0

Colegio agora madrid

Proyecto Educativo

  • • Agora International School Madrid es un Colegio privado, mixto y aconfesional, perteneciente al grupo NACE Schools. Uno de los objetivos fundamentales del centro es lograr la excelencia académica, con un profesorado altamente cualificado, en el que se consigue una experiencia personalizada para cada alumno, logrando su máximo rendimiento académico. Cubre todas las etapas educativas: infantil, primaria, ESO, Bachillerato y Bachillerato Internacional. • Otro de los principales objetivos del Agora International School Madrid es que nuestros alumnos adquieran un alto nivel de conocimiento del inglés, mediante una formación bilingüe, con la posibilidad de intercambios con otros países al pertenecer a un grupo internacional y con presencia en cinco países. La implicación de las nuevas tecnologías es fundamental para proporcionar a nuestros alumnos una educación que tiene en cuenta su conocimiento y su uso. Complementamos la formación del alumno con la práctica del deporte, la música y las artes escénicas. De esta manera conseguimos que el alumno tenga la habilidad y la capacidad necesarias para poder integrarse en un mundo cada vez más cambiante y competitivo. El centro cuenta con el Conservatorio de Enseñanzas Elementales de la Música Agora International-Fabordón y con la Escuela de Artes Escénicas Agora Internacional-Victor Ullate Roche.

Agora International School Madrid

Setting the standard for high-quality education in Madrid

Founded in 1981, Agora International School Madrid is an international private school catering for students aged from 0 to 18. Agora International School Madrid is at the leading edge of the provision of international education and prepares its students for an increasingly global and competitive world.

Agora International School Madrid is situated in Villaviciosa de Odón, within the metropolitan area of Madrid and was originally known as Colegio Zuloaga. Agora International School Madrid joined the Globeducate group in 2006.

The school provides excellent bilingual teaching in English and Spanish as well as all the necessary resources to promote each student’s personal and academic development.

The school has extensive facilities which enable the students to participate in numerous academic, artistic and sporting activities. Agora International School Madrid is noted for its excellent music and arts programmes, run in collaboration with Agora Fabordón Music School and the Víctor Ullate Roche Dance School.

In 2015, Agora International School Madrid introduced the prestigious International Baccalaureate Diploma Programme providing their students with a broad-based, academically challenging curriculum, internationally accepted as an entry qualification at the best universities worldwide.

El colegio Agora cerrará sus puertas definitivamente el 30 de septiembre, inmediatamente después de realizados los exámenes, según reza la orden enviada al claustro de profesores del centro por el subsecretario del Ministerio de Educación. El Ministerio de Cultura, organismo de quien depende Agora, había solicitado tal medida al anterior, en base a que el colegio era deficitario económicamente y a la política ministerial de Cultura de deshacerse de los centros de enseñanza que tiene bajo su cargo, por considerar que no es esa su función.El cierre del centro se anunció por primera vez a la Asociación de Padres de Alumnos a mediados de mayo y originó una fuerte reacción en contra por parte de padres y profesores. Las gestiones realizadas por los primeros con los dos ministerios implicados no tuvieron ningún resultado, aunque iban encaminadas no a evitar el cierre del colegio, sino simplemente a que funcionara un curso más, para así dar tiempo a los alumnos y sus familias a buscar plaza en algún otro de la zona, o donde les ocasionara menos inconvenientes. En Agora estudian unos trescientos alumnos y da trabajo a treinta profesores, abocados a buscar un nuevo empleo o acogerse al seguro de paro.

La Asociación de Padres de Alumnos intentó entrevistarse en repetidas ocasiones con los altos cargos del Ministerio de Cultura sin conseguirlo. Sólo el antiguo delegado provincial de Educación, Pedro Oñate, emitió un informe favorable a la continuidad del colegio por un año, aunque evidentemente su opinión no ha sido tenida en cuenta. En su afán por ganar tiempo, los padres llegaron a ofrecer al Ministerio hacerse cargo del déficit previsto para el próximo curso.

Contradicciones

Agora está ubicado en la calle de Maldonado, 48, en el mismo edificio que el colegio universitario Cardenal Cisneros, con el que en realidad forma un mismo complejo educativo. Los alumnos de BUP y COU que terminan sus estudios en el primero siguen sus estudios universitarios en el segundo. Los dos eran propiedad del Patronato de Obras Docentes de la Secretaría General del Movimiento y pasaron a depender de la Dirección General de la Juventud del Ministerio de Cultura a la extinción de dicha organización. Agora fue homologado como centro de bachillerato en el curso 1979-1980, lo que ha sido resaltado por los padres como muestra de la precipitación que supone cerrar un centro reconocido oficialmente el curso anterior.Padres de alumnos y profesores consultados por EL PAIS desmintieron como falso otro de los argumentos esgrimidos por las autoridades ministeriales, según el cual en los colegios cercanos habría plazas libres suficientes para acoger sin problemas a los alumnos de Agora. Al mismo tiempo, hacen hincapié en la contradicción que supone cerrar un centro y permitir el funcionamiento del otro, el Cardenal Cisneros, que se encuentra en la misma situación administrativa que el anterior y también es deficitario. Es más, los padres sostienen que el déficit de Agora estaba engrosado artificialmente por el correspondiente al Cisneros, ya que hasta hace apenas un año la contabilidad era común para los dos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de julio de 1981

Mary Carmen Aparicio sonríe satisfecha al leer las conclusiones del grupo de expertos -entre ellos el semiólogo Umbeto Eco y el escritor Antonio Tabucchi- convocados por el ministro de Educación italiano para definir lo que tiene que ser la educación del siglo XXI en ese país y comprobar que la clave radica en educar para la democracia (ver EL PAIS del 15 de abril). Esa predicción para el nuevo siglo fue la consigna que hace 22 años llevó a cuatro educadores -Conchita Sanu, Lis Cortés, José Antonio Rodríguez y Beatriz Ojeda- a buscar un chalecito casi aledaño a Arturo Soria y fundar un colegio con unos criterios docentes totalmente revolucionarios para el momento: el niño es el protagonista absoluto; la escuela no son sólo los profesores y, sobre todo, «el colegio no es una tortura, sino un sitio donde se disfruta aprendiendo». «En definitiva, estábamos aplicando la LOGSE, con casi dos lustros de anticipación», afirma Mary Carmen, hoy directora del centro, al que llegó a los dos años de su fundación, cuando paradójicamente y por requisitos burocráticos, Ágora, pese a su laicismo, tenía que funcionar oficialmente con el nombre del centro que antes ocupaba el local, Nuestra Señora del Pilar.El minúsculo chalé, con sus gallineros y corralitos para conejos, fue adecentado por los propios profesores. Se cortaron las patas de los viejos pupitres existentes, convirtiéndolos en mesas de la talla de los pequeños, se lustraron suelos, se pintaron paredes. «Todos los que llevamos más de diez años aquí sabemos algo de construcción», cuenta Federico López, uno de los veteranos, quien a la vuelta de las vacaciones de verano deja de ser maestro para ser albañil o carpintero. El guardés de la finca se convirtió en El mayordomo, que tan pronto les hacía las comidas como hacía la ruta en su propio coche para dejar a los chavales en sus casas.La presencia de un psicólogo, la creación del Consejo Escolar, años antes de que ese concepto se acuñara oficialmente, la huida de libros de texto, la sustitución de las temidas notas por informes globales individualizados, las semanas de convivencia con la naturaleza o la idea de educar desde la integración convirtieron a Ágora en punta de lanza en cuanto a docencia. «Cuando en 1985 apareció el decreto sobre integración», recuerda Mary Carmen, «nos encontramos con que nos llamaban de toda España para contar nuestra experiencia. Resultaba que lo que siempre habíamos hecho tenía ahora nombre oficial. Desde el principio admitimos a niños con discapacidades físicas o psíquicas, que no tenían hueco en las escuelas normales. El resultado no sólo ha sido beneficioso para ellos, sino para el resto

cuando se estaba gestando. «Aprovechábamos todo, nuestros criterios, las opiniones de los niños y de todo el que pasaba por aquí. Si venía el cartero a traer la correspondencia, le metíamos en clase para que explicara en qué consistía su trabajo, cómo se repartían las cartas». El hijo de Ana, cuando visitó el colegio por primera vez les ratificó con una inocente pregunta que estaban en el camino acertado. «Mamá, ¿por qué aquí todos los profes tienen nombre? En mi cole todos se llaman Don».El proyecto pudieron llevarlo a cabo gracias a la Ley de Educación de 1970, un texto franquista que, sin embargo, tenía visión de futuro. «Si lo repasas hoy te das cuenta de que muchos de sus objetivos aún no se han alcanzado», comenta Mary Carmen. Esta ley abría caminos para una enseñanza más innovadora y menos rígida que la existente entonces, pero casi nadie los aprovechaba. «Es que, dependiendo de las zonas y de los inspectores que te tocaran, te la podías jugar», apostilla Federico. En ese sentido, Ágora tuvo suerte.»Nos tocó un viejecito entrañable que entraba en las clases diciendo ‘Ave María Purísima’, y de lo único que se preocupaba era de que todos tuviéramos carné y de que los niños estuvieran a gusto», recuerda Ana. Como ambos requisitos se cumplían, las inspecciones no provocaron sobresaltos hasta que ese buen hombre se jubiló. «Los inspectores que le sucedieron se quedaban al principio pensativos, pero al final se iban contentos», asegura Federico. Las objeciones que enredabanmo uno de los colegios de la órbita de la Autónoma que más alumnos cuela directamente en la universidad. En 1985, el experimento había dado sus frutos educativos, pero era una ruina económica porque, aseguran, «jamás se planteó como un negocio». José Antonio Rodríguez, el único superviviente del grupo fundador, dejó el colegio con la intención de pasar la propiedad a los trabajadores. «Pero nosotros no teníamos capacidad de asumir la deuda que existía», apunta Ana. La solución vino de los padres, que siempre habían participado activamente en la vida del centro y decidieron, a través de una cooperativa, hacerse cargo del proyecto. Con 240 alumnos, desde preescolar hasta COU, Ágora, como aseguran todos, sigue manteniendo el espíritu con que se fundó sin dejar de evolucionar. «Somos el resultado de las aportaciones de profesores, padres y alumnos durante dos décadas», concluye Mary Carmen.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 29 de abril de 1997

Los primeros del cole

Desayunos

Uno de los aspectos a los que debe dar respuesta esta actividad es la compatibilización de los horarios laborales de los padres y madres con los escolares, garantizando la atención de los niños y niñas en actividades atendidas por personas debidamente cualificadas que les ofrezcan actividades encaminadas a fomentar la creatividad, autonomía e interés por conocer y disfrutar su entorno.

En ningún caso debe convertirse este tiempo en un adelanto del horario lectivo para los escolares que se acojan, sino que por el contrario las actividades durante este tiempo extra, tendrán un carácter fundamentalmente lúdico y recreativo.

Para poder acceder a este servicio, al igual que el resto de actividades extraescolares organizadas por el AMPA, será imprescindible ser socio del AMPA y estar al corriente de pago de la cuota anual.

Cualquier modificación, baja o alta debe ser comunicada a través del formulario facilitado, debiendo ser comunicadas antes del día 25 del mes anterior al cobro.

Villaviciosa de Odón
Agora International School Madrid

Datos clave

Dirección C/Duero, 35, Villaviciosa de Odón, Madrid. Adscripción Colegio privado bilingüe.Grupo Educativo Internacional NACE Schools Sexo Mixto Niveles académicos Infantil, Primaria, Secundaria, Bachillerato y Bachillerato Internacional Otras instalaciones Tres salas de laboratorio, aulas informáticas y aulas digitales con los últimos avances en tecnología, estudio de pintura y artes, biblioteca, ludoteca, salón de actos, tienda. Medios de transporte Autobús escolar Acreditaciones Programa Diploma Bachillerato Internacional, Cambridge Assessment, Trinity College London, Best Schools in Spain Otras instalaciones Tres salas de laboratorio, aulas informáticas y aulas digitales con los últimos avances en tecnología, estudio de pintura y artes, biblioteca, ludoteca, salón de actos, tienda. Confesionalidad Laico Idioma Bilingüe castellano/inglés; chino, francés y alemán Instalaciones deportivas Pista futbol sala, campo de futbol de césped artificial, canchas de baloncesto, pista de pádel, canchas de voleibol, gimnasio, etc. Comedor Cocina propia Actividades complementarias Centro Examinador del Trinity College, actividades deportivas, ajedrez, teatro musical bilingüe, funky, hiphop, ballet, robotix… Precio A determinar, según curso académico y servicios escolares elegidos

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *