0

Combatir retencion de liquidos

6 formas de reducir la retención de líquidos

La retención de líquidos no es una enfermedad, pero cuando tu organismo los retiene, significa que algo no está funcionando bien.

La retención de líquidos podría ser consecuencia de una enfermedad subyacente, o simplemente la menstruación o embarazo.

Independientemente de la causa, si la retención de líquidos es leve, podrá ser reducida cambiando algunas conductas en nuestra dieta.

Aprendamos ahora a reducir la retención de líquidos con 6 consejos simples.

Por Nutrición Sin Más

La retención de líquidos sucede cuando tu cuerpo acumula grandes cantidades de líquidos en el sistema circulatorio, cavidades y tejidos.

Causa inflamación en pies, manos, tobillos y piernas, y sus causas pueden ser muy variadas: menstruación, embarazo, largos períodos de sedentarismo, síntomas de insuficiencia cardíaca, etc.

Cómo actuar si tienes retención de líquidos

Si la retención de líquidos sucede imprevista o inesperadamente, causando una hinchazón en múltiples partes del cuerpo de forma severa, es posible entonces que exista alguna grave enfermedad. Visita a tu médico sin dudarlo.

Contrariamente, si la retención sucede de forma progresiva y notas ligeras inflamaciones en piernas o manos, podría aliviar los síntomas con tan solo cambiar algunos patrones alimentarios.

1. Limita el consumo de sal

Uno de los componentes de la sal es el sodio, y nuestro cuerpo lo necesita para mantener los niveles de fluidos estables en las células.

No obstante, un consumo excesivo de sal (sodio) podría causar una acumulación de agua en el cuerpo.

Los alimentos procesados contienen mucha sal, motivo por el que deberías reducir su consumo y prontamente notarás como la retención de líquidos mejora.

2. Come más alimentos ricos en potasio

El potasio es un mineral que se encuentra en alimentos como los plátanos, los tomates y el aguacate.

Entre sus principales funciones se encuentra la producción de proteína, la metabolización de los carbohidratos y la regulación de la actividad eléctrica del corazón.

Pero esto no es todo.

El potasio incrementa la micción y disminuye los niveles de sodio, esto quiere decir que contribuye con la eliminación del exceso de líquidos en el cuerpo.

3. Aumenta la ingesta de magnesio

El magnesio es otro mineral que contiene numerosas funciones en el cuerpo: garantiza la fortaleza del sistema óseo y mantiene la estabilidad de los latidos del corazón, asegurando el funcionamiento de nervios y músculos además de regular la glucosa en la sangre.

Y según diversas investigaciones, el consumo de 200 mg diarios de magnesio también colabora con la reducción de la retención de líquidos causada por el síndrome premenstrual.

4. Reduce los hidratos de carbono refinados

Los carbohidratos refinados son carbohidratos que han sido procesados y han perdido la mayoría de los nutrientes. De hecho, son consideradas calorías vacías.

Estos alimentos contienen un alto índice glucémico, lo que ocasiona picos en la glucosa en la sangre e incrementan la producción de insulina.

Y cuando la insulina se eleva, los riñones reabsorben el sodio e incrementan los niveles de líquidos en el organismo.

Evita los cereales refinados y los azúcares.

5. Consume más vitamina B6

Hay evidencia científica que vincula el consumo de vitamina B6 con la reducción en la retención de líquidos asociada al síndrome premenstrual.

¿Cuáles alimentos son ricos en vitamina B6?

La linaza, el atún, el hígado, el ajo y los pistachos.

6. Toma extracto de diente de león

El extracto de diente de león es un diurético natural que incrementa la producción y excreción de orina, ayudando a disminuir la retención de líquidos.

Según una investigación, 3 dosis de extracto de hoja de diente de león diarias incrementan de forma notable la micción en los días posteriores a su consumo.

¿Padeces retención de líquidos? Ahora puedes resolver esto de forma natural y sencilla, sin tener que salir de casa y sin la necesidad de usar medicamentos.

¿Sabías que las manzanas pueden ser laxantes o astringentes, según cómo se consuman?

La retención de líquidos es un mal presente en una gran cantidad de personas.
Aunque suele pasar desapercibido, cuando las sustancias acumuladas en el organismo se exceden, causa molestias importantes.

No es una enfermedad
A pesar de ser considerado como un padecimiento, la retención de líquidos o hidropesía, no va más allá de un síntoma asociado con diversas enfermedades.
Por tal razón, no debe pasarse por alto, e inmediatamente hay que acudir a profesionales de la salud para descartar problemas en el sistema digestivo, el corazón o los riñones, entre otros.
Tal y como lo indica su nombre, se trata de una acumulación de sustancias en diversos tejidos del cuerpo.
En términos generales, la mayoría son ingeridas de forma debida; sin embargo, diversos factores hacen que no sea posible eliminarlos adecuadamente.

Factores causantes de la retención de líquidos
En primera instancia, se produce por el desequilibrio regulador del paso de los mismos entre diferentes zonas.
En conclusión, se presenta cuando el organismo se ve incapaz de eliminar el exceso de líquidos a través del sistema excretor.
También influyen factores tales como:
• El embarazo
• Deficiencias renales
• Problemas hepáticos
• Menopausia
• Malas condiciones estomacales
• Obesidad
• Sedentarismo

¿Cómo reconocer la retención de líquidos?
Para saber si realmente presentamos una acumulación de sustancias en el organismo, debemos revisar los siguientes indicadores:
• Cansancio o fatiga acumulada.
• Pesadez (especialmente en las piernas).
• Hinchazón paulatina en extremidades inferiores.
• Hinchazón del abdomen.
• Dolor abdominal.
• Inflamación en otras zonas del organismo (es más inusual, pero puede presentarse).

Remedios naturales
Aunque existen muchas alternativas para tratar la retención de líquidos, es preferible optar por aquellas de origen natural.

1. Beber agua
La hidratación es importante para el organismo, incluso cuando se padece la retención de líquidos.
Aunque pueda parecer contradictorio, en ese momento es necesario ingerir cantidades más altas del preciado líquido. Y es que, de no hacerlo, otras sustancias se quedarán allí almacenadas por mayor tiempo.
• Si no bebemos más el organismo favorece el almacenamiento automático de líquidos con el fin de prevenir una necesidad inesperada.
• En conclusión, se recomienda mantener en constante renovación el agua dentro del cuerpo.

2. Infusión de té verde
Los alimentos o ingredientes diuréticos son una alternativa ideal para quien padece retención de líquidos, y entre ellos, el té verde es uno de los mejores.
Este no sólo es diurético, sino que también cuenta con propiedades depurativas. Por tal razón, su consumo facilita la eliminación de toxinas a través de la orina.
• Puede ser diario o, mínimo, tres días a la semana.
• Se recomienda elaborar la infusión en casa y consumir, por lo menos, tres tazas a lo largo del día.

3. Comer piña
La piña es un fruto exquisito y jugoso, por ello es uno de los más consumidos en el planeta, especialmente en regiones calurosas o costeras.
No obstante, esta no se come solo por su gran sabor, sino que también hay quienes la consumen por sus nutrientes benéficos para el organismo.
La piña se compone en su gran mayoría por agua, lo cual la convierte en un alimento diurético favorable para combatir la retención de líquidos.
Por otra parte, comer piña de forma regular favorece a la circulación de la sangre y ataca la celulitis.

4. Infusión de perejil
Al igual que ocurre con el té verde, la infusión de perejil también cuenta con propiedades diuréticas excelentes para eliminar las toxinas acumuladas en el organismo.
Ingredientes
• 1 taza de agua (250 ml)
• 1 cucharada de perejil (10 g)
Preparación
• Lleva a ebullición el agua y añade la cucharada de perejil y deja que infusione durante 10 minutos.
• Se recomienda consumir, al menos, dos tazas de té de perejil al día.
En caso de no querer consumir una infusión también se pueden obtener grandes beneficios del perejil en forma de jugo.

Otras alternativas:
Aparte de los remedios naturales mencionados, para tratar la retención de líquidos existen otras alternativas fáciles de realizar:
• Nadar por tiempo prolongado.
• Elevar las piernas.
• Evitar el exceso de sal en los alimentos.

Cómo combatir la retención de líquidos en las piernas

El edema, más conocido como retención de líquidos, se caracteriza por un desequilibrio en los niveles de agua de una o varias zonas del cuerpo. Más común en mujeres que en hombres, especialmente en la zona de los tobillos, aparecer por diversas razones, como las causas hormonales o nutricionales, y puede ser incluso síntoma de algunas enfermedades. Combatir la retención de líquidos en las piernas no solamente es una cuestión estética, sino que ayudará a eliminar síntomas que pueden ser molestos, como la sensación de pesadez. Por eso, en Grupostop hemos decidido abordar esta cuestión, ahondando en los síntomas, las causas y las formas más eficaces de eliminar este problema.

La retención de líquidos: síntomas

Aunque, como veremos más adelante, existen varias causas que provocan retención de líquidos en las piernas, los síntomas de un edema siempre suelen ser los mismos. Veamos cuáles son:

  • Aumento de peso. La incapacidad del cuerpo de eliminar líquidos hace que, al retenerlo, la persona afectada suba de peso.
  • Piernas cansadas. Si la causa de la retención de líquidos está relacionada con procesos de circulación, se puede notar sensación de pesadez en las piernas, hormigueo e incluso picor.
  • Piernas inflamadas. Según los expertos, este síntoma es común en personas mayores. La mala circulación causada por la retención de líquidos provoca hinchazón en determinadas partes de cuerpo. Si, cuando presionas sobre la zona, aparece un hoyuelo, es muy posible que la causa de la inflamación sea esa.
  • Posible aparición de celulitis. En los casos en los que la retención perdura, es posible que aparezca celulitis en las piernas.

Ahora que ya conoces las causas, el siguiente paso para combatir la retención de líquidos en las piernas es familiarizare con las posibles causas y así atacar el problema de la forma más correcta.

  • Causas genéticas. Existe una predisposición genética en ciertas personas a padecer retención de líquidos. Este es solamente uno de los factores que pueden llegar a influir, ya que el estilo de vida puede tener mucho que ver.
  • Alimentación. Una dieta rica en alimentos con alto contenido en sal o grasas puede propiciar la retención de líquidos en las piernas. Además, el abuso de alcohol o fumar también pueden ser detonantes.
  • Causas posturales. El sedentarismo, usar tacones altos con frecuencia o estar mucho tiempo sentado/a o de pie puede ocasionar este problema en las extremidades inferiores.
  • Causas hormonales. Si esta alteración afecta más a las mujeres que a los hombres es precisamente porque sufren más cambios hormonales. La retención de líquidos puede aparecer durante el síndrome premenstrual o a causa de tomar píldoras anticonceptivas, ya que afecta a las hormonas del cuerpo. Además, también es común en mujeres embarazadas, especialmente durante el último trimestre.
  • Enfermedades vasculares. La trombosis, por ejemplo, puede causar retención de líquidos. En este caso, la pierna presentará un color rojizo y el paciente notará una sensación de calor.
  • Enfermedades renales. Los problemas de riñón pueden dificultar la filtración de la sangre, lo que puede afectar a la cantidad de agua que el organismo puede eliminar. Este es el caso de personas con diabetes, por ejemplo.
  • Enfermedades cardíacas. Cuando el corazón no puede bombear la sangre de forma correcta también puede traducirse hinchazón en las piernas. En este caso, esto vendrá acompañado de sensación general de debilidad, problemas de respiración o aceleración de las pulsaciones.
  • Enfermedades hepáticas. Enfermedades del hígado como la cirrosis también pueden estar relacionadas con la retención de líquidos.

Cómo eliminar la retención de líquidos en las piernas

Además de tratar correctamente este problema con la ayuda de un médico —en el caso de que se padezca de retención de líquidos a causa de una enfermedad—, también se puede combatir la retención de líquidos cambiando algunos hábitos dietéticos y de estilo de vida, además de aplicar algunas técnicas para favorecer la circulación. Veamos, pues, las principales soluciones.

  • Dieta saludable. Sea cual sea la razón por la que retienes líquidos en las piernas, es primordial llevar siempre una dieta adecuada. Aunque en el siguiente apartado vamos a entrar más en detalle, queremos recalcar que es importante eliminar la sal e incrementar la ingesta de magnesio, vitamina B6 y potasio.
  • Ejercicio físico a diario. Para favorecer el sistema circulatorio, es necesario hacer algún tipo de ejercicio físico como mínimo media hora cada día. La natación, el yoga o la bicicleta son ideales.
  • Diuréticos prescritos. Si así lo decide tu médico, toma siempre los diuréticos que te prescribirá, ya que esto contribuirá a la eliminación del exceso de líquido.
  • Medias de compresión. Este tipo de media favorece la circulación en las piernas. Existen de distintos tipos, por lo que debes escoger las más adecuadas con la ayuda de un profesional.
  • Radiofrecuencia corporal. Esta terapia se basa en la aplicación de un campo eléctrico que llega a las capas más profundas de la piel. A partir del calentamiento del tejido adiposo, puede mejorar la salud del sistema circulatorio. También favorece el drenaje linfático, mejora el paso de la sangre por la zona y alivia la sensación de pesadez producida por la retención de líquidos en las piernas.
  • Mesoterapia corporal. Este tratamiento de medicina estética, que podrás encontrar en los centros de Grupostop, es ideal para la retención de líquidos que va acompañada de celulitis. A través de microinyecciones localizadas, podrás mejorar la circulación en las venas. Por otro lado, la mesolipoterapia puede eliminar la sensación de piernas cansadas y estimular el sistema circulatorio.
  • Presoterapia. Por último, este tratamiento de medicina estética se presenta como una de las mejores opciones para combatir la retención de líquidos en las piernas, ya que puede potenciar el sistema circulatorio igual que lo hacen las medias de compresión, pero en un periodo de tiempo muy inferior.

Dieta para eliminar retención de líquidos y celulitis

Alimentos diuréticos

Infusiones diuréticas

Remedios contra la celulitis

Dietas para adelgazar

Alimentos para la retención de líquido y consejos para la celulitis

Dieta para eliminar la retención de líquidos y la celulitis

La dieta para eliminar la retención de líquidos debe ser ante todo muy diurética. Para ello, debe aumentarse el consumo de alimentos ricos en potasio y se pueden tomar en moderación aquellos con principios activos que estimulen la producción de orina (apio, ajos, cebollas, puerros, alcachofas, espárragos,…)

Además las personas con tendencia a retener mucho líquido deberán evitar los alimentos salados o con sal escondida: carnes procesadas, embutidos, conservas, olivas, snacks, galletas, chips, pastas, pizza,etc.

Otros factores que aumentan la retención de líquidos y empeoran la celulitis son: dieta insuficiente en proteínas, practicar poco ejercicio físico y comer insuficiente cantidad de potasio (desequilibrio sodio potasio).

Una alimentación diurética deberá cumplir con las siguientes características principales:

Lámina resumen con la dieta general para eliminar la retención de líquidos. Potenciar vegetales diuréticos, cocinar con poca sal y con muchas hierbas aromáticas, evitar alimentos salados. Más información en el texto.

Comer alimentos con mucho potasio

El primer paso para una dieta diurética es que la alimentación contenga mucho más potasio que sal. El potasio es un mineral muy diurético porque es necesario para eliminar la sal (sodio) del organismo.

Sin potasio el cuerpo no puede eliminar el exceso de líquidos y sal. Las personas que comen mucha sal o beben demasiado líquido (o jugos) tienen requerimientos más elevados de potasio.

El aguacate tiene mucho potasio que ayuda a eliminar líquidos

Normalmente las dietas son muy ricas en sodio, porque muchos alimentos llevan sal escondida (galletas, pan, pastas, cereales de desayuno, conservas,…). Además, hervir los vegetales hace que también pierdan potasio.

Por esta razón las personas con tendencia a retener líquidos deberían evitar los alimentos salados y consumir alimentos muy ricos en potasio como: hierbas aromáticas, plátanos, guayaba, aguacates, espinacas, melones, borrajas, diente de león, semillas de lino y nueces, que son muy diuréticos. Todos estos alimentos se pueden consumir para perder peso (las grasas buenas no engordan).

Comer mucha sal y poco potasio hace que se retenga mucho líquido y puede acarrear otros problemas como la hipertensión.

*Véase: Alimentos ricos en potasio

Utilizar muy poca sal y muchas hierbas aromáticas

Lo que se recomienda es una dieta saludable “normal”, pero con muy poca sal y potenciando aquellos alimentos más ricos en potasio.

Los alimentos más concentrados en potasio son las hierbas aromáticas secas, las especias (pimienta, cúrcuma, jengibre, ajo en polvo, comino,etc.) y las algas.

Las hierbas aromáticas son muy ricas en potasio, que eliminan líquidos y sal.

Una cucharadita de plantas aromáticas secas tiene tanto potasio como una fruta. También tienen mucho potasio hierbas frescas como el perejil, cilantro, apio, la albahaca o el epazote.

Las personas que tiendan a retener líquidos deberían prepararse una sal de hierbas casera.

¿Se debe beber mucho líquido?

Un error muy habitual cuando se hacen dietas detox es empezar a beber mucho líquido para orinar mucho.

Una ingesta excesiva de líquidos fuerza los riñones a eliminar muchas sustancias como electrolitos que son necesarios, lo que debilita el organismo.

Si además este líquido es en forma de jarabe de arce, zumos o jugos, seguramente se estará ingiriendo demasiado azúcar que repercutirá en aumento de peso.

*Más información: ¿Beber mucho es bueno para la retención de líquidos?

Proteínas contra la retención de líquidos y la celulitis

Otro de los principales errores de las dietas para la celulitis o la retención de líquidos es comer muy poca proteína.

Es necesario un buen aporte de proteínas de la dieta. En el organismo, los líquidos pasan de un compartimento a otro mediante proteínas. Si no hay suficiente proteína, los líquidos no se pueden distribuir adecuadamente y se producen desequilibrios o irregularidades. Las personas que comen pocas proteínas tienen mayor retención de líquidos y mayores problemas de celulitis.

Además las proteínas son necesarias para mantener la masa muscular, evitar el efecto rebote de las dietas (en una dieta adecuada) y para tener suficiente energía durante el día. Tampoco puede olvidarse la importancia de los aminoácidos azufrados y la glutamina en los procesos de desintoxicación y renovación de los tejidos.

¿Qué alimentos ricos en proteínas se recomiendan?

Los alimentos ricos en proteínas que se recomiendan son los huevos (no suben el colesterol), garbanzos, lentejas, tempeh, tofu, quesos.

Las olivas y conservas de pescado contienen algo de potasio, pero también demasiada sal.

En caso de no vegetarianos, las carnes más adecuadas son el pescado azul de pequeño tamaño y carnes blancas.

No se recomiendan embutidos, salchichas y otras carnes procesadas o conservas de pescado con mucha sal y aditivos.

*Véase: ¿La proteína es mala para los riñones?

Mejor comer patatas y legumbres, que pan, pastas y arroces

Un pequeño cambio que puede aumentar significativamente el potasio de la dieta es comer más patatas y legumbres que pastas y harinas.

Las patatas, ñame, yuca, boniato y en general todos los tubérculos y raíces son muy ricos en potasio, que es un gran diurético. Comiendo estos alimentos estamos ingiriendo gran cantidad de potasio sin darnos cuenta.

También son ricos en potasio las legumbres (garbanzos, lentejas) y el plátano verde. Además estos alimentos proporcionan mucha fibra, que ayuda a evitar el estreñimiento, mejora la composición de la flora intestinal y evita la formación de compuestos tóxicos y sustancias putrefactivas en el intestino.

Foto de yuca hervida

En cambio, el pan, la pasta y el arroz son menos ricos en potasio y fibra, por lo que en una dieta diurética deberán potenciarse los alimentos anteriores.

En el caso del pan, contiene mucha sal, se deberá reducir su consumo y utilizar preferiblemente el pan integral.

Frutos secos para perder peso

Los frutos secos y semillas aportan una cantidad considerable de potasio en la dieta, además de otros minerales muy interesantes como el calcio, magnesio, ácidos grasos esenciales omega 3 y proteínas vegetales.

Comer una ración de frutos secos diariamente ayudará a perder peso y además también son muy diuréticos (sin freír y sin sal): pistachos, nueces, almendras, avellanas,etc.

Aceites de buena calidad

El tipo de aceite más saludable es aquel que se obtiene por presión en frío, es decir, los llamados aceites vírgenes. El aceite de oliva virgen es el más recomendado del mundo, seguido por el aceite de canola y el de girasol (vírgenes, no refinados).

Se recomienda consumir aceites de buena calidad

Estos aceites proporcionan grasas muy saludables y con mucha vitamina E. Se deben utilizar preferentemente en crudo (aliños o al final de las recetas).

Los aceites para cocinar pueden ser tipo oliva o girasol alto oleico. Existen muchos aceites en el mercado cuyo procesado ha deteriorado sus propiedades y no se recomienda. Se debe prestar atención a la etiqueta porque esta información a menudo está escondida o aparece de forma engañosa.

¿Qué recetas puedo comer?

Por ejemplo, se pueden preparar estas recetas saludables:

– Comidas y cenas: crema de zanahoria, gazpacho, sopa de ortiga, alcachofas al horno, ensalada con hierbas silvestres, ensalada de cuscús, quinoa con verduras, ensaladas con rúcula, berenjena asada, tortilla de alcachofas, ensalada de lentejas, ensalada con apio, etc.

Foto de guacamole, preparado con poca sal es muy diurético

– Postres: macedonia con canela, pudding de chía con frutos rojos, yogur con muesli, yogur con fruta, fresas con naranja,etc.

– Snacks: Puré de berenjena, hummus, guacamole, hummus de remolacha, tostadas de queso con hierbas aromáticas, paté de algas,

– Dulces (ocasionalmente): Trufas de cacao, bolitas de frutos secos y miel, pastel crudivegano de anacardos, etc.

– Bebidas: Limonada con jengibre, agua fresca de chía,etc. Sin azúcar añadido, con stevia o edulcorantes sin calorías.

*Seguir leyendo:

– Los alimentos más diuréticos

– Potasio para el corazón

– Equilibrio sal y potasio de la dieta

– Remedios para la celulitis

– Dieta para los riñones

– ¿Beber mucho adelgaza y desintoxica?

Más información sobre alimentos diuréticos.

Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

La dieta de las piernas sanas y bonitas

Editorial ‘Super natural’, Vogue España, Junio 2015.

© Miguel Reveriego. Realización: Belén Antolín

Puede que la celulitis, ese problema que ataca de forma implacable a más del 90% de las mujeres (estén fit o no), sea la preocupación más generalizada cuando hablamos de nuestras piernas. Pero eso no significa que sea la única. Ni mucho menos. De hecho, hay otras dos que le pisan los talones: la retención de líquidos (sobre todo en tobillos, pantorillas y muslos) y la mala circulación traducida en arañas vasculares e, incluso, varices. Para hacer frente a estos problemas la alimentación juega un papel determinante. Y aunque la práctica de deporte y los tratamientos cosméticos también tienen mucho que decir al respecto, lo que comes (y como lo comes) repercute de forma directa en todos estos problemas. Y en el caso de la celulitis y la retención de líquidos, incluso más, porque, tal y como explica Ingrid Castaño, nutricionista de Genomic Genetics International, si bien la celulitis tiene una relación directa con las hormonas, hay alimentos que pueden hacer subir nuestro nivel de estrógenos y, por tanto, afectar a la formación de celulitis. Porque es justo y necesario saber qué alimentos debemos tomar (y cuáles no) para mejorar la apariencia (y la salud) de nuestras piernas, elaboramos la dieta de las piernas bonitas con la ayuda de Ingrid Cataño; la doctora Paula Rosso, nutricionista de Centro Médico Lajo Plaza, y Natàlia Calvet, coach nutricional y co-creadora de la app nutricional Wellness Habits.

FRENTE 1: CELULITIS

Vitamina C
Tal y como nos explica Calvet, los alimentos ricos en vitamina C son nuestros aliados para minimizar la celulitis. De ahí que sea recomendable incrementar la ingesta de fresas, kiwis, cítricos y pimientos. También son recomendables los alimentos ricos en agua como sandía, uvas y espárragos.

Antioxidantes
Dado que la celulitis es un problema asociado también a la retención de líquidos y a los problemas de circulación sanguínea, los alimentos ricos en antioxidantes ayudan a mejorar la salud de nuestro sistema cardiovascular y, por tanto, a prevenir la celulitis. ¿Algún ejemplo de alimentos anticelulitis? Moras, frambuesas, arándanos, coles, espinacas, tomates …

Semillas y aguacate
¡Sorpresa! El aguacate, los frutos secos y las semillas de chía y calabaza también te pueden ayudar en este sentido. Son alimentos ricos en grasas saludables y, tomados con moderación, está confirmado que mejoran la circulación en casos de celulitis.
FRENTE 2: RETENCIÓN DE LÍQUIDOS

¿Comes suficientes verduras, hortalizas y frutas?
Es una de las primeras preguntas que debes hacerte para afrontar este problema. Tal y como nos explica Natália Calvet, las verduras, hortalizas y frutas deben ser la base de nuestra alimentación y suponer, como mínimo, un 50% de todo lo que comemos cada día.

Las frutas ayudan a evitar la retención de líquidos, pero estas tres aún más
Tal y como explica la doctora Rosso, para evitar la retención de líquidos debemos tomar alimentos que contengan mucha agua y electrolitos (frutas y verduras), pero hay algunos de estos alimentos que son más importantes que otros en este frente. La experta señala tres: pomelo, ya que ayuda a depurar el organismo y a disolver la grasa (se puede tomar en zumo); sandía, ya que es baja en calorías y tiene un alto contenido en potasio para evitar la retención de líquidos (súper importante tomar las pepitas por su gran aporte de vitamina E), y piña por su contenido en bromelina, una enzima que ayuda a mantener las piernas ligeras (se puede tomar entera, en zumo o en suplementos de esta enzima). A esta lista la doctora Cataño añade otras tres nombres: uvas (mejor negras por contener más potasio); manzanas y cítricos en general.

Verduras ricas en potasio
El potasio favorece el correcto equilibrio de los líquidos de nuestro cuerpo por lo que es tremendamente recomendable para evitar la hinchazón y la retención de líquidos. Puedes encontrarlo en frutas como plátanos, melón y sandía, y en verduras como tomate, acelgas, espinacas, berros, alcachofas, acelgas y calabaza. También es importante, tal y como nos recuerda Calvet, incluir verduras con propiedades diuréticas como pepino, espárragos, cebolla y apio. Tambien puedes encontrar potasio en otros alimentos como el germén de trigo –que podrás añadir a tu yogur o crema de verduras– y en la soja y sus derivados, tal y como nos explica la experta de Genomic Genetics International.

Ácidos grasos esenciales
Es una de las recomendaciones de Ingrid Castaño, ya que los ácidos grasos, sobre todo en el caso de los Omega 3, mejoran también la celulitis y la circulación sanguínea. Por eso recomienda pescados azules como salmón, boquerones, sardinas, caballa o arenque porque, tal y como señala la experta, “cuanto más pequeños de tamaño más aconsejables por su menor contaminación en mercurio”.

Al final del día, hazte esta infusión
Dado que los problemas de retención de líquidos suelen acentuarse por la tarde “por la cantidad de horas que hemos estado durante el día en posición ortoestática”, explica la doctora Rosso, es importante en ese momento aumentar el consumo frutas y de infusiones drenantes que contengan té verde, jengibre, diente de león, cola de caballo y ortiga.

La sal, mejor marina
Es la regla número 1, pero conviene recordarla: para evitar la retención de líquidos en piernas, tobillos y rodillas es importante moderar el consumo de sal y evitar los alimentos ricos en este ingrediente (como el queso, el salmón ahumado, los embutidos o los salazones). Prueba además a sustituir la sal tradicional por sal marina.

Evita las cenas solo de fruta
Aunque creas que una cena solo a base fruta es la perfecta alternativa detox, si tienes tendencia a padecer retención de líquidos es mejor evitarla, tal y como nos explica Castaño. También se desaconsejan las meriendas con frutas con un alto contenido en azúcar como el mango o el plátano.

Editorial ‘Super natural’, Vogue España, Junio 2015.

© Miguel Reveriego. Realización: Belén Antolín

FRENTE 3: ARAÑAS VASCULARES Y VARICES

Antioxidantes
Tal y como señalan las tres expertas en nutrición con las que hemos hablado, los antioxidantes nos ayudan a prevenir la formación de arañas vasculares y varices. Se pueden encontrar, tal y como desglosa Cataño, en alimentos ricos en vitamina C (cítricos, pimientos y verduras de hoja verde); vitamina E (germen de trigo, semillas y aceite de oliva virgen extra); carotenos (verduras amarillas-anaranjadas y de color verde oscuro) y en vitamina A (huevos, leche y algunas carnes).

Más fibra
Natàlia Calvet hace hincapié en la importancia que tiene la fibra a la hora de prevenir problemas circulatorios. Incrementar el consumo de verduras, hortalizas y frutas es esencial, de la misma manera que es recomendable optar por la versión intregral de la pasta y el pan que tomes para poder incrementar también el aporte de fibra en tu dieta.

Pistachos y nueces de Brasil
Los frutos secos en general, dado que son grasas saludables, te ayudarán a prevenir la formación de varices. Pero entre ellos hay algunos que son especialmente efectivos por otros motivos. Las nueces y las nueces de Brasil son ricas en selenio y aumentan los niveles de glutatión, “el antioxidante por excelencia de nuestro organismo”, tal y como señala Cataño, que afirma que hay ciertos condimentos como el comino y la canela que también elevan estos niveles. La experta también recomienda el consumo moderado de pipas de girasol, almendras, avellanas y piñones por su alto contenido en minerales antioxidantes.

EL MENÚ PERFECTO PARA TENER UNAS PIERNAS SANAS Y BONITAS

Dado que la retención de líquidos, la mala circulación y la celultis suelen ser tres problemas que van asociados, hemos pedido a Natàlia Calvet y Paula Rosso un ejemplo práctico de menú diario que favorezca la salud y el buen aspecto de nuestras piernas. He aquí dos ejemplos orientativos que llevan a la práctica todo lo que hemos dicho anteriormente:

MENÚ 1
Desayuno : tostada de pan integral con aceite y aguacate + puñado de nueces + kiwi.
Comida : ensalada de espinacas con tomate, pepino y pipas de calabaza + salmón al horno con patatas + piña natural.
Merienda: té verde + un puñado de almendras (opcional).
Cena : ensalada de lechuga, tomate cherry y pimiento + revuelto de huevos con espárragos y acelgas.

MENÚ 2
Desayuno : zumo de pomelo, piña, arándanos y una rodaja de jenjibre + yogur con avena.
Media mañana : infusión de té verde.
Comida : parillada de verduras con espárragos, cebolla y alcachofa + pescado blanco.
Media tarde : infusión de cola de caballo y ortiga + 100 gramos de papaya.
Cena: caldo depurativo de apio, cebolla y nabo + pescado azul a la plancha.

¿Qué clases del gym tonifican tus piernas?

Piernas bonitas con 8 tratamientos exprés y 10 productos efecto Photoshop

¿Grasa abdominal? Esta dieta te interesa

Nuestros periodistas recomiendan de manera independiente productos y servicios que puedes comprar o adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Condenet Iberica S.L. puede recibir una comisión. Lea nuestra política de afiliación.

Cuando nos subimos a la báscula y descubrimos que hemos ganado peso no siempre lo relacionamos con la retención de líquidos. Vientre, piernas y muslos son tres de la zonas corporales más vulnerables. Una acumulación de líquidos que nos hará aumentar de peso y volumen. Pasarse horas y horas en el gimnasio, haciendo ejercicio intenso, no siempre da los resultados esperados, siendo más aconsejable decantarse por una dieta específica. Esto no quiere decir que no tengas que hacer ejercicio, ya que es el mejor complemento para tonificar y moldear el cuerpo, evitando otro problema no menos antiestético, la flacidez. Te contamos cómo plantarle cara a la retención de líquidos y adelgazar vientre, piernas y muslos.

Consejos dietéticos

La dieta para eliminar líquidos persigue además el recuperar la figura y el peso ideal. Por eso es importante elegir adecuadamente los alimentos que formarán parte de la dieta. Es esencial incluir alimentos que nos ayuden a depurar de forma natural el hígado, eliminado las toxinas y residuos del organismo, principal causa de la retención de líquidos. Hay algunos alimentos que son una ayuda excelente, como la fruta. Entre ellas, destaca la sandía y la piña, las cuales ayudan a mejorar la circulación sanguínea a través de la acción de las antocianinas, sustancias que en estas frutas son abundantes.

No hay que olvidar tampoco los beneficios que nos reportan los tomates, el apio y limón. Así, por ejemplo, es aconsejable nada más levantarse, en ayunas, tomar un vaso de agua tibia con zumo de limón, un excelente depurativo y que ayuda a adelgazar. Los cítricos resultan ser un aliado extraordinario para combatir la celulitis, por lo que deben estar presentes en nuestra dieta. También son muy útiles los alimentos probióticos, tanto para reducir la inflamación como para reequilibrar la flora intestinal, con el fin de expulsar más fácilmente las toxinas.

Los alimentos ricos en fibra, por su parte, ayudan a contrarrestar el estreñimiento, a menudo causa de hinchazón. También es muy importante tomar suficiente potasio, un mineral que ayuda a prevenir la retención de agua. Entre las mejores fuentes de potasio se incluyen los plátanos, las almendras, la patata y el zumo de ciruela.

Dieta: menú tipo

El menú tipo que te proponemos te ayudará a evitar la retención de líquidos incluyéndolo en tu dieta semanal:

  • Desayuno: Un yogur natural desnatado y entre 1-4 galletas de arroz integral.
  • A media mañana: Una rodaja de piña y una taza de infusión de cola de caballo.
  • Comida: 200 gramos de pechuga de pollo a la parrilla, 70 gramos de pan integral, ensalada verde de guarnición (al gusto) y una infusión de té con jengibre.
  • Merienda: Una rodaja de piña.
  • Cena: 200 gramos de trucha al horno, abundantes verduras al gusto y 50 gramos de patatas.

También te puede interesar: Retención de líquidos: Remedios naturales que funcionan y descubre el menú anticelulítico: recetas light contra la retención de líquidos.

Retención de líquidos en las piernas: elimínalos con estos sencillos trucos

La retención de líquidos en las piernas o en otras zonas del cuerpo se trata de uno de los problemas que suele afectar en su mayoría a mujeres. Además, suele ser uno de los que más preocupa ya que va unido al control de peso. Es el propio organismo el que se encarga de regular y equilibrar nuestros niveles de agua en diferentes cavidades. Por ello, cuando este equilibro no funciona de forma óptima, se produce esta obstrucción en el organismo..

Pero, ¿qué es exactamente? Se trata de una acumulación de líquidos, en exceso, en nuestros tejidos corporales. Si te es muy difícil bajar de peso o subes de forma casi imperceptible, quizás este problema sea parte de tu día día.

Retención de líquidos en las piernas ¿cuál puede ser su causa?

Es importante saber que esta acumulación en nuestros tejidos y la mala circulación del sistema linfático, suelen traducirse en piernas o manos hinchadas, debido al efecto de la gravedad.

Ahora bien, ¿cuáles son las principales causas que lo producen? Continúa leyendo, ya que son varias las causas que provocan este problema.

  • Una mala hidratación. Beber, al menos, un litro o litro y medio de agua al día es imprescindible para contrarrestar estos efectos.
  • La alimentación también juega un papel fundamental. Un estado de sobrepeso o un mal control de lo que comemos a diario puede desembocar en un almacenamiento de líquidos en exceso. Sobre todo si consumimos alimentos con alto contenido en sal.
  • El sedentarismo, otro enemigo de la retención de líquidos. Si pasas muchas horas sin moverte o no practicas ningún tipo de deporte, son aspectos negativos que aceleran la retención de líquidos en nuestro organismo. Del mismo modo que ocurre si pasamos muchas horas de pie.
  • Los cambios hormonales, como los propios del embarazo o de la ovulación, también afectan, sobre todo el embarazo. Se trata de una época en la que el cuerpo atraviesa una serie de cambios hormonales que, en muchas ocasiones, tienen como consecuencia este problema.
  • El consumo de medicamentos tales como los estrógenos, corticoides y medicamentos para la tensión, entre otros.
  • Además, las enfermedades propias del corazón, los problemas circulatorios congénitos, las alteraciones del tiroides y las enfermedades relacionadas con los riñones o el hígado también son otras de las causas de esta retención.

Recuerda que este problema no solo afecta a las personas mayores, sino también a los jóvenes con vidas sedentarias y malos hábitos de alimentación.

Síntomas de la piernas hinchadas

Es recomendable tener en cuenta de qué manera se va a manifestar este problema, ya sea una patología genética o no. Estos son sus principales síntomas:

  • Un aumento constante de peso sin ningún motivo evidente.
  • Que nuestros tobillos y piernas se hinchen más de lo normal.
  • Un aumento de grasa abdominal.
  • Una reducción en el número de veces que miccionamos al día.

10 trucos para acabar con la retención de líquidos

Y, una vez que sabemos qué nos pasa, ¿cómo lo solucionamos? Te ofrecemos una serie de trucos para decir adiós a tus piernas hinchadas.

  1. Uno de los remedios principales que debemos tener en cuenta es disminuir el consumo de sodio. Di adiós a los aditivos y disfrutar de los alimentos tal y como son.
  2. Empieza a activarte y ponte una rutina diaria de deporte. De esta forma se activará tu circulación y, al mismo tiempo, tu actividad renal. Puedes empezar con estos trucos para quemar calorías sin esfuerzo y posteriormente enfocarte en deportes que te ayuden a acabar con este problema. Si pasas muchas horas trabajando sentado, intenta levantarte cada cierto tiempo y andar un poco.
  3. No uses tanta ropa ajustada, por ejemplo pantalones pitillo. Las prendas ajustadas no ayudan a una correcta circulación y el uso de vestuario holgado también ayuda a la hora de prevenir la aparición de varices.
  4. Acostúmbrate a beber agua de manera habitual todos los días. Esto beneficiará tu actividad renal y te ayudará a eliminar líquidos. Muchas infusiones diuréticas con plantas como el té verde o la alcachofa también ayudarán a regular este proceso.
  5. Aliméntate bien e incluye en tu menú alimentos ricos en potasio. Hay frutas y verduras que contienen este mineral y son ideales para mejorar este proceso de eliminación que te hará acabar con las piernas hinchadas.
  6. Evita estar muchas horas de pie o llevar una vida totalmente sedentaria.
  7. Coloca las piernas en alto. Esto ayudará a mejorar tu circulación y evitará la acumulación de líquidos en tus piernas.
  8. Evita el tabaco y el alcohol. Se trata de sustancias nocivas para un funcionamiento adecuado de nuestros riñones, aparato circulatorio y del hígado.
  9. Ayúdate de alimentos diuréticos que ayuden a la eliminación de líquidos. Son, sobre todo, las infusiones con ingredientes como la alcachofa, el cardo, el té verde, entre otros.
  10. Si tienes problemas de sobrepeso, intenta bajarlo con ayuda de un profesional.

No olvides controlar tus subidas de peso y beber abundante agua, son dos pasos esenciales para acabar con la retención de líquidos y no tener las piernas hinchadas. Existen muchos consejos para prevenir la retención de líquidos que debes seguir si quieres evitar este problema, tan característico sobre todo en épocas de calor.

La retención de líquidos tiende a hacerse más evidente en el abdomen, muslos y nalgas. El aumento de peso no siempre se debe a la acumulación de grasa, sino a la acumulación de líquidos en el cuerpo. ¿Qué hacer ante la retención de líquidos?, ¿cuáles son los remedios caseros efectivos para la retención de líquidos?, ¿y los mejores productos drenantes?

Los problemas de retención de líquidos tienen solución. La dieta y las infusiones son los remedios naturales más conocidos, así como andar 30 minutos al día, pero hay otros productos para frenar la retención. Descubrimos cuáles funcionan de verdad.

¿Qué hacer si tienes retención de líquidos?

La retención de líquidos trae como consecuencia la inflamación y la aparición de la celulitis, aunque no solo es un problema estético, también de salud, ya que puede aumentar el riesgo de problemas renales o desequilibrar los niveles de presión arterial.

Para combatir la retención de líquidos lo primero es determinar la causa y modificar los hábitos o factores de riesgo, como la inactividad física o el consumo de tabaco. Es decir, todos aquellos hábitos que, aunque de manera inconsciente, repetimos casi a diario y terminan afectando a nuestra salud y bienestar.

Dieta para evitar la retención de líquidos

  • Limitar e, incluso, excluir la sal.
  • Tomar más alimentos ricos en fibra, como las frutas y verduras.
  • Aumentar la ingesta de alimentos ricos en agua (piña, alcachofas, espárragos…).
  • Aumentar la ingesta de agua (al menos 1,5 o 2 litros de agua al día). Mantener el cuerpo hidratado facilita su buen funcionamiento y evita la retención.
  • Incluir infusiones drenantes en la dieta.
  • Tomar zumos verdes.
  • Tomar un vaso de agua tibia con limón en ayunas.
  • Evitar las bebidas alcohólicas.
  • Reducir el consumo de azúcar.
  • Es aconsejable realizar una vez al mes una dieta detox para eliminar las toxinas del organismo.

Infusiones para la retención de líquidos

Las plantas son un aliado de la salud para tratar la retención de líquidos en el cuerpo:

  • Centella asiática: Favorece la microcirculación y la eliminación de líquidos.
  • Diente de león: Actúa mejorando la elasticidad de las paredes venosas. Este remedio a base de hierbas lo encontramos también en forma de gotas o cápsulas, siendo aconsejable tomarlo varios veces al día.
  • Boldo: Tomar en el desayuno o antes de la comida principal una infusión de boldo mejora la eliminación de líquidos.
  • Té verde: Una infusión depurativa que favorece la eliminación de líquidos y tóxinas acumuladas. Se puede tomar hasta 3 tazas al día.
  • Cola de caballo: Infusión diurética y depurativa. Se puede tomar dos veces al día y combinar con anís o menta.

Productos para la retención de líquidos

De uso tópico podemos utilizar los geles refrescantes a base de té verde o té blanco, con una base de castaño de indias que, al aplicarlo sobre la zona corporal, alivia la sensación de cansancio y pesadez (por ejemplo, de las piernas).

También te puede interesar: Dieta contra la retención de líquidos y para adelgazar vientre, piernas y muslos y descubre la dieta diurética: agua de piña para eliminar líquidos.

CELULITIS POR RETENCIÓN DE LÍQUIDOS

La retención de líquidos es una de las causantes principales de la celulitis que tanto que nos preocupa, además de ser un problema que tanto nos afecta a muchas de nosotras.

Nuestro cuerpo, compuesto por un 60% de agua, sólo elimina parte de agua a través de la orina y el sudor. Pero a veces los capilares encargados en distribuirla por nuestro cuerpo no son capaces de retenerla por lo que se acumula en zonas que no debería.

Este problema afecta principalmente a mujeres en épocas claves de su vida como son los embarazos, la pre-menopausia y los días previos a la menstruación, provocando un aumento de peso de hasta 3 kilos. Aunque también afecta a mujeres con un mal funcionamiento del sistema circulatorio y linfático dando lugar a que se tengan problemas en la pérdida de peso. Además, con las altas temperaturas disminuye la capacidad de retorno venoso y se hinchan las piernas, produciendo dolor y pesadez.

La celulitis blanda o adiposa afecta a mujeres de entre 30 y 40 años con un estilo de vida sedentario que suben y bajan de peso bruscamente. Produce síntomas como la fatiga, debilidad, insomnio y nerviosismo acompañados de deformaciones como venas varicosas y edemas blandos con retención de líquidos.

Hay que ser conscientes que la retención de líquidos está totalmente ligada a nuestro estilo de vida. Si llevas una vida muy estresante, comes muy rápido, no practicas ejercicio o bebes poca agua, seguramente sufrirás retención líquidos. Pero no te preocupes, te contamos cómo ponerle fin a este problema.

– Opta por productos naturales drenantes que te ayuden a movilizar los líquidos para así eliminar las toxinas de nuestro organismo: el té verde, la cola de caballo, la piña y verduras como las alcachofas, puerros, espárragos y apio serán tus grandes aliados gracias a sus propiedades diuréticas.

– Bebe entre un 1-2 litros de agua diarios. Tu piel estará más bonita e hidratada y favorecerás la eliminación de líquidos y toxinas. Si no bebes suficiente agua, tu organismo tenderá a retener líquidos así que lleva siempre una botella de agua contigo.

– Hidrata bien tu piel y utiliza anticelulíticos de efecto frío, drenante y reafirmante que te ayuden a aliviar la pesadez de las piernas a la vez que combaten la celulitis.

– Camina lo máximo posible y realiza al menos 40 minutos de ejercicio diario como andar o nadar. Ejercicios muy recomendables para la retención y para sentirte más ligera.

– Al finalizar la ducha, acaba con un buen chorro de agua fría. Mejora la circulación y ayuda a reafirmar los tejidos.

– Si debido al trabajo tienes que estar muchas horas sentada, cada cierto tiempo levántate y da un paseo. Así facilitarás a la circulación y mejorarás el retorno venoso para evitar la formación de varices.

Si lo que quieres es ponerle una solución rápida y eficaz a este problema, en el Instituto de belleza y medicina estética Maribel Yébenes contamos con varios tratamientos para solucionarlo.

Los masajes de drenaje linfático o las técnicas como la presoterapia son idóneas para tratar este tipo de celulitis. Realizamos una combinación de masajes anticelulíticos y de drenaje linfático que consiguen abrir los poros, movilizar el sistema linfático, romper los cúmulos de grasa y facilitar la penetración de los cosméticos utilizados para eliminar los líquidos y toxinas de nuestro organismo.

Con Crio-Sculpt, gracias a la acción del frío combatimos a celulitis blanda, vinculada a una circulación venosa deficiente, consiguiendo eliminar el aspecto de la piel de naranja a la vez que reduce centímetros. Estimula la movilización y eliminación de grasas, retención de líquidos y toxinas debido a su potente acción drenante y reafirmante.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *