0

Como abortar natural

Tabla de contenidos

En Esta Sección

  • Aborto espontáneo
  • ¿Cómo sé si estoy teniendo un aborto espontáneo?

¿Qué es un aborto espontáneo?

Un aborto espontáneo es cuando un embrión o feto muere antes de la semana 20 de embarazo. El aborto espontáneo generalmente ocurre temprano en tu embarazo- entre 8 y 10 abortos espontáneos ocurren durante los primeros tres meses.

Muchas personas experimentan este tipo de pérdida del embarazo. De hecho, entre el 10 y el 20% de los embarazos terminan en abortos espontáneos. A pesar de ser común, el aborto espontáneo puede ser emocionalmente difícil. Es normal tener sentimientos de duelo y pérdida.

El término médico para esta forma de pérdida es “aborto espontáneo”.

¿Cuáles son las causas del aborto espontáneo?

Puede ser difícil llegar a saber exactamente por qué se produjo un aborto espontáneo, pero casi nunca es causado por algo que hizo la persona embarazada. Las actividades normales como tener sexo, hacer ejercicio, trabajar y tomar la mayoría de los medicamentos NO provocan un aborto espontáneo. Las lesiones menores, como las ocasionadas por una caída, generalmente tampoco son la causa de un aborto espontáneo. Algunas de las cosas que se sabe que causan un aborto espontáneo incluyen las siguientes:

  • Que el óvulo fecundado tenga un número anormal de cromosomas (genes). Esto ocurre al azar, de manera que no lo puedes evitar ni provocar.
  • Ciertas enfermedades, como la diabetes grave, pueden aumentar el riesgo de sufrir un aborto espontáneo.
  • Una infección muy seria o una lesión mayor pueden causar un aborto espontáneo.
  • Los abortos espontáneos tardíos —después de los 3 meses— pueden ocurrir por anomalías en el útero.
  • Si has tenido más de 2 abortos espontáneos seguidos, es muy probable que tengas otro.

¿Cuáles son los distintos tipos de aborto espontáneo?

Existen varios tipos de aborto espontáneo.

  • Amenaza de aborto espontáneo: tienes sangrado vaginal, en ciertos casos con cólicos moderados, pero el cuello uterino permanece cerrado. La mitad de las veces, el sangrado se detiene, y el embarazo evoluciona normalmente. La otra mitad de las amenazas terminan inevitablemente en abortos espontáneos y en la pérdida del embarazo.
  • Aborto espontáneo inevitable: la hemorragia aumenta, y tu cuello uterino se abre. Si ocurre esto, no hay posibilidades de que tu embarazo continúe.
  • Aborto espontáneo incompleto: parte del tejido del embarazo sale de tu útero, y parte queda dentro. A veces, es necesario un tratamiento para quitar el tejido restante.
  • Aborto espontáneo completo: todo el tejido del embarazo sale del útero. Generalmente no es necesario ningún tratamiento adicional.
  • Aborto espontáneo retenido: no tienes cólicos o sangrado, pero el ultrasonido indica un embrión sin latido cardíaco o un saco gestacional vacío, es decir, sin el embrión. Generalmente el tejido sale del cuerpo solo, pero puedes necesitar tratamiento.

Los tratamientos del aborto espontáneo incluyen medicamentos o procedimientos similares a los que se usan para un aborto. Durante la aspiración, el enfermero o médico inserta un tubo plástico delgado en el útero para extraer el tejido del embarazo mediante una succión suave.

Los abortos espontáneos pueden ser peligrosos si no se tratan. Llama a tu médico de inmediato si tienes cualquier signo o síntoma de aborto espontáneo.

En este apartado

A día de hoy aún hay quien se pregunta cómo provocar un aborto natural, desconociendo lo sencillo de algunos metodos abortivos caseros. Aunque estas técnicas han sido comprobadas, se debe tener en cuenta que existen riesgos para los futuros embarazos. Aquí están algunos remedios y métodos caseros que podrían ayudar, sin perjudicar la salud de la mujer.

El aborto es un término utilizado para definir un embarazo imperfecto o inconcluso, que puede ser provocado o puede suceder de manera natural. Contrariamente a lo que se podría pensar, un aborto no es necesariamente una interrupción voluntaria del embarazo. En efecto, por distintos motivos un embarazo puede verse interrumpido de muchas maneras naturales antes de culminar: esto es lo que se suele llamar aborto natural o espontáneo. Sucede generalmente en el primer trimestre y, en algunos casos, en el segundo trimestre, pero nunca ocurre en el tercer trimestre.

Dado que en muchos países del mundo, realizarse un aborto podría ser considerado como algo ilegal, o incluso, en algunas religiones ser mal visto, actualmente es mayor el número de mujeres que recurren a métodos alternos que puedan ayudarlas a interrumpir un embarazo sin tener que recurrir a un médico calificado o a alguna instancia que pueda acabar criticando a la mujer. Traer un niño al mundo no es una decisión que deba ser tomada a la ligera, por lo que, en algunos casos, realizar un aborto consciente es la mejor solución que se puede tomar, tanto como para el neonato como para la madre.

Es por eso, que aquí hemos realizado una pequeña guía con algunos de los remedios naturales más utilizados a lo largo del mundo para provocar un aborto de manera natural, sin incurrir en la salud de la mujer, puesto que muchas veces realizar un procedimiento quirúrgico puede dejar secuelas en el organismo de la persona. Por esta razón, más y más mujeres prefieren elegir métodos naturales, es decir, provocar que el mismo organismo rechace al feto de forma natural.

Métodos caseros para inducir un aborto de manera natural

En primer lugar, se puede empezar a tomar bebidas o alimentos que contengan vitamina C en altos niveles. Esto estimula en gran medida la posibilidad de provocar un aborto natural, por esto es de gran importancia consumir alimentos que contengan este componente en gran medida, tales como naranjas, mandarinas y piñas. Si se consumen cada mañana pueden provocar rápidamente el rechazo del feto en el cuerpo, lo que conllevaría a abortar naturalmente.

Lo creas o no, esta es en realidad una de las formas más populares de abortar. La vitamina C ayuda a promover los niveles de estrógeno de las mujeres, una hormona que es responsable de inducir la menstruación. A medida que aumentan los niveles de estrógeno, comienzan las contracciones uterinas y se inicia el período. Un aumento del consumo de vitamina C induce su ciclo menstrual, que ayuda en un aborto involuntario de forma segura y natural. Pero debe procurar no consumir más de 6.000 mg de vitamina C al día.

Otra manera fácil y económica podría resultar el comer canela sin cocinar. No se recomienda cocinarla para ser luego ingerida a través de los alimentos, ya que al cocinarse puede perder sus componentes naturales que ayudan a acelerar el proceso de finalización del embarazo. Los suplementos de canela son los mejores porque son más fuertes que sus contrapartes de origen natural, que las hace perfectas para un aborto involuntario exitoso. Es por esto, que la canela es bastante efectiva para producir los abortos de manera natural, puesto que tiene un efecto anticoagulante, lo que ayuda a incrementar el flujo de la menstruación y limpia en gran medida todo el aparato reproductor femenino. Al provocar un gran flujo de sangre en la menstruación, inducirá el aborto de manera espontánea. Actualmente muchas mujeres lo utilizan para no tener que recurrir al médico ni a costosas cirugías.

La semilla de sésamo es también una de las más recomendables para ésta tarea, las cuales se toman como una infusión. Se dejan reposar toda la noche en un vaso de agua a temperatura ambiente y se toma en ayuno al levantarse. Muchas personas afirman que tomar a primera hora de la mañana una infusión de perejil, es una buena manera de aligerar el proceso. Pero, ¿cómo provocar el aborto natural solamente tomando esto? Esto sucede, debido a que la bebida aumenta los niveles de estrógeno, lo que provoca que aumente la menstruación y de esta manera se bajan los niveles de progesterona, lo que ocasiona que el útero no esté capacitado para mantener al óvulo.

Otra infusión bastante famosa que ha tenido mucho éxito es el té de jengibre, el cuál tiende a tomarse como mínimo un par de veces al día y presenta muy buenos resultados al poco tiempo como té abortivo.

Sí las infusiones no son lo tuyo, otro de los métodos más comunes que utilizan algunas mujeres es el de inducir la menstruación, esto se puede lograr de varias maneras:

  • Sí se toman baños con agua caliente, se puede lograr aumentar los niveles de estrógeno en el cuerpo, y de ésta manera se puede forzar la menstruación.
  • Otro método que también puede ayudar a inducir la menstruación es tomar leche de soja junto con ajo y reducir un poco las comidas con azúcar, lograrán aumentar los niveles de estrógeno, lo que ocasionara que la mujer empiece a menstruar en pleno embarazo, con lo que provocaría un aborto de forma natural.
  • Una buena sesión de ejercicio también es una opción bastante agradable, realizar ejercicios de fuerza y cardiovasculares puede ayudar enormemente a cualquiera de los métodos anteriores. La clave está en aumentar los niveles de estrógeno en el cuerpo durante largos períodos de tiempo.

Estos son algunos métodos que podrían servir para provocar un aborto natural, pero es muy importante tener en cuenta que todos estos métodos funcionan de manera eficiente siempre que la mujer esté en las primeras cuatro semanas de gestación. A partir de éste momento, mientras más tiempo pase, más difícil será lograr el aborto. Otro dato a tener en cuenta es que no es posible abortar naturalmente sin riesgos si el embarazo ya se encuentra en el tercer trimestre de gestación.

Aborto con medicamentos

Una opción segura y eficaz para las mujeres

El aborto con medicamentos es uno de los métodos más seguros y efectivos que las mujeres pueden utilizar en su casa. El Fondo de Aborto para la Justicia Social MARIA ha desarrollado los contenidos de esta página con base en su derecho a la libertad de expresión y tu derecho a la información.

Mientras más temprano sea el diagnóstico de embarazo y más temprano se realice el aborto será más efectivo y seguro.

El aborto por medicamentos en México se puede realizar con Misoprostol con una efectividad mayor al 80 por ciento (8 de cada 10 mujeres).

El Misoprostol provoca contracciones en el útero, lo que ocasiona el desprendimiento y expulsión del producto fuera del cuerpo. El efecto, tratamiento, riesgos de complicaciones y síntomas de un aborto inducido con Misoprostol son los mismos que los de un aborto espontáneo de un embarazo con el mismo tiempo de gestación.

El Misoprostol fue inventado para el tratamiento de úlceras gástricas, gastritis y otros problemas gastrointestinales asociados con los medicamentos que se usan para la artritis. Actualmente, el Misoprostol es utilizado para terminar abortos espontáneos incompletos, para dilatar el cuello del útero antes de hacer un aborto por aspiración o colocar un dispositivo intrauterino, para inducir al parto, para detener hemorragias post-parto y para provocar la expulsión de la placenta después del parto. Además de eso, produce otros síntomas que se explican más adelante.

Para considerar el aborto con medicamentos lo primero que tienes que hacer es comprobar con una prueba que estás embarazada:

La prueba que más fácil se consigue es la prueba de orina, dependiendo de la marca cuestan entre 70 y 180 pesos, se compra en casi todas las farmacias y nos la hacemos nosotras mismas. Esta prueba es 98% segura, pero sólo te indica que estás embarazada y no el tiempo de embarazo que tienes.

También puedes realizarte una prueba de sangre en un laboratorio. Las pruebas de sangre cuestan entre $100 y $400. Estas pruebas son de dos tipos: las cualitativas, que confirman un embarazo, y las cuantitativas (fracción beta) que además de confirmar el embarazo te indican las semanas de embarazo que tienes. Son 98% seguras.

La manera más efectiva de saber si estas embarazada es hacerte un ultrasonido; el costo varía entre $165 y $1, 083. En el ultrasonido se puede ver si estás embarazada y se calcula el tiempo de embarazo que tienes. Es 100% seguro cuando se realiza después de la semana 6.

¿Podemos calcular cuánto tiempo tienes de embarazo?

Si aún no te has hecho un ultrasonido o una prueba de embarazo que te indique cuánto tiempo de embarazo tienes, la manera de saber el tiempo es la siguiente:

El embarazo se empieza a contar a partir del primer día de tu última menstruación, por ejemplo si tuviste tu último período el 6 de marzo y la fecha actual es 2 de mayo: cuentas cuánto tiempo ha transcurrido desde el 6 de marzo hasta el 2 de mayo, serían 57 días y eso lo divides entre 7, por lo tanto tendrías 8 semanas y 1 día.

Es importante conocer el tiempo que tenemos de embarazo pues de esto dependerá el método que sea mejor en cada caso y la efectividad del aborto por medicamentos.

Es importante que leas toda la información antes de tomar cualquier decisión.

¿Cómo conseguir el Misoprostol?

Los nombres comerciales del Misoprostol son: Cytotec ($1,500 aprox), Cyrux ($500 aprox) y Misoprostol (420 aprox).

En todo el país se vende Misoprostol en casi todas las farmacias, sobre todo en las más grandes o de cadena. El medicamento está registrado para tratamientos gástricos, sin embargo los farmaceutas saben que muchas veces se utilizan para interrumpir embarazos y obstaculizan la venta exigiendo una receta médica que no es necesaria.

Algunas mujeres han reportado que es más sencillo que le vendan el medicamento a varones por esa razón, o dicho que el médico pidió que comprara el medicamento para la gastritis o úlcera gástrica, o dicho que a su abuela con artritis se la recomendó un profesional de la salud.

La presentación en la que viene el medicamento son 28 pastillas de 200 mcg cada una. Para el procedimiento se utilizan 12 pastillas.

¿Qué se necesita preparar para realizar el aborto con medicamentos?

  • Es importante leer toda la información antes de tomar cualquier decisión y realizar un plan de contingencia en caso de que se presenten alguna o varias de las señales de alarma. Es mejor estar acompañada de alguien que sepa que se está realizando el procedimiento y que también haya leído toda la información.
  • Se debe localizar un hospital o clínica que atienda emergencias que esté a máximo 1 hora de donde se vaya a estar y conocer los horarios en los que está abierto para tomarlo en cuenta al decidir el momento en el que se comience a colocar las píldoras. Ojo: En caso de tener o haber tenido anemia o tener alguna condición de salud relacionada con tiempos de coagulación, debilidad y/o sistema inmune deprimido, se deberá considerar que el servicio de urgencias esté a 30 minutos máximo.
  • Contar con transporte en caso de que sea necesario ir al hospital, por ejemplo, tener el teléfono de un taxi y el dinero para pagarlo, pedirle prestado el coche a alguien (y que alguien más lo maneje).
  • Un poco de dinero por si se necesita comprar algún imprevisto.

¿Cómo se usa el Misoprostol?

Antes de colocar las pastillas, es importante que sepas cuántas semanas tienes, contando a partir del primer día de tu última menstruación.

Si tienes hasta 12 semanas, las dosis son las siguientes:

A partir de la semana 9 del embarazo las posibilidades de tener una complicación empiezan a crecer, es por eso que se recomienda que las mujeres que tengan entre 9 y 12 semanas sean más cuidadosas con las señales de alerta y lo realicen siempre en compañía de alguien de su confianza.

Se utilizan 12 píldoras de Misoprostol. Tres dosis de 4 píldoras por vía sublingual (colocar las píldoras debajo de la lengua) cada 4 horas. Las tres dosis son necesarias, aunque el sangrado empiece antes de terminarlas de tomar. Conviene tomar un poco de agua antes de colocar las pastillas para que se absorban más fácilmente y tomar dos pastillas de 400 mg de Ibuprofeno antes de la primer dosis de Misoprostol, para prevenir el dolor provocado por las contracciones en el útero.

Cada vez que se coloquen las pastillas hay que esperar por lo menos 30 min a que se absorban lo más posible; después de ese tiempo se pueden pasar los restos con agua.

Si tu embarazo es producto de una violación, no te olvides de denunciar. En este supuesto, aunque tengas más de 12 semanas de embarazo, puedes abortar de manera legal.

El misoprostol se puede usar para abortos de hasta 20 semanas. Sin embargo, las probabilidades de sufrir complicaciones serias, tales como ruptura uterina o hemorragia (Entre el 4 y el 8% de mujeres que toman Misoprostol después de las 12 semanas experimentan hemorragias), se incrementan a medida que el embarazo avanza. Es esencial que tengas una manera rápida o inmediata de llegar a un hospital para cuidados de emergencia, y es necesario estar acompañada durante el procedimiento.

Se utiliza un máximo 10 píldoras de Misoprostol. Dosis de 2 píldoras colocadas debajo de la lengua cada 3 horas, hasta que empiece el sangrado abundante o hasta completar las 5 dosis. Existe una posibilidad de 91% de que el aborto empezará en las siguientes 24 horas. Este procedimiento se puede aplicar hasta las 20 semanas; sin embargo es recomendable no utilizarlo después de la semana 15 debido a las complicaciones y a la experiencia misma. Las señales de alarma que están en la sección de Posibles Complicaciones aplican para todos los casos, sin embargo en procesos de más de 12 semanas se deben seguir con más atención y cambia la cantidad de toallas sanitarias que deben empaparse para ir al hospital de forma urgente. En estos casos sólo debe ser UNA toalla sanitaria normal que se llene en el lapso de 15 min.

¿Qué puedes esperar cuando usas Misoprostol?

Estos son los efectos que causa la pastilla:

  • Sangrado abundante, más abundante que el de una menstruación, con coágulos y tejidos. El color y el olor del sangrado deben ser iguales a los de una menstruación. Si la sangre se nos hace más rojiza o el olor es demasiado fuerte es probable que haya una infección. Es importante buscar apoyo médico para tratar la infección.
  • Cólicos fuertes, se puede tomar Ibuprofeno de 400 mg. con intervalos de 6 u 8 horas, hasta que pase el dolor. No se deben tomar pastillas para el cólico menstrual porque reducen las contracciones en el útero y pueden contrarrestar el efecto del misoprostol.
  • Diarrea, náuseas, vómito y malestar estomacal. La diarrea es el más común, pero se puede contrarrestar tomando Lomotil o Imodium de 2 mg: 2 tabletas después de la primera evacuación líquida y 1 tableta después de cada evacuación líquida (si continúan). No se debe tomar más de 5 tabletas al día.
  • Leve aumento de la temperatura y escalofríos. Que pasan con el Ibuprofeno.

Todos estos síntomas son normales y duran entre 8 y 10 horas.

Estos síntomas pueden comenzar a presentarse hasta 48 horas después de haber colocado la primer dosis de misoprostol.

  • Después continuará un sangrado leve, menor que el de una menstruación, que puede durar unos días o hasta 3 semanas. El tiempo de sangrado varía considerablemente de mujer a mujer.
  • En caso de que tengas anemia, la pérdida de sangre puede afectarte más que a una mujer que no tiene anemia y en estos casos, la búsqueda de apoyo médico, en caso de cualquier síntoma de complicación o malestar fuera de lo común, debe ser inmediata.
  • Si hay un DIU colocado, se debe sacar antes de colocar el misoprostol. Para esto, puede recurrir al lugar donde se lo colocaron o quitárselo ella misma, buscando el hilo que está dentro de su vagina y jalándolo con un solo tirón fuerte hacia afuera.
  • Es importante saber que después de realizar el procedimiento con Misoprostol, si tienes una relación sexual sin protección anticonceptiva, puedes quedar embarazada, ya que la fertilidad regresa inmediatamente.

Posibles Complicaciones

Señales de alarma para acudir a un hospital o centro médico URGENTE (en menos de una hora o menos de media hora, según sea tu caso):

  • Hemorragia. Se distingue del sangrado normal si la sangre llena dos toallas sanitarias normales en 1 hora, por 2 horas seguidas. Es decir, 4 toallas en 2 horas. *Cuando el embarazo es mayor a las 12 semanas, la señal de alarma es cuando se llena UNA toalla sanitaria normal en 15 minutos. Es importante no usar tampones ni copa menstrual durante este proceso para poder tener este control.
  • Si empiezas a sentir que te desvaneces o empiezas a ver borroso y a sentirte muy débil significa que estás perdiendo más sangre de la que tu cuerpo puede perder.
  • Infección. Se reconoce cuando hay fiebre persistente (de 38º que no baja en 24 horas) o alta (39º o más, en cualquier momento), malestar general y debilidad

Si acudes a un hospital, es importante que sepas que vas a presentar los síntomas idénticos a los de un aborto espontáneo y el tratamiento que tienes derecho a recibir es el mismo. Si por alguna razón tú prefieres guardar el aborto en secreto, la única manera que tienen de saber que utilizaste el medicamento es si tú lo dices o si encuentran restos del medicamento en la vagina*. La atención de un aborto en curso es una emergencia médica, y es un servicio legal y obligatorio en todos los hospitales públicos.

*En algunos sitios de Internet y manuales dan la información sobre el uso vía vaginal. Es importante que sepas que la efectividad se reduce al combinar vías, por ejemplo, dos vaginales y dos sublinguales. Es más efectivo sólo usar una vía, las dos más efectivas son la sublingual y la vaginal. La vía oral (tragada) no es efectiva y por lo tanto no se recomienda para inducir un aborto.

Cuando las pastillas se han usado por vía vaginal pueden quedar restos de las pastillas. Se puede introducir los dedos en la vagina lo más profundo posible y sacar los restos antes de ir a un hospital. Si no se sienten al introducir los dedos, seguramente no hay ninguno. Se recomienda usar la vía sublingual para evitar que queden restos de las pastillas.

Si no te hicieron efecto las pastillas. Si después de 48 horas de haberse colocado las 3 dosis no se produce un sangrado abundante, con coágulos y no se expulsa el saco gestacional:

  • Es necesario descartar la posibilidad de un embarazo ectópico lo más pronto posible. Para esto tienes que hacerte un ultrasonido. En el mismo lugar en el que te lo hagan te dirán si el embarazo es ectópico. Estos embarazos no se desarrollan con normalidad y siempre es necesario un procedimiento quirúrgico para interrumpir el embarazo porque la vida de la mujer está en peligro, es por eso que es considerado una emergencia obstétrica.
  • Si el embarazo no es ectópico, se puede volver a intentar el mismo método, luego de uno o dos días de la primera vez, o intentar conseguir un método quirúrgico. Otra posibilidad es conseguir otro medicamento que eleva la efectividad del Misoprostol pero no se consigue en fácilmente en México (Mifepristone a través de www.womenonweb.org) o acudir a los servicios médicos disponibles en el DF para realizarte una Interrupción Legal del Embarazo con un procedimiento quirúrgico.

Es recomendable que el aborto se lleve a cabo después de haber utilizado el Misoprostol ya que existen riesgos de malformaciones en el producto.

¿Qué ocurre después?

Dos semanas después de haber usado Misoprostol para interrumpir un embarazo, es necesario que te hagas un ultrasonido para asegurarte de que el aborto fue exitoso y se completó, es decir que no tienes restos en el útero. Hasta ese momento se puede decir que termina el proceso de aborto.

Si es muy complicado conseguir un ultrasonido, y no sientes ningún malestar, puedes hacerte una prueba de embarazo de orina (de las de la farmacia) al menos tres semanas después de haber usado Misoprostol. Si aplicas la prueba antes, es probable que el resultado sea un falso positivo, pues las hormonas del embarazo que detecta la prueba tardan al menos 3 semanas en desaparecer.

Si el resultado del ultrasonido a las 2 semanas es que tienes un aborto incompleto pero no tienes ninguno de los síntomas de complicaciones detallados arriba, puedes esperar a que los restos salgan con la próxima menstruación. Sin embargo, debes poner atención a tu cuerpo y a cualquier síntoma de complicación que pudieras tener. Si aparece algún síntoma, debes acudir al hospital para recibir atención médica. No es necesario que digas que provocaste el aborto. Los síntomas y tratamientos son exactamente iguales a un aborto espontáneo.

NO TENGAS MIEDO: Es tu derecho ser atendida en cualquier hospital público cuando tienes un aborto incompleto o alguna complicación por un aborto. Recuerda que los síntomas, tratamiento y complicaciones son idénticos a los de un aborto espontáneo. LOS MÉDICOS TIENEN LA OBLIGACIÓN DE ATENDERTE.

Si tienes alguna duda sobre aborto por medicamentos puedes mandar un mensaje de texto al 55 4127 9335

Women Help Women: En esta página podrás encontrar apoyo para el acceso a otros medicamentos para inducir el aborto, métodos anticonceptivos y más información.

Women on Waves: En esta página se puede encontrar información sobre aborto con medicamentos y se puede acceder a consultas con personal de salud para hacerles preguntas más específicas sobre el uso de medicamentos para abortar.

Women on Web: En esta página se puede acceder al Mifepristone. Este es un medicamento producido para provocar abortos se utiliza en combinación con el Misoprostol y es más efectivo que el Misoprostol sólo. La organización pide una contribución por las pastillas, que sirve para que el servicio se mantenga, pero a ninguna mujer le han negado el servicio por falta de dinero. Se pueden contactar con la organización en caso de tener dudas.

Consorcio Latinoamericano Contra el Aborto Inseguro: En esta página podrás encontrar información, estudios e iniciativas sobre el uso de Misoprostol en Latinoamérica.

Tener hijos es para muchas personas uno de sus objetivos vitales, buscando muchas parejas que se produzca el embarazo de forma activa y voluntaria. Sin embargo, es posible que dicho desarrollo se malogre o deba interrumpirse por diversas motivos. Además, en otros casos se producen embarazos no deseados en los que la persona en cuestión no desea ser madre, no tiene recursos, no se siente aún preparada o es producto de una violación.

En algunos de dichos casos la persona en cuestión puede elegir interrumpir la gestación. Pueden ser muchas las circunstancias y motivos que pueden llevar a decidir abortar o sufrir un aborto. Es por ello que podemos determinar la existencia de diferentes tipos de aborto en función de las características que lo rodeen.

  • Quizás te interese: «El desarrollo del sistema nervioso durante la gestación»

¿Qué implica el concepto aborto?

Para poder hablar de los diferentes tipos de aborto que existen es necesario en primer lugar entender a qué hacemos referencia con el término aborto.

Se entiende por aborto al proceso mediante el cual la gestación de un embrión se ve interrumpida por diferentes causas. Se finaliza el embarazo de forma abrupta y el feto muere y es expulsado del organismo de la gestante.

Existen una gran cantidad de causas de aborto, tanto naturales como provocadas por la acción humana. Así, podemos encontrar casos de embarazos deseados que se malogran por algún motivo o bien situaciones en que se produce un embarazo no intencionado y que la persona en cuestión no quiere continuar.

Cuando es natural generalmente se produce en las doce catorce semanas, es decir antes de que se cumpla el tercer mes de gestación. En casos interrupción voluntaria los plazos pueden variar según la ley vigente en cada país y los supuestos y circunstancias que rodean al embarazo y la decisión de interrumpirlo.

  • Artículo relacionado: «Abortar voluntariamente no perjudica la salud mental»

Tipos de aborto

Es posible realizar una clasificación de diferentes tipos de aborto en función de diferentes criterios, tales como si es natural o provocado, los mecanismos empleados para interrumpir el embarazo o las razones que provocan su realización.

1. Aborto espontáneo

Se denomina aborto espontáneo a aquel tipo de aborto o interrupción del embarazo debido a causas naturales, no siendo voluntario ni provocado. Puede deberse a alteraciones cromosómicas del feto, enfermedades o malformaciones de la madre, infecciones (como en el aborto séptico). La aparición de este tipo de abortos suele ocurrir en las doce primeras semanas.

Cuando se da de manera muy inicial de forma que aún no estamos ante un feto sino ante un embrión pueden no presentarse síntomas e incluso pasar desapercibido el hecho de haber quedado embarazada (se estima que una gran cantidad de embarazos terminan así sin ser detectados).

Sin embargo, si el desprendimiento o muerte del feto se produce a lo largo del desarrollo del feto suele aparecer junto a una hemorragia importante y dolor en el útero, el cual se abre para abrir paso a los restos. En algunos casos los restos del feto no son completamente expulsados (especialmente si son abortos tardíos), en cuyo caso será necesario realizar una intervención.

  • Quizás te interese: «Pregorexia: mujeres embarazadas que no quieren engordar»

2. Aborto por infección o séptico

Se trata de un subtipo de aborto en el que se genera una infección que afecta a placenta o feto y termina con la muerte del segundo. También se denomina así al resultado de un aborto en que el sistema reproductor femenino sufre una infección por la presencia de restos de un aborto o por lesiones derivadas de la realización de uno.

3. Aborto fallido o retenido

Se trata de un tipo de aborto natural en el que por algún motivo el feto en gestación fallece naturalmente, pero permanece en el útero materno durante semanas sin ser expulsado por el cuerpo de la mujer. La gestante sigue creyendo estar embarazada y tiene los síntomas típicos, pero sin embargo el corazón del gestado ha dejado de latir. Únicamente es posible detectarlo mediante ecografía. Tras la detección, si el cuerpo no expulsado el feto o no lo hace por completo será necesario intervenir con fármacos o quirúrgicamente.

4. Aborto inducido

Se trata del aborto provocado voluntariamente, es decir el resultado de aplicar determinados procedimientos de manera voluntaria para interrumpir la gestación. Dentro de éste pueden encontrarse otros como el terapéutico, los que son resultado de violación o los que se deciden libremente.

5. Aborto terapéutico

Se denomina aborto terapéutico aquel que se realiza bajo el supuesto de que el embarazo supone un riesgo para la salud e incluso la supervivencia de la madre. También se denominan del mismo modo aquellos abortos que se practican ante la presencia de alteraciones o enfermedades graves del feto que imposibilitan su supervivencia o su desarrollo normativo.

6. Aborto legal

En referencia a los abortos voluntarios, se considera aborto legal aquel que puede realizarse según la legislación vigente. Si bien originalmente sólo podía abortarse de manera legal en los casos de violación, malformaciones severas o riesgo para la vida de la embarazada, en la actualidad en muchos países puede abortarse legalmente sin necesidad de que se cumplan estos supuestos (si bien dentro de un marco temporal específico que varía según la región.

En España, el aborto es libre hasta las catorce semanas y posteriormente a ello solo podrá interrumpirse legalmente en casos de riesgo para la vida de la embarazada, anomalías en el feto graves y/o incompatibles con la vida o determinadas enfermedades o malformaciones.

7. Aborto ilegal

Se trata del conjunto de abortos que se llevan a cabo al margen de la ley, en la clandestinidad. Este tipo de aborto supone además de un delito un grave riesgo para la salud de la embarazada, debido a que no se cuenta con ninguna garantía respecto al procedimiento y condiciones de la intervención a llevar a cabo.

8. Aborto precoz

Se refiere a aquella interrupción del embarazo que se produce antes de las doce semanas.

9. Aborto tardío

Aquel aborto en el que la interrupción se produce después de las doce semanas de gestación.

10. Aborto por medios mecánicos/quirúrgicos

Se refiere al tipo de aborto inducido en que el método de interrupción es mecánico, removiendo al feto a través de procedimientos como la aspiración, el raspado o la inyección de sustancias que generan quemaduras al feto y le provocan la muerte.

11. Aborto químico o farmacológico

El aborto químico es el tipo de aborto inducido en el se le suministra a la gestante determinados medicamentos con tal de finalizar la gestación. Suele considerarse más seguro que el quirúrgico.

12. Aborto completo

Se entiende como tal aquel aborto en el que se expulsan o son retirados la totalidad de restos biológicos del feto y placenta.

13. Aborto incompleto

En el aborto incompleto parte del feto o de los productos de la gestación permanecen dentro del útero, quedando restos en el interior. Puede ser inducido o natural (en este último suele ser más frecuente cuanto más avanzada está la gestación antes de su interrupción).

Referencias bibliográficas:

  • Pérez D, Planto A. (1995). Factores Epidemiológicos asociados al aborto. Ginecología y Obstetricia.
  • Pinto A, Gabiatti Y, Motta M, Paiva L, Vergilio M, Silva J. (1991). Algunas características del aborto en la adolescencia.
  • Schor N, López F. (1990). Adolescencia y anticoncepción: estudio del conocimiento y uso en puérperas internas por parto o aborto. Rev. saude Pública.

El Aborto Espontáneo

El Aborto Espontáneo: Los Signos, Los Síntomas, La Prevención y El Tratamiento

El Aborto Espontáneo, es un término usado para un embarazo que termina en sí mismo, dentro de las primeras 20 semanas de gestación. A la mayoría de las mujeres les da una sensación incómoda los términos médicos utilizados para identificar esta posible complicación o pérdida, por lo que en este artículo nos referiremos a este tipo de complicación amenazado o pérdida del embarazo menor de 20 semanas como un aborto espontáneo.

El Aborto Espontáneo es el tipo de pérdida de embarazo más común, según el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos. Los estudios revelan que entre el 10 á 25% de todos los embarazos clínicamente reconocidos terminará en aborto espontáneo. Los embarazos químicos pueden explicar 50 á 75% de todos los abortos espontáneos.

Esto ocurre cuando un embarazo se pierde poco después de la implantación, lo que resulta en sangrado que se produce alrededor del tiempo que espera su período. Puede que una mujer no se dé cuenta que ella concibió cuando experimenta un embarazo químico.

La mayoría de los abortos espontáneos ocurren durante las primeras 13 semanas del embarazo. El embarazo puede ser un momento tan emocionante, pero con el gran número de abortos espontáneos reconocidos que ocurren, es beneficioso estar informado sobre el aborto espontáneo, en el desafortunado caso de que usted o alguien que usted conoce se encuentren confrontado con uno.

Pueden haber muchos términos y momentos confusos que acompañan a un aborto espontáneo. Hay diferentes tipos de abortos espontáneos, diferentes tratamientos para cada uno, y diferentes estadísticas de lo que son sus posibilidades de tener uno. La siguiente información ofrece una visión amplia de el aborto espontáneo.

Esta información se proporciona para ayudar a equiparla con conocimiento para que usted no se sienta tan sola o perdida si se enfrenta con la posible situación de un aborto espontáneo. Al igual que con la mayoría de las complicaciones del embarazo, recuerde que la mejor persona para hablar y hacer preguntas generalmente es su proveedor de atención médica.

¿Por Qué Ocurren Los Abortos Espontáneos?

La razón de un aborto espontáneo es variada, y más a menudo la causa no puede ser identificada. Durante el primer trimestre, la causa más común de un aborto espontáneo es una anormalidad cromosómica – lo que significa que algo no esta correcto con los cromosomas del bebé. La mayoría de las anomalías cromosómicas son la causa de un huevo o célula de la esperma dañado, o son debido a un problema en el momento en que el cigoto se pasó por el proceso de división.

Otras causas de aborto espontáneo incluyen (pero no están limitados a):

  • Los problemas hormonales, las infecciones o los problemas en la salud materna
  • El estilo de vida (es decir, el tabaquismo, el consumo de drogas, la desnutrición, el exceso de cafeína y la exposición a la radiación o sustancias tóxicas)
  • La implantación del óvulo en el revestimiento del útero no se produce correctamente
  • La edad materna
  • El trauma materno

Los factores que no han demostrado causar el aborto espontáneo son el sexo, el trabajar afuera del hogar (a menos que sea en un ambiente dañino) o el ejercicio moderado.

¿Cuáles Son las Probabilidades De Tener Un Aborto Espontáneo?

Para las mujeres en edad de procrear, las posibilidades de tener un aborto espontáneo pueden variar desde el 10 á 25%, y en las mujeres más saludables el promedio es alrededor de un 15 á 20% de probabilidad.

  • Un aumento en la edad de la madre afecta a las probabilidades de un aborto espontáneo
  • Mujeres menores de 35 años de edad tienen una probabilidad de 15% de tener un aborto espontáneo
  • Las mujeres que son 35-45 años de edad tienen una probabilidad del 20-35 % de tener un aborto espontáneo
  • Las mujeres mayores de 45 años pueden tener hasta un 50% de probabilidades de tener un aborto espontáneo
  • Una mujer que ha tenido un aborto espontáneo anteriormente tiene una probabilidad de 25% de tener otro (sólo un riesgo levemente elevado que para alguien que no ha tenido un aborto espontáneo anterior)

¿Cuáles Son Las Señales De Advertencia De Aborto Espontáneo:

Si usted experimenta alguno o todos estos síntomas, es importante ponerse en contacto con el médico o un centro médico para evaluar si podría estar teniendo un aborto espontáneo:

  • Leve a severo dolor de espalda (a menudo peor que los cólicos menstruales normales)
  • Pérdida de peso
  • Moco blanco y rosa
  • Los verdaderos contracciones (muy dolorosos sucediendo cada 5-20 minutos)
  • Sangrado marrón o rojo brillante con o sin calambres (20-30% de todos los embarazos puede experimentar algo de sangrado temprano en el embarazo, con alrededor de 50% de estos resultando en embarazos normales)
  • Tejido con material como coágulos que pasan por la vagina
  • Disminución repentina en los signos de embarazo

Los Diferentes Tipos De Aborto Espontáneo:

El aborto espontáneo es a menudo un proceso y no un evento único. Hay muchas etapas o tipos de abortos espontáneos diferentes. También hay mucha cantidad de información para aprender sobre el desarrollo fetal sano para que usted pueda obtener una mejor idea de lo que está sucediendo con su embarazo. Entendiendo el desarrollo fetal temprano y el desarrollo del primer trimestre puede ayudarle a saber qué cosas está buscando su médico cuando hay un posible aborto espontáneo ocurriendo.

La mayor parte del tiempo todos los tipos de abortos espontáneos son simplemente llamados abortos espontáneos, pero es posible que escuche a su médico refierir a otros términos o nombres de aborto espontáneo, tales como:

Amenaza de Aborto Espontáneo: Un cierto grado de sangrado temprano en el embarazo acompañado de calambres o dolor en la parte baja de la espalda. El cuello del útero permanece cerrado. Este sangrado es a menudo el resultado de la implantación.

Aborto Espontáneo Inevitable o Incompleto: El dolor abdominal o de la espalda acompañado de sangrado con un cuello uterino abierto. El Aborto Espontáneo es inevitable cuando hay una dilatación o borramiento del cuello uterino y / o hay ruptura de las membranas. El sangrado y los calambres pueden persistir si el aborto espontáneo no es completo.

Aborto Espontáneo Completo: Un aborto espontáneo es completado cuando el embrión o los productos de la concepción han sido vaciados del útero. El sangrado debe desaparecer rápidamente, al igual que cualquier dolor o calambres. Un aborto espontáneo completo se puede confirmar mediante un ultrasonido o por tener un procedimiento quirúgico, (D&C) realizado.

Aborto Espontáneo Perdido: Las mujeres pueden experimentar un aborto espontáneo sin saberlo. Un aborto espontáneo perdido es cuando se ha producido la muerte embrionaria pero no hay ninguna expulsión del embrión. No se sabe por qué ocurre esto. Los signos de esto sería una pérdida de los síntomas del embarazo y la ausencia de los tonos cardíacos fetales encuentran en un ultrasonido.

Aborto Espontáneo Recurrente: Se define como 3 o más abortos espontáneos consecutivos en el primeros trimestre. Esto puede afectar a 1% de las parejas que intentan concebir.

Óvulo Huero: También llamado un embarazo embrionario. Un óvulo fertilizado se implanta en la pared uterina, pero el desarrollo del feto no comienza. A menudo hay un saco gestacional con o sin un saco vitelino, pero hay una ausencia de crecimiento fetal.

Embarazo Ectópico: Un óvulo fertilizado se implanta en lugares distintos del útero, por lo general la trompa de Falopio. El tratamiento es necesario inmediatamente para detener el desarrollo del óvulo implantado. Si no se trata rápidamente, esto podría terminar en complicaciones graves para la madre.

Embarazo Molar: El resultado de un error genético durante el proceso de fertilización que conduce a un crecimiento de tejido anormal dentro del útero. Los embarazos molar rara vez implican un embrión en desarrollo, pero a menudo implican los síntomas más comunes del embarazo, incluyendo un período menstrual perdido, una prueba de embarazo positiva y náuseas.

El Tratamiento del Aborto Espontáneo:

El objetivo principal del tratamiento durante o después de un aborto espontáneo es para prevenir la hemorragia y/o una infección. Entre más temprano está en el embarazo, es más probable que su cuerpo va a expulsar todo el tejido fetal por sí mismo y no requieren más procedimientos médicos.

Si el cuerpo no expulsa todo el tejido, el procedimiento más común realizado para detener la hemorragia y prevenir la infección es una dilatación y raspado, conocido como D & C. Se pueden recetar medicamentos para ayudar a controlar el sangrado después de que se realiza el D & C. El sangrado debe ser monitoreado de cerca una vez que esté en su casa; si observa un aumento de la hemorragia o la aparición de escalofríos o fiebre, lo mejor es llamar a su médico de inmediato

La Prevención del Aborto Espontáneo:

Dado que la causa de la mayoría de los abortos espontáneos se debe a anomalías cromosómicas, no hay mucho que se puede hacer para prevenirlos. Un paso importante es llegar lo más saludable posible antes de concebir para proporcionar un ambiente saludable para la concepción.

  • Hacer ejercicio regularmente
  • Comer sano
  • Controlar el estrés
  • Mantener el peso dentro de los límites saludables
  • Tomar ácido fólico diariamente
  • No fumar

Una vez que se entera de que está embarazada, otra vez la meta es ser lo más saludable posible, para proporcionar un ambiente saludable para que crezca su bebé:

  • Mantenga abdomen fuera de peligro
  • No fumar, ni estar alrededor del humo
  • No beba alcohol
  • Consulte con su médico antes de tomar cualquier medicamentos de venta libre
  • Limitar o eliminar la cafeína
  • Evitar los peligros ambientales como la radiación, las enfermedades infecciosas y radiografías
  • Evite los deportes de contacto o actividades que tienen riesgo de lesión

El Tratamiento Emocional:

Desafortunadamente, un aborto espontáneo puede afectar a cualquier persona. Las mujeres a menudo se quedan con preguntas sin respuesta en cuanto a su recuperación física, su recuperación emocional y tratando de concebir de nuevo. Es muy importante que las mujeres traten de mantener las líneas de comunicación abiertas con la familia, los amigos y los proveedores de atención médica durante este tiempo.

Algunos sitios de web útiles que abordan con un aborto espontáneo y la pérdida de un embarazo incluyen:

Última actualización: 08/2015

Compilado utilizando la información de las siguientes fuentes:

5 tipos de aborto espontáneo en el primer trimestre

Pérdidas vaginales de sangre o líquido amniótico, dolor abdominal o en la parte baja de la espalda y contracciones son los principales síntomas de un posible aborto. Si bien siempre son motivo de consulta, no siempre ponen punto final a la gestación. Pero si finalmente ocurre, conviene saber qué tipo de aborto se ha sufrido para planificar mejor el siguiente embarazo.

  1. Amenaza de aborto. Tienes pérdidas de sangre por la vagina de distinta consideración pero tu cuello del útero no ha dilatado y se confirma que tu bebé está vivo. A menudo estos embarazos llegan a buen término con reposo y en caso necesario, un tratamiento farmacológico.
  2. Aborto inevitable. Ocurre cuando sangras, tienes contracciones y tu cuello uterino está dilatado. Llegados a este punto, no se pueden detener los síntomas y el aborto se produce.
  3. Aborto incompleto. Has perdido parte del contenido uterino pero aún quedan restos. En estos casos, se procede a un legrado por aspiración.
  4. Aborto diferido. Se ha diagnosticado por ecografía que si bien tu útero contiene placenta y membranas, el feto ha muerto o nunca hubo embrión como en el caso de un óvulo huero o de un embarazo molar.
  5. Aborto por infección. Si has abortado por una infección uterina necesitarás tratamiento de inmediato.

Aborto natural: posibles causas y síntomas

Los abortos naturales se suelen producir normalmente en el primer trimestre de gestación. Cuando se produce de manera natural puede deberse a muchas causas, aunque en ocasiones no siempre se pueden identificar. Aquí te informamos de cuáles son las más comunes. La mayoría de abortos naturales se producen durante el primer trimestre de gestación, de hecho es la complicación más común durante el embarazo. Dependiendo del momento en que éste se produzca, podemos distinguir diferentes clasificaciones:

Tu navegador no puede mostrar este vídeo

  • Aborto temprano: suele ocurrir debido a alteraciones genéticas y tiene lugar durante los días después de la implantación del óvulo fecundado.
  • Aborto prematuro: cuando se produce antes de las 12 semanas de embarazo.
  • Aborto tardío: si se produce a partir de la semana 13 de embarazo.

¿Qué causas pueden provocar un aborto y qué síntomas se asocian a él?

Descubre: La evolución del feto a través de ecografías

© iStock

Posibles causas naturales de un aborto

Los motivos por los que se produce un aborto son muy amplios y en muchas ocasiones incluso se desconocen. Para clasificarlos se distinguen tres categorías: causas fetales, maternas o paternas.
> Causas fetales:
Las abortos relacionados con los problemas del feto suelen asociarse a mutaciones cromosomáticas, anomalías congénitas, infecciones o efectos ajenos causados por medicamentos o radiaciones ionizantes (como la de los rayos X, por ejemplo).

> Causas maternas:
En este caso las causas se asocian a problemas relacionados con la madre. Entre ellos se encuentran muchas enfermedades que puedan poner en riesgo su vida:
– Trastornos en el desarrollo de la placenta
– Deformidades o tumores en el cuello uterino, como miomas, sinequias o insuficiencia cervical.
– Traumatismos producidos por alguna caida.
– Infecciones
– Enfermedades sistemáticas como diabetes, hipertensión o hipertiroidismo.
– Intolerancia de Rh, que se produce cuando existe una incompatibilidad con la sangre de la madre y del feto.
– Insuficiencia del cuerpo lúteo
– Consumo excesivo de cafeína
– Abuso de sustancias nocivas como alcohol, drogas o tabaco.
> Causas paternas
Los problemas que se asocian al padre suelen estar relacionados con alteraciones genéticas o algún tipo de anomalía en el esperma.

Tipos de abortos naturales

Existen diferentes tipos de abortos naturales o espontáneo en las primeras semanas del embarazos:

  • Inevitable: se produce la apertura del cuello uterino donde se produce la pérdida.
  • Incompleto: es uno de los procesos más complicados, ya que puede producirse una infección o una hemorragia interna, por lo que debe seguir un seguimiento médico e incluso con tratamiento.
  • Por óvulo retenido: este es uno de los más comunes ya que se produce en forma de hemorragia que se confunde en algunas ocasiones con la menstruación. Se caracteriza porque el tejido fetal no llega a formarse.
  • Consumado: se produce la expulsión completa, lo que reduce el sangrado y el dolor.
  • Diferido: es el momento en el que la mujer se somete a un legrado porque el feto ha muerto, pero no es capaza de forma natural de expulsarlo.
  • De repetición: cuando una mujer experimentada de forma natural numerosos abortos naturales.

Revisiones médicas

Las embarazadas deben tener más precaución durante el primer trimestre, ya que existe un mayor riesgo de pérdida del feto. Los síntomas que se pueden asociar con un aborto natural pueden ser las hemorragias vaginales, especialmente durante el primer trimestre de embarazo, dolor lumbar, un dolor similar a las contracciones o, si la gestación está avanzada, un factor muy común es la pérdida del líquido amniótico. Por ello, es importante hacerse revisiones constante y pruebas para descartar cualquier anomalía en la gestación del feto.
También es posible que se produzca un aborto silencioso en el que no se presenten ninguno de los síntomas anteriores. En estos casos se diagnosticará en la consulta del ginecólogo con una ecografía y después comprobar que faltan signos de vida como movimiento, sonidos cardíacos, ultrasonido o que el útero no ha crecido desde la anterior revisión.
En cualquiera de los casos es recomendable que ante cualquier síntoma acudamos al médico.

Es importante tener en cuenta que los síntomas mencionados (hemorragias vaginales y dolores) no siempre tienen por qué significar que un aborto se ha producido, puede que ni siquiera tengan consecuencias negativas para el embarazo, por eso es necesario consultarlo siempre antes con nuestro médico y seguir sus recomendaciones.

Cómo superar un aborto: consejos y fases del duelo por la pérdida de un bebé
Cómo gestionar el miedo en un embarazo de alto riesgo
Incompetencia cervical: ¿tienes una enfermedad?

Aborto: tipos, causas, efectos, conclusiones y recomendaciones (página 2)

El embarazo no deseado en adolescentes se asocia con deficiente o nula educación sexual, sobrevaloración de la maternidad y el ejercicio de la sexualidad con poca claridad sobre el riesgo reproductivo.

2.2 TIPOS

Consideramos que el aborto puede ser clasificado en Espontáneo o Inducido y de tipo Legal o Ilegal

2.2 1. Aborto Espontáneo

Se considera aborto espontáneo a la pérdida de la gestación antes de las 26 semanas, cuando el feto no está aún en condiciones de sobrevivir con garantías fuera del útero materno. Un aborto espontáneo ocurre cuando un embarazo termina de manera abrupta. Un 8 y 15 por ciento de los embarazos, según las fuentes, que se detectan terminan de esta manera, aunque un número importante y difícilmente valorable pasan desapercibidos. Existen muchas doctas opiniones que dicen que incluso el 50 por ciento de los embarazos pueden considerarse fracasados y terminar de forma espontánea.

La mayoría de los abortos espontáneos, tanto conocidos como desconocidos, tiene lugar durante las primeras 12 semanas de embarazo y en muchos casos no requieren de ningún tipo de intervención médica ni quirúrgica. De igual forma también la inmensa mayoría de los abortos inducidos se dan antes de las 12 semanas.

Causas del Aborto Espontáneo:

Las alteraciones cromosómicas constituyen la causa más común de esta alteración. El aborto espontáneo recurrente (AER) ha sido definido como la verificación de 3 o más AE reconocidos clínicamente. Datos epidemiológicos indican que el riesgo de un nuevo aborto después de un AE (aborto espontáneo) es del 24%, pero asciende a un 40% después de 4 AE (abortos espontáneos) consecutivos. También se han propuesto como causa de AER (aborto espontáneo recurrente) las alteraciones de la arteria uterina.

Entre los factores anatómicos adquiridos están las adherencias intrauterinas, los miomas, la adenomiosis, las cirugías tubarias y la endometriosis que es una enfermedad que ocurre cuando el tejido endometrial, es decir, el tejido que reviste internamente el útero y que se expulsa durante la menstruación, crece fuera de él. En el caso de los miomas, se dice que su asociación con los AER (aborto espontáneo recurrente) puede obedecer a factores mecánicos, tales como reducción de la cantidad de sangre que se irriga, alteraciones de la placenta y contracciones uterinas que determinan la expulsión fetal. Se cree que el AER (aborto espontáneo recurrente) en mujeres con endometriosis puede deberse a la secreción de toxinas o a una mayor producción de prostaglandinas, que generan contracciones uterinas y alteraciones hormonales. Sin embargo, no se sabe si el aborto es ocasionado por la endometriosis o por mecanismos inmunológicos indirectos. Los problemas de salud de la madre pueden ser las causas de un aborto.

Fumar, consumir alcohol, los traumas y el abuso en el consumo de drogas, aumentan las posibilidades de un aborto.

2.2.2 Aborto Terapéutico

Es el que tiene por objeto evacuar científicamente, por medio de maniobras regladas, la cavidad uterina, vaciándola de todo sus contenidos Este aborto lo verifica un médico especializado y se toman las medidas precisas para salvaguardar la vida de la paciente, seriamente amenazada. Se realiza cuando la vida del feto se considera perdida (producto muerto) o representa un gravísimo peligro para la madre.

2.2.3. Aborto Frustro

La retención del embrión en la cavidad uterina por lo menos durante 4 semanas después de su muerte, se conoce como aborto frustro. Definir el tiempo entre la muerte y el diagnóstico no es fácil y carece de utilidad práctica porque en la actualidad el diagnóstico se realiza con prontitud. De acuerdo con la edad gestacional, la paciente observará primero que los movimientos fetales han desaparecido, que el crecimiento uterino se detiene y que posteriormente disminuye, los cambios mamarios propios del embarazo regresan y el sangrado es escaso, de color café negruzco, el cual persiste por varios días. No es posible determinar la FCF .

No se sabe porque después que muere el feto se retiene en el útero y no se expulsa espontáneamente, al parecer el uso de progestágenos para el tratamiento de la amenaza de aborto tiene una influencia directa

2.2.4. Aborto Séptico

Es el aborto completo o incompleto acompañada de infección, la cual se puede manifestar por fiebre, flujo sanguinolento o purulento y dolor hipogástrico. La mayoría de las pacientes ingresan a los hospitales con el antecedente de una maniobra abortiva. El aborto séptico representa un grave problema por su elevada incidencia y por las complicaciones que produce.

2.2.5 Aborto Inducido o Provocado

El aborto inducido, según la definición de la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.) es el resultante de maniobras practicadas deliberadamente con ánimo de interrumpir el embarazo. Las maniobras pueden ser realizadas por la propia embarazada o por otra persona por encargo de esta.

Desde las primeras leyes a principios del siglo pasado, el aborto provocado ha ido siendo despenalizado en muchos países, tanto del primer, segundo o tercer mundo y su despenalización ha supuesto en estos países una disminución drástica de la morbilidad y mortalidad materna. A continuación veremos los siguientes métodos usados para realizar el aborto provocado.

2.2.5.1 Succión o aspiración

El aborto por succión se hace entre la 6ta y la 12va semana. Este método se lleva a cabo introduciendo un tubo a través de la cerviz (la entrada del útero), el cual está conectado a un potente aspirador que destroza el cuerpo del bebé mientras lo extrae. Después, con este tubo o con una cureta (cuchillo curvo de acero) el abortista corta en pedazos la placenta separándola de las paredes del útero y la extrae.

2.2.5.2. Dilatación y curetaje (D y C)

Este método abortivo se utiliza a finales del primer trimestre o principios del segundo, cuando el bebé ya es demasiado grande para ser extraído por succión. Es similar a este último método, pero en vez de despedazar al bebé por aspiración, se utiliza una cureta o cuchillo, provisto de una cucharilla, con una punta afilada con la cual se va cortando al bebé en pedazos, con el fin de facilitar su extracción por el cuello de la matriz. Luego se sacan éstos pedazos con la ayuda de fórceps.

2.2.5.3. Operación cesárea

Este procedimiento se realiza durante los últimos tres meses del embarazo. Consiste en realizar una cesárea, no con el objeto de salvar al bebé por nacer, sino para dejarlo morir o para matarlo directamente. Como se trata de una intervención quirúrgica mayor tiene frecuentes complicaciones.

2.2.5.4 Aborto por las Prostaglandinas

Este potente fármaco se administra para provocar violentas contracciones en el útero con objeto de expulsar al bebé prematuramente y causarle la muerte. Sin embargo, a veces el bebé nace vivo, lo que el abortista considera como una «complicación».

2.2.5.5 Inyección salina

Se utiliza solamente después de las 16 semanas. El líquido amniótico que protege al bebé se extrae, inyectándose en su lugar una solución salina concentrada. El bebé ingiere esta solución que le producirá la muerte 12 horas más tarde por envenenamiento, deshidratación, hemorragia del cerebro y de otros órganos y convulsiones. Esta solución salina produce dolorosas quemaduras graves en la piel del bebé. Unas horas más tarde, la madre comienza «el parto» y da a luz un bebé muerto o casi muerto.

2.2.6. Aborto Legal

Se considera aborto inducido legal cuando es realizado bajo las leyes despenalizadoras del país donde se practica, cuando es realizado con consentimiento de la mujer, en un Centro Acreditado; y hay peligro para la salud o la vida de la embarazada, por causa de violación o por malformaciones fetales.

2.2.7 Aborto Ilegal

Se considera aborto ilegal o clandestino cuando es realizado en contra de alguna de las leyes del país donde se practica.

Cuando el aborto está prohibido por la ley, las circunstancias hacen que muchas mujeres busquen a comadronas o a médicos que se prestan a colaborar. Pero el aborto practicado en estas circunstancias es peligroso y mantiene unas estadísticas de mortalidad y morbilidad materna infinitamente superiores a las del aborto legal.

El aborto ilegal se practica generalmente en las peores condiciones higiénicas y con las posibilidades escasas de recurrir con urgencia a un hospital. Es importante que antes de continuar con la decisión que tomes valores las circunstancias a las que te puedes enfrentar.

2.3 CAUSAS

· Bajas condiciones socioeconómicas.

· Presión de la familia y de la pareja.

· Miedo a la expectativa social (marginación, truncamiento de sus expectativas en ese momento).

· Problemas de salud.

· Violación o incesto.

· Falta de educación sexual afectiva.

· Mal uso de métodos anticonceptivos (uso de prácticas tradicionales).

· Cuando la relación con su pareja no es estable.

2.4 EFECTOS

2.4.1 EFECTOS FÍSICOS

– CÁNCER DE MAMA:

El riesgo de cáncer de mama aumenta después de un aborto e incluso se incrementa aún más con dos o más abortos.

– CÁNCER DE OVARIOS, HÍGADO Y CERVICAL (cuello uterino):

Las mujeres con un aborto se enfrentan a un riesgo relativo de 2.3 de cáncer cervical, en comparación con las mujeres que no han abortado, y las mujeres con dos o más abortos encaran un riesgo relativo de 4.92. Riesgos igualmente elevados de cáncer de ovario e hígado se ligan con el aborto único o múltiple. Estos porcentajes incrementados de cáncer para el caso de mujeres que han abortado se vinculan aparentemente a la interrupción no natural de los cambios hormonales que acompañan al embarazo, así como a la lesión cervical no tratada.

– PERFORACIÓN DE ÚTERO:

Entre un 2 y un 3 % de las pacientes de aborto pueden sufrir perforación del útero; es más, la mayoría de estas lesiones quedarán sin ser diagnosticadas ni tratadas a no ser que realice una visualización mediante laparoscopia. Esta clase de examen puede resultar útil cuando se inicia un proceso judicial por negligencia en la práctica del aborto. El riesgo de perforación uterina se incrementa para las mujeres que ya han tenido hijos y para las que reciben anestesia general durante la realización del aborto. El daño en el útero puede complicarse en ulteriores embarazos y eventualmente puede acarrear problemas que requieran una histerectomía, lo que de por sí puede conllevar diversas complicaciones adicionales y lesiones que incluyen la osteoporosis.

– DESGARROS CERVICALES (cuello del útero):

En al menos un uno por ciento de abortos realizados en el primer trimestre se producen importantes desgarros cervicales que requieren sutura. Las laceraciones de menor envergadura o las micro-fracturas, que normalmente no son tratadas, pueden también a la larga perjudicar la función reproductiva. La lesión latente post-aborto puede abocar a una posterior incompetencia cervical, parto prematuro y complicaciones durante el parto. El riesgo de lesión cervical es mayor en adolescentes.

– PLACENTA PREVIA :

El aborto incrementa el riesgo de placenta previa en ulteriores embarazos (una circunstancia que pone en peligro tanto la vida de la madre como su embarazo deseado), en una escala de entre siete y quince. El desarrollo anormal de la placenta debido a lesión uterina aumenta el riesgo de malformación fetal, muerte peri natal y efusión excesiva de sangre durante el parto.

– EMBARAZO ECTÓPICO:

El aborto está relacionado de forma importante con un riesgo añadido de embarazos ectópicos posteriores. Los embarazos ectópicos, a su vez, amenazan la vida y pueden llevar a un descenso en la fertilidad.

– AFECCIÓN INFLAMATORIA PéLVICA Se trata de una enfermedad que puede poner en peligro la vida y conllevar un riesgo añadido de embarazo ectópico y reducción de fertilidad. Es por tanto razonable suponer que cuantos practican abortos previenen y tratan tales infecciones antes del aborto.

– ENDOMETRITIS:

La endometritis representa un riesgo post-aborto para todas las mujeres, pero en especial para las adolescentes, las cuales tienen una probabilidad 2.5 veces mayor de contraer endometritis después de un aborto que las mujeres con edades entre 20 y 29 años.

– COMPLICACIONES INMEDIATAS:

Alrededor de un 10 % de mujeres que se someten a un aborto provocado sufrirán complicaciones inmediatas, de las cuales aproximadamente un quinto (2 %) tienen la consideración de riesgo mortal. Las nueve grandes complicaciones más comunes que pueden darse durante la práctica del aborto son: infección, efusión excesiva de sangre, embolia, desgarro o perforación del útero, complicaciones de la anestesia, convulsiones, hemorragia, lesión cervical y «shock» endotóxico.

Además de otros efectos como:

– Esterilidad.

– Abortos espontáneos. .

– Nacimientos de niños muertos.

– Trastornos menstruales.

– Hemorragia.

– Shock.

– Coma.

– Peritonitis.

– Coágulos de sangre pasajeros.

– Fiebre /Sudores fríos.

– Intenso dolor.

– Perdida de peso

– Agotamiento

2.4.2 EFECTOS PSICOLÓGICOS

– Llanto/ Suspiros.

– Insomnio.

– Perdida de apetito.

– Comer constantemente.

– Nerviosismo.

– Frigidez.

– Culpabilidad.

– Impulsos suicidas.

– Sensación de pérdida.

– Insatisfacción.

– Sentimiento de luto.

– Pesar y remordimiento. .

– Perdida de confianza en la capacidad de toma de decisiones.

– Inferior autoestima.

– Preocupación por la muerte.

– Hostilidad.

– Conducta autodestructiva.

– Ira/ Rabia.

– Desesperación.

– Desvalimiento.

– Deseo de recordar la fecha de la muerte.

– Preocupación con la fecha en que «debería» nacer o el mes del nacimiento.

– Instintos maternales frustrados.

– Odio a todos los relacionados con el aborto. .

– Incapacidad de perdonarse a si misma. .

– Pesadillas.

– Ataques / Temblores.

– Frustración. .

2.4.3 EFECTOS SOCIALES

– Disminución de la capacidad de trabajo

– Pérdida de interés en el sexo

– Abuso de los niños

– Sentimientos de ser explotada

– Sentimiento de deshumanización

– Deseo de acabar la relación con su pareja

– Aislamiento

– Intenso interés en los bebés

– Sentimientos de ser explotada

CONCLUSIONES

– Luego del estudio realizado completo acerca del aborto he llegado a la conclusión que mientras mas comerciales, acerca de preservativos se realizan, es mayor el número de abortos clandestinos que se realizan en todo el país.

– La falta de información sobre las semanas de poder quedar en cinta para una señorita es una de las causas de porque quedan embarazadas.

– La necesidad de retener al novio cerca de ella provoca que tengan relaciones sexuales antes del matrimonio.

– La simple razón de que la gente lo hace y nos vemos obligados a tener relaciones sexuales sin medir las consecuencias funestas.

– La falta de concientización o información de parte de los padres que obligan a casarse a la hija que llega con un embarazo avanzado, provoca que nuestra juventud busque sus medios de escapatoria que puede derivar en un aborto.

– La utilización de preservativos y anticonceptivos para poder prevenir un embarazo es algo obsoleto, ya que lo único que se hace es retrasar la menstruación y siguen con la posibilidad de quedar embarazadas, en la próxima relación sexual.

– Mantener relaciones desde muy temprana edad como los 14-18 años puede ocasionar un embarazo a muy temprana edad y que deriva a un aborto.

Las estadísticas nos indican que en la actualidad, de los abortos realizados el 65% son a menores de 18 años.

– La distintas causas para que un embarazo se complique y se tenga que abortar a esa tan querida criatura por parte de la madre, estos abortos se realizan en hospitales, clínicas y centros hospitalarios donde la madre por causa de un accidente, golpes, malformaciones congénitas, etc, esta obligan a que se tenga que decidir entre la madre y el hijo. La mayoría de estas madres no quedaran estéril para toda su vida y mas bien podrán dar a luz a otro niño en el futuro.

– La gran diferencia entre un aborto deseado y uno no deseado que por otras causas tendrán que realizarlo.

– La falta de una ley que sea ejemplarizadora, que vaya en contra del aborto, y a la persona que se le encuentre realizando este tipo de trabajos que sea encarceladas por mas de 20 años, ya que se esta realizando un asesinato publico.

– Todos los problemas antes mencionados son un claro ejemplo de todas las infecciones, trastornos; que pueden llegar a contagiarse o puede llegar a tener la madre debido a que esta abortando.

– Todas las perturbaciones psicosomáticas, sueño, deformaciones, acusaciones contra ella misma, angustia irrefrenable, son algunos casos de los que llega a padecer la madre que ha abortado.

– Tanto las infecciones como las consecuencias psíquicas pueden afectar a la madre quedando así estéril y convirtiéndose así en una demente que puede llegar a odiar a toda clase de niños, inclusive puede llegar al suicidio.

POSIBLES ALTERNATIVAS

Debemos ver el problema por lo menos en dos perspectivas:

a) ¿COMO PREVENIR?

– Desarrollando un programa de orientación familiar con una adecuada educación sexual, de alguna manera esto debe ser orientado a los grupos de acuerdo a su necesidad.

– El ministerio de educación debe promulgar una ley donde exija el curso de salud sexual y reproductiva en todos los colegios.

– Hay grupos que padecen de diferentes elementos de acuerdo al nivel social que viven, pero que de manera alguna inducen a los mismos resultados que otros en otro nivel.

b) AYUDAR A LAS MADRES SOLTERAS.-

Crear centros de apoyo tanto emocional (psicológico), social y de trabajo.

Crear grupos de apoyo dirigido especialmente a los hijos y familiares de las madres solteras.

Crear una ley donde diga que una niña embarazada, pueda ser sustentada por el padre del hijo que tiene en el vientre.

RECOMENDACIÓN A NUESTROS JÓVENES

– Todo joven debe saber definir y considerar la actitud de que tiene él hacia sus amigos y sus amigos hacia él, por lo tanto como dicen por ahí, respeto guarda respeto.

– No debemos ser influenciados por nuestros amigos, por que este es un país democrático y libre, de ninguna manera nos vamos a considerar menos si uno de ellos nos indica que hagamos algo y no lo hacemos.

– No por que todos lo hagan yo también lo voy a hacer, no porque tu amigo fuma, yo voy a fumar, no por que mi amigo consuma bebidas alcohólicas yo voy a consumirlas. tú eres el dueño de tu cuerpo, de tu alma y de tu ser, si tu te enfermas, tu amigo no sufre contigo, no va a ir contigo al cementerio, ni va a morir contigo; mas bien se va a reír de que un incrédulo más cayó en su truco y murió.

– Con tu conciencia limpia y sin ningún error por detrás de ti, vivirás en paz

por siempre.

– Evite malas compañías.

– Tenga cuidado con la manera de vestirse.

– Escoja cuidadosamente los programas de televisión que mira.

– Tenga cuidado de lo que lee, mucha de la literatura contemporánea apela al instinto sexual.

– Esté atento con respecto a su tiempo libre

– Tenga una regla, «nunca envolverse en un enamoramiento deshonesto.»

– Dedique mucho tiempo a las escrituras, lectura, estudio.

BIBLIOGRAFÍA

– CUNNINGHAM, MACDONALD, GANT: Williams Obstetricia. Edit. Masson S.A., cuarta edición, 1996, Págs. 649- 673.

– JOSE PACHECO ROMERO: Ginecología, Obstetricia y Reproducción, tomo II. Edit. Repsac, segunda edición 2007, Págs. 1035 – 1043.

PÁGINAS DE INTERNET

No es fácil hablar de abortos en un blog de bebés, pero es un realidad que afecta a muchas parejas que desean ser padres. Por eso, hemos preparado una serie de posts especiales sobre el aborto, empezando por este en el que nos centraremos en la definición, las causas y los tipos de aborto.

El aborto es la interrupción del embarazo de menos de 20 semanas de gestación, ya sea natural o provocada. El desarrollo del feto se detiene antes de que tenga capacidad para vivir fuera del útero materno. En el caso de pérdida intencionada se lo llama aborto provocado, mientras que a la pérdida involuntaria del embarazo, se la llama aborto natural o espontáneo.

Nos detendremos en explicar las causas (por qué pueden producirse) y los diferentes tipos de abortos naturales o abortos espontáneos.

La mayoría de los abortos naturales se producen en el primer trimestre de gestación. Cuando ocurre antes de las 10 semanas se lo llama aborto precoz, entre la semana 11 y la 20, aborto tardío, y pasadas las 20 semanas se lo considera parto prematuro.

Se cree que uno de cada cinco embarazos acaba en aborto, aunque en la mayor parte de los casos la madre no llega a enterarse. A veces la gestación es tan breve que se produce antes de saber que ha habido embarazo y la pérdida se confunde con la menstruación o con un retraso de la misma.

Causas fetales y causas maternas del aborto

Es muy difícil identificar por qué se produce la interrumpción del embarazo. Las causas pueden ser multifactoriales, y la mayoría de las veces no se llegan a saber, pero hablaremos de las más frecuentes.

Más de la mitad de los abortos se deben a causas fetales, por anomalías congénitas del feto, con frecuencia fallos cromosómicos en los primeros estadios de gestación. Pero también debido a anomalías genéticas no cromosómicas, anomalías del trofoblasto (una capa de células formada alrededor del huevo entre el quinto y el séptimo día después de la fecundación) u otro tipo de anomalías.

El aborto también puede producirse por causas maternas, ya sea por alteraciones uterinas (miomas, sinequias, insuficiencia cervical, anomalías congénitas,etc.), infecciones, endocrinopatías (patología tiroidea, déficit de progesterona, etc.), agresiones externas (radiaciones, toxicomanías, factores ambientales, traumatismos), inmunológicas (síndrome antifosfolípido, etc), estados de desnutrición, enfermedades sistémicas o infecciosas (diabetes, nefritis, toxoplasmosis, brucelosis, sífilis, listeriosis, hepatitis B, etc.)

Amenaza de aborto

Una amenaza de aborto supone el riesgo padecer una pérdida del embarazo.

Una metrorragia (hemorragia vaginal no procedente del ciclo menstrual) en el primer trimestre de gestación es una amenaza de aborto hasta que no se demuestre lo contrario.

El test de embarazo es positivo. Hay sangrado ligero o moderado, contracciones uterinas, más o menos dolorosas o ambos síntomas a la vez.

En caso de sangrado vaginal en el embarazo hay que acudir inmediatamente al médico quien realizará una ecografía para comprobar la vitalidad del feto, el estado del cuello uterino (si está abierto o cerrado) y si es la primera ecografía, verificar la ubicación y desarrollo del feto en el útero para descartar anomalías como una embarazo ectópico, un embarazo molar, etc.

Ante una amenaza de aborto, el médico suele recomendar reposo absoluto para intentar retener el embrión, aunque no está del todo comprobada su eficacia, y no mantener relaciones sexuales.

Según el momento en que se produce el malogro del embarazo y sus características, el aborto espontáneo se clasifica en:

  • Aborto incipiente: cuando el cuello del útero está entreabierto es una señal de que el aborto se está iniciando.
  • Aborto en curso inevitable o inminente: cuando el cuello uterino está abierto y se ha iniciado el paso del feto. Es cualquier de estos dos casos el sangrado vaginal y los dolores de las contracciones uterinas se acentúan, lo cual indica que el cuello del útero se está dilatando.
  • Aborto completo o consumado: cuando después de la muerte fetal todos los productos de la concepción han sido expulsados del útero, ya no hay dolor, el sangrado es escaso y se ha vuelto a cerrar el cuello uterino. No suele requerir tratamiento alguno.
  • Aborto incompleto: cuando no se expulsa por completo el contenido del útero después de la muerte fetal. Requiere tratamiento médico para eliminar los restos que pudieran haber quedado y así evitar hemorragias o infecciones, que suponen un verdadero riesgo para la madre. Un aborto incompleto podría derivar en un aborto séptico si se infectara el tejido fetal o placentario que permanecen en el útero.
  • Aborto diferido o retenido: cuando muere el embrión pero la mujer no logra eliminar el saco gestacional durante varias semanas o incluso meses. Ocurre normalmente entre las semanas 8 y 12, desaparecen poco a poco los síntomas de embarazo, el útero deja de crecer y las pruebas de embarazo se vuelven negativas aproximadamente 10 días después de la muerte fetal. Requiere tratamiento (legrado) para eliminar el contenido del útero.
  • Aborto por óvulo detenido: cuando el aborto es tan precoz que el óvulo ha sido fecundado pero el tejido fetal definido no alcanzó a formarse. No necesita ningún tratamiento y se elimina con la menstruación, la mayoría de las veces pasando desapercibido.

Abortos de repetición

Los abortos de repetición o abortos recurrentes son los que ocurren de manera consecutiva tres veces o más. Hasta ese punto no se considera que pueda haber algún problema para concebir. En ese caso, sería recomendable recurrir a un estudio genético para descartar alteraciones cromosómicas.

De cualquier modo, la mayoría de los abortos no son recurrentes, por lo que el pronóstico para el próximo embarazo es bueno. Haber tenido un aborto no significa que esto volverá a suceder.

Continuará

Este post, por ser el primero de la serie sobre abortos, es un post más “técnico”, pero en los siguientes hablaremos de la prevencion, de las señales de alarma y de los aspectos emocionales en la mujer y en la pareja que ha sufrido un aborto. Estad atentos.

Foto | Mitya Kuznetsov en Flickr
En Bebés y más | Aborto espontáneo o aborto natural, Tipos de aborto espontáneo

En Esta Sección

  • Aborto espontáneo
  • ¿Cómo sé si estoy teniendo un aborto espontáneo?

Los signos más comunes de un aborto espontáneo son hemorragia y cólicos. Llama a tu médico si crees que estás teniendo un aborto espontáneo.

¿Cuáles son los signos de un aborto espontáneo?

A veces, no hay ningún síntoma de aborto espontáneo, y no te enteras hasta que te hacen un ultrasonido o ya no sientes el embarazo. Pero, generalmente, hay signos y síntomas. Por ejemplo:

  • Sangrado vaginal o manchado
  • Dolor intenso en el abdomen
  • Cólicos fuertes

Otros problemas que son menos graves que un aborto espontáneo también pueden causar estos síntomas, pero si crees que puedes estar teniendo un aborto espontáneo, ve a ver a tu médico de inmediato para asegurarte.

¿Qué sucede durante un aborto espontáneo?

El aborto espontáneo es diferente en cada mujer, pero hay algunos síntomas comunes.

No todos los abortos espontáneos son dolorosos, pero la mayoría de las personas tiene cólicos. Los cólicos son realmente intensos para algunas personas y más leves para otras (como los de un periodo menstrual o menos intensos). También es común tener hemorragia vaginal y despedir coágulos de sangre hasta del tamaño de un limón. La hemorragia intensa por un aborto espontáneo puede causar miedo o sorpresa, pero suele ser normal.

El sangrado y los cólicos pueden desaparecer rápidamente, o bien pueden durar varias horas. El médico puede darte medicamentos y consejos sobre cómo manejar el dolor y los cólicos durante un aborto espontáneo.

No importa cuán rápidamente transcurre o si es doloroso o no, el aborto espontáneo puede ser angustiante. Mantente en contacto con tu médico sobre lo que va sucediendo y cómo te sientes. Tu médico puede decirte qué es normal y qué no, y darte recursos de apoyo emocional si lo necesitas.

¿Qué puedo esperar sentir después de tener un aborto espontáneo?

No existe una forma única de sentirse que sea igual para todas las personas después de haber tenido un aborto espontáneo. Puedes tener una mezcla de emociones que incluyen desilusión, desesperación, conmoción, culpa, aflicción y alivio —a veces, todas al mismo tiempo—. Todos estos sentimientos son realmente normales y, por lo general, desaparecen con el paso del tiempo.

Cuídate física y emocionalmente, y concédete el permiso para hacer el duelo por tu pérdida si lo necesitas. La aflicción y la tristeza son respuestas muy normales al aborto espontáneo. Trata de rodearte de personas comprensivas y cariñosas que te dejen manifestar tu dolor y te brinden consuelo. Si tienes una pareja, es posible que también sienta aflicción por la pérdida y lidie con una variedad de emociones. Hablar de sus sentimientos y apoyarse mutuamente puede ayudar a ambos a sobrellevarlo.

El tiempo necesario para sanar emocionalmente después de un aborto espontáneo es distinto para cada quien. Tómate el tiempo que necesites para tu proceso de duelo. La mayoría de las personas se sienten mejor cuando pueden hablar con alguien comprensivo. Incluso si sientes que no hay nadie en tu vida en quien puedas apoyarte, debes saber que no estás sola. Tu enfermera o doctor pueden hablar contigo, o ayudarte a encontrar un consejero o grupo de apoyo en tu área. También hay muchos grupos de apoyo en línea, donde puedes conectarte con otros que están pasando lo mismo que tú. All-Options tiene una línea telefónica gratuita que te ofrece un espacio privado para hablar de tus sentimientos después de una pérdida (este servicio sólo está disponible en inglés).

Si quieres quedar embarazada de nuevo, tu médico o el centro de salud de Planned Parenthood local te pueden aconsejar acerca de cómo planificarlo y ayudarte a definir cuándo es el mejor momento para comenzar a intentarlo otra vez. También te pueden dar consejos acerca de la prevención contra embarazos y ayudarte a obtener métodos anticonceptivos si no quieres un nuevo embarazo enseguida.

¿Qué sucede si he tenido más de 1 aborto espontáneo?

Si has tenido más de dos abortos espontáneos seguidos, puede que tu médico decida hacerte unos exámenes para ayudar a determinar si algo específico está causando problemas con tus embarazos. Los exámenes buscarán desequilibrios hormonales, trastornos genéticos u otros problemas. Algunas condiciones pueden ser tratadas para ayudarte a tener un embarazo saludable en el futuro.

¿Cómo son los abortos espontáneos?

Los abortos espontáneos son distintos para cada personas, pero los síntomas comunes pueden incluir:

  • sangrado o manchado vaginal
  • Dolor intenso en el abdomen
  • Cólicos fuertes
  • Dolor, presión o molestia en la espalda baja
  • Cambio en el flujo vaginal

Otras cosas que son menos serias que un aborto espontáneo pueden causar estos síntomas pero si sientes que estás teniendo un aborto espontáneo, visita a tu médico, al centro de salud local de Planned Parenthood o un hospital para estar segura.

Si se trata de un aborto espontáneo, puede que los síntomas pasen pronto o se demoren por varias horas. Los cólicos son realmente fuertes para algunas personas y suaves para otras. El sangrado vaginal puede ser fuerte y puedes expulsar coágulos hasta del tamaño de un limón.

A veces no hay síntomas del aborto espontáneo y no te enteras hasta que te hacen un ultrasonido o dejas de sentirte embarazada.

Sin importar lo rápido que ocurra, si duele o no, pasar un aborto espontáneo puede ser difícil. Mantente en contacto con tu doctor sobre lo que ocurre y cómo te sientes. Tu médico puede decirte qué es normal y qué no lo es, y ofrecerte fuentes de apoyo emocional si lo necesitas.

¿Estoy teniendo un aborto? Cuatro señales de peligro

Algunos abortos espontáneos que generan sangrado vaginal abundante son los embarazos ectópicos, cuando el embrión se desarrolla fuera del útero, o las gestaciones fallidas (o anembrionarias o también llamadas huevo huero), cuando el embrión no alcanza a desarrollarse.

  • 2. Dolores.

    El dolor abdominal y en la parte inferior de la espalda suele acompañar al sangrado, aunque, por lo general, si se produce, llega un poco después. Este tipo de dolores, a menudo en forma de calambres o retortijones (como los típicos del periodo menstrual), son un síntoma frecuente del embarazo. Sin embargo, se debe consultar al médico si son muy intensos, se registran en una cantidad excesiva o se acompañan de hemorragias vaginales.

  • 3. Ausencia de síntomas del embarazo.

    Si los signos normales de la gestación desaparecen de repente y no se manifiestan durante unas 24 horas, podría ser señal de un aborto espontáneo. Incluso podría producirse una disminución del tamaño del vientre.

    Si esto ocurre, se debe acudir al médico con el fin de evaluar si existe algún problema. Una ecografía o un análisis sanguíneo permitirán determinar si el embarazo marcha bien o no. Si la ecografía detecta que el embrión no presenta actividad, es posible que ya se haya producido un aborto espontáneo, aunque no haya hemorragias ni dolores.

  • 4. Fiebre, escalofríos y malestar general.

    El llamado aborto séptico se manifiesta con fiebre, escalofríos y malestar general, además de una complicación infecciosa. Junto a estos síntomas, se producen dolor y sangrado vaginal, con frecuencia de aspecto purulento. Requiere la atención inmediata de un profesional, pues pone en riesgo la salud de la mujer.

  • El aborto natural, no todos son iguales

    Imagen: ayleene de monn

    Existen varios tipos de abortos naturales. Uno de ellos, llamado aborto retenido, implica la muerte en el útero del embrión o del feto antes de la semana 22 del embarazo pero sin síntomas externos. Según la imagen ecográfica, explica la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), se distinguen dos tipos de aborto retenido: el aborto diferido, en el que se observa un embrión sin latido, y la gestación anembrionada, en la que se contempla un saco de 20 milímetros o más sin identificarse embrión.

    Otros tipos de abortos naturales son el incompleto, cuando los productos de la concepción se expulsan de manera parcial, y el completo, cuando la expulsión del tejido embrionario es completa. Este último ocurre en cerca de un tercio de los casos.

    El aborto espontáneo clínico se produce en entre el 10% y el 20% de los embarazos. Por el contrario, el 60% de los casos son preclínicos, es decir, pasan antes de que se manifiesten síntomas, por lo que muchas mujeres incluso sufren abortos espontáneos sin haberse enterado de que estaban gestando.

    El aborto natural en cifras

    El 85% de los abortos naturales ocurren antes de la semana 12 del embarazo. Si una gestación llega a la séptima semana con una ecografía normal, la probabilidad de perder el bebé de forma espontánea es muy baja; en estas condiciones se produce menos del 5% de los abortos.

    Además, el riesgo de aborto natural aumenta con la edad materna: mientras que no llega al 12% de probabilidades en mujeres menores de 30 años, asciende al 15% para la franja de entre 30 y 34 años y al 24,6% para mujeres de 35 a 39 años. A partir de los 40, las cifras se disparan: 51% para mujeres de entre 40 y 44 años y del 93,4% a partir de los 45.

    Etiquetas:

    aborto embarazo

    RSS. Sigue informado

    RSS sobre aborto

    Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

    Normas de publicación de los comentarios

    Los comentarios de EROSKI CONSUMER están moderados para asegurar un diálogo constructivo entre los usuarios, por lo que no aparecerán inmediatamente.

    Aquí explicamos qué criterio seguimos para publicar comentarios. Aquellos usuarios que no sigan estas normas de cordialidad no verán sus opiniones en nuestra web:

    • Envía, por favor, comentarios destinados a compartir opiniones en relación a los temas publicados en nuestro portal.
    • Evita los insultos o las descalificaciones para fomentar un ambiente en el que todos se sientan cómodos y libres, en definitiva, un tono que propicie la participación.
    • Al comentar, procura no ser repetitivo. En este sentido, no se publicarán comentarios de usuarios que utilicen otros perfiles para incidir en un mismo tema.
    • No uses este canal para anunciar contenidos comerciales.

    Eroski Consumer no se hace responsable de las opiniones vertidas por los usuarios.

    Uno de los momentos más duros que experimenta una mujer en su vida es el de sufrir un aborto natural o espontáneo. Y es que, en ese instante, no sólo sufre un dolor físico sino que se rompe a nivel emocional, al ver frustrado su deseo de ser madre. De ahí que tenga que contar con el respaldo y el cariño de su pareja y de las demás personas de su entorno, pues así será cómo superará el trance, se recuperará y podrá volver a intentar quedarse en estado.

    Las estadísticas manifiestan que uno de cada cinco embarazos finaliza en un aborto de este tipo, aunque la madre en muchas ocasiones no llega siquiera a percibirlo, ya que puede confundirse con una simple menstruación.

    A pesar de esa frecuencia innegable con la que se produce, aún en nuestros días está visto como un tabú, quizás debido a ese dolor que genera. No obstante, es necesario conocer todo sobre el mismo para así, en caso de que se sufra, poder tener respuesta a porqué ha sucedido o cómo se puede superar. Y a eso queremos contribuir, por lo que a continuación vamos a analizar sus causas, sus síntomas, los tipos que existen e incluso cuál es es tratamiento necesario para afrontarlo.

    Causas del aborto espontáneo

    En concreto, tenemos que exponer que dos son los grandes tipos de causas que pueden llevar a que una mujer sufra un aborto natural:

    • Por un lado, nos encontramos con las maternas, que son las que, como su propio nombre indica, tiene su origen en la embarazada. Y es que distintas enfermedades que padezca, como la diabetes o el SIDA entre otras, pueden acabar con la vida del feto. No obstante, hay otras situaciones relacionadas son la mujer que también concluyen de la misma y trágica forma, como sería el caso de traumatismos severos, infecciones, desnutrición, alteraciones relacionadas con el útero…
    • Por otro lado, están las llamadas causas fetales. Anomalías de diversa tipología, tanto congénitas como no cromosómicas, son las que acaban haciendo que se pierda al bebé.

    Síntomas de un aborto natural

    Si importante es conocer qué propicia el aborto natural, también es necesario saber qué síntomas vienen a indicar que se está sufriendo uno o qué hay riesgo de que este tenga lugar. En concreto, los signos más habituales son estos:

    • Sangrado vaginal
    • Dolores abdominales en forma de cólico
    • Dolores en la zona lumbar

    No obstante, es vital que la embarazada sea consciente de que, durante el primer trimestre del año, es habitual que muchas mujeres sufran esas circunstancias sin que luego se produzca el aborto. Por eso, lo mejor es mantener la calma y acudir al hospital para que el ginecólogo pueda realizar un diagnóstico.

    Tipos de aborto natural

    Antes de la semana 20 de embarazo es cuando tiene lugar la interrupción involuntaria y natural del embarazo que estamos analizando. No obstante, hay que tener en consideración que, en función de la fecha concreta en la que se produzca o de las circunstancias que le rodean, ese aborto puede ser de diferente tipología:

    • Inevitable

      La apertura del cuello uterino, que propicia la salida del feto, es la responsable de que tenga lugar la pérdida en este caso, que resulta imposible de detener.

    • Incompleto

      Uno de los abortos espontáneos más complicados es este, ya que en el mismo la mujer no expulsa el contenido del útero. Circunstancia esta que provoca que, ante la posibilidad de que sufra una infección o incluso una hemorragia, tenga que someterse al tratamiento médico más adecuado a su caso.

    • Por óvulo retenido

      Muchas mujeres han sufrido este y ni siquiera se han dado cuenta, ya que se muestra como una pequeña hemorragia que suele confundirse con la menstruación. Es muy precoz y se caracteriza porque el tejido fetal no llega a formarse.

    • Consumado

      En este caso, es el que se produce cuando la mujer expulsa todo el contenido de lo que fue la concepción, trayendo consigo la disminución del sangrado y del dolor así como el cierre de lo que es el cuello uterino.

    • Diferido

      Este es el aborto que requiere que la embarazada se someta a un legrado, porque el feto ha muerto pero no es capaz de echar fuera del cuerpo todo lo que es el conjunto de elementos de la concepción.

    • De repetición

      Bajo esta denominación se encuentran los abortos que experimenta una mujer de forma continuada en tres o más ocasiones.

    Cómo recuperarte tras un aborto espontáneo

    En función del tipo de interrupción involuntaria del embarazo que se haya producido, el ginecólogo establecerá el tratamiento más adecuado para que la mujer se recupere cuanto antes. Si esta expulsa lo que es el saco gestacional, no habrá que actuar. Sin embargo, si eso no ocurre el doctor puede optar bien por establecer la ingesta de medicamentos o bien por someterla al mencionado legrado.

    admin

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *