0

Como blanquear dientes

Modificado: 08 enero 2020

Seguro que has escuchado a personas hablando maravillas sobre los beneficios del carbón activado para blanquear los dientes y te has preguntado…

¿Cuáles son los beneficios del carbón activado? ¿Cómo se supone que debes usarlo? ¿Para qué sirve el carbón activado?

Probablemente lo último que se te ocurriría para blanquear los dientes sería llenarlos con una sustancia negra como el petróleo. Sin embargo, muchas personas aseguran que éste es uno de los mejores tratamientos naturales que existe para blanquear los dientes. Y aunque no lo creas, hay una razón científica para eso.

Si quieres enterarte de los secretos de esta sustancia y las diferentes formas en las que puedes usarlo para conseguir una sonrisa deslumbrante, te recomendamos que no te pierdas este artículo .

En Dentaly.org también hemos investigado sobre el blanqueamiento de dientes y algunos de los mejores productos disponibles en el mercado. Sabemos que hay un montón de productos ‘milagrosos’ que inundan la red y queremos poner un poco de orden en la confusión que puedas tener a la hora de elegir entre carbón activo u otras sustancias, como blanqueadores de dientes caseros y asi tener una guia de cuales son los mejores productos para tu sonrisa.

Los Mejores productos blanqueadores de carbón activado
Very Good Smile Ver precio
Resultados en: 1-2 semanas
Usos : 100
Presentacion: en polvo 30 gr.
LiveCoco Ver precio
Resultados: despues del primer uso
Usos : 300
Presentacion: en polvo 80 gr.
Pro Teeth Whitening Co Ver precio
Resultados: 1 semana
Usos : 200
Presentacion: en polvo 57 gr.
Blackwoods Ver precio
Resultados: 1 semana
Usos : 200
Presentacion: en polvo 57 gr.
Coco Lab Activated Charcoal Ver precio
Resultados: 1 semana
Usos : 3-4 meses depende del uso
Presentacion: en polvo 60 gr.
Cocosmile Ver precio
Resultados: 1 – 2 semanas
Usos : 3-4 meses depende del uso
Presentacion: en polvo 80 gr.
Moody Zook Ver precio
Resultados: 1 semana
Usos : 4 meses depende del uso
Presentacion: en polvo 226 gr.
Betope Ver precio
Resultados: 1 semana
Usos : depende del uso
Presentacion: pasta de dientes 120 gr.
Empuñadura de bamboo Ver precio
Tamaño: 19.5 cm de largo
Antibacteriano
Cerdas de dureza media de alta calidad

Los Mejores Productos Blanqueadores de Carbón Activado

Very Good Smile

Resultados en: 1-2 semanas
Usos : 100
Presentacion: en polvo 30 gr.

Ver Precio

LiveCoco

Resultados: despues del primer uso
Usos : 300
Presentacion: en polvo 80 gr.

Ver Precio

Pro Teeth Whitening Co

Resultados: 1 semana
Usos : 200
Presentacion: en polvo 57 gr

Ver Precio

Blackwoods

Resultados: 1 semana
Usos : 200
Presentacion: en polvo 57 gr.

Ver Precio

Coco Lab Activated Charcoal

Resultados: 1 semana
Usos : 3-4 meses depende del uso
Presentacion: en polvo 60 gr.

Ver Precio

Cocosmile

Resultados: 1 – 2 semanas
Usos : 3-4 meses depende del uso
Presentacion: en polvo 80 gr.

Ver Precio

Moody Zook

Resultados: 1 semana
Usos : 4 meses depende del uso
Presentacion: en polvo 226 gr.

Ver Precio

Betope

Resultados: 1 semana
Usos : depende del uso
Presentacion: pasta de dientes 120 gr.

Ver Precio

Empuñadura de bamboo

Tamaño: 19.5 cm de largo
Antibacteriano
Cerdas de dureza media de alta calidad

Ver Precio

¿Qué es y para que sirve el carbón activado?

Hay que dejar claro que este producto NO es lo que queda después de una fogata en tu casa, o el mismo carboncillo que puedes conseguir en las tiendas de arte. No.

El carbón activado para los dientes–también llamado carbón activo– tiene propiedades especiales debido a la forma en la que se produce: el proceso de activación implica someter al carbón a temperaturas muy altas, ya sea por medios químicos o con vapor. Esto crea gran cantidad de poros diminutos de bajo volumen que le dan una gran superficie.

Te dejamos un vídeo muy interesante donde aprenderás algunos de los usos más comunes del carbón activo obtenido a partir de las cáscaras de coco:

Sorprendentemente, solo un gramo de carbón activo tiene el área de por lo menos 11 campos de tenis debido a su estructura, que es muy compleja.

Esta superficie permite que el carbón absorba grandes cantidades de otras sustancias (porque se adhieren a su superficie). Dentro de tu cuerpo podría eliminar químicos y toxinas de tu sistema. Cuando se aplica el carbón activado a tus dientes hace que la placa, las bacterias y otras partículas se adhieran a él, haciendo que al final se puedan enjuagar todas juntas.

Como nota importante debes tener en cuenta que esta sustancia sólo puede quitar las manchas de la superficie de tus dientes. En concreto las que son causadas por coloraciones intensas propias de algunos alimentos y bebidas.

Pero… ¿cuáles exactamente?:

  • Café
  • Vino tinto
  • Salsas de tomate
  • Curries

Importante: no todos los tipos de carbón tienen la propiedad de blanquear tus dientes. Además, si tus dientes son ya de por sí amarillos o se han decolorado por una condición de salud o consumo de medicamentos, tendrás que recurrir a otro tipo de tratamientos para lograr mejores resultados.

¿Es seguro el uso del carbón activado para los dientes?

Sí. Incluso es completamente seguro ingerir pequeñas cantidades de carbón activo. De hecho, se usa para tratar casos de envenenamiento ya que es bueno para absorber las toxinas antes de que ingresen al torrente sanguíneo.

El carbón activo también figura en la lista de medicamentos esenciales de la Organización Mundial de la Salud, específicamente en el apartado sobre ‘Antídotos y otras sustancias usadas en envenenamientos’. Así que no debería haber dudas acerca de su seguridad.

El carbón activado para blanquear los dientes también se usa en un gran número de productos de uso diario y procesos como los filtros de agua y la descafeinización del café. Probablemente lo uses todos los días y ni siquera te hayas dado cuenta.

Carbón activado para los dientes: contraindicaciones

Cuando se trata de usarlo para blanquear los dientes, se han planteado algunas dudas sobre su naturaleza abrasiva y otros daños que pueden causar, como sensibilidad dental o inflamación de las encías. El carbón es efectivo quitando manchas superficiales del diente, pero también representa un riesgo al erosionar el esmalte.

A medida que la capa de esmalte (que es translúcida ) se va haciendo cada vez más fina, la capa interna del diente o dentina (que es amarillenta) comienza a verse a través de él. Así que, irónicamente, un blanqueador dental que incluya un método abrasivo puede causar el efecto contrario al deseado en el largo plazo: hacer que tus dientes se vean más amarillos.

Los dentistas advierten sobre el uso excesivo de las pastas dentales blanqueadoras por la misma razón. Pero mientras las pastas blanqueadoras tradicionales necesitan del cepillado para ser efectivas, el carbón activado puede sólo «adherirse» a las manchas para quitarlas de la superficie del diente sin cepillarla.

Si tienes en cuenta la relación coste-beneficio que puedes obtener con el uso de este producto, tal vez valga la pena intentarlo. En el peor de los casos sólo perderás unos cuantos euros, un poco de tiempo, y si no tienes cuidado mancharas un poco el baño.

Precauciones

Si estás preocupado acerca del daño que el carbón para dientes puede causar a tu esmalte, lo que podrías hacer es aplicar la pasta en tus dientes y dejarla actuar durante unos minutos sin restregarla. Luego enjuaga, y cepilla como de costumbre con tu pasta dental habitual. De manera alternativa, puedes optar por usar una pasta de carbón activo para los dientes sólo unas pocas veces por semana.

Si notas que tus encías se irritan, cambia a tu pasta dental normal por un tiempo hasta que se hayan recuperado. Luego, podrás retomar el cepillado con el carbón para dientes, aunque quizás sea mejor que lo hagas con menos frecuencia.

A las pastas dentales con carbón generalmente no se les añade flúor. Algunas personas consideran que es un beneficio ya que quieren evitar sustancias aditivas. Pero de hecho, el fluoruro se le añade a la mayoría de las pastas dentales comerciales porque es efectivo para fortalecer los dientes y combatir la caries. Ésta es otra buena razón para alternar la pasta dental de carbón con tu pasta de dientes habitual.

Tampoco deberías cepillarte con carbón si tienes heridas abiertas o llagas. Si tienes alguna duda, habla con tu dentista para tener una opinión médica. También averigua con tu profesional antes de usar carbón activo si tienes implantes, carillas o coronas dentales. El material usado en éstas puede ser menos resistente al mancharse con el carbón.

No es seguro inhalar el polvo oscuro que crea esta sustancia, así que ten cuidado al manipularlo en casa.

Comparación de los productos blanqueadores de carbón activado

Polvo bruto Polvo mezclado Pasta dental Tiras blanqueadoras
Marca recomendada LiveCoco Pro Teeth Whitening Co Wotek Y.F.M
Medida de la unidad 80g 60ml 120g 14 sets
Ventajas No tiene sabor Polvo de carbón puro Buenos resultados Buenos resultados Agradable sabor Todo natural Agradable sabor Buenos resultados Fácil de usar Buenas cuando se esperan rápidos resultados
Desventajas Desordenado Difícil de usar Desordenado Difícil de usar Puede causar sensibilidad Sin fluoruro Resultados no duraderos Desorden al limpiarlos

Uso de carbón activado para blanquear los dientes

Ya ha quedado claro que no puedes coger una bolsa de carbón del día de reyes o de una gasolinera y frotártela en los dientes. Puedes comprar carbón activado en varios formatos en las tiendas de alimentos naturales o por internet. Incluyen:

  • Polvos (tanto sueltos como en forma de cápsulas)
  • Pastillas
  • Pasta dental
  • Tiras para blanqueamiento.

Las pastillas están destinadas principalmente para la ingestión y el tratamiento de problemas internos. Puedes molerlas y agregarles agua hasta formar una pasta es inodoro e insípido, pero implica más tiempo y hay otras formas más rápidas de obtener los mismos resultados. A continuación, te hacemos un pequeño resumen de algunos de los productos disponibles, cómo usarlos y su efectividad:

Polvo

El polvo de carbón activo para los dientes viene en pequeños envases de 30-80 g que deberían durarte varios meses. El fino polvo puede estar mezclado con agua u otros ingredientes para el cepillado (más adelante profundizaremos más sobre esto). Puedes comprarlo en estado puro —sólo polvo de carbón—, o mezclado con otros ingredientes que ayudarán con el blanqueamiento o la frescura del aliento.

A continuación te presentamos algunas de nuestras mejores selecciones para España. Luego te enseñaremos cómo puedes usarlo.

Tras probar sus productos, la marca francesa Very Good Smile nos ha sorprendido, sobre todo por usar en su carbón activado una nueva fórmula blanqueadora de dientes. Lo que más nos ha gustado es que usan una materia prima más pura y de mejor calidad. La fórmula de carbón activado de Very Good Smile no es abrasiva ni utiliza ingredientes sintéticos, por lo que la recomendamos para dientes sensibles, ya que no daña el esmalte ni la dentina.

El carbón activado Very Good Smile elimina las manchas amarillas del esmalte que a la larga aparecen con el café, el té, el tabaco, vino y otras sustancias. Este blanqueador dental te hará sonreír sin complejos.

Es muy fácil de usar:

  1. Primero, debes humedecer un poco el cepillo dental.
  2. Segundo, sumerge el cepillo en el polvo de carbón activado Very Good Smile y limpiate los dientes durante 2 minutos, como siempre.
  3. Para terminar, enjuágate bien con mucha agua para eliminar los residuos.

Este producto tiene muy buena valoración en Francia. La mayor parte de los usuarios están muy satisfechos con los resultados que han conseguido en solo dos semanas. La única queja que hemos oído es que puede manchar bastante el lavabo, por lo que sugieren usarlo en la ducha.

El carbón activado Very Good Smile viene en un envase de 30 g que puede durarte entre dos y tres meses, si lo usas a diario. Nos ha parecido más económico que otros productos similares y lo mejor de todo es que la empresa te ofrece la garantía de devolución del 100% de tu compra si se lo devuelves antes de 30 días.

Desde nuestro punto de vista, otro de los mejores carbones en polvo que puedes conseguir en el mercado es el carbón activado natural para blanquear los dientes LiveCoco. Está producido a partir de cáscaras de coco y no contiene aditivos adicionales de otros ingredientes o sabores. El carbón en bruto es bastante insípido, así que no dejará un sabor desagradable en tu boca, como muchas personas podrían esperar.

Algunos personas aseguran que funciona bien para reducir el mal aliento, hacer que los dientes estén más limpios y reducir las manchas. Un frasco contiene 80 gm, más grande que la mayoría en el mercado, y debería ser suficiente para unos 300 usos.

Una palabra con la que se asocia este producto es el desorden y el caos en el baño, ya que si no tienes cuidado puede llegar a dejarte todo perdido. Un consejo: si eres mujer maquíllate después de usarlo, nunca antes.

De manera alternativa, puedes conseguir carbón en polvo mezclado junto a otros ingredientes.

Pro Teeth Whitening Co produce un polvo completamente natural que combina cáscaras de coco altamente purificadas con otros ingredientes como arcilla y jengibre para ofrecer beneficios adicionales. Está disponible con sabores a menta, menta verde y fresas. A juzgar por las críticas, el claro ganador es el sabor a menta, aunque no debes juzgar el producto sólo por su sabor.

Algunos usuarios dicen haber visto un cambio justo después de dos días de uso, mientras que a otros les llevó alrededor de una semana ver los resultados. «Me alegra haber encontrado esta alternativa natural para blanquear los dientes. Lo he usado dos veces y ahora veo la diferencia», es uno de los comentario de un usuario.

Lo venden en envases de 60 ml. Viene con la advertencia de consultar a tu dentista si tienes antecedentes de sensibilidad dental o inflamación de las encías antes de usarlo.

Otro producto con una composición diferente es de Blackwoods. Este polvo contiene ingredientes 100% naturales y orgánicos. Incluye plantas de bambú, beneficiando la protección del medio ambiente al reducir los residuos contaminantes.

Este producto promueve la buena salud oral cambiando el equilibrio del pH en la boca, lo que ayuda a prevenir las caries, el mal aliento y la enfermedad de las encías. Blanquea los dientes absorbiendo la placa y restos microscópicos que manchan los dientes. Este uso de carbón activado es rentable y una solución totalmente natural para una sonrisa brillante.

Las críticas reportan generalmente buenos resultados, aunque a algunos no les gusta su textura arenosa y se preocupan por el daño que les pueda causar en sus dientes y encías.

En una búsqueda rápida en internet podrás encontrar otras marcas. Verifica las reseñas para que te hagas una idea del tipo de producto que estás buscando. Entre estas marcas están:

  • Activated charcoal
  • Coco Smile
  • Carbón activado moody Zook

¿Cómo usarlo?

En los siguientes pasos te vamos a explicar cómo cepillarte los dientes con polvo de carbón activado:

  1. Introduce tu cepillo en el agua para limpiarlo y mojar todas las cerdas.
  2. Agítalo para liberar el exceso de agua: debe estar húmedo pero no muy mojado.
  3. Pon cerca al fregadero tanto tu cara como el frasco con el polvo de carbón para evitar que lo ensucies todo, y si sucede, que el reguero sea fácil de limpiar.
  4. Sumerge tu cepillo de dientes en el polvo, pero no te pases, con un poco es más que suficiente.
  5. Cepilla ligeramente los dientes durante el tiempo indicado por el producto.
  6. No te desanimes al ver tu boca completamente negra.
  7. Enjuaga profundamente cepillándote también con agua.

Alternativamente, puedes mezclar una pequeña cantidad de polvo y agua en otro recipiente para formar una pasta. En el siguiente video podrás ver cómo alguien usa el carbón activado LiveCoco:

Algunas palabras de advertencia: aunque el carbón activado quite las manchas de tus dientes, mancha mucho. Guarda adecuadamente el envase y mantenlo alejado de cosas como ropa, alfombras y las juntas de tus baldosas.

Cómo mencionamos anteriormente, también puedes comprar polvo de carbon en cápsulas individuales, que son aptas para ingerirlas. Es posible romper una o dos y cepillarte con su polvo. Algunas personas lo consideran menos complicado que usar el frasco, a diferencia de otras que hacen un desastre regando el polvo al abrir las cápsulas. Finalmente, según tu destreza, elige con cuál te puedes acomodar mejor.

Pasta de dientes de carbón activo

Existen pastas de dientes de carbón activo. Es un tipo de pasta que viene premezclada y hace que el blanqueamiento dental sea mucho menos complicado. Simplemente aplica la pasta sobre el cepillo, como si fuera tu pasta habitual, y los cepillas como de costumbre. Algunas personas también prefieren una pasta dental debido a su sabor y textura familiar.

¿Qué pastas de dientes con carbón activado son las mejores?

Betope pasta de dientes: su fórmula de carbón activado funciona para eliminar el mal aliento y las manchas de fumadores y bebedores de café o té. No contiene ninguna sustancia añadida, fluor o peróxido de hidrógeno. Es 100% carbón activado.

Según el fabricante, es poco abrasiva lo que protege del desgaste al esmalte dental. Según las recomendaciones del fabricante, lo que la hace ideal para dientes sensibles, se recomienda su uso dos veces al día, durante 3-4 minutos.

Las reseñas indican la importancia de seguir las instrucciones del fabricante para tener mejores resultados. También hacen énfasis en su facilidad de uso, agradable sabor y su efectividad a corto plazo. «Hemos probado el producto en casa y es genial. Puedes notar los efectos desde el primer lavado…» Poco a poco se va notando el blanqueamiento de los dientes.

Pasta de dientes de carbón activado casera

Si reconoces la conveniencia de usar una pasta con carbón activo pero prefieres hacerla tú mismo, puedes comprar el carbón activo y mezclarlo con la pasta dental de tu preferencia por tandas, o según tus necesidades.

Puedes formar una pasta espesa con polvo y agua, aunque algunas personas prefieren usar aceite de coco por sus propiedades anti-bacterianas. Puedes guardar la pasta en un envase pequeño o un recipiente hermético durante una o dos semanas.

Cepillos dentales con carbón activo

Los cepillos de carbón en realidad no están hechos del mineral en sí, pero sus cerdas están impregnadas con él. El cepillo, por lo tanto, toma algunas de las propiedades de absorción para extraer las bacterias y la placa de tus dientes.

No hay evidencia científica que muestre su efectividad limpiando y blanqueando los dientes. Sin embargo, tampoco te van a producir ningún daño si los utilizas como suplemento de tu pasta dental o el polvo de carbón para los dientes.

Muchas variedades vienen con mangos ecológicos, con empuñadura de bamboo o biodegradables, pero también puedes encontrarlos disponibles con mangos de plástico. Incluso puedes encontrar una cabeza de cepillo dental de carbón activado que adaptas a tu cepillo eléctrico de Oral-B, pero por ahora están disponible sólo en EEUU y el Reino Unido.

Tiras blaqueadoras

Otra forma de usar carbón activo para blanquear los dientes es usando tiras blanqueadoras. No son la forma más efectiva para blanquear pero pueden hacer algo por ti.

Mientras que las bandas tradicionales contienen peróxido, algunas variedades usan las propiedades del carbón activo para remover las manchas. Es una forma suave de lograr resultados, especialmente para casos de dientes sensibles.

Las tiras para blanquear los dientes de Y.F.M, están disponibles en España, contienen nano tecnología con carbón de bamboo para blanquear los dientes. Vienen en paquetes de 14 tiras y el fabricante recomienda dos sesiones de 30 minutos de tratamiento por día. Sin embargo, algunas reseñas hablan de usuarios que sólo lo usan una vez al día y aún así notan la diferencia.

«Muy buen producto. Hace efecto desde el primer uso. No deja mal sabor de boca y es agradable mientras lo usas», describe uno de sus usuarios.

El envase incluye una guía de distintos tonos de blanco con la cual podrás verificar el progreso de tu blanqueamiento. Las tiras pueden eliminar las manchas superficiales, pero cualquier efecto de blanqueado probablemente desaparecerá cuando dejes de usarlas. Otra opción es usar un set justo cuando quieres tener tus dientes brillantes, por ejemplo si tienes una cita o evento especial.

Conclusión

Puedes usar carbón activado en tus dientes en forma de polvo, pasta de dientes, o tiras blanqueadoras. Hay beneficios y desventajas en cada uno de estos productos, así que experimenta a ver cual funciona mejor para ti. Una de sus grandes ventajas es el bajo precio en relación a sus beneficios.

Ten en cuenta que la única forma que tienes para blanquear las manchas naturales y profundas de tus dientes es con un blanqueador dental químico, como el de tu dentista. Pero esto, desde luego, es más costoso y a menor precio podrías comprarte un kit de blanqueamiento casero y obtener buenos resultados.

Sobre todo recuerda que la mejor manera de mantener tus dientes limpios y sanos es visitando a tu dentista o a tu higienista con regularidad. Si tienes problemas de salud oral, cualquier tratamiento blanqueador podría agravarlo si no tienes el debido cuidado y te podría causar mayor dolor o sensibilidad.

Carbón Activado para blanquear los dientes: ¿Funciona? 4.2 (84.62%) 26 voto

Imagen: Angela Lanter.

Se están haciendo virales en las redes sociales las sonrisas negras. La causa es cepillarse los dientes con carbón activado en polvo para blanquearlos. Según sus defensores, esta práctica funciona para lograr una sonrisa blanco perla, no sabe a nada y como es natural lo consideran seguro, pero los expertos no están de acuerdo. De hecho, todo el asunto es bastante… negro.

Advertisement

El carbón activado o activo pertenece a una familia de adsorbentes (no es lo mismo que absorbentes) carbonáceos cristalinos. Dependiendo de la madera de la que procedan su capacidad de abrasión y adsorción varía, pero de todas ellas hay un gran mercado de productos, tanto en polvo como en cápsulas, que se venden entre los 8 y 10 dólares cada 100 gramos para diferentes usos.

En general, la propiedad más conocida es la de retener toxinas. Por esta misma propiedad se utiliza en casos de desintoxicación como antídoto hospitalario. Al ingerirlo, actúa como una esponja, retiene la sustancia nociva y esta atraviesa el organismo sin efectos. También es usado como filtro pues bloquea contaminantes por su gran cantidad de microporos. Adsorbe, por ejemplo, las toxinas del agua, potabilizándola.

Advertisement Imagen: Wikipedia.

Lo que los fabricantes dicen que hace

Sin embargo, su uso fuera de las intoxicaciones y filtros es muy controvertido. Se consume en comidas detox, batidos adelgazantes prefabricados, en píldoras o se añade a mascarillas faciales. En todos estos casos no hay evidencia científica de su eficacia positiva, de hecho, se le atribuyen más bien efectos negativos como peligro de deshidratación (porque arrastra el agua) o estreñimiento crónico, entre otros.

Advertisement

En lo que respecta a los dientes sus males no son menores. Carbon Coco es una de las tantas empresas que comercializan carbón activado para limpiar los dientes, y afirman a Gizmodo en Español que “el carbón activado elimina las manchas externas de los dientes sin los ingredientes químicos tóxicos utilizados en los blanqueamientos comerciales”. También añaden “puede cambiar el pH en la boca, ayudando a reducir las causas de caries, enfermedades de las encías y el mal aliento”, basándose en una composición de carbón 100% orgánico y finamente molido, al que aseguran que sólo se le añaden polvo de bentonita y mirto de limón.

Advertisement Imagen: micrografía de carbón activado /cc Wikipedia. Advertisement

Estas son en realidad las verdaderas propiedades del carbón activado

La realidad es que todos los tratamientos de blanqueamiento caseros suelen incluir en limado o son sustancias abrasivas para el esmalte. Y en este caso, su uso no es muy distinto del clásico bicarbonato. El nivel de finura del polvo, de hecho, es casi el mismo y consecuentemente su poder de limado también.

Advertisement

Por un lado, lo que Carbon Coco afirma sobre el PH no tiene sentido. No hay confirmaciones científicas que corroboren ese supuesto efecto en enjuagues o cepillados pero, de todas formas, el PH de la saliva debería estar entre 7 a 7.4, está así de forma “natural”. Si cambia empezaríamos a ver síntomas tales como desmineralización y manchas blanquecinas en el esmalte.

Advertisement

“Aunque en principio el efecto pueda parecer positivo porque eliminan la capa superficial, en realidad su uso es un grave error” afirma Marián García, doctora en Farmacia y nutricionista. “Se utiliza como antídoto hospitalario en intoxicaciones y en base a esto le atribuyen otros muchos usos pero no hay evidencia científica de su eficacia en esos casos. Ni siquiera como blanqueante dental. La bentonita podría tener propiedades absorbentes similares, pero tampoco hay ninguna evidencia de su eficacia para blanquear los dientes”

Con respecto a otros productos: “Por su parte el mirto de limón es un aceite esencial. Como tantos otros aceites esenciales, su uso está basado en la tradición más que en la evidencia. Actualmente hay una gran demanda de remedios ‘naturales’ y la sola mención de la palabra natural ya es un reclamo, cuando paradójicamente algo supuestamente natural puede ser perjudicial como en este caso” prosigue García.

Advertisement Imagen: Bote de Carbon Coco. Victoria Pérez/Gizmodo en Español.

El verdadero peligro: la deshidratación

Asumiendo que no lime, cosa que no es cierto, y que todo ocurra por efecto de adsorción, a tener en cuenta: la capacidad de adsorción de un carbón activado está entre un 20 y un 90 por ciento de su propio peso y retiene indiscriminadamente pero, por física, primero retiene los líquidos menos densos. Es decir, 100 gramos de carbón activado retendrán entre 20 y 90 gramos de cualquier cosa, pero si lo ponemos a filtrar agua, saliva y aceite, lo atravesarán en ese orden.

Advertisement

En caso de intoxicaciones hospitalarias, por tanto, para una sobredosis o envenenamiento de drogas: se dan de 50 a 100 gramos de carbón activado a ingerir de golpe y se sigue con una dosis equivalente a 12.5 gramos por hora que se administra cada 2 a 4 horas hasta llegar a superar la sustancia nociva que se ha ingerido y compensar lo que se ha “arrastrado” sólo de agua y mucosas.

No se ingiere más rápido porque, como decíamos, se puede caer en deshidratación. De hecho, todo el tiempo que dura un proceso de desintoxicación se obliga a beber líquidos constantemente y es un proceso bastante paulatino y lento.

Advertisement

Lo que hace realmente a los dientes

Ahora apliquemos esto al cepillado de tres minutos. Se moja el cepillo, se introduce en el polvo y se empieza a cepillar. Lima un rato en seco, pero como lo que sobra en la boca de cualquier mortal es saliva y además el cepillo ya ha sido mojado con agua para que el polvo se pegue, a los pocos minutos de cepillar ocurrirá lo evidente: el polvo se hace cuasi líquido y empieza a “escaparse” de la boca en mucha más cantidad de los que parece haberse aplicado. Esto es porque ahora es pasta, habiendo adsorbido el 90 por ciento de su propio peso en saliva. Llegado a su límite ya no retiene nada más.

Advertisement Imagen: Carbon Coco.

¿Blanquea? Lo hace. Se pueden notar unos sutiles cambios de tono progresivos que varían de persona a persona. Pero, muy probablemente, eso no ocurre por la retención de toxinas que se vende, sino por retirar la capa superficial limando, algo extremadamente abrasivo para el esmalte. El resto del tiempo lo que hace es hincharse de saliva —lo menos denso que tiene cerca— y de paso teñir las encías porque que se mete por todos los rincones como buena sustancia líquida que es.

Advertisement

Un último apunte: los empastes. El carbón activo puede teñirlos de negro consiguiendo, irónicamente, justo el efecto contrario del que se buscaba.

NovaLife

Existen muchas formas para conseguir unos dientes blancos. Una de ellas es mediante el uso de carbón activado, un método que se puso muy de moda y que se hizo viral en Internet. Raro es el ‘youtuber’ que no tenga un vídeo con los dientes pringados de negro al realizar este experimento. En este vídeo de Nova Life te contamos cuál es el peligro de usarlo.

Abusar del carbón activado puede tener, a la larga, consecuencias muy negativas para tu salud dental. El carbón activado es un material muy abrasivo y adsorbente, que suele utilizarse para la extracción de metales, la purificación de agua potable e, incluso, en medicina sirve para tratar los envenenamientos. Por el contrario, emplearlo como blanqueador dental terminará dañando tu dentadura. En el vídeo te explicamos cómo.

Este mineral se ha popularizado, y en el mercado puedes encontrar todo tipo de productos como dentífrico en polvo o cepillos de dientes con las cerdas impregnadas en carbón. Te lo venden diciendo que este material actúa como un imán, ya que atrae la suciedad y las partículas que provocan que los dientes se decoloren. Sin embargo, según la Asociación Dental Americana, no existe ningún tipo de evidencia científica que compruebe que el carbón activado ayude a blanquear los dientes. En el vídeo te explicamos cuál es la consecuencia irreparable que el carbón activado puede producir a tus dientes.

Lo mejor, y lo que recomiendan todos los dentistas, es tener una rutina diaria de higiene bucodental: Lavarse los dientes tres veces al día durante al menos dos minutos, limpiar los espacios que hay entre los dientes y evitar alimentos que produzcan manchas en los dientes como el café, el té, el vino tinto, las salsas de tomate o el curry, así como el tabaco.

Visita a tu dentista regularmente y hazte limpiezas dentales con frecuencia.

¡7 efectivas maneras de blanquear los dientes en casa!

¿Por qué gastar mucho dinero con un blanqueamiento profesional cuando existen estas soluciones en casa? Solo pruébalas y nos los agradecerás:

Aceite de coco:

Sí, el aceite de coco hace maravillas en nuestra piel y cabello, y también en nuestros dientes. Después de cepillarte los dientes, toma una cucharada de este aceite y enjuaga por 5 minutos. Si te parece muy fuerte, puedes colocar una porción en tu cepillo y cepillar en vez de enjuagar.

THE TREND > La reina Letizia sigue una dieta que seguro no conocías

Fresas:

La forma más deliciosa (y aprobada por odontólogos) para blanquear tus dientes. Solo necesitas un puñado aplastado y aplicado en tus dientes para una sonrisa más brillante. Aumenta su eficiencia mezclándolo con bicarbonato de sodio para y úsalo como un exfoliante, o déjalo un rato para un sabor más suave.

Vinagre de cidra de manzana:

Este vinagre es poderoso cuando se trata de remover manchas. De hecho, se dice que puede darte resultados que lucen como un tratamiento profesional, pero eso sí, debe ser usado con cuidado. Sus ácidos son lo suficientemente fuertes para sacar el esmalte de los dientes. La manera correcta de aplicarlo es cepillarte con el vinagre de cidra de manzana, y luego volverte a cepillar con una pasta dental libre de fluoruro, luego enjuaga para eliminar cualquier residuo.

Bicarbonato de sodio:

Una de las soluciones más populares. Todo lo que tienes que hacer es sumergir tu cepillo dental mojado en el bicarbonato, y cepillar por dos minutos. Por supuesto, hay que usarlo con precaución ya que puede arder si se aplica demasiado.

Calcio:

El esmalte de los dientes está hecho de calcio, y mientras más calcio puedas comer y beber (¡que traigan todo el queso posible!), más blancos serán tus dientes.

THE TREND > ¿Cada cuánto debes lavar tu cabello? ¡Resolvimos el misterio!

Bananas:

Este remedio inesperado para blanquear tus dientes es uno de los más fáciles. Antes de dormir, toma una cascara de banana y frótala contra tu dentadura por dos minutos. El potasio, el manganeso, y el magnesio en la piel ayudan a sacar manchas y darte dientes más blancos.

Limitarte con el café:

En general, la idea es que te límites con todos los alimentos que te manchan los dientes. Esto quiere decir menos café, menos vino y gaseosas.

No se trata de una sintomatología grave, pero sí de un problema estético y social. Tus dientes son una de las primeras cosas que las personas notan ya que son un síntoma de salud y de bienestar, además de que reflejan nuestra personalidad a través de la sonrisa.

Por fortuna, hay remedios caseros de bajo coste que pueden ayudarnos a sentirnos confortables con nuestros dientes.

¿Por qué los dientes se vuelven amarillos?

Los dientes amarillean con el paso del tiempo. La razón es que debajo del esmalte hay una sustancia marrón pálida llamada dentina, que puede hacerse más visible cuando el esmalte se adelgaza, algo que suele ser común en personas de cierta edad.

Aunque es un proceso natural e inevitable, hay muchos factores que lo aceleran y que incluyen:

  • Consumo elevado de café y té. El vino tinto y ciertas bebidas carbónicas también contribuyen a manchar o amarillear los dientes.
  • Fumar cigarrillos.
  • Dieta rica en alimentos procesados, que son muy ácidos.
  • Algunas condiciones médicas que hacen que la boca esté seca por falta de saliva.
  • Uso de ciertos antibióticos.
  • Factores genéticos.

Algunos de estos factores son inevitables y otros dependen de nuestros hábitos y podemos aliviarlos con una buena higiene bucal y limitando el consumo de sustancias que sabemos que son perjudiciales.

Remedios caseros para blanquear los dientes en casa

  • Bicarbonato. El bicarbonato de sodio es un producto que tiene múltiples aplicaciones en el ámbito doméstico, tanto en la cocina, como para la limpieza o en su uso médico. Mezclamos una cucharadita de bicarbonato con dos de agua y nos cepillamos los dientes con la mezcla varias veces por semana. Después de varias semanas, empezaremos a notar su efecto blanqueador.
  • Peróxido de hidrógeno. Bajo este nombre se conoce un producto que se encuentra en la mayoría de los hogares: el agua oxigenada, un desinfectante que tiene propiedades antibacterianas y blanqueadoras, por lo que es empleado en muchos productos comerciales con este fin. La forma habitual de utilizarlo es en forma de enjuague bucal. Para ello, lo diluiremos con agua hasta obtener una solución al 1.5%, ya que en las farmacias y comercios suele venderse con una concentración que va del 3 al 5% y se ha comprobado que en concentraciones elevadas puede inflamar las encías. Bastará con mezclar una parte de agua con un peróxido de hidrógeno. También puede combinarse con bicarbonato para obtener una pasta de dientes casera, aunque hay que limitar su uso a unas cuantas veces por semana ya que erosiona bastante el esmalte dental.
  • Aceite de coco. Este es un ingrediente menos habitual que los dos anteriores, pero tiene la ventaja de ser totalmente natural, sin ningún tipo de contraindicación y es relativamente fácil de encontrar en comercios especializados. Es un remedio utilizado por la medicina ayurvédica para la higiene dental por sus propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias. Simplemente coloca una cucharada de aceite de coco en la boca y muévelo entre los dientes durante cinco minutos.
  • Fruta. Las frutas son imprescindibles en nuestra alimentación, además algunas de ellas tienen propiedades que contribuyen a la higiene de nuestros dientes. La fresa, por ejemplo, tiene propiedades blanqueadoras debido a su contenido en ácido málico. Los cítricos, y muy especialmente la cáscara de naranjas y limones, son muy beneficiosos en este aspecto, aunque, por su elevada acidez, que puede dañar el esmalte, es conveniente enjuagarse la boca después de emplearlos. El plátano, que contiene abundante potasio, magnesio y manganeso, también elimina el tinte amarillo de los dientes. Simplemente hay que pelar un plátano maduro y frotarse los dientes con el interior de la cáscara durante unos dos minutos. Después de tres semanas, los dientes se habrán blanqueado.
  • Levadura de cerveza. Este popular suplemento alimenticio es un derivado de la fermentación de los cereales y se comercializa habitualmente en forma de copos. Es rico en proteínas, ácido fólico y vitaminas del grupo B, beneficiosas para la dentadura. Se emplea mezclándola con sal y formando una pasta que se utiliza como un dentífrico común.
  • Carbón activado. Este es un producto que se utiliza para desintoxicar ya que atrapa las toxinas y en el caso de los dientes, absorbe los microorganismos que forman la placa. Se utiliza como un dentífrico, dos o tres veces por semana, mezclando con agua, pero hay que evitar utilizarlo en el caso de tener coronas o empastes de porcelana.
  • Vinagre de sidra. Este condimento que puedes hacer tú mismo, tiene numerosas aplicaciones en el hogar y en la cocina, además de ser bueno para muchas condiciones médicas. Contiene compuestos como el ácido acético, potasio, magnesio, probióticos y enzimas, que matan los gérmenes y al mismo tiempo fomentan el crecimiento de bacterias probióticas, beneficiosas para el organismo.

Advertencias sobre el uso de estos remedios

Todos los productos blanqueadores (y esto incluye tanto los caseros, como los que se adquieren en los comercios) en alguna u otra medida erosionan el esmalte dental. Por este motivo, hay que emplearlos con precaución, de forma espaciada y progresiva, prestando siempre atención a síntomas como la sensibilidad al frío o los dulces, que pueden indicar un adelgazamiento de la capa de esmalte.

En cualquier caso, estos remedios caseros, no sólo resultan económicos, sino que disfrutan de la gran ventaja de no contener aditivos químicos y son menos dañinos para la salud y bienestar del esmalte que la mayoría de los productos comerciales.

En 2018, sólo los españoles gastaron más de 1.000 millones de euros en blanqueamiento dental, incluyendo más de 400 millones de euros en productos de blanqueamiento en casa. De hecho, esta tendencia no ha hecho más que aumentar (1).

Hay muchos productos para elegir cuando se trata de blanquear los dientes.

Sin embargo, la mayoría de los productos blanqueadores utilizan productos químicos para blanquear los dientes, lo que preocupa a muchas personas.

Si usted quiere dientes más blancos y eliminar las manchas en los dientes, pero también quiere evitar los químicos, entonces este artículo enumera muchas opciones que son tanto naturales como seguras.

¿Cómo quitar el color amarillo de los dientes?

Existen múltiples factores que hacen que los dientes se emboten y pierdan su brillo blanco y brillante.

Ciertos alimentos pueden manchar el esmalte, que es la capa más externa de los dientes. Además, la acumulación de placa en sus dientes puede hacer que se vean amarillos.

Este tipo de decoloración puede ser tratada con remedios de limpieza y blanqueamiento regulares.

Sin embargo, a veces los dientes se ven amarillos porque el esmalte duro se ha erosionado, revelando la dentina que hay debajo. La dentina es un tejido óseo naturalmente amarillo que se encuentra debajo del esmalte.

¿Cómo blanquear los dientes con remedios caseros y naturales?

Aquí hay 7 maneras sencillas de blanquear sus dientes de forma natural.

Pruebe los aceites naturales

La extracción de aceite es un remedio tradicional de la India destinado a mejorar la higiene bucal y eliminar las toxinas del cuerpo.

La práctica involucra el aceite swishing alrededor de su boca para remover bacterias, las cuales se pueden convertir en placa y hacer que sus dientes se vean amarillos (2).

Tradicionalmente, los indios usaban aceite de girasol o de sésamo para la extracción de aceite, pero cualquier aceite funciona.

El aceite de coco es una opción popular porque tiene un sabor agradable y ofrece muchos beneficios adicionales para la salud.

El aceite de coco también es alto en ácido láurico, que es conocido por su capacidad de reducir la inflamación y matar bacterias (3, 4, 5, 6).

Algunos estudios han demostrado que la extracción diaria de aceite reduce eficazmente las bacterias en la boca, junto con la placa y la gingivitis (7, 8).

Streptococcus mutans es uno de los principales tipos de bacterias en la boca que causan la placa, la gingivitis y la enfermedad periodontal. Un estudio encontró que el enjuage diario con aceite de sésamo redujo significativamente el Streptococcus mutans en la saliva en tan sólo una semana (8).

Desafortunadamente, no existen estudios científicos que demuestren que la extracción de aceite blanquea los dientes. Sin embargo, es una práctica segura y definitivamente vale la pena intentarlo. Muchas personas afirman que sus dientes son más blancos y brillantes después de la extracción regular de aceite.

Para aceitar, póngase 1 cucharada de aceite de coco en la boca y empuje y tire del aceite a través de los dientes. El aceite de coco es sólido a temperatura ambiente, por lo que es posible que tenga que esperar unos segundos para que se derrita. Continúe tirando del aceite durante 15-20 minutos.

Asegúrese de escupir el aceite de coco en un inodoro o basurero, ya que podría volver a su forma sólida una vez en las tuberías de desagüe y causar una obstrucción.

A diferencia de muchos otros métodos de blanqueamiento dental, la extracción de aceite de coco no expone los dientes a ácidos u otros ingredientes que erosionan el esmalte. Esto significa que es seguro hacerlo diariamente.

El tirón de aceite de coco implica que deberá enjuagarse en la boca durante 15-20 minutos para eliminar las bacterias. Practicar esto diariamente puede reducir la placa y puede aclarar sus dientes.

Cepillo con bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio tiene propiedades blanqueadoras naturales, por lo que es un ingrediente popular en las pastas dentales comerciales.

Es un abrasivo suave que puede ayudar a eliminar las manchas de la superficie de los dientes.

Además, el bicarbonato de sodio crea un ambiente alcalino en su boca, lo que evita el crecimiento de bacterias (9).

Este no es un remedio que blanqueará sus dientes durante la noche, pero usted debe notar una diferencia en la apariencia de sus dientes con el tiempo.

La ciencia aún no ha demostrado que cepillarse los dientes con bicarbonato de sodio simple blanquee los dientes, pero varios estudios demuestran que la pasta de dientes con bicarbonato de sodio tiene un efecto blanqueador significativo.

Un estudio encontró que las pastas dentales que contienen bicarbonato de sodio fueron significativamente más efectivas para eliminar las manchas amarillas de los dientes que las pastas dentales estándar sin bicarbonato de sodio. Cuanto mayor sea la concentración de bicarbonato de sodio, mayor será el efecto (10).

Además, una revisión de cinco estudios encontró que las pastas dentales que contienen bicarbonato de sodio eliminan la placa de los dientes de manera más efectiva que las pastas dentales sin bicarbonato de sodio.

Para usar este remedio, mezcle 1 cucharadita de bicarbonato de sodio con 2 cucharaditas de agua y cepille sus dientes con la pasta. Usted puede hacer esto varias veces por semana.

Usted puede comprar bicarbonato de sodio en una tienda de comestibles o encontrarlo en línea.

Cepillarse con una pasta hecha con bicarbonato de sodio y agua puede reducir las bacterias en su boca y eliminar las manchas de la superficie.

Use peróxido de hidrógeno

El peróxido de hidrógeno es un agente blanqueador natural que también mata las bacterias de la boca (11).

De hecho, las personas han estado usando peróxido de hidrógeno durante años para desinfectar heridas debido a su capacidad para matar bacterias.

Muchos productos blanqueadores comerciales contienen peróxido de hidrógeno, aunque a una concentración mucho más alta de la que usted usará.

Desafortunadamente, no hay estudios que muestren los efectos del enjuague o cepillado con peróxido de hidrógeno solo, pero varios estudios han analizado las pastas dentales comerciales que contienen peróxido.

Un estudio encontró que una pasta dental que contenía bicarbonato de sodio y peróxido de hidrógeno al 1% condujo a dientes significativamente más blancos.

Otro estudio encontró que cepillarse los dientes con una pasta dental comercial que contenía bicarbonato de sodio y peróxido dos veces al día conducía a unos dientes un 62% más blancos en seis semanas.

Sin embargo, hay algunas preguntas con respecto a la seguridad del peróxido de hidrógeno.

Aunque las concentraciones muy diluidas parecen seguras, las concentraciones fuertes o el uso excesivo pueden causar irritación de las encías y sensibilidad dental. También existe la preocupación de que las dosis altas puedan causar cáncer, pero esto no ha sido probado.

Una manera de usar el peróxido de hidrógeno es como enjuague bucal antes de cepillarse los dientes. Asegúrese de usar una solución al 1.5% o 3% para evitar los efectos secundarios.

La concentración más común de peróxido de hidrógeno en la farmacia es una solución al 3%. Puede diluir fácilmente esta concentración al 1,5% mezclando partes iguales de peróxido y agua.

Otra manera de usar el peróxido de hidrógeno es mezclándolo con bicarbonato de sodio para hacer una pasta de dientes. Combine 2 cucharaditas de peróxido de hidrógeno con 1 cucharadita de bicarbonato de sodio y cepille suavemente los dientes con la mezcla.

Limite el uso de esta pasta casera a unas cuantas veces por semana, ya que el uso excesivo puede erosionar el esmalte de sus dientes.

El peróxido de hidrógeno es un agente blanqueador natural y puede matar las bacterias de la boca. Puede utilizarlo como enjuague bucal o mezclarlo con bicarbonato de sodio para formar una pasta dental blanqueadora.

Use vinagre de manzana

El vinagre de sidra de manzana se ha utilizado durante siglos como producto desinfectante y limpiador natural.

El ácido acético, que es el principal ingrediente activo del vinagre de sidra de manzana, mata eficazmente las bacterias. La propiedad antibacteriana del vinagre es lo que lo hace útil para limpiar la boca y blanquear los dientes (12, 13, 14, 15).

Un estudio realizado en dientes de vaca encontró que el vinagre de sidra de manzana tiene un efecto blanqueador en los dientes. Sin embargo, también encontraron que el vinagre puede ablandar los dientes (16).

El ácido acético en el vinagre tiene el potencial de erosionar el esmalte de sus dientes. Por esta razón, no debe usar vinagre de manzana todos los días. También debe limitar la cantidad de tiempo que el vinagre de sidra de manzana está en contacto con sus dientes.

Para usarlo como enjuague bucal, dilúyalo con agua y enróllelo en la boca durante varios minutos. Asegúrese de enjuagarse la boca con agua corriente después.

El vinagre de sidra de manzana tiene propiedades antibacterianas que pueden ayudar a blanquear los dientes. Sin embargo, el uso excesivo de vinagre también puede erosionar el esmalte de sus dientes, así que limite su uso a unas cuantas veces por semana.

Coma frutas y verduras

Una dieta rica en frutas y verduras puede ser buena tanto para su cuerpo como para sus dientes.

Aunque no sustituyen el cepillado de los dientes, las frutas y verduras crujientes y crudas pueden ayudar a eliminar la placa al masticar.

En particular, las fresas y la piña son dos frutas que han sido reclamadas para ayudar a blanquear los dientes.

Fresas

Blanquear los dientes con una mezcla de fresa y bicarbonato de soda es un remedio natural que ha sido popularizado por las celebridades.

Los defensores de este método afirman que el ácido málico que se encuentra en las fresas eliminará la decoloración de los dientes, mientras que el bicarbonato de soda eliminará las manchas.

Sin embargo, este remedio no ha sido completamente respaldado por la ciencia.

Aunque las fresas pueden ayudar a exfoliar los dientes y hacer que parezcan más blancos, es poco probable que penetren las manchas de los dientes.

Un estudio reciente encontró que una mezcla de fresa y bicarbonato de sodio produce muy poco cambio de color en los dientes, en comparación con los productos blanqueadores comerciales (26).

Si decide probar este método, limite su uso a unas cuantas veces por semana.

A pesar de los estudios que muestran que una pasta de fresa y bicarbonato de sodio tiene un efecto mínimo sobre el esmalte dental, el uso excesivo podría causar daño.

Para usar este remedio, rompa una fresa fresca, combínela con bicarbonato de soda y cepille la mezcla en sus dientes.

Piña

Algunos afirman que la piña puede blanquear los dientes.

Un estudio encontró que una pasta dental que contenía bromelina, una enzima que se encuentra en las piñas, era significativamente más efectiva para eliminar las manchas dentales que una pasta dental estándar (27).

Sin embargo, no hay evidencia de que comer piñas produzca el mismo efecto.

Ciertas frutas pueden tener propiedades que ayudan a blanquear los dientes. Consuma regularmente frutas y verduras crudas para ayudar a eliminar la placa y mantener sus dientes brillantes.

Prevenga las manchas dentales antes de que ocurran

Sus dientes amarillean naturalmente a medida que envejece, pero hay algunas cosas que puede hacer para prevenir las manchas en sus dientes.

Limite las manchas en alimentos y bebidas

El café, el vino tinto, los refrescos y las bayas oscuras son infames por manchar los dientes.

Eso no significa que tenga que evitarlos completamente, pero debe limitar la cantidad de tiempo que estas sustancias están en contacto con sus dientes.

Si es posible, tome bebidas que se sabe que manchan los dientes con una pajita para evitar el contacto directo con los dientes.

Además, cepíllese los dientes poco después de consumir uno de estos alimentos o bebidas para limitar sus efectos sobre el color de sus dientes.

Además, evite fumar y masticar tabaco, ya que ambos pueden causar decoloración dental.

Limite el azúcar en su dieta

Si desea dientes más blancos, reduzca su consumo de azúcar.

Una dieta alta en azúcar apoya el crecimiento de la bacteria Streptococcus mutans, el principal tipo de bacteria que causa la placa y la gingivitis (28).

Cuando consuma un alimento azucarado, lávese los dientes poco después de comer.

El calcio es muy importante en su dieta

Parte de la decoloración de los dientes es causada por la erosión del esmalte y la exposición de la dentina subyacente, que es de color amarillo. Por lo tanto, cualquier cosa que usted haga para fortalecer el esmalte de sus dientes ayudará a mantenerlos de color blanco nacarado.

Los alimentos ricos en calcio, como la leche, el queso y el brócoli, pueden ayudar a proteger los dientes de la erosión del esmalte.

Una dieta saludable con suficiente calcio puede ayudar a prevenir que sus dientes se vuelvan amarillos. Cepillarse los dientes poco después de comer también puede ayudar a prevenir las manchas.

No subestime el valor del cepillado y el uso del hilo dental

Aunque algunas decoloraciones dentales se producen naturalmente con la edad, son en gran medida el resultado de la acumulación de placa.

El cepillado regular y el uso de hilo dental o irrigadores dentales pueden ayudar a que sus dientes permanezcan blancos al reducir las bacterias en su boca y prevenir la acumulación de placa.

La pasta dental elimina suavemente las manchas de los dientes y el uso de hilo dental elimina las bacterias que causan la placa.

El uso de cepillos de dientes eléctricos y las limpiezas dentales regulares también pueden ayudar a que sus dientes permanezcan limpios y blancos.

El cepillado diario y el uso de hilo dental, junto con las limpiezas regulares en el consultorio del dentista, previenen la acumulación de placa amarillenta en los dientes.

Métodos para blanquear dientes que no están probados

Existen algunos otros métodos naturales de blanqueamiento dental, pero no hay evidencia científica que demuestre que sean efectivos o seguros.

Aquí están algunos de los métodos no probados:

  • Carbón activado: El cepillado con carbón en polvo supuestamente elimina las toxinas de la boca y las manchas de los dientes.
  • Arcilla de caolín: Los defensores de este método afirman que el cepillado con arcilla ayuda a eliminar las manchas de los dientes.
  • Cáscaras de frutas: Frotar las cáscaras de naranja, limón o plátano en los dientes se dice que los hace más blancos.

Los defensores de estos métodos afirman que hacen los dientes significativamente más blancos, pero ningún estudio ha evaluado su efectividad. Esto también significa que no han sido probados para detectar efectos secundarios cuando se usan en los dientes.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *