0

Como colocar baldosas

Cómo colocar un suelo cerámico

Si queremos disfrutar de la belleza de la madera y la funcionalidad de un suelo cerámico basta con que elijamos bien las baldosas. Existen formatos y diseños muy similares a la tarima de madera. Instalarlos es tan sencillo como colocar baldosas.

El resultado será el de un suelo resistente, fácil de limpiar y que apenas necesita cuidados con el aspecto y la sensación cálida de una tarima natural.

Después de medir y calcular bien los materiales colocamos unos listones por todo el perímetro que servirán de junta de dilatación. Realizamos el mortero, lo aplicamos en el suelo y ya podemos colocar todas las baldosas a mata junta colocando además unas crucetas que marcaran la separación entre ellas.

Después realizamos los cortes necesarios para adaptar las piezas a todos los recovecos. Rellenamos las juntas con mortero, dejamos con seque y limpiamos bien toda la superficie lista para estrenar.

Antes de comenzar a trabajar es muy importante que el suelo esté perfectamente nivelado. En nuestro caso, en un programa anterior vimos cómo nivelar el suelo que vamos a revestir hoy.

  • Herramientas
  • Multiherramienta para cortar baldosas. Puede ser una sierra de calar, una cortadora eléctrica, una cortadora manual, una tenaza, una amoladora, etc.
  • Taladro.
  • Sierra de corona.
  • Varilla mezcladora.
  • Taladro eléctrico.
  • Llana de goma.
  • Llana dentada.
  • Esponja.
  • Maza de goma.
  • Paleta.
  • Cubeta
  • Materiales
  • Baldosas.
  • Cemento cola.
  • Mortero para juntas.
  • Crucetas.
  • Listones de madera de 8mm.

Paso a paso para colocar un suelo cerámico

Paso 1
Después de probar las diferentes herramientas con las que cortar las baldosas para adaptarlas a nuestro suelo ya podemos comenzar con el trabajo. En primer lugar medimos bien toda la superficie para calcular la cantidad necesaria de material.

Paso 2
Realizamos el mortero cola mezclándolo con agua en las proporciones que nos indique el fabricante.

Paso 3
Lo aplicamos en el suelo con una llana dentada creando pequeños surcos que ayudarán a que se fijen mejor las baldosas.

Paso 4
A continuación colocamos unos listones de 8 mm por todo el perímetro de la habitación que nos servirán como junta de dilatación.

Paso 5
Comenzamos a colocar las baldosas a mata junta dando pequeños golpes con una maza para que se asienten bien.

Paso 6
Y entre pieza y pieza colocamos una cruceta que nos garantizará la misma separación siempre.

Paso 7
Cuando llegamos a la jamba de la puerta la recortamos con la sierra para que encaje sin problemas la baldosa.

Paso 8
Una vez recubierta toda la superficie dejamos que seque y sólo nos queda rejuntar. Aplicamos el mortero para juntas con una llana de goma.

Paso 9
Una vez seco limpiamos el sobrante para lograr un buen acabado. Mojamos una esponja con un poco de agua y frotamos la superficie del suelo.

Paso 10
Ya podemos disfrutar de nuestro nuevo suelo, un pavimento que conjuga estética y funcionalidad.

¿Cómo sustituir una baldosa rota?

Lo más importante en esta tarea es que encuentres una baldosa idéntica o similar a la que se ha estropeado. Si no la tuvieras, también podrías poner otra jugando con alguna baldosa, incluso provocando algún contraste decorativo. Es recomendable, sin embargo, colocar una pieza del mismo tamaño y grosor para que encaje perfectamente y quede nivelada con el resto del suelo aunque no sea idéntica.

Rasca la junta

  • Con un rascador de juntas o una espátula bien afilada rasca poco a poco en las juntas de la baldosa que quieres quitar. Profundiza todo lo que puedas haciendo las pasadas que sean necesarias. Si el suelo está en el exterior y tiene una junta muy dura y ancha, puedes pasar una radial por la junta para trabajar más rápido.
  • De la misma manera, si la baldosa es muy grande puedes hacer pasadas con una radial en las diagonales de la baldosa rota, teniendo siempre la precaución de no llegar a los extremos y no dañar una pieza en buen estado.
  • Calcula la profundidad de 1 cm aproximadamente. Esto facilitará la labor de levantar la baldosa que vas a cambiar. Es recomendable utilizar solo la radial en zonas de exterior, ya que en el interior se puede levantar mucho polvo. En este caso, es apropiado trabajar liberando la lechada de las juntas e ir golpeando desde el interior de la pieza hacia el exterior utilizando el cortafríos y la maza. Levanta los restos igualmente con la maza y el cortafríos.

Taladra la baldosa

  • Golpea con un punzón en el centro de la baldosa y verás cómo empiezan a saltar pedazos. Golpea también en varios puntos con el cortafríos. No te olvides de proteger tus ojos con gafas. Si utilizas la radial, realiza varios agujeros, sin activar el percutor, para facilitar el fraccionado de la baldosa. Perfora solo el grosor de la baldosa.

CONSEJO: Para no penetrar en el soporte, marca la profundidad de perforación colocando cinta de carrocero alrededor de la broca.

Retira la baldosa

  • Despega los fragmentos de baldosa con el cortafríos y la maceta, ahora presionando debajo de los restos de baldosa. Trabaja desde el centro hacia los bordes. Una vez que hayas retirado el centro, sujeta la herramienta con bastante inclinación para que se deslice debajo de la baldosa sin hundirla en el soporte.

Rasca la cola

  • Con el cortafríos o la espátula ve quitando el adhesivo antiguo del suelo hasta dejarlo completamente liso. Repasa cuanto sea necesario, pues es fundamental para que no queden desniveles en el apoyo de la nueva baldosa.
  • Para los soportes más resistentes, como en el caso de una losa de hormigón, será más fácil retirar los restos si das pequeños golpes secos con el martillo contra el cincel. Ten mucho cuidado de hacerlo siempre con guantes pues los pedazos pueden ser muy cortantes.
  • No te olvides de repasar con ayuda de una espátula las juntas de las baldosas, para retirar la pasta de juntas que haya podido quedar.

Colocar baldosas sobre un suelo de parqué

Aunque los suelos de madera suelen ser muy acogedores y agradables, en alguna ocasión podemos encontrarnos con suelos de parqué en muy mal estado que no merece la pena reparar. Incluso, puede darse el caso de que nos cansemos de la madera y queramos cambiar el tipo de material. Una buena opción es instalar baldosas sobre el parqué directamente, pero necesitaremos seguir unos pasos para evitar problemas futuros.

LO QUE DEBES SABER…

  • Preparación: si normalmente es importante una base antes de instalar baldosas, en este caso es especialmente necesario preparar previamente el suelo de parqué.
  • Seguridad: si vamos a lijar el suelo de madera, usaremos en todo momento una mascarilla protectora, ya que el polvo del barniz puede ser perjudicial para la salud.
  • Adhesivo: no instalaremos las baldosas con cemento cola, sino que lo haremos con algún adhesivo de montaje o un pegamento sintético.

Lo primero que haremos será preparar el suelo de parqué para que pueda soportar y aguantar la instalación de la baldosas.

Limpiar y nivelar el suelo de parqué

Tendremos que limpiar bien el suelo para eliminar cualquier tipo de suciedad o barniz que puedan evitar que las baldosas se agarren adecuadamente. También será necesaria una buena nivelación de las estancias en las que vamos a trabajar, pues, de lo contrario, el nuevo suelo de baldosas quedará irregular y las piezas no encajarán correctamente. Así que, lo mejor será pasar una máquina de lijar el parqué. Como son máquinas muy caras, no será necesario comprar una, podemos alquilarla por poco dinero, ya que no nos llevará mucho tiempo dejar preparada la madera.

Instalar las baldosas

Para fijar las baldosas no podremos usar cemento cola, ya que la humedad dañaría la madera y podría hacer que se abrieran las juntas de las baldosas. Deberemos usar algún tipo de pegamento sintético, adhesivos de montaje o alguna resina especial para este trabajo. La forma de instalar las baldosas será igual que si lo hiciéramos con cemento cola.

Otra opción es la de utilizar una capa intermedia entre el parqué y las baldosas. Por ejemplo, podemos usar una capa de fibra de vidrio grapada sobre la madera. Este material funcionará como aislante de humedad, aislante acústico y aislante térmico.

Aunque no es una tarea demasiado complicada, si tenemos problemas a la hora de colocar las baldosas sobre el parqué, lo mejor es que llamemos a nuestro seguro de hogar, pues algunos ofrecen trabajos de bricolaje gratuitos como BricoMap de Mapfre.

Para colocar las baldosas, deberás reunir unas crucetas, una llana dentada, unas tenazas…

Para alicatar con baldosas cerámicas, se emplean una serie de productos y herramientas para llevar a cabo su colocación. En este post vamos a hablarte de ellos para que cuando decidas llevar a cabo esta tarea, no dudes en los productos que puedes utilizar o los utensilios que son más adecuados para esto. Por eso mismo, lee bien qué se requiere para imprimar, ligar o enlucir, entre otras.

Productos para la colocación

  • Imprimación. Se aplica con un rodillo o un cepillo antes de la capa niveladora (cuando es necesaria), o bien, antes de pegar las baldosas. Para superficies sin absorción se aplica una imprimación de adherencia; para las excesivamente porosas, una imprimación tapaporos. Si el soporte es disgregable, se utiliza una imprimación endurecedora. En los tres casos, la imprimación mejora la adherencia de las baldosas al soporte.
  • Ligante. Componenete de algunos morteros cola que refuerza su adherencia y su flexibilidad. Los morteros cola flexibles o deformables absorben las variaciones dimensionales del soporte.
  • Pasta adhesiva. Adhesivo listo para el uso. Se comercializa en botes y se aplica con una llana dentada.
  • Enlucido o revoque. Mortero en polvo que, mezclado en agua, permite igualar y alisar la superficie de la pared antes de colocar las baldosas.
  • Mortero para juntas. Se aplica con una llana de goma y sirve para rellenar el espacio existente entre las baldosas (junta).

Por otro lado, están las herramientas que necesitarás para este trabajo. Para la preparación de la tarea, deberás tener un nivel de burbuja, una cinta métrica, una regla y un trazador. Para colocar las baldosas, deberás reunir unas crucetas, una llana dentada, unas tenazas, una maza de goma, una llana de goma, una paleta, una cubeta, un cortador cerámico, una esponja y un cubo. Una vez que hayas conseguido las herramientas y los productos, podrás llevar a cabo la colocación de las baldosas de cerámica. Recuerda que, deberás realizar la labor con la máxima concentración

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *