0

Comida que aguanta varios dias

Tabla de contenidos

Muchos alimentos no necesitan la heladera. Algunas frutas y verduras se mantienen mejor cuando se mantienen frescos, entre 10 y 15° C es ideal y prefieren más lo cálido en lugar de condiciones más frías que ofrece la refrigeración.

De acuerdo con la Administración de Alimentos y Medicamentos, el refrigerador debe estar a 4 ° C (40° F) o más frío, preferiblemente entre 1 y 3° C. A esta temperatura, las bacterias presentes sobre o en alimentos sólo pueden desarrollarse muy lentamente, por lo que mantener la comida fría es una buena manera de evitar que los alimentos cocinados o preparados se echen a perder durante el mayor tiempo posible. La congelación de alimentos no sólo detiene el crecimiento bacteriano, sino que también cambia significativamente la textura de muchos alimentos.

Aun así, mantener algunos alimentos en el frío no es una buena idea o incluso necesario. El frío puede detener el proceso de maduración de las frutas (incluidos los frutos que consideramos como verduras), y en unos pocos casos, las temperaturas en el refrigerador puede romper las paredes celulares en las frutas o verduras, haciéndolos harinosos.

18 alimentos que no necesitan refrigeración

Nota importante: Las directrices para las verduras y frutas que figuran a continuación se aplican a artículos enteros, intactos. Una vez que llegan a estar demasiados maduros, desarrollan manchas, o la piel se rompe, necesitan ser comidos, cocidos, o refrigerados / congelados lo antes posible.

Frutas de hueso

Las frutas de hueso no son amigos de la nevera, así que déjalos en el mostrador de la cocina hasta que estén maduros, y luego comerlos.

Pepinillos en escabeche

Otro alimento alto en conservantes, principalmente por el vinagre, son los encurtidos que quedarán crujientes en la despensa. Pero, si eres un fan de los fríos, guárdalos en la puerta del refrigerador, así deja lugar en los espacios más fríos de la nevera para los artículos que realmente lo necesitan.

Ajo

Almacena el ajo en una bolsa de papel en un lugar fresco y oscuro de la alacena, y mantendrá su maravilloso sabor por semanas.

Especias

Las especias molidas no necesitan ser refrigeradas nunca.

Café

Muchos piensan que café merece un lugar especial en la nevera o en el congelador, pero en realidad es mejor a temperatura ambiente así sus aceites naturales pueden darle sabor de tu taza de café preferido. Compra en pequeños lotes para un muy fragante y rico café de la mañana.

Salsa de soja

Sí, hay más que suficientes conservantes naturales (sal) en la salsa de soja para que siga siendo segura si se almacena a temperatura ambiente.

Algunos aderezos para ensaladas

Al igual que otros condimentos, la mayoría de los aderezos para ensaladas, especialmente los que su base son con vinagre o aceite, están bien almacenados fuera de la nevera. Los cremosos deben almacenarse en la nevera.

Frutos secos y frutas secas

Las nueces y frutas secas, están bien almacenadas en un lugar fresco y oscuro.

Cereal

El cereal es maravillosamente feliz en la despensa.

Batatas y ñames

Estos vegetales amantes del calor pueden desarrollar parches descoloridos cuando se almacenan en la nevera. Mantenlos en un lugar fresco y, ya que necesitan razonablemente alta humedad para mantenerse firmes, dentro de una bolsa de plástico o una especie de contenedor.

Hierbas

Si compras hierbas frescas en el supermercado, en lugar de meterlas en una bolsa de plástico sofocante, colócalas en un frasco de vidrio lleno de agua en el mostrador de la cocina, creando un ramo de hierbas para utilizar durante la preparación de los alimentos.

Jarabe de arce real o maple

Al igual que con la miel de abejas, el jarabe de arce se cristalizará y se pondrá pegajosa si se conserva en la nevera.

Huevos

En la mayoría de los países, los huevos se venden y se almacenan a temperatura ambiente. Huevos limpios frescos de sus propias gallinas o un agricultor local se mantendrá de forma segura por una semana o dos en un lugar fresco. De hecho, mantener los huevos frescos a temperatura ambiente durante unos días antes de cocinar, los hará mucho más fácil de pelar cuando los haces duros. Los huevos sucios o agrietados deben refrigerarse y usarse tan pronto como sea posible. Una vez que los huevos han sido refrigerados, deben mantenerse refrigeradas hasta que sean usados.

Condimentos altos en ácido, como el vinagre, mostaza, salsa picante, kétchup

Debido a su acidez natural, que inhibe el crecimiento de organismos por el deterioro de los alimentos, estos productos se pueden mantener de manera segura a temperatura ambiente. Aun así, no les hará daño el ser refrigerado.

Aceite de oliva, aceite de nuez, aceite de lino, y otros aceites vegetales

La mayoría de los aceites eventualmente se pondrán rancios, especialmente a temperaturas ambiente muy cálidas. En general, compra pequeñas cantidades de aceites, especialmente los más finamente aromatizados o costosos, en una tienda que tenga una rápida rotación. Guárdalos en un lugar fresco y oscuro, y utilízalos continuamente. En condiciones de mucho calor o humedad, almacenar aceites en el refrigerador.

Uvas

Las uvas tendrán una duración de unos días en el exterior; para un almacenamiento más largo, o si están muy maduras, van a durar más tiempo en la nevera.

Piñas, papayas, mangos, kiwis y otras frutas tropicales

Es muy probable que si crecen en los trópicos, se almacenarán mejor a temperatura ambiente.

Melocotones, nectarinas, albaricoques y ciruelas

Permite a los melocotones, albaricoques, nectarinas y ciruelas que maduren a temperatura ambiente. Una vez que estén suaves y maduros, se pueden guardar en el cajón de la fruta de la nevera durante un par de días.

Investigación y redacción de Vida Lúcida
Imagen de

9 alimentos que no necesitan refrigeración para conservarse

No podemos negar queel refrigerador es uno de los electrodomésticosque más utilizamos en nuestro hogar. Es una gran herramienta para la refrigeración y para alargar la vida útil de diversos alimentos.

Las bajas temperaturas puedeninhibir el crecimiento bacterianoque acelera el proceso de descomposición de las comidas. Por esta razón, todos hemos tomado la decisión de almacenar en el refrigerador casi todas las provisiones que compramos en el mercado para alimentarnos en el trascurso de la semana o mes.

Lo que ahora te aclaramos es que estamos cometiendo un error al introducir todo tipo de alimentos dentro de éste. Lo cierto es que hay algunos que no deben someterse a bajas temperaturasporque se pueden estropear con más facilidad. Esto se debe a la humedad y el frío que implica esta técnica de conservación.

Conocer cómo almacenar de forma adecuada las frutas, vegetales y también otros productos nos trae muchos beneficios. En esta ocasión revelamos esos 9 alimentos queerróneamente se almacenan dentro de la nevera.

9 alimentos que no necesitan refrigeración

1. Patatas

Las patatas no necesitan refrigeración. Al ser sometidas a temperaturas muy bajas, los almidones que contienen se convierten en azúcar y además alteran su sabor.

  • La mejor forma de conservarlas en perfecto estado es dentro de una bolsa de papel en un armario.
  • También, en un cajón oscuro y fresco.

Te recomendamos leer: ¿Sirve el café para mejorar nuestro rendimiento mental?

2. Tomates

Los tomates no necesitan ningún tipo de refrigeración… ¡Les encanta la temperatura ambiente!

  • Cuando estos se introducen en la nevera, el frío suele alterar su sabor y también su textura.
  • Además, si están muy verdes, se hace más lento su proceso de maduración.

Para que nada de esto ocurra se deben poner en un lugar fresco y seco, alejado de la luz solar. Por ser un fruto que madura con tanta facilidad, lo ideal es comprar pequeñas cantidades cada vez que se necesiten para disfrutarlos bien frescos.

3. Albahaca

Como el alimento anterior,la albahaca también se conserva mejor lejos del frío. Dentro del refrigerador suele marchitarse rápido y también pierde su agradable sabor.

  • Un truco para almacenar por más tiempo esta hierba consiste en introducirla dentro de una bolsa de plástico con pequeños agujeros que le permitan oxigenarse.

4. Cebolla

Esta hortaliza no necesita refrigeración y lo mejor es mantenerla en un lugar fresco y seco para que dure varios días. Por ser un alimento que se extrae de la tierra, el ambiente del refrigeradorle resulta agresivo y acelera su proceso de envejecimiento.

  • Un sencillo tip es introducirlas en bolsas de papel y conservarlas en un armario o cajón fresco y además oscuro.

5. Aguacate

La mayoría de aguacates que venden en el mercado están duros y necesitan unos días de calor para lograr esa textura de su madurez.

  • Una forma fácil de lograrlo es envolviéndolos en papel periódico y colocándolos en un lugar cálido de la cocina.
  • Estos solo deben ir al refrigeradordespués de partirlos o preparados en salsa, pero es importante saber que las bajas temperaturas modifican un poco su sabor.
  • Lo mejor es consumirlos de inmediato.

6. Plátano

Al introducir este alimento dentro de la nevera, el frío inhibe su maduracióny puede generar un cambio en su sabor y textura. Por si fuera poco, cuando se dejan durante mucho tiempo, la cáscara adquiere un color oscuro poco atractivo.

7. Miel

¡Cuidado con echarla a perder! Este alimento tiene un montón de propiedades conservantes que no necesitan de temperaturas frías para mantenerla en buen estado.

De hecho, cuando esta pasa muchos días en la nevera, casi siemprese cristaliza y pierde esa textura líquidaque permite incorporarla con facilidad en muchos platos.

8. Café

Para mantener el delicioso sabor y también el aroma tostado del café, éste siempre debe permanecer en un lugar fresco, seco y alejado de las bajas temperaturas.

Ver también: 10 trucos para conseguir un espacio extra en tu refrigerador

9. Melón

Al ir al mercado se puede ver que los melones están alejados del refrigerador, casi siempre separados en canastos en un lugar fresco y seco. Por lo tanto, el melón no necesita refrigeración.

Esto se debe a que las bajas temperaturas tienden a hacerlos harinososy también con un sabor más insípido. Por lo tanto, al llevarlos a casa se deben almacenar igual.

¡A corregir el error!

Tras conocer esos alimentos que se conservan en mejores condiciones fuera de la nevera, a partir de ahora es bueno ponerlos en un lugar adecuado.

  • Organizándolos bien no solo se podrá alargar su vida útil, sino que ayudará a evitar desperdicios además de pérdidas de dinero.

Si bien, el refrigerador ayuda a conservar muchos de los alimentos, existen algunas verduras y frutas que resultan perjudicadas por las bajas temperaturas de este aparato. Seguro ya lo había notado pero desconfiaba de dejar ciertos alimentos a temperatura ambiente. No se preocupe más, aquí le aclaro cuáles deben guardarse fuera del refrigerador.

Jitomates– Es sensible al frío, por ello debe guardarse a temperaturas superiores a los 10º C. En el refrigerador pierden todo su sabor y se altera su textura. Es mejor conservarlos a temperatura ambiente, ya que acumulan compuestos que aportan un mejor sabor y aroma.

Internet

Papas– En el refrigerador, el almidón que contienen se convierte en azúcar, lo cual explica la causa por la que tienen un sabor dulce después de refrigerarse. Es mejor guardarlas en un lugar seco y oscuro. No las tape pues necesitan oxigenación para que se mantengan frescas.

Cebollas– Lo ideal es que se conserven en lugar ventilado y seco donde no estén expuestas directamente a la luz del sol. Si ya las usó y las partió, las pueden guardar en un recipiente hermético para meterse en el refrigerador donde tendrán una caducidad de una semana. Recuerde que el frío provoca que les broten hongos y bacterias.

Foto de archivo

Ajos– Para que conserven sus propiedades, póngalos en un lugar ventilado, seco y donde no reciba luz. Si los guarda en el refrigerador lo más probable es que surjan hongos que los pudran.

Berenjenas– Se mantienen en buen estado a temperaturas de 10º C porque son muy sensibles al frío. Si no le queda otra opción en su cocina que ponerlas en el refrigerador, procure guardarlas en otro recipiente para que queden aisladas de otros alimentos, de lo contrario se pudren más rápido.

Calabazas– De igual manera que los anteriores, se conservan mejor a fuera del refrigerador pues estando allí pierden sabor y textura.

Plátanos– Si los mete al refrigerador solo provocará daños en su textura y su cáscara se volverá negra muy rápido. Mejor colóquelos en un lugar oscuro y fresco. Un truco para que sobrevivan a una estancia en el refrigerador- si es que se ve obligado a ello- es que los guarde dentro de una bolsa de papel.

Aguacates– Para no interrumpir su maduración, debe conservarlos en un lugar oscuro y fresco.

Internet

Melones– Pueden conservarse perfectamente por semanas en un parte de su cocina que sea fresca y reciba poca luz. Si ya lo partió, puede guardarlo en el refrigerador en un recipiente pues esta fruta absorbe los aromas de otros alimentos.

Foto de archivo

Duraznos– Este es otro de los frutos que el frío afecta su sabor y textura, por lo que resulta mejor guardarlos a temperatura ambiente pero un lugar oscuro.

Con información de Hogal Cool

Los viajes en camping te regalan esa sensación de libertad, aire puro y conexión con la naturaleza que ningún otro tipo de viaje puede darte, ¡por eso nos encantan! Llevamos varios años haciendo viajes con carpa al hombro, sobre todo por el sur de Chile, donde hemos estado recorriendo la impresionante Carretera Austral, las imponentes Torres del Paine y otros preciosos Parques Nacionales como el Conguillío y las 7 tazas.

No les voy a mentir, al principio nuestras comidas eran bastante repetitivas y aburridas, pero con el pasar de los años y mi creciente pasión por la buena comida, el repertorio de comidas fue evolucionando.

La comida de camping no tiene por qué ser aburrida y desabrida, sólo se necesita un poco de organización y planificación previa para disfrutar de comida rica y variada. Y para facilitar esta tarea aquí les traigo una lista con ideas prácticas y sencillas para llevar de camping. Al final también encontrarán una lista con utensilios y accesorios de cocina muy útiles y prácticos, o que por lo menos a mí me salvan la vida durante los viajes al aire libre.

1. Para desayunar: Granola casera y queques listos para comer

@Kathrin Behrens

Llevar comida ya preparada desde la casa puede ahorrar muchísimo tiempo, sobre todo cuando estás de vacaciones y no quieres perder tiempo cocinando ni llevar ingredientes adicionales (que al final significan más peso).

Para el desayuno lo mejor es llevar una buena cantidad de granola casera para acompañar con yogurt o leche. Simplemente tienes que prepararla en casa y llevarla en un recipiente hermético. Dura hasta 3 semanas en perfectas condiciones, aquí te dejo la receta.

Otra buena idea es hacer un queque de plátano o un queque de zanahoria y llevarlo para el desayuno o para la once. Dura 5 a 7 días sin refrigerar, sólo cuida de mantenerlo en un recipiente o bolsa hermética.

2. Sándwiches fáciles para trekkings, paseos o actividades

Cuando vamos de camping es muy común hacer paseos o actividades durante el día, y para eso por lo general lo más práctico es llevar sándwiches. La clave para un buen sándwich (contundente y rico) está en ponerle al menos dos ingredientes (ideal tres) y una salsa para que se moje un poco el pan y los demás ingredientes.

Algunas ideas de mis sándwiches favoritos:

  1. Jamón, queso y pepinillos dulces, con salsa de mostaza en la base.
  2. Atún con mayonesa, hojas verdes (lechuga o espinaca) y pimientos en tiritas
  3. Relleno con pasta de huevo molido con mayonesa (o mostaza) y pepinillos (o aceitunas)
  4. Sándwich caprese: con queso mozzarella (o queso de cabra), tomate y salsa pesto en la base (hay que ocupar un pan grueso para que no se humedezca demasiado)
  5. Tipo español: Queso, jamón serrano (también puede ser salame) y una base de tomate triturado

3. Ensaladas “contundentes”

Las ensaladas contundentes son mi alternativa favorita para camping ya que se pueden comer frías y además llevar de paseo en un tupper. Para que sean contundentes te propongo hacer una combinación de carbohidratos (arroz, pasta, quinoa o cuscús) y/o proteína (atún, huevo, queso, legumbres y/o frutos secos) + mix de verduras (tomate, pepino, choclo, zapallito italiano (calabacín), zanahoria, espinaca, etc.) ¡Las combinaciones son infinitas, sólo necesitas un poco de imaginación!

Te recomiendo llevar enlatados tales como atún, legumbres cocidas (en tarro o frasco de vidrio) o choclo para tener alternativas a la hora de armar tu ensalada.

4. Pastas: un clásico que no falla

@Kathrin Behrens

Las clásicas pastas son un imperdible para los camping, aquí te doy tres ideas probadas y súper aprobadas que no pueden faltar en nuestros viajes:

  1. Pasta con pesto y champiñones deshidratados o tomates secos: la salsa pesto se puede comprar ya lista (en el super) y los champiñones deshidratados y tomates secos son una excelente alternativa para añadir y darle sabor a pastas y otras preparaciones (como las ensaladas contundentes), sólo necesitan estar 5 minutos en agua hirviendo para hidratarse, se cuela el agua y se añaden directamente a la preparación.
  2. Pasta con crema (o leche evaporada) con jamón o tocino: una preparación que no falla, y si se le agrega un poco de queso rallado (del que tengas) queda más rico y sabroso aún. Ideal para comer después de una larga caminata o si tienes mucha hambre.
  3. Pasta con salsa de tomate y carne de soja: la carne de soja (soja texturizada) es una excelente alternativa para llevar de camping, sobre todo porque viene seca (se hidrata con agua) y le aporta una rica textura a la salsa de tomate. Para que la salsa de tomate quede sabrosa te recomiendo incorporar a la preparación un sofrito de cebolla y ajo y un mix de especias básicas (de las cuales te hablaré en el punto 6).

5. Cuscús con verduritas y huevo

@Kathrin Behrens

Me encanta el cuscús porque se prepara en tan sólo 5 minutos y sólo necesitas agua hirviendo. Para hacer el cuscús te recomiendo que antes de agregarle el agua le añadas una pizca de sal, pimienta y 1 cdta de curry en polvo y lo mezcles bien con el cuscús seco. Luego añades agua hirviendo y te quedará mucho más sabroso.

El resto del plato simplemente se hace picando las verduras que tengas disponibles, como por ejemplo: zanahoria, zapallito italiano, pimiento rojo o verde, puerro, etc.. sofríes las verduras durante 5 minutos en un sartén y luego las mezclas con el cuscús.Para darle un toque final lo puedes coronar con un huevo frito. Simple y delicioso.

Tip: Lleva siempre un set de especias básicas (sal, pimienta, orégano, curry y ají en polvo o paprika), créeme que puede hacer la diferencia entre una comida insípida y una comida deliciosa. Si no sabes como usar bien los condimentos y especias aquí te dejo mi guía básica de uso de especias.

6. Arroz con porotos

Esta sencilla pero sabrosa combinación se ha convertido en un must en nuestros campings. Es una preparación súper práctica ya que se hace todo en una misma olla. Se cocina el arroz y se agregan los porotos (negros o rojos cocidos) con su jugo. Si quieres darle más sabor le puedes agregar un poco de salsa de tomate, una lata de atún, unos champiñones deshidratados o tomates secos.

Una preparación contundente y sabrosa, ¡lista en 15 minutos!

7. Carnes adobadas

Si tienes la posibilidad de llevar un cooler de esos que se conectan al auto, o te vas sólo por un par de días a un lugar donde no haga mucho calor, no dudes en llevar carne o pollo adobado.

Esta idea la saqué de un video que vi hace un tiempo en youtube y en nuestro último viaje de camping decidí probarlo, ¡el resultado fue un ÉXITO! Sólo debes poner los trozos de carne o pollo en una bolsa ziploc (para cerrar herméticamente) y aliñar con lo que más te guste. El pollo queda muy bien con mostaza o con hierbas. Y la carne puedes adobarla con salsa barbecue o alguna mezcla de especias.

Es una excelente alternativa para acompañar con arroz blanco o puré. Sólo recuerda que hay que comerlo los primeros 3 días para que no se eche a perder.

8. Snacks y aperitivos “entre comidas” o para llevar a paseos

¡Que no se te olvide llevar snacks! Son una salvación para cuando nos da hambre entre comidas o para cuando hacemos paseos por el día y queremos recargar baterías sin perder mucho tiempo.

Con respecto a los aperitivos, los recomiendo para “matar” el hambre mientras cocinamos la comida o como alternativa a una cena de noche cuando no hay ganas de cocinar.

Ideas de aperitivos para camping: galletas crackers, aceitunas, mariscos enlatados, queso provoleta, tomates cherry, etc..

@Kathrin Behrens

Además, si en el camping hay zonas autorizadas para hacer fuego… ¡No dejes de aprovecharlo para cocinar!

Lleva siempre una parrilla (o rejilla) por si en el camping puedes hacer fuego. Para mí no hay camping sin una (o varias) noches de fogata y parrilla, siempre acompañadas de un buen vino tinto (de sólo pensarlo ya me dan ganas de partir de nuevo).

9. Choripanes

Un clásico por su practicidad y sencillez. Simplemente hay que poner los chorizos al fuego e ir dándole vuelta de vez en cuando para que se doren y cocinen por dentro. Luego puedes acompañarlas con pan o cortarlas en rodajas tipo picoteo.

Si no tienes una buena parrilla hacer otro tipo de carnes puede resultar complicado, por eso para mÍ lo más sencillo es hacer choripanes, es difícil que queden mal.

Si no comes carne recuerda que también puedes poner verduras a la parrilla, tales como zapallito italiano (calabacín) en rodajas, champiñones o pimientos (¡quedan deliciosos!)

10. Quesadillas

En el último viaje se nos ocurrió hacer unas ricas quesadillas a la parrilla (sobre un sartén). Les pusimos queso, jamón y champiñones y quedaron súper ricas y contundentes. Sólo ten en cuenta que se hacen rapidísimo por lo que tienes que estar súper atento a darles vuelta a los pocos minutos para que se doren por cada lado y listo.

Si quieres más ideas para echar a la parrilla te recomiendo leer este post.

También puedes aprovechar el fuego para cocinar cualquiera de los platos mencionados anteriormente (y así no gastar el gas de la cocinilla).Eso sí, ten cuidado de no quemar las ollas y sartenes, puedes usar un poco de papel aluminio para esto.

Bonus: Navegao (vino caliente)

@Kathrin Behrens

Hace varios años estuvimos dos semanas recorriendo la Carretera Austral en Chile. A pesar de que era pleno verano, durante la noche hacía mucho frío, por lo que varias veces decidimos hacer Navegao (Navegado), un vino caliente con canela y naranja, muy típico del sur de Chile y perfecto para entrar en calor.

Sólo necesitas una ramita de canela, un par de rodajas de una naranja y un vino tinto de mediana calidad (¡no vayas a calentar un buen vino!).

Para hacer el Navegao: En una olla mediana (capacidad 1 litro) se vierte el vino y se coloca una ramita de canela, un par de rodajas de naranja y 1 cucharada de azúcar (opcional). Se calienta y se apaga justo antes de que hierva. Si quieres le puedes “quitar o bajar el alcohol” prendiendo fuego a la preparación (con mucho cuidado) y apagando rápidamente con un soplido.

Utensilios y accesorios de cocina útiles y prácticos para llevar de camping:

  • Cocinilla a gas: Personalmente prefiero las cocinillas a gas con quemador remoto (los que generalmente vienen en una maleta portátil), ya que las cocinillas que se montan directamente en el gas pueden resultar bastante inestables y frágiles, pero todo depende del tipo de camping que quieras hacer y el peso que puedas llevar. Sólo recuerda llevar suficiente gas de repuesto.
  • Set de ollas y sartén: Con uno de cada uno en tamaño mediano basta. Si son más de 2 personas ten en cuenta que puedes necesitar una olla grande extra para cuando hagas pastas y preparaciones más contundentes.
  • Platos: Los platos hondos son los más útiles ya que sirven para todo tipo de comidas (incluyendo sopas).
  • Un buen cuchillo: Nada más útil que llevar un buen cuchillo de camping, idealmente uno más grande y otro más pequeño con serrucho (para cortar pan).
  • Tabla para picar: Una tabla para picar mediana y que se limpie fácil es un must.
  • Descorchador: ¡Que no se te olvide para poder abrir las botellas de vino!
  • Cafetera tipo prensa francesa: Compramos una para este viaje y fue súper práctico. Café de verdad listo en 5 minutos.
  • Tuppers: Súper útil llevar al menos dos tuppers de camping, sirve para guardar restos de comida y para llevar comida en paseos y actividades.

¡Respeta la naturaleza y cuida el medio ambiente!

  • No lleves recipientes y accesorios plásticos desechables, prefiere utensilios y accesorios reutilizables.
  • Sé consciente del uso del agua potable e intenta no abusar de ella.
  • Lleva siempre contigo la basura que generes y bótala en contenedores de basura autorizados. Si puedes separar los plásticos, vidrios y papeles para poder reciclarlos luego, aún mejor.
  • Si haces fuego, asegúrate de hacerlo sólo en zonas autorizadas y apágalo bien después de usarlo. No quemes plásticos ni otro tipo de materiales que puedan generar residuos u olores desagradables.

Qué alimentos llevar durante un viaje en coche

A veces en verano se realizan viajes largos que obligan a poner en el coche las maletas y llenar el depósito de gasolina, además de preparar una despensa para aguantar las horas de trayecto por carretera. La elección de los alimentos que se introduzcan en ella dependerá no solo de su influencia en la conducción (pueden alterar la concentración y los reflejos), sino que también se debe prestar atención a los que pueden suponer un mayor riesgo de intoxicación alimentaria, como las preparaciones con huevo si no es posible conservarlas en frío. El artículo detalla cuáles son los alimentos más recomendables para garantizar la seguridad alimentaria en la carretera y qué se debe tener en cuenta para evitar intoxicaciones alimentarias en verano.

Imagen: Odelinde

Si para viajar en verano la opción elegida es el coche, además de preparar el itinerario, las paradas (si el trayecto es largo) y revisar el vehículo para evitar imprevistos, también conviene prever que habrá que comer algo por el camino. Por tanto, la comida será una parte importante del viaje. Una de las posibilidades es llevar la comida de casa, de manera que se puede parar cuándo y dónde se decida, sin necesidad de tener que estar buscando restaurantes o bares donde sirvan algo de comer. Pero esta alternativa obliga a planificar lo que se consumirá y disponer de un poco más de espacio para guardar los alimentos en el automóvil.

Alimentos en ruta

No planificar las comidas al iniciar un viaje en coche puede llevar a problemas gastrointestinales que se pueden prevenir con algunas pautas de manipulación y planificación adecuadas.
En el momento de preparar la comida para el trayecto se debe tener en cuenta un factor fundamental: si se dispone o no de nevera para conservarla a temperaturas adecuadas. Si hay posibilidad de refrigerar los alimentos, se podrán llevar productos como ensaladas. Pero, de no ser así, es decir, si no hay nevera, los alimentos más adecuados son:

  • Frutos secos.
  • Cereales.
  • Frutas y verduras.
  • Bocadillos de pan integral o sándwiches.
  • Ensalada de pasta, de arroz o de patata.
  • Conservas que no requieren frío hasta que se abren.
  • Agua embotellada.

Durante el verano, que es cuando se alcanzan temperaturas más altas, la comida no puede estar fuera de la nevera más de una hora, sobre todo si se llegan a temperaturas de 30 ºC o más. Uno de los factores más importantes, por tanto, para garantizar la seguridad alimentaria durante el viaje es el tiempo y el mantenimiento de los niveles de temperatura seguros.

Si un alimento está entre 5 ºC y 65 ºC (conocida como la zona de peligro) durante más de dos horas, el resultado puede ser la proliferación indeseada de patógenos. Según las investigaciones realizadas en este campo, el número de bacterias puede multiplicarse cada 20 o 30 minutos, en especial en productos como leche o huevos. Y se calcula que la carne fresca puede llegar a la zona de peligro en los primeros 10 minutos en el coche. Así que será muy importante contar con una nevera que permita guardar ciertos alimentos en frío.

Verano, vacaciones y alimentos

El verano es uno de los periodos del año más delicados en cuanto a seguridad de los alimentos se refiere. Año tras año, las advertencias de las autoridades sanitarias se centran en la manipulación de los alimentos para prevenir intoxicaciones, que aumentan durante esta época. Y lo hacen por varios motivos. Primero, porque se dan las circunstancias para que así sea, es decir, las temperaturas más altas son las que favorecen el desarrollo de las bacterias. También se incrementan porque, durante las vacaciones, se tiende a la relajación, lo que lleva a menospreciar ciertas pautas fundamentales en la manipulación de alimentos. Otra razón es el aumento de comidas que se realizan al aire libre, donde los controles no son los mismos que en la cocina.

Algunos de los errores más comunes que se cometen durante el verano son no respetar las temperaturas adecuadas de conservación de los alimentos, cocerlos de manera insuficiente o no mantener las condiciones de higiene necesarias, como lavarse las manos de forma periódica.

La Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) recomienda, para prevenir las intoxicaciones en verano, seguir estas diez reglas de oro cuando se cocina en casa:

  • 1. Consumir alimentos que hayan sido tratados o manipulados de manera higiénica.
  • 2. Cocinar bien los alimentos.
  • 3. Consumir de inmediato los alimentos después de ser cocinados.
  • 4. Un alimento cocinado es un alimento higienizado.
  • 5. Calentar suficientemente los alimentos cocinados.
  • 6. Evitar el contacto entre los alimentos crudos y los cocinados.
  • 7. Asegurar una correcta higiene de la persona que manipule los alimentos y una limpieza adecuada de todas las superficies de la cocina.
  • 8. Mantener los alimentos fuera del alcance de insectos, roedores y animales de compañía.
  • 9. Usar solo agua potable.
  • 10. No consumir alimentos perecederos que estén expuestos a temperatura ambiente.

Etiquetas:

alimentos coche verano viajar

RSS. Sigue informado

RSS sobre Comer+coche

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Normas de publicación de los comentarios

Los comentarios de EROSKI CONSUMER están moderados para asegurar un diálogo constructivo entre los usuarios, por lo que no aparecerán inmediatamente.

Aquí explicamos qué criterio seguimos para publicar comentarios. Aquellos usuarios que no sigan estas normas de cordialidad no verán sus opiniones en nuestra web:

  • Envía, por favor, comentarios destinados a compartir opiniones en relación a los temas publicados en nuestro portal.
  • Evita los insultos o las descalificaciones para fomentar un ambiente en el que todos se sientan cómodos y libres, en definitiva, un tono que propicie la participación.
  • Al comentar, procura no ser repetitivo. En este sentido, no se publicarán comentarios de usuarios que utilicen otros perfiles para incidir en un mismo tema.
  • No uses este canal para anunciar contenidos comerciales.

Eroski Consumer no se hace responsable de las opiniones vertidas por los usuarios.

23 deliciosas y facilísimas recetas para viajeros

No siempre es fácil mantener un estilo de vida sano cuando estamos de viaje, sobre todo en lo que se refiere a nuestra alimentación. Al estar lejos de casa, no tenemos acceso a los utensilios necesarios si estamos en un hostal, o incluso a una cocina si estamos de acampada, así que toca improvisar. Hemos preguntado a algunos de nuestros bloggers favoritos de todo el continente europeo y expertos en la materia sus mejores consejos y recetas para poder disfrutar de deliciosos y económicos banquetes aún estando de viaje.

Entrantes y tentempiés

Opciones vegetarianas

Crostinis de Hummus y aceitunas aliñadas: un entrante delicioso y muy original, que también sirve como aperitivo o snack nocturno. Para prepararlo, tan sólo necesitarás aceitunas negras, hummus, pan y pimentón. Unta el hummus en el pan y añade el pimentón y las aceitunas bañadas en aceite de oliva y tomillo. Si se le quita el pan, es una receta que también pueden disfrutar los celíacos.

Receta de Lost In Cupcakes.

Barcos de Berenjena rellenos de Ratatouille: tan sólo necesitarás tres ingredientes para esta simple delicia: tomates en lata, pimientos y una berenjena. Mételo todo en el horno para obtener este riquísimo y versátil plato, que puede servir tanto de entrante como de guarnición. Además de ser super sano, ¡es gluten-free!

Receta de Veggie Me Happy.

Barritas energéticas: son la merienda perfecta, y estas barritas en concreto son muy sanas y te proporcionarán la energía suficiente para explorar la ciudad o irte de senderismo por la montaña. Tan sólo necesitarás arándanos, dátiles y almendras. Pasa los dátiles y los arándanos por la batidora y a continuación mézclalos con las almendras para meter todo en el horno. Una vez tostado, mete la barrita o barritas en la nevera durante unos 45 minutos y ¡ya tienes tus reservas de energía preparadas! Las barritas son aptas para celíacos.

Receta de Eerlijker Eten.

Barritas energéticas – Foto de Eerlijker Eten

Fritos de Calabacín: una receta muy rápida y riquísima. Necesitarás un calabacín, un huevo, una cucharada y media de harina, dos dientes de ajo y un poco de perejil. Mezcla el huevo con el perejil y el ajo y bátelo todo. A continuación, ralla el calabacín, mézclalo con lo que has batido y añade la harina. Fríe la masa resultante y ¡voilà! tendrás unas deliciosas tortitas vegetarianas para disfrutar con la salsa que más te apetezca.

Receta de Arborio.

Platos

Opciones Vegetarianas

Burrito de bol: la opción vegetariana y sencilla del clásico burrito, para la que sólo se necesita arroz, judías, pimientos y tomate, todo mezclado en un bol y coronado con queso. Calienta la mezcla y ¡ponte las botas!

Receta de Amuse Your Bouche.

Hamburguesa de boniato y frijoles negros cajún: ¡totalmente vegana y deliciosa! Para prepararla, te hará falta un boniato, espinacas, frijoles negros y crema de avena. Añade un poco de especias cajún a la mezcla para potenciar el sabor de estas deliciosas hamburguesas sin carne. Además, si decides tomarlas sin pan, será una opción gluten-free.

Receta de Tinned Tomatoes.

Setas asadas con queso: es sorprendentemente fácil de preparar, y para ello sólo necesitarás champiñones, cualquier tipo de queso, cebolla, perejil y aceite de oliva. Corta el tronco de las setas y añade el queso y un poco de sal al sombrero de éstas antes de meterlos en el horno durante 20 minutos. Mientras tanto, calienta el aceite en una sartén y echa en ella el perejil, la cebolla troceada y los troncos de las setas, mezcla que podrás echar por encima de los sombreros con el queso cuando los saques del horno. Esta receta es gluten-free.

Receta de Edalite.ru

Cuscús con hierbas aromáticas, cebollino y queso de cabra: un plato fresco, rápido y fácil de hacer. Para preparar esta brisa del oriente medio, hazte con romero, salvia y tomillo, pon el cuscús en un bol con una cucharada de aceite de oliva, échale agua hirviendo y déjalo cubierto durante 10 minutos. Trocea las hierbas, el cebollino, un poco de tomate y el queso de cabra, añade un poco de piel de limón rallada y mezcla todo con el cuscús. ¡Así de sencillo!

Receta de Coffee & Mattarello.

Ensalada de judías verdes, garbanzos y queso de cabra: la receta perfecta si no quieres dedicarle mucho tiempo a cocinar, además contiene muchos nutrientes y es deliciosa, ¡ideal para un picnic en familia! Básicamente, se trata de mezclar los ingredientes y añadir cebolla troceada y algo de aceite de oliva. ¡Bon appétit! La ensalada es gluten-free.

Receta de Gourmicom.

Tortilla de patatas con cebolla y calabacín: una sanísima versión de nuestro plato más característico, ideal para comer al mediodía y compartir con los nuevos amigos que hayas hecho en donde te estés alojando. Necesitarás 3 o 4 patatas, 4 huevos, 1 calabacín, aceite de oliva y cebolla. Tan sólo tendrás que batir los huevos, trocearlo todo y mezclarlo en la sartén. ¡Y es gluten-free!

Receta de Cocina de andar por casa.

Sopa de calamar: este plato tradicional italiano es perfecto para los amantes del marisco, además de versátil, pues se puede preparar con arroz, cuscús o picatostes de pan. No tengas miedo de limpiar el calamar, ¡es bastante fácil! Aparte del calamar, necesitarás tomates pelados, ajo, perejil, aceite de oliva y romero. Limpia y corta el calamar en círculos, fríe en una sartén el aceite, ajo, perejil el calamar troceado y los tomates, tapa la sartén y fríe a fuego lento durante 30 minutos. Añade sal y pimiento y ¡eccolo qua! Listo para comer.

Receta de Chiediloalladani.

Opciones no vegetarianas

Pescado asado: sabroso y sano, no requiere más que el mínimo esfuerzo. Consigue cualquier tipo de pescado, 1 limón, perejil, sal y pimienta negra, limpia el pescado sacando las espinas y pásalo por agua. Esparce un poco de aceite por encima del pescado y sazona con la sal y la pimienta. Corta el limón en trozos y mételos dentro del pescado, y una vez listo, mete todo en el horno durante unos 20-25 minutos. Una cena sana y apta para celíacos.

Receta de Arborio.

Pescado – Foto de: Arborio.ru

Arroz griego azul y blanco: esta receta helena trae el sol y el verano a cualquier cocina. Corta en trozos cualquier tipo de carne o pescado y sazónalo como más te guste. Añade las verduras que tengas a mano, como cebolla, aceitunas, pimientos o tomates y fríelo todo en una sartén. Al mismo tiempo, hierve el arroz y cuando esté listo mézclalo todo y echa un poco de queso feta troceado. La principal ventaja de esta receta es que no necesitas una lista precisa de ingredientes, si no que te puedes apañar con lo que haya disponible estés donde estés.

Receta de Herzfutter.

Fideos chinos: este plato se puede encontrar pre-cocinado en cualquier supermercado del mundo, pero siempre será más sano prepararlo tú mismo. Hazte con un paquete de fideos, cuécelos y al mismo tiempo fríe algunos trozos de pechuga de pollo. Saca el pollo y fríe trozos de cebolla, jengibre, ajo y piña durante un minuto. Añade todo a los fideos cocidos, además de un poco de pimienta, salsa de soja y ¡listo!

Receta de Ichkoche.at

Rollitos de langosta: sí, la langosta puede sonar como una opción demasiado lujosa para un viaje de , ¡pero esta versión es super fácil de hacer y barata! Puedes usar cangrejo de río en lugar de langosta, ya que es más fácil de encontrar en el supermercado. Usa además panecillos, mayonesa, algo de ensalada, y tomates para crear estos rollitos, a los que añadirás el cangrejo y un poco de pimienta, sal y limón para darte un buen capricho.

Receta de Culy.

Ensalada fresca: una de nuestras propuestas más veraniegas, esta ensalada incluye ingredientes fáciles de encontrar, como fresas, queso de cabra y aguacate. También se recomienda añadir rúcula, judías, bacon, almendras, aceite de oliva y pimienta para darle más sabor. Si las fresas no están en temporada, puedes añadir cualquier otra fruta. Esta ensalada es gluten-free.

Receta de Eten-Volgens-Mij.

Alitas de pollo indias con salsa de raita: un sencillo plato que se puede cocinar sin necesidad de muchos utensilios. Su sabor es exótico, pero los ingredientes necesarios los podrás encontrar en casi cualquier parte. Necesitarás 8 alitas de pollo, ajo, cebolla, jengibre, curry y cilantro. Para la salsa: yogurt, pepino y comino. Esta delicia ¡es apta para celíacos!

Receta de Food and Cook.

Tartines du dimanche soir con salmón y queso fresco: este plato francés es perfecto para los que están lejos de su cocina, ya que su preparación no supone casi nada de tiempo. Tan sólo unta el queso en el pan y añade el salmón troceado, y algo de rúcula si te gusta. Se puede comer como entrante o como cena ligerita.

Receta de Papilles & Pupilles.

Racliflette (Raclette+Tartiflette) con chorizo: un plato caliente para los viajes de invierno, para el que sólo necesitarás patatas, chorizo y queso de raclette. Ponlo todo en un plato y mételo en el horno. También se puede cocinar en un microondas y es apto para celíacos.

Receta de Delice Celeste.

Pasta de atún en 15 minutos: ¡este clásico se reinventa para poder prepararlo en un abrir y cerrar de ojos! Compra 400 gramos de tu pasta favorita, 3 o 4 cucharadas de pesto, 1 lata de atún en aceite de oliva, tomates secos, aceite de oliva, ajo y pimiento. Se cuece la pasta, se añade todo tras dorarlo en la sartén y se le echa un poco de queso rallado. Lo mejor de este plato es que ¡se puede comer tanto caliente como frío!

Receta de Kulinarne Podroze.

Pollo en botella: apetitoso, simple y ¡siempre triunfa! Necesitarás un pollo de unos 1.5 kilos, una botella de cerveza (limpia) ajo y especias como sal, pimienta y pimentón. Prepara y sazona el pollo el día anterior.

Receta de Bernika.

Postres

Vasitos de queso de mascarpone y fruta roja: un postre muy fresco y veraniego que apenas requiere de preparación. Para la crema, necesitarás nata, yogur, queso mascarpone y leche, deberás batirlo todo y después hacer un sirope con las frutas rojas para poner por encima. ¡Apto para celíacos golosos!

Receta de La Guinda del Pastel.

Magdalenas de arándano azul: te servirán tanto de postre como de desayuno, y sólo necesitarás aceite de colza, azúcar, vainilla, harina, huevo, yogur natural, bicarbonato, vinagre y 250 gramos de arándanos azules. Mezcla todo, ponlo en un molde y calientalo en el horno durante media hora. ¡Listo!

Receta de Marta-Gotuje.

La imagen que ilustra el post es de Jeff Kubina, de Flickr.

Comparte este artículo: en Twitter en Facebook en Google+

  • About
  • Latest Posts

Inés Díaz

Salí de mi querida Galicia natal para vivir en varias ciudades europeas hace años, y ahora mismo estoy disfrutando de la vida berlinesa. Me encanta leer, bailar, viajar y pasarme horas buscando datos absurdos en internet.

Latest posts by Inés Díaz (see all)

  • Nuestra selección de mercadillos navideños – 3 noviembre, 2017
  • Test: ¿Qué tipo de enoturismo va mejor contigo? – 4 octubre, 2017
  • Cómo hacer una maleta perfecta: 7 consejos – 4 agosto, 2017

ALTERNATIVAS AL BOCATA: Comida para viajes, picnics o excursiones

Una práctica habitual cada vez que tenemos que comer fuera de casa es hacer un bocadillo. Por ejemplo, cuando hacemos una excursión al campo, vamos a la playa, hacemos un viaje y necesitamos comer en el tren, coche o avión, o incluso cuando tenemos que comer en el trabajo, muchas veces solemos recurrir al rápido y practico bocadillo.

En el post de hoy vamos a dar alternativas que considero más sanas que un bocadillo. La idea es intentar dar alternativas que sean igual de rápidas, fáciles y practicas. Cualquier plato que requiera mas tiempo de preparación que un bocadillo no debería ser una opción a tener en cuenta, más que nada por la temática del post, que es dar alternativas frente al bocadillo.

En otro post hablaremos porque el pan o bocadillo no nos parece una de las opciones más sanas.

Las alternativas que doy creo que son alimentos que soportan relativamente bien el calor así como los golpes que pueda recibir una mochila o maleta y no requieren muchos cuidados para ir contigo.

Primero vamos a comentar la lista de alimentos y después comentamos cada uno:

– Barritas energéticas

– Queso curado

– Jamón serrano

– Chocolate negro (mínimo 85%)

– Frutos secos

– Huevos: duros, tortilla, revueltos…

– Conservas: Sardinas, mejillones, atun, melba, esparragos, alcachofas…

– Aceitunas

– Fruta

– Filetes de ternera, pollo o pavo

– Tomate picado

– Gazpacho natural

– Bizcocho casero (sin harinas)

Vamos a comentar las distintas opciones que acabamos de relacionar.

Vamos a intentar ordenarlos de más fácil, rápido y cómodo a más difícil o laborioso.

Salvo que sea Julio o Agosto, yo creo que la mayoría de estos alimentos aguantan bastante bien en temperatura ambiente.

Barritas energéticas

Las barritas energéticas de la marca PaleoBull son una alternativa más saludable que lo que podemos encontrar en los supermercados, ya que no tienen azucares añadidos ni harinas refinadas de mala calidad. Las barritas paleobull están elaboradas con ingredientes saludables.

En el siguiente enlace puedes hacer una COMPRA ONLINE, y obtendrás un 10% de descuento que PaleoBull nos otorga a sanofuertefeliz.com: Enlace.

Frutos secos

Los frutos secos son un comodín muy habitual en mi dieta. Aguantan muy bien el paso del tiempo, no son nada delicados (aguantan los golpes), por tanto son fáciles de llevar encima y además ocupan muy poco. Hay que tratar de evitar que estén tostados o fritos. Mis preferidos son las almendras y las nueces. Las avellanas y los anacardos tampoco son mala opción.

Queso curado

En cuanto a los productos curados, ya sea el queso o el jamón serrano, creo que, por su propia forma de elaboración, aceptan bastante bien estar fuera del frigorífico. El queso curado, si puede ser de calidad, mejor. Hay que tratar de evitar quesos industriales, en los que, como se suele decir en las películas de ficción, cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia. También podemos escoger otros tipos de quesos: semicurado, fresco, requesón…

Jamón Serrano

En cuanto al jamón serrano, también hay que ir con cuidado con lo que nos venden en el supermercado, porque algunos llevan demasiadas cosas, incluso azúcar. Eso por no hablar del envase, normalmente tanto contacto con el plástico tampoco es lo más ideal. Si puede ser un jamón que nos corte el carnicero delante y nosotros elegimos la calidad del jamón, mejor.

Aceitunas

La aceituna, creo que es un alimento muy poco valorado en comparación con el aceite de oliva virgen extra. Nos olvidamos de cuál es el origen de un buen aceite y es ese fruto del olivo llamada aceituna. Hay que tener en cuenta que cuando hacemos aceite de oliva hay nutrientes que se quedan en la aceituna, por tanto, creo que tomar directamente la oliva es la mejor maneras de asegurarnos de tomar todos sus nutrientes, ya que es una fuente muy buena de grasas e incluso de fibras.

A la hora de elegir una aceituna, pensad que los únicos alimentos que se han creado para ser comidos son los frutos (porque la planta obtiene un beneficio) al resto nos hemos adaptado a su consumo.

Algo parecido pasa con el vino, se habla mucho de los beneficios del vino, pero nos olvidamos que esos beneficios tienen su origen en la propia uva.

Fruta

Y ya que hablamos de la uva, cualquier fruta es un buen acompañamiento para tus excursiones o tus comidas fuera de casa. Manzanas, mandarinas, naranjas, plátano, melocotones, peras… Aguantan muy bien el transporte y la temperatura ambiente. Y si añadimos la opción de fiambrera podemos incluir otras frutas como melón, sandía, uvas, mango, piña…

(mejor siempre priorizar fruta de temporada y producción local o de cercania)

Los huevos en general casi se podrían considerar “súper alimentos”, además de que acompañan con casi todo. Para viajar o excursiones me gusta la opción de huevo duro, porque aguantan mejor y la misma cáscara los protege. Si no te gusta el huevo duro, siempre puedes hacerte una tortilla o un revuelto. Y ahí las opciones son miles, desde una tortilla de patatas, pasando por un revuelto con lo que desees (¿ajetes?, ¿setas?), hasta tortilla “aliñada” con lo que te apetezca (atún, jamón, queso, tomate…).

Si los huevos pueden ser de código 0 o 1 mejor que código 2 o 3. En los código 2 o 3 las gallinas viven enjauladas. Los códigos 0 ó 1 viven más libres, son gallinas ecológicas o camperas. Las gallinas viven en mejores condiciones y ademas de ser más ético, el huevo tiene mejores valores nutricionales.

Las conservas es una buena opción para estas situaciones. El abanico de posibilidades es muy amplio: sardinas, atún, melva, mejillones… Mi opción preferida es las sardinas, fuente rica de Omega 3 y con poco mercurio. Normalmente las conservas no sería la mejor opción, los envases tienen componentes que pueden ser perjudiciales para la salud, siempre es mejor envases de cristal. Pero si no son productos habituales es nuestra dieta, por tomarlos con carácter esporádico no debería pasar nada.

Verduras

En el apartado conservas también podríamos incluir algunos tipos de verduras, por ejemplo se me ocurre unos espárragos blancos o unas alcachofas.

En verduras también tenemos la opción de llevar un tomate troceado y aliñarlo, que es muy fácil y rápido de preparar, el único problema es que requiere fiambrera.

Gazpacho

Y si seguimos con el tomate, podemos hacer un gazpacho en casa, es muy rápido y fácil, con 4 tomates, medio pepino, medio pimiento, media cabeza ajo, sal y aceite y ya tenemos un par de raciones.

No es una opción que yo use, pero hay que saber que está ahí, sobre todo para las personas que les gusta llevar cosas un poco más elaboradas.

Chocolate negro

Tal vez el chocolate negro sea lo más delicado. Pero si previamente lo hemos guardado en el frigorífico y después va a una fiambrera o una mochila y evitamos que este demasiado expuesto al calor, debiera aguantar suficiente tiempo sin derretirse. Idealmente chocolate negro, mínimo 85%. Cualquier otra opción suele ser principalmente una mezcla de azúcar acompañada de algo más.

Bizcocho casero (con receta)

Yo suelo hacer bizcocho casero sin harinas. Da un poco más de trabajo, pero para mí no es muy complicado. Paso por batidora todos los ingredientes y después 10 minutos de microondas. En éste artículo explico la receta de este bizcocho sin harinas: enlace.

¿que tipo de comida puedo preparar para llevar en taper?

Anda que no pides na’, tú
Vamos a ver:
– cuántos kilómetros de coche tienes que hacer y qué temperaturas ha de aguantar esa comida; imagino que no querrás ir en avión con 20 kilos de maleta de los cuales 19 kilos serían los tuppers con comidas!!!
– a saber cuántos sois y si sois de mucho comer o de poco comer;
Posibles ideas – casi todas de bote, me parece lo más razonable para llevar a 30-35C:
– llevar botes de lentejas y garbanzos ya cocidos y ahí sólamente preparar ensaladas o hummus;
Ensalada de lentejas: lentejas, rúcula, pimiento rojo asado (de bote tb.), olivas negras (de bote), aceite, vinagre, sal;
Hummus: garbanzos cocidos, pasta de sésamo (de bote, la venden en los colmados), limón, sal. Triturar y untar sobre tostadas o como guarnición.
– hay unas hamburguesas de cereales (100% vegetales) SECAS que venden en la cadena Veritas o en los herbolarios, se llaman Crock y son de mijo, seitán, quinoa, etc. No necesitan refrigeración. Es abrir y poner en una sartén sin aceite, vuelta y vuelta y listo, con 2 tomatitos cortados de guarnición. Yo soy vegetariana y estos Crocks me salvan la vida cada semana… y en todos los viajes!!!
– existen bolsas de risottos ya preparados, solo para echarlos en agua caliente y listo (en 15-20 minutitos).
– llevar pasta seca y botes de pesto ya hecho (la marca Ferrer es muy buena), así te sale el plato con su salsa en 10 minutos…
– berenjenas y calabacines crudos para hacer a la plancha rápido con una vinagreta (de bote!)
– también en la cadena Veritas venden gazpacho embotellado pasteurizado que no necesita nevera, es muy bueno; y zumos de verduras/tomates, todos naturales;
– puedes encontrar tb. botes de patés vegetales para untar sobre pan – hay de setas, de soja y miso, de olivas, de algas, de pimientos;
– copos de patatas para hacer puré rápido y con sobres de salchichas al vacío – las vegetales aguantan más!!!
– tartaletas de puerro o espinacas, es masa brisa de Rana, por ejemplo, con espinacas de bote o puerros rehogados y un poco de parmesano rallado por encima. Aguantan un par de días.
Por otro lado, por muy familia y muy cuñada que sea, será un poco feo que tú te traigas tu comida y no compartáis nada, lo mejor sería o llevar de más que haya para todos, o salir a comer/cenar algún día para compensar que os pone la casa – invitando tú, claro!!! A mí me resultaría muy violento que alguien viniera a mi casa y se trajera así, tuppers con todo hecho y comer por separado…

2 likesMe gusta 1 – Respuesta útil !

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *