0

Como cuidar gusanos de seda

En primavera tenemos gusanos de seda

Es tiempo de gusanos de sedas. Desde hace unas semanas, vemos a los niños en los colegios con sus cajas de zapatos llenas de gusanos de seda. El cultivo de gusanos de seda se llama sericultura.

El gusano de seda es un animal que ya se extinguió de su medio natural pero siguen existiendo porque desde hace muchísimos años los hemos domesticado.

Es un insecto lepidóptero porque el adulto de este gusano es una mariposa, de color crema y unas alas de 4 cm.

El capullo puede ser desde color blanco a color amarillo. Los gusanos pueden ser totalmente blancos o con algunas rayas oscuras.

Los gusanos machos son los que buscan a los gusanos hembras a través de sus antenas peludas que es a través de donde percibe las feromonas de las hembras.

El ciclo del gusano dura 2 meses y el gusano de seda se muda hasta 4 veces hasta que llega al estado adulto que es el de mariposa.

Cuando nacen son insectos gregarios porque permanecen unidos pero luego, cuando van creciendo, se vuelven independientes.

La metamorfosis del gusano de seda pasa por 4 mudas. Huevo, larva u oruga, ninfa o crisálida y adulto o mariposa. Durante la fase de oruga pasa por 4 fases más.

Cuando el gusano se queda sin moverse 24 horas cuando va a mudar. Tras la última muda, el gusano tiene al menos 8 cm de longitud.

Cuando el gusano comienza hacer el capullo, no come.

Tras nacer la mariposa, cada hembra pone al menos 400 huevos y muere. Los machos no ponen huevos pero fecundan. Los machos viven siendo mariposas unas 6 a 8 horas y las hembras unas 12 horas.

Los gusanos de seda comen hojas de moreras, hojas de los árboles de moreras que hay que dárselas limpias y secas.

Siempre hay que reemplazar las hojas viejas por nuevas. No se debe de dar de comer otro tipo de hojas a los gusanos de sedas. Muchas personas piensan que se les puede dar hojas de lechugas pero no es cierto.

Si te vas a iniciar en la cría y cuidado de gusanos de seda tienes que buscar a alguien que antes de la primavera te de algunos huevos de gusanos. Esos huevos los metemos en una caja de zapatos con agujeros pequeños en la tapadera.

Esperamos a que nazca, cuando nacen son muy pequeños y diminutos. Siempre le tendremos en el fondo de la caja un papel que es el que cambiaremos cuando vayamos a limpiar. Cuando nacen los gusanos, comenzamos a darles de comer. Comer y crecer, así hasta que comienzan hacer el capullo. Mientras crecen, hay que mantener la caja limpìa de excrementos. A finales de la primavera, de los capullos saldrán las mariposas, y pondrán sus huevos. Las mariposas muertas las desechamos y lo que guardamos son los huevos que nos han puesto en el último papel limpio que hemos puesto en la caja. Los huevos son pequeños puntitos que apenas se aprecian. La caja se guarda en un lugar cálido hasta la siguiente primavera. Mientras tanto, ve buscando a personas para compartir gusanos porque te van a nacer muchísimos.

Cómo criar gusanos de seda

Instrucciones para criar gusanos de seda

  1. En primer lugar, debes hacerte con huevos o gusanos de seda. Si es la primera vez que crías, te recomendamos que cojas los gusanos vivos, es decir, una vez hayan salido del huevo, ya que así podrás ir aprendiendo como cuidarlos y posteriormente podrás emparejarlos entre ellos en casa antes de la metamorfosis. Si decides coger huevos debes hacerlo en pleno invierno -noviembre o diciembre- y si quieres empezar con gusanos vivos, debes hacerte con ellos en temporada -nacen en primavera-.
  2. Una vez tengas los gusanos, deberás habilitar la zona en la que vivirán. Una caja de zapatos de cartón y grande será suficiente aunque el tamaño depende de los gusanos que tengas; debes hacer pequeños agujeros en la caja para que puedan respirar.
  3. Si por lo contrario has adquirido huevos, mientras hacen el proceso de eclosión tendrás que mantenerlos en un lugar frío y seco -la nevera podría ser una buena opción-. Debes ponerlos en alguna bandeja o en un mismo folio para que estén a salvo y los puedas observar con claridad. Ten en cuenta que observar el color de los huevos es fundamental para ir conociendo el proceso: oscuro significa que la larva aún está en desarrollo, verde claro es símbolo que la eclosión es inminente -le falta pocos días- y amarillo quiere decir que ya ha salido o por lo contrario el huevo no fue fecundado por lo que no saldrá ningún gusano.
  4. Cuando ya tengas los gusanos vivos, deberás habilitar la caja tal y como hemos indicado. Es importante que en la superficie pongas una servilleta de papel o un trozo de papel de cocina para que los desechos líquidos queden encima. Ten en cuenta que al ser bien pequeñas tendrás que cambiar el papel cada 2 o 3 días para mantener la caja seca y limpia.
  5. Por lo que respecta a la comida, intenta empezar con hojas de morera pequeñas -cuando aún sean larvas o estén en las primeras fases- y a medida que vayan aumentando el tamaño ves poniéndoles hojas de mayor tamaño. En ningún caso debes poner otro tipo de comida -ni siquiera hojas de lechuga-, ya que el único alimento de los gusanos de seda es la hoja de morera.
  6. Ves controlando que la caja vaya acorde con el tamaño del gusano/s; formaran dentro el capullo de seda por lo que deben tener espacio suficiente. Ten en cuenta que antes de realizar el capullo, la larva cambia su color original a un tono más claro con tintes rosados en la zona inferior. Además, también expulsa un excremento blando con líquidos verdes o marrones. Todo esto te alerta de que el proceso de metamorfosis está llegando.
  7. A partir de este momento, los gusanos buscaran esquinas en las que irán tejiendo el capullo de seda. En el momento que ya estén totalmente formados, cambia la servilleta de papel por un folio, ya que así podrás coger mejor los huevos que irán fecundando al salir. Normalmente, salen de su crisálida a primera hora de la mañana.
  8. Cuando vayan dejando las crisálidas, puedes ir retirando los restos para dejar la zona más limpia. Este será el momento en que irán aparejándose y fecundando nuevos huevos. Dentro de la caja las mariposas irán muriendo, si tu intención es que vivan puedes dejarlas ir en el momento que salgan del capullo aunque de este modo no obtendrás huevos para futuros gusanos.

¿Te gustaría criar gusanos de seda? Es una experiencia que asombra a los niños al ver su metamorfosis, de huevo a mariposa de la seda. Estos gusanos tienen una larga historia ya se criaban hace 2640 años antes de Cristo en China. En otro artículo hablamos sobre cómo cuidar a un conejo Toy, hoy sobre los gusanos de seda.

Pasos para cuidar gusanos de seda

  1. Comienza su crianza en primavera

    Ciclo vital del gusano de seda

    Es cuando encontrarás hojas de morera, este árbol al ser de hoja caduca pierden sus hojas en otoño. Si tienes huevos de gusanos de seda tendrás que conservarlos en un recipiente en la nevera para que las larvas no eclosionen al notar el frío. Si las larvas eclosionan y no tenemos morera para darles de comer morirán. No vale darles otras hojas verdes, necesitan morera. Este proceso es mejor lo hagas en otoño en espera de marzo que es cuando las moreras comenzarán tener de nuevo hojas.

  2. Atención a la temperatura

    Los huevos eclosionan si están a una temperatura cálida entre 24 y 29 grados. Si los mantienes a 5 grados en la nevera ralentizaremos su eclosión, algo que se suele hacer si aún no tenemos morera disponible. A la temperatura correcta los huevos tardan alrededor de una semana en eclosionar.

  3. Traslado de los huevos


    Una vez eclosionen los pondremos en un táper común forrado con papel de cocina y hojas de morera. En la tapa hay que hacer un par de agüeros para que tengan oxígeno.

  4. Cuando el táper se quede pequeño

    Los gusanos de seda irán creciendo. Cuando el táper se quede pequeño puedes pasarlos o a una caja de camisas o zapatos que suelen ser bastante amplias. Forra el fondo con papel de cocina y coloca las hojas de morera para que los gusanos tengan su alimento a mano. Cuando ya sean algo más grandes los puedes mover para cambiar las hojas o el papel del fondo del recipiente, pero algo con cuidado son frágiles.

  5. Alimentación


    Solo sirve la morera y tienes que cortar las hojas según el tamaño de los gusanos, cuando son más pequeños en trocitos de menor tamaño. Si vives en un lugar muy caluroso habrá que cambiar las hojas de morera cada 12 horas ya que se secarán.

  6. ¿Cómo conseguir hojas de morera?

    Algo prioritario si quieres criar gusanos de seda. Puedes encontrar este tipo de árboles en muchos jardines y parques de cualquier ciudad. Solo tendrás que aguzar el ingenio y seguro encuentras alguno. No debes quitar una rama pero si varias hojas de distintos árboles los suficiente para tener comida para tus gusanos. En último caso puedes comprar hojas de morera, en internet existen ofertas de unos 9 gramos por 2 euros. Otra alternativa es el llamado ‘pienso de morera’ si no quieres depender de las hojas de morera lo puedes comprar en tiendas de animales pero sale más caro que la morera.

  7. ¿Se pueden tocar o coger los gusanos?


    Ten en cuenta son frágiles, Cuando ya sean algo más grandes los puedes mover para cambiar las hojas o el papel del fondo del recipiente, pero algo con cuidado son frágiles. No los dejes al alcance de niños pequeños, advierte no deben tocarlos, salvo que tú estés con ellos, podrían dañarlos.

  8. ¿Cuándo forman el capullo?

    Los gusanos de seda cuando llegue el momento buscarán una de las esquinas de la caja para hacer el capullo. Los gusanos tardan unos 5 días en hacer el capullo de seda.

  9. ¿Qué darles de comer a las mariposas?

    Nada, las mariposas no comen nada pueden subsistir de sus propias reservas, realizarán su ciclo biológico de aparearse, poner huevos y luego mueren.

¿Te han sido útiles los pasos para cuidar gusanos de seda?

En esta página explico como cuido a mis gusanos, los materiales necesarios y algunos trucos.
Una de las primeras dudas que te pueden surgir cuando tienes gusanos de seda es sobre la alimentación. ¿Qué comen los gusanos de seda?
1. ALIMENTACIÓN
Los gusanos de seda solo comen hojas de morera. No se les debe suministrar nada que no sean hojas de morera (Hay mucha gente que piensa que también pueden comer lechuga, pero es falso. No sobreviven más de dos días). Lo primero es localizar una morera de la que abastecerte. Busca en los parques, jardines, o en algún descampado. Si no encuentras es bastante complicado criar. Puedes alimentarles con pienso (yo nunca lo he probado, pero parece que da buenos resultados). Hay otra especie de árbol, Maclura Pomífera. No se que resultados dará.
Un vez tienes localizada una morera solo tienes que ir cogiendo hojas. Debes tener en cuenta que el tamaño de las hojas tiene que ser proporcional al de las larvas. Cuando son recién nacidas se les debe dar brotes, mientras que cuando son mas grandes se les debe dar hojas mas gruesas y duras. No recomiendo dar brotes a los gusanos que están a punto de hacer el capullo, ya que parece que les complica un poco a la hora de expulsar líquidos.
Puedes guardar las hojas en la nevera sin problema. Simplemente mete las hojas en una bolsa y a la nevera. Pueden aguantar una semana sin problemas.
Algo muy importante es estar seguros de que la morera no está fumigada.
2. HABITÁCULO
Tradicionalmente, los gusanos de seda se han criado en cajas de cartón, pero últimamente se han diseñado nuevos habitáculos, ideales para las distintas etapas de las larvas.
a. Tuppers
Los tuppers son el primer recipiente por el cual deben pasar los gusanos. Deben permanecer allí hasta la tercera edad. Sirve cualquier tupper que se tenga por casa, con algún agujero en la tapa y un papel absorvente (papel de cocina, sevilletas..) en la parte de abajo. Yo prefiero ponerlos en tuppers transparentes, así les entra algo de luz y puedo verlos sin tener que abrir el tupper.
Los tuppers son ideales para esta etapa porque guarda bien la humedad, con lo cual los brotes no se secan tan pronto como en una caja de cartón.
Hay que prestar especial atención a la limpieza, para que no salgan hongos.

Larvas recién nacidas en un tupper
b. Torres
Las torres son ideales para cuando no tienes demasiado espacio, y tienes un gran número de razas. Son torres con cajones de plástico. Se pueden dejar un poco abiertas, y se debe colocar un papel absorbente en el suelo. Se pueden comprar en cualquier bazar chino o supermercado. Hay de distintos tamaños, lo cual viene ideal para las distintas edades y cantidades de gusanos de seda. Se pueden tener en las torres a los gusanos durante todo el estadio larvario, aunque hay que tener mucho cuidado con la humedad cuando los gusanos son grandes.

Torre con cajones muy pequeños. Ideal para cuando son recién nacidos.
Cuando hacen la segunda muda, y es la hora de cambiarlos del tupper a otro habitáculo, hay varias posibilidades. Estas son algunas.
c. Cajas de cartón
Es lo más tradicional. En el fondo se tiene que poner un papel absorbente, y se puede dejar tapada o destapada. En el caso de que se deje tapada, se debe hace agujeros a la tapa. Se puede poner una rejilla en la tapa para que entre luz.
e. Cajas de fresas
Es uno de los habitáculos más prácticos desde mi punto de vista, aunque requiere un poco más de elaboración.
Una vez tienes la caja de fresas, se le debe retirar la parte de abajo, y sustituirla por una malla, que no sea tan grande como para dejar que caigan las larvas, pero que deje que caigan las heces. La caja, como tiene unos pequeños tacos de madera, esta levemente elevada, y las heces pueden caer a una bandejita que se debe poner debajo.
De ver en cuando caen gusanos, por lo que se debe poner una hoja en la bandeja por si acaso. Como no están cerradas, se pueden escapar (aunque no suelen hacerlo cuando tienen morera).
Blancos de Bagdad variedad negra en el cajas de fresas
Una vez que han terminado la etapa larvaria, también se necesitan otros habitáculos para facilitar el hilado. En una caja se pueden añadir los siguientes accesorios, nada fuera de lo normal, cosas sencillas que se pueden encontrar por casa.
f. Tubos de papel higiénico o de cocina (se pueden partir transversalmente, o longitudinalmente)
g. Cucuruchos de papel (Como el nombre dice, se hace un cucurucho con un trozo de papel
h. Ramas (Es lo más natural. Los gusanos aprovechan cualquier recoveco para encapullar.
Cebrados haciendo sus capullos entre las ramas
i. Hueveras (Los gusanos hacen los capullos donde irían los huevos)
Capullos en las hueveras
j. Celdas o casillas (Se hacen con tiras de cartón, madera… Formando celdas de aproximadamente 3 o 4 cm x 2 cm. Una vez pasan cuatro o cinco días, se pueden quitar los capullos de su sitio, y ponerlos en una caja hasta que nazcan las mariposas. Una vez vallan saliendo las mariposas, y haya parejas, se puede hacer lo siguiente:
k. Se prepara un papel donde las mariposas vallan a poner los huevos. Se dejan un par de centímetros por arriba para poner las notas que hagan falta (raza…). Debajo se dibujan cuadrados de más o menos 7cm de lado, donde se dejará a las mariposas que copulen, y las hembras pongan ahí los huevos. Para que no los pongan por donde quieran, se debe colocar un vasito.
3. LIMPIEZA
La limpieza es muy importante para que no aparezcan hongos y otras enfermedades. Hay que empezar poniendo una servilleta o un trozo de papel de cocina en el fondo de la caja, tupper… Así todos los desechos líquidos que expulsen los gusanos no estropearan el habitáculo.
Cuando están en los tuppers, o en las torres, se deben cambiar cada día. Se deben coger los gusanos, y tirar las heces, hojas secas y el papel. En los otros recipientes no es necesario cambiarlos todos los días (aunque es recomendable), pero si cada dos días. En las cajas de fresas en mucho más fácil cambiarlos, ya que las heces caen a la bandeja.

Para cogerlos, en las primeras etapas (primera, segunda) se deben coger con un palillo. Cuando ya son más grandes, con la mano Tened cuidado si tenéis perro y tiene collar antipulgas o pipeta. El insecticida se queda en las manos y al tocar a los gusanos mueren. Hay que lavarse las manos antes de tocarlos.
4. CUIDADOS DE LAS MARIPOSAS Y HUEVOS
Las mariposas, al contrario que los gusanos de seda, no comen nada, por lo tanto ni requieren casi cuidados. Si tienes muchas mariposas, puedes hacer lo que he mencionado antes en el apartado de habitáculos. Se hacen las hojas y así tienes las puestas más organizadas. Puedes poner notas individuales en cada puesta.
Si quieres conservar tus gusanos para el año que viene, tendrás que guardar los huevos. Si no tienes calefacción en alguna habitación sin calefacción, déjalos ahí. Si tienes calefacción mételos en la nevera para simular la hibernación. Yo sigo el siguiente procedimiento:
1. Corto los papeles de las puestas en puestas individuales.
2. Envuelvo las puestas en papel de cocina o servilletas. Utilizo este papel porque es transpirable. Grapo los laterales del papel para que no se salgan del papel.
3. A finales de noviembre se meten en la nevera. Ten en cuenta que no pueden pasar más de seis meses en la nevera. Si tienes pocas puestas puedes dejarlas debajo de la huevera. Si tienes más, mételos en un tupper.
No recmiendo dejarlos en la calle en invierno. Puede bajar la temperatura demasiado, por lo que todos mueren, se pueden activar antes de tiempo, o puede que sufran el ataque de algún animal (hormigas…)
IMPORTANTE: EN CASO DE TENER VARIAS RAZAS, ES NECESARIO TENERLAS BIEN IDENTIFICADAS EN TODOS SUS ESTADIOS

Os damos los trucos para que vuestros gusanos de seda vivan felices

Criar gusanos de seda en casa es un plan sencillo y muy instructivo para los peques: tienen que responsabilizarse de la limpieza de su casita, de alimentarles, de cuidar su pequeño hábitat… y, a cambio, los bichitos les enseñan su ciclo vital. En este artículo os damos algunos trucos para criar gusanos de seda en casa.

La mejor casa para los gusanos de seda es una caja de zapatos. La porosidad del cartón y a la vez su dureza evitan que con la humedad de las hojas y la temperatura ambiente se produzca la fermentación de los residuos. Cuando esto ocurre, aparecen hongos y bacterias y, aparte de generar muy mal olor, pueden acabar con la vida de los gusanos en pocos días.

Aunque depende del tamaño de la caja, calculad que en una de tamaño normal pueden vivir una docena de gusanos, no más, porque necesitan también un poco de espacio para luego poder hacer los capullos sin que se amontonen unos sobre otros y para vigilar su correcta alimentación.

Se les pueden echar hojas de morera dos veces al día, calculando más o menos dos hojas por gusano (del tamaño de la palma de la mano), aunque esto no es una regla fija, sino que depende del tamaño del gusano y, por supuesto, de la hoja de morera.

Cómo conservar las hojas de morera

Tanto si compras hojas de morera, como si la recolectas, hay que conservarla fresca

Cuando tengas la oportunidad de acumular hojas de morera, porque las has cogido de un árbol o las has comprado (aquí puedes ver dónde comprar gusanos de seda y hojas de morera), debes conservarlas del mejor modo posible para que te duren varios días. Debes almacenarlas pulverizadas con agua dentro del frigorífico (de esta forma te durarán algo más de una semana). No se te ocurra meter las hojas en agua, porque se pudrirían. Eso sí, al dárselas, deben estar secas, así que sácalas 15 o 20 minutos antes de dárselas a los gusanos. Cuando las hojas se secan, los gusanos ya no las quieren, así que no tiene sentido que hagas acopio de hojas si no tienes cuidado después para mantenerlas de la forma adecuada, no lo olvides.

Si te gustan estos insectos, aquí puedes leer un poco sobre la historia de los gusanos de seda o informarte sobre la vida y metamorfosis del gusano de seda, también puedes leer nuestra experiencia con la cría de los gusanos de seda.

Categoría: Ciencia para niños, Planes gratis Etiquetas: curiosidades para niños, gusanos de seda

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *