad y muy diferente, las paredes con ladrillo visto son una opción.

Podemos jugar a pintarlos del color que queramos para hacer una cocina aún más diferente o respetar su color original. Incluso pintar algunos de forma salteada para crear una cocina divertida y más desenfadada.

Si bien es cierto que no es recomendable emplear el ladrillo visto en las zonas que deben soportar el calor o más humedad, una posibilidad es cubrir la zona de los fuegos y del fregadero con un material secundario que lo proteja. O bien dejarlo solo para una pared que vaya a estar menos expuesta al trabajo.

Revestimientos de gres para las paredes de la cocina

pied

El gres es tendencia en los suelos de las cocinas, ya que es resistente y encontramos diseños que imitan otros materiales. Por tanto es lógico que cada vez veamos más paredes de cocina revestidas con gres.

Es duro, resistente al agua y al calor. Las variedades según los fabricantes son muchas, ya que hay revestimientos de gres que simulan madera y piedra natural principalmente.

Otra de las ventajas es que se pueden instalar planchas grandes, lo que nos ahorrará ver las antiestéticas juntas y, por tanto, será aún más rápido limpiarlas.

Una tendencia es usar este material para cubrir la pared desde el suelo hasta media altura, cubriendo así la zona de los fuegos y de ahí hasta el techo emplear otro material o bien pintura.

Cocina con revestimiento de madera natural

Las cocinas rústicas nos resultan tan acogedoras en gran medida por el empleo de la madera que se hace en ellas.

Debe protegerse muy bien para que resista sin problemas el agua y el calor, ya que la madera es muy sensible y delicada.

Si bien es cierto que podemos encontrar multitud de tipos de madera entre lo que podremos escoger aquellos colores y estilos que más nos gusten para nuestra cocina, desde madera más caras que aporten luz como otras más oscuras para resaltar los electrodomésticos, por ejemplo.

Paredes de cocina de cristal

Foto: Pinterest

Emplear cristal templado en las paredes de la cocina es una gran idea ya que resiste muy bien el calor y la humedad y se pueden limpiar todo tipo de manchas de su superficie muy fácilmente ya que no es un material poroso.

En cuanto a su aspecto, puede ser transparente o lacado en cualquier color. Las posibilidades son infinitas.

Otra de las ventajas es que, en caso de que se empiece a romper si recibiese un fuerte impacto, se repara de manera sencilla siguiendo el mismo método que con las lunas de los coches.

Cambiar las paredes de la cocina sin hacer obra

Los siguientes revestimientos para paredes de cocina no necesitan que hagamos obras en casa para poder instalarlos. Incluso podemos atrevernos a hacerlo nosotros mismos.

Microcemento para las paredes de la cocina

Si bien puede sonar muy aparatoso cubrir las paredes de la cocina con microcemento, lo cierto es que se trata de un material que se puede aplicar sobre revestimientos ya existentes, por lo que no hace falta retirarlos. Nos ahorra así la obra.

Se trata de uno de los materiales de moda que ya se emplea tanto en encimeras como en suelos y paredes precisamente por lo cómodo que es instalarlo como por sus cualidades: es impermeable, se limpia con mucha facilidad y soporta el calor siempre que no sea directo contra esta superficie.

Puedes ponerlo de cualquier color y las juntas no serán un problema ya que queda una superficie lisa.

Cocinas con papel pintado

Foto: Pinterest

A muchos les sorprenderá encontrar papel pintado en las cocinas porque tenemos el concepto de que se trata de algo frágil, que se ensucia y se desgasta. Sin embargo, hablamos de papeles que han sido tratados especialmente pensando en su uso en las paredes de las cocinas.

Hablamos concretamente del papel pintado vinílico que se limpia muy bien tan solo con agua y resiste manchas, salpicaduras y líquidos.

En el mercado encontraremos todo tipo de dibujos y decoraciones, incluso papeles que simulan azulejos y otros materiales. También opciones lisas, por supuesto.

Revestimientos autoadhesivos para la cocina

Una de las soluciones más sencillas y llamativas, con la que se puede conseguir un resultado estupendo sin necesidad de hacer obras. Se trata de una plancha de PVC o de vinilo con un autoadhesivo en una de sus caras que solo hay que colocar sobre una superficie limpia y lisa.

Los estilos y la decoración son casi infinitos, ya que hay opciones lisas, con dibujos, con acabados diferentes y otros que imitan superficies de madera, metal, piedra, etc.

Se trata de un material que no permite la formación de moho ni la acumulación de gérmenes, que se limpia tan solo con un paño húmedo y que soporta el calor y la humedad.

Pinturas para la cocina

Las pinturas que hay que usar en la cocina son las plásticas o bien acrílicas porque se pueden lavar y son resistentes. Incluso existen pinturas antimoho que gracias a su composición dificultan su aparición.

Incluso es una opción usarlas para pintar los azulejos o el ladrillo y así renovar el aspecto de la cocina sin obras.

Los colores tampoco serán un problema, ya que existen todos los que podamos imaginar para así tener la cocina de nuestros sueños.

También podemos encontrar en el mercado pintura de pizarra para tener un rincón de la cocina donde escribir, dejar recados, la lista de la compra o sencillamente que los pequeños jueguen mientras nosotros cocinamos. Sin duda, una forma bonita y útil de decorar la cocina y hacerla diferente.

Combinar revestimientos de cocina

Aunque no todos los materiales tienen el mismo precio, es cierto que algunos de ellos son demasiado caros como para cubrir todas las paredes de la cocina o bien su instalación eleva el coste.

Podemos aprovechar una tendencia que consiste en combinar estilos, usando un revestimiento para el frontal de los fuegos que sea muy resistente al calor y otro más sencillo en las paredes que van a sufrir menos. Así, conjugaremos materiales diferentes, como ladrillo visto y madera, o gres y pintura, aunque esta última tendencia funciona con otros materiales como piedras naturales y pintura.

  • Las casas modernas más bonitas del mundo

Cocinas Modernas Blancas 2020

Si has decidido apostar por el blanco como te hemos aconsejado, nada como fijarse en las ideas que ahora te queremos proponer. Cocinas modernas que gracias al blanco alcanzan cotas increíbles no solo de modernidad, sino también de elegancia y estilo.

Cocina moderna blanca y gris: El color blanco es uno de los colores protagonistas en la decoración, sobretodo si gozáis de una cocina pequeña. Este color os va ayudar a conseguir un efecto visual muy poderoso, y es el de que una cocina pequeña parezca mucho más grande.

El color blanco, además de aportar un espacio mucho más amplio, ayuda a aumentar la recepción de la luz y aporta una sensación de limpieza, siendo éstas, junto a la amplitud, las claves para la elección de este tipo de cocinas.

Las cocinas en blanco continúan siendo la referencia a tener en cuenta a la hora de decorar este espacio. Pero cuidado, el exceso de color blanco puede llegar a ser algo frío. Lo ideal sería combinar el color blanco con otros colores vivos para aportar algo de vitalidad, tal y como os dejamos a continuación y que podéis ver en la galería de cocinas de color blanco si continuáis leyendo.

Cocina moderna blanca y madera: el color blanco se puede combinar con todos los colores posibles, ya que tiene la virtud de realzar los colores que tiene a su alrededor.

Si lo tuyo es ser atrevido, puedes utilizar un color algo vivo o fuerte (en muebles o electrodomésticos) o, si eres más clásico, puedes utilizarlo con colores neutros rompiendo lo aburrido que puede llegar a ser utilizar un único color blanco y aportando clase y estilo a la cocina, como en el siguiente caso, utilizando la madera de color neutro.

Cocina blanca, gris, madera y negra: Además de combinar bien con todos los colores, el blanco combina muy bien con todos los materiales. La madera, el granito, el vinilo, … son materiales que pueden hacer combinaciones perfectas con el blanco.

Las cocinas blancas también es apropiada para cualquier estilo decorativo de vuestra casa. Si os decantáis por un estilo rústico los muebles de madera pintados en color blanco, combinados con flores o accesorios de hierro forjado. Si buscáis un aire nórdico podéis utilizar el color blanco en los muebles lacados de líneas rectas. Para un estilo más retro se puede combinar la madera decapada blanca en combinación con el material de vidrio y cuadros colocados en las pareces, azulejos estilo retro … como vemos en la siguiente imagen.

Cocina moderna minimalista vintage: para uno interiores más modernos o minimalistas os podréis decantar por muebles lacados que tengan un acabado con brillo o mate. Puedes combinar este color con accesorios de aluminio o acabados en acero, obteniendo un resultado moderno.

Las paredes también pueden ser de este color blanco, ya tengáis una pared lisa o con azulejos. En los techos también es acertado este color aunque se debe evitar en los suelos. Para éstos lo mejor es utilizar el blanco pero con toques grises o con colores arena.

Puedes también si así lo quieres, elegir una cocina completamente en blanco, con el suelo en madera, y con electrodomésticos en color gris.

Aquí os dejo dos artículos que tal vez os interesen:

  • Cocinas modernas de color blanco y luminosas
  • Cómo mantener las paredes blancas y limpias

Fotos de Cocinas Modernas Blancas 2020

‹ › EspacioHogar.com

Cocinas Modernas de Colores 2020

Como muchos sabéis y habréis notado, los colores ejercen un efecto en nosotros. Ahora veremos los colores ideales para la cocina. Como sabéis, en esta zona de la casa debemos encontrar un color que transmita calma, para favorecer la creatividad y potenciar la sociabilidad en este entorno. Vamos a ver cuáles son los colores indicados para tal efecto, pero no creáis que solo vamos a encontrarnos con colores que sean claros, o neutros.

Cocina moderna gris oscura y madera oscura: Si optáis por emplear una gama de colores fríos como pueden ser el azul, el morado o el verde, la sensación que va a transmitir a la cocina será de limpieza, eficacia y, sobretodo, seriedad. Estos colores dan la sensación de profesionalidad en la cocina.

Cocina moderna amarilla: por el contrario, los colores cálidos como pueden ser el naranja, rojo o amarillo crean espacios mucho más acogedores. Con estos tonos de colores vais a hacer que vuestra cocina transmita alegría, vida y, sobretodo, calidez. Con estos colores se gana mucho en cercanía, sin embargo se pierde en seguridad.

Cocina moderna en negro y diferentes tonos de verde: La mejor opción es la combinar los colores para conseguir un resultado neutro y más acertado. Si combináis los colores de las cocinas vais a conseguir el mismo efecto que hemos hablado con los dos tipos de colores que hemos hablado antes (colores fríos y cálidos), un contraste que puede ser muy, pero que muy interesante. Pero con ello, no estamos diciendo que empecéis a combinar colores»a lo loco», lo ideal sería utilizarlos como os mostramos a continuación.

Cocina blanca pequeña con detalles en beige: De los colores que escojáis, uno debe ser el principal que sirva como base de la cocina. Otro irá destinado a una situación secundaria, siendo el complemento perfecto para el color principal, y el tercero será el color más llamativo, únicamente utilizado en pequeñas pinceladas en los elementos más pequeños de la cocina.

Por ello, los dos primeros colores deben ser casi similares o pertenecer a la misma rama de colores, utilizándolos para el color de los principales elementos de la cocina como son las encimeras, electrodomésticos, muebles de almacén… El último color llamativo será de la gama opuesta de colores al que hemos utilizado como principal y secundario, y lo emplearemos en los cuadros pequeños, relojes, pequeños electrodomésticos, … Una de las grandes ventajas que tiene este tipo de distribución es que cuando quieras cambiar el estilo de la cocina, únicamente tendrás que cambiar los elementos más llamativos de la cocina por otro color llamativo diferente al que teníais.

Respecto a la iluminación y el espacio, es importante si tenéis una cocina pequeña u oscura es que apliquéis colores claros en la cocina como tonos pastel, lavandas, rosas pálidos u ocres que tengan base de blanco para transmitir claridad y aumentar la sensación de amplitud. Un ejemplo claro:

Por el contrario, las cocinas grandes pueden optar por colores algo más oscuros. Podéis combinar los tonos llamativos en diferentes planos para crear una sensación de profundidad más que interesante.

Cocina moderna en rojo y blanco: El color rojo fue un color tendencia para las cocinas hace unos años, en especial las cocinas de diseños, pero lo cierto es que parece estar de vuelta para las cocinas modernas de 2020, combinando este color con el blanco, para confirmar de nuevo lo que ya sabemos, que este es un color esencial para las cocinas de este año.

Como ves en la foto de arriba, puedes elegir el rojo para los muebles de la cocina, mientras el blanco será protagonista en las encimeras.

Solo hemos visto algunas ideas de cocinas modernas con distintos colores, pero si deseas poder ver más propuestas. Estas son las cocinas de colores que tenemos en nuestro catálogo:

  • Fotos con ideas de COCINAS GRISES
  • COCINAS ROJAS: Fotos para inspirarte
  • Fotos de COCINAS BLANCAS Y GRISES al estilo nórdico
  • COCINAS DE COLOR ROSA que os van a sorprender

Ahora os dejamos con la galería de fotos de cocinas modernas de colores 2020 para que podáis coger alguna idea de cómo poner vuestra cocina ya que todas ellas, os van a parecer realmente inspiradoras.

Fotos Cocinas Modernas de Colores 2020

‹ › EspacioHogar.com

Cocinas Modernas con Isla 2020

Si estás pensando en distribuir o redecorar de nuevo tu cocina, no pierdas la oportunidad de valorar un diseño de cocina moderna con isla. Si tenéis en vuestra cocina espacio suficiente para colocar una isla estáis de suerte, ya que las islas de cocina se convierten en un elemento muy práctico dentro de la misma, a la vez que transforman el espacio en un lugar mucho más moderno gracias a los toques contemporáneos que las islas transmiten.

Para acertar con la elección de la isla de la cocina y se aproveche todo el potencial, lo ideal sería que siguieráis los consejos que os damos a continuación:

  • La isla debe contar con suficiente espacio para poder circular alrededor de ésta con total comodidad y amplitud. La distancia ideal entre la isla y el resto de mobiliario o muebles es de 1 metro, más o menos. Por esta razón es por la que las islas de cocina son complementos para cocinas grandes.
  • El mercado de las islas de cocina os ofrece una gran variedad de modelos con diversos tipos de funcionalidades. Recordad que vuestra cocina debe dividirse en 3 zonas (limpieza, almacenamiento y cocción).
  • Si al final escogéis una isla de cocina, intentad que una de estas 3 zonas se encuentre dentro de la isla. Además, la altura ideal para comer en ella suele estar entre los 90 cm, más o menos, y si vas a utilizarla como barra para hacer una cocina americana la altura perfecta sería de, más o menos, 110 cm. En el mercado existen islas con los pies regulables que es muy importante para intercambiar funciones.
  • Existen islas de cocina con cajoneras de almacenamiento del espacio en el que, además, podréis meter las piernas. Un espacio ideal para convertir esta isla en un lugar de reunión familiar o de amigos. Si vais a escoger la isla de cocina para la cocción o para cocinar, deberéis recordar que tenéis que escoger una campana extractora para cocina de isla.
  • La iluminación juega un papel importante dentro de este tipo de cocinas modernas con isla. Esta zona de trabajo debe estar totalmente despejada y recibir suficiente luz para que quede totalmente iluminada, intentado evitar que queden zonas con algo de sombra. Lo ideal sería que la luz fuera directa, de modo que será bueno elegir una isla que tenga una iluminación en la parte superior, a partir del uso de pequeñas tiras de luces LED.
  • Las cocinas con islas más resistentes son aquellas que están hechas de acero inoxidable, laminado o de aluminio. Debéis evitar la madera, a no ser que estéis dispuestos a dar aceite cada dos por tres o al hecho de sufrir problemas que de repente la madera se vea oscurecida, manchada o con manchas de humedad.

Por otra parte, os recomendamos que valoréis las múltiples posibilidades que aporta una isla en vuestra cocina. Además de contar con un espacio extra para poder cocinar, las posibilidades que aporta una isla os permitirán contar con una zona comedor en vuestra cocina si escogéis una que tenga una sección de barra con taburetes, también podréis disponer de aquellas que aportan una sección más amplia de almacenaje. Es decir, hay muchas opciones y todas estupendas para vuestra cocina, sólo tenéis que valorar qué es lo que os va mejor.

Ya os hemos dado las claves para las cocinas modernas con isla 2020, pero si deseas poder encontrar más ideas que son inspiradoras os dejamos con una galería de fotos de cocinas modernas con islas para que veáis más opciones in situ:

Fotos de cocinas modernas con islas 2020:

‹ › EspacioHogar.com

Cocinas Modernas Italianas 2020

Ahora vamos con las cocinas modernas italianas. Las cocinas de estilo tradicional italiano son las cocinas más conocidas en el mundo entero gracias a su elegancia y encanto. Éstas suelen proyectar un ambiente familiar y, sobretodo, acogedor que va a invitar a los huéspedes a cocinar y a preparar las recetas de la abuela, las de toda la vida. A continuación os dejamos diseños de cocina italiana con estilo tradicional.

Diseño Tradicional

Cocina moderna italiana de madera: como podéis observar, la madera es un elemento que aparece mucho en los diseños de las cocinas italianas, aportando un estilo rústico a la cocina. Es normal que la cocina moderna italiana suele ser grande, y refleja la pasión y amor que le dedican los italianos a la pasta y a la cocina en general, de ahí que sus recetas sean tan populares en el mundo entero.

Modelo Ámelie

Cocina moderna italiana de madera y taburetes a juego: este es el modelo de cocina que vemos en la foto de arriba. El diseño Ámelie es del famoso Raffaello Pravato realizado para la famosa firma Scavolini. Aquí aparecen diferentes materiales, siempre de muy buena calidad, como son la madera sólida en los marcos de las puestas, el granito en las encimeras y gres vitrificado para la mampostería.

Diseño con muebles de madera laminada

Cocina moderna italiana de madera oscura con dos niveles de mesa: Este estilo de cocina combina los elementos tecnológicos para ayudar a realizar las recetas culinarias y, a la vez, que sea de fácil mantenimiento. Siendo muy resistente a los golpes, quemaduras, y demás problemas típicos que puedan surgir en la cocina. Ésta es una cocina con una aspecto muy tradicional que cuenta con elementos tecnológicos innovadores, como vemos en la foto.

Diseño retro con muebles verdes

Cocina moderna italiana estilo retro con muebles en verde pastel: De nuevo vuelve a aparecer la madera como elemento principal de las cocina italianas, sin embargo en este caso el acabado de ésta es lacado con un tono aguamarina.

El color utilizado es el más apropiado para las cocinas vintage americanas, pero se suele ver mucho en la actualidad en este tipo de cocinas. Éstos han sido los diseños más habituales de cocinas italianas, ahora os dejamos con una galería de fotos con los diseños de cocinas modernas italianas.

Fotos cocinas modernas italianas 2020

‹ › EspacioHogar.com

Cocinas Modernas Pequeñas 2020

La distribución de las cocinas pequeñas es muy importante porque en función de cómo distribuyamos los electrodomésticos y muebles conseguiremos ganar espacio. El color más utilizado en las cocinas modernas pequeñas es el blanco, por su efecto visual de parecer un espacio más grande, además potenciamos la luz y la sensación de limpieza.

Cocina moderna pequeña retro con tabiques: Si la cocina no es muy pequeña podemos meter una barra o isla para abrir la cocina al salón y comedor sin tener tabiques, de esta manera conseguiremos espacios más amplios. En muchos estudios y lofts se utilizan mucho las barras americanas como separadores.

Cocina moderna pequeña con isla y muebles altos: El espacio de almacenaje es muy importante en una cocina pequeña, los armarios y muebles altos tienen mucho protagonismo porque podremos guardar muchas cosas en ellos.

Cocina moderna pequeña minimalista: La última moda en los electrodomésticos y elementos de cocinas modernas pequeñas es el uso de electrodomésticos y muebles de acero inoxidable. Suele asociarse el color metalizado con higiene y limpieza por ello tiene tanta fuerza esta moda.

En la siguiente galería podréis ver más ejemplos de cocinas modernas pequeñas, con todas las ideas para que podáis decorar vuestra cocina.

‹ › EspacioHogar.com

¿Qué ventajas tienen las cocinas modernas?

En la actualidad, existen infinidad de modelos distintos de cocinas modernas. Su popularidad ha hecho que los usuarios que deseen tener una tengan una amplia variedad de colores, modelos, características y funcionalidades distintas entre las que elegir. Pero, en líneas generales, ¿cuáles son las características que hacen que las cocinas modernas sean tan deseables?.

Diseño

En primer lugar y, como no puede ser de otra manera, es su diseño innovador lo que más atrae las miradas de los posibles compradores. Actualmente, la cocina ha dejado de ser un espacio aparte alejado de las miradas de los visitantes y se encuentra cada vez más integrada con el resto de la casa, por lo que tiene que impresionar a la gente que la vea tanto como el resto de la decoración. Por lo tanto, la cocina no solo tiene que cumplir con las funciones asociadas a ella, sino que también debe presentar un estilo acorde con el del resto de la casa.

Así, este tipo de cocinas modernas, con su cuidado diseño, sus superficies relucientes y su concepción global dirigida tanto a ser funcional como agradable a la vista, constituyen una opción estupenda a la hora de concebir la decoración global de tu casa.

Funcionales

Las cocinas modernas también tienen muy en cuenta su función como espacio de entretenimiento. Siguiendo con lo que hemos mencionado en las líneas anteriores, las cocinas ya no son espacios dedicados únicamente a realizar funciones relacionadas con comida, sino que también son lugares de sociabilidad. Por lo tanto, las cocinas modernas se caracterizan también por la presencia de funcionales encimeras y destacadas islas con taburetes y sillas a juego que permiten cocinar, comer y guardar distintos objetos de forma unificada. De este modo, la atención que prestan este tipo de diseños a la función de la cocina como espacio de socialización ha conquistado el corazón de muchas personas, que han elegido este tipo de cocinas para incorporar a su casa.

Limpieza

Las superficies de las cocinas modernas suelen ser resistentes y, especialmente, muy fáciles de limpiar. Con la vida tan rápida que llevamos actualmente, agradecemos mucho que una de las zonas más sucias de la casa se pueda limpiar de forma rápida y sencilla. Por ello, los materiales de los que suelen estar hechas las cocinas modernas se caracterizan por poderse limpiar fácilmente y ser mucho más resistentes a las manchas, los golpes y la humedad que otros que protagonizan cocinas de diseño más tradicional, como puede ser la madera, por ejemplo. De este modo, las cocinas modernas no solo presentan un diseño más acorde con las tendencias actuales, sino que también se adapta a nuestro agitado modo de vida con más facilidad que otro tipo de modelos.

Muebles

El estilo moderno también da la oportunidad de tener cocinas con muebles integrados y combinados, lo que las hace perfectas para casas pequeñas en las que hay que aprovechar hasta el último resquicio posible. Las cocinas modernas son enormemente versátiles y adaptables, lo que las convierte en opciones ideales para aquellas casas donde la falta de espacio es un destacado problema. Las islas que suelen sustituir a las mesas convencionales en los diseños de las cocinas modernas no solo aumenta su capacidad de almacenaje, sino que también añade un nuevo lugar donde colocar electrodomésticos que a veces no caben en el diseño habitual, como puede ser un horno o un lavavajillas.

Asimismo, la gran variedad de modelos existentes se adaptan a los diferentes espacios, siendo posible añadir o quitar elementos según las necesidades del espacio sin que el diseño sufra, algo que no ocurre con estilos más tradicionales, que acusan mucho la falta de algunos aspectos principales. Por último, las cocinas modernas son enormemente versátiles y eficientes, pudiendo proporcionarte, dependiendo de tus preferencias, desde una isla móvil que puedes apartar para ganar espacio si así lo deseas hasta incorporar electrodomésticos táctiles, pasando por las posibilidades que presentan desde un punto de vista ecológico y ahorrativo que otro tipo de modelos no te pueden dar.

Por lo tanto, su completa adaptación a las necesidades vinculadas a la vida moderna han hecho que este tipo de cocinas se conviertan en la opción preferida para un número creciente de personas, especialmente para los más jóvenes.

Vídeo de cocinas modernas

Fotos Cocinas modernas

‹ › EspacioHogar.com Fotos Cocinas Modernas 2020 – Ideas para decorar cocinas 4.92 / 5

Cocinas: pintura vs alicatado, qué es más conveniente

En muchos países existe la costumbre de alicatar las cocinas de suelo a techo, para proteger las paredes de grasas y humos. Todo esto depende en gran manera de nuestra manera de cocinar.

En Francia, por ejemplo no lo hacen. Es más, yo he visto cocinas con papel pintado, incluso en la parte de cocción. Y por qué? Por que los franceses cocinan con mantequilla, y ésta no salta como el aceite. Sin llegar a estos extremos, no vamos a olvidarnos de cocinar con aceite, yo estoy a favor de olvidarse del alicatado «integral» en la cocina.

¿Cómo evitar las manchas en la cocina?

Esta bien ponerlo en la parte de cocción, en la parte del fregadero, donde es evidente que vamos a manchar más y por lo tanto el alicatado es lo más práctico. Aunque quien dice alicatado, bien puede ser silestone, una plancha de aluminio (atención en este caso, pues tiende a rayarse mucho y debemos ser muy cuidadosos, aunque el resultado estético es muy bueno), planchas vinílicas o vidrio lacado del color que deseemos.

Para el resto de la cocina, yo me decanto por la pintura. Nos olvidamos de la sensación de laboratorio que da el alicatado de suelo a techo y conseguimos un espacio mucho más convivial. Sobre todo si tenemos una cocina con espacio para comedor. Este será mucho más acogedor pintado que alicatado.

Las ventajas de la pintura

Tenemos que tener en cuenta también que la pintura podemos renovarla cuando queramos con gran facilidad. Cambiar un alicatado es una de las obras más engorrosas que existen en una casa, por la suciedad, el coste que supone, el escombro, el tiempo…

Con las campanas extractoras que hay hoy en día, no tenemos nada que temer. Yo les animo a que pinten su cocina en lugar de alicatarla, y si ya lo tienen hecho y no quieren meterse en obras, lo más fácil, es pastear por encima en vez de retirar todo el azulejo anterior. Encima del pasteado, pintan del color que quieran, y queda perfecta!! Tendremos una cocina-sala mucho más agradable.

Vota y comparte!

63shares

Cada vez es más frecuente en la decoración del baño, la cocina, el salón o dormitorios alternar y combinar las paredes con diferentes acabados: pinturas, azulejos, plaquetas decorativas, maderas, vinilos. Para conseguir el efecto deseado en nuestra casa, es necesario saber qué tipo de pintura es la más indicada para cada espacio y qué revestimiento se debe elegir. Te damos consejos para combinar los azulejos con la pared pintada.

Consejos para combinar los azulejos con la pared pintada

Si quieres saber algunas ideas para combinar los azulejos con la pared pintada, sigue estos consejos:

  • No utilices pintura plástica si hay contacto directo con agua, ya que no soporta la humedad y se deteriora en poco tiempo. La mejor opción es el esmalte, el estuco o el microcemento.
  • Ninguna pintura resiste tanto la humedad como un azulejo. Por eso, reviste con ellos las zonas que están en contacto constante con agua, la zona de la ducha, del lavabo o del fregadero.
  • En la cocina coloca cerámica hasta la mitad de la pared, o solo con azulejos hidráulicos o mallas decorativas en la zona de la encimera o entrepaño de cocina.
  • En cuanto al azulejo, este puede ser de 20×20 cm o de 10×10 cm para espacios pequeños. Las piezas más grandes es preferible reservarlas espacios con más de 6 metros cuadrados para aquellos que quieren dar un aspecto más rústico. Tanto unas baldosas como otras pueden jugar con distintas disposiciones.
  • Actualmente los diseños de los azulejos son tan diferentes que los puedes colocar en cualquier zona de casa, como en un cabecero de cama, en la entrada o en la pared central de salón. Además de resistentes, son fáciles de limpiar y te ayudarán a disimular los posibles defectos que pueda haber en tus paredes.
  • Al decorar las paredes con revestimientos, no solo aportas desde el punto de vista estético, sino que además también intensificas el aislamiento de la vivienda.

Tendencias para combinar los azulejos con la pared pintada

Selecciona aquello que más se ajuste a tus preferencias. Reinventa, innova o crea tu propio estilo. Para que te sirva de ayuda, te presentamos 5 tendencias decorativas:

1. Étnica. Los colores a utilizar en esos espacios van en la gama de los terrosos, granates, marrones o los naranjas. Los materiales que destacan son piezas de mimbre, azulejos y plaquetas de piedra, telas pintadas con pigmentos naturales, piezas de barro.

2. French country . La decoración estilo francés usa el blanco como base para, a partir de ahí, se puede ir incorporando el resto de colores: verdes, azules, amarillos. Los motivos florales, cuadros o rayas marcan este estilo, que se define por su sensación de confort.

3. Industrial. Predominan algunas tonalidades como el blanco, el negro y el gris y se trata de optar por colores sólidos con texturas metálicas o microcemento. En cuanto a los azulejos, nada como decantarse por el cemento, los ladrillos al desnudo y el aluminio.

4. Moderna. Los principios decorativos de la tendencia moderna son parecidos a los del minimalismo, que tratan de huir de la recarga y de los elementos de relleno. Son elementos decorativos de líneas rectas y evitan en la medida de lo posible las curvas y superficies lisas monocolores incluso en las paredes.

5. Pop decorativa. El color y la frescura son señas de identidad del estilo pop, dado que esta tendencia nos trasmite alegría. Combina elementos retro curvos con otros modernos de líneas rectas e introduce muchos colores. Los colores naranja, amarillo, verde, rojo, azul o el morado son excelentes elecciones.

Anímate a darle un cambio a las paredes de tu hogar y compártelo con nosotros subiendo tu proyecto a la sección de Proyectos. Si tienes alguna sugerencia, no dudes en entrar en los Foros y abrir un hilo de conversación. Estaremos encantados de ayudarte.

¿Estás decorando tu nueva cocina o quizá ya tiene unos años y necesita una reforma? Ante estas situaciones, muchas personas se hacen la misma pregunta ¿debería pintar las paredes de la cocina o sería más conveniente decorar con azulejos?

Cada elección tiene sus pros y sus contras. Si estás en esta tesitura y necesitas consejo, vamos a mostrarte las ventajas y desventajas de cada opción.

Pintar las paredes de la cocina: pros

#1 Facilidad de aplicación

La pintura es un material muy sencillo de utilizar que está al alcance de todo el mundo. Tan solo necesitas adquirir una pintura de calidad apta para cocinas y un listado breve de herramientas. Los utensilios básicos que necesitarás serán brocha, rodillo, cubeta, cinta de carrocero y plásticos para proteger las superficies en caso de que ya tengas mobiliario instalado en el espacio de cocina.

# 2 Coste más económico

La pintura puede ser más asequible para el bolsillo que la baldosa. Si bien es cierto que hoy en día puedes hacerte con azulejos para cocinas a un precio económico.

#3 Rapidez en la ejecución

No necesitas echar mano de un profesional de la pintura para poder decorar tu cocina si utilizas pintura. Tú mismo puedes llevar a cabo la tarea y créenos cuando te decimos que, incluso si nunca antes has tocado una brocha, el trabajo no te resultará demasiado laborioso.

Pintar las paredes de la cocina: contras

#1 Diseño limitado

Así es. Si optas por decorar con pintura tu cocina debes tener en cuenta que las posibilidades decorativas son limitadas. Aunque decidas combinar diferentes tonos, al final la pintura es una decoración plana sin motivos, algo que sí puede aportarte un azulejo. El consuelo que te queda es que puedes variar el color de la estancia más a menudo. O quizá combinar pintura de pizarra con pintura normal.

#2 Limpieza más complicada

La cocina es una de las habitaciones de la casa con más tute diario. En ella cocinamos y, generalmente, también es escenario de las principales comidas del día. La grasa y la suciedad se acumula inevitablemente en las paredes, y es necesario limpiar a diario.

Esta tarea se complica si has optado por pintar la pared. En este caso, siempre te aconsejamos que optes por una pintura que sea muy lavable para que sea capaz de resistir el frotamiento de la superficie durante el mayor tiempo posible.

#3 Mayor mantenimiento

Ya has visto que la limpieza de una pared de pintura es mucho más limitada que una pared de azulejos. Pero, además, el mantenimiento que tendrás que hacer será más continuo. Cada 4-5 años deberías repintar de nuevo la estancia. Esto es algo que no sucede cuando optas por la baldosa.

Decorar las paredes con azulejos para cocinas: pros

#1 Diseño de baldosas

Una de las grandes ventajas de decorar con azulejos para cocinas es el hecho de que puedes elegir entre un sinfín de diseños, acabados y tamaños. El mercado del azulejo cuenta con motivos decorativos realmente espectaculares. Puedes optar por un acabado más clásico y atemporal, o dejarte llevar por la modernidad y el color.

¿Has visto baldosas que siguen la tendencia de tipo «mosaico hidraúlico»? Son una auténtica maravilla. Otra moda actual es decorar con azulejos de pequeño tamaño.

Si necesitas consejos en la elección de azulejos siempre puedes recurrir a un decorador que te oriente o navegar en las redes sociales en busca de inspiración (Pinterest es una pasada para ésto :-))

Por otro lado, puedes jugar con alicatar a diferentes alturas para lograr diseños más innovadores y resultones.

#2 Facilidad de limpieza y mantenimiento

Una baldosa es muy fácil de limpiar. Basta con pasar un paño humedecido con alguna solución limpiadora para dejarlas como el primer día. Esto es complicado si optas por la pintura. Además, si los cuidas como es debido los azulejos se mantendrán intactos a lo largo del tiempo. En este sentido, la baldosa es mucho más funcional.

Decorar las paredes con azulejos para cocinas: contras

#1 Coste

Embaldosar toda la cocina puede suponer un importante desembolso para tu economía. Asimismo, hay que tener en cuenta que ejecutar este trabajo de bricolaje requiere de cierta pericia y experiencia. Por lo tanto, deberás recurrir a un albañil o alicatador profesional.

#2 Resulta más complicado de cambiar

Si algún día te aburres de ver los mismos azulejos en la pared, el hecho de cambiarlos puede suponer una auténtica locura. Para extraer la baldosa es preciso picar y los escombros pueden ser bastante molestos.

¿Qué pasa si te cansas del diseño de tus azulejos? Siempre te queda la opción de pintar encima utilizando una pintura especial para baldosas.

Pintar la cocina y alicatar: ¿la alianza perfecta?

Existe una opción intermedia a la que puedes recurrir y que hemos visto mucho en decoración últimamente. Consiste en alicatar con azulejo aquellas paredes o áreas de trabajo que llevan más desgaste como la zona de la cocción, el lugar de mobiliario o el frontal del fregadero, y cubrir de yeso para después pintar el resto de paredes de la cocina.

De esta manera huyes de la sensación de sala hospitalaria que puede dar recurrir solo a azulejos para cocinas desde el suelo hasta el techo. Además, puedes huir de la monotonía y llevar a cabo multitud de combinaciones de color y diseño tanto en pintura como en baldosa.

¿Alicatado? Sí, pero atención a las tendencias

A la hora de afrontar una reforma en la que queremos utilizar alicatado debemos decidir muchos aspectos sobre la marcha. Por mucho que lo tengamos en nuestra cabeza, cuando ya nos hemos metido de lleno hay momentos donde lo que hagamos marcará definitivamente el ambiente de una habitación.

Esto ocurre con los alicatados de las paredes. Porque una vez que lo hayamos hecho, es una decisión que no tiene vuelta atrás.

Por eso, asegúrate de cómo quieres que sea el resultado final antes de lanzarte.

Y tenemos una buena noticia: después de varios años donde el alicatado quedó relegado a un segundo plano, los nuevos materiales y diseños nos permiten alicatar paredes sin que parezca el baño o la cocina de nuestros padres.

Si te apetece, tienes mil opciones donde elegir. Eso sí, apúntate las tendencias que te vamos a contar en este post y tendrás paredes para rato.

En el alicatado de cualquier pared, el azulejo de color claro nunca falla

Aunque pueda parecer aburrido, la primera regla a la hora de elegir los azulejos para el alicatado es, si no estás muy seguro, no arriesgar.

Y en este sentido, lo mejor será siempre un azulejo de color claro e incluso blanco.

Para eso los escandinavos son los expertos y sacan luz y brillo de donde no lo hay. Fíjate en estos baños alicatados a base de blanco.

Una buena opción es jugar con el relleno o sellado entre las juntas de las baldosas, también llamado rejunte.

Si la baldosa es blanca, utilizando el color negro o gris oscuro para este sellado conseguiremos un ambiente más sofisticado y con un punto nórdico interesante.

En cambio, si queremos que pase desapercibido, nada como ponerlo de color blanco y muy fino para que la pared parezca que es totalmente lisa.

Otra alternativa es elegir un azulejo con brillo. Con eso conseguirás que la habitación parezca mucho más amplia y ganarás metros visualmente. Es como colocar un espejo ya que multiplica la luz.

En cambio, si se trata de un espacio que es lo suficientemente grande, puedes permitirte utilizar baldosas mate. En ese caso el ambiente parecerá más sosegado y neutro.

Normalmente utilizamos azulejos en las zonas húmedas de la casa, es decir, en cocina, baños, lavadero y todas aquellas paredes que estarán constantemente en contacto con agua. Y aunque cada vez hay más materiales y alternativas, lo cierto es que una pared alicatada es la mejor solución.

El tamaño de los alicatados sí que importa, y mucho

Al elegir el formato para cada estancia, lo primero que debemos tener en cuenta es el tamaño de la habitación.

Si es grande no hay ningún problema. Todo va a quedar bien.

Pero si es pequeña, algo más habitual, entonces es muy importante dar con el formato adecuado del azulejo.

Una plancha rectangular grande servirá para paredes amplias, pero no para otras más pequeñas.

Si necesitas hacer muchos cortes para que encaje, entonces no servirá.

Lo bonito de esos formatos XXL es que queden enteros, y la tendencia es que se coloquen alineados y con un rejunte apenas visible, muy fino y del mismo color.

Ten cuidado a la hora de elegir el tamaño porque la primera regla es que si es un azulejo grande, no deberías tener que recortarlo. Si es así, entonces debes utilizar baldosas más pequeñas. Pero no te preocupes. Hay modelos bonitos, con diseños modernos y atractivos.

En estos casos, una buena elección es darle tratamiento de spa con unos azulejos tipo gresite. Es más, al venir dispuesto en mallas, es de fácil aplicación y soluciona cualquier rincón por pequeño que sea.

¿Qué paredes alicatar y hasta qué altura?

Elegir las paredes y la altura hasta la que las vamos a alicatar son algunas de las grandes dudas.

Nuestro consejo es que el azulejo se coloque lo más cerca posible de los grifos, fregaderos, lavabos, ducha e inodoro. Ya que vamos a alicatar, debemos aprovechar los beneficios que tiene un buen azulejo a la hora de su resistencia a la humedad, salpicaduras y limpieza con detergentes.

No nos olvidemos que la higiene en esas zonas es muy importante y el alicatado permite que la limpieza sea la adecuada.

Pero una vez que hemos cubierto esas áreas, ya no es necesario continuar con el alicatado desde el suelo hasta el techo. De nuevo las tendencias nos indican que los alicatados pueden quedar a media altura, permitiendo jugar con otros recursos decorativos como papel pintado o pintura. Eso sí, que sea resistente a la humedad que se generan esas estancias.

«También te puede interesar: Vuelve la moda del papel pintado

Así que ya sea para dar un toque nórdico y limpio a tu nuevo baño o cocina, como si lo que buscas es un ambiente tipo hotel, sereno y neutro, el alicatado es una opción renovada que este año vuelve fuerte en decoración.

Por tanto, si este años te lanzas a este estilo de decoración, alicata cualquier otra pared, como la entrada principal o un paño que separe distintos ambientes. Un alicatado es una buena elección que le subirá el tono a tu hogar.

¿Te animas a alicatar tu vivienda?

Que vaya por delante que, aunque las cocinas sin azulejos se hayan puesto de moda, el mejor material para revestir una cocina es el azulejo: Es económico, se limpia bien, existe un enorme abanico de diseños diferentes y resiste la humedad y el paso del tiempo como pocos materiales. Esto lo convierte en el revestimiento perfecto.

Dicho esto, es cierto que las cocinas sin azulejos, sin alicatar, pintadas o mitad azulejos mitad pintura tienen un atractivo novedoso que está llamando mucho la atención, y cada vez son más personas las que optan por tener una cocina sin alicatar.

Si estás interesado en este tipo de estética, acompáñame y descubre estas cocinas sin azulejos que he preparado. Toma buena nota y prepárate para cargarte de inspiración.

Están separadas en dos grupos: Cocinas sin azulejos pintadas o revestidas de otros materiales, y cocinas con mitad azulejos mitad pintura. Empecemos con las primeras.

Cocinas sin azulejos pintadas y revestidas de otros materiales

Proyecto Nimú Estudio | Fotografía Jose Luis de Lara

Toda en blanco, con el frente de cocina pintado de un naranja melocotón muy atractivo que combina magníficamente con el blanco de las paredes y también el de los muebles de cocina. Se ha dejado un pequeño antepecho para que sea fácil de limpiar, pero el resto de paredes, está totalmente pintado, sin azulejos, creando una cocina con una estética actual que se sale de lo tradicional.

Fotografía Elisabeth Berge

Aunque si buscas una cocina sin azulejos que se salga totalmente de lo tradicional, esta puede ser un buen ejemplo. Se ha dejado el alto de las paredes sin armarios y sin alicatar, y se ha pintado de un azul grisáceo elegante y sofisticado que queda fenomenal con el blanco de los muebles y la madera del suelo.

Ver: Pintar muebles de cocina. Fotos, antes y después e ideas.

Otra cocina sin alicatar, pintada de tono tierra tostado y grisáceo. Aunque en este caso, el frente de la cocina sí que está alicatado con cerámica imitación a madera. En realidad es la opción más sensata, ya que el antepecho revestido siempre se podrá limpiar fácilmente y es mucho más resistente al calor.

Interiorismo y fotografía Estudio Sincro

Las cocinas sin azulejos funcionan muy bien cuando la cocina está abierta al salón, ya que podemos hacer que se integre mejor. En esta otra cocina abierta han optado por todo blanco combinado con negro. Una combinación que no falla nunca en ningún espacio. Las cocinas blancas, siempre serán tendencia.

Otra cocina sin azulejos en la que la madera en color blanco es la protagonista. Los frentes están revestidos de mármol blanco, pero el resto de las superficies, es todo madera.

Fotografía @ThuisBijLisette de Thuis Bij Lisette

Otro color que podemos utilizar para pintar las paredes de la cocina es el verde grisáceo. Un color siempre acertado ya que combina con cualquier otro color o material, como vemos en esta otra cocina sin azulejos pintada de verde y blanco

Fotografía Once Upon a Home

El gris, blanco y negro siempre es una buena combinación para lograr un ambiente sofisticado y moderno, como en esta cocina sin alicatar, donde se han pintado las paredes en dos tonos de gris, combinado con negro en taburetes y las lámparas de encima de la isla de la cocina de Tom Dixon.

Fotografía Wellcome Home

Con el frente de cocina en blanco lacado alto brillo, y el resto de pared sin alicatar, pintado de un verde oscuro profundo muy bonito.

Fotografía Emabihor

También podemos revestir las paredes con algún mortero en algún color, como esta cocina que se ha revestido de mortero con un ligero toque rosa empolvado.

Es un acabado más artesanal y le da a la cocina un toque encantador, más acogedor que el frío azulejo o la pintura en liso como hemos visto más arriba.

Si te gusta el rosa para las cocinas, entonces aquí puedes ver 17 cocinas rosas modernas. Y algunas de ellas tampoco tienen azulejos porque se han dejado sin alicatar.

Las cocinas sin azulejos pueden venir dadas. En ocasiones los muebles y armarios ocupan casi todo el espacio, dejando una pequeña superficie de pared, en este caso, puede que no merezca la pena alicatarla.

Hay otros muchos materiales para revestir las paredes de las cocinas sin azulejos, más allá de la pintura, por si no te interesa esta opción. Una de ellas, también muy utilizada, es cristal lacado, disponible en una gran variedad de colores, como el que luce esta otra cocina, desde la encimera hasta el techo.

Paredes sin alicatar, pintadas en un gris claro con matices de tonos tierra, muebles blancos y con el antepecho revestido de azulejos en un tono similar al de las paredes pero más oscuro.

Es prácticamente necesario, o al menos muy recomendable revestir el antepecho de la cocina con un material que se limpie fácil. La pintura se estropearía en pocos días y es muy difícil de limpiar, sino imposible, al menos, completamente.

Si no te gusta el azulejo, tienes a tu disposición piedras, como el mármol, granito o el moderno terrazo, entre otras, así como cristal lacado, como veíamos antes, o espejo,entre otras opciones.

La poca superficie de cocina sin muebles que quedaba libre se dejó sin alicatar, y se pintaron las paredes de blanco.

Cocinas mitad azulejo mitad pintadas

Fotografía Old Brand new | Instagram @dabito

Con un bonito azulejo vintage, en tonos neutros que haga de transición entre el color de los armarios bajos de la cocina y de las paredes, tal y como el diseñador Dabito en su cocina.

Aquí las opciones decorativas se multiplican. La versatilidad estética del azulejo y la pintura, dan lugar a infinidad de acabados. Aquí puedes ver algunos que he preparado para inspirarte.

Visto en Pinterest

Con el clásico azulejo tipo metro en blanco con bisel y relieve, que tiene más presencia y la parte de arriba pintada en un azul grisáceo elegante.

Esta es una de las formas más prácticas de decorar una cocina sin alicatar, ya que los azulejos del antepecho son fáciles de limpiar y resisten el calor mejor que la pintura, pero todavía se deja un tramo de pared para poder añadir un toque diferente con color.

Fotografía @Weespaciesinteriors del estudio Wee Spaces

Esta otra cocina tiene alicatado también con un bonito azulejo rosa el antepecho, hasta la altura de los muebles. El resto, sin azulejos todo en blanco.

Como ves, la zona donde no hay azulejos no corre peligro de mancharse ya que está en alto.

Veamos otra.

Diseño y fotografía de Dreierlei Liebelei Instagram @NadineBurck

Sin ningún remate de transición entre azulejo y pintura. Todo en blanco. Azulejo tipo metro con un tamaño más grande del estándar y alto de paredes en blanco mate.

El estudio Colombo Serboli diseñó esta pequeña cocina mitad pintada de color coral, mitad alicatada con un sencillo azulejo en blanco a matajuntas, o junta corrida, igualmente sin ningún remate de transición, quedando perfecta.

Con un mosaico de azulejo hexagonal en formato pequeño, como son los mosaicos, recubriendo el frente de la cocina y dejando el resto libre, sin alicatar, para pintar de blanco. Una opción muy atractiva.

Fotografía Mil Ideas de Decoración

De corte rústico moderno esta otra cocina luce un bonito azulejo andaluz hasta la mitad de la pared, rematado por una cenefa cerámica en azul, y el resto en un tono tierra, acorde a la estética general de la cocina, cálida y acogedora.

Visto en Pinterest

Otra opción es poner un azulejo muy parecido al color de la encimera, para crear sensación de continuidad, por si no te gustan los cortes.

Subes el azulejo unos 40 centímetros en la pared para protegerla del calor y salpicaduras, creando un frente de cocina práctico y el resto lo pintas como quieras.

Como vemos, aunque decidas que las cocinas sin alicatar son lo tuyo, al menos contempla la opción de revestir el frente de la misma, para ahorrarte quebraderos de cabeza con la limpieza; hay una gran cantidad de revestimientos como has podido ver en estas cocinas sin azulejos, que la convierten en un espacio más práctico.

Ver: 25 ideas para decorar la pared de la cocina

Alicatar ciertas paredes de la casa es una opción muy recurrente y puede hacerse en cualquier estancia, sobre todo en la cocina y el cuarto de baño. Pero no todos son iguales, hay que tener en cuenta varios factores antes de elegir los azulejos. Al tratarse de zonas en las que existe humedad, ya sea por cocinar en un caso o por realizar las tareas de higiene en el otro, es normal que las paredes deban reforzarse con un material capaz de soportarlo y que nos permita limpiarlo sin problemas.

CUÁNTO CUESTA ALICATAR LA COCINA

Cocina con alicatado tipo metro

Los azulejos cumplen esta función, pero además de ofrecer mayores facilidades al mantenimiento de una estancia, también pueden ser parte de la decoración de la misma. Hay numerosas tendencias para alicatar, por ello, vamos a comentar qué nos puede aportar elegir los azulejos tipo metro para decorar las paredes de nuestro hogar.

Estética moderna

Uno de los puntos de los azulejos tipo metro es la imagen que transmiten. Obviamente la decoración de su alrededor deberá estar hermanada con ellos, pero no cabe duda de que se adaptan muy bien a cualquier estilo decorativo. Ya sea en la cocina o en el cuarto de baño, los azulejos de tipo metro nos aportarán modernidad a la estancia, de ahí que sea uno de los elementos más utilizados cuando se renueva la imagen de una de ellas. Puedes calcular cuánto cuesta alicatar una pared.

Baño con alicatado tipo metro

Normalmente este tipo de azulejo es de color blanco, ya que es el más idóneo para que la estancia genere sensación de amplitud y luminosidad, dos características esenciales en la idea de interiorismo actual. Es decir, apostar por ellos nos permitirá disponer de un ambiente agradable y nada recargado.

CUÁNTO CUESTA ALICATAR EL BAÑO

Dónde colocarlo

Si bien es cierto que una estancia completamente alicatada con azulejos de tipo metro nos puede impresionar demasiado, siempre se puede optar por colocarlos en lugares clave y que de forma sutil generen mucha personalidad.

Decorar baños con azulejos tipo metro

En el caso de la cocina, una buena opción para ellos es el salpicadero, un espacio que es recomendable alicatar para poder limpiarlo fácilmente y mantener la estancia siempre en orden. En cuanto al cuarto de baño, nada mejor que optar por un alicatado a media altura, generando esta imagen moderna, pero sin recargar la estancia. En este caso, siempre podremos combinarlo añadiéndole una fila de azulejos de otro color y que nos permita poder jugar más con los colores del resto de elementos de la estancia.

PIDE PRESUPUESTO PARA ALICATAR

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *