0

Combinar dorado y plateado decoracion

Consejos para decorar en dorado y plateado

Decorar en dorado y plateado es mucho más fácil de lo que parece. Aún así, se suelen cometer algunos errores en lo que respecta a la cantidad. Y es que, el hecho de que los colores metálicos aporten sofisticación y refinamiento a los espacios no quiere decir que se deba incluirlo en todos y cada uno de los detalles.

Por otra parte, está muy extendida la idea de que los colores metálicos son propios de los accesorios navideños y que, si se incluyen en la decoración el resto del año, seguirán teniendo un aire de dicha festividad. Nada más lejos de la realidad. Veamos a continuación qué hay detrás del dorado y plateado.

¿Qué transmiten estos colores?

En primera instancia, los metálicos y, en concreto, el dorado y el plateado, son colores quetransmiten la idea de abundancia, las riquezas y el poder. Por ello, cuando se incluyen en la decoración, aportan cierta suntuosidad a los ambientes.

A lo largo de la historia, dorado y plateado han sido colores muy empleados en el ámbito religioso y nobiliario. En especial, el dorado, puesto que está estrechamente asociado al concepto de luz y al esplendor del sol. Si nos fijamos, las coronas de los reyes y las aureolas de los santos estaban hechas de oro.

Por su parte, el plateado ha sido un color muy empleado en la heráldica, la orfebrería y, en general, la fabricación de objetos de alta categoría, incluyendo, espadas.

A diferencia del dorado, que está asociado a la luz solar, el plateado está asociado con el brillo de la luna; de allí que se tome por un color más ‘suave’ y con un tipo de energía diferente.

1. Moderación

Para decorar interiores en dorado y plateado es necesario tener en cuenta ciertos parámetros. Para empezar, es muy importante utilizar estos colores con moderación, ya que pueden saturar fácilmente un espacio y hacerlo lucir estridente.

Lo más recomendable es introducir, de forma puntual, tan solo algunos accesorios metálicos en las habitaciones. Por ejemplo, recipientes, marcos de espejos, esculturas y lámparas.

Un truco muy moderno que brinda resultados con mucho estilo, consiste enaprovechar los detalles metálicos de los muebles, como puede ser las patas de una silla o la base de una mesa, como elemento decorativo.

2. Integrar elementos naturales

En vista de que los colores metálicos tienden a resultar un tanto fríos, es fundamental integrarlos con elementos naturales (textiles, cestería, maderas, y hasta plantas) para suavizar este efecto. Ojo, esto no quiere decir que haya que recurrir a un estilo decorativo rústico, sino de añadir interés mediante la incorporación de distintos elementos, con diferentes texturas.

3. Mezcla de acabados

De acuerdo a lo establecido de los dos puntos anteriores, se aconseja no recurrir a un solo tipo de acabado. Por ejemplo, si se decora una sala con accesorios en color dorado, lisos y brillantes, el resultado puede resultar demasiado abrumador a la vista. Demasiado brillo junto.

Es una buena idea utilizar las distintas presentaciones del dorado y plateado y mezclarlas, para no aburrir a la vista y conseguir un resultado mucho más armonioso. En este sentido, se pueden incorporar piezas con acabado brillante con objetos de efecto mate o envejecido.

Los detalles en dorado y plateado destacan porque enriquecen los espacios con sutileza.

4. No excluyas los colores

En general, se suele recurrir al blanco porque se considera una apuesta fácil. Aunque es un color neutro que combina perfectamente con cualquier otro color, al integrarse con dorado y plateado puede transmitir una sensación demasiado fría.

En lugar de utilizar solamente blanco y dorado, por ejemplo, se recomienda introducir otro color, para suavizar el conjunto, como pueden ser: el beige, el crema, el vainilla, el lila, el salmón, ciertas tonalidades de rosa, entre otros.

Se suele creer que las paletas neutras con tonalidades frías son las ideales para acompañar colores como el dorado y el plateado; sin embargo, no hay por qué excluir otros colores.

De hecho, se pueden lograr resultados espectaculares con colores como: el púrpura, el rojo e, incluso, el negro. La clave está en ser asertivos con la cantidad de color que se designará al espacio.

La calidez de los tonos tierra aporta equilibrio a las decoraciones en tonos metálicos, por ello, constituyen una apuesta ganadora.

Consideraciones finales

Para que la decoración con metálicos quede perfecta, hay que tener en cuenta un último aspecto: en caso de que se desee recurrir a los colores pastel, se debe buscar ciertos matices de estos. De emplearse los tonos pastel más populares, sobre todo de rosa, se puede caer en un estilo excesivamente cursi en lugar de romántico.

A menos que se desee conseguir una habitación al estilo shabby chic, o recrear la atmósfera del palacio de Versalles durante el siglo XVIII, hay que evitar emplear el dorado o el plateado en conjunto con colores pastel de forma desmedida.

Hay muchas opciones a la hora de decorar con dorado y plateado, por lo que hay que tomarse el tiempo de buscar la combinación que más agrade y que mejor se adapte al espacio.

Por último, cabe recordar que, es fundamental mantener el equilibrio y evitar las transiciones bruscas entre las distintas habitaciones del interior de la vivienda.

El color metalizado en el diseño de interiores

Decofilia

Posted By Decofilia / 24 abril, 2015 /

Terminamos la semana con un post cargado de ideas para decorar empleando el tono metalizado como base del diseño interior.

El metal ha sido desde tiempos inmemoriales un valioso elemento en la decoración, fundamentalmente por su brillo (lo que le da un glamour especial allá donde se coloca), por sus propiedades de reflexión de la luz (lo que aporta luminosidad de una estancia), por sus tonos neutros que combinan con (casi) todo y por la personalidad que imprime a los ambientes.

Aunque anteriormente para decorar con metal había que adquirir los objetos en estos materiales (lo que en ocasiones resultaba no precisamente económico, especialmente en el caso de los dorados), en la actualidad podemos encontrar imprimaciones metalizadas en papeles pintados, textiles o lámparas, consiguiendo este «efecto metalizado» sin tener que realizar un fuerte desembolso.

No obstante, dado que metales hay muchos, cada uno con su tono particular, dividiremos este post en los tres tonos metalizados principales: platas, cobres y dorados, y mostraremos al final como broche de oro (nunca mejor dicho) las posibilidades que ofrece la combinación de todos ellos, una tendencia muy actual en diseño interior.

COLOR PLATA

La plata puede considerarse como un metal frío pero a la vez refrescante que aporta mucha luz. Entendido como el tono metalizado por antonomasia, el color plateado está presente en el aluminio, el acero y la alpaca, entre otros. Puede encontrarse en matices brillantes (como el acero cromado) o mates, pero siempre combinará a la perfección en cualquier ambiente, dado que su color se aproxima al gris, el color neutro por excelencia, con permiso del blanco y del negro.

Muy empleado en el minimalismo en su formato más puro y limpio, en el estilo industrial en su versión más oxidada o desgastada, o en el estilo árabe por el extendido uso de la alpaca, el color metalizado puede formar parte del mobiliario o destinarse exclusivamente a los complementos, ya sea en papeles, botellas, jarrones, cojines o lámparas, como muestran estos ejemplos.

COLOR COBRE

Tono metalizado en absoluta tendencia, como ya pudimos ver en nuestro post específicamente dedicado a la decoración en cobre o bronce, resulta un metal más difícil de armonizar que el anterior, debido a su fuerte tono anaranjado, por lo que suele ir especialmente bien con blancos y negros combinados con madera clara, o bien con tonos amarillos, naranjas y ocres en su gama armónica, aunque tampoco queda mal con verdes y turquesas como tono complementario. Aquí dejamos algunas ideas…

COLOR DORADO

Símbolo del lujo y del glamour por su alto precio, el dorado es el tono metalizado con el que hay que tener más cuidado, ya que su proximidad al color amarillo, el más brillante de todos los tonos, puede desprender una calidez y luz excesiva o condicionar demasiado la decoración. Desde Decofilia te recomendamos emplearlo en pequeñas proporciones y optar por los tonos «achampanados» más que el dorado puro y duro. También te aconsejamos tener cuidado con su brillo: un satinado ligero siempre quedará mejor que un dorado brillante «a la antigua usanza».

En cualquier caso, el dorado como tono está viviendo una segunda juventud y se encuentra de plena actualidad, ya que bien combinado permite conseguir espacios espectaculares y elegantes, como ya pudimos comprobar en esta vivienda. Especialmente empleado en el estilo clásico renovado, queda especialmente bien en baños elegantes y refinados a los que se les quiera dar un toque contemporáneo.

MIX DE TONOS METALIZADOS

Aunque lo habitual hasta hace poco era decantarse por un solo tono metalizado como base de la decoración interior, hoy en día las propuestas más atrevidas se basan en la fusión de estilos y colores, por lo que los metalizados no iban a ser una excepción: dorados junto a plateados, cobres junto a materiales cromados…

En la variedad está el gusto, y desde este blog de decoración te animamos a experimentar con todos ellos. Aquí te dejamos algunas ideas que seguro te encantarán y te ayudarán a despejar dudas sobre cómo combinarlos. ¡Que las disfrutes!

¿No debes usar dorado y plateado juntos? El dorado y el plateado se están convirtiendo en una combinación popular de joyería.

Como es bien sabido existen 2 colores metálicos primarios en el mundo de la joyería que son el dorado y el plateado. Pero… ¿si tienes un anillo de bodas dorado, estas condenada a nunca usar una pieza de plata ya que según los mitos de moda no se debe combinar el dorado con plateado? ¡Eso es absurdo! Porque ahora la combinación del dorado y el plateado dejaron de ser un tabú,
Si vas a una joyería veras que hoy en día hay muchas piezas hermosas que poseen combinaciones de dorado y plateado. La clave es elegir las piezas correctas e irradiar con el look (usa más de una de cada una para que se vea deliberado). También es importante combinar el tipo de piezas. Si usas varios collares por ejemplo los tipo cadena asegúrate que sean iguales en tamaño y diseño. Trata de combinar brazaletes dorados y plateados para formar una combinación divertida y perfecta.

Y para concluir este artículo, como no podía ser de otra manera, te invito (por si acaso aún no lo has hecho) a unirte a nuestra gran comunidad de amantes del estilo. Es muy fácil. Sólo tienes que introducir tu nombre y tu email en el formulario de suscripción que aparece al final de este artículo o en la barra lateral derecha.

Dejanos tus comentarios acerca de este artículo

Mildred Julieth

Considero que para alcanzar el éxito no solo es importante la seguridad y la confianza en sí mismo, en algún momento la apariencia también juega un papel muy importante. Cuando salgo a la calle y veo la gente pienso que siempre luciremos mejor usando lo adecuado para cada tipo de persona y de ahí es de donde viene el hecho de imponer un estilo original y único. Por eso quiero que este sea mi granito de arena a la sociedad. ¡Gracias por estar aquí!

More Posts – Website

Follow Me:

Tanto si tienes un gusto moderno y te va el estilo industrial como si prefieres el vintage más clásico y te gustan los muebles de época, aprender a restaurar muebles aplicando un efecto metalizado te va a resultar igual de práctico. A continuación te detallamos los pasos.

Aplicar pintura metalizada en muebles

Si quieres dar nueva vida a un viejo mueble, ya sea aplicando un plateado que le dé un aire industrial, o un bronce o un dorado que le dé un aspecto más clásico esta técnica te será útil por igual.

El primer paso, es lijar a conciencia la superficie de la madera, para que no existan irregularidades que se puedan apreciar en el aspecto final. También es importante que la superficie esté bien limpia, una brocha y un trapo nos ayudarán a quitar la suciedad.

Después se aplica la capa de imprimación. Se debe dejar que la capa de sellador acrílico seque bien, durante al menos seis horas en un ambiente ventilado. A la hora de aplicar la capa de pintura acrílica, dependiendo del efecto final que queramos conseguir, aplicaremos uno u otro color. Si nos interesa un acabado oro, daremos una base roja oscura, casi granate.

Si buscamos el plateado, ha de ser color azul oscuro, casi negro, y si es el cobrizo, esa capa será verde.

El paso siguiente es común a los tres acabados: aplicar el mixtión, ya que este adhesivo es necesario para pegar el pan de oro, ya sea con acabado dorado, plateado o color cobre. Las láminas son muy livianas y delicadas, y colocarlas sobre la superficie del mueble requiere una gran paciencia y cuidado. Podemos usar polvos de talco para que no se nos peguen a las manos.

Un pincel muy suave puede ser de una gran ayuda para extender las láminas. Si aparece alguna arruga, o se rompen, se disimulará después en el proceso de envejecimiento.

Para conseguir el efecto de desgaste nos serviremos de una estopa, que iremos pasando por toda la superficie, insistiendo más en las zonas en las que queramos lograr un efecto más acusado, dejando ver de esta manera la capa granate, azul oscura o verde que hemos aplicado anteriormente.

¿Qué te parece este truco de bricolaje? ¿Te animas a aplicarlo?

Decoración plateada: los tonos metálicos se convierten en tendencia para este invierno

Tu navegador no puede mostrar este vídeo

¿Quieres dar un nuevo aire a tu casa sin necesidad de redecorarlo todo? Lo más recomendable es que cambies algunos detalles o coloques pequeños objetos que marquen la diferencia. ¿Qué te parece introducir un toque de luz a través del color plateado? Este invierno, vuelve una de las tendencias metalizadas más empleadas: ¡el plata en decoración! Se trata de un estilo que nos ofrece un aire metalizado, un color que se asocia con el frío y que trae a nuestra mente imágenes relacionadas con el hielo o la nieve… Todo ello convierte al plateado en uno de los colores más apropiados para las temporadas menos cálidas del año. Aquí te dejamos unas cuantas ideas para introducir los tonos plateados en tu hogar y obtener el mejor resultado.

© Instagram

Pequeños detalles

Lo mejor para decorar tu hogar con plateados es colocar algunos objetos de esa tonalidad en diferentes puntos de la estancia. Objetos pequeños y sencillos pero lo suficientemente vistosos para que su brillo capte la atención con una sola ojeada: jarrones, marcos de fotos, espejos, portavelas… Lo ideal es que se trate de artículos diferentes, que tengan un diseño curioso y llamativo para que le den a la habitación un toque sofisticado.

Muebles plateados

También existen muebles diseñados en color plata, como cabeceros para la cama o sillas de aluminio para la cocina, que pueden ser una gran elección. En general, el problema de colocar muebles en tonos plateados en casa es que pueden crear un ambiente excesivamente recargado. Sin embargo, pueden dar un toque de elegancia a tu salón o a tu dormitorio si los ubicas adecuadamente y los rodeas de un mobiliario con un estilo y color diferente.

En cuanto a los colores con los que pueden combinar los tonos plateados, bajo nuestro punto de vista, los blancos, grises, cremas, marrones, negro o rosa cuarzo son algunos de los que más nos gustan. Pero, por su puesto, ¡tú decides!

Descubre: ¡Greenery inspiration! Más de 20 ideas para decorar con el color del año

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *